Está en la página 1de 1

Auto-etnografía

La exposición da inicio con la explicación semántica de la palabra “autobiografía” por parte


de uno de los integrantes del grupo explicando que, la idea de la misma nació para referirse
a la narración de la historia de vida de la misma persona que la iba a escribir, se puede
decir que esta palabra nace como un neologismo.

Posteriormente los expositores elaboran un ejercicio en el cual cada uno de las personas
del grupo realiza un relato autobiográfico en base a unas preguntas problematizadoras
relacionadas con los hábitos de lectura de cada uno, dándole un énfasis a la etapa infantil.
A raíz de esto algunos compañeros comparten sus escritos con el propósito de analizar la
importancia de la lectura en las etapas primarias de la vida.

Con base en la actividad previamente realizada los expositores dan un abordaje teórico
donde se explica que la etnografía, debe ser entendida como la disciplina enfatizada en el
estudio de grupos humanos, a partir del imaginario social con el fin de llegar a la
comprensión de sus signos culturales y el rescate de las características culturales de una
comunidad, para ello es necesario, comprender e interpretar sus matices culturales, normas
de vida, comportamiento y la visión colectiva del grupo.

Además, enfatizan en que el ejercicio etnográfico es deconstrucción, en el cual debe haber


un marco de investigación que responda a un marco de referencia o a una problemática
específica. A su vez, la etnografía debe comprender la perspectiva ontológica.

Posteriormente, los expositores hacen énfasis en uno de los métodos etnográficos, la auto-
etnografía, está entendida como narración de la experiencia individual, en el cual se debe
mirar el imaginario social, es decir, el conjunto de signos sociales que definen los
comportamientos. Es necesario entender que la auto-etnografía debe buscar la
comprensión de los fenómenos, desde sus condiciones particulares, ya que no existe una
sociedad única, por el contrario coexisten diversidad de grupos sociales.

No obstante, hay que entender que la auto-etnografía premia la subjetividad más que la
interpretación general de los hechos; y que ello requiere de rigurosidad a la hora del
proceso investigativo. La auto-etnografía como sistematización de la biografía debe hacerse
mediante el método narrativo, pero ello no es un “simple narración”, sino que tal narración
implica un proceso riguroso, científico y estricto. Es necesario comprender, que esta
investigación como productora de conocimiento dada a partir de las vivencias del sujeto, en
este caso el “docente”, contribuye a cambiar o modificar la práctica docente.

Con los conceptos teóricamente ya abordados los expositores realizan unas preguntas al
grupo basadas en las experiencias en el aula de uno de los expositores, dando a entender
que estas preguntas nacen de la incapacidad de poder responderlas en un momento
determinado de su vida y de la importancia del autoconocimiento para desempeñar una
mejor labor como docente.