Está en la página 1de 5

I.

Interpretaciones de fuentes las siete partidas cuartas partida (títulos 21, 22, 23, 25 y 26)

TÍTULO XXI, desarrolla el tema de los siervos. Dentro de ella se desarrollan distintas
leyes.

Ley I sobre la servidumbre, señala de esta que es una postura, por la cual los hombres
naturalmente libres se hicieron siervos, ingresando a un señorío. Siendo su mayor, el
encargado de guardarlos el Emperador. Existen tres tipos de siervos;
1) Los que continúan en tiempo de guerra, siendo “enemigos de la Fe”
2) Los que nacen de siervos
3) Cuando es libre y se deja vender, dentro de este hay 5 condiciones
a. El mismo sea consciente de su grado, o sea, de su valor
b. Que el tome parte del pago, precio
c. Que sepa que es libre
d. Quien lo quiere comprar piense que es siervo
e. Que quien lo venda sea mayor de 20 años

Ley II, señala las condiciones que hacen que nazcan siervos, de un hombre libre.

a. Si entre un hombre libre y una madre sierva nace un hijo, este hijo toma la
condición de la madre, o sea, es siervo.
b. Los que naciesen de madre libre, y de padre siervo, el hijo sería libre, ya que
siguen la condición de la madre
c. Hijos que nacen de padre y madre libres, nacen libres

Ley III, habla sobre los hijos de los Clérigos, siervos de la iglesia

Ley IV, relata como aquellos cristianos, que llevaban armamentos a los enemigos de la
Fe, se tornan siervos. Esto quiere decir que aquellos cristianos que ayudaban a los
enemigos de la Fe, tendrían la facilidad de ser considerados como siervos.

Ley V, el siervo cumple la misión de guardar la vida y la deshonra de su señor, no


solamente al señor, también a su mujer e hijos de este. Si alguien quiere atentar contra
la vida de cada uno de ellos, el siervo debe dar su vida por ellos

Ley VI, el poder del señor sobre su siervo. El amo era tan poderoso que podía a ver lo
que quisiese con el siervo, pero no podía matarlo ni lastimarlo. Sin embargo, si este
siervo era encontrado con la mujer del amo o con una de sus hijas, podría matarlo.

Ley VII, esta ley explica que todo aquello que el siervo ganase, ya se por trabajos en
tiendas o todas las cosas mandadas en testamento hacía el siervo, son también del
señor.

TITULO XXII, este título habla sobre la libertad, quién la puede dar, a quien se le da y de
qué manera.

Ley I, libertad es todo aquello que un hombre natural desea. La libertad la podía dar un
señor a su siervo, esto en la iglesia, o fuera de ella, pero delante de un juez o por
testamento o sin testamento, por carta.
Ley III, por cuales razones el siervo se hace libre. Los siervos son salvados o libres por
bondades que hacen. Hay cuatro razones

a. Cuando algún siervo hace saber que alguien se robó a alguna mujer virgen.
b. Cuando descubre a alguno que realiza monedas falsas.
c. Cuando descubre que algún cabildo está fuera de las fronteras, sin permiso
del Rey.
d. Cuando acusase al señor por querer traicionar al Rey, ya sea por muerte,
venganza o traición. En los tres casos el señor debe pagar el precio del
esclavo.

Ley IV, la sierva se torna libre cuando su señor la pone en la putería por ganar con ella.
El señor perdería cierto derecho sobre ella, ya que sería considerada como enemiga.

Ley V, Siervo libre por razón de casamiento. Si el siervo se casa con una mujer libre y no
es contradicho por su señor, el siervo toma la libertad. De igual manera una sierva con
un hombre libre.

Ley VI, El siervo se hace libre por medio de las Ordenes Sagradas, convirtiéndose en
Clérigo.

a. Si es consentido por su señor es libre


b. Si su señor no sabe, este puede demandarlo, y volverlo a la servidumbre
c. Si el siervo recibió Missacantano, el señor no podría demandarlo y tomarlo
para su servidumbre, pero el siervo tendría que pagar su valor como siervo
o pagar con otro siervo de igual categoría.

Ley VIII, aquellos que recibieron la libertad tienen que amar, obedecer a sus señores
que los hicieron libres.

a. Deben saludar cada vez que lo vieren, humillándosele.


b. No debe causar pleito contra el señor, ni demandarle ninguna cosa. (solo
con una licencia dada y aceptada por el Juez)

Ley IX, por qué razones el señor puede tomar como siervo a aquel que hice libre.

Ley X, Los derechos del señor sobre los bienes del siervo libre. Si el siervo libre muere y
no deja testamento, ni tiene hijos, ni nieto que herede lo suyo, ni hermano, ni hermana
que sea libre, entonces los bienes deben ser del señor. Pero si ninguno de los herederos
quiere tales bienes, y vale mas de cien maravedís, el señor puede tomar la tercera parte
de ellos. Sin embargo, si los parientes del siervo quieren tales bienes, el señor perdería
derecho sobre los bienes

Ley XI, Los señores pueden perder los bienes del siervo libre en distintos casos

a. Cuando el siervo no tiene alimento, y el señor pudiéndolo alimentar no lo


hace, pierde derecho de bienes.
b. Cuando el siervo hace juramento de que no tendrá hijos, ni se casase.
c. Cuando el siervo se hizo libre por su bondad, como vengar la muerte del
señor.
d. Si el siervo se hizo libre por el emperador o Rey.

TÍTULO XXIII Explica la naturaleza.


Ley I, Diferencia entre natural y naturaleza

a. Naturaleza: Es el deber que tienen los hombres los unos con los
otros, razón de amar y querer.
b. Natural: hace ser todas las cosas de aquel estado, pertenecientes a
ella, ya que Dios así lo quiso.

Ley II, de cuantas maneras es la naturaleza

a. La que los hombres reciben de su señor natural


b. La que viene por vasallaje
c. Por crianza
d. Casamiento
e. Por sacarlo cautivo
f. Librarlo de muerte
g. Librar de deshonra
h. Por libertad (aforramiento)
i. Por cristiano
j. Moranza de 10 años que haga en la tierra

Ley III, señala el deber de los hombres hacia los padres. Ya que tuvieron el gran deber
de engendrarlos, por esto los hijos deben amar y honrar, guardar a sus padres y madres

Ley IV, refleja el deber que tienen los naturales con sus señores y la tierra en la que
viven, deber de honrarlos, guardarlos

Ley V, la naturaleza se pierde por cuatro razones

a. Una es por culpa del natural, por traición.

Las otras tres son por culpa del Señor


b. Cuando se trabaja de muerte a su natural, sin razón y derecho
(culpa del Señor).
c. Si se le hace deshonra en su mujer.
d. Cuando se le hace tuerto y no quisiera aceptar cierto derecho por
juicio.

TÍTULO XXV, relata ciertas leyes sobre los vasallos

Ley I, qué es señor y qué es vasallo

a. Señor: aquel que tiene el poderío sobre todos aquellos que viven
en su tierra y deben llamarlo Señor.
b. Vasallo: aquellos que recién honra o bien hecho de los señores, ya
sea caballería o tierra o dinero, por cierto, servicio señalado.

Ley II, maneras de señorío y vasallaje

a. Rey al Señor, para poder juzgar y mandar sobre du tierra.


b. Los Señores sobre sus vasallos, honra.
c. Los señores sobre sus solariegos.
d. La que dan los padres sobre sus hijos.
e. Los Señores sobre sus siervos.
Ley III, qué es devisa, solariego y behetría

a. Devisa: la herencia que se recive por parte de un padre, madre,


abuelo u otro.
b. Solariego:
c. Behetría:

Ley IV, cómo se puede hacer vasallo. Otorgándose por vasallo de aquel que lo recibe,
Besando la mano por reconocimiento de Señorío, o por homenaje, tras este homenaje
se pone a total disposición del Señor.

Ley V, cuándo debe besar un vasallo la mano de un señor. Cuando se hace su vasallo, es
mas cuando fuese caballero, luego de que le apoye la espada sobre el hombro.

Ley VI, el deber de los vasallos. Deben amar, honrar, guardar, cuidarlos de daño en la
manera que pudieren, además de servir lealmente al Señor.

Ley VII, cuándo el vasallo se puede separar de su Señor. No puede realizar esto en el
primer año de haberse convertido en caballero, por pobreza, ni por trabajo. Las razones
por las que pudiera dejar de servirle y pudiera partir son tres

a. Si el Señor quisiera matarlo.


b. Si el Señor quisiera deshonrar a su mujer.
c. Si el Señor lo hace tuerto.

Ley VIII, después de partidos. El vasallo no lo puede herir ni matar, ya que fue hecho por
el Caballero. No pueden herirse de ninguna manera, ni con arma, ni a caballo, ni
hacerse el mal.

Ley IX, acá se señala que, si la soldada enviada del vasallo hacia el Señor no le sirve y no
quiere servirle, el vasallo debe pagarle con el doble de servicio.

Ley X, cuales son las razones por las que el Rey puede echar a sus Ricos. Ricos eran
aquellos Condes o Barones.

a. Cuando quieren tomar venganza.


b. Por cosas incorrectas que hayan hecho en las tierras.
c. Por traición.

Ley XI, Al ser expulsados los Ricos de las tierras del Rey, el vasallo podría acompañarlos,
pero solo por treinta días.

TÍTULO XXVI, trata sobre el Feudo

Ley I, Es el bien hecho que da el señor a algún hombre, ya que se convertirá en vasallo.

Ley II, explica tierra, feudo

a. Tierra: territorio que el Rey pone a disposición de los Ricos y a los


caballeros.
b. Feudo: se otorga con postura, prometiendo el vasallo al señor, darle de
su servicio a toda costa.
Ley III, quienes pueden establecer un Feudo. Los emperadores, los Reyes y otros
grandes señores.

Ley IV, en qué manera se debe dar y recibir el Feudo. El señor entrega al vasallo el
Feudo, este debe prometerle, jurar, que siempre le será leal y verdadero.

Ley V, Los señores deben ayudar a los vasallos y ampararlos en su derecho, de manera
en que no reciban daño.

Ley VI, el heredar el Feudo iba mas por el lado de los varones, las mujeres no podían
heredar un Feudo. Los varones hijos de un vasallo están obligados de servir al Señor.

Ley VII, Los padres, hermanos, no heredan el Feudo del Vasallo. Pero en el caso de que
no tenga hijos estos tomarían cierto Feudo.

Ley VIII, el vasallo puede perder el Feudo si no cumpliese con las obligaciones del Señor
o sus hijos. De buscar mal contra el señor, de no protegerlo o guardarlo el vasallo pierde
derecho a tal Feudo

Ley IX, si el vasallo mata al hijo o hermano del Señor, si toma a la mujer, hija o nuera del
Señor, el vasallo debe perder el Feudo.

Ley X, vendiendo, empeñando o enajenando el vasallo el Feudo, el señor se queda con


toda pertenencia de este

También podría gustarte