Está en la página 1de 104

UNIVERSIDAD RAFAEL LANDÍVAR

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES


LICENCIATURA EN CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

LA SERVIDUMBRE DE PASO Y SU FORMA DE CONSTITUCIÓN


TESIS DE GRADO

CARLOS ANDONY REYES MORALES


CARNET 4213-02

QUETZALTENANGO, JUNIO DE 2015


CAMPUS DE QUETZALTENANGO
UNIVERSIDAD RAFAEL LANDÍVAR
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES
LICENCIATURA EN CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

LA SERVIDUMBRE DE PASO Y SU FORMA DE CONSTITUCIÓN


TESIS DE GRADO

TRABAJO PRESENTADO AL CONSEJO DE LA FACULTAD DE


CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

POR
CARLOS ANDONY REYES MORALES

PREVIO A CONFERÍRSELE

EL GRADO ACADÉMICO DE LICENCIADO EN CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

QUETZALTENANGO, JUNIO DE 2015


CAMPUS DE QUETZALTENANGO
AUTORIDADES DE LA UNIVERSIDAD RAFAEL LANDÍVAR

RECTOR: P. EDUARDO VALDES BARRIA, S. J.


VICERRECTORA ACADÉMICA: DRA. MARTA LUCRECIA MÉNDEZ GONZÁLEZ DE PENEDO
VICERRECTOR DE ING. JOSÉ JUVENTINO GÁLVEZ RUANO
INVESTIGACIÓN Y
PROYECCIÓN:
VICERRECTOR DE P. JULIO ENRIQUE MOREIRA CHAVARRÍA, S. J.
INTEGRACIÓN UNIVERSITARIA:
VICERRECTOR LIC. ARIEL RIVERA IRÍAS
ADMINISTRATIVO:
SECRETARIA GENERAL: LIC. FABIOLA DE LA LUZ PADILLA BELTRANENA DE
LORENZANA

AUTORIDADES DE LA FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

DECANO: DR. ROLANDO ESCOBAR MENALDO

VICEDECANA: MGTR. HELENA CAROLINA MACHADO CARBALLO

SECRETARIO: MGTR. ALAN ALFREDO GONZÁLEZ DE LEÓN

NOMBRE DEL ASESOR DE TRABAJO DE GRADUACIÓN


LIC. BETHZABE DEL ROSARIO CHINCHILLA ESCOBAR

TERNA QUE PRACTICÓ LA EVALUACIÓN


MGTR. GUSTAVO ADOLFO SIGÜENZA SIGÜENZA
AUTORIDADES DEL CAMPUS DE QUETZALTENANGO

DIRECTOR DE CAMPUS: P. MYNOR RODOLFO PINTO SOLIS, S.J.

SUBDIRECTOR DE INTEGRACIÓN
P. JOSÉ MARÍA FERRERO MUÑIZ, S.J.
UNIVERSITARIA:

SUBDIRECTOR ACADÉMICO: ING. JORGE DERIK LIMA PAR

SUBDIRECTOR ADMINISTRATIVO: MGTR. ALBERTO AXT RODRÍGUEZ

SUBDIRECTOR DE GESTIÓN
MGTR. CÉSAR RICARDO BARRERA LÓPEZ
GENERAL:
Agradecimiento

A Dios: Por darme la vida, salud, conocimiento y ser la luz que


guía mis pasos para poder llegar hoy a unas de tantas
metas que tengo por cumplir.

A mis Padres: Celgio Roderico Reyes Rodas y Blanca Odilia Morales


Ramirez, por darme el apoyo incondicional y no escatimar
esfuerzos en mi educación y permitir alcanzar mis
sueños.

A mi Hermana: Martha Maria Reyes Morales, por ser un ejemplo a seguir


en mi vida.

A mi Universidad: Por ser mi casa de estudios que me dio la formación


académica, profesional y ética.

A mi Asesora: M.A. Bethzabe Del Rosario Chinchilla Escobar, por su


tiempo y dedicación en la asesoría del presente trabajo.

A mi Revisor
de Fondo: MGSR. Gustavo Adolfo Sigüenza Sigüenza.
Dedicatoria

A Dios: Por ser quien me da las fuerzas necesarias para poder


culminar estés logro.

A mis Padres: Por el triunfo que hoy llego a obtener gracias a su apoyo.

A mi Hermana: Por su apoyo y ayuda en todo momento de mi vida.

A mi Sobrino: Miguel Josafat Menchu Reyes quien es la luz de la familia


y que en algún momento puede seguir mis pasos ya que
quiero lo mejor para él.

A Ti: Fulvia Mercedes Sanchez Calderon quien siempre me


apoyo, alentó y lucho por verme obteniendo este logro en
mi carrera profesional.

A mis Amigos
y Amigas: Que son varios que los cuales aprecio y agradezco por su
apoyo incondicional y que sé que al leer estas líneas se
sentirán identificados con esta dedicatoria para ellos.

Y a Usted en Especial:
Índice
Pág.
INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………….. 1
CAPÍTULO I…………………………………………………………………………….. 4
LAS SERVIDUMBRES………………………………………………………………… 4
1.1 Antecedentes………………………………………………………………… 4
1.2 Generalidades……………………………………………………………….. 6
1.3 Contenido del derecho de servidumbre…………………………………… 9
1.4 Definición…………………………………………………………………….. 11
1.4.1 Enfoque legal y doctrinario…………………………………………………. 15
1.5 Naturaleza……………………………………………………………………. 17
1.6 Caracteres……………………………………………………………………. 19
1.7 Características……………………………………………………………….. 22
1.8 Elementos…………………………………………………………………..… 24

CAPÍTULO II……………………………………………………………………………. 27
CLASES DE SERVIDUMBRE………………………………………………………… 27
2.1 Servidumbre aparente……………….………………………….................. 27
2.2 Servidumbre continuas y discontinuas……………………………………. 28
2.3 Servidumbres convencionales……………..………………………............ 29
2.4 Servidumbres de abrevadero………………………………………………. 30
2.5 Servidumbre de acueducto…………………………..…………………….. 31
2.6 Servidumbre albañal………………………………………………..……..... 33
2.7 Servidumbre de aterrizaje………………………………………………….. 34
2.8 Servidumbre de camino de sirga…………………………………….......... 34
2.9 Servidumbre de caña …………………………………………................... 34
2.10 Servidumbres de desagüe………………...…………………………......... 34
2.11 Servidumbre de estribo y presa……………………………………………. 35
2.12 Servidumbre de extracción de materiales…………….…………………... 36
2.13 Servidumbre de humos…………………………………..…………………. 36
2.14 Servidumbres de luces………………………………………..…………….. 37
2.15 Servidumbre de majada…………………………………………………….. 38
2.16 Servidumbres de medianería…………………………………................... 38
2.17 Servidumbre de paso……………...………………………………….......... 38
2.17.1 Servidumbre de paso de energía eléctrica………………….................... 41
2.17.2 Servidumbre de paso de ganado…………………………………………... 44
2.17.3 Servidumbre de paso de paso elevado…………………………………… 45
2.17.4 Servidumbre de paso para obras………………………………………….. 45
2.17.5 Servidumbre de paso permanente ………………….…………………….. 45
2.18 Servidumbre de pasto………………………………………………………. 46
2.19 Servidumbre de saca de agua……………………………………………... 46
2.20 Servidumbre de tránsito……………………………….……………………. 46
2.21 Servidumbre de vista………………………………………..………………. 47
2.22 Servidumbre divisible………………………………………........................ 47
2.23 Servidumbre forzosa…………………………………................................ 48
2.24 Servidumbre internacional………………………………………………….. 48
2.25 Servidumbre legal…………………………………………………………… 49
2.26 Servidumbre militar……………………………………..…………………… 49
2.27 Servidumbre natural……………………………………………………........ 49
2.28 Servidumbre negativa……………………………….……………………… 50
2.29 Servidumbre pecuaria………………………………………………………. 50
2.30 Servidumbre perpetúa………………………………………………………. 50
2.31 Servidumbre personal………………………………………………………. 50
2.32 Servidumbre positiva……………………………………..…………………. 51
2.33 Servidumbre pública………………………………………………………… 51
2.34 Servidumbres prediales…………………………………………………….. 52
2.35 Servidumbre real…………………………………………………………….. 53
2.36 Servidumbre rústica…………………….....………………………………… 53
2.37 Servidumbre tácita…………………………………………………………… 53
2.38 Servidumbre urbana…………………………………………….................. 54
2.39 Servidumbre voluntaria……………………………………………………… 54
CAPÍTULO III…………………………………………………………………………… 57
3.1 CONSTITUCIÓN DE SERVIDUMBRE………………………………………….. 57
3.2 Presunción de servidumbres……………………………........................... 65
3.3 Capacidad de servidumbre….……………………………………………… 65
3.4 Tradición de servidumbre……...…………………………………………… 66
3.5 Gastos de servidumbre…………...………………………………………… 66
3.6 Modificación de la servidumbre…..………………………………………… 66
3.7 Extinción de la servidumbre……….……………………………………….. 68

CAPÍTULO IV…………………………………………………………………………… 75
4.1 DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS DUEÑOS DE LOS PREDIOS
DOMINANTES Y SIRVIENTE………………………………………………………… 75
4.1.1 Cumplimiento………………………………………………………………… 75
4.1.2 Incumplimiento……………………………………………………………….. 78
a) Incumplimiento por parte del dueño del predio dominante……………… 78
b) Incumplimiento por parte del predio sirviente…………………………….. 79
4.2 Protección de las servidumbres……………………………………………. 80
4.3 Diferencia entre servidumbre y usufructo…………………………………. 81

CAPÍTULO V……………………………………………………………………………. 82
PRESENTACIÓN Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS…………………………….. 82
CONCLUSIONES…………………………………………………............................. 89
RECOMENDACIONES……………….................................................................... 90
LISTADO DE REFERENCIAS……………………………………………………….. 91
Resumen

A continuación se da a conocer lo referente a la institución de la Servidumbre,


estudio doctrinario que se hace dentro de lo que son los derechos reales, así
también se da a conocer lo estipulado en la legislación guatemalteca contenido en el
Decreto Ley 106 que lo tiene regulado en el Libro II, título IV que dice “De Las
Servidumbres”. Estudio que se desarrolló con el objetivo de presentar los diferentes
criterios doctrinarios y legales para poder establecer la naturaleza, constitución,
clasificación y extinción de dicha institución. Investigación que fue basada dentro del
método denominado jurídico-descriptivo, concluyendo que la servidumbre es una
institución con derecho limitativo de dominio ajeno, establecido sobre una finca, a
favor del propietario de otra. Con lo cual el presente estudio se recomienda
desarrollar estrategias para dar a conocer los derechos y obligaciones que tienen los
propietarios de fundos sobre los cuales recae una servidumbre.
INTRODUCCIÓN

Dado que desde tiempos muy antiguos la propiedad se describe como al derecho o
facultad que tienen los seres humanos para tomar posesión de determinada cosa; y
viéndolo desde el lado jurídico la propiedad, es la noción que engloba al poder
directo que se puede lograr en relación a un bien. Este bien concede a su dueño o
titular un derecho a la capacidad de disponer sin restricciones del objeto adquirido o
apropiado, teniendo como limitaciones aquellas que imponga la ley; una de las
limitaciones es la servidumbre por tal motivo se toma el interés e importancia de
investigar el presente tema de las servidumbres de paso y su forma de constitución,
dado que es un tema significativo dentro de la figura de los derechos reales, ya que
por medio de las servidumbres al momento de su constitución se grava un predio
para uso de un predio de distinto dueño o para la comunidad pública.

La servidumbre es un tema de mucha importancia en el tráfico jurídico y de muchos


usos, no todos los predios tienen la dicha de poder contar con una adecuada salida
hacia la vía pública; para estos casos no previstos se da y nace a la vida lo que es la
institución jurídica de la servidumbre, misma que se desglosa y se clasifica en varias
servidumbres pero la que nos concierne y es a la vez de más uso la Servidumbre de
paso.

Para poder llegar a desarrollar este tema en su dimensión fue necesario citar
aspectos doctrinarios y jurídicos sobre el mismo, así como señalar definiciones,
características, elementos, clasificación, formas de constitución, extinción y derechos
y obligaciones de los propietarios de predios sobre los cuales recae una servidumbre
de paso.

En virtud de lo anterior se da la interrogante ¿Cómo se determina la servidumbre de


paso y su forma de constitución? Pues el objetivo principal de la presente
investigación es determinar cómo se constituye la servidumbre de paso y para ello
fue necesario establecer la aplicación de la servidumbre de paso en la práctica,

1
analizar la regulación doctrinaria y legal de la misma. Para llegar a ello fue necesario,
establecer la aplicación de la servidumbre de paso en la práctica y su positividad,
analizar la regulación doctrinaria y legal de la servidumbre de paso, enumerar las
clases por las cuales se puede dar la constitución de las servidumbres de paso,
establecer las formas por las que se puede adjudicar una servidumbre de paso y
determinar las ventajas y desventajas que tienen las servidumbres de paso.

En la investigación se establecieron varias áreas de estudio, comenzando con la


servidumbre y luego, con la constitución de las servidumbres. Y mediante esto, la
investigación posee como alcance el estudio de las servidumbres de paso y su forma
de constitución, en cuanto a poder determinar con precisión la clasificación,
elementos, características, las formalidades y la extinción, al momento que una
propiedad sufre este tipo de gravámenes cómo consecuencia de que determinado
dueño de un predio hiciera uso de la misma para su beneficio o de los demás
vecinos. También establecer cómo la legislación regula todo lo concerniente en
relación a este tipo de gravamen que sufre la propiedad. En cuanto a la delimitación
de la investigación, se estudió en forma general las servidumbres, y en forma
específica la Servidumbre de Paso.

Dado que el Derecho Civil es una rama importante y trascendente para la vida del
profesional del derecho se toma el interés de investigar el presente tema de
servidumbres de paso y su forma de constitución; el aporte que se tendrá con el
presente estudio será en cuanto a que se especificará cómo la doctrina y la
legislación regula las servidumbres y a la vez se describirá de una forma más precisa
y exacta cómo se puede adjudicar y extinguir las mismas según la legislación
guatemalteca. En cuanto a los sujetos analizados, se realizó entrevistas, en las que
participaron profesionales del derecho, en específico notarios en el ejercicio
profesional en la Ciudad de Quetzaltenango. Para los fines de la tesis se tomará
como instrumento en la investigación de campo entrevistas diseñadas de tal manera
que permita dar a conocer los conocimientos y opiniones sobre las servidumbres de
paso y su forma de constitución. Según el contexto enmarcado, la presente

2
monografía es de tipo jurídico descriptivo, ya que por medio de este tipo de
investigación será posible desglosar un problema con el fin de llegar a sus diversos
aspectos que la componen.

3
CAPÍTULO I

LAS SERVIDUMBRES

1.1 Antecedentes
Los antecedentes de la institución de la servidumbre, se encuentran en el Derecho
Romano, en el cual se instituye la misma, definiéndola, como “el derecho real sobre
cosa ajena que concede a su titular la facultad de usar o disfrutar el bien, aunque se
respeta el derecho de propiedad que solamente está gravado y, por tanto, se ve
limitado”1. La servidumbre es una limitación al derecho de su propiedad, desde sus
orígenes, y por lo mismo es una concesión de un derecho que es exclusivo del
propietario, a una persona ajena, que lo puede utilizar con ciertas limitaciones.

En el Derecho Romano, el propietario tenía algunas facultades que no en todos los


casos eran exclusivos del mismo, por lo que para, “El aprovechamiento de un bien se
traduce en tres facultades: el ius abutendi que está siempre reservado de manera
exclusiva al propietario y el ius utendi y el ius fruendi, que el titular puede ceder
mediante la concesión de un derecho real sobre el bien” 2. El ius abutendi es un
derecho exclusivo del propietario ya que se puede traducir en la actualidad como el
derecho de disponer del bien, por lo que solo el propietario puede hacerlo,
dependiendo el caso, vender, donar o cualquier otra acción que permita el cambio
del titular de la propiedad, mientras en el ius utendi, que se traduce en el derecho del
uso y el ius fruendi, que se traduce en el derecho del goce, este puede ser limitado
mediante la utilización de ciertas instituciones del derecho como la servidumbre o el
usufructo, en los cuales en general, la limitante de la propiedad radica en que el
propietario del bien no es quien usa y/o goza del mismo que es de su propiedad,
siendo una personas ajena al mismo, quien lo aprovecha en su beneficio.

1
Iglesias González, Morineau Iduarte. Derecho Romano. Universidad Interamericana para el Desarrollo. 1993.
Página 130.
2
Iglesias González, Op cit. Página 130.

4
En principio, en el Derecho Romano, las servidumbres se debían conceder
cumpliendo los siguientes requisitos o principios:
• “Se establece en razón de una utilidad objetiva del bien.
• La utilidad debe ser permanente.
• Los predios deben ser colindantes en las servidumbres reales.
• El propietario que la concede debe respetar los derechos de servidumbre.
• El propietario del fundo sirviente no puede ser obligado a hacer alguna conducta
sino solamente a permitir la conducta ajena”3.

Básicamente los principios, son los que actualmente rigen la institución, la primera
referente a la utilidad objetiva del bien, o sea que se establece dependiendo un
objetivo, que servirá por necesidad a la persona ajena, es por eso que es dicha
necesidad la que permite la constitución de la servidumbre, la segunda, relativa a
que la utilidad o necesidad debe ser permanente, por lo que en el caso de una
servidumbre de paso, se presupone que la persona, tendrá siempre la necesidad de
pasar por el predio ajeno. En este sentido, la tercera se refiere a que los predios
deben ser colindantes en las servidumbres reales, lo que en aquel momento podía
ser más evidente, aunque en la actualidad, se puede encontrar ante la necesidad de
una servidumbre múltiple, en la que un predio necesite utilizar servidumbres en dos o
más predios, los cuales no necesariamente deben ser colindantes al propio. La
cuarta relativa a que el propietario debe respetar los derechos de servidumbre, por lo
que debe cumplir con la limitante impuesta, y al hacer el compromiso, no puede
limitar la utilización de las servidumbres, bajo ninguna situación. Y por último, el
propietario del fundo sirviente no puede ser obligado a hacer alguna conducta, sino
únicamente a permitir la conducta ajena, o sea, que la única obligación que tiene el
propietario, es exclusivamente el establecido por la servidumbre, por lo mismo, no
debe existir una conducta adicional, que limite su derecho, en pocas palabras la
utilización de la servidumbre se debe limitar exclusivamente al derecho por el cual se
estableció.

3
Ibid Página 131.

5
Las servidumbres, en el Derecho Romano, eran básicamente de dos tipos:
1. “Reales: Las servidumbres reales son inseparables del inmueble al que
favorecen, no se pueden transmitir independientemente del predio y duran
mientras subsista el bien”4 Las servidumbre reales, son constituidas sobre un bien
inmueble, y su característica es que son permanentes ya que subsisten mientras
exista el bien inmueble, tomando en cuenta que estos por sus naturaleza son
perpetuos, ya que salvo situaciones naturales extremas con la aluvión y la
avulsión, generalmente los bienes muebles mantienen su estado
permanentemente.

2. “Personales: Las servidumbres personales son inseparables de sus titulares, es


decir, no se pueden transmitir, aún por herencia, por lo que fenecen a la muerte
del titular”5. La servidumbres reales, son las que se dan, durante la vida de la
persona, y en la actualidad no están reguladas por la ley como tales, lo más
cercano a ello, podría ser el derecho a recibir algún tipo de frutos durante un
tiempo, por ejemplo, el usufructo vitalicio, pero esa es materia de otros derechos
reales.

1.2 Generalidades
“La servidumbre presenta interés en ramas muy diversas de la Enciclopedia jurídica:
en el derecho civil, el derecho laboral, en el derecho político y en el derecho
administrativo; pero lo que interesa en este caso es el Derecho Civil: En este campo
jurídico, la palabra servidumbre, conservando su carácter ingrato, ha adquirido en la
presente significación distinta a la del pasado. De la idea inicial de sometimiento en
que un hombre podía encontrarse respecto a otro ha pasado al criterio actual
predominante, en que las servidumbres únicamente admitidas son prediales, como lo
expresa en la definición del artículo 637 del Código Francés donde se dispone: Una
servidumbre es una carga impuesta sobre una heredad para uso y utilidad de una
heredad perteneciente a distinto propietario. De acuerdo con tal precepto,
necesariamente se supone la idea de dos inmuebles distintos, pertenecientes a dos
4
Ibid Página 130.
5
Loc. cit.

6
propietarios, también diferentes; lo cual excluye la posibilidad de las servidumbres
personales, que no requieren el dominio para ser titular de la servidumbre”. 6 En
realidad, no se debe de confundir la servidumbre personal con la servidumbre real,
en virtud que las servidumbres de tipo personal, son cosas del pasado, ya que en
dicho caso se está ante una relación de tipo laboral, entre un patrono y un trabajador,
mientras que las servidumbres reales, las cuales son constituidas sobre un bien
inmueble, por lo que para el interés de la investigación, se debe de determinar la
forma en que se constituye una servidumbre sobre un bien inmueble, en específico
en lo relativo a las servidumbres de paso y en el tema de las servidumbres reales, se
está ante una limitación al derecho de propiedad.

“Dentro de los derechos reales limitativos del dominio, que la moderna doctrina divide
en derechos de disfrute o goce, de adquisición y de garantía, las servidumbres
corresponden a los primeros, pues en definitiva conceden a su titular la facultad de
disfrutar, según los casos, de la cosas de otro. Esta idea madre del derecho de
servidumbres el eje alrededor del cual se ha constituido su doctrina, a través de la
historia del pensamiento jurídico desde el Derecho Romano, que en esta materia,
sobre todo, ha sido el patrón de la normatividad posterior”. 7 El derecho a gozar de
cosa ajena es una clara limitante al derecho de propiedad, que es base del derecho
actual, pero en este sentido hay que atender a un presupuesto de necesidad, en el
cual una persona no puede gozar de un servicio básico, sino a través de recibir un
servicio del propietario de otro bien inmueble que se lo permita. Por ejemplo: en la
servidumbre de abrevadero, el propietario de ganado que no tenga acceso directo al
agua para que sea bebida por el mismo, requiere que el o los propietarios de predios
vecinos, le den paso al mismo para poder llegar a la fuente de agua más cercana,
por lo que se determina que existe un caso de necesidad, ya que sin el agua, el
ganado moriría y se afectaría la propiedad de la persona, por lo que en este caso se
encuentra en una situación en la que se requiere en el sentido coloquial, de un favor,

6
Cabenellas, Guillermo, Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual Tomo VI, Argentina Editorial Heliasta, SRL,
año 1977 Pág. 136
7
Puig Peña, Federico, Compendio De Derecho Civil Español, Pirámide S.A Madrid, Pág. 448.

7
mismo que está establecido legalmente, por lo que el goce del mismo depende de la
aplicación de la ley.

Las servidumbres prediales (servidumbres en sentido estricto) son derechos reales


sobre cosa ajena, consistentes en una sujeción jurídica permanente de un fundo en
provecho o beneficio de otro. Esta afirmación implica la dificultad de definir con
precisión el contenido de este derecho real, por lo que las referencias conceptuales
que en torno al mismo se vierten, tienen por esa razón un carácter de generalidad.

En el derecho real de servidumbre, el derecho de propiedad se limita porque sobre


determinada parte de un bien inmueble el propietario no puede ejercer sus facultades
como tal. Esa limitación sin embargo, existe también en los otros derechos reales de
goce, lo cual ha hecho que los autores estudien las semejanzas y diferencias entre el
usufructo, el uso, la habitación y las servidumbres, estudio que, por la naturaleza de
este trabajo, no se hace.

La mayor parte de los derechos reales (propiedad, usufructo, etc.) se refieren al


derecho de una persona sobre una cosa, siendo por ello derechos de configuración
positiva. La servidumbre por el contrario, es un derecho de configuración negativa,
dado que se basa en que una persona tiene derecho a que otra, propietaria de un
bien jurídico, no haga algo con ese bien o permita que él haga algo. Es por ello una
limitación en el derecho de propiedad de otra persona, una carga.

En su faceta de derecho real, la servidumbre está adherida a la cosa objeto de la


misma. En caso de compraventa, sucesión, donación o cualquier otra forma de
traslación de la propiedad, el derecho real sigue vigente y obliga al nuevo propietario.
Es por ello que normalmente se debe inscribir en algún registro de la propiedad o
catastro, con fines de publicidad.

8
1.3 Contenido del derecho de servidumbre:
Se puede, “Indicar inicialmente que el contenido del derecho de servidumbre, será
pues el conjunto de derechos y deberes que se manifiesta en una servidumbre”. 8
Estos derechos y deberes, dependerán de la clase de servidumbre de la cual se
trate, hay que recordar, que cada derecho conlleva una obligación y viceversa, por lo
que tanto quien da la servidumbre, como quien la recibe, tiene tanto derechos como
obligaciones. Por ejemplo: En la servidumbre de Tendido Eléctrico, el propietario del
predio sirviente, recibe un pago por permitir el paso de los cables eléctricos por su
terreno, y en consecuencia la persona que se sirve de este, podrá gozar del acceso a
la electricidad. Encontrándose en una situación en la cual ambos tienen derechos y
obligaciones, por un lado el propietario del predio tiene derecho a la retribución
económica, mientras que tiene la obligación de permitir permanentemente el paso de
los cables eléctricos por su terreno, mientras que el beneficiario de la servidumbre,
tiene el derecho de paso de la energía eléctrica, y por ende, podrá recibir el servicio,
y tiene la obligación de pagar una cuota por la servidumbre y por otro lado de que su
derecho es únicamente el paso del tendido eléctrico, sin atribuirse un derecho
adicional.

El régimen jurídico de las servidumbres de interés privado ya sea legal o bien


voluntaria, son las servidumbres cuyo estudio corresponde propiamente al derecho
civil a diferencia de las servidumbres legales de interés público cuyo estudio es
propio del derecho administrativo. La voluntad privada rige en primer término, como
las solas limitaciones de las leyes y el orden público, si se trata de servidumbres
voluntarias, de la ley o del perjuicio de tercero, si se trata de servidumbres legales o
de interés privado.

El título y en su caso la posesión de las servidumbres adquiridas por prescripción


determinará los derechos del predio dominante y las obligaciones del predio

8
García Colindres, Ana Beatriz, “Las servidumbres en materia de aguas desde el punto de vista legal y
doctrinario”, Guatemala, (1988), tesis de Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos
De Guatemala Pág. 20.

9
sirviente, veremos cómo varían las obligaciones y derechos según la clase de
servidumbre que se trate.

a) Contenido respecto del titular del derecho de servidumbre


Se reconoce al titular del predio dominante del derecho de utilidad o beneficio que
conforme su naturaleza corresponda a la servidumbre. Pero además, el artículo
759 del Código Civil dispone que: “Al constituirse una servidumbre, se entienden
concedidos todos los medios necesarios para su uso; y extinguida aquélla, cesan
también estos derechos accesorios, pero no aquellos medios que se han obtenido
por un título Independiente de la servidumbre”. Así, por ejemplo, una servidumbre
de saca de agua puede llevar aparejada una servidumbre de paso hasta el fondo
o fuente si es necesaria para obtener la utilidad.

b) Contenido respecto del dueño del predio sirviente


Al igual que no puede el dueño del predio dominante alterar ni hacer más gravosa
la servidumbre, el dueño del predio sirviente no puede menoscabar en modo
alguno su uso. Se pone de manifiesto el principio de usus civiliter, es decir, el de
que el aprovechamiento de la servidumbre ha de causar el menor perjuicio
posible al dueño del predio sirviente.

c) Protección del derecho de servidumbre


El titular de la servidumbre tiene para la defensa de su derecho de acción
confesoria, así llamada porque tiene por objeto la confesión o reconocimiento de
su derecho de servidumbre por parte de quien desconozca o perturbe
normalmente el poseedor del fundo sirviente y la condena del mismo a la
indemnización de daños y perjuicios, en su caso.

Por su parte, el dueño del predio que quiera defenderse de quien afirme ser titular de
una servidumbre sobre el mismo deberá ejercitar la llamada acción negatoria, que se
funda en el principio de que la propiedad se presume libre mientras no se pruebe lo
contrario.

10
1.4 Definición
Tomando en cuenta la variedad de formas en las servidumbres es imposible en una
definición precisa exactamente el contenido de estos derechos reales, porque
equivaldría tanto como a enumerar las distintas clases de servidumbres. Por lo que
en las definiciones siguientes se indicará el preciso contenido general de la indicada
institución.

Como una idea general, se puede definir que la servidumbre: “Es un derecho
limitativo de dominio ajeno, establecido sobre una finca, a favor del propietario de la
otra, con carácter real, o de otra persona, como derecho personal”. 9 Hay que tomar
en cuenta que siempre se constituye sobre una finca, y será a favor del propietario
de otra, y puede ser de dos formas, ya sea de carácter real o como derecho personal
de una persona, ya que si se constituye como real es permanente a favor de la finca
y sino es personal, mientras que una persona sea propietaria de la misma.

Desde el punto de vista de quien es el propietario de la finca, se puede definir, que


“La servidumbre consiste en no hacer o tolerar. Para que el dueño del predio
sirviente pueda exigírsele la acción de un hecho, es necesario que este
expresamente determinado por la ley, o en el acto en que se constituyó la
servidumbre”.10 Es la acción de no hacer o tolerar, o sea es una acción que se hace
positiva, mientras se permite o tolera que una persona que no es propietaria, goce o
use de un predio que es de su propiedad.

Desde el punto de vista del derecho, se puede definir, que “La servidumbre
constituye un derecho real de goce, en virtud del cual un fundo se sujeta a otro
perteneciente al propietario diverso por un servicio o una utilidad que el primero
presta al segundo”.11 “La servidumbre es uno de los derechos reales sobre cosa
ajena, de la categoría denominada de goce. La servidumbre consiste en no hacer o
en tolerar. Para que el dueño del predio sirviente pueda exigírsele la ejecución de un
9
Guillermo Cabanellas, Op. cit., Pág. 136.
10
Gomes González, Fernando Flores, Introducción al Estudio del Derecho Civil, México, Editorial Porrúa, 1973
Pág. 155.
11
Ibíd. Pág. 156.

11
hecho, es necesario que este expresamente determinado por la ley, o en el acto en
que se constituyó la servidumbre”.12 Se refiere a que la servidumbre esta clasificada
dentro de los derechos reales de goce, ya que se sirve de un bien para su beneficio.

En cuanto al derecho económico, se define, que, “Las servidumbres son gravámenes


reales que se imponen a favor del dueño de un predio y a cargo de otro fundo
propiedad de distinto dueño, para beneficio o mayor utilidad del primero”. 13 Desde
este punto vista, se establece que en realidad la servidumbre es un gravamen
constituido sobre un terreno, ya que es una limitación permanente sobre la
disposición que sobre el mismo tiene el propietario del terreno, ya que la única forma
de poder disponer de el, es respetando el derecho limitativo que la otra persona tiene
sobre el terreno.

En una definición mucho más amplia, en la cual estén contenido todos los elementos
de la servidumbre se debe mencionar que, “El derecho de servidumbre es un
derecho real, perteneciente al dueño de un fundo, sobre otro fundo ajeno, por lo que
se puede exigir del dueño de esté, que sufra la utilización de su fundo de algún modo
o se abstenga de hacer ciertas facultades inherentes a la propiedad, se trata por
tanto uno de los derechos reales sobre cosa ajena sobre la categoría denominada de
goce, agregando lo relativo a la causa, consistente a la utilidad de un fundo; al
parecer el termino servidumbre se inclina más por el aspecto pasivo que por el
activo, ya que expresa la idea de sometimiento pero tan importante es el primero
como complementariamente es el segundo sin el cual no puede surgir a la vida
jurídica una servidumbre. La servidumbre debe ser considerada también como un
derecho del propietario del fundo del predio dominante que se armoniza con el
derecho de propiedad del predio o fundo sirviente”.14 Básicamente, se está ante una
definición el cual establece que es un derecho de goce, que es constituido en fundo

12
Castro Monroy, Carlos Manuel, “Constitución forzosa de servidumbres de conducción de energía eléctrica en
Guatemala”, Guatemala, (1984), tesis de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos
De Guatemala, Pág. 25
13
Rojinas Villegas Rafael, Derecho Civil Mexicano Tomo II, México, Editorial Porrúa, 1976. Pág. 465.
14
García Colindres, Ana Beatriz, Op. Cit, Pág. 22.

12
ajeno y que el propietario del mismo trata de tolerar este derecho de parte del
propietario del fundo, sobre el cual se constituye la servidumbre.

En cuanto a una definición legal, que viene del Derecho Español, en el artículo 530
del Código Civil Español define la servidumbre como: “Gravamen impuesto sobre un
inmueble con beneficio de otro, perteneciente a distinto dueño. El Inmueble cuyo
favor esta concedido a la servidumbre se llama predominante; el que sufre, predio
sirviente. Pero estimando por exceso audaz esa consideración exclusiva como
derecho real, agregando un precepto inmediato: también pueden establecerse
servidumbres en provecho de una o más personas, o de una comunidad, a quien no
pertenece la finca agravada”.

“La servidumbre es un gravamen impuesto sobre un inmueble en beneficio de otro,


perteneciente a distinto dueño”. Se analizará detenidamente este concepto y se hará
sobre el mismo algunas consideraciones:

a) “Las servidumbre es un gravamen: quizás en esta primera expresión se


encuentra uno de los reparos más acusados que pueden apuntarse contra la
definición que peca de impropiedad en el tecnicismo y de insuficiencia en el
contenido, porque esa palabra solo destaca el aspecto pasivo de la servidumbre,
sin hacer ninguna referencia al lado activo, el cual es, desde luego, tan
fundamental como el otro, si no es más relevante. Pero aun admitiendo el
tecnicismo impropio del Código, también es censurable la simplicidad de su
expresión, porque dice solamente gravamen, en efecto, tiene aquí una
característica fundamental, y es que no puede absorberse toda la utilidad del
predio sirviente porque entonces anularía del derecho de propiedad del mismo;
que un contenido económico eficaz tiene que coexistir necesariamente con el
derecho de servidumbre. En este sentido, es del gusto de algunos escritores
tudescos seguir una orientación cuantitativa, expresando el alcance hasta dónde
puede llegar ese gravamen y dando idea de la necesidad de respetar a favor del
propietario un mínimo aprovechamiento eficaz.

13
b) El gravamen que la servidumbre supone tiene que recaer siempre sobre un
inmueble: la servidumbre, en efecto, es un derecho real montado desde la
antigüedad sobre la propiedad inmobiliaria; y no sobre cualquier clase de
inmueble, sino sobre aquellos que se consideran tales por naturaleza. En este
sentido, y concretando esta exigencia doctrinal en la expresión predio el Código
Civil, como una aclaración terminológica establece que el inmueble a cuyo favor
está constituida la servidumbre se le llama predio dominante; el que la sufre,
predio sirviente.

Con esta expresión parece que tienden los legisladores a dar a entender que no
es posible establecer la servidumbre sobre cosa distinta a estos inmuebles.

c) La servidumbre representa siempre por otra parte un beneficio: algunos escritores


alemanes hacen resaltar, como idea cardinal, el aprovechamiento del predio
sirviente, en las diferentes formas constitutivas de la servidumbre. una que no
suponga un aprovechamiento, que no represente un beneficio, es un hecho
jurídicamente imposible, porque no cabe admitir limitaciones en el ejercicio de
una propiedad que, por lo menos, no reporte ventajas para un tercero. Ahora
bien, no es preciso que ese benéfico represente o sea pecuniariamente
apreciable, no; el simple agrado puede dar base a una servidumbre. Tal es la
servidumbre de vista, que impide a un propietario construir o plantar, para evitar
que el vecino pierda la satisfacción o agrado de la perspectiva.

d) La servidumbre integra, como dice el Código un beneficio para otro predio: esta
expresión legal quiere decir dos cosas: una, que desde luego es cierta y otra que
resulta incierta. La cierta es que no se puede constituir una servidumbre sobre un
fundo propio; y la incierta es que toda servidumbre supone necesariamente una
relación entre dos predios, lo cual no es exacto, dado que, en nuestra técnica legal,
al lado de las servidumbres reales están las personales, que no suponen más que un
predio sirviente” 15.

15
Puig Peña, Federico, Op. Cit., Pág. 449.

14
“Ripert y Boulanger considera imposible considerar imposible concretar una
definición sobre esta institución y ciertamente hay algunas como la de Winchaind
(Las servidumbre es un derecho real que sujeta la cosa no a la totalidad de sus
relaciones, sino únicamente en una de sus relaciones singulares) que deben titularse
de abstractas debido a su vaguedad; extendiendo, sin embargo, señalamientos
objetivos acerca del contenido de este derecho, como las siguientes:

a) servidumbre es un derecho real que se constituye grabando una cosa con la


prestación de servicios determinados en provecho exclusivo de persona que no
es su dueño o de finca que corresponde a otro propietario.

b) servidumbres son los derechos limitados de goce sobre cosa ajena,


pertenecientes e inherentes a una persona o fundo”.16.

1.4.1 Enfoque legal y doctrinario


“Basándose en el texto clásico y en otros romanos, se caracterizan a las
servidumbres como derecho a que está sujeta la cosa ajena en utilidad nuestra o de
un fundo que nos pertenece; o bien, el derecho constituido en cosa ajena mediante el
cual el dueño halla obligado a no ser o dejar de hacer algo en beneficio de otra
persona o cosa; el jus faciendo aut prohibendi aliquid in alieno (el derecho de hacer o
prohibir algo en lo ajeno), en el expresivo decir de los juristas romanos. Para
comprender mejor la esencia de la servidumbre, ha de recordarse que la propiedad
se divide en perfecta e imperfecta; puesto que efectivamente el vínculo existe entre
el propietario y su propiedad puede dividirse o desmembrarse. Cuando no está
dividido y ningún extraño puede impedir o limitar el libre ejercicio del derecho de
propiedad, se dice que la propiedad es perfecta; por el contrario, se llama imperfecta
cuando el vínculo está dividido, de modo que el ejercicio del derecho de propiedad
queda reducido o limitado por efecto de un derecho perteneciente a otro
propietario”.17 Se considera que la servidumbre hace una propiedad imperfecta, ya

16
Flores Juárez, Juan Francisco, Los Derechos Reales en Nuestra Legislación, Guatemala, Editorial Estudiantil
Fénix, 2002, Pág. 87.
17
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 136.

15
que a pesar de poder disponer del terreno, existe una limitación a la libertad de poder
disponer de su terreno, ya que como principio una persona no puede gozar de
derecho alguno sobre ajeno, pero mediante la servidumbre se da posibilidad.

El Código Civil Guatemalteco, define las servidumbres en el artículo 752


estableciendo que “es el gravamen impuesto sobre un predio para uso de otro predio
de distinto dueño o para utilidad pública o comunal”, sobre tal definición cabe decir
que en ella se evidencia el vicio, ya referido, de encuadrar la servidumbre desde su
aspecto pasivo en exclusiva, olvidándose de su esencia constituida por su naturaleza
de derecho real.

Además se consigna en el párrafo segundo el artículo 752, se establece “que el


propietario de dos fincas puede gravar una de ellas con servidumbre en beneficio de
la otra”, señalamiento que carece en absoluto de lógica, puesto que como dice el
tratadista Puig Peña “respecto a la regla nemini res sua servit: desde el derecho
romano viene imperando esta regla, que tiene su justificación lógica en que las cosas
sirven a su propietario por derecho de propiedad, pero no por derecho de
servidumbre…”18, es decir resulta absurdo hablar de servidumbre sobre cosas
propias, y un argumento sólido a favor de este señalamiento es la figura de la
consolidación que, al producirse, extingue las servidumbres.

Háblese también de la norma comentada, que la servidumbre implica el gravamen


impuesto sobre un predio, abrazándose con esta frase la posesión tradicional, ya
superada que el gravamen se constituye entre predios, siendo que, como ya se dijo
el derecho se otorga al propietario del predio dominante y se impone al dueño del
predio sirviente.

Antiguamente, las legislaciones solo concebían la servidumbre como constituida


entre distintos dueños de bienes inmuebles. El Código Civil aceptó la tendencia

18
Flores Juárez, Juan Francisco, Op. cit., 88

16
predial, esto es, que puede la servidumbre ser constituida sobre una finca a favor de
la otra del mismo dueño o sea de quien constituye la servidumbre.

En relación al concepto de derecho de servidumbre, el artículo 753 del Código Civil,


establece, que “la servidumbre consiste en no hacer o tolerar; y para que al dueño
del predio sirviente pueda exigirse la ejecución de un hecho es necesario que este
expresamente determinado por la ley o en el acto en que se constituyó la
servidumbre”

Téngase presente que el no hacer o el tolerar a que hace expresa referencia el


precepto legal citado, incumbe nada más al dueño del predio sirviente, puesto que
las servidumbres son constituidas para que el dueño del predio dominante haga uso
del primero. Si los predios dominante y sirviente son propiedad de la misma persona,
el no hacer o tolerar debe entenderse referido a que el propietario no puede hacer o
debe tolerar en lo que a sus facultades como tal se refiere en cuanto al predio
sirviente.

1.5 Naturaleza
“Se ha indicado que la servidumbre es una forma de desmembración de la propiedad
así como, que constituye un derecho real de goce, sin embargo, no toda
desmembración del derecho de propiedad se denomina servidumbre, ya que
entonces entraría en esta categoría, el uso, la habitación y el usufructo que son los
derechos de goce más similares con la institución de la servidumbre”. 19 Esta claro
que la servidumbre esta en los derechos reales de goce, al igual que el uso, la
habitación y el usufructo, y por tanto, también constituye una desmembración del
derecho de propiedad.

“La servidumbre tiene sus elementos propios, que la diferencian de otros derechos.
Por lo que al abordar la naturaleza jurídica indicaremos algunos elementos:
a) Ordinariamente tiene carácter perpetuo.

19
Castro Monroy, Carlos Manuel, Op. cit., Pág. 17.

17
b) No puede gravar cosa propia, en las generalidades.
c) Constituye un derecho de goce limitado”.20

Se considera constituida la servidumbre en forma perpetua, aunque existen


excepciones, pero esa es la regla general, el gravamen se constituye en cosas
ajenas por lo que no se puede gravar cosa propia, y por último es un derecho de
goce limitativo, ya que limita el derecho de propiedad.

Existieron dos escuelas, una de ellas consideraba el derecho de servidumbre como


una forma de medianería y la otra lo consideraba como una forma de copropiedad.
Actualmente la mayoría de autores concluyen y participan de la teoría que indica que
la servidumbre es un derecho real de goce.

“Tales desmembraciones del derecho de propiedad se llaman servidumbres por


analogía con la esclavitud de las personas; pues así como una persona se encuentra
en esclavitud cuando debe sus servicios a otra de la misma manera un fundo o
heredad está en una especie de esclavitud o servidumbre cuando debe sus frutos o
sus servicios a otra persona diferentes del dueño; porque, en efecto, los frutos de
nuestros fundo nos pertenece en virtud de nuestros derecho de propiedad, y no a
título de servidumbre”.21 Sobre las nociones expuestas, como preliminares conviene
hacer ya la reserva de que no toda desmembración del dominio es servidumbre; ya
que entonces entraría en esta categoría los censos, que se excluyen sin dudar y el
usufructo en que ya existen mayores discrepancias. Además, no ha de verse en las
servidumbres previa la esclavitud del propietario, cual siervo de otro, cabe que
resulte la servidumbre muy conveniente para el propietario sirviente, como en el caso
de cobrarle a una fuerte empresa un crecido derecho de paso por un trozo de finca
que se un erial.

Precisamente, en la nota típica del beneficio o utilidad que las servidumbres prestan,
se pueden encontrar las razones económicas que fundamentan la institución. Pues
20
Ibíd. Pág. 17.
21
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 137.

18
sin llegar a las ideas supremas del concierto social, de la solidaridad humana, de la
independencia entre los intereses de todos, esas notas básicas de utilidad sirven
para justificar las limitaciones del dominio, voluntariamente acordadas por los
particulares o estatuariamente impuestas por la ley.

En conclusión se debe decir, que “La servidumbre es un derecho real de goce. Las
servidumbres son participaciones limitadas sobre la cosa ajena, cuyo matriz
diferenciador es la utilidad o ventaja que un fundo sirviente le brinda a otro
dominante”.22

1.6 Caracteres
Contra criterios cómodos o pesimistas, como el de Kuntze, que se estima indefinible
el fenómeno jurídico de la servidumbre, cabe establecer los siguientes caracteres:
a) “Se trate de un derecho real, por cuanto recae sobre una cosa, si bien el titular
puede tener potestad erga omnes o tan solo frente al propietario de la finca, e
incluso limitada respecto al propietario o poseedor actual”23. “Del mismo modo, al
recaer, sobre la cosa misma y no sobre la persona, y confiere a su titular una
acción real. La servidumbre se manifiesta a través de un tolerar: por ejemplo:
Permitir el paso del vecino por el fundo que nos pertenece”.24 En realidad en una
servidumbre, se ejerce un derecho sobre una propiedad de la cual no se es titular,
la cual es concedida de conformidad con la ley, en la cual la persona que
concede el derecho, limita de alguna manera el goce absoluto de su propiedad en
beneficio de otra, que de ella se sirven.

b) “Recaen sobre cosa ajena, porque se extingue al reunirse en una misma persona
la calidad de propietario del predio dominante y la del predio sirviente, mientas en
las personales se produce la extinción de la obligación por confusión de los

22
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, La servidumbre como derecho real de goce o derecho real limitativo de
dominio, Guatemala, 2008, tesis de la Licenciatura de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos de
Guatemala, Pág. 44
23
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 137.
24
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, Op. Cit.

19
derechos de acreedor o de deudor”25 En concordancia con esto, “Para que se
configure la servidumbre deben pertenecer ambos tanto el sirviente como el
dominante, a distintos dueños”26. Por ejemplo: El señor X es dueño del Predio A,
el señor Y es dueño del Predio B, el señor X no tiene salida a la vía, por lo que es
necesario que se constituya una servidumbre de paso en el Predio B, a favor del
Predio A. En este ejemplo se entiende, que el derecho real del que goza el
propietario del Predio A, está constituido sobre cosa ajena, ya que el Predio B, no
es de su propiedad, aunque disfruta de un derecho sobre este. En este sentido al
existir unión en una persona del propietario de ambos predios, se da por
terminada la servidumbre. Por lo que en pocas palabras, una servidumbre, es un
derecho de goce parcial sobre un bien del cual no se es propietario.

c) “Es una limitación del derecho común de propiedad. La servidumbre presupone


una limitación y no una fracción del derecho de propiedad, ya que al cesar la
servidumbre el dominio recupera su contenido normal”27.

d) “La servidumbre constituye un gravamen, una carga impuesta sobre una heredad
para el uso y provecho de otra y, en la medianería no existe servidumbre en virtud
que la constitución de esta es requisito necesario la concurrencia de dos predios:
el dominante y el sirviente, en donde éste soporta la carga o gravamen a favor de
aquel, lo que crea utilidad exclusiva para un predio y gravamen a cargo del
otro”.28

e) “Son inherentes al predio sobre el cual pesan, que no puede enajenarse con
independencia de ellas.

25
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 137
26
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, Op. Cit.
27
Gonzales Mijangos, Vilma Consuelo, “El condominio como una nueva forma de copropiedad”, Guatemala,
1196, tesis de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad de San Carlos De Guatemala, Pág.
25
28
Loc Cit.

20
f) Suelen ser perpetuas aunque nada impide la temporalidad, como las establecidas
por el usufructuario, aun las hay necesariamente temporales, como las de
andamios y otras por reparaciones o concepciones de edificios.

g) Son irrenunciables, a no ser que el dueño del predio dominante o el titular de la


servidumbre personal acceda a renunciar su derecho por una cantidad.

h) Por el carácter de expansión del dominio la servidumbre no se presume; la


propiedad se entiende, y ha de ser el que pretenda este derecho quien lo
apruebe.

i) La servidumbre a de reportar un beneficio a otro predio, o a un provecho a una o


más personas, por lo cual la ausencia de utilidad no permite caracterizarlo como
servidumbre; mas eso no excluye que tal relación puede calificarse, según los
casos, con otra denominación de las diversas instituciones jurídicas.

j) La contigüidad de los predios es frecuente en las servidumbres pero es


necesaria.

k) No pueden constituir en un acto constitutivo del dueño de la finca si no en una


abstención en tolerar un acto de otro.

l) La servidumbre son indivisibles. Si el previo sirviente se divide entre dos o más, la


servidumbre no se verifica en cada uno de ellos tiene que tolerar en la parte que
le corresponde. Si es el predio dominante el que se divide entre dos o más, cada
porcionero puede usar por entero de la servidumbre, no alterándola en lugar de
su uso ni agravándola de otra manera. Ambas especies son caso de
multiplicación de los sujetos pasivos o activos; por tanto en el proceso inverso se
daría un caso de simplificación no de división de gravamen.

21
m) Las servidumbres son voluntarias o legales, cuya diferencia se expone en las
voces respectivas aunque se le niega a las legales el carácter de servidumbres,
por ver en ellas limitaciones de dominio. Esta disyuntiva se escapa una tercera
posibilidad, la de surgir por voluntad unilateral por prescripción.

n) Son expansivas: establecida una servidumbre se entiende concedidos todos los


derechos para uso; lo cual puede comprender incluso otra servidumbre; como la
de abrevadero o saca de agua, que implica la de paso, aunque esta debe
entenderse entonces limitada a tal utilidad.

o) Están exentas de gravámenes de su misma naturaleza por cuanto que se declara


que sobre la servidumbre no se puede establecer otra servidumbre; lo cual
merece ciertas reservas. Piénsese, por ejemplo en el pasaje abierto para darle
entrada a una casa interior, construida en un gran patio, sobre el cual un vecino
de la calle principal haya ganado el derecho a dejar su automóvil, para así
ahorrarse el garaje y la multa de la autoridad impondría por colocar en una vía de
donde el estacionamiento nocturna estuviera prohibido. Esa carga, consolidada
por reconocimiento o título sobre el pasaje privado, tendría mucho de
servidumbre sobre servidumbre, de no retorcer el tecnicismo”.29

1.7 Características
Se establece también que las características de la servidumbre son:
a) “Inseparabilidad: Esta circunstancia encuentra su fundamento en la naturaleza
real de este derecho e indica que el cambio de propietario no modifica la situación
de la servidumbre, porque este gravamen está vinculado a los predios y no a las
personas.
b) Indivisible: Si el predio sirviente fuere fragmentado a través de enajenaciones
parciales, la servidumbre persiste.

29
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 137.

22
c) Perpetuidad: Sola las servidumbres se han perfilado con esta característica
dentro de los derechos reales, pero esto es relativo, porque debe tomarse en
cuenta la causa por la que se constituyó”30.

La servidumbre no se puede separar del terreno sobre el cual se constituye, la


servidumbre no se puede fragmentar, es una sola y la perpetuidad es porque se
constituye generalmente para la permanencia, y por eso se presupone que no
tendrán fin.

Las principales características del derecho de servidumbre son las siguientes:


a) “Es un derecho de disfrute sobre parte de cosa ajena, o excepcionalmente de
cosa propia cuando una misma persona es duela del predio dominante y
sirviente.
b) La constitución del derecho de servidumbre debe obedecer a la satisfacción de
una determinada necesidad del predio dominante.
c) El predio del dueño sirviente solo queda obligado a abstenerse de ejecutar ciertas
facultades sobre el mismo, que por el derecho de propiedad legalmente le
corresponden”.31

En cuanto a disfrutar de cosa ajena, es básicamente que no se debe ser


necesariamente propietario del bien que se disfruta mediante la servidumbre; la
constitución se da por la necesidad del predio dominante, por lo que se debe tener
una necesidad para poder constituirse una servidumbre sobre un predio sirviente; se
debe establecer claramente qué es lo que debe permitir el dueño del predio sirviente,
por lo que la limitante es parcial, ya que solo hay ciertas cosas que no puede hacer el
propietario.

Mientras que el Código Civil Guatemalteco se incluyen las siguientes características


de las servidumbres:
a) Inseparabilidad.
30
Brañas, Alfonso Op. Cit., Pág. 361.
31
Brañas, Alfonso Op. Cit., Pág. 362.

23
El artículo 755 del decreto ley 106 preceptúa que: “Las servidumbres son
inseparables del inmueble a que activa o pasivamente pertenecen”. Esta
circunstancia encuentra su fundamento en la naturaleza real de este derecho e
implica que el cambio de propietario no modifica la situación de la servidumbre
porque este gravamen esté vinculado a los predios y no a las personas.

b) Indivisibilidad.
En el artículo 756 del Código Civil Guatemalteco establece, refiriéndose a la
servidumbre, que “Si se divide el predio sirviente, cada una de sus porciones tiene
que tolerarla en la parte que le corresponde”. Es decir, que si el predio sirviente fuere
fragmentado a través de enajenaciones parciales, la servidumbre persiste, como que
si la enajenación no se hubiese efectuado.

1.8 Elementos
a) Elementos personales
No se exige ninguna capacidad especial para constituir servidumbres, basta con la
capacidad de obrar general necesaria para constituir derechos reales sobre bienes
inmuebles y en relación con el acto o contrato por el que nazcan - intervivos, mortis
causa, oneroso, gratuito, etc.

Si bien existen algunos supuestos especiales de constitución de servidumbres, como


por ejemplo las constituidas en la propiedad horizontal, donde se requiere el
consentimiento unánime de los copropietarios.

“En todo derecho real, encontramos en una situación de hecho privilegiada a favor de
un sujeto que todos están obligados a respetar, hay por lo tanto en la relación jurídica
constituida de los mismos un sujeto activo que es el favorecido y un sujeto pasivo
constituido por la humanidad entera. Lo indicado anteriormente se complica cuando
el derecho real es sobre cosa ajena, como el derecho de servidumbre pues, parece

24
que en tal caso el sujeto pasivo, es el propietario del fundo gravado con tal derecho
real”.32

b) Elementos Reales:
En las servidumbre prediales se requiere la existencia de dos predios, sirviente y
dominante, con aptitud por sus características y situación para que pueda existir la
servidumbre.

En las personales existe sólo el predio sirviente con esa misma aptitud y posibilidad
de utilización por parte del sujeto titular del gravamen.

“La servidumbre es un derecho de una persona sobre un predio (servidumbre


personal) o un derecho de un predio sobre otro (servidumbre predial). Supone que
por lo tanto la existencia de un derecho real al que nuestro código califica unas veces
de inmueble y al otro más sofisticadamente les da el nombre de predios.”33

c) Elementos formales: Modos de adquisición


“Las servidumbres se podrán establecer por Ley o por voluntad de las partes.
Heredad dominante y sirviente, y predio dominante y sirviente”.34

El artículo 752 Código Civil aclara que “el inmueble a cuyo favor está constituida la
servidumbre se llama predio dominante; y el inmueble que la sufre, predio sirviente”. .
Así por ejemplo, si el dueño de una finca rústica constituye sobre esta servidumbre
de paso con ancho de cinco metros a favor de otra finca y con el objeto que esta
tenga salida a un camino público, el primer inmueble seria predio sirviente porque
soporta la servidumbre, el segundo será predio dominante porque goza del derecho
de paso sobre la franja de cinco metros.

32
García Colindres, Ana Beatriz, Op. cit., Pág. 17.
33
Ibíd., Pág. 18.
34
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 138.

25
Por otra parte hay quienes mencionan que los elementos de las servidumbres son
los siguientes:
a) “Predio dominante. Es aquel predio que reporta la utilidad. Aquí la servidumbre se
llama servidumbre activa.
b) Predio sirviente. Es aquel que sufre el gravamen. Aquí la servidumbre se llama
servidumbre pasiva.
c) Gravamen. Es el vínculo jurídico que se impone sobre uno en benéfico de otro.
Para que exista servidumbre es preciso que se imponga un gravamen sobre un
predio en utilidad”.35

35
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, Op. cit., Pág. 46

26
CAPÍTULO II

CLASES DE SERVIDUMBRES

Las clases de servidumbres o clasificación de las servidumbres doctrinariamente se


clasifican en la forma siguiente:
a) Positivas y negativas;
b) Rusticas y urbanas;
c) Continuas y descontinúas;
d) Aparentes y no aparentes;
e) Legales y voluntarias;
f) Servidumbres sobre predios de dominio público y sobre predios particulares.36

2.1 Servidumbre aparente y no aparente “Reciben este nombre las servidumbres


que se anuncian y que están continuamente a la vista por signos exteriores a que
hagan evidente el uso y aprovechamiento de las mismas, como un ejemplo de esta
clase de servidumbre tenemos las de desagüe; tal y como se apreciar, en este caso
concreto la caída del agua desagua al predio vecino o sea pues que al hacer visible
estamos en presencia de una servidumbre de carácter aparente”.37

Esta servidumbre es aquella en la cual cabe advertir por un signo exterior; como una
ventana y una puerta ya que al ser aparentes se necesita que se puedan apreciar
tanto físicamente como visual; misma puerta y ventana sirve de utilidad y de
beneficio tanto como para el predio sirviente como para el dominante, como también
se puede mencionar los ejemplos siguientes donde se puede apreciar a simple vista
una servidumbre aparente: la servidumbre de acueducto, en la de agua; unos postes
y cables, en la de conducción eléctrica, línea telefónica u otros servicios que los
requieran.

36
Gonzales, Juan Antonio, Elementos del Derecho Civil, México, Editorial Trillas, 1979, Pág. 133.
37
García Colindres, Ana Beatriz, Op. cit., Pág. 16.

27
El Código Civil español define estas servidumbres como aquellas que anuncian y
están continuamente a la vista por signos exteriores que revelan el uso y
aprovechamiento de las mismas (art 532). Si son además continuas, pueden
adquirirse por título y por prescripción; si son discontinuas, solo cabe adquirirlas por
título, por reconocimiento del dueño del predio sirviente y por sentencia firme que así
lo declare.

En la legislación guatemalteca específicamente en el Código Civil en su artículo 754


está regulada esta clase de servidumbre la cual menciona lo siguiente “Son
aparentes las que se anuncian por obras o signos exteriores dispuestos para su uso
y aprovechamiento, y no aparentes, las que no presentan signo exterior de su
existencia”

Mientras que las servidumbres no aparentes son aquellas que no presenta el más
mínimo indicio de su existencia, no es evidente, ya que no se da ningún signo
exterior con el cual se pueda apreciar su presencia.38

La que no se manifiesta si no por signo alguno; como la prohibición de elevar un


edificio a más de determinada altura, la de paso cuando no tiene camino
determinado y las fincas son abiertas , la de saca de agua y otras.

2.2 Servidumbre continúas y discontinuas. “Se llama continua aquella cuyo uso
39
es o puede ser incesante sin la intervención de ningún hecho del hombre” , por
ejemplo la que tienen los predios inferiores al tener que recibir el agua procedente de
los predios superiores (pero siempre y cuando esta sea agua de carácter pluvial)
entonces el uso de esta servidumbre será incesante porque no siempre van a estar
escurriendo las aguas pluviales, y como es obvio no se da de ninguna manera la
intervención del hombre.

38
García Colindres, Ana Beatriz, Op. cit., Pág. 16.
39
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, Op. cit., Pág. 51

28
El derecho real sobre predio ajeno, estableciendo en beneficio de otra heredad o de
personas distintas al dueño de aquel, cuando su uso es o puede ser persistente, sin
hecho actual del hombre; como la servidumbre de acueducto o la vista. No deja de
ser continua la servidumbre si el ejercicio se interrumpe durante intervalos más o
menos largos, a causa de obstáculos cuya remoción exija el hecho del hombre.

Con respecto a la regulación legal de las servidumbres continuas se encuentran en el


artículo 754 del Decreto Ley 106 el cual menciona “las servidumbres son continuas o
discontinuas… son continuas aquellas cuyo uso es o puede ser incesante, sin
intervención de ningún hecho actual del hombre; y discontinuas, aquellas cuyo uso
necesitan algún hecho actual del hombre”, tal como lo menciona la regulación serán
continuas cuando no hay intervención del hombre dado que no necesariamente una
persona tenga que pedir un derecho, si no que se dan por la simple vista e utilidad
pública un ejemplo claro son los postes de tendido eléctrico, cable y telefonía, dado
que si no hay ningún poste en cualquier comunidad, pueblo o ciudad las personas no
podrían ser beneficiarias de los servicios que prestan las empresas que pasan
tendido de cable por los postes; mientras que las discontinuas serán aquellas donde
se tiene que ver la intervención del hombre como por ejemplo: las servidumbres de
paso, en donde la persona dueña de un predio no tenga salida a calle puede pedir a
el predio más cercano una servidumbre de paso donde se le de vía hacia la calle en
este momento se podrá observa la intervención o acto de un hombre

2.3 Servidumbres convencionales. “La que tiene por título constitutivo la voluntad
concorde de los dueños del predio dominante y sirviente; ya se haya manifestado
previamente al establecimiento de la servidumbre, ya sea por expreso
reconocimiento ulterior, e incluso por tacita aceptación”40. Este tipo de servidumbre
como se menciona es en la cual existe una plena voluntad expresa de los dueños de
predios en que recae la servidumbre, es la que se debería de dar más constante
dado que no existe ningún litigio o conflicto para poderse constituir la misma, por
ejemplo en una copropiedad, una servidumbre no se podría constituir sin el acuerdo

40
Ibid. Pag. 51

29
voluntario entre los copropietarios del predio en el cual se quiera establecer la
servidumbre en virtud que la misma será de beneficio para todos.

El Código Civil guatemalteco regula la servidumbre voluntaria en su artículo 757 “las


servidumbres se derivan de las situaciones natural de los predios, de las
obligaciones impuestas por la ley o de la voluntad de los propietarios”

2.4 Servidumbres de abrevadero.


La que grava un predio donde los ganados de otro van a beber; es una variedad de
la saca de agua, pero en provecho de los animales; en especial caballerías y ganado
lanar, vacuno, cabrío y de cerda. Con carácter forzoso esta servidumbre solo puede
imponerse por causa de utilidad pública a favor de alguna población o caserío, previa
la correspondiente indemnización. Lleva consigo la obligación de dar paso, el predio
sirviente, a la persona que cuidan del ganado hasta el punto en que se halle el
abrevadero servicio que ha de estimarse también en la indemnización. Se rige esta
servidumbre por las leyes especiales, sus reglamentos y ordenanzas y también por
las costumbres o usos locales”41. Básicamente es una servidumbre que no se puede
constituir por interés particular, únicamente por interés público, y la misma no se
constituye a favor de una persona, sino a favor de una comunidad, por lo que todos
los miembros de la comunidad pueden gozar de la misma, en este caso, se da
cuando los propietarios de ganado, no pueden llegar si la utilización de un derecho
de paso a su ganado, al lugar donde se encuentra el agua que pueda beber el
ganado, al respecto el artículo 781 del Código Civil establece que “la servidumbre de
abrevadero y saca de agua: en esta clase de servidumbres solo podrán imponerse
por causa de utilidad pública a favor de alguna población o caserío, previo la
indemnización correspondiente”42. Con respecto a la indemnización hay que tomar
en cuenta que se paga por el paso, en virtud de que constituye un servicio para la
persona, y por eso es que se establece un precio por el mismo. La servidumbre de
abrevadero no es nueva, ya que desde la antigüedad existía por lo que, era

41
Ibid. Pág. 53.
42
Ibid. Pág. 54.

30
“Regulada en roma como servitus pecoris ad aquam appulsus (servidumbre de llevar
al ganado a beber), tomando como el molde servidumbre de acueducto”43.

2.5 Servidumbre de acueducto.


A fin de proveer de agua al predio que de ella carezca, o para reforzar la conducción
de aguas con otro caudal, se establece esta servidumbre o derecho real de hacer
entrar las aguas en un inmueble propio, viniendo por heredades ajenas.

“Esta servidumbre es siempre continua y aparente, y se aplica a las aguas de uso


público, como a las aguas corrientes bajo la concesión de la autoridad competente; a
las aguas traídas a la superficie del suelo por medios artificiales, como a las que
naturalmente nacen; a las aguas de receptáculos o canales pertenecientes a
particulares que hayan concedido el derecho de disponer de ellas. Puede ser la
servidumbre de acueducto voluntaria y legal o forzosa; según sea, o no, el resultado
de la imposición de la ley; perpetua y temporal; real o personal; de interés público o
de interés privado”44. Generalmente las servidumbres se constituirán por utilidad
pública, ya que como bien de primera necesidad que es el agua, es necesario para la
comunidad, por lo que el paso de los conductos que puedan llevar el agua a una
casa de habitación son necesarios, al igual que en las servidumbres de paso, se
debe dar predominancia a la forma más cercana y menos onerosa de hacer llegar el
agua a los hogares.

Con respecto a la temporalidad de la servidumbre, se debe tomar en cuenta que el


artículo 764 del Código Civil establece que “La servidumbre forzosa de acueducto
puede establecerse temporal o perpetua cuando su duración exceda de cinco años”
nótese que no es afortunada la redacción de la parte final de este artículo, pues si
existe plazo de la servidumbre, mayor de cinco años, no puede ser perpetua sino
temporal. Por lo que la ley lo que regula, es que se considerara temporal cuando
dure cinco años o menos, o sea se establezca claramente su duración y perpetua

43
Loc. cit.
44
Ibid. Pág. 55.

31
cuando exceda de los cinco años, ya que se infiere que se trata de una necesidad
permanente.

Al respecto, la Ley Civil Guatemalteca, en el artículo 460 del Código Civil, establece
que la servidumbre forzosa de acueducto, distingue dos clases de servidumbres
forzosas de acueducto: “ a) Servidumbre forzosa de acueducto de utilidad pública,
para conducción de agua destinada a algún servicio de utilidad pública, precia
indemnización; b) Servidumbre forzosa de acueducto de interés privado, precia
indemnización, que puede constituirse en los casos siguientes: Establecimiento o
aumento de riesgos, Establecimiento de baños y fábricas, Desecación de lagunas y
terrenos pantanosos, Evasión o salida de aguas procedentes de alumbramiento
artificiales, y Salida de aguas de escorrederos y drenajes”. En cuanto a la
servidumbre por utilidad pública, poco se debe agregar, ya que por la necesidad de
llevar el agua a una comunidad es necesario que se constituya la servidumbre, con
respecto a la indemnización se hará de conformidad con la ley y el precio habitual del
terreno, de esta forma es que “El dueño del predio sirviente tiene derecho a un precio
por el uso delo terreno y por el de una faja, a los costados del acueducto, que no
baje de un metro de anchura en toda su extensión, para reparación y conservación.
El ancho puede ampliarlo las partes, y por especiales causas el juez. Como premio,
se abonará un 10 % sobre el valor del terreno, que seguirá perteneciendo al dueño
del predio sirviente45”. Con respecto a las servidumbre forzosa de acueducto por
interés privado, se debe de entender que no se puede dar en todos los casos, por lo
que se espera que normalmente sea de tipo voluntaria, pero al no existir dicha
voluntariedad, es necesario en algunos casos de interés económico que beneficia no
únicamente al propietario sino a la comunidad, enumerando, casos como las
fábricas, en las cuales se le da empleo a la comunidad y además de tener un
impacto ambiental, por lo que la ley establece varias situaciones en que se dará la
misma. Por eso es que también se dice que “No están sujetas a la servidumbre de

45
Ibid. 55.

32
acueducto: las casas, corrales, patios y jardines que dependan de ellas, ni las
huertas o superficies menores de 10.000 metros cuadrados”46.

Sin embargo y a pesar de que en los casos anteriores se establece que se puede
constituir una servidumbre forzosa de acueducto, de acuerdo con el artículo 761 del
Código Civil establece que “el dueño del terreno sobre el que trate de imponerse la
servidumbre forzosa de acueducto, podrá oponerse por algunas de las causas
siguientes: “ a) Por pretenderse construir acequia descubierta que sea perjudicial por
su calidad de agua; b) Por ser peligrosa para el terreno del predio sirviente, cuando
se intente utilizarla para objetos de interés privado; y c) Por poderse establecer sobre
otros predios con iguales ventajas para el que pretenda imponerla y menores
inconvenientes para el que haya de sufrirla”. En virtud de que toda norma, tiene
excepciones en este caso, las que básicamente son sobre la afectación directa que
el dueño de la propiedad pueda tener, en este caso, cuando se pueda contaminar el
agua, corra un riesgo inminente la propiedad y cuando se considere que hay otro
lugar donde la constitución de la servidumbre se pueda constituir con mayores
ventajas, este es un derecho que posee el propietario del terreno, a pesar de que se
pueda constituir la servidumbre forzosa.

2.6 Servidumbre albañal.


La referente a las aguas de servicios higiénicos o utilizados de otra forma cuando
para su salida se requiera desagüe o conducción por una finca ajena, paso que el
dueño del predio sirviente ha de ceder; pero obras que ha de realizar el de la
heredad dominante, en la forma menos molesta y peligrosa” 47. Tipo de servidumbre
que se usa dentro de lo que es el paso de agua en los drenajes, misma servidumbre
que se ve tanto dentro como fuera de la ciudad, ya que sirve de gran, uso en virtud
que si un predio no tiene salida de desagüe para la tubería principal, se puede
constituir este tipo de servidumbre para que el predio que no tiene salida, pasando
no solo por un predio si no inclusive por varios predios para poder llegar a la tubería
principal que se proporciona para el paso de desagüe.
46
Ibid. Pag. 57.
47
Loc. cit.

33
2.7 Servidumbre de aterrizaje.
La obligación gratuita que pesa sobre los aeródromos particulares o privados de
permitir el aterrizaje y salida de las aeronaves del Estado. Los aparatos particulares
tiene tienen también este derecho, pero solo en caso de fuerza mayor” 48. Tipo de
servidumbre que se ve más en lo que son las aeronaves ya que si en algún momento
tuvieran que realizar algún aterrizaje forzoso, la mismas pueden solicitar al
aeropuerto más cercano permiso para poder descender, en un ejemplo se puede
mencionar una aeronave que salga de la cuidad capital y su destino sea San Marcos
pero por x o y motivos el motor este fallando, esta puede solicitar un aterrizaje
forzado en Quetzaltenango en este caso estaríamos en una servidumbre de
aterrizaje.

2.8 Servidumbre de camino de sirga.


La que pesa sobre predios contiguos a las riberas de los ríos navegables, para el
servicio de la navegación fluvial y en los flotables, para arrastrar o guiar desde las
márgenes los objetos que vayan aguas, o que por caballerías u otro medio se
manejen desde la ribera. Si se ocupan terrenos particulares, hay que indemnizar la
franja ribereña ocupada.

2.9 Servidumbre de caña.


La de carácter pecuario para que los ganados puedan ir de donde se guardan al
lugar de pastoreo, y regresar de aquí a allí; y principalmente para invernar en tierras
distintas.

2.10 Servidumbres de desagüe.


Las que con carácter legal o forzoso se establece por el codificador civil para que,
tanto en predios rústicos como urbanos, las aguas naturales, las de lluvia
especialmente y las provocadas por derretimiento de las nieves encuentren salida
hacia causes públicos”49. En principio no entra en este concepto la instalación

48
Ibid. Pág. 58.
49
Ibid. Pág. 60

34
artificial que provee de agua para el consumo o riego; porque la misma obra o
suministro prevé ya la salida de lo que no se consuma.

El Código Civil regula este tipo de servidumbre en su artículo 798 en donde


menciona “cuando un predio rústico o urbano se encuentra enclavado en otros u
otros, de manera que no tenga comunicación directa con algún camino, canal o calle
publica, estarán obligados los dueños de los predios circunvecinos a permitir entre
esto, el desagüe del central. Las dimensiones y direcciones del conducto se fijaran
por el juez, previo informe de peritos y audiencia de los interesados, observando en
cuanto fuere posible, las reglas dadas en este capítulo”, servidumbre de gran utilidad
privada que beneficia a un predio que no tiene salida a la tubería central del
desagüe, dado que obliga a los predios vecinos a conceder el paso por la tubería de
ellos, pero también no todo es beneficio del predio a quien se le da la servidumbre,
ya que también se limita el derecho en virtud que un juez fijara los parámetros en los
cuales se realizara dicha servidumbre.

2.11 Servidumbre de estribo y presa.


“Configura una de las servidumbres legales en materia de aguas. La denominación
así, cabe constituirla en este supuesto: cuando para la derivación o toma de agua de
un rio o arroyo, y para el aprovechamiento de otras corrientes continuas o
discontinuas, fuere necesario establecer una presa, y el que haya de hacerla no sea
dueño de las riberas o terrenos en que necesite apoyarla podrá establecer la
servidumbre de estribo de presa, precia la indemnización correspondiente. Esta
servidumbre se concede u otorga por la administración pública, luego del respectivo
expediente en que ha de probarse la necesidad de la obra y la finalidad que sirva” 50.
En el mundo actual, una necesidad que se ha dado, es la de poder contar con presas
en las cuales se pueda utilizar el agua de algún tipo de corriente, como podría ser un
río y como en ocasiones para los servicios necesarios de un terreno, no se cuenta
necesariamente con la propiedad de las dos heredades en donde se debe
establecer, ya que usualmente los ríos conforman como limites naturales entre

50
Loc. cit.

35
terrenos, por lo que necesariamente se debe de constituir una servidumbre, al
respecto el Artículo 778 del Código Civil establece que “En los mismos casos que la
servidumbre de acueducto, puede imponerse la servidumbre forzosa de estribo,
cuando el que intenta construir una presa no sea dueño de las riberas o terrenos
donde haya de apoyarlas”. Por lo que constituye una norma subsidiaria a la no
regulación específica de la servidumbre, por lo que la ley hace un llamamiento en el
cual en el caso especial de necesidad de constituir una presa, se puedan utilizar las
normas establecidas para la servidumbre forzosa de acueducto.

2.12 Servidumbre de extracción de materiales. +


Importante derecho reconocido en determinadas legislaciones, como la francesa a
favor de la administración pública o de los concesionarios de obras públicas, para
poder extraer de las propiedades contiguas o cercanas a los trabajos que realicen
materiales existentes en canteras, calizas u otros lugares de tales fincas, siempre
que sean necesarios para la finalidad publica y con la indemnización consiguiente.
Integra una suerte de expropiación parcial y temporal y en las inmediaciones; ya que
ha de entenderse que deben utilizarse, entre iguales la sucesivamente más próxima.

2.13 Servidumbre de humos.


“Pese a la disposición de los códigos, costumbres y ordenanzas locales, la salida de
los humos de los edificios, a causa de condimentación, aun dado el predominio
moderno de gas y de electricidad en las cocinas y debido a la calefacción o a quema
de residuos, y ni que decir de las grandes fábricas, resulta a veces inevitable y han
de soportarlo los vecinos, siempre que las obras de conducción sean las adecuadas
para superar el nivel normal de la edificación y evitar molestos nocivos gases o
vapores por vientos rastreros”51. Servidumbre que se ve en las grandes ciudades en
donde no solamente se encuentran edificios de enorme altura, sino también por la
fabricas en donde se realizan cientos y cientos de productos que al poco tiempo
salen a la venta.

51
Ibid. Pág. 61.

36
Dentro de la propiedad horizontal, hay que soportar las conducciones de salidas de
humo de los pisos inferiores, que restan espacio en parte. Al servicio de reducir la
contaminación ambiental, que poco a poco envenena a los pobladores de las
grandes ciudades modernas, la incineración domiciliaria de residuos están siendo
prohibidas, con la sustitución de la recolección pública de toda la basura y los
desechos diarios o con la obligada instalación de aparatos que comprimen y eliminan
tales desperdicios. Así la servidumbre de humo tiende a desaparecer en lo urbano,
para convertirse tales emisiones molestas o nocivas en trasgresiones punibles,
generalmente crecidas multas.

En lo rural, aun cuando la naturaleza asegure la adecuada ventilación del campo,


entre predios rústicos hay que soportar también los humos ocasionales procedentes
de que la quema de rastrojos, yerbajos y otras habituales en las faenas agrícolas.

2.14 Servidumbres de luces.


La constituida en beneficio de un inmueble a fin de aumentar su luz o
proporcionárselas, y casi inseparablemente la ventilación. Integra una conveniencia o
necesidad higiénica y psicológica para que viviendas mal situadas no sean cárceles
o lugares infectos.

Prácticamente consiste en el derecho de abrir ventanas, balcones u otros huecos


sobre el fundo vecino, por lo común en el techo, a tal altura de las paredes con
relación al suelo de la casa o piso, que no implique curiosear el predio contiguo.
Puede entrañar la restricción de edificar el vecino a mayor altura de la actual o
convenida, o la necesidad de hacerlo de modo que no prive de la claridad natural al
predio dominante.

Al regular esta materia, el legislador empieza por establecer la prohibición para los
medianeros de abrir, sin consentimiento del otro, ventana o hueco alguno en pared
medianera.

37
Por el contrario, el dueño de pared no medianera contigua a la finca ajena, puede
abrir aquella ventana o huecos para recibir luces a la altura de las carreras, o
inmediatos a los techos, con medidas de 30 centímetros en cuadro, con reja de
hierro remetida en la pared y con red de alambre. El dueño contiguo puede cerrarlos
si adquiere la medianería y no se pacta lo contrario. Además, de ello prueba que no
es tan servidumbre, ya que el sirviente puede terminar con ella a voluntad, cabe
cubrir esos huecos edificando en terreno propio o levantando pared contigua a la que
tenga tal ventana o hueco.

2.15 Servidumbre de majada.


El albergue pastoril más o menos improvisado que la majada constituye,
especialmente para proteger al ganado contra rigores del frio nocturno o del calor
estival del mediodía, se ha impuesto desde antiguo por ordenanzas y reglamentos de
ganadería que el codificador civil declara subsistentes. A falta de esas normas se
acepta como régimen el determinado por los usos y costumbres de cada lugar.

2.16 Servidumbres de medianería.


“Con evidente descuido técnico, denomina así el Código Civil español a la
comunidad voluntaria en unas legislaciones y forzosas en otras entre propietarios
cuyas casas o construcciones sean contiguas52”. Para comprender la imposibilidad
de hablar de servidumbre en este caso, bastara admitir que no existe predio
dominante ni predio sirviente, por la igualdad de derechos y obligaciones que de la
situación surgen; y porque no cabe servidumbre lo propio, y esa medianería es de
ambos dueños.

2.17 Servidumbre de paso.


La sociabilidad humana y la sucesiva explotación de tierras alejadas de viviendas,
poblados y de vías de comunicación ha impuesto, de manera natural y conocida en
todos los pueblos, la posibilidad de tener acceso a predios o fincas enclavados entre
otros y sin caminos públicos para ir y venir. El reconocimiento de ese derecho, que

52
Ibid. Pág. 63

38
impide el aprisionamiento dentro de una propiedad, ha tenido que conciliarse con las
molestias privaciones y daños que tal tránsito provoca a los dueños de las tierras
intermedias. De ahí una regulación equitativa que conduce a la admisión del paso,
pero por donde sea menos perjudicial para quien ha de sufrirlo. Como todas las
servidumbres, pese a que este vocablo recalca lo ingrato, se define desde el lado del
beneficio. De tal modo, la servidumbre de paso constituye activamente el derecho a
transitar por propiedad ajena, para tener salida desde la finca propia a vía o camino
público, o como derecho personal adquirido. El paso puede ser a pie, en caballería o
en vehículo, según las necesidades y las convencionales.

a) Reconocimiento. Si esta servidumbre se constituye de manera que puede ser


continuo su uso para todas las necesidades del predio dominante establecido una
vía permanente, la indemnización consistirá en el valor del terreno que se ocupe y
en el importe de los perjuicios que se causen en el predio sirviente. Cuando se
limite al paso necesario para el cultivo de la finca enclavada ente otras y para la
extracción de las cosechas de las cosechas a través del predio sirviente sin vía
permanente, la indemnización consistirá en el abono del perjuicio que ocasione
este gravamen que prácticamente equivale a insinuar la gratitud.

b) Titulares. Los comentaristas e intérpretes están acordes en que el paso es


derecho del propietario y cualquier poseedor legítimo, principalmente el
usufructuario, el usuario, el superficiario y, según algunos, el propietario
arrendatario, al menos cuando su título esté inscrito en el Registro de la
Propiedad.

c) Incomunicación. Una finca esta incomunicada, aunque linde con camino público,
si la salida es peligrosa o difícil; como en el supuesta de un abismo o fuerte
declive; igualmente, por declaraciones de la jurisprudencia, si la salida es una
línea férrea, por el peligro que significa, por la prohibición general existente de
circular a pie las mismas y por ser impracticables para los vehículos. Por el
contrario, se ha fallado que la contigüidad con ríos navegables asegura una salida

39
que excluye la potestad de exigir el paso; conclusión quizá demasiada absoluta,
por las limitaciones que impone a un propietario, que carece así de las posibilites
de tener automóvil o camión para su propio uso o transporte de sus cosechas por
medios corrientes y rápidos.

d) Gratitud. Caso de gratuita adquisición de no mediar pacto contrario, constituye la


venta, permuta o partición de una finca que por ello queda enclavada entre otras
del vendedor, permutante o participe obligados a dar paso sin indemnización.

e) Complementos. Sobre el paso permanente, el de ganados, el de corriente


eléctrica y temporal necesario para obras, la voces inmediatas; además Ambitus.
Camino de sacramento. Entrada y salidas, jus agendi. Servidumbre de
abrevadero, de acueducto y de tránsito.

Tres circunstancias obligan a la constitución de la servidumbre de paso:


a) Que un predio no tenga salida.
b) Que teniendo salida sea muy onerosa.
c) Que teniendo una salida a la vía publica necesite un paso hasta la estación de
ferrocarril.53

El Código Civil regula en su título IV capítulo III lo concerniente a lo que son las
servidumbres de paso, con respecto a cuándo se debe de otorgar una servidumbre
de paso establece el artículo 786 del Código Civil, que “El propietario de un predio
enclavado entre otros ajenos que no tenga salida a la vía pública, o que no pueda
procurársela sin excesivo gasto o dificultad, tiene derecho a exigir paso por los
predios vecinos, para el aprovechamiento y explotación del mismo predio”, esto se
refiere al derecho que tiene una persona de salir a la vía pública por lo que cuando
carece de esa posibilidad por cuestión de necesidad, se le debe otorgar un derecho
de paso por los predios vecinos, para no vulnerar su derecho a la libre locomoción.
En consecuencia se deberá de pagar por parte del favorecido con la servidumbre, o

53
Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, Op. cit., Pág. 51.

40
sea, el propietario del predio dominante una compensación económica, al respecto
establece el artículo 787 del Código Civil: “se deberá siempre una indemnización
equivalente al valor del terreno necesario y al perjuicio que ocasione ese gravamen”,
es necesario tomar en cuenta que la indemnización no solo se limita al pago del
precio del terreno utilizado sino también de los gravámenes que se puedan causar
por su utilización. En cuanto al lugar donde se deberá de constituir la servidumbre, se
determina como un derecho del propietario del predio sirviente, por lo que el artículo
789 del Código Civil, establece que, “el dueño del predio sirviente tiene el derecho de
señalar el lugar donde ha de constituirse la servidumbre de paso”, en virtud que debe
de buscarse el lugar en el cual se le cause menor gravamen al predio sirviente, por lo
que se debe respetar su derecho, aunque también se contempla de que podría ser
necesario que el juez determine el lugar mediante dictamen de expertos, en caso de
que no exista un acuerdo entre los propietarios de ambos predios, por lo que se
concluye que básicamente el lugar debe ser consensuado, aunque buscando
favorecer primordialmente al dueño del predio sirviente. En la ocasión en la cual
pueda haber dos o más predios sobre los cuales se pueda constituir la servidumbre
legal de paso, establece el artículo 790 del Código Civil que, “Si hubiere varios
predios por donde pueda darse el paso, el obligado a la servidumbre será aquel por
donde fuere más corta la distancia”, parece lógico lo establecido en virtud de que el
lugar más cercano de salida a la vía será el menos gravoso y el más favorable para
el predio dominante y también el predio que se determine como sirviente, también se
puede dar el caso en que las distancias sean iguales entre dos o más predios, por lo
que quedará a disposición judicial resolver al respecto.

2.17.1 Servidumbre de paso de energía eléctrica.


Es la limitación o gravamen que se impone sobre una finca ajena para instalación de
líneas aéreas subterráneas destinadas a la conducción de energía eléctrica y para la
conservación constante de las mismas, previa la correspondiente indemnización al
dueño del predio sirviente.54

54
Castro Monroy, Carlos Manuel, Op. cit., Pág. 39.

41
Al difundirse el empleo de electricidad en la década del siglo XIX, y especialmente al
instalarse el alumbrado público en ciudades primero, y después en todo género de
poblado, las redes requerirían, para no hacer costosísimas conducciones
subterráneas o empotradas en los edificios el apoyo de fachadas o tejados. A fin de
evitar dilaciones insoportables para los concesionarios, leyes o reglamentos
administrativas procedieron a otorgar complementarias facilidades para el tendido de
las conducciones eléctricas, con un minio de seguridad para evitar accidentes por
inadvertidos contactos.

La legislación guatemalteca lo regula en su artículo 797 del Código Civil donde


expresa “Las servidumbres provenientes de la conducción de energía eléctrica para
las poblaciones y de paso de vehículos aéreos, se regirán por las leyes especiales”,
como se menciona en el artículo citado la ley especial para la regulación de
servidumbre de energía eléctrica es el Decreto 93-96 del Congreso de la República
de Guatemala Ley General de Electricidad, en la cual se encuentra plasmado en el
Capítulo III "De la imposición de servidumbres en bienes de dominio público y
privado", del Título II; y en el artículo 23 de la mencionada ley dice “las servidumbres
legales de utilidad pública comprenden las de paso, que incluye la construcción de
senderos, trochas y caminos; las aguas, acueducto y todas aquellas que señala la
legislación ordinaria y que sean necesarias sobre la base de los estudios técnicos
correspondientes, incluyendo el derecho de inspección y mantenimiento
permanente”. Como lo menciona el artículo aquellas servidumbres de utilidad pública
son las que sirven a las personas para facilitar el traslado de un lugar a otro, como
las calles y el paso de agua potable para que pueda llegar hasta las casas; entre
otras.

Pero sin duda lo concerniente a lo que es la energía eléctrica lo menciona el artículo


24 de la Ley General de Electricidad que menciona: “Las líneas de conducción de
energía eléctrica podrán cruzar ríos, canales, líneas férreas, acueductos, calles,
caminos y otras líneas eléctricas, telegráficas, telefónicas o cablegráficas,

42
debiéndose diseñar las instalaciones de tal manera que garanticen la seguridad de
las personas y sus bienes, así como la prestación de los servicios.

El cruce de líneas de transmisión de energía eléctrica de calles, caminos y carreteras


no se considerará, como utilización de bienes de dominio público. El reglamento de
esta ley normará las especificaciones”; el artículo establece claramente que estas
líneas de energía pueden pasar en diferentes partes para satisfacción y uso de sus
usuarios; pero si bien es de conocimiento de las personas este tipo de servidumbre
hasta cierto punto no necesita de la autorización de los dueños de los predios
sirvientes, porque la servidumbre tiene que guardar y garantizar la seguridad de los
dueños del predio sirviente por tal razón las líneas de conducción eléctrica pasan por
lo alto, para que a la vez no estorbe en las construcciones que realicen en el predio
sirviente.

El artículo 27 de la Ley General de Electricidad establece: “el adjudicatario que


necesite establecer servidumbre en predio de dominio público deberá convenir estas
con las autoridades correspondientes” a la persona o institución que se le adjudique
la servidumbre tienen que llegar a un acuerdo con las autoridades que correspondan
para poder las mismas estar con la tranquilidad del caso.

Como en toda servidumbre la constitución de servidumbres legales de utilidad


pública implica derechos y obligaciones y entre ellas se encuentran las siguientes:
los derechos artículo 31 “a) Construir en los terrenos afectados por la servidumbre,
las obras e instalaciones necesarias y destinadas al servicio correspondiente; b)
Colocar postes y torres, tender cables aéreos o subterráneos, instalar subestaciones
y demás estructuras necesarias para la prestación del servicio, bajo la
responsabilidad exclusiva del adjudicatario; c) Utilizar las áreas necesarias para la
constitución de las servidumbres en general y para la construcción, inspección,
mantenimiento, reparación y modificación de las instalaciones correspondientes; d)
Delimitar los terrenos para las bocatomas, canales de conducción, vertederos,
clasificadores, estanques, cámaras de presión, tuberías, dependencias, habitaciones

43
para el personal, canales de desagüe, caminos de acceso y en general todas las
demás obras estrictamente requeridas para las instalaciones; e) Descargar las
aguas, por los cauces existentes en el predio sirviente, siempre que las condiciones
de los mismos lo permitan”.

Mientras que entre las obligaciones están artículo 32: “a) Permitir la construcción de
las instalaciones que correspondan, así como el paso de los inspectores y de los
trabajadores que intervengan en el transporte de materiales y equipo necesario para
los trabajos de construcción, reconstrucción, inspección, mantenimiento y reparación
o modificación de las instalaciones; b) La no realización de construcciones, siembras
u otros trabajos dentro del área de la servidumbre; se exceptúan los cultivos,
siembras y en general uso de la tierra que no afecten las libranzas eléctricas y
especificaciones técnicas; dichas actividades se realizarán bajo cuenta y riesgo del
propietario y sin perjuicio de lo estipulado en el inciso anterior”.

También debe existir una indemnización que se deberá pagar anticipadamente y en


efectivo al propietario o poseedor del inmueble que deberá soportar dicha
servidumbre y también se deberá dar indemnización por daños y perjuicios que se
pueda causar, esto regulado en el artículo 33 de la Ley General de Electricidad.

La constitución de la servidumbre de utilidad pública se deberá de dar por escrito por


parte del interesado en la cual deberá contener: jurisdicción departamental y
municipal; y generales del inmueble, planos de las obras que habrán de realizarse, el
área, los cultivos y las construcciones afectadas y el valor estimado de los daños y
perjuicios que se puedan causar.

2.17.2 Servidumbre de paso de ganado.


Establecimiento obligatorio, para los propietarios de las tierras afectada por el
tránsito de animales de utilidad para la alimentación del hombre o la explotación
agrícola, de permitir en la época y circunstancias habituales, la circulación de estos
animales, conducidos por sus guardadores o dueños por sectores determinados, a

44
fin que no perjudiquen a la agricultura, a la forestación y a otras fuentes de riqueza.
Por lo común se está hoy ante pasos consuetudinarios y desde tiempo inmemorial, y
casi siempre establecidos sin indemnización alguna ni abono de canon.

2.17.3 Servidumbre de paso elevado.


Denomínese de esta forma la que permite el tendido de los cables de los teleféricos.
Muy similar es la servidumbre que, en parajes abruptos, con miras turísticas, y más
especialmente para los denominados deportes de invierno, se admiten para la
telesilla, cuya línea aérea se haya más próxima a la superficie que la de los
teleféricos y que por ello mismo requieren la instalación de torres u obras similares
sobre la tierra o la roca.

2.17.4 Servidumbre de paso para obras.


Cuando, para constituir o reparación del edificio, sea indispensable pesar materiales
por predio ajeno, o colocar en el andamio u otros objetos para la obra, el dueño de
este predio está obligado a consentirlo, pero recibiendo la indemnización
correspondiente al perjuicio ocasionado. Como muchos casos se trata de simple
molestia, y por principios de buena vecindad, lo más frecuente en solicitar el permiso
y no abonar cantidad alguna.

2.17.5 Servidumbre de paso permanente.


Especie importante de la genérica servidumbre de paso, es la llamada permanente, y
esto, más que por el tránsito ininterrumpido de personas, animales o vehículos, por
establecimiento de una vías primitiva a favor del predio dominante sea carril, camino
o carretera.
a) Régimen. Tal vía constituye una parte tan íntimamente relacionada con el predio
dominante, que parece substraer su propiedad al sirviente, y casi constituir una
expropiación por causa de utilidad privada, aunque justa.

b) Relatividad. para tranquilizar a los que entienden que se trata de una enajenación
forzosa, nos podemos fundamentar en la siguiente trasmisión: 1º en que quedaría

45
constituida una servidumbre sobre cosa propia; o habría de considerarse el
camino como prolongación de la finca favorecida, que entonces no haría otra
cosa que usar un derecho propio; 2º en que el dueño del predio sirviente tiene
facultad para variar el sitio de la servidumbre, imposible si se hubiera trasmitido el
dominio de la faja de terreno para el paso; 3º porque de lograr un paso a otro
camino publico el propietario con salida así ganada, el supuesto expropiado no
tendría el derecho de extinguir la servidumbre de paso devolviendo lo recibido por
indemnización.

2.18 Servidumbre de pasto.


Derecho que una persona tiene para que su ganado paste en propiedad ajena.
Ofrece innumerables variedades, casi siempre locales y de origen inmemorial. Entre
las mismas cabe citar la alera foral, la continuidad de pasto.

2.19 Servidumbre de saca de agua.


“Una de las conocidas antes y ya denominada por los romanos jus aquae
ducencae”55. Constituye el derecho a proveerse de este líquido vital en fuente, pozo,
acequia, aljibe u otro depósito o curso de agua en predio ajeno. Aunque el titulo
constitutivo de esta servidumbre suela ser el convenio, cabe imponerla
forzosamente, por causa de utilidad pública, a favor de una población o caserío, con
la previa indemnización correspondiente.

2.20 Servidumbre de tránsito.


“Es la que se impone en beneficio de una propiedad carente de toda comunicación
con camino público, para la interposición de otras heredades” 56. Por dicha
servidumbre, la propiedad incomunicada tiene derecho para imponer a las heredades
colindantes la servidumbre de tránsito. Debe ser trazado el camino sobre los fundos
contiguos que presenten el trayecto más corto a la vía pública. Debe sacrificarse el
valor del terreno necesario para el tránsito y resarcir de los perjuicios que se causen
con este motivo.
55
García Colindres, Ana Beatriz, Op. Cit. Pag 12
56
Ibid. Pág. 63

46
El derecho se reconoce expresamente a favor del propietario, del usufructuario y del
usuario. La servidumbre recae sobre toda clase de heredades contiguas al predio
encerrado; sea habitación, parque y jardines. El transito no solo es para el propietario
del fundo encerrado, sino para sus obreros, para sus animales, carros, instrumentos
de labranza y lo demás necesario para uso y explotación de su heredad.

Si el predio contiguo está cerrado solo se puede pasar de día, en otros casos de
noche también. De no constituirse a favor de una heredad cerrada, la servidumbre es
personal en caso de duda; discontinua y no aparente, salvo signo exterior
permanente del tránsito.

2.21 Servidumbre de vista.


La que permite al dueño y moradores de una propiedad extender la vista sobre
predios ajenos y desde distancias muy próximas; sin que puedan los dueños de este
hacer obra alguna que merme o dificulte el campo visual. Esto no comprende por
supuesto, la intimidad hogareña; por lo cual cabe cerrar ventanas y hacer otras obras
que priven al vecino de impertinente inspección dentro del techado.

Por necesidad la de vista lleva implícita la servidumbre de luces pero no a la inversa,


aunque usualmente estas servidumbres vayan unidas.

2.22 Servidumbre divisible.


Se considera divisible cuando consistiere en hechos que sean susceptibles de
división, como sacar piedras, tierra, etcétera; y, en tal caso, cada uno de los dueños
del predio dominante puede ejercerla en todo o en parte, con tal que no exceda la
cantidad señalada a las necesidades del inmueble dominante. Cuando la
servidumbre personal pase a ser por separado por dos o más dominantes, y sea
divisible, cada uno de estos no tendrá derecho a ejercerla sino en la cantidad que le
haya pertenecido. Sea la servidumbre divisible o indivisible, cada uno de los
dominantes, en común, puede ejercer las acciones y excepciones reales, los

47
remedios posesorios extrajudiciales y las acciones y excepciones posesorias; la
sentencia aprovecha a los demás condominios.

Mientras que el Código Civil en su artículo 756 regula lo que es la indivisibilidad de la


servidumbre “las servidumbres son indivisibles. Si se divide el predio sirviente, cada
una de sus porciones tiene que tolerar en la parte que le corresponde. Si se divide el
dominante, cada propietario de este puede usarla por entero, pero no alterarla ni
gravarla”.

2.23 Servidumbre forzosa.


La que cabe imponer contra la voluntad del predio sirviente, por derecho fundado en
la ley; tales son las de paso, la de salvamento, la de vigilancia de litoral y otras. Se
equipara con la servidumbre legal. Misma que puede llevar a un litigio entre dueños
del predio que saldrá beneficiado o el perjudicado.

2.24 Servidumbre internacional.


Limitación o restricción a la soberanía de un Estado para utilidad, beneficio o
seguridad de otro. De tales servidumbres, unas son de índole pacifica, como las
reguladoras de navegación por los ríos que atraviesan diferentes Estados, para evitar
aduanas y registros, siempre que se trate de transito legal; o de paso, como por
ejemplo la de España para comunicarse con el enclave de Livia, en pleno territorio
francés. Otras más frecuentes, provienen de las guerras. Con carácter opresivo casi
siempre para el vencido. Las hay positivas: derecho de paso de tropas facultad de
tener guarniciones o base en territorio y costas o islas de otro país y negativas:
prohibición de fortificar determinada región o tener ejército que supere cierto número
de soldados y mandos o dotados de armas muy poderosas, la fuerza la impone y la
fuerza la mantiene; es su título único, porque rara vez las engendra convenio entre
iguales. Constituyen, pues, prologo o epilogo de las guerras.

48
2.25 Servidumbre legal.
La establecida o posible por ministerio de la ley , ante la necesidad de un predio o
causa de utilidad pública; tales como la servidumbre de paso de corriente eléctrica, la
de estribo de presa, la de salvamento y otras más.

Las servidumbres legales en interés particular, o por utilidad privada, se rigen por el
Código Civil, sin perjuicio de lo que disponga las leyes, reglamentos y ordenanzas
generales o locales sobre la política urbana o rural, puede modificarse por
convenciones de los interesados, si no las prohíbe la ley ni perjudican a tercero.

En cuanto a lo referente de la modificación de las servidumbres de paso la ley civil


guatemalteca lo tiene regulado en el artículo 758 al mencionar: “las servidumbres
que tienen por objeto el interés de los particulares, pueden ser establecidas,
derogadas o modificadas por la voluntad de estos, siempre que tengan capacidad
para disponer de sus bienes. Lo concerniente a las servidumbres legales
establecidas por utilidad pública o comunal se regirán por la leyes y reglamento
especiales y, en su defecto, por las disposiciones de este título”

2.26 Servidumbre militar.


Gravamen que restringe las facultades dominicales en plazas fuertes y lugares de
interés para la defensa nacional; mediante prohibiciones de edificar o plantar, y
limitando las circunstancias a determinadas horas o sitios señalados; misma que
puede obligar a ceder pasos, azoteas o puntos dominantes para observación o
asentamientos de armas.

2.27 Servidumbre natural.


Modo de ser impuesto por la situación de los predios sin intervención alguna del
hombre; como la servidumbre de recibir aguas que pesan sobre los fundos inferiores
en altitud con respecto a las que salen naturalmente de los elevados. Se incluye
dentro de las servidumbres legales. Se contrapone a lo establecido por convenio
particular en virtud de que no necesariamente se tiene q contar con la voluntad de los

49
dueños de predios ya que se da de una forma en la cual se estableció la servidumbre
por medio de la naturaleza.

2.28 Servidumbre negativa.


La que prohíbe al dueño sirviente hacer algo que sería licito sin tal disposición de la
ley o cláusula de un convenio: como la no edificar a más de cierta altura o en
determinado lugar, la de no retener las aguas pluviales, para aprovecharlas el predio
inferior. En materia de luces es muy difícil la división entre servidumbre negativa y
servidumbre positiva. Se tiene carácter negativo cuando la finca recibe la luz por
huecos no voladizos, abiertos en pared propia, y puede limitar el derecho de
propiedad del dueño del predio sirviente en cuanto coartare al mismo su facultad de
edificar e impedir el acceso de la luz por los mencionados huecos, y no en cuanto
obligue a aquel a dejar hacer algo o hacer por si, lo peculiar de lo positiva.

2.29 Servidumbre pecuaria.


Cualquiera de las constituidas para favorecer a la ganadería; y especialmente en sus
tres necesidades primarias: el pastoreo, abrevar y circular de unas fincas a otras o de
unas a otras comarcas, siempre que recaigan sobre predio ajeno.

2.30 Servidumbre perpetúa.


La que se constituye o gana de manera indefinida en el tiempo; sin obstáculo por ello
para que se extinga por renuncia, o convenio desuso.

2.31 Servidumbre personal.


“Son aquellas que se constituyen sobre una cosa ajena, en provecho o en beneficio
exclusivo de determinada persona”57. Son pues derechos personales que consisten
en gozar de una de las ventajas del dominio, utilizando las cosas ajenas de algún
modo de que sea susceptible, este derecho entonces es temporal porque solo suele
durar lo que dura la vida de la persona a cuyo favor se constituye.

57
Garcia Colindres, Ana Beatriz, Op. Cit, Pag. 15

50
La que se constituye para utilidad de una persona determinada, sin dependencia de
la propiedad o posesión de un inmueble, y que acaba con el derecho o con la vida
del titular. En verdad se está ante un servicio de carácter más o menos vitalicio.

Tal vínculo entre el predio sirviente y el beneficiado con el gravamen ajeno es


extraño al derecho de propiedad; a diferencia de la servidumbre real donde el nexo
entre el titular y el sirviente se basa en la posesión o propiedad de otro predio.

Estas servidumbres se rechazan por la generalidad de la doctrina, en cuanto a la


oportunidad del tecnicismo; ya que se caracterizan mejor como derechos de uso o de
usufructo, cuando no dentro de las obligaciones y contratos que pueden tener como
contenido ciertas utilidades de la propiedad inmobiliaria.

2.32 Servidumbre positiva.


“La que permite al dueño del predio dominante realizar ciertos actos en propiedad
ajena; y, por extensión discutida, la que impone al dueño del predio sirviente hacer
algo en provecho o beneficio del titular de la servidumbre”58.

Integra cierto derecho de propiedad sobre la propiedad ajena. Tales son la


servidumbre de paso, la de extraer materiales y la de saca de agua. En cuanto a la
acción del dueño del predio sirviente, se le impone cubrir los gastos si se sirve de la
servidumbre.

2.33 Servidumbre pública.


La constituida, por razones de interés general o utilidad pública, para uso de todos o
de una colectividad indeterminada; como todas las de paso para ganados por
cañadas u cordeles.

58
Ibid, Pag 10.

51
2.34 Servidumbres prediales.
“Son derechos reales sobre cosa ajena que limitan las facultades del propietario de
un fundo en beneficio del propietario de otro fundo al que proporciona una utilidad
concreta. Son derechos realas porque recaen sobre fundos y se mantiene con
independencia de que cambien los propietarios de los dos fundos. Sus principios
son:
a) Nemini res sua servit. No se puede constituir una servidumbre sobre cosa propia
y ello implica el hecho de que los fundos tienen que pertenecer a distintos
propietarios;

b) Las servidumbres son inseparables del fundo sirviente y dominante. Los romanos
la califican como cualidad del fundo y de ésta se deriva la utilidad y la vecindad.
Los primero indica que la servidumbre debe proporcionar al propietario del fundo
dominante una utilidad objetiva, no un mero capricho del propietario aunque allí
vaya implícita una utilidad subjetiva. Se ha discutido si se exige esa utilidad de
forma perpetua y se ha establecido que debe ser así en el caso de las
servidumbres de agua. En cuanto a los segundo, los fundos tiene que ser vecinos
pero eso no quiere decir que tenga que ser medianeros.

c) Son indivisibles. No se pueden adquirir ni establecer por partes ideales; por


cuotas. En el caso de que hayan varios copropietarios del fundo sirviente, es
necesario el acuerdo entre ellos para que se impongan un acuerdo entre
servidumbres.

Al respecto de lo anterior el Código Civil preceptúa en su artículo 800 lo siguiente: “si


fueren varios propietarios de un predio, no se podrá imponer servidumbre si no con el
consentimiento de todos”

d) Inalienabilidad. Como las servidumbres son inherentes al fundo al que beneficia


no es enajenable por separado”59.

59
Ibid. Pág. 11.

52
Clase de servidumbre que únicamente recae sobre fundos o predios ya como su
mismo nombre lo menciona; misma que no debe ser solo por un capricho de la
persona dueña de un predio que será el beneficiado ya que tiene que ser de utilidad
y que sinceramente sea de necesidad constituir la servidumbre. Cuando la
servidumbre recae sobre un predio donde entre los dueños exista copropiedad los
mismos tienen que estar de común acuerdo para poder constituir la servidumbre y
que el dueño del otro predio salga beneficiado.

2.35 Servidumbre real.


El derecho establecido en beneficio del poseedor de una heredad sobre otra, ajena,
para utilidad de la primera. La impuesta sobre una finca a favor de otra. Puede
revestir todas las formas de las servidumbres en general; pero su desarrollo principal
se encuentra en las dos categorías opuestas hasta cierto límite: las servidumbres
urbanas y rusticas, con toda la gama de sutiles diferencias en positivas y negativas,
aparentes y no aparentes, entre otras especies.

2.36 Servidumbre rustica.


Se llama así a aquellas servidumbres constituidas sobre una heredad en beneficio de
otra, independientemente de toda idea de construcción o edificación, se refiere pues
al suelo, a las fincas, a la heredades o bien raíces y su objeto a favor es favoreceré a
la agricultura y hacer más productivos los predios rústicos.60

Toda la constituida para provecho o utilidad de un predio rustico, de una finca de


campo, tenga casa o carezca de ella, siempre que predomine la finalidad agrícola,
ganadera, forestal u otra de las calificadas como agrarias.

2.37 Servidumbre tacita.


Se da este nombre a la que surge de un estado anterior de las propiedades sin
necesidad de manifestar la voluntad al respecto.

60
Ibid. Pág. 12.

53
2.38 Servidumbre urbana.
La que rige a favor de un predio urbano sobre otro de igual clase, aunque no esté
edificado. Pertenece a esta clase, con el tecnicismo romano, que la doctrina suele
adoptar las siguientes:
a) La de oneris ferendi, derecho de carga sobre el muro vecino o de apoyarse en
pared ajena divisoria;

b) El jus tigni immitendi, derecho de introducir una viga en la pared ajena;

c) El jus luminum servidumbre de luces;

d) El jus stillicidii vel fluminis avertendi, derecho de desagüe de las aguas pluviales,
por gotera o corriente;

e) El jus altius non tollendi, derecho de que el vecino no levante su edificación, a fin
que no prive de vista o luces;

f) El jus transeundi, derecho de paso por el portal, patio o corral del vecino, para
entrar en la casa propia o salir de ella;

g) El jus propiciendi, derecho de vista;

h) El jus projiciendi, el derecho de tener voladizo sobre predio ajeno;

i) El jus luminibus officiatur, derecho de oponerse a las obras del vecino que
perjudiquen las luces, construcciones o plantaciones propias.

2.39 Servidumbre voluntaria.


Los gravámenes inmobiliarios no pueden ser objeto de condena o lamentación
unilateral. Si en ocasiones se muestran como beneficio o utilidad exclusiva para el
titular del predio dominante en no pocos casos significa también una ventaja para el

54
que es dueño de la heredad sirviente, que percibe por ello una indemnización, que
cuando es periódica se asemeja bastante a un censo o arrendamiento. Precisamente
la índole legal o exigencia a du amparo, está revelando una mutua conveniencia. La
servidumbre voluntaria es la impuesta por voluntad de los propietarios de los predios
sirviente y dominante; a diferencia de la servidumbre legal, autorizada por ministerio
de la ley.

El nudo propietario puede gravar su finca con servidumbre aun consentimiento del
usufructuario, siempre que no perjudique el usufructo, si el dominio directo de una
finca corresponde a una persona y el dominio útil a la otra , no puede establecerse
servidumbre voluntaria perpetua sin el consentimiento de ambos dueños.

En cuanto al Código Civil menciona en el artículo 799 como se regirán por su título
las servidumbres voluntarias “el ejercicio y extensión de las servidumbres
establecidas por la voluntad del propietario, se regulan por los respectivos títulos y,
en su defecto, por las disposiciones de este capítulo” dado que al momento de
constituir una servidumbre voluntaria entre los dueños de los fundos estas se van a
regular según los acuerdos en los que lleguen los propietarios y si en algún momento
no hay acuerdo en algo se tomara en cuenta lo regulado en el Código Civil en el
apartado correspondiente.

1. Las servidumbres voluntarias se extinguirán según lo regulado en el artículo 817


del Código Civil “a) Por el no uso. Cuando la servidumbre fuere continua y
aparente, por el no uso de tres años, contados desde el día en que dejó de existir
el signo aparente de la servidumbre. Cuando fuere discontinua o no aparente, por
el no uso de cinco años, contados desde el día en que dejó de usarse por haber
ejecutado el dueño del fundo sirviente acto contrario a la servidumbre, o por
haber prohibido que se usare de ella. Si no hubo acto contrario o prohibición,
aunque no se haya usado de la servidumbre, o si hubo tales actos, pero continúa
el uso no corre el tiempo de la prescripción; b) Cuando los predios llegaren sin
culpa del dueño del sirviente a tal estado que no pueda usarse la servidumbre. Si

55
en lo sucesivo los predios vuelven a su estado anterior de manera que pueda
usarse de ella, se restablecerá, a no ser que hayan transcurrido tres años, o que
desde el día que pudo volverse a usar, haya pasado el tiempo suficiente para la
prescripción; c) Por la remisión gratuita u onerosa, hecha por el dueño del predio
dominante; y d)Cuando constituida en virtud de un derecho revocable, se vence el
plazo, se cumple la condición o sobreviene la circunstancia que debe poner
término a aquél”.

56
CAPÍTULO III

3.1 Constitución de servidumbre


Según lo estipulado en el Código Civil, las servidumbres se establecen por la ley o
por la voluntad de los propietarios; por consiguiente: se pueden señalar los modos de
las mismas.

a) Adquisición por la ley


La ley puede dar por si misma el nacimiento a las servidumbre, bien de un modo
inmediato y directo, estableciendo su constitución oficial por el mero hecho de la
realidad física, en las situaciones de hecho que prevé bien de un modo indirecto,
concediendo una pretensión específica para que se pueda solicitar su constitución,
caso de no accederse a la misma, con el fin que se declare su existencia, si se dan
las circunstancias que la norma determina. Estas servidumbres legales pueden,
ciertamente, establecerse a favor de la utilidad pública o en beneficio de los
particulares. Aquellas, como es sabido, corresponden en su reglamento al Derecho
Administrativo; estas son más propias del Derecho Civil.

Pero el hecho que se tenga una pretensión a que las autoridades pertinentes se
haga constar la existencia de la servidumbre, no obsta para que las partes puedan, si
quieren, constituirla por título o por prescripción; en este caso habrá que atender, en
primer lugar, si son de interés privado a lo que resulte de título o de la usucapión.

b) Adquisición por negocio jurídico.


Todas las servidumbres cualquiera que sea la clase y características, pueden
adquirirse en virtud de título, el cual es la forma normal de constituirse, y además la
forma única de establecerse las servidumbres continuas no aparentes y discontinuas
sea o no aparentes. La expresión título debe ser interpretada, en el concepto de
negocio jurídico, en sentido amplio es decir, comprensivo tanto de los negocios inter
vivos (gratuitos y onerosos) como de los mortis causa. La servidumbre, en efecto,

57
puede establecerse, o por un contrato o por un legado o por cualesquiera otras
manifestaciones de la voluntad, emitida de acuerdo con la prescripción normativa.

¿Qué sucede cuando falte, a los efectos de la prueba la documental necesaria para
acreditar la existencia de la servidumbre constituida por negocio jurídico? La falta de
título constitutivo de las servidumbres que no puedan adquirirse por prescripción,
únicamente se puede suplir por la escritura de reconocimiento del dueño del predio
sirviente, o por una sentencia firme. De acuerdo, pues, cuando el documento en que
conste la servidumbre se le extravié o pierda al dueño del predio dominante, podrá
este acudir al del predio sirviente para que con su reconocimiento, sustituya el título
extraviado. En caso de que este no acceda a su pretensión, podrá el titular activo
acudir a los Tribunales para que, una vez aportadas las pruebas admisibles en juicio,
dicten sentencia declarando su derecho.

c) Adquisición por presunción especial de la Ley.


Las servidumbres también pueden adquirirse en virtud de lo que en la doctrina
francesa se denomina destination du pére de famille. De gran interés en la práctica
jurídica, y que consiste en aquel acto del propietario por cuya virtud establece entre
dos predios que le pertenecen un estado de hecho manifiestamente ostensible, que
constituirá una propia situación de servidumbre, si se trata de bienes pertenecientes
a propietarios distintos. Mientras las dos fincas pertenecen al mismo dueño, o se
produce la servidumbre, porque entonces actúa la regla nemini res sua servit; pero
desde el momento en que se ocasiona la separación dominical, se produce también
la existencia de la servidumbre. Algunos quieren situar el origen de este modo de
constituirse la servidumbre en el Derecho Romano; pero parece más certera la tesis
que lo engarza a la doctrina de los postglosadores, pasando después a los derechos
particulares, de aquí al Código de Napoleón.

58
d) Adquisición por usucapión.
Las servidumbres también pueden adquirirse por la prescripción adquisitiva; pero
este modo constitutivo precisa el examen detallado de algunas consideraciones en
particular. A tal efecto, se establecen los apartados siguientes:

1) Clases de servidumbre que puedan adquirirse por la usucapión: ha sido muy


discutida, a partir de los glosadores, la cuestión referente así todas las
servidumbres podían ser adquiridas por usucapión. El derecho romano, la
doctrina y la costumbre francesa de algunos países de Derecho consuetudinario
siguieron, por su parte, una orientación distinta a este respecto. El punto de vista
más amplio está representado por nuestra legislación histórica, singularmente
relajado en el Código Alfonsino, según el cual los servidumbres continuas, fueran
aparentes o no aparentes, podían, desde luego, ganarse por la prescripción
adquisitiva y las servidumbres discontinuas, como la senda, carrera o vía, por la
prescripción inmemorial. Ha sido muy criticada por los tratadistas esa doble
exigencia de la apariencia y de la continuidad, para obtener la posibilidad legal de
la prescripción adquisitiva. No se encuentra, en efecto, razones suficientes para
justificar este punto de vista legal.

El viejo criterio de los juristas franceses, de estimar que en las servidumbres


discontinuas falta la posesión continua, y en las no aparentes falta la posesión
pública es inadmisible. Aunque en algunas ocasiones se ha censurado este criterio,
diciendo que las servidumbres discontinuas son perfectamente susceptibles de
posesión continuada, en el sentido que esta palabra tiene en la teoría de la
usucapión.

Posesión continuada, en efecto, no es aquella que se ejerce en todo momento; es


aquella cuyos actos de ejercicio están lo bastante cercano los unos con los otros
para que los intervalos que lo separan no puedan ser tomados por laguna, en
comparación con el estado normal. Y lo mismo pasa con la continuidad, pasa
también con la apariencia ya que ésta no es lo mismo que la condición ordinaria de

59
publicidad. En efecto, se consideran como no aparentes, por ejemplo, las
servidumbres de saca de agua, siendo así que los actos de posesión por los cuales
se ejercitan tales servidumbres son perfectamente visibles y realizan a plena luz. La
antigua explicación pues, ha quedado desechada, por lo que muchos autores han
imaginado otra nueva. En este sentido fundan el criterio que sostiene la ley en el
propósito del legislador de impedir que un mero estado de precariedad, una simple
tolerancia de actos realizados sea derecho o por mera condescendencia de buena
vecindad, puede transformarse en un estado permanente y de derecho.

2) Naturaleza de esa prescripción: según el Código Civil español en su artículo 537


consigan que las servidumbres continuas y aparentes se adquieren por la
prescripción de veinte años plantea el problema de determinar si se trata de una
usucapión extraordinaria, por la que se rigen las servidumbres o, por el contrario,
estas deben también aceptar las reglas generales sobre la prescripción del
dominio y demás derechos reales sobre cosa ajena. La consecuencia de este
criterio es que no se exigirá el título ni la buena fe, dado el término único que las
leyes establecen.

3) Computo del plazo para la prescripción: se dice que el tiempo de la posesión se


contara en las positivas, desde el día en que le dueño del predio dominante, o el
que haya aprovechado la servidumbre, hubiera empezado a ejercerla sobre el
predio sirviente; y en las negativas desde el día en que el dueño del predio
dominante hubiere prohibido, por un acto formal, al del sirviente la ejecución del
hecho que sería licito sin la servidumbre. El precepto, pues, se refiere a dos
clases de servidumbre: positivas y negativa. Para las primeras el hecho esta
claro: desde el momento en que empieza la servidumbre. Donde verdaderamente
surge el problema es en las negativas porque, como quiera estas son siempre no
aparentes existe una discordia absoluta. En la doctrina española se ha pretendido
admitir que en el código se refiere a aquellas servidumbres negativas que son
secuelas de las positivas y, de tal modo enlazadas con ellas, que no se concibe la
una con la otra. Esto seria. Por ejemplo, la prohibición de levantar o de edificar,

60
que es imprescindible para la servidumbre de luces. Es estas servidumbres no se
cuenta el plazo de los veinte años desde que se abren los huecos destinados a
recibirlas, sino desde que el dueño de edificio en que estos huecos existen
prohíben al del predio inmediato edificar o impedir de alguna manera, la luz.

Según Alfonso Brañas: A diferencia de otros Códigos Civiles, el de Guatemala, salvo,


lo dispuesto en el artículo 799, no contienen disposiciones sobre la forma en que
debe constituirse las servidumbres. Sin embargo, de acuerdo con lo dispuesto en los
artículos concernientes a los títulos sujetos a inscripción en el Registro de la
Propiedad, artículos 1124 y 1125, inciso 2ª. 1137 y 1576, del Código Civil, la
constitución de toda servidumbre debe constar en escritura pública, e inscribirse
registralmente.61

El Código Civil argentino determina que su establecimiento se produce por contratos


onerosos o gratuitos, traslativos de propiedad. Hace las veces de tradición y el uso
de propietario del predio dominante haga de la servidumbre. Se establecen por
disposición de la última voluntad además y por destino del padre de familia,
consistente en que el propietario de dos o más heredades ha hecho para su uso
respectivo. Cabe crear una servidumbre condicionalmente y a plazo; sobre la
totalidad o una parte de la finca.

La Servidumbres continuas no aparentes y las discontinuas sean aparentes o no, no


pueden adquirirse sino en virtud de título. La falta de este solo puede suplirse por
escritura de conocimiento del dueño sirviente o por sentencia firma.

El usufructuario puede consentir una servidumbre sobre el inmueble usufructuado y


mientras dure el usufructo, sin que ellos se perjudiquen al nudo propietario. La
permitida por este, no perjudica al usufructuario mientras lo sea, y puede impedir
incluso su ejercicio. Consentir a una servidumbre por el usufructuario puede ganar
servidumbre a favor del propietario si así lo declara al estipular; porque, si no, se

61
Brañas, Alfonso, Op. Cit., Pág. 363.

61
extingue el derecho con el usufructo. En caso de condominio, todo los condueños
han de concurrir al acto de constitución para que se establezca a cargo del fundo
común; pero obliga al condominio que la reconoció cuando le corresponda el todo de
la finca o una porción de la misma sobre la cual sea posible. Al acreedor hipotecario
no afecta las servidumbres establecidas con posterioridad a su crédito inscrito.62

Como también se puede establecer la siguiente constitución de las servidumbres:


a) Por determinación de la ley: Las cuales reciben el nombre de legales o forzosa
entre las cuales están:
1) Las legales naturales: cuando se producen por la natural ubicación de los fundos.

2) Las legales propiamente dichas: cuando son constituidas por razón de utilidad
pública o en razón de interés particular.

b) Por determinación de la voluntad humana: denominadas simplemente voluntarias,


cuando su origen tienen lugar por actos potestativos de la voluntad humana, a
través del contrato o disposiciones de última voluntad.

c) Por prescripción: solamente algunos de los tipos de servidumbres, como lo son


las continuas y aparentes.

Dentro del marco teórico de la legislación, las servidumbres pueden surgir en


atención a tres circunstancias:
a) Por la ley. Las servidumbres que surgen en virtud de la ley, reciben el nombre de
legales o forzosas, pueden ser constituidas en razón de utilidad pública, como lo
considera en su párrafo primero del artículo 280 en relación al acueducto o bien
en atención a un interés particular, como lo consigna el artículo 786, al referirse al
derecho del predio enclavado.

62
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 137.

62
Aludiendo el caso de inmueble rodeado de otros que no le permiten la salida a la vía
pública, estima que bajo esta circunstancia las servidumbres se constituyen en
realidad por la adjudicación. Las servidumbres legales contenidas en la legislación
son las siguientes:

1) Las de acueducto, cuya naturaleza legal se infiere del contenido del artículo 760
del Código Civil.

2) Las de paso (artículo 786 Código Civil)

3) Las de comunicación (artículo 795 Código Civil)

4) Las de conducción de energía eléctrica (artículo 797 Código Civil)

5) Las de desagüe (artículo 790 Código Civil)

6) Servidumbres de abrevador y saca de agua (artículo 781 Código Civil)

7) Servidumbres de estribo (artículo 778 Código Civil).

b) Por la voluntad humana.


La ley consigna en su artículo 758 Código Civil que las servidumbres pueden surgir
en virtud de la voluntad de los particulares, estableciendo para el efecto de su
procedencia, que las personas capacitadas tengan capacidad para disponer de sus
bienes. Al hablar de voluntad humana debemos traer a cuenta, que esta puede ser
manifestada a través de formas contractuales o bien a través de una disposición de
última voluntad.

c) Por prescripción.
Al tenor del artículo 805 del Código Civil las servidumbres continuas y aparentes
pueden adquirirse por prescripción y por si no fuera clara la exclusión contenida en

63
esta norma, la siguiente (artículo 806) establece taxativamente que las continuas no
aparentes y las discontinuas no pueden adquirirse de este modo, las servidumbres
originadas de esta manera implica que quien las trata de adquirir debe encontrarse
en posesión de las mismas y tal circunstancia debe traducirse en actos que revelen
su ejercicio.

Podemos ejemplificar lo referido diciendo que se habrán de ejecutar actos por el


dueño del predio que será dominante consistentes en pasar como si ya estuviere
constituida la servidumbre y ese ejercicio debe ser continuo, pacifico, y público. El
término de la prescripción en nuestra ley es de diez años.63

En cuanto a la constitución de las servidumbres también se enumera las siguientes:


a) Constitución negocial:
El principal modo de constituir las servidumbres es el negocial o voluntario, pues
cabe respecto de cualquier tipo. Igualmente las servidumbres legales pueden
constituirse negociablemente.

Se pueden constituir negociablemente una servidumbre puramente, bajo condición o


a término. Puede ser por negocio o a título oneroso o gratuito, inter vivos o mortis
causa. En todo caso, se trata de un negocio jurídico dispositivo, que exige capacidad
para enajenar inmuebles y suficiente poder de disposición.

Para que la servidumbre produzca efectos frente a terceros en principio es necesaria


su inscripción registral en cuanto a derecho real inmobiliario que es, tal y como
señala el artículo 1125 numeral 2º del Código Civil: “En el Registro se inscribirán… 2º
Los títulos traslativos de dominio de los inmuebles y en los que se constituyan,
reconozcan, modifiquen o extingan derechos de usufructo, uso, habitación,
patrimonio familiar, hipoteca, servidumbre y cualesquiera otros derechos reales sobre
inmuebles; y los contratos de promesa sobre inmuebles o derechos reales sobre los
mismos.
63
Flores Juárez, Juan Francisco, Op. cit., 92.

64
b) Constitución de servidumbre por destino del padre de familia o signo aparente
Doctrinariamente hablando de las servidumbres, también puede adquirirse por
destino del padre de familia; cabe indicar que esta forma se deriva de la doctrina
francesa y decimos entonces que: “es aquellas en que el acto del propietario cuya
virtud establece entre dos predios que le pertenecen (entre dos porciones de un
mismo predio) un estado de hecho manifiestamente ostensible, que constituirá una
propia situación de servidumbre”.64

El artículo 752, en su segundo párrafo establece: sin embargo el propietario de dos


fincas puede gravar una de ellas con servidumbre en benéfico de otra. Este modo de
adquirir la servidumbre se conoce como la adquisición por signo aparente, o por
destino del padre de familia del propietario, o por presunción legal.

Por signo aparente de servidumbre hay que entender una relación de servicio entre
los predios que cobra calificar de servidumbre si pertenecieran a distinto dueño.
Existe, por tanto, servidumbre en sentido económico, pero no en sentido jurídico. 65

3.2 Presunción de servidumbres


Se presume que el derecho concedido es una servidumbre real cuando el acto
constitutivo de la servidumbre procura una utilidad real a la heredad, pero al
contrario, si la concesión del derecho no parece proporcionar un placer sino
comodidad personal al individuo se considera como establecido a favor de la persona
y solo será real cuando halla enunciación expresa a cerca de ser tal su carácter.

3.3 Capacidad de servidumbre


Los elementos personales de la relación jurídica que integran las servidumbres son
dos: el dueño del predio dominante y el dueño del predio sirviente. Aplicando a la
servidumbre las normas ordinarias sobre la capacidad de enajenar, como quiera que
las mismas supongan la enajenación de parte del valor económico de la cosa, la
64
García Colindres, Ana Beatriz Op. cit., Pág. 24.
65
Aguilar Guerra, Vladimir Osman, Derechos Reales, Colección de Monografías, Guatemala, Hispalense, 2007
Pág. 414.

65
regla general es solo que el propietario del fundo sirviente, capaz de disponer puede
constituir servidumbre sobre el mismo. Todo propietario de una finca puede
establecer en ella una servidumbre que tenga por conveniente, y el modo y forma
que bien le pareciere, siempre que no contravenga a las leyes ni al orden público.66

3.4 Tradición de servidumbre


Aunque, en principio, la servidumbre se establece por contrato el uso que haga el
propietario al heredad a quien concede esa carga real se considera tradición, en un
enfoque de codificador civil argentino que ofrece múltiples blancos a la crítica; porque
esta es en principio una entrega o sesión de una parte a otra en tanto que el uso
unilateral se denomina usucapión.67

3.5 Gastos de servidumbre


Cuando sean varios los predios dominantes, los dueños de todos ellos están
obligados a hacer en el predio siguiente las obras necesarias para el uso y
conservación de la servidumbre. La contribución de los gastos será proporcionada al
beneficio que a cada uno reporte la obra. Quien no quiera contribuir a ella puede
eximirse renunciando a la servidumbre en provecho de los demás. Salvo pacto en
contrario, si el dueño del predio siguiente utilizaba en algún modo a la servidumbre
está obligado a contribuir en los gastos (Art. 544 del código civil español).68

3.6 Modificación de la servidumbre


Puig Peña menciona que a diferencia del antiguo derecho romano, no admite una
categoría cerrada de servidumbres dando amplio margen de actuación a la
autonomía privada, no prohíbe tampoco a los propietarios de los fundos introducir
modificaciones más o menos profundas en el contenido, extensión y forma de
ejercicio de las servidumbres, tales modificaciones pueden tener lugar:
a) Por convenio de las partes, es decir, de los propietarios de los fundos dominantes
y sirvientes: todo propietario de una finca puede establecer en ella las
66
Puig Peña, Federico, Op. Cit., Pág. 465.
67
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 138.
68
Ibíd. Pág. 138.

66
servidumbres que tenga por conveniente, y en el modo y forma que bien le
pareciere, siempre que no contravenga las leyes ni al orden público. Este
precepto consagra el principio de autonomía de la voluntad, en lo concerniente a
la constitución y forma de ejercicio de las servidumbres.

Pero no puede alterarse la extensión y forma de ejercicio de las servidumbres por la


sola voluntad del predio del dueño dominante o del sirviente.
b) Por decisión del dueño del predio sirviente, cuando resulte incomoda la
servidumbre: si por razón del lugar asignado primitivamente o de la forma
establecida para el uso de la servidumbre, llegara está a ser muy incómoda al
dueño del dueño sirviente, o le privase hacer en él obras, reparaciones u obras
importantes, podrá variarse a su costa, siempre que ofrezca otro lugar o forma
igualmente cómodos, y de suerte que no resulte perjuicio alguno al dueño del
predio dominante o a los que tengan derechos al uso de la servidumbre. Esto a
consecuencia del principio de que todas las servidumbres han de ser utilizadas
civiliter.

c) Por transcurso del tiempo y la posesión: la forma de prestar la servidumbre puede


prescribirse como la servidumbre misma, y de la misma manera. Para Sánchez
Román significa que la forma de presentar las servidumbres pueden modificarse,
respecto a las continuas y aparentes, solo en el concepto de prescripción extintiva
y para modificar en contra del dueño del predio dominante y a favor del sirviente,
cuando se trate de servidumbres continuas y aparentes o discontinuas sean o no
aparentes. La solución es lógica, porque la servidumbre solo es necesaria en la
forma o medida que se ejercita y toda duda ha de resolverse a favor de la libertad
o menor gravamen de las fincas y, así como el que tiene derecho a una ventana
pierde la servidumbre si en veinte años no la abre, del mismo modo el que,
teniendo derecho a un balcón solo una ventana, pierden a los veinte años el
derecho a mejorar la servidumbre.69

69
Puig Peña, Federico Op. Cit., Pág. 467.

67
También se contempla la modificación de la servidumbre de la siguiente manera:
a) Por Voluntad de las partes.
Al igual que todo propietario puede establecer en su finca las servidumbres que
estime necesarias y en el modo y forma que bien le parezca, pueden las partes, en
ejercicio de su autonomía de la voluntad, modificar el contenido de las ya existentes,
siempre que no contravengan las leyes ni el orden público, ni se perjudique a tercero.
Igual sucede en las servidumbres legales.

a) Por el transcurso del tiempo y lo posesión.


El artículo 776 dispone: la concesión de la servidumbre de acueductos sobre predios
ajenos, caducará si dentro del plazo que hubiere fijado, el concesionario no hiciere
uso de ella; dicha caducidad se opera sin perjuicio de satisfacer al dueño de cada
predio sirviente la indemnización que corresponde. Es consecuencia si en
concesionario no hiciere uso de la servidumbre se configura como un modo de
extinción de la misma.

Por su parte en el artículo, 817 en relación a las servidumbres voluntarias señala que
cuando la servidumbre fuere continúa y aparente, por el no uso de tres años se
extingue. Cuando fuere discontinua y no aparente, por el no uso de cinco años.70

3.7 Extinción de la servidumbre


El desarrollo de la teoría relativa a la extinción de las servidumbres encuadra en los
términos amplios siguientes:
 La confusión: las servidumbres se extinguen por reunirse en una misma persona
la propiedad del predio dominante y la del sirviente. La explicación de esta
primera causa extintiva se encuentra en la imposibilidad de que las cosas sirvan a
su propietario por derecho de servidumbre. La fórmula nemini res servit actúa de
modo absoluto, sin paliativos de género alguno. Ahora bien: para ello es
necesario, que sea una misma la persona que resulte propietaria de ambos
fundos; por lo que la doctrina entiende que deberá extinguirse siempre una

70
Aguilar Guerra, Vladimir Osman, Op. cit., Pág. 416

68
integración personal cuando, por ejemplo, el propietario de uno de los inmuebles
llegare simplemente a ser copropietario del otro, o cuando la sociedad de
gananciales adquiere un inmueble dominante o sirviente perteneciente a uno de
los conyugues, o cuando sea una sociedad la que adquiriese, respecto de los
bienes particulares de un socio.

No habrá, por otra parte, integración real cuando no exista la propiedad perfecta de
las dos heredades en manos de una misma persona. Ello, por ejemplo ocurre cuando
uno de los fundos no es poseído sino a titulo resoluble. En este sentido, constituye
una enseñanza general la de que, si la adquisición de la heredad que causo la
reunión en una persona de los dos predio llegare as ser anulada, rescindida o
resuelta con efecto retroactivo se entenderá que la servidumbre nunca ha sido
extinguida. Lo mismo sucede si la reunión de las heredades cesare por la evicción
legal.

 La prescripción: se dice que la servidumbre se extingue por el no uso durante


veinte años. Con este no uso se refiere a la prescripción extintiva, pues la fórmula
que emplea no es otra que l consagración de un tecnicismo tradicional. Este
modo extintivo de la servidumbre requiere el examen de algunas consideraciones
particulares.
1) Ante todo, el fundamento de esta causa extintiva estriba en una presunción que la
ley establece, a base de la omisión del titular. Como dice un autor, el propietario
del predio dominante, se reputa haber renunciado a su derecho, cuando
permanece tanto tiempo sin ejercitarlo, las servidumbres solamente se admiten
con la condición de ser útiles y utilizables. Cuando se manifiesta su inutilidad o
inutilización la ley las suprime.

2) La diferencia que sucede con la prescripción adquisitiva, esta prescripción


extintiva puede aplicarse a todas las clases de servidumbres, cuales quiera que
sea su naturaleza y condición es decir, sean continuas o discontinuas, aparente o
no aparentes. La distancia en continuas y discontinuas solo tiene valor en lo que

69
se refiere a la fijación del momento en que el tiempo prescripcional comienza a
correr.

3) Por lo que concierne a la interrupción de la prescripción, se cree que para


conservar la servidumbre e impedir aquella, basta con que, incluso los que tienen
la cosa a nombre del propietario y los extraños hayan hecho uso de las
servidumbres del fundo, por ocasión. La servidumbre se conserva por el uso de
que de ella hiciere el poseedor de mala fe, que goce de la heredad a la cual es
debida.

4) Completa la teoría legal de la extinción de las servidumbres por prescripción la


forma de prestar la servidumbre puede prescribirse, como la servidumbre misma,
y de la misma manera. Para algunos este precepto se refiere tanto a la
prescripción adquisitiva como a la extintiva; pero otros creen, por el contrario, que
solo se refiere a la extintiva que el no uso total, disminuyéndose la servidumbre
en la medida en que no haya sido ejercitada. Este último criterio parece más
certero, y se funda en la presunción de que el uso limitado importa o una remisión
parcial de la servidumbre a una modificación del contenido anterior. Pero la
jurisprudencia de algunos países consignan las siguientes diferencias:
 Si el titular de la servidumbre la ha usado, conforme a su título, en la medida de
sus necesidades o conveniencias debe entenderse que aquella se conserva
íntegramente, aunque él no haya hecho todo lo que estaba autorizado a hacer.
Así aquel, a quien su título le concede el derecho de pasar a pie o a caballo o en
carruaje conserva integro su derecho, aun cuando se haya limitado en ejercer su
paso a pie.

 En cambio cuando el ejercicio parcial de la servidumbre ha sido el resultado de un


cambio en el estado material de los lugares, que hacía imposible el uso
incompleto de la misma o ha habido oposición del dueño sirviente, la servidumbre
queda reducida a los limites en que se ha ejercido durante el tiempo señalado
para la prescripción. Esto sucede, por ejemplo, si el camino es impracticable para

70
los carruajes o si el paso queda cerrado por la noche mediante una puerta, de la
cual el propietario dominante no posee la llave.

 Cambia de estado: a la extinción de las servidumbres por el cambio de estado de


las fincas que pone aquella en relación; la misma se extingue cuando los predios
vengan al tal estado que no puedan usarse de la servidumbre; pero esta revivirá
si después el estado de los predios permitiera usar de ella, a no ser que cuando
sea posible el uso, haya trascurrido el tiempos suficiente para la prescripción,
conforme a lo dispuesto en el número anterior se estudiaran algunas cuestiones
en particular:

 Naturaleza jurídica: se discute la naturaleza jurídica de este modo extintivo.


Algunos tratadistas entienden que aquí se trata de supuestos típicos de extinción,
por la imposibilidad de la prestación; pero otros, entienden que no es doble
aceptar esta tesis; pues en principio no se extingue la servidumbre si más
adelante el estado de los predios permite usar de ella. Se extingue solo si el
tiempo que los predios permanecen en ese estado de imposibilidad es bastante
para la prescripción.

 Concepto o causa de imposibilidad: se tiene que, con un ilustrado sector de la


doctrina, que ha de tratarse de una verdadera imposibilidad; las simples
variaciones que pueden disminuir el provecho de la servidumbre o hacer menos
cómodo su ejercicio no han de considerarse integrantes de la imposibilidad que
establece la ley. No puede haber una servidumbre de aquae haustus si la fuente
se seca; pero si, si únicamente disminuye su caudal.

La imposibilidad de usar la servidumbre produce estas consecuencias, que bien


provenga ello de un acontecimiento fortuito o de fuerza mayor; y según otros autores,
tanto si se trata de actos del propietario del predio dominante como del sirviente, e
incluso de hechos de un tercero, porque el dueño dominante podría siempre exigir el
restablecimiento de las cosas, con lo perjuicios e intereses, o restablecer el mismo.

71
Comienzo de la prescripción posible: si después el estado de los predios permitiera
usar de ella (la servidumbre), a no ser que, cuando sea posible el uso, haya
trascurrido el tiempo suficiente para la prescripción.

 Término extintivo y condición resolutoria: se extinguen las servidumbres por llegar


el día a realizarse la condición si la servidumbre fuera temporal o condicional. Las
servidumbres, hoy día no son por esencia un derecho de carácter perpetuo y, por
tanto, las partes tienen libertad de limitar su duración, indicando un plazo cuyo
vencimiento pone fin a las servidumbres. Lo mismo cabe decir en cuanto la
condición resolutorias.

 La renuncia: las servidumbres se extinguen por la renuncia del dueño del predio
dominante. Estamos en presencia de una aplicación particular de la doctrina
general, referente a la renuncia de los derechos. Esta renuncia podrá se expresa
o tácita. La renuncia expresa entendemos que debe ser hecha en forma patente y
pública, si bien no precisa, en principio, que sea aceptada por el favorecido. La
renuncia tacita exige que los actos sean concluyentes y, desde luego,
incompatibles con otra voluntad que la de renunciar, por parte del dueño
dominante, por eso, la simple tolerancia de las obras contraídas al ejercicio de las
servidumbres no implica una renuncia del derecho, a no ser que cambien de
signo y duren el tiempo necesario para la prescripción.

 La rendición: se extingue la servidumbre por la rendición contenida entre el dueño


del predio dominante y el del sirviente; como dice Buen la rendición acordada
entre los interesados será un contrato, con arreglo al cual se determinara las
condiciones de la misma.71

Por su parte Cabanellas menciona que las servidumbres se extinguen por confusión,
pero puede resucitar por nueva división ulterior de los predios que habían sido antes

71
Puig Peña, Federico, Op. Cit., Pág. 469.

72
dominante y sirviente. Y aun cabe que el propietario restablezca un signo aparente
de servidumbre entre dos fincas; lo cual se considera, en caso de enajenarse una
como título para que el gravamen continúe activa y pasivamente; a no ser que, al
tiempo de separarse la propiedad de las dos fincas se exprese lo contrario al título de
cualquiera de ellas o se haga desaparecer el signo ante el otorgamiento de la
escritura.72

Efectuando una asimilación peligrosa, aunque al mismo tiempo, que son instituciones
diferentes; la plenitud de derechos ya que se trata de un acto de disposición parcial
de la propiedad. Solo el propietario puede disponer servidumbre sobre los suyo; pero
es válido obligarse a constituirlas para el caso de llegar hacerlo, lo cual abre un
resquicio a convenciones sobre la herencia futura. Pueden adquirirlas los que
pueden imponerla y también los incapaces de estos, (los menores).

Mientras tanto el autor Juan Francisco enumera a la extinción de las servidumbres


así: En cuanto a la extinción de las servidumbres, la ley regula lo concerniente a las
voluntarias en el artículo 817 Código Civil, en el que se incluyen las siguientes:
a) Por el no uso. Cuando la servidumbre fuere continua y aparente, por el no uso de
tres años, contados desde el día en que dejó de existir el signo aparente de la
servidumbre. Cuando fuere discontinua o no aparente, por el no uso de cinco
años, contados desde el día en que dejó de usarse por haber ejecutado el dueño
del fundo sirviente acto contrario a la servidumbre, o por haber prohibido que se
usare de ella. Si no hubo acto contrario o prohibición, aunque no se haya usado
de la servidumbre, o si hubo tales actos, pero continúa el uso no corre el tiempo
de la prescripción.

b) Cuando los predios llegaren sin culpa del dueño del sirviente a tal estado que no
pueda usarse la servidumbre. Si en lo sucesivo los predios vuelven a su estado
anterior de manera que pueda usarse de ella, se restablecerá, a no ser que hayan

72
Cabanellas, Guillermo, Op. cit., Pág. 138.

73
transcurrido tres años, o que desde el día que pudo volverse a usar, haya pasado
el tiempo suficiente para la prescripción.

c) Por la remisión gratuita u onerosa, hecha por el dueño del predio dominante; y

d) Cuando constituida en virtud de un derecho revocable, se vence el plazo, se


cumple la condición o sobreviene la circunstancia que debe poner término a
aquél. 73

La prescripción negativa es la única razón que contempla el Código Civil como medio
de extinción de las servidumbres legales y forzosa; así lo prescribe el artículo 820,
que dice: Las servidumbres legales establecidas por utilidad pública o comunal, se
pierden por el no uso de cinco años, si se prueba que durante este tiempo se ha
adquirido, por el que disfrutaba aquéllas, otra servidumbre de la misma naturaleza
por distinto lugar.74

73
Flores Juárez, Juan Francisco, Op. cit., 94.
74
Ibid. 173.

74
CAPÍTULO IV

4.1 Derechos y obligaciones de los dueños de los predios dominantes y


sirviente

4.1.1 Cumplimiento
a) Cumplimiento por parte del dueño del predio dominante: las servidumbres se
establecen siempre para utilidad y provecho de un fundo; luego el titular de la
misma podrá actualizar, desde luego, todos aquellos beneficios que se derivan de
su contenido propio. Pero esta actuación del titular de la servidumbre no supone
una obra arbitrario, sino que, por el contrario, está sometido a ciertos límites cuyo
desarrollo integra la teoría del ejercicio normal de este derecho, en consecuencia
de esto el duelo del predio domínate tiene que acodar su conducta a las
siguientes obligaciones:

1) Ajustarse a su actuación a lo establecido en el título o en, definitiva, al contenido


de su posesión: el título y, su caso la posesión de la servidumbre adquirida por
prescripción, determina los derechos del predio dominante y las obligaciones del
sirviente. En su defecto, se regirá la servidumbre por las disposiciones del
presente título que le sean aplicables. Habrá pues que acudir primeramente al
título, para determinar cuáles son las facultades propias del titular de la
servidumbre y deducir de él hasta dónde puede llegar y desde donde no puede
pasar.

Lo anterior; sin embargo, no significa que una y otras fuentes de ejercicio de las
mismas se excluyan en absoluto, sino que, los defectos de cada una de las normas
se subsanaran por las otras; los defectos del título se subsanaran por la posesión, y
los de esta, por lo que se desprenda de la naturaleza de las servidumbres. Lo
esencial es precisar que el titular de la servidumbre ha de moverse siempre dentro
de los límites que el título, o la posesión o la ley lo determinen.

75
2) Comportarse a su actuación: esta segunda obligación del dueño dominante es
fundamental y supone a la vez las obligaciones siguientes:

 Abstenerse a practicar variación alguna que pueda constituir un exceso en el uso


de la servidumbre: el dueño dominante en efecto tiene que actuar, no solo dentro
de los límites establecidos en el título, en la posesión o en la ley sino que tiene
que acomodar su conducta al tono y modo convenientes. Si, como por ejemplo la
servidumbre es una servidumbre de paso a pie no puede transformarla en otra de
paso como vehículos; el que goza de una servidumbre de tomar agua para riego
de un fundo, no podrá emplearla para mover una máquina o dar de beber a sus
animales, etc. En estos casos no hay que averiguar, como dice la doctrina
francesa, si las condiciones del predio sirviente se agravan o no, pues que solo se
trata de precisar el ejercicio de la servidumbre y determinar, por tanto, si ha
habido o no exceso del mismo.

 Abstenerse de utilizar la servidumbre para beneficios de fundos ajenos: sabido es


que el titular de la servidumbre ha de utilizarla en beneficio de la finca en cuyo
favor se constituye, sin que pueda, en principio hacer extintivas sus ventajas a
otra finca distinta.

 Utilizar la servidumbre solo en lo necesario para el destino y uso conveniente del


predio dominante, con el menor daño del sirviente: aquí es donde más
propiamente se encuentra la actuación civiliter, entroncada posiblemente con la
teoría del abuso de derecho, que impide llevar a cabo el ejercicio de la propia
facultad cuando no produciendo un beneficio propio, se causa un perjuicio ajeno.

 Ejecutar y costear, en su caso las obras necesarias para el uso y conservación de


la servidumbre, sin hacerla más gravosa: no cabe duda que el titular de la
servidumbre debe tener el derecho de realizar todas las obras que sean
necesarias para el uso y conservación, pues de nada serviría la servidumbre, si el
beneficio que ella implica dejara de percibirse por desperfecto, ruina o

76
menoscabo. Pero aquel derecho de realizar estas obras debe ejercerse con un
temperamento especial. Se sostiene que por tales obras deben entenderse solo
las que son indispensables para su ejercicio y conservación; pero también se
entiende que debe admitirse aquí un temperamento amplio, y así, no deben ser
prohibidas aquellas obras que, sin suponer un mayor gravamen para el predio
sirviente, constituyan una ventaja favorable para el titular activo de la
servidumbre. Por tratarse de una situación que supone una carga o limitación de
la propiedad, deben todos los preceptos ser interpretados de una manera
restringida.

Una obligación más en una servidumbre para uso y conservación de esta misma, es
la que indica que las obras necesarias deben ser realizadas por el que goza de la
servidumbre a su costa, y con esto último que es lógico que así se haga ya que a
cargo del beneficiado deben de estar las obras necesarias para la conservación y
menor empleo del beneficio.75

b) Cumplimiento por parte del dueño del predio sirviente:


1) Abstenerse en menoscabar en modo alguno el uso de la servidumbre constituida:
la principal obligación del predio sirviente es abstenerse de menoscabar de modo
alguno el uso de la servidumbre constituida. Esta obligación es puramente pasiva
y, por consiguiente consiste en mantener una conducta de omisión no haciendo lo
que la servidumbre tiene por fin impedir o permitido, sin poner ninguna traba, al
propietario del predio dominante realizar actos constitutivos de la servidumbre,
como sucede por ejemplo, en materia de servidumbre de pasto se saca agua, etc.

2) Realizar las prestaciones accesorias, en determinados casos: puede suceder que


el titulo constitutivo de la servidumbre establezca, al lado de esta obligación
pasiva general, que incumbe al dueño sirviente, una obligación de hacer de
carácter accesorio. Esta obligación puede ser de diferente naturaleza, y existen
varios ejemplos de ella en la jurisdicción italiana y francesa, como por ejemplo, la

75
García Colindres, Ana Beatriz, Op. cit., Pág. 21.

77
obligación de manejar una compuerta para permitir el ejercicio de una
servidumbre de saca de agua; la obligación de producir y trasmitir energía
eléctrica, cuando el objeto de esa servidumbre sea la trasmisión de energía, etc.
Lo fundamental y más corriente es la realización de las obras necesarias para el
ejercicio de la servidumbre.

También se puede finalizar, encontrarse obligado el dueño sirviente a costear estas


obras cuando obtenga algún beneficio de la servidumbre establecida.

4.1.2 Incumplimiento
a) INCUMPLIMIENTO DE PARTE DEL DUEÑO DEL PREDIO DOMINANTE.
1. Excederse de los límites que el título, o en su caso la posesión a la ley le señalen:
se dijo, al hablar del cumplimiento que el dueño dominante tenía que moverse
siempre dentro de los límites que para el ejercicio de la servidumbre hubiere
señalado el título de constitución o, en su defecto, el tono y la forma en que la
posesión se ejerza a la ley determinada. Y esto, en cuanto al contenido de la
servidumbre que se puede llamar principal, sino también en cuanto a los
derechos llamados accesorios que tienen su razón de existencia en aquella.
Ahora bien, en el caso de que el dueño dominante se exceda de su derecho
pasando violentamente esos límites establecidos, debe corresponder una
pretensión al dueño sirviente, con el fin de obligar al otro a que se abstenga de
extralimitaciones en sus derechos he indemnice además los daños y perjuicios
que con tal motivo se le originan. Se trata de la aplicación de la Teoría General
del exceso en el ejercicio del derecho, con las consecuencias propias del caso;
solo que aquí la protección que se debe conceder al propietario debe ser más
enérgica.

2. No comportase civiliter en su actuación: además de tenerse que mover el dueño


del predio dominante dentro de los limites preestablecidos, debía comportarse en
su actuación civiliter; es decir; de tal modo y manera que no haga más gravosa la
condición del dueño sirviente. Esta necesidad del comportamiento civiliter supone

78
abstenerse de hacer variación alguna que pueda agravar las servidumbres o
utilizarla para beneficiar fundos ajenos, debiendo por otra parte servirse de la
misma solo en medida de lo necesario para el destino y uso conveniente al predio
dominante. Si, pues, el dueño dominante realiza una variación que agrave la
condición del sirviente deberá volver la cosa al ser y estado que tenían, pudiendo
ser condenado al resarcimiento de los daños y perjuicios, si se causaren.
También podrá pedirse al juzgado, si intenta beneficiar con la servidumbre a los
fundos ajenos, que se regularice el ejercicio oportuno y conveniente. Lo mismo
deberá, finalmente poderse hacer si utiliza en beneficio propio las servidumbres,
pero con exagerada demasía, en proporción a lo que realmente le corresponde.

3. Descuidar la realización de las obras necesarias o no costearlas en su caso: el


dueño dominante tiene el derecho de realizar las obras necesarias para la
conservación y uso de las servidumbres; pero también se tiene que este derecho
puede en ciertos momentos transformarse en un deber, cuando de la no
realización de las citadas obras pueden causarse perjuicios al predio sirviente.

b) INCUMPLIMIENTO DE PARTE DEL DUEÑO DEL PREDIO SIRVIENTE


La principal obligación del dueño del predio sirviente es consentir la servidumbre y no
hacer nada que impida su ejercicio, ni lo limite ni condicione, 76 además de esta
importantísima obligación indicaremos las siguientes:
a) La obligación de contribuir en proporción al benéfico que obtenga los gastos
necesarios para el uso y conservación de la servidumbre cuando le diere uso en
algún modo a la servidumbre, o sea pues que la utilización que realice el dueño
del predio sirviente no es a título de servidumbre si no a título de propiedad.

b) Así también tiene la obligación de costear todos los gastos de uso y de


conservación de la servidumbre cuando se hubiere obligado al constituirse esta.

76
Ibid., Pág. 22.

79
c) Obligación de satisfacer los gastos ocasionados en el caso de que haya
concedido el derecho de poder variar la servidumbre de lugar o bien variar la
forma de ejercitar la servidumbre.

d) Menoscabo en el uso de la servidumbre: el propietario de la heredad sirviente,


que realiza o hace ejecutar trabajos contrarios al ejercicio de la servidumbre, está
obligado a restablecer, en su costa, las cosas en el ser y estado que tenían antes
de realizar las citadas obras, siendo además condenado a indemnizar los daños y
perjuicios que causen. Algunos Códigos sudamericanos establecen el modo
específico que si la finca sirviente hubiera pasado en este trance a manos de un
sucesor particular, este está obligado a sufrir el restablecimiento del antiguo
estado de cosa. El Código argentino; sin embargo, establece que no podrá ser
condenado el nuevo dueño a hacer lo anterior a su costa, salvo el derecho del
dueño dominante para resarcirse de los gastos y los perjuicios de la servidumbre.

e) Falta de contribución a las prestaciones accesorias: ya se ha reiterado que podía


suceder que el titulo constitutivo de la servidumbre consignara la obligación, por
parte del dueño sirviente, de realizar determinadas prestaciones accesorias,
singularmente al de ejecutar obras o reparaciones necesarias para mantener el
uso y ejercicio de la servidumbre. Estas obligaciones es de naturaleza real, y de
ello resultan según sostiene la doctrina las consecuencias siguientes:

 Que esa carga pasa a los propietarios sucesivos del predio sirviente.
 Que el propietario actual del mismo puede librarse de esa obligación
abandonando el predio grabado por la servidumbre.

4.2 Protección de las servidumbres


El derecho real de servidumbre, es indudable que existen acciones derivadas del
ejercicio de este derecho real para conseguir su plena protección jurídica. Estas
acciones que corresponden al titular del derecho de servidumbre son las acciones
confesorias y las acciones posesorias.

80
La acción confesoria tiende a afirmar el derecho de servidumbre y compete al predio
del dueño dominante o titular del derecho frente a cualquiera que se ponga o
desconozca derecho. De ahí que el derecho frente a cualquiera que se oponga o
desconozca su derecho. Es para las servidumbres lo que la acción reivindicación
para el derecho de propiedad. De ahí que el derecho romano recibiese el nombre de
vindicatio servitutis. En el derecho romano clásico esta acción solo se podía ejercitar
por el dominus ex iure quiritum del fundo dominante, contra el dominus del fundo
sirviente. Más adelante, en el periodo Justiniano, corresponde también la acción del
acreedor pignoraticio, al enfiteuta y al superficiario contra cualquier persona que
tratara de desconocer el derecho de servidumbre. La acción confesoria se concedía
como una acción publiciana al que tuviese la posesión de buena fe, hubiese
adquirido la servidumbre; al que también de buena fe hubiese adquirido la
servidumbre de no propietario; y al propio titular del derecho de servidumbre que
prefiera ampararse en la prueba de la acción publiciana. Por último el derecho
romano amparaba a las servidumbres por los interdictos posesorios. Para
determinadas servidumbres prediales había además el interdicto de intinere actuque
privato, el de aqua quotidiana et aestiva, de revis, de fontis, de cloasis, etc.

4.3 Diferencia entre servidumbre y usufructo


Las servidumbres prediales tienen en común el usufructo que ambas otorgan el goce
del bien. Se señala cuatro diferencias que son:
a) Por el contenido: el usufructo es el pleno goce de la cosa y en la servidumbre es
de goce limitado.

b) Por la duración: el usufructo es temporal y la servidumbre es indefinida.

c) Por la finalidad o causa: en el usufructo es en beneficio de una o más personas y


en las servidumbres la utilidad de un fundo e indirectamente la de su dueño.

d) Por el objeto: en un usufructo pueden serlo toda clase de bienes, mientras que en
la servidumbre sólo puede recaer sobre inmuebles por naturaleza.

81
CAPÍTULO V

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Para fundamentar el trabajo de investigación y ser llevada a la realidad jurídica actual


en materia de la servidumbre de paso y su forma de constitución, se llevó acabo en
el trabajo de campo, entrevistas dirigidas a Abogados y Notarios expertos en derecho
de civil que pudieran confrontar la investigación recolectada en la investigación.

El instrumento de investigación fue presentado a diez Abogados y Notarios que


trabajan en la materia.

La pregunta número uno de la entrevista dirigido a Licenciados en Ciencias Jurídicas


y Sociales y Abogados y Notarios. Cuestionando a los diez entrevistados si se tenía
un conocimiento en qué consisten los derechos reales. En cuanto a este
cuestionamiento, todos los entrevistados coincidieron en que básicamente los
derechos reales son los derechos constituidos a favor de una persona sobre un bien,
aunque al respecto, se atendieron algunas características de los mismos, mientras
dos se refieren a que pueden ser sobre bienes inmuebles y bienes muebles, dos de
ellos se refieren a la forma en que se puede adquirir la propiedad por los mismos, en
cuanto al grupo más numeroso, seis de los entrevistados mencionan, que los
derechos reales, se basan en el derecho al uso, goce y disfrute de un bien. Por lo
que en conclusión, los derechos reales son un conjunto de normas y principios que
regulan lo concerniente a lo relativo de los bienes sea este mueble o inmueble,
consistentes en el uso, goce y disfrute de los mismos.

En la Segunda pregunta se tiene como objetivo saber según los entrevistados en qué
consisten los derechos reales de goce obteniendo las respuesta siguientes,
básicamente existieron dos respuestas, el primer grupo de seis entrevistados
atienden que en los derechos de goce, se disfruta de un bien, sin no ser propietario
del mismo, por lo que existen limitaciones para ejercer el derecho, mientras que un

82
segundo grupo de cuatro entrevistados atienden al hecho de disfrutar de un bien,
para sí mismo, y poder tener los frutos que produzca el bien, para uno mismo. Por lo
que en conclusión, los derechos de goce se refieren aquellos derechos en que los
propietarios ejercen su derecho sobre sus bienes sin ninguna limitación a excepción
de las que regula la legislación guatemalteca.

En cuanto a la tercera pregunta respecto a establecer si la servidumbre es un


derecho real de goce o un derecho limitativo de dominio. Los entrevistados
respondieron, de la siguiente manera, se divide en tres grupos de persona, cinco
coinciden en que es un derecho real de goce, ya que se goza de un bien sin ser
propietario, por lo que está entre los derechos de goce, mientras que hay dos que lo
consideran un derecho limitativo de dominio, en virtud de que se limita el derecho del
propietario de gozar libremente al cien por ciento del bien de su propiedad, por último
hay tres que consideran que es ambos, ya que por un lado en un derecho real de
goce para quien es dueño del predio dominante y a la vez es un derecho limitativo,
para quien es dueño del predio sirviente. En conclusión, la Servidumbre es un
derecho de goce que permite al predio dominante servirse de un derecho que no
tiene sobre un bien y a la vez es un derecho limitativo de dominio al propietario, ya
que limita el derecho total del uso o disposición de un bien del propietario del predio
sirviente.

La pregunta cuatro cuestionó en qué consisten las servidumbres de paso?


coincidiendo todos en que es un derecho de paso, por un predio del cual no se es
propietario, pero básicamente formando dos grupos, ya que un grupo de seis se
manifiestan en lo que es el derecho en sí, ya que se menciona que se necesita que
el propietario de un predio sirviente que otorga el derecho de paso al propietario de
un predio dominante, por lo que la servidumbre de paso, es básicamente dicha
concesión, mientras que un grupo de cuatro personas manifiestan que la
servidumbre de paso, es básicamente la necesidad de un predio enclavado que no
tiene salida a la vía principal, de solicitar un derecho de vía dentro de un predio que
no es de su propiedad. En conclusión, consiste en otorgar un derecho cuando el

83
propietario de un bien no tiene salida a la vía principal y para ello se necesita
constituir una servidumbre de paso; y a estos dos bienes se les denomina de la
siguiente forma predio sirviente (el que da el derecho o da paso) y el predio
dominante (quien goza de dicho derecho o paso).

En la pregunta número cinco se cuestiona sobre el principal problema que se da en


las servidumbres de paso a lo que los entrevistados mencionaron, existen varias
opiniones al respecto, en cuanto a los problemas, un grupo de tres personas
coinciden que la limitación al derecho de propiedad es el principal problema, ya que
de alguna forma se le obliga a una persona a ceder parte de su derecho de
propiedad a favor de otra persona, por lo que muchas veces existe negativa a ceder
dicho espacio, otros grupo de tres personas consideran que el aspecto económico,
es el principal problema, en virtud que a pesar de que existe establecido claramente
por la ley que se dará una indemnización, muchas veces habrá inconformidad en
cuanto al precio de la misma, otro grupo de dos personas, consideran que en
ocasiones existe un abuso de parte del dueño del predio dominante al derecho que
se le ha dado, por lo que se toma atribuciones adicionales a las cuales se constituyó
originalmente la servidumbre, y el último grupo de dos personas, consideran que el
principal problema es la obligación que se tiene de inscribir la servidumbre en el
Registro de la Propiedad. En conclusión, los problemas son diversos, aunque
básicamente se resumen en que puede existir inconformidad en cuanto a la
valoración de la indemnización, la limitación del derecho de su propiedad que sufre el
dueño del predio sirviente y la posibilidad de que el dueño del predio dominante
abuse de su derecho.

En la sexta pregunta se pide enumerar ventajas y desventajas que se tiene al


constituir una servidumbre de paso, se menciona que básicamente las ventajas son
para el dueño del predio dominante y las desventajas para el dueño del predio
sirviente, aunque podrían resumirse las ventajas en tres grupos, el primero de seis
personas manifiestan que el derecho a gozar de un derecho de vía a una persona
propietaria de un predio enclavado que no tiene salida a la vía, en el segundo grupo,

84
se manifiesta que la ventaja está en la legalidad con que se constituye la
servidumbre y por último hay un grupo de dos personas, que mencionan que existe
una ventaja para el predio sirviente y es el poder gozar de una retribución
económica, por ceder parte de su derecho de propiedad. En cuanto a la desventaja,
el grupo mayoritario de seis personas, atiende al hecho de que es la limitación al
derecho de propiedad del predio sirviente, ya que de alguna manera no puede gozar
su propiedad en forma completa, el segundo grupo de dos personas considera que la
principal desventaja está en el abuso que en ocasiones se da de parte del predio
dominante sobre su derecho, ya que no respeta las medidas acordadas y por último,
un grupo de dos personas, es una desventaja para el propietario del predio
dominante, que en general debe pagar por el derecho. En cuanto a las ventajas y
desventajas, se menciona que básicamente son de dos tipos; una en cuanto a que
es una contra prestación, en la cual existe una desventaja para el propietario del
predio sirviente ya que se le limita su derecho de propiedad y por ende es una
ventaja para el propietario del predio dominante, ya que goza de un derecho de paso
en el predio sirviente para poder salir del predio enclavado; en contra para el dueño
del predio dominante tiene la desventaja de tener que pagar por la servidumbre y el
dueño del predio sirviente la ventaja de recibir dicha retribución económica.

Y en la séptima pregunta se cuestiona si es común que en su sede notarial se


constituyan servidumbres de paso; a lo que en un sesenta por ciento de los
entrevistados mencionaron que no se da mucho y un cuarenta por ciento que sí
especialmente en el área rural.

En cuanto a la forma en que se constituye y determina la servidumbre, el Código Civil


establece en el artículo 786, que “El propietario de un predio enclavado entre otros
ajenos que no tenga salida a la vía pública… tiene derecho a exigir paso, por los
predios vecinos, para aprovechamiento y explotación del mismo predio”, en principio
es el derecho de vía, el que origina la constitución de la servidumbre de paso, y
tomando en cuenta que en principio la misma es voluntaria, el artículo 799 del
Código Civil, establece que, “El ejercicio y extensión de las servidumbres

85
establecidas por voluntad del propietario, se regulan por sus respectivos títulos y en
su defecto, por las disposiciones de este Capítulo” (Capítulo IV, del Título II, del Libro
Segundo del Código Civil), con respecto a esto hay que establecer que en general
las servidumbres se constituyen en escritura pública, la que se debe anotar en el
Registro de la Propiedad en la finca en la cual se constituye la servidumbre, para
tener los efectos legales necesarios, con este principio se entiende que es el
contenido de dicha escritura pública en la cual quedará constituida la servidumbre,
pero en virtud de que no en todos los casos la servidumbre será voluntaria, existe la
posibilidad de hacerla de manera judicial, en virtud de lo que establece el artículo 790
“Si hubiere varios predios por donde pueda darse paso, el obligado a la servidumbre
será aquel por donde fuera más corta la distancia. Si esta fuere igual por dos o más
predios, el juez designará cuál de estos ha de dar el paso”, el contenido de este
artículo presupone que en caso de que no existir acuerdo para constituir la
servidumbre, se podrá hacer de manera judicial, para ello el propietario del predio
dominante, podrá recurrir judicialmente por la vía ordinaria, ya que se establece en el
artículo 96 del Código Procesal Civil y Mercantil, que en Juicio Ordinario, “se tramita
toda contienda que no tenga señalada tramitación especial”, por lo que en caso de
ser necesario, el propietario de predio enclavado, podrá solicitar por la vía judicial,
que se constituya una servidumbre.

Pero el Proceso Judicial también puede tener otros fines, en cuanto al


establecimiento de una servidumbre legal de paso en caso concreto, es lo referente
al establecimiento del precio que se deberá pagar por la indemnización; en este
sentido regula el artículo 787 del Código Civil que “se deberá siempre una
indemnización equivalente al valor del terreno necesario y al perjuicio que ocasione
ese gravamen”; en este orden de ideas en la Sentencia 108-2002 de la Cámara Civil
de la Corte Suprema de Justicia, en el cual principalmente se discutía sobre el valor
que debe tener la parte del bien inmueble sobre el cual se establecería una
servidumbre de paso del predio enclavado, en el cual básicamente se resolvió que “I)
CON LUGAR LA RECONVENCIÓN DE LA INDEMNIZACIÓN… está obligada al
pago de una indemnización a favor del demando y reconviniente… cuyo monto

86
deberá establecerse por medio de expertos por el procedimiento incidental”, del
análisis de dicha sentencia se extrae que por existir inconformidad sobre el monto a
pagar entre los propietarios del predio dominante y predio sirviente, los expertos
realizaron trabajo de campo para determinar el valor del mismo saliendo a colación
principalmente que el monto solicitado por el propietario del predio sirviente era
excesivo, en virtud de que su afectación era mínima, aunque básicamente la
resolución del valor del mismo correspondería ser establecido por el Juzgado de
Primera Instancia Civil que conoció el proceso de mérito. En tal caso se observa que
al demandado se le tiene que dar un pago como indemnización por el pedazo de
predio cedido para la constitución de la servidumbre de paso, misma parte de predio
que cede el demandado ya queda fuera de su poder para decidir sobre el mismo.

Más allá de los motivos que se puedan resolver en un proceso judicial respecto al
establecimiento de una Servidumbre Legal de Paso, también puede haber conflicto
en cuanto a la forma en que se aplican los medios probatorios, en este sentido la
Sentencia 124-2005 de la Cámara Civil de la Corte Suprema de Justicia, en la cual
se resolvió acerca de la valoración de medios de prueba, en cuanto a lo establecido,
en el párrafo segundo del artículo 178 del Código Procesal Civil y Mercantil
establece: “No serán admitidas como medio de prueba las cartas dirigidas a terceros,
salvo en materia relativa a estado civil de las personas, ejecución colectiva y en
procesos de o contra el estado, las municipalidades o entidades autónomas o
descentralizadas”, por lo que no se le dio valor probatorio a las cartas a tercero,
como pretendía el demandado, en resumen la Cámara estableció que "... Al
examinar la tesis del recurrente y el argumento referido, ésta Cámara establece que
los documentos que se mencionan contentivos de error no son determinantes para
cambiar el resultado del fallo, pues tratándose de un juicio de constitución de
servidumbre de paso, la prueba idónea para resolver la controversia debe ser el
reconocimiento judicial, por lo que, aun cuando los documentos mencionados
apoyasen la decisión de los juzgadores, el fallo además se fundamentó en el
reconocimiento judicial, prueba que en todo caso, sería suficiente para constituir
dicha servidumbre; en consecuencia, al no ser determinante la prueba atacada de

87
error, el submotivo analizado debe desestimarse..." razón por la cual al no ser la
prueba idónea su valoración era simplemente instrumental y no definitiva, por lo que
de acuerdo con la prueba legal, se debe valorar la prueba de reconocimiento judicial,
que es la principal en este caso por todo esto se resolvió, “I) DESESTIMA recurso de
casación del cual se hace merito”, por lo que básicamente se confirmó lo que había
resuelto el Juzgado Originario y el Tribunal de Alzada, por lo que la valoración que se
le dio a una prueba meramente instrumental, más allá de la forma en que se hubiera
valorado, no hacía que se variara la resolución.

La investigación realizada y descrita anteriormente comprobó que las servidumbres


de paso surgen a partir de los conflictos que se dan entre predios en el cual uno de
ellos no posee o cuenta con una salida a una vía principal.

88
CONCLUSIONES

1. La servidumbre de paso, se funda en la necesidad que tiene el propietario de un


predio enclavado en salir a la vía principal, pero para eso necesita de que el
propietario del predio vecino constituya en su favor un derecho de paso para
poder cubrir su necesidad.

2. La limitación de dominio de la propiedad que acepta el propietario del predio


sirviente, lo hace basado principalmente en un acto de servicio social, en el cual
cede parte de su derecho para que el propietario del predio dominante, puede
cubrir su necesidad de paso.

3. La servidumbre de paso, tiene un aspecto económico ya que está contemplado


legalmente el pago de una indemnización, de parte del propietario del predio
dominante, al propietario del predio sirviente, quien recibirá dicha retribución
económica por la servidumbre prestada.

4. La servidumbre de paso se constituye generalmente de manera voluntaria y


mediante un título constitutivo que es la escritura pública de constitución de
servidumbre, la cual debe estar inscrita en el Registro de la Propiedad.

5. En los casos en que existe una negativa a la constitución de una servidumbre de


paso de parte del propietario del que sería el predio sirviente, el propietario del
predio dominante, está en el derecho de acudir al Órgano Jurisdiccional
respectivo, para que mediante un Proceso Ordinario, se constituya la servidumbre
que necesita en su favor.

89
RECOMENDACIONES

 Es necesario poder regular legalmente la indemnización con una tabla en la que


se establezca reglas mediante las cuales se puede determinar claramente el
precio de la misma, para no crear inconformidad entre los sujetos de la
servidumbre.

 Que por medio de catedráticos y estudiantes de la Universidad se pueda seguir


con una investigación más profunda de las servidumbres y su clasificación ya que
es una institución que existe en el diario vivir pero ni cuenta nos damos en donde
la podríamos aplicar.

90
LISTADO DE REFERENCIAS.

a) Bibliográficas
1. Aguilar Guerra, Vladimir Osman, Derechos Reales, Colección de Monografías
Hispalense, Editorial Litografía Orión, Guatemala 2007
2. Brañas, Alfonso. Manual de Derecho Civil Libro I, II, III, Editorial Estudiantil
Fénix, Guatemala 1998.
3. Cabanellas, Guillermo, Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual Tomo VI,
Editorial Heliasta SRL, Argentina 1977.
4. Castan, Tobeñas José, Derecho Civil Español Común y Floral Tomo II,
Editorial Reus, España 1992.
5. Flores Juárez, Juan Francisco, Los Derechos Reales en Nuestra Legislación,
Editorial Estudiantil Fénix, Guatemala 2002.
6. Gomes González, Fernando Flores, Introducción al estudio del Derecho Civil,
Editorial Porrúa, México 1973.
7. Gonzales, Juan Antonio. Elementos del Derecho Civil, Editorial Trillas México,
1979
8. Iglesias González, Morineau Iduarte. Derecho Romano. Universidad
Interamericana para el Desarrollo. 1993
9. Puig Peña, Federico, Compendio De Derecho Civil Español, Pirámide S.A,
España 1977
10. Rojinas Villegas Rafael, Derecho Civil Mexicano, Tomo II Editorial Porrúa,
México 1976.
b) Referencia Normativas.
1. Código Civil, Decreto-Ley Número 106.
2. Decreto 93-96 del Congreso de la República de Guatemala Ley General de
Electricidad.
3. Decreto Ley 107 Código Procesal Civil y Mercantil.
4. Sentencia de Casación número 108-2002 de la Corte Suprema de Justicia.
5. Sentencia de casación número 124-2005 de la Corte Suprema de Justicia.
c) Otras Referencias.

91
1. Archila Rodríguez, Dennis Francisco, La necesidad de regular en la ley de
hidrocarburos, el derecho de defensa en la constitución de servidumbres de
exploración y explotación en las aéreas petroleras, año 1995, tesis de
Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos de
Guatemala.
2. Castro Monroy, Carlos Manuel, Constitución forzosa de servidumbres de
conducción de energía eléctrica en Guatemala, año 1984, tesis de
Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos de
Guatemala.
3. García Colindres, Ana Beatriz, Las servidumbres en materia de aguas desde
el punto de vista legal y doctrinario, año 1988, tesis de Licenciatura en
Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos de Guatemala.
4. Gonzales Mijangos, Vilma Consuelo, El condominio como nueva forma de
copropiedad, año 1996, tesis de Licenciatura en Ciencias Jurídicas y
Sociales, Universidad San Carlos de Guatemala.
5. Ochoa Marroquín, Ingrid Raquel, La servidumbre como derecho real de goce
o derecho real limitativo de dominio, año 2008, tesis de Licenciatura en
Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad San Carlos de Guatemala.

92