Está en la página 1de 6

1.

Relación de la investigación con la docencia:


Las universidades exigen que las tareas de investigación y docencia sean llevadas a cabo por los
académicos. Esta doble función puede representar una ventaja al favorecer los procesos de
enseñanza y aprendizaje, pero también puede ser motivo de tensiones y conflictos dadas sus
diferentes orientaciones (Donini, 2009; Hernández, 2002). La creencia más generalizada en el
ambiente académico, y en la sociedad en general, es que el vínculo entre investigación y docencia
es esencial, y que ambas tareas están relacionadas. Las universidades han puesto en marcha
políticas educativas que tienden a favorecer la integración entre ambas actividades, sin embargo,
existe poca evidencia empírica de ello. La mayoría de los estudios de tipo correlacional muestran
leves correlaciones positivas, o bien correlaciones negativas o nulas (Verburgh y Lindblom-Ylanne,
2007). Además, existen pocos estudios que indaguen sobre las ideas acerca de la investigación
(Brew, 2001; Marsh y Hattie, 2002; Thomas y Harris, 2000) y sobre las creencias y concepciones
pedagógicas de los docentes universitarios (Díaz, Martínez, Roa y Sanhueza, 2010). En general,
existe la creencia de que ambas actividades se enriquecen mutuamente (relación simétrica),
aunque predomina la percepción de que la investigación nutre a la docencia, y no al revés
(relación asimétrica). Además se piensa que esta relación se potencia si el docente tiene
experiencia científica, sin embargo, los resultados más bien muestran que la experiencia docente,
el cargo académico y la producción científica tienen poco efecto en esta relación. De igual forma,
pocos trabajos han logrado establecer una relación de transferencia desde la enseñanza a la
investigación, y de haberla, es más común en cursos superiores o de postgrado (Brew, 2003;
Durning y Jenkins, 2005; Robertson y Bond, 2001). De lo anterior, se puede apreciar que los
estudios sobre la relación entre investigación y docencia han permitido revisar el estado del arte
con respecto al tema, pero siguen mostrando diversidad de resultados donde se muestra que
ambas actividades pueden ser complementarias, estar en conflicto, o bien no relacionarse.

Relación Docencia –investigación

Consideramos que la relación docencia investigación debe estar más articulada:

1. Las investigaciones deben de nutrir los contenidos de las materias de los programas, es decir, la
educación y la docencia no deben ser replicadores de conocimiento, sino que deben basarse y
renovarse con los resultados de las investigaciones pertinentes.

2. Fomentar investigaciones regionales que den respuesta a las necesidades locales.

3. La cultura de la investigación debe permear la vida académica y los procesos curriculares de los
programas.

4. En los procesos curriculares se debe fomentar el espíritu de la investigación, en la consulta y


manejo de fuentes, en la reflexión teórica, en la elaboración de los productos académicos, en la
discusión en clase, en la argumentación (no en el criterio de autoridad), en el manejo y dominio de
estados del arte y de los estados de la cuestión; así mismo debe promoverse la clase inaugural, los
reconocimientos y las valoraciones al trabajo real instituido (cultura); debe existir mayor cultura
académica de investigación en espacios libres de discusión, de reflexión, crítica, propuesta e
innovación.
5. Despertar el espíritu emprendedor en el estudiante a través de proyectos, ensayos, propuestas,
dinámicas, estudios, entre otros, que despierten el interés y concienticen al alumno sobre las
necesidades de generar empleo y sobre los apoyos que existen para llevar a cabo los proyectos.

6. El nivel de práctica (de dominio teórico y de habilidades en las técnicas) es lo que da calidad a la
vida académica; el estándar de exigencia se conquista con el trabajo colectivo (ethos). Para ello
hay que construir el entramado deseado y posible en los procesos de formación y de trabajo.

7. La elaboración de los productos de investigación en materias y niveles, como son los prototipos,
los proyectos de emprendedores, las investigaciones de campo, los programas sociales vinculados
con la investigación, etcétera.

8. Fomentar al interno, el manejo de los productos que se dan en los procesos formativos, como
los ensayos, las reseñas, el manejo de antologías, la consulta de los Jornales, los procesos de
formación y exigencia en los productos académicos, la elaboración de tesis (evitando el plagio), el
apoyo del uso del aparato crítico, la importancia de objetivar en productos la creatividad, etcétera.

9. Es importante que la mayoría de los profesores se involucraran en los congresos con


participaciones, lean las memorias, discutan con sus pares, aporten en sus descubrimientos, como
una manera de actualizarse en cuanto a temas y búsqueda de nuevas investigaciones. Así mismo,
es necesario que los profesores realicen estudios de posgrado y participen dentro de sus
programas.

10. Es importante que el esquema de docencia esté muy claro en los procesos curriculares, que
sustente y retroalimente a la vez con la investigación.

11. La docencia en las Universidades o en las IES debe de tener conocimiento articulado en cuanto
a las problemáticas de la región e internacionales. Es decir, debe estar a la altura de las exigencias
internacionales, atendiendo las necesidades locales. Fortalecimiento al interno con investigación
educativa.

12. Las propuestas de oferta educativa se distinguirán por la formación integral universitaria,
orientada cada vez más a la investigación y a los requerimientos regionales y globales, cumpliendo
con los requerimientos y estándares nacionales y a mediano plazo, internacionales.

LA INVESTIGACION COMO UN RECURSO AUXILIAR DE LA DOCENCIA

La investigación pedagógica es la vía de solución de los problemas que se manifiestan en la


educación de las nuevas generaciones. Para convertir al maestro en un activo investigador, debe
ser preparado eficientemente y así podrá plantear soluciones a los problemas desde el punto de
vista de la ciencia y de nuestros intereses de clase.

Desde hace tiempo se defiende la necesidad del maestro investigador como un medio de mejora
de la práctica educativa y de desarrollo del rol profesional del maestro.

Podrían, muy esquemáticamente, simplificarse las actitudes docentes presupuestas en esta


apreciación de la siguiente manera:
DOCENCIA TRADICIONAL DOCENCIA-INVESTIGACIÓN

El docente se desempeña aislado de su propia práctica. El docente trabaja aisladamente en su


clase, pero está integrado a un grupo de compañeros que realizan análisis críticos de la labor
desempeñada.

De manera esporádica reflexiona acerca de su práctica. Cuando oficialmente se le requiere.


Sistemáticamente realiza reflexiones acerca de su actividad docente

Nunca recurre a asesorías académicas, por iniciativa propia. Cuando es necesario, se apoya en el
auxilio técnico que está a su alcance.

En ningún momento registra, sistemáticamente, datos correspondientes a su práctica docente.


Siempre registra datos relativos a su quehacer docente, con el fin de organizar y sistematizar sus
experiencias.

Rol del Docente Investigador y su Impacto en la Educación del Siglo XXI

La era actual del conocimiento requiere el manejo de herramientas específicas que permitan la
acción en las instituciones educativas. En este sentido la actividad de conocer, no es sólo un
proceso intelectual, va más allá, es un proceso interactivo. Todo docente es un investigador por
excelencia, por ello siempre es parte de una acción, es parte de una realidad, es parte de una
vivencia, en conclusión marca los pasos del desarrollo social de todos los seres humanos que
acuden a las aulas, para que les impartan aprendizaje y con los cuales vive nuevas experiencias y
trasmite las propias.

Sin embargo, la labor docente en los últimos tiempos ha venido perdiendo consistencia dentro y
fuera de las aulas, en gran medida debido a que un gran porcentaje de los docentes, desarrollan
una práctica pedagógica aplicando teorías y metodologías escritas por otros, las cuales no
necesariamente son aplicables a la realidad de sus aulas.

Cada salón de clases tiene su particularidad, de la misma manera los estudiantes, la escuela y la
comunidad en la cual se encuentra inmersa. Y es, a estas particularidades, que el docente debe
adaptarse, procurando transformar aquellas situaciones propias del ámbito educativo, que de
alguna manera afecten el proceso de enseñanza aprendizaje y por ende la labor educativa.

LA INTERDISCIPLINARIEDAD EN LAS INVESTIGACIONES EDUCATIVAS


Emilio Alberto Ortiz Torres

La interdisciplinariedad constituye una manifestación evidente y preponderante en las


investigaciones educativas, como resultado del desarrollo científico contemporáneo en general y
de las ciencias de la educación en particular. El objetivo de este artículo es ofrecer varios
argumentos teóricos sobre las características de las concepciones interdisciplinares y sus
manifestaciones peculiares en las investigaciones educativas. Se precisan las exigencias científicas
de carácter epistemológico, para considerar a una concepción como verdaderamente
interdisciplinaria, así como las primeras concepciones interdisciplinares dentro de las ciencias de la
educación y su impacto posterior, sobre todo la influencia de la escuela histórico cultural creada
por L. S. Vigotsky y enriquecida por sus continuadores, en la cual la cultura en su sentido amplio
tiene un papel fundamental en la Psicología, la Pedagogía y la didáctica como ciencias particulares
en Iberoamérica en general, y específicamente en Cuba.

LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA

La investigación Educativa, entendida como disciplina, es un ámbito de conocimiento reciente,


aproximadamente tiene un siglo de historia, pues, su origen se sitúa a fines del siglo XIX, cuando la
pedagogía, a semejanza de lo que anteriormente había realizado otras disciplina humanísticas,
como la Sociología, Psicología entre otras, adoptó la metodología científica como instrumento
fundamental para constituirse en una ciencia.

Esta conversión científica no fue un mero producto del azar, sino el resultado de un largo proceso
que arranca a fines de la Edad Media y a principios de la Moderna, del trabajo de diversos autores,
pero muy especialmente de las aportaciones de Galileo, surgió un nuevo modelo de
aproximaciones al conocimiento de la realidad.

Sin embargo, la expresión "Investigación Educativa" es bastante reciente, ya que tradicionalmente


se denominaba "Pedagogía Experimental", el cambio terminológico y conceptual se debe
fundamentalmente a razones de tipo sociocultural y a la preexistencia de las aportaciones del
mundo anglosajón en el ámbito educativo.

INVESTIGACIÓN EDUCATIVA-CONCEPTO

Es un conjunto de acciones sistemáticas con objetivos propios, que apoyados en un marco teórico
o en uno de referencia, en un marco teórico o en uno de referencia, en un esquema de trabajo
apropiado y con un horizonte definitivo, describen, interpretan o actúan sobre la realidad
educativa, organizando nuevos conocimientos, teorías, métodos, medios, sistemas, modelos,
patrones de conducta y procedimientos educativos o modificando los existentes.

TRANSDISCIPLINARIEDAD: UNA PROPUESTA PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN VENEZUELA

En Venezuela, la carencia de una estructura legislativa actualizada, que articule con las políticas
públicas académicas formuladas anteriormente desde el Ministerio de Educación, Cultura y
Deportes, y actualmente desde el Ministerio de Educación Superior, ha retardado los avances que
en materia de reestructuración curricular vienen desarrollando las instituciones de educación
superior. De ahí la necesaria urgencia de abrir espacios de discusión, en los cuales se formulen
alternativas que fundamenten la calidad del sistema educativo superior desde una perspectiva no
habitual pero a tono con las necesidades y planteamientos sociales. Precisamente en este ámbito,
la pedagogía debe recuperar su papel relevante a partir de los enfoques educativos que se
presentan con vigencia, como lo es el de la transdisciplinariedad. La pedagogía, "como praxis de la
educación" (Molins Pera, 1995), está ubicada en todas las áreas del conocimiento educativo en
general y universitario en particular, característica que la sitúa en un nivel transdisciplinario. La
praxis educativa ofrecida en la educación superior venezolana debe estar centrada en la
pertinencia, colaboración y solidaridad, pues las instituciones de educación superior, en estos
momentos, padecen todos los males del cientificismo: rigidez en sus programas de estudios,
escasa capacidad de respuesta a las demandas sociales, poca capacidad para atender lo que
escapa del método verificable universal, excesivo disciplinarismo y concretismo, que parcelan el
conocimiento y lo disgregan, perdiendo el sentido y orientación de la realidad y dirigiendo el
conocimiento cada vez más hacia la especialización de la especialidad, es decir, a la "super-
especialización", sin ninguna conexión con el contexto social.

Por tal situación proponemos a la educación superior de Venezuela: 1. Profundizar en el sistema


multidisciplinario, interdisciplinario y transdisciplinario; 2. Actualizar la estructura legislativa
vigente en materia de educación superior venezolana y 3. Rescatar el papel de la pedagogía en las
instituciones de educación superior. De esta manera facilitaremos respuestas viables, pertinentes
y con equidad a los planteamientos sociales.

TRANSDISCIPLINARIEDAD

En los contextos científicos el término transdisciplinariedad es usado de varias maneras. En los


países de habla alemana el término suele referirse a las formas de investigación integradoras
(Mittelstrass 2003). Esta acepción contrasta con la comprensión de la transdisciplinariedad como
un principio de unidad del conocimiento más allá de las disciplinas (Nicolescu 2002, véase más
abajo). En cuanto a principio de formas integradoras de investigación, la transdisciplinariedad
comprende una familia de métodos para relacionar el conocimiento científico, la experiencia
extra-científica y la práctica de la resolución. En esta comprensión la investigación transdisciplinar
se orienta hacia los aspectos del mundo real, más que a aquellos que tienen origen y relevancia
sólo en el debate científico. Una cuestión de mayor importancia en la investigación transdisciplinar
es hasta qué punto se consigue la integración de las distintas perspectivas científicas. Este aspecto
es a menudo usado para distinguir entre trans-, inter- y multidisciplinar edad. El campo de la
investigación transdisciplinar es difícil de estructurar dados estos diferentes y de algún modo
inconsistentes conceptos y terminologías. En la investigación en lengua alemana, un congreso de
2003 llevado a cabo en Gotinga hizo el intento de mostrar el amplio abanico de las diferentes
comprensiones de la multi-, inter- y transdisciplinariedad e hizo sugerencias para hacerlas
converger sin eliminar los usos presentes (véase Brand/Schaller/Völker 2004). Para una
panorámica sobre la terminología véase también Pohl & Hirsch Hadorn (2007), quienes también
proponen un uso más sistemático de los términos clave.

LA TRANSDISCIPLINARIEDAD COMO FORMAS INTEGRADAS DE INVESTIGACIÓN

A menudo el conocimiento sobre ciertos aspectos en la sociedad del conocimiento está sujeto a
incertidumbre, se discute sobre la naturaleza de los problemas, y los intereses de los actores
implicados son intensos (Funtowicz & Ravetz 1993). Dichas situaciones claman por investigaciones
transdisciplinares porque en casos así no es obvio cuáles son los problemas más relevante y cómo
pueden ser estructurados y transformados en preguntas fructíferas de investigación. Un primer
tipo de preguntas de investigación importantes es el relacionado con los procesos empíricos que
han hecho aflorar los presentes problemas y que pueden también influir en el desarrollo de un
problema futuro (sistema de conocimiento). Otro tipo importante de preguntas de investigación
se refiere a los valores y normas que son aceptables como bases para determinar los objetivos
propios del proceso de resolución de problemas (objetivo del conocimiento). Un tercer tipo
importante de preguntas hace referencia al hecho de si la situación de un determinado problema
puede ser transformada o mejorada y al cómo (conocimiento de transformación). Las necesidades
para tratar con estas preguntas de investigación de una manera transdisciplinar incluyen el que la
complejidad de los problemas sea adecuadamente tratada, el que la diversidad del mundo vivo y y
de las percepciones científicas de los problemas sea tenida en cuenta, el que el conocimiento
abstracto y el de los casos específicos sea engarzado, y el que el conocimiento y la práctica sean
desarrollados promoviendo lo que es percibido como el bien común (Hirsch Hadorn et al. 2008,
Jaeger & Scheringer 1998).

Interdisciplinariedad es un término que expresa la cualidad de ser interdisciplinario. Es un campo


de estudio que cruza los límites tradicionales entre varias Disciplinas académicas, o entre varias
escuelas de pensamiento, por el surgimiento de nuevas necesidades o la elección de nuevas
profesiones.