Está en la página 1de 239

JOSÉ PABLO CARCÍA

Adaptación de la obra de Paul Preston La Guerra Civil española

l:dición en formato digital: junio de 2016


©2016, Paul Preston
© 2016, José Pablo García Gil, por el guión y las ilustraciones
© 2016, de la presente edición en castellano para todo el mundo:
Penguin Random House Grupo E:ditorial, S. A. U.
fravessera de Gracia, 'i7-'i9. 08021 Barcelona

Penguin Random House Grupo E:ditorial apoya la protección del copyright.


E:I copyright estimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas y el conocimiento,
promueve la libre expresión y favorece una cultura viva. Gracias por comprar una edición autorizada
de este libro y por respetar las leyes del copyright al no reproducir ni distribuir ninguna
parte de esta obra por ningún medio sin permiso. Al hacerlo está respaldando a los autores
y permitiendo que PRHGE: continúe publicando libros para todos los lectores.
Diríjase a CEDRO (Centro E:spañol de Derechos Reprográficos, http://www.cedro.org)
si necesita repro~ucir algún fragmento de esta obra.

ISBN: 978-8'f-9992-68'f-1

Composición digital:

www.me ustaleerebooks.com

Penguin
RanaomHouse
Grupo Editorial
PAUL PRESTON

. ,
-- ----
~·· ...
• 1
-

Guión e ilustraciones de José Pablo García

DEBATE
- -

••

U IEDAD
DIVIDIDA
N

ESPANA ANTES DE 1931

..

-
6n Sspaña estaba
firmemente arraigada
la idea de que los
problemas políticos
podían solucionarse
por medio de la
violencia en vez
del debate.

A partir de 1808 se
produjo una gradual e
inmensamente compleja
división del país en dos
bloques sociales amplia-
mente antagónicos.

Por un lado, presididas por una débil burguesía L.a tentativa de Constitución de 1812 fue anulada
progresista, estaban las fuerzas de la reforma, por Fernando VII sin una reacción popular
que aún no habían logrado acabar con las posterior, y el poder de la monarquía, la nobleza
estructuras del Anti9uo Régimen por medio terrateniente y la Iglesia
de sus continuas iniciativas políticas y económicas siguieron intactos.
para impulsar la modernizacion y la industrialización.

A pesar de que Asturias, T Yacimientos carbón


Por otro lado, las fuerzas de la reacción el País Vasco y Cataluña
estaban formadas por las antiguas oligarquías • Yacimientos hierro
terratenientes, que eran los sectores dominantes
habían avanzado
industrialmente ...
• Industria siderúrgica
en términos de influencia política, enemi9os e Industria textil
de la industrialización y la modernizacion. A Otras industrias

Porcentaje de
t ierra latifundista
Más del 'f0%
0 Del 25 al 'f0%
0 Del 10 al 25%
... el país seguía siendo D Menos del 10%
predominantemente agrario. o sin catastrar

6
E:t paternatismo de
tos más tolerantes - - - -
amos del pasado, ;:;:--- ~~
clérigos y nobles,
había preservado
tas tierras del sur de
los levantamientos
campesinos.

La desamortización favoreció
ta compra de esas tierras comunales por parte
de los terratientes más poderosos, que
prefirieron explotar a tos braceros y jornaleros
a invertir en regadíos.

E:n 1868, al descontento popular se sumó el resentimiento


de ta clase media y tos mir.tares contra et favoritismo
de ta monarquía hacia et clero y tos conservadores.

Y tos pronunciamientos de tos generales Prim y Serrano


y el brigadier fopete, junto con tas revueltas callejeras,
condujeron al destronamiento y destierro de Isabel 11.

7
L.a burguesía se horrorizó al comprobar que su rebelión cons- Y, para empeorar las cosas, en la colonia
titucionalista había desembocado en un movimiento de masas. más rica que aún conservaba España,
•- -=-e-.
~
~ ' \1
~~.. .,
Cuba, estalló una insurrección.

~
,'I ~

Zonas
principales
del conflicto
••
carlista

• •
••••
••• •• • Focos de suble-
vación cantonal

Amadeo de Saboya,
~
el monarca liberal
electo, abdicó, de- En el consiguiente
sesperado, en 1873. vacío de poder se
proclamó la
iLOS QUE: AGRAVAN Y Primera República.
PE:RPE:'f'ÚAN LOS MALE:S
DE: LA NAOÓN SON
LOS PROPIOS
E:SPAÑOLE:S!

Asustada por el fantasma del desorden proletario,


la burguesía abandonó sus propias ambiciones 61 ejército puso fin a las
reformistas a cambio del retorno a la paz social. convulsiones en 187'¾ con el golpe
militar del general Pavía en el
Congreso y sofocando los
levantamientos obreros.

- ---
--
-""' -
8
La monarquía
se restauró
con Alfonso XII.~ -

E:I sistema político de la Restauración de 1876 quedó La manipulación


reflejado en la al!ernancia de d,os partidos políticos, electoral se
que se suced,an con sopor,fera regularidad. basaba en el
poder social
de los cacigues,
que decid1an
quién . trabajaba
, ,
y quien mor1a
de hambre.

E:I partido liberal,


liderado por Práxedes
Mateo Sagasta.

Y cuando no se
Representaban los intereses de dos sectores de la podía obtener el
oligarquía: los productores de vino y aceitunas del sur: número necesario
conservadores, y los de trigo de la Meseta, liberales. ' de votos de los
Am!:>os eran monárquicos, y sus diferencias no se campesinos,
deb1an a motivos sociales, sino al conflicto entre algunos caciques
proteccionismo y libre comercio. inscribían a los
muertos
del cementerio
t~~i:~i,,., nol Aún no, ho•to el dio 10. local.

Para cualquier aspiración


política era imposible encontrar
expresión legal al margen de
los dos rarticjos oligárquicos,
debido a sistema de manipula-
ción electoral basado en el
poder de los caciques.

g
Pero fueron surgiendo Su mensaje de que la
protestas contra el tierra debía conquistarse
sistema. L.a depresión por la acción directa caló entre
económica de la década tos hambrientos jornaleros y
de 1890 exacerbó braceros gracias a los predi-
los resentimientos cadores que lo difundieron
de las clases bajas. de pueblo en pueblo.

Giuseppe F'anelli, discípulo


del anarquista Mijaít Bakunin,
fue enviado a España por la
Primera Internacional en
noviembre de 1868.

F'anelli abrió un camino de esperanza a los levan-


tamientos rurales, hasta entonces esporádicos.

La creencia de que cualquier acción contra la tiranía del


Estado era lícita causó niveles crecientes de violencia social.
En enero de 1892, un ejército de braceros armados solo con
hoces y palos se apoderó de la villa de Jerez.

Cuatro de los presuntos


cabecillas fueron ejecutados.

Arraigado el anarquismo en los talleres


de ta fragmentada industria textil catalana,
hubo una oleada de atentados con bombas
como respuesta a estas ejecuciones que
tuvo su escenario principal en Barcelona.

L.as feroces represalias contra tos anarquistas recluidos


en la barcelonesa prisión de Montju'ic, la Bastilla española,
fueron la causa del asesinato de Antonio Cánovas del
castillo a manos de un joven anarquista italiano en 1897.

10
L.a pérdida de los restos del
imperio en 1898, con la derrota
ante estados Unidos, tuvo un
efecto catastrófico en la
~\~~\ economíc!, sobre todo en
~\\\ ~, \ Cataluna, para cuyos
'\ \\ productos Cuba hab1a sido
un mercado preferente.

- ~
. - -..
-~
~ --
é,
-
~
- ~

Barcelona fue
= escenario de huelgas
-- y actos terroristas,
por parte tanto de los

-
=- - - -- ~
anarquistas como de
los agentes provoca-
dores del gobierno.
-
----- ----
--- -- --
A pesar de que la economía española Pero su crecimiento limitado, debido
seguía siendo esencialmente agraria, a la pobreza del mercado interior
ya se estaba formando una moderna y a la competitividad de los productos
economía capitalista en torno a las británicos y alemanes en el mercado
industrias textiles y químicas catalanas, internacional, propició la aparición de
la industria siderúrgica vasca y las un proletariado industrial combativo.
minas asturianas. · ...L--,n,;,r-~
t,
~_-,-

#/#(/✓4✓(! /4 'lf:/7~
~'r.
~ \

-·-- - _.. --
...,...._- ....:-
- - - - -~-----
-- - __.,_, --- __ __
--·
--~~ • .. :s.- ..
--, ...:_

--
Surgieron movimientos nacionalistas en el 6n mayo de 1901 se
País Vasco y Cataluña a causa del malestar consolidó el cata-
que les causaba el hecho de tener que lanismo gracias al
pagar una proporción muy elevada de triunfo erectoral de
la recaudación tributaria y no tener la llamada ·~andida-
apenas representación en un tura de los cuatro
gobier:no do_minado por la presidentes" de la
ohgarqu,a agraria. L:.liga Regionalista:
Torres, Robert,
Rusiñol y Doménech
i Montaner.

Sabino Arana fue el


padre del nacionalismo
vasco J creador de
la ikurrina, su bandera.

11
Las filas del PSOG se empezaron a engrosar
con la aristocracia obrera de tipógrafos y
oficiales de la industria de la construcción
y del metal en Madrid, los trabajadores
de las acerías y los astilleros en Bilbao,
y los mineros del carbón en Asturias.

Gn 1899, al trasladarse
la sede central de la UG1
de Barcelona a Madrid,
se privó a muchos obreros
de la opción socialista,
y desapareció la sosibilidad
de una unida total
dentro del movimiento. GI partido se vio también perjudicado por la dependencia
de un marxismo francés rígido y simplista que
fomentaba el inflexible lícfer Pablo Iglesias.

Una oposición más cerebral al sistema oligárquico nació de un


pequeno pero influyente grupo de republicanos de clase media,
y surgieron agrupaciones políticas nuevas y dinámicas.

Gn Asturias, el liberal
r,,oderado Melquíades
Alvarez trabajo por la
democratización del sistema
monárquico y fundó en 1912
el Partido Reformista .

Su pr~yecto ... y a jóvenes que luego


atraJo a representarían la moder-
intelectuales nidad y la Gspaña europea
como Benito en un futuro lejano.
Pérez Galdós Gntre ellos destaca
y José Ortega el hombre de letras
y Gasset... y gran erudito
Manuel Azaña.

12
Un joven periodista del PSOE:, E:stas ideas chocaron con las Pero esta colaboración entre
lndalecio Prieto, luchó por de otros líderes del partido, republicanos y socialistas
formar una alianza electoral con que preferían una estrategia constituyó la base de las
los republicanos de clase media basada en el enfrentamiento futuras victorias del PSOE:.
para así empezar a edificar el y la huelga. Prieto se ganó De hecho, el propio Pablo
socialismo desde el Parlamento. así la animadversión eterna Iglesias fue elegido a Cortes
de Francisco L.argo Caballero, ~ en 191Q
vicepresidente de la UG'T,
algo que tendría graves
consecuencias en el futuro. ~·~
i , ,,
'
: : : _7-- fr
Ill
, , 1)

Otro movimiento Denunciando las


rep~blicano que • t torturas que se
parec1a amenazar practicaban en
el sistema fue fruto -/:Fl-i- Montju"ic, ganó
del ingenio de muchos seguidores
Alejandro L.erroux.
' entre las capas
populares.

Consiguió convertirse en el
"E:mperador del Paralelo'; el
distrito de Barcelona donde
prevalecían la pobreza, la
delincuencia y la prostitu-
ción, gracias en parte
a sus técnicas
de demagogia.

Sintonizando con el hondo


anticlericalismo de los obreros
inmigrantes, les ordenaba que
mataran a sacerdotes, saquea-
--~ ran e incendiaran iglesias y
~' ..-· "liberaran" a monjas.

·E
'I

'Tras descubrirse que recibía dinero del gobierno central, se creyó que su
-------1 labor agitadora estaba inspirada por Madrid con el fin de dividir a las
masas anarcosindicalistas y frenar el auge del nacionalismo catalán.

13
Gt ejército, resentido y l.a oficialidad era cada ve2 más
decepcionado en, Cuba, hostil tanto a ta i2quierda como
, . al "separatismo" de los naciona-
se encerro en s, mismo,
decidido a no perder más listas regionales, y una viñeta
batallas, y se obsesionó ,~ ~ - de ta revista satíric~ "iCu-Cut!"
con la defensa del orden ... ., _,_,1 provoco su ,ra.
social y ta unidad nacional. ,_, ~~ ~ ~.....- - 1

~ ••
A~ "F RONfÓN CONDAi."
-iGui. st celet,ra aqui. que hay tanta gente?
-El Banqutt dt la Victoria,
- ~" Dt la Victoria"? Ah, vaya, se.ran paísanos.

Gn noviembre de 1905,
el ejército asaltó ta
redacción y los talleres
de esta revista y tos del
,r.eriódico catalanista
l.a Veu de catatunya':
'f6 personas
resultaron heridas.

Para apaciguar al ejército,


et gobierno introdujo la l.ey
de Jurisdicciones, con la
que toda crítica al ejército,
a la monarquía o a Gspaña
sería ju29ada por el sistema
de Justicia militar.

Una nueva empresa imperial en Marruecos tes libraría de ser meros


defensores de un decadente régimen constitucional que despreciaban.
Gsta aventura propició ta hostilidad popular contra el alistamiento
y espoleó ta aversión de tos militares hacia ta i2quierda.
~N

,w,IN
• e lMTAM •
AN~L

Gn 1909, el gobierno
del conservador Antonio
Maura, presionado por
militares e inversores en Numerosos
tas minas, envió una reservistas fueron
expedición para ampliar llamados a filas
el territorio español en y embarcados
Marruecos, de forma que en Barcelona.
abarcase una serie de
importantes yacimientos
de minerales.
Mal preearado, el ejército fue derrotado
en el Rif, en la batalla del Barranco
del Lobo. Murieron 153 soldados
y 599 resultaron heridos.

Hubo protestas contra la guerra en Madrid,


Barcelona y ciudades con estaciones
de ferrocarril desde las que los reclutas
partían con destino al frente.
6n Barcelona se
declaró una huelga
general el 26 de julio.
E:I capitán general de
la región la afrontó
como una insurrección
y proclamó el estado
de guerra.

- -
-- Se levantaron barricadas, y las
protestas contra el servicio
militar obligatorio desembo-
caron en disturbios anticleri-
~

cales y quema de iglesias.

61 movimiento fue sofocado


empleando la artillería. Se efec-
tuaron numerosas detenciones.
1.725 personas serían juzgadas 1-- =='~!!!!!!!!!
más adelante y cinco de ellas,
condenadas a muerte.

La hostilidad entre los militares y el movimiento obrero


prefiguró los enfrentamientos de la Guerra Civil.

15
La postura promilitarista de
Lerroux hab,a puesto en evi-
dencia el carácter fraudulento
de su radicalismo y empujó al
grueso de sus seguidores
hacia el anarquismo.

E:n el otoño de 1910,


varios grupos anarquistas
se unieron en un sindicato
q__ue adoptó el nombre de
Confederación Nacional
' del írabajo (CNí).

Rechazaban la violencia individual y


la política parlamentaria, optando
- eor el sindicalismo revolucionario.
Paradójicamente, actuarían como
un sindicato convencional dentro
del orden prevaleciente, al tiempo
que abogar,an por la acción directa
para derrocar dicho orden.

Pronto sería
declarada
ilegal debido a
la involucración
de sus afiliados
en actos violen-
tos durante la
huelga de 1911.

- - -
- -- -
- ,,.,, ... -- - - - - -
La ausencia de E:spaña
en la Primera Guerra
-
Mundial dio lugar a un
espectacular despegue
de la industria.
-- -=-. ~--
-..=..-~ -
- -:--

La balanza de poder en el seno de la élite


-
-
varió en cierta medida. Los industriales E:I ministro liberal de E:conomía, Santiago Alba,
ya no estarían dispuestos a tolerar la intentó implantar una contribución sobre los
subordinación pohtica a la oligarquía. beneficios belicos de los industriales del norte, sin
prever ninguna medida similar para los agrícolas.
,
.....
E:l proyecto se
retiró, pero aceleró
la apuesta de la
burguesía industrial
por la modernización
de la política.

16
GI descontento de los industriales
vascos y catalanes les llevó a desafiar a GI líder de la L.liga, el astuto financiero
la oligarquía agrícola, a fuerza de financiar Francesc Cam6ó, se erigió en portavoz
sus respectivos movimientos regionalistas: de los industriales y los banqueros.
el Partido Nacionalista Vasco (PNV)
y la L.liga Regionalista de Catalunya.
,HAY GUG fOMAR
MEDIDAS DRÁSflCAS
PARA GVlfAR UN
CAfAO.ISMO REVO-
LUCIONARIO!

GI celo reformador
de los industriales,
enriquecido
por la guerra,
coincidió con una
desesperada nece-
sidad de cambio de
un proletariado em-
pobrecido por esta. ..,__
. GI "boom" industrial h~bía atraído mano de obrq rural a las
c1~da_des, dond~ preva~ec,an las peores condiciones del incipiente
cap,tahsmo. Al '!usmo. tiempo, las exportaciones masivas .9eneraron
escasez, 1nflac,on y el derrumbe de los niveles de v1é:ta.

L.os oficiales de los


grados intermedios del Así se forjó una
ejército, por otro lado, extraña y efímera
iniciaban una protesta alianza, debida en
por los salarios bajos, parte a la equívoca
las estructuras de posición é:tel
promoción anticuadas ejército respecto
y la corrupción política. a la política.

-
17
L.os africanistas se veían
61 descontento de los militares estaba a sí mismos como un grupo
relacionado con la división existente de guerreros heroicos y los
entre los qu~ se habían ofrecido únicos preocupados por
para luchar en Africa (los africanistas) el destino de la patria. E:sto
y los q,ue se habían quedado en la les llevó a des~reciar a los
pen1nsula Clos peninsulares). políticos profesionales, a las
masas izquierdistas y a
la vida de los peninsulares,
más cómoda y aburrida.

--
~-
;;--

Cuando la inflación provocada


por la guerra empezó a repercutir
en los sueldos de los militares, los 1-----_,
peninsulares comenzaron a ver
con malos ojos a los africa- Promovidas principalmente por
nistas, que tenían la oportunidad el coronel Benito Márguez, se
de ascender rápidamente. crearon las Juntas Militares
de Defensa, una especie de
sindicato para lograr mejoras
salariales y proteger el sistema
basado en la antigüedad.

Fueron aclamados como portaes-


tandartes de un 9ran movimiento
de reforma nacional. Obreros,
capitalistas y militares se unieron
para limpiar la política española
de la corrupción del caciquismo,
pero los intereses últimos de estos
tres grupos eran contradictorios.

~ - Después provocó una


.....,, ..., huelga de los trabajadores
socialistas ferroviarios,
forzando así la respuesta
de la UGf antes de que la
CNf estuviera preparada.

18
'

-;, Ya en ea2 con et sistema,


tos militares estuvieron
encantados de defenderlo en
agosto de 1917, aplastando
a los huelguistas socialistas
de forma sangrienta.

Y tos industriales, alarmados ante la


perspectiva de que tos obreros ocuparan
tas calles, renunciaron a sus propias
reivindicaciones de reforma ...

... y, atraídos por las promesas de moderni2ación eco-


nómica, en 1918 apoyaron al gobierno de concentración
nacional de Maura, con liberales y conservadores, que
simboti2aba una ligera mejoría para tos industriales.

Soto quedaban fuera de


tos dos bandos tos pequeños
Más agudamente que en propietarios a9.rícotas, a quienes
ningún momento anterior, ... y obreros trató de mov1ti2ar en defensa
E:spaña quedaba dividida y campesinos de los intereses latifundistas.
entre terratenientes e sin tierra
industriales por un lado... por otro.

Desde 1906, tos latifundistas


financiaron sindicatos A través de ta Asociación católica Nacio-
contrarrevolucionarios, pero nal de Propagandistas (ACNP), Herrera contri-
el proceso fue sistemati2ado buyó a organi2ar una serie de Federaciones
a partir de 1912 por un grupo Agrarias católicas para ofrecer facilidades
de dinámicos spciatcatólicos crec!iticias, asesoramiento, almacenes y maqui-
liderados por Angel Herrera. naria a cambio de militancia antisocialista.

19
Desde 1918 hasta 1921, años conocidos como et "trienio
bolchevique'; los braceros anarquistas del sur participaron
en una serie de alzamientos. Sofocadas por la combinación
de las fuerzas de la Guardia Civil y el ejército, las huelgas
y ocupaciones de tierras de esos años intensificaron
el resentimiento social del sur rural.

Los industriales se vieron gravemente afectados


por la reanudación de la competencia extranjera
durante los años de la posguerra. Los catalanes,
en particular, intentaron combatir la recesión
con recortes y despidos,
y reaccionaron ante
las huelgas con cierres
y contratando
pistoleros.

rras una escisión en et PS06, provocada


Los anarquistas replicaron, por et debate de si afiliarse o no a la
y entre 1919 y 1921 hubo --: Komintern, en noviembre de 1921 los
una espiral terrorista de pro- elementos más radicales formaron el
vocaciones y represalias en Partido Comunista, del que Antonio García
las calles de Barcelona. Quejido fue el primer secretario general.

Su influencia se hizo
sentir inmediatamente
con una serie de huelgas
en las minas de carl)ón
asturianas y en la indus-
tria siderúrgica vasca.

20
El 23 de septiembre de 1923, el general
Miguel Primo de Rivera dio un golpe de Estado,
aparentemente para acabar con el desorden e
impedir que un informe preparado por una comi-
sión parlamentaria causase problemas al rey.

---
--.....::::._

Era capitán general de Barcelona y amigo


íntimo de los barones de la industria textil
catalana. Procedía además de una gran
familia de terratenientes sureños, y
tenía experiencia en las agitaciones
campesinas. Encarnaba, pues, el
llegalizó el movimiento anarquista ideal del defensor pretoriano
y llegó a un acuerdo con la UGf de la coalición de industriales
por el que esta obtenía el y terratenientes consolidada
monopolio de las actividades durante la crisis.
sindicales. ~I líder de la
izquierda, largo Caballero,
tuvo buen entendimiento con
la dictadura y fue nombrado
consejero de Estado.

Su dictadura supuso una


revulsión general contra et caos
de los seis años anteriores y el
retorn~ de la prosperidad en la
econom1a europea, con un pro-
grama de grandes obras públicas
y la construcción de una infraes-
tructura de comunicaciones.

Excéntrico y afable, gobernaba con una personal improvisación que atrajo sobre sí todas las críticas
por el fracaso de su régimen y que hizo que perdiera el apoyo de sus más poderosos defensores.

la burguesía catalana
le reprochó su ofensiva
contra las aspiraciones
regionalistas.

Y sobre todo perdió el apoyo de los


terratenientes, debido a sus esfuerzos
los industriales del norte se indignaron por introducir en las zonas rurales
por el colapso de la peseta en 1928, que comités paritarios para mejorar
atribuían al inflacionario gasto público. tas condiciones de trabajo.

21
A finales de enero de 1930. Primo de Rivera dimitió. Era impensable vover al sistema
político de 1923: se habían dado cambios importantes en las actitudes de la clase política.

Los políticos veteranos Algunos de los más jóvenes Para los conservadores <{Ue se
estaban resentidos ante habían optado por el movimiento habían dedicado al servicio del
la despreocueación con que republicano con la convicción dictador, no podía haber marcha
el rey había ignorado de que el futuro político se atrás: la única solución factible
la Constitución en 1923. orientaba en esa dirección. consistía en otra dictadura militar:

A la desesperada, Alfonso )(111 utilizó a otro general,


Dámaso Be,renguer, cuya dictablanda trató c:te, dar
con la formula para volver a una monarqu1a
constitucional, pero complots republicanos,
agitaciones obreras y sediciones militares
socavaron sus esfuerzos.

l:n las elecciones municipales


del 12 de abril de 1931,
los socialistas y los
republicanos procedentes de
las clases medias liberales
obtuvieron la mayoría en las
principales ciudades, y los
monárquicos solo pudieron
ganar en las zonas rurales
en las que seguía intacto el
poder social de los caciques.

22
Apoyado solo por la dudosa
lealtad del ejército y de la Guardia
Civil, el rey siguió el consejo de
sus asesores: era preferible
alejarse voluntariamente antes
de ser derrocado por la fuena .

la decisión fue reflejo de la


esperanza de un pequeño
sector de las clases altas
en que, sacrificando al rey,
seria posible contener los
deseos de cambio tanto de
la burguesía P.rogresista
como de la izquierda.

Pero los conflictos del trienio bolchevique, que habían sido silenciados
durante los últimos años, seguían latentes. la represión había intensificado
los odios de los braceros hacia los latifundistas, y estos se sentían
ultrajados por su comportamiento insubordinado.

la nueva República iba


a heredar en el sur una
situación de guerra social
esporádica. No obstante,
con buena voluntad todo
era posible en 1931.

Sin embargo, a las pocas semanas


de la proclamación de la República
se percibía que entre los antiguos
partidarios de Alfonso XIII y en el
seno del movimiento anarquista
no había buena disposición hacia
una nueva democracia.

23
'
• •

-----------.. .

FI DE
UIERD
"
Q
1931-1933

'
\
·: .. ~ ., -~. 1:

Con la llegada de la
Segunda República,
el poder político
pasaba por primera
vez de la oligarquía
a la izquierda
moderada.

íras los fracasos


de la monarquía y la
dictadura, la derecha
se encontraba
desor9anizada, y este
cambio representaba
una amenaza.

La República despertó esperanzas


desmesuradas entre los más humildes,
y la mayoría de los españoles estaban
dispuestos a darle la oportunidad
de implantar su programa...
Pero ¿cuál iba a ser el alcance
de su reforma social y económica?

26
Conservadores que garanti- Radicales, cuya principal Un
2aban a las clases altas que ambición era beneficiarse catalanista
GOBll:RNO la República tendría del acceso a los resortes liberal.
PROVISIONAL ciertos límites. del poder.
fa~
=: :-- ~ ~

11 __,
Asumió
el poder '
.. ....-, ('-\'
~
e

una amplia 1G"


✓, \ \
coalicion,
en la que
cada uno
a.~
- 1
de sus ~
miembros
tenía un
programa Niceto Alcalá Miguel Alejandro Diego Lluís Nicolau
distinto. Zamora. Presiden- Maura. Lerroux. Martíne2 Barrio. D'Olwer.
te del Gobierno Gobernación l:stado Comunicaciones l:conomía

Republicanos de centro-i2quierda. l:stos dos grupos estaban unidos


en su deseo de construir una nueva
l:spaña, pero se requería un inmenso
programa de reformas muy difícil
de poner en marcha ...

Manuel Santiago '


Marcelino Domin90. Alvaro de
A2aña. Casares Guiroga. Instrucción Pública Alborno2.
Guerra Marina y Bellas Artes Fomento

Socialistas Reformistas.

--
,_..;-•---
\"""'
.., ( .....

---
~...-\
~

...ya que los amos del poder social


y económico seguían unidos a la
Fernando Franciso Largo Iglesia y el ejército en su resistencia
de los Ríos. lndalecio Prieto. Caballero.
Hacienda frente a cualquier cambio.
Justicia frabajo
Prieto, ya en el
primer Consejo ... e, incluso desde antes del establecimiento de la
de Ministros, República, los seguidores del general Primo de Rivera
anunció que la empe2aron a recolectar dinero para promover sus
situación finan- ideas y actividades conspirativas y comprar armas.
ciera estaba
amena2ada por
la masiva evasión
de caP,itales
del país...

27
Los socialistas, con un espíritu de autosacrificio y oetimismo,
contribuyeron a la República con varios gestos conciliadores.

E:I 1'f de abril,


militantes de sus
juventudes impidieron
en Madrid el asalto
al Palacio Real
y a edificios
relacionados
con la derecha ...

Y Prieto anunció
.,
que asum,r,a
las obli9aciones
financieras de
la dictadura.

Para enmendar la situación rural, agravada por la sequía y por el re- Ningún decreto pudo aplicarse
greso de emigrantes, los ministros socialistas de Justicia y de fra- con rigor. Los terratenientes,
bajo, De los Ríos y Largo Caballero, publicaron una serie de decretos. alarmados, desobedecieron y
empezaron a hablar de la ruina
de la agricultura.
PROHIBIDA I.A ~RADOS Ml)(íOS
EQUII.IBRIO EN M:~~~f~A PARA REGUI.AR~:!'
I.OS ARRENDA- HAY PARO EN SAi.ARiOS... Jg:~~~S
MIENíOS... El. MUNIOPIO... HORAS...
I.ABOREO
FORZOSO
PARA EVlíAR
"I.OCK-OUíS''...

-
- -

La puesta en práctica de los decretos dependía de la L.a desesperante búsqueda


eficacia de los gobernadores civiles, que en su mayoría de gobernadores competentes
eran incapaces de plantar cara a los terratenientes y y experimentados para cada
acabarían siendo más leales a ellos que al gobierno central. provincia la recordaría Miguel
Maura con horror en sus
memor,ias treinta años
más tarde.

28
Las poderosas L.os "accidentalistas" consideraban que lo
redes de prensa importante no era la forma de gobierno,
de la derecha · sino su contenido, y adopta-
empezaron a culpar ron una táctica legalista.
a la República de la
situación económica Angel Herrera Oria
y de la violencia de había rundado el diario
la 'chusma'; y tuvieron "SI Debate" y la Asocia-
lugar dos tipos de ción Católica Nacional de
reseuesta política: '-/í Propagandistas (ACNP),
las 'accidentalistas" //..., ~¡~ ele gran influencia
y las 'catastro-~ en la prensa, la
fistas': i\~ judicatura y las
-- profesiones
liberales.

Uniendo una elana


mayor de la ACNP y
las masas de pequeños
propietarios de las
federaciones agrarias
católicas, José María
Gil Robles creó una
organización llamada
•~cción Popular': "' ., •
Llevaron a cabo hábiles
esfuerzos de propaganda
para _persuadir a los
pequenos propietarios
rurales de que las reformas
agrarias perjudicaban sus
intereses tanto como los
de los grandes terrate-
nientes, o incluso más.

Por otro lado, los 'catastrofistas" se oponían fundamentalmente a la República, y creían


que debía ser derrocada mediante una explosión catastrofista o un alzamiento.

L.a Comunión fradicionalista L.os monárquicos alfonsinos, Pequeños grupos fascistas


carlista J>oseía una fanática antiguos partidarios de provocaban peleas callejeras
milicia, el Re~ueté, que recibió Alfonso XIII y del general que permitieron a los demás
instrucción militar en la Primo de Rivera, eran grupos denunciar el 'é:fesor-
Italia de Mussolini entre 19 3'i los más influyentes y los den" de la República.
y 19 36, y era apoyada por impulsores económicos
numerosos granjeros de la extrema derecha.
navarros.

Acabaron agrupándose en la
Falange Española en 193'i,
bajo el liderazgo de José
Antonio Primo de Rivera,
hijo del ex dictador.

29
L.a Iglesia, al igual 9ue el ejército, fue fácilmente empujada hacia tas filas de ta
derecha antirrepubhcana, en parte por los errores cometidos por los políticos.

ro
E:l arzobispo de ledo,
Pedro Segura, dirigió una
provocadora pastoral a
todos los obispos y fieles
de E:spaña en ta que pedía ta
movilización en masa para
conseguir que fuesen
elegidos para tas Cortes
candidatos que defendieran
los derechos de la Iglesia
y el orden social.

E:l gobierno insistió


en ~ue el Vaticano
retirase a Se9ura
F,.OMA d' inmediato.
E:l, temiendo
represalias,
huyó a Roma.

Pero volvió
discretamente
,
t¡( -
y empezo a
organizar
encuentros Maura,, profund~mente
clandestinos. catohco, tomo ta
decisión de expulsarlo
del país sin consultar
al resto del gabinete.
L.a prensa presentó las fotos del cardenal escoltado
por policías y guardias civiles al salir de un monasterio
de Guadatajara, camino de ta frontera, como prueba
de que ta República perseguía a la Iglesia.

..J.
-
L.a sede de roledo permanecería vacante hasta 19 3 3.
L.a ocuparía por otro gran enemigo de ta República,
Isidro Gomá, obispo de farazona, con el que Segura
había formado un 9rupo semiclandestino cuyos
miembros se comunicaban con un código cifrado.

30
ÓMAORIO

VAU:NOA

AUCANf6

l) CÓRDOBA MUROA 0
6 S6VILl.A ÓGRANAOA
MÁLAGA

10005 l.0S C0NVGN10S


DG MADRID NO VAL.GN l.A
VIDA DG UN RGPUBL.ICANQ
SI SAL.G l.A GUARDIA
O VIL., YO DIMl1Q

i.\'SE!\"SA TA; p; •'":'""• -~ 11 d< fflOJo de ltJI .

'l d ' .. . tOVOCACfO/\'l:S D : .


, o1n1ngo se prod . \ . t Los 1110!1-;iltouicos
- - - ------ . ~Je1ausanor · ·
l.a prensa republicana incendiados t> i entos suces
afirmó que eStOS in- isparó Sobre la 11 Umerosos CO . ' .
cendios fueron obra 1
<ecogida de a. ~ull,tutl y rcsu1taro
. pcrs • J m,1s en "A U C" . o muchos h 'r"d
u, en
de agentes _provocado- endid~lla_s.--Ay~r se ,. ··•l:o el ll.Sallo a ~ : os~ de
11
\ r res extra1dos de los ;.;:':,' • puo1tc1,ci • ,
llamados "Sindicatos ·.:. · 4i . . '- lnc_l~so se af1rm~ que
l.ibres" en un intento ~ ... ::..rt~ccióu s los J,overes del c,r~ulo
de désacreditar al :~P.d~.::,ggg:.:-, Mor)arqu1co In.dependiente
nuevo régimen. ilf~f;~~~rh hab1an _reP.art1do folletos
-- .t;;!~·:.:::.::i:-:.::;-;.~
.,. ., .._.iif.__.;-~-r:·
.;,.;::¿s_-:-~l~:::.~//:::,--::,1!:..~~---
. ··•-1:$ ~'f'
.......... ,~ "'""'·•·....... que 1nc1taban t a 1las
.,..,,,. .......... ~·.-..:. ."'";': ~·-.. . ~-~~
. . .•.:........._r.,:::~;:.;,:- • masas
• • • a a acar • • os
· • ;·:-;:'--...,--.~~
.;. --·~- .,::.-:-••---
....':',1·-1•A .·~-~~"~.,
,..'\•1., t..-¿, ..,._,-:.to,- , ..,.
•-J · ed1f1c1os .,.el1g1osos
1 ' •

EL C.OBIERNO OE' LA REPÓ8LQ


SE HA 1t1(AI.ITAOO DE

e
L

1==:=f11·

E:l 22 de mayo se declaró la plena libertad religiosa.


·~BC" y "E:I Debate" despotricaron contra la Repú-
,r -
blica, y el gobierno los clausuró temporalmente.

31
Varias también fueron las causas de las
fricciones con las Fuerzas Armadas.

61 1't de abril, el coronel Macia,


líder de 6squerra Republicana de
Catalunya, declaró una República
Catalana Independiente.

Una delegación de Madrid le


prometió ury rápido estatut~ ' \ \ \.
de autonom,a, lo q_ue provoco
la suspicacia del eJército, que
había vertido mucha sangre
luchando para proteger
la unidad nacional. ' ..
,,, \ ,"'>,,,

Para empeorar las cosas, Azaña, que era


el ministro de la Guerra, inició en mayo
una reforma para recortar el excesivo
cuerpo de oficiales y mejorar la eficacia
del ejército. 6ra una reforma necesaria,
pero se avivaron susceptibilidades por la
insensibilidad con la que se realizó.

Numerosos y distinguidos generales


61 decreto de Azaña del 3 de junio derechistas, entre ellos Francisco
para revisar ascensos reabrió Franco, se enfrentaron a la posibilidad
los expedientes de algunos de los de ser reducidos al rango de coroneles.
concedidos por méritos en la
guerra en Marruecos.

---------., ------~------ -- ............

Jo:

32
Gn junio de 1931, Azaña cerró la Academia
General Militar de Zaragoza por razones
presupuestarias y por considerarla un nido
de militarismo reaccionario.

o
.'
,,
1• •
s~.I ' 11 ""

~
()

(),, \
• ,_, ___. I J
ri=r
- <>
()

Gsto le garantizó la eterna enemistad de


su director, el general F'ranco, precisamente.
-
--
-::: ~----2-

La reforma de Azaña
incluía la abolición
de ta jurisdicción del
ejército sobre civiles
acusados del delito de
injurias a tas F'uerzas
Armadas, y muchos
oficiales lo considera-
ron un ataque frontal.

Azaña tendía a ser muy


correcto en las reuniones.
Quería dotar a Gspaña de Pero la prensa de derechas lo
un ejército despolitizado y convirtió en la pesadilla de
respetaba los procedimien- los militares. Se le acusó
tos militares. · de intentar "triturar el ejército':
Aunque Azaña nunca había
pronunciado dicho comentario,
se le atribuyó.

Ud

33
Desde los primeros días de la República, extremistas
de derechas difundieron la idea de que una alianza
de judíos, masones y comunistas conspiraba
con el propósito de destruir la 6uropa cristiana,
con 6spaña como blanco principal.
9:---"TIT':"1'1~rT'l'\Tffll'fflTI'

L.a atribución de las ambiciones


reformistas a un siniestro complot
judeo-masónico-bolchevique y
extranjero hizo que resultara
mucho más fácil abogar por
la violencia contra él.

Maura y Alcalá Zamora


eran acusados de judíos.
6 incluso "61 debate'; el
periódico católico más
moderado, llamaba "el
rabino" al ministro
Fernando de los Ríos.

6n junio de 1931, los


socialistas ganaron las CfOfAI. D~ ~SCAÑOS: 't70)
elecciones en coalición
con los republicanos
de izquierdas, que era
más un movimiento
de intelectuales y
pequeñoburgueses
informe que una fuerza
de izquierdas unida. L.a derecha, que
era un tanto
heterogénea,
solo consiguió
80 escaños.

L.a única agrupación centrista, el Partido L.a polarización que introdujo el efecto
Republicano Radical, fue volviéndose péndulo de una gran victoria izquierdista en
conservadora y antisocialista a lo largo las elecciones de 1931, seguida de un triunfo
de la singladur~. Dirigiqa P.or Alejandro derechista igualmente espectacular en 19 3 3,
L.erroux, causo un dano inmenso por se debió en gran medida al hecho de que los
su tendencia para inclinarse Radicales habían cambiado de bando.
hacia el bando ganador.

L.os socialistas pensaron poco en las


consecuencias a largo plazo de
que los Radicales fuesen el segundo
partido por orden de importancia.
Por desgracia, el Si el gobierno cedía
régimen había nacido a las demandas de los ... y si r~primían
en plena depresión campesinos sin tierra los desordenes
mundial. Con la caída y los obreros de ex- revolucionarios,
de los precios, muchos propiar fincas y co- chocarían con el
terratenientes dejaron lectivizar las fábricas, descontento de
de cultivar y muchas probablemente el ejér- los trabajadores.
fábricas cerraron. cito intervendría para
destruir la República ...

Tratando de ele9ir
el término medio,
la coalición repu-
blicano-socialista
acabó por irritar
a ambos bandos.

Una semana después de la apertura de E:n Sevilla, la CNT intentó convertir la huelga
las Cortes, los anarquistas convocaron en una insurrección. Maura declaró el estado
una huelga general que tuvo sus ma- de guerra. Envió al ejército para aplastarla y
yores éxitos en Sevilla y Barcelona. autorizó el bombardeo del lugar de encuentro
de los anarquistas, Casa Cornelio.

Causó una terrible vergüenza al gobierno, deseoso de


probar su capacidad para mantener el orden. E:I Ministerio de
Trabajo la declaró ilegal e hizo intervenir a la Guardia Civil.

La CNT cayó bajo el dominio de la F'AI, la F'ederación Anarquista


Ibérica, partidaria de una violencia revolucionaria continua,
y los elementos más reformistas, entre los que se encontraba
Angel Pestaña, fueron eficazmente expulsados.
...,...,,.....,.,..---11

-
.....

35
6n otoño de 1931, 61 27 de agosto se presentó el proyecto, dirigido por el
las Cortes estuvieron socialista y catedrático de Derecho L.uis Jimenez de Asúa,
ocupadas con la que lo describió como
elaboración de la
nueva Constitución.

Aprobada finalmente
el 9 de diciembre de 1931,
la Constitución era
tan democrática, laica,
reformista y liberal en
materias de autonomía
regional como republi-
canos y socialistas Pero aterraba a los
hubieran podido desear. grupos m~s poderosos
de 6spana: terrate-
nientes, empresarios,
clérigos y_ oficiales
del ejército.

... y al 26, referido


a la supresión
de las subvenciones
estatales al clero,
a la limitación del
derecho de la Iglesia
a la propiedad
de bienes...

... y a la disolución de
las congr:-egaciC?nes que
pronunciaban inapro-
piados juramentos de
lealtad a una potencia
extranjera (en alusión
al Papa).

L.a ferocidad del anticlericalismo


constitucional provocó que la
derecha organizara sus fuerzas.

L.a le9alización del divorcio y la


disolución de las órdenes religiosas iVOSOfROS SE:R~IS
provocaron la ira de los catolicos R6SPONSABL6S 06 LA
y la prensa de derechas, y la GUE:RRA 6SPIRlfUAL QUE:
hostilidad contra la Ref>Ública S6 VA A 06S6N~D6NAR
durante la campaña revisionista E:N E:SPANA!
de la Constitución obtuvo un
considerable apoyo popular.
Gil Robles en las Cortes, el 13 de octubre.

36
Durante el debate de la noche del Sus palabras se tomaron Azaña fue nombrado presidente
13 de octubre, Azaña argumentó como la prueba de que la del ,Gobierno. lerroux, que se
que, desde el punto de vista socio- República estaba dispuesta hab,a pr:eparado para el cargo,
lógico, el catolicismo ya no gozaba a destruir la Iglesia. quedo descartado por el
de la preeminencia de antaño. íanto Maura como Alcalá temor de que malversara
Zamora dimitieron. los fondos públicos.

E:SPAÑA
HA D~JADO LA NOCHE:
DE: SE:R MÁS 1RIS1E:
CA1ÓLICA. DE: MI VIDA ...

f=nfadado,
se dedicó a
la oposición
con sus
Radicales.

Que Azaña se encontraba entre dos fuegos se hizo patente cuando se ocupó del problema agrario.

la socialista Federación Nacional de Trabajadores de los republicanos, intelectuales de clase


la íierra (FNí'í), junto a la CNT', reivindicaba la expro- media, respetaban la propiedad y no
piación de fincas y la creación de granjas colectivas. estaban dispuestos a llevarlo a cabo.

los límites de la reforma de f=n el pueblo de Castilblanco,


largo Caballero quedaron la Guardia Civil irrumpió
al descubierto en diciembre, en medio de la multitud
cuando la sección de Badajoz que se manifestaba.
de la FNíí convocó una
huelga general.

Tras una refriega, disparó y mató


a un hombre e liirió. a otros dos. : ............
. '
~: .. __._,:
..-•- ,... '
-- . ,_
..
--
·- . -::· ...-- ''lo-

los aldeanos se
abalanzaron sobre
los cuatro guardias
y los mataron a pe-
dradas y cuchilladas.
.- -~

37
GI general José Sanjurjo, director g~neral de la Guardia Civil, culpó
del incidente a la diputada socialista Margarita Nelken y comparó a los
trabajadores con los moros contra los que había combatido en Marruecos.

iNI E:N E:L


MONíE: ARRUlí
LOS CADÁVE:RE:S
DE: LOS CRISílANOS
f'UE:RON MUílLADOS - -
- --- ::___.
"'5, - -
CON SE:ME:JANíE: -=--- -=
SALVAJISMO!

-
Y casi antes de que el gobierno hubiera tenido
tiempo de apaciguar los ánimos en castilblanco,
los hombres de Sanjurjo habían llevado a cabo
una venganza sangrienta durante los primeros
días de 1932 dando muerte a 18 personas.

GI 5 de enero tuvo lugar la más atroz de las 6PILA


(ZARAGOZA)
acciones en Arnedo (Logroño), donde fueron 2 MUGRfOS
despedidos numerosos trabajadores de la f á- 11 HGRIDOS
brica local de calzado por pertenecer a la UG'T.

fGRl:SA
ZALAMSA DG CVAl.6NCIA)
LA Sl:Rl:NA 2 MUl:RfOS
(BADAJOZ) 10 Hl:RIDOS
2 MUGRfOS
3 HGRIDOS

28 9.uardias civiles abrieron fuego contra una


manifestación pacífica. Murieron un trabajador
y cuatro espectadoras, una de ellas embara-
zada, cuyo hijo de dos años también murió.

Las balas hirieron


a so personas, entre
ellas mujeres y niños.
Cinco personas más
murieron a causa
de las heridas.

38
L.a necesidad de una reforma era evidente, sobre
todo en el sur, donde los terratenientes seguían
siendo los únicos suministradores de trabajo y Durante 19 32, la FNíí trabajó
hacían caso omiso de la ley de cultivo obligatorio. para detener la desesperación
de sus militantes del sur.
\ Se negaba el trabajo a los
braceros que perteneciesen
a la FNíí, pero esta continuó
1 en su línea de moderación.

D ff

E:I estatuto hizo P,oco, en parte porque sus cautelos~s í ras un lento debate en las Cortes, se
disposiciones habían sido esbozadas para el nuevo mi- creó el Instituto de Reforma Agraria para
nistro de Agricultura, Marcelino Domingo, por aboga- supervisar la parcelación de fincas superiores
dos terratenientes y agrónomos conservadores. a 22,5 hectáreas, que obviaba a los pequeños
propietarios del norte.

No sirvió de ayuda a los braceros del sur,


debido a las estratagemas de los terratenien-
tes para declarar sus propiedades.

Otra fuente de oposición


a la República la constituía Redactado por una coali~ión encabezada p_or el intrai:'-
el estatuto de Autonomía sigente nacionalista catalan Francesc ,t~ac1a, est~bé!_ leJos
ara cataluña, que dejaba c:iel extremismo esperado por los poht1cos madr1Jenos,
f
e control de la administra-
ción local a la Generalitat.
poco dispuestos a permitirles cualquier autonom1a real.

Pero Azaña tuvo


que luchar contra los
diputados derechistas,
que afirmaban que el
gobierno de Azaña
estaba dispuesto
a destruir siglos
t\ de unidad.

39
La religión continuó siendo el arma más potente del arsenal de la derecha, debido
en parte al anticlericalismo y a la imprudencia de republicanos y socialistas.

-
-
- -- L.os católicos corrientes se llevaron
grandes disgustos a causa de muchas
medidas que atacaban a sus rituales,
como la prohibición de las procesiones
en muchos pueblos y villas, que fue
una provocación gratuita.

A las autoridades
municiP.ales se les
prohibió hacer
aportaciones
económicas a la
Iglesia o para
sus festividades.

E:n enero de 1932, los cementerios de La supresión de crucifijos


la Iglesia pasaron a ser competencia en las escuelas y de imágenes
de los municipios. Algunos alcaldes de religiosas en los hospitales
izquierdas cobraron impuestos por ~ i : :, públicos...
los entierros católicos. Otros
directamente prohibieron los
cortejos fúnebres.
~ ~:..::...~~~~~~~-::::,.;~
-=.,~, ~~

'
... y la prohibición
de tocar campanas
hicieron q,ue los católicos vieran
en la Republica un enemigo.

E:ste clima fue fácil de explotar para los políticos de la derecha. A los oficiales del ejército
se les unieron los conspiradores monárquicos para persuadir al general Sanjurjo de que el
país estaba al borde de la anarquía y de que estaban preparados para sublevarse bajo su mando.

E:n Sevilla, el 10 de agosto de 1932 tuvo lugar E:n Madrid también fracasó. E:I gobierno,
el intento de golpe de E:stado. Mal planeado, fue previamente alertado, acorralo a los
fácilmente frustrado por una huelga general de conspiradores gracias a la Guardia
la CNf, la UGf y los trabajadores comunistas. de Asalto, que les hizo frente.

'fO
La "sanjurjada" benefició
al gobierno: dio lugar a
una ola de fervor republi- Pero la derecha es-
cano que le permitió generar taba reorganizando
el suficiente entusiasmo sus fuerzas y culpa-
ba al gobierno de las
parlamentario para aprobar
la ley de Reforma Agraria
• insurrecciones de la
y el Estatuto catalán CNf, a pesar de gue
en septiembre. trabajaban con ahin-
co para controlarlas.

En la localidad de Casas Viejas, en Cádiz, Su desesperación aseguró una respuesta entusiasta


cuatro de cada cinco trabajadores estaban a la huelga revolucionaria de ámbito nacional que
sin empleo a causa de las condiciones de convocó la CNf el 8 de enero de 19 3 3, y estalló una
"lock-out" existentes desde el año anterior. insurrección popular. La Guardia Civil y la de Asalto
acudieron a sofocar la revuelta.

'
e_
.:!!§. --
\
'\~
\
-
-
~~-
- \r
\

/1;\ ~
~ L!_
,--.

'f1
La P,rensa derechista en adelante, la FNff sería más beligerante, y su actitud
lan2ó una campaña de se reflejó en el seno del Partido Socialista en forma
desprestigio que logró de recha20 a colaborar con los republicanos.
desmorali2ar al go-
bierno, manifestando
que la República era
tan bárbara como cual-
quier régimen anterior.


Aunque los socialistas
lo aP.oyaron lealmente,
A2aña fue quien llevó
el peso de todas las
críticas. este incidente
anunció la muerte de
la coalición, ya que
simboli2ó el fracaso
~\\)/\\ '~ ~. del gobierno en su
pretensión de resolver
~:\ el problema agrario.
Y los Radicales de l.erroux,
siempre ávidos de poder, se esco-
raron a la derecha e iniciaron una
~ política de obstrucción en las Cortes.

Un nuevo partido liderado por José María Gil Robles,


la Confederación española de Derechas Autónomas (CEDA),
resultado de la fusión de Acción Popular y al menos 0
cuarenta grupos derechistas Pg~Íti~iAó's f0't1JA
más, irrumpe con fuena . VSO SOLO L.A FORMAOÓN
iCUAND0 l=L. OS GRUPOS MARXISTAS Y
0RDl=N S0OAL. l=SfÁ l=N ANTIMARXISTAS. SSO OCl,JRRS
Pl=L.IGRO, 1.0S CAfÓL.IC0S 11RSMOS SN ALl=MANIA Y TAMBISN
DSBl=N UNIRSI= PARA JUN10S AL.A SN SSPAÑA.
Dl=FSNDl=RL.0! LUCf-fA, cussrs
LO GUS CUSSTS! 1NO VSO NADA
MALO SN PSNSAR SN
SI. FASOSMO PARA
CURtf¡-~~tt,Lss

61 sector mayoritario del PSOE:


empezó a pensar que si la burguesía
democrática era incapa2 de detener
el auge del fascism9, correspondía a
la clase obrera la busqueda de formas
políticas diferentes para hacerlo.

't2
A lo largo de 19 3 3, la CEDA fue
extendiendo el descontento
en los círculos a9rarios
con respecto a la República.

- -- La prensa católica aplaudía la


destrucción nazi de los movimientos
socialistas y comunistas alemanes.

El nazismo gozaba de
admiración por parte
de la derecha espa-
ñol~ debido a su valo-
racion de la autoridad,
la patria y la jerarquía.

Gil Robles había regresado de la


campaña de Nurem&erg y parecía
estar fuertemente influenciado
por lo que había visto.

Decidido a ganar a cual9uier


precio, impulsó la creación de
un único frente antimarxista
y antirrevolucionario.
No tuvo escrúpulos en acudir
a las elecciones en coalición
con grupos ·~atastrofistas•:
como Renovación Española
y los carlistas.

La derecha invirtió gran cantidad


de dinero en su campaña electoral,
gracias a las generosas donaciones
de hombres como Juan March, el
millonario enemigo de la República.
6n la campaña socialista, Largo Caballero emuló
el extremismo radical de Gil Robles, provocando
a la derecha y justificando su agresiva postura.
61 PSOE: había decidido
acudir a las elecciones por
su cuenta. Culpaban a los
republicanos de izquierda
de todas las defic1encias
de la República y confiaban
en que todos los votos
que en 1931 habían dado
la victoria a la coalición
irían al PSOE:.

,.
Los argumentos del moderado lndalecio Prieto
defendiendo su alianza electoral con los
republicanos de izquierda fueron descartados.

Los socialistas estaban cometiendo un error táctico fatal ,


ya que la ley electoral favorecía las coaliciones y la C6DA
estaba dispuesta a aliarse con quien fuera. Además, los
Radicales se
encontraban
iE:S NE:CE:SARI0 entonces
E:RR0íAR IMPLACA-
E:NíE: AL S0OALISM0! situados
HAY QUE: FUNDAR UN NUE:VO a la derecha ...
E:SíADO, UNA NAOÓN
NUE:VA, DE:JAR LA PAíRIA
DE:PURADA DE: MAS0NE:S
JUDAIZANíE:S.

... y, después de Casas Viejas, la


hostilidad de los anarquistas hacia
la República aseguraba su abstención.

fampoco podían l,i - ~ . ....... ---~ ~-lff

competir con ~u

nHambres,,:lib~88: NU JffTfisn
masiva campana
propagandística.
Las elecciones del
19 de noviembre
de 19 3 3 fueron las
primeras en que
las mujeres ejercían
el derecho al voto.

Los resultados electorales significaron


una amarga derrota para los socialistas,
que solamente obtuvieron 58 escaños.

GDA
PSOI= 115
58

Después de los pactos locales


entre la Cf=DA y los Radicales,
diseñados para aprovecharse
de la ley electoral, los dos
partidos acabaron obte-
niendo 115 y 10'f diputados
respectivamente.

La derecha
había recupe-
rado el
control del
aparato
del f=stado...

... y estaba decidida a


utilizarlo para desman-
____.....,,.. _...__._...,. telar las reformas de los
dos años precedentes.

'fS

E FRE TAMIE T
V PIRA 1 ~
1934-1936
Durante tos dos años
siguientes, conocidos como
et "bienio negro'; ta derecha
estaba decidicta a ven9ar tas
indignidades que consideraba
haber sufrido.
D
~ o
Si tos trabajadores
ya andaban indignados
ante ta ineficacia de tas
reformas, la destrucción
de estas por et nuevo
gobierno soto podía
conllevar una
respuesta violenta.

L.a rabia de tos socialistas no conocía límites.


Su propio error táctico al no pactar con los
republicanos había contribuido cruciatmente
a su derrota electoral.

E=staban convencidos de que las


elecciones habían sido fraudulentas. Grupos de secuaces armados al mando
íenían razones para considerar que de los caciques les impidieron celebrar
et abuso de poder de los caciques mítines, y constituyeron una presencia
en el sur, prometiendo trabajo a tos amenazante cerca de las urnas
braceros hambrientos o amenazando el día de las elecciones.
con despidos, les había_arrebatado
no pocos escanos.
La amargura de los militantes ante la cínica
unión de los Radicales con la Cl:DA y la pérdida
de las elecciones de manera injusta dieron lugar
rápidamente a un sentimiento de consternación
por la ofensiva sin límites de los patronos.

pil!!!!.=====:::;;::==11,~
,u=,i ~~ ~,-,,-r-11-.,~ I~ '
1
"" ,,, • '"
11 1
.~~:1111)r;-:
Patronos y terratenientes
celebraron la victoria con
despidos y recortes salariales,
expulsando arrenda-
tarios y subiendo alquileres.

Pese a que la Cl:DA era el partido


con mayor representación ·en las 1 1
Cortes, Alcala Zamora no llamó
a Gil Robles a formar gobierno.
Suponía que abrigaba la intención
de establecer un l:stado auto-
ritario y corporativo. - ....

Así pues, Alejandro Lerroux, dirigente del segundo partido en


representación numérica, fue nombrado presicfente del Gobierno.

Pero, al depender
de la Cl:DA, los
Radicales estaban
condenados a
actuar como
marionetas.

Como compensación a una política social muy dura que beneficiaba


a los votantes ricos de la CE:DA, se toleró que 902aran del tráfico
de influencias gubernamental. Crearon una oficina para organizar
venta de privilegios estatales, monopolios, concesiones y licencias.
E:I 8 de diciembre, los anarquistas convocaron un
levantamiento general, pero el gobierno había sido
informado de los planes anarcosindicalistas y
declaró de inmediato el estado de emergencia.

Se arrestó a los
líderes de la CNf
y de la FAI, se im-
plantó la censura
de prensa y se
clausuraron los
locales sindicales.

~ llhll
E:n áreas tradicionalmente anarquistas se produjeron
huelgas esporádicas, se hicieron descarrilar algunos trenes
y se asaltaron los cuarteles de la Guardia Civil.

E:I movimiento fue


rápidamente dominado
en Barcelona, Madrid
y Valencia, pero en
Zaragoza esta insu-
rreccion tomó propor-
ciones más serias.

Los obreros levantaron barricadas, asaltaron E:I gobierno envió al ejército, que necesitó
edificios públicos y se enzarzaron en una dura cuatro días de lucha y la ayuda de carros
_ __,. batalla callejera contra las fuerzas del orden. blindados para sofocar la revuelta.

Los líderes socialistas se encontraban


ante una creciente oleada de combatividad.
Lar90 Caballero reaccionó con un revolu-
c1onarismo verbal que solo tenía por
objeto satisfacer las aspiraciones de
las bases y presionar a Alcalá Zamora
para que convocase nuevas elecciones.

~r·~
--
l'Y\
-

Mientras, el problema de la desnutrición crecía en el sur,


en gran parte por las importantes subidas de los precios
de los alimentos básicos, y las manifestaciones de mujeres,
niños y ancianos hambrientos pasaron a ser frecuentes.

50
A pesar del éxito del 61 movimiento tradicionalista carlista almacenaba
accidentalismo de Acción armas y entrenaba a sus milicias, los Requetés, en el norte.
Popular, la extrema derecha ·ourante la primavera de 1931.f, su secretario, Fal Conde,
desconfiaba de la táctica recorrió Andalucía reclutando voluntarios.
democrática de Gil Robles,
y se preparaba para un
asalto violento.

&n marzo, ooa re,resentación 6n mayo de 193'f, José Calvo Sotelo, líder Gil Robles tenía
del Partido Carlista y del monarquico, vuelve de un exilio de tres problemas para controlar
~rtido monárquico alfonsino años para retomar el liderazgo a sus seguidores.
Renovación l=spañola visitó de Antonio Goicoechea. Se convocaron grandes
a Mussolini, quien prometió concentraciones al estilo
dinero y armas para ti'\ fascista en las que era
alzamiento. vitoreado con el deseo
de que conquistara
el poder.
\ .

~~
~

L.as esperanzas de los monárquicos se fueron centrando


en la Falange 6spañola, el 9rupo abiertamente fascista de
José Antonio Primo de Rivera, que en 19 3'f se fusionó
con las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS).
Sus milicias, con camisa azul,
con el saludo romano y sus
gritos rituales, imitaban
los modelos nazi y fascista.

/ESf'Ai;,4¡
/tlBRFI'•
Fueron carne de cañón
de la alta burg_µesía.
Provocaban desordenes
callejeros p~ra generar
una anarqu,a que, exa-
gerada por la prensa
c:ferechista, se utilizó
para justificar el alza-
1 miento militar.

51
A lo largo de 19 3't crecieron las tensiones po- Lerroux dimitió en abril, después de que Alcalá
líticas, que dieron lugar a refriegas callejeras Zamora hubiese dudado en f Irmar una amnistía
entre elementos izquierdistas y derechistas. para reintegrar a los oficiales implicados en
la intentona golpista de Sanjurjo.

Gil Robles seguía negándose a


prestar juramento de lealtad
a la República, y había afirmado
que cambiaría la Constitución. Así las cosas, la izquierda
empezó a considerar una
acción para evitar que
llevara a cabo sus planes.
6n este contexto, para
la dirección del PS06
era difícil contener a
sus militantes.

Largo Caballero tendía


a incitar la impaciencia
revolucionaria de las masas
con una retórica nada Se intensificó la presión
concreta, basada en gran en favor de la radicalización
parte en tópicos marxistas. del movimiento socialista,
especialmente en su movi-
miento juvenil, que pasó a
dominar el partido y la UGf.

61 centro, liderado por el pragmático


lndalecio Prieto, se amoldó a regaña-
~~ ~dientes a la táctica revolucionaria,
:'\\~~ por lealtad de partido.

61 ala derecha del partido,


dirigida por Julián Besteiro,
intentó frenar el proceso
de bolchevización que se
estaba dando.

52
E:n el mes de marzo, los anarquistas l.a CE:DA convocó una gran concen-
llevaron a cabo una huelga de cuatro tración de su movimiento juvenil, las
semanas en Zaragoza para protestar Juventudes de Acción Popular CJAP).
contra los malos tratos dados a los
presos del levantamiento de diciembre.

' 1
11 1
11 1
1
'
1 1
'
l.a elección de
E:I E:scorial, erigido
por Felipe 11, como
lugar de encuentro
constituía todo un
gesto antirrepu-
~amón Serrano Súñer, blicano.
cunado del general Franco
y diputado por Zaragoza,
denunció la 'ijemocracia
degenerada':

Otro diputado de
,,,_, la CE:DA declaró que
E:spaña debía ser
defendida de
"judíos, herejes
y masones':

E:I clímax fue la agresiva arenga de Gil Robles.


l.os jóvenes revolucionarios de la FJS estaban
_i'41 convencidos de que Gil Robles se proponía apode-
rarse del gobierno para acabar con la República.
~=~~

Después de la primera remodelación del


gobierno, en marzo de 19 31.f, Gil Robles
encontró un ministro radical que iba a
gozar de su confianza: Rafael Salazar
Alonso, ministro de Interior:

53
Una de las primeras cosas que Salazar Alonso hizo fue ordenar
al inspector general de la Guardia Civil que reprimiese todos
los conflictos sociales y las huelgas que tuviesen connotaciones -
políticas, que a ojos de la CEDA y Salazar Alonso lo eran todas.

En la primavera y el verano de 19 3't provocó


una serie de huelgas que le permitieron acabar
uno a uno con los sindicatos más poderosos.

La simpatía de las Cortes Constituyentes hacia las aspiraciones


autonomicas sufrió una transformación en favor de una política
derechista con tendencias al centralismo. Esto se reflejó
especialmente en Cataluña, que estaba gobernada por la Esquerra
de Lluís Companys, un partido auténticamente republicano.

En abril aprobó una reforma agraria


para proteger a los arrendatarios
del desahucio y otorgarles el derecho
a comprar la tierra que hubieran
cultivado durante dieciocho años.

S't
Y, presionado por la CGDA, el gobierno GI 8 de junio, el íribunal
radical llevó el .eroblema al íribunal de Ga- se pronunció contra la
rantías Constitucionales, cuyos miembros Generalitat. Comp,anys,
eran mayoritariamente de derechas. no obstante, siguió ade-
lante y ratificó la ley.

Gntretanto, el gobierno
suprimió los conciertos
económicos con el País
Vasco y prohibió sus
elecciones municipales
--
---......--
-
en un intento de
silenciar las protestas.
liste centralismo
descarado confirmaba
todos los temores
de la izquierda.

Para los trabajadores rurales,


los alcaldes socialistas eran la
única esperanza de que se cum-
pliese la legislación social, pero
los Radicales1 como Salazar
Alonso, los hab1an ido eliminando
con pretextos como "irregula-
ridades administrativas':

o...

55
Ricardo Zabalza, secretario Los militantes más maduros de la UGf se opusieron.
general de la FNff, empezó Pero bajo la presión de unas bases hambrientas, incitadas
a abogar por una huelga por las P.rovocaciones de los caciques y la Guardia
general con el fin de poner, Civil, la FNff convocó una serie de huelgas que debían
coto a la ofensiva patronal. desarrollarse cumpliendo estrictamente la ley.

Hubo arrestos
masivos de personas
liberales y de izquierda,
---..:?:::;.
_,. ;::;_
----'.::;;_:=2,,,., -
--
e:; - <
;
<, --
incluidos cuatro , ....,!_ <... ,
diputados socialistas. e: -

Miles de campesinos fueron


cargados en camionetas a punta
de fusil y abandonados a cientos
de kilómetros de sus casas, sin
dinero ni alimentos, para que
buscasen la forma de regresar.

-
--
- - -- -- - Se cerraron locales sindicales
y se condenó a sus líderes a
cuatro o más años de prisión.

-
7- l l.- La FNff fue desmantelada
hasta 19 36. f.:n las zonas
1
-- rurales, Salazar Alonso
-----
- - --
-
había hecho retroceder
el calendario hasta los
años veinte.

56
1-a política de represalias generó un 61 aviador Juan Antonio
ambiente de gran belicosidad. 1-as Cortes Ansaldo se había unido a
presenciaban discursos violentos Falange en primavera para
y en tas calles había tiroteos entre tas organi2ar las escuadras
juventudes socialistas y falangistas. terroristas.

1
\

61 plan de derribar ta casa del Pueblo de


Madrid se desbarató cuando ta policía
descubrió et arsenal de armas y explosivos.

1-os atagues del gobierno a la 1-as Juventudes de Acción Popular llevaron a cabo otra
autonomía regional y ta actitud concentración et 9 de septiembre en Covadonga (Asturias),
amena2ante de la CGDA condujeron punto de origen de ta Recol)quista de ta 6sp~ña musulmana.
a tos socialistas a plantearse un 6ra, a toctas luces, un s1mbolo de agres,on guerrera.
at2amiento revolucionario para
evitar ta destrucción de la República.

Gil Robles, con una retórica patriótica, expresó


ta necesidad de aniquilar ta rebelión separatista
de los nacionalistas catalanes y vascos.

57
Gil Robles confiaba en que la izquierda no estuviese en posición
de triunfar en una tentativa revolucionaria. Hasta entonces, los Salazar Alonso no tuvo dificultad
preparativos para la revolución de los jóvenes socialistas habían en confiscar sus escasos revólveres
consistido en maniobras militares rudimentarias, sin armas, y rifles, gracias a los delatores
en la Casa de Campo. del PSOE: o a los mismos traficantes
que se los proporcionaban.
~ ~
1 1 _· ~ - '\,-(1'.':.¡r,--
\

La adquisición de armas más importante fue llevada a cabo por Prieto.


Las armas fueron embarcadas en Asturias en el vapor mercante
"furquesa': E:n un extraño incidente, el cargamento cayó en manos
de la policía, aunque Prieto pudo escapar.

-~
--=-~

Solo en Asturias estaban las


masas de trabajadores locales
armadas por medio de robos
-- en las fabricas de armas y
sacando dinamita de las minas.

Cuando Gil Robles amenazó ~ ~~ izquierda _le pareció_el primer p~so hacia la impo-
con retirar su apoyo a Lerroux, s1c1on del fascismo. Azana y otros lideres republicanos
este incluyó a tres ministros 1-!'--w'f!~-,--~ ---1 denunciaron la maniobra, e incluso el conservador
de la CE:DA en su gabinete Miguel Maura rompió relaciones con el presidente.
del 3 de octubre.

58
Los socialistas esperaban que Alcalá Zamora convocara Pero con ello solo consiguió dar
nuevas elecciones tras las amenazas de revolución. ,-....---, tiempo a !a policía para que ar:-r~stase
SI 'i de octubre, la UGf daba al gobierno un plazo de a los lideres obreros. La rap1da
veinticuatro horas para una huelga general pacífica, acción del gobierno al declarar el
con la intencion de que cambiara de idea. estado de guerra y al asegurar
t----~ -=-~ 1 " " " -~ - - ~ • el funcionamiento de los servicios
básicos hizo fracasar la huelga.

l::n Barcelona, viendo cómo se desarro-


llaban las cosas en Madrid, Companys
declaró el l::stado catalán 'ijentro de la
República Federal Sspañola': en protesta
por la traición fascista que veía.

i
~1,
'
,,
\1 ,,
,,, 1

~\
\

La rebelión de la Generalitat quedó condenada al fracaso


cuando Companys se negó a armar a los trabajadores.

l::sta moderación fue correspondida


por el general Batet, que ordenó a
sus hombres que se contuviesen Franco había enviado buques
ante cualquier provocación. de guerra a bombardear
la ciudad, así como tropas
de la Legión l::xtranjera.
Pero Batet hizo caso omiso
de las recomendaciones de
castigar a los catalanes, y el
número de bajas fue ínfimo.

Con esta desobediencia estaba


preparando el terreno para su
eJecución a manos de los
franquistas años más tarde,
durante la Guerra Civil.

59
Asturias fue el único lugar donde la La participación espontánea de militantes
protesta no fue barrida fácilmente. empujó a los dirigentes locales del PS06
a unirse a un movimiento revolucionario,
llamado Alianza Obrera y organizado por la
UGf, la CNf y los
l
comunistas.

.......

.- - -=-
- -==-.

61 ministro de la Guerra, Diego Hidalgo, confió la


dirección extraoficial de las operaciones a Franco,
que conocía muy bien Asturias, su geografía, sus
comunicaciones y su organización militar, ya que
había participado en la sofocación de
ra huelga general de 1917.

Para este fin, recurrió a los curtidos mercenarios


del ejército colonial español de África.

... pero disponían


de pocas ar"!as,
en su mayor,a
de dinamita.

ll I t t,

' m•
1 m•

- - 1- _ _
-
.:::z=-_
--- l

60
Con ta misma implacabilidad glacial en que se
habían basado sus victorias en tas guerras
coloniales, Franco no titubeó en utilizar todo
el peso de tas Fuerzas Armadas contra los
civ~les, que fueron reducidos tanto por la, arti-
ller,a pesada como por los bombardeos aereos.

Y en la caída de
Gijón y Oviedo,
el ejército llevó a
cabo ejecuciones
sumarias entre
los izquierdistas.
'

Gste episodio demostró a ta izquierda que soto podía


efectuar el cambio empleando medios legales, y a ta
derecha, que la mejor forma de impedirlo era utilizar
los instrumentos de violencia de las Fuerzas Armadas.

Gn este sentido, señaló


el fin de la República. Para
Gerald Brenan, se trataba
de "ta primera batalla de
la Guerra Civil':

L.a represión posterior fue brutal. L.os prisioneros fueron torturados,


y mires de trabajadores, entre ellos casi toda la ejecutiva de la UGf,
acabaron en la cárcel. L.a prensa socialista fue silenciada.

61
Durante los quince meses siguientes no se hizo nada para
apaci9uar los rencores suscitados por la revolución y la
consiguiente represión. La derecha solo quería oír hablar del
castigo a los rebeldes de octubre, pese al propósito aireado
por la CE:DA de vencer a la revolución a través de un
programa de reformas sociales.

,~~~· 1' 1" ~ 1 \

, , ..... 1 llllhllll 1 111


"' ' ~
,~ -1
1

1) 11
1111 Mift
1 '

~ 1~" ' ·.,~~\ Y la derecha frustró los proyec-


tos para la reforma fiscal y una
moderada reforma agraria.
E:I ministro de Agricultura de
la CE:DA, Manuel Giménez,
tropezó con su propio partido.

Miles de presos políticos seguían en las cárceles.


Companys fue condenado a treinta años de cárcel,
y el E:statuto de Autonomía catalán quedó suspendido.

Se organizó una campaña


de desprestigio contra Azaña,
que fue detenido en Barcelona, en un
intento de culpabilizarlo de los pre-
parativos de la revolución en cataluña.

Gil Robles reanudó su táctica de provocar crisis de gabinete para debilitar a los
Radicales y avanzar así hacia la jefatura de Gobierno. Consiguió que Lerroux incluyera
en su ejecutiva a cinco cedistas, entre ellos Gil Robles como ministro de la Guerra.

Depuró el ejército
de oficiales leales a
la República y nombró
a conocidos enemigos
del régimen para cargos
de responsabilidad.

Francisco Franco, Joaquín Fanjul, Manuel Goded,


jefe del E:stado Mayor General. subsecretario de la Guerra. inspector general.

62
La persecución de los rebeldes de octubre, la miseria económica de los campesinos y obreros,
los ataques a Azaña y la intransigencia de la derecha ayudaron a crear una atmósfera
solidaria entre todos los grupos de la izquierda, cuya unidad y beligerancia aumentaron.

fras su excarcelación,
Azaña trató de
reunificar los diversos
grupos republicanos
y protagonizó una serie
de gigantescos mítines,
en la segunda mitad
de 1935, en Bilbao,
Valencia y Madrid.

iVIVA LA UNIFICACIÓN
DE LAS·
JUVENTUDES
SOCIALISTAS Y
C.OMLIN \STAS!

Los comunistas, alentados por el deseo de Moscú


de aliarse con las democracias occidentales para no
quedar excluida, se sumaron a la creación del Frente
Popular. Y así se cerraron filas sobre la base de un
programa de amnistía para los presos políticos, re-
formas básicas sociales y educativas y libertad sindical.

63
Dos escándalos graves salpicaron a
los seguidores de L.erroux, y los Radicales Gil Robles dio
se encontraban al borde del colapso. por,sentado que Sin embargo, Alcalá Zamora
serta llamado a desconfiaba de sus conviccio-
formar gobierno. nes democráticas. Sus
seguidores de las JAP habían
revelado semanas antes
que no creían en el sufragio.

Gil Robles, ofendido, investigó las posibilidades de llevar a cabo


un golpe militar. Fanjul, Gocied, Varela y Franco opinaban que,
dada la resistencia obrera demostrada en Asturias, el ejército
no estaba lo suficientemente preparado.

Se convocaron
elecciones para
el mes de febrero,
y la campaña se
desarrolló en un
clima exaltado.

Las posibilidades
financieras de la
derecha superaban
espectacularmente
las de sus
oponentes.

v 111:!!Q"'
VOTAD ~
VOTAD co:r~:L~
Inspirada por la
propaganda nazi
y antimarxista, la
derecha planteó
las elecciones como
una lucha a vida o
muerte entre el bien
y el mal.

GI Frente Popular basó su campaña en ta ame-


naza del fascismo, los peligros a los que se
enfrentaba la República y la necesidad de amnis-
t iar a tos presos de la revolución de octubre.
1

• ,1,i\l\lfttl!ll

E:ra improbable que 1--iiiiiijiiii--+~--,-r--,!'---....,.-----------------,


ta izquierda repitiese
et error táctico
de 19 3 3, y a partir
de entonces ta
derecha se preo-
cuparía mas de
destruir a ta
República que de
asumir et mando.

Había llegado la hora de los •~atastrofistas':


La conspiración militar había empezado.

Las clases trabajadoras rural e industrial estaban


decididas a procurarse algún desagravio por la
represión antisindical del "bienio negro': Hubo una
vuelta al cierre patronal rural y una nueva
agresión por parte de los industriales.

E:I gobierno permanecía paralizado. Largo insis-


tió en que los republicanos gobernaran en
solitario, hasta que alcanzaran sus limitaciones
burguesas. Así se verían obligados a hacerse a
un lado y dejar paso a un 9obiemo enteramente
socialista. Prieto, en cambio, estaba convencido
de que los socialistas debían colaborar:

65
La tarea racificadora de Azaña fue inmensa, Gn el sur, las manifestaciones a favor de la amnistía
dado e poso de odio que habían dejado se convertían a menudo en actos de vandalismo
los dos años anteriores. contra las iglesias y las propiedades de los ricos.

~~
~ - 11

--~:-::-:-:::::~:-.;:~;;i;~~~\a~n~is~t~a~s atacaron
r E:\ 9 de marzo, pist~~e~~~p: de ~breros Y. ñ~:~s
en Grana~.ª
fam1has,a h'riendo
1 a mu1eres Yn, ~------------~------------.1

-
- =-===--1
61 gobierno de Azaña
apenas daba abasto '-
\\
antes estos problemas.
- Al amable ministro de

---
-- >->
la Gobernación, Amós
Salvador, le faltaba vo-
luntad para controlar
esta espiral de provo-
cación y represalias.

66
Azaña fue nombrado presidente el 10 de mayo.
Con el fin de fortalecer el equipo de gobierno, Pidió a Prieto que formase gobierno, pues este
Azaña y Prieto se unieron para destituir a tenía planes detallados para hacer reformas
Alcalá Zamora de la presidencia, que ya no sociales y adoptar medidas contra la
contaba con el apoyo de la izquierda extrema derecha.
ni de la derecha.

Pero sabía que no contaba con


el apo~o de Largo Caballer9 y sus De modo que fue SantiaQO
seguidores, que se negar1an a Casares Quiroga el débil sustituto
aceptar un gobierno bajo su mando. de Azaña como presidente de
Así que, ante la posibilidad de Gobierno. Enfermo de tuberculosis,
dividir a su partido, rechazó a su difícilmente podía ser el hombre
pesar la petición de Azaña. capaz de ejercer el liderazgo nece-
sario en aquellas circunstancias.

Para empeorar las cosas, el enérgico y P.erspicaz


Azaña se apartaba cada vez más de la política diaria.
Le complacían enormemente sus funciones ceremo-
niales, la restauración de monumentos y palacetes
y su actividad como mecenas del arte.

67
l.os resultados
electorales habían l.os desastres naturales
exacerbado las habían agravado la miseria
esperanzas de los social. íras la sequía de 1935,
braceros del sur. fuertes tormentas al inicio de
19 36 malograron las cosechas,
l A ti,, y el desempleo seguía creciendo.

j ' '

Durante el mes de marzo,


la FNíí incitó a sus afiliados
f
a tomar al ie de la letra las
promesas de gobierno de una
reforma rápida.

_ _ _ _ _..........,,J
E:n Salamanca,
íoledo, Córdoba y
Jaén, los campesinos
ocuparon fincas, cortaron
árboles y robaron aceitunas. E:n Yeste (Albacete), la Guardia Civil mató a 17 campe-
E:n Badajoz tuvieron lugar las ocupa- sinos e hirió a otros muchos por recoger leña en unas
ciones de tierras más importantes. tierras que habían sido comunales hasta el siglo )(1)(.

Muchos terratenientes, alarmados por los campesinos


agresivamente decididos a no quedar fuera de la reforma
agraria, se retiraron a Sevilla, Madrid, Biarritz y París
para participar en conspiraciones ultraderechistas contra
la República, a financiarlas o a la espera de noticias.

68
La reforma cultural y educacional había Durante ta Segunda República participaron muy activa-
transformado ta vida de tas mujeres. mente, tomando parte en campañas, comités sindicales,
Antes de 1931 no tes estaba permitido manifestaciones y el sistema de educación.
firmar contratos, administrar negocios
o propiedades o casarse sin correr
et riesgo de perder
~~~
-
et empleo.

La Constitución de diciembre de 19 31
les dio tos mismos derechos jurídicos
que a tos hombres, tegali2ando el divorcio
y permitiéndoles votar y presentarse
a las elecciones. La presión a favor del sufragio de la mujer no fue ejercida
por un movimiento femenino de masas, sino por una élite
de mujeres cultas y algunos políticos progresistas.

Curiosamente, ta
derecha tuvo mucho
más éxito movili2ando
et voto de tas mujeres
recién emancipadas.

Pese a todo, los Cinco del Partido Socialista


hombres siguieron
predominando, y
aquellas que aso-
maban la cabe2a
eran acusadas de
frescas. De los
1.00'f diputados
de tas tres Cortes
republicanas, soto
nueve fueron
mujeres. Veneranda García
Margarita Nelken María L.ejárraga Matilde de la forre Julia Álvarez Resano
Blanco y Manzano

Una Dos republicanas


de centro-i2quierda Una de ta CE:DA
comunista

Al estallar ta
guerra, su
peso potíti~o
aumentar,a
muchísimo.

' '
Francisca
Dolores lbárruri Victoria Kent Clara Campoamor Bohigas Gavilanes

69
La derecha transfirió Gil Robles, convencido de que la vía del
sus esperanzas al legalismo estaba bloqueada, hizo lo
beligerante José posible por ayudar a quienes estaban
Calvo Sotelo, dirigente comprometidos con la violencia.
del grupo monárquico. 1

Sacando partido de la desilusión


de las clases medias respecto al
legalismo de la CGDA, la Falange
se expandió rápidamente,
y los militantes de las JAP
se afiliaron en masa.

Gn ningún otro momento la Segunda República tuvo


mayor necesidad de un gobierno fuerte y decidido.
Los jóvenes activistas de derecha y de izquierda
luchaban en las calles.

Prieto estaba convencido de


que la respuesta a tal situa-
ción era restablecer el orden,
acelerar las reformas, alejar de
los puestos de mando a los mi-
litares poco fiables y desarmar
a las escuadras de terror.
Y, ante todo, aconsejó cautela.

Pero Largo Caballero se había asegurado de que sus planes


_...,. no pudieran llevarse a la práctica e hizo lo contrario.

Dio la vuelta a Gspaña


profetizando el triunfo
de la inminente revolu-
ción, movido más por
la determinación de se-
cundar las tendencias

' dominantes de la mili-


tancia y no quedar
desfasado que por
verdadera convicción.
,..

70
Su ambición era Cometió el error de consentir la fusión
unificar al conjunto de los movimientos juveniles socialistas y
de los trabajadores comunistas. L.os comunistas aceptaron que
bajo el control llevase el nombre de Juventudes Socialistas
socialista. Al presidir Unificadas, pero el grupo cayó bajo
la UGf, la Agru~ación su control rápidamente.
Madrileña del PSOS y
la minoría socialista
en las Cortes, Largo
se encontraba en una
posición excelente
para hacerlo.

'iQOOO jóvenes
socialistas de la
FJS se fueron
hacia el PCS.

L.os desfiles del Primero


de Mayo, los saludos con
el puño cerrado y los vio-
lentos ataques a Prieto
asustaron a muchos ele-
mentos de la clase media,
que decidieron pasar
a la acción.

Atacado constantemente por la derecha


furibunda, acosado por la destrucción Y restó importancia
del orden público por parte de la Falange a las advertencias
y los anarquistas, y desgastado por la de Prieto
. acerca
. , de la
falta de apoyo socialista, Casares parecía consp1rac1on con un
infravalorar la gravedad de la situación. comentario ofensivo.

NO 10l.E=RAR~
SUS SAL.IDAS
ME=NOPÁUSICAS.

71
E:n las Cortes, la violencia de
los discursos de calvo Sotelo
y de la combativa Dolores
lbárruri subrayaban la impo-
sibilidad de cualquier acuerdo,
con el propósito de irJ!~ed!S:
todo intento de reconclliac,on
entre los moderados
de ambos bandos.

calvo Sotelo insisitía en la


denuncia del desorden, con el
fin de convencer a las clases
medias de la necesidad de una
insurrección militar para hacer
frente urgentemente a la doble
amenaza del comunismo y el
separatismo, ambos consus-
tanciales a la República.

Sus intervenciones provocaban


peleas en las Cortes. í ras llamar
en una ocasión "f!igmeo" al dipu-
tado socialista Bruno Alonso,
este le retó a pelear en la calle.
~ ¿r-::
Proporcionó ~~
al ejercito una
teoría para la
acción política.
E:n una ocasión,
tras declararse
fascista, dijo:

SE:RÍA L.OCO E:L. MIL.líAR QUE:,


FRf:NíE: A SU DE:SílNO, NO E:SíU-
VIE:RA DISPUE:51O A SUBL.6VARS6 E:N
FAVOR DI: E:SPAÑA Y E:N CONíRA
Varios generales decidieron DE: L.A ANARQUÍA.
que había llegado la hora de la
.---------,
aparición de un 'cirujano de hierrd'
al estilo de Primo de Rivera.
1------------------.

L.os más veteranos, que, como


Sanjurjo y Mola, podían
recordar el desastre de Cuba, L.os generales más jóvenes
habían ido desarrollando tenían escasos sentimientos
un altanero desprecio por lo de lealtad hacia un régimen
que consideraban la ineptitud que consideraban transitorio.
de los políticos profesionales.

'
72
Aprendida la lección de la "sanjurjada" de 1932, se planeó
cuidadosamente la conspiración. Emilio Mola, 'ijirector" de
la operación, consideraba imprescindible para el éxito del
golpe el asalto coordinado al mando de las guarniciones
de las cincuenta provincias españolas y el rápido
aniquilamiento de las organizaciones obreras.

---
L.os preparativos del
alzamiento se vieron
dificultados por los
esfuerzos del gobierno
para neutralizar a los
generales sospechosos.

Mola, que estaba al mando del ejército de África, fue enviado


a Pamplona, una imprudencia, ya que era el centro del monarquismo
carlista y su milicia. Un lugar inmejorable para organizar sus planes.

Goded fue destinado


a Baleares.

Franco fue destituido


como jefe del Estado
Mayor y enviado José Antonio Primo
a Canarias. de Rivera, encarcelado
a mediados de marzo
en un intento de con-
trolar la Falange, se
mostraba más prudente,
pero accedió a dar
apoyo al alzamiento
para no dejar aislado
a su movimiento.

Inevitablemente,
a la cabeza de la
consP,iración estaba
José Sé!_njurjo, que
desempeno un papel
fundamental en la
consecución de un
acuerdo entre Mola
y el dirigente carlista
Manuel Fal Conde.

73
E:I gobierno no hacía caso de los repetidos avisos que
recibían sobre la conspiración. Poco después de que Ambos acudieron al retiro de Azaña
casares Quiroga fuera nombrado presidente, Ignacio en el campo para darle cuenta de ello.
Hidalgo de Cisneros, el comandante de aviacion, le
informó que un grupo de pilotos antirrepublicanos iE:S PE:LIGROSO
estaban haciendo acopio de armas y bombas. HACE:R SE:ME:JANíE:S
ACUSACIONE:S!

fras los rumores insistentes de que el coronel Hidalgo de Cisneros


Juan Yagüe era el jefe efectivo de la conspiración ME: HA DADO SU instó, sin éxito, a que
militar en Marruecos, el 12 de junio PALABRA 06 HONOR 06 lo retuviese en Madrid
casares Quiroga lo llamó para entrevistarse QUE: SIE:MPRE: SE:RVIRÁ A LA y pusiera en su lu9ar a
con él y ofrecerle un traslado, RE:PÚB~ICA CON LE:ALíAD, 't
a lo qu,e aquel
se nego.
iPRE:FE:RIRÍA
QUE:MAR MI
LOS HOMBRE:S COMO YAGUE:
MANílE:NE:N SUS COMPRO-
&....,.--------.
un militar de conf,anza.

UNIFORME: A NO MISOS SIN MAS GARANíÍA


SE:RVIR CON LA QUE: SUS PALABRAS.
LE:GIÓN!

Al permitir, débilmente, que volviese


a Marruecos, cometió un grave error:
la conspiración floreció entre las
guarniciones coloniales.

7'f
fil 15 de junio, Mola celebró una
reunión secreta en el monasterio
de lrache, cerca de la ciudad navarra
de fistella, con los comandantes de
las guarniciones de Pamplona,
Logrono, Vitoria y San Sebastián. fil alcalde de fistella dio
parte al gobernador civil
de Navarra, que apostó
unidades de la Guardia Civil
1~ - alrededor del monasterio,
y llamó a Casares Quiroga
~ pidiendo instrucciones.
~~~---------
-
...
e
'

fiste, iGL GGNGRAL


indignado, MOLA GS UN LGAL Una semana después cometería
ordenó la A LA RGPÚBLICA QUE: un nuevo error. fil 23 de junio,
retirada. MGRGCG, POR fANfO, Franco le escribió una carta muy
GL RGSPGfO DE: LAS ambigua, en la que insinuaba que
AUfORIDADGS! desbarataría el complot si se le
asignaba un puesto adecuado.

Hábil maniobra para


desviar las sospechas
seg_úi:t algunos o mag-
nan,mo gesto de pa2
según otros, ejempli-
ficaba su cautela
socarrona y astuta.

Pero su influencia en el
cuerpo de oficiales era
enorme, por haber
sido director de la
Academia General Militar
de Zarago2a y jefe
del fistado Mayor
General con Gil Robles,
y por su gran prestigio
- en el ejército español
de Marruecos.

Casares Quiroga no le hi20 mucho caso.


fisa carta le ha6ía brindado la posibilidad
de neutrali2arlo, bien sobornándolo o bien
arrestándolo, pero no hi20 ni lo uno ni lo otro.

75
Los conspiradores estaban poco diSP.Uestos a Los "africanistas" le respetaban por su
continuar sin contar con él, pues su influencia impasible crueldad, y las tropas moras
en el cuerpo de oficiales era enorme. estaban convencidas de que poseía el
poder místico de la "bara,ka', por las
E:I golP.e no tenía posibilidad de éxito numerosas veces que hab,a escapado
sin el ejército de Marruecos, la fuena de la muerte de forma milagrosa.
militar más eficiente y preparada del país,
y Franco era idóneo para dirigirlo.
Allí había desarrollado su meteórica
carrera y tenía un gran prestigio.

Cuando finalmente Franco decidió


La carta a Casares Quiroga demuestra que Franco ~ún sumarse a la insurrección, se le asignó
no estaba decidido a formar parte de la conspiracion. una misión importante pero secundaria.
Sus vacilaciones evasivas hicieron que sus camaradas
le bautizaran como "Miss Islas canarias 1936':
E:I futuro jefe del
E:stado, una vez que
el golpe hubiera
triunfado, iba a
ser Sanjurjo.

Mola, como director


técnico de la cons-
piración,_ta')"lbién
desempenar,a un
papel decisivo en la
pohtica del régimen.
..O..•

Y una serie Además, su futuro en la política tras


de generales Joaquín el golpe solo podría desarrollarse a la
con un P.restigio Far:,jul, por sombra de los dos políticos carismá-
equiparable al de eJemP,lo, ticos de la extrema derecha.
Franco, a los que dirigiría la
se asign~ría una sublevación
de Madrid. José Calvo
reg,on. Sotelo
Pero tal si-
tuación iba
a cambiar
con una
asombrosa
rapidez.
Y Manuel A Franco
Goded, la se le había
de Barcelona. encomendado
Marruecos.
José Antonio
Primo de Rivera

76
Las instrucciones relativas al papel que correspondía a Franco
se cursaron bastante antes de que él confirmase su participación.

JU
LQt-JDR5S.
11,,0li JUIJQ
1_ / 07.10
61 avión despegó
del aeródromo
de Croydon
el 11 de julio
61 5 de julio, el marqués Luca de fena, propietario del diario
':,\BC'; ordenó a su corresponsal en Londres, Luis Bolín, que
alquilara un avión que condujera a Franco
de Canarias a Marruecos para
que asumiera el mando del
ejército de África.
.- - - - - BIARRrrz

LISBOA.
12 DE: JULIO,
1Q1O 1111,;"....

Alquiló el De Havilland fres días más


"Dra9on Rapide'; y dio GRAN tarde aterrizó
una lista de pasajeros CANARIA. en el aeropuer-
15 06 JULIO, ,
aparentemente de vaca- 1"f.'f0 ## to de Gando, en
ciones para ocultar el 9"~ # la isla de Gran
objetivo real del viaje. . -• • CASO YUBI Canaria.

Mientras tanto, la tarde del 12 de julio Los compañeros de Castillo


pistoleros falangistas habían asesinado planearon vengar su muerte
a tiros a José Castillo, un oficial de asesinando a un político
la Guardia de Asalto republicana. destacado de la derecha.

Como no pudieron encontrar


a Gil Robles, que estaba de ve-
raneo en Biarritz, secuestraron
y mataron a Calvo Sotelo.

Al atardecer del día 13,


Prieto encabezó una 6ste se negó,,
delegación de socialistas aunque no pod1a
y comunistas que pidió ignorar que la
a Casares Guiroga que situación era de
distribuyera armas entre guerra abierta.
los trabajadores antes
de que los militares
se rebelaran.

77
E:I escándalo político fue
enorme y benefició a los
conspiradores, ya que el
asesinato proP,orcionaba
una justificación patente
a sus argumentos de que
E:spaña necesitaba la
intervención militar Pé!ra
salvarse de la anarqu1a.

Se había perdido un líder importante que


parecía destinado a convertirse en el
principal dirigente ~ivil después ~el golpe.
Su muerte forzo el compromiso de
Franco y el de otros muchos vacilantes.
Había desaparecido un importante
rival político.

Hi20 que quedaran disimulados los largos


prerarativos que habían precedido al golpe
de 17 y 18 de julio, inyectando una nueva
urgencia a los planes para el al2amiento.

-
- -=:--
---=--
Pero para viajar desde
Santa Cru2 de íenerife,
donde estaba el cuartel
general, a Gran Canaria,
donde le esperaba el
----· -=....=- •
Se le había denegado
la solicitud para una
visita de inspección,
y debía partir para
"Dragon Rap1de'; Franco ... Marruecos a más tardar
necesitaba una auto- el día 17, la fecha fijada
ri2ación del ministro para el al2amiento.
de la Guerra.

-- Y lo logró, gracias
a una asombrosa
coincidencia o,

- -==- - =-~ -- - •' posiblemente,


a un juego sucio.

l.a mañana del 16, el general Amadeo Blanes, comandante militar


en Gran Canaria, resultó herido de muerte al recibir un bala20 en
··· el estómago cuando probaba unas pistolas en un campo de tiro.

78
E:s prácticamente imposible saber si fue un accidente,
un suicidio o un asesinato. Lo cierto es que su muerte E=n todas las provincias españolas se habían
le fue muy bien a Franco. Presidir los funerales le planeado sublevaciones coordinadas para la
proporcionó una excusa perfecta para viajar mañana siguiente, pero algunos indicios
a Las Palmas el 17 de julio. de que los cabecillas de la conspiración en
Marruecos iban a ser detenidos
anticiparon allí la acción a pri-
meras horas de la tarde de ese
mismo día: las guarniciones
de Melilla, fetuán y Ceuta
se sublevaron.

---
--
- - f=I 18 de julio, Franco
.__---~ despegó de Las Palmas y
dejó ar general Luis Or9a2
---
- -=.-::--
--~ -:.-
-.._ - al mando de las Canarias.

-=-:-- -
20.00
-~-- ,• CASABLANCA

'' ' f ras pernoctar


----
--
- -=
1't.33 ' '' en Cásablanca,
llegarían a

__ - --- -
.._.
-,_:e;_:;-

-
~
()
AE:ROPUE:R10
DI:: GANDO

o~ ~-¡7
~- .,. - .,.
- .- - fetuán el día 19,
para tomar el
mando de las
tropas.

E:L FRACASO DE: LA INíE:N-


Al llegar a Madrid la noticia de la suble- íONA E:SíA GARANíliADQ
vación de Marruecos, Azaña preguntó a E:L GOBIE:RNO E:S DUE:NO DE:
Casares Quiroga qué estaba haciencto Franco. LA SlíUACIÓN. DE:NíRO
DE: POCO íODO HABRÁ
FRANCO E:SíA íE:RMINADQ
BIE:N GUARDADO
E:N CANARIAS...
Cas,ares Quiroga
llamo por telefono
-~~
a su amigo y dis-
tinguido prot:esor
Juan Negr1n.

!,a Guerra Civil espa-


nola hab1a comenzado
y la República ya
estaba en desventaja.

79
....
•. .• ,··
. .,.


'
• •

•• EL M PA DE E
E TÁ R
DEL GOLPE DE ESTADO
ALA GUERRA CIVIL

, J
r
Los conspiradores contemplaban un rápido alzamiento,
como en 1923. No habían • revisto una guerra con
Solo en algunas zonas estaba
asegurado el éxito. Como en Pamplona,
donde la población carlista transormó
el golpe en un festival popular.
/VIVA CRISíO ~
~
RE:Y! S'
~

~ ., ... :
~-, nnnnn n

Las ciudades conservadoras y Según el "Diario de Burgos" HAY QUE SEMBRAR


clericales de León y Castilla la del 20 de julio, la Guardia Civil El. 1ERROR. HAY QUE DAR
Vieja cayeron casi sin luchar. y la de Asalto se sumaron al LA SENSAOÓN DE DOMINIO
Aunque los generales Saliquet Movimiento desde los primeros SIN ESCRÚPUI.OS NI
y Ponte necesitaron 2'i horas instantes. VAOLAOÓN A 10DOS I.OS
para vencer a los ferroviarios QUE NO PIENSEN COMO
de Valladolid. NOS01ROS.

;e \) SI general Mola manifestó en Pamplona, en


ó'
\'°
1#
una reunión de todos los alcaldes de la
provincia navarra, su convencimiento
de que el terror en la retaguardia
desempeñaría un papel crucial.

Las matanzas no tuvieron lu9ar solo


en las zonas donde hubo resistencia.
En aquellos sitios donde la sublevación
había alcanzado un triunfo inmediato,
pronto empezó a correr la sangre con
la represión general a republicanos de
todo tipo, incluso de los moderados.

Las muertes violentas


se contaron por miles.

---
\
\ --
4' .l/'. CANARIAS, CEU1A
Y MEl.11.LA: 2.768

82
L.os rebeldes lo9raron E:n Oviedo, el coronel Antonio Aranda, simulando ser leal
algunas victorias en a la República, convenció a los líderes mineros de que podían
poblaciones hostiles enviar sin peligro a sus hombres a la defensa de Madrid.
mediante la sorP,resa,
el engaño y el rápido
aplastamiento de la
resistencia obrera.

Cuando los trenes


se pusieron en marcha,
Aranda se declaró en
favor del alzamiento.

E:n Galicia, un puñado de oficiales se apode-


raron de Vigo y L.a Coruña después de una
dura resistencia de la población desarmada. ·

De todos los conflictos


que habían contribuido
al estallido del conflicto,
ninguno había alcanzado
la ferocidad de la guerra
agraria en el sur.

-
L.os braceros locales consjguieron
derrocar a las pequenas
guarniciones de la Guardia Civil.

61 odio social latente en Andalucía y E:xtremadura


desató horrendas crueldades. E:n algunas villas
fueron frecuentes las represalias...
11~

... tanto contra los terratenientes que no eran lo


bastante ricos para haberse procurado su
seguridad personal en Sevilla o en el sur de Francia
como contra los curas, acusados de legitimar
y bendecir la tiranía de aquellos.

83
A los pocos días del
alzamiento, las ~rganizaciones
locales de la CNf y la FNff,
empezaron a colectivizar
las fincas más extensas
de las villas del sur.
Asaltaron almacenes y
despensas y distribu-
yeron harina, jamones
y aceite de oliva a
través de comités
revolucionarios.

Se roturaron los terrenos de pasto especiales


que habían alimentado a los toros de lidia.
Durante los meses que faltaban hasta la reco9ida
de la siguiente cosecha, planificaron el sacrif1cio
de los toros como alimento para el pueblo.

Para muchos de ellos, acostumbrados a una


magra dieta de pan y gazpacho, era la primera
ocasión en su vida que probaban la carne.

La venganza no tardaría en llegar, una vez que las


principales ciudades cayeron en poder de los rebeldes.

En Cá~iz, una huelga general


parec1a haber asegurado el
control de los tra6ajadores,
_ _.,. pero los rebeldes se impusieron ..,.._ _ _ _ _ __
con la ayuda de los falangistas,
capitaneados por Manuel Mora
Figueroa, quien luego en Jerez
organizaría una columna
dispuesta a conquistar el
resto de la provincia.

Sevilla cayó en manos del excéntrico general


Gonzalo Queipo de llano, emparentado con
Alcalá Zamora. L.os rebeldes no tenían plena
confianza en él, pues había participado en
el golpe frustrado de diciembre de 1930
para derrocar a Alfonso XIII y había sido
partidario de la República en 1931.
L.legó el 17 de julio a Sevilla, como general al mando de los E:I golpe lo había planeado
carabineros, aparentemente para inspeccionar los puestos meticulosamente un comandante
aduaneros del puerto. Según se dice, acto seguido del E:stado Mayor destinado en
arrastró al resto de la guarnición local, inicialmente Sevilla, José Cuesta Monereo,

~,,,.
leal a la República, a unirse al alzamiento.

! ,,
y lo llevó a cabo una fuerza
integrada por 'f.000 hombres.

'

Participó en él la gran mayoría de la guarnición E:sta numerosa fuerza se apoderó


de Sevílla, incluidas unidades de de los centros neurálgicos de la
artillería, caballería, ciudad por medio de un -bombardeo
transmisiones y ' 1 artillero, controlando las princi-
transporte. 1 pales vías de acceso al centro.
.~
~ A...~____,_ 1l
1 , " ,, ... ~ lr1

11 R=mtj ~ J;r, l l l l
1
~
~

~
1
i f) 1\ "
. ~l-~'
' '
K

L.uego se aplicó el terror indiscriminado.


E:I segundo día contó con la ayuda de los primeros
c9ntingentes de la L.egión E:xtranjera llegados de
Africa, con 50 requetés carlistas, 50 falan9istas
y otros tantos guardias civiles, que sometieron
los barrios obreros. A los regulares, mercenarios
moros, se les dio la libertad para saguear y
~ asesinar a hombres, mujeres y ninos.

~ - 1

Un año después, Queipo afirmó que había


tomado la ciudad con el valor espontáneo
y la ayuda de 130 soldados y 15 civiles.
E:n una emisión radiofónica de 1938
exageró más aún, declarando que la
había tomado con 1'f o 15 hombres.

85
61 comandante militar de Granada,
el g_eneral Miguel Campins, leal a la Confinado bajo arresto por
República, s~ había negado a los oficiales de ran9O inferior
obedecer las ordenes de declarar que se habían unido a la
el estado de guerra. conspiración , fue juzgado
J>Or "rebelión" en Sevilla y
fusilado el 16 de agosto.

• 1
1
- __ J___
•. 1. _t l
1

Franco, amigo suyo, envió unas cartas


pidiendo clemencia, pero Queipo de Llano,
que aborrecía al futuro Caudillo, l~s rompió.
6ntretanto, el barrio obrero del Albaicín (Granada),
. fue bombardeado por la artillería.

'

-
Las autoridades militares
dejaron que las "escuadras
negras" falangistas sembraran
- -
4
el pánico entre ra población, sacando a los
- -- izquierdistas de sus casas en plena noche para
ejecutarlos a tiros en el cementerio.

Una de las víctimas más famosas


del terror derechista fue el poeta
Federico García Lorca. Lejos de
lo que se defe!"dió posteriormente,
no se trato de una venganza
personal, sino un acto de signifi-
cación política, pues, en la misma
Granada, Federico estaba vinculado
a la izquierda moderada.

Cuando los derechistas a la caza de "rojos" empezaron a


buscarle, se refugió en casa de un amigo, el poeta falangista
Luis Rosales. Allí fue arrestado fºr el siniestro Ramón Ruiz
Alonso, miembro de la C6DA loca que se había subido al tren
de la Falange y que lo denunció como espía ruso.

86
Gn Sevilla y Córdoba, muchos terratenientes apoyaron Después de someter
la sublevación y se unieron a las columnas mixtas los barrios obreros
de soldados, requetés, guardias civiles y falangistas. de Sevilla, L.uis Redondo
Algunos financiaron las columnas o les prororc1onaron llevó a cabo operaciones
caballos y hombres. Desempeñaron un pape destacado contra las villas del
en la elección de las víctimas que debían ser ejecutadas. sudeste de la provincia.

I
1'
¡
-
- - --
·-

Otras columnas las organi2aron voluntarios ricos que disponían


de vehículos y armas, como Ramón Carran2a, el alcalde de Sevilla
impuesto por Gueipo. Gn muchas localidades había propiedades
importantes de su familia y otros miembros de esta columna.
Gn ellas instauraban un nuevo ayuntamiento de derechas y
transportaban prisioneros a Sevilla para que los ejecutasen.

GI 27 de julio, la columna de Carran2a


llegó a Rociana (Huelva), donde se
habían destruido los locales de la
Asociación Patronal y dos clubes, se
habían robado 25 ovejas y se había
incendiado la iglesia, parroquial
y la rector,a.

Numerosos hombres y mujeres fueron GI hecho de que fuera una guerra de lo viejo contra
detenidos. A las mujeres les afeitaron lo nuevo lo corroboró la declaración apocalíptica y
la cabe2a y una fue arrastrada por un un tanto prematura que el general Mola hi20 en Burgos:
burro por las calles de la villa antes de
ser asesinada. Durante los tres meses iE:SPAÑ0L.E:S: E:L. G0BIE:RN0
siguientes, 60 más fueron fusiladas. MISE:RABL.E DE:L. C0N'fUBE:RNI0
S0OAL.IS'fA L.IBE:RAL. HA MUE:R'fO,
VE:NOD0 POR E:L. GE:S'f0
GAL.L.ARD0 DE:L. E:JÉRO'f0!

L.A VE:RDADE:RA
E:SPAÑA, L.A CA'fÓL.ICA
Y GRANDE: E:SPAÑA, HA
APL.AS'fAD0 AL. DRAGÓN
Y E:S'fE: MUE:RDE: Y SE:
RE:VUE:L.VE: E:N E:L.
P0L.VQ

L.os rebeldes dejaron claro que su objetivo era


exterminar toda una cultura liberal y reformista,
y a quienes habían sido instrumentos responsables
de su propagación: alcaldes, maestros, intelectuales...

87
La envergadura de la resistencia obrera en aquellas 2onas
donde el ar2amiento triunfó sugiere que si el gobierno hubiese
tomado la decisión inmediata de repartir
armas a los trabajadores, el al2amiento
podría haber sido aplastado
desde el principio.

Pero Casares Quiroga aún no estaba convencido


de que la situación fuese crítica, y era contrario
a ceder un poder a las organi2aciones obreras,
que no estarían dispuestas a devolver
una ve2 aplastada la sublevación.

A lo largo del 18 de julio,


las malas noticias no
dejaron de llegarle.
A las seis de la tarde se
mostró muy sorprendido
por la sugerencia de
L.argo Caballero de que
no flabía otra solución
que armar a los
trabajadores.
fres horas después,
·
----· &
Atormentado por no haber
Casares Quiroga dimitió. hecho caso de las advertencias,
trató de expiar su culpa alistándose
en una unidad de la milicia obrera.
L.uchó contra las fuenas de Mola en la
sierra de Guadarrama y luego permaneció
_ en la capital sitiada hasta finales de 19 38.

6n ese momento,
el presidente A2aña
llamó a Diego
Martíne2 Sarrio,
republicano moderado
de centro,
con la misión de
formar un gobierno
de coalicion para
negociar con los
rebeldes.

A las once de la noche, L.argo Caballero Martíne2 Barrio formó un gobierno de republicanos y empe2ó
se opuso a una participación socialista a telefonear a las guarniciones militares para negociar. Se dio
porque tenía intención de incluir agrupa- cuenta del poco margen de maniobra de que disponía...
ciones de derecha del Frente Popular.

6n Zarago2a, el general Miguel


6n Burgos, el general leal Ca~anellas dejó claro que no
Domingo Batet era, prác- har,a nada mas para detener
ticamente, un prisionero. la insurrección de los rebeldes.

SS
Mola no estaba dispuesto a llegar et 19 de ju!io. P.Or la tarde, Martínez 8arri9 s~ vio
a ningún acuerdo y rechazó su oferta obligado a d1m1t~r. F~e reemptazad_o por Jose _G1ral, un
para ocupar el Ministerio de ta Guerra. republicano de 1zqu1erdas companero de Azana cuyo
le aseguró que seguiría una política gabinete se diferenciaba poco del de Casares Quiroga.
más conservadora. José Miaja también
trató, sin éxito, de negociar su rendición.

Con Prieto como principal


consejero, José Giral tomó
pronto la dramática decisión
de autorizar la distribución
de armas a los trabajadores.

Iba a ser crucial en la derrota de la


rebelión en numerosos lugares, aunque
las fuerzas del orden, la Guardia de
Asalto y la Guardia Civil, también
tuvieron un papel decisivo.

Allí donde permanecieron leales,


como sucedió en ciudades con una fuerza
proletaria importante, tos rebeldes
fueron derrotados.

89
E:sa misma tarde, el general Joaquín
Fanjul, ayudado por algunos falangistas, Sus tropas fueron inmediatamente
intentó sublevarse en Madrid desde rodeadas por una gran masa de
el cuartel de la Montaña. trabajadores reforzaaa por guardias
de asalto leales a la República .

..,. .

-:.- --= o -

Al ver ondear banderas blancas, los Furiosos, mataron a varios de los oficiales tras el
madrileños avanzaron hacia el cuartel asalto definitivo al cuartel, el mediodía del 20 de julio.
para aceptar la rendición y recibieron E:n la exaltación del momento, tal acción fue vista como
una descarga de fusiles. la toma de la Bastilla durante la Revolución francesa.

E:ntre los asaltantes se encontraban varios


de los voluntarios que más adelante serían
importantes líderes militares.
Como Valentín Gon2ále2, un peón
caminero extremeño que pronto iba
a adquirir fama con el sobrenombre
de ·~1 Campesino':

fambién el intelectual y donjuán O el picapedrero E:nrique L.íster,


Gustavo Durán, amigo íntimo que con su determinación Y. su
de García L.orca, que mostró un carácter despiadado sacaría el
talento notable y ascendió varios máximo partido de tropas mal
puestos de mando. preparadas y pertrechadas.

90
En Barcelona, Companys se había negado a repartir armas,
pero la CNf asaltó los depósitos. En las primeras horas
del 19 de julio, las tropas rebeldes empezaron a dirigirse
al centro de la ciudad.

Allí les esperaban los anarquistas y la Guardia


Civil local, cuya lealtad resultó decisiva.

El general Goded llegó en hidroavión


desde las islas Baleares, cuando ya
la situación estaba perdida.

La CNf tomó por


asalto el cuartel
de las Atarazanas,
donde los rebeldes
habían instalado
su puesto de mando.

Fue capturado y obliQado a radiar un mensaje a


sus seguidores aconseJándoles que entregaran las
armas. Lo juzgaron y ejecutaron al mes siguiente.
Fanjul corrió la misma suerte en Madrid.

Mola y los demás conspiradores esperaban que


el general Sanjurjo llegara de su exiho portu9ués
para dirigir la marcfla triunfal sobre Madrid.
El 19 de julio, Juan Antonio Ansaldo, un famoso
as del aire y donjuán monárquico, había ido
a recogerlo a su residencia en Estoril
para llevarlo a la zona rebelde.

El exceso de peso de la avioneta


disminuyó la fuerza de ascensión.

La hélice chocó con las


copas de unos árboles
y el avión se estrelló y
se incendió de inmediato.
E:I piloto salió ileso,
~ pero Sanjurjo murió
~ en el accidente.

- --
'

91
Sanjurjo, Fanjul y Goded Gueipo de llano era,
ya estaban fuera de juego. al igual que Franco,
general de división
y tenía más anti-
güedad, pero por sus
contactos republi-
canos resultaba un
líder inapropiado.

fambién estaba
José Antonio
' ' Primo de Rivera,
f
u".' eligro poten-
cia para Franco,
Solo Mola, como director del pero se encon-
alzamiento, tenía la posibilidad traba en una
remota de desafiar a Franco prisión repu-
en el liderazgo de los rebeldes. blicana en
Pero era solo general de brigada, 1 ., Alicante.
un rango inferior al de Franco.

Gn cualquier caso, el factor de- GI alzamiento estaba muy lejos del triunfo inmediato que habían
cisivo en los entresijos del poder esperado los conspiradores. Gstos controlaban alrededor de
fue el control de Franco de los una tercera parte del territorio español. Los principales centros
'f7~ooo soldados del ejército de de la industria española seguían en manos de los republicanos.
Africa, bien armados y bien
entrenados, que iban a ser el o
pilar del éxito del bando rebelde.

ZONA CONfROLADA
POR l.OS NAOONAU,S


OUDADl=S DON.DI=


MADRID
LA SUBl.l=VAO0N
HABIA FRACASADO

La estrategia de los rebeldes


se decantó por un doble avance
sobre Madrid: por el ejército
MALAGA de Mota desde el norte y por las
fuerzas africanas de Franco
desde el sur.

Las columnas de Mola fueron detenidas en ta Sierra


Norte de Madrid por las milicias obreras. f ambién se
vieron frenadas por la escasez de armas y municiones.

• MADRID

,-..-

GI ejército de Franco se encontrat?a paralizado por


el P.roblema del transporte a traves del estrecho de
Gibraltar, controlado por la escuadra republicana.
~-~l~ ~ ,~ ~, _..,_____
Franco envió a Roma una serie de telegramas
pidiendo aviones de bombardeo o de transporte
civil. Pero Mussolini, reticente, los archivó.
GI 21 de julio, luis Bolín se reunió en Roma
con Galeazzo Ciano, ministro de Asuntos
Gxteriores, pero tampoco logró resultados.

92
61 principal objetivo de Mussolini era 1
_ _ _ __. l.a promesa de Franco de
derribar la hegemonía anglofrancesa emular el fascismo italiano
en el Mediterráneo, pero no quería y de una futura subordina-
arriesgarse a entrar en guerra. ción le hizo interesarse
l.e preocupaban los informes que por la situé!ción española,
decían que Francia estaba dispuesta pero aun dudaba.
a ayudar al Frente ,.,,. _ Popular.

6ntre el 25 y el 27 de julio,
Mussolini ya estaba decidido
a ofrecer apoyo. 61 factor
decisivo fue la noticia de
que el Kremlin no tenía
ninguna intención de ayudar
a la República.

61 28_ de julio por


la manana se for-
malizó el acuerdo
para enviar ayuda. Una escuadrilla de
12 bombarderos
Savoia-Marchetti
t:) SM.81 fue armada
• en Cerdeña antes de
< volar hacia el Marruecos
español al día siguiente.
~
Je.

fambién se cargaron dos buques mercantes:


uno con 12 cazas Fíat C.R.32 con pilotos y
mecánicos, y otro con municiones y carburante.

--
_.>- ,
-~--~- --
-~~~
-
-
- ~ •
.;: m--""'\11'11~):JI -~< -~ CI~

- e- :,,,-: · - - Aunque Ciano negó categóricamente '-


cualquier implicacion oficial italiana, las
colisiones alertaron al mundo de que
Mussolini estaba ayudando a Franco.

93
fil 22 de julio, a través La reacción inicial de Hitler fue dudosa, pues
señaló la falta de apoyo financiero.
de una cadena formada
por los representantes
locales en Marruecos de
la Ausland-0rganization,
' E:SA
el partido nazi y las SS, NO E:S
Franco envió a Hitler FORMA DE:
una concisa carta E:MPE:ZAR UNA
en la que le pedía GUE:RRA ...
fusiles, aviones de caza
y cañones antiaéreos.

fin contra de la opinión de Goering,


decidió poner en marcha lo que él llamó
'hperación Fuego Mágico': influido
por un pasaje de la ópera "Sigfrido':
a cuya representación había asistido.

fiste fue el inicio real de la intervención de


Alemania. Los treinta Junkers JU-52 que
envió, sumados a los bombarderos italianos,
permitieron a Franco llevar a cabo el primer
puente aéreo militar de la historia.
Durante el transcurso de la guerra llegarían
otros cien Junkers JU-52, que desempeña-
rían el papel principal en las operaciones
de bombardeo de los rebeldes.

fil 5 de agosto, Franco decidió abrir una brecha en


las defensas republicanas con un pequeño convoy
de barcos de pesca que transportaban tropas.
fil éxito del "Convoy de la Victoria'; como se le
llamó, significó un golpe psicológico al bando
republicano,, ya que ros rumores de que el feroz
ejército de Africa iba a aterrizar en la península
propagaron el miedo.

- - Durante la erimera semana de agosto se inició


-=-====~
-----
- .~ - -
:::»- - --=-- un puente aéreo entre Marruecos y Sevilla, y en
diez días se transportaron a 15.000 hombres.
GI 6 de agosto, nuevos buques de transeorte
cruzaron el estrecho con cobertura aérea italiana.
Los alemanes también enviaron algunos cazas
Heinket y a pilotos voluntarios de ra Luftwaffe.
'1r' ,,,_,¡ ..,,,,.,,
1_,.-r-,:_;_n-, _,_,_._ _,....

==
Al cabo de una semana recibían suministros
regulares de munición y armamento, tanto
de Hitler como de Mussolini.

La llegada de ayuda extranjera permitió a los nacionales emprender


dos campañas que mejoraron considerablemente su situación.

Sus defensores, milicianos sin experiencia


y pobremente armados, fueron aplastados
et 3 de septiembre. Gn plena lucha se había
interrumpido el suministro de armas a los
defensores desde Francia. Gn Hendaya se
encontraron seis vagones de mercancías
cargados de municiones y detenidos
por ta no intervención.

Las columnas de Franco avanzaban


hacia Madrid bajo el mando
de Juan Yagüe, veterano
de la guerra de Marruecos
y el más influyente militar ::
afiliado a ta Falange. ~
Desde Sevilla, fueron ~
pueblo tras pueblo
dejando a su paso
una horrible estela
de matanzas.

\.,,

95
Con el fin de consolidar la unificación de los dos
segmentos de la zona rebelde, Franco hizo que las
columnas africanas retrocedieran para tomar Badajoz,
que seguía en manos republicanas pero ya no constituía
una amenaza para las tropas de Yagüe en la retaguardia.

Después de que la
artillería pesada
y los bombarderos
abriesen brechas
en las murallas,
-• • empezó una salvaje
represión.

--

Los que tenían marcas eran arrastrados hasta


la pl~za de toros. 1.800 homb,:es y mujeres fueron rr-r r-r,., :••••,..•• rr • r r er r~r ~ r• •rrrrr
alh ametrallados en poco mas de doce horas. nnnanc,•••• • l!'lrr•a
-,-r,...,.. r rr, r •,-,.~ r r r r-r rcc•
rcr cccc
- e e aooe• •-~ ,, ,,~. ,
-~ --- --
- .,..
_,.:::::, --; -

En las calles
corría la sangre
y se amontonaban
los cuerpos, que
las patrullas
dejaron a la vista
durante días para
aterrorizar a
la población.

Los hombres de Yagüe enviaban así un mensaje


a los ciudadanos de Madrid advirtiéndoles
de lo que les esperaba si no se rendían antes '
de la llegada de las columnas africanas.

~
Los legionar~os y los re9.ulares, y los falangistas
que los hab,an acompanado, se llevaron todo
lo que pudieron de los comercios y casas, que en
su mayor parte pertenecían a los derechistas
a los que estaban "liberando':

96
Al avan2ar las columnas africanas A mediados de septiembre, 8.000 hombres,
en el sur de E:spaña en septiembre mujeres, niños y ancianos que huían de la
de 1936, aumentó el numero represión en Sevilla, Cádi2, Huelva y Badajo2
de refugiados. se habían concentrado cerca de Valencia
del Ventoso.
,... ,
•· ...
''..'1 .
BADAJOZ
• Ml=RIOA

Sl=Vll..l.A

E:I 18 de septiembre,
los líderes sindicales 'j
los políticos que hab1a
entre ellos organi2aron
a los refugiados en
dos grupos para
marcflar hacia las
líneas republicanas,
escoltados por
hombres armados
con fusiles y
escopetas de ca2a.

L.a mayoría logró cru2ar la carretera de Sevilla a


Mérida, pero el grueso de los refugiados, los más
lentos, levanta6an grandes polvaredas que faci-
litaban a los aviones de reconocimiento rebeldes
la tarea de locali2arlos.

·~
.-;v~ ~,,~L~~
~ ~ ",, \\1\
..., ...._ ..,~
~ ~~'""~
' '"'-~
' ~ ~ ' '
~ ~
•\ ~

,,~''"'- ~~~ .
7 *:·~---
Gueipo de L.lano fue informado con detalle de los movimientos de estas columnas,
y se hicieron preparativos para atacarlas como si fueran unidades militares bien
pertrechadas. rodas ellas cayeron en una emboscada tendida con mucho esmero.

Hubo numerosos muertos.


Más de 2 .000 fugitivos
cayeron prisioneros y
fueron transportados
a L.lerena, donde serían
ametrallados en la pla2a
de toros. Muchos se vieron
separados de sus familias
y algunos nunca volverían
a verlas. Otros vagaron
durante semanas y fueron
asesinados o capturados
por partidas de guardias
civiles y falangistas
que salieron en su busca.

97
E:I terror que acompañaba el avance de los moros y los legionarios fue una de las mejores
armas de que dispusieron los rebeldes en su marcha sobre Madrid. E:so explica por qué
las tropas de Franco cosecharon éxitos iniciales muy superiores a los de las tropas de Mola.

E:I avance rebelde siguió el valle del fajo -


hacia 'Toledo y Madrict. E:I 2 de septiembre
cayó la última ciudad importante de la
ruta, falavera de la Reina. _I__! 1
:.....

la toma de falavera fue la culminación del


• • MGRIDA avance del ejército de Africa. Cientos de
BADA.JOZ campesinos y trabajadores fueron fusilados
durante los días posteriores.

No era solo el ejército de África el que


ejecutaba a la población conquistada.
E:n Mallorca, a principios de septiembre,
los rebeldes capturaron de nuevo la isla
con ayuda italiana. Durante los cuatro
meses siguientes se llevó a cabo una
terrible represión bajo la supervisión
del perturbado fascista Arconovaldo
Bonacorsi, conocido como el
·~onde Rossi':

----=--- - ' -- -

E:I 21 de septiembre, las tropas de Yagüe


tomaron Santa 0lalla camino de Madrid.
Allí, en la calle principal, tuvo lugar la ejecución
en masa de 600 milicianos prisioneros.
Arrimados unos contra otros, las tropas
moras les apuntaron con dos ametralladoras
y, disparando ráfagas cortas,
los mataron a todos.

98
L.as atrocidades no se limitaron a la zona rebelde,
lógicamente. En especial a principios de la guerra,
hubo oleadas de asesinatos de sacerdotes y
sospechosos de ser simpatizantes fascistas
cometidos por algunas unidades de la milicia.

Se estima que
,•
\ , '• e
....1,,--- : ,' : 1' · '
' ) ' ....
: .........
_ ¡
fueron asesinados
... 1,
1 ,,
>- ___,...
' ' alrededor de
e
6 .000 religiosos.
'Ir, '

,. • \ j \ -, . . - t f L $
______, ' . . ' ' •' \ ' '1.::;~í~
___,, ,=-:-:,x:.
•- l ' 1 -

\ (
\ ._ \ ' ,

fambién se destruyeron iglesias


y monumentos sacros.

L.os falangistas y los miembros de sindicatos


amarillos eran los objetivos favoritos de
las '~hecas" espontáneas, creadas por varios
grupos izquierdistas, en especial anarquistas.

Algunos de ellos actuaban


or ansia de codicia y
l
se de san.9re en vez de por
motivaciones políticas,
como las Milicias Populares
de Investigación, cuyo jefe
era Agapito García Atadell.

E=I 23 de a9osto de 1936, los rumores


sobre un intento de fuga en la cárcel
Modelo de Madrid provocaron el asesi-
nato de 70 de sus reclusos, entre ellos
Melquíades Alvarez , que era ami90 de
Azaña, y varios ultraderech1stas.

Giral lloró al enterarse, y Azaña se sintió desolado.


ME: ASQUE:A LA SANGRE:,
E:SíOY HASíA AQUi. L.as atrocidades republi-
NOS AHOGARA A íOOOS. canas solían ser obra de
elementos incontrolables,
en unos días en que se
habían sublevado las
fuerzas del orden.
E=n cambio, las cometidas
por los nacionales eran
oficialmente toleradas
por aquellos que procla-
maban estar luchando
en nombre de la
civilización cristiana.

99
Para los republicanos no hubo grandes
avances. f=n Oviedo1 los mineros engañados
habían regresaao y teníar, sitiacfo al
coronel Aranda, que se hab1a aP.oderado
de la ciudad de forma fraudulenta.
SEVILLA

Durante los
meses de agosto y
septiembre, los rebeldes
consolidaron notable-
mente sus posiciones.
61 veterano coronel en
África José f=nrique Vareta
c9nsiguió conectar Sevilla,
Cordoba, Granada y Cádiz.

61 23 de julio, columnas de milicianos


anarquistas partieron de Barcelona
con el objetivo de recol')quistar
Zaragoza, que hab1a ca,cfo
durante las primeras horas
y era un bastión de la CNf.

L.a toma de Zaragoza se convirtió en una cuestión de amor propio.


Sus milicias partieron llenas de entusiasmo, pero se quedaron a
20 kilómetros de sus líneas, atascadas a lo largo de 18 meses.

L.os intentos de la República de conseguir ayuda extranjera


resultaron mucho menos fructíferos que los de los rebeldes.
61 19 de julio, Giral envió un telegrama pidiendo ayuda a L.éon
Blum, jefe del gobierno francés del Frente Popular.

SORPReNOIDOS POR Pel.1-·


GROSO GOl.Pe Mll.lfAR. SfOP.
Ne0:s1rAMos AYUDA 1NMeo1ArA
ARMAS y AVIONes. SfOP.
FRAfeRNAl.MeNre GIRAl..
l 1

Blum decidió prestar ayuda. L.a victoria rebelde


representaría la existencia de un tercer estado
fascista en sus fronteras. Perder f=SP.aña co-
mo territorio P.Uente impediría el traslacto de las
fuerzas coloniales francesas en caso de necesidad.
11

Pero su inestable gobierno de coalición estaba


dividido. Contó con el apoyo de su ministro
, del Aire, Pierre Cot pero el de Defensa,
f=douard Oaladier, era hostil al Frente Popular.

100
L.a prensa derechista filtró la correspondencia E:n una visita a londres, entre el 23 y el 2'i de julio,
entre Giral y Blum. Furiosa por la amenaza que Blum pudo darse cuenta de que los británicos de-
supondría la revolución española para las saprobaban esta decisión. L.os intereses comerciales
inversiones, acusaron a Blum de exponerse t;ritánicos en E:spaña impulsaban al gobierno
a una guerra con Alemania e Italia. de Baldwin a simpatizar con el bando rebelde.
Sir Anthony E:den le advirtió que fuese prudente.
r- ....

1
1

Como la prensa derechista


continuaba alborotada, los
ministros radicales en la
coalición del Frente PopuJar
declararon que respaldar,an
a Blum ~olo si es~e
consegu,a garant,as
del apoyo t:>ritánico.

E:I 25 de julio, Blum propuso


que las princiP.ales potencias
europeas se pusiesen de acuerdo
' respecto a una no intervención,
esperando en vano que esta
diese una oportunidad de vencer
al Frente Popular español.
E:n vista de los titubeos franceses, José Giral
escribió al embajador soviético en Francia para
pedirle que informara a su gobierno de la nece-
sidad éfel suministro de armas y municiones
de todo tipo y en grandes cantidades.

Pero dado que la no intervención iba


L.os rusos tardaron varias semanas en reaccio- a convertirse en una farsa sin contenido,
nar fav9.f"ablemente. Sin embargo, el 6 de agosto, cínicamente explotada por Alemania e Italia
la Republica recibió algunos aviones franceses, y más tarde por la Unión Soviética, la
pero no tantos como necesitaba. República quedó prácticamente sentenciada.

101
Durante muchos años se
L.os milicianos habían malgastado mucho tiempo, ener9ía y muni- aceptó como verdadera la
ción en el sitio del Alcázar de foledo, una ~ortaleza ~•".' ninguna historia de que ~! ~3 de j~lio
importancia estrateg1ca. el jefe de las m1hc1as hab1a
llamado por tel~fono al
coronel Moscardo, coman-
dante de la plaza, para
decirle que si no se rendía,
su hijo sería ejecutado.

Se dice que Moscardó le pidió entonces


a su hijo que encomendara su alma L.a historia es similar a la de Guzmán
a Dios y que muriera valerosamente. el Bueno, que también sacrificó la vida
Luego oyó el disparo que acabó de su hijo en el sitio de farifa por los
con su vida. árabes, en el siglo x111, y encaja dema-
siado bien en el esfuerzo de la propa-
ganda por relacionar la Guerra Civil
con la Reconquista de 6spaña
contra los infieles. '

t:~:~

L.o cierto es que su


hijo murió el 23 de
agosto, en una re-
presalia por, un
bombardeo aereo
rebelde.

61 9 de septiembre,
Vicente Rojo se ofreció
para negociar tres con- Moscardó las
dicjones para la fe_l'!di- rechazó sin vacilar,
cion de la guarnIcIon: y le pidió que les
que garantizase la vida mandara un sacer-
de todos, que fuesen dote para que les
liberados las mujeres y confesara y ofi-
los menores de 16 años, ciara misa.
y un juicio justo para
el resto.

102
Dos días después ll~ó et padre f ras ver aquella aglomeración de cadáveres vivientes, intentó
6nrique Vázquez Camarasa. persuadir a los oficiales de ta necesidad de compadecerse.
6n un sótano pestilente dio misa ,.,,
a un montón de mujeres dema- ~\1 ~~~.f.;~· ¿
-=-
--cradas y niños que lloraban.

~
........ .
-~·~)
~

Moscardó no se to perdonó y, en ta zona rebelde, se desató


una campaña de prensa contra él, en ta ~ue te llamaron "et cura rojo"
y que te obligo a exiliarse a Buenos Aires al acabar ta guerra.

Pero ta 6spaña
rebelde seguía dividida
en tres bloques de foder:
Gueipo de L.tano, en Sevilla,
Mota, en Burgos, y Franco,
que avanzaba hacia Madrid
con su ejército africano.

6se mismo día, sus columnas Perdió así una


habían llegado a Maqueda, oportunidad
un importante cruce de vías, irrepetible de
donde ta carretera se dividía. irrumpir en
Franco decidió retrasar Madrid antes
su avance sobre Madrid de que se
para ir a f otedo a hubiera
liberar et Alcázar. organizado
la defensa.

61 21 de septiembre, en un encuentro de los Se extendió el rumor


jefes rebeldes de mayor jerarquía en un de que Franco pretendía
aeródromo cercano a Salamanca, todos inclinar de su lado
coincidieron en que debía nombrarse un la balanza del poder
comandante en jefe que sustituyese al de- mediante una victoria
saparecido Sanjurjo, y eligieron a Franco emocional y un _gran
como comandante único. golpe propagand1stico.

103
Gl 26 de septiembre, las fuer2as
rebeldes ya se encontraban en las
afueras de f oledo. Los regulares

-
marroquíes_dejaron a su paso
un bano de sangre.

Al día siguiente, las


columnas africanas
entraron en la ciudad,
y, tras liberar a sus
camaradas sitiados,
siguieron cometiendo
atrocidades.

Gn las calles podían encontrarse cadáveres


decapitados de milicianos. Muchos hombres
y mujeres se suicidaron para CfUe no los
capturasen las columnas africanas.

Los moros mataron a


los heridos del hospital
republicano de fo ledo.
Gllos mismos se jactaban
de haber arrojado
granadas de mano
entre los heridos
indefensos que gritaban
pidiendo auxilio.

Gn el hospital de favera, se mató a tiros a más de cien heridos donde


yacían. Gn la maternidad obligaron a más de veinte mujeres embara2adas
a levantarse de la cama, las trasladaron en un camion al cementerio
municipal y allí las fusilaron.

GI público de los cines de


Al día siguiente volvió a todo el mundo vio a Franco
escenificarse el momento inspeccionar las ruinas del
de la liberación para las Alca2ar junto a Moscardó,
~ · cámaras de los noticiarios. cuya del9ade2 simboli2aba
el esfueno bélico.

10'f
Dentro y fuera de E:spaña, su figura estaba
emergiendo como la del hder en el que las
derechas centraban sus esperanzas.

Los beneficios políticos que


Franco extrajo fueron enormes.
'Toledo había sido en la E:dad
Media la primera ciudad
musulmana importante
en ser reconquistada.
Simbólicamente, se
asociaba a Franco con
los grandes guerreros
cristianos, y a los
defensores republicanos, ~,,
con los infieles. \ ~ ~ '\\.~

La situación de la República no era nada prometedora.

- --
----- -
-
~

-
-- ~
E:I general Vareta continuaba su marcha
por Andalucía, desde Sevilla hacia el este.
E:I ejército rebelde iba acompañado f>Or los
hijos de los latifundistas, q_ue habían formado
un regimiento de caballer,a de voluntarios.
'
105
--
--=! ,li..·
- .:-,
A lo largo del mes
-
de agosto fueron r
cayendo pueblo tras
pueblo, defendidos
-
únicamente por •
campesinos armados Multitudes de refugiados
con horcas, esco- aterrori2ados, cargados
petas de ca2a y con sus escasas perte-
trabucos viejos. nencias, huían del saqueo
de los mercenarios
moros y los requetés.
- ----- -
Hubo crueles actos de vengan2a contra los braceros que habían colectivi2ado tierras,
bajo la mirada de los propietarios, que habían huido en la primavera anterior.

E:n Palma del Río (Córdoba) sacaron de sus escondites


a las personas que no habían conseguido huir del pueblo
y las hicieron formar en la calle bajo la mirada del cacique,
que señaló a quienes debían ser castigados por haber
matado a sus toros. Ametrallaron 200.

/ "'' /~~
'-.- - -
¡·
1

E:n otros lugares, se sometió a los


presos a un juicio rudimentario y
se les fusiló por crímenes como no
ir a misa, leer a Rousseau y a Kant,
criticar a Hitler y a Mussolini,
o admirar a Roosevelt.

E:I 16 de septiembre, las tr~pas de Vareta tomaron Ronda (Málaga).

106
Las fuerzas de Mola
reanudaron de nuevo su
avance sobre Madrid,
y el 7 de octubre tam-
bién el ejército de Africa Los rebeldes ocupaban la
reemprendió la marcha mayoría de las poblaciones
en dirección al norte. situadas en un radio de
25 kilómetros alrededor
de Madrid, por lo que la
capital se vio inundada por
un alud de refugiados.

Franco había anunciado a los corresponsales de


esto representaba serios problemas prensa que tomaría la capital el 20 de octubre.
para la distribución de agua y alimentos. Las emisoras de radio rebeldes anticiparon la
noticia de que Mola preparaba su entrada en la
Puerta del Sol montado en un caballo blanco.

Parecía no haber esperanza para Madrid. 61 l<remlin decidió que no se


Pero entonces, el 15 de octubre, empezaron debía permitir a Italia y a Alemania
a llegar los primeros envíos de armas utilizar a E:spaña para modificar
de la Unión Soviética. el equilibrio europeo de poder.

Ya no habría una
victoria fácil para
los rebeldes.

107
ll~.

• • •

•• DET DEL PA T
DE B LLER ••
LAS GRANDES POTENCJAS
TRAICIONAN AESPANA
La Revolución rusa de octubre de 1917 significó para la izquierda de toda E:uropa
un sueño y una aspiración. Desde entonces, la derecha había estado procurando
construir barreras contra las amenazas revolucionarias, reales o supuestas.

Dl:RR0fA DI:
LA HUl:LGA
G6Nl:RAL DI:
1926 1:N _
GRAN BRl:fANA

E:I miedo a la Unión Soviética


había determinado en gran
l:SfABLEOMll:NfO medida la diplomacia de las
DI: Dl~ADURAS 1:N potencias occidentales en
l:SPANA, 1:N 1923, Y los años veinte y treinta.
PORf UGAL, 1:N 1926

Rl:PRl:SIÓN DI: LA
Rl:VOLUO ÓN 1:N
HUNGRIA fRAS LA
PRIMl:RA GUl:RRA
MUNDIAL

o Dl:SfRUCOÓN DI: LA Durante la República,


IZQUll:RDA lfALIANA tanto la derecha como
POR MUSS0LINI la izquierda fueron
conscientes de la
~ función que ejercían en
~ un contexto europeo
.. más amplio.

La rápida tolerancia mostrada Gil Robles asistió a una concentración


hacia Hitler y Mussolini era una señal nazi en Nuremberg y basaba
tácita de aprobación de su política gran parte de la propa-
para con la izquierda y el comunismo. . ganda de la CE:DA en
las técnic~s que
aprendió en un
viaJe de estudios

..i
por la Alema-
nia na2i.

~l :
111' 11 }

'W ' 1

1anto Renovación
española como los
carlistas mantenían
cercanas relaciones
con los fascistas
italianos, y la Falange
recibía subvenciones
del gobierno italiano.

110
en las publicaciones de izquierda se mostraban relatos
sobre el horror fascista, y los exiliados alemanes,
italianos y austríacos escribieron en ellas graves
advertencias sobre la necesidad de combatirlo.

Sin los aviones alemanes e italianos, los generales


rebeldes no hubiesen podido transportar a sus mejores
tropas a la península ...

~~~-~~
_._~ ~ ~~
~~

... y las armas soviéticas fueron


cruciales en la defensa de Madrid.

Podría decirse que el resultado de la guerra se


decidió en las cancillerías de E:uropa, más que en
los campos de batalla. Sin embargo, la postura
oficial fue la no intervención esperando que si
se imponía esta postura, la guerra languidecería.

Ninguna de las grandes potencias tenía una


política preparada, y todas aplicaron el principio
de no intervención de la manera más acorde
a su política: las potencias fascistas con
-)Q agresividad y las democracias conprudencia.

111
Como reacción a los horrores de la Primera Guerra Mundial,
los británicos estaban decididos a evitar una guerra genera-
lizada. Un objetivo implícito en esta política conciliadora con-
sistió en convencer a los alemanes de que mirasen al este si
querían expandirse. De ahí el sacrificio de Austria y Checoslo-
vaquia, y los intentos de Chamberlain de librarse de su pac-
to de ayuda a Polonia en caso de agresión exterior.

11\E
lRUílt LET
~, IJ$T
SPAIN
13UY ARM$
70
l)~FENI>
, OEMOC~k )'

t::n 1939, el 70% de la opinión pública británica


apoyaba a la República, mientras que el gobierno
conservador era partidario de Franco.
t::I apoyo británico a los
sublevados se daba por
hecho en gran parte de L.AS AU10RIDADES BRl1ÁNICAS
la derecha europea. La HAN DADO 10DAS L.AS FAOL..IDADES,
ayuda que prestó Oliveira SABIENDO DE SOBRA QUE L..OS
Salazar al ejército suble- AVIONES VAN DES11NADOS
vado contaba con el A L..OS SUBL..EVADOS.
beneplácito del
gobierno inglés.

Juan de la Cierva había


comprado todos los
aviones en venta en el
mercado libre de Gran
Bretaña y se disponía
a enviárselos a Mola.

112
Numerosos miembros del gobierno y
del cuerpo diplomático simpatizaban con
los obJetivos contrarrevolucionarios
de los rebeldes, de Hitler y de Mussolini.

Era corriente que los


aristócratas españoles
y los hijos de las familias
exportadoras de jerez
se educaran en colegios
privados católicos de
Inglaterra, y había un nexo
de contactos y amistad
en la clase atta que
intensificó la hostilidad
de los conservadores
hacia ta República.

fodos esos factores desembocaron en ta Los escalofriantes informes de Norman King, cónsul
adopción de ta política de no intervención, británico en Barcelona, se distribuyeron entre los
que debía servir para neutralizar la guerra miembros del gabinete de Londres. Para él, tos españoles
y considerar a los dos bandos igualmente eran una raza sanguinaria, y si la rebelion militar era
censurables. derrotada, España se sumiría en una especie
de bolchevismo y cabría esperar
actos de salvaje brutalidad.
ARIIS
FDA THE
SPANISH
PEOPLE El negar a la Re-
pública el derecho
legítimo de c~prar
armas, absotv,a a tos
británicos de estar
ayudando a las fuer-·
zas de la revolución.

El embajador británico en España


en 19 36, sir Henry Chilton, fue A finales de noviembre de 1937, el gobierno británico nombró
abiertamente hostil al gobierno a sir Robert Hodgson representante oficial ante la España
republicano desde el primer día, rebelde, profundamente anticomunista. La Guerra Civil le ofrecía
una oportunidad de invertir la victoria de los bolcheviques.

r,,
y solía llamarlos "rojos': Mantuvo
relaciones cordiales con tos
militares rebeldes desde su resi-
dencia en Saint-Jean-de-Luz.

~ 1

1 1

fras su P.rimera entrevista


con Franco informó al Ministe-
rio de Asuntos Exteriores de la
"muy atractiva personalidad" del
caudillo y la "acentuada bondad
de expresión" de sus ojos.

113
E:ntre las clases medias británicas tuvieron un gran impacto las
noticias exageradas de las atrocidades cometidas por la extrema
izquierda, relatadas a través de la prensa conservadora.
=- '
- ~~~
-..... ~._,~~

La mayoría de los conservadores


aceptaba la política de apacigua-
miento de Chamberlain, pero se
le oponía una significativa
minor,a. Anthony Eden empezó
a desconfiar de las intenciones
de los italianos.

Churchill creía que debían ser neutrales. Ninguna de las


facciones de ese 'galimatías español" representaba el
concepto de civilización de Gran Bretaña, y la parcia-
lidad podría perjudicar a sus relaciones con Francia.
Pero cambió gradualmente de actitud al reflexionar
sobre la escala de la intervención alemana e italiana.

Durante 19 38, las protestas del embajador


republicano Pablo de Azcárate contra el pacto
anglo-italiano y de la conservadora duquesa
de Atholl, que estaba a favor de los repu-
blicanos, le hicieron replantear su postura.

Firmado por Chamberlain el 16 de abril de 1938,


el pacto anglo-italiano permitía a los italianos
mantener tropas en E:spaña, a pesar del acuerdo
de no intervención. Mussolin, obtenía así la
cordial aceetación de su fortificación del
Mediterráneo contra Gran Bretaña.

Pese a su hostilidad hacia la izquierda española, Churchill


llegó a la conclusión de que si se ayudaba a la creación de
-------------1 una E:seaña fascista, el estatus de gran potencia de Gran
Bretaña en el Mediterráneo correría peligro. La E:spaña
franquista podría convertirse en un satélite del Eje.

11'f
En el Partido Laborista, las simpatías por la democracia española se equilibraban
por la muy acusada hostilidad entre los sindicalistas hacia el comunismo.

Las contradicciones en esta


posición fueron aprovechadas
por Ernest Bevin, líder del sin-
dicato fransport and General
Clement Attlee, líder de Workers Union, para provocar
los diputados del Partido Dirigentes como Aneurin Bevan - la derrota de Bevan y Cripps
Laborista, prometió "todo y Stafford Cripps e~presaron su cuando pidieron en el congreso
el apoyo posible a nuestros apoyo, pero se opon1an al rearme del partido de 19 36 apoyo del
camaradas españoles': por parte de Gran Bretaña. laborismo a la República.

Sin embargo, en dicho congreso, delegados


que afirmaban representar el apoyo efe las En un plano individual, numerosos
bases lograron expresarlo: militantes dedicaron grandes
esfuerzos a ayudar a España
de distintas formas, por eJemplo
mediante donativos o alistándose
en las Brigadas Internacionales.

NUE:SfROS
CORAZONES Y
SIMPA1ÍAS E:S1AN
CON E:llOS EN
SU LUCHA.

La política oficial era contraria a que sus afiliados


se alistasen, y hasta 1937 apoyó al 9obierno central
en su adhesión al acuerdo de no intervención.

No obstante, miembros del


partido, entre ellos Jack Jones,
participarían en el reclutamiento
de voluntarios. Varios concejales
lucharían en España.

Una vez allí se


convirtió en
comisario político
de la Compañía
Major Attlee.

El partido rechazó oficialmente la no intervención en


octubre de 1937, y en diciembre Attlee visitó España
para demostrar su admiración por las Brigadas.

115
Aunque léon Blum fuvo que enfrentarse a las presiones contrarias
estaba ansioso por a la solidaridad con Espana, entre las que se
ayudar:. a la República contaban la del presidente de la República,
espanola, se daba los ministros del Partido Radical de su gobierno
cuenta de los bene- frentepopulista y todo el bloque de derechas.
ficios gue suponía
la política de no
intervención.

la actitud británica fue también crucial. Francia vivía desde 1918


obsesionada con las bajas sufridas en la Primera Guerra Mundial
y entregada a la búsqueda de una mayor seguridad internacional.

la red francesa de
alianzas en la Europa
oriental fue destruida
con el pacto de
no agresión entre
Alemania y Polonia,
y Francia se vio

-- - obligada a confiar
casi exclusivamente
~$:~ en el apoyo británico.
---
_
-
...._
-- El terror de perde_r también ese apoyo al hacerse pública la posición
---- - británica era suficiente para inclinarse por la no intervención.

Amplios sectores de la sociedad


francesa simpatizaban con los Atrapado por los fuegos
rebeldes españoles, al mismo de la derecha y las huelgas
tiempo que estaban resentidos y disturbios promovidos
con el Frente Popular presidido por ta izquier~a. el gobierno
por Blum. opto por la hnea de menor
resistencia en los asuntos
de política exterior.

Blum estaba convencido de que si intervenía,


se produciría un levantamiento fascista en
Francia. "España no se salvaría y, en cambio,
Francia caería en las garras del fascismo·:

116
L.os intereses estratégicos de
6stados Unidos en 6spaña eran L.os sectores de opinión L.os grupos liberales, pro-
insignificantes. Sin embargo, sus políticamente influyentes testantes y de izquierda
inversiones en el eaís ascendían a se dividieron en torno estaban a favor de la
80 millones de dólares en 19 36. al problema español. epública, y la derecha,
/4 el mundo financiero y
% el grueso de la Iglesia
~ católica apoyaban ~~
f B ---ª-'º_s_"'_ebe_ld_es_._ ~

O '
~
L.a red de prensa de la
cadena Hearst defendía
inequívocamente a Franco.

61 presidente Roosevelt cedió al


poder del lobby derechista-católico,
y el 7 de agosto su secretario de 61 presidente de íexaco,
6stado, William Phillips, lo anunció. íhorkild Rieber, arriesgó
seis millones de dólares
para suministrar combus- ~~
GSTADOS UNIDOS SG tibie a los rebeldes, y solo
ABSTGNDRÁ DG INTGRF'GRIR fue penalizado con
DG NINGUNA F'ORMA GN una pequeña multa.
LA LAMGNTABLG SITUAOÓN
GSPAÑOLA. _,,,
61 semanario liberal
"íhe Nation" consideraba
que esa actitud equivalía
a alinearse en contra
de la República, ya
que ese embargo
afectaba a Franco 6n cambio, se denegaron las licencias de
mucho menos. exportación que solicitaron la Glenn A.
Martín Aircraft Corporation de Baltimore
y Robert Cuse para enviar a la República
pedidos de piezas de aviones.

Claude Bowers, embajador Pero cuando DG TODAS LAS OCASIONGS


norteamericano en 6spaña, Bowers volvió GN GU,G HGMOS SGGUIDO UNA
asedió con cartas detalla- a Washington POLITICA DG AISLAMIGNTO
das ~ Roosevelt en las ctue en 19 39, le dijo: NOS HGMOS MIOPG, LA MÁS DGSASTROSA
le urg,a a ayudar a 6spana, GQUJVOCADO, F'UG NUGSTRA ACTITUD
a las que este contestaba TGNl,A USTGD RGSPGCTO A LA (?UGRRA
despreocupadamente. RAZON DGSDG OVIL GSPANOLA.
GL PRINOPIQ

Sumner Welles, subsecretario


de 6stado de 1937 a 19'f3.

117
Desde 19 3 3 ya se habían establecido relaciones
diplomáticas con Rusia, pero los gobiernos de
centro-derecha no habían deseado cumplir el
acuerdo. Hasta el 29 de agosto de 1936 no se
pudo nombrar un representante diplomático,
cargo que recayó en Marcelino Pascua.

en mayo de 19 ~'t. debido al as~enso del. fascis~9


en Italia y el nazismo en Alemania, la Un1on Sov,e-
tica decidió poner fin a diez años de aislamiento,
procurando alianzas con dos estados capitalistas
democráticos: Francia y Gran Bretaña.

•:.H.imlª9Ji~ ~o~pr~
•~-f'Ol!o1tM.
•... '.............
n:IAl , """'••••••·•-•••u.,oouo
MWO

"L'Humanité'; órgano de prensa de los


JJt. - ~ ~.............
••••-oouoooo,, ,- ~
n •·•..... ~CAQIIN
,.. .. .. ••••·•.....
, ..........,.,.,.,_,_.,,.,.,,, ,,. ,,,,,

comunistas franceses, hizo un llama-


miento a la formación de un frente
unido con los socialistas...
'~~ ~~-~\~

,~
' •.', ----r.t!tr, ~ .I t '• 11

~"'"" - """' .. ~ , , . . - - - .-ya


... y el 2 de mayo de 19 35 tuvo Poco después, en el 7. Congreso de la Komintern en Moscú,
0
lugar una ofensiva diplomática se adoptó oficialmente ra política de "Frente Popular':
con la firma en París de un pacto La principal preocupación era la formulación de una estrategia
franco-soviético de ayuda mutua. para salvaguardar la Unión Soviética de ataques exteriores.

La política de la Internacional Comunista era la


respuesta a las malas intenciones anunciadas por
Hitler con respecto al territorio soviético.
e:::~~ Lo que más. preocupaba a Stali'l era
la cooperac,on con Gran Bretana y ·
- Francia contra la amenaza alemana.
Consciente de la falta de prepa-
ración de la URSS para una
guerra, había guardado
silencio acerca del
nuevo régimen nazi.

118
E:I conflicto español supuso Así, cuando el 29 de julio la diputada
un grave dilema para Stalin. comunista Dolores lbárruri hizo un
E:n la Internacional Comunista, llamamiento a todos los países para
los revolucionarios entusiastas que acudieran a salvar la democracia
mostraron el deseo unánime española, no se produjo ninguna
de ayudar a la República, pero respuesta por parte de Stalin.
Stalin se alineó en el bando
de los más prudentes.

Stalin no podía permanecer impasible. Si se hundía


la República española, un nuevo estado fascista en las
fronteras de Francia reforzaría las derechas francesas
y debilitaría la iz~uierda hasta convertir en probable
la anulación del pacto franco-soviético.

Pero una victoria de la izquierda española


que desembocase en una revolución social
profunda ofendería a las potencias occidentales
conservadoras que trataba de cortejar.

Al saber que dos de los


bombarderos italianos en
- .-: ~~~-- ~-- ---= --- ----
~
--~-
--
ruta hacia el Marruecos
español se habían estrellado
en las posesiortes francesas ---
-
del norte de Africa, Stalin
empezó a cuestionar su
decisión de no hacer nada.
--
--
E:I 3 de agosto, 1saooo
personas expresaron en la
Plaza Roja su solidaridad
con la República española.

119
6118 de septiembre zarpó el primer envío de alimentos de
Rusia rumbo a 6spaña. Stalin era consciente de que resul-
taría perjudicial, en términos propagandísticos, que no acu-
diese en ayuda de un gobierno del asediado Frente Popular.

Si la Unión Soviética quería conservar su hegemonía


sobre el movimiento revolucionario internacional, no
debía vacilar en asumir ese liderazgo en los períodos
de crisis. Además, un triunfo sin oposición de los
rebeldes fortalecería las posiciones internacionales
de Hitler y Mussolini.

La política de Stalin hacia el conflicto español Ya que su reacción inicial a la no intervención fue
debía impedir la derrota de la República, pero de alivio, el 22 de agosto firmó el acuerdo. 61 dilema
no deseaba una victoria rotunda de la abandonar a la Republica española o arriesgarse de
izquierda revolucionaria, para evitar provocar a una guerra parecía resuelto, y el 28 de agosto
una reacción hostil de la derecha francesa. ' declaró que no enviaría armas.
~
-
r
..,.
1

Al empezar la guerra, Rusia no tenía De no haber estado de acuerdo con la propuesta de


embajador en 6spaña, y hasta finales neutralidad, habría ayudado a los fascistas de Fran-
de agosto no envió una misión. cia e Inglaterra, así como a los gobiernos de Italia y
Alemania, en su campaña contra el pueblo español.

6n ella figuraba
un diplomático
veterano,
Marcel Rosenberg ...

... y varios militares


encabezados por el
general lan Benin. ~>.Ll h l
Cualquier paso del gobierno soviético que
1--•
agravase la situación allanaría el camino para
la 'guerra preventiva" contra el bolchevismo.

120
Sin embargo, en agosto ya se habían trasladado
algunos militares soviéticos. A medida que trans-
curría septiembre, St~lin se sintió cada vez más
alarmado por las senales de que el acuerdo no
impedía que alemanes, italianos y portugueses
ayudasen a Franco.

La P.robable derrota de la República española cambiaría el


equilibrio de poder en Europa, en detrimento de la URSS.
l.os rusos avisaron varias veces de que incumplirían
el acuerdo si se hacía caso omiso de las violaciones
del mismo por parte de Alemania e Italia.
El 7 de octubre zarpó desde Odesa el primer barco
soviético cargado de armas pesadas, el "Komsomor:
Atracó en el puerto de Cartagena el 15 de octubre.
Otros envíos posteriores darían a la República una
efímera superioridad durante la batalla de Madrid.

Stalin suministraría armas suficientes


para mantener con vida la República,
pero instruyó a sus agentes para que
silenciasen los aspectos revolucionarios.
Esta ayuda llevaba la condición oculta
de que el proletariado nunca fuese más
allá de lo considerado aceptable por
estadistas franceses y británicos.

No le preocupaba tanto
el de~tino del pueblo
espanol como el hecho
de que su cooperación
con las democracias,
en el combate común
al fascismo se viera
sellada por la
disposición de
los soviéticos
a dejar en un
segundo plano
la revolución
social.

Y así, los elementos más revolucionarios de la


zona republicana, los anarquistas y cuasitrotskistas
del POUM encontrarían la enemistad más enconada,
no en los fascistas, sino en los comunistas
españoles dominados por Moscú.

121
El apoyo alemán fue el
resultado de una decisión
deliberada de Hitler, que
consideró gue la ayuda
a Franco favorecía los
intereses esenciales
para la política exterior
del fercer Reich.

Era una oportunidad para debilitar la hegemonía


anglo-francesa de las relaciones internacionales. Hitler
sabía del temor de los británicos a la amenaza comunista.

SI: CRGG QUI: L.OS SUCGSOS GN GSPAÑA 11 t1 ,.

scfs::'~ ~~~EiD~' h ºgl ~~JlrfJr~~!7iiiico


Y L.OS RIGSGOS DI: UNA AMISfAD GXCGSIVA
11 ' "

CON FRANCIA, YA CONfAMINADA, AL.GJÁN-


DOL.GS ASÍ DI: NUGSfRO PAÍS.

C)
,,f'r

()')
La intervención del Eje en España podría interpretarse como
André Franc;ois-Poncet, anticomunismo desinteresado. Los nazis se esforzaron eor
embajador francés en Berlín. argumentar que el desorden asociado al conflicto espanol
había sido planeado por el Kremlin.

Hitler estaba tan asustado con la idea de una


Eseaña comunista como Stalin con la de una
Espana fascista. fanto ¡:>ara Alemania como r.ara
la URSS, la posición de Francia era crucia . Una victoria del Frente
Popular español sería
un paso adelante en la
creación de un bloque
izquierdista en Europa
destinado a chocar
contra los planes de
expansión imr,erialista
del fercer Reich.

Esta c~nquista
depend,a de la
derrota previa de
Francia, que sería
mucho mas difícil
si no se eliminaba
antes el Frente
Popular español.

122
Las razones fueron un reflejo simétrico del de la URSS.
Las importaciones de mineral Hitler deseaba una victoria de las fuerzas rebeldes, pero
español no peligraban a trav~s sin alarmar ni enfrentarse a las potencias occidentales.
de los canales normales, as,
que la intervención no se debió
a motivos económicos.

---~ --
...... - _--
.. - ---
--
Utilizó el conflicto como Hermann Goering, comisario del Aire, fue reticente a esta
una especie de preparación ayuda, pero una vez tomada la decisión, se mostró el')tusias-
para la gµerra europea que mado de poder poner a prueba su nueva fuerza aerea ...
estallar,a en el momento
oportuno.

'

... y comprobar, en con-


diciones de combate, si
el material se adecuaba
a las tareas asignadas.

A los voluntarios de la legión Cóndor, Hitler fue seducido también


ya fueran oficiales o simpíes soldados, por la oportunidad que
se les pagaban salarios de ejecutivos presentaba esta ayuda
por combatir en Sspaña. para satisfacer a largo
plazo las necesidades

•••• alemanas de materias


. primas estratégicas.

~ 1111 1,,1111 11 ~ 1 n---, - ---~-


fi~. . . . r f
j¿9

('~ §- ~

123
l.a política de Italia respecto al
conflicto fue la menos consistente
y racional. Mussolini aspiraba a "una
Italia grande, respetada y temida';
y a alinearse con la Alemania nazi --
para formar el lije Roma-Berlín.

l.a preocupación mostrada


~ en los primeros días de la
guerra fue efímera. Mussolini
--.,~ ..., la veía como el principio de
una contraofensiva mundial
contra el fascismo, y fue
incapaz de resistir la
tentación de intervenir,
tomándose muy en
serio su papel de
fundador del
fascismo.

Hasta cierto punto, también la veían


como un campo de pruebas eficaz
para sus hombres y su equipo.

- •• .d
e MAl.fA e> ·' CHIPR6 61 Duce se
Gibraltar, Malta, Suez debatía entre su
y Chipre representaban deseo de destruir
para Mussohni una cadena a los británicos
que permitía a Inglaterra y el de ganarse
aprisionar a Italia SU6Z
su favor.
en el Mediterráneo.

Mientras titubeaba l.os estratos más


sobre su intervención, elevados del Partido
le supuso un gran Conservador simpati-
consuelo constatar zaban con el fascismo
que los británicos italiano, debido a su
no pondrían ningún miedo al bolchevismo,
obstáculo en algo que el Duce espera-
su camino. ba explotar.

12'f
Mussolini se puso furioso cuando
se difundió que Blum tenía inten- Al ayudar a los rebeldes, te-
ción de ayudar a la República, no nía la oportunidad de inclinar
deseaba una confrontación clara la balanza de poder europea y
con Francia. Cambió de idea cuando mediterránea a favor de Italia,
el 25 de julio tuvo conocimiento ya que podía confiar en las
de la confusión en París. vacilaciones de Francia.

Una victoria del bando


rebelde podría significar la
expulsión de los brit~~i~os
de Gibraltar y perm1t1r1a
establecer militares
en Baleares.

Y una excelente
oportunidad para
debilitar las
comunicaciones
británicas
con Suez.

t:spaña constituía una espléndida


oportunidad para convencer a los
alemanes de que Italia tenía derecho
a ser considerada un
aliado imprescindible.

Pero ese deseo de


exhibición de fuerza militar
acorazada finalizó con la humilla-
ción que los italianos sufrieron
en la batalla de Guadalajara.

esa vanidad herida llevó


a Mussolini a demostrar
su valor a Hitler mediante
su compromiso inquebran-
table para entrar juntos en
la Segunda Guerra Mundial.

125
Conscientes de su eapel
central, fueron los fran-
ceses los que propusieron ,
el acuerdo de no inter-
vención en el conflicto.
E:n agosto de 19 36,
27 naciones europeas
se adhirieron formal-
mente a él.

Pero en
la práctica
significó
muy poco.

E:I Comité de No Intervención, creado el 9 de


septiembre y radicado en Londres, fue una -- -- '" 51
ficción que trabajaba en interés de las fuerzas
rebeldes, pues obstaculizaba los esfuerzos
del gobierno republicano por plantear
--- ~- una defensa eficaz.

Alemanes e italianos se
mofaron directamente de él,
y lo consideraron un pre-
texto tan conveniente que
llegaron a defender cínica-
mente la existencia de
sus ayudas.

Bajo la presidencia de lord Plymouth, el Comité trabajó con


E:n los planes de Stalin habría encajado lentitud y ofreció una imagen de total impotencia, perpleja,
el cumplimiento escrupuloso del acuerdo y tendente a afrontar los problemas graves aplazandolos.
pero los envíos de armas le obligaron
a suministrar ayuda,
cautelosamente.
fambién mostró un conti-
nuo prejuicio contra la
Unión Soviética, mientras
que permitía a los fascis-
tas sostener abiertamente
~~ las fuerzas de Franco.
~

126
Dino Grandi y Joachim von Ribbentrop Para el pandit Nehru, la no
pusieron en marcha un despliegue de intervención fue la gran farsa
embustes para convertir la no intervención de nuestra época que confirmó
en una burla a la situación de la República. la tendencia antirrevolucionaria
de la diplomacia internacional
a partir de 1917.

Al igual que Austria y Checoslovaquia,


el ré~imen democrático español estaba
destinado a ser víctima de la pusilani-
midad de las potencias occidentales.

Azaña y otros líderes de la República no podían


creer que los estadistas británicos y franceses
se mostraran tan ciegos ante la amenaza fascista.

esa actitud reflejaba la


confianza en que evita- Así lo reconocería Churchill en
rían la guerra poniendo a un artículo en el "Daily felegraph''
Hitler y Mussolini contra el 30 de diciembre de 19 38:
la izquierda europea.
Pero lo que se consiguió
fue sentenciar a muerte Si Franco ganase, sus
a la República y debilitar a
las potencias occidentales. patrocinadores nazi s l e
empujarían al mi smo t ipo
de r epres iones brutales
que s e ejercen e n l os
estados t otali tarios C.••).
Di r í ase que hoy el
I mperi o bri táni co corr er í a
mucho menos pel i g ro a
ca usa de la victoria del
gobie rno español que de
la del g ene ral Fr anco.

127

.. •

••

• I • •

.- • .-· •
fil inexorable avance de los Con las columnas africanas de Franco avanzando hacia
rebeldes dejó al descubierto falavera de la Reina, la última villa importante antes de Madrid,
las insuficiencias del gobierno y Mola a punto de tomar lrún, L.argo Caballero había acabado
de Giral, que ~olo representaba plegándose a la opinión de Prieto de que la supervivencia
a un P,equeno sector de la de la República exigía un gobierno respaldado tanto por los
coalición del Frente Popular. partidos obreros como por los republicanos burgueses.
~
~,~ :t
)t{

r
fil 'f de septiembre se formó
un verdadero gobierno frente-
populista, con L.argo Caballero
como presidente y ministro
de la Guerra. fin el gabinete
estaban representados tanto
socialistas como republicanos
y comunistas.

JUAN PEIRÓ. FEDERICA


INDUSTRIA M0N'TSENY. J UAN GARciA JUAN I.ÓPEZ.
SANIDAD 01.IVER. JUS'TIOA COME:RO0

fil 'f de noviembre, debido a la gravedad de


la situación, se sumaron aJ .gobierno cuatro
anarcosindicalistas de la CNf, que abando-
naba sus erincipios con el fin de contribuir
a la defensa del régimen democrático.

fil 1 de noviembre, ciooAD '>I~


25.000 efectivos de VNIVERs,rAR,A U~
las tropas rebeldes 'u ';?>
llegaron a las afueras /✓~ ji MoNCtoA
de Madrid con el ~
objetivo de romper ·
las líneas defensivas:) e~
por la Casa de Campo CAHPo

y por la Ciudad / /
Universitaria. 1' Á / ~
~ CAMPA/l)EIJló
é) OlABANCHE<..
~TllD
/ l/laf70$ o

A mediados de noviembre, (! GE'r4Fi- fil gobierno estaba tan seguro de que Madrid
su posición se vio considera- caería que el 6 de noviembre partió hacia
blemente reforzada con la llegada Valencia, dejando la protección de la ciudad en
de la L.egión Cóndor alemana. manos del general Miaja, que debería improvisar
la creación de una Junta de Defensa.

130
E:l debate del Consejo de Ministros sobre la
propuesta de evacuación presentada por Largo
CabaUero fue muy tenso. Gste anunció que la nueva
sede del gobierno sería Valencia y no Barcelona,
como inicialmente se había pensado, porque el
presidente de la Repú-
blica, Manuel Azaña, tª ~ -"' ~
estaba instalado all,. ~
~\
\ ,,....,,r
" o
' \ Á-
~ ••-pioo

Prieto estaba disgustado por la forma en que


el gobierno proponía la huida. Creía que debía
haberse anunciado con antelación, justificándola
militarmente y no como un acto inspirado por la
cobardía. Pero, como en tantas otras ocasiones,
Largo caballero no le hizo caso.

Los cuatro ministros anarquistas recién in-


corporados se resistían a abandonar Madrid.
Su propuesta de quedarse allí fue rechazada
con firmeza por Prieto, quien se dio cuenta
enseguida de las ventajas polí~icas que apor-
tar1a a la CNf su Prieto anunció que tenía dos aviones
alarde de valor. de transporte a disposición de los
miembros del gobierno para el traslado
a Valencia, pero nadie aceP,tó su oferta
y marcharon en automóvil por la
carretera Madrid-Valencia.

Al pasar por la población


de farancón, un grupo de
milicianos anarquistas
impidió el paso de los
ministros y del personal
que los acompañaba.

VAI.ENCIA •
I I

Julio Alvarez del Vayo,


socialista de izquierdas
y titular del Ministerio de
Asuntos Gxteriores, fue
zarandeado e insultado.
Juan Peiró y Juan López
fueron enviados de vuelta
a Madrid y tuvieron que
viajar a Valencia en avión
con Prieto.

131
1-a manera en que el gobierno abandonó Madrid
dio una penosa impresión y permitió que el Partido
Comunista asumiera la dirección de la defensa de Se produjo una tremenda confusión
la ciudad y, por tanto, incrementara su prestigio. resP.ecto a cómo organizar la defensa
de Madrid. Además, en la capital había
una sensación generalizada de pánico
y aesorden.

6ra un paso
importante
en el camino del
control total del
esfuerzo bélico
republicano.

Al marcharse, el gobierno había decidido confiar la defensa


de Madrid al general José Miaja, que se encontraba bajo
sospecha cuando se le encomendó la tarea. ,
-• , 61 estaba convencido de que
~~{, su elección formaba parte de un
plan deliberado para sacrificarle.

Según Julián Zugazagoitia, director de "61 Socialista·; nadie en


el gobierno creía que fuera posible defender Madrid, y quien
menos 1-argo caballero, que conocía a fondo ta situación
.,,.._ __,. real de confusión y desintegración militar.
MADRID

Se marchó de Madrid

convencido de que caería
en manos del enemigo
antes de una semana.

-
Sin embargo, la llegada de las fuerzas
---- rebeldes se había retrasado debido a
la decisión de Franco de liberar antes
el Alcázar de íoledo.

132
6se hecho resultó vital para los republicanos. Voluntarios de todo el mundo, deseosos
61 respiro permitió, además de la entrega de de luchar contra el fascismo, acudieron
la ayuda soviética, que Madrid se beneficiara a 6spaña vía París, donde varios agentes
de la llegada de las Brigadas Internacionales, se encargaban de su reclutamiento,
reclutadas y organizadas por la Internacional entre ellos el futuro mariscal fito.
Comunista.

6mpezaron a llegar a 6spaña en el mes de


octubre y fueron entrenados en Albacete
bajo la dirección del brutal dirigente
comunista francés André Marty.

61 8 de noviembre entraron en Madrid las primeras


unidades, formadas por antifascistas alemanes e italianos,
más algunos izquierdistas británicos, franceses y polacos.
Distribuidos entre los defensores españoles en la propor-
ción de uno a cuatro, contribuyeron a elevar su moral
y a familiarizarlos con el uso de las ametralladoras.

La Undécima Bri9ada Internacional, a las órdenes


del general soviético 6milio Kléber y conocida por la
prensa republicana como la "Columna Internacional';
fue decisiva en la defensa de Madrid.

Permitió a Miaja dirigir una defensa


desesperada y brillante en la que
colaboró todo el pueblo madrileño.

133
L.a apasionada oradora comunista Dolores lbárruri
enardecía a los defensores con su vibrante oratoria
y arengaba a las mujeres de Madrid. De hecho, una
brigada de mujeres participó en los combates.

La llegada de los voluntarios internacionales para luchar contra el


fascismo supuso para las víctimas de los regímenes de Mussolini y Hitler
una segunda oportunidad de luchar contra un enemigo cuya bestialidad
conocían bien. Entre ellos se encontraba el batallón fhalmann, formado
básicamente por comunistas alemanes, y algunos británicos.

Cuando en 1939 la República cayó


definitivamente, muchos antifascistas alemanes e
italianos estaban aún combatiendo en España.
Fueron encerrados en campos de concentración
franceses, y muchos de ellos fueron apresados por
las SS y murieron en las cámaras de gas.

Los voluntarios
británicos y nortea-
mericanos emprendían
el peligroso viaje a
España g!,Jiados por
el sombr,o presen-
timiento de lo que una
derrota de la República
española podía repre-
sentar rara el resto
de mundo.

No se les ofrecía
ninguna clase de
remuneración, ni tan
siquiera una póliza de
seguro. Lo único que
la mayoría de ellos
querían era la
oportunidad de luchar
contra el fascismo.

13'f
Combatiendo del lado de F'ranco había rambién algunos voluntarios genuinos en las
soldados regulares pagados en su país filas franquistas, entre 1.000 y 1.500.
de origen y objeto de rotación regular.

20.000
alemanes

Rusos blancos que E:I batallón Jeanne d'Arc,


habían luchado contra integrado por unos 300 fran-
los bolcheviques en su ceses de la Croix de F'eu
propia guerra civil. y otras organizaciones de
la extrema derecha.
80.000
italianos

Probablemente
no más de Grupo heteroaéneo formado
8.000 "viriatos" Ocho voluntarios de la por ultraderecn,stas, católicos,
portugueses. ferozmente antisemita fascistas y antisemitas pro-
Guardia de Hierro rumana. cedentes de toda E:uropa.

Con todo, los que alcanzaron mayor


fama fueron los católicos voluntarios
de la Brigada Irlandesa a las órdenes del
general E:oin O'Duffy. Para ellos, gracias
a los sangrientos reportajes ap,arecidos
en la prensa sobre la persecuc,on
religiosa en la zona republicana,
la guerra era nada menos que
una cruzada religiosa.

O'Duffy esperaba
que su éxito en E:spaña
facilitara sus propias
ambiciones dictatoriales
en Irlanda, pero redujo
la eficacia militar de
su brigada al nombrar
para los puestos de
---- L.os irlandeses su-
frieron algunas bajas
mayor responsabilidad a que contribuyeron
sus propios seguidores -- poco a la causa re-
políticos, sin tener en belde, y volvieron a
cuenta su experiencia. sus hogares profunda-
! mente desilusionados
y con la reputación
~ ~ 1 política de su líder
\""-~ seriamente dañada.

135
E:I reclutamiento de los voluntarios republicanos estaba organizado, en gran medida,
por el Partido Comunista. Pero, aunque había una elevada proporción de comunistas, no
todos lo eran. Muchos brigadistas acudieron solamente para luchar contra el hitlerismo. i-----.

--
~ ---
- _ · L.a mayoría no tenía ninguna
experiencia bélica y hubo que organi-
zarlos rápidamente en re9imientos en los que
recibían una instrucción rudimentaria de escasas horas.
Casi siempre sin equipo adecuado, se les envió al frente.

L.as primeras unidades llegaron a Madrid el 8 de noviembre. Incluso mujeres y niños ayudaron
L.a inyección moral que supuso para los madrileños fue llevando alimentos y medicamentos al
incalculable. Pero solo fueron uno de los ingredientes de frente y atendiendo las comunicaciones.
un esfuerzo heroico en el que participó toda la población.

136
Una semana más tarde moriría debido, casi con seg_uridad, al dis-
E:I 1't de noviembre llegó la columna paro accidental de un fusil en su coche cerca de la Ciudad Univer-
del legendario luchador anarquista sitaria, pero lejos del escenario de los combates. Circuló el rumor
Buenaventura Durruti. de que lo había matado un francotirador rebelde.

L.os comunistas replicaron


Muchos anarquistas que había sido asesinado
acusaron a los comunistas por sus propios hombres, que
de haber asesinado a su líder. le odiaban debido a su determi-
nación de imponer disciplina.

Durruti se había visto sometido a enormes


presiones por parte de la Junta de Defensa
bajo la dirección de Miaja.

L.os anarquistas L.os comunistas respondían


acusaban a los con severas críticas al modo
comunistas de en que la ineficiencia de los
imponer el auto- anarquistas obstaculizaba
ritarismo r ígido la tarea de alimentar a los
de la Unión refugiados amontonados
Soviética. en la ciudad sitiada.

Sus milicianos estaban mal equipados y exhaustos


después de dos meses de lucha ininterrumpida en
el frente de Aragón, y muchos de ellos huyeron
ante el ataque de los moros.

E:I 22 de noviembre, una gigantesca procesión


de cientos de miles de personas acompañó los
restos de Durruti al lugar de su sepultura.
F'ue la última demostración pública de la
fuerza de masas de la CNí.

137
Los moros llegaron casi
hasta el centro de la ciudad,
pero el pueblo de Madrid
consiguió repelerlos después
de una heroica refriega
cuerpo a cuerpo.

GI 23 de noviembre finalizó el atague rebelde.


Por el momento, la ciudad se había salvado.

GI gran héroe popular


de la defensa de Madrid
' fue el 9eneral Miaja.
Sus éxitos se debían
en una parte importan-
tísima a ta inmediata
ayuda recibida del
-~ ... Partido Comunista,
~ ~ IlL ~....;:;.;:-:::-~~~::-.:,__ _:..::..f de su Quinto Regimiento
y del movimiento de las
Juventudes Socialistas
Unificadas.

Silos, a su vez, se dieron cuenta de que


la moral maltrecha de los madrileños
necesitaba un héroe. Y, por ello,
Miaja se vio alzado a un pedestal y
se intoxicaba con tantas alabanzas.
Para muchos observadores, sin
embargo, et corpulento y desaliñado
Miaja era una personalidad mediocre,
poco inteligente y sin principios.
GI periodista soviético Mijaíl Koltsov
afirmaba que el verdadero director de las
operaciones en Madrid era Vicente Rojo,
que fue nombrado jefe del Gstado Mayor de
Miaja por Largo caballero poco antes de
que el gobierno se trasladase a Valencia.

'/

o o
o Según Koltsov, Rojo se ganaba la confianza de sus hombres
con su modestia, que ocultaba sus grandes conocimientos
o prácticos y una capacidad de trabajo inusual. Y así, mientras
Rojo se centraba en los aspectos técnico-militares de la
o defensa de la capital, Miaja se dedicó a recorrer la ciudad
o para levantar la moral de la gente.

138
....

-~-
.:::-,,.

L.os horrores del asedio no se limitaron


a los madrileños leales. Muchos simpa-
tizantes del bando rebelde temían por
sus vidas y se escondían en las casas
de amigos de confianza o en las emba-
jadas extranjeras, aterrorizados ante
la idea de caer en manos de las checas.

Numerosos derechistas habían sido detenidos al


principio de la guerra. Muchos fueron asesinados en
los traslados de presos de las cárceles de Madrid
a manos de las patrullas de milicianos incontrolados
e indignados por la muerte de civiles debida
- ··-
a los bombardeos de los nacionales.

Otros no estaban tan asustados y salían de noche


para disparar desde azoteas y ventanas.

L.a caída de la villa de Getafe el 't de noviembre


intensificó el pánico popular. L.legaron noticias
de las matanzas de civiles al pasar las tropas
moras de Franco por el barrio de carabanchel.
Gn el centro de la capital se oían la artillería
y la fusilería.
Mola había declarado
que tenía cuatro co-
lumnas preparadas
para atacar Madrid,
pero que el ataque lo
iniciaría una quinta
columna que ya se
encontraba dentro
de la ciudad.

L.as palabras 'quinta columna" se hicieron así


de uso corriente y el pánico se agudizó en Madrid.

139
Aparte de los quintacolumnistas Con los rebeldes
escondidos en embajadas, muchos a solo unos 200
de los cuales estaban armados, metros de la
el mayor número se hallaba en las cárcel Modelo...
diversas prisiones de Madrid.
Poca o nin~una distinción se hi20
entre la 'quinta columna" y los
presos de derechas.

ººº e:,

...se temía que los cientos de oficiales del ejército que


había entre los presos pudieran formar la base de
nuevas unidades que engrosarían el ejército rebelde,
previsiblemente a punto de entrar en la capital.

la tarde del 7 de noviembre, el responsable oficial de


todos los presos pasó a ser el comunista Santiago
Carrillo, secretario general de las JSU, ~ue acababa
de ser nombrado consejero de Orden Público en la
}~1 ,~~ ~ ~~ y, Junta de Defensa.
"1 l~~~
~ ~ ~ ~~
l~~;( d
~ ~ '

El 1 de noviembre por la mañana, unas horas


antes de la primera reunión oficial de la Junta
de Defensa, Koltsov fue a ver a Pedro Checa,
del Comité Central del Partido Comunista, y le
instó a proceder a la evacuación de los presos.

E:n una reunión erivada entre la recién


creada Consejería de Orden Público de
Carrillo y la federación local de la CNí,
esa misma noche, se decidió que los
presos debían dividirse en tres grupos... la evacuación
ELEMENfOS NO contó luego con
COMPROMEflDOS la aprobación
y la colabora-

FASCISfAS
Y ELEMENfOS
t~1&l'...- ción de los
anarquistas.
PELIGROSOS PUESfA EN
PARflDARIOS DEL LIBERfAD
LEVANfAMIENfO
MILlfAR, PERO MENOS
PELIGROSOS POR
EDAD O PROFESIÓN

las órdenes para la evacuación


de los presos no las firmó
Carrillo ni ningún otro miembro
de la Junta de Defensa, sino el
número dos de la Dirección General
1:JECUOÓN INMEDIAfA de Seguridad, el policía Vicente
Girauta. No se han encontrado
órdenes explícitas para su ejecución.

1'i0
Alrededor de 1.200 presos fueron obligados a Gs muy posible que a los encar9ados de escoltar
subir a autobuses de dos pisos. Gn los pueblos a los presos les bastara una insinuación para
de Paracuellos del Jarama y 'Torrejón de Ardoz, tomarse la justicia por su mano, puesto que
a 18 kilómetros de Madrid, les ordenaron estaban imbuidos de un odio general a los
que se apearan y los fusilaron. rebeldes que se acercaban a la capital.

.
Algunos informes afirmaban que entre los que escoltaban a los presos Con todo, si se confió
se hallaba el grupo de criminales conocido popularmente como a este grupo la misión
"Gscuadrilla áel Amanecer'; capitaneado por Agapito de evacuar a los presos,
García Atadell, miembro de las JSU. pocas dudas podían tener
l~s qu~ mandaban de
cual seria la suerte que
probablemen,te estos
correr,an.

l.O QUE: Si HABÍA E:N MADRID


GI propio Carrillo Y FUERA DE: l.A OUDAD ERA
diJo una y otra MUCHO ODIO Al.OS FASOSfAS.
vez que en medio YO NO PUEDO ASUMIR OfRA
del caos de la huida RE:SPONSABll.lDAD QUE: ESA:
del gobierno a Va- NO HABER PODIDO E:VlfARl.Q ..
lencia, con insufi-
cientes soldados
para cubrir las calles
por las que podían
entrar los rebeldes, Según un documento descubierto por
hubo poca plani- Jorge M. Reverte, en la noche del 7 de
ficacion noviembre, en una reunión privada entre
. .y mucha
., representantes de la ConseJería de Orden
1mprov1sac1on.
Público de Carrillo y de la federación
local de la CNf, se decidió la selección,
evacuación y suerte de los presos.

L.a ¡ropaganda de los rebeldes utilizó la atro-


cida de Paracuellos para crear una impresión de
"barbarie roja': L.os franquistas han insistido una
y otra vez en que fueron 12.000 los muertos.
~ ~1/,,

- --
--
---=-
--
---
y

Y nunca dejaron pasar ni una oportunidad para denigrar a Carrillo por ello durante los treinta
años en que fue secretario general del Partido Comunista (1956-1985) y también después.

1'i1
José Antonio Primo Ya antes de la guerra, Primo de Rivera se había mostrado
de Rivera seguía preso reticente a que se utilizase la Falange sim(>lemente
en Alicante, pero, dada como carne de cañón para la defensa del viejo orden.
su importancia, tanto

~~,
el intercambio como la
fuga estaban lejos
de ser fáciles.

'\ \
n

GI establecimiento que
pretendía Franco de una
"ideología común" entre el
ejército, la Falange, los
monárquicos y la
CEDA pasaba por la
ani~uitación política
de ta Falan_ge y et cambio
_ __,.&_ _ _. , . social que Primo de Rivera
Gn sus intentos para liberarlo, los falangistas tropezaron ambicionaba impulsar.
con la actitud poco entusiasta de Franco, recién nombrado
Generalísimo de tas fuerzas nacionales y jefe del Estado.

Franco exigió que fuese


rescatado sin que se
pagase o bien regateando Al parecer, denegó
nasta la última peseta. los salvoconductos que
pedían los negociadores
para un intercambio con
la mujer y las hijas de
Miaja, presas en Melilla.
José Antonio Primo
de Rivera fue fusilado
en ta cárcel el 20 de
noviembre de 19 36.
Del mismo modo, ne9ó
el permiso para organizar
una campaña internacional
dirigida a salvar su vida.

Franco utilizó a fondo tas oportunidades propagandísticas que


le proporcionó la ejecución. Utilizó el culto al Ausente para
apoderarse de la Falange. íodos sus símbolos y su parafernalia
externa se utilizaron para enmascarar su real desarme ideológico.

--- Se hicieron desaparecer


escritos de Primo de
Rivera, y su sucesor
directo, Manuel Hedilla,
fue condenado a muerte
y encarcelado.

1'f2
Si la República se hubiera
encontrado en posición
de contraatacar, los
rebeldes podrían haber
sufrido un serio revés.

Pero el optimismo de Franco nunca decayó.


Cuatro días antes, tanto Italia como Alemania
anunciaron el reconocimiento de la Junta.
Nacional de Burgos como gobierno legítimo de
España. E:ra una forma de comprometerse a
asegurar el éxito de la aventura de los rebeldes.

Había otras razones para gue Franco fuera optimista. fambién llegaron buenas noticias del norte
E:n octubre, Oviedo había sido "liberada" de los a finales de noviembre con el anuncio
mineros que la asediaban. de la derrota de una ofensiva vasca.

Madrid seguía siendo el frente E:1 13 de diciembre, los


principal. Ambos bandos se atrin- rebeldes intentaron
cheraron y, durante un mes, todo llevar a cabo un ata-
estuvo relativamente en calma. que con el objetivo
de cortar la carretera
Madrid-la Coruña.
fras sufrir cuantiosas
bajas en los combates
en torno al pueblo de
Boadilla del Monte, el
ataque debió suspenderse.

E:I 5 de enero se
reanudó el asalto.
las fuerzas republicanas
detuvieron el lento
avance con carros de
combate de los rebeldes.

E:n cuatro días los rebeldes


solamente habían avanzado
10 kilómetros, con un coste de
15.000 vidas en ambos bandos
e: -
-- y bajas especialmente altas en
las Brigadas Internacionales.

1'f3
Ante la negativa de las democracias occidentales de suministrarle material bélico,
el gobierno legítimo de la República se vio forzado a recurrir a la Unión Soviética.

El 17 de octubre, largo
Caballero ofreció 500
toneladas de oro al go-
bierno soviético como
garantía de futuras
compras de armas. - ~---- _,,,,,,,,_
,..,, - - --,,--";;;~
---........ ,....,

El ministro de Hacienda, Juan Negrín, ya había tomado en septiembre


la decisión de trasladar las reservas de oro del Banco de España a
los sótanos de la base naval de Cartagena para este cometido.
Era razonable: si el oro caía en manos de los nacionales, ya no habría
armas para la República y la derrota sería inevitable.

Algunos autores han ale9.ado que la Unión


Soviéti~a estafó a Espana. Sin embargo,
los mas destacados expertos en la fi-
nanciación de la Guerra Civil consideran
que la diferencia entre el oro enviado
y el coste de los suministros de los
equipos no era tanta.

los rebeldes no tuvieron muchas


dificultades para financiar su esfuerzo
~--- -a bélico. Pero mientras que los italianos
fueron particularmente generosos...

... los alemanes se procuraron


beneficios económicos del
suministro de armas. Para
llevar a cabo las transac-
ciones, se creó en España la
Compañía Hispano-Marroquí
de fransP,ortes CHISMA) y su
homólo_ga en Berlín,
la ROWAK.

Se pudo reunir cierta cantidad


de dinero mediante una
"suscripción rebelde" a través
de la cual la gente en la zona Algunos millonarios,
rebelde entregaba sus joyas, como Juan March
relojes y monedas de oro. o Francesc Cambó,
fambien se recaudaron sumas pusieron sus fortunas
importantes por medio de la a disposición de la
confiscación de las propiedades causa rebelde.
de los presos y los ejecutados.
Gntre diciembre
de 1936 y abril de
1937 los italianos las troras del excéntrico
enviaron alrededor genera Queipo de L.lano
de 80.000 hombres, empezaron a avanzar ha-
que se estrenaron cia Málaga desde Marbella
en el sur. y Granada.

GI 3 de febrero los tanques italianos basaron en


de 1937, columnas gran parte su éxito en la ausencia
motorizadas de de defensas republicanas.
italianos empeza-
ron a llegar a
Málaga. -
~ - --:::. - ..,

....~ . 7~
.......__, -·
& • • • 1 .... . .

,-...., .:==r"'\
· ~,~....v,;. .-: - -
! _,· --==:~ ~
Bombardeada desde
- .J 4
;-=--
• ..t.
el aire por los
Q --~- -
. '
~
.
,-::..1 .
italianos y desde
el mar por los
- ,e . . --- - - -
-~- ~ e__
--.-. . . ...--J_----
navíos de guerra
nacionales, la
ciudad cayó.
-
~c:JP ~ c)P~c)P A pesar de la facilidad
de la victoria y la falta
de resistencia, los
rebeldes de Queipo
no tuvieron piedad.
Después de la batalla,
en la misma ciudad
se asesinó a
't.000 republicanos.

L.a escala de la represión desatada en el interior de la ciudad .,__


explica por qué una muchedumbre desesperada decidió correr
..,__--:-__el peligro de huir por la carretera de la costa .
,tt
=----=- --- ~-v
Q... \ PM. -
1~- - u,
--
---
--
----
Miles de refugiados
fueron cañoneados
desde el mar, bom-
bardeados desde el
aire y finalmente
ametrallados.

1't5
Alentados por sus éxitos en el sur, tos rebeldes
reanudaron sus esfuerzos por tomar Madrid.
Mientras los republicanos se preparaban para
contraatacar, las fuerzas rebeldes, dirigidas
por el general 0rgaz, desencadenaron una
gran ofensiva a través del valle del Jarama.
~ \\Y~,~
\\, ,~

L.as tropas republicanas, reforzadas


por las Brigadas Internacionales,
no estaban preparadas para soportar ta
intensidad del fuego artillero rebelde ni la
peculiar habilidad de los mercenarios moros
para avanzar a campo través sin ser vistos.

L.as fuerzas republicanas


habían vuelto a demostrar
que les faltaba resuello para
contraatacar. L.as bajas
fueron otra vez enormes.

~
--..,-~
... -
.:,, ~

-
--- Los republicanos perdieron
- 25.000 hombres, entre ellos
algunos de los más valiosos
miembros británicos y norte-
americanos de las Brigadas, y
los rebeldes, alrededor de 20.000.
Como el valle del Jarama correspondía al área de mando de
Pozas, Miaja se ne9ó a enviarle tropas de refuerzo mientras
et gobierno no pusiera toda la zona bajo su mando directo.
I

No obstante, fueron tas Bri-


gadas Internacionales las que
llevaron et peso de ta lucha.

- ------~- ------
- - ,
...

--= -
;,:--_
- - .- ..,,-
ea±
-----
-
a - --- ~
E:I contingente británico
prácticamente desapareció
en una sota tarde.

1't6
Después de numerosos estancamientos,
Franco se vio presionado por alemanes
e italianos a buscar una victoria ráP.ida.
Se decidió realizar una nueva ofensiva
hacia Guadalajara, a unos 60 kiló-
metros al nordeste de Madrid.

l.os italianos, después


de su triunfo en Málaga,
aspiraban a una incursión
resuelta y decisiva.

-
61 1 de marzo, Franco aprobó la propues-
'"
61 8 de marzo, las tropas italianas a las
ta italiana de cerrar el círculo alrededor órdenes del general Amerigo Coppi rompieron
de Madrid con un ataque conjunto. inicialmente las defensas republicanas.

l.os italianos des- Sin embargo, por la


de Sigüenza hasta tarde se hizo evidente
Guadalajara... que el prometido ata-
que de Franco desde
, _-1 el Jarama no se había
materializado, lo que
permitió a los republi-
canos obtener
refuerzos.

... respaldados por una


,_...,. ofensiva de las troras
rebeldes desde e
Jarama hacia Alcalá
de Henares.

l.as columnas de Coppi se encontraban en gran


desventaja debido al tiempo: equipados para opera-
ciones militares en África, no estaban preparados
para la gran tormenta de nieve que les sorprendió.

.-,.,,____ --
..
...
- -·· -~

--
Sus aviones quedaron varados en el barro,
convirtiéndose en objetivos fáciles para la
fuerza aérea republicana, que 9peraba Cc!~i
... con toda normalidad desde aerodromos f IJos.

1'i7
E:I 12 de mano, el ejército ~r--~~ - -·--p-- - - - __ ,,_____----~ ..---~---------
republicano contraa~acó L.os ligeros tanques italianos
Junto con el batallon •·~~~~~~~~~~~~~~~~~11 con ametralladoras fijas eran
Garibaldi de las Brigadas muy vulnerables a los f-26
Internacionales y los rusos con cañones de torreta
carros soviéticos. giratoria que poseía la República.

Roatta esperaba ansiosamente


la prometida acción del bra20
meridional de la tena2a, mien-
tras que Franco daba rodeos
declarando de manera poco
convincente que sus generales
obviaban
sus órdenes.
~
~
-- ~
~ ~

q~ ~ ~ • • e ,_..........
~ 1
~

~ '"'--
.......
- --

E:I Duce le dijo a Ulrich von Hassell,


embajador alemán en Roma, que
no se .P.ermitiría volver con vida a
ningún italiano hasta que la victoria
sobre la República hubiera borrado
la vergüen2a de Guadalajara.

fodo hace pensar que Franco estaba utili2ando a los


italianos como carne de cañón en su estrategia de
derrotar a la República mediante un desgaste rento y
gradual mientras sus propias unidades se reagrupaban.

-- -
--

-
1'f8
Guadalajara fue solo una victoria defensiva de impor-
tancia menor, pero en términos de moral fue un gran
triunfo republicano. Se capturó una gran cantidad
de valioso material bélico...
--
L_ 1

!_
' : 11 ,
í • 1,-1 ;.
t
'I .,
e

'° \ ... y también documentos que probaban que


los italianos eran soldados regulares y no
voluntarios, aunque el Comité ae No Inter-
vención se negó a admitir las pruebas
porque no las presentaba ninguna nación
representada en el mismo.

Y no hubo protestas cuando el


representante italiano, Dino Grandi,
se hi20 eco del alarde de Mussolini
a Von Hassell. E:I 23 de mano
anunció que no se repatriaría a
ningún soldado italiano hasta que
la victoria rebelde fuera
prácticamente segura.

E:I 2'-f de mano de 19 37, L.os republicanos


Vicente Rojo fue ascendido aguantaban, pero
a coronel "por méritos su lucha era cada
de guerra': ve2 más un esfuer- •-
20 desesperado
por sobrevivir.

Y lo ~ue dificultó aún más su


situación fue la creciente gravedad
de los estériles conflictos políticos
que se desataban en el interior de
la 2ona republicana en torno al
problema de cómo dirigir la guerra.

1'f9
- -
• •
1

-
REACCION YTERROR EN
LA CIUDAD DE DIOS
' t t '
Gl modo en que se manipuló la dependencia de la ayuda sovié-
tica para hacer crecer la influencia del Partido Comunista y
tas interminables polémicas entre sus facciones sobre cómo
dirigir la guerra agravaron la debilidad de ta República.

Del mismo modo, las potencias


fascistas exigían intervenir en los
asuntos internos de Gspaña como
pago por su ayuda, pero la del
Gje fue menos complicada.

Los adornos y símbolos de la Falange proporcionaban


el necesario barniz de solidaridad fascista ,nternacional.
Hubo intentos individuales de potenciar ta Falange
desde Alemania e Italia que fueron desoídos cortésmente.

Gn sus peticiones, Franco empleó términos que


parecían P.rometer que si ganaba, su Gspaña sería
un satélite de Gje. llegado el momento, se resis-
tiría al apremio de Mussolini y a sus intentos de
aplicar directrices italianas en su torpe estrategia
militar, pero concedería a los alemanes abundan-
tes recursos minerales y derechos de extracción.

Aunque ta zona rebelde no estuvo del todo libre de rivalidades,


los problemas a los que se enfrentaron los generales para imponer
la unidad en las filas de ta derecha fueron relativamente escasos.

Gozaron en su retaguardia de una mayor unidad, gracias en gran parte a la


preeminencia de los militares. Mientras los soldados se dedicaban a la tarea de ganar
la guerra, todas tas demás cuestiones quedaban relegadas. Gntre los distintos grupos
derechistas pervivió el gran nivel de cooperación que ya existía antes de la guerra.

152
Los valores y las aspiraciones
del Movimiento se impusieron
mediante un terror salvaje.
A medida que los rebeldes
conquistaban un nuevo
peda20 de territorio...

... los militares


asesinaban a los
miembros de los partidos
del Frente Popular y de los
-- d
--= ~=-
:: a:-
,
sindicatos. Falangistas y carlistas
cometieron terribles atrocidades.

Rigoberto Doménech, ar20-


bisro de Zarago2a, declaró
Lo que hacía que esos
horrores
, fueran aún
e 11 de agosto de 19 36: r-----.. .
mas graves era que LA VIOL.ENOA NO SE f:{ACE EN
se llevaban a cabo SGR,VIOO DG LA ANARQUIA, SINO
ante la mirada bené- I..IOíAMENíE EN BENEFIOO DEL.
vola de la Iglesia y que
sus perpetradores
eran las fuenas del
----,;1
.,,,_.~ ORDGN, LA PAíRIA
Y LA REL.IGIÓN.
orden: el ejército,
la Guardia Civil
y la policía.

PIIOPACÁNDA

La violencia en la 2ona rebelde raramente era La frecuencia con que se asesinaban presos
"incontrolada': Cerca de Monreal (PamP.lona), el 21 después del entierro de soldados carlistas
de octubre de 1936, las autoridades militares dieron impresionó al obispo de Pamplona, monseñor
permiso para fusilar a 66 presos, en vengan2a por la Marcelino Olaechea.
muerte de un teniente requeté en el campo de batalla.

Su sermón del
15 de noviembre
no encontró eco

- --
....

iNI UNA
GOíA MAS
06 SANGRE:!
en ningún ámbito
de la Iglesia.

153
61 periodista Noel Monks fue testigo de numerosas bru-
talidades y de los problemas para escribir sobre ellas...

- Ambos bandos perpetraron atroci dades


diabólicas en España. Pero, por alguna

--..
razón, las que se cometían en
nombre de Franco gozaban de
cierta dispensa, en lo que se

.- referí a al mundo exterior,


que no se daba al bando
del gobierno.

Puede que hasta 180.000 personas, entre


masones, liberales e izquierdistas, perdieran
la vida a causa de la represión franquista,
aunque las cifras exactas todavía son
objeto de controversia.

La percepcion de Monks fue


resultado de la habilidad con que
los franquistas hicieron circular Antonio Bahamonde, delegado de Propaganda, huyó de Sevilla
historias tremendamente exage- asqueado por las mentiras que se había visto obligado a difundir.
radas, y a menudo ficticias, del Quemaban y mutilaban los cadáveres de los fusilados, para luego
desorden en los pueblos del sur. fotografiarlos como "prueba" de las "atrocidades rojas':

6stos "informes"
y el apoyo decidido de la
prensa conservadora y católica
aseguraron una respuesta favorable a la
pretensión franquista de hacer creer que
los sublevados estaban llevando a cabo una
cruzada legítima contra la barbarie "roja':

Un síntoma claro de ello fue la actitud que Winston Churchill adoptó al principio
ante la situación en 6spaña. Cuando el nuevo embajador español, Páblo de Azcárate,
llegó a l.ondres a principios de septiembre de 1936, rechazó con enojo la mano que
le tendía el embajador; al tiempo que farfullaba...
6n un artículo publicado en el "6vening Standard"
SANGRG, el 2 de octubre de 19 36, Churchill afirmó:
SANGRE...
Aunque, al parecer, es costumbre
de las fuerzas rebeldes fusilar a
una proporción de los prisioneros
a los que capturan con las armas en la
mano, no se les puede acusar de haberse
rebajado al nivel de cometer las atro-
cidades que son obra cotidiana de los
comunistas, los anarquistas y el POUM.
Sería un error tanto en la verdad
como en la prudencia que la opinión
pública británica situara ambos
bandos en el mi smo nivel.

15'f
Gl propósito de l=SfAMOS Dl=CIDIDOS A APLICAR
sembrar el terror por LA LE§Y DE= FORMA INE=XORABLE=.
todas partes quedó iMORON, UfRE=RA,, PUE=Nfl= Gl=NIL,
claro en las emisiones CASfRO DE=L RIO: ID PREPA-
radiofónicas del general RANDO Sl=PULfURAS!
Mola en el norte y, de
forma más sistematica,
en las del general Queipo
de Llano en el sur.
YO OS AUfORIZO A
MAfAR COMO A UN PERRO
A CUALQUIERA QUE= SE=
AfRE=VA A l=vl=RCE=R COACCIÓN
ANfl= VOSOfROS. QUE= SI LO
HICIE=Rl=IS ASÍ, QUE=DARélS
E=XE=NfOS DE= fODA
Rl=SPONSABILIDAD.

Pero las milicias incontroladas de la República no eran


Cuando las noticias de los asesinatos como las tropas disciplinadas de los rebeldes que
llegaban a villas que se veían amena2adas perpetraban atrocidades incitadas por sus oficiales.
por fuenas derechistas, se tomaban
represalias contra los elementos de
derechas porque se daba por sentado
que pensaban hacer lo mismo.

NUE=SfROS VALIE=Nfl=S
LEGIONARIOS Y RE=GULARE=S
HAN DE=MOSfRADO A LOS
ROvOS COBARDE=S LO QUE=
SIGNIFICA Sl=R HOMBRE=
DE= VERDAD.

E=SfO E=S fOfALME=NfE=


vUSflFICADO, PORQUE=
E=SfAS COMUNISfAS Y
ANARQUISfAS PREDICAN
l=L AMOR LIBRE=.

155
L.as mujeres fueron víctimas de considerable Estas acusaciones reflejaban el miedo que la
crueldad en nombre del concepto franquista liber:,ación de la mujer por parte de la República
de la redención. Los rebeldes retrataban a hab,a despertado en los hombres de derechas.
las mujeres "rojas" como putas y "no mujeres':

Iban dirigidas contra las mujeres de izquierdas,


y de forma más específica contra las mujeres
que participaban activamente en política ...

Al conquistar territorio
republicano, las fuenas
franquistas anularon la ... como Dolores lbárruri y Margarita Nelken.
revorución feminista de
la Segunda República
con extremo salvajismo.

... .
...\ L.as mujeres republicanas eran
castigadas con humillaciones públicas y privadas
por haberse escapado brevemente de los estereotipos de género.
Las arrastraban por las calles después de afeitarles la cabeza,
las emplumaban o las obligaban a ingerir aceite de ricino
y a causa de ello se ensuciaban en público.

Gn las cárceles de los rebeldes sufrían palizas y torturas justificadas por la propa-
ganda franquista, que acusaba a todas las mujeres izquierdistas de ser inmorales.

156
E:l general Franco había aprendido a inculcar
ta lealtad por medio del miedo durante sus
años en África. Su estilo militar, apropiado
para una guerra colonial de menor signifi-
cación, también ref tejaba su experiencia
marroquí: era frío, reservado y despiadado.

Vacilante a ta hora
de tomar decisiones
importantes, se ha
dudado de su capa-
cidad como militar.

Sin embargo, su lenta estrategia de Su decisión de liberar


desgaste perseguía un objetivo político
a rargo pla20 y facilitó la eliminación
1 l •• el Alcá2ar de foledo
era indefendible en
de i2quierdistas y liberales, lo que iba términos militares, rero
a ser uno de sus más firmes pilares afian2ó su contro del
después de 1939. • poder dentro de la
Junta Nacional.

Después de su nombramiento como jefe del Gobierno del E:stado español, Franco se ocupó de
neutrali2ar las amena2as a su lidera2go personal en los distintos grupos políticos derechistas.

Cada uno de ellos


alimentaba la ambición
de marcar su propia
impronta en el régimen
autoritario al que
todos aspiraban.

La CE:DA había desapa-


recido del todo, aunque
Los carlistas, una La Falange, un su líder, Gil Robles,
Los monárquicos teocracia presidida por equivalente español aspiraba a un papel
querían la restauración. su propio pretendiente. del fercer Reich. importante en el futuro.

157
Cuando se hizo evidente q_ue sería necesaria una lucha
larga, se reconoció la necesidad de crear alguna forma de
estructura política para unificar la zona nacional. Franco ya
había cortado el paso a posibles desafíos a su propio poder.
r-,.. r-r
,- ~,-
Había saboteado
la escasa posibili- rrrr
dad de rescatar ,-,- r
a José Antonio ,.,.r r
Primo de Rivera.

SI propio Gil Robles se la había jugado al principio de la guerra


al resistirse a la llamada del general Mola a destacados derechistas
~~~- para que fueran a Burgos a fin de prestar su apoyo al alzamiento.
__...'.'
_~ ___..._. _ ._ _. Un error del que Franco se aseguró de que no se recuperara nunca.
Pasó el primer mes de la guerra en
Lisboa recolectando dinero, com- No obstante, cuando en otoño
prando armas para los rebeldes e invierno de 19 36 empezó a
y actuando como intermediario visitar la zona rebelde, fue
extraoficial entre Franco y el líder recibido con honda hostilidad.
por!ugués, Oliveira Salazar.

Sn la febril atmósfera de Salamanca, su táctica legalista utilizada durante


la República fue tachada de traición a los intereses derechistas al retrasar
el inevitable enfrentamiento y acabó, con la aprobación general, en la cola.

Los monárquicos no tenían


un verdadero apqyo de las Sn ella le pedía permiso
masas, pero segu1an repre- para tomar parte en el
sentando para Franco una esfuerzo bélico rebelde,
amenaza. A mediados de uniéndose a la tripula-
diciembre de 19 36, Juan de ción del crucero de
Borbón, hijo de Alfonso XIII, guerra "Baleares':
le escribió una carta.

Franco rechazó elegantemente la proposición, con la excusa de que no


podía responsabilizarse de poner en peligro la vida del heredero del trono.

De este modo consolidaba


su eosición entre los
monárquicos y, al mismo
tiempo, sacaba considerable
provecho político dentro de
la Falange al dejarle creer
que hab1a excluido a don
Juan a fin de facilitar la
futura revolución falangista.

158
Como el ejército de África aún se enfrentaba a crecientes bajas,
Franco tuvo que confiar más en el reclutamiento de la milicia,, Las distintas ambiciones políticas
cuya lealtad primera era para con los grupos políticos que hab,an de los dos grupos, sobre todo de
hecho la contribución más sustancial: la Falange los carlistas, suponían una ame-
y la Comunión íradicionalista Carlista. naza tanto para su mando único
de las Fuerzas Armadas como
para su propia hegemonía política.

--

-
--
-- --··
-

---- --
Desde finales de octubre, el presidente de su Junta Nacional de Guerra,
Manuel Fal Conde, se había convertido en acérrimo defensor de la
autonomía carlista. Pretendió crear una Real Academia Militar carlista
en la que formar política y militarmente a los oficiales del Requeté.

Como no se había solicitado el


permiso de Franco, este apro-
vechó la oportunidad y le dio
'fS horas para abandonar
E:spaña o enfrentarse a un
juicio sumarísimo por rebelión.

Luego reunió a
todos los grupos de
milicia, tanto de la
CE:DA como de la
Falange y los carlistas,
bajo el mando militar.

La visión de que aquellos que desobedecían eran culpables de


rebelión simplificaba numerosos problemas. Pero, consciente
de que tanto Queipo de Llano como Mola alimentaban
ambiciones políticas, sabía gue iba a ser decisivo
el control de los grupos pohticos que nutrían
el grueso de las tropas franquistas.

Franco estaba decidido a impo-


ner su mando, y su deseo de que,
como Caudillo, se le viera al mismo
nivel q_ue a Hitler y a Mussolini,
le induJo a copiar sus sistemas
de partido único.

159
El cerebro oculto de la creación de una
estructura de Estado comP.leta y formal fue
Ramón Serrano Súñer, cuñado del 9eneral.
Figura destacada en las JAP. el movimiento
juvenil extremista de la CEDA, en la primavera
de 19 36 había contribuido a traspasar
parte de su militan-
cia a la Falange.

Presenció la muerte de ami9os en prisión en


la zona republicana, y consiguió escapar de
las "sacas'; en las que sus dos hermanos
fueron asesinados. Por ello se convirtió
en un enemigo visceral de la democracia.

fras escaear de Madrid en febrero de 1937,


Serrano Suner llegó a Salamanca, donde vivió
con su familia en el ático de la residencia y
cuartel general de Franco, el palacio del obispo,
donde tuvo acceso diario al Caudillo.

1
Allí explicó a Franco que era preciso sustituir
el "Estado campamental'; que tenía que armar
111 constantemente sus tiendas de campaña,
por una maquinaria política permanente.

Brillante abogado, poseía tanto el intelecto


como las crectenciales políticas para ser el
principal artífice del Gstado franquista.
Y era grato para el frío y receloso Franco
por sus lazos familiares (estaba casado con
la hermana de su esposa) y porque no
contaba con una base de poder propia.

' '
'

_..

------...
-
---
- ---
- --
-= -
,.__
~ W,W,fiillt.
Junto a Nicolás, hermano de Franco, elaboró un plan
para llenar el vacío político que se había producido en
el bando rebelde. l.a idea de Nicolás de unir la Falange
y la Comunión fradicionalista Carlista despegó, ya que
la Falange estaba debilitada tras el arresto de muchos
de sus líderes y la ejecución de su fundador:

160
L.a Falange era un vehículo idóneo para ta creación de un movimiento político de masas.
L.a afiliación había aumentado hasta rondar et millón de personas, y estaba ahora
a merced de una lucha de poder que iba a ser utilizada con cierta astucia.

A un lado se encontraban tos segui-


dores radicales del jefe provincial de
Santander, et tosco Manuel Hedilla,
designado como sucesor provisional
de José Antonio.

L.os agresivos jefes de tas milicias


falangistas Agustín Aznar y Sancho
Dávila lideraban otro ~rupo conocido
como "tos te9itimistas: formado por
amigos y familiares de José Antonio.

Fue f ácit hacer que et ingenuo Falangistas armados de


Hedilla creyera gue, si no se ambos grupos llegaban
oponía a la unif1cación de ta en tropel a Salamanca.
Falange y tos carlistas, se te 61 16 de abril, tos legiti-
iba a permitir dirigir el nuevo mistas estallaron y
partido. Pero primero debía destituyeron a

.,
sofocar ta rebelión legitimista.
=~~Ñ
Hedilla del
liderazgo.

Hedilla envió a un 9rupo de hombres para asaltar tos cuarteles Aznar fue
generales del partido y arrestar a Aznar y a sus partidarios. arrestado,
A primera hora de ta mañana del 17 de abril hubo una san- acusado de
grienta reyerta en ta que dos falangistas murieron por disparos.
rrovocar
e desorden
en ta reta-
guardia.

61 18 de abril, et Consejo Nacional de ta


Falange eligió a Hedilla como jefe nacional. 6n tas crónicas de la prensa y
Cuanao fue a decírselo al Caudillo, Hedilla la radio dio la impresion de que
se encontró con gue este iba a anunciar el recién nombrado jefe nacional
ta fusión de ta Falange y tos carlistas. había depositado sus poderes
Asomado a un balcón del palacio episcopal, en manos del Caudillo.
Franco le abrazó delante de una gran

1(
muchedumbre.
.
_,,,,
, .,
,1u1.1,
EL coR~E~-•-"•'"
"º. ir.•""'"ºu,.
f',.._,.
......
- 1_,,_
,_::"'
a\
• O\"'t(IO 0• d \ \\ -

\
Un decreto de unificación, publicado -
i ! , et 19 de abril, anunció gue el nuevo
P.artido iba a llamarse Falange 6spa-
!\ ñola fradicionalista y de las Juntas
de Ofensiva Nacional Sindicalista.
--
161
Cuando, cuatro días más tarde, se anunció la
dirección del nuevo partido Franco era el jefe nacional,
y Hedilla, sencillamente un vocal de la Junta Política.
Hedilla, rechazó el cargo y conminó a sus jefes
provinciales a obedecer solo sus órdenes.
o 1
61 25 de abril, Hedilla
fue detenido junto
con numerosos fa-
langistas disidentes.
1::1 29 de mayo fue
,,._ -
-
juzgado, acusado
de planear el ase-
sinato de Franco.
--=
~

-
-
-
--
----...
----------~-
-- ----
-- - -
- --
- - - -- - \
Después de la intervención de Serrano Súñer, a Hedilla
se le conmutó la pena de muerte, P,ero tuvo que pasar
todavía cuatro años en una cárcel franquista.

Serrano Súñer había


redactado el decreto
de unificación junto E:ra un intento de poner fin a las fricciones
con el perturbado es- entre los distintos grupos. E:n adelante, el
critor fascista E:rnesto Movimiento, como se llamó al nuevo
Giménez Caballero, partido único, gozó de nula autonomía.
sin discutir los detalles
con Hedilla ni con la
dirección carlista.

Los carlistas
estaban furiosos,
pero, en beneficio
del objetivo principal
de ganar la guerra,
silenciaron la
afrenta.

Antonio Goicoechea,
sucesor de Calvo Sotelo,
aceptó disciplinadamente
el decreto de unificación
y disolvió Renovación
E:spañola.

Gil Robles estaba acabado.


Ni su aceptación de la unificación
La Iglesia usurpó ni la disolución de
el rol ideológico de lo que quedaba
la Falange, que se de Accion Popular
convertiría en una sirvieron para
maquinaria para reforzar su
la distribución situación.
de prebendas.

Su "revolución" quedaba
pospuesta indefinidamente.

162
Los competidores de Franco en el seno del ejér-
cito también fueron drásticamente eliminados.
Solo quedaba Mola como posible, aunque
remoto, rival. Aunque fuera únicamente en
la mente suspicaz del propio Caudillo,
Mola representaba siempre una
alternativa implícita.

~ ~~~
,~
~-

~ ~ ~ _,
~ ~~

Quizá por un deseo de recalcar la subordinación


de Mola, Franco puso continuos obstáculos
al desarrollo de la campaña del norte, retirando
sus tropas a estériles ofensivas en Madrid
o inmiscuyéndose en su fuerza aérea.

t a GI 3 de junio de 1937, el avión en el que viajaba Mola se


estrelló en Alcocero (Burgos) y no hubo supervivientes.
• Se han hecho muchas conjeturas acerca de lo sucedido.
Abundaron los rumores de conspiración y sabotaje.

e - Tal como sostenía la


versión oficial, en
medio de una densa
niebla, el avión debía
de haber chocado
contra una colina
- conocida como el
monte de la Brújula.

Mola volaba en un Airspeed A.S.6 Gnvoy.


Sus insignias inglesas, similares a las de
los aviones utilizados eara enviar suminis-
tros por aire a la República desde Francia,
no habían sido borradas del todo, por lo
que es posible que al aparato le hubieran
disparado por error los cazas rebeldes.

Hitler comentó en una ocasión:

LA MUERfE DE MOLA ES UNA AUf6NflCA


f~AGEDIA PARA ESPAÑA. SL ERA EL
AUfENflCO CEREBRO, EL DIRIGENfE REAL.

FRANCO LLEGÓ
AL PODER COMO
PONOO PILAfO
EN EL CREDO.

GI Caudillo recibió la noticia con alivio: ya no quedaba


ningún competidor serio. Desde el palacio episcopal de
Salamanca dirigía ahora eersonalmente el esfuerzo
bélico rebelde. Pero todavía tendría que pasar algún
tiempo antes de que el proyecto de creacion de estado
cristalizara en una burocracia organizada.

163
La improvisación con que se abordaban diferentes asuntos quedó
refleja da en el ascenso a eosiciones importantes de algunos tipos
excéntricos. ea general Millán Astray, a quien le faltaban un bra20 y
un ojo, fue nombrado jefe del Departamento de Prensa y Propaganda.

Conocido como el fanático fun-


dador de la Legión 6xtranjera
española, difícilmente podía ser
la persona más adecuada para
presentar la causa rebelde
ante el resto del mundo.

6112 de octubre de 1936 aportó un considerable descrédito a dicha causa en el extranjero con
su comportamiento durante la celebración del aniversario del descubrimiento de América en
la U.niversidad de Salamanca, donde arengó a los asistentes con el grito legionario y entonó
el triple vítor nacional, que fue coreado por los falangistas que estaban en el paraninfo.

iE:SPAÑA!

iGSPAÑA!

61 filósofo Miguel de Unamuno, Unamuno se levantó y le dijo con tono sereno:


rector de la universidad, le repro-
chó su actitud, pero él prosiguió: VE:NCE:R~IS, PGRO NO C~NVGNCGRGIS.
FJ':~giJt~~;i~i ~JJ~5JJtJJ~t1s
PAiJ~J~~~tóN
6
5os
CÁNCE:RE:S E:N E:L CUE:R-
PORGUG CONVGNCGR SIGNIFICA PGRSUA0IR.
Y PARA PGRSUA0IR NGC6SlfAIS ALGO QUE:
OS FALfA: RAZÓN Y 0E:RGCHO GN LA LUCHA.
P0 DE: LA NAOON! MG PARGCG INÚflL PG0IROS GUG
E:L FASOS~O, RE:ME:010 PE:NSGIS E:N E:SPAÑA.
DE: E:SPANA, VIE:NE: A
E:)(fE:RMINARL0S.

16'f
Los guardaespaldas de Millán Astray le amenazaron y él salió
de la sala con la ayuda de la esposa de Franco, carmen Polo. Unamuno fue destituido
de su cargo en la
universidad y murió
a finales de diciembre
de 19 36 bajo arresto
domiciliario.

E=I 13 de diciembre de 1936, Unamuno envió una carta


a su amigo Quintín de forre en la que hablaba de "la
más bestial persecución y asesinatos sin justificación': Dije, y Franco lo repitió, que lo
que hay que salvar en España es la
"civilización occidental, cristiana"
puesta en peligro por el bolchevismo,
pero los métodos que emplean no son
civi l es, ni son occidentales, sino
africanos ni menos son cristianos.
Porque el gros ero catolicismo
tradicionalista español apenas tiene
nada de cristi ano. Eso es militarización
africana pagano-imperialista.
Y así nunca llegará la paz verdadera.
Vencerán, pero no convencerán;
conquistarán, pero no convertirán.

Como jefe de Propaganda, Millán Astray recomen-


daba insistentemente a sus ayudantes que amena- Uno de esos
zaran con fusilar a los periodistas extranjeros. ayudantes era
Luis Bolín, que

\~ había ayudado
a organizar el
viaje de Franco
de canarias
a Marruecos.

--
~--~-- -
-- --
-
Poco después conseguirían una resonante
notoriedad sus esfuerzos por demos-
trar que el bombardeo de Guernica
no había ocurrido en realidad.

165
Otro ayudante fue el notorio capitán Gonzalo Contó a un distinguido visitante E:LE:GÍ A SE:IS
de Aguilera, conde de Alba de Yeltes, que recibió inglés que el día en que estalló la OE: E:LLOS Y LOS
la misión de explicar a los visitantes extranjeros Guerra Civil puso en fila a los MA1é OE:LAN1E:
las razones por las que trabajadores de su finca... OE: LOS OE:MÁS.
combatían los franquistas.

Según Peter Kemp, el voluntario británico del ejército


de Franco, el conde hacía más daño que otra cosa.
A él confió algunas de sus extravagantes teorías:

UN INDIVIDUO QUE: SS
ARRODILLA PARA LIMPIAR1E:
LOS ZAPA10S ssrA PRE:-
SI NO 1UVl6RAMOS OE:S11NAOO A SE:R UN
CLOACAS E:N MADRID, COMUNIS1A.
~ -1
BARCE:LONA Y BILBAO,
1000S E:SOS LÍOE:RE:S
ROJOS HUBIE:RAN LUE:GO ¿poR
MUE:R10 DE: NIÑOS. QUé NO MA1ARLO
E:NSSGUIOA Y
LIBRARSE: OE: E:SA
AME:NAZA'?

CUANDO ACABE: LA GUE:RRA, OE:S1RUIRE:MOS


LAS ALCAN1ARILLAS. E:L CON1ROL OS NA1ALIOAO
PE:RFE:C10 E:S E:L QUE: DIOS NOS QUISO DAR.

Mucho más eficaz desde el punto de vista internacional


fue la legitimación de la causa franquista aportada
por la Iglesia católica. Con la excepcion del clero vasco,
la mayoría de los sacerdotes y religiosos españoles
se alinearon con los rebeldes.
--

\'

-
- Desde los púlpitos
denunciaron a los "rojos':
Bendijeron las banderas de los
regimientos rebeldes y algunos
(especialmente, sacerdotes navarros)
incluso combatieron en sus filas.

166
En la última semana de agosto, el obispo de Pamplona, Marcelino
Olaechea, '1. dos anobispos, Rigoberto Doménech, de Zaragoza y
1omás Muniz Pablos, de Santiago de Compostela, declararon que
la guerra que hacían los rebeldes era una cruzada religiosa.

En su Congreso de Burgos, en sep-


tiembre de 19 36, la Acción Católica
aprobó una entusiasta declaración
en favor del alzamiento.
José Álvarez Miranda,
obispo de León, asoció la
Republica con "el laicismo
judeo-masónico-soviéticd:

El P,rovincial jesuita de
León escribió a Roma
el 1 de septiembre para
prevenir contra cualquier
iniciativa de paz por Los católicos ven en esta guerra una verdadera cruzada re-
parte del Vaticano. ligiosa contra el ateísmo y la juzgan totalmente inevitable:
o s e vence en ella o el catolicismo desaparece de España.

Enrique Pla y Deniel, En el suelo de España luchan hoy cruentamente dos


obispo de Salamanca, concepciones de la vida, dos sentimi entos, dos fuerzas
publicó el 28 de sep- que están aprestadas para una lucha universal en todos
tiembre una larga y
erudita carta r,as- los pueblos de la tierra.
toral titulada 'Las
dos ciudades':
basada en la
imagen de
san Agustín
de las
ciudades
de Dios y
del Diablo.

Los comunistas y anarqui stas son l os hi jos de Caí n, fratricidas de sus hermanos, envi-
diosos de los que hacen un culto de la virtud y por ello les asesinan y les martirizan.

Isidro Gomá, arzobispo de


1oledo y prima.~o de Españ_a,
en una alocuc1on ~or Radio
Navarra a los defensores
del Alcázar, se alegró de su
liberación y de la liberación de
"la ciudad del cristianísimo
Imperio español':

167
61 joven sacerdote Vicente
6nrique y farancón estaba No asistir a misa
perplejo por ta militancia de los en ta 2ona rebelde
eclesiásticos más veteranos. podía suponer p~ra
6n ta catedral de Burgos se una persona ta per-
quedó atónito cuando oyó al dida de su empleo o
capitán general hablar en que se colocara la
términos exclusivamente etiqueta de sospe-
religiosos, mientras et ar20- choso político.
bispo tan2aba una agresiva
arenga militar.

Para et cardenal Gomá, ta causa


de Franco era ta causa de Dios.
Después de ta destrucción de
Guernica, cuando muchos cató-
licos empe2aron a cuestionar ta
santidad de ta causa franquista,
suscribió una carta colectiva
dirigida "a los obispos del
mundo entero':

- ~-
- ,..- -------
--
61 texto describía ta
'tru2ada" como un
"plebiscito armado"
y se felicitaba porque
antes de ejecutarlos
se concedía a los ene-
migos de los rebeldes
ta oportunidad de con-
fesarse y reconciliarse
con ta Iglesia.
,_-.:;;¡¡ -
"'"""'""!•
za.

- ..._ 1:::::::...-

-
A finales de octubre
de 1936, un pelotón
franquista ejecutó a
1'i sacerdotes vascos. Según et derecho
L - - - - - - - . - ~ ~ _ . ; .~v/ / canónico, un acto de
esta gravedad debía
llevar aparejada ta
excomunión de tos
responsables, pero
ni el Vaticano ni tos
jerarcas de ta Iglesia
española condenaron
tas ejecuciones.

168
• • •

"" . . ..
•••
.
• ••
• •

""
.
••
~
.,,,.

.
.- .- .
, ~ .
En Estados Unidos, los esfuerzos
de los militantes católicos, y en
especial los sermones radiados del
padre Coughlin, contribuyeron pro-
bablemente a la decisión de blo-
quear las ayudas a la República.

La campaña desarrollada en Gran Bretaña y otros países para


presentar a la República como el verdugo sanguinario de curas y
monjas recibió el cualificadísimo refuerzo de la Santa Sede al con-
siderar oficialmente mártires a las víctimas de los republicanos.

El Vaticano reconoció en El reconocimiento 'éie jure" La actitud del catolicismo internacional


la práctica al gobierno de sobrevino el 18 de mayo de puede resumirse en la carta enviada a
Franco el 28 cte agosto 1938, cuando el arzobispo Franco el 28 de marzo de 19 39 por el
de 1937, y el 7 de octubre Gaetano Cicognani fue arzobispo de Westminster, el cardenal
envió a España a un dele- nombrado nuncio apostó- Arthur Hinsley, agradeciéndole el envío
gado apostólico, monseñor lico y Franco envió un em- de una fotografía autografiada:
lldebrando Antoniutti. bajador a la Santa Sede.
Le considero el gran
defensor de la verdadera
España, el país de los
pri ncipios católicos
donde la justicia soci al
católi ca y la caridad
se aplicarán al bien
común bajo un
gobierno firme
y pacífico.

El papa Pío XII, recién elevado a la silla pontificia,


saludó la victoria definitiva de Franco con un mensaje
que empezaba con estas palabras: "Con inmenso gozo.::. La Iglesia vio recom-
pensados sus esfuerzos
al servicio de la causa
' rebelde con el control
exclusivo de la educa-
ción en todo el terri-
torio del Estado du-
rante la posguerra.

169
Se utilizaron las "Imperio" se
imágenes de la convirtió en un
Reconquista de concepto clave
E:spaña frente a desde el punto
los árabes para de vista ideoló-
exaltar y reforzar gico. Las refe-
la noción de la rencias a los
guerra como una Reyes Católicos
'cruzada" empren- se combinaban
dida para "liberar" con elementos
a E:spaña de las más modernos
hordas ateas tomados del
de Moscú. fascismo y
del nazismo.

Los pensadores políticos del régimen se dedicaron a elaborar su propia teoría de legitimación
del líder a partir de las doctrinas del nacionalsocialista alemán Karl Schmitt, encaminada
a garantizar que el poder real descansara exclusivamente en las manos del general Franco.

f al vez por el deseo fras la unificación de abril de 1937, todos los periódicos del bando rebelde
cínico de conservar debían incluir en sus cabeceras el eslogan "Una Patria, un f:stado, un Caudillo':
la buena disposición
de sus benefactores,
el Caudillo alababa sin
reservas el nazismo.
Oiario d e com b ate
NaeiGnalMndica lia t a

Olrocclón 1·63-33
Tena: }Rodacctón 1-0,-33
Admlnlstraclón 1.,7.93
x,•n•. &ueHo: J:S cint1010M

una Parla • un EsmdO • un t:audlllo I una Parla: Esoana • un caudlllo: Franco

Los tres primeros


beneficiarios de la
Gran Orden Imperial
del Yugo y las Flechas, La reaparición del antisemitismo también
máxima condecoración debe considerarse una importación alemana.
del "nuevo Estado': Las campañas de recogida de fondos para
fueron el rey colaborar en el esfuerzo bélico rebelde
Víctor Manuel, utilizaron eslóganes como "Quien oculta su
Mussolini y Hitler. oro cuando la Patria lo necesita es un judío':

170
et "nuevo estado" gobernado por
Franco constituía una amalgama
más o menos satisfactoria de
todos los grupos componentes
del &ando rebelde.

Muchos ex izquierdistas afluyeron a las filas del movimiento


para escapar de ta represión. Las pañerías de ta zona rebelde
agotaron sus existencias de teta de color azul. Se la conocía
como et "salvavidas~ y llegó a publicarse un decreto prohibiendo
su venta sin autorización escrita de los mandos de la Falange.

Los elementos más conservadores del bando La fórmula "legal" que


franquista miraban a ta Falange con disgusto. sustentaba al estado
Los aristócratas y los oficiales del ejército se franquista procedía de
estremecían cuando los fatan~istas se dirigían las ideas de Renova-
a ellos llamándoles ·~amarada ' y los tutea&an, ción española. et papel
pero to aceptaban como un mal necesario. de Franco se justificaba
como una especie de
interregno militar
cuyo objetivo era
erradicar el veneno
de tas ideas liberales
e izquierdistas.

Cuando se hubiera cumplido


dicho objetivo, la monarquía
sería, no restaurada, sino
"instaurada'; para subrayar
la ruptura de la continuidad
con el pasado.

Las instituciones franquistas, especialmente


los sindicatos verticales, se fundamentaban en
el modelo de la Italia fascista y constituían una
concesión a los falangistas, que veían su papel
muy disminuido respecto a lo que esperaban.

171
L.os valores domi- L.a necesidad económica y ta
nantes en ta vida demanda de tas tropas de paso
cotidiana de la zona llevaron a un "boom" de la
franquista estaba.n prostitución. Se publicaron
impregnados decretos prohibiendo el
de catolicismo, de "tráfico carnal':
jerarquía y, hasta
cierto punto,
de puritanismo.

Se recomendaba a las mujeres que vistieran con


modestia y propiedad, que no fumaran ni se maquillaran. .._..
L.as mangas debían llegar hasta la muñeca y los escotes,
hasta el cuello; las faldas debían ser largas y amplias.

Allí podían tener una vida pública


que hasta entonces se les hab1a ne9ado,
aunque duraría poco. Franco hacía hincapié
en la función de la mujer como ama de casa
y madre de los guerreros falangistas.

L.a Iglesia y la Sección Femenina de la Falange ·


se encargaron de difundir la imagen de las mu-
jeres franquistas como guardianas sumisas del
orden moral. Se esperaba que contribuyeran al
esfuerzo bélico alistándose en alguno de los
servicios sociales de la Sección Femenina.

L.os libros publicados en ta zona franquista


se fechaban como 1, 11 o 111 Año rriunfat.
L.os mayores éxitos de ventas consistían
en detalladas descripciones de tas atro-
cidades rojas, alabanzas de tas victorias
rebeldes e indigestos ensayos de
teoría falangista.

~ f~l~~ú~ --

.,
L.a vida intelectual fue reprimida en grado sumo.
L.as quemas rituales de libros no solo eliminaron los
residuos de ta cultura liberal, sino muchas cosas más.

172
L.a propaganda oficial, monótona L.os bodegueros jerezanos
y ubicua, se trasplantó al comercio. González Byass celebraron
la liberación del Alcázar
bautizando uno de caldos
con el nombre de Imperial
íoledano, el "vino de héroes•:
para cuya publicidad se
hizo uso del nombre
del general Moscardó.

Salud,i entu;íá~ictt•
,mente al Ej6rdfo
Nai:ionaf 1st 4
y
IVIVA FRANCOI
lA,mlta Español
"L.a victoria sonríe a los mejores. GI glorioso ejército
franquista siempre vence en los campos de batalla.
Neumáticos Firestone ha obtenido su
decimonovena victoria con-
secutiva en las 500 Millas
de lndianápolis':

L.a vida diaria era mucho más


agradable en la zona franquista
que en la republicana, si uno
tenía dinero y se mostraba
de acuerdo con la atmósfera
política predominante.
Había comida en abundancia,
y los restaurantes estaban
brillantemente iluminados
y abarrotados de clientes.

Nada que ver con las


raciones diarias de
"píldoras de la victoria
del doctor Negrín';
las lentejas, que
constituían la dieta
de la mayoría de la
población madrileña.

173
• •
• •

. ,

~ ' .

LA P LÍTI A
E L RET U RDI
REPUBLI A
-
REVOLUCION YTERROR EN
LA CIUDAD DEL DIABLO

. J.
Ha podido establecerse aho_ra que se rebelaron menos
generales de los que se creyo en su momento. Alrededor
L.as rivalidades políticas en la 2ona del 70 por ciento de los generales y poco más de la mitad
republicana eran posibles precisamente de los coroneles se mantuvieron leales a la República.
porque la República continuó siendo una
democracia, y se vieron exacerbadas de-
bido a la ayuda extranjera y a la depen-
dencia de la Unión Soviética.

- - .._ '
- -- Pero los rebeldes contaban con ,el control total de la mejor
unidad operacional, el ejército de Africa, con una clara mayoría
'-----------------t de mandos tácticos, comandantes, capitanes y tenientes, así
como de un número suficiente de generales para mandarlos.

Se desconfió de aquellos oficiales que


se alinearon con la República por el simple
hecho de que muchos de sus hermanos
de armas estaban en el bando rebelde.

'
·, E:I doble juego practicado por algunos, como el
coronel Aranda en Oviedo, y los numerosos casos
de traición, sabotaje, incompetencia deliberada y
deserción no contribuyeron a reforiar la idea de
que los oficiales del ejército fueran honorables.

Bajo la dirección de un fanático comunista,


el comandante E:leuterio Día2 íendero,
se creó un comité con el fin de clasificar
a los oficiales en rebeldes, indiferentes
o republicanos.
De sus trabajos
surgió el núcleo
de lo que iba a
ser el E:jército
Popular.

E:I al2amiento también desproveyó a la República de


la Guardia Civil y la Guardia de Asalto. Allí donde se
mantuvieron leales se pudo sofocar la rebelión. Pero, en
general, las simpatías de ambos cuerpos se decantaron
por los sublevados, e incluso donde no sucedió así,
fueron víctimas de una comprensible desconfian2a.

176
L.as autoridades republicanas se esforzaron al máximo por frenar a los elementos "incontrolados':
lndalecio Prieto, que era en realidad quien presidía el gobierno entre bastidores, trabajó sin descanso
para imponer orden y dirección al caos del gobierno. El 8 de agosto de 1936 declaro por la radio:
POR MUY FIDGDIGNAS QUG SGAN LAS
fGRRIBLES Y fRÁGICAS VGRSIONGS DE LO QUE
GSfÁ OCURRIGNDO GN flGRRAS DOMINADAS
POR NUGSfROS GNGMIGOS, NO IMlfélS GSA
, CONDUCTA, OS LO RUGGO, OS LO SUPL.ICQ

ANfE LA CRUGLDAD AJGNA, LA PIGDAD


VUGSfRA; ANfG LA SGVICIA AJGNA, VUGSfRA
CLGMGNCIA; ANfE LOS GXCESOS DGL GNGMIGO,
VUGSfRA BGNGVOLGNCIA GGNGROSA.
iNO LOS IMlfélS! iNO LOS IMlfélS!

Julián Zugazagoitia, director del en el artículo "L.a ley moral de la guerra';


diario "El Socialista" y partidario
leal de Prieto, hizo campaña a publicado el 3 de octubre de 19 36, decía:
favor de la disciplina en la reta-
guardia y del respeto a la vida del La vida del adve rsario
adversario en el campo de batalla. que s e r inde es inatacable,
ningún combatiente puede
disponer l i bremente de ella.
¿Que no es la conducta de los
insurrectos ? Nada importa.
La nuestra necesita s erlo.

Sin embargo, durante un breve período


reinó en toda la zona el terror, dirigido
principalmente contra el clero y los
afiliados a los partidos de la derecha.

L.a desaparición del cuerpo de


policía y la judicatura, junto con
el hecho de que las multitudes
revolucionarias habían abierto
las cárceles y puesto en libertad
a los delincuentes comunes,
facilitaron esta situación.

El odio a un sistema social


orresivo encontró exeresión en
e asesinato o la humillación de
los párrocos que lo justificaban,
los guardias civiles y los policías
que lo defendían, los ricos que
disfrutaban de él y los patronos
y agentes de los terratenientes
que lo ponían en práctica.

177
L.os tribunales de justicia fueron sustituidos 6n opinión del anarquista J~~n García Oliy~r. que
por tribunales revolucionarios creados por iba a ocupar el cargo de m1n1stro de Just1c1a en
partidos políticos y sindicatos. noviembre de 19 36, la acción estaba justificada:
íODO 6L. MUNDO CR6Ó SU PROPIA
JUSílOA Y L.A ADMINISíRÓ POR SÍ MISMO
AL.GUNOS L-0 L.L.AMARON "S6CU6SíRAR
A UNA P6RSONA Y DARL-6 UN PAS60':

Pf:RO YO MANí6NGO
QUI: 56 íRAíABA D6
JUSílOA ADMINISíRADA
DIR6CíAM6Ní6 POR 6L.
PUGBL-0, ANí6 L.A íOíAL.
AUS6NOA D6 CU6RPOS
JUDIOAL-65 R6GUL.AR6S.

Menos organi2ados fueron los actos incontrolados de


represalia y de vengan2a por agravios anteriores, r,a1es
o imaginado~. que dejaban un t1orrible saldo de cadaveres
que aparec,an al amanecer
esparcidos en las cunetas.
,.

Iglesias y conventos de la 2ona repu-


blicana fueron saqueados e incendiados.
Muchos se destinaron a usos profanos
como prisiones, garajes o almacenes.

L.os actos de profanación, como la destrucción


de obras de arte o el empleo de vestiduras sacras
en sátiras de ceremonias religiosas, solían ser
simbólicos y a menudo teatrales.

-
Según el estudio más fiable de la r.ersecución
religiosa durante la Guerra Civi , obra del
eadre Antonio Montero, fueron asesinados
6 .832 miembros del clero y órdenes religiosas.

178
Casi 50.000 civiles en total fueron asesi-
nados en la zona republicana. Algunos fueron
víctimas de decisiones basadas en la evaluación
del peligro potencial gue representaban para la
causa republicana. Otros, de la furia poP,ular
cuando llegaban noticias de la represión
- y lo: ;~º:~~:~~os de la zona rebelde
, ,.

~"'~--'"'
-=-::,:,- ~ -

Gsta violenciá perjudicó a la reputación


de la República en el extranjero y a sus es-
fuerzos por obtener apoyo internacional.
' Curiosamente, las atrocidades cometidas
en su zona no menoscabaron el prestigio
de los rebeldes, ni siquiera en los círcufos
de los gobiernos británico y francés.

los asesinatos extrajudiciales horrorizaron a republicanos


y socialistas como Azaña, Prieto y Negrín. Después de la
matanza de la cárcel Modelo de Madrid el 23 de agosto de
19 36, el gobierno promovió la creación de tribunales po-
pulares con el fin de moderar los excesos revolucionarios.
Pero la medida surtió solo efectos muy limitados.

Negrín, frustrado por no haber podido detener


a tiempo la matanza en la Modelo, plantaría
cara en varias ocasiones, desarmado y sin escol-
ta, a grupos milicianos que estaban practicando
detenciones ilegales en Madrid y én Valencia.

Incluso en la sitiada Madrid, las


autoridades hicieron esfuerzos
por contener la rabia ¡,opular.
GI 1't de noviembre, el Gstado
Mayor utilizó la prensa y la radio
para ordenar que se tratara bien
a los aviadores enemigos que
hicieran un aterrizaje forzoso
o se lanzaran en paracaídas.

Gse mismo día, después de un combate aéreo en Madrid, un caza republi-


cano aterrizó detrás de las líneas rebeldes. GI piloto fue capturado
y despedazado. La caja con sus restos fue lanzada en paracaídas en el
centro de Madrid con una etiqueta que decía "Para la Junta de Defensa·:

179
f ras la derrota del alzamiento en Cataluña, el presidente L.luís Companys
La tardanza en imponer ofreció a la CNf la posibilidad de tomar el poder o colaborar con el Gstado.
de nuevo el orden publico y Ellos optaron por unirse a los eartidos del Frente Popular y crearon
organizar el esfuerzo bélico el Comité de MIiicias Antifascistas.
fue una consecuencia directa
~~~~~
de la confusa relación entre
w o o ,
n r,
las instituciones del Estado l C:.I
y un poder que había pasado
a manos del pueblo. ..- M =- 1
'1! ..: ~ ,~
)
- 117

Pero la CNf no estaba preparada para improvisar las


instituciones necesarias para llevar ~delante la orga-
nización simultánea de una revolucion y una guerra.
Parecía que los trabajadores controlaban así todo el
poder, pero la CNf accedió a que este Comité fuera
solo un subcomité de la Generalitat.

En Madrid, los sindicatos dominaban el gobierno


a través del control del transporte y las co~u:-:
nicaciones, pero el aparato del Estado sobrev1v10,
pese a las apariencias de una c9nqui.sta revolu-
cionaria del poder. En las pequenas ciudades Y en
los pueblos se crearon comites del Frente Popular
y comités de seguridad pública.

La cuestión del poder del Estado parecía carecer Sin embargo, los progresos del ejército
de importancia. Durante dos meses, los sindicatos de Franco subrayaban la necesidad de
lo controlaron todo. En su euforia estaban con- la coordinación militar y económica.
vencidos de que la incautación de los medios
de producción significaba la revolución.

A finales de septiembre, el Comité de


las Milicias fue disuelto y la CNf entró
en el gobierno de la Generalitat junto
al PSUC y Esquerra.

180
61 dilema se planteaba en los términos de elegir entre dar prioridad a la guerra o a la revolución.

~
61 Partido Comunista, el ala derecha del Partido Para los anarcosindicalistas de la CNí, el más
Socialista y los partidos republicanos burgueses o menos trotskista POUM y el ala i2quierda del
mantenían que era necesario .9anar primero la PSOE:, la revolución proletaria misma constituía
guerra, para dar a la revolución la posibilidad la condición previa esencial para la victoria
de triunfar después. sobre el fascismo.

Después de 1939, los republica,:to~ españoles


se en2ar2aron en amargas polem1cas acerca
de la responsabilidad de la derrota.

pf~:~~A~ u~lJtrf¿tig
l=FICll=Níl=! iY l=NFRl=NíASíl=IS
,úNICAMl=Níl= UNA
Rl=V0L.UOÓN A GRAN
A L.A Rl=PÚBL.ICA CON UNA l=SCAL.A PODÍA Dl=SíRUIR
AL.IANZA DI= L.AS Dl=M0CRA- l=L. CAPlíAL.ISM0 QUI=
CIAS C0NSl=RVAD0RAS Y HABÍA l=NGl=NDRAD0
L.AS P0íl=NOAS Dl=L. l=JI=! l=L. FASOSM0!

Los comunistas ignoraban el hecho de que el La posición revolucionaria tendió a ignorar la


arma principal que poseía la República era , situación internacional y la magnitud del
el entusiasmo popular. Y esa arma se destruyo poderío militar al gue se enfrentaba la República.
cuando se desmantelaron las estructuras Ni Gran Bretana ni Francia permitirían la
revolucionarias con métodos despiadados. construcción de una sociedad auténticamente
revolucionaria en el confín del Mediterráneo.

181
E:L PUE:BL0 E:N ARMAS
GANÓ, LA RE:VOLUOÓN.
E:L E:JE:ROfO POPULAR
PE:RDIÓ LA GUE:RRA.

E:l punto de vista


revolucionario
queda vívidamente
.,

resumido en
este aforismo...
••

ZONA CONfROL.ADA

'
<# -~.
POR LOS REBELDES
EN MARZO DE 1937

... pero la República perdió mucho más territo-


rio en los primeros diez meses de ta guerra
' . que en los 23 meses siguientes, en los que los
\J comunistas asumieron su dirección.

E:n 1969, Noam Choms~ reavivó el debate al intentar establecer un paralelismo


entre la guerra de E:spana y los movimientos de liberación popular activos en
ese momento en el Sudeste asiático. Su trabajo aportó valiosas considera-
ciones sobre la potencia del entusiasmo popular revolucionario:
MUCHOS HISfORIADORE:S CONSE:RVADORE:S SE: HAN DADO LA S~flSFACOÓN
DE: CONDENAR LAS AfROODADE:S DE: LOS COMUNISfAS E:N E:SPANA CONfRA
LOS GRUPOS RE:VOLUOONARIOS POR L9S QUE:, EN OTRAS CIRCUNSfANOAS,
r----i~- ~ ¡:-'"..._-.._NO HABRIAN MOSTRADO LA MENOR SIMPAfiA.

Las contradicciones entre los republicanos


burgueses demócratas y los socialistas
moderados por una parte, y los grupos
proletarios revolucionarios por otra,
seguían siendo un problema latente.
'-m

L.os acontecimientos revo-


lucionarios de los primeros
días de la guerra tuvieron
consecuencias profundas:
debilitaron el esfuerzo bélico
y provocaron la hostilidad
de las arandes potencias
hacia la República.

182
61 proceso de colectivización
en la industria y el comercio Uno de ellos, Narciso Julián,
por parte de la CNf, tanto de dijo al historiador británico
grand~s empresas como de Ronald Fraser:
pequenos talleres, fue tan
espectacular que impresionó
incluso a los comunistas.

Con todo, Barcelona no era representativa del conjunto de la 6spaña republicana.


L.a incautación revolucionaria de tierras e industrias divergió según
las zonas. L.as únicas características comunes fueron el desorden y el caos
de los primeros meses de la guerra en la zona republicana.

SAN SEBASflAN Y Sil.BAO Los pró~peros granjeros de


L.a vida continuó de forma CAfAL.UNA, L.EVANfE Y ASfURIAS
muy parecida a como era mostraron muy escaso entusiasmo.
antes del alzamiento.

MADRID
El ambiente era más sombrío y se
• ZONA RE:PUBLICANA
E:N AGOSTO DE: 1936
vivía más ta guerra que ta revolución.
VAU:NOA
No vivió un ca-
CASflL.L.A
L.a pobreza
~======~==~ tactismo social.
se impuso al
individualismo
instintivo de ( 0 0 PfRATIVA POPULAA Nº1
los pequeños
propietarios

ANDAL.UdA
Se llegó a una austeridad socializada impresionante.
Se abolió ta "tiranía de ta propiedad" y con ella
vicios tales como el consumo de café y de alcohol.

6n la 6spaña rural, y sobre todo en las áreas lati-


fundistas y con escasez de cultivos, los campesinos
, resolvieron rápidamente el problema de la tierra
mediante la colectivización.

L.as formas de organización


y gestión de los colectivos
variaban considerablemente.
No toda la tierra expropiada
fue luego colectivizada; la
cantidad variaba según las
regiones, y la colectivización
fue más intensa allí donde
la CNf tenía más fuerza.

183
E=n general, esa norma se cumplió con particular evidencia en Aragón, donde los milicianos
catalanes tuvieron un papel decisivo en la creación del •~tima" de revolución social.

las 2onas con


mayor implan-
tación de UG'T
estaban situadas
en el oeste de la
regJón y habían
ca1do en poder
de los sublevados.
E=I PCE= era muy
débil en Aragón
y los republicanos
no disponí_a n de
organ12ac1ones
suficientes para
tomar el mando.
@ ZONA DOMINADA POR L.OS RE:BE:L.OE:S
• ÚNE:A DE:L. F'RE:NfE: AN11F'ASOS1A
• 1E=RRl1ORIO AOMINIS1RADO POR E:I.. CONSE:JO DE: ARAGóN

Según los comunistas, la revolución se impuso


a punta de pistola, y no espontáneamente por
iniciativa de los campesinos. E=n cualquier caso,
todos toparon con un gran problema ...

Juan INíE:NíÁBAMOS PONE:R


Zafón, E:N PRÁCTICA UN COMUNISMO
L.IBE:RíARIO SOBRE: E:L. QUE:,
de la íRISíE: E:S RE:CONOCE:RL.O,
CN'T NINGUNO DE: NOSOíROS

~
SABÍA UNA PAL.ABRA.

E=I Consejo de Aragón se creó en octubre de 1936 para


llenar el vacío político generado por el al2amiento y las
colectivi2aciones a gran escala. Su reconocimiento por
parte del gobierno central en diciembre conllevó la
creación de consejos municipales y la inclusión en el Consejo
de Representantes de los demás partidos del Frente Popular.

E=I Consejo se vio for2ado a emprender una centrali2ación


económica, abandonando en consecuencia el principio
anarquista de gobierno local autónomo, y acabó siendo
atacado por su intervencionismo.

l.a propia CN'T ... y los comunis-


le acusó de "acti- tas, de imponer
vidades contrarre- una "tiranía de
volucionarias·:.. gánsteres·:

18'f
-----
La misma historia se repitió en Valencia. Había pocas
ideas acerca de cómo dirigir los colectivos, y los dele- -=
gados provinciales del Instituto de Reforma Agraria se
vieron incapaces de imponer ninguna clase de orden.

-:-''
---. - E:n consecuencia, se permitió a los colectivos
agrícolas valencianos funcionar con autonomía
total. E:sto, sumado a la violencia que
acompañó a buena parte de estas medidas,
tuvo efectos desastrosos en la economía.
La producción de arro2 y
naranjas quedó interrumpida.
L.os poderes revolucionarios
provinciales reconocieron la
necesidad de instituir alguna
norma unitaria. Pero aunque
se constituyó el Consejo de
E:conomía de Valencia, tuvo
muy poco efecto.

Sin embargo, los casos de colectivi2ación total y proclamación


del comunismo libertario en el País Valenciano fueron en general
escasos y efímeros. La guerra no constituía el contexto más
idóneo para los experimentos económicos a gran escala.

Podría decirse que las 2onas rurales


de la República fueron escenario de un
conflicto potencial entre los braceros De forma semejante, en los núcleos industriales
sin tierra agrupados en los colectivos los pequeños empresarios miraban con recelo
y la clase media de los pequeños el proceso de las colectivi2aciones.
propietarios agrarios, que veían la
colectivi2ación como una amena2a
a sus intereses. 1 1

L.os dos grupos en conflicto buscaban apoyo en dos autoridades


nacionales diferentes: los colectivistas en la CNf y la UGf, los
pequeños terratenientes y empresarios en el gobierno republicano.

185
La ,P.olítica soviética en E:spaña debía garantizar que la
Republica española siguiera siendo un regimen burgués de
democracia parlamentaria, condicionado por la necesidad
de Stalin de buscar aliados occidentales contra Hitler.

E:I nuevamente poderoso PO: volcó toda su fuerza en el


respaldo a las fuerzas republicanas bur9uesas, convencido
de que una ley de hierro histórica obh9aba a E:spaña a
pasar por esa fase en su camino hacia el socialismo.

E:ntre comunistas y revolucionarios se desató entonces


una hostilidad amarga y violenta, que se intensificó aún
más en 1937 por la determinación de los consejeros
soviéticos en E:spaña de emular los juicios de Moscú
y la caza de brujas de Stalin contra los trotskistas.

Con todo, el
experimento
republicano hizo
q~e muchos es-
panoles y extran-
jeros concibieran
esperanzas de un
futuro igualitario.
La idea de que me-
recía la ~ena luchar
por la República
perduró hasta bien
entrado 19 38.

Un cambio importante que simbolizó esto fue la


invasión femenina de ámbitos que antes estaban
vedados a las mujeres. E:n la retaguardia las mujeres
de clase obrera desempeñaron funciones clave en la
producción de guerra, en los servicios públicos,
en los transportes, la asistencia y la sanidad ...

... pero la vida doméstica raramente se democratizó


y las mujeres continuaron siendo las principales
encargadas de cocinar, limpiar y cuidar de los hijos.

186
Además, ocuparon puestos importantes en la organización política
e incluso en la militar. L.as mujeres jóvenes y políticamente compro-
metidas que empuñaron las armas y lucharon en calidad de milicianas
~ combatían con mucho valor cuando se lo permitían.

Sin embargo, la mayor


parte de sus camaradas
masculinos daba por
sentado, que lo mejor
que pod1an hacer era
cocinar y lavar. También
estaban sometidas a
considerables presiones
sexualesJ y tanto si
sucumb1an a ellas
como si no, se las
consideraba putas.

L.a euforia revolucionaria duró poco en muchos aspectos.


Gn agosto de 1936, los comunistas trabajaban para que se
fijara como objetivo central del esfuerzo bélico la defensa
de las instituciones legítimamente elegidas
en la República democrática burguesa.

Su apoyo al gobie,mo
de G1ral le acarreo un
conflicto con la rea-
lidad de la revolución
en los campos y en
las fábricas.

~~
A finales de agosto, la Komintem envió a los
comunistas franceses André Marty y Jacques
Duelos para advertir a L.argo Caballero de que
las potencias occidentales no tolerarían un
gobierno obrero en su esfera de influencia.

Stalin dio su aprobación por teléfono a un gobierno


de defensa nacional encabezado por Giral, con una
mayoría de republicanos, y la participación de socia-
listas y de dos comunistas, así como de represen-
tantes de los catalanes y los vascos.

A pesar de todo,
L.argo Caballero
aca&ó formando
el 'f de septiembre
un gobierno que
inclu1a tanto a los
republicanos como
a (os representan-
tes de los partidos
obreros.

Su fama de "L.enín español" sirvió de consuelo a los obreros, aun~ue


también confirmó los prejuicios de los diplomáticos de Londres y París.

187
A2aña y Prieto, que
confiaban poco en las
aptitudes de Largo
Caballero, buscaban en
los comunistas la ga-
rantía de que la
República ~ur9uesa
se mantendr1a intacta.

Los comunistas pidieron a Largo que la CNf estuviese


representada en el gobierno central para crear un
frente político sólido y, sobre todo, para implicar a los
anarquistas en la tarea de destruir los poderes
E:I 'f de noviembre, cuatro representan- revolucionarios autónomos que habían ido surgiendo.
tes anarcosindicalistas pasaban a formar
parte del gobierno en el Madrid sitiado.
E:ra inevitable que esa decisión creara
tensiones y fricciones en el seno del
movimiento anarquista.

Los ministros anarquistas


se opusieron de inmediato
a la posición del PCE: de que
era necesario posponer las
acciones revolucionarias
hasta que la República bur-
g{Jesa se hubiera consolidado
frente al ataque fascista.

E:I gobierno central inició


una política de hostilidad
burocrática hacia la indus-
. tria y la agricultura colec-
tivi2adas, ocasionándoles
serias dificultades.

Los comunistas maniobraron conscientemente para


granjearse el apoyo de los pequeños propietarios .ame-
na2ados, y emprendieron una campana de proselitismo
entre oficiales del tjército, funcionarios estatales,
profesionales, y pequenos terratenientes y empresarios.

188
LA PROPIE:OAO OE:L PE:GUE:ÑO
CAMPE:SINO E:S SAGRADA Y GUIE:NE:S
AfACAN O INfE:NfAN AfACAR E:SA
PROPIE:OAO OE:BE:N SE:R CONSIOE:RAOOS
E:NE:MIGOS OE:L R~GIME:N.

- .. - . -

Vicente Uribe, et ministro comunista


de Agricultura, legati2ó ta expropiación
de tierras pertenecientes a franquistas,
pero no ta de otras tierras cotectivi2adas, mu-
chas de tas cuales fueron devueltas a sus dueños.

Stalin escribió a L.argo Caballero et 21 de diciembre,


recomendándote trabajar codo con codo con et
Partido Re_pubticano para atraer del lado del gobierno
a ta pequena y mediana burguesía, con et fin de impedir
que los enemigos de Sspaña la presentaran como una
República comunista y así evitar su intervención.

Ssa política cautelosa puesta en práctica por


L.argo Caballero afectó de un modo fulminante
a la moral de los trabajadores, que durante la
existencia de ta República ya habían perdido
la ilusión sobre la capacidad de la democracia
burguesa para emprender reformas profundas.

L.os defectos del sistema


De forma similar, la disolución, et 30 de septiembre de las milicias eran obvios.
de 1936, de las milicias revolucionarias formadas Su pretensión de mantener
espontaneamente y su sustitución por unidades la democracia incluso en el
regulares del ejército disminuyeron et impulso campo de batalla había
revolucionario de las masas. llevado a una costosa
ineficacia.

Se perdieron horas vitales en discusiones


entre los miembros de los comités y era
casi imposible establecer la disciplina.

189
L.os comunistas españoles fueron los primeros
en percibir ,que si la República quería evitar ser
barrida, deb,a contar con tropas adecuadamente
entrenadas y dispuestas a ejecutar las órdenes
de un mando unificado y coherente.

L.argo Caballero se convenció de la lógica del


punto de vista comunista gracias a los esfuenos
combinadosAdel periodista soviético Mijaíl Koltsov
y de Julio lvarez del Vayo, ministro de Asuntos
E:xteriores socialista, cada vez más unido
a los comunistas.

L.as tres virtudes que pedían los comunistas,


'ijisciplina, jerarquía y orJ1anización'; alcanzaron
su punto álgido en el Ciluinto Regimiento, que
iba a constituir el núcleo del E:jército PoP.ular.
E:staba dirigido por una serie de notables
oficiales comunistas: E:nrique Castro Delgado,
Juan Modesto y E:nrique L.íster.

Atraídos por su eficiencia, innumerables voluntarios se


alistaron y se afiliaron al Partido Comunista. E:ste disfrutó
además de un trato especial en la distribución de las armas soviéticas.

61 embajador soviético Marcel Rosenberg


visitaba a diario a L.argo Caballero. Durante
interminables horas trataba de darle instruc-

ser destituidos, basándose r


ciones sobre cómo debería dirigir la guerra
con éxito y qué generales o coroneles debían

solo en la filiación política ~4,t)(


de los oficiales. ~

~~~
~~
~

Los comunistas pretendían a toda costa la


destitución del general José Asensio, nombrado
por L.argo subsecretario de la Guerra. Veían en él
un obstáculo para sus planes de conseguir la he-
gemonía en la conducción republicana de la guerra.

190
Su grosería y descaro acabaron sacándote de quicio. iFU€RA DE AQUÍ! iSEPA QUE AUNQUE LOS
, i:.argo se enfrentó al embajador soviético y a ESPANOLES SOMOS MUY POBRES Y ESfAMOS
Alvarez del Vayo, que lo acompañaba como intérprete, MUY NECESITADOS DE AYUDA EXfERIOR,
cuando fueron a pedirle la destitución de Asensio. SOMOS fAMBIEN DEMASIADO ORGULLOSOS
PARA DEJAR QUE UN EMBAJADOR EXfRANJERO
INtENfE IMPONER SU VOLUNfAD AL JEFE
DEL GOBIERNO DE ESPAÑA!
~-------i

Sus relaciones con los comunistas se deterioraron


rápidamente. Demasiado tarde se dio cuenta de que
la contribución de tos comunistas iba vinculada a
una visión sectaria de ta sociedad y a unos métodos
dictatoriales que hacían inevi-
table el conflicto con et resto
de los grupos que luchaban
contra Franco.
~

DesP.ués de la caída
de Málaga, en la que
quedaron al descubierto
todos los fallos del sis-
tema de las milicias,
Asensio fue
destituido.

L.o~, suministros de armas soviéticas y ta eficacia de la organi-


~ac,on de los comunistas dejaban pocas posibilidades de éxito al
intento de Largo de reducir el predominio de estos en el ejército.

Sus simpatías se decan-


taban por los elementos
revolucionarios de ta
izquierda que habían
empezado a colectivizar
ta industria y ta agricul-
tura sin mostrar ciema-
siado interés por el
esfuerzo bélico.

L.os esfuerzos de los comunistas,


en cambio, gozaban del apoyo de
amplios sectores del PSOE y de tos
partidos republicanos burgueses,
que se daban cuenta de que había
que dar prioridad a hacer la guerra.

191
Los esfuerzos de la Generalitat por recu- La CNf requisaba alimentos en el campo y los repartía
perar el poder de los sindicatos revolucio- entre los pobres y los 3Saooo refugiados que llegaron
narios ya estaban creando mucha tensión. a las ciudades. Los precios bajos que imponía la CNf
empujaron a los campesinos a acaparar alimentos.
' ~

La consiguiente escasez y la inflación de los precios pro-


vocaron en Barcelona disturbios relacionados con el pan.

Companys, decidido a poner coto a los


excesos anarquistas, ya había restable-
cido los cuerpos de policía en octubre.
Por el bien del esfuerzo bélico, ansiaba
imponer un control central a la industria.

HAY MÁS DE: UNA DOCE:NA


DE: RAZONE:S QUE: OBLIGAN
A LA CONSílíUOÓN QE: UN
G0BIE:RNO FUE:Ríl:: CON
PLE:NOS P0DE:RE:S QUE:
IMPONGA SU AUíORIDAD.

Su postura contaba con el apoyo del PSUC, que ya hacía


campaña para sacar al POUM del gobierno catalán. Al igual
que Companys, creía que el POUM debilitaba el esfuerzo oélico
al acusar a la Generalitat de contrarrevolucionaria y pedir
la formación de un frente obrero revolucionario con la CNf.

Para el POUM, grupo marxista de disi- 61 12 de diciembre, en una cena


dentes antiestalinistas cuya mayor fuerza con Companys, el cónsul general
se situaba en Lérida y Barcelona, guerra ruso en Barcelona, Vlaclímir
y revolución eran inseparables. Antonov-Ovseenko, recalcó
que la continuación de la ayuda
soviética exigía pruebas de que
Uno de sus dirigen- se estuvieran eliminando los
tes era Andreu Nin, obstáculos que impedían
antiguo secretario unificar el esfuerzo bélico.
particular de frotski
en Moscú.

11 11-=~-

61 16 de diciembre, Companys hizo cambios en su gobierno.


Puso a Joan Comorera, del PSUC, a cargo del abasteci-
miento como primer paso para volver al mercado libre.

192
Los rusos se
obsesionaron
con la idea de
- -• que se habían
producido sa-
botajes y
traiciones en
la derrota de
los republica-
nos en Málaga.

Alentado por Antonov-


Ovseenko, el PCG empezó
a llamar a la extermina-
ción del POUM.

Las milicias del POUM dejaron de recibir armas. Orwell no fue el único en lamentarse
de que las unidades del POUM tuvieran que combatir en el frente con uniformes
andrajosos, equipo anticuado e insuficientes suministros de alimentos y municiones.
~
UN GOBIE:RNO QUE: E:NVÍA
' ., ..
CHICOS DE: QUINCE: AÑOS
AL FRE:NfE: CON FUSILE:S 1 ~-: i
VIE:JOS Y MANflE:NE: A LOS
HOMBRE:S MÁS FUE:RfE:S Y
LAS ARMAS NUE:VAS E:N LA
RE:fAGUARDIA fE:ME: SIN
cfJJ~~~f! Co't~;'§Jts.

La creciente oleada de refu- La liberalización del mercado


giados gue llegaban a Cataluña permitió a los productores
sometía el abastecimiento de rurales subir sus precios, pero
alimentos a una presión cada eso no resolvió el problema.
vez mayor. La escasez, la inflación, la
especulación y el crecimiento
de un mercado negro causaron
agudas tensiones sociales.

Al mismo tiempo, la Generalitat y el PSUC estaban en pugna con la CNf


y el POUM por el control de las industrias de guerra y los armamentos,
las colectivizaciones, la militarización de las milicias y el orden público.

193
~ .k- - ••

A mediados de marzo, la Generalitat L.a tensión aumentó todavía .' ~-:-~- :


disolvió las patrullas de seguridad de más cuando el 25 de abril, ::~-:;.':
la CNí y exigió que todas las organi- en uno de los enfrentamientos --~::
zaciones obreras entregasen sus armas. que se produjeron, fue ~ _,, .·,
L.a CNí se retiró del gobierno catalán. asesinado Roldán Cortada, ., ..; l
secretario del ministro de
írabajo y Obras Públicas
de la Generalitat.
, I

/f' • ' • l

_; ·neis días después, el líder


~ él cómité local de la CNí en

Unidades de la policía secreta comunista


empezaron a detener a militantes del POUM.

A comienzos de mayo estalló la crisis.


e1 detonante inmediato fue el asalto a
la central de íelefónica en Barcelona,
controlada por la CNí, ordenado el 3 de
mayo por el jefe de policía del PSUC.

-- --
...
esto hizo que estallaran luchas callejeras, que podrían
haberse evitado retirando las fuerzas que rodeaban el
edificio, pero Companys aprovechó la oportunidad
para continuar con la ofensiva contra la CNí.

Se hicieron barricadas en el centro de Barcelona. L.os distri-


tos obreros y la periferia industrial estuvieron en manos de
las masas anarquistas, que se enfrentaron a las fuerzas de
la Generalitat y el PSUC durante varios días, pero su falta
de coordinación devolvió la iniciativa a Cómpanys.
1 ~
ll---=--.J

~ L.os anarquistas solo podían vencer a


' costa de un baño de sangre que para la
República implicaría con toda seguridad
~.-,...~ perder la _guerra. Por consiguiente, Juan
García Oliver habló por radio desde la
Generalitat y, en nombre de la dirección
de la CNí, pidió a sus militantes que
depusieran las armas.

19't
61 7 de mayo el gobierno proporcionó desde Valencia
los refuerzos policiales que decidieron el resultado del
enfrentamiento, a cambio de que la Generalitat renun-
ciara al control autónomo del ejército de Cataluña

y a la responsabilidad del orden público. ' ~

1 '

~ ,__ 61 POUM se vio convertido en el chivo expiatorio.


Los comunistas, vencedores, querían nada menos que
su completa destrucción. Pero Largo Caballero se
negaba a disolver el POUM y arrestar a su dirección.

Los consejeros de la Komintern, especial-


mente André Marty y Boris Stepanov, ya
habían insistido en el cese de Largo en marzo.
Los comunistas decidieron por votación que
debía irse, y provocaron una crisis de
gobierno bloqueando sus planes para
lanzar una ofensiva en E:xtremadura
y dejándolo sin apoyos.

lndalecio Prieto y sus seguidores


del PSOE: vieron en el conflicto Azaña, por su parte,
una ocasión para desbancar a los no le perdonaba la tar-
caballeristas, y acusaron a 4rgo danza en sacarle de
Caballero de falta de energ,a Barcelona durante los
para reestablecer el orden publico. sucesos de mayo.

Largo Caballero se vio forzado a dimitir.

195
Azaña había dado por sentado que el elegido sería Prieto, Prieto utilizó su influen-
pero este prefería seguir trabajando entre bastidores. cia sobre Negrín para que
Así pues, se hizo cargo de todo e~ esfuerzo bélico en I:'~ el cargo de ministro de la
ministerio nuevo, el de Defensa Nacional, frtJt:o de la fu:i1on Gobernación recayera en
de los ministerios de la Guerra y de la Marina y el Aire. Julián Zugazagoitia, por
su firme compromiso con
la restauracion del orden
público.

íambién eligió a Manuel lrujo,


que desde la cartera de Justicia
reformó y reforzó el cuerpo de
funcionarios de prisiones para
asegurarse de que no se repi-
tieran los "paseos" y las atro-
cidades de noviembre de 1936.

SI régim~n, carcelario
se suavizo: se puso
en libertad a clerigos
y religiosos católicos, E:n el Ministerio de la
se dio a la Cruz Roja Gobernación, Zuga-
acceso total a las zagoitia se valdría de
cárceles y a muchos su posición para salvar
presos civiles se les la vida de muchos fa-
concedía la libertad langistas promin~ntes
condicional si tenían que estaban en caree-
algún acontecimiento les republicanas.
familiar relevante.

Negrín estaba convencido de que la victoria dependía de la discipli!',ª de la~, .


Fuerzas Armadas y del suministro ininterrumpido de armas desde la Un1on Sov1et1ca.

íambién creía que las potencias democráticas


de E:uropa acudirían en ayuda de la República
si se conseguía convencerlas de la naturaleza
no revolucionaria de la lucha republicana.

Su gobierno fue más


homo9éneo que el de
cualquiera de sus pre-
decesores, gracias al
desmantelamiento que
llevó a cabo de todas
las conquistas revo-
lucionarias de la
primera etapa de
la guerra.

196
l-os comunistas intensificaron su ataque E:n Barcelona, su líder, Andreu Nin,
contra el POUM, y el partido fue declarado fue secuestrado por agentes rusos.
ilegal a mediados de junio. Su comité ejecutivo fue
detenido y acusado de sedición en tiempo de guerra
por su participación en los sucesos de mayo.

L.o llevaron a una


casa de Alcalá de
Henares, donde fue
interrogado y tor-
turado brutalmente.
Al negarse a ·~on-
fesar" que era un
agente nazi, lo
ejecutaron.

E:s casi seguro que lo organizó el coronel Aleksandr


Orlov, el jefe de la NKVD, la policía secreta soviética.
Había sido enviado a E:spaña a finales de agosto de
19 36, aparentemente en calidad de agregado político,
con la misión exclusiva de combatir el trotskismo.

L.as desapariciones en esas fechas de


José Robles Pazos y de varios trotskistas
extranjeros, entre ellos el escritor austríaco
Kurt landau, causaron un perjuicio enorme
a la credibilidad del gobierno de Negrín.

lrujo puso en marcha una investigación


judicial. Zug_azagoitia destituyó al ctirector Negrín se mostró de
general de Seguridad, el coronel comunista acuerdo con la des-
Antonio Ortega, P,orque no P..Udo explicar titución de Ortega,
el papel que nab1a desempenado en la pero no estaba dis-
desaparición de Nin. puesto a permitir que
nuevas revelaciones
perjudicasen la unidad
del gabinete y ordenó
que se suspendiera
la investigación.

197
Para la represión del POUM, el
gobierno había creado el íribunal
E=special de espionaje y Alta írai-
ción, pero lrujo se encargó de que
lo integrasen jueces totalmente
imparciales y probos.

@)
~ - la máscara Muchos militantes de base del POUM estaban en la cárcel sin que aún
se les hubiera acusado oficialmente. Hubo huelgas de hambre en las pe-
jArranquemodsor fascista! nitenciarías de Barcelona y Valencia. lrujo envió fiscales y jueces a todas
al provoca ellas para convencer a los presos de que los juicios serían justos.
trujo dimitió en noviembre de 1937, pero siguió en el gobierno en calidad de
ministro sin cartera tras asegurarse de que las penas de muerte que pudieran
dictar los íribunales especiales tuviesen que ser ratificadas por el gabinete.

et juicio del ejecutivo del POUM


se celebró en octubre de 19 38
con todas las garantías judicia-
les, y_ todos pudieron huir de
España al terminar la guerra.

L.os comunistas habían continuado


presionando a favor de una mayor
centralización y el Consejo de Aragón Después de Aragón,
fue disuelto, cumpliendo con el Decreto los comunistas inter-
de Disolucion de 11 de agosto de 1937. vinieron en contra de
enrique Líster, con una actitud los colectivos exis-
represora innec,esariaf'!lente tentes en Cataluña.
brutal, arresto ademas a
muchos miembros de la CNí.

Otras medidas centralizadoras


incluyeron la utilización del Servicio
de Investigación Militar (SIM),
una policía secreta que había sido
objeto de una creciente infiltra-
ción por parte de los comunistas
para purgar a sus oponentes.

198
Sin. e! i_deal de un nuevo m"!"~º por el que l~char, los
sacr1f1c1os y el hambre se h1c1eron mucho mas difíciles E:I obstáculo principal que le quedaba al PCE:
de soportar durante los dos últimos años de la con- era la continuidad de lndalecio Prieto como
tienda. Gn las últimas etapas de la guerra, los ciudadanos ministro de la Guerra. E:I matrimonio de
se vieron invadidos por el derrotismo y las dudas. conveniencia que crearon con él, en oposición
al espíritu revolucionario de Largo Caballero,
se vino abajo en cuanto este dimitió.

Prieto 9uiso . re~u~ir el protagonis,mo de los comunistas, y esto colocó al PCE: en una situación difícil.
DesP.ue.s de 1ns1st1r: con tanto ~hinco en la necesidad de defender ~na República burguesa moderada,
difícilmente pod1a atacar abiertamente a sus representantes mas destacados: Azaña y Prieto.

' .
Paradójicamente, los esfuerzos de los comunistas
contra las ansias revolucionarias habían debilitado Pero a la luz de la situación internacional,
su propio control de la conducción de la guerra. y de la posición de Stalin en particular,
Si los comunistas hubieran conseguido encontrar resultaba inconcebible que los comunistas
alguna forma de encauzar el entusiasmo revolucio- aceptaran el patrocinio de la revolución.
nario de los primeros meses, tal vez habría ganado
la República.

~- .
'Tal como se desarrollaron las cosas, el Partido
Comunista, pese a su dureza y sus errores,
tuvo una intervención decisiva en el man-
tenimiento de la resistencia de la República
durante todo el tiempo que fue posible.

199
~, 7 p,...
--

• •

-
• . ~ .
,

.•
••• •

--
- ,,,.,---
Los rebeldes se internaron con facilidad en el
norte durante la primavera y el verano de 1937.
6n marzo, Mola había concentrado un ejército
de cerca de ctaooo combatientes para
r------... el asalto al País Vasco, e inició su
campaña a finales de ese mes.

~
Pero los riscos, ·
las colinas boscosas
y las vías de comuni-
cación deficientes difi-
cultaban el avance, y la
encarnizada defensa de
los vascos se cobraba
además un precio muy
alto entre las fuerzas
atacantes.

---~
'

Mola dispon~a de la
cobertura aerea de la
Legión Cóndor alemana,
cuyo jefe de 6stado Mayor
y posteriormente
comandante, el primo
del Barón Rojo,
teniente coronel
Wolfram von
Richthofen,
dirigiría más Utilizó la Legión Cóndor para ensayar las téc-
tarae la invasión nicas del bombardeo en picado y el bombardeo de
nazi de Polonia. saturación, que se utilizarían posteriormente
en el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Convencido del uso del terror,


Von Richthofen aconsejó a
Mola que destruyese la moral
del enemigo y, a ser posible,
rápidamente. La noche del
25 de abril, Mola lanzó desde
la emisora de radio rebelde la
siguiente advertencia:
---
FRANCO E=SíÁ A PUNíO DE=
ASE=SíAR UN GOLPE= PODE=ROSO
CONíRA E=L QUE= íODA RE=SIS-
íE=NQA E=S INÚílL. ,VASCOS!,
RE=NDlOS AHORA
Y AHORRAR~IS
E=L SACRIFICO
DE= VUE=SíRAS
VIDAS.

.' .
A primeras horas de la tarde del día siguiente, lunes 26 de
abril, día de mercado en la pequeña población de Guernica,
la Legión Cóndor atacó. Guernica, símbolo transcendental
capital para el pueblo vasco, su ciudad más antigua y el
centro de su tradición cultural, fue destruida en tres
horas y cuarto de bombardeos continuados.

202
George Steer, corresponsal de "fhe fimes'; Una poderosa flota aérea compuesta por tres tipos de
fue uno de los primeros periodistas en lle- aparatos alemanes, bombarderos J unker y Heinkel y
gar al lugar: Los franquistas, en el intento cazas Heinkel, descargó de forma ininterrumpida bombas
de desacreditar su reportaje, hicieron 9ran- de hasta 1.000 libras de peso y, según se calcula, más de
des esfuenos para denigrar su inte9r1dad 3.000 proyectiles incendiarios de aluminio de dos
personal y profesional. Steer escribió: libras de peso cada uno.
- - - - ~ ~ : : : - -.........=t._~ ..----~T"'T"""~~ ~ ~~ - ,

.-,--. ,,-
,,,
~

,,
.;
_,
/t--..J'~ ,,'

'

Los cazas, mientras tanto, efectuaban
pasadas en vuelo rasante sobre el cen-
tro de la ciudad y ametrallaban a la
población civil que buscaba refugio.

E:l servicio fran~uista de prensa extranjera, di-


rigido por l.uis Bolín, opto en primera instancia
por sostener que el bombardeo no había tenido
lugar, en gran medida por su preocupación por
la posible reacción de la ~glesia católica inglesa.

Cuando la negación de los hechos era ya insostenible,


los propagandistas recurrieron a la tesis de C{Ue
Guemica flabía sido bombardeada por los propios
vascos, supuestamente para inculparlos a ellos.

Por desgracia para Bolín, existían


testigos muy fidedignos. E:I padre Los aviones volaban muy bajo, arrasando los cami-
Alberto Onaindía, agente diplomático nos y bosques con fuego de ametralladora, y en las
oficioso del País Vasco en París, cunetas de las carreteras se amontonaban
había llegado a la ciudad el día inertes hombres, mujeres y niños.
del ataque. Declaró a "fhe fimes":

El fuego envolvía la ciudad. Se oían gritos de dolor por todas


partes, y las gentes, llenas de terror, se arrodillaban, levantando
las manos al cielo, como si implorasen a la divina providencia...

203
Uno de los encargados de la prensa franquista, Ignacio
Rosalles, trató de atemorizar a la periodista norteame-
ricana Virginia Cowles para que no contase nada de lo
.-,

• .
... ' 1

• ~'
que sabía acerca del bombardeo. "Creo que yo no escri-
biría sobre ese tema, si estuviera
en su lugar'; le soltó, a~ena-
zante, en una ocas1on.

Estos intentos
de intimidación
no eran infre-
cuentes, pero
en general no
resultaron es-
pecialmente l.uis Bolín, que ya había amena-
eficaces. zado al cámara francés René Brut
con ejecutarle por haber filmado
la matanza de Badajoz, estaba
acostumbrado a someter a la
prensa a su voluntad.

El mito de los dinamiteros


vascos fue contraproducente.
Si las autoridades franquistas
hul?ieran adoptado una actitud ., ...,..
mas despreocupada, tal vez el
bombardeo habría podido
excusarse como una lamen-
table secuela de la guerra.

Pero la polémica suscitada


convirtio a Guernica en el
símbolo central de la guerra,
inmortalizado por el cuadro
de Pablo Picasso.

l.a única polémica que aún subsiste en relación con ese hecho atroz es si se realizó
con el conocimiento del alto mando franquista o fue una iniciativa de los nazis.

l.a destrucción de
Guernica significó
ciertamente un golpe
terrible para la moral
de los vascos.

l.as reuniones entre el general


Mola y el teniente coronel Von
Richthofen la noche del 25 de
abril y la mañana del 26 su-
gieren que, precisamente, ese
era el objetivo del bombardeo.

20'f
L.a clave de la defensa de Bilbao, las fortificaciones
del '~inturón de hierro'; pudo llegar a conocimiento
de los rebeldes gracias a la traición de un oficial
vasco, el comandante Alejandro Goicoechea, que
desertó en marzo con copias de los planos.

A finales de mayo, las tropas de Mola tení~n


rodeada Bilbao. GI presidente vasco, Jose
Antonio Aguirre, hizo caso omiso de las Los constantes ataques
órdenes de Prieto, ministro de Defensa Nacional, 4111111.___.,JJ aéreos permitier:on la
de destruir las instalaciones industriales. ruptura de las hneas
defensivas el 12 de junio.
Una semana más tarde
caía Bilbao.

--
GI nuevo alcalde imeuesto por los rebeldes, el falan-
gista vasco José ~aría de Areilza,. en un in~ento de Para lndalecio Prieto, que se había hecho ,
minimizar la ventaJa de los franquistas al disponer cargo del Ministerio de Defensa Nacional hacia
de la información filtrada de las defensas de la solo dos semanas, fue un golpe demoledor.
ciudad, exaltó la victoria en los siguientes términos: Su frenética energía no había servido de nada.
Gstaba inconsolable y se plan-
teó incluso el suicidio.
BILBAO HA SIDO CONGUISíADA
POR L.AS ARMAS. NADA DE:
íRAíOS Y FAVORE:S PÓSíUMOS.
L.AS Rl:GL.AS DE: L.A GUE:RRA, Gnvió una carta
DURAS, VIRIL.E:$ E: INE:>CORABL.l:S. a Negrín presen-
L.A Pl:SADIL.L.A Rl:VOL.UCIONARIA, tando su dimisión,
SINIE:SíRA, AíROZ, CON~ODA pero este le
COMO E:USKADI, HA CAIDO insistió para
PARA SIE:MPRE:. que siguiera en
el Ministerio.

205
Gntraron en Santander enarbolando retratos gigan-
tes de Mussolini. Gn Italia, la prensa magnificó la gesta
con tono triunfalista, aunque, en realidad, las tropas
italianas prácticamente no encontraron resistencia.
GI resto de la cornisa norte fue ocupado rápidamente
en septiembre y octubre. las ciudades asturianas
de Gijón y Avilés cayeron el 21 de octubre, y a finales
del mes toda la industria del norte trabajaba
para los rebeldes. Con ello, su ventaja era ya decisiva.

~
ílf '
.1 ,~,.,,,,

los franquistas, que ya antes superaban a sus


rivales en aviones y carros de combate, podían
consolidar su superioridad militar mediante
el control de la producción de hierro.

Al empezar la guerra, Al principio eran internados en campos de concentración


las fuerzas rebelctes con- improvisados y sometidos a interrogatorios y purgas.
taban con saooo hom- los oficiales y los comisarios políticos eran ejecutados
bres. Al concluir las sumariamente. los soldados que se habían presentado
campañas del norte como voluntarios fueron utilizados en batallones de
ent-:,e la primavera Y, el trabajo forzado en posiciones de primera línea.
otono de 1937, hab1an
aumentado considera-
blemente.
--~
\\

.~
Gn el norte tenían diez
divisiones formadas Se consideraba
por 1'-t0.000 hombres, a los reclutas lo
y durante los meses suficientemente
siguientes se incorP,o- apolíticos para
raron 10QOOO mas poder ser ab-
que eran prisioneros sorbidos por las
de guerra republicanos. filas rebeldes.

206
Junto con tos voluntarios, tos desertores
y tos prisioneros republicanos, a finales
de 1937 Franco tenía un ejército
enorme de 772.000 hombres, cuyas
vidas no te preocupaban.
., rodo ello te
ofrecía
la posibilidad de macha-
car ta República en una larga
guerra de desgaste.
E:sto, sumado a ta represión
en las zonas conquistadas,
tenía por objeto poner tos
cimientos de una dictadura
duradera.

Así se to explicó
--- Franco al embaja-
--- ----
~
dor de Mussotini,
Roberto cantalu~.
el 't de abril de 1937.
0CUPARG ESPAÑA VILLA fRAS VILLA,
PUEBLO fRAS PUEBLO DEBEMOS LLEVAR
A CABO LA fARSA N6C6SARIAM6Nf6 LSNfA
06 RSDSNOÓN Y PAOFICAOÓN, SIN LA
"
CUAL~ ~~r:~~t:~8"~~ SERÁ

NO f0MARG LA CAPlfAL
NI UNA HORA ANfSS DE LO
NECESARIO: PRIMERO DEBO
f6N6R LA C6Rf6Z~ DE PODER
FUNDAR UN RSGIMSN.

A lo largo del verano, el general Rojo preparó una ofensiva republicana cuidadosamente
planificada en Brunete, en terreno árido y cubierto de maleza, a unos 30 kilómetros al
oeste de Madrid, que contó el 6 de julio con la ventaja de ta sorpresa inicial.

-~

---

Cerca de 50.000 hombres consiguieron abrir una brecha Las rivalidades políticas obstaculizaron la
en las líneas enemigas, pero el enorme calor y la explotación eficaz de la ventaja, y al cabo de
confusión hicieron quebrar la disciplina republicana. dos días el general Varela pudo concentrar
suficientes refuerzos para taponar la brecha.

"

"""-~MADRID
.
• • .

• •

V. DGL. CAS111.I.O

•... --· ...


• V. DG I.A CANADA •
•••
~

PLAN DE MANIOBRA
,

., ..., .~
BRUNG1G -......._ ~

FREN1E INIOAL CON1RAOFENSIVA FRANQUIS1A

... -..... -.....


MÁXIMO AVANCE

MÁXIMO AVANCE LOGRADO
MÓS10L.GS
-··------·······-
FREN1E DEFINl11VO LOGRADO

207
A pesar de la irrelevancia
estratégica de Brunete,
Franco retrasó su campaña
en el norte. Brunete era
una tentación irresistible
para aniquilar a gran número
soldados republicanos.
Los rebeldes recibieron un
importante refuer20 con la
aparición del nuevo ca2a ale-
mán Messerschmitt BF 109,
que tan importante función
iba a desempeñar en la
Segunda Guerra Mundial.
Durante die2 días, en uno de los choques más san-
grientos de la guerra, los republicanos defendieron
er saliente que habían conquistado frente a la abru-
madora superioridad aérea y de, artillería del enemigo.
', ,.,.,¡ • ·,

En unas condiciones de caos total, con ambos


bandos bombardeando por error sus propias po-
siciones, los rebeldes obligaron gradualmente a
los atacantes a regresar a sus bases de partida.

Los republicanos prosiguieron con sus esfuer2os por apoderarse de la iniciativa. En agosto
de 1937 se llevó a cabo una nueva ofensiva en el frente de Aragón, 2ona elegida, en parte, por
el deseo del gobierno de arrebatar el control de las líneas a los anarquistas.

o • ZONA FRANGUISfA
.."' •• ZONA REPUBLICANA
FRE:NfE: RE:Cl,JPE:RADO
POR L.A REPUBL.ICA

o 10 20 30 km

El objetivo era rodear Zarago2a


con un auda2 movimiento de pin2a,
pero la toma de los pueblos que ja-
lonaban el camino, como Belchite,
trope2ó con serias dificultades
y fue preciso detener la ofensiva
a mediados de septiembre.

208
GI ejército republicano requería una reconstrucción
considerable cada ve2 que sufría una gran derrota.
1--------
Sus soldados pasaban largos períodos ininterrum-
pidos en el frente. L.os rebeldes, en cambio, tenían
nume~C?sas tropas de refresco que permitían la
rotac,on.

Muchos oficiales procedían directamente de las mili-


cias y la mayoría carecía de preparación suficiente.
L.as derrotas en el frente y la moral baja en la reta-
guardia provocaron numerosas deserciones a P,esar
de feroces medidas discielinarias como el fusila-
miento y el castigo de las familias de los desertores.
L.as decepciones de las campañas de Brunete
y Aragon intensificaron las recriminacio-
nes, y las disputas políticas socavaban
la moral de la 2ona republicana. '--"-....__ __¿

L.argo Caballero había insistido mucho Prieto se vio atacado por los anarquistas por
en favor de una ofensiva en Gxtremadura sancionar la disolución del Consejo de Aragón
para aislar Andalucía del resto de la 2ona en agosto de 1937; pero negó haber autori2ado
rebelde, pero la oposición de los comunis- la brutal destruccion de las colectividades anar-
tas hi20 que su plan quedara descartado. quistas que llevó a cabo Gnrique L.íster.

Gn la 2ona franquista no había disputas de ese tipo. Una ve2


eliminados sus rivales potenciales, Franco controló no solo
la dirección militar sino también la política nacional, sin verse
afectado por problemas de insubordinación o de indisciplina.

>- - - ---

Gn muchas ocasiones desestimó -las vidas


de sus soldados, en una serie de decisiones de un valor
estratégico mu1 cuestionable. Su táctica bélica refle-
jaba su carácter cruel, despiadado y vengativo.

209
61 predominio político Los car9os se distribuyeron entre una selec-
del caudillo se confirmó ción cu1ciadosamente equilibrada de militares,
a comienzos de 1938. monárquicos, carlistas y falangistas. Con todo,
61 30 de enero formó el tono dominante era el militar. Los Ministerios
su primer gabinete re- de la Guerra, Orden Público y Asuntos Exterio-
, guiar. Finalizaba así el res ~ueron encomendados a generales.
cometido de la Junta de
generales de Burgos.

61 nuevo Estado se formalizó por La administración del nuevo Estado estará imbuida
medio de la Ley de Administración del espíritu de sus orígenes: noble e imparcial, fuerte
Central del Estado, según la cual: y austero, profundamente español, hasta la médula.

La ideología del nuevo


Estado se volcó en la
reconstrucción de España
a imagen y semejanza de
su pasado impe,rial, por lo
que se preocupo de la des-
truccion de los símbolos
del progreso, como la de-
mocracia p~rlamentaria
y el sindicalismo.

La Falange se vio recom- íambién se recompensó


pensada con el control a la Iglesia por sus servicios,
del movimiento sindical, conceciiéndole autoridad total
que llevaba consigo una en temas de educación. Así se
fuente enormemente lu- premiaba el reconocimiento 1
crativa de patronazgo. formal de Franco por parte del
Vaticano, en agosto de 1937.

Después de un período de calma en los frentes,


a finales de 1937 Franco decidió lanzar un Sin embargo, los republicanos consiguie-
nuevo ataque sobre lo que se había convertido ron descut>rir el P,lan mediante una misión
en su principal obsesión: Madrid. de espionaje. Así, en diciembre pudieron
realizar un ataque preventivo
con la idea de distraer a Franco.

•SALAMANCA

~ ,/ . fORfOSA •

✓ La ofensiva republicana se
C;:::::::::~ dirigió contra íeruel, lugar
'"- donde las líneas franquistas
estaban relativamente
WJ'MIRAOI •ARAN.JU6Z desguarnecidas. Una vez
LA RIIIN\ e más, la estrategia la había
preparado hábilmente Vi-
Su plan consistía en romper cente Rojo, y el efecto
el frente por el sector de sorpresa fue total.
Guadalajara y avanzar direc-
tamente sobre la capital. ZONA FRANQUISíA ZONA RE:PUBLICANA

210
'
'
'

L.os rebeldes, desprevenidos, se vieron


obligados a aplazar su planeada ofensiva
sobre Madrid para desplazar parte de sus
fuerzas hacia íeruel. Pero el contraataque
quedó paralizado por tas terribles
condiciones meteorológicas.

_,_
- E:t 29 de diciembre dejó de
nevar, pero et 31 se regis-
traron tas temperaturas
1
más bajas de todo et siglo.
L.a única estrategia posi-
ble para ambos bandos
era ta de desgaste.

f ras una tucha sangrienta, casa por casa, tos republicanos


forzaron ta rendición de ta guarnición franquista de
feruel et 8 de enero. Desde ese momento se vieron sometidos
aun intenso fuego de artillería y a bombardeos constantes.

E:ntre los
comandantes de tas
tropas se intuían ri-
vahdad,s ~etigr9sas.
Vatent1n Gonzatez,
el <;ampe~ino, acusó
anos mas tarde a
L.íster y Modesto de
haber prohibido ir
en su rescate cuando
estaba rodeado en
un contraataque
rebelde.

Según su versión, su división soto con-


siguió escapar rompiendo et cerco a la
desesperada. Sin embargo, otros
testigos afirmaron que et comandante
huyó presa del pánico, dejando a sus
hombres a merced del destino.

211
Después de una nueva y costosa
defensa de lo conquistado en un
pequeño avance, los republicanos
tuvieron que retirarse el 21 de
febrero de 19 38, cuando feruel
estaba a punto de quedar cercada.

• =-
._----
'~-=--
~
-~ ~~ ,__
~
L.os fracasos sucesivos de las ofensivas republicanas de
Brunete, Belchite y feruel demostraron que la abrumadora
vent~ja en hombres y equipamiento de las fuerzas rebeldes
prevalec,a en todos los casos sobre el valor de las tropas leales.

Con una notable superioridad numérica


y material, los rebeldes se prepararon
para consolidar su victoria con
una ofensiva masiva, a través
de Aragón y Castellón,
y hasta el mar.

Debido a las cuantiosas bajas, el gobierno republicano


se vio obligado a llamar a filas a los reemplazos
de 1923 a 192~ 19't0 y 19't1. Por consiguiente,
su ejérci~'? tenia que prepar<!r ~, hombres más
v1eJos y a hombres mas Jovenes.

\\11\

Cien mil hombres, con una cobertura de


200 carros de combate y casi 1.000 avio-
nes alemanes e italianos, comenzaron
a avanzar el 7 de marzo de 19 38.

f=n la última se-


mana de marzo,
las tropas rebel-
des cruzaron el
río f=bro.

212
La población huía aterrori2ada ante et avance de Franco. Apilaban sus
muebles y pertenencias en carros a tos que ataban et escaso ganado
que poseían, y en esas condiciones eran ametrallados desde el aire.

--. .. -
<;::::::::~::-1 Acomien2os de abril,
los rebeldes llegaron
• fORfOSA a l.érida. Luego des-
AMPOSfA cendieron por el valle
VINAROZ del 6bro, aislando
así a Cataluña del res-
to de la República.
61 15 de abril

----t alcan2aron el
pueblo pesquero L-..3-•=
de Vinaro2.

Al proseguir con el avance, los principales centros urba-


nos de la 2ona republicana se llenaron de refugiados. Inevi-
tablemente, el hambre afectó a la moral y a la solidaridad.
61 sufrimiento se intensificó a causa
de los continuos bombardeos aéreos
que sufrían los pueblos que disponían de
poca artillería antiaérea e infrecuente
cobertura por parte de aviones de ca2a.

6stos problemas alcan-


2aron ta mayor gravedad
en Cataluña. L.a noche del
18 de mano, los barrios
obreros de Barcelona, donde Los bombardeos
se apiñaban los refugiados, continuarían durante
sufrieron un duro castigo todo 19 38 y se exten-
que causó casi 1.000 muertos.
L.a gente huyó al campo. r:;:;
'-=~::ir derían a las ciudades
portuarias de la costa
de Levante: Valencia,
Gandía, Alcoy y Alicante.

213
6116 de mano de 1938 tuvo lugar una tensa
reunión del gabinete en el palacio de Pedralbes,
en Barcelona, con manifestantes orquestados
por el PCG que gritaban contra los derrotistas.

L.a República se encon-


traba en una situación
crítica: dividida en dos,
desmoralizada por los
bombardeos y sufriendo
intensamente por la falta
de alimentos. L.a Unión ' rt"T'....:.'

Soviética, además, había


empezado a espaciar sus
entregas de armas.

Prieto secundó una propuesta de Azaña.


Negrín se opuso, con Zugazagoitia de su parte.

M~~tcJ¡~u~:f~~:~o i~s~si~J:_A
FIN A L.A GUE:RRA.
iES IMPOSIB~ SEGUIR
LUCHANDO! il.AS F'UERZAS
DE F'RANCO ESfAN A PUNfO
DE 1.1.EGAR Al. MEDlfERRÁNEO
iDEJA YA DE
DESMORALIZARNOS
CON ru SOMBRIA
DESESPERAOÓN!
Y v:~~s~f~AlN L.A
DOS!

Prieto se negó a aceptar el cargo E:S1"ARiA DISPUE:S1"0 NQ AHORA L.A MISIÓN


de ministro de Obras Públicas y Ferrocarriles A ACEP1"AR L.A CAR1"E:RA DE:t.. MINIS1"E:RIO DE: HA-
que le propuso Negrín en una remodelación del DE: HAOE:NDA, PARA IR OE:NDA DE:8E: SE:R L.A DE:
gabinete, y ~resentó su dimisión en el Consejo PRE:PARANDO E:I. 1"E:RRE:NO FINANOAR L.A COMPRA
de Ministros del día 5 de abril. PARA E:L. E:>CIL.IQ .. DE: ARMAS.
COMPRE:NDE:RÁS QUE: NO E:t.. PE:SIMISMO
PODE:MOS 1"E:NE:R A UN PE:SI- NO DISMINUYE:
MIS1"A E:N E:t.. MINIS1"E:RIO DE: MI E:FICAOA...
DE:FE:NSA ...

Prieto se vengaría de Ne_grín en una reunión


Su amargura aumentó al descubrir del Comité Nacional del PSOG que se celebró
1NE:GRiN ME: HA que Zugazagoitia había renunciado
E:>CPUL.SADO CON el 9 de agosto de 1938, con una diatriba
a la cartera de Gobernación para
UNA PA1"ADA E:N convertirse en secretario general de tres horas: ,No E:RE:S MÁS QUE:

__
t..OS...! UNA MARIONE:1"A DE:
del Ministerio de Defensa.
L.OS COMUNIS1"AS!
, -.:;:;-

~J
..-
~
/ - -\

L.a enemistad que se creó entre ellos


dejaría un legado de división estéril
dentro del movimiento socialista has-
ta mucho después de la Guerra Civil.

21'f
Franco, convencido de que el fin se aproximaba, Los rebeldes iban
sugirió cautelosamente a los alemanes que po- a descubrir que aún
dían repatriar sus tropas. Por su parte, Hitler no podían prescindir
pensaba que los técnicos alemanes ya
no tenían nada que aprender
del conflicto español. j ~
de ta cobertura de
la Legión Cóndor.

\"
-
~ , - ... ✓ ~<~

-
~ apertura de la frontera francesa en marzo
había aportado suministros y nuevas esperanzas
a los republicanos, que detuvieron el avance
de las tropas franquistas.

Negrín, apesadumbrado por la atmósfera de estan-


camiento y de desgaste del bando republicano en la
guerra, buscaba una paz negociada, pero Franco
aceptaría solamente una rendición incondicional.

Franco no tenía ningún interés ni en un final


rápido de ta _guerra ni en un armisticio por el
cual tendr1a que hacer concesiones a los
derrotados. Así pues, en julio desencadenó una
importante ofensiva contra Valencia.

La decisión de Franco estaba motivada, en parte,


por el temor de que, tras la anexión de Austria
a Alemania en marzo, tos franceses se mostraran
dispuestos a intervenir en Cataluña al lado de
la República. .

A Hitler le preocupaban también las posibles


repercusiones si Franco conse_guía una victoria
total tan poco tiempo despues de la anexión.
Le interesaba más ta continuación de ta guerra y
el mantenimiento de la tensión en el Mediterráneo.

E:n realidad, las preocupaciones de Hitler


eran infundadas. Daladier se hizo
cargo de! gobierno francés en abril. E:n j~nio
se cerro ele nuevo la frontera con E:spana.

' ~

Gran Bretaña, entretanto, seguía la vía propugnada


//
por Chamberlain de contemporizar a cualquier precio.
E:n abril firmó un tratado con Italia en et que aP.oyaba
tácitamente la intervención italiana en E:spaña.

215
En busca de una fórmula que facilitara las ne- En Estados Unidos, tas esperanzas de que
gociaciones de paz, Negrín lanzó una ofensiva se levantara el embargo de la venta de armas se
diplomática y planteo sus "frece Puntos': estrellaron contra el poder del lobby católico.
En ellos se proponía una España sin interfe-
rencias extranjeras, con elecciones libres y
plenos derechos civiles. Pero las democracias
occidentales no
se inmutaron.

Un telegrama de Joseph l<ennedy, el reaccio- El padre Coughlin hizo un


nario embajador en Londres, aseguraba llamamiento radiado a los
que el cese del embargo de la venta c:te armas católicos americanos para
significaría un riesgo cierto de extender ta que inundaran de telegra-
guerra más allá de las fronteras españolas. mas la Casa Blanca.

El presidente Roosevelt,Su esposa Eleanor, que


temiendo la pérdida 9esimpatizaba con la Re-
todos los votos cato- pública, consideró ~ue la
licos, ordenó que se medida era "un trágico
mantuviera el embargo. error" y lamento
..___ _ _ _ _ _ _ _---t "no haberle presionado
con más fuerza':

Dos días después, los rue9os de


Atvarez del Vayo a la Sociedad
El 11 de mayo, de Naciones para poner fin a la
Portugal procedía política de no intervención caían
al reconocimiento en saco roto.
diplomático del
régimen de Franco.
La República estaba condenada.

Los republicanos volvieron a demostrar su heroica


Sin embargo, la ofensiva de Franco contra tenacidad en la lucha defensiva. Mediante el uso de
Valencia no había salido según lo previsto. trincheras bien trazadas y de líneas de comunicación
El avance por el terreno rocoso del Maestrazgo adecuadamente protegidas, c~nseguían infligir a los
hacia la costa resultaba lento y agotador. re6eldes 9randes bajas, sufriendo
a cambio relativamente pocas.

Pese a todo, el 23 de julio de 1938 Valencia quedó


directamente amenazada por las tropas
franquistas, situadas a menos de 'tO kilómetros.
Si caía Valencia, la guerra habría terminado.

216
Gn respuesta, Negrín decidió preparar una
contraófensiva espectacular que contuviese L.os rebeldes en-
la continua erosión del territorio republicano. cargaron la defensa
GI general Vicente Rojo planeó un asalto al abrupto general
a través del río Gbro, con el objetivo Juan Yagüe. Una vez
de restablecer el contacto con Cataluña. más, subestimaron
la importancia y las
dimensiones del
ataque republicano.
'TARRAGONA

GANDE:SA

Iba a librarse
la batalla más Se formó el ejército especial
dura de toda del Gbro, bajo el mando del ti-
la guerra. ránico general comunista Juan
Modesto. Como en las anterio-
res ofensivas, las mejores armas
se distribuyeron entre los
comunistas. íodos los coman-
dantes de división lo eran.
Se habían transportado en secreto hasta la orilla
del río a alrededor de 80.000 hombres. L.as pri-
meras unidades del ejército de Modesto lo vadearon POBLA DE
en botes, en la noche del 2'i al 25 de julio. MASALUCA e
GI resto lo cruzó al día siguiente en pontones.
~ e VENfADE
~
~
VILLALBA DE
LOS A RCOS CORBEV CAMPOSINES
MORA

i t----• '';;¡,,'
DEEBR/ .


-
-
:---
-
.' -
- - s e --
- ~
. ~
tf
(/)
GANDES~

------ . BENISANEf

~
2
·:::¡

e BENIF'AL.L Ef
GI avance abarcó una curva inmensa del Gbro.
L.a sorpresa en las desguarnecidas líneas rebeldes
fue total. GI Gjército Popular infligió severas pér-
didas, aunque la 1'i.ª Brigada Internacional sufrió
cuantiosas bajas y se vio obligada a retirarse.
Río arriba, sin embargo, las fuerzas republicanas
consiguieron establecer una sólida cabeza de ,___
puente aprovechando un amplio recodo del río.

Al principio, el personal de Franco estaba desmoralizado.


GI general pidio refuerzos para taponar la brecha, y dio
comienzo una desesperada batalla por la reconquista del
territorio cedido. Podía haber contenido a los republica-
--------..J nos y avanzar hasta una cercana e indefensa Barcelona.
Gn cambio, prefirió convertir Gandesa en un cementerio.

217
Negrín tenía depositadas sus E:N UNA GUERRA ... Y L.0S RE:BE:L.DE:S SE: E:N-
esperanzas en un aumento de
:~~;:·Alft~~YÁ C0NíRARiAN PRÁCílCAME:NíE:
la tensión europea que aler-
tase a las democracias occi-
dentales de los peligros
que el Gje representaba.
CON FRANCIA Y
RUSIA C0NíRA
AL.E:MANIA ...
ººº AISL.AD0S DE: L.AS P0íE:NOAS
DEL. 6J6 Y AMENAZADOS POR
61.. E:JéROí0 FRANCÉS.

'
Pero el fratado de Múnich truncó las esperanzas que
Negrín había depositado en esa posibilidad.
Los franquistas abrieron los diques de los
r íos pirenaicos tributarios del Gbro y lograron
con ello aislar a las fuerzas republican~s que se
hallaban atrapadas en terreno montanoso con
poca cobertura y escasos pertrechos.
.
~ ' "

-
• J

'A ~ , ,; ,=------- ~-------~--


~~) Los republicanos tenían órdenes de no retirarse y resistieron tenaz-
~ mente, con un calor sofocante y con poca agua, y sufriendo el feroz
" .,,, bombardeo de la artillería. Quinientos cañones dispararon contra
ellos más de 13.000 proyectiles diarios durante casi cuatro meses.

Cada vez más decidido a ani-


quilar al ejército republicano,
Franco reunió a más de
30.000 soldados de refresco. Hizo concesiones
importantes al
fercer Reich rela-
cionadas con el
incremento de la
participación en
empresas mineras,
~--.. a para tener garan-
tiza do el suministro
de grandes canti-
dades de material
alemán nuevo.

-- '
61 as de la aviación alemana, teniente Werner
Molders, ensayó las tácticas con cazas que
más tarde serían reglamentarias.

218
A mediados de noviembre, con un terrible coste en Durante 113 días combatieron en una zona
bajas humanas, los franquistas habían empujado montañosa de aproximadamente 500 kiló-
a los republicanos hastf l~s posiciones de partida. metros cuadrados casi 250.000 hombres,
de los cuales alrededor de 13.250 murieron:
6 .100 franquistas y 7.1 50 republicanos. Unos
11Q000 resultaron heridos o mutilados.

-- -
-

l.os restos del ejército republicano abandonaron


la orilla derecha del Ebro en ta madrugada
del 15 de noviembre de 1938 por medio del
puente de hierro de Flix, que luego votaron. l.a fértil ferra Alta se convirtió en un
Muchos tuvieron que cruzar el río a nado. inmenso cementerio. fodavía hoy es frecuen-
te encontrar restos humanos en la región.

Como gesto de buena voluntad, la República propuso ta retirada de tos voluntarios extranjeros.
E:I 29 de octubre de 1938 tuvo lugar en Barcelona un desfile para despedir a las Brigadas Inter-
nacionales. E:n ~resencia de miles de españoles que aplaudían con lágrimas en los ojos, ta dirigente
comunista Dolores lbárruri, ta Pasionaria, pronunció un discurso emotivo y conmovedor:

PODÉIS MARCHAR 0RGUL.L.0S0S. NO OS OL.VI0ARE:MOS, Y CUANDO


SOIS L.A HISf0RIA. SOIS L.A L.E:YE:N0A, E:L. OLIVO DE: L.A PAZ FL.OR6ZCA, ... ,VOL.V60! VOL.VE:0
SOIS E:L. E:JE:MPL.0 HE:ROICO DE: L.A '::':""" 6N1RE:L.AZADO CON L.OS L.AU- A NU6S1RO L.A0O, GU6
SOL.I0ARI0A0 Y L.A UNIVE:RSAL.I0A0 R6L.6S 06 L.A VICTORIA 06 L.A AQUÍ E:NCONfRARÉIS
DE: L.A 0E:MOCRAOA. R6Pú8L.ICA 6SPAÑOL.A ... L.A PAfRIA.

219
Es difícil calcular el número exacto de voluntarios
que vinieron para luchar contra el fascismo.
Las cifras varían entre un mínimo de 3'f.000 y
un máximo de 60000, y procedían de 50 países
distintos. El 20 % de eOos había muerto y ta
mayoría había sufrido heridas de distinta gravedad.
En octubre de 19 38 permanecían
en España 12.6 73.

-------
=-
"3P,-

Muchos cayeron en manos de los nazis cuando


estos ocuparon Francia, y otros, procedentes
del este, murieron en las purgas estalinistas.
La marcha de las Brigadas Internacionales no dejaba
a la población republicana ninguna duda acerca de la
inminencia de la derrota. Solo se mantenía la resisten-
cia bélica por el miedo a la determinación de Franco de
acabar con el liberalismo, el socialismo y el comunismo.

Los supervivientes no podrían


regre~ar a España hasta
despu_es de Ja muerte de Franco,
37 anos mas tarde.

El 7 de noviembre, Franco dijo al vicepre- Franco ya había


sidente de la United Press, James Miller: experimentado plenamente
su política de venganza
NO HABRÁ Ml=DIA- institucionalizada.
OÓN PORGUI= l.OS Los archivos y la documen-
Dl=l.lNCUl=N'fl=S Y SUS tación política incautados
VÍCTIMAS NO PUl=Dl=N en las ciudades tomadas se
VIVIR JUN'fOS. -~.,_ ~ guardaban en Salamanca.

r ~ --=- ~..-
.. r- ~1~ ,, - ~
4 ~ ~ i)
jj;t~~~~'-l 1 1'• -
~ 1
r l-------1

Proporcionaron una larga lista de


'~ los miembros de partidos políticos,
sindicatos y logias masónicas.

220
61 23 de diciembre de 1938, Franco puso en marcha
su ofensiva final . Disponía de nuevo equipamiento
alemán y de tropas suficientes para poderse permitir

--
relevarlas cada dos días. los abatidos republicanos
solo pudieron oponer una débil resistencia.

1,
A principios de 19 39, Barcelona era una ciudad
llena a rebosar de decenas de miles de refugiados
hambrientos procedentes de toda 6spaña. Muy
f
pronto volvieron a sufrir la implacable ersecu-
ción por parte de las tropas del genera Franco.

Cuando el 23 de enero se recibió la noticia de que


los rebeldes habían llegado al río llobregat, unos 61 gobiern9 republicano,
cuantos kilómetros al sur de la ciudad, empezó un que se hab1a trasladado
éxodo colosal. Centenares de miles de mujeres, niños de Valencia a Barcelona
y ancianos aterrorizados y de soldados vencidos en octubre de 1938, siguió
emprendieron el camino de Francia. su camino hacia el norte
y se instaló en Gerona
el 25 de enero de 19 39.

221
A partir del 28 de enero, el gobierno francés permitió de
mala gana que los primeros refugiados cruzasen la fron-
tera. E:I éxodo de la desdichada masa humana, que avan- Lo que quedaba de las Cortes
zaba lentamente hacia el norte, fue cubierto por el heroís- republicanas celebró su última
mo desesperado de los restos del ejército republicano. reunión en Figueras, cerca
de la frontera francesa.

fOll(E

!Uilill 1 1

61 domingo 6 de febrero, a pesar de los


intentos de Negrín por convencerle de
que volviera a Madrid, el presidente
de la República, Manuel Azana, optó por
el exilio. fres días después le seguían el
propio Negrín y el general Rojo.

A finales de febrero, Azaña


dimitió, y su sucesor, desig-
nado constitucionalmente,
Diego Martínez Barrio, se
negó a regresar a Gspaña.

--------------------i,.
Como Gran Bretaña y Francia ya habían
recon~cido el gobierno de Franco, la República
quedo presa en un atolladero desde el punto
de vista constitucional: ni siquiera estaba
clara la legalidad del gobierno Negrín.

Sin embarg~. una a~plia


zona segu1a todav1a en
manos de la República.
Se había asignado el L--J.-~
mando global de esa zona _ ___,__
central al general Miaja,
aunque residía la mayor
parte del tiempo en
Valencia.

Negrín viajó en avión, con Álvarez del Vayo,


de Francia a Alicante el día 9 de febrero.

Alimentaba aún la vana esperan-


za de resistir hasta el estallido de
una guerra europea que obligara
a las democracias occidentales a
comprender que durante toda la
guerra esP.añola la República había
estado librando su misma lucha.

222
GI 'f de marzo, el coronel Segismundo Casado, comandante del ejército republicano del Centro y sustituto
efectivo de Miaja, intentó poner fin a lo que era cada vez más una carnicería sin sentido. Junto a
un gruP.o de extremistas anarquistas y al socialista Julián Besteiro, formó una Junta de Defensa Nacional
anti Negrín, convencido de que sus contactos con Burgos facilitarían un acuerdo ventajoso con Franco.
NO PODGMOS CON11NUAR
ACGP1ANDO LA ABSURDA
INACTIVIDAD DG QUG DA
MUGS1RAS GL GOBIGRNO
DGL DOCTOR NGGRIN.

la contribución de Besteiro tuvo una impor-


tancia capital. Había cultivado su fama de
hombre recto, por lo que su participación en
la Junta Nacional de Defensa dio a esta una
legitimidad que en otro caso no hubiera tenido.

Gsperaba garantizar su propio futuro. Convenció


a otros oficiales de que sus pensiones y dere-
chos serían asegurados despues de la victoria de Su acción recibió un
Franco y, a los anar~uistas, de que organizaría apoyo inesperadamente
una resistencia más eficaz que la de Negrín. amplio y despertó ecos
en todas partes, porque
la poblacion estaba muy
cansada de la guerra.
GI hambre y la desmora-
lización habían cundido
en la zona central.

la decisión de Negrín de nombrar al Pronto se sintieron confusos al ver secundada su


comandante comunista Francisco Galán acción por simpatizantes franquistas, derechistas
para que se hiciera cargo de la base naval jubilados y falangistas locales. Gstos últimos se
de Cartagena desencadenó una rocambo- apoderaron de la emisora de radio local.
lesca serie de acontecimientos. Un grupo
~-
de oficiales de artillería, de ideas similares --- -
------- - - -..
a las de Casado, se rebeló contra Galán. -
- - - -- -
7 :::-

Se produjeron refrie9as esporádicas entre Galán, los artille-


ros republicanos anticomunistas y los franquistas. Finalmente,
las fuerzas fieles a Negrín restablecieron el control, no sin
--~~~---------..1 que las baterías costeras hubieran disparado contra la flota.

223
Mientras tanto, en Madrid habían empe2ado El 7 de mar20, Luis Barceló, comandante del cuerpo
las detenciones de comunistas el 6 de mar20. del ejército del Centro, decidió emprender una acción
El general Miaja accedió tardíamente a unirse a más directa. Sus tropas rodearon Madrid y durante
la Junta y fue nombrado presidente de la misma. varios días se produjeron violentos combates.

El IV Cuerpo, a las órdenes del anarquista La facilidad con que la Junta de Casado estableció su
Cipriano Mera, consiguió finalmente una control demuestra lo absurdo de las acusaciones de
posición ventajosa y el 10 de mar20 que la República estaba en las garras soviéticas.Mien-
se acordó el alto el fuego. tras tanto, Casado intentaba negociar, ingenuamente,
una capitulación con F'ranco.

Como era de esperar,


Barceló y otros el Caudillo solo esta-
oficiales comunistas ba interesado en oír
fueron arrestados hablar de rendición
y ejecutados. incondicional.

Casado y los miembros de la Junta de Defensa


marcharon al exilio, pero Besteiro se quedó en
Madrid creyendo que podría ayudar a otros a
escapar. No era consciente de que la acción de
Casado había saboteado toda posibilidad de or-
9ani2ar la evacuación de quienes corrían peligro.

Acusado de "rebelión
militar", sería sometido
a un consejo de guerra
por parte de los generales
rebeldes y condenado En todo el frente,
a 30 años de cárcel. las tropas republicanas
Moriría al año siguiente. empe2aron a rendirse o
sencillamente a regresar a sus
casas, aungue algunos se refugiaron en
las montañas y or9ani2aron allí una resistencia
I guerrillera que duraría hasta 1951.

22'f
f:I parte final emitido desde el cuartel
..__ _ _ _ _ _ _ _ _--! general de Franco, el día 1 de abril, decía:

En el día de hoy, cautivo y


desarmado el Ejército Rojo,
nuestras tropas victoriosas
han alcanzado sus últimos
objetivos militares.
La guerra h a terminado.

-
Los republicanos que consiguieron apoderarse
de algun medio de transporte se precipitaron Quienes consiguieron cruzar la frontera francesa
hacia los puertos mediterráneos. Después de fueron objeto de toda clase de humillaciones y,
esperar en vano su evacuación en el finalmente, hacinados en campos de concentración.
de Alicante, algunos se suicidaron para A mujeres, niños y ancianos se los condujo
evitar caer en manos de la Falange. a campos temporales para prisioneros.

A los soldados los desarmaron y los llevaron a campos insa-


lubres que se habían improvisado en la costa, delimitando
con alambradas de espino varias secciones de la playa.

225
--
,

•• -' '• •



••


~

.
', ,.

• ••

•• •

LA PAZ DE
FR
Dado que ta guerra acabó E=n la zona republicana
en fechas muy distintas los muertos se registraban
dependiendo del lugar, cuidadosamente.
para cuantificar et núme- Un recuento minucioso
ro de muertes que causó ta indica que hubo aproxima-
represión en la posguerra, damente 50.000 muertos
tas cifras más f iabtes por ta represión política
son tas que corresponden o la violencia
incontrolada.
a los que murieron a manos
de quienes ejercían el control
en cada zona. LJ. •
·••tnmi••-~ •·ª
• R Wl 111

~~~?/✓
~\
~--··m,····•·º
,~~~~~ ~~,✓~
V~ r-

Pero en la zona rebelde solo ~~ ~ ,,, ,14' . , ~


se computaban con detalle
las víctimas de consejos
de guerra sumarios.
"il ~~~~~~ ?I
La mayoría de tas muertes no
se registraban, y muchas
veces simplemente se enterraba
a tas víctimas en fosas comunes.

Desde la muerte de Franco Decenas de miles de personas fueron juzgadas


los historiadores han Y ejecutadas of~cialm~n,te. A partir de 19't5,
hecho enormes esfuer- la ,derrota del E=Je obligo al Caudillo a ser
zos por recuperar mas prudente.
la documentación que ~
se conservaba.
Muchos fueron
arrojados al mar,
a r,os profun-
dos, a samas o a
pozos de minas
abandonadas...

Basándose en ella, se
calcula que los ase-
sinatos en la zona
franquista fueron
entre el triple y el
cuádruple de los que
se cometieron en te- '- Otros, enterrados en
rritorio republicano. cunetas o junto a las
tapias del cemente-
rio donde habían sido
Durante décadas, sus familias ejecutados.
vivieron atormentadas, sin
saber con seguridad la suerte que
habían corriclo sus madres o sus
padres, sus esposos o sus hijos,
'
y sin poder llorarlos de forma E=n las 36 provincias
_ _ apropiada. estudiadas antes de
L-,.\_,~"t; 2010 se identificaron
130.199 personas
~

,,, A_,~
asesinadas judicial-
mente. E=xtrapolando
de las otras 1'i provin-
-- ~
l~~
cias, es probable que L..----'.:::ir
hubiera alrededor ._.....~ - ~
de 150.000 "ejecu- Sin embargo,
.___ciones judiciales·: se c~lc_ula que
un m1n1mo de
50.000 personas
fueron asesinadas
sin siquiera un
simulacro de juicio.

228
A ellas hay que añadir los asesinados cuyos
nombres no pueden saberse: aquellos que huían
de su ciudad o su pueblo, las víctimas de las
columnas africanas durante su avance de Sevilla a
Madrid, las que murieron en campo abierto a manos ~_,,y,,,,
de las patrullas montadas de falangistas y carlistas...
~ ¡;-f.

- - "" .

Para dar una idea del número de muertes que aún se


desconocen, podemos examinar el caso de Valladolid,
donde el golpe militar triunfó rápidamente. Un equipo
de la Asociación para la Recuperación de la Memoria
Histórica encontró pruebas de 2.000 muertos,
además de las 1.300 personas que se sabe
que fueron ajusticiadas. l:n 2005 calcularon que
las cifras totales ascendían a alrededor de 5.ooo.
INVE:SflGAOÓN
OFIOAL. FRANQUISfA

OfRO E:SfUOIO FRANQUISfA OE:l.


GE:NE:RAl. R. SAl.AS l.ARRAZÁBAL.

POSfE:RIORE:S
INVE:SflGAOONE:S

E:SfUOIO OE:L. HISfORIAOOR


SÁNCHE:Z fOSfAOO (2005)

• OE:RE:CHISfAS ASE:SINAOOS
VÍCTIMAS DE: l.A RE:PRE:SIÓN FRANQUISfA

Un ejemplo de la dificultad que entraña ofrecer datos


fidedignos lo encontramos en la provincia de Jaén,
donde las cifras han variado mucho de una investi-
gación a otra.
l:n toda 1:spaña,
las excavaciones
arqueológicas l:n los pozos de Caudé, cerca del pueblo de Concud Cíeruel),
muestran indicios hay uno con una embocadura de dos metros cuadrados
de los horrores de y una profundidad de S'f metros, al que se arrojaron
la Guerra Civil. los cadáveres de 1.005 hombres y mujeres, incluidos
adolescentes, entre julio de 1936 y diciembre de 1937.

Nadie se acercaba
al pozo por miedo,
.. • aunque de vez en cuando
alguien dejaba ramos
de flores cerca de él.

229
E:l interés de los medios por estas fosas comunes se intensificó cuando en
el año 2000 un joven sociólogo, E:milio Silva, salvando el muro de silencio
y miedo construido por la aictadura y que había resistido durante
la fransición, localizó el lugar donde estaba enterrado su abuelo.

~;,::;;,,-_.-4"'~ -
~í:::2~~ :::::~
-.-----="'-~-~-----
Había sido asesinado el
16 de octubre de 19 36,
.,.,,..-. - -• junto con otros 12 re-
publicanos, por pis-
toleros falangistas en
las afueras de Priaran-
za del Bierzo (León),
y enterrado en un campo
junto a la carretera.

Persuadió a un grupo de arqueólogos y médicos forenses para que partiran en las


excavaciones. Los analisis de ADN de los huesos exhumados confirmaron su identidad.

A raíz de esta identificación, en toda


E:spaña se han creado delegaciones
de la Asociación eara la Recuperación
de la Memoria Histórica que han recibido
miles de solicitudes de ayuda para
localizar los restos de familiares.
~
~ ,,,,, .

Las personas que nunca supieron qué les sucedió a sus seres
queridos, pero gue saben que fueron asesinados, siguen
esperando la conf,rmación definitiva con horror e inquietud.

A pesar de la iniciativa
particular de E:milio Silva, No obstante, todavía no
que llevó el caso a tas Na- existe un censo nacional
ciones Unidas, el gobierno de las víctimas, y ningún
del Partido Popular se negó equipo de historiadores
a destinar recursos a la se ocqpa del problema.
investigación. Las cosas
empezaron a cambiar con
el gobierno del PSOE:. No hay fondos para
las pruebas de ADN.
Sin embargo, sí los hay
para el mantenimiento
de las tumbas de los
voluntarios falangistas
que lucharon al lado
de los alemanes en
el frente ruso.

Además, desde hace algún tiempo, his-


toriadores de derechas han resucitado
la propaganda franquista que da a
entender que los "rojos" sencillamente
recibieron su merecido. Los más viru-
lentos incluso aparecen regularmente
en tas listas de los libros mas vendidos.

230
Hasta el día de su muerte, Franco mantuvo vengativamen-
te a España dividida entre los vencedores y los vencidos. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ,
Presentaba a sus compatriotas de izquierdas como seres
infrahumanos, empleando un lenguaje psicopatológico que
justificaba la necesidad de "purificación'; eufemismo de
la más amplia represión física, .
económica y psicológica.

La dictadura de Franco también se embarcó en un


proceso de "reconstrucción" nacional por medio
de la ejecución, el exilio forzoso, el encarcelamiento,
la tortura y la humillación económica y social de
centenares de miles de españoles derrotados.

A pesar de las esperanzas alemanas e italianas


de una rápida victoria de los rebeldes, el obje-
tivo de Franco era la ocupación gradual y_ total
del territorio republicano, y la aniquilación del
mayor número posible de republicanos.

Lo que él llamaba
"redención moral"
se pondría de
manifiesto en las
matanzas que La determinación de Franco de avanzar despacio
siguieron a la partía de su convencimiento de que ello garantizaría
toma de varias que nunca hubiera una vuelta atrás. ?embraba el
ciudades. terror a largo plazo entre los espanoles para
obtener su apoyo político o sumirlos en la apatía.

~ ..::: ~
~
- -
~
--...._.
.J4 - --
t+~~.J ~
La represión, además, hacía que quienes se encargaban
de ponerla en práctica quedaran ligados de forma inextricable -~===~
..., -s::
a la supervivencia del propio general. Se aferrarían a él como
única defensa frente a una posible venganza de sus víctimas.

231
La represión se produjo incluso en lugares donde
los militares rebeldes triunfaron de forma inmediata En Huelva, donde la
y prácticamente no hubo resistencia. Las autori- derecha se impuso
dades militares animaron activamente a los con relativa facilidad,
falangistas y otros element~s civiles a hacer la represión se cobró
~ ~ a guerra suc,a. más de 6.000 vidas.

' 1 ~

Era habitual violar a las viudas Y. a las esposas


de los prisioneros. Quienes ejercían el poder se
valían de su posición para exigir una 9ratifica-
ción sexual a cambio de salvar vidas.

1
61 sufrimiento de las suP,ervivientes
de la represión no acabó con la viudedad o
con los abusos sexuales. Requisaron sus casas,
sus muebles y sus máquinas de coser, e "incautaron"
cualquier cosa que fuera transportable.

No se trataba solo del ordinario saqueo


de relojes o joyas que hacían los soldados.
Robaban las explotaciones agropecuarias
y los negocios, y en algunos casos los
conquistadores hicieron grandes fortunas.

Muchas mujeres se vieron obligadas a vivir en la


Cuando el comandante miseria y, con frecuencia, a venderse en las calles.
Gregorio Haro Lumbreras 61 aumento de la prostitución sirvió a los hombres
fue destituido como gobernador civil de Huelva, de Franco para aplacar su lujuria, y para refonar
se dijo que con sus efectos personales se llenaron el argumento de que las mujeres "rojas" eran
tres camiones. fuente de suciedad y corrupción.

232
A medida que iban conquistándose regiones
empezaba un proceso de purga política y_ social.
E:I número de prisioneros aumentó
enormemente después de la conquista
del norte, la ocupación del este de Ar~ón,
la batalla del E:bro, la caída de Cataluna y,
de forma masiva, al finalizar la contienda.

--
~~

E:I sistema penitenciario franquista era caótico, impro-


visado y absolutamente arbitrario. Centenares de miles
--
..:::::.. de personas fueron recluidas en condiciones infrahu-
manas en prisiones y campos de concentración.

La situación en los campos era un pilar funda-


mental de la política de Franco para dividir
a vencedores y vencidos. Los campos eran
el instrumento para la aplicación de castigos
en masa y la subsiguiente represión social,
moral, ideológica y política de los republicanos.
,r ., ,
/ .....
~ \-




Su primera función era dividir a los prisioneros
en dos categorías: lo,s que se consideraban
"recuperables" despues de reeducarlos y los
no recuperables. A estos últimos los fusilaban.

A muchos de los que no eran ejecutados los enviaban a


Colonias Penitenciarias Militarizadas, Destacamentos De los casi doscientos campos que había
Penales o írabajos de Regiones Devastadas. A pesar al principio, más de 100 siguieron existiendo
de que se les consideraba no españoles, no se respe- hasta bien entrado el decenio de 19'tQ E:I último,
taba en absoluto la Convencion de Ginebra y eran en Miranda de E:bro, no se cerró hasta 19't7.
sistemáticamente maltratados y torturados.

_ ~- Más de 't0Q000 prisioneros


- - -~
·-
-,.
- -- ~-
pasaron por ellos.

233
L.a existencia de estos campos fue causa de oprobio para el
,VAYA SARíA 06 M6NílRAS!
régimen de Franco. E:n 1952, el ministro de Asuntos E:xteriores, S6 íRAíA D6 UN R6GIME:N
Al&erto Martín Artajo, concedió permiso para que la Commission
B6N6V0l.0 DE: RE:D6NOÓN
lnternationale contre le Régime Concentrationnaire visitase CRISílANA.
los campos. L.a investigación extrajo conclusiones
sorprendentes sobre la naturaleza arbitraria del
encarcelamiento en masa y el intenso hacinamiento.
E:I gobierno franquista denunció el informe.

L.a tortura explicaba el


gran número de suicidios
que se registraban en las
carceles, y las autoridades,
que se sentían estafadas
por que estos prisioneros -
"escaparan" a su justicia
reaccionaban con frecuencia
-- ' ~--
ejecutando a algún pariente
del prisionero suicida.

Muchos miles de personas fueron obligadas a trabajar,


y morir, en condiciones inhumanas en destacamentos penales
y batallones de trabajo. L.a amenaza de cárcel obligaba
a millones de trabajadores a aceptar salarios ínfimos.
r-------------------....
L.a humillación social y la explotación se justifi-
caban en términos religiosos, afirmando que era Antonio Vallejo-Nájera, jefe
necesaria la expiación de sus pecados, y también de los Servicios Psiquiatricos
en términos propios del darw1nismo social. del Ejército Nacional, creó el
Laboratorio de Investigaciones
Psicológicas, donde se llevaron
Se denunciaba a cabo experimentos con las
a los vencidos prisioneras para en-
por degenerados contrar el 'gen rojo"
y se les quitaba y determinar "las
a sus hijos. raíces biopsíquicas
del marxismo':

Fue ascendido a coronel por eroporcionar argumentos


'tientíficos" al alto mando militar sobre la naturaleza
infrahumana de sus adversarios.

23'f
Un buen ejemplo de lo que significaba. realmente le!, tiranía ~e
Franco se encuentra en lo que ocurr,o en Cataluna despues
de que cayera en poder de los rebeldes en enero de 1939.

E::I desfile formal de entrada


en Barcelona fue encabezado
por el cuerpo de E::jército de
Navarra. Se les concedió tal
honor, no porque hubieran
combatido mejor, sino por
su odio a los catalanes.
HAY QUI= IMPONl=R A CA1AL.UÑA UN GI estudio de la vida cotidiana de los vencidos en la Cataluña rural
CAS11GO BÍBLICO PARA PURIFICAR durante los años cuarenta causa una profunda impresión, toda vez
L.A CIUDAD ROJA, L.A seDe Dl=L.
ANARQUISMO Y Dl=L. S6PARA11SMO, ~~;::~q~ue:_muestra un terrible catálogo de penur!~s:
COMO ÚNICO Rt:Mt=DIO PARA 6>C11R- ~ ~ hambre y enferemedades, repres,on
---- - - - arbitraria y miedo a ser
PAR esos DOS CÁNCl=Rl=S POR l=L. denunciado y detenido.
____
.....,...........
16RMOCAU16RIO IMPLACABLE=.

Víctor Ruiz
Albéniz, periodista
amigo de Franco. fodo el proceso se apoyaba en la complicidad
de miles de personas que se volvían delatoras,
ya fuera por miedo, ideas políticas, codicia o celos. J...---------,
E=SPAÑA se Al-ZÓ CON 1AN1A O MAYOR
Flt=Rl=ZA CON1RA L.OS E=S1A1U10S Dt=SME=M-
BRADORl=S QUI= CON1RA E=L. COMUNISMO
CUAL.QUIE=R 10L.E=RANCIA Dl=L. RE=GIONAL.ISMO
L.L.t=VARÍA 01RA vez AL. MISMO PROCl:SO
DE= PU"fRE=FACCIÓN QUE=
ACABAMOS DE= t=>C"flRPAR
QUIRÚRGICAM6N16.

GI trato que se dio a las mujeres fue especialmente ~ruel: Wenceslao González Oliveros,
violaciones, cárcel como castigo por el ~omportam,ento gobernador civil de Barcelona
de un hijo o del esposo y confiscacion de bienes. ae 19 39 a 19'-fa
235
La escasez que se produjo tras cerrar Gspaña al mundo pro-
Franco abrazó la autarquía, vocó la aparición de un mercado negro, el estraperlo. Inevitable-
la política de autosuficiencia mente, los que se beneficiaron fueron los allegados al régimen.
económica, sin tener en cuenta
que Gspaña carecía de la base
tecnológica e industrial que
había hecho que esa política
fuera posible en el f ercer Reich.

GI sistema intervencionista del Gstado en todos los


aspectos de la siembra, la recolección, el tratamiento,
la venta y la distribución de trigo era tan corrupto que
los funcionarios ganaron fortunas y se generó escasez.
GI resultado fue una subida vertiginosa de los precios.
- 1 1

Para acceder a puestos de trabajo y


cartillas de racionamiento se exigían
carnets de identidad y salvoconductos.
Para obtener esos documentos era
obligatorio presentar un •~ertificado de
buena conducta" expedido por funcio-
narios falangistas locales y párrocos.

,-

Inevitablemente, los vencidos fueron humillados una vez más, al


tiempo que aumentaba la sensación de bienestar de los vencedores.
La desaparición de los sindicatos y la repre-
sión de la clase trabajadora garantizaron
salarios ínfimos que permitieron un incre-
mento espectacular de los beneficios de los
bancos, la industria y los terratenientes.

"""""''" Como, por ejemplo, el canal del Guadalquivir, con una


longitud de m~s de 180 kilómetros y cuyas obras se prolongaron
:i...--.....1......- - - - - - - - - - - ' durante 20 anos.

236
Gl Alcázar. de foledo
se reconstruyó para La entrada en la
perpetuar el recuerdo Ciudad Universitaria
de la v,ictoria franqui~ta, de Madrid, escena-
como s1mbolo del hero1smo rio de la salvaje
de los rebeldes durante batalla por la capital,
los tres meses de asedio. se señaló mediante
un gigantesco Arco
de la Victoria.

Pero el mayor símbolo de la


explotación de los prisioneros
republicanos fue la gigantesca
basílica y la imponente cruz del
mausoleo del Valle de los Caídos.
Gn el monumento a los q_ue cayeron
por la causa franquista se
emplearon 20.000 prisioneros,
algunos de los cuales murieron
o resultaron gravemente heridos.

-
J_
----
1

--
Las muertes y el sufrimiento de los trabaja-
dores y sus familias corrieron parejas con las
fortunas que ganaron las compañías privadas
y las empresas públicas que los explotaron.

Muchas de los miles de mujeres encarceladas por Muchos niños murieron en los trenes
el régimen al terminar el conflicto eran jóvenes, de mercancías en los que se les hacinaba
algunas con hijos pequeños, algunas embarazadas, para trasladarlos de una prisión a otra.
algunas violadas y preñadas por sus guardianes.

Otros murie-
ron de hambre,
frío o enfer- Otros eran
medad. encerrados
en cuartos
oscuros y
........'°".. obligados a
comer sus
propios
vom1tos.

Normalmente, aunq_ue no siempre,


se le quitaba el nino a la mujer
que iba a ser fusilada. GI emba-
razo en ocasiones no las libraba
de la ejecución. Otros, separados
de sus madres,
,NO P006MOS fueron dados en
6SP6RAR SIE:í6 adopción o edu-
M6S6S PARA cados en institu-
FUSILARLA! ciones religiosas.

237
Miles de españoles exiliados no pudieron escapar de la guerra ... a la vez que aproxi-
y la máquina de terror alemanas. Casi 15.000 fueron forzados madamente 'i.000
a trabajar en la construcción de la Muralla del Atlántico fueron deportados a
en 19'i0-19'i1... las islas del Canal, que
estaban ocupadas por
los alemanes.

1
!/• ' 1'
~
A partir de octubre de 19't1, estos •~omu-
-- nistas españoles'; como los llamó Hitler,
-=~-,.1 fueron obligados a construir fortificaciones
r- en las diversas islas. Solo sobrevivieron 59.

De los más de 30.000 refugiados españoles


deportados de Francia a Alemania, casi 15.000 - - - - . - - ___,. - -,-
fueron internados en campos de concentración
nazis. E:I grupo más numeroso acabó en Mauthau-
sen. L.os nazis mataron a alrededor de la mitad.

t¡¡~ _ __,____. I

l;[ Franco no solo no


, / hizo nada por impedirlo,
sino que alentó activa-
11 mente a los alemanes
a detener y deportar a
republicanos exiliados.
1
1
I' i

Pero no eran solo izquiecdistas


exiliados. Gracias a una gran
oper~~ión de propag,anda se
engano a un gran numero de
obreros españoles gue, empuja- No se les mencionó
dos por el hambre, fueron a tra- que el diner:-o, que
bajar al servicio del íercer Reich. ganaran serv1r1a para
saldar la gran deuda
de Franco con Hitler.

en los años sesenta y setenta desaparecieron los archivos


de las jefaturas superiores de policía de las provincias, de
las prisiones y de las principales autoridades locales f ranquis-
tas: los gobernadores civiles. Convoyes de camiones se
llevaron los anales "judiciales" de la represión.

Además de la destrucción
deliberada de documentación,
hubo pérdidas "accidentales"
cuando algunos ayuntamientos
vendieron sus archivos por
--- -- toneladas como papel
para recicla~

238
Los propagandistas de Franco
presentaban la represión, las La responsabilidad de los crímenes que
eJecuciones, las prisiones llenas cometieron los militares rebeldes debe bus-
a rebosar, los campos de con- carse en una inmensa pirámide de colabo-
centración y los batallones de radores, en cuya cúspide estaba Franco.
trabajadores esclavos como
justicia escrupulosa pero com-
pasiva, administrada por un
Caudillo sabio y benevolo. 61 era el principal responsable y,
sin embargo, no tenia remor-
dimientos cie conciencia. Gn su
testamento, poco antes
de morir, escribió:

De todo corazón, perdono a los


que se declararon enemigos míos,
aunque yo no l os con.s iderara
como tales. Creo, y deseo que así
sea, que nunca tuve otros salvo
l os que eran enemigos de España.

A mediados de julio de 1939, el conde Galeazzo Ciano, yerno de Mussolini y ministro de


Asuntos Gxteriores de la Italia fascista, fue recibido por Franco en el palacio de Ayete,
en San Sebastián. Al volver a Roma, describió a Fr anco a uno de sus compinches:

6SE ílPO RARO D6 CAUDILLO, ... CON SU HORARIO D6


ALLÍ 6N SU PALACIO D6 AY6í6,
EN MGDIO D6 SU GUARDJA MORA,
RODGADO D6 MONíANAS D6
í~t:d.~i'~~ ói'A~~g:Jt:s
ESE INDIVIDUO DISFRUíA
6)(P6Dl6Ní6S D6 PRISIONGROS D6 SUS Sl6SíAS.
CONDGNADOS A MU6Rí6...

~
11 11 ll 11
Al parecer, Fr anco nunca vio
turbado su sueño por preocu-
pación alguna, ni por la suerte
de sus prisioneros ni por nin-
gún sentimiento de culpa al f ir-
mar sentencias de muerte.

239