Está en la página 1de 6

ESPIRITU DE ATALIA

Padre: Acab Madre: Jezabel Esposo: Joram Hijo: Ocozías Nieto: Joás

ACAB
 Acab el rey más malvado de Israel.
 Se casó con Jezabel, una mujer pagana, y permitió que promoviera la adoración a Baal.
 Se encaprichó por no poder apropiarse de un pedazo de tierra, por eso su esposa mandó a matar a su
dueño Nabot.
 Estaba acostumbrado a salirse con la suya, y se deprimía cuando no lo lograba.

1 Reyes 16:30-33
Séptimo rey de Israel , que sucedió a su padre Omri en el año 918 A.C. y reinó 27 años. Se casó con
Jezabel, hija de Ed-Baal, rey de Tiro, mujer ambiciosa e idólatra, por cuya influencia fue introducido en
Israel el culto a Baal y Astoret. Acab erigió en Samaria un templo a Baal, persiguió a los profetas de Dios, y
se dice en la Biblia que hizo más provocar la ira de Dios que todos los reyes anteriores a él.

Muchos no lo saben pero este espíritu destructor destruye la iglesia .....JEZABEL Y ATALIA ...
La Biblia nos habla del espíritu de Jezabel, pero no necesariamente este espíritu puede operar a través de una
mujer, porque es un principado. Dios en su tiempo sentenció y el juicio de Dios cayó sobre Jezabel; sin embargo, la
forma operativa de ese principado es lo que vemos manifestado en este tiempo.
Mucho se enseña acerca de Jezabel, pero: ¿quién es Atalía?
2 Reyes 11: 1-2 “Cuando Atalía madre de Ocozías vio que
su hijo era muerto, se levantó y destruyó toda la
descendencia real. pero Josaba hija del rey Joram,
hermana de Ocozías, tomó a Joás hijo de Ocozías y lo
sacó furtivamente de entre los hijos del rey a quienes
estaban matando, y lo ocultó de Atalía, a él y a su ama,
en la cámara de dormir, y en esta forma no lo mataron.”
Dios no se mueve como nosotros queremos, sino como Él quiere, pues Él es soberano. Cuando entendemos eso
conoceremos cómo funcionan las leyes espirituales en el reino de Dios. Hay principios espirituales que rigen el
reino de Dios y el reino de las tinieblas. Nuestra lucha no es contra carne y sangre sino contra una fuerza, el reino
de las tinieblas. Para vencer a un enemigo no podemos ignorar como él trabaja, sus estrategias, formas que
emplea y sus maquinaciones para envolver a la humanidad.
Hoy libramos una gran batalla porque Satanás sabe que su tiempo está siendo acortado, por esto trata de desviar a
la iglesia por espíritus de errores, de apostasía. En el reino de las tinieblas hay jerarquía, el apóstol Pablo en
Efesios 6:12 habló sobre eso y mencionó los rangos espirituales:
1- Principados
2- Potestades
3-Gobernadores de las tinieblas
4-Huestes espirituales de maldad en las regiones celestes
Cada una se confronta de una manera diferente, según nos dice la Palabra.
Cuando hay una manifestación de espíritus seductores y de engaño atacando la Iglesia, es porque Dios está a
punto de realizar algo grande.
Satanás nunca va a atacar nada que no sea que Dios lo está estableciendo.
Cuando en un lugar hay presencia de Dios y la unción del Espíritu Santo, el enemigo emplea estrategias para
debilitar la fe de la gente y que desistan, para que no traigan la Gloria de Dios sobre el lugar donde están, el
vecindario, la región o el país.
Jezabel dejó una semilla y esa fue Atalía.
Atalía es la semilla del vientre de Jezabel, para traer persecución y muerte, lo que empezó su madre, ella lo
terminaría.
Era una mujer, pero pudo haber sido un hombre, estos espíritus se transmiten de forma generacional. Cuando la
iniquidad no es cortada, la Biblia dice que pasa de generación en generación, al ser transferida a otra generación
se torna mucho más fuerte.
La iniquidad al pasar de la madre a su hija, fue mucho más fuerte contra todo lo que tenía la marca de Dios.
Jezabel trajo persecución y muerte y Atalía, su hija, iba a continuar.
¿Quién fue Atalía?
El espíritu de Atalía es la potestad de la seducción, venganza y muerte que quiere exterminar la nueva generación
que nace de Dios.

Jezabel
Jezabel era la hija de un sacerdote fenicio.
Adoradora de Baal.
Practicaba la hechicería.
Sacerdotisa del culto pagano.
Potestad que perseguía y mataba a los profetas.
Espíritu que roba y apaga la unción de los hombres y mujeres de Dios.
Jezabel era una mujer seductora y manipuladora que tenía a todos sus hombres sirvientes, castrados, espiritualmente
hablando, Este principado castra a los hombres, espiritualmente hablando, en lo que es el propósito y voluntad de
Dios.
La intención y la agenda de Jezabel eran diferentes a las de su hija, ella atacaba a los profetas, la hija tenía el plan de
atacar la adoración.

Jezabel y Atalía
Jezabel
Se casó con Acab, rey de Israel.
Perseguía y mataba a los profetas de Israel.
Samaria fue llevada a la adoración de Baal por su culpa.

Atalía
Reinó en Judá.
Se casó con un hijo de Josafat de nombre Jorán.
Quiere contaminar Judá.
Lleva la adoración de Baal a Jerusalén
Reinó con intrigas manipulando a su esposo e hijo Ocozias.

Josafat fue el rey que consultó a Jehová cuando los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas
vinieron contrae el pueblo de Dios (2da. Crónicas 20)
El propósito de Atalía era contaminar a Judá y llevar la adoración a Jerusalén, intentando destruir todo el linaje de
la realeza que venía por la línea establecida. Atalía lo primero que quiere dañar es la adoración, mientras que
Jezabel atacaba a los profetas.
Dios escogió a los levitas para la adoración y alabanza. Al llegar Atalía y tomar una posición de autoridad altera
todo eso. Cuando el hijo muere, ella mata a todos los que venían de la línea real, por cuya línea vendría el salvador
del mundo. Lo que satanás quería con Atalía era destruir el propósito y diseño de Dios. Si satanás cortaba la línea
real, era imposible el cumplimiento de la profecía mesiánica.
Satanás sabe como comienza algo pero no como termina, cuando hablamos de algo de Dios.
Es el mismo espíritu que hoy en día seduce a los santos hacia el pecado, para traerles muerte espiritual, usando la
debilidad de la sensualidad de ellos, cayendo en actos ocultos y vergonzosos.
Es el mismo espíritu activo en el mundo entero que está atacando a los adoradores. Debemos cuidar que ministerio
de adoración se puede invitar a la iglesia, porque el ministerio de adoración ha sido alterado con principios
babilónicos y con la potestad de Atalía. No necesitamos en pulpitos artistas, sino gene ungida que nos conecte con
Dios.
Lo primero que ataca Atalía es el orden establecido por Dios en la adoración y la alabanza.
Esta potestad es como un gran abanico que se extiende en las naciones bajo las alas del poder; tanto religioso,
económico y político; logrando gobernar sobre las naciones como un principado que se levanta contrario a Cristo.
Es lo que vemos hoy día de querer unificar todas las religiones. Dicen que todos los cristianos debemos unirnos,
pero eso es un plan para preparar una falsa unidad religiosa, para llevarnos a una misma manera, para desviarnos
de la correcta forma que Dios estableció. Está de moda el ecumenismo, pero debemos entender que todo lo que
tenga mezcla babilónica es un principio de babel, que es confusión y error.
Mucho se sabe de Jezabel, pero poco de Atalía
Dios bendice familias enteras. El mismo dice en su Palabra: “Y estas bendiciones pasarán de generación en
generación, hasta por mil de ellas”. (Salmos 105:8- Det. 7:9). La bendición de Dios es mucho más extendida que la
maldición, pues esta, solo alcanza hasta la cuarta generación. Una maldición se hace fuerte cuando no se corta.
Qué simboliza Atalía
Atalía es la generación de seducción y maldad que quiere cortar la semilla de la nueva generación de Dios. El
ataque de Atalía es contra la semilla, contra la herencia que Dios nos ha dado. La Biblia dice que herencia de
Jehová son los hijos. Tenemos la bendición de tener hijos, pero Atalía, que es una potestad degradante, perversa,
quiere destruir la fe en nuestros jóvenes y adolescentes.
La lucha no es problema de un nación, porque es una potestad que se mueve contra los designios divinos de Dios,
no lo puede cambiar la sociedad, la tecnología, los buenos ideales, los sistemas de naciones, es una guerra qué
solo la Iglesia puede librar, porque es a escala espiritual, porque Dios nos ha dado la capacidad para estropear los
planes del diablo.

¿Cómo se movía Atalía?


Atalía es la mujer que preparó la caída moral de Judá.
Fanática adoradora de Baal.
Se compara con la potestad que domina ahora con persecución y terror.
Logra someter al pueblo de Judá bajo la maldición de la idolatría y la esclavitud satánica.
Introdujo en Judá la hechicería y el paganismo.
Construyo más templos que su mande.

Se compara con la potestad que domina la persecución en el medio oriente.


Actualmente los cristianos son perseguidos y asesinados, y su sangre se vende en botellas a altos precios, para
beberla.
Jezabel persigue la unción de los profetas ungidos. Atalía persigue y mata futuros reyes. Su objetivo va más allá,
pues quiere matar la fe de los hijos de los apóstoles y pastores.
Hay un ataque contra la herencia que Dios nos ha dado por eso es necesario que cada padre sea un verdadero
sacerdote, para que Dios cubra al sus hijos del peligro, de la maldad a que están siendo expuestos.

Atalía tiene un objetivo


Persigue al cabeza de los hijos de los pastores, porque de ellos se levantarán futuros pastores, profetas y
evangelistas. Para que ellos se corrompan con el amor al dinero, pornografía, seducción, orgullo y entretenimiento,
para que nunca alcancen los planes que Dios ha designado para ellos.
Muchos pastores que heredaron un ministerio de sus padres, están corrompidos por el dinero. Muchos hablan del
poder de Dios, pero andan con custodia y seguridad. Como puedo hablar a la iglesia del Dios que me cubre y andar
con una seguridad. Es imposible agradar a Dios teniendo un ingrediente de Babilonia o de mentiras
Poco a poco comenzaron a levantarse en Jerusalén templos consagrados a Baal (que representaba al anticristo).
Eso hizo que el ambiente donde se movían los habitantes de Jerusalén en la vida cotidiana, cambiara
completamente. Atalía duró 6 años durante los cuales muchos habitantes de Jerusalén huyeron a otros lugares.
La potestad de Atalía es todo un símbolo de la seducción, para dominar la cabeza de las naciones y destruir
ministerios.
Atalía representa:
“La que no tiene piedad”. Reinó en Judá por seis años, y durante todo ese tiempo, produjo tanto mal, que dejó al
reino en quiebra y destrucción.
Como ella mataba a todos los descendientes del rey, había un bebé de unos meses y la hijastra de Atalía tomó a
ese bebé con su criada y lo escondieron en el templo y entonces Atalía pensaba que había terminado con el linaje
real. Ella desconocía lo que Dios estaba preparando dentro del templo.
Al mismo tiempo que hay una manifestación del poder de Dios en el cual Él promete hacer algo grande, te estás
enfrentando a una generación de víboras que son activadas por la potestad de Atalía.
Jesús se refirió a ello al decir: “Generación de víboras, ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” (Mateo
23:33)
La víbora es una serpiente dañina y venenosa; que espiritualmente representa seducción y astucia. Ataca
rápidamente y deja la picadura mortal. Esta es la forma como el maligno ataca. Esta potestad trabaja en forma
parecida a una serpiente. La víbora inyecta sutilmente el veneno y la persona no se muere de una vez, sino poco a
poco.
Muchos son picados por este veneno, pero no se dan cuenta y progresivamente se van secando y pierden todo lo
de Dios y el veneno corre por sus venas. Necesitamos hombres de la estatura de Pablo,
En Hechos se relata que al apóstol Pablo se le asió por el brazo una serpiente, ero el rápidamente la lanzó en la
hoguera de fuego. La vida de Pablo se salvó y el fuego destruyó a la serpiente.
Hecho 28:4-5 “Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente
este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir. Pero él, sacudiendo la víbora en el
fuego, ningún daño padeció.”
Esta potestad de la cual la Biblia no enseña, solo puede ser confrontada con el Espíritu Santo de Dios.
Los principados se están moviendo rápidamente, mientras muchos cristianos están durmiendo e ignorando lo que
sucede a su alrededor, porque no conocen el poder que se les ha sido otorgado por medio del nombre de Jesús.
Hay gente que adora a Dios, pero en sus canciones no se menciona a Jesús. El evangelio no es confusión, te
confronta. A Jesús se le rechaza de entrada, o se le acepta de entrada. Muchos han perdido la esencia de la
verdadera adoración.
Trinidad satánica (Imitando la trilogía de Dios)
Baal (La Potestad como señor de todo)- el falso anticristo.
Jezabel (Hechicería, encantamiento muerte de los verdaderos profetas).
Atalía (Seducción y persecución y quien toma el reino que le pertenecía a los reyes de la genealogía de Dios)
Unción profética y Adoración
Cuando hay una combinación de fuego con adoración, Jezabel y Atalía tienen que ser destruidas. Dos niveles de
unción que se entrelazan y son sumamente importantes.
Lo que prepara el ambiente espiritual para cuando se va a dar la Palabra, es la adoración de hombres y mujeres
conectados con Dios. Cuando adoramos a la forma del cielo, como lo revela Apocalipsis 4 y 5, lo ángeles se unen a
nuestra adoración y desciende la unción profética.
Unción sacerdotal
El sacerdote Joiada y su esposa Josaba, acordaron esconder el único sobreviviente de la familia real de Judá.
Atalía había asesinado a sus propios descendientes varones, para asegurarse ilegítimamente el trono de Judá.
Josaba representa la línea sanguínea real de Judá, y su esposo Joiada la línea sacerdotal.
¿Dónde se ubicaba estratégicamente Atalía?
La Biblia dice que Atalía nunca fue capaz de entrar al templo de Dios,porque no puede permanecer en pie cuando
hay presencia de Dios.
Cuando Ocozías, su hijo fue muerto, ella usurpó el trono y se hizo reina. Después de eso mandó a matar a todos
los de la línea genealógica del rey.
Para vencer al espíritu de Jezabel y Atalía hay que tener dos niveles de unción: La unción profética del profeta
Elías y la unión de adoración del rey David.
Durante los 6 años que Atalía tomó el poder, nunca supo que Joás estaba escondido en la casa de Dios, (porque
nunca entró al Templo).
Ella no se enteró porque no entró, sus planes los hace fuera de los límites de Dios y de Su Presencia.
Ella no entraba al templo, se quedaba en la puerta, para que los que querían entrar no entraran, por lo que hay que
poner intercesores en las puertas, porque esa potestad les dice audible no entres, que viene a hacer aquí.
Hay gente que viene a la casa de Dios y lo menos que hace es entrar, o se quedan afuera en el tiempo de la
alabanza, y no entran al culto completo. Llegan tarde, solo al mensaje y evaden la adoración y la alabanza, porque
lo menos que Atalía quiere es que tengan revelación de la adoración y que no te prepares para el lugar a donde
vas. Te preparas para la eternidad en el momento de la adoración.
Ella siempre se quedaba en la puerta y es lo mismo que pasa ahora, este espíritu actúa en las puertas de los
lugares donde Dios está a punto de manifestarse, para impedir que la gente entre al templo. Por eso hay que poner
clamor, intercesión, para que la gente entre al templo.
Cuando el niño cumplió 7 años, Dios tomó el control y dominio de lo que el diablo pensaba que tenía controlado. En
ese momento, la Biblia declara, que como Atalía estaba tan entretenida con sus ídolos, ni siquiera se dio cuenta.
La potestad de Atalía prepara el terreno para el anticristo, pero como Atalía estaba tan entretenida con sus baales,
no se daba cuenta de lo que estaba pasando, pero a los 7 años el verdadero rey se manifestó.
El anticristo se manifestará, pero a los siete años, el Rey de reyes se manifestará y destruirá al anticristo con el
resplandor se Su gloria.
Cuando tú tienes un propósito en los diseños divinos de Dios, nada podrá quitarte la herencia que te corresponde,
no habrá Atalía que pueda robar tu herencia.
Cuando todo estaba listo desde el templo de Dios, se comenzó a oír el sonido de las trompetas. El niño rey se paró
junto a la columna señalada (que era solo para el que estaba habilitado legalmente para ocupar el trono).
Atalía estaba en el trono usurpado, cuando se manifiesta el rey no hay razón para mantener el templo cerrado, el
templo se abrió de par en par y cuando ella vio el niño, rasgos sus vestidos, comenzó a gritar: “traición, traición”. El
sacerdote dijo: sacadla y no la maten aquí, porque el tiempo ya ha sido señalado.
Ella entró solo hasta la puerta y solo al ver al rey verdadero escapó bajo los efectos de la
vergüenza. Sólo con ver al rey verdadero de cerca.
Si quieres entrar a un nivel más alto, debes guardar tus puertas de entradas espirituales, para que Atalía no tenga
derecho de destruirte.
Cuida lo que oyes, ves, piensas y hablas, porque a través de eso Atalía puede tomar dominio. Si ves, piensas o
hablas algo incorrecto, Atalía trata de ver que puertas tienes abiertas. Cada día llénate de la presencia del Espíritu
Santo, porque el poder de Dios, su verdadera unción, destruye toda potestad.
El nombre de Atalía significa:
“A quien Jehová ha afligido”. Este espíritu se activa para afligir a los hijos de Dios. Esta potestad ataca cuando hay
poca oración y poco entendimiento, porque ella quiere afligirte a a Cuando alguien te aflige es porque está nfectada
con el veneno de Atalía.
También significa “Jehová El Fuerte”, lo cual implica que Dio mismo tomará medidas en contra de la maldad.
Otro significado es: “La época señalada de Jehová está sobre ti”. Por medio de una poderosa unción de intercesión
y de oración de miles de hombres y mujeres redimidos por el poder de Jesucristo se podrá destruir al espíritu
seductor de Jezabel y Atalía.
Dios ha determinado una época para destruir la postestad de las tinieblas.
Atalía no soporta el arrepentimiento, podrás haber fallado, pero si confiesas ante Dios tu pecado, alcanzas
misericordia y eres libre.
No dejes que te dejen en la entrada, vienes para entrar al templo, no para quedarte hablando con Atalía.
Guarda la palabra, que cada palabra se te haga rema en tu espíritu.
Si estás comprometido a buscar la gloria de Dios, y a abrazar el fuego divino de la purificación.