Está en la página 1de 9

QUE ES UN RITUAL

Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico,


que es prescrita por una religión o por las tradiciones de una comunidad. El término
"rito" proviene del latín ritus.

Los rituales se realizan por diversas razones, tales como la adoración de un dios (lo
que correspondería un ritual religioso). Un ritual es el ejercicio de un conocimiento que
a través de la energía Psíquica-Espiritual del Operante y mediante el uso de formulas
Mánticas Milenarias busca Activar las fuerzas mágicas del universo, con el objetivo de
Propiciar-Cambiar-Potenciar el resultado de una situación determinada.

El mundo de los rituales es muy amplio, cada cultura cada filosofía cada religión tiene
desde tiempos ancestrales su expresión ritualistíca especial, pero fundamentalmente
permiten centrar la atención en un propósito.

Los rituales tienen partes bien definidas:

Un planeamiento, en el que se define el propósito del ritual, la fecha, hora y


participantes y el lugar. Y una programación, en la que se decide cuales son los
elementos que se deben tener en cuenta o usar de acuerdo al propósito del ritual, para
que no falte ningún elemento en el momento de su realización.

Preparación del lugar, el día y con la anticipación necesaria a la hora señalada, se


prepara el lugar con todos los objetos y elementos elegidos de antemano, como velas
aromas o inciensos, flores, ofrendas, símbolos, música, etc.

Los rituales se inician con acciones de armonización y protección:

La armonización se puede hacer zahumando, con mantrams, con invocaciones a los


ángeles, con canciones u oraciones.

La protección se puede hacer con símbolos, círculos, cúpulas de luz, con invocaciones
a los ángeles.

Luego se debe hacer las oraciones a Nuestro Amado Padre pidiéndole misericordia y
autorización.

Después se deben hacer las invitaciones a los Maestros principales y a los Seres de
Luz.

En la parte central del ritual se expresa el motivo, celebración o pedidos.

Luego se hacen los agradecimientos y las ofrendas.

Para cerrar el ritual se vuelve a orar.

Luego se da tiempo para que los Maestros se retiren, mientras se entonan canciones o
mantrams.

Consejos importantes para que no fallen los rituales:

1. Para encender las velas o los inciensos utiliza siempre cerillas de madera, de
cualquier otra forma no funcionará bien. Y al apagarlas no las soples.
2. Procura utilizar siempre los ingredientes (velas, símbolos, aceites, etc.) indicados en
las "recetas" y nunca otros aunque sean parecidos, pues dependiendo de ellos el ritual
tendrá unos resultados u otros.

3. Cumple a la perfección todas las indicaciones de horarios, días o fases lunares en


los que se deben realizar (si hay alguna indicación para ello).
El factor tiempo es vital a la hora de convertir en mágico el ritual.

4. Realiza los rituales siempre solo o, en su defecto, con personas de total confianza.

5. Cada vez que decidas hacer un ritual, concéntrate en él y sólo en él.


No te tomes los rituales a juego, podrían jugarte una mala pasada.

6. No olvides nunca dar las gracias.

Los rituales son prácticas mágicas para conseguir algo y pueden incluir invocaciones a
los elementos de la naturaleza, los puntos cardinales, el uso de hierbas, plantas, flores,
frutas, la fuerza de los Animales de Poder, la invocación a las Deidades, y los Símbolos
y Mántras Sagrados, que muchas veces están solo reservados a los INICIADOS en
cualquier tipo de filosofía o religión.

Los rituales nunca influirán negativamente si su intención a la hora de realizar el ritual


es buena y positiva.

Importancia de los colores para hacer rituales


El color es uno de los factores más importantes en los rituales con velas

En Metafísica los colores están definidos por los 7 Rayos. El color es la vibración de
ondas lumínicas que nos ponen en contacto con las fuentes y poderes espirituales.

AZUL: Simboliza el honor, la tranquilidad, la inspiración, la verdad, la calma y la


serenidad. Se recomienda encender muchas velas azules cuando se está angustiado o
deprimido, ya que su color evoca la tranquilidad del mar, el susurro de sus olas y la
profundidad de su color.

EL AMARILLO Y EL NARANJA: Se prenden velas de estos colores cuando se pide


éxito en una acción que se vaya a emprender, ya sea un viaje, un negocio o un
proyecto. Es el color de Mercurio: "El mensajero de los dioses". El oro, el sol, el poder,
el dorado: simboliza gloria, vida, alegría, luminosidad, fuerza y esperanza. Se
recomienda encender una vela amarilla en momentos de oscuridad y tristeza, para
recibir una luz que oriente un destino mucho más luminoso.

ROJO: Significa el amor y la pasión. Es el color de Marte. Es el calor, la creación, la


victoria, la innovación y la salud. Una vela roja se prende para atraer el amor y
mantener viva la pasión.

BLANCO: Evoca la limpieza y la pureza, es protección, paz, calma, modestia, recoge el


aire y las energías negativas que algunas personas dejan. Se recomienda utilizar una
de ellas para la rezar y hablar con Dios.

VERDE: Representa la vida, la naturaleza, la bondad, es el color de la prosperidad,


inmortalidad, juventud, crecimiento, abundancia y equilibrio.

VELAS VERDE-DORADA: Para el dinero y las ganancias.


VELAS VERDE-BLANCA: Para la creatividad y la intuición.

VELAS VERDE-ROSADA: Para el crecimiento en el amor.

MORADO: Simboliza el lujo y el poder. es el color del planeta Júpiter que rige las
religiones, la filosofía y la psicología. significa éxito, prestigio, reconocimiento social y
elevación. Cuando se enciende una vela morada y una amarilla se atrae la riqueza, el
dinero y el poder.

VIOLETA O LILA: Es el color de la perseverancia, el sacrificio y la piedad. Encender


una vela de este color trae tranquilidad, cordialidad y un ambiente de calma y
serenidad.

NEGRO: Representa el pecado y la maldad, el lado oscuro, turbio, maligno. Al unirse


una vela negra con una blanca se evita que el mal deseado por otros hacia nosotros
surta efecto.

GRIS PLATEADO: Denota madurez, seriedad, sabiduría, edad. Mezclando blanco y


negro se superan los malos momentos, se neutralizan los males, las enfermedades, la
pobreza.

ROSA: Evoca la ternura y el amor. Es el color de Venus, que rige todos los aspectos de
la vida, representa la belleza, la moralidad, la confianza y la ingenuidad.
CARMELITA O MARRÓN: Se relaciona con la tierra. Significa naturaleza, solidez,
solidaridad y práctica. es el color del signo virgo. Cuando se prende una vela de este
color se contribuye a la siembra y cosecha agrícolas, para que sean abundantes.

DORADO: Oro, riqueza, poder, lujos; al encender una vela dorada y una verde, hace
que las relaciones comerciales y los negocios sean prósperos y abundantes.

Propiedades de las esencias

Antes de elegir una esencia para un trabajo mágico es importante saber dos cosas:

1.- Cada esencia tiene varias propiedades y se pueden utilizar para distintos usos. Así
la esencia de cedro, por ejemplo, la podemos usar para limpiar y purificar el
ambiente de negatividad, para atraer prosperidad o para eliminar bloqueos físicos.

2.- Para un mismo propósito podemos utilizar una o varias esencias diferentes. Por
ejemplo, si deseamos protección podemos adquirir esencia de espliego (lavanda),
romero o canela.

Es muy importante conocer las propiedades de cada esencia a la hora de elegir


una para un ritual determinado. Siempre debemos adquirir aquella que se
ajuste al deseo que queremos conseguir. Los usos detallados solo están en
relación a rituales (Usos mágicos) no se considera las aplicaciones para la
salud por ejemplo.

Esencia de ámbar
Prosperidad. Mejora las situaciones en general. Cambia las energías positivas por
negativas. Para conseguir serenidad. Potencia la atracción de la persona que
deseamos y asegura su fidelidad. Elimina obstáculos, roces, resentimientos y
rencores de las personas con las que convivimos
.
Esencia de avellana.
Para conseguir el equilibrio interior. Armoniza el interior y exterior de la persona
equilibrando las fuerzas complementarias del Ying y el Yang.

Esencia de azahar
Afrodisíaco. Amor. Alegría. Suerte y dinero. Provoca sueños que liberan las
tensiones emocionales del inconsciente. Muy útil para la meditación.

Esencia de azucena
Otorga paz. Calma el dolor producido por las rupturas sentimentales.
Favorece la conquista de la madurez, permitiéndonos que nuestra mente se abra
para conseguir los proyectos que hemos iniciado.

Esencia de Benjuí
Purificación. Prosperidad. Paz. Favorece la prosperidad material y comercial. Estimula
la creatividad empresarial. Desarrolla las cualidades intelectuales.
Aumenta la comprensión. Desarrolla la intuición. Ayuda a la estabilidad emocional.
Para defenderse de la brujería y los hechizos.

Esencia de cedro
Limpia y purifica el ambiente de negatividad. Fomenta la espiritualidad.
Devuelve el equilibrio. Favorece el control sobre la vida propia. Atrae la
prosperidad.
Bueno para los negocios. Elimina bloqueos físicos.

Esencia de canela
Afrodisíaco. Protección. Para curar. Otorga energía al cuerpo. Da seguridad.
Aumenta la capacidad para penetrar en nuestra conciencia psíquica.
Para mejorar nuestra economía.

Esencia de espliego (lavanda)


Tranquilizante. Repele la depresión. Aleja la tensión y la ansiedad.
Calma la violencia emocional y fortalece la razón. Tonifica el sistema nervioso.
Favorece el amor espiritual. Otorga paz y felicidad. Para conciliar el sueño.
Protección.
Purificación. Para tener claridad de ideas. Para tener claridad en las
visualizaciones.
Eleva el espíritu. Armoniza la energía espiritual y produce equilibrio.

Esencia de eucalipto
Protección. Purificación de ambientes donde ha habido discusiones y peleas
físicas.
Fomenta la salud. Acelera los procesos de curación. Para alcanzar el éxito y la
prosperidad.

Esencia de incienso
Purificación. Protección. Limpia el ambiente de energías negativas. Promueve y
acelera los estados de meditación. Nos conecta con las vibraciones altas. Otorga
energía personal. Muy adecuado para rituales de adoración y evolución.

Esencia de jazmín
Afrodisíaco. Atrae la buena suerte en el amor. Atrae la abundancia. Alivia la
depresión.
Calma los nervios. Relaja el cuerpo. Elimina las preocupaciones respecto al futuro.
Favorece la autoestima. Eleva el espíritu.

Esencia de jara
Evita la soledad. Muy beneficiosa para conseguir la integración en grupos sociales.
Restablece la conexión entre el cuerpo y el alma, despertando el verdadero ser
interior.

Esencia de lila
Aumenta el amor. Purifica personas y ambientes. Ayuda a ser más flexible con uno
mismo y con los demás. Ayuda a que seamos más tolerantes.

Esencia de limón
Purificación. Alivia el estrés y calma los nervios. Atrae alegría. Estimulante general.
Para conservar la salud. Favorece las energías positivas.

Esencia de mirra
Protección. Meditación. Limpieza de personas y lugares. Potencia los rituales.
Contra el mal de ojo, los hechizos y la brujería. Aleja energías negativas y malos
espíritus.
Esencia de menta
Limpieza ritual. Revitaliza el cuerpo y la mente. Contra el agotamiento. Acelera la
curación del cuerpo. Reconforta cuando hemos perdido a un ser querido. Restituye
la concentración y la memoria.

Esencia de melisa
Contra el insomnio. Contra el estrés. Devuelve el equilibrio emotivo.

Esencia de naranja
Purificación. Atrae el amor. Atrae la suerte. Atrae el dinero. Otorga energía física.
Buena en adivinación.

Esencia de orégano
Aumenta la claridad del subconsciente. Ayuda a relajar tensiones e preocupaciones
espirituales.

Esencia de pino
Realizar exorcismos. Potenciar negocios. Purifica personas y ambientes.

Esencia de romero
Protección. Limpieza de personas y casas. Para potenciar las propiedades
mágicas.
Afianza la seguridad en uno mismo. Contra el odio y el temor. Para conseguir una
relación amorosa. Aclara la mente. Aumenta la memoria (excelente para exámenes
y estudios, prefiero la menta).

Esencia de rosa
Afrodisíaca. Amor. Alivia los problemas sexuales de las mujeres. Resuelve los
casos de impotencia psicológica de los hombres. Inspira sentimientos de paz y
felicidad.
Nos ayuda a sentirnos bien en nuestro cuerpo eliminando las dudas sobre nuestro
aspecto y atractivo. Para calmar las disputas domésticas.
Esencia de ruda
Protección. Protección en los rituales mágicos. Absorbe las energías negativas.
Rompe los hechizos. Para defenderse contra el mal de ojo, los hechizos y la magia
negra. Aumenta el control mental.

Esencia de tomillo
Estimulante general. Da fuerza y valor. Para conservar la salud. Ayuda en la
depresión.
Induce sueños agradables. Evita pesadillas.
Esencia de vainilla

Uso de los elementos


El conocer el significado de los elementos te ayudará para realizar mejor tus rituales.

ELEMENTO AIRE

El elemento aire es el encargado del pensamiento y la palabra; nos inspira y aconseja y


agudiza nuestra mente. Los grandes descubrimientos, los inventos y las creaciones
musicales fueron inspirados por el elemento aire.

Su vehículo son los vientos, las fragancias y las notas musicales. Evocan en nosotros
recuerdos ancestrales y nos llevan a encontrar nuevas realidades Todo cuanto
existe tuve que ser pensado primero para cobrar vida posteriormente en el plano
físico.
El aire es el elemento de las ideas, la elocuencia, el movimiento dirigido hacia metas
claras, la comunicación verbal y escrita. Cuando despertamos a los seres
elementales del aire en nuestro interior, estamos creando un espacio para escuchar
y ser escuchados; es el eco den la cima de una montaña que nos revitaliza w
inspira con su aire freso.

Trabajar con el elemento aire nos permite aclarar nuestros pensamientos, dejar fluir las
ideas y soñar despiertos.

* Elementales: silfos y sílfides

Tipo de Rituales: puedes crear rituales mágicos de concentración, elocuencia, estudio,


habilidades verbales y literarias, inspiración poética, ideas creativas, resolver
discusiones, iniciar proyectos, plantear metas futuras, soñar despierto, realizar
viajes y cambiar de ambiente.

ELEMENTO FUEGO

El elemento fuego nos trae la fuerza, la valentía, el coraje y la pasión por la vida. Es la
energía en acción que nos motiva a levantarnos cada mañana y comenzar a
trabajar. El fuego interior nos impulsa a buscar nuevos caminos, a enfrentar nuevos
retos y correr riesgos.

Cuando trabajamos con el fuego nos sentimos vigorosos, entusiastas, optimistas y


creativos. La danza activa al elemento fuego, nos conecta con la alegría de vivir y
con la fuerza interna. El fuego puede convertirse en una experiencia avasalladora,
arrebatada y desenfrenada.

La naturaleza inesperada del fuego nos impulsa a guiarnos por nuestros instintos,
actuar sin pensar y lanzarnos a la a ventura sin medir las consecuencias.
Cuando despertamos a los seres elementales del fuego en nuestro interior estamos
creando un fuego sagrado que nos calienta, reconforta y reanima a continuar la
jornada cuanto estemos exhaustos. El fuego interior se convertirá en una antorcha
que nos guía y nos llene de valor y coraje cuando nos sintamos temerosos y
confundidos.

* Elementales: Salamandras

Tipo de Rituales: puedes rituales mágicos de fuerza física, protección, valor, iniciativa,
energía, deseo sexual, sensualidad, belleza, pasión, entusiasmo, capacidad de
gozo, alegría, optimismo, alto rendimiento, capacidad de terminar los proyectos que
iniciamos y amor por uno mismo.

ELEMENTO AGUA

Es el elemento de los sentamientos, las emociones, el amor, los sueños, el


inconsciente y el poder de la intuición.

Nos habla del corazón mismo del ser humano; de los deseos y temores ocultos en el
fondo del lago. Trabajar con el agua es atrever a sumergirnos y descubrir lo que
hay en el fondo de nuestro corazón, Es dejarnos llevar por la intuición y percibir los
sutiles cambios de la naturaleza.

El elemento agua está relacionado con la inspiración espiritual, con la meditación, los
estados de trance y la imaginación creativa. La literatura, los cuentos y la pintura
nos ayudan a entrar en contacto con el elemento agua, percibiendo la realidad de
diferentes maneras.

Cuando despertamos a los seres elementales de las aguas en nuestro interior estamos
creando un lago mágico al cual acudir a pedir deseos, hacer consultas, pedir
orientación mágica y espiritual; enfrentar a los monstruos que duermen bajo el
agua y observar nuestro reflejo.

* Elementales: Ondinas

Tipo de Rituales: puedes crear rituales mágicos de compasión, amor, sensibilidad, paz
interior, salud mental y emocional, intuición, percepción, adivinación, introspección,
control interior, auto descubrimiento, sueños mágicos, inspiración artística,
creatividad, belleza, armonía familiar, autoestima y aceptación de ti mismo.

ELEMENTO TIERRA

Éste es el último y el primer elemento en el círculo de la energía. De a tierra


provenimos y a ella debemos regresar. Es el elemento de la nutrición, de la
seguridad, la protección, la estabilidad y la disciplina.

Trabajar con la tierra implica tener paciencia para esperar tranquilamente el momento
en el que las cosas surjan. Los bosques, las selvas, las playas o los desiertos no se
formaron en un día; el crecimiento requiere de tiempo, Constanza y perseverancia.
Cuando despertamos a los seres elementales de la tierra en nuestro interior estamos
creando un espacio fértil, pacífico, seguro y nutricio en nuestra alma.
Es un oasis en medio de la confusión, la rapidez y las exigencias de la vida actual; un
lugar al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad,
alimento y estabilidad.

Correspondencias del Tierra

* Elementales: Gnomos

Tipo de Rituales: puedes crear rituales mágicos de protección, seguridad, constancia,


perseverancia, solidez, trabajo, ganancias materiales, salud física, relaciones
duraderas, concentración, pertenencia y equilibrio.

Lugares para realizar rituales

En esoterismo, existe un tema del que prácticamente no se trata y es de los lugares


donde se pueden realizar los rituales y sin embargo definir el lugar para efectuarlos,
es de suma importancia ya que en función del ritual o el lugar elegido, podremos
afrontar diferentes tipos de canalización tanto de nuestras energías como de otras
y conseguir o al menos facilitar los objetivos que pretendemos; Los diferenciamos
en tres tipos de lugares diferentes, teniendo cada uno unas características
determinadas, estos tres tipo son:

1.- In situ.
2.- Lugar preparado al efecto y personal.
3.- Lugar energético.

In situ.- Es cuando tenemos que desplazarnos a un lugar específico en el que es


necesario realizar un ritual para un fin determinado; estos tipos de rituales son
bastante limitados en cuanto al nivel de energía que podemos mover, ya que lo
normal es que solamente dispongamos de nuestra propia energía y de aquellos
elementos que podamos transportar; son rituales complicados porque no sabemos
que nos vamos a encontrar y a que tipo de energías tendremos que enfrentarnos
por encontrarse asentadas en ese lugar, pero por contrapartida, son rituales muy
efectivos ya que sentimos “in situ” las energías, aunque al mismo tiempo tenemos
que contar con que el coste a nivel personal puede ser muy elevado. Nunca de
deben hacerse este tipo de ritual para asuntos generales, sino que se deberá de
utilizar para un tema muy concreto y un tanto especial.

Lugar preparado al efecto y personal.- Son rituales que se realizan en un lugar que
tenemos preparado al efecto; es nuestro santuario, en el que contamos con todos
los elementos necesarios para realizarlos y que nos sirven de apoyo. Son rituales
en los que el coste a nivel personal es bastante bajo, las energías que se mueven
pueden ser perfectamente controlables por el oficiante del ritual y a la vez son muy
efectivos, sobre todo cuando se realizan de persona a persona; sin embargo tienen
los inconvenientes de una difícil proyección al exterior y conllevan una gran
dificultad para el movimiento de energías a nivel más general o global. Son rituales,
digamos, muy locales.

Lugar energético.- Estos, son los rituales para realizar en lugares con una fuerza
especial, ya sea al aire libre o en un lugar en que hayamos comprobado que las
energías de la tierra no estén controladas y que puedan ser canalizas por el
oficiante del ritual. Este lugar tiene como muy positivo la gran cantidad de energía
de la que se puede disponer para después canalizarla y se pueden obtener
resultados francamente interesantes, sobre todo a nivel global; pero sin embargo
tiene como lo mas negativo, que suelen ser lugares de muy difícil acceso, de baja
protección del oficiante y una gran dificultad para canalizar esas energías de gran
entidad, a lo que además hay que unir con los pocos elementos con los que
contamos, que habitualmente forman parte de los rituales para facilitar su
efectividad.

Dependiendo de vuestra fuerza, de la energía con la que sabéis que podréis contar, de
si vais solos o no y de cuales son vuestros objetivos, es cuando deberéis elegir el
sitio adecuado.

De todas formas, tener siempre en cuenta que hay que estar muy seguros de nosotros,
de nuestra fuerza y de que estamos en el momento óptimo energético y saber
hasta donde podemos llegar para sacarle el mayor partido posible a la utilización y
la canalización de las energías con ayuda de los rituales.

SALUDOS ESTUARDO

También podría gustarte