Está en la página 1de 12

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA


DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
MAESTRÍA EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
MENCIÓN ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA

ADMINISTRACIÓN DE INSTITUCIONES
EDUCATIVAS (974)

INFORME I

ELEMENTOS ADMINISTRATIVOS QUE FUNDAMENTAN LA EMPRESA


EDUCATIVA BAJO LA TEORIA DEL SISTEMA

Maestrante:

Lcdo. Arturo Luís Briceño Ángel


Centro Local Trujillo

Tutor: MSc. Arturo Lugo

Trujillo, 18 de octubre de 2019


INTRODUCCIÓN

La administración se refiere a los procedimientos de una actividad y la forma


como se realiza esta; en este sentido, según Tort i Raventós (2011) la
administración es el control y manejo de los recursos materiales y humanos para
ponerlos al servicio de los grandes fines y aspiraciones determinados por la política
educacional. Esta concepción educacional de la administración parte de la actividad
de manejo de los recursos materiales y humanos en el contexto educativo, sin
embargo, la disciplina administrativa como conjunto de procesos y actividades de la
empresa, hacen parte de dicho manejo de recursos materiales en el contexto
educativo.
Entonces, el concepto administrativo en el campo educativo, desborda el
ámbito empresarial y amplía sus acciones a actividades propias de la dinámica
educativa, tales como, los procesos, proyectos, prácticas y estrategias pedagógicas
que hacen posible el acto educativo en función de la educación en el contexto
político. Por tanto, la Institución escolar debe ser concebida como un sistema que
adopta una estructura determinada por su interacción con otros sistemas, con los
que mantiene una permanente, y productiva, interacción. La escuela ha de ser
considerada un sistema dinámico en permanente evolución, en cuya configuración
influye, decisivamente, un mecanismo de ajuste permanente a su entorno, a sus
exigencias y requerimientos.
En este sentido, la aplicación de la Teoría General de Sistemas al análisis de
la estructura y funcionamiento de las instituciones escolares viene a ser un
importante instrumento para el estudio de la estructura y el comportamiento de las
organizaciones, la cual permitirá renovar, y racionalizar, las soluciones actualmente
existentes en materia de organización escolar, y de estructuración del propio
sistema educativo.
En consecuencia, la Teoría de Sistemas puede ser utilizada como
metodología integradora para las ciencias físicas, biológicas y sociales (instrumento
para la formación de científicos), y como referencia para una composición de la
teoría organizacional actual, ya que alcanzar un determinado objetivo con eficiencia
y a bajo costo, requiere encontrar uno o varios caminos para lograrlo y a la vez
considerar potenciales soluciones a veces complejas. Es concebida como una
disciplina científica que actúa de manera ordenada para conseguir un determinado
objetivo, enuncia principios válidos para los sistemas en general, indistintamente de
los elementos que lo componen y las relaciones que posean entre ellos, por ello es
considerada como la ciencia general de la totalidad.
DESARROLLO

El enfoque de sistemas para la administración se fundamenta en la teoría


general de sistemas. Ludwig von Bertalanffy, científico que trabajó principalmente
en las áreas de la física y de la biología, ha sido reconocido como el fundador de la
teoría general de sistemas. Bertalanffy elaboró una teoría interdisciplinaria capaz de
trascender los problemas exclusivos de cada ciencia y de proporcionar principios
(sean físicos, biológicos, psicológicos, sociológicos, químicos, etc.) y modelos
generales para todas las ciencias involucradas, de forma tal que los
descubrimientos efectuados por cada ciencia pudieran ser utilizados por los demás.
“La Teoría General de Sistemas se concibe como una serie de definiciones,
de suposiciones y de proposiciones relacionadas entre sí por medio de las cuales
se aprecian todos los fenómenos y los objetos reales como una jerarquía integral
de grupos formados por materia y energía; estos grupos son los sistemas”1.
Bertoglio (1994), denomina a la Teoría General de Sistemas como ‘‘El esqueleto de
la ciencia”, en el sentido de que esta teoría busca un marco de referencia a una
estructura de sistemas sobre el cual “colgar” la carne y la sangre de las disciplinas
particulares en el ordenado y coherente cuerpo de conocimientos”.
En tanto, la Teoría General de Sistemas, más que teoría se trata de una
concepción estructurada o metodología que tiene como propósito estudiar el
sistema como un todo, de forma íntegra, tomando como base sus componentes y
analizando las relaciones e interrelaciones existentes entre éstas y mediante la
aplicación de estrategias científicas, conducir al entendimiento globalizante y
generalizado del sistema.
La Metodología General de Sistemas reúne los elementos necesarios para
difundir y hacer extensiva su propia aplicación, es una metodología que permite
elaborar modelos y pronosticar como se comportarán antes de su puesta en marcha
mediante la aplicación de procesos de simulación, permitiendo seleccionar la mejor
alternativa a la problemática analizada. Entre las características más relevantes de
esta metodología, se pueden mencionar las siguientes:

1
la Metodología de Sistemas y la Solución de Problemas Sociales. ICESI Publicación Nº 1.1980
- Totalizante: se centra constantemente en la búsqueda de los objetivos totales en
oposición a los resultados parciales. Es una metodología que aborda el problema
como un todo, tomando en cuenta todos sus componentes y parámetros a la vez,
evitando de esta manera caer en error al verse influenciada por elementos
distractores.
- Organizada: la metodología de sistemas requiere de la aplicación de gran cantidad
de recursos de todo orden como económicos, humanos, técnicos e información;
para lo cual se necesita una óptima organización de los mismos, de tal manera que
el sistema completo represente un adecuado ensamble y logre el objetivo planteado.
- Pragmática: induce a la acción, a satisfacer necesidades reales por medio de una
adecuada toma de decisiones en el momento apropiado, como mecanismo para
conjurar una problemática.
- Creativa: debe centrar sus esfuerzos primero que todo al logro de los objetivos y
de las metas, antes que dedicarse a implementar los métodos.
- Crítica: se deben revisar continuamente los objetivos del sistema y redefinirlos en
caso de que se presenten desviaciones. Los datos relevantes se deben diferenciar
de los datos no relevantes.
- Optimizable: Busca la mejor solución a la problemática en estudio, a través del
conocimiento que existe entre todos sus componentes y las posibles interrelaciones.
- Interdisciplinaria: un grupo capaz de manejar la metodología de sistemas debe
estar integrado por profesionales de diferentes áreas del conocimiento como físicos,
químicos, matemáticos, ingenieros, sicólogos, sociólogos, administradores y
economistas entre otros. Los interdisciplinarios son generalistas, capaces de reunir
habilidades, destrezas y crear un sentido unificador de sus relaciones.
En este sentido, los empresarios, industriales y universidades, deben trabajar
interinstitucionalmente en proyectos conjuntos de investigación, no obstante, la
dificultad de esta labor, ya que los lenguajes, tiempos y costos empleados en las
universidades son diferentes a los utilizados en las distintas empresas.
Fundamentos de la Teoría General de Sistemas

La Teoría General de Sistemas se fundamenta en tres premisas básicas a


saber:
1. Los sistemas, existen dentro de sistemas. Hay una jerarquía de sistemas:
suprasistema, sistema y subsistema. Las moléculas existen dentro de células, las
células dentro de tejidos, los tejidos dentro de los órganos, los órganos dentro de
los organismos, los organismos dentro de las colonias, las colonias dentro de
culturas rientes, las culturas dentro de conjuntos mayores de culturas y así
sucesivamente.
2. Los sistemas son abiertos. Es una consecuencia de la premisa anterior. Cada
sistema que se examine, excepto el menor o mayor, recibe y descarga algo en los
otros sistemas, generalmente en aquellos que le son contiguos. Los sistemas
abiertos son caracterizados por un proceso de intercambio infinito con su ambiente,
que son los otros sistemas. Cuando el intercambio cesa, el sistema se desintegra,
esto es, pierde sus fuentes de energía.
3. Las funciones de su sistema dependen de su estructura. Para los sistemas
biológicos y mecánicos esta afirmación es intuitiva. Los tejidos musculares, por
ejemplo, se contraen porque están constituidos por una estructura celular que
permite contracciones.

Aplicaciones al campo de la educación

Es posible si se considera que la educación se realiza mediante actividades


planeadas y organizadas con el ánimo de lograr ciertas metas, a través de la
colaboración de personas y de recursos. En efecto, es posible, definir educación de
un modo tecnológico y sistémico, como una actividad organizada y conducida con
el propósito de suscitar aprendizajes. Desde este punto de vista no se distingue de
otras actividades que requieren planificación, ejecución y control.
Se postula que la Teoría de Sistemas puede ser aplicada ventajosamente en
la administración de la educación en todos sus niveles, sin descartar otros enfoques.
Dentro de esta óptica conviene fijar la atención en varios elementos de esta lógica
sistémica. Uno de ellos es la Sinergia que se logra en la interacción de componentes
y personas, otro es la importancia de la Toma de Decisiones como elemento central
y luego los loop de retroalimentación en todos los niveles. De un modo general la
aplicación de la Teoría y del Enfoque de Sistemas al ámbito de la educación puede
considerarse como parte de una estrategia tecnológica. En efecto, el conjunto de
procedimientos puede denominarse Tecnología Educacional.
Al respecto, Bertoglio (1994) señala que, la escuela debe ser concebida como
un subsistema del sistema social general: “puede afirmarse que la escuela es una
institución solidaria del conjunto de las instituciones sociales y que en su evolución
no sólo en el aspecto morfológico, sino también desde el punto de vista de las
relaciones de subordinación con otras instituciones (domésticas, políticas,
religiosas), sigue en cada época las líneas de la evolución social general”. La
escuela en cuanto subsistema entra en relación, de forma directa, con subsistemas
del sistema social general, entre las que conviene señalar:
- Sistema político y administrativo en el que se inscribe, como subsistema, el
sistema escolar.
- Sistema escolar del país.
- Entorno social, cultural, económico, ideológico, en el que se inserta la
institución escolar en cuanto tal.
- Entorno sociocultural, económico, etc., de las familias de los alumnos que asisten
al Centro.

La educación como sistema

Los sistemas sociales son a su vez sistemas en una escala menor:


subsistemas, y se relaciona con otros sistemas en un nivel más amplio de
organización: los supra sistemas (Skynner, 1976). En este sentido, al considerar a
la escuela como un sistema, se puede distinguir en él varios subsistemas: cada uno
de los grupos o cursos con su profesor, el subsistema directivo, el subsistema
docente, etc. A la vez, la escuela es en sí un subsistema de un sistema más amplio
que es el sistema escolar básico, el sistema escolar nacional, etc. (Arón y Milicic,
1994:71).
El enfoque sistémico “enfatiza el análisis del sistema total, en vez de
detenerse en las partes o subsistemas componentes se esfuerza en conseguir la
eficacia del sistema total, más que por mejorar la eficiencia de las partes o
subsistemas sin tener suficientemente en cuenta la interdependencia e
interconexión de cada una de las partes que interactúan. Estas consideraciones no
sólo son válidas para aplicar en una institución docente, sino también para todo el
sistema educativo. No obstante, no es la única manera significativa de estudiar la
administración y las organizaciones. En este momento, parece la más significativa,
habida cuenta del desarrollo actual de la ciencia y las transformaciones que se han
ido dando en las organizaciones”, (Ander-Egg, 1995:72).

Procesos

Una organización es un sistema para transformar objetivos en resultados con


el máximo de eficacia. Este proceso de transformación suele ser, como es el caso
de la institución escolar, muy complejo, por cuanto sobre él confluyen numerosos y
muy diversos factores. Este proceso de transformación de objetivos en resultados
puede representarse mediante este diagrama:
Para que el tránsito desde los objetivos hasta los resultados se desarrolle con
el máximo de eficacia, es necesario no sólo definir qué cosas hay que hacer y quién
tiene que hacerlas, sino también asegurar que el conjunto de acciones a desarrollar
esté perfectamente coordinado y estructurado. Es por ello que, una vez fijados los
objetivos, se definen las líneas de acción que deben ser seguidas por la
organización y sus componentes para que aquéllos puedan ser alcanzados.

Actividades

La actividad de las organizaciones se dirige a la consecución de metas u


objetivos con el máximo de eficacia, y estos objetivos determinan la estructura y
funcionamiento de los sistemas que la integran. Los objetivos justifican, pues, la
organización, que en gran manera se constituye en función de los mismos. El papel
de los objetivos como determinantes del trabajo de las organizaciones ha sido
destacado en los últimos desarrollos de la ciencia de la administración y de la
organización, conocidos precisamente como “Administración por objetivos”. Los
objetivos son, en gran medida, una formulación anticipada de los logros que se
pretenden. En realidad, los “objetivos son el punto de llegada; por ello de algún
modo se identifican” (Reyes, 1971).

Estructura organizativa

El sistema de organización de la institución escolar suele estructurarse en


tres grandes subsistemas: Estructura horizontal. Estructura vertical. Organización
auxiliar y consultiva (staff).
Organización horizontal: hace referencia a la distribución de funciones entre
los componentes de la organización, en este caso, entre los integrantes de la
institución escolar, sin que se definan relaciones jerárquicas entre los distintos
órganos de la misma.
Organización vertical: si la división del trabajo a través de la especialización
de personas y órganos es el factor determinante de la organización horizontal de la
institución escolar, la definición de niveles de responsabilidad adecuadamente
jerarquizados es el aspecto fundamental de la organización vertical de la misma
institución. En el ámbito de la organización vertical son fundamentales los conceptos
de: Responsabilidad, Autoridad, Delegación, sobre los que asienta la estructura
organizativa en su dimensión vertical.
Organización staff: la estructura organizativa de la institución escolar no
queda completa si no se hace referencia al soporte estructural de las funciones y
actividades auxiliares, consultivas y de estudio (staff). Las funciones que asumen
los órganos staff tienen, dentro de la organización, un carácter netamente
instrumental, de apoyo, respecto de los objetivos a alcanzar. Su responsabilidad es
indirecta, y hace referencia a la eficacia con que realizan las funciones auxiliares y
de apoyo que los órganos de “línea” precisan para alcanzar los objetivos de la
institución escolar.
CONCLUSIÓN

En un sentido amplio, la Teoría de Sistemas se presenta como una forma


sistemática y científica de aproximación y representación de la realidad y, al mismo
tiempo, como una orientación hacia una práctica estimulante para formas de trabajo
transdisciplinarias. En tanto paradigma científico, la Teoría de Sistemas se
caracteriza por su perspectiva holística e integradora, en donde lo importante son
las relaciones y los conjuntos que a partir de ellas emergen. En tanto práctica, la
Teoría de Sistemas ofrece un ambiente adecuado para la interrelación y
comunicación fecunda entre especialistas y especialidades.
En este sentido es tremendamente válida la afirmación de Bertalanffy en la
que señala que “es necesario estudiar no sólo partes o procesos aislados, sino
considerar los problemas dentro de la organización y estructura en la que se definen
como resultado de la interacción dinámica de sus componentes, por cuanto su
comportamiento difiere según se analicen aisladamente o en conjunto”.
Finalmente, las posibilidades que ofrece la aplicación de la teoría de sistemas
al análisis de la institución escolar, permiten concluir que éstas son múltiples en el
ámbito de la educación institucionalizada. De hecho, ya en la mayoría de los
tratados de organización escolar se hace uso de las posibilidades de análisis que
ofrece la Teoría de Sistemas a la hora de ordenar el funcionamiento y la
organización de los Centros educativos, por lo cual esta ciencia se convierte en una
herramienta imprescindible en el ámbito de la organización científica de la escuela.
BIBLIOGRAFÍA

Ander-Egg, E. (1995) La planificación educativa. Lumen 1995.

Arón S. y Milicic M. (1994) Vivir con otros. Programa de Desarrollo de Habilidades


Sociales. Editorial Universitaria.

Bertalanffy, L. (1998) General System Theory: foundations, development,


applications. New York: Brasilier, Inc.

Bertoglio, O. (1994) Introducción a la Teoría General de Sistemas. Editorial Limusa.


Noriega Editores.

La Metodología de Sistemas y la Solución de Problemas Sociales. ICESI


Publicación Nº 1.1980.

Reyes Ponce, A. (1971) Administración por objetivos. México.

Skinner, B. F. (1976). Beyond freedom and dignity. New York: Vintage Books.

Tort I Raventós, L. (2011) Supervisión y administración escolar. Universidad de


Barcelona: Disponible en
http://www.raco.cat/index.php/educar/article/viewFile/42093/90008.

También podría gustarte