Está en la página 1de 6

POTABILIZACION

La potabilización del agua es el proceso por el cual se trata el agua para que
pueda ser consumida por el ser humano sin que presente un riesgo para su
salud. Se refiere tanto para beber como para preparar alimentos.

La potabilización consiste principalmente en eliminar sustancias que resultan


tóxicas para las personas, como el cromo, el plomo o el zinc, así como algas,
arenas o las bacterias y virus que pueden estar presentes en el agua. En
definitiva, eliminar cualquier potencial riesgo para la salud de las personas.

Algo tan sencillo como abrir la llave del caño y que salga agua limpia y procesada
para el uso diario no es tarea fácil sobre todo hoy en día con el crecimiento de la
población mundial y la creciente demanda de agua, mucho más aun sabiendo
que 1.400 millones de personas carecen de agua potable en el mundo, esto
según cifras de la ONU.

Es por esta razón que el agua dulce ha sido declarado como un recurso valioso
debido a su escasez; de acuerdo con la ubicación y recursos económicos de los
distintos países, estos adoptan distintas técnicas de tratamientos de efluentes y
aguas.

Por ejemplo, en países donde la energía es barata, predomina el tratamiento de


evaporación de aguas salobres, mientras que otros países ricos en aguas
subterráneas se emplea el tratamiento de intercambio iónico. Hoy en día con el
constante avance de la tecnología actual, se han creado nuevas alternativas para
el tratamiento de aguas y efluentes, uno de los más conocidos es la ósmosis
inversa la cual ha tenido una participación a gran escala en lo que respecta a
desalación de aguas salobres, principalmente en el campo industrial, haciendo
de un complemento perfecto para los métodos anteriores.

¿CÓMO POTABILIZAR EL AGUA?

El agua se potabiliza en lo que técnicamente se conoce como una ETAP o


Estación de Tratamiento de Agua Potable. Comúnmente se suele referir a estas
instalaciones como plantas potabilizadoras.

El proceso de potabilización del agua varía en función de las condiciones


naturales del territorio. Por ejemplo:
 Si la fuente del agua es superficial (agua de un río o lago), el tratamiento
de potabilización suele consistir en un proceso de separación de ciertos
componentes del agua natural, seguido de la precipitación de impurezas,
filtración y desinfección con cloro u ozono.
 Si la fuente de agua tiene presencia de sales y/o metales pesados los
procesos de eliminación de este tipo de impurezas son más complicados
y costosos. En zonas con escasez de recursos hídricos y costeras se
puede obtener agua potable por desalinización, que se suele llevar a cabo
por ósmosis inversa o destilación.

PROCESOS PARA LA POTABILIZACIÓN

Si piensas que se trataba de un proceso sencillo, algo que nosotros mismo


podemos realizar en nuestros hogares, estás totalmente equivocado. Para que
el agua que recogemos de nuestros río o embalses sea apta para el consumo,
es necesario que pase por las siguientes etapas para su distribución:

a) Captación

Es el origen del abastecimiento. El agua bruta que proviene de los ríos, lagos,
embalses, canales, etc o de aguas subterráneas como los pozos, manantiales.
Cuanta mayor calidad tenga, menores serán los tratamientos de potabilización a
los que habrá que someterla.
En ocasiones se construyen depósitos de reserva de agua bruta, que aseguran
el suministro durante un cierto tiempo en caso de cortes de la fuente de
abastecimiento.

b) Potabilización

El siguiente paso se realiza en la planta potabilizadora y es emplear todos los


tratamientos que necesarios para que el agua sea apta para el consumo humano
y pueda beberse con garantía de calidad. La desinfección es el tratamiento más
importante.

c) Almacenamiento

Este paso es muy importante ya que una vez el agua tratada debe conservarse
en depósitos debidamente protegidos, bien conservados y limpios. Por lo general
se construyen depósitos elevados para asegurar la distribución por gravedad
desde el depósito de almacenamiento de agua tratada.

d) Distribución y transporte

Para evitar las menores pérdidas posibles y así evitar su contaminación, en las
redes de abastecimiento y suministro de agua deben circular las menores
pérdidas posibles y circular por el suelo a mayor altura que las redes de aguas
residuales

e) Vigilancia y control

Se realizan análisis químicos y biológicos de diversos parámetros del agua para


asegurar su calidad y potabilidad tanto a la salida de la planta como en diversos
puntos de la red de abastecimiento.

f) Usos urbanos

Domésticos, industriales, públicos…


PROCESO DE POTABILIZACIÓN DEL AGUA EN PASOS

A pesar de que como hemos visto los procesos de potabilización son variados
en función de la situación, vamos a exponer a continuación una serie de pasos
que suelen ser recurrentes:

1. PRETRATAMIENTO DEL AGUA

El primer paso consiste en eliminar sólidos de gran tamaño. Se suele colocar


una reja para evitar que se filtren peces o ramas. Después, con la ayuda de un
desarenador se separa la arena del agua para evitar que pueda dañar las
bombas de la planta potabilizadora. En esta etapa también es habitual una
predesinfección para destruir algunas sustancias orgánicas.

2. COAGULACION – FLOCULACION

Este método comprende en adherir sustancias como sulfato de alúmina o


polielectrolitos causa que partículas con idéntica carga eléctrica, que de manera
natural se repelen y no sedimentan, en este caso se desestabilicen, coagulen y
formen flóculos capaces de sedimentar.

Las bombas de baja presión transportan el agua hasta una cámara de mezcla,
donde se incorporan los componentes que potabilizan el agua. En esta fase del
proceso de potabilización se ajusta el pH mediante la adición de ácidos o de
álcalis y se añaden al agua agentes coagulantes.

3. DECANTACION
En el decantador se separa por gravedad las partículas en suspensión que
transporta el agua. Los sedimentos nocivos más densos se quedan en el fondo,
donde se eliminan y los menos densos continúan disueltos en el agua decantada.

4. FILTRACION

Las aguas previamente decantadas se hacen pasar por un medio poroso,


quedando retenidas partículas sólidas en suspensión de diferentes tamaños en
función de las características del filtro. En general no consiguen eliminar
elementos disueltos como los contaminantes químicos, pero sí muchas
sustancias que le dan turbidez al agua, incluso huevos de parásitos.

Los filtros más utilizados en potabilización son los de arena y los de carbón
activado (estos últimos además pueden eliminar diversos contaminantes por un
proceso químico llamado adsorción). Pueden ser filtros abiertos, que filtran por
gravedad, o filtros cerrados, a presión.

5. DESINFECCION DEL AGUA

Finalmente, se añade cloro para eliminar cualquier tipo de bacteria o virus. Si se


quieren eliminar agentes patógenos de aguas subterráneas o manantiales
naturales, se puede conseguir también a través de la irradiación de rayos
ultravioletas o con la aplicación de ozono, por ejemplo.

Se emplean muchos productos tales como dióxido de cloro, cloro gas, hipoclorito
sódico, hipoclorito potásico. Por último, otro sistema de desinfección, aunque
menos utilizado, es la ozonificación.

Con frecuencia se realiza una precloración, antes de la decantación, que sirve


para oxidar la materia orgánica presente en el agua y disminuir su concentración.
Posteriormente se realiza una postcloración que garantice la desinfección y la
presencia de cloro en la red de distribución.

6. ANALISIS

Una vez finalizado el proceso en la ETAP, es imprescindible realizar diversos


análisis del agua para asegurarse de que el proceso de potabilización ha sido
exitoso. El agua potable debe ser incolora, inodora e insípida y cumplir con la
reglamentación vigente de cada país.
PROCESO DE POTABILIZACION DEL AGUA