Está en la página 1de 9

UNIDAD: 1.

ACTIVIDAD: 1.
Tema: Las fases del producto.
ALUMNO: Jaime Israel Romero Gómez.
MATRICULA: ES162009153.
DOCENTE:
Introducción.
Un teléfono móvil es un aparato electrónico compuesto primariamente por un receptor y
transmisor de señal, que usa la red de telefonía móvil de una determinada compañía telefónica
para enviar y recibir datos y voz. Es habitual que en países Latino-Americanos, sean denominados
como Celulares, y esto es debido a que el servicio funciona mediante el sistema de una red de
celdas.

La red de celdas es el conjunto de antenas repetidoras, donde el espacio que abarca cada una de
ellas por separado recibe el nombre de célula. La comunicación telefónica móvil es posible gracias
a la interconexión entre centrales móviles y públicas.

La primera red comercial de telefonía móvil que el mundo vio nacer, fue en Japón a finales de los
años 70, concretamente y para ser más exactos en 1979, y su nombre fue NNT. A continuación le
siguieron la estela los países nórdicos, tales como Suecia, Dinamarca, Noruega y Finlandia. Como
lo mencionan en el artículo de Culturación dentro del artículo La historia del teléfono móvil:
Origen pasado y presente. (Página referenciada en la bibliografía)

Los primeros teléfonos móviles.


En un principio, los primeros teléfonos móviles o celulares que salieron al mercado, eran
dispositivos muy aparatosos y pesados, a la vez que estaban al alcance de unos pocos
privilegiados, ya que su precio era de dimensiones astronómicas. Estos gigantescos y pesados
terminales, tan solo servían para enviar y recibir tanto llamadas como mensajes de texto, aunque
en aquella época nadie utilizaba el servicio de mensajería del teléfono móvil.

El primer terminal móvil que apareció en Estados Unidos, fue un Motorola DynaTAC 8000x en
1983, y como podréis comprobar con vuestros propios ojos, nada tiene que ver con el mundo de la
telefonía móvil tal y como lo conocemos en la actualidad. Además, su batería daba sólo para 1
hora de conversación antes de descargarse.

Con 800 gramos de peso y unas dimensiones de 33 x 4,5 y 8,9 centímetros era un auténtico
armatoste que poco tenía de dispositivo móvil y más recordaba a las típicas películas bélicas y esos
teléfonos tipo mochila que solía portear el ingeniero en telecomunicaciones.

El precio que rondaba este Terminal de telefonía móvil sobre el año 1983, se acercaba a la
escalofriante cifra de los 4000 Dólares Estadounidenses, una cifra más que respetable para el nivel
de vida de la época.

Esto actualmente y afortunadamente para todos los usuarios de este sistema de comunicación, ha
cambiado de manera más que sustancial y, poco o nada tiene que ver la imagen del Motorola
DynaTAC con la imagen de cualquier teléfono móvil de la actualidad.

Los teléfonos móviles en la actualidad

Que la telefonía móvil ha cambiado de manera más que sustancial, es un hecho constatado en el
cual caemos sin necesidad de tener que leer ningún estudio ni investigación al respecto, tan solo
hace falta mirar la imagen y el diseño del primer Motorola y compararla con cualquier teléfono
móvil de última generación que tengamos disponible en el mercado tecnológico actual.
Comparando ambas imágenes, nos podemos dar cuenta a simple vista del profundo cambio que
ha sufrido el mundo de la tecnología en el sector de las comunicaciones y telefonía móvil, y es más
fácil de comprender, el viejo dicho que dice: “las comparaciones son odiosas”.

Si en un principio, los terminales de telefonía móvil tan solo nos servían para llamar, recibir
llamadas y mandar algún que otro mensaje de texto, esto en la actualidad en simplemente unas
de las pocas funciones incluidas en estos auténticos mini-ordenadores de bolsillo.

Además de las funciones propias de cualquier teléfono convencional, los últimos y más avanzados
modelos de telefonía móvil o mejor conocidos como Teléfonos inteligentes o Smartphones, nos
ofrecen infinidad de servicios y aplicaciones móviles.

Más que unos simples teléfonos, son auténticos ordenadores que funcionan con sistemas
operativos específicos y optimizados según las condiciones de cada terminal.

Así además de la propia antena emisora y receptora de señal, los Smartphones de hoy en día
vienen equipados con antenas de posicionamiento GPS, conectividad WiFi, Capacidad para enviar
y recibir archivos de manera inalámbrica, tanto por Wifi como por Bluetooth, cámaras integradas
de gran calidad y resolución, tanto de imagen como de video.

Los terminales de hoy en día están preparados para permanecer conectados tanto a la red de
telefonía como a la red de tráfico de datos e Internet de alta velocidad, de manera totalmente
inalámbrica, simultánea y de forma permanente, ya que las baterías de última generación nos
ofrecen una autonomía más que suficiente para aguantar el funcionamiento del dispositivo de
manera correcta durante todo el día

Son capaces de enviar y recibir archivos a través de la red, así como de reproducir archivos
multimedia ya sean de video o audio, teniendo así todo un centro multimedia portátil para llevar
con nosotros a cualquier lugar y disfrútalos allá donde nos encontremos.

Todo esto al alcance de cualquiera, ya que si en un principio cuando nació la telefonía móvil, tenías
que ser prácticamente millonario para disponer de uno de esos gigantescos aparatos, ahora en la
actualidad, y gracias a la terrible competencia en el sector, se han rebajado los precios de manera
considerable, poniendo esta tecnología al alcance de casi cualquier economía, tanto que no se
concibe la vida en occidente sin este pequeño aparato, y es común y habitual su uso en la vida
cotidiana y rutinaria.
¿QUÉ ES EL CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO?
En marketing, el ciclo de vida de un producto se entiende como el conjunto de etapas por las que
pasa un producto desde su introducción en el mercado hasta su retirada.

El concepto de ciclo de vida de un producto surge de la analogía entre la evolución de los seres
vivos y la de los productos, ya que ambos pasan por diferentes etapas a lo largo de su existencia.
Un ser vivo traza una curva de vida que pasa por el nacimiento, la adolescencia, la edad adulta, la
vejez y la muerte. En cuanto a los productos se produce un ciclo similar, el cual podéis apreciar a
continuación.

 ETAPAS DEL CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO

La identificación de los factores que afectan a la evolución y la demanda de los productos, así
como la duración de cada una de las fases, determinará la capacidad de la empresa para poder
adaptar sus productos a las nuevas necesidades de los consumidores. El ciclo de vida de un
producto consta de 4 etapas principales: introducción, crecimiento, madurez y declive.

1. INTRODUCCIÓN

En la etapa de introducción, después de elaborar el plan de marketing, el producto es lanzado por


primera vez al mercado, nos encontramos ante una primera etapa llena de incertidumbre y de
riesgo. Además es la etapa del ciclo de vida de un producto que conlleva un mayor coste, ya que se
produce el primer acercamiento del producto al consumidor en el que se contempla tanto los
estudios de mercado previos y el desarrollo del propio producto, como la inversión en campañas
de comunicación y acciones de marketing promocional.

Normalmente en esta etapa, la demanda es inferior a la oferta, puesto que el mayor porcentaje de
las ventas provienen de los consumidores más innovadores y los early adopters, que son los que
aceptan un mayor riesgo ante la compra y les entusiasma experimentar con nuevos productos.

La clave en esta etapa del ciclo de vida de un producto consiste en definir y trabajar el
posicionamiento e investigar la respuesta del mercado hacia el producto, para si fuera necesario
reaccionar con agilidad y poder reorientar las estrategias.
2. CRECIMIENTO

En la fase de crecimiento, el producto se posiciona en el segmento definido, y comienza a ser


aceptado por los consumidores. Esto provoca que las ventas y por tanto los beneficios vayan in
crescendo.

Normalmente, el aumento de los beneficios se produce debido a que los costes de fabricación se
reducen bien por las economías de escala o bien por la adquisición de experiencia en la
fabricación.

A pesar de esto, la competencia en esta segunda etapa del ciclo de vida de un producto no suele
ser muy intensa. Es probable que hayan aparecido nuevos competidores, pero estos nuevos
players tratarán de diferenciar su producto y de comenzar a construir su posicionamiento de
marca.

La clave en esta etapa consiste en reforzar el posicionamiento y en realizar modificaciones para


poder adaptar el producto a la demanda creciente.

3. MADUREZ

La etapa de madurez se produce cuando el producto ha alcanzado la cima en cuanto a cuota de


mercado. Esta etapa, la tercera del ciclo de vida de un producto, suele tener una duración más
amplia que el resto.

Las ventas siguen aumentando, pero a un ritmo más lento y decreciente, hasta que llega el punto
que se estabilizan y posteriormente comienzan a detenerse

En esta etapa la competencia ya es considerable, por lo que no se ha de competir únicamente en


precios, sino que además se deben identificar y trabajar otros factores relevantes para los
consumidores, para conseguir realmente un producto y una propuesta de valor diferenciada.

La clave en esta etapa está en anticiparse a la caída de las ventas buscando propuestas e
innovaciones que vuelvan a hacer el producto atractivo para lograr sostener las ventas.

4. DECLIVE

Ninguna empresa quiere llegar a la fase de declive, puesto que se trata de la última etapa del ciclo
de vida de un producto. Las ventas comienzan a disminuir gradualmente debido a que el producto
ha sido sustituido por otras opciones más atractivas para los consumidores.

Los beneficios pueden convertirse en pérdidas y, por tanto, que el producto deje de ser rentable
para la empresa, si no se toman las medidas necesarias.

En esta fase suelo recomendar que se retire el producto del mercado, ya que existen pocas
oportunidades de lograr una reanimación del mismo.

La clave en esta etapa consiste en minimizar la inversión y planificar acciones donde se tenga en
cuenta diferentes vertientes: reemplazar el producto o modificarlo para enfocarlo nuevamente en
el mercado.
CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO EJEMPLO
Apple lanzó el iPod el 23 de octubre de 2001, comenzando la etapa de introducción del ciclo de
vida de un producto. En 2002 las ventas habían alcanzado ya las 600 mil unidades, el iPod se
encontraba en la etapa de crecimiento. Debido a la popularidad alcanzada, en 2003 Apple creo la
aplicación iTunes, creando una nueva forma de vender música de forma legal y sencilla. En los
años siguientes, Apple desarrolló diferentes versiones del iPod con nuevos avances tecnológicos,
como por ejemplo la reproducción de video en el dispositivo. Tal y como podéis deducir, el iPod se
encontraba en la etapa de madurez del ciclo de vida de un producto.

Tras el lanzamiento en 2007 del iPhone cambió el rumbo del iPod, y comenzaron a estancarse sus
ventas, entraba en la etapa de declive. El terminal iPhone incluía todas las funciones del iPod,
además de todo un nuevo mundo de posibilidades. ¿Quién iba a adquirir un iPod pudiendo
comprar un iPhone? El propio Steve Jobs viendo la situación del ciclo de vida en la que se
encontraba el iPod en 2007, decidió realizar una declaración donde afirmaba que “el iPhone es el
mejor iPod del mundo”.

Finalmente, Apple eliminó muchos de sus modelos de iPod, y 17 años después ha ido simplificando
la línea y se ha centrado en dos modelos, los cuales ni siquiera aparecen en la línea central de la
web oficial. Además, la última renovación se produjo en 2017, por tanto, el dispositivo se sigue
manteniendo a la venta para satisfacer la demanda de un porcentaje mínimo de consumidores
que lo siguen comprando, pero a corto plazo se prevé la retirada del mercado.

Como podemos comprobar, el iPod es un buen ejemplo de como un producto puede pasar por
todas las etapas del ciclo de vida de un producto.
CONCLUSIÓN DEL EJEMPLO:
Es importante conocer y saber gestionar la etapa en la que se encuentra tu producto, ya que las
decisiones a tomar en cada una, varían y son diferentes. Por tanto, es vital llevar a cabo acciones
adecuadas a cada circunstancia, para lograr superar los desafíos que se plantean en cada etapa del
ciclo. Las estrategias de marketing de una empresa deben adaptarse a las fluctuaciones que sufren
los productos en el tiempo, para poder optimizar de la mejor manera posible la toma de
decisiones. Identificar en qué etapa se encuentra tu producto, te ayudará a definir tu estrategia y a
potenciar tus esfuerzos de marketing. Como has podido observar a lo largo del artículo es
importante estudiar y trabajar el ciclo de vida de un producto, ya que puede incidir directamente
en la supervivencia de una compañía.

8. Durante la Fase de madurez


Toda política de lanzamiento de un producto tiene como objetivo llegar a esta etapa, cuyas
principales características son:

Las ventas siguen creciendo, pero a menor ritmo.

Las técnicas de fabricación están muy perfeccionadas.

Los costes de fabricación son menores.

Gran número de competidores.

Bajan los precios de venta; puede llegarse a la lucha de precios.

Gran esfuerzo comercial para diferenciar el producto.

En resumen, la rentabilidad no es tan elevada como en la fase anterior, pero se producen


excedentes de tesorería (ya que no hay necesidad de grandes inversiones), lo que permite el
reparto de buenos dividendos, o invertir en otros productos que se hallen en las primeras fases de
vida.

8.1. Interrogantes y estrategias en esta etapa


A) Producto

¿Hemos realizado todas las ampliaciones posibles en la gama?

¿Qué modificaciones debemos realizar para permanecer más tiempo en esta etapa?

¿Abandonamos la producción y dejamos la imagen de producto estrella?

¿Encajará el producto en otros mercados?

¿Hemos obtenido conclusiones válidas en el estudio comparativo con nuestra competencia?

B) Precio y condiciones

¿Hemos llegado a la optimización de los costes?

¿Hasta dónde podemos variar el precio?


¿Hacemos partícipe al canal de la bajada de los costes?

¿Realizamos una política de liderazgo, basándonos en una política de precios agresiva?

¿Se sigue motivando para el lanzamiento del producto modificado?

C) Organización comerciales

¿Reestructuramos el equipo de ventas?

¿Revisamos la política de incentivos?

¿Es el momento de crear un plan de incentivos en especies (viajes, coches, equipos varios, etc.)?

D) Canal de distribución

¿Se están obteniendo todos los beneficios fijados para el canal?

¿Acepta el canal modificaciones en el producto?

E) Campaña de comunicación

¿Realizamos una campaña de mantenimiento o masificamos los mensajes?

¿Basamos la estrategia de comunicación en beneficio de la imagen de la empresa?

¿Se reducen las inversiones en comunicación?

¿Intensificamos las campañas de promoción?

Conclusión General.
Existen muchos productos dentro del mercado que reúnen las principales características que
cubren o satisfacen las necesidades de los consumidores, sin embargo sabemos que cada vez en
cuanto a la tecnología nos volvemos más exigentes y muchas veces, esto nos trae consecuencias
buenas y malas.

La Tecnología es muy buena, ya que no permite contar con más comodidades, por ejemplo en el
momento en que salieron los aparatos celulares como innovación, eran aparatos muy costosos y
difíciles de conseguir, sin embargo estos aparatos pasaron de ser un lujo a volverse una necesidad,
ya que para la localización y comunicación con otras personas se realiza en tiempo real, al
principio los teléfonos contaban con lo básico un auricular y un micrófono para hacer llamadas, un
programa que desarrollaba un base de datos para guardar los contactos, cuestión que era muy
favorable ya que no tenías que memorizar los números, nombres o llevar una pequeña agenda
telefónica, punto malo para dejar de desarrollar habilidades en el cerebro, con esto no señalo que
la tecnología sea mala si no que ahora nuestro teléfono es más indispensable que las secretarias y
más certero que un científico, cuando cubres todas tus necesidades.

Sin embargo los teléfonos cada vez son aparte de indispensables para todas las personas deben de
ser la parte esta materia innovadores, cubriendo hasta el más mínimo detalle que los clientes en
ocasiones desconocemos, siendo sinceros muy pocos saben utilizar el teléfono al 100% con todas
sus características y aplicaciones, las personas que realmente más ocupan las aplicaciones y
características del celular son los llamados milenians, y no por ser jóvenes, sino porque están más
adaptados a las nuevas tecnologías y sus avances.

El conocer el ciclo de vida de un producto es parte fundamental,

Cuando vamos a crear un nuevo producto, debemos en primera instancia saber que necesidades
debemos de cubrir a que publico va dirigido y con qué propósito vamos alanzarlo y la manera de
realizar un canal de lanzamiento y ventas en el mercado.

Posteriormente si nuestro producto logro la primera etapa que es la introducción, ahora debemos
de desarrollar un plan para que este crezca y continúe con el ciclo de vida, a través de innovar
diseño, funcionalidad y mejoras continuas.

Llegando a la Madurez, cuando tocamos esta etapa, nos convencemos de que nuestro producto se
ha vuelto una necesidad para los usuarios del mimo.

Culminando con el Declive, es difícil aceptar esta palabra cuando creemos que el producto que
creamos era muy bueno y funcional, pero debemos de tener en cuenta que cuando es un
producto nuevo, podemos ganar terreno ante nuestros competidores por unos días, meses o años,
dependiendo de cuanto tarden nuestros competidores en tener un producto igual o mejor al
nuestro, sin embargo cuando esto sucede, debemos de estar preparados para tener la aceptación
de esta etapa, pero a la vez intentar sacar un producto nuevo o innovar en otras cuestiones del
producto.

Bibliografía:
Culturación. (2017). La historia del teléfono móvil: Origen, pasado y presente.
11/Julio/2019, de Culturación Sitio web: https://culturacion.com/la-historia-del-
telefono-movil-origen-pasado-y-presente/
Roberto Espinoza. (4/11/2018). El Ciclo de vida de un producto y sus 4 etapas.
11/7/2019, de In Marketing Sitio web:
https://robertoespinosa.es/2018/11/04/ciclo-de-vida-de-un-producto/
Marketing en el Siglo XXI. (2018). Fase de madurez. 11/7/2019, de Marketing en
el Siglo XXI Sitio web: https://www.marketing-xxi.com/fase-de-madurez-40.htm