Está en la página 1de 8

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA

INSTITUTO UNIVERSITARIO POLITÉCNICO "SANTIAGO MARIÑO"

ARQUITECTURA 41

CÓMO TENER UNA BUENA REDACCIÓN

PROFESOR: BACHILLER:

Licda María Flautes Cavadía Adriana

ASIGNATURA: C.I 27.121.093

Metodología de la Investigación II

ENERO 2020
Que debemos tener presente para lograr una buena redacción.

Según el manual para la elaboración de trabajo de grado se debe


tener en cuenta: un buen estilo de redacción implica oportunidad, unidad y
precisión, claridad, fluidez, ser conciso, y el cumplimiento de las reglas
gramaticales.

Algunas recomendaciones para obtener una buena redacción, son:

 Ha de mantenerse la relación semántica entre los hechos o aspectos


de la realidad expuestos en los documentos, con el lenguaje utilizado
por el investigador. La semántica se logra mediante el sentido
coherente que han de tener el relato y los hechos; y cuando existe o
se manifieste un mismo significado.
 Debe prevalecer la coherencia discursiva para lograr que el informe
escrito sea comprendido como un todo, y que las partes o
componentes de este se relacionen entre sí y con el contexto en el
cual se produce la investigación.

Para alcanzar la relación semántica, la redacción ha de caracterizarse por


lo siguiente:

 Tener claridad: significa que debe ser sobria, mesurada, precisa y


concisa para no dar lugar a diferentes interpretaciones; facilitando la
lectura.
 Las ideas u oraciones han de estar expresadas en términos precisos,
suprimiendo lo innecesario y dejando solo lo imprescindible.
 Utilizar un lenguaje formal, no coloquial. Significa el uso de un
vocabulario apropiado, característico del tema investigado que se
expone; y tomar muy en cuenta el tipo de lector a quien va dirigido.
Por lo demás, el lenguaje ha de ser: sencillo, antes que elegante; es
decir, presentarse con naturalidad, de manera espontánea, con
discreción, cortesía y estética;
 Ser impersonal, característica de la redacción que viene dada
fundamentalmente por el uso de:
A) La construcción nominal en tercera persona en singular o en plural,
según el caso; en su defecto, utilizar la expresión el autor o los
autores,
B) La forma pronominal “se”, pero evitando emplearla de manera
indiscriminada,
C) La voz pasiva, la cual permite hacer énfasis en la acción que se
está presentando, de la que se habla o ejecuta. Todos estos aspectos
dan a la redacción del escrito una mayor objetividad.

 Utilizar los tiempos verbales presente, futuro y pasado, según se trate


de los productos intelectuales generados en la primera y segunda fase
correspondiente a la elaboración del mencionado trabajo. Así, el
tiempo verbal presente ha de ser usado en la introducción, el
problema, hipótesis (si se plantean), variables y conclusiones. El
tiempo verbal futuro se aplica en la redacción del texto introductorio de
los objetivos (general y específico) y en la metodología incluida en la
propuesta de Trabajo de Grado, pues ambos aspectos constituyen
alcances a lograr y ejecutar en la segunda fase. El tiempo verbal
pasado, básicamente se utiliza en la redacción de los siguientes
apartes: marco referencial, marco metodológico, resultados, pues la
exposición incluida en el producto obtenido en la segunda fase se
refiere a algo realizado o comprobado, según el caso.
Introducción.

Es una sección creada por inicial cuyo propósito principal es


contextualizar el texto fuente o reseñado que está expuesto a continuación,
en general en forma de cuerpo o desarrollo del tema, y posteriormente como
contextualización conclusiones. En la introducción normalmente se describe
el alcance del documento, y se da una breve explicación o resumen del
mismo. También puede explicar algunos antecedentes que son importantes
para el posterior desarrollo del tema central.

Elementos que debe tener una introducción en un proyecto de


investigación.

 En primer lugar, desarrollar una breve descripción del tema del


trabajo. Aquí se debe lograr que el lector se haga una idea de lo que
vamos a hablar a continuación.
 En segundo lugar, se debe indicar cómo se ha pensado el trabajo y
por qué se ha hecho.
 Luego, puede agregarse información acerca de cómo se ha llevado a
cabo la investigación y el método o métodos empleados.
 Puede introducirse un breve resumen del desarrollo como anticipo. No
debe ser muy extenso ni repetitivo.
 En un ensayo se retomarán las ideas principales de la introducción en
la conclusión.

Conclusión.

La conclusión es la última parte de un argumento, un estudio o una


disertación. En ella se espera que las premisas y el desarrollo
del pensamiento conduzcan a establecer algo como cierto, como válido o
como posible, siempre en conformidad con lo explorado y establecido
previamente.

Así, de una investigación científica se espera que las conclusiones


sean hallazgos o descubrimientos que arrojen nueva información sobre el
tema; de un ensayo teórico se espera que las conclusiones defiendan una
forma de interpretación del asunto en cuestión; tanto como de una
investigación policial se espera que las conclusiones arrojen un culpable.

¿Cómo hacer una conclusión?

Si bien cada tema y cada investigación exigen sus propios métodos


de análisis, es posible a grandes rasgos proponer una forma de hallar las
conclusiones en un razonamiento o una investigación.

Los pasos serían los siguientes:

 Evaluar las premisas. Esto a menudo significará volver sobre lo ya


expuesto, releer el cuerpo de la investigación o la reflexión en donde
hemos planteado los puntos a debatir y hemos desarrollado la
temática. Una conclusión no puede obtenerse sin entender primero el
tema específico.
 Elegir la información clave. Separar la información contextual y
superflua del núcleo del problema, por así decirlo, pues las
conclusiones tienen que ver más que nada con el objetivo general de
la investigación, con su tema central de interés, si bien es posible
luego obtener conclusiones secundarias en torno a temas
subyacentes.
 Elegir una postura. Si bien esto no necesariamente implica emitir una
opinión, ni pronunciarnos de manera subjetiva o personal, para llegar
a una conclusión se debe asumir una postura respecto a los
resultados de la disertación. Se debe tener algo que decir sobre los
resultados obtenidos, y para ello es posible hacerse una serie de
preguntas clave:

El resumen dentro de un proyecto de investigación y cuáles son los


elementos que debe llevar.

El resumen es una exposición corta y clara del tema desarrollado, de la


metodología utilizada, los resultados obtenidos y las conclusiones a que se
ha llegado. No debe exceder las trescientas (300) palabras escritas a un
espacio. En la parte superior de la página se escribirán: el nombre de la
Universidad y del Instituto, la denominación del Postgrado, el título del
Trabajo de Grado o la Tesis Doctoral, los nombres del autor y del tutor, y el
año mes de presentación. Además, si el Instituto lo exige, se señalará el área
o línea de investigación en que se inserta el Trabajo o la Tesis. Al final del
resumen, en un máximo de dos líneas, se escribirán los principales términos
descriptores del contenido. El Resumen favorece la comprensión del tema,
facilita la retención y la atención, enseña a redactar con precisión y calidad.

Pasos para hacer el Resumen

 Paso uno: Identificar en el contexto donde se realizó el estudio los


siguientes aspectos:
 Paso dos: Realizar una primera redacción a grosso modo de todos
estos aspectos
 Paso tres: Pulir la redacción: mejorar la redacción del Resumen de la
Tesis, su estilo, ortografía, longitud, de acuerdo a lo estipulado por la
institución a la cual se presenta. Aquí puede someter su resumen a la
opinión de tres o cuatro personas para garantizar que éste cumple con
comunicar lo que se pretende.
Elementos de un Resumen en un proyecto de investigación.

Cuando vamos a elaborar un resumen debemos aplicar sus elementos,


para distribuir de manera correcta el contenido.

 Objetivo: Objetivo Principal del Tema que se ha Investigado.

 Métodos: Este apartado hace referencia a las técnicas utilizadas las


cuales deben ser descritas con precisión.

 Materiales: Todo objeto físico ocupado para la investigación.

Conectivos.

Los conectivos o conectores discursivos son partículas léxicas cuyo


propósito es enlazar una idea con la siguiente, dentro de un párrafo o
incluso, entre párrafos. La función de los conectivos es brindarle al lector un
mensaje con sentido semántico coherente y cohesivo.

Ejemplos de conectivos aditivos.

Los conectivos aditivos expresan una suma de ideas. Pueden ser de


noción de suma, dar un matiz intensificativo o expresar el grado máximo.

1. En la habitación hay una cama, un armario y una pequeña mesa.


2. Muchas personas consideran la iniciativa un acierto. También nosotros
tenemos esa postura.
3. Es necesario tener una postura clara. Así mismo, es necesario que
esa postura esté defendida por la mayoría.
Ejemplos de conectivos opositivos.

Los conectores opositivos señalan relaciones de contraste. Pueden ser de


concesión (expresan contrastes) de restricción (el límite de una situación) o
de exclusión (cuando una situación se opone completamente a la otra).

 Ahora bien, lo dicho hasta el momento no impide que muchas


personas aún crean en los fantasmas.
 A pesar de todo, no me siento tan mal.
 La institución prohíbe terminantemente el uso de sustancias
ilegales. Al mismo tiempo, ofrece el acceso a programas de
rehabilitación de forma anónima.

Ejemplos de conectivos causativos.

Los conectores causativos señalan la causa de un hecho o situación.

 La invité porque le debía un favor.


 Fue premiado por su habilidad en la cancha.
 Escribieron un artículo con motivo del aniversario de la ciudad.

Palabras Utilizadas como Conectivos y Relacionantes según su


Función.

 Además; Así mismo; También; Otra vez; De nuevo; Al mismo tiempo;


Igualmente; De la misma manera; Del mismo modo; En la misma
forma; Por sobre todo; Sobre la base de; En adelante; Por un lado;
Por el otro.
 Pero; De otro modo; Al contrario; Por el contrario; Sin embargo; Aún
cuando; Por otra parte; No obstante; A pesar de todo; En realidad;