Está en la página 1de 3

Retos actuales en el contexto escolar

López, M.

“La educación es el encendido de una llama no el llenado


del recipiente” (Sócrates).

Hace unos años cuando existía la tecnología, cuentan nuestros abuelos que ir al
colegio era una bendición, ya que muchos no contaban con los recursos para hacer parte
de él. A pesar de que se vivía en una época con menos recursos las personas amaban
aprender, no importa si el tablero era una piedra o un pedazo de madera, lo único que
les interesaba era adquirir conocimientos valiosos para ellos, los cuales hoy en día se
ven reflejados al ser personas con valores, habilidades y con cultura; en la antigüedad
se estudiaba para ser personas integras.
¿La tecnología ha perjudicado la educación?
Al pasar el tiempo nos damos cuenta que la tecnología ha avanzado de tal manera
que los alumnos ven aburridas las clases y divertidas las redes sociales. Es por eso que
es de vital importancia cambiar esa mentalidad que se tiene del colegio y que aprendan
que “La tecnología no reemplaza al maestro” (Viceministra, Hoyos María Carolina).

Tomando esta frase como iniciativa, puesto que, en la vida se necesita educación
para poder sobrevivir, hoy en día se necesita conocimiento hasta para coger una escoba
por decirlo así. La tecnología es buena siempre y cuando le sepamos sacar el mejor
provecho para adquirir nuevos conocimientos, sin embargo, es bueno tener en cuenta
que la actualidad la educación y la tecnología van de la mano.

Es por esto que las clases, el maestro, la educación, el colegio deberían ser algo
de nuestro agrado y no algo soporífero ni monótono. En la actualidad ir al colegio es una
obligación más, muchos lo hacen porque los padres se los imponen y no porque
verdaderamente les llame la atención.

Sin embargo, cabe resaltar que los alumnos tienen la razón, el currículo escolar
hoy en día es algo muy rutinario pero no se puede dejar de lado que “que el currículo es
partitura de la cultura escolar en contenidos y formas pedagógicas, y los profesores y

Mileidy López, estudiante de Psicología, Politécnico Grancolombiano.


alumnos son los interpretes que lo desarrollan manifestando su estilo personal” (Gimeno
Sacristán, 1989).

Es decir, el currículo hace referencia a una carrera, dirección de vida donde los
profesores deben buscar que ese recorrido sea agradable, satisfactorio y rico en
conocimiento, el cual solo se quiera educar de una manera didáctica, que los alumnos
encuentren el verdadero significado del colegio (educación) el cual se ha perdido a través
del tiempo con la aparición de la tecnología.

Pues no se están formando personas, sino maquinas que solo tienen la


mentalidad de ir al colegio porque les toca o porque quieren ganar plata.

Si tomamos como referencia a la tecnología como una herramienta que ayuda a


obtener y difundir la información dando así mayor valor al conocimiento y al saber de las
personas de seguro las clases, la educación no sería menos importante que las redes
sociales.

Por otro lado, “los docentes tienen la responsabilidad de fortalecer habilidades


cognitivas de los estudiantes a fin de que ellos puedan construir y descubrir un
conocimiento relevante y significativo que los involucre en un proceso de investigación y
cuestionamiento disciplinado y que les sirva en situaciones escolares y de la vida diaria”
( Gestión del conocimiento. Una exigencia actual. Lima. Derrama Magisterial e Infodem,
2009).

Los docentes en la actualidad deben cumplir el rol de promotores a que los


alumnos aprendan y desarrollen habilidades que ya no se encuentran en las personas,
muchas personas deben salir del colegio a desarrollar esas habilidades ya que en los
colegios los docentes se están dedicando a una temática sin ninguna atracción, se están
pegando a unos libros, a unas fotocopias o muchas veces a que los alumnos sea ellos
mismos los que investiguen sobre algo que ni ellos han explicado, el trabajo de la
educación también debe ser parte importante para los alumnos que sean ellos los que
quieran aprender , de tener una iniciativa, una motivación clara que los impulse a estudiar
por su propia voluntad.

Llegando así a la conclusión que el maestro debe ser la persona que fomente el
trabajo colaborativo, creatividad, que desarrolle autoestima, superación y perseverancia
y que el alumno debe ser el que establezca sus metas para así despertar una motivación
y amor por el aprendizaje. También, saber que la tecnología si la sabemos usar a nuestro
favor seguramente vamos a aprender más de lo que pensamos.

Terminando con la frase: “La educación es el gran motor del desarrollo personal.
Es a través de la educación como la hija de un campesino puede convertirse en una
médica o el hijo de un minero convertirse en el jefe de la mina” (Nelson Mandela).

Mileidy López, estudiante de Psicología, Politécnico Grancolombiano.


La educación aparte de llenarnos de valores, nos vuelve personas integras, el cual
donde despertemos el amor por la educación, nunca vamos a encontrar una cima que
nos impida seguir aprendiendo.

Referencias:

Viceministra, Hoyos María Carolina


http://www.mintic.gov.co/portal/604/w3-article-6019.html
Gimeno Sacristán. 1989.
www.colombiaaprende.edu.co/html/mediateca/1607/articles-170863_archivo.doc

Gestión del conocimiento. Una exigencia actual. Derrama Magisterial e Infodem.


2009.

http://web.b.ebscohost.com.loginbiblio.poligran.edu.co:2048/ehost/pdfviewer/pdfvi
ewer?sid=79aadcb7-bf0e-4b6b-8773-
e424de48f896%40sessionmgr104&vid=8&hid=106

Mileidy López, estudiante de Psicología, Politécnico Grancolombiano.