Está en la página 1de 4

La Baraja Oráculo Kipper

Susanne Kipper diseñó en 1870, 36 cartas para realizar sus propias predicciones, y para ello
tomó como referencia el estilo de la baraja Petit Lenormand, cartas con las que aprendió a
realizar las lecturas de Tarot.
Se creó cierta reputación como tarotista en Berlín y cuando se mudó con su familia al sur de
Alemania, en la región bávara, eligió diseñar sus propias cartas con motivos bávaros porque la
guerra franco-alemana estaba en su máximo apogeo y los alemanes no toleraban nada que
tuviese origen francés.
La baraja Kipper representa un oráculo en sí mismo y han alcanzado con el paso del tiempo
gran reconocimiento entre los tarotistas.
Los dibujos de las cartas Kipper poseen cierto aire decimonónico y su mayor rasgo a destacar es
que abunda la presencia de figuras humanas, vestidas al estilo alemán de la época en la que
fueron creadas. También suelen representar pasajes de la vida cotidiana. Sus imágenes dotadas
de un lenguaje sencillo y cercano, facilitan la lectura y la interpretación.
A diferencia de la baraja Petit Lenormand, sus cartas no poseen ni corazones, ni diamantes, ni
tréboles, ni picas, elementos típicos del naipe francés. Es por ello que configuran unas cartas
excepcionales con las que se puede realizar una lectura fácil y amena para conocer el estado o
situación específica del consultante. Existen varias versiones actualizadas de la baraja Kipper,
pero en todas se conserva la esencia de la original. Siempre van numeradas del 1 al 36.
Significados de cada carta de la Baraja Oráculo Kipper
 Las cartas 1 y 2 representan al consultante masculino y al femenino.
 Las cartas 3 y 4 hablan de relaciones, encuentros, citas románticas, eventos sociales y contactos.
 Las cartas 5 y 6 simbolizan a otras personas, masculina y femenina, de mayor edad o mayor experiencia que la del
consultante.
 Las cartas 7, 8, 9 y 10 representan acciones cotidianas como recibir noticias, mudanzas, cambios en general,
desplazamientos, viajes o entrada de dinero.
 Las cartas 11, 12 y 13 simbolizan a otras personas, masculina y femenina, de menor edad o menos experiencia que
la del consultante. También representan las actitudes y tendencias del consultante con las que se pueden
relacionar.
 La carta 14 hace referencia a la salud física, emocional y mental.
 La carta 15 es el amor por excelencia.
 Las cartas 16, 17 y 18 son de gran valor positivo. Hacen referencia a la buena suerte, a la llegada de algo nuevo,
recompensas, planes e ideas.
 La carta 19 indica un final. Algo importante se acaba.
 Las cartas 20, 21 y 22 hablan de la casa, el hogar, el espacio físico del consultante, la familia y el entorno próximo.
También hacen referencia a la posición laboral y económica.
 La carta 23 alude a tomar una decisión de vital importancia.
 Las cartas 24 y 25 hablan de las pérdidas y del éxito respectivamente.
 Las cartas 26 y 27 tienen que ver con la fortuna del consultante.
 La carta 28 es para hacer un alto en el camino para reflexionar y no precipitarse.
 Las cartas 29 y 30 son cartas negativas relacionadas con el miedo, la soledad, estrés y los conflictos.
 La carta 31 previene que algo no está bien o no es correcto. Posible enfermedad.
 Las cartas 32 y 33 representan obstáculos negativos como el dolor, la tristeza, la preocupación o el engaño.
 La carta 34 habla de las actividades del consultante.
 La carta 35 indica una gran distancia en el tiempo o en el espacio.
 Y la última carta, la 36, es una carta de cierre, muy positiva, que habla de los sueños y fantasías del consultante.

También podría gustarte