FRENTE POPULAR DE ORGANIZACIONES SOCIALES DEL DISTRITO FEDERAL

Documento Base

México DF, 4 de diciembre del 2010

FRENTE POPULAR DE ORGANIZACIONES SOCIALES DEL DISTRITO FEDERAL DOCUMENTO BASE

I.- EL GOBIERNO NEOLIBERAL PANISTA El país está gobernado por la derecha conservadora panista desde el año 2000, la alternancia en el poder no ha reflejado mejoras en general en las condiciones de vida de la población, al contrario, el aumento de la pobreza sigue su camino galopante, empobreciendo ahora a las llamadas clases medias. El PRI y el PAN continúan siendo cómplices de este modelo económico depredador, utilizando la represión para contener la movilización y el descontento social. Las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno PANISTA destruyen las aspiraciones de un Estado democrático, vulnera la autonomía de las organizaciones sociales y aniquila las conquistas alcanzadas por la clase trabajadora; privilegia al gran capital mediante subsidios, concesiones, facilitándole la evasión de impuestos, otorgando estímulos fiscales; el rescate con fondos públicos ante sus fracasos como el Fobaproa y el rescate carretero. Estos privilegios para unos cuantos, contrastan con la pérdida del poder adquisitivo del salario, la privatización de las pensiones, la pérdida de prestaciones, contrataciones temporales y outsourcing, empleos precarios, despidos masivos, y aumento de cargas impositivas laborales a los trabajadores. La reforma laboral panista simplemente va a legitimar la aniquilación de las conquistas laborales. Aún así, Calderón continúa aplicando sin ningún recato las añejas y devastadoras políticas económicas, que sólo benefician al bloque en el poder, es decir, a los dueños del capital nacional y extranjero. Quienes no sólo se apropian de los excedentes del producto del trabajo, sino que han sido y son los usufructuarios del despojo de los bienes nacionales que se han vendido, como el caso del sistema ferroviario y parte del sistema carretero, el aéreo, hasta el espacio sideral para las empresas de las telecomunicaciones como TELEVISA, TV
2

AZTECA Y TELMEX. También nuestros recursos naturales son explotados por empresas nacionales y extranjeras. Esta devastación ocurre con el consentimiento y respaldo de este gobierno depredador. Las únicas áreas estratégicas que aún prevalecen como propiedad de forma precaria de la nación son la industria petrolera y eléctrica que no se han privatizado completamente, gracias al movimiento combativo de los trabajadores electricistas y los distintos movimientos sociales de masas que lo acompañan. Los flagelos del narcotráfico, la delincuencia organizada, el secues-

tro, la impunidad, la violencia y falta de oportunidades para los niños, mujeres, jóvenes, personas con otras capacidades, adultos mayores, personas con otras identidades, indígenas, etc., obliga a muchos ciudadanos y familias enteras a emigrar hacia otras latitudes. Está claro y evidente que el gobierno panista es un gobierno fallido para las clases populares, que tiene al borde del colapso al país, en una crisis económica, con mayor endeudamiento externo y baja productividad, crisis de seguridad pública, que ha conducido a la militarización del país y crisis de representación política que se refleja en el actual estado de ingobernabilidad.

3

II.- EL DISTRITO FEDERAL Y SU GOBIERNO

Dado que las políticas neoliberales en sus planos económico, social y político, generan una realidad que afecta a la sociedad en general y en particular a los habitantes del Distrito Federal, regateando derechos e imponiendo conductas clientelares y corporativas que reproducen una cultura paternalista previsible para que un sector de las y los ciudadanos sigan esperanzados en que el gobierno es el que vaya a resolver sus problemas. Tal es el caso de las políticas públicas asistencialistas que se otorgan como favores personales y de grupo, y no como derechos ciudadanos. No podemos negar que en de 10 años de los gobiernos democráticos en el D.F., junto con la Asamblea Legislativa, han sido receptivos de los movimientos urbano populares y han venido desarrollado una serie de iniciativas, programas sociales y de prácticas políticas que se acercan al ideal de democracia. También, hay que reconocer que en esta entidad se han aprobado nuevos derechos para las y los habitantes, que mejoran la situación social y de convivencia de los habitantes de la ciudad. Sin embargo, hay que trabajar mucho todavía, para transitar de manera corresponsable hacia las transformaciones estructurales que se requieren en nuestra ciudad y en el país. El Programa Nacional de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, PNUD, coloca a la ciudad de México a la altura de las grandes metrópolis del mundo, sin embargo, si aplicamos otras mediciones al bienestar, también tenemos rezago; marginación y pobreza; niños en condición de calle e indigencia; trabajadores del GDF y de la iniciativa privada sin derechos laborales; contrataciones outsourcing, desempleo, subempleo, jóvenes que adquieren la mayoría de edad y que no cuentan con oportunidades de desarrollo, tanto por los recortes al presupuesto de programas destinados a ellos como por la falta de empleo y actividades culturales y de recreación. Además, el Gobierno del Distrito Federal está implementando la privatización de los programas de vivienda, así como de las vialidades, espacios públicos y de instalaciones deportivas, etc. La aplicación de estas políticas públicas perfila al GDF en una situación similar al gobierno del Estado de México, con clara tendencia neoliberal.
4

Necesitamos abrir procesos sociales participativos para la toma conciencia a partir de la vinculación permanente de los legisladores con las iniciativas populares que surgen de las necesidades de la población, de tal forma que sean los factores determinantes para delinear la planificación de las políticas públicas y distribución del presupuesto.

III.- EXPERIENCIAS DE UNIDAD DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES Buscamos la unidad del pueblo, como expresión social y política, congruente con la línea de masas y de izquierda; incluyente; propositivo y actuante, mediante el análisis; el conocimiento permanente de la realidad social, utilizando la negociación y la movilización para lograr respuestas y soluciones a las justas demandas del pueblo organizado, de tal manera, que empujemos juntos una plataforma de lucha producto del consenso. La negociación con el gobierno, será de exigencia de derechos y cumplimiento de obligaciones, denunciar compromisos obscuros o favores personales o de grupo que mediatizan la lucha por el poder del pueblo.

5

La constitución de un frente común que pasa por la retroalimentación de las experiencias de las organizaciones sociales y frentistas anteriores y el papel que han cumplido en determinadas coyunturas. 1.- Destaca el movimiento estudiantil que, tanto en el 68 y el 10 de junio de 1971, como en otras coyunturas, marcha al lado de las causas populares como un gran aliado comprometido e incondicional. Lo que ha significado el surgimiento de nuevas formas de lucha en general entre el Estado y la sociedad, sin menospreciar la posibilidad de poder negociar y sentando las bases para la conquista de nuevas libertades. 2.- El movimiento sindical universitario, la tendencia democrática del SUTERM, del SUTIN y la unidad obrero independiente (UOI) el surgimiento de los movimientos de masas a través de las coordinadoras como la del movimiento urbano popular CONAMUP, la del movimiento sindical COSINA, la del movimiento campesino CNPA, y otras como la UNTA, UGOCM, la del magisterio CNTE, los movimientos feministas y de mujeres, el Comité EUREKA que dirige doña Rosario Ibarra de Piedra, etc. Han sido un ejemplo de la lucha social organizada, contra la carestía, contra el charrismo sindical, contra la represión policíaca, contra la persecución y desaparición política, contra el machismo y la homofobia, etc. Orillando a algunos grupos sociales a la lucha armada por la cerrazón de los canales de participación política y social. Muchos de estos movimientos y sus organizaciones, confluyeron en el Frente Democrático Nacional, que en 1988 dio inicio al proceso de la toma del poder político por la vía electoral, aglutinándose en dicho frente, fuerzas y actores sociales, políticos y progresistas de izquierda, para echar abajo al viejo régimen priísta. La contienda electoral sembró grandes expectativas en sectores muy diversos y combativos del pueblo mexicano que vieron en este método pacífico, la vía para el cambio social. Una parte de la izquierda aprovechó la coyuntura para salir de la clandestinidad y sumarse al proceso de acumulación de fuerzas que iba en aumento.

Este proceso no ha sido fácil, en el debate ideológico de la izquierda, unos grupos sectarios y dogmáticos sostenían que participar electoralmente era legitimar a la democracia burguesa, su idea de cambio social y la toma del poder político en el capitalismo, no tenía cabida. Hubo grupos que bajo las nuevas condiciones sociales que se estaban gestando, terminaron diluyéndose o manteniendo hasta la actualidad una autonomía relativa hacia el sistema de partidos y optando por no participar en el proceso. A partir de la experiencia de 1988 y siendo portadores de una nueva visión, parte de la izquierda se unificó construyendo partidos políticos distintos al PRI que hasta entonces seguía como partido oficial. 3.- Mención aparte requiere el surgimiento del movimiento zapatista, que oxigenó al movimiento de masas y vino a sacudir las conciencias de distintos sectores de la población, fundamentalmente de los gobiernos priístas, al poner en evidencia el rezago histórico y marginación del desarrollo de los pueblos indígenas que encontraban en resistencia bajo el proceso de aniquilamiento y olvido. El mo7

vimiento buscó desde los noventa y sigue buscando ahora, la igualdad de derechos de los pueblos originarios a los de la sociedad mestiza, es decir, reconocimiento de igualdad en derechos constitucionales, así como el cese de la discriminación y respeto a su autonomía. Los movimientos indígenas son movimientos con gran capacidad organizativa e influencia como fuerza revolucionaria, en el proceso de construcción del poder del pueblo. La ciudad de México se ha convertido en un escenario estratégico por la población que esta representa a estos pueblos. Ahora bien, las pasadas experiencias y nuevos movimientos, contribuyen al movimiento social de izquierda, tal es el caso de los movimientos sindicales renovados por corrientes democratizadoras, como el de los electricistas, de los mineros el SUTIN, la CNTE y Movimiento Urbano Popular surgidos después de los sismos de 1985, el movimiento estudiantil del CEU, el Movimiento Amplio de Mujeres, el Movimiento Cooperativo Urbano y Rural, el Movimiento Lésbico Gay Transgénero y Transexual, ONG’s y organizaciones que combaten distintas áreas del conflicto social en el campo y la ciudad, como las laborales, las educativas, las ambientalistas y ecológicas, de personas con capacidades diferentes, organizaciones de jubilados y pensionados, etc. En el año del 2006, alrededor del proceso electoral por la Presidencia de la República, se consumó a través de la maquinaria del PRIAN y el Sindicato de Maestros el fraude electoral, con lo que la burguesía impidió que Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda, llegara al poder político, al ver amenazados sus intereses económicos y políticos. Fraude que motivo el aglutinamiento de fuerzas sociales de la izquierda en la Convención Nacional Democrática, que ha generado un movimiento que abriga la esperanza del cambio político y social en le país.

IV.- CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO PODER Teniendo en consideración que los poderes oficiales existentes sólo sirven a sus propios intereses, desconociendo las necesidades populares, consideramos que es imprescindible en las actuales circuns8

tancias comenzar a implementar el poder popular, considerando a éste como la más amplia unidad posible y la lucha constante por los intereses comunes de todas y cada una de los individuos y organizaciones que lo conforman. El poder del pueblo no quita ni pretende reducir los planteamientos progresistas, revolucionarios, estratégicos, políticos e individuales de los integrantes. Por el contrario, todas las tendencias podrán trabajar juntas aun combatiéndose. En la actualidad, la pretensión de los gobiernos neoliberales de aniquilar a las fuerzas progresistas, democráticas y revolucionarias, surge la profunda necesidad, hoy más que nunca de la unidad y la organización del pueblo. El objetivo fundamental de este nuevo poder es luchar por la transformación de las instituciones del gobierno para imponer los intereses populares en lo político, lo económico, en lo social, en lo cultural y en lo ambiental para beneficio de la clase trabajadora y de todos los sectores que componen el pueblo. V.- EL DISTRITO FEDERAL COMO ESTADO 32 En el Distrito Federal tienen que existir plenos derechos e independencia del poder central como en otras entidades de la República. Para lo cual, es necesario convertirlo en un Estado más de la federa-

9

ción, el Estado 32. A fin de que se ejerza el derecho a legislar sus propias leyes y tener una constitución propia, que nos de el derecho a la soberanía, al presupuesto propio, al derecho de determinar el endeudamiento público, al ingreso equitativo, a la afirmativa ficta, al plebiscito, al referéndum, a la revocación de mandato y al juicio político de los malos gobernantes, la iniciativa popular, asambleas populares con decisiones vinculatorias para los órganos de gobierno: impulso de la organización y derechos colectivos, obra pública, reconocimiento del activismo social, planificación de la economía, impulso a las empresas sociales, intercambio de abasto (campo-ciudad) distribución equitativa de la riqueza para aumentar el nivel de vida del pueblo, etc. Derecho a cabildos en las delegaciones políticas y nombramiento de regidores, es decir, que los habitantes del D.F. gocemos de los mismos derechos constitucionales que se tienen en los otros estados del país. VI.- HACIA LA CONSTITUCION DEL CONGRESO SOCIAL EN EL DISTRITO FEDERAL Con la construcción de este Frente, pretendemos impulsar la confluencia de viejos y nuevos actores sociales que han tomado conciencia que la fragmentación, el aislamiento y el sectarismo, sólo beneficia a nuestros enemigos de clase, la necesidad de unificar esfuerzos con una conducta crítica hacia las estructuras económicas, políticas, sociales, culturales y ambientales, se viene definiendo como una parte de la tarea para trasformar a la sociedad mexicana, con una organización del pueblo, para la creación de nuevas formas de relaciones, entre el Estado y la sociedad y entre la sociedad misma, en un nuevo sistema de gobierno, cambiando las instituciones y la organización de la economía. Al respecto se propone que el Frente se constituya bajo los siguientes elementos que lo fundamentan:

10

A.- DE LOS OBJETIVOS GENERALES La construcción de una fuerza organizada con prácticas democráticas, a través de una alianza social entre las clases y sectores de clase que conforman el pueblo, orientada a enfrentar las políticas capitalistas en general y neoliberales en particular. Un frente como expresión social, política y cultural congruente con la línea de masas y de izquierda, incluyente, propositivo y actuante mediante la organización, movilización y politización de las masas. Un frente que incida en revertir el aislamiento y la dispersión de los movimientos sociales mediante la unificación de las demandas proyecto y luchas populares de los obreros, campesinos, minorías étnicas y demás sectores marginados en defensa de los derechos del pueblo y sus justas y postergadas reivindicaciones sociales. La defensa de la libertad de expresión, de publicación, de organización, de manifestación y de nuestras libertades políticas.

11

B.-DE LOS PRINCIPIOS El servir al pueblo, el mandar obedeciendo, la democracia, la libertad, la justicia, la equidad, la igualdad, el respeto y la solidaridad. La solidaridad organizada en donde prevalezca la ayuda mutua y la reciprocidad. Las prácticas de democracia directa, de abajo hacia arriba, en donde sólo el pueblo organizado puede salvar al pueblo.

C.- DEL CARÁCTER Se caracteriza por el respeto a la independencia política y orgánica, de las organizaciones sociales que la integren. Por ser un frente permanente que no sólo se organiza en las coyunturas electorales. Porque la organización, la representación política y social sea colectiva, horizontal y colegiada. En donde la autogestión sea un instrumento de trabajo que permita mediante procesos colectivos dar solución a sus problemas Que utilice como forma de lucha el aglutinamiento y organización de las luchas sociales, la negociación y la movilización. Que sus formas de organización se sustenten sobre la base de instancias permanentes de coordinación estatal y delegacional. En donde se practique el análisis, la discusión, el intercambio de experiencias y se organice el trabajo por comisiones. Y por que la toma de decisiones sea a través de asambleas, encuentros y reuniones de trabajo.

D.- DE LA PLATAFORMA En defensa de los sindicatos democráticos, de los contratos colectivos, de la Ley del Trabajo, de las conquistas salariales y de prestaciones así como, del derecho a una pensión digna. En defensa y fortalecimiento de la democracia sindical y del sindicalismo independiente. Por la defensa del empleo y de un salario digno que permita el arraigo de la población en el D.F. En defensa del derecho por la alimentación. Por democratizar el uso de la ciudad, combatiendo la segregación económica, social, territorial y étnica. Respeto a la opción del autoempleo y la expresión de la cultura en los espacios públicos como: el trabajo cultural y del comercio en vía pública. Establecimiento del estado 32; contra la militarización y la libertad de presos políticos. El impulso de la economía solidaria mediante el cooperativismo y comercialización directa de productos agroalimentarios del campo a la ciudad. Por el profundizar en la cobertura de los programas sociales mediante el destino de los recursos suficientes en los programas de vivienda, mejoramiento barrial y de los programas sociales destinados a grupos de escasos recursos económicos.
13

Por el derecho de acceso al suelo urbano para la vivienda y el rescate de los espacios públicos. En contra del encarecimiento y la privatización de los servicios públicos, los programas sociales, los espacios públicos y de las vialidades. Por el derecho a la participación de la mujer en las políticas públicas con equidad y perspectiva de género. En defensa del empleo para la mujer y en favor de la salud reproductiva. Impulso y defensa de la educación temprana, la media superior y superior como alternativa de desarrollo de los niños y jóvenes. En defensa de los recursos naturales en manos de las comunidades ejidales y comunales del D.F. Por una ciudad ambientalmente sustentable, en contra de las actividades que degradan el ambiente y que generan el cambio climático. En contra de la privatización del agua. Así como, a favor de la medicina alternativa y por la implementación de enotecnias. E. PROGRAMA REVINDICATIVO 1.- Aumento salarial de emergencia y control de precios. 2.- Seguro del desempleo en todo el país y reducción de la jornada laboral a 6 horas para fuentes de trabajo. 3.- Reducir a la mitad sueldos de legisladores, jueces y altos funcionarios 4.- Abajo las tasas de interés en tarjetas de crédito y créditos hipotecarios. 5.- Suspensión del pago de la deuda externa. 6.- Cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 7.- Alimentos suficientes y baratos que se produzcan en México.
14

8.- Nacionalización de las dos mil empresas privatizadas por los gobiernos del PRI y del PAN. 9.- Abrogación de las Afores. 10.- Abrogación de la Ley del ISSSTE e IMSS. 11.- Cancelación de la Alianza por la Calidad de la Educación a una por la Educación Científica y Tecnológica. 12.- Incremento al 12% del PIB al presupuesto para la educación 13.- Basta de rechazados en la UNAM, UAM, IPN, UACM y demás instituciones de educación pública. 14.- Libertad a todos los presos políticos. 15.- Policías comunitarias y barriales en municipios y delegaciones para enfrentar la inseguridad pública. 16.- Democracia directa y participativa: referéndum, plebiscitos, revocación de mandato, cabildo abierto, presupuesto participativo y afirmativa ficta. 17.- Por una nueva central de trabajadores del campo, la ciudad y el mar. 18.- Rescate de los recursos naturales. 19.- No a la criminalización de la protesta social. 20.- Proyecto de una nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 21.- Aumento al presupuesto para la investigación científica y tecnológica. 22.- La salud es un problema de seguridad nacional. Exigimos incremento de presupuesto para la investigación. 23.- Luchamos por el reconocimiento a la diversidad sexual. 24. Poner la cultura popular, una ideología del pueblo y artes po15

pulares al frente de la lucha social. 25.- Por el reconocimiento pleno de los derechos indígenas en el Distrito Federal conforme a los Acuerdos de San Andrés. LEMA: ¡¡ NADA NOS DIVIDE, TODO NOS UNE, ESTA ES NUESTRA FUERZA EL PODER AL PUEBLO !!

Imágenes del Taller de Gráfica Popular: Grabados de Pablo O´Higgins-Francisco Mora (portada), Alberto  Beltrán p. 3, Leopoldo Méndez p. 5 y 7, Reynaldo Olivares p. 9 y 13, Autor desconocido p. 11, Alfredo Zalce p. 16 Diseño: Grupo Cultural Maíz Rebelde

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful