Está en la página 1de 4

EMPRENDIMIENTO

El emprendimiento es la acción de crear un negocio o negocios, al mismo tiempo


que lo construyes y escalas para generar ganancias.
Sin embargo, como definición básica de lo que es el emprendimiento, es un poco
limitante. La definición más moderna de emprendimiento también involucra el
transformar al mundo resolviendo grandes problemas, como iniciar un cambio
social, crear un producto innovador o presentar una nueva solución que le cambie
la vida a un grupo de personas.
Lo que la definición de emprendimiento no te dice es que el emprendimiento es lo
que las personas hacen para tomar sus carreras y sueños en sus propias manos,
y así guiar el rumbo de su vida bajo sus propias elecciones. Se trata de construir
una vida bajo tus propios términos. Sin jefes. Sin horarios restrictivos. Y nadie te
detiene. Los emprendedores pueden dar el primer paso para hacer del mundo un
lugar mejor para todos los que están en él.

EMPRESARIADO
El eje de empresarialidad es la unidad encargada de la planificación y ejecución
de actividades enfocadas al desarrollo de una cultura (empresarialidad) que
generen en empresarios del sector Mipyme habilidades, actitudes y aptitudes que
faciliten la mejora continua en las empresas, dando valor agregado y asegurando
la sostenibilidad a largo plazo.
Grupo objetivo:
Empresas del sector Mipyme del país.
Objetivos:
a. Generar un espacio de formación y asesoría en gestión empresarial y
educación financiera;
b. Fomentar la generación de programas de actualización empresarial en
función del tamaño de las empresas (volumen de ventas, número de
empleados)
c. Fomentar e impulsar el ejercicio de la formalidad mediante programas de
creación y consolidación de empresas.
PROCESO PRODUCTIVO
El concepto de proceso productivo designa a aquella serie de operaciones que se
llevan a cabo y que son ampliamente necesarias para concretar la producción de
un bien o de un servicio. Cabe destacarse entonces que las mencionadas
operaciones, acciones, se suceden de una manera, dinámica, planeada y
consecutiva y por supuesto producen una transformación sustancial en las
sustancias o materias primas utilizadas, es decir, los insumos que entran en juego
para producir tal o cual producto sufrirán una modificación para formar ese
producto y para más luego colocarlo en el mercado que corresponda para ser
comercializado.
Con lo expuesto queremos indicar que el proceso productivo o cadena productiva,
como también se lo denomina, implica desde el diseño, la producción misma del
producto hasta el consumo del mismo por parte de los consumidores.
Ahora bien, en el mercado podremos encontrarnos con dos tipos de productos, por
un lado, los productos finales, que son aquellos que se comercializan en los
mercados para que los adquiera el consumidor final y disfrute de ellos, y por otra
parte los productos intermedios que son aquellos que se emplean como factores,
materias primas, para completar otras acciones que forman parte del proceso
productivo.
EMPRESA
Una empresa es una unidad económico-social, integrada por elementos humanos,
materiales y técnicos, que tiene el objetivo de obtener utilidades a través de su
participación en el mercado de bienes y servicios. Para esto, hace uso de los
factores productivos (trabajo, tierra y capital).
Las empresas puedan clasificarse según la actividad económica que desarrollan.
Así, nos encontramos con empresas del sector primario (que obtienen los recursos
a partir de la naturaleza, como las agrícolas, pesqueras o ganaderas), del sector
secundario (dedicadas a la transformación de bienes, como las industriales y de la
construcción) y del sector terciario (empresas que se dedican a la oferta de
servicios o al comercio).
Otra clasificación valida para las empresas es de acuerdo a su constitución
jurídica. Existen empresas individuales (que pertenecen a una sola persona) y
societarias (conformadas por varias personas). En este último grupo, las
sociedades a su vez pueden ser anónimas, de responsabilidad limitada y de
economía social (cooperativas), entre otras.
Las empresas también pueden ser definidas según la titularidad del capital. Así,
nos encontramos con empresas privadas (su capital está en mano de
particulares), públicas (controladas por el Estado), mixtas (el capital es compartido
por particulares y por el Estado) y empresas de autogestión (el capital es
propiedad de los trabajadores).
La administración de empresas, por su parte, es una ciencia social que se dedica
al estudio de la organización de estas entidades, analizando la forma en que
gestionan sus recursos, procesos y los resultados de sus actividades.

NEGOCIO
Un negocio es cualquier actividad, ocupación o método que tiene como fin obtener
una ganancia.
Un negocio es una actividad económica que busca obtener ganancias o utilidades
principalmente a través de la venta o intercambio de productos o servicios que
satisfagan las necesidades de los clientes. Puede incluir una o varias etapas de la
cadena de producción tales como: extracción de recursos naturales, fabricación,
distribución, almacenamiento, venta o reventa.
Algunas veces se utiliza el término negocio para designar el local comercial donde
se vende algún bien o servicio como un restaurante, una tienda de ropa, una
farmacia, etc.
Objetivo del negocio
El principal objetivo del negocio es el lucro, esto es, obtener ganancias. Cuando
una organización no busca el lucro, no se puede hablar de que sus actividades
son un negocio aun cuando presente características similares. Así por ejemplo, los
servicios gubernamentales relacionados a trámites burocráticos (como obtención
de documentos de conducir, solicitud de residencia, solicitud de convalidación de
títulos, etc.) no corresponden a un negocio aun cuando se entrega un servicio y
este implica un cobro.
El medio para poder generar ganancias en un negocio es el generar algún valor
añadido o plusvalía. Así por ejemplo, en el caso del comercio, el negocio consiste
en la reventa de bienes. El valor que añade el comerciante es su intermediación,
esto es, servir de canal de comunicación entre compradores y fabricantes. El
comerciante cobra por este valor añadido a través de añadir un margen entre el
costo y el precio de la venta de sus productos.