Está en la página 1de 11

Qué es el Emprendedor externo

Emprendedor es aquel que descubre una oportunidad, toma los riesgos económicos y emocionales, y empieza un
negocio propio con el fin de obtener ganancias.
El emprendedor se caracteriza por saber identificar y tomar las oportunidades que se le presentan, tener confianza en
sí mismo, ser competente, valiente y disciplinado.
El emprendedor también es considerado un líder empresarial, ya que es capaz de crear un plan de negocios
exitoso para su producto y a la vez incentivar a otras personas para que sean parte de su proyecto, ya sea
invirtiendo capital para el negocio o como capital humano.
Vea también:

 Líder.
 Entrepreneur.
 Plan de negocios.
El emprendimiento, definido resumidamente como la iniciativa de ser un emprendedor, ha sido asociado a las
pequeñas y medianas empresas o Pyme, porque se caracterizan por tener una o dos personas asumiendo los riesgos
de empezar un negocio que genere ganancias.

Vea también:

 Emprendimiento.
 Microemprendimiento.
 Pyme.
Emprendedor en inglés se traduce como entrepreneur.

Características de un emprendedor
La generación millennial, que significa ‘del milenio’, está conformada por aquellos nacidos entre los años 1981 y
2000, que se caracteriza por ser la generación de los emprendedores.
Los estudios estadísticos apuntan que este fenómeno se debe a la mayor escolaridad con más altos grados
académicos que caracterizan a esta generación junto con un nivel mucho más alto de endeudamiento en comparación
con las generaciones anteriores. La alta tasa de desempleo que ha incrementado durante esos años también ha
motivado a la Generación Y o millenials al emprendimiento.
Vea también Generación Y.

El emprendedor se caracteriza por ser un individuo ambicioso, que posee seguridad en sus habilidades y capacidades
para poder llevar su propio negocio. Por lo cual se siente motivado, con buenas ideas para implementarlas, y así
alcanzar sus objetivos.

Asimismo, posee carácter de líder, por lo que presenta capacidad de convocar a otras personas en su misma
dirección, y transmitir una visión global, orientar al grupo, y, lo más importante, mantener al equipo animado a pesar
de los obstáculos que se pueden presentar a lo largo del trabajo.
¿Qué es un emprendedor interno?
Un emprendedor interno es una persona que decide crear una nueva área de negocio dentro de la empresa donde trabaja,
desde la creación de la idea hasta la conversión de la misma en un negocio rentable.
Es importante saber que el hecho de ser un emprendedor interno no depende del departamento o del sector en el que la persona
trabaja, sino de ciertas cualidades y aptitudes. De hecho, no solo hay emprendedores en el área comercial, sino que este papel se
extiende también al área contable o a la administrativa. Lo que hace falta para ser un emprendedor es perseguir la
rentabilidad y la participación de la gente para llegar a la consecución de un reto.

Las aptitudes de un emprendedor interno


Como ya se ha dicho, los requisitos para ser emprendedor dependen de cualidades y, en gran parte, de la personalidad del
trabajador. Para asumir ciertos retos, hay que tener seguridad en uno mismo y autoconfianza, algo que no se debe confundir
con no tener miedo. No es cierto que una persona emprendedora no sienta temor ante un nuevo reto que puede salir bien o no,
pero sí que es verdad que los emprendedores saben hacer frente a la situación y perseguir su objetivo.
Así pues, un emprendedor asume riesgos, pero no de manera descontrolada. El trabajador que decide perseguir el reto de crear
una nueva área de negocio dentro de su empresa es idealista, pero también astuto y sabe asumir los riesgos con control y
planificación.
La capacidad de sacrificio es otro aspecto de vital importancia para decidirse a emprender. Antes de tomar este camino, hay
que comprender que, para llegar a la meta, hay que hacer un gran esfuerzo y que esto, a veces, puede suponer una frustración al
no obtener siempre los resultados deseados. Sin embargo, un emprendedor confía en su éxito y en poder dejar una marca gracias
a sus logros, por lo que asume este riesgo y se sacrifica para conseguir sus metas.
El sentido común es una de las virtudes del intrapreneur y, por eso, es consciente de que se puede equivocar y fracasar. Sin
embargo, una persona que asume este rol siempre está dispuesta a hacer un nuevo intento y tiene preparadas soluciones posibles
para situaciones adversas. Gracias a su carisma, es capaz de convencer a su equipo para poner en práctica estas soluciones e
intentar, de nuevo, conseguir el éxito.
Por eso, las habilidades comerciales siempre figuran entre sus cualidades, incluso si no se trata de un profesional especializado
en esta área. Un emprendedor siempre tiene presente que tendrá que desplegar sus habilidades comunicativas para convencer a
sus clientes, pero también a sus colaboradores.
En conclusión, el emprendedor interno es una persona orientada a los logros y al éxito, dispuesta a asumir riesgos, pero
siempre con una planificación previa y con un control sobre la situación.
¿Cómo trabaja el emprendedor interno?
Dicho esto, se puede ver que los emprendedores internos tienen un perfil muy concreto, orientado a asumir riesgos y con la idea
de cambiar la cultura de la empresa en la que trabajan. Así pues, la persona que lleva a cabo este papel puede no encajar en
empresas conservadoras que tienen su manera de hacer las cosas y no están dispuestas a cambiarla.

Este perfil tampoco encaja con el trabajador que se considera experto, pero también es conservador, o con los trabajadores
demasiado competitivos que pueden llegar a ser egoístas en el trabajo. Sin embargo, el emprendedor interno encaja muy bien
trabajando con los profesionales curiosos, siempre dispuestos a aprender cosas nuevas y a renovar su conocimiento.

Los emprendedores internos y la empresa


Uno de los motivos por los que algunos emprendedores se deciden a asumir retos dentro de la empresa y no por su cuenta es
que, de este modo, pueden aprovechar los recursos de la compañía para conseguir sus objetivos. Sin embargo, hay que tener
en cuenta que crear una nueva área de negocio dentro de la empresa, con una nueva idea probablemente innovadora, lleva
consigo un cambio dentro de la cultura de la compañía.
Por eso, una empresa que se limite a dejar hacer al emprendedor en su tiempo libre y que no se implique en sus proyectos no es
una buena opción para este tipo de trabajadores. La empresa en la que crece un emprendedor interno no puede limitarse a tolerar
la diferencia, debe fomentarla. No basta con trabajar cada uno por su lado y es que, en el caso de los emprendedores internos,
los objetivos del mismo y los de la empresa van unidos.

Hay que tener en cuenta, ante todo, que el papel de un intrapreneur es el de llevar a cabo una idea y conseguir crear un negocio
rentable a partir de la misma. Al tratarse de un emprendimiento interno, si este negocio sale bien, aportará un gran beneficio a la
compañía. Por eso, esta no debe desvincularse de los proyectos del emprendedor y ambos deben trabajar conjuntamente por
el bien del trabajador y de la empresa.
Este es el motivo de que las empresas donde los emprendedores desarrollen sus actividades deban ser empresas no tradicionales
ni conservadoras. Es necesario que mantengan la mente abierta y que sean capaces de modificar su cultura empresarial ante las
nuevas áreas de negocio que se presentan ante sí, que no dejan de ser oportunidades también para la compañía.
Así pues, es necesario que se fomente un debate interno. El emprendedor debe comunicar su rol en todo momento a la
empresa, explicar qué es lo que va a hacer e informar sobre sus avances. Por su parte, la compañía debe deshacerse de los
tradicionalismos y de la incomodidad ante lo nuevo y tiene que abrazar la creatividad y la innovación. Si se crea este debate
interno, es más probable que el emprendedor pueda aprovechar los recursos de la empresa para desarrollar la nueva área de
negocio y la compañía podrá verse beneficiada por la misma.

Ejemplos de emprendimiento interno


Son muchos los casos en que el emprendimiento interno ha supuesto un éxito no solo para el emprendedor, sino también para la
compañía.

Uno de estos casos, muy conocido, es el de Sony. El empleado Ken Kutaragi se encargaba de mejorar el dispositivo de
Nintendo. A pesar de la oposición inicial del personal de Sony, Kutaragi captó la atención de un empleado senior y, gracias a
eso, pudo proceder a crear la Play Station, que, a día de hoy, es uno de los productos más emblemáticos de la marca.
Otro emprendedor es el Dr. Spencer Silver. Silver estaba trabajando en la creación de un adhesivo lo suficientemente fuerte para
poder utilizarse en tecnología aeroespacial, pero fracasó. O eso pensaba, porque el resultado de esta investigación fue un
adhesivo ligero que podía mantenerse en las superficies, pero no dejaba ningún rastro cuando se retiraba. Ante este hallazgo, lo
que hizo el Dr. Spencer Silver fue unirse a Art Fry, un compañero que trabajaba como científico en 3M. Lo que resultó de esta
unión de fuerzas fue uno de los productos más utilizados por los estudiantes: el post-IT.
Un caso más cercano es el de la Super Hipoteca, que ha revolucionado el sistema de créditos hipotecarios.

Franquicia Emprendedora
La franquicia es un modelo de negocio que impulsa el crecimiento y desarrollo empresarial, es una forma de emprendimiento que
otorga grandes ventajas tanto para el franquiciador como para el franquiciado.
Quien ha creado una marca y lleva una trayectoria, a través de esta exitosa fórmula de comercialización, puede expandir su
negocio a otras zonas geográficas o sectores, y a su vez, genera la oportunidad a emprendedores que requieren el respaldo de una
marca para iniciar en su carrera laboral como empresario.
Sucede que muchos emprendedores tienen claro la idea de un negocio propio, sin embargo, no cuentan con los recursos y
experiencia suficiente para iniciar desde cero una marca, en esos casos, ser franquiciado se convierte en una oportunidad. Las
franquicias pueden ser una ventaja cuando se desea el respaldo y seguridad que puede ofrecer una marca con trayectoria en el
sector de interés. Además, el franquiciador tiene para ofrecer una directriz, una formación, un negocio en marcha, con servicios
o productos ya probados.

Por qué emprender con una franquicia


Aunque el sector de la franquicia ha ido creciendo en los últimos años hasta convertirse en una fórmula de negocio consolidada,
cuando hablamos de emprender con esta opción no todo el mundo conoce las ventajas que conlleva.
Muchas veces, quienes se plantean ser “su propio jefe” son reticentes a comenzar su andadura empresarial formando parte de
una franquicia porque no suelen considerarla como un negocio propio. Sin embargo, es un modelo de negocio en el que el
franquiciador y el franquiciado salen beneficiados. El primero, por el apoyo que encuentra en el emprendedor para hacer crecer
su marca, y el franquiciado, por la formación que recibe antes de comenzar su actividad, el soporte y asesoramiento durante
todo el proceso empresarial, además de la posibilidad de formar parte de una marca reconocida y de éxito probado.

Ventajas para el franquiciador


· El franquiciador es un empresario con un modelo de negocio probado, exitoso y replicable, que tiene la opción de ir creciendo
por él mismo o hacerlo con la ayuda de los franquiciados. La segunda opción le permite expandir su negocio con más velocidad,
más volumen y con mayor presencia en diferentes territorios.
· Para conseguir la expansión de su negocio, el empresario no necesita una inversión importante en recursos, ya que serán otros
emprendedores los que hagan la inversión desarrollando su marca como propia.
El franquiciador no corre riesgos en la expansión de su negocio, solamente puede verse debilitada la imagen de marca si no
elige bien a sus franquiciados.
· El franquiciado mejora la marca aportando, con el resto de la comunidad franquiciada, novedades acordes al mercado y las
necesidades del cliente.
Ventajas para el franquiciado
·El franquiciado reduce los riesgos aliándose con una marca de éxito probado y desarrollando el negocio como si fuera propio.
· Antes de comenzar con la actividad, el emprendedor recibe formación previa y asesoramiento en la puesta a punto del local, en
su caso.
·El emprendedor aprovecha la trayectoria y las herramientas de comunicación y marketing de la marca y del resto de
franquiciados. En estos casos, se sitúan en ventaja con respecto a las pymes que trabajan de manera independiente.
·La empresa franquiciada comienza su andadura con una marca reconocida por el público. De esta manera se evita una de las
mayores incertidumbres de todo emprendedor.
· La pertenencia a una comunidad de franquiciados permite preguntar a otros emprendedores acerca de sus experiencias al
frente de su negocio.
Inconvenientes de emprender con una franquicia
El franquiciador:
·Para el franquiciador no todo son ventajas. Si quiere que su negocio crezca, se verá obligado a ceder parte del control. El
franquiciado no solo es un aliado, es un compañero de viaje, un socio con el que tiene que colaborar con total confianza y con
una cesión del control.
Por parte del franquiciado:
· El no entender bien el modelo de negocio puede hacer que se fracase con más facilidad. El franquiciado tiene que estar sujeto
a unas normas, replicando un modelo de negocio que ya existe, sin saltarse las normas y con un margen de libertad limitado. El
desarrollo de negocio y la presentación de los productos deben hacerse según las normas de la marca, renunciando a un grado de
libertad empresarial.
·Los servicios que recibe de la marca se pagan. El canon o el royalty por el uso de la marca hace que, por lo general, el inicio
del negocio sea más costoso que cuando se inicia un negocio independiente. Según la presidenta de la AEF, la inversión media
varía muchísimo dependiendo de la marca. Algunas, a partir de 15.000€, hasta aquellas que llegan hasta un millón de euros. La
inversión es importante, pero lo es más saber qué modelo de negocio se adapta a cada emprendedor.

El perfil del franquiciado


Según datos de la AEF, el perfil tipo del franquiciado es un hombre o mujer de edad media con alguna experiencia en los
negocios, que en un momento de su carrera profesional ha decidido emprender un negocio propio pero y decide ampararse en
una marca con un éxito probado que le facilite el proceso de puesta en marcha y crecimiento de su negocio.

Emprendimiento por necesidad


Desde el comienzo de la crisis miles de profesionales han decidido montárselo por su cuenta. Muchos de ellos se han visto
lanzados al emprendimiento por necesidad debido a la falta de oportunidades laborales. En España esta cifra llegó a ser bastante
alta, debido al gran número de personas que se quedaron sin empleo desde 2008. No obstante, este porcentaje habría ido
descendiendo en los últimos años y el emprendedor tipo en nuestro país es más una persona que decide crear un negocio al
detectar oportunidades en el mercado.
Así lo pone de manifiesto el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2016, presentado el pasado mes de junio
por la Asociación RED GEM España, la Fundación Rafael del Pino y Banco Santander. Según el estudio, basado en 25.000
encuestas realizadas a personas entre 18 y 64 años, la principal motivación del 70,2% de aquellos que han decidido crear un
negocio es haber encontrado una oportunidad o nicho, mientras solo un 26% habla de emprendimiento por necesidad.
Esta segunda fórmula en la que también caben personas que no tienen otra manera de conciliar su vida laboral con la familiar es
tan válida como la primera, aunque -para algunos- menos romántica y vocacional. El emprendedor necesita serlo para subsistir,
porque no ha conseguido un trabajo por cuenta ajena ni otra alternativa que le permita obtener unos ingresos aceptables. Esta
forma de emprender ‘a la desesperada’ muestra algunas diferencias con respecto a las otras:

1. Inmediatez por monetizar. El emprendedor por necesidad no dispone del mismo margen de maniobra que otro tipo de
fundadores. Quizás se ha visto arrojado de la noche a la mañana de una empresa por cuenta ajena a esta situación o ha tomado
la decisión tras comprobar cómo su prestación por desempleo se agota y no encuentra un empleo fijo. Puede que tenga que
hacerlo para alimentar a su familia o pagar una hipoteca. Por lo tanto, hay cierta urgencia para conseguir clientes e ingresos.
Eso puede llegar a ser un factor en su contra si acepta trabajos de poca calidad o mal pagados.

2. Excesivo celo o falta de riesgo. Estos fundadores no pueden arriesgar mucho más allá que la capitalización del paro o el
dinero que se han llevado de la indemnización por despido. No suelen poner más dinero, porque precisamente les hace
bastante falta obtenerlo. Esto les lleva a ser más cautelosos y precavidos.
3. No existe un plan de negocio. No podemos generalizar, pero muchos de estos profesionales no se paran a elaborar un plan de
negocio. En muchos casos ni siquiera tienen tiempo de detenerse a evaluar el mercado y sencillamente se ponen a ofrecer sus
servicios.

4. Puede haber falta de pasión. Los emprendedores que se tiran a la piscina por cumplir un sueño, detectar una oportunidad en
el mercado o simplemente porque le atrae el trabajo por cuenta propia, suelen ser personas apasionadas y llenas de ilusión
por lo que hacen. Eso es más difícil que les ocurra a aquellos profesionales que inician un emprendimiento por necesidad, ya
que en realidad su leitmotiv es la obligación. Iniciar una actividad profesional por su cuenta es su último cartucho. No
obstante, algunos sí que consiguen jugar esta necesidad con una pasión o hobby.

5. No hay un compromiso a largo plazo. Este tipo de emprendedores se hacen autónomos como una situación transitoria. De
hecho, es muy probable que abandonen el trabajo por cuenta ajena si les ofrece un puesto de trabajo que colme sus
expectativas laborales y económicas. No cuentan con un proyecto que quieran desarrollar a largo plazo. La actividad puede
cambiarse por otra que genera ingresos más altos o cesarse cuando alguien les contrate.
6. Tienen mayor edad y rentas más bajas. El perfil del autónomo por necesidad es el de alguien más senior, al que los procesos
de selección y los recruiters dejan en muchos casos fuera. Son de media 1,5 años más mayores que los emprendedores
vocacionales. Estos fundadores tienen menores rentas que el resto e incluso pueden tener una educación menor que los
anteriores (lo normal es que hayan realizado estudios medios y superiores). La ventaja es que suelen disponer de más
experiencia profesional y pueden tener una amplia red de contactos.
7. Montan micropymes. Normalmente se trata de proyectos de muy pequeño tamaño y en su mayoría unipersonales. Pueden
subcontratar a otros profesionales para algunos trabajos cuando no dan más de sí o les piden algo especializado, pero lo
normal es que los hagan ellos mismos. No suelen tener interés en contratar a otras personas, sino en abarcar el mayor número
de encargos posibles.

Seas emprendedor por convicción o por necesidad en Dipcom Corporate te asesoramos y guiamos tus pasos. Además, te ayudamos
a desarrollar e implementar el plan de negocio, conseguir financiación, capital o inversores. Si quieres saber más solo tienes que
escribirme a través del siguiente formulario.

El emprendimiento por oportunidad


Las motivaciones que hacen que una persona inicie su vida empresarial son diversas, normalmente conocidas como
emprendimiento, están principalmente clasificadas en dos grupos: emprendimiento de oportunidad y emprendimiento de
necesidad.
El emprendimiento por oportunidad es aquel que surge mediante una idea para la optimización o crecimiento de un negocio.
Surge luego de la observación a los problemas presentados, mostrando posibles soluciones a dichos inconvenientes o ideas de
mejoras e innovación a los procesos realizados.
Es aquel que surge mediante una idea para la optimización o crecimiento de un negocio. Surge luego de la observación a los
problemas presentados, mostrando posibles soluciones a dichos inconvenientes o ideas de mejoras
e innovación a los procesos realizados.
En Colombia se presenta un alto índice de emprendedores por necesidad, un estudio reveló que en 2016 la cifra de
emprendedores de este tipo ascendió al 33% del total de personas dispuestas a iniciar su vida empresarial.
Por esta razón, el gobierno trabaja en la consolidación de Redes de emprendimiento creando un documento de política de
emprendimiento que podría estar listo para el año 2018. Con esta política, más la unión de instituciones de educación superior y
el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA se busca fomentar el emprendimiento por oportunidad.
Mientras tanto, se cuenta con INNpulsa Colombia, que es una entidad encargada de apoyar e impulsar las nuevas ideas de
crecimiento e innovación ayudándolas a alcanzar un crecimiento rápido y rentable.
El emprendimiento científico-tecnológico y sus opciones de financiamiento
Es innegable que en la actualidad la mayoría de las empresas se dedican o están fuertemente respaldadas por lo que se conoce
como hard tech, es decir, la tecnología y la ciencia en diferentes campos. De hecho, las compañías estrictamente tecnológicas
representan una cuarta parte del S&P 500. Esa hard tech, es lo que mueve a los grandes proyectos tecnológicos y científicos
globales.
Con este marco de referencia, en el mundo se empiezan a fortalecer ecosistemas sustentados en el emprendimiento científico-
tecnológico. Sin embargo, algunos de ellos caen en dos errores: pretender convertir en emprendedor a quien creó un proyecto
tecnológico o evaluar al equipo emprendedor desde una perspectiva de negocios.
En el primer caso se pierden recursos al forzar a que el biólogo o el físico se convierta en contador-abogado-vendedor-etc., con
largas y costosas curvas de aprendizaje y la pérdida de oportunidades de innovación. En el segundo caso, se puede concluir
erróneamente que si el médico o el biotecnólogo no tiene experiencia emprendiendo, entonces el proyecto no será exitoso.
Lo ideal para escalar estos emprendimientos consiste en robustecer las fortalezas del científico, pero sumar a nuevos integrantes
para cubrir los huecos en el equipo humano para no distraer al especialista; así por ejemplo, el biólogo sigue siendo biólogo
pero para los demás temas de negocio se agregan cofundadores, empleados o consultores. Lo mismo aplica para procesos de
evaluación en temas de financiamiento.
México y Latinoamérica cuentan con un excelente ecosistema para el emprendimiento tecnológico-científico, aunque aún es
pequeño. El problema es que se carece de un verdadero ecosistema de capital de riesgo en donde los inversionistas piensen en el
desarrollo del proyecto y valúen acorde.
Aunque la región cuenta con investigación científica de calidad en materia de emprendimiento científico-tecnológico y con
organizaciones grandes que comercializan productos tecnológicos, se ha convertido en una especie de fábrica de empresas que
adaptan modelos de negocio o productos que, o han sido exitosos en otros mercados, o están relacionados a temas digitales o
algoritmos sencillos. Ello se debe a la carencia de una infraestructura coordinada y colaborativa y de un sano ecosistema de
financiamiento.
Esa infraestructura debe componerse de tres distintos tipos de actores: negocio, tecnología e inversión:
Negocio se refiere a incubadoras, aceleradoras, company builders, mentores y demás personas y organizaciones ocupadas en
crear empresas.
Tecnología significa todas aquellas instalaciones y especialistas que se encargan de madurar la tecnología y mejorarla.
Inversión se refiere a las plataformas, personas y fondos encargados de inyectar recursos para que dichas empresas generen
tracción; es ahí donde hay mucho por hacer y ya se dan los primeros pasos.
Contar con un ecosistema con financiamiento para el emprendedor tecnológico que iguale los beneficios que se logran en otros
países, permitiría retener talentos que, de otra forma emigran y el país pierde lo que puede –y de hecho generalmente lo es- un
excelente emprendimiento tecnológico.
En este contexto y ante un escenario global y retador que demanda propiedad intelectual para resolver necesidades de mercado,
y a partir de una oferta importante de invenciones que no cuentan con una ruta clara para llegar al mercado, surgió una
plataforma que empieza a ser un puente efectivo entre los proyectos tecnológicos latinoamericanos y el ecosistemas asiático de
financiamiento y de negocios.
Esta plataforma, identificada como HARD Tech Ventures (www.ht.ventures), que colabora con organizaciones como Red OTT
México, Inadem, Conacyt, ADIAT, ANUIES, FCCyT, FUMEC, por mencionar algunas, logró reunir a cerca de 50
emprendedores, startups y scaleups de base científica-tecnológica para ser presentados ante más de 20 fondos de inversión
asiáticos presentes en la reciente Semana Nacional del Emprendedor.
Por cuestión de tiempos no todos pudieron hacer la presentación de sus proyectos, y por ello ya se acordó una nueva ronda para
el mes de noviembre, durante el Festival de Emprendimiento INC del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de
Monterrey (ITESM); lo más probable es que antes de finalizar el año varios de los emprendedores viajen a Asia para presentar
sus proyectos ante los corporativos de los fondos de inversión.
Estos fondos representan varios miles de millones de dólares que se buscan invertir en proyectos que estén en cualquier etapa de
maduración tecnológica, desarrollados a partir de cualquier tecnología y que tengan aplicaciones para cualquier tipo de sector,
industria o mercado.
Entre dichos fondos figuran: Holley Group / Hofon Capital con capital de 56.5 millones de yuanes enfocados a alimentos
saludables, ciencia y tecnología, y medicina; ICBC, División de Investment in Health Sciences, banco enfocado en innovación y
transformación empresarial; Oriza Seed Fund Management con un capital de 51,400 millones de yuanes enfocado en ciencia y
tecnología y Sage Microelectronique enfocada en semiconductores, almacenamiento digital y seguridad de datos, por citar sólo
a algunos.
Es de esperar que el financiamiento de emprendimientos en ciencia y tecnología contribuya a fortalecer un nuevo paradigma
sobre el que se fundamente el desarrollo de las próximas generaciones y se fortalezca la economía y la sociedad del
conocimiento en México.
¿Qué es el emprendimiento digital?

Ya hemos hablado más de una vez del emprendimiento y de emprendedores exitosos. Sin embargo, en el
momento en el que nos encontramos hemos de tener en cuenta otro factor muy importante, el mundo digital.
El emprendimiento digital puede facilitarle mucho las cosas a los emprendedores y abrirles nuevas
oportunidades con las que antes seguramente no podían contar. Pero, ¿cómo podemos definir a un
emprendedor digital? Es aquel que realiza sus tareas generalmente en medios digitales y canales relacionados
con la tecnología. Un ejemplo son aquellos que trabajan con teléfonos móviles, tablets y herramientas para
su funcionamiento, como aplicaciones. Estos emprendedores muchas veces utilizan exclusivamente el medio
digital para ejercer sus tareas y ofrecer sus servicios o productos.
Ser emprendedor digital tiene muchas ventajas, ya que las oportunidades son infinitas y el mercado demanda
cada vez más este tipo de profesionales. Sin embargo, hay gran cantidad de emprendedores que buscan
triunfar y sacar a delante sus proyectos por lo que la competitividad es altísima. Eso si, hemos de tener en
cuenta que la tasa de éxito también es elevada y ya son muchos los casos de éxito.
Desde Cegos Online University aconsejamos a todos aquellos emprendedores digitales que nunca se
desanimen. Lo mejor para el emprendimiento digital es tener una idea clara e innovadora, buscar nuevas
oportunidades para nuestro negocio, planificar y establecer una estrategia acorde a nuestros objetivos.
Además, el mundo digital está en constante evolución, por lo que lo ideal es introducirse y especializarse en
este ámbito, formarse continuamente y adquirir una experiencia progresiva. De esta forma, podemos
convertirnos en emprendedores digitales y profesionales de éxito.
Hemos de tener en cuenta que el mundo digital no es el futuro, ya es nuestro presente y estamos totalmente
inmersos en él. Si sientes pasión por la tecnología, tienes ideas innovadoras y quieres ejecutarlas,

Emprendedor comercial
¿Te planteaste alguna vez la posibilidad de ser un emprendedor comercial? Crear un negocio en base al
comercio, es algo bastante peculiar hoy en día. Pueden iniciar desde algo tan simple para convertirlo en un
aporte tanto a tus ingresos como al impulso de la sociedad. Claro está, todo en base a la creatividad y el
ingenio.
Debes saber que un emprendedor comercial, es aquel que nada lo detiene. Su ingenio va más allá de lo
establecido. Su capacidad para crear y producir es lo que le catalogará su éxito. Claro está, en la parte
comercial que comprende un gran campo, tiene de donde escoger.
Puede que tengas dudas sobre esto de los emprendedores comerciales. No te preocupes, a continuación
tendrás información exacta sobre estas grandes mentes para dotarte de conocimiento y ser tú quien dirija las
riendas de tu vida en muchos sentidos.
¿Que es un emprendedor comercial? ¿Porque ser uno?
No hay que tener confusión sobre los emprendedores comerciales. Ya que son aquellos que toman todo tipo
de oportunidades que se le presenten para generar negocios fructíferos y muy eficientes. Todo bajo el
mercado comercial propiamente que es su campo de trabajo.
Un emprendedor comercial, puede generar proyectos desde cosas sumamente sensibles, por ejemplo: si
desea comercializar un producto capilar (shampoo), deberá crear a partir de este invento, una formula que
cumpla con estándares sociales aceptables y mejore la calidad de los cabellos. Desde fortificarlos hasta
hacer que crezcan cual princesa encantada.
Es de esta forma que hace de las cosas simples, un invento que muchos desearían tener en sus manos.
¿Cómo logran esto? Pues evaluando las fallas del producto original y perfeccionándolas lo más que puedan.
Aunque no sólo este tipo de inventos pueden producir los emprendedores comerciales.
Pues bien, aclarado el punto, el significado de un emprendedor comercial, es el individuo que genera ideas
y proyectos a través del campo comercial que le generará buenas ganancias. Todo está en la visión que se
tenga y las ganas de hacerla esa una realidad.
Características de este emprendedor
Para no dejarte ningún tipo de duda o confusión. Hay que tener en cuenta las características fundamentales
que debe tener un emprendedor comercial. Dado que, te servirá como una referencia clave para comenzar a
formarte como un emprendedor comercial de primera. Las características más relevantes son:

 Ideas nuevas y mejoradas: estos emprendedores deben disponer de un gran repertorio en cuanto a
ideas nuevas que puedan reformar para convertirlas en invenciones únicas que no se lograrían
comparar ni siquiera con los métodos convencionales. Es aquí donde los limites comiemzan a
desvanecerse para dejar que la creatividad salga a flote.
 No dejar pasar oportunidades de ningún tipo: es claro que un emprendedor comercial debe
aprovechar al máximo todo negocio que tenga la posibilidad de sacarle provecho. Así comience
como algo simple.
 Perseverancia: es importante que este sea perseverante en todo lo que se proponga. Ya que puede
haber una probabilidad de que estos proyectos se concreten de forma lenta, donde el tiempo
dictaminará su éxito. La esperanza es lo último que debes perder si deseas tener buenos resultados
en tus negocios.

Emprendimiento y Agronegocios
Una definición de los agronegocios está referida a hacer la “gestión de los negocios en el agro” y para ello
es necesario reflexionar sobre la importancia de ser emprendedores y trascenderlo. Para iniciar un negocio
son necesarios la existencia de un mercado y el emprendimiento. Hasta antes de la década de los 90,
quienes hacían negocio decidían según sus capacidades y conocimiento de cómo producir algo, o como
venderlo?; y ello generaba fracasos en los negocios y experiencias adversas. Y entonces, después de los 90;
el enfoque cambió porque hoy se decide un negocio si este tiene mercado!
Del emprendimiento al Empresariazgo
El ciclo de vida de una gran empresa se inicia en su etapa de emprendimiento; para luego pasar por la
profesionalización y finalmente llegar a constituirse en gran empresa. Entonces el ser emprendedor es la
primera parte de una historia que puede llegar a ser el de una gran empresa; y es que todas las grandes
empresas empezaron de pequeñas. Y por ello es necesario apoyar los emprendimientos, consolidar la
cultura del emprendimiento, despertar el espíritu emprendedor; nuestro País por ejemplo ya ha sido
identificado como el país mas emprendedor de Latinoamérica; pero, nuevamente notar que eso es sólo el
inicio de una futura prosperidad mayor.
Quienes son los emprendedores?
El emprendedor es aquel que tiene una idea que la convierte en oportunidad desarrollándola para hacerla un
negocio. Y esa es la principal habilidad de un emprendedor, generar ideas convirtiéndolas en negocio. Hay
4 características principales en los emprendedores
Son perseverantes, con actitud positiva; tienen conocimiento y capacidades de influenciar
Son perseverantes con sus ideas, con sus sueños. Por ello debemos generar espacios de generación de ideas,
de identificación de oportunidades. Dicen que estas inclusive se presentan “disfrazadas de problemas”, pero
el emprendedor no se queda en el problema sino que lo transciende, siendo capaz de “ver oportunidades
donde otros sólo ven problemas”.
La generación de ideas, hoy es fundamental, porque además estas tienen que ser innovadoras y los países
están cada vez mas; asumiendo la promoción de las ideas innovadoras, apoyarlas y en algunos casos
constituir Incubadoras de empresas.
Toda gran empresa, y todo caso de negocio exitoso tiene el antecedente de haberse iniciado como una idea
y un pequeño negocio (un emprendimiento). Ello lo encontramos en todos los sectores y en todas partes del
mundo, por ejemplo: el caso Wong que empezó con una bodeguita en San Isidro, la corporación Topi top
que se inicia cuando el hermano mayor de la familia Flores trabajaba y vendia prendas; o la corporación
Romero que en sus inicios era un micronegocio que se dedicaba a la venta de sombreros en Piura
En particular, podemos citar 3 ejemplos y además hacer el análisis de cómo pasaron de la etapa del
emprendimiento a una de profesionalización y llegar a ser grandes empresas.
- El caso de la corporación Añaños Jeri (AJE) que por su espíritu emprendedor se dedicaban a la
comercialización de productos agrícolas en un pueblo de Ayacucho, pero luego se desplazan a la capital
ayacuchana; donde inician la comercialización de gaseosas; situación en la cual enfrentarían el problema de
no poder hacer la distribución de las bebidas por los continuos asaltos y ataques terroristas y por
consecuente se producía la escasez de las bebidas. Es allí donde ellos logran ver oportunidades
trascendiendo los problemas y deciden producir ellos mismos sus propias gaseosas. Era el inicio de un
emprendimiento que luego llegaría a ser el caso de una empresa internacionalizada y ubicarse entre las
empresas peruanas de mayor expansión extranjera. De la etapa del emprendimiento, ellos lograron construir
un modelo de negocio (la profesionalización) con estrategias de bajo precio y calidad, para con ello
evolucionar y crecer hasta llegar a gran empresa (agroindustria)
- El caso de corporación Rodríguez (Gloria), con su espíritu emprendedor la familia se inicia en el negocio
de la leche en Arequipa, y fueron creciendo hasta que uno de los problemas que tuvieron que enfrentar fue
la competencia al inicio de los años 90. Y es que ellos comercializaban prácticamente un único producto y
en una única presentación: El tarro de leche evaporada (lata azul). Los Rodríguez Rodríguez no se
quedaron en el problema, sino que fueron capaces de ver nuevas oportunidades frente a los problemas.
Ellos alcanzan la profesionalización desarrollando un modelo de negocio que primero fue posicionar la
marca “Gloria” y con estrategias de diversificación expandirse en los mercados, hasta constituirse en una
de las empresas
peruanas de mayor internacionalización (agroindustria, manufactura, entre otros).
- Un tercer ejemplo, es el referido al Grupo La Calera. Su espíritu emprendedor y arriesgado les llevó a
construir una granja en una zona totalmente desértica en Chincha. Y luego de décadas de hacer empresa
basada en la formación de equipos y con un modelo de negocio que busca hacer crecer a sus empleados y a
la empresa misma; logrando en 40 años construir el respeto por las personas; actualmente es la 3ª granja
más grande de Latinoamérica: De cada 10 huevos que llegan a nuestra mesa, 5 son de La Calera
De pequeños agricultores a grandes exportadores agroindustriales
La evolución desde el emprendimiento hasta la gran empresa, constituye un reto en la actividad
agroexportadora Peruana y en otros países de la Región. Y es que si el diagnostico actual muestra un sector
de micronegocios y pequeños propietarios que son más del 90%, con un solo 2% de gran industria
agroexportadora; el rol del Estado, de las empresas y de la sociedad es fundamental. ¿Qué limitantes
presenta el sector agrario del Perú? , ¿Qué necesitamos para pasar de la microempresa a la
profesionalización y a la gran empresa?
Nuestros agricultores y microempresarios son emprendedores, pero necesitan las herramientas para
profesionalizarse, les falta conocimientos de gestión, de cómo hacer negocios. Hay una cultura
emprendedora pero le falta capacitación e información para lograr por ejemplo una reconversión de
“producir papas” a producir alcachofas; o de “producir maíz” a la producción de cacao. La reconversión
dependerá de la existencia de nuevos mercados, de la confianza que vaya adquiriendo el productor y del
Estado que ayude a dichas comunidades a emprender un nuevo negocio
Reitero, finalmente que una función de los agronegocios es precisamente desarrollar los negocios de agro, y
que en el caso del Perú significa enfrentar muchos problemas , algunos inclusive estructurales como son la
poca oferta (pequeños propietarios), la falta de una mejor infraestructura, el problema del agua y la
propiedad; entre otros.
El análisis FODA
(test para conocer las fuerzas, oportunidades, debilidades y amenazas de una empresa antes su
competencia) es la base de diagnóstico de un plan de negocios, ya que sistematiza la información de
la empresa y su entorno, la cual se utiliza para definir objetivos realistas y diseñar estrategias competitivas
para alcanzarlos.

Este tipo de análisis representa un esfuerzo para examinar la interacción entre las características
particulares del negocio y el entorno en el cual éste compite o competirá. El FODA tiene múltiples
aplicaciones y puede ser usado por todos los niveles de la empresa y en diferentes unidades de análisis.

Debido a su alto grado de importancia para la elaboración de un buen plan de negocios y la obtención del
éxito en tu proyecto, aquí te entregaremos un conjunto de claves para su correcto desarrollo:

 Debe enfocarse solamente hacia los factores claves para el éxito de su negocio. Debe resaltar las
fortalezas y las debilidades diferenciales internas al compararlo de manera objetiva y realista con la
competencia y con las oportunidades y amenazas claves del entorno.

 Este análisis consta de dos partes: una interna y otra externa. La primera, tiene que ver con las
fortalezas y las debilidades del negocio, aspectos sobre los cuales tienes algún grado de control. La
segunda, mira las oportunidades que ofrece el mercado y las amenazas que debe enfrentar en el
mercado seleccionado.
 Tienes que desarrollar toda su capacidad y habilidad para aprovechar esas oportunidades y para
minimizar o anular esas amenazas, circunstancias sobre las cuales tienes poco o ningún control
directo.

Para el desarrollo de la sección interna del FODA, considera el


análisis de recursos (capital, recursos humanos, sistemas de
información, activos fijos, activos no tangibles), análisis de
actividades (recursos gerenciales, recursos estratégicos,
creatividad), análisis de riesgos con relación a los recursos y a las
actividades de la empresa, análisis de portafolio (la contribución
consolidada de las diferentes actividades de la organización).

 También en la elaboración de la primera parte del FODA,


hazte preguntas como éstas: ¿Cuáles son aquellos cinco a siete
aspectos donde crees que superas a tus principales competidores?
¿Cuáles son aquellos cinco a siete aspectos donde crees que tus
competidores te superan?

 Al momento de la elaboración de la sección externa del FODA, debes realizar un análisis del
entorno (proveedores, canales de distribución, clientes, mercados, competidores), identificar los
grupos de interés (gobierno, instituciones públicas, sindicatos, gremios, accionistas, comunidad),
analizar el entorno visto en forma más amplia (aspectos demográficos, políticos, legislativos).

 Las preguntas claves para esta parte del análisis son: ¿Cuáles son realmente las mayores amenazas
que enfrenta en el entorno? ¿Cuáles son las mejores oportunidades que tiene?
Bryan Gregorio Noyola silva

Colegio José Vasconcelos

Administración

Grupo 18

Especialidad: mantenimiento en sistemas computacionales