Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

Asignatura:
Anatomía y fisiología humana

Facilitador: William Reyes

Tarea 3

"Sistema nervioso: Los Sentidos Especiales"

Participante:

Carolina Fuertes Ogando

Matricula: 15-8454
Distinguido/a participante:

Es un placer verte de nuevo en nuestro entorno virtual, te informo que seguimos trabajando con el tema
“Sistema nervioso: Los Sentidos Especiales”, en este caso pretendemos que:

1-Elabore un álbum digital o collage acerca de los sentidos:


a) Consideres los órganos que intervienen.

b) La estructura de cada uno.

c) Especifiques la función de cada uno.

d) Garantizar la comprensión a través de imágenes.

Los sentidos y los órganos de los sentidos


Los órganos de los sentidos son los encargados de hacernos ver, escuchar,
olfatear, saborear y tener sensibilidad táctil.
Cada órgano está asociado a un sentido:

 Los ojos están asociados al sentido de la vista (la visión).


 Los oídos están asociados al sentido del oído (la audición).
 La nariz está asociada al sentido del olfato.
 La lengua está asociada al sentido del gusto.
 La piel está asociada al sentido del tacto.
El sentido de la vista es el más desarrollado en los humanos, pues a
diferencia de muchos animales tenemos la capacidad de detectar objetos a
larga y corta distancia y de ver con poca o mucha luz. El órgano encargado de
la visión es el ojo, que compuesto por diversas partes es capaz de captar la luz
enviándola al cerebro para que éste interprete todos aquellos objetos que nos
rodean. Así los seres humanos somos capaces de ver y de usar este sentido
para guiarnos y conducirnos por donde deseemos.

El sentido del oído es otro de los cinco sentidos. Ubicado dentro de la oreja,
es mediante el oído que somos capaces de percibir los sonidos de nuestro
entorno.
Compuesto por el oído externo, medio e interno, este sentido capta las
vibraciones de nuestro entorno para luego transmitirlas, mediante el nervio
auditivo, a nuestro cerebro que las convertirá en sonido.
Imagen: tinnipad.com
El sentido del olfato es otro de los cinco sentidos, gracias al cual percibimos
los olores. El órgano que nos permite oler todo lo que nos rodea es la
nariz, gracias a las mucosas nasales, que captan los olores y envían la
información a nuestro cerebro, que tras interpretarla y analizarla nos indica que
huele a algo. Es nuestro cerebro el que envía la información acerca de si un
aroma nos parece o no agradable.
El sentido del gusto es el que nos permite saber que un pastel de chocolate
es delicioso o que un remedio es amargo. Gracias a las papilas gustativas
ubicadas en nuestra lengua podemos percibir los alimentos dulces, salados,
amargos y ácidos, y a través de esa percepción (y nuevamente con la ayuda
del cerebro) interpretar su sabor. Así podemos decir que algo nos gusta o nos
desagrada.

Imagen: geocities.ws
Por último entre los cinco sentidos solo nos queda mencionar el sentido del
tacto que se percibe gracias al órgano más grande de todo el cuerpo humano:
la piel. Mediante el tacto podemos sentir la textura, temperatura y estado de las
cosas que tocamos. Gracias a él sabemos si algo es liso, rugoso, si está frío o
caliente, si es sólido o blando, etc.

Todos son muy útiles para percibir e interpretar nuestro entorno.


2-Visita un centro educativo que utilice el método de María Montessori y
donde realices una entrevista a una maestra formada bajo esta
metodología, para investigar a través de un cuestionario ¿Cuáles
materiales usan y cómo las docentes desarrollan los sentidos en sus
alumnos?

Colegio: Colegio Majac Montessori


Maestra: Gilda Mena

¿Cuáles materiales usan y cómo las docentes desarrollan los sentidos


en sus alumnos?

Utilizamos mucho las líneas de colores con los distintos fonemas, para enseñar
a leer, esto motiva a los niños a pasar de una línea a otra. Esta está visible en
la pared a un alcance de los niños, ellos mismo van y ven en que línea están e
aprenden los colores también.

También utilizamos la actividad de atar y desatar los cordones de los zapatos,


con esta actividad los niños utilizan la vista y el tacto.

Otra estrategia que utilizamos es la de entrar y sacar objetos de un recipiente,


también con esta utilizan la vista, el tacto.

3-Compara si lo investigado en el centro es evidenciado en el escrito


“Montessori y el Desarrollo de los Sentidos” colgado para este fin.

María Monterssori, le dio gran importancia al desarrollo de los sentidos pues es a través del
olfato, del tacto, del oído, la vista y el gusto que el niño nutre su mente. durante los primero 3
años de vida con la ayuda de estas herramientas, de estos sensores, el niño absorbe todo lo
que hay a su alrededor y forma su intelecto. Nuestro deber es proporcionarles un ambiente
rico en cosas para ver, tocar, oler, probar y oír. En las escuelas Montessori y muchísimos
materiales especialmente diseñados para el desarrollo sensorial de los niños. sin embargo,
mientras los niños llegan a la edad escolar, usted puede realizar en casa actividades que
contribuyen al desarrollo sensorial de sus hijos. Veamos algunos.
Para el desarrollo del olfato: lo primero muestrele es cuál es el órgano que necesita para oler.
Muéstrele como olemos con la nariz . Cada comida que cocinamos, cada taza de café que
hacemos, cada paso por la panadería, cada jabón que compramos es una oportunidad para
oler. Dígale a su hijo: huele a… y dele a él la oportunidad de olerlo. Cuando salga al jardín
muestrele las flores y dele a oler un pétalo. Tome una fruta y abrala para que el niño pueda
oler.
Para el desarrollo táctil: La piel es el órgano táctil y cubre todo nuestro cuerpo. Se estimula
cuando acaricia a su hijo, cuando lo baña, cuando lo arropa. Aproveche el momento de vestirlo
para mostrarle las diferentes texturas que hay en su ropa.
Los árboles, las plantas, las flores ofrecen texturas lisas y rugosas. Las diferentes
temperaturas también estimulan los sentidos, un helado una sopa, el agua tibia de la bañera,
permita que toque, que tome en sus manos, que examine…
Para el desarrollo del oído: señale las orejas y digale que con ellas oímos. Escuchen Los
pájaros, el tren, los perros ladrando todo esto sonidos son oportunidades para oír. Tome una
campana y hágala sonar. cuando abra el grifo del agua póngalo a escuchar como cae el agua.
Para el desarrollo de la vista: muestre los ojos y digale que los usamos para ver. Señale
carros, plantas, frutas, animales. Aproveche cada oportunidad que se le presente para que el
niño tome con sus manos un objeto, lo examine, y vea cada detalle. Lean libros que contengan
imágenes a color de temas diversos
Para el desarrollo del Gusto: Dele frutas, quesos, pastas, verduras y vegetales. Busque
variedad en el sabor en la textura y en color de sus comidas.
Para facilitar el aprendizaje del niño, lo que hacemos es aislar la cualidad o caracteristica que
queremos enseñar, en otras palabras si usted quier enseñar el color rojo tome una lámina roja
y preséntesela al niño, de esta manera se concentrara solo en el color rojo.