Está en la página 1de 55

PGDER JUDICIAL DEL PERU

30/01/2019 19:21:03
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA

JUNIN Pag 1 de 2
SEDE CENTRAL (Jr. Parra del Riego 400)
Cargo de Ingreso de Expediente

Cod. Digitalizacion: 0000040925-2019-EXP-JR-PE

Expediente :00423-2019-0-1501-JR-PE-02 F.Inicio : 30/01/2019 19:20:47


Juzgado •.2° juzgado de la investigación F.Ingreso : 30/01/2019 19:20:47
PREPARATORIA - SEDE CENTRAL
Especialista:VIA Y RADA MARMANILLO JOSE ENRIQUE
Exp.Origen F.Exp.Orig: 00/00/0000
Proceso :CONSTITUCIONAL - RABEAS CORPUS
Motivo.Ing llEMANDA - ESCRITO Folios : 25

Flagrancia Cuerpo de Delito/Especies : N°Copias/Acomp :


.00
Cuantia
Dep Jud

Arancel

Sumilla DEMANDA DE HABEAS CORPUS

Observación :ADJUNTA 27 FOJAS DE VANEXOS

BENEFICIARIO MIRANDA ROJAS, ELVIS JOEL

DEMANDADO ATTIETA RAMIREZ, MANUEL

DEMANDADO CULQUICONDOR BARDALES, EDWIN

DEMANDADO SOSA ZAPATA, DAVID

DEMANDADO VILLALTA PULACHE, ERNESTO


PODER JUDICIAL DEL PERU
30/01/2019 19:21:03
CORyE SUPERIOR DE JUSTICIA
JUNIN Pag 2 de 2
SEDE CENTRAL (Jr. Parra del Riego 400)
Cargo de Ingreso de Expediente

Cod. Digitalizacion: 0000040925-2019-EXP-JR-PE

Expediente :00423-2019-0-1501-JR-PE-02 F.Inicio 30/01/2019 19:20:47


Juzgado :2° juzgado de la investigación F.Ingreso 30/01/2019 19:20:47
PREPARATORIA - SEDE CENTRAL
Especialista:VIA Y RADA MARMANILLO JOSE ENRIQUE
Exp.Origen F.Exp.Orig: 00/00/0000
Proceso :CONSTITUCIONAL - HABEAS CORPUS
Motivo.Ing DEMANDA - ESCRITO Folios : 25

Flagrancia . Cuerpo de Delito/Especies : N°Copias/Acomp :


. 00
Cuantia
Dep Jud

Arancel

Sumilla DEMANDA DE HABEAS CORPUS

DEMANDANTE RAMOS ALVAREZ, EMILIANO ARTURO

VIA Y RADA MARMANILLO JOSE ENRIQUE


Ventanilla 1
Modulo 1

Recibido

EXPEDIENTE PROBABLEMENTE DUPLICADO Ref: Directiva N 004-99-P-CSJL-PJ


00422-2019-O-1501-JR-PE-03/
Expediente:
Secretario:
Escrito: Uno

Cuaderno: Principal
Sumilla: Interponso demanda de hábeas corpus
conexo.

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO PENAL DE TURNO DE LA CORTE SUPERIOR


DE JUSTICIA DE HUANCAYO.

Emiliano Arturo Ramos Alvarez,


identificado, con el DNI N° 07640533, con
domicilio real en el Jr. Gran N° 132, distrito de
Muquiyauyo, Provincia de Jauja, con
domicilio procesal en el Jr. Chiclayo N°330-B,
El Tambo, y con Casilla Electrónica N° 31015,
ante usted me presento con respeto y digo:

Que, con arreglo a lo dispuesto por nuestra


legislación, interpongo demanda constitucional de hábeas corpus conexo a favor
del efectivo de la Policía Nacional del Perú ELVIS JOEL MIRANDA ROJAS,
identificado con DNI 74306296. En tal sentido, dirijo la presente demanda contra el
magistrado DAVID SOSA ZAPATA Juez del Segundo Juzgado de Investigación
Preparatoria de Castilla, y contra los magistrados ERNESTO VILLALTA
PULACHE, EDWIN CULQUICONDOR BARDALES y MANUEL ARRIETA
RAMIREZ Jueces Superiores de la Tercera Sala Penal de la Corte Superior de
Justicia de Piura, por existir a la fecha una DETENCION ARBITRARIA contra el
beneficiario Elvis Joel Miranda Rojas desde el día 16 de enero del 2,018, fecha en se
dictó una prisión preventiva en su contra siendo que las resoluciones judiciales emitidas
por los Jueces demandados han sido dictadas en forma inconstitucional, los Jueces
Superiores demandados en fecha 29 de enero del 2,019 confirmaron la prisión
preventiva inconstitucional, vulnerando el derecho constitucional al debido proceso-
tutela jurisdiccional efectiva en su vertiente de la debida motivación de las resoluciones
judiciales en conexidad a la libertad personal.

L REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD Y PROCEDIBILIDAD

1. Legitimidad activa

De acuerdo a lo dispuesto por el artículo 26 del Código Procesal Constitucional,


tiene legitimidad para obrar la persona peijudicada o a cualquier otra en su nombre,
sin necesidad de poder u otras formalidades. En el presente caso, el demandante
interpone- demanda de hábeas corpus conexo a favor del efectivo PNP Elvis Joel
Miranda Rojas.
2. Legitimidad pasiva

La presente demanda se presenta contra los siguientes magistrados judiciales;


• DAVID SOSA ZAPATA Juez del Segundo Juzgado de Investigación
Prepaiatoria de Castilla, Piura, debiendo notificarse a dicho magistrado en
la sede del Juzgado donde labora.

• ERNESTO VILLALTA PULACHE, EDWEV CULQUICONDOR


BARDALES y MANUEL ARRIETA RAMIREZ Jueces Superiores de la
Tercera Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Piura, debiendo
notificarse a dichos magistrados en la sede de la Sala mencionada.
• Se notifique al procurador público a cargo de los asuntos judiciales del
Poder Judicial.

3. Hechos lesivos a los derechos constitucionales del beneficiario:

Que el día 13 de enero del 2,019 el efectivo PNP Elvis Miranda Rojas en una
intervención funcional efectuó disparos con su arma de reglamento a Juan Carlos
Chocán, tras perseguirlo por robar una billetera junto a otros dos hombres. Tras
esa intervención, el presunto delincuente de 20 años falleció. Salió a la luz que el
sujeto tenía antecedentes por robo y que era un desertor del Ejército. Los
familiares y vecinos del occiso llegaron hasta la comisaría de Tacalá, donde
trabajaba el policía, para atacarla con piedras y palos. El Ministerio Público
solicitó prisión preventiva para el suboficial que abatió al presunto delincuente.
El día 16 de enero del 2,019 el magistrado ahora demandado David Sosa Zapata
Juez del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla, en la región
Piura, dictó siete meses de prisión preventiva para el suboficial PNP Elvis Joel
Miranda Rojas, posteriormente el mismo fue recluido al penal de Piura (ex Río
Seco) para cumplir prisión preventiva de siete meses.

Esta medida judicial dictada por el magistrado ahora demandado David Sosa
Zapata Juez del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla fue
dictada en forma inconstitucional toda vez que no motiva completamente los tres
presupuestos materiales de la prisión preventiva más la regla legal y
constitucional de la proporcionalidad que desarrollare infi-a, acotando aparte
que la medida judicial dictada por el Juez Sosa Zapata desató una indignación
social e incluso el presidente de la República, Martín Vizcarra, se mostró en
contra de la decisión del juzgado mencionando "Uno de los principales
problemas que tenemos en el país es la inseguridad ciudadana. Tenemos a un
valeroso policía que se enfrenta a los delincuentes y producto de ese
enfrentamiento, después de cumplir con todo el procedimiento que está
establecido, como disparos al aire, abate al delincuente y ahora está en la
cárcef.
'l.-

El día 25 de enero del 2,019 se llevó a cabo la audiencia de apelación de la


prisión preventiva por los magistrados Jueces Superiores demandados
ERNESTO VILLALTA PULACHE,EDWIN CULQUICONDOR BARDALES
y MANUEL ARRIETA RAMIREZ Jueces Superiores de la Tercera Sala Penal
de la Corte Superior de Justicia de Piura, para que posteriormente en fecha 29 de
Enero del 2,019 emitan la Resolución N°9 mediante la cual CONFIRMAN la
prisión preventiva del beneficiario también dicha resolución es inconstitucional
por cuanto no está debidamente motivada en los tres presupuestos materiales de
la prisión preventiva regulada en el artículo 268 del Código Procesal penal mas
la regla de la proporcionalidad establecida en la Casación N°623-2013 para la
dictado de la prisión preventiva que cumpla los cánones legales y
constitucionales.

4. Situación actual

En estos momentos, el SUBOFICIONAL PNP Elvis Joel Miranda Rojas se


encuentra privado de su libertad en forma arbitraria en el establecimiento
penitenciario de Piura.

5. Petitorio:

A través del presente proceso constitucional el Juez Constitucional deberá


cumplir con:

■ Se declare NULA la Resolución N° Dos de fecha 16 de enero del 2,019


emitida por el magistrado DAVID SOSA ZAPATA Juez del Segundo
Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla, mediante la cual declara
fundada el requerimiento fiscal de prisión preventiva en el proceso seguido
contra Joel Elvis Miranda Rojas por la presunta comisión del delito de
Homicidio Simple previsto en el artículo 106° del Código Penal y por el
delito de Abuso de Autoridad previsto en el artículo 376° en agravio de Juan
Carlos Ramírez Chocan y el Estado representado por la Policía Nacional del
Perú.

■ Se declare NULA la Resolución N° 09 de fecha 29 de enero del 2,019


emitida por los magistrados ERNESTO VILLALTA PULACHE,EDWIN
CULQUICONDOR BARDALES y MANUEL ARRIETA RAMIREZ
Jueces Superiores de la Tercera Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de
Piura mediante la cual CONFIRMAN la Resolución N° Dos emitida por el
magistrado DAVID SOSA ZAPATA Juez del Segundo Juzgado de
Investigación Preparatoria de Castilla, que declara fundado el requerimiento
fiscal de prisión preventiva en el proceso seguido contra Joel Elvis Miranda
Rojas por la presunta comisión del delito de Homicidio Simple y por el delito
de Abuso de Autoridad en agravio de Juan Carlos Ramírez Chocan y el
Estado representado por la Policía Nacional del Períi.
■ Se ordene la libertad imnedíata del beneficiario Elvis Joel Miranda Rojas por
estar suñiendo una detención arbitraria oficiándose al Director del
Establecimiento penitenciario de Piura para tal efecto. |
II. FUNDAMENTACIÓN CONSTITUCUIONAL DK LOS DERECHOS
CONSTITUCIONALES VULNERADOS.

II.a.- VULNERACIÓN A LA DEBIDA MOTIVACION DE LAS


RESOLUCIONES JUDICIALES:

Del Juez de Investisación Preparatoria:

Nuestra Constitución de 1993 a fin de plasmar una visión progresista en


materia de Derechos Humanos, contiene un aportes muy importantes en el
tratamiento de la protección de la libertad personal y de las detenciones.
Así, en el inciso 24-f) del art. 2 la Carta dispone:

«Art. 2.- Toda persona tiene derecho:(...) 24. A la libertad y a la seguridad


personales. En consecuencia:( ... ) f) Nadie puede ser detenido sino por
mandamiento escrito y motivado del juez o por las autoridades policiales en
caso de flagrante delito.."

La experiencia nos ha enseñado, sin embargo, que lamentablemente los


enunciados de las normas constitucionales o legales a menudo suelen
resultar inútiles, especialmente cuando las autoridades políticas o policiales
no interiorizan los valores democráticos y readecúan su actuación dentro de
los marcos fijados por la Constitución. Más aún cuando quienes ejercen la
función jurisdiccional, no asumen un papel activo de compromiso con la
protección de derechos fundamentales como la libertad personal y de
control correctivo a través de las acciones de hábeas corpus- ante eventuales
violaciones provenientes de detenciones arbitrarias.

rñ.V Nuestro Tribunal Constitucional en el Expediente n" 1184-2010-PHC/TC-


PUNO. Sobre la motivación de la detención judicial preventiva y como
medida provisional se ha pronunciado: "Resulta pertinente recordar que la
necesidad de que las resoluciones judiciales sean motivadas es un principio
que informa el ejercicio de la función jurisdiccional y, al mismo tiempo, un
derecho constitucional de los justiciables. Mediante ella, por un lado, se
garantiza que la administración de justicia se lleve a cabo de conformidad
con la Constitución y las leyes (artículo 138.° de la Constitución Política del
Perú) y, por otro, que los justiciables puedan ejercer de manera efectiva su
derecho de defensa. Tratándose de la detención judicial preventiva, la
exigencia,de la motivación en la adopción o el mantenimiento de la medida
debe ser más estricta, pues sólo de esa manera es posible despejar la
ausencia de arbitrariedad en la decisión judicial, a la vez que con ello se
permite evaluar si el juez penal ha obrado de conformidad con la naturaleza
excepcional, subsidiaria y proporcional de la detención judicial preventiva.
(Fundamento n° 2)

El Tribunal Constitucional ha señalado en reiterada jurisprudencia que la


detención judicial preventiva es una medida provisional cuyo
mantenimiento sólo debe persistir en tanto no desaparezcan las razones
objetivas que sirvieron para su dictado. En efecto, las medidas coercitivas,
además de ser provisionales, se encuentran sometidas a la cláusula rebus sic
stantibus, lo que significa que su permanencia o modificación a lo largo del
proceso estará siempre subordinada a la estabilidad o cambio de los
presupuestos que posibilitaron su adopción inicial, por lo que es plenamente
posible que, alterado el estado sustancial de los presupuestos fácticos
respecto de los cuales la medida se adoptó, pueda ésta ser variada, criterio
■ que guarda concordancia con la condición legal prevista en el último párrafo
del artículo 135.° del Código Procesal Penal. (Fundamento rf 3) solo se
podrá desvelar la ausencia de la arbitrariedad al momento de dictar la
detención judicial preventiva si ha sido dictada con una estricta
motivación.(Expediente n° 2246-2010-PHC/TC-ANCASH)
Asimismo, el Tribunal Constitucional ha sostenido: (Expediente n° 1260-
2002-PHC/TC-HUÁNUCO). 3. La motivación de la detención Judicial
preventiva tiene que ser suficiente y razonada (...) las características que
debe tener la motivación de la detención Judicial preventiva. En primer
lugar, tiene que ser "suficiente", esto es, debe expresar, por sí misma, las
condiciones de hecho y de derecho que sirven para dictarla o mantenerla. En
segundo término, debe ser "razonada", en el sentido de que en ella se
observe la ponderación Judicial en tomo a la concurrencia de todos los
aspectos que Justifican la adopción de la medida cautelar, pues, de otra
forma, no podría evaluarse si es arbitraria por injustificada. (Fundamento n°
7)

La única manera de determinar si la detención Judicial preventiva de un


individuo no responde a una decisión arbitraria del Juez es observar o
analizar que existe peligro de fuga o de entorpecimiento de la actividad
probatoria"

También el Tribunal Constitucional en el Expediente n° 298-2003-PHC/TC-


HUAURA se ha pronunciado que "Es necesario que la Sala fundamente
el peligro procesal en el mandato de detención. (Expediente n" 1753-
2003-HC/TC-LIMA). (...) a Juicio del Tribunal Constitucional, la Sala
Penal emplazada no ha Justificado razonablemente las causas que
sustentarían la existencia de riesgo de obstaculización probatoria atribuible
al procesado don José Julio Dellepiane Massa, y tan sólo se ha limitado a
repetir los argumentos generales que utilizó en su resolución de fecha 30 de
abril de 2003, para confirmar el mandato de detención, en el extremo
referido al peligro procesal. Que, en este sentido, resulta necesario que, a
efectos de calificar la existencia de entorpecimiento de la actividad
probatoria, la Sala Penal demandada precise, de manera objetiva y concreta,
qué hechos o actos en particular le resultan verosímiles o le crean
convicción respecto de una supuesta conducta procesal obstruccionista
verificable en la actuación personal de don José Julio Dellepiane Massa, y
que estaría destinada a destruir, modificar, ocultar, suprimir o falsificar
elementos de prueba, así como a influir para que co imputados, testigos o
peritos informen falsamente o se comporten de manera desleal o reticente.
I-A-;•
Ello servirá para determinar la insuficiente o adecuada motivación de la
i

i'"-.
í,»v,-
medida de coerción objeto de la presente demanda constitucional".
lí:--
(Fundamento n° 3 y 4)

Como se puede apreciar del Acta de Audiencia de prisión preventiva


ir;.
desarrollada en fecha 16 de enero del 2,019 por el Juez demandado no
B.
cumple con motivar sobre la alegada legítima defensa y las circunstancias
de la intervención policial ante al vulneración del delito contra el patrimonio
que había protagonizado el occiso Juan Carlos Ramírez Chocan toda vez
que respecto del empleo del arma y de la intervención que ocasiono su
k muerte es una materia que requiere investigación y actividad probatoria de
las circunstancias fácticas que produjeron la conducta del efectivo policía, la
defensa técnica alego la legitima defensa toda vez que se mencionó que el
agraviado hoy occiso había participado en un hurto y ñie seguido por el
efectivo policial siendo que el agraviado hizo un ademan de sacar un arma
ante ello es que el efectivo policial efectúa disparos y uno de ellos impacto
en el cuerpo de Ramírez Chocan. Este argumento de la defensa no fue
absuelto por el Juez demandado en la resolución ahora cuestionada,
asimismo sobre el presupuesto material del peligro procesal no está
debidamente motivada toda que la defensa argumentó que el efectivo
policial tiene arraigo familiar, domiciliario y laboral este argumento no fue
tenido en cuenta por el Juez demandado y que el arraigo laboral fue
debidamente sustentado por la defensa no obstante debe tenerse en cuenta
que la materia de . esta acción constitucional debe circunscribirse
estrictamente si la decisión judicial cumple los parámetros constitucionales
de la debida motivación de la resolución judicial de fecha 16 de enero del
2,019 que resuelve ñmdada la prisión preventiva contra el beneficiario Elvis
Joel Mhanda Rojas.

El artículo 139.°, inciso 3 de la Constitución Política del Perú, establece los


principios y derechos de la función jurisdiccional, y la observancia del
debido proceso y de la tutela jurisdiccional; en consecuencia, cuando el
órpno jurisdiccional administra justicia, está obligado a observar los
principios, derechos y garantías que la Norma Suprema establece como
límites del ejercicio de las funciones asignadas. En este sentido, la necesidad
de que las resoluciones judiciales sean motivadas (artículo 139. inciso 5,
de la Constitución) es un principio que informa el ejercicio de la función
jurisdiccional y, al mismo tiempo, es un derecho fundamental de los
justiciables. Mediante la debida motivación, por un lado, se garantiza que la
administración de justicia se lleve a cabo de conformidad con la
Constitución y las leyes (artículo 138.° de la Constitución) y, por otro, que
los justiciables puedan ejercer de manera efectiva su derecho de defensa.
T-

Nuestro Tribunal Constitucional ha mencionado en el EXP. N.° 01555-


2012-HC/TC ÁNCASH, caso MIKHAIL VLADIMIR MORALES
VARGAS lo siguiente:

"El peligro procesal está representado por el peligro de fuga y el peligro de


obstaculización del proceso por paite del procesado. El primer supuesto del
peligro procesal (el de fiiga) se determina a partir del análisis de una serie
de circunstancias que pueden tener lugar antes o durante el desarrollo del
proceso penal y que se encuentran relacionadas, entre otros, con el
arraigo domiciliario, familiar y laboral del actor en la localidad del
órgano judicial que lo procesa, aspectos que crean juicio de convicción al
juzgador en cuanto a la sujeción del actor al proceso. El segundo supuesto
del peligro procesal (el de la obstaculización del proceso) se encuentra
vinculado a la injerencia del procesado en libertad ambulatoria respecto
del resultado del proceso, pudiendo ello manifestarse con la influencia
directa del actor en la alteración, ocultamiento o desaparición de los
medios probatorios, en la conducta de las partes o peritos del caso que
incida en el juzgador a efectos de un equívoco resultado del proceso e
incluso que de manera indirecta o externa elprocesado en libertad pueda
perturbar el resultado del proceso penal, aspectos de obstaculización del
proceso que el juzgador debe apreciar en cada caso en concreto, ya que de
contar indicios fundados de su concurrencia deberá ser merecedor de una
especial motivación que la justifique. La justicia constitucional no
determina ni valora los elementos que dan lugar al peligro procesal del caso,
sino que verifica que su motivación resulte mínimamente suficiente a
efectos de la concurrencia de los presupuestos procesales que validan la
■ imposición de medida cautelar de la libertad personal, puesto que -en lo que
al caso de autos respecta- debe tenerse en cuenta que la ausencia de
motivación en referencia a la obstaculización del proceso o de la eventual
sustracción del actor al proceso convertiría a la imposición de la medida
cautelar de la libertad personal (llámese prisión preventiva o mandato de
detención provisional) en arbitraria y, por tanto, vulneradora de lo
establecido por la Constitución (artículo 139", numeral 3). 7. En el presente
caso, examinados los pronunciamientos judiciales cuestionados (fojas 9 y
14), este Colegiado advierte que los órganos judiciales emplazados no
cumplieron con la exigencia constitucional de la motivación de las
resoluciones judiciales, adecuada a las condiciones legales de la materia,
toda vez que en sus flindamentos no se expresa una suficiente motivación en
cuanto a la concurrencia del presupuesto del peligro procesal que valide el
mandato de detención provisional decretado en contra del recurrente. El
Juzgado demandado argumenta lo siguiente; "(•■•) existen indicios
razonables que hacen prever al juzgador que existe peligro de fuga por parte
del denunciado y la probable perturbación de la actividad probatoria en que
incurra el imputado, toda vez que por las circunstancias en que ha
perpetrado su acción denota evidente peligrosidad, que conforme a la
versión del este describe la amenaza de la que fue objeto con el arma blanca,
conducta que no es corroborada (...)"• A su tumo, la Sala Superior
emplazada confirma la medida restrictiva de la libertad personal
argumentando, en cuanto a la concurrencia del peligro procesal, que:

"(•••) los procesados recurrentes han acreditado arraigo con sus


Certificados Domiciliarios, de Estudio y de ocupación conocida en su
jurisdicción sin embargo en cuanto al Peligro de obstaculización o
perturbación de la actividad probatoria (...) se infiere pues han presentado
una versión incoherente de los hechos e indicios probatorios que obran en
contra de ellos, lo que no guarda coherencia con lo actuado hasta el
momento, elementos de convicción que por ahora los sindican;
circunstancias que entorpecen la reconstrucción de la verdad histórica de los
hechos (...)". De la motivación anteriormente descrita se aprecia una
. argumentación que no guarda relación en cuanto a la concurrencia -en el
caso- del peligro procesal, toda vez que las circunstancias en las que se ha
realizado el ilícito cuya conducta se atribuye al inculpado o la versión
incoherente de los hechos que éste pueda manifestar, no constituyen indicios
razonables de la manifestación del peligro de obstaculización del proceso
por parte del procesado en libertad, tal como lo que sostienen los
emplazados. En efecto, tal como se ha referido en el fiindamento anterior, el
peligro procesal se encuentra vinculado a la injerencia del procesado en
libertad ambulatoria en relación a la alteración, ocultamiento o desaparición
de los medios probatorios, de su influencia en la conducta de las partes o
peritos del caso, o que, de algún otro modo, pueda perturbar el resultado del
proceso penal, aspectos de obstaculización del proceso que no han sido
considerados por los demandados. No se aprecia, en conclusión, una mínima
motivación del supuesto del peligro procesal a efectos de validar la
imposición de la medida de detención decretada en contra del recurrente de
los autos (fojas 9 y 14), lo cual resulta violatorio de la exigencia
constitucional de la motivación de las resoluciones judiciales. 8. En
consecuencia, la demanda debe ser estimada al haberse acreditado la
vulneración al derecho a la motivación de las resoluciones judiciales en
i
conexidad con el derecho a la libertad individual del recurrente; no obstante,
ello no implica la excarcelación del recurrente sino que el Juez penal
competente, en el día de notificada la presente sentencia constitucional,
dicte la resolución de la medida de coerción procesal que corresponda al
caso, ello si a la fecha no se hubiera dictado la sentencia penal; valoración
de los medios probatorios penales y apreciación de los presupuestos
procesales de la medida de coerción personal que concierne realizar al
juzgador penal a efectos de dictar la sujeción del actor al proceso penal que
pueda corresponder al caso en concreto. Por estos fundamentos, el Tribunal
Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del
Perú: HA RESUELTO: 1. Declarar FUNDADA la demanda al haberse
acreditado la vulneración del derecho a la motivación de las resoluciones
judiciales en conexidad con el derecho a la libertad individual de don
Mikhail Vladimir Morales Vargas', en consecuencia, NULAS las
i '

\ - -resoluciones de fechas 19 de setiembre y 11 de ocUibre de 2011, a través de


las cuales se decretó y confirmó el mandato de detención provisional en
contra del actor. 2. Dispone que el juez penal competente, en el día de
notificada la presente sentencia, dicte la resolución de la medida de coerción
procesal que corresponda al caso, ello si a la fecha no se hubiera dictado la
sentencia penal".

El Juez demandado no cumple con motivar constitucionalmente el


presupuesto material del peligro procesal en su vertiente de peligro de fuga
y peligro de obstaculización, no obstante que hace prever que ambos se
cumplen según el Juez demandado, no ha valorado ni analizado en concreto
lo esgrimido por la defensa del beneficiario cuando menciona que este
presenta arraigo familiar tiene una hija, arraigo domiciliario presentó
certificado domiciliario y arraigo laboral se presentó una constancia que
actualmente es un policía en actividad, sin embargo no ha motivado
razonablemente lo esgrimido por el Ministerio Publico cuando menciona
que ya no tendría arraigo laboral toda vez que a razón de los hechos se le
iniciara un proceso disciplinario donde lo separarían de la institución, esta
conclusión no se está debidamente justificada en premisas validas, ya que
no se presenta ningún indicio de que el efectivo policial será separado de su
institución; por lo tanto ya no tendría arraigo laboral este argumento ha sido
recogido implícitamente por el Juez demandado, pero este no justifica
debidamente con premisas válidas y correctas para arribar a la conclusión de
que ya no presenta arraigo laboral.

SOBRE EL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD;

La importancia de la Casación N° 626-2013 Moauegua. que establece


jurisprudencia vinculante sobre la audiencia, motivación y elementos de la
prisión preventiva, no es menor. De hecho, desde que fue publicada en
febrero del año pasado, ha sido reconocida como una medida positiva por
diversas instituciones que permanentemente monitorean la situación de la
prisión preventiva en el Perú y la región (el IDL, entre ellas). Y en esa
misma línea, este año ha sido destacada por la Comisión Interaraericana de
Derechos Humanos (CIDH) como un "avance significativo a fin de
garantizar la excepcionalidad del uso de la prisión preventiva.

Dicha Casación establece como Fundamentos vinculantes:

• Para tomar una decisión, el juez debe cumplir una función activa en la
audiencia de prisión preventiva, esto es, buscar la mayor información y de
la mejor calidad.

• Una buena práctica a seguir en la audiencia de prisión preventiva y que


asegurará que el juez esté en las mejores condiciones para tomar una
decisión, es que la argumentación de los presupuestos del artículo 268 del
Nuevo Código Procesal Penal (NCPP) se haga presupuesto por
; ,1^.

fo—

presupuesto, de modo que solo se pase al siguiente punto una vez que las
partes hayan expuestos sus argumentos y contraargumentos, y que el juez
haya tenido la posibilidad de hacer preguntas al respecto.
• Primero se abordará el prhner presupuesto. El fiscal debe relatar los
hechos y la intervención del imputado sobre la base de los elementos
materiales obtenidos. Luego, la defensa expondrá lo necesario.
En este punto, la función del juez es realizar la audiencia, captar la
información y expedir la resolución, de manera oral y escrita.
• Su labor de dirección es central, y por lo tanto, debe controlar los tiempos,
focalizar que las partes se refieran a un tema específico y evitar que se
discutan derechos que no correspondan a la naturaleza de la audiencia.
Además, debe controlar que ante la argumentación de cada presupuesto
haya contradicción, porque solo así la contraparte podrá recordar y refutar
lo que se acaba de argumentar. En ese sentido, el juez debe proveer
garantías, pero también eficiencia.

Agotada la discusión sobre el primer presupuesto, y habiendo el juez


captado la información que requiere, indicará a el fiscal que continúe con
la argumentación del segundo presupuesto, bajo los mismos términos.
En la discusión del tercer presupuesto, el fiscal debe especificar los
elementos de peligro procesal que alegue. Y tras la réplica de la defensa, el
juez estará en mejores condiciones de determinar cuál es la magnitud del
peligro procesal.

Finalmente, se fundamentará la proporcionalidad, la magnitud del peligro


procesal acreditado y la duración de la medida.

El fiscal debe ñindamentar por qué es idónea, necesaria y proporcional en


sentido estricto, de conformidad con el artículo 122 del NCPP, tanto en su
requerimiento escrito como en sus alegaciones orales. La defensa podrá
cuestionarlo.

• AI tratarse de una decisión jurisdiccional que afecta derechos


fiindamentales, la motivación debe ser estricta y debe cumplirse en todos
los actos antes señalados.

' La motivación debe incluir a) comprensión del problema y lenguaje claro


y accesible; b) reglas de la lógica y argumentación; c) congruencia; y d)
íundamentación jurídica, doctrinaria y jurisprudencial.
El uso inmotivado de la prisión preventiva debe ser perseguido y
sancionado mediante procesos disciplinarios y en su caso, procesos
penales.
V-:.
1, r ••

La audiencia de prisión preventiva se dividirá necesariamente en cinco


partes, de modo que se aborden i) primer presupuesto; ii) segundo
presupuesto; iii) tercer presupuesto; iv) proporcionalidad; y v) duración de
la medida. Se ejercerá contradicción punto por punto y solo agotado un
tema, se pasará al siguiente. Esto posibilitará que el juez analice y resuelva
cada uno.

• El fiscal debe comprender cada uno de estos aspectos en su requerimiento


escrito, íundamentando cada extremo exhaustivamente. Esto posibilitara
que la defensa los examine antes de la audiencia, se prepare y pueda
pronunciarse sobre estos.

SOBRE EL PRIMER PRESUPUESTO: LOS FUNDADOS Y GRAVES


ELEMENTOS DE CONVICCIÓN:

Fundamentos vinculantes

• Debe acreditarse mediante datos objetivos que cada uno de ios aspectos de
la imputación tiene una posibilidad de ser cierta.

• No se exige que se tenga certeza sobre la imputación, solo que exista un


alto grado de probabilidad de la ocurrencia de los hechos, mayor al que se
obtendría al formalizar la investigación preparatoria; esto, sobre la base de
toda la información oralizada y acopiada hasta ese momento (primeros
recaudos).

• Sobre los actos de investigación se debe realizar un análisis de suficiencia


similar al que se hace en la etapa intermedia. Los actos de investigación se
deben evaluar individualmente y en su conjunto, extrayendo su fiabilidad y
aporte, a efectos de concluir si es que la probabilidad sobre el hecho es
positiva. Si el fiscal se basa en prueba indiciarla, deben cumplirse los
criterios contenidos en la Ejecutoria Vinculante recaída en el Recurso de
Nulidad N° 1912-2009-Piura, del 6 de setiembre de 2005.

• El fiscal debe sustentar claramente su aspecto fáctico y su acreditación,


para que la defensa pueda allanarse o reflitarlo, argumentando
irresponsabilidad, causa de justificación, inculpabilidad, error, etc. El juez
deberá valorar arabos argumentos, pronunciarse, y si este último está
sólidamente ñindamentado, hará decaer el fiimus delicti commisi.

(Fundamentos 27, 28 y 29)

SOBRE EL CASO CONCRETO

En el presente caso el Ministerio Publico y el Juez demandado no han


cumplido con lo siguiente:
fz

Los requerimientos de prisión preventiva deben ser motivados fáctica y


jurídicamente. En el caso concreto, el fiscal no cumplió con dicho deber de
motivación porque en su requerimiento escrito de prisión preventiva, para
demostrar la existencia del primer presupuesto, solo relató los hechos
imputados sin ligar separadamente, por cada uno, los elementos de
convicción que lo sustentaría. Tampoco indicó separadamente los
dispositivos legales, incisos y causales de la existencia de peligro procesal.
El fiscal debe fundamentar cabalmente su solicitud, más aún si lo que
requiere es la restricción o afectación de derechos fundamentales. En el
caso concreto, se produjo una grave vulneración porque a pesar de que la
defensa argumento UNA LEGITIMA DEFENSA conforme la ley
N 27936 que modificó el artículo 20 del Código Penal no menciono en su
requerimiento si se configuraba una legítima defensa y la acUiación del
imputado conforme al D.L. N°1186. Por eso, lo que corresponde es la
emisión de un nuevo pedido fiscal que sea sustentando en una nueva
audiencia de prisión preventiva.

'En el caso concreto, el Juez de la Investigación Preparatoria redactó los


hechos imputados y sintetizó una serie de elementos de convicción, pero
no indicó qué acto de investigación acredita cada hecho de la imputación
asimismo no se desarrolla sobre el delito de ABUSO DE AUTORIDAD
cual habría sido la conducta del beneficiario para que se configure este
delito.

La prisión preventiva exige una especial fündamentación que justifique


pormenorizadamente su adopción, lo que se logra con el método de
audiencia desarrollado.

Asimismo, nos precisa dos presupuestos materiales adicionales a los


.^scritos en el articulo 268 del Código Procesal Penal, que se deben
cumplir para que se declare fundada una medida coercitiva personal tan
lesiva como lo es la prisión preventiva. Estas son la proporcionalidad de la
medida y su duración.

En la Resolución que declara fundada la prisión preventiva emitida por el


Juez demandado no se desarrollan los subprincipios de necesidad,
idoneidad y proporcionalidad en sentido estricto.

n.b.- SOBRE LOS JUECES SUPERIORES:

Los Jueces Superiores emitieron la Resolución N° 09 de fecha 29 de enero


de 2019 donde se menciona lo siguiente:
1.2. SOBRE LA RESOLUCIÓN DE PRIMERA INSTANCIA

1.2.1. Mediante Resolución de fecha 16 de enero del presente año, el Juez del
Segimdo Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla, evaluando
3-

los presupuestos de ,1a prisión preventiva y en relación a los graves


elementos de convicción que vinculen al imputado como autor del
evento delictivo incriminado, expresó; a) Conforme ha quedado
; 'V-
acreditado, se aprecia que se está ante dos hechos: i) el delito contra el
patrimonio en el cual existe un agraviado, ii) el presente hecho, ha sido
un tema en flagrancia delictiva y en una persecución el efectivo policial
ha persuadido para tratar de reducir a las personas. Agrega el A quo que
el hecho a probar en este caso es la existencia del dolo o culpa por parte
del efectivo policial. El investigado acepta ^haber efectuado el disparo al
agraviado, asimismo hay la testimonial de Rocío del Pilar García
Córdova, quien ha sido la persona que auxilia en un primer momento al
agraviado. El artículo 8 del D. Leg.1186, establece reglas del uso
excepcional de la ftierza letal, en su inciso 3ro,prescribe: el personal de
la Policía Nacional del Perú, excepcionalmente podrá usar el arma de
fuego cuando sea estrictamente necesario, y solo cuando medidas
menos extremas resulten insuficientes en las siguientes situaciones: a)
en defensa propia o de otras personas en caso de peligro real e
inminente de muerte o lesiones graves; b) cuando se produzca una
situación que implique una seria amenaza para la vida durante la
comisión de un delito particularmente grave; c) cuando se genere un
peligro real e inminente de muerte o lesiones graves como consecuencia
de la resistencia ofrecida por la persona que vaya a ser detenida; d)
cuando la vida de una persona es puesta en riesgo real, inminente y
actual por quien se está fugando; e) cuando se genere un peligro real o
inminente de muerte del personal policial u otra persona, por la acción
de quien participa de una reunión tumultuaria violenta. Según la pericia
de balística forense, el investigado ha utilizado su arma de fuego de
acuerdo con su narración de los hechos reconociendo que disparó contra
el agraviado, por lo que no se advierte culpa. En la escena del crimen
no se ha corroborado el arma de fuego que utilizaba el agraviado, como
alega la defensa; no habría conexión en la defensa que sostiene que el
agraviado estaba haciendo ademán de sacar un arma de fuego que
reviste un peligro de muerte o peligro inminente para su vida, situación
que no resulta ser clara; no ha sido encontrada el arma de fuego alegado
por la defensa en poder del agraviado, y la pericia indica que el
agraviado no habría usado arma de friego; por lo que no se advierte que
esté justificada la acción del efectivo policial. No se acredita, hasta el
momento, a las personas que habrían participado en el hurto cometido
por el occiso. El uso de arma de friego no la encuentro conforme a las
reglas establecidas por la Institución Policial, como es el uso
excepcional de la fuerza letal. La testigo presencial García Córdova,
testifica que el efectivo policial realizo el disparo que ocasiona la
muerte del agraviado y éste no portaba ningún arma; todos estos
elementos vincularían al investigado con la comisión de los delitos,
pues se acredita que hay una persona fallecida y el denunciado reconoce
haber efectuado el disparo que trajo como consecuencia su muerte"
I.

s
\ ) -JV
■ .

i'.'-V'

No existe motivación sobre el delito de abuso de autoridad ni se hace


referencia a los elementos de la legitima defensa que regula el artículo
20 inciso 3 del Código Penal.

En el siguiente análisis también los Jueces Superiores mencionan:

"en ese sentido adjunta una constancia expedida por el comandante de


la PNP jefe del área de personal de la I Macro Región de Piura, de fecha
21 enero 2019, expedida por el comandante PNP Castillo Talledo donde
se da cuenta que el S3 PNP Elvis Joel Miranda Rojas, con el C.I.P. N°
32212878, a la fecha se encuentra en actividad, el mismo que en
aplicación del artículo 77 de la Ley N° 30744 será incorporado
automáticamente al servicio policial una vez que obtenga su libertad;
asimismo señala que en cumplimiento del artículo 30 del Decreto
Legislativo 1149 en el artículo 39° y su reglamento, su patrocinado no
se encuentra comprendido dentro de los causales para ser reasignado,
ergo se está garantizando la presencia del efectivo policial al proceso,
por cuanto el mismo no se encuentra inmerso en las causales para ser
rotado; ofrece la constancia notarial expedida por el notario Rivera
Rodríguez donde da cuenta que hasta antes de la intervención policial
vive en el domicilio de sus padres"...

No obstante, para motivar el peligro procesal mencionan los Jueces


Superiores:

"5.10. Finalmente, respecto al peligro procesal se debe tener en


consideración la Circular sobre prisión preventiva, resolución
administrativa N° 325-2011-P-J del 13 de septiembre del 2011 que
establece criterios para evaluar tanto el peligro de fuga como el peligro
de obstaculización a la luz de los artículos 269° y 270° del C.P.P. 5.11.
En cuanto al peligro de fuga se debe basar en hechos determinados que
puedan ser verificados con los elementos de investigación preparatoria;
y el artículo 269° establece los criterios que el juez deberá valorar para
determinar su cumplimiento. Así tenemos que en cuanto a la gravedad
de la pena que se espera como resultado del procedimiento no
solamente se tendrá en consideración que la pena privativa de la
libertad probable será superior a los cuatro años, sino que se deberá
vincular con otras circunstancias. Coherente con ello la circular N° 325-
2011 establece que se tendrá en consideración otros criterios. En el
presente caso conforme lo hemos analizado en el primer presupuesto,
estamos ante un hecho grave, por la magnitud del daño causado al haber
ocasionado la muerte de un ser humano, que lo haría merecedor a una
pena severa acorde a su responsabilidad por el hecho, situación que
determina a mayor pena esperada mayor es el peligro de ftiga; junto a
ello se evalúa su comportamiento post-deliío, el mismo que según la
afirmación dé la testigo Rocío del Pilar García Córdova, en el sentido
que fueron a ver al patrullero para que regrese y que fue un joven del
ir-

lugar quien alzó en brazos al herido, ya que el policía de apellido


Miranda se negaba a subirlo (pregunta 4-fojas 55). Asimismo, se
advierte de la carpeta fiscal, que los hechos materia de investigación
ocurrieron el día 13/01/2019, a la 1:30 pm y el imputado no se puso a
disposición de su comando; sino que fiie detenido a las 20:33 horas-
conforme consta del acta de fojas 41 de la carpeta fiscal-; lo que
demuestra la voluntad del imputado de no someterse a la investigación
penal; y 5.12. Con respecto al peligro de obstaculización, cuya finalidad
es evitar que se pueda ocasionar la desaparición de fuentes de prueba o
en su caso la alteración de su veracidad; así tenemos que el numeral 2
del artículo 270° del C.P.P. precisa que habrá obstaculización cuando
elementos de convicción hagan prever que el imputado influirá para que
el testigo informe falsamente o se comporte de manera desleal o
reticente y con ello frustrar el desarrollo de la actividad probatoria o el
resultado del proceso; y para ello se exige que el peligro debe ser
concreto y fundado esto es atendiendo a la capacidad del procesado.
Ahora bien, se tiene que la testigo presencial de los hechos, doña Rocío
del Pilar García Córdova, cuya declaración obra en la carpeta fiscal
tomo I de fojas 54 a 58, y cuyo elemento de convicción se ha analizado
en el primer presupuesto que exige el articulo 268° del C.P.P., mediante
acta fiscal de fecha 24 de enero de 2019, ha denunciado lo siguiente;
viene siendo victima de amenazas, teniendo temor por su vida y la de
su familia, al haber declarado como pasaron los hechos el día 13 de
enero del 2019,. precisa que están llegando dos motos lineales blancas
grandes con dos sujetos en cada moto con cascos, quienes se estacionan
cerca de su casa, asimismo está llegando una camioneta negra con lunas
polarizadas, la cual no tiene placa y de la cual en tres oportunidades han
llegado a preguntar por la mujer que dice ser testigo y por el hombre
que levantó al muerto, y sólo observó que los vecinos le dicen que no
me conocen con la finalidad que se vaya". Este amedrentamiento del
que viene siendo objeto la mencionada persona, y que tendrían como
finalidad perturbar la actividad probatoria a favor del imputado; genera
en este Colegiado la presunción razonable de que recobrada la libertad,
el investigado, como interesado directo continuará o agravará las
amenazas que viene recibiendo la mencionada testigo; y con ello
perfrirbará la actividad probatoria; máxime si no tiene la calidad de
testigo protegida. Ello sin dejar de considerar el comportamiento del
imputado, en su calidad de funcionario público, en las diligencias
preliminares donde se ha podido advertir específicamente en el acta de
intervención policial de fojas 3 a 5 (constituye prueba pre-constituida)
ha incoiporado información que no se ajustaría a la realidad delictiva,
como es la posesión de armas de friego de quienes acompañaban al
occiso. 5.13. De otro lado, debe indicarse que si bien el imputado ha
acreditado tener arraigo domiciliario y familiar; sin embargo el arraigo
laboral para el Colegido no tiene la entidad que garantice que el agente
no vaya a incurrir en la misma conducta, que es materia de
-ÍQ^
rvi'"

|i' " investigación o en otra similar, al retornar a sus labores habituales,


}í '
como ha asegurado su defensa; 5.14. La proporcionalidad de la medida,
conforme lo ha establecido el Tribunal Constitucional Peruano, el
principio de proporcionalidad siempre va a estar relacionado con la
afectación de un derecho fundamental o un bien constitucional,
debiéndose realizar un juicio de ponderación de los intereses en juego
en el caso en concreto; y que para estos efectos se tiene que dada la
magnitud del daño causado, como lo es la muerte de un ser humano y
ante ello la necesidad de que se realice una investigación sin
obstaculización de la actividad probatoria, por las razones anotadas en
los considerando anteriores, es que la prisión preventiva ordenada
resulta proporcional"

Como se puede apreciar los Jueces Superiores incurren en la


vulneración a la debida motivación de las resoluciones judiciales por
cuanto no analizan concretamente sobre el peligro procesal en su
vertiente de peligro de ñiga en este aspecto se refieren a la gravedad del
delito y al magnitud del daño causado en forma genérica y, también el
supuesto comportamiento post delito del beneficiario, mencionando que
los hechos ocurrieron a la 1.30 p.m. y el imputado no se puso a
disposición de su comando, sino que fue detenido a las 20.30 lo que
demuestra la voluntad de no someterse a la investigación penal, como
se puede vislumbrar, los Jueces Superiores contrastan ni se desarrolla
en que circunstancias fue detenido el imputado. Se menciona que el
Imputado ha acreditado tener arraigo domiciliario y familiar; sin
embargo el arraigo laboral no tiene la entidad que garantice que "el
agente NO VAYA INCURRIR EN LA MISMA CONDUCTA, que es
materia de investigación o en otra similar, al retomar a sus labores
habitiiales como ha asegurado su defensa", este razonamiento es falaz,
retorico y totalmente invalido toda vez que no precisan por que el
arraigo laboral no tiene la entidad que garantice que "el agente NO
i|k
i
VAYA INCURRIR EN LA MISMA CONDUCTA, que es materia de
investigación o en otra similar NO SERIA DE ENTIDAD vaya incurrir
en la misma conducta, ESTE SÜPUESTO no está regulado en el
artículo 269° del Código Procesal Penal cuando establece supuestos
para tener en cuenta el peligro de ñiga, por lo tanto su motivación es
extralegal y no cumple los estándares de motivación sobre el peligro de
Higa que ha establecido nuestro Tribunal ConstiUicional. AL
ARRAIGO LABORAL QUE PRESENTA EL IMPUTADO, conforme
se mencionó en la misma resolución DE LOS Jueces Superiores se
menciona: " en ese sentido adjunta una constancia expedida por el
comandante de la PNPjefe del área depersonal de la IMacro Región
de Piuraj defecha 21 enero 2019^ expedida por el comandante PNP
Castillo Talledo donde se da cuenta que el S3 PNP Elvis Joel
Miranda Rojas, con el C.LP. N° 32212878, a la Jecha se encuentra en
actividad, el mismo que en aplicación del artículo 77 de la Ley N°
p'.'
30744 será incorporado automáticamente al servicio policial una vez
que obtenga su libertad; asimismo señala que en cumplimiento del
■'
artículo 30 del Decreto Legislativo 1149 en el articulo 39^ y su
reglamento, su patrocinado no se encuentra comprendido dentro de
los causales para ser reasignado, ergo se está garantizando la
í,

l presencia del efectivo policial al proceso, por cuanto el mismo no se


i
encuentra inmerso en las causales para ser rotado; ofrece la
constancia notarial expedida por el notario Rivera Rodríguez donde
1.- .
da cuenta que hasta antes de la intervención policial vive en el
ir
domicilio de sus padres" resultando una ilogicidad en la motivación de
h--
peligro de fuga por cuanto el impuíado(ahora beneficiario del proceso
I •,
constitucional) presentó la constancia que acredita ARRAIGO
K LABORAL, asimismo también argumento arraigo familiar y
domiciliario, y estos argumentos no ftieron tomados en cuenta y
fiindadamente desechados por los Jueces Superiores ahora demandados.
Debe tenerse en cuenta que a la fecha existe un proyecto de ley
presentado por el Congresista Jorge del Castillo para incorporar al
Código procesal penal un supuesto donde en una investigación penal
seguida contra un efectivo policial en el uso de su arma se tome en
cuenta el airaigo laboral para dictar una comparecencia con
restricciones, el Presidente del Poder Judicial Dr. José Luis Lecaros
Cornejo ante la invitación que le hizo el Congreso y concurrir al mismo
el día viernes 25 de enero del 2,019 para la reforma del Código Procesal
penal sobre este proyecto de ley, ha mencionado que el Poder Judicial
está conforme en cuanto que si el policía presenta un informe de la PNP
que dicho efectivo policial incurso en una investigación penal se
encuentra en servicio será suficiente para otorgarle comparecencia con
lestricciones. Como se aprecia existían suficientes motivos para que se
tome en cuenta el arraigo laboral del imputado para otorgarle
comparecencia con restricciones pero al no existir una motivación
suficiente porque los Jueces no toman en cuenta este argumento la
resolución emitida se torna inconstitucional.

Sobre el peligro de obstaculización existe incoherencia en la narración


fáctica porque los Jueces Superiores mencionan que la testigo "Rocío
del Pilar García Córdova, cuya declaración obra en la carpeta fiscal
tomo I de fojas 54 a 58, y cuyo elemento de convicción se ha analizado
en el primer presupuesto que exige el artículo 268° del C.P.P., mediante
acta fiscal de fecha 24 de enero de 2019, ha denunciado lo siguiente:
"viene siendo víctima de amenazas, teniendo temor por su vida y la de
su familia, al haber declarado como pasaron los hechos el día 13 de
enero del 2019, precisa que están llegando dos motos lineales blancas
grandes con dos sujetos en cada moto con cascos, quienes se estacionan
cerca de su casa, asimismo está llegando una camioneta negra con lunas
polaiizadas, la cual no tiene placa y de la cual en tres oportunidades han
llegado a preguntar por la mujer que dice ser testigo y por el hombre
I.

k" que levantó al muerto, y sólo observó que los vecinos le dicen que no
t;- '
í '• me conocen con la finalidad que se vaya" este supuesto no tiene
t,---
conexión con la conducta obstruccionista que puede presentar el
imputado toda vez que no se incrimina al beneficiario que haya sido el
autor de las amenazas a dicha testigo; por tanto el razonamiento en la
motivación del peligro de obstaculización es totalmente falaz, retorico y
no justificado interna ni externamente, por cuanto las premisas no
arrojaron una conclusión desfavorable al imputado.
I'-, "i
Sobre el Principio de Proporcionalidad los Jueces Superiores tampoco
desarrollan en forma pormenorizada los , subprincipios de
NECESIDAD, IDONEIDAD y PROPORCIONALIDAD EN
SENTIDO ESTRICTO, que se ha establecido para que se tomen en
r.
cuenta en momento de resolver un requerimiento de prisión preventiva
en la Casación N° 623-2013 y nuestro Tribunal Constitucional.

Por último se debe mencionar la sentencia del Tribunal Constitucional


EXP" N ° 04780-2017-PHC/TC EXP N ° 00502-2018-PHC/TC
(Acumulado) caso OLLANTA MOISÉS HUMALA TASSO Y
NADINE HEREDIA ALARCÓN se ha mencionado lo siguiente:
"^1
considerando 4. Ahora bien, debe quedar claro que, en tanto y en
cuanto nos desenvolvemos aquí en un escenario cautelar, la declaración
de inconstítucionalidad de una prisión preventiva nada tiene que ver
con la eventual absolución de quienes vienen siendo procesados, así
como la reafírmación de la constitucionalidad de un otorgamiento de
esta medida no garantiza necesariamente la condena del o de los que en
ese instante vienen siendo procesados. El pronunciarse sobre la
constitucionalidad de una prisión preventiva implica únicamente decidir
si esa medida cautelar fue dictada conforme a las pautas
constitucionales vigentes (y en su caso, a las legales, leídas, claro está,
dentro del parámetro fijado por la normativa constitucional y
convencional). No es pues una decisión sobre el fondo de la
controversia, ya que corresponde a otras autoridades, y no al juez
constitucional, pronunciarse en principio al respecto.
37. Lo expuesto permite constatar un preocupante uso punitivo de la
prisión preventiva, fiera de los fines estrictamente cautelares para los
que está diseñado, lo que distorsiona su finalidad y naturaleza. Y es
que, en efecto, en un Estado Constitucional, no se justifica que la
prisión preventiva sea utilizada para satisfacer demandas sociales de
seguridad, mitigar la alarma social, evitar la reiteración delictiva,
anticipar los fines de la pena o impulsar el desarrollo de la instrucción.

38. A partir de las consideraciones expuestas, y en atención a las piezas


preventiva, regulada en el artículo 271 del Código Procesal Penal de
2004, dado que exige para la misma la presencia del imputado y su
defensor, como regla general, a fin de que participen en el debate para
la adopción de la prisión preventiva. Así también lo ha considerado la
fj Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República
a través de la Casación 626-2013 MOQUEGUA, en cuyo fundamento
décimo séptimo ha señalado que: (...) En la audiencia de prisión
preventiva una buena práctica, especialmente al inicio de la realización
de audiencias previas en el Distrito Judicial, por la aplicación
progresiva del Código Procesal Penal, es; que la argumentación por las
partes de los presupuestos materiales se haga punto por punto,
señalados en el artículo doscientos sesenta y ocho del Código Procesal
Penal, referidos a los requisitos de la medida cautelar que requieren o se
oponen, así, captarán integrante la información sobre cada uno y
contradecirán todo lo argumentado, presupuesto por presupuesto, el
Juez podrá hacer preguntas ai respecto, contando con el máximo de
información sobre los elementos de convicción contradichos que
sustenten cada uno de los requisitos de esta medida de coerción
personal y después pasará al siguiente punto, y al concluir cada punto y
al final de la audiencia estará en las mejores condiciones para
pronunciar la medida de coerción personal necesaria y proporcional.
36.- Asimismo, la Comisión Interamericana advierte que la prevalencia
del uso de la prisión preventiva responde principalmente a los
siguientes enfoques de política y desafíos; "a) políticas criminales que
proponen mayores niveles de encarcelamiento como solución a la
! S- inseguridad ciudadana, que se traducen en la existencia de legislación
:«S0 que privilegia la aplicación de la prisión preventiva y que restringe la
posibilidad de aplicación de medidas alternativas; b) preponderancia de
la política de mano dura en los discursos de altas autoridades para poner
fin a la inseguridad ciudadana mediante la privación de libertad, y la
consecuente presión de los medios de comunicación y la opinión
pública en este sentido; c) utilización de mecanismos de control
disciplinario como medio de presión o castigo contra las autoridades
Judiciales que determinan la aplicación de las medidas alternativas; d)
inadecuada defensa pública, y e) falta de coordinación interinstitucional
entre.actores del sistema de administración de justicia".

rUNBAMFJVTO DE VOTO DEL MAGISTRADO ESPINOSA-


SALDAÑA BARRERA:

ñindamento 16. Coincido con mis colegas en el sentido del fallo de la


presente causa, aunque considero necesario realizar las siguientes
precisiones; La naturaleza de una prisión preventiva y lo que se busca
como resultado del presente proceso 1. Los jueces en general, y sobre
todo los jueces constitucionales, tenemos, dentro de un Estado
Constitucional que se precie de serlo, una particular manera de actuar.
Y es que nuestro accionar corresponde a las especiales características de
nuestra fimción. Además, al darse en el marco de un Estado
Constitucional, nuestro quehacer responde a ciertos límites. 2. El juez
Zo

•V 'V'i
fy-::)
constitucional no es pues un político, y no le corresponde hacer una
evaluación político-partidaria de aquello que es puesto en su
conocimiento. No responde entonces en función a sus simpatías
políticas personales, sino busca concretizar en cada caso los valores,
principios, derechos y demás preceptos recogidos en su Constitución, o
que se infieren de su interpretación sistemática o convencionalizada.
Ello,.claro está, se produce dentro de ciertos parámetros marcados en
algún caso por su carácter de autoridad (racionalidad, razonabilidad,
deber de motivación, corrección funcional) o en mérito a la naturaleza
jurisdiccional de su labor (con un punto de partida fijado por el texto
constitucional, y, repito, por lo que se infiere de él, máxime luego de su
interpretación.sistemática o convencionalizada; alejado en principio de
juicios de calidad o de oportunidad; respetuoso de lo que conoce, y por
ende, se pronuncia en función a las pretensiones que se le plantea, con
un saludable activismo, pero con seguimiento a una necesaria
congruencia procesal; conocedor de los efectos y pautas que se
desprenden de una "convencionalización del Derecho", así como
mesurado frente al margen de acción que le dejan los denominados
casos difíciles y 'casos trágicos"), por solamente hacer mención a
alguna de sus limitaciones.3. Por ende, una sentencia constitucional no
necesariamente es, por ejemplo, lo deseable en una agenda político-
partidaria o lo que resulte más popular para un buen sector de la
ciudadanía o para determinados medios de comunicación. Es, con
mayor o menor acierto, la concretización de los valores, principios,
derechos 31.La audiencia de prisión preventiva, que se desarrolla bajo
los principios de oralidad, inmediación, contradicción y publicidad, es
un espacio de singular importancia para el ejercicio del derecho a
probar de las partes, y para el ejercicio del derecho de defensa del
acusado en particular. En la Casación 626-2013, fundamentos 15 al 24,
se han establecido reglas importantes para su adecuado desarrollo que
deben ser debidamente atendidas por la judicaUira 80. El ámbito en
el que corresponde ejercer con el máximo rigor el control de
constitucionalidad, es en el de las razones, siempre necesarias para
dictar una prisión preventiva, vinculadas con el denominado peligro
procesal, es decir, las que pretenden justificar la verificación del
requisito establecido en el literal c) del artículo 268 del Código Procesal
Penal, a saber, que pueda colegirse razonablemente que el procesado
tratará de eludir la acción de la justicia (peligro de fliga) u obstaculizar
la averiguación de la verdad (peligro de obstaculización).
81. Es oportuno recordar que, como ya se ha adelantado supra, solo se
acepta que una persona sea privada de su libertad personal como
consecuencia de una resolución judicial emanada de un debido proceso,
y por hechos de especial gravedad. Es decir, como regla general, solo se
acepta la restricción de la libertad por vía de excepción o una vez
enervada la presunción de inocencia.
82. En esta línea, la presunción de inocencia exige también asumir,
como regla general, que toda persona sometida a un proceso penal debe
ser juzgada en libertad y solo por vía de excepción privada de ella
(principio de excepcionalidad) (Cír. CIDH.Informe No. 50/00, Caso
11.298, Fondo, Reinaldo Figueredo Planchart, Venezuela,13 de abril de
2000, párr. 119; Informe No. 86/09, Caso 12.553, Fondo, José, Jorge y
Dante Peirano Basso, Umguay,6 de agosto de 2009, párrafos 69 y 70).
Esto ha sido expresado con toda precisión en el articulo 9, inciso 3, del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; "La prisión
preventiva de las personas que hayan de ser juzgadas no debe ser la
regla general".

83. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que del


principio de presunción de inocencia deriva "la obligación estatal de no
resti-ingir la libertad del detenido más allá de los límites estrictamente
necesarios para asegurar que no impedirá el desarrollo eficiente de las
investigaciones y que no eludirá la acción de la justicia. Pues la prisión
preventiva es una medida cautelar, no punitiva" (Cfr.Corte IDH, Caso
Suárez Rosero v. Ecuador, Sentencia de 12 de noviembre de 1997,párr.
77; Caso Tibi v. Ecuador, Sentencia de 7 de septiembre de 2004, párr.
180; Caso Barreto Leiva v. Venezuela, Sentencia de 17 de noviembre
de 2009, pári'.lll).

84. Estando claro entonces que las restricciones de la libertad personal


constituyen excepciones a la regla de juzgamiento en libertad,
corresponde verificar si el análisis efectuado por los jueces emplazados
para imponer la medida de prisión preventiva a los favorecidos, ha
cumplido con la característica de excepcionalidad que supone dicha
limitación, dentro del marco de razonabilidad y proporcionalidad y
preceptos que distinguen a im Estado Constitucional en alguna o
algunas situaciones. En este caso en concreto, la situación a analizar,
para ver si se ha dado o no dentro de esos parámetros, es la concesión
de medidas cautelares de detención o prisión preventiva, las más
drásticas que puede dictar un juez penal para asegurar el cumplimiento
del flituro resultado del proceso que en ese momento viene siguiéndose.
Son las medidas más drásticas, pues implican una pérdida del pleno
ejercicio de la libertad personal (antes que, de la libertad individual,
como explicaremos después). 98. Como bien ha referido la Corte
Interamericana, una resolución judicial que pretenda

entenderse como suficientemente motivada para limitar la libertad


personal "tiene que estar fundada en hechos específicos (...) esto es, no
en meras conjeturas" (Cfr.Corte IDH. Caso Chaparro Álvarez y Lapo
Iñiguez V. Ecuador, Sentencia de 21 de noviembre de 2007, pán*. 103).
Es dech, el riesgo de perturbación de la actividad probatoria o de fiiga
puede ser finalmente una conjetura, pero tratándose de limitar la
libertad personal, resulta constitucionalmente inaceptable que también
lo sea el elemento de juicio en que se pretenda sustentar.

99. Ello en buena medida es lo que establece el artículo 281 del Código
-Jí,f Procesal Civil, supletoriamente aplicable al proceso penal, cuando, al
•'./.■'
v;-;: referirse a las "presunciones judiciales", establece que el razonamiento
lógico-crítico del Juez, basado en reglas de experiencia o en sus
conocimientos y a partir del presupuesto debidamente acreditado en el
proceso, contribuye a formar convicción respecto al hecho o hechos
investigados" (énfasis agregado). Lo que en buena cuenta quiere decir,
que cabe la presunción judicial, pero solo en base a un elemento
debidamente acreditado, no en base a otro hecho presunto.

lló.En la Casación 626-2013, la Sala Penal Permanente de la Corte


Suprema ha razonado del modo siguiente: "la pertenencia o integración
de un imputado a una organización delictiva o banda es un criterio clave
en la experiencia criminológica para atender a la existencia de un serio
- "v-"
peligro procesal, tanto en el ámbito de la fuga como en el de la
obstaculización probatoria. Las estructuras organizadas
(independientemente del nivel de organización) tienden a generar
estrategias y métodos para favorecer la ftiga de sus pares y para
contribuir en la obstaculización probatoria (amenaza, 'compra', muerte
de testigos, etcétera), de ahí que en ciertos casos solo baste la gravedad
de la pena y este criterio para imponer esta medida"

II7.A pesar de lo sostenido en la referida Casación, existe una amplia


coincidencia tanto a niyel jurisprudencial como doctrinal, en el sentido
de que los argumentos relacionados con la supuesta comisión de un
delito por parte de una persona, con prescindencia de su gravedad, no
pueden justificar por sí solos el dictado de una medida de prisión
provisional (Cfr. Sentencia 1091-2002-HC/TC, fundamento 9, entre
otras).

llS.En efecto, a menos que se trate de una sentencia judicial


condenatoria, el derecho fundamental a la presunción de inocencia y,
desde luego, el propio derecho a la libertad personal, impiden que una
limitación de la libertad tan severa como el encarcelamiento, pueda
estar justificada en criterios llanamente punitivos. Si así ñiera, la
posibilidad de separar con consistencia las razones que justifican una
detención preventiva y una sentencia condenatoria, en esencia, se
desvanecerían, como desvanecido también quedaría el contenido
constitucionalmente protegido de la inocencia presunta.

119. Se ha señalado, pues, con atino, que "se viola el principio de


presunción de inocencia cuando la [aplicación de la] prisión preventiva
(...) está determinada esencialmente, por ejemplo, por el tipo de delito,
la expectativa de la pena o la mera existencia de indicios razonables que
-v

vinculen al acusado. En estos casos también se está en gran medida


aplicando una pena anticipada, previa a la conclusión del proceso
mismo, entre otras razones porque materialmente la detención previa al
juicio, en tanto privación de libertad, no difiere en nada de la que se
l'í- impone como resultado de una sentencia"(Cfr. CIDH,Informe sobre el
'• iC",.,
uso de la prisión preventiva en las Américas, OEA/Ser. L/Ylll, Doc.
/''"i". 46/13, 2013, p. 58).lo que concierne específicamente al Estado y más
especialmente a la judicatura ordinaria, el respeto a tales derechos debe
ser el pivot de todo su accionar, máxime cuando se actúa en el ámbito
7-'
de la justicia penal, en la cual imperan principalmente los siguientes
principios: el respeto y la defensa de los derechos ñindamentales; la
presunción de inocencia a favor del investigado; la duda favorece al
imputado; la carga de la prueba corresponde al Ministerio Público como
titular de la acción penal pública; y la tipificación penal clara, precisa e
indubitable del hecho atribuido como punible. Así, es necesario
constitucionalizar el cabal ejercicio de la judicatura penal, en el marco
de su autonomía e independencia, para garantizar máxima probidad,
idoneidad, imparcialidad, honestidad y valentía, y, además, el
cumplimiento de los principios de razonabilidad, ponderación,
proporcionalidad e interdicción de la arbitrariedad que el Tribunal
Constitucional ha desarrollado en su jurisprudencia, como supremo
intérprete de la Constitución, de la ley y, en general, de todo el derecho
positivo".

II.C.- SOBRE LA FIRMEZA DE LA RESOLUCION DE LA PRISION


PREVENTIVA-.

A los fines de que se admita la presenta demanda constitucional debe estarse


que a la FECHA YA EXISTE PRONUNCIAMIENTO DE SEGUNDA
INSTANCIA y siendo que el Recurso de Casación que podría interponerse
es de naturaleza excepcional y, no es un recurso ordinario, por lo que el Juez
constitucional debe tomar en cuenta lo establecido por nuestro Tribunal
Constitucional EXP. N° 4107-2004-HC/TC JUNÍN LEONEL RICHI
VILLAR DE LA CRUZ de fecha 29 días del mes de diciembre de 2004 ha
establecido que podrían existir excepciones a que la resolución judicial
cuestionada se encuentre firme expresando: "5. En efecto, no resultaría
razonable aplicar el Código Procesal Constitucional a una demanda en curso
como la de autos, considerando que, al tratarse de un hábeas corpus que
cuestiona una resolución judicial, el artículo 40 del Código precitado
condiciona su procedencia a que tal resolución judicial sea firme, calidad
que no reviste la resolución cuestionada por el demandante -si se considera
que resolución judicial firme, debe entenderse a aquella contra la que se ha
agotado los recursos previstos por la ley procesal de la materia-, pues tal
exigencia no estaba contemplada en las noimas procesales constitucionales
que regían al momento de interponerse la presente demanda. 6.
Indudablemente que una regla de procedibilidad tan restrictiva como la
prescrita en el artículo 40 del Código Procesal Constitucional, debe ser
• \

correctamente interpretada y morigerada en virtud del principio pro homine,


que postula que los preceptos normativos deben sujetarse a una
interpretación que optimice el derecho constitucional y reconozca una
posición preferente a los derechos fundamentales en base a la aplicación
análoga de las excepciones que respecto al agotamiento de los recursos
internos contiene la Convención Americana de Derechos Humanos, asi
como en la jurisprudencia que sobre este tema ha emitido la Corte
Interamericana de Derechos Humanos (Corte LD.H., Caso Velásquez
Rodríguez, sentencia del 29 de julio de 1988. Corte LD.H., Caso Godínez
Cruz, sentencia del 20 de enero de 1989.Corte LD.H., Caso Fairén Garbi y
Soiís Corrales, sentencia de 15 de marzo de 1989), este Tribunal puede
señalar, enunciativamente, las siguientes criterios de excepción: a) que no se
haya permitido al justiciable el acceso a los recursos que depara el proceso
judicial de la materia, b) que haya retardo injustificado en la decisión
sobre el mencionado recurso, e) que por el agotamiento de los recursos
pudiera convertirse en irreparable la agresión, d) que no se resuelvan los
recursos en los plazosfijados para su resolución.

El presente proceso constitucional se ubicaría en los tres supuestos


remarcados anteriormente en el supuesto que se presentara un recmso de
casación contra el Auto de Vista de los Jueces Superiores de fecha 29 de
enero del 2,019, dicho recurso excepcional seria resuelto después de varios
meses de interpuesto, y puede causar un perjuicio irreparable por la agresión
de los derechos fundamentales del beneficiario.

La libertad personal, debe recordarse, es un derecho subjetivo, reconocido


en el inciso 24.f del artículo 2. ° de la Constitución Política del Estado, el
artículo 9.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el
artículo 7.2 de la Convención Americana sobre Derecho Humanos. Al
mismo tiempo que derecho subjetivo, constituye uno de los valores
ñmdamentales de nuestro Estado Constitucional de Derecho, por cuanto
flmdamenta diversos derechos constitucionales a la vez que justifica la
propia organización constitucional. En este caso, la detención arbitraria del
beneficiario se ha configurado por los fundamentos expuestos ut supra.

CONCLUSION

En consecuencia, no correspondía una PRISION PREVENTIVA del beneficiario Elvis


Joel Miranda Rojas por cuanto en la motivación aparente e insuficiente en las
Resoluciones judiciales emitidas por los Jueces demandados, no se ha cumplido en
forma conjunta los presupuestos materiales que exige el artículo 268° del Código
Procesal Penal ni los estándares exigidos en la Casación N°626-2013- MOQUEGUA.
f. "--k f
•v;»'

mk ANEXOS:

Adjunto a la presente demanda lo siguiente;

1. Copia de Acta _e Audiencia de Prisión Preventiva de fecha 16 de enero del


2,019 donde se incluye la Resolución N° Dos de fecha 16 de enero del 2,019
. emitida por el magistrado DAVID SOSA ZAPATA Juez del Segundo Juzgado
de Investigación Preparatoria de Castilla, mediante la cual declara fondada el
requerimiento fiscal de prisión preventiva en el proceso seguido contra Joel
Elvis Miranda Rojas por la presunta comisión del delito de Homicidio Simple
previsto en el artículo 106° del Código Penal y por el delito de Abuso de
Autoridad previsto en el artículo 376° en agravio de Juan Carlos Ramírez
Chocan y el Estado representado por la Policía Nacional del Perú.

2. Copia de la Resolución N° 09 de fecha 29 de enero del 2,019 emitida por los


magistrados ERNESTO VILLALTA PULACHE, EDWIN CULQUICONDOR
BARDALES y MANUEL ARRIETA RAMIREZ Jueces Superiores de la
Tercera Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Piura mediante la cual
CONFIRMAN la Resolución N° Dos emitida por el magistrado DAVID SOSA
ZAPATA Juez del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla,
que declara fondado el requerimiento fiscal de prisión preventiva en el proceso
seguido contra Joel Elvis Miranda Rojas por la presunta comisión del delito de
Homicidio Simple y por el delito de Abuso de Autoridad en agravio de Juan
Carlos Ramírez Chocan y el Estado representado por la Policía Nacional del
Perú.

POR TANTO:

Sírvase, señor Juez, a admitir a la presente demanda, tramitarla de acuerdo a su


naturaleza y, en su debida oportunidad, declararla fondada en todos sus
exti'emos.

PRIMER OTROSÍ DIGO.-

Solicito asimismo que una vez culminado el presente procedimiento, disponga


remitir los actuados a la Fiscalía Provincial Penal correspondiente, a fin de
investigarse y determinarse las responsabilidades del caso, bajo el amparo del
artículo 8 del Código Procesal Constitucional.

Huancayo, 30 de enero 2,019.

miliano Ar ro Ramos Alvarez


^§á íy
rOOl.K JUlHCi:'U
[3?; Pif,:'

COñTESUPE^RlOR DE )lfSTrCIA DE PK/Ry^


Scgundú luzfiado de trtveslifiacion PreparalorU» de Castillit

acTa df AUPiHN'ctA PE pnncEDf^ftfaA dh pulsión pREVF^'T^^|i\


EXPEDIENTE :00^135-2010.1-20Ol-JR'PE-OE
rUE7. :nit DAVID SOSA ZAPATA
ESP.DEAUDIEKCÍA ;ABOC.ESCAR OMAR LUDEÑA VALDIVIESO
IMPUTADO :MíRANDA ROfAS EtVIS pEL
OEI.ITO tHOMICíOlD SIMPLE
AlU/SO DE AUTORIDAD
AGRAVIADO :EL ESTADO

i.im:aca?.ü.cí:iáí¿:

HhladiktaíidcCaSímaiihíy 15:00 horas dd día lOde enero dc-2D19, en h Sala de


Atídíeomsdel Sci-ntnlo |u2p:uii) de IrivesiS^acjcifi Prepanuorja úv Castilla, díétmr luex. Dr.0A\1D
S0S}\ ZAPATA,a efecto dr Jk-eai .icaho In AUDIENCIA DE PRISIÓN PREVENTIVA,cu los seguidas
contra MIRANDA KO)AS ELVIS JOKL,por ía presuni.i cuiulsíiju del deliTo HOMICÍDIOSIMPLE v por
ci ddito de ABUSO DE AUTORIDAD, cd agravio de del m.*dsn H/AN CARLOS RAMÍKO CHOCAN,
rcprcsepiadíi por su ir>ndt c María Efigeidn Chaca» López, v el se^iumio adcfRíis en agravio dol
ESTADO rppivsehíado por la fVdlci.il Nacional dct f^ertl. Se íicj.i ronstancin de b tjuc b presente
íuiciivncín csrAstcrulo rcg5;n:mria en t-líiidcma de audío.cav.i grabación dcniostraró el modo conio se
desan-óJLir.l la prescíiteaudieticin, conforme así lo establece el Inckti 2 del artícidú 30P,por tahco
se solicita a los sujetos prore-saleS proccd.in ornlíiiejilea idcnlifscarsc:

M.ACBEDXDXOÓN:

• MINISTERIO PÚIíLICO: Dra. LIÚA C'ONSUELí) DEL PILAR DÁSTiLLO CíiltlINOS, Fiscíd
Provincial de la Segunda Rscal/a Pon.il Corporativa de Cistíílá, con doruicilm proceSai en
Caiic Los Rosales Mü.i. í Lí. 29,1 Etapa Urb. Míraflores - CistHín,con teleíon^i •{306{>4,con
casida elecinudra N''66]45. con corren elecirdúícc} pc^íüilóchdií'girtail.cónl
DEFENSA: ABOG. KOEMt CIfANDUVI 0[BDA con regíiclfo ICAP N" -Í04S con diítnídlid
procesal c» calle Lis DaÜíis N'' 206 - Urbanización Miranores - CasiJlla: defctisa conjunta
Marilun Miriam jiinénvz Sermno. con registró ICAP N' 36511, con domicilio procesal en
Avenida Paij.inif.rican:i NoUe líin. 2.S Carretera Píur.i - SuJlann.
- INV^^JGADO: miranda ROJAS ELUIS JOEL,íileiUKlcndocoit DNt N'7-;306296.
UL[)EBA1E

FISCAL, SuMonia SU REQUERIMIENTO DE PRISIÓN PREVENTIVA,en t).ise :d articulo 26»^ del


Código Procedí Pcmd, cotimt MIRANDA ROJAS ELVIS JOEL. por la presmun comisión del deftfo
ítOMICIDIO SIMPLE,delito previsto y Uplíicadü en el artículo Íd6* del codigu penal y porel delito
útí ABUSO DE AUTORIDAD. iJeiitD.prwistn y tipificado en el nrtictilo 376^ d-tij códlgci pejinl . en
Agravfo tícdel occiso Juan Carlos RanifrcxChocan.rcpivsciUado pori'U madre María Efigcnia Chocan
UpL^yclsügiJndEiadcin.i'íetiágnadódel ESPADO ropréseomtlopnrb Politíál Nacional del Perú.al
darse copuIaUvamefite ios tres retiiiísíios que exige el citado artículo, conu» soíi: l) Fnndaiíos y
Graves Klcmentos.do Cóiivícclón.2)Pena superior a los ctrnu o aíips de Pena PrivatiV.! de tó íiibcfetl
y 3)('L*3i}ír« de Fugay ObSUd-uHí-u ióa de Jr( írsvesiigacién. si»liciu) in jírisián prevcHUv-vi por el pJazti—
dcNUirvi-NüiSKS.

>■ PtMMKR PRF.«;ilPliR<<fO: Fuudsdosy Gravcs lUemcmosilc Convicción.-

MINISTERIO pCBUCO:Prcc!Sn i[ttt.-t;.vxilL-n gíavesyfutubüiiiu-lcmcnios tío conviccióníntovlnculaii


n[ Invcst ígndü con d hecho í licilo; itecJi n snscítodD el <Jb 13 de enero del 2019. en círciinsuinciax que
los efcclsvos polkhilcs S3PNP Carlos Júnior Caiiuuyo Cruz {coíuíuaor) y S3PNP Elvis Joel ^fJ^^Inda
Rojas (operador} so oncoutnbun de ser\'»cio de patrullaje en la lurisdíccíóti de Tácala a bordo do ín
inói.'i! EPC-S09. rtitcnlras esíviban en tístndmiíitrjeíUo íáclíco nJ frénte de la Lfinversidad Abs
Periiaiias, fueron alertados por nna persona de sexo uiascidino que se trasladaba a bordo de una
nHiiücicleui litjeal, que. por el callejón de la Univor.sldiid San Petiru. &ildn'a una nioiútaxi colur
amarílb con negro, ch las dial sv irnsJadahan tres sujetos dcsconoddos.que monicntos ames habían
asnlladó a uu transeúnle, retirándose del lugar, momentos én queaparéCe jmr el lugar ImJicatJo, la
moiolaxf CüJi Ipiicñracleristkíis niencianadaspord mülocldLsui, siendo qüesucumlufíoral notar Jn
presencia policial procede a dar vucIut en U y darséa ia fuga por el mismo callejón pí>r<}ande había
salido, procciHétidose enlonces a iulclíir una.rK-rsecudóii ihjIIl-íuI por Un promedio aprovlniado üc
SOfi metros, dondó realtoirt-n» dos disparos disuasivos (al aire"), uno por pane del conductor ile la
mówl y otro pnr parte del nperndor de la móvil, anvbos con las amtas de fuego que les fueron
asignadas por la CoiuisnHa tioricU- prDStnU.its seivldo. siendo esto asi. la moUitaxi en tnoncíón se
detiene. lia|nodosc raudntncnte de la rntsma (asiento pastcrior). la persona del hoy occiso Juan Carlos
R.ninírez Chocan, con Ja finalidad de darse u la íuga corriendo. p.ira lo cual, toma un calíebúi que se
erícunn-nhi por In5 iprnédidcíonés dci lugar de bs hechos, parte [msteríor de la unidad móvíí y de b
iiuitóiaxl ante lu cual b crinuoncta policial tambicnsQ limicrie. bajándose raudamente de b misma,
eí SSPNP'Hívís loo) Miranda Rpias. iiníen.so encoiitrabn corno operador de la móvil, el cual empiczn
«na persccudt>rinpte Jrasla penrotta de (uan Carlosíínmircz Chocan, procediendo n cícctiwr cuatro
disparos disuasivos (al airé). jK-ro mico In negativa de tlelenersé de diflia persona, mi\.s por el
aiMirarioé.stefontitmabn corriendo dómlusé a b Aifín.efttiue procede a efectuar un iiUimu dásparu,
el cual inspacia en b región vcrii-bra? del occisa Juan. Carlos-Ramírez Chacón, luqtie le provocó un
iraurnatisnio abilQinln.il .ihlertu por arnm de fuego, que [uisienormcnlc «Icvino en .su muerte,
llégmtdo cadáver a la Clínica Miraflurcs, basb donde fue irasJíidadu par los efectivos poJidaIcs
inter\-inicntes en Li ntódí polÍL-inl antes tíiciicímihdn: ornlizay suslenin cú^ uno de bs elementos de
cciiivíccióri recabutfa,- ludcitiássc regí^lmcn tiudío.

ABOGAOO DE r.A DErENS;\: Precisa qlie 1.1 represtrntanle del nunistcrid pti'blicp Solo ha rurab.-sdo
pruebas do carg" yno descargo; que í.t señora Asc.il esta desconodcndo lo cstahíeclib on el artícuío
20 dd código <jue s» pairocítiado actuó basándose en lo principins de legalúiad. licecsHibil y
propoi-t-lmialíclnd ostabíéickla en el dccroKi Icgislriíivo 1. IRA; que sii patrodh.mld ínléiuo reducir al
3iivestig;«hi cnri disparos dlstia.sivas: sin emlmrgu el agradado hizo caso omiso y en circunstancias
c]uu se cncimtraha huyendo el mismo hizo un ademan de .*i;ie.-ir un árrna t!e fuegü: razó» por el cual
.su prurociiuulo ensile un dispai uci-iiidirorciOna .su.sples per» cStandoa lascoiidldúnwdd termno
del Jugar cí disparo le hisp-ian en otra parte que prodiifo d suceso, precisa ipáe no so está habla mío
de un ciudadano común sinu de un ddlnctientc; que ustamus hnlilando de urja flagrancia delictiva;
que su p.ilro-irba ís cumplido cofifoniu.' a su.<: .atrlbuclofios establecidas: por dichas rozones coosldora
que tjp Se cumple con c.stc pi íirjer presupuesto los dctiias se rcgístr.i en audiencia.

MINISTERIO PUBUCO; Piccis.-» que la dcfcitsa se ha basatl» en el decreto legislativo 1186; y ha


señ.ibdo que corUórmc lo estííhkve e» el articuiq ¿i) inCÍSO 11 dcj códlgt» penal: precisa que el efectivo
judicial tenia plL'iioconucímicntoquo.-ildLspnrarlbaacausarbmudrtetbL-jgrnwado; quela defensa
qulmo fusíifirar la conducta en lo e.ítahíecíó en dicho cJccreio legislativo, que el efectivo )>olici.i| no
aplico lo que su propio decreto legislativo estable: que en ci prc,scnLc caso no opera «na causa do
jiisdíícadón; que la defensa tm Jia sabido c.xpHcir la clramswiicíanen qúucqma peligro l.i vida de
ANEXC ■ e>I
i'í

i;n patrocinado,qtw y» \'k1íi tjujica estuvi» en pílípro,qité es timi juslíncacíóts cJc cjue el aj^niVíaflo letiln
íirmn de iuciio. qlic ni> Se cncomró armn tic fOcjjc en el lugar de Jos hecliós; que no había nccc,slil:id
de emjdear artiia de tuegó que no había pftjpo.TÍón, tpio el agrnejailo que al rer impactajo (lor el
íilsjMrn íev.inln sus irsítuos y Cae. n» tenia.smui de fuegi» .• lo ilemás se registra cu niullo.

OEFENSAi iVccLs» que su |KHn/crfuidu eti alugúu ruomentu 3ia precisado que d agravbtio a
disparado; Júi precisa que el ucclsn hace uti ademan conin que saca un arma;que hi testigo «jue liaci:
referencia la stñora fiscal vive a dos cuadras del lugar de los JiechflS; que cuando su patrocmatlo
pretendía brindar auxilio los* pobladores del lugar no le permitieron y lo agredieron; precisa qtie
porque negarse n íá posibilidad de que cl arma de fuego fue sustmtdo por alguna persona,lo demás
50 rcgisun en audio.

> SKflItb'on PRK-S'tlPUESTO!Pena superior a los cuatro úño.sdePcna PrlV^HíVftdclít Llbcrtad.-

MINISTERIO PÚBLICO; One. según Uw, hecho;; contenidos cii el |irc.<cnttf caso, el juicio de subsuncitm
que tiene que superar cstc Mifilsícrío para cnconlramos unie «nu c.ULVa probable tk ampartüicnnlc cl ÍMiraim
jurisdiccional, se cciitrn en lo previsto er; Ins siguientes ATtíniios.dyl Código Penal; Artículo I06V
HOMICIDIO SIMPLIZ, csru/dece que"E/ gw rrjotu a otro será i cpríniiáo con pena prímtivtí ti*: libertad
pa tnconnU:st:lsnimayffríia veinteoiios'. Artícülu ABUSO DF AUTORIBAÜ,aHfibicci:f{uc"Et
fumonailo páhUco que. abusaiido de sus atrihuríones comete u ordena itti acto oiifitmno que cause
pcríifitioaulfiiiit'uScrárcpríitddúfH-naprinun'üticIihcrttídíiomayordctrcsaúosf.^)' Que iratnndtMSc
de itu Coiiciirsü ideal tic Uelitos. según el nntciilú 4«" lid Código Penal séñaLa " Ciunuló varías

fo tiGinas se registra en audio.

ABOCADO DE LA DEFENSA: Que In rcprcsc-ntantetlel ministerio publttqeSJn tiplficarttío los hechos


en el itclllo de abuso de autoridad y de hmnicidio silujile; qUe no es urw adecuada callBcación
Jurídica, de que abuso de nutorúlail se está hablando, respecto al itomicidio sitnple. precisa que su
paíropnadn un Ijo actundn dolns^uní^nte. que en tí.HÍo giso lo liulde.se calificado como homicidio
culposo; pero cnmo ello con la pcn.i tpic coiilénipla no supera los cuatro aftos de pena pnni solldilnr
prisión, t\s |H->r ello la calificación-ío demás se registra on atidio,

MINISTERIO PUBLICO; Precisa que éí efectivo policial se ex-tralimito de sus funciones, í|Iíc estuvo
presdiUe en todo mumcnta b prohibición de dicho aclu.ar. que dehú de usarsu anu.i dq luego en
G1S0S e.NcejKJtiri,iles; quo los dolítos caííñcado&scin lus correcto,

DEFENSA:Que no hubo Intensión de su pairncínado de herir mortaiíiiwite al occiso,id no reducirlo,


iror ello es que tlíspani n'los jdes,epie dado el terreno del lugar,lastro chas, cl disparo le (inpncta en
nlrujugardesu cuerpo. .♦ se registra «it andlo,

> TFRrRR pftR<.iiPHR<rm: Peligro de Fuga y Obstactillzitdón «Jo líi InvesUgaclón.-

MINISTERIO PÚBLICO; Que Se deberá téiier en cuenta que el Investigado no bn demostrado tener
tm arraigo ííoiiddlíaric ttí famlIkíR toda ve;; qin? conrornícha sido mendottncto por él mismo en su
declaración vn preséncin de jm abogada ddcnsor.sq familia ha variado dé dOuuciHo. con Í0 qUc Se
tendría qne le sem íácil sustraerse de la ficción de la insiicía al variar no.solo de doniidilo. sino
además- ile huir de ¿sin ciudad, más aún .si se considera que vs urm persona que íiü tiene bienes
propios «pie lo stjjctcri a esta localidad, ni r.imHía [e.spnsa c hijos)que ticjxímlan económlc.inumlc de
él. no teniendo obligaciones lo snllcienlcnicnle sólidas para impedir que pueda su.straerse de la
localidad y cvrida a |a {usticip. la naiurale?-! de la pena po-dhlc a jroponcr.sc seria de naturaleza
efectívm. pues exisdría un concurso real dé delitos, y Li pena superaría a los oiairo afms de pena
ZT
privauva tlf líbtríütJ. cjui- debe -.'.iloivírse el hecho ile la.'*; cojjseciu-nciaí: dooitc Upo deileltli».-?,donde
se porte en ritSRnrt hi pr»pi:i hjirrtnnídrtti%iKra\'ic».\Cícíí>[ y í.i sñlíul de las míspias.que rtcirrca Uij <lanti
no Solo tícontwriico shio esira pairirjiunlnl que ilebe e.'ilt>nsrse que el Ínveslij;¡vdo nn dio cucóla o su
hnsci con el íiti íle evíitltr lesponsabSlid^td, que ílc3>e tenerse cii cuenta que, existe riesgo de
irtattfriajixadón de obstocuJizacjón n liavcnguacíón de h verdad {peligro tic ohslaculizncíón}.debe
tenerse e« cuerna que.existe la posibilidad qdcel proccsJ<lci>uciÍo htíluir cii Jas resultas del proceso
irnt-artdo de minimizar la ímen-e5;cjtin y ajegnjwlo qi;e ulílixo el arma de rcRliimeiito ante defensa
pnipía.sin embargo no pidió apoyo a su base o dar cuenta mediante mtho.sumatlo a Ja íacilldad con
la que hatt actuado para etuorpeccr on el iionnal desarrollo do la investigación on redacción de actas
de ¡rttcrvcndón,sumado a que aún se encuentra pendiente la acfiuidón las dcniás íasex del proceso
como lo es la investigación iireparatoria,fase interrnedin con l:i posible etapa de luzgamientu.siendo
iiecúsijríti cojtrar con ín presenda de los imputados, el cual rcsuita necesario que se éíicttfifttren
ligados al présenle proceso hasta sú término.- Jo demls $c registra en audfo.

ABOGADO fi£lA DEFENSA:í'recisa que.su patrocinado cuenta cón ajTaigo tlomidilariiü,familiar v


Inhoral (cnrre traslado do documeníaíes a la representante dd ministerio publico) que su
pairodnadn lia cobloraiUii vu ia investígiicíójj, de que pelígruMle fugd se está hablando si t^ídido
opnrttínídnd üc poder huido no lo lia hecho y Se encuentra ert 3á ^la,que respecto al peligro de
obslaajJtoddn precisa cpia se fiahiún livcíio el crchciita a noventa |Kir ciento de la tfillgencias en qüe
actos va a obstaculizar..-(o demás se rt^istm en atidío.

bUN'ISTEUIO PUBLICO:Se Jeptrne.! Invista unact.i de n.icimívntOr^ima constancia dotnkilloria que


el juez de puz Ijacv Cont.-ir qile el Invesligado ücne domicKIn en M"/. El LolC 38 del AÁflU el ítiüio;
una con.stancía de Cóhvjvencía,constancia ilt pasfvSión: jirertsa qiicdícb.iscóastánclas no pueden ser
vaim-adas dado quc el |ucz del indio no éjcrcc h}nclf>ne.s )}otarlak-s; sin perjuicio de ello cómo ts
posible que el juez de paz. precise que vive allí sise encoritniha deienidu en h díviiicré sealcamádo
con.st.uicia en la que xo preds-a que d inye.stigadu prfísw .svrvicicw? en la policía imcloaal del,Perú y
ciiortU! con un año y.quince-días; qiic medlantc uh procedimiento atímliiistrativo el Investigado va a
.ser.sus]jertdldo de ta Instllúción.- lo dcniü.s.se registro en audío.

REj-N'SA: Qut- del acta tie iiaciinfctur» de su menor inj.-i ap:irc-ce Li misma dírecciúrt. con los cual se
itCredlbj losnrfziígós.- -ve rcgist-ra en atidío^

MINISTERIO PUBLICO: Que si se lemiie a !:i lespuesla de 38 de su declaractún ha referido que su


í.imllLT ha salido de alh" ioda vez que venían alendo anienait;uh>, como es que el juez, do paz deja
constancia que vive en dldio domicilio,cotísitlera qtiesj hay un pellgracltí fugay obstaculización.-se
registra en audlo,

DEFENSA: Que la familia el día ifc los hechos tuvieron que .vailr a efúcro'de té'ncr ün buen recaudo,
pero rti db siguiente Sollcítóron resgii.irdo a (a pallcín del Indto. que' la reproséntante dc-í ndnlfterio
no puedo afirmar que su patrocinado será suspendido de f.i función totb vez. que desconoce del'
jnoceso adntirtistraiivo.

^ PLAZO DE !.A PRISIÓN.- Necesidad y próporcfonniidárf de la penn.-

MlNlSTEfUO PiÍBUCO: Que riehv i'aloradn el daño cnus-ado eti el prejicruc coso, la imposición de la
prc.stírtíc medida resulm ser PROPORCÍONAL ntls aún si se encuentra pendiente i.a aaunción de
diligencias tanto de cargo conio <lc descargo,que requieren Ja sujcdón de la ImptiLida con la prcséntc
causa,que lespecloa ta duracfótj de In im?dlcla atendiendo a que rtósidtt nccesarfu actuar diligencias
de iwlufTiIcza mterinsUlucloÉuil ni recabar ÍJis pcricla.e de drogas, dedamcíoncs de te.sUgos, resulta
nece.«ariu que la niédlda .t iinporu'rse 5e mm'gUo pnjr él PU'ÓO UE 09 MESES a fin du afrontar las
etafws correspondlentc.s ilcl Príicej-'o Común a instaiirai'?e.-fo demás:.sc registra en audío.
'i'

DEFENSj\í f'n:di"a qut la jucdída de prü;i6n prevenir-'a no es: necesaria qut existen otras medidas
como b c-^itiictnrcccncb c«ni rcstrlccuíncs o comparecencia ín'mplc; In rcprcwnlonk* ilct cntnistcrió
pubSicti no csi.i cotislüeranda qiic se csiií hníüatído de nn efectivo pulida) con tina condiicu
íntaclioiilc. que onn hny dudo de h comérfóu de ios íiechos-- lo dcmnssc registra en audíw.

MINISTERIO PUBLICO; Precisa que nt» puedeporcbiJíarsepor unn u otra pant% que ca'persecutor
de la It'calrrfod.

JliEX: Precisa que rospccip n estos hechos hay otro caso.


'

MINISTERIO PUBLICO:PrccLtaque si qucyn hay Sentctida.-

INVESTIGADO: MIRANDA R0JA5 ELVIS|OEL:Precisa qiiesti accionar se cncítenlrn amparado que


reguía cítiso de la fuerza,que en todu nioiiicntoa colaborado con iajusdrla.qücún ningún momento
ha intentado de t)hstaculízar, que vivq en l'íurn d indio, sn trabajo cshi ncá. que en presencia de Ja
líscal no su l« leyeron sus derechos, que m» Ita pasado recoaocinilento médico en el día.sino ai día
siguiente.'Se rcjjistni en nudío. -

resolución NÚMERO: DOS


Costilla, dieciséis de enero
Ücl nñn Dos mil Diccinucvtv
F'artcCofisUlcraUvarSe registra en Audiu,
Parte rcsíiUicIva:Se iranscrlhc,

S£ RESUL1.VK:

1. Declarar FUNDADO el roquerímioino Fiscal ile F'rislún prévenil^'O solicitado por el


Ministerio PhHdico. en el proceso seguido contra MIRANDA ROJAS ELVIS JQEL, por Ja
presuma cnunsíán del delito KOMICIOIOSfMPLE,dciho previstpy típiRcaclo en el arnVuIq
lÓR* de! código penal y por el delito de ABUSO DE AUTORIDAD, delito previsto y
ttpSficadt» en el nrticnln 376" del códfgn penal , en agravio del occiso füAN CARLOS
RAMÍREZ CHOCAN (ucdstt). rcprúSetUndo pcir Sti niadi c María Eft^enla Chocan Lnpcz. y el
segundo además en agravio del ESTADO represemado por fa. l'oMcial Nacional del Ferú
2. Se disirone e¡ PUXOJiE-SXEXlUUjeSEll^JUto COMPUTADOS A
PARTIR DE U PKCIIA DE SU DETENCIÓN. ESTO ES DEL DIA 13 DE ENE'RO DEL 2019.
VENTERA EL DIA 12 DE AGOSTO DEL AÑO 2019.
3. DISPONER,el Internatnícnto de- la ¡nvc.";tlgado en cJ Estahlecindcnto Penal de varones de
l'iura. púf él pjnzd aníes mencionado, OFICIANDOSE para tal fin.
4. SE DISPONE cur.<tar la ficha de RENiPRüSde la imputada, ddiiéttdose ófitínr pafá tal fin a
b Oficina respectiva.
5. QUEDAN NOTIFICADOS toeJoi UwsujetosprneuKdes presentés.

Ministerio Público: Se rc.terva


Defensa: Tamos ."I apelar.

JUEZ:SE LE.S CONCEDE el plazo de ley a la dcfetisa para que rundamenté, bajo ajicrcíblmlcnto que
en caso tío iicf h:icerl« do decorar inadmisible .su reciirsa

V.CONrUl.SfÓN:
.•«a ;I
31 -w' .

Sjcrndü í:»s il-Al tío la tr.aíiaua.íoíi.-í t'ar icrnitiiad;» Jíuiudicncui y pora-nada la grabación dt-l aiidúj.
pnnedícnílu a in tiiar oí neta t-J ü-.-mW {ucr. y 'A Hspcfialísia JiididnJ de óiithencias i-r>cr»fgnílo lít- la
rotiacriáts lít-í .ict.» tU-l lirez.
iftá

i'i '¡/i !J )l in¡ K:

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE PIURA


TERCERA SALA PENAL DE APELACIONES

EXP. N°: 00435-2019-1

PONENTE: SR. VILLALTA PULACHE

Resolución N° 09
Piura, 29 de enero de 2019

En el proceso seguido contra Elvis Joel Mirando Rojas, por el delito de homidcüo
simple y abuso de autoridad en agravio de Juan Carlos Romírez Chocán; la Tercera
Sala Penal de Apelaciones de Piura, ha emitido la siguiente:

I. ANTECEDENTES

1.1. incriminación y justificación del pedido de prisión preventiva:

a) El representante del Ministerio Público ai formular el requerimiento de prisión


preventiva, sostiene que el día 13 de enero del 2019, aproximadamente las 13:40
horas, mientras los efectivos policiales S3PNP Carlos Júnior Carhuayo Cruz
(conductor] y el S3PNP Elvis Joel Miranda Rojas (operador) se encontraban de
sen'icio de patrullaje a bordo de la móvil EPC-509, estacionados frente a la
Universidad Alas Peruanas, fueron alertados por un ciudadano que por el callejón
de la Universidad San Pedro, saldría una mototoxi color amarilla con negro donde se
trasladaban tres sujetos desconocidos que momentos antes habíon asaltado a un
transeúnte. Al aparecer la indicada mototoxi, su conductor al notar la presencia
policial, procede a girar en U y se da a la fuga por el mismo callejón por donde
habían venido; procediendo los efectivos policiales a su persecución, luego a un
aproximado de 500 metros, cada efectivo policial realiza un disparo disuasivo al
aire; ante lo cual la mototoxi se detiene, bajando raudamente del asiento posterior
lo persona de Juan Carlos Ramírez Chocán, corriendo por un callejón del lugar de
los hechos, al igual que la unidad policial se detiene y desciende raudamente el
operador S3PNP Elvis Joel Miranda Rojas y empieza la persecución contra el
mencionado Ramírez Chocán haciendo cuatro disparos al aire, pero ante la
negativa de detenerse, es que el referido policía efectúa un quinto disparo
impactándolo en la región vertebral del ahora occiso Juan Carlos Ramírez Chocán,
que le ocasionó la muerte.

b) Por estos hechos, formaliza Investigación Preparatoria, contra el 53PNP Elvis Joel
Miranda Rojas, por la comisión de los delitos de homicidio simple, tipificado en el
artículo 106 del Código Penal, y de abuso de autoridad, tipificado en el ortículo 376
del Código Penal, en agravio de Juan Carlos Ramírez Chocán, y el Estado,
33'
ANEKO 02

01^
¡specíivamente; precisa al existir graves elementos de convicción que vinculoríon
J. imputado como autor deJos referidos delitos, la prognosis de peno serio mayor de
cuatro años y existe el peligro procesal en variantes de fuga y de obstaculización de
la actividad investigatoria, y de conformidad con el artículo 268 del Código
Procesal Penal, solicito prisión preventivo por el plazo de nueve meses.

1.2. SOBRE LA RESOLUCION DE PRIMERA INSTANCIA

1.2.1. Mediante Resolución de fecha tó de enero del presente año, el Juez del
Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Castilla, evaluando los
presupuestos de la prisión preventivo y en relación o los graves elementos de
convicción que vinculen oí imputado como autor del evento delictivo incriminado,
expresó:

a) Conforme ha quedodo ocreditado, se aprecia que se está ante dos hechos:i) el


delito contra el patrimonio en el cual existe un agraviado, ii) el presente hecho,
ha sido un tema en flagrancia delictiva y en una persecución el efectivo policiol
ha persuadido para tratar de reducir o los personas. Agrega el A quo que el
hecho o probar en este caso es lo existencia del dolo o culpa por parte del
efectivo policial. El investigado acepta haber efectuado el disparo al agraviado,
asimismo hay la testimonial de Rocío del Pilar García Córdova, quien ha sido la
persona que auxilia en un primer momento al agraviado. El artículo 8 del D. Leg.
1186, establece reglas del uso excepcional de la fuerza letal, en su inciso 3ro,
prescribe: el personaí de la Policía Nacional del Perú, excepcionolmente podrá
usar el arma de fuego cuando sea esfricfamenfe necesario, y solo cuando
medidas menos extremas resulten insuficientes en las siguientes s/Yuocíones: a)en
defensa propia o de otras personas en caso de peligro real e inminente de
muerte o lesiones graves: b) cuando se produzca uno situación que implique
una seria amenaza para la vida durante la comisión de un delito
particularmente grave: c) cuando se genere un peligro real e inminente de
muerfe o lesiones graves como consecuencia de la resistencia ofrecido por la
persona que vaya a ser detenida; d) cuando la vida de una persono es puesto
en riesgo real, inminente y actual por quien se está fugando; e) cuando se
genere un peligro real o inminente de muerte del personal policial u otra
persono, por la acción de quien participa de una reunión tumultuaria violenta.
Según lo pericia de balística forense, el investigado ha utilizado su armo de
fuego de acuerdo con su narración de los hechos reconociendo que disparó
contra el agraviado, por lo que no se advierte culpa.

En la escena del crimen no se ha corroborado el arma de fuego que utilizaba el


agraviado, como alega la defensa; no habría conexión en la defensa que
sostiene que el agraviado estaba haciendo ademán de sacar un orma de
fuego que reviste un peligro de muerte o peligro inminente pora su vida,
situación que no resulta ser clara; no ha sido encontrada el arma de fuego
alegado por la defensa en poder del agraviado, y la pericia indica que el
agraviado no habría usado arma de fuego; por lo que no se advierte que esté
justificada la acción del efectivo policial. No se acredito, hasta el momento, a
las personas que habrían participado en el hurto cometido por el occiso. El uso
de arma de fuego no la encuentro conforme a las reglas establecidas por la
Institución Policial, como 05 el uso excepcional de la fuerza letal. La testigo
presencial García Córdova, testifica que el efectivo policial realizo el disparo que
«fe OQ.
1#
ocasiona la muerte de! ograviodo y éste no portaba ningún arma: todos estos
elementos vincularían al investigado con la comisión de los delitos, pues se
acredita que hay una persona fallecida y el denunciado reconoce haber
efectuado el disparo que trojo como consecuencia su muerte.

1.2.2. En cuanto al segundo presupuesto de la prisión preventiva reférído a la


prognosis de pena mayor de cuatro años, señaló que: "opera en el caso del
imputado presente, a quien se le imputa la comisión de delitos de hom/c/d/o simple
subsumido en el artículo 106 del Código Penal que sanciona dicha conducta con
pena privativa de la libertad no menor de seis ni mayor de veinte años; asimismo, el
delito de abuso de autoridod previsto en el artículo 376 del Código Penal reprime al
funcionario público que abusando de sus atribuciones, comete u ordena un acto
arbitrario que cause perjuicio a alguien, establece una pena privativa de la libertad
no mayor de tres años, por lo que estóndose ante la figura de un concurso real, lo
pena superaría los cuatro años privativa de la libertad, y así se arribe a una salida _
alternativa, la pena de igual forma superaría los cuatro años de privación de la
libertad; atendiendo a los elementos de convicción, solo por el delito de homicidio
se superaría la prognosis mayor de cuatro años de privación de la libertad".

1.2.3. Respecto al peligro procesal, concluye que se presenta tanto en su variante


de peligro de fuga y obstaculización de la prueba

"En el caso de autos, nadie pondría en tela de juicio que el denunciado es un


efectivo policial, con ello tiene trabajo conocido y se acreditaría el arraigo laboral;
ergo, el recibo de Enosa 5497326 se encuentran a nombre de José Ronaid Miranda
Andrade, persona distinta al procesado y no podría ser valorado dado que el
procesado es podre de familia corno se acredita con el acta de nacimiento de su
hija Alison Luciana Miranda Montoya; de la constancia de convivencia, se debe
precisar que efectivamente en el distrito de Castilla existe una notaría pública y es la
encargada de realizar todo tipo de constancias, pero el Juez de Paz indica que
Elvis Joel Miranda Rojas y Lisbet Yesenia Montoya, domicilian en Mz. El If 38 El Indio
desde hace ocho años, sin embargo en la fecha de la constatación el investigado
se encontraba detenido, entonces no pudo verificar dicha situación; sobre lo
constancia de posesión es de 15 de enero, los hechos suscitados ocurren el 13 de
enero, en ese sentido esta constancia no se encontraría acreditada, por lo que no
se evidencia acreditada un arraigo domiciliario que haga prever que el investigado
se mantendría en un lugar conocido: por otro lado, se debe considerar la gravedad
de la pena a imponerse ya que nos encontramos ante un concurso real de delitos:
asimismo sobre el tema de obstaculización dado .que el investigado es efectivo
policial según la tesis fiscal puede entorpecer el desarrollo de los actos de
investigación, aunado a la demora de poner en conocimiento de! superior lo
ocurrido, y según indica el Ministerio Público el investigado no brindó ayuda o
apoyo al agraviado, sino que ha sido por presión de los pobladores que habría
llevado el cuerpo o un centro médico, por lo que hay presunción procesal de que
se podría obstaculizar una libre actuación probatoria".

II. SOBRE LA AUDIENÍCA DE APELACIÓN:

2.1. La defensa técnica del procesado Elvis Joel Miranda Rojas


oz

jüciía se revoque la resolución impugnado que dictó prisión preventiva por el


^iozo de siete meses y se le dicte.comparecencia restrictiva. Sostiene que el 13 de
enero del 2019 su patrocinado Miranda Rojas, quien era operador de la móvil de
placa N° EP- 509, conjuntamente con el chofer del vehículo Policial, se
encontraban realizando servicio .de paírulíaje a inmediaciones de la Universidad
"Alas Peruanas", en circunstancias que son alertados por un transeúnte que
minutos antes había observado un robo por porte sujetos que se desplazaban en
una mototaxi color negro con franjas amarillas y en las puertas laterales había un
ticket de conejo; los efectivos policiales logran divisar que la moto salía por el
callejón que señalaba la información recibida;cuyos sujetos al percatarse de la
presencia policial emprenden la huida girando en U; los efectivos policiales
prenden la sirena, dan la voz de alto policía y se inicia una persecución por
aproximadamente 500 metros; los tripulantes de la moto no se detenían,
circunstancias que el efectivo policial Carhuayo Cruz efectúa un primer disparo
disuasivo al aire, luego su patrocinado hace un segundo disparo disuasivo:
momentos que se escucha un disparo proveniente de la mototaxi; en dichas
circunstancias por el lado derecho de la mototaxi baja el occiso y emprende la
carrera y se inicia una persecución por parte del efectivo policial Miranda Rojas,
esta persecución se da a pie, llevando el occiso una ventaja de 20 metros y el
efectivo policial le dice "alto policía" y hace cuatro disparos disuasivos al aire, ante
la negativa de detenerse y ante un peligro real de su vida, toda vez que observa
de la parte de su cintura hace el ademán para efectuar el quinto disparo;
momentos que una turba de diez personas impedían la labor de Miranda Rojas, a
fin de prestarle los primeros auxilios, pero pudieron trasladarlo en la camioneta
policial; agrega que paralelo a ello, desciende del lado izquierdo de la moto el
sujeto identificado con alias "24" quien realiza un disparo hacia la camioneta
policial y logra huir de la zona. Acoto que el PNP Carhuayo Cruz logro intervenir al
chofer de la mototaxi Escobar Cono, sin embargo, es una nueva turba quien
impide el arresto, y es en esas circunstancias que ante la herida que habia sufrido el
occiso, inmediatamente los efectivos policiales lo trasladan a la clínica Miraflores
donde llegó cadáver. Por otro lado refiere que a inmediaciones del Atlantis había
otra camioneta policial de placa de rodaje PL - 147 conducida por el efectivo
Policial Castro Villegas y el copiloto Flores Macalupú, quienes alertados por el
agraviado Danfer Cutin Santos, a quien momentos antes le habían despojado de
350 soles y sus pertenencias personales, y proporcionando las características de la
mototaxi cuando era traslado a la comisaría de Tacalá, identifican al conductor
del vehículo, logrando la captura de Escobar Cano, conduciéndolo a la
dependencia policial.

En ese sentido indica que los graves y fundados elementos de convicción, no se


don de manera copulativo, conforme al artículo 268° del Código Procesal Penal y
la Casación N° 629-2013 - Moquegua; que lo Fiscalía con el acta de intervención
policial del 13 enero 2019, da cuenta de la persecución y posterior traslado del
occiso ol nosocomio: el acta de intervención policial de Escobar Cano de la
misma fecha, sujeto que logró huir pero es capturado por otro equipo de efectivos
policiales; la declaración del agraviado del delito de hurto Cutín Santos quien ha
reconocido plenamente al occiso y a Escobar Cano como autores del hurto
agravado; este agraviado señaló que atacado por más de tres personas, con
violencia contra su persona; y que la fiscalía a través de la figura de Terminación
Anticipada, el 16 enero del 2019, el procesado Escobar Cano, ha sido sentenciado
por el delito de hurto agravado, conocido por la mismo fiscal que lleva a cabo el
'esente proceso. Continuo con su alocución monííestondo que la declaración de
.„s efectivos policiales Castro Villegas y Flores Macalupú, que dan cuenta de la
forma y circunstancias, en que se produjo la intervención de Escobar Corio, quien
ha reconocido su participación en los hechos: lo declaración de García Cano,
señalando que su patrocinado en ningún momento trató de auxiliar oi occiso pero
no dice los circunstancias porque se negaba.

Acto seguido indica que se trata de un enfrentamiento policial, que el dictamen


pericial de balística forense 3657- 2019, da cuenta que la pistola sisawere y prieto
Bareta se encontraron operativas; el informe pericial de la inspección criminolística
N° 3919 da cuenta de los casquillos encontrados, que los efectivos policiales han
realizado dos disparos dentro de lo camioneta policial y cinco disparos en la
persecución; el informe policial de inscripción criminalística forense, señalando que
esos son los dictámenes periciales oficiales; ante ello la defensa técnica manifiesta
que oportunamente ingresó al ampro del artículo 177° del Código adjetivo, pericias
de parte evacuadas por los peritos Torres Casimiro y Vósquez Calderón, donde se
ha concluido que el disparo que recibió el occiso tiene un ángulo de proyección
de 21 grados, y que el examinado presenta las características técnicas de herida
de punzo perforante ocasionadas por proyectil de disparo por arma de fuego, y
que se encontraba en una posición anatómica inclinado o ogazapado hacia
adelante con rotación ligera de derecha a izquierda, y que el lugar donde se
produjo el incidente del tiro, corresponde a un piso sinuoso; agregando que con
esa pericia de parte se da cuenta técnicamente el tema del enfrentamiento
policial. Así mismo, indica que ios informes policiales de ingeniería forense N° 2 y 4°
que dan cuenta que el hoy occiso, donde la fiscalía funda su teoría para pedir el
requerimiento de prisión preventiva, no habría efectuado ningún disparo, y que sólo
los efectivos policiales habrían efectuado disparos; sin embargo, precisa que la
defensa ingresó el informe de parte, suscrito por el perito Torres Casimiro, donde se
da cuenta que lo absorción atómica practicada al occiso, da un falso negativo;
señalando la abogada, que cuando el occiso fue trasladado a la clínica Miraflores
y se certificó que llegó cadáver y trasladado inmediatamente a la morgue para
practicar lo necropsia de ley, recién a las 5:40 de la tarde recién se ha efectuado
la pericia de absorción atómica, y que por eso la pericia de parte da cuenta de un
falso negativo.

Del mismo modo señala que se tiene la Ley N° 28858 en el art. 1 establece requisitos
para el ejercicio legal de ingeniería, donde se precisa que todo profesional que
ejerza labores propias e ingeniería deberá requerírsele que se encuentre habilitado,
ergo el apartado a] de lo citada ley, señala que el perito para que participe en
labores, suscriba o firme una pericia, deberá estar debidamente habilitado, ^ en
base a ello refiere que el perito Campos Urbina Fernando David que efectuó la
pericia de absorción atómica, al hoy occiso como a su patrocinado a la fecha no
se encuentra habilitado por el Colegio de Ingenieros del Perú, haciendo de
conocimiento a la judicatura que la defensa técnica ha presentado una tutela de
derechos a efectos de solicitar exclusión por prueba ilícita.

Como siguiente punto, manifiesta que el D.L, 1186 con fecha de doción 16 agosto
2015 y el reglamento expedido a través del Decreto Supremo N° 12- 2016, del 27julio
2016, establece en el artículo 7 inciso 2 párrafo b) numeral d), los niveles del uso
de la fuerza y dentro .de ellos señala cuales son los niveles reactivos y
específicamente precisa las circunstancias en que se puede utilizar la fuerza letal.
G-'L-

íñalo lo citado normo quo los efectivos policioles podrón hocer uso de los armas
„e fuego contra quien realizo uno acción que representa un peligro real e
inminente de muerte o que lesiono grave, paro controrrestor y defender la propio
vida o lo vido de terceros; asimismo indico que es importante que se tengo en
consideración que el artículo 3° del D. S. 12-2016 que reglamenta el D. L N°
1 180 considero en el párrafo d) del mencionado artículo, que es peligro real e
inminente, cualquier acto evldenfe, manifiesto, inmediato generado por quien
empleondo la violencia con objeto de arma puede causar lesiones graves o
n-,y0i-f0_ y 0sio es complementado con el Manual aplicado de Derechos Humanos
pora la Policía de las Naciones Unidas, específicomente en las páginas 36 y 37,
donde señalo que el arma de fuego se utilizó en circunstancias extremas , en
defensa propia o en defensa de intereses de terceros; y que el artículo 8 del
acotado DI. señala taxativamente que observando io establecido en el artículo
4; es "decir, los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad y lo que
dispone el artículo ó, esto es el uso de la fuerza de manera progresiva, nos lleva a
lo que dispone el inciso 3 parágrafo c), donde permite el uso de arma de fuego
a los efectivos policiales cuando se genere un peligro real y eminente pora su vida
y asi mismo, la consecuencia de lo resistencia ofrecida de la persona que va a ser
detenida. La defensa técnica señaló que se efectuaron dos disparos desde la
camioneta policial y los tripulantes de la mototaxl no se detenían, por lo que se
emprende la persecución de uno intervención completamente legitima donde se
han efectuado 4 disparos disuasivos; el peligro real y eminente ha sido señalado
por su patrocinado al momento de declarar y manifestar que observa que desde la
pretina de su pantalón, el occiso trataba de apuntarle; y que dirá la fiscalía que
la prueba de absorción atómica resulta negativa para el agraviado, sin embargo,
hemos ofrecido una tutela de derechos y la constancia que el perito no se
encuentra habilitado y en el supuesto negado que se le pretenda dar validez, tiene
la pericia de parte que da cuenta de un falso negativo, respecto de la absorción
atómica del hoy occiso.

Adicionaimente refiere, que se debe tener en consideración el artículo 20incisoll


del Código Penal que señala: "está excepto de responsabilidad penal el personal
de la fuerza armadas y policial que en cumplimiento de su deber y en uso de sus
armas en forma reglamentaria, cause lesiones de muerte , que está acreditada la
comisión de un hurto conforme en el expediente N° 403 - 2019, donde se
sentencia o Escobar Cano a una pena suspendida por hurto agravado, en agravio
de Cutín Santos; que está acreditada la persecución policial porque este es un
hecho no controvertido; que está acreditado la resistencia que puso ei hoy occiso
porque su patrocinado realizó cuatro disparos disuasivos al aire y ante un peligro
real e inminente tuvo que hacer uso del arma de fuego. En cuanto a lo señalado
por la fiscalía, sobre que el disporo se efectuó por la espalda, indica que si se va en
una persecución por máximas de la experiencias y por lógica, la persona que lleva
la delantera en este caso el occiso con veinte metros, lógicamente que tenía que
correr de espaldas hacia el efectivo policial, aunado a las características del lugar
donde se efectuó lo intervención policial.

Considera la defensa que no se cumple con el primer presupuesto de los graves y


fundados elementos para requerir ei mandato de prisión preventiva, por lo que al
no existir estos elementos no se podría hablar del segundo presupuesto, de
prognosis superior a los 4 años, toda vez que estima, que el actuar de su
patrocinado respecto del delito de homicidio simple, se circunscribe en la causal
■7^ ? Qt

, ícogida en el artículo 20° de! Código Peno!; y respecto al delito de abuso de


„ütoridod, al tratarse de una intervención legítima no se configurorío dicha
situación. Respecto al tercer presupuesto, peligro de fuga o de obstaculización y
cuál es el comportamiento del procesado; indica que el A quo señala que con la
declaración de la testigo, el efectivo policial de manera voluntaria no resarcía el
daño porque no brindó ayudo, pero que del video que ha sido visualizado en esta
audiencia, se aprecia que su patrocinado inmediatamente auxilio al herido y lo
traslada a la clínica Miraflores. Del mismo modo menciona que, el A quo señala
que no se había puesto en conocimiento inmediato de la fiscalía la intervención
policial; por lo que refiere que esa situación ha quedado desacreditada a través
del propio informe policial que da cuenta que es el personal de la policía de
Tacaló quien informa de esos hechos hacia la fiscalía de Castilla.
Sobre el peligro de fugo, básicamente sobre los arraigos, personal, laboral y
económico, refiere que el A quo a señalado que era imposible que su patrocinado
tuviese un arraigo familiar, toda vez que el mismo hobía salido del hogar de sus
padres y que el hecho que su patrocinado viva en el domicilio de sus padres, para
el juzgador no le daba un arraigo familiar. Agrega que se cuenta con una
constancia del teniente gobernador del A.H. El Indio, la señora Juana Rosa Odar
Viera, quien da cuenta que el domicilio de su patrocinado es donde viven sus
familiares, y que tuvieron que salir del lugar porque venían siendo atacados por los
familiares de! occiso, pero que retornan o su domicilio con fecha 15 enero del
presente año; lo cual queda acreditado con la denuncia interpuesta por la
Procuraduría de orden interno, toda vez que se atacó posterior a los hechos la
comisaría de Tacalá; ofreció las planillas del módulo de visuaiización, donde
acredita que el efectivo policial Miranda Rojas, presta servicios en la comisaría de
Tacalá; asimismo ofreció el reporte de información personal, que el RIPER da
cuenta que el señor Miranda Rojas tiene un año de haber egresado de la escuela
de suboficiales, a la fecha no registra ninguna sanción, ningún tipo de
investigación.

Acota que el A quo considera que por ser efectivo policial necesariamente va
perturbar la investigación; sin embargo la mayor parte de la actividad probatoria
ya se ha desarrollado en el presente proceso, ya se han evacuado las pericias
respectivas. Ante ello, la abogado defensora considera que se genera un mal
precedente porque la lectura de la resolución del Juez, es que el efectivo policial
inmerso en una investigación, necesariamente va a perturbar el giro de la misma y
el proceso lo tiene que llevar con prisión preventiva; en ese sentido adjunta una
constancia expedido por el comandante de la PNP jefe del área de persono) de
la I Macro Región de Piura, de fecha 21 enero 2019, expedida por el comandante
PNP Castillo Talledo donde se da cuenta que el S3 PNP Elvis Joel Miranda Rojas,
con el C.l.P. N° 32212878, a la fecha se encuentra en actividad, el mismo que en
aplicación del artículo 77 de la Ley N° 30744 será incorporado automáticamente al
servicio policial una vez que obtenga su libertad; asimismo señala que en
cumplimiento del artículo 30 del Decreto Legislativo 1149 en el artículo 39 y su
reglamento, su patrocinado no se encuentra comprendido dentro de los causales
para ser reasignado, ergo se está garantizando la presencia del efectivo policial al
proceso, por cuanto el mismo no se encuentra inmerso en las causales para ser
rotado; ofrece la constancia notarial expedida por el notario Rivera Rodríguez,
donde da cuenta que hasta antes de la intervención policial vive en el domicilio
de sus padres; da cuenta también que su patrocinado vive con su conviviente y a
i». ■

fecha tiene uno menor de 1 año 9 meses, constancia domiciliaria que también se
^Jcanza en este acto; respecto a lo proporcionalidad, necesidad y la idoneidad
de la medida, considera la defensa que no dándose todos y coda uno de los
presupuestos de la prisión preventiva, la medida idónea sería una comparecencia
con restricciones que sujete a m¡ patrocinado al proceso, porque es el principal
interesado en el esclarecimiento de los hechos, sujeto o las reglas de conducta que
el A quem considere imponer , así como una caución económica que sea
acorde al ingreso mensual de 1,500.00 que percibe según la planilla virtual que se
alcanza: considera la defensa que lo duración de la medida no se encuentra
ajustada a derecho; que lo prisión preventiva debe ser revocado porque se ha
dado un enfrentamiento legítimo.

2.2. Argumentos del señor Fiscal Superior

Sostiene que, la base de todo estado tiene un soporte, su razón de ser, se centra
en la persona y su dignidod; el artículo 1 ° de la Constitución dice, "La defensa de la
persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y
del Estado"; que no se discute que la institución policial cumple un rol fundamental,
para el soporte de la seguridad y la democracia, pero que ninguno de los
miembros de la institución policial están facultados para hacer el uso indebido
de un instrumento que se les otorga para realizar un trabajo dentro de las
limitaciones que la ley impone; que el uso del arma de tuego no es uno carta
abierta para que indiscriminadamente quienes están obligados a poner orden
vayan quitando la vida a las personas sólo porque tienen la condición de
delincuentes; y que en una democracia, no se puede aceptar ese razonamiento,
tanto al interior de la Policía Nacional como de aquellos que han venido opinado
de esta situación que se ha presentado en esta jurisdicción.

Por otro lado refiere que ha dicho la defensa que no se dan los graves y fundados
elementos de convicción; que la defensa ha dicho que el imputado Miranda
Rojas hizo uso de su arma de fuego, porque el occiso se le enfrentó; que si hubo un
enfrentamiento porque en la pericia que se ha realizado solamente se da cuenta
que los proyectiles encontrados pertenecen al armamento que utilizaron los policías
Miranda y Carhuayo; ante lo cual considera el señor Fiscal Superior, que hay un
hecho ilícito que no se puede soslayar, sobre lo base de que el efectivo policial ha
actuado en legítimo ejercicio de sus funciones.

Agrega que el día 13 de enero 2019 el efectivo policial Elvis Joel Miranda Rojas en
compañía del sub oficial Carhuayo Cruz Carlos Júnior, se encontraban apostados
frente a la sede de la Universidad "Alas Peruanas" , el carro de la policía
presentaba una avería y en el momento que Carhuayo estaba mirando que
pasaba con el vehículo, baja Miranda y se presenta una persona y le dice "del
callejón que ustedes observan va a salir una mototaxi color negro y amarillo donde
van tres personas que acaban de cometer un delito; observan que en la trocha
carrozable que lleva al AA. HH. "Virgen de la Paz" margen derecha de la
universidad, que sale el vehículo y el conductor se da cuenta que hay un carro
policial, da la vuelta en U y regresa; la policía los persigue, el occiso iba en el
mototaxi llegan a un determinado lugar y el vehículo se detiene; los policías
Miranda y Carhuoyo han dicho que ellos efectuaron disparos al aire, primero lo hizo
Carhuayo y luego Miranda; Juan Carlos Ramírez Chocán cuando para la moto
□ja por el lado derecho y se viene por donde está la puerto de Miranda, este baja
, lo persigue, se va con dirección o un pasaje del A.H. "Virgen de la Paz"; y que lo
que se ha visto en las imágenes deja en evidencia que Mirando Rojas persigue ai
occiso, el occiso le llevaba una ventaja según lo ha dicho la defensa de 20 metros.
Ante dicho relato manifiesta que este señor argumenta en su defensa que dispara
porque el occiso hizo el ademan de sacar un arma, "giro, lo miro y le dispara; el
propio Imputado ha dicho que portaba un arma, pero la pericia de criminalística
que se ha realizado en el lugar no da cuenta de ello; que el imputado ha afirmado
que el occiso portaba un arma y que por eso él disparó. De igual manera indica
que no se discute que, la policía Nacional tiene atribuciones que le ha conferido el
Decreto Legislativo N° 1186, como su reglamento Decreto Supremo N°012, que
claramente hace una delimitación legal en el art. 11 del mencionado Decreto
Legislativo, el cual dice lo siguiente "En caso de resistencia activa del infractor de la
ley, que represente un peligro real einminente de muerte o lesiones graves, el
personal de la PNP observando lo prescrito en el artículo 4.ó y el numeral 7.2,. del
D.L. N° 1186, excepcionalmente podrán usar el arma de fuego cuando sea
estrictamente necesario"; por lo que se está analizando es si esa acción del
imputado efectivamente representaba un peligro inminente para su integridad
física paro su vida o había un tercero en peligro por la conducta o el accionar del
occiso.

El representante Del Ministerio Público refiere que, los peritajes son documentos que
han sido evacuados por miembros de la PNP y que le sorprende que hoy se
pretenda desconocer el trabajo del perito Campos Urbina, diciéndose que no es
perito, pero hay un documento que firma como perito; el cual es un dictamen
pericial de ingeniería forense, firmado por Fernando David Campos Urbina, este
es un efectivo policial; ya que hay uno designación del comando. Asimismo indica
que mencionado el D.L. N° 1186 artículo 4 literal c), señala;" el uso de la fuerza es
proporcional cuondo el nivel de fuerza empleado para alcanzar el objetivo legal
buscado, corresponde a la resistencia ofrecida y el peligro representado por la
persona a Intervenir, por la situación a controlar"; por 16 que si el occiso ya estaba
huyendo sustrayéndose de la persecución policial, qué peligro representaba?. En
cuanto a que el imputado ha declarado que actuó amparado en el D. L N° 1186,
basado en el principio de proporcionalidad, legalidad, y en todo mornento ha
respetado los derechos fundamentales, manifiesta que es una información vacía
de contenido, porque la proporcionalidad está en relación o una acción y a una
reacción, en cómo se reacciona ante una acción. Se pregunta si, había razones
fundadas para que el efectivo policial efectúe un disparo, si la persona ya estaba
huyendo?; dando como respuesta que, el que se haya alegado que existió un
arma de fuego, no puede ser rozón para que el efectivo policial haya utilizado el
arma y efectuar disparos que finalmente terminaron con lo vida del occiso.
De otro lado menciona que se debe analizar el video para que quede claro que el
efectivo policial Miranda Rojas no auxilio al occiso, y que el que lo carga en brazos
no es el efectivo Miranda, sino es un tercero de lo zona; que el efectivo Mirando
reacciona cuando el occiso ya había sido sacado del lugar donde cayó hacia el
portón negro, esquina donde está el vehículo estacionado, que reacciona por la
presión de la gente, y que se escucha una persona que de manera desesperada
grita y pide se le auxilie al occiso, por lo que indica que no ha sido un acto
voluntario; no pudiéndose sostener que hubo un comportamiento de auxilio.
Continua con su alocución el señor Fiscal, manifestando que no hubo arma de
07
■ L^j

'SQO porqus previa o esa acción hay una persona agroviado por el delito de hurlo
„gravodo, Que se cometió en ogrovio de Danfer Cutín Santos, quien dio aviso a la
policía, y es auxiliado por los efectivos policiales Diego Benjamín Castro Villegas y
Alexonder Castro Macalupú, que fueron los que reciben la denuncia. Agrega que
Cutín Santos reconoce al occiso como la persona que lo cogoíeo pora quitarle su
cartuchera, que se le ha preguntado si estos portaban armas, dijo no íenían armas;
del mismo modo refiere en cuanto a la testigo Pilar García Córdova, que se le
escucha recriminando al efectivo policial, y que ha declarado que observa el
disparo, observa que el efectivo policial dispara, la señora ha señalado que este
joven vivía en los Médanos y que no portaba arma, y es ella la que ha dicho que el
efectivo policial no lo auxilió, más bien regresa donde se encontraba su
compañero quien se había quedado custodiando a los otros intervenidos; por lo
que ante la situación presentada Carhuayo se desatiende de los intervenidos y
aprovechan para huir, y ocurre lo que se ha visto en el video, suben al occiso al
vehículo y luego lo conducen a la clínica Miraflores.

Reitera que el imputado en todo momento ha referido que ha habido arma,.


porque cuando levantaron el acta de intervención que es firmada por Carhuayo
Cruz y Miranda Rojas; dice el acta que llegan a la clínica y el médico José García
Saavedra diagnostica que la persona llegó cadáver; mientras Miránda dice que la
persona Ilegá herido, lo dejó en la clínica y se dirigió a la comisaria. Igualmente
señalo que, no hubo comunicación al Ministerio Público, pues lo Dra. Castillo
Chírinos se encontraba circunstoncialmente en la comisaria por otros detenido,
toma conocimiento del hecho porque llego la madre y hermana del occiso
preguntando donde se encontrado su hijo, porque le habían dicho que estaba
herido y ahí toma conocimiento la fiscal que había un hecho grave, le pregunta a
los policías y ninguno dio información; por lo que considera que la defensa ha
debido indicar quien fue el que recibió la llamada, a qué hora se llamó; que la
declaración del señor ha sido al día siguiente a la 1.00 de la tarde, lo cual eso es
otro dato para analizar que lo dicho no es creíble; ya que dice el procesado que
después de dejar al herido en lo clínica lo llamaron desde la guardia, pero dice que
"él llamó para dar cuenta de lo sucedido; es un suboficial de III que no conoce la
normatividad y si la conoce no lo supo aplicar, porque si hay permisión legal de usar
el arma de fuego cuando se dan circunstancias excepcionales, cuando hay un
peligro inminente para la vida del agente policial o su integridad física o cuando lo
vida de un tercero está en peligro, solo en esos caso se utilizo el uso de la fuerza
letal, se puede neutralizar esa acción violenta de la persona; y que en este caso no
ocurrió; por lo que refiere que queda claro que esa conducta no puede ser
subsumida en el artículo 20 numeral 11 del Código penal, porque esa normatividad
se aplica sólo cuando la norma y el manual de derechos humanos de la policía
toma en cuenta para aplicarla, si eso no concurre,larpentablemente no puede ser
tratado como un eximente de responsabilidad penal.

La Fiscalía considera que si se dan los tres elementos de convicción; la pericia


balística arroja que el arma encontrada corresponde al disparo efectuado por
Miranda Rojas, y este ha acepado que le disparó, van o tener que valorar si lo que
están diciendo es cierto, que el occiso portaba un arma .de fuego, y que utilizando
esa arma de fuego se enfrentó a quien finalmente le quitó la vida; que el dictamen
pericial que se ha cuestionado arroja que el occiso no efectuó disparos, no tiene
los componentes para indiclariamente sostener que efectivamente hizo el disparo,
se ha dicho hay una victima de robo pero que ha señalado claramente que este
'j
inor no ha portado arma; que se dice que no hay pena probable porque se
„plicaría el eximente del artículo 20.inciso 11 del Código Peno!; onle lo cual
manifiesta que se ha formalizado investigación por los delitos de homicidio simple y
abuso de autoridad, considerando que hay uno circunstancia agravada, dada la
condición de policía la Fiscalía aplica pora tener en cuenta la graduación de la
pena lo previsto en el artículo 4ó-A Código Penal, que dice lo siguiente,
circunstancias agravantes por condición del sujeto activo, constituye
circunstancia agravante de responsabilidad penal si el sujeto activo se aprovecha
de su condición de miembro de las fuerzas armadas, policía nacional"; segundo
párrafo: "En estos casos el juez aumento la pena hasta la mitad por encima del
máximo legal fijado por el delito"; señalando sobre dicho artículo que es una norma
que el legislador incorporó para sancionar aquellos que abusando de la condición
de miembro policial o fuerzas militares, hacen indebido uso de su armamento.
En ese sentido manifiesta que graduando la peno, donde el Homicidio Simple tiene
una pena no menor de 6 ni mayor de 20, se ésta ante un hecho grave, y la pena
probable sí concurre; agrega también que el Ministerio Público defiende la
legalidad, por lo que toda conducta que está subsumida en la normatividad penal
tipificada taxativamente como delito se tiene que cumplir, que el fiscal se somete
única y exclusivamente a los mandatos de la Constitución y la ley, actúan
defendiendo la legalidad y si la ley dice que esa conducta del efectivo policial
constituye delito, el representante del Ministerio Público está en la obligación de
cumplir su función ejerciendo el ejercicio de la acción penal, porque si no lo hace
constituye delito, además de las consecuencias disciplinarias, aquí lo que ha
hecho el Ministerio Público es cumplir con el mandato de la Constitución y no es un
acto arbitrario; no tenemos nada contra la PNP como institución, pero si algún
miembro se equivoca y comete un delito, tenemos que ser firmes; y que en cuanto
a la administración de justicia se baso por principios, la ley de lo carrera judicial y la
ley de la carrera fiscal recoge lo que la Constitución señala, caso de los jueces
artículo 148° y en caso de los fiscales artículo 159, que los fiscales actúan con
independencia de criterio y la garantía de la justicia de la magistratura es su
independencia, sin aceptar interferencias de ninguna clase; la justicia es un valor
que se debe impartir sin intromisión, estamos ante un hecho que corresponde ser
investigado y sancionado: y que si hay circunstancias que atenúan, esa es otra
cosa pero que se diga que este hecho no-es delito, pues sería desconocer lo que la
ley contempla.

En cuanto al tercer presupuesto menciona que se ha dicho que Miranda Rojas


cuenta con los arraigos familiar, laboral y domiciliario, tiene familia, conviviente, un
hijo; pero que su situación laboral no lo sabemos, porque una persona que está
comprendida en un hecho delictivo, hay consecuencia disciplinaria, no obstante
han dicho que el comando le va a dar trabajo aun estando procesado. Señala
también que se ha venido sosteniendo que el efectivo policial cumpliendo con la
ley ha dado muerte a una persona que tenía antecedentes policiales, eso no es
aceptable en una democracia, no se puede aceptar que sólo por el hecho de ser
una persona con conducta disocia! o tener antecedentes penales justifica el
accionar de un efectivo policial, ello colisiono con un principio básico que es la
defensa de la persona humano y su dignidad; asimismo indica que, el artículo 269°
de la norma adjetiva para analizar el peligro de fuga, la Corte Suprema en la
Circular del 201 1 ha establecido que cualquier persona, incluso hasta un indigente
puede tener domicilio.
0

_e igual mañero monifiesto, que hay uno circunstancia que se tiene que tomor en
cuenta, que es la gravedad de íg pena que se espera: hay que señoíar que esta
conducta tiene una consecuencia grave y la pena o imponer no puede ser de
ninguna forma suspendida; respecto oí peligro de fuga, el artículo 269 C.P.P.
establece cuatro supuestos que el juzgodor tendrá que valorar: que lo gravedad
de la pena es otra circunstancia que se tiene en cuenta, paro valorar e! peligro
de fuga: que también se valora la importancia del daño, y que en este caso se ha
quitado la vida a un ser humano, se puede decir era una persona con conducta
disocial, tenía un registro de denuncias, pero es la vida el bien jurídico y el Estado
tiene que protegerlo: también indica que se toma en cuenta la actitud del
imputado respecto del daño causado, y que se está viendo que está justificando su
accionar, hay una conducta que hoy que valorar, pues de haber actuado de la
formo como mando su reglamento no estaríamos aquí, ya que su comportamiento
no ha sido el que corresponde, y que es un criterio que el juzgador tiene que tomar
en cuenta.

Finalmente sobre el peligro de obstaculización, refiere que esa conducta de decir


que el occiso portaba un arma de fuego es ya un comportamiento que pretende
justificar su accionar, faltando a la verdad: que ha dicho que llamó a la comisaria,
comunicó al Ministerio Público, sin embargo no lo hizo: por lo que indica que esa es
una conducta obstruccionista: que hay influencia indirecta, puesto que ayer llegó
un documento de la testigo García llega o la fiscalía a dar cuenta que están
yendo efectivos policiales, ante la declaración que brindó en el caso señalando
dicha testigo que "viene siendo víctima de amienazas, teniendo temor por su vida
y por su familia, precisan que estón llegando dos motos lineales grandes con
sujetos que se estacionan cerca a su casa, así mismo está llegando una camioneta
negra con lunas polarizadas la cual no tiene placa, en tres oportunidades están
llegando a preguntar por la mujer que dice ser testigo y por el hombre que levanto
al muerto y los vecinos dicen no conocerla". Ante dicha declaración considera
que se da el peligro de obstaculización y el peligro de fuga, y que son
circunstancias que están presentes, son hechos que tienen relevancia en el ámbito
penal que se tienen que valorar en su conjunto para señalar si efectivamente
amerita que al imputado se le conceda libertad; al concurrir la exigencia del
artículo 2Ó8 del Código Procesal Penal, por lo que no- hay otra alternativo que
ratificarla decisión judicial.

MI. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA

3.1. La Prisión preventiva: aspectos generales


La libertad es uno de los derechos fundamentales en los que se basa el Estado de
Derecho, por ello no es cuestionable su importancia y preferencia dentro de un
sistema jurídico. Sin embargo, existen casos en los que esta tiene que retroceder
frente a otros intereses o bienes jurídicamente protegidos: de ahí que se diga que el
derecho a la libertad no tiene carácter absoluto, puede ser limitado dentro de!
proceso penal o efectos de asegurar la presencia del imputado durante la
celebración del proceso penal pora garantizar: a) el desarrollo del proceso
declarativo, evitando el peligro de ocultación o alteración de las fuentes, medios
de prueba, y b] la ejecución de la futura y eventual pena o medida a imponer,
para lo que se hace necesario evitar el peligra-de fuga.
o-Z-

.2. En esa perspectiva ei artículo 268 del Código Procesal Penal ha previsto los
presupuestos materiales, cuando dice: "E! juez, o solicitud del Ministerio Público, podrá dictar
prisión preventivo, si atendiendo o los primeros recaudos se posible determinar la concurrencia de los
siguientes presupuestos;

o) Que existan fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión
de un delito que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.
b) Que lo sanción o imponerse seo superior a cuotro oños de peno privativa de libertad; y
c) Que el Imputado, en rozón a sus antecedentes y otras circunstancias del coso poríicular, permite
colegir razonablemente que trotará de eludir lo acción de la justicio {peligro de fugo) u
obstaculizar lo averiguación de lo verdad (peligro de obstaculización).

3.3. Sobre el peligro de fuga, el artículo 269° ha dicho: Poro calificar el peligro de
fuga, el juez tendrá en cuento:
1. B arraigo en el país del imputado, determinado por el domicilio, residencio habitual, asiento de
familia y de sus negocios o trabajo y los facilidades pora abandonar definitivamente el país o
permanecer oculto.
2. La gravedad de la pena que se espera como resultado del procedimiento.
3. Lo magnitud del daño causado y lo ausencia de una actitud voluntoria del imputado para
repararlo. ' • , ^ •
4. El comportamiento del imputado durante el procedimiento o en otro procedimiento anterior, y
5. Lo pertenencia del imputado o uno organización criminal o su reintegración o los mismas.
3.4. Respecto al peligro de obstaculización el articulo 270 señóle. Paro calificar el
peligro de obstaculización se tendró en cuenta el riesgo razonoble de que el
imputado:
1. Destruirá, modificoró, ocultará, suprimirá, o folsificorá elementos de prueba
2. Influirá p ara que coimputados, testigos o peritos informen falsamente o se comporten de manera,
desleal o reticente.
3. Inducirá o otros a realizar tales comportamientos.

3.5. Sobre los fundados y graves elementos de convicción, además de lo expuesto


líneas arriba, diremos, que es necesario que exista un grado de confirmación
sobre la realidad del delito y la vinculación del imputado, debe acreditarse
mediante datos objetivos obtenidos preíiminarmente y/o propiamente de
investigación que coda uno de los aspectos de la imputación tenga uno
probabilidad de ser cierta. Sobre ios ocios de investigación se debe realizar un
análisis de suficiencia similor al que se hace en la etapa intermedia del proceso
penal', se deben evaluar individualmente y en conjunto, extrayendo su
fiobilidad y aporte, a efectos de concluir si es que lo probabilidad sobre el
hecho es positiva.

3.6. Sobre la prognosis de peno, implica un análisis sobre lo posible peno o


imponer, no con io pena legal fijado, sino con una valoración tronsversalmente
con el principio de lesividad y proporcionalidad y/o de las diversas
circunstancias, causas de disminución o agravación de lo punición, fórmulas de
derecho penal premial, que podrían influir sobre la determinación de lo pena
final, que no necesariamente va a ser la pena máxima fijada por ley.
3.7. Sobre el peligro procesal, se ha dichoque es el elemento más importante de
.esta medida y lo razón por la que se dicta, comprende dos variantes: peligro de
fugo y de obstaculización de la actividad probatorio paro cuyo efecto se
deberán tener en cuenta uno serie de criterios no taxativos que están

iQRE GUARDIA, Arsenio. Manual de Derecho Procesal peno!. Las medidas de coerción en el proceso
penal. Tomo II. Editorial Reforma. Lima 2014. p.145
''n

:'«SKI

contenidos en la normo proceso! penal, no se presume sino que debe realizarse


lo verificoción en codo coso concreto, fundado en cuestiones objetivos y
ciertas.

IV. Tipos penales incriminados

4.1. El delito de homicidio simple, está previsto en el artículo 106 del Código Penal.
"El que moto o otro seró reprimido con peno privativa de libertad no menor de seis ni mayor de veinte
años.

4.2. Circunstancio agravante por condición del sujeto activo, previsto en el artículo
46-A:
"Constituye circunstancio agravante de la responsabilidad penal si el sujeto activo se
aprovecha de su condición de miembro de las Fuerzas Armados, Policio Nacionol,
autoridad, tuncionario o servidor público, pora cometer un hecho punible o utiliza pora ello
armas proporcionadas por el Estado o cuyo uso sea autorizado por su condición de
funcionario público".
4.3. El delito de Abuso de Autoridad, lo contemplo el artículo 376 del Código Penal.
En los siguientes términos; "El funcionario público que, abusando de sus atribuciones, comete u
ordeno un acto arbitrario que couse perjuicio a alguien será reprimido con pena privotivo de libertad
no mayor de tres años. Si los hechos derivan de un procedimiento de cobranzo coactivo, la peno
privativo de libertad seró no menor de dos ni mayor de cuatro años. .

V. EVALUACIÓN DEL CASO EN CONCRETO POR LA SALA PENAL SUPERIOR


5.1. Corresponde a esto Solo Penal Superior emitir pronunciamiento sobre la
apelación contra el auto que dictara prisión preventiva por siete meses al imputado
Eívis Joeí Miranda Rojos. Cabe indicar que, lo prisión preventiva como medida
cautelar de naturaleza personal tiene carácter excepcional, dado que restringe o
uno de los bienes jurídicos más importantes del ser'humano, como lo es la libertad
ambulatoria y también porque constituye el instrumento lego! más violento^ que
utiliza el Estado en el ejercicio de su soberanía y que cumple una doble función, la
de asegurar el desarrollo y resultado de un proceso penal, evitando el peligro
procesal en sus dos vertientes, esto es, el peligro de fuga y el peligro de
obstaculización; por lo que deberá ser aplicado en forma excepcional y con ello se
determino que si bien lo libertad es un derectio fundamental de todo persona, esto
no es ilimitada ni absoluta y puede ser materia de restricciones cuando se pongan
en peligro otros bienes jurídicos; y cuando se cumplan los presupuestos materiales
que exige el artículo 268° del CPP; es decir que hoyan fundados y graves elementos
de convicción que vinculen a una persona con un ilícito, que la prognosis de pena
privativo de la libertad seo superior a cuatro años y que exista peligro de fugo o de
obstaculización. Así también, dado que es la medida más gravosa debe aplicarse
teniendo en consideración la proporcionalidad y su duración.

5.2. Analizados los actuodos respecto o! primer presupuesto, sobre la existencia de


fundados y graves elementos que vinculen al procesado como autor o partícipe en
1 comisión de un hecho delictuoso, debe precisarse que para tener por cumplido
^icho presupuesto, conforme lo ha establecido la Casación de Moquegua N° ó2ó-
2013, no se exige que se tenga certeza sobre la imputación, solo que exista un alto
grado de probabilidad-entiéndase ésta como un acercamiento plausible al éxito
de la acción emprendida- de lo ocurrencia de los hechos, mayor al que se
obtendría al formalizar lo Investigación Preparatoria; valiéndose de toda lo
información oralizada y acopiada hasta este momento. Para la defensa del
investigado no se daría este primer elemento por cuanto se trata de un acto
realizado en ejercicio de sus funciones como miembro en actividad de la Policía
Nacional del Perú como tal le asiste la eximente de responsabilidad penal
contenida en el artículo 20° numeral 11 del Código Penal, al haber actuado
cumpliendo con el Reglamento que regula el uso de la fuerza letal, y en defensa de
su integridad, realizado la persecución del occiso quien en un momento anterior
había cometido en compañía de dos sujetos más delito contra el patrimonio y fue
en estas circunstancias que efectuó previamente cuatro disparos disuasivos, y
cuando observó que el agraviado hizo un ademán de sacar un arma de la cintura
girando su cuerpo, realizó un último disparo que le impactó en el cuerpo y le
produjo la muerte: vale decir actuó cuando estaba en riesgo real e inminente su
vida; y que la trayectoria del proyectil se debió a que se estaba ante un terreno
sinuoso, arenoso y con desnivel.

5.3. Al respecto cabe precisar que el imputado Elvis Miranda Rojas, en su


declaración preliminar afirma en un primer momento que el occiso hizo un
ademán de sacar un armo de fuego, esto es, que habría actuado a lo que en
doctrina penal se le conoce como un error de prohibición vencible e indirecto, y
posteriormente en su misma declaración asegura que el hoy occiso sí portaba un
arma de fuego; esto es que sería aplicable la eximente de responsabilidad penal
contenida en el artículo 20 numera! 11 del C.P.; esta tesis es la que será objeto de
análisis seguidamente, a la luz de los elementos de convicción existentes en el
presente coso.

5.4. La normatividad Nacional y Supranacional que regula el uso de armas en actos


de servicio por la Policía Nacional, requieren siempre el cumplimiento de
presupuestos formales y materiales específicos,-dada la capacidad letal de estos y
las condiciones técnicas y experimentadas de los agentes policiales; ta! es así que
el manuol ampliado de. Derechos Humanos para la Policía de las Naciones Unidas
exige que "las armas de fuego se utilizarán solamente en circunstancias extremos,
en defensa propia o en defensa de otros, en caso de amenaza inminente de
muerte o de lesiones graves o para evitar un delito particularmente grave que
entrañe un serio peligro para la vida o bien para detener o impedir la fuga de la
persona que plantea ese peligro y se opone a los esfuerzos por eliminarlo^ .

- Cfr. Manual Ampliado de Derechos Humanos para la policía de las Naciones Unidas, páginas 36 y 37
l(Ur

.5. Bajo este contexto, ios aseveraciones que realiza el imputado y su defensa, no
condicen con los elementos de convicción que obran en lo carpeta fiscal, como
lo son:
a) La declaración de la testigo presencial de los hechos, Rocío Del Pilar García
Córdovo; quien refiere de manera textuol lo siguiente: "cuando salí a ver qué
sucedía, veo a un muchacho que corría y detrós de él había un policía corriendo y
un patrullero que iba siguiendo una mototaxi, y veo que-el policía perseguía al
chico haciendo disparos al oiré, en ese momento escucho el último disparo y veo
que el joven levanta sus brazos dobla su pierna y cae haciendo una media vuelta
para terminar boca orriba en la tierra, pudiendo observar que éste tenía sangre en
el pecho, al momento que el joven cae al piso el policía lo mira, da la vuelta y
regresa a ver a su compañero (...) y no socorre al muchacho que estaba tirado
ensangrentado, yo me acerco al joven que estoba tirado en la arena, siendo la
primera persona que lo auxilio, él no tenía arma, no tenía nada". Esta afirmación no
se condice con la versión dada por el imputado, quien en su declaración preliminar
de fojas 59 a 67, a las preguntas 7y 9, dice que el occiso volteó a mirarlo y hace el
ademán de sacar un arma de fuego, para luego a las preguntas 12 y 20 asegurar el
mismo imputado que el agraviado si portaba arma de fuego. Seguidamente la
mencionada testigo, en las preguntas N° 05, 1 1 y 12 reafirma que el hoy occiso no
llevaba arma de fuego; y ante la pregunta N° 16 al preguntársele si pudo visualizar
en algún momento de aquella persecución, si la intención del occiso era de
detenerse, contestó que no, solamente corría y miraba para atrás, declaración que
es relevante en tanto ha observado la parte final y más importante del desarrollo de
los hechos investigados, esto es, cuando el imputado perseguía al occiso. Para ios
efectos de merituar esta declaración preliminar de la testigo en mención se debe
puntualizar que hasta la fecha de audiencia, no se han aportado elementos.de
convicción que primigeniamente DESACREDITEN su versión, esto es, que nos puedan
indicar que tendría algún vínculo de familiaridad o amical con el occiso o con
algunos de sus familiares; ni tampoco que tendría algún tipo de animadversión o
enemistad con el investigado o que exista alguna causal de abstención para
declarar conforme lo regula el artículo 165 del C.P.P.

b) Declaración del agraviado del Hurto agravado, Danfer Jesús Cutín Santos, quien
refiere haber sido asolíado por dos personas que se bajaron de uno mototaxi,
siendo uno de los sujetos que lo cogoteó mientras que el otro revisa los bolsillos
logrando quitarle su billetera que contenía S/.350.00 soles y sus pertenencias
personales, agregando que no portaban armas v sólo usaron ia fuerza física; dicho
agraviado reconoce al occiso como el sujeto que lo cogoteó y sujetó fuerte para
que lo despojen de sus pertenencias;

c) El informe pericial de inspección criminalística N°058-061/19, donde se evidencia


que se ubicó en el lugar de los hechos tres casquillos color dorado calibre 9 mm,
esto es que no se encontraron casquillos de bala que indique que los sujetos que se
daban a la fuga en la mototaxi hayan hecho algún disparo con arma de fuego;
) Informe pericial de inspección criminalística 39-2019, de fecha 14 de Enero
2019, donde se concluye que la inspección realizada el día 13 de enero en la
A.H. Villa de la Paz- Castilla , la escena corresponde o una vía pública (sustrato
terroso);

el la inspección técnico balístico en el vehículo mayor, marca Nissan Modelo


Fontier de placa de rodaje PL-1592Ó, donde se señala que no se encontraron
indicios y/o evidencias de interés balístico.

f) Dictamen de Balística Forense N° 062/2019 donde concluye que el occiso


presenta una herida de curso perforante con troyectoria de izquierda a derectio, lo
cual no se condice con la versión dada por el investigado cuando afirma que el
hoy occiso cuando hizo el odemón de sacar su arma volteando su cabeza se
encontraba "de costado derecho" y es por ello queje disparó;

g) Lo declaración del intervenido Renzo Aron Escobar Cano, de fecha 14 de enero


de 2019, quien detalla la forma cómo fue intervenido por la policía al haber
participado en el delito contra el patrimonio en agravio de Danfer Cutin Santos,
aceptando que era verdad que conducía la mototaxi en la que se estaban dando
a la fuga Juan Carlos Ramírez Chocón y el conocido como 24, y que fueron
perseguidos por una móvil policial, donde los efectivos policiales hacen dos disparos
al aire, decidiendo detener la mototaxi bajando raudamente su amigo, siendo
perseguido por el S03 Miranda realizando varios disparos; mientras él era reducido
en compañía de alias 24 por el conductor de la móvil; sin embargo al escuchar que
su amigo necesitaba ayudo al haberse herido a una persona los dejo allí y sube a la
camioneta, momentos que aprovecha para ir a avisar a la madre de su amigo pero
es intervenido por otra camioneta policial donde se trasladaba al agraviado Danfer
Cutin Santos, quien lo reconoció;

h) Dictamen pericial de ingeniería forense N° 004/19. realizado al occiso, donde se


concluye de las muestras tomadas de la manos derecha e izquierda del
examinado, que dio positivo para plomo y negativo para bario y antimonio, lo cuol-
evldencia primigeniamente que el agraviado no realizó disparo alguno; 8)
Dictamen pericial de ingeniería forense N° 002/19 de fecha 15 de enero del 2019,
donde se concluye: "del análisis de las muestras correspondientes a Corhuayo Cruz
Carlos Júnior y Miranda Rojos Elvis Joel dieron resultado positivo paro plomo, bario y
antimonio, compatibles con disparos por arma de fuego ;

¡1 La declaración del efectivo policial Carlos Júnior Carhuayo Cruz de fecha 14 de


enero, donde en la pregunta N° 09, al preguntársele que indique si tenía
conocimiento que el hoy occiso Juan Carlos Ramírez Chocán portaba arma de
fuego o algún tipo de arma dijo desconocer.

5.6. Todas estas diligencias no pierden intensidad ante las pericias presentadas por
la defensa del procesado, como es, el informe pericial de inspección criminalística y
■ ¿íf
olística forense sobre lo inspección criminaiística en el tugar de ios t^ecínos, precisa
Mue se traía de una vía de acceso carrozabfe sin afirmar, de material orenisca y
presento tombién un perfil topográfico sinuoso en desnivel y con curva, múltiples
baches y oquedad debido al tránsito constante; la pericia de Balística Forense
determina que el examinado presenta las características técnicos de heridas de
curso perforante ocasionada por proyectil disparado por arma de fuego, se
encontraba en una posición anatómica de inclinado o ogazapado y hacia
adelante con rotación ligera de derecha a izquierda; el informe Técnico del
Dictamen Pericial de restos de disparos por arma de fuego concluye que el
Dictamen policial N° 004/2019 de fecha 15 de enero del 2019, del occiso Ramírez
Chocón Juan Carlos dio positivo para plomo y negativo para antimonio y Bario, no
resulta confiable ni consistente, calificando falso negativo al no reflejar el rigor
científico de la prueba. Dichas pericias, como se reitera no enervarían a las pericias
realizadas por un perito oficial, adscrito a la Policía Nacional del Perú: en todo caso,
estas serón objeto del contradictorio en la etapa procesal correspondiente.

5.7. Del mismo modo la defensa del procesado Miranda Rojas al cuestionar que las
pericias oficiales han sido realizadas por el perito Campos Urbina Fernando David,
quien efectuó lo pericia de absorción atómica al hoy occiso como a su
patrocinado, cuestionando que el mismo a lo fecha no se encuentra habilitado por
el Colegio de Ingenieros del Perú, y que ante ello ha presentado tutela de derechos
ante el Juez de Investigación Preparatoria. Se debe precisar que el mencionado
perito ha sido designado por la propia Policía Nacional del Perú y ha venido
participando en diversos procesos penales con esta calidad; por lo que no es el
escenario paro dilucidar si nos encontramos ante un elemento de prueba irregular.

5.8. Con los elementos de convicción incorporados al presente proceso penal y


analizados anteriormente, el Colegiado concluye preliminarmente que no se puede
verificar que el imputado estaría incurso en la eximente contenida en el artículo 20
numeral 11 del C.P., en aplicación sistemática con el Decreto Supremo N° 012-
201Ó-IN, que en su artículo 11° inciso d) textualmente exige para el uso excepcional
de la fuerza letal lo siguiente:" cuando la vida de una persona es puesta en riesgo
real, inminente y actual por quien se está fugando; en esta situación solo se justifica
el uso de la fuerza letal onte quien en su huida genere un riesgo evidente,
manifiesto e inmediato, capaz de causar lesiones graves o muerte"; y en el presente
caso no se evidencian toles exigencias, toda vez, que el agente usó su arma letal
contra un sujeto que sólo huía para no ser detenido, y era evidente que no
generaba riesgo manifiesto e inmediato para causar lesiones graves o muerte;
pudiendo el imputado realizar disparos en otras zonas no vitales .

5.9. En cuanto a la prognosis de la pena , siguiendo lo establecido en la Casación


de Moquegua N° 62Ó-2013, fundamentos trigésimo y trigésimo primero, para el
análisis de la posible pena a imponer se tiene que realizar una valoración
transversal con el principio de lesividad y proporcionalidad, previstos en los artículos
IV y VIII del Título Preliminar del Código Penal; y las diversas circunstancias. Ya sea
'''' ^
u© disminuyan o agraven la pena debiéndose tener en consideroción para estos
efectos entre otros ios oríícuios 45-A, 46 incisos 1 y 2, 46-A de! código Peno! y que en
el presente coso estamos ante ei delito de Homicidio simple que sanciona con uno
pena no menor de seis años ni mayor de veinte años, con el agravante del artículo
4Ó-A, se aumentará la pena hasta la mitad por encima del mínimo legal, por su
condición de miembro de lo Policía Nacional del Perú; lo que conlleva al Colegiado
a pronosticar que la pena a imponer será superior a los cuatro años en caso de
encontrársele responsable penalmente, Independientemente que se trate de
Qg0nte primario, joven y con carga familiar. En consecuencia se da por cumplido
el segundo presupuesto.

5.10. Finalmente, respecto al peligro procesal se debe tener en consideración la


Circular sobre prisión preventiva, resolución administrativa N° 325-2011-P-J del 13 de
septiembre del 201 1 que establece criterios para evaluar tanto el peligro de fuga
como el peligro de obstaculización a la luz de los artículos 2ó9° y 270° del C.P.P.
5.11. En cuanto ai peligro de fugo se debe basar en hechos determinados que
puedan ser verificados con los elementos de investigación preparatoria; y el artículo
269° establece los criterios que el juez deberá valorar para determinar su
cumplimiento. Así tenemos que en cuanto o lo gravedad de la pena que se espera
como resultado del procedimiento no solamente se tendrá en consideración que la
pena privativa de la libertad probable será superior a los cuatro años, sino que se
deberá vincular con otras circunstancias. Coherente con ello la circular N° 325-2011
establece que se tendrá en consideración otros criterios,

En el presente caso conforme lo hemos analizado en el primer presupuesto, estamos


ante un hecho grave, por la magnitud del daño causado al haber ocasionado la
muerte de un ser humano, que lo haría merecedor a una pena severa acorde a su
responsabilidad por el hecho, situación que determina a mayor pena esperada
mayor es el peligro de fuga;junto a ello se evalúa su comportamiento post-delito, el
mismo que según la afirmación de lo testigo Rocío del Pilar García Córdova, en el
sentido que fueron a ver al patrullero para que regrese y que fue un joven del lugar
quien alzó en brazos al herido, ya que el policía de apellido Miranda se negaba a
subirlo [pregunta 4-fojas 55). Asimismo, se advierte de la carpeta fiscal, que los
hechos materia de investigación ocurrieron el día 13/01/2019, a la 1:30 pm y el
imputado no se puso a disposición de su comando: sino que fue detenido a las
20:33 horas-conforme consta del acta de fojas 41 de la carpeta fiscal-; lo que
demuestra la voluntad del imputado de no someterse a la investigación penal; y

5 12. Con respecto al peligro de obstaculización, cuya finalidad es evitar que se


pueda ocasionar la desaparición de fuentes de prueba o en su caso la alteración
de su veracidad; así tenemos que el numeral 2 del artículo 270° del C.P.P. precisa
que habrá obstaculización cuando elementos de convicción hagan prever que el
imputado influirá pora que el testigo informe falsamente o se comporte de manera
desleal o reticente y con ello frustror el desarrollo de la actividad probatorio o el
•iííxr

H \ Sl

ísuliodo dei proceso; y poro ello se exige que el peligro debe ser concreto y
.undodo esto es atendiendo o la capacidad del procesado.

Ahora bien, se tiene que lo testigo presencial de los hechos, doña Rocío del Pilar
García Córdova, cuya declaración obra en la carpeta fiscal tomo I de fojos 54 a 58,
y cuyo elemento de convicción se ha analizado en el primer presupuesto que
exige el artículo 268° del C.P.P., medíante acta fiscal de fecha 24 de enero de 2019,
ha denunciado lo siguiente: "viene siendo víctima de amenazas, teniendo temor
por su vida y la de su familia, al haber declarado como pasaron los hechos el día 13
de enero del 2019, precisa que están llegando dos motos lineales blancas grandes
con dos sujetos en cada moto con cascos, quienes se estacionan cerca de su
casa, asimismo está llegando una camioneta negra con lunas polarizadas, la cual
no tiene placa y de la cual en tres oportunidades han llegado a preguntar por la
mujer que dice ser testigo y por el hombre que levantó al muerto, y sólo observó
que los vecinos le dicen que no me conocen con la finalidad que se vaya". Este
amedrentamiento del que viene siendo objeto lo mencionada persona, y que
tendrían como finalidad perturbar la actividad probatoria a favor del imputado;
genera en este Colegiado la presunción razonable de que recobrada la libertad, el
investigado, como interesado directo continuará o agravará las amenazas que
viene recibiendo la mencionada testigo; y con ello perturbará lo actividad
probatoria; máxime si no tiene la calidad de testigo protegida. Ello sin dejar de
considerar el comportamiento del imputado, en su calidad de funcionario público,
en las diligencias preliminares donde se ha podido advertir específicamente en el
acta.de intervención policial de fojas 3 a 5 [constituye prueba pre-constituida) ha
incorporado información que no se ajustaría a la realidad delictiva, como es la
posesión de armas de fuego de quienes acompañaban al occiso;

5.13. De otro lado, debe indicarse que si bien el imputado ha acreditado tener
arraigo domiciliario y familiar; sin embargo el arraigo laboral para el Colegido no
tiene la entidad que garantice que el agente no vaya a incurrir en la misma
conducta, que es materia de investigación o en otra similar, al retornar a sus labores
habituales, como ha asegurado su defensa;

5.14. La proporcionalidad de la medida, conforme lo ha establecido el Tribunal


Constitucional Peruano, el principio de proporcionalidad siempre va a estar
relacionado con lo afectación de un derecho fundamental o un bien
constitucional, debiéndose realizar un juicio de ponderación de los intereses en
juego en el caso en concreto; y que para estos efectos se tiene que dado la
magnitud del daño causado, como lo es lo muerte de un ser humano y ante ello la
necesidad de que se realice una investigación sin obstaculización de la actividad
probatoria, por las razones anotadas en los considerando anteriores, es que la
prisión preventiva ordenada resulta proporcional.

5.11. La duración de la medida; el plazo de siete meses establecido por el A quo


resulta suficiente, teniendo en consideración que deben realizarse diversas
■ 07.

iligencios hasta culminar el presente proceso penal en sus tres etopos,-


„,vestigación Preparatoria. Etapa Intermedia y Juzgamiento-: y con ello determinar
si le asiste O no responsabilidad penal al¡mpuíado.

5.12. En consecuencia evaluados iodos los presupuestos en slT conjunto, llevan o


concluir que los cuestionamientos de la defensa a los elementos de convicción no
acreditan el desvanecimiento de estos, por lo que es procedente confirmar la
resolución impugnado por encontrarse arreglada a derecho.

Decisión, i • ^
Por las consideraciones tácticas y normativas expuestas, este Colegiado
odministrando justicia o nombre de lo Nación y con lo independencia y autonomía
que nos faculto lo Constitución Política,

Ha resuelto;

Confirmar lo resolución que dicto prisión preventiva por el plazo de siete meses
contra el imputado Elvis Joei Miranda Rojas, en el proceso que se les sigue por el
delito de homicidio simple en agravio de Juan Carlos Ramírez Chocan: y por el
delito de Abuso de Autoridad en agravio del Estado. Nofifíquese y devuélvase o su
Juzgado de destíno.-

ss.
VILLALTA PULACHE
ARRIETA RAMIREZ
CULQUICONDOR BARDALES