Está en la página 1de 8

Experimentos mentales

Introducción :

Resulta menos que problemático comenzar una ponencia con una definición, pero me tomare
esa licencia en aras del fin de este trabajo: “ un experimento mental es un recurso imaginativo,
y se emplea para diversos fines, entretenimiento, educación, análisis conceptual ,
exploración, hipótesis, selección de teorías, implementación de teorías”
https://plato.stanford.edu/entries/thought-experiment/
Los experimentos mentales son de naturaleza interdisciplinaria, pueden ser un recurso
utilizado tanto en filosofía, ciencias, ética, economía etc, son de gran ayuda para clarificar o
desenredar cuestiones complicadas o de naturaleza compleja y que su comprobación o
experimentación empírica tiene una gran dificultad, es por ello que se realiza la
reconstrucción de un escenario ficticio. Es posible la confusión entre una situación hipotética
cualquiera y un experimento mental, sin embargo las características de cada una de estas
herramientas son distintas, por ejemplo una situación hipotética ilustra una acción contra
fáctica posible, y cumple solo esa condición, la de ser posible:
“Juan se quedó en casa y se aburrió” pero también “Juan pudo haber ido al cine en vez de
quedarse en casa y no haberse aburrido” en este caso solo colocamos un escenario posible,
sin embargo los experimentos mentales también poseen características contra fácticas, de
posibilidad lógica pero sobre todo de injerencia epistémica, con un experimento mental se
pretende llegar a una conclusión acerca de una postura en particular y que el resultado sea
casi evidente. Es por eso que el experimento mental es un esbozo simplificado acerca de una
idea o hipótesis mucho más espesa y gruesa (conceptualmente hablando), también en el caso
de una postura ética se parte de una idea o juicio ya dado y se coloca un contra factico. Los
experimentos mentales no tienen que surgir de datos empíricos, es más, esta puede ser
precisamente la condición más atractiva de esta herramienta su apariencia de a priori. Otra
característica de los experimentos mentales es que suelen surgir de intuiciones filosóficas,
es decir se parte de una aparente claridez, como cuando Newton intentaba explicar con su
experimento de la cubeta la existencia del espacio absoluto.
Cuando la problemática va más allá de lo empírico ya sea porque una disciplina es joven o
porque simplemente no se poseen los recursos adecuados los experimentos mentales entran
en acción, como todos aquellos experimentos en los cuales se tele transportan personas, se
trasplantan cerebros o se almacenan mentes.
En esta ponencia intentaremos analizar las características que tienen en común los
experimentos mentales, su función particular, su taxonomía para posteriormente intentar
contestar las siguientes preguntas:
¿ Qué se espera aprender con los experimentos mentales? ¿cuándo no debemos utilizar los
experimentos mentales y en momento caemos en un abuso? ¿obtenemos nuevos
conocimientos acerca del mundo con los experimentos mentales? ¿ resultan una herramienta
eficaz e ideal?.

Desarrollo:

Como ya se describió, los experimentos mentales son de índole multidisiplinaria, sin


embargo considero que para ejemplificar con claridad abordaremos experimentos dentro de
la ciencia, filosofía y Ética, en parte porque me parecen más sustanciales y también porque
son los que me resultan más familiares (jajaja).
Comencemos con los experimentos mentales dentro de la ciencia ( utilizaré únicamente
ejemplos de filosofía natural y física). En Galileo Galilei convergen la mezcla entre lo que
posterior a el fue utilizado y corroborado , y lo el intentaba justificar a partir de experimentos
mentales, veamos: “vayamos el techo de una torre alta, tomemos dos objetos de masas
diferentes y supongamos que hay un vacío entre el piso y el techo de la torre, de tal manera
que nada cause fricción, si ambos objetos son soltados al mismo tiempo, ambos llegaran al
piso al mismo tiempo también, Galileo intentaba demostrar a partir de un experimento
mental como el de la torre una contradicción en el sistema aristotélico acerca del
comportamiento de los cuerpos pero también el comportamiento de la gravedad sobre estos
mismos. (condiciones idealizadas)
Ahora bien, son evidentes las deficiencias del experimento de Galilei , pues dado que este
experimento ya se ha realizado en las condiciones idóneas y el resultado fue el predicho
podríamos realizar un juicio anacrónico y pensar que el experimento fue increíblemente
innovador, la realidad es otra. No se contaban con los elementos ni empíricos ni de semejanza
con la realidad, se pedía al lector “suponer un vacío”, esto de entrada era complejo en un
marco propiamente aristotélico. También esta la cuestión mecánica, pues aquel que se
imagina el experimento intuiría una aceleración de los cuerpos de mas masa a pesar del
vacío.
En el caso de Newton, la sistematicidad, elegancia, economía y predictibilidad estaban
presentes en su sistema, pero la postulación del “ espacio absoluto” le representó un serio
problema de justificación y más aun de comprobación, el experimento mental de la cubeta,
tenia como finalidad la deducción necesaria del espacio absoluto y la ilustración de la fuerza
centripeta:
“El experimento del cubo del agua fue ideado por Isaac Newton para demostrar la
necesidad de la existencia de una fuerza centrípeta en un movimiento de giro. Para que una
masa gire, es necesario que una fuerza actúe siempre en dirección perpendicular a la
velocidad con la que se desplaza la masa, es decir apuntando hacia el centro de giro. Esa
fuerza puede ser de cualquier origen, y la fuerza necesaria es directamente proporcional al
cuadrado de la velocidad de la masa que gira, con lo cual si se realiza un giro a gran velocidad
es preciso una fuerza de gran magnitud. Por eso si se llena un cubo con agua y se lo hace
girar con rapidez, aunque lo hagamos girar en un plano perpendicular, el agua del cubo no se
vierte al pasar por el punto más alto de la trayectoria, para sorpresa de mucha gente. Esto es
debido a que se necesita una fuerza centrípeta tan grande que el peso del agua no basta para
suministrarla y aún es preciso algo más de fuerza que procede de la tensión del brazo
sujetando del asa del cubo, por lo que el peso del agua no actuará como fuerza de caída
(permitiendo que se vierta el agua) sino como fuerza centrípeta que va a mantener el agua
girando a la misma velocidad que el cubo que la contiene.”
Entonces, deducimos a partir del experimento mental las características de la fuerza
centrípeta, que puede ser comprobable sin complicación, pero Newton afirmaba que en el
momento en el cual la cubeta dejaba de girar el movimiento del agua cambiaba de referencia,
de tener un marco relativo en la cubeta a un marco absoluto, este era el espacio absoluto.
Otra de las condiciones de este experimento la necesidad del vacío, pues si existía un cuerpo
además de la cubeta el movimiento tendría por referencia ese objeto y no el espacio.
Intentemos hacer epojé y tengamos claro el marco teórico y los compromisos ontológicos de
las tradiciones científicas de esa época, ¿era plausible comprobar o demostrar algo con los
experimentos de Galileo y Newton? Muy difícilmente, pues no cumplían con la función
epistémica que se proponían (obtener conocimientos acerca del mundo).
En el caso de la filosofía abundan los ejemplos de experimentos mentales, desde el clásico
Aquiles y la tortuga de Zenon de elea, el genio maligno de Descartes hasta los
contemporáneos propios de cada área.
Analizaremos tres experimentos contemporáneos, la habitación china de Searle, los zombies
filosóficos (para las otras mentes) y la teletransportación.

“Supongamos que han pasado muchos años, y que el ser humano ha construido una máquina
aparentemente capaz de entender el idioma chino, la cual recibe ciertos datos de entrada que
le da un hablante natural de ese idioma, estas entradas serían los signos que se le introducen
a la computadora, la cual más tarde proporciona una respuesta en su salida. Supóngase a su
vez que esta computadora fácilmente supera la prueba de Turing, ya que convence al hablante
del idioma chino de que sí entiende completamente el idioma, y por ello el chino dirá que la
computadora entiende su idioma.

Ahora Searle nos pide que supongamos que él está dentro de ese computador completamente
aislado del exterior, salvo por algún tipo de dispositivo (una ranura para hojas de papel, por
ejemplo) por el que pueden entrar y salir textos escritos en chino.

Supongamos también que fuera de la sala o computador está el mismo chino que creyó que
la computadora entendía su idioma y dentro de esta sala está Searle que no sabe ni una sola
palabra en dicho idioma, pero está equipado con una serie de manuales y diccionarios que le
indican las reglas que relacionan los caracteres chinos (algo parecido a «Si entran tal y tal
caracteres, escribe tal y tal otros»).

De este modo Searle, que manipula esos textos, es capaz de responder a cualquier texto en
chino que se le introduzca, ya que tiene el manual con las reglas del idioma, y así hacer creer
a un observador externo que él sí entiende chino, aunque nunca haya hablado o leído ese
idioma.”
Este experimento mental a pesar de ilustrativo, creativo y divertido parte de que la analogía
que se esta esbozando “ una computadora- la habitación china” es sumamente compatible, y
lo que Searl intenta explicar es que lo que aparentemente pueda ser una inteligencia artificial
realmente seria un software siguiendo y aplicando reglas mecánicamente. Los software
actualmente desarrollados como IA funcionan de maneras muy distintas y contienen
propiedades como el aprendizaje como es el caso de alpha zero en el 20171. El experimento
de Searle no cumple las condiciones epistémicas, pues pongámonos serios ¿qué tan viable
resultaría el experimento? Más aun ¿qué tan eficaces serian nuestras traducciones?, además
se ignoran y se pasan por algo un sin fin de cuestiones, una de las más importantes el lenguaje
es más rico y descriptivo que la sola aplicación de unas reglas.

El problema del escepticismo de las otras mentes es de los más populares en la filosofía de
la mente, pues al no tener acceso a los estados mentales de los demás la especulación acerca
de los posibles panoramas son extensos. El filosofo David Chalmers elabora un experimento
mental en el cual se intenta colocar sobre la mesa la imposibilidad de saber si existen otras
mentes:

“Un zombi filosófico es un concepto y experimento mental ideado por David Chalmers, para
poner a prueba las explicaciones materialistas de la consciencia. Se trata de un argumento a
favor del monismo de doble aspecto, también conocido como dualismo de propiedades.

El zombi filosófico es capaz de comportarse como un humano, pero carece de un punto de


vista subjetivo o qualia. Más aun, es físicamente idéntico a un humano. Por ejemplo, un
zombi filosófico al pincharse un dedo reaccionaría con los mismos fenómenos biológicos,
terminaría por hacer un gesto de dolor y quejarse del mismo, pero en realidad no estaría
sintiendo dolor. Así mismo, un zombie filosófico puede reportar ver colores y nombrarlos
correctamente en una prueba visual, pero de su desempeño como mecanismo nunca se

1 AlphaZero es un programa informático desarrollado por DeepMind, que utiliza el enfoque


generalizado de AlphaGo Zero. El 5 de diciembre de 2017, el equipo de DeepMind lanzó una
preimpresión presentando AlphaZero, que logró en 24 horas un nivel de juego sobrehumano
en ajedrez, shogi y Go al derrotar a los campeones del mundo, Stockfish, Elmo y la versión de 3 días
de AlphaGo Zero en cada caso. AlphaZero dominó a Stockfish después de solo 4 horas de
autoaprendizaje, sin acceso a libros de apertura o base de datos de tablas de finales.123
desprende una sensación de color. La idea del zombi filosófico extiende ese hecho para todas
las conductas observables, incluso las de las partículas, y lo refunde en un ser hipotético. El
argumento es que si los zombis filosóficos son posibles entonces la consciencia no puede ser
explicada en términos de algo más básico (tanto el humano como el zombi son físicamente
idénticos), haciendo al materialismo esencialmente falso.”

El experimento de Chalmers se encuentra taxonómicamente en los de posibilidad lógica, pues


todo lo que describe el la elaboración de su experimento es plausible sin embargo también
son posibles los vampiros brokereanos y todo indica que no es el caso, se cumple también
con la contrafactualidad pero se aleja de manera estrepitosa de la semejanza con lo real. ¿ el
zombi filosófico de Chalmers nos otorga información que nos clarifique el problema de las
otras mentes? O más aun ¿fortalece el escepticismo? Al parecer no. Sin embargo cumple con
la función de simplificar pedagógicamente un problema complejo.

El caso de la tele transportación es tomado por muchos autores, incluso es parte de la cultura
popular, series, películas, historietas y la filosofía, toman esto como un recurso lirico o en
caso de la filosofía un problema.

“supongamos existe un aparato que tiene la cualidad de teletrasportar a las personas del
planeta tierra a marte, funciona de la siguiente manera, copia las características de manera
exacta a nivel atómico, desintegra el cuerpo de la persona que se introduce en el ( de manera
indolora) y con la información se recrea átomo por átomo a la persona en marte. Los átomos
con los que se reconstruye a la persona son otros distintos a los que se desintegraron en la
tierra. La cuestión es ¿hablamos de la misma persona?.

Este experimento es una variante de otras ilustraciones clásicas, como la del barco que se
reconstruye en altamar. La finalidad del experimento es la de problematizar la identidad
personal, las personas cambian constantemente, incluso de manera física ¿hablamos de la
misma persona? ¿somos los mismos? (colocar esas variantes, otto neuman)

la finalidad de los experimentos mentales en la ética son de índole intuitiva, pues en la


mayoría de las ocaciones los experimentos son posibles pero muy improbables. Se explotan
las situaciones limite, como la elección en un dilema. Pero también se crean panoramas
hipotéticos, semejantes a lo real , lógicamente posibles y que el resultado puede fortalecer
ciertas intuiciones.

Ejemplo del violinista de “Te despiertas por la mañana y te das cuenta de que estás espalda
con espalda en una cama unido a un violinista inconsciente. Es un violinista famoso que tuvo
una terrible enfermedad renal y la sociedad de amigos de la música ha invertido todos los
medios médicos disponibles y ha descubierto que tú eres la única persona que tiene el tipo
de sangre adecuado para ayudarle. Esta asociación te ha secuestrado y anoche estas
personas unieron el sistema circulatorio del violinista al tuyo, de modo que tus riñones serán
usados para extraer veneno de la sangre del violinista a la vez que sirven a tu organismo.
(…) El director del hospital te dice ahora, “mira, lo sentimos pero la sociedad de amigos de
la música te ha hecho esto, nosotros nunca lo hubiéramos permitido si lo hubiésemos sabido.
Pero ya ha ocurrido y ahora el violinista está unido a ti. Separarlo de ti implicaría su muerte.
Pero no te preocupes, solo serán nueve meses. Luego él se recuperará de su enfermedad y
podrá ser retirado de ti sin daño”.

Los dilemas del tranvía junto a todas sus variantes son otros ejemplos clásicos de
experimentos mentales posibles pero demasiado forzados.

Conclusiones:

En la mayoría de las áreas del pensamiento los experimentos mentales son una herramienta
de uso común, sin embargo como ya analizamos a lo largo de esta ponencia no todos cumplen
con las condiciones formales para lograr su propósito epistémico, incluso me aventuraría a
afirmar que la mayoría de los experimentos mentales son mal utilizados. No todos nos
brindan información o conocimiento nuevo acerca del mundo o de las situaciones que
describen, son de naturaleza especulativa y problematizan más de lo que aclaran, en el caso
de la ética resulta un tanto distinto, pues los experimentos mentales parten de ciertas
intuiciones a priori que si pueden ser llevadas a los real sin demasiada complicación.

Podemos resumir a grandes rasgos que los experimentos mentales es un recuerso que debe
ser utilizado con cautela, pero sobre todo a partir de ciertas características como
-lo abartivo

- poder de descripción

-la finalidad de simplificar

-la semejanza con lo real

posibilidad y estructura lógica

finalidad epistémica.