Está en la página 1de 5

Cuáles Son Los Principios Lógicos Universales

1- EL PRINCIPIO DE IDENTIDAD.

El principio de Identidad fue formulado por primera vez como parte de una teoría de la realidad
del “ser”.

Ese principio afirmaba algo tan general como que “El ‘ser’ es”; esto puede ser explicado
diciendo que “todo objeto es idéntico a sí mismo”.

Estas afirmaciones no son todavía lógicas, pero con el tiempo, se reflexiono sobre las
implicaciones lógicas de ese principio, logrando la formulación lógico-formal del primer principio.

Esa formulación consistió en la afirmación de la verdad de un juicio cuyo objeto sea idéntico al
predicado (ese tipo de juicio se ha llamado “juicio analítico”). El primer principio lógico se ha
resumido con la fórmula:

“A es A”

En el principio de identidad “todo objeto es idéntico a sí mismo”, por tal motivo en términos
físicos se puede aplicar a las cosas tangibles; en lo que respecta a las ideas, se puede tener
por entendido lo siguiente: “Todo pensamiento es idéntico al pensamiento mismo”. Es claro que
hablando de los pensamientos se puede llegar a la conclusión, de que dicha idea no pueda ser
cuestionada por otra idea, ya sea marginal o complementaria. El concepto que se establece
debe ser como: “el pensamiento existe” y pensamos en ello sabiendo que para pensar en ello
hacemos uso de la idea misma, del pensamiento.

2. EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN.

Este principio ha sido llamado tradicional e incorrectamente “principio de


contradicción”, cuando lo que se enuncia es la imposibilidad de contradicción en el
pensamiento.

Se trata del principio fundamental de la Lógica clásica que descarta cualquier


posibilidad de contradicción en el pensamiento y en la realidad (esta implicación ha
sido y es uno de los obstáculos más fuertes que ha encontrado toda consideración
dialéctica de la realidad y el pensamiento).

La forma más plena del segundo principio es la que se refiere a la no-contradicción


entre dos juicios, tal como se expresa en la fórmula:

“’A es A’ y ‘A no es A’ no son ambos verdaderos”


que se lee: El juicio ‘A es A’ y su contradictorio, el juicio ‘A no es A’ no pueden ser
verdaderos a la vez.

La forma original de este segundo principio es también ontológica y se formulaba


de la siguiente manera: “El ser es y no puede a la vez no ser”.

Podemos decir con esto, que una cosa no puede ser roja y blanca al mismo tiempo,
o cuadrada o redonda al mismo tiempo; puede ser roja y después blanca, pero no
al mismo instante, y de igual forma pueden ser cuadradas primero y redonda
después, pero no en el mismo instante.

3- EL PRINCIPIO DE EXCLUSIÓN DEL TÉRMINO MEDIO.

Como un complemento necesario del principio de no contradicción, se formula el


principio de exclusión del término medio.

En su forma original, se refería también a una estructura de la realidad y consistía


en la afirmación de que no hay término medio entre el “ser” y el “no-ser”.

En su forma lógica, este principio debe entenderse como afirmando que dos juicios
contradictorios no pueden ser ambos falsos, tal como se sintetiza en al fórmula:

“’A es A’ y ‘A no es A’ no son ambos falsos” que se lee:

El juicio ‘A es A’ y su contradictorio, el juicio ‘A no es A’ no pueden ser falsos a la


vez.

Conforme a este principio, cuando dos juicios se oponen, uno debe ser verdadero y
el otro falso, excluyendo una tercera posibilidad que pueda establecer la verdad o
falsedad de los dos anteriores. Como consecuencia en un juicio, solo podemos
afirmar o negar su falsedad o verdad, no existe una tercera posibilidad; o en otras
palabras entre verdad o falsedad no existe un término medio.

“Julio es hombre”

“Julio no es hombre”

Cuando excluya una, la otra será verdadera.


4- EL PRINCIPIO DE RAZON SUFICIENTE.

“Todo objeto debe tener una razón suficiente”, (Es esta la contribución que
Guillermo Leibnisz aporto a la lógica formal),”Toda cosa debe tener una causa que
explique en forma suficiente su existencia” y “Todo pensamiento debe encontrar un
principio en el que su validez se apoye suficientemente”, La razón suficiente,
enmarca el método que las ciencias deben seguir para explicar cada uno de los
pensamientos, fenómenos o hechos, que requieran de la explicación misma. O en
forma clara consiste en descubrir las ideas en que descansa el pensamiento y
forzará a que cada una busque una razón que la explique en forma suficiente.
Constituye el complemento de los otros tres principios lógicos.

Este principio plantea la necesidad de justificar los conocimientos de una forma


razonada, es decir, ordenada y lógica. Sólo es verdadero aquello que se puede
probar suficientemente, basándose en otros conocimientos o razones ya
demostradas.

Por ejemplo cuando se dice que “ el todo es mayor que las partes”, esta afirmación
es un conocimiento verdadero, puesto que se ha comprobado que una parte es
menor que el todo, ya sea por la experiencia o por pura intuición.
Principio de Razón Suficiente

El principio de razón suficiente forma parte de los cuatro principios lógicos supremos
que rigen el proceso del pensamiento, y se llaman así dado que, en principio, no
necesitan ser demostrados porque en sí mismos son evidentes… Quisiera haber
sido yo quien dijera esto, pero no fue así, ha sido obra del filósofo Wilhelm Leibniz
(1646-1716).

Este principio nos dice que “todo objeto debe tener una razón suficiente que lo
explique”. Lo que es, por alguna razón, “nada existe sin una causa determinante”.
El principio de razón suficiente nos da respuesta a una exigencia natural de nuestra
razón, según la cual nada puede ser nada más “porque sí”, pues todo obedece a
una razón.

Según Leibniz, nuestros razonamientos están fundados sobre dos grandes


principios: el de contradicción, en virtud del cual juzgamos falso lo que implica
contradicción, y verdadero, lo que es opuesto o contradictorio a lo falso, y el de
razón suficiente, en virtud del cual consideramos que no podría hallarse ningún
hecho verdadero o existente, ni ninguna enunciación verdadera, sin que haya una
razón suficiente para que sea así y no de otro modo.

Lo que esto nos quiere decir es que todo tiene una razón de ser. Lo increíble es que
en estos principios —en principio— evidente, nos cuesta media vida resolver la
evidencia, y dejar de insistir en que algo sea lo que no es, o no sea lo que es…
seguro le ha pasado, porque nadie se conforma, desde niño, con un porque si o
porque no, todos necesitamos explicaciones que nos permitan comprender y acallar
los cuestionamientos que nuestra propia mente no puede responder, a pesar de las
evidencias.

Así, uno puede vivir de contradicciones o de razones suficientes, y le digo vivir,


porque, al final, uno se convierte en lo que cree, y para llegar a creer debemos haber
razonado la validez de lo que nos rodea, y para llegar a validar algo tendremos que
haber descartado aquello que nos es contradictorio… así que, al final, vivimos, —o
debería bastarnos para vivir— con razones suficientes… Y resulta increíble la
importancia que merecen nuestras propias evidencias, para poder reconocer,
valorar y creer. Le digo esto para que dejemos de una vez por todas de acallar esa
voz interna que nos dicta la razón, porque no es simple cuestión de apreciación o
instinto, sino más bien se trata de evidencias que le ofrece su razonamiento
resolver, así que resuelva.
Principio de contradicción

Ley de la lógica, según la cual dos proposiciones A y A que se niegan (Negación)


una a la otra no pueden ser al mismo tiempo verdaderas. El primero en formular
dicha ley fue Aristóteles. El principio de contradicción puede enunciarse también del
modo siguiente: la proposición A no puede ser al mismo tiempo verdadera y falsa.
Su notación simbólica es: A ⋅ A, donde ⋅ es signo de conjunción, y el trazo encima
de los símbolos es signo de negación. El principio de contradicción desempeña un
importante papel en el pensar y en el conocer. El razonamiento o la teoría científica
en que se den contradicciones formales resultan inconsistentes. El principio de
contradicción constituye un reflejo del carácter cualitativamente determinado de los
objetos en el pensamiento, refleja el simple hecho de que si hacemos abstracción
del cambio de un objeto, éste no puede poseer al mismo tiempo propiedades que
se excluyan mutuamente.

Ley de la lógica que dice que dos proposiciones que se niegan (Negación)
recíprocamente no pueden ser auténticas ambas a la vez. Aristóteles dio la primera
formulación de dicha ley. La ley de contradicción puede formularse también de la
siguiente manera: una proposición no puede ser a la vez auténtica y falsa. La
penetración de las contradicciones formales en el razonamiento o en la teoría
científica los hace inconsistentes. La ley de contradicción es el reflejo en el
pensamiento de la determinación cualitativa de los objetos, del hecho tan sencillo
de que si nos abstraemos del cambio del objeto, éste no puede poseer a la vez
propiedades mutuamente excluyentes.