Está en la página 1de 3

¿QUÉ ES EL CAFÉ?

Semilla del cafeto, de forma ovalada, redondeada por una cara y con un surco longitudinal
en la otra, que mide alrededor de un centímetro de largo y es de color amarillo verdoso;
tras numerosas transformaciones se comercializan tostadas o tostadas y molidas.

El café es la bebida que se obtiene a partir de los granos tostados y molidos de los frutos de la
planta del café.

El primer cafeto llegó a Venezuela, sembrado por misiones


españolas asentadas en la cuenca del río Caroní en 1730. Fue más
tarde, por los años 1784 cuando se hizo la primera plantación de
café en los jardines de la aldea de Chacao, en la célebre Hacienda La
Floresta, Blandín propiedad de Bartolomé Blandin, o Blandain, como al
parecer era el nombre correcto y San Felipe Neri. Poco a poco, el café
fue desplazando al cacao como el principal rubro de exportación de la
economía venezolana.

El café cambió favorablemente las condiciones de vida de los


pueblos andinos especialmente de Mérida, mejorando todos los
aspectos sociales y de infraestructura del estado, abriendo caminos y
canales fluviales; así como se dio el comercio e intercambio con el
puerto de Maracaibo a través del cual se exportaba el producto a
Europa y Norteamérica para luego regresar los agricultores con
productos y tecnologías importados de esas naciones.

La expansión del cultivo del café en Venezuela, se inscribe dentro


de un escenario de grandes cambios en la producción y el consumo.
Desde inicios del siglo XIX el consumo mundial de café se había
incrementado rápidamente, especialmente en Estados Unidos, que
importaba a principios del siglo Uqué pernos 100.000 sacos anuales,
menos del 10% de consumo mundial, elevándose al 30% entre 1855-
1859 y al 40% entre 1880-1890. Notables crecimientos del consumo
también se observaban en Alemania y Francia.

EN que periodo se dio el eje del café en Venezuela


Las primeras semillas de café introducidas en Venezuela, por los Misioneros Castellanos, allá por
los años 1730 a 1732. Se cree que fue el misionero José Gumilla, autor del "Orinoco Ilustrado y
Defendido”. Fue más tarde, por los años 1783 a 84, que se hizo la primera plantación de café en
los jardines de la Aldea de Chacao, en la célebre hacienda "La Floresta", que hoy lleva aún este
nombre; Blandín, hoy Country Club y San Felipe, hoy Urbanización La Castellana.

La primera siembra comercial de café en Venezuela, cuando tanto éste, como el Presbítero
Palacios y Sojo tuvieron igual participación en el memorable hecho, así fue como en el año 1799,
poco antes de morir el Padre Palacios, deja herederos universal de sus bienes a la Congregación
de Padres Neristas y por Administrador de su hacienda a Don Martín Tovar Ponte. Fue, pues, en la
hacienda de propiedad del Presbítero Palacios y Sojo, en donde sembraron los primeros cafetos
en escala comercial y fue igualmente allí en donde se celebró la degustó de la primera taza de
café,

Venezuela fue un gran exportador de café y cacao durante los primeros años del Siglo pasado
marcando una pauta especial gracias a su calidad de renombre internacional, el café representa
un rubro muy valioso para la economía primaria de miles de caficultores que viven gracias al cultivo
del café

El cultivo del café se extendió a San Antonio, Las Minas y los valles de Aragua a partir de 1784,
pasando luego a las provincias de Carabobo y Barcelona. En 1776 se observaron cultivos en
Cumaná y Río Caribe. En 1780 el cultivo se extendió al occidente, difundiéndose en tierras
andinas: en Mérida, donde a pesar de una temprana introducción, probablemente antes de 1777,
comenzaron a fundarse plantaciones después de la Guerra de Independencia; en Táchira, gracias
a la iniciativa de Gervasio Rubio, quien lo introdujo en 1794 a la hacienda La Yegüera, en las
inmediaciones de la población que más tarde, en 1855, sería llamada Rubio; en Trujillo,
probablemente introducido por Francisco de Labastida en 1801, y siguiendo por los Andes
tachirenses, el cafeto continuó su viaje hasta Colombia, penetrando por Cúcuta y Salvador de las
Palmas. Hacia 1809, según José Domingo Rus, en su descripción geográfica de la provincia de
Maracaibo, en Mérida abundaba el café, en Táchira se daba mucho, y en Trujillo ya había algún
café. Poco a poco el café fue desplazando al cacao como el principal rubro de exportación de la
economía venezolana

La expansión del cultivo del café en Venezuela se inscribe dentro de un escenario de grandes
cambios en la producción y en el consumo. Desde inicios del siglo XIX el consumo mundial de café
se había incrementado rápidamente.
Hacia finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX
nuestro país pasó del cuarto al segundo lugar como productor
de café, hasta 1920 cuando Colombia nos desplaza el tercer
lugar y en 1925 al cuarto lugar.

Importancia del café

El café ha sido de valiosa importancia para la economía de Venezuela, ha llegado a


incrementar los ingresos nacionales con un alto nivel de exportación.

Venezuela fue un exportador de café y cacao, sin embargo con el proceso


petrolero poco a poco fue reduciendo su área de siembra.
Los principales estados del país donde se cultiva café son: Portuguesa,
Lara, Táchira, Mérida, Trujillo, Monagas, Sucre, Yaracuy y Guárico.

¿QUÉ ESTADOS DE VENEZUELA SON LOS MAYORES PRODUCTORES


DE CAFÉ?

El cultivo del café se extiende en casi toda Venezuela.

Los principales estados del país donde se cultiva café son: Portuguesa,
Lara, Táchira, Mérida, Trujillo, Monagas, Sucre, Yaracuy y Guárico.

Los principales Estados productores de café son: Lara, Portuguesa, Táchira, Mérida, Trujillo,
Monagas, Sucre, Yaracuy. Biscucuy es el primer productor nacional de café, luego le sigue Rubio,
Guárico, Chabasquén, Boconó y Ospino.

Las haciendas de la Cordillera de la Costa, no solamente debido a sus grandes extensiones sino a
las relaciones de explotación dominantes en estas unidades de producción, podían cultivar cacao,
caña de azúcar y, más tarde, café; t

las haciendas de café establecidas en los Andes, fundamentalmente en Táchira, eran mucho más
pequeñas, mono productoras, de explotación familiar y más dependientes de las relaciones
intrafamiliares campesinas,