Está en la página 1de 7

miércoles, 8 de enero de 2020

Jesús es el Hijo de Dios


Tema: Pilato interroga a Jesús

Texto: Marcos 15,1-5

Introducción
Marcos 15,1  ‘Muy de mañana, habiendo tenido consejo los principales sacerdotes
con los ancianos, con los escribas y con todo el concilio…’

Este capítulo inicia un nuevo relato que Marcos quiere relacionar con el juicio de
Jesús por el Sanedrín. Entendemos claramente por el mismo texto que, tan pronto
como amaneció (gr. Καὶ εὐθέως…πρωῒ) el ‘concilio’1 se reunió nuevamente para
deliberar en cuanto al caso de Jesús. Leemos el versículo 1 así: “Muy de mañana,
habiendo tenido consejo…” (gr. συμβούλιον) El ‘concilio’ se reunió nuevamente -
recordemos que ya se había llevado un juicio previo, que por cierto ilegal, durante las
primeras horas de la madrugada (Cf. Marcos 14,53-72) - Esta segunda y última
reunión, posiblemente se había llevado a cabo para maquillar de legal el juicio
ejecutado a Jesús por el concilio judio. Pero sobre todo para tomar un acuerdo o la
sentencia que Jesús fuera ejecutado. Todos sabemos por el texto sagrado cuál era el
plan de ellos desde un inicio (Véase Marcos 3,6) solamente faltaba la logística para
ejecutarlo, y aquí, están llevando a cabo los últimos detalles de su malvado proyecto.

Pero, el capítulo no gira en torno a los actos diabólicos de aquellos lideres Judíos,
más bien es en base a la pregunta de si Jesús es el REY DE LOS JUDIOS 2 (Cf. vv 2; 9;
26)

1. Jesús es entregado a Pilato.


‘…llevaron a Jesús atado, y le entregaron a Pilato.’

Con la entrega de Jesús a las autoridades romanas, se cumple el anuncio de la


pasión, que él pronuncia en Marcos 9, 31 ‘Porque enseñaba a sus discípulos, y les
decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero
después de muerto, resucitará al tercer día.’ (Cf.Marcos 10,33)

A. Amarrado como a un criminal.

1La palabra griega συμβούλιον, que Marcos utiliza para señalar al ‘consejo’, es un termino tardío e infrecuente; y
semejante al término latino ‘consilium’. Por esta razón me refiero a ellos en el sermón como: ‘concilio’.

2 Véase Comentario de R. Schnackenburg al Evangelio de Marcos página # 298

1
miércoles, 8 de enero de 2020
Lo primero que hicieron estos hombres, una vez que habían tomado una decisión,
fue atar a Jesús, como se haría con un criminal que es encontrado culpable. Esto, mis
queridos hermanos, tiene una enseñanza teológica: Cristo había venido a dar libertad a
Su pueblo de sus pecados (Cf. Mateo 1,21; Juan 8,36; Gálatas 5,1) Este es el pacto
realizado en la eternidad por la Divinidad, pacto que se conoce como: Pacto de
redención, ¡Esta era la obra que el Padre le había encomendado ! Así que, para liberar
a la iglesia (Cf. Isaías 61,1) Cristo mismo debía ser atado, y entregado a los impíos.

B. Entregado a manos de Poncio Pilato.

Poncio pilato era el quinto procurador de Judea y gobernó de 26-36 d.C3 Era un
hombre corrupto, de malos tratos, que realizaba continuas ejecuciones sin un proceso
judicial, una persona cruel e insoportable. Aunque algunos le clasifican entre los
santos.4

No se sabe con certeza como murió, pero la leyenda cristiana habla de que Pilato
terminó suicidándose.

Pero lo que entendemos por los Evangelios que era orgulloso (Cf. Juan 9,10) y cruel
(Lucas 13,1) Sobre todo, era un hombre con temor a los hombres. Siempre buscó -
esto indican todos los relatos del proceso jurídico de Jesús - estar bien con el
emperador (Cf. Juan 19,12)

C. Juzgado por los hombres para llevarnos a Dios.

Jesús fue entregado para ser juzgado por hombres impíos (gr. ‘παραδίδωμι’ en
Marcos 9,31). Tenemos el cumplimiento en la persona de Jesús, lo que los Salmos
dicen respecto a este asunto:

Salmo 27,12  'No me entregues a la voluntad de mis enemigos; Porque se han


levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.’

Salmo 74,19 ‘No entregues a las fieras el alma de tu tórtola…’

Claramente la Escritura nos enseña que Dios usó la voluntad diabólica de estos
hombres, Anas, Caifás, y Pilato, para llevar a cabo su plan de salvación. Dios no se
ensucia las manos con el pecado de los hombres, pero encamina la maldad en el
corazón de ellos para Sus gloriosos propósitos.

Cristo se humilló al permitirse ser juzgado por los hombres, el creador siendo
juzgado por la creación. Pero todo esto era parte de su humillación, para llevarnos a

3 Gnilka Joachim. Evangelio según san Marcos Tomo 2 Página #347 versión PDF.

4 Según W. Hendricksen los coptos y abisinios. Véase comentario a Marcos página # 462

2
miércoles, 8 de enero de 2020
Dios, para reconciliarnos con Dios. Amados hermanos, si no meditamos
profundamente en la humillación de Cristo, solo veremos GRACIA PARA BOSTEZAR, y
no SUBLIME GRACIA. Y nuestra actitud hacia Él será solo una de ingratitud nada más.

2. Jesús es acusado delante de Pilato por los judios. (Juan


18,28-31
Juan 18, 28  ‘Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era de mañana, y ellos no
entraron en el pretorio para no contaminarse, y así poder comer la pascua.
29  Entonces salió Pilato a ellos, y les dijo: ¿Qué acusación traéis contra este hombre?
30    Respondieron y le dijeron: Si éste no fuera malhechor, no te lo habríamos
entregado. 31  Entonces les dijo Pilato: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley.
Y los judíos le dijeron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie; 32   para
que se cumpliese la palabra que Jesús había dicho, dando a entender de qué muerte
iba a morir.’

Algo que sabemos es que, Pilato no deseaba agradar ni concederles a los Judíos su
solicitud de crucificar a Jesús, sin embargo, su temor a los hombres pudo más que
cualquier otra cosa. Veamos como se desarrolla la historia de este interrogatorio:

A. Pilato pregunta sobre las acusaciones a Jesús por parte de los judios.

Pilato sabia que por envidia, los judios, principalmente los lideres religiosos, querían
ver muerto a Jesús (Cf. Marcos 15,10) Entonces, él trata de devolverles a Cristo, para
ser juzgado según las leyes judías. A lo que aquellos hombres manifiestan claramente
que su deseo es nada menos que se le de muerte por crucifixión (ver Juan 18,31).
Esto, mis queridos hermanos, confirman como verdaderas las Palabras de Jesús sobre
la forma en que había de morir (Ver Juan 18, 32) Y una vez más aseguramos que todo
el proceso de la Pasión estaba en completo control de Dios. Así que, la salvación
nuestra es de A a Z dirigida y obrada por Dios. Nosotros nada tenemos que ver en el
asunto.

B. Los lideres Judios acusan a Jesús de ser una persona políticamente peligrosa.

Aquellos hombres usan la astucia para convencer al procurador de la culpabilidad de


Jesús. Para esto, le acusan - según Lucas 23,2 - de ser un hombre políticamente
peligroso, ‘Y comenzaron a acusarle, diciendo: A éste hemos hallado que pervierte a la
nación, y que prohibe dar tributo a César, diciendo que él mismo es el Cristo, un
rey.’ (Lucas 23,2)

3
miércoles, 8 de enero de 2020
Pilato no puede permitir a alguien con estas intenciones, así que, llevan a Jesús al
interior del pretorio para interrogarle sobre el asunto (Cf. Juan 18,33a)

C. Esto confirma el rechazo de Cristo por los suyos.

Los hombres por naturaleza rechazan el gobierno de Dios sobre sus vidas.
Definitivamente no quieren someterse a la voluntad de Dios. Estos hombres judios
rechazaron claramente, y con voz alta, el gobierno de su verdadero Rey. Preferían
continuar siendo esclavos del emperador romano, que siervos del Señor Jesucristo:

Juan 19,12  ‘Desde entonces procuraba Pilato soltarle; pero los judíos daban voces,
diciendo: Si a éste sueltas, no eres amigo de César; todo el que se hace rey, a César se
opone. 13   Entonces Pilato, oyendo esto, llevó fuera a Jesús, y se sentó en el tribunal
en el lugar llamado el Enlosado, y en hebreo Gabata. 14    Era la preparación de la
pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: ¡He aquí vuestro Rey! 15  Pero
ellos gritaron: ¡Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar?
Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César.’

Así es el hombre, prefiere continuar como esclavo del pecado, que ser libertado y
gobernado por Cristo. Un claro ejemplo de esto lo encontramos en Proverbios
23,29-35:

29  ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas?

¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde?

¿Para quién lo amoratado de los ojos?

30  Para los que se detienen mucho en el vino,



Para los que van buscando la mistura.

31  No mires al vino cuando rojea,



Cuando resplandece su color en la copa.

Se entra suavemente;

32  Mas al fin como serpiente morderá,



Y como áspid dará dolor.

33  Tus ojos mirarán cosas extrañas,



Y tu corazón hablará perversidades.

34  Serás como el que yace en medio del mar,



O como el que está en la punta de un mastelero.

4
miércoles, 8 de enero de 2020
35  Y dirás: Me hirieron, mas no me dolió;

Me azotaron, mas no lo sentí;

Cuando despertare, aún lo volveré a buscar.

Este hombre, aún experimentando el gran dolor del pecado, es sorprendente que
diga: ‘Me hirieron, mas no me dolió; Me azotaron, mas no lo sentí; Cuando despertare,
aún lo volveré a buscar.’ Pero, así es el hombre caído, su corazón es una continua
búsqueda por el pecado, su deleite es el pecado.

Amados hermanos, así éramos también todos aquellos que hoy experimentamos la
gracia de Dios. Pero Cristo nos ha sido dado para liberarnos de la esclavitud del
Pecado, Dios ha cumplido su pacto, ha liberado Su iglesia de Egipto, y hoy Cristo la
conduce por el poder del Espíritu Santo, a la misma presencia de Dios.

3. Jesús se declara Rey de los judios ante la presencia de Pilato.


Marcos 15,2    ‘Pilato le preguntó: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Respondiendo él, le
dijo: Tú lo dices. 3    Y los principales sacerdotes le acusaban mucho. 4    Otra vez le
preguntó Pilato, diciendo: ¿Nada respondes? Mira de cuántas cosas te acusan. 5  Mas
Jesús ni aun con eso respondió; de modo que Pilato se maravillaba.'

En el versículo 2, podemos ver el hilo que lleva esta historia iniciada en el versículo
1. Pilato tenia toda la intención de lavarse las manos en este caso - algo que
literalmente hizo (Cf. Mateo 27,24) -, desde el primer minuto.

A. El sarcasmo de Pilato

Cuando Pilato le preguntó a Jesús ¿Eres tú el rey de los judios? no lo hizo


precisamente porque creyese que Jesús era el Rey de los judios. Si no más bien su
pregunta es a manera de menosprecio ¿Tú eres el rey de los judíos? (gr. ‘σὺ εἶ ὁ
βασιλεὺς τῶν ᾿Ιουδαίων’)

Jesús responde: ‘Tú lo dices’ Esto significa exactamente eso: ¡Es tal como tú lo has
dicho ! Jesús afirma ser el Rey de los judios.

Pilato no creyó que Jesús fuera culpable de ningún delito capital, sus conclusiones
exoneraban Cristo de cualquier culpa, en varias ocasiones dijo que no hallaba ninguna
culpa en Él.

Pero los principales sacerdotes estaban decididos a llegar hasta el final: La muerte
de Cristo. (v3) ’Y los principales sacerdotes le acusaban mucho.’ Le acusaban de
alborotar al pueblo (Cf. Lucas 23,5) así que, era una acusación política.

5
miércoles, 8 de enero de 2020
B. Pilato incita a Jesús a defenderse de las falsas acusaciones.

La ira desenfrenada y las mentiras de los judíos contrastaban con la actitud de Jesús:
(vv4-5) ’Otra vez le preguntó Pilato, diciendo: ¿Nada respondes? Mira de cuántas cosas
te acusan. 5    Mas Jesús ni aun con eso respondió…’ Jesús no respondía ante las
falsas acusaciones de los sacerdotes. Vemos aquí, mis queridos hermanos, el
cumplimiento de las palabras proferidas por el profeta Isaías: ‘Angustiado él, y afligido,
no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus
trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.’ (Isaías 53,7)

C. El asombro de Pilato

v 5  ‘Mas Jesús ni aun con eso respondió; de modo que Pilato se maravillaba.’

Poncio Pilato estaba ‘admirado’ (gr. θαυμάζειν) del dominio propio que Jesús
manifestaba ante las falsas acusaciones. Como A.T Robertson escribe al comentar
este versículo:

‘Pilato estaba seguro de la inocencia de Jesús y se dio cuenta de la envidia de ellos


(Mar 15:10), pero esperaba que Jesús daría respuesta a estas acusaciones para
facilitarle la tarea. Se asombró del control propio de Jesús.’5

Las acusaciones de ‘sedición’ que se pronunciaban en contra de Jesús contrastaban


con su carácter. En la mente de Pilato esto no tenia congruencia: ¿Como una persona
sediciosa guarda silencio ante acusaciones falsas? Jesús jamás en su ministerio hablo,
o actuó como un rebelde político, Más bien todo lo contrario (ver Marcos 12,17; Juan
6,15)

Durante las últimas horas de su vida, Jesús ‘no abrió su boca’. Este silencio eran
más pruebas de que él es el Cristo, el Hijo de Dios, Rey no solamente de los Judíos,
Rey de reyes, Señor de señores.

Para Nuestra Espiritualidad


Amados hermanos, Jesús no fue un criminal, pero fue tratado como tal. Jesús no fue
un revolucionario político, pero fue acusado falsamente de serlo. Jesús no fue una
persona peligrosa, pero fue atado de manos como si lo fuese. Jesús fue juzgado por
hombres impíos, siendo el Juez Justo del universo. Ante todo esto, el no se defendió
de aquellas falsas acusaciones, no usó Su poder para destruir a quienes le juzgaban
falsamente. ¿Por qué? Porque su encomienda era llegar a la cruz para salvarnos.

5 Robertson A.T Comentario al texto griego del Nuevo Testamento e-sword X

6
miércoles, 8 de enero de 2020

También podría gustarte