Está en la página 1de 2

Comienza a revisar mentalmente tu cuerpo comenzando por la

punta de los dedos de tus pies, cada partecita, las plantas de tus pies, tus
tobillos, tus pantorrillas, tus rodillas y así, sigue revisando tu cuerpo,
céntrate en tu respiración e intenta relajar tu cuerpo, céntrate en
revisar tu respiración y observa como así de fácil como fácil es tu
respiración puedes lograrlo.

Ahora te voy a pedir, que imagines que caminas por una playa,
observa como es esa playa de qué color es el cielo, de qué color es la
arena y cómo te sientes....

Ahora camina hacia la orilla, siente como el agua puede topar tus
pies, y siente lo cálido del agua en tu cuerpo.

Comienza a entrar al agua hasta un nivel donde te sientas a gusto


y permite que ese mar pueda traspasar tu cuerpo y sacar todo lo que en
este momento te haga daño, todo lo que te lastime, observa cómo se
aleja de ti y como deja de hacer daño.

Ahora toma también de ese mar todo lo que necesites para


sentirte tranquilo y en paz, toda la energía, toda la tranquilidad y toda la
paz que creas que necesitas para estar tranquilo llena incluso tus
reservas para esos momentos que pierdas esta tranquilidad.

Ahora sal nuevamente del mar y comienza a caminar sobre la


playa, cerca de donde tu estas hay un ave
observa muy bien como es esa ave, observa cómo son sus alas, como es
su pico, sus patas.
Ahora convierte tú en esa ave............. fíjate ahora como son tus
alas, como es tu pico, como son tus patas..... Desgraciadamente no es
ave libre porque se encuentra en una jaula así que te voy a pedir que
luches por salir de esa jaula, lucha por salir de ese lugar que te
presiona.... En este momento la puerta se abre y tú puedes salir y volar
comienza a volar lo más alto que puedas, eres completamente libre, de
hacer lo que quieras, libre de ir al lugar donde tú lo desee, nada te
detiene siente como el aire topa tus alas pero no las detiene, siente la
libertad de poder ir a donde tú quieras. Luego ve a algún lugar donde tu
desees...baja ahí.
Ahí se encuentran dos personas que para ti son muy importantes,
así que en tu lenguaje de ave diles cosas que quizás nunca antes les
dijiste tomate tu tiempo en tu lenguaje de ave díselos, y observa cómo
te reciben y cómo te sientes... despídete de ellos

Ahora dirígete al lugar donde encontraste a tu amiga el ave, sal de


ese cuerpo y toma el tuyo siente tus brazos tus piernas y tu cara...
despídete de tu amiga el ave…

Comienza a respirar profundamente, profundamente comienza a


revisar nuevamente tu cuerpo comenzando de nuevo por la punta de los
dedos de tus pies, cada partecita, las plantas de tus pies, tus tobillos, tus
pantorrillas, tus rodillas y así, sigue revisando tu cuerpo si encontraras
alguna parte de tu cuerpo que esta tensa por favor relájala. Y cuando
termines de revisar tu cuerpo puedes abrir tus ojos.