Está en la página 1de 6

Nombre de la materia

Filosofía de la Educación

Nombre de la Licenciatura
Maestría en Educación y Docencia

Nombre del alumno


Adrián Alejandro Gutiérrez López

Matrícula
010218456

Nombre de la Tarea
Avance ensayo de Filosofía

Nombre del Tutor


José Sánchez Santander

Fecha
05 de diciembre de 2019
La axiología y su importancia en la educación
Filosofía de la Educación

LA AXIOLOGÍA Y SU IMPORTANCIA EN LA EDUCACIÓN


Introducción
El objetivo del presente texto es el de identificar la axiología como una rama de la Filosofía
y su relación con la educación con el fin de lograr una reflexión acerca de qué tan
importante es ésta y qué tan alineada debería estar con los objetivos educativos.
La palabra axiología proviene de las palabras griegas axios: digno y valioso, logos:
tratado, y el sufijo ía: que significa cualidad. La Real Academia Española (RAE) la define
como “teoría de los valores”.
En un mundo globalizado, es importante estar en constante desarrollo como sociedad
integral. Es este el motivo por el cual es pertinente analizar los posibles resultados de
nuestras acciones, ya que:
El análisis filosófico de los valores es vital para poder tomar conciencia de la
llamada “crisis de los valores” y de los incontables problemas que acompañan a
las decisiones humanas en condiciones límites en las que no todo lo que se puede
hacer se debe hacer (Martínez, 2010, pág. 1).
Una vez dicho lo anterior es importante preguntarnos: ¿qué valores son los que deberían
sustentar la práctica educativa?, ¿son los mismos valores los que se deben aplicar tanto
en la educación como en la vidia cotidiana?, ¿qué sustento tienen estos valores para ser
aplicados y entendidos como absolutos? ¿qué objetivo tienen estos valores en la
sociedad global?
La axiología y los valores
Para comprender a un mayor grado la axiología, Ruiz (1996) afirma que ésta analiza el
juicio que el ser humano da a tal o cual valor, en lo cual nos referimos únicamente al
sentido espiritual, más específicamente a los conceptos de moral y ética.
Sabiendo de esta manera lo que se entiende por axiología no podríamos proseguir sin
antes mencionar lo que son los valores. Dentro de sus múltiples definiciones tomaremos
la que es acorde a nuestro tema (en el sentido cívico). La palabra valor, de acuerdo con
la RAE, se define como “entereza de ánimo para cumplir los deberes de la ciudadanía,
sin arredrarse por amenazas, peligros ni vejámenes”.
“Gadamer (1960) nos dice que para toda praxis humana hay algo que está ya decidido,
y es que tanto el individuo como la sociedad se hallan orientados hacia la felicidad” Fullat
(2003, pág. 28).
Pero ¿qué tan polarizadas pueden estar las sensaciones de felicidad de cada individuo
en relación con la felicidad de la sociedad en general?, ¿la felicidad social debería
jerarquizar a la felicidad individual o viceversa? y ¿en qué momento podrían llegar a ser
antagónicas ambas?
La interacción humana, es pues el origen del análisis axiológico en sí mismo, ya que, de
no haber interacción, el ser humano no tendría la capacidad de crear un lenguaje y, sin
1
La axiología y su importancia en la educación
Filosofía de la Educación

lenguaje, el individuo carecería de un razonamiento y, de no existir un razonamiento no


existiría la capacidad de reflexionar acerca de los valores y, en realidad, de nada
concreto.
Con esto podemos argumentar que los valores hacen un llamado al hombre para sacarlo
de su encierro en sí mismo y conducirlo a objetivar y diferenciar sus intereses y lograr un
aumento capacidad empática.
A lo largo de la historia hemos encontrado distintas concepciones axiológicas acerca del
hombre y su objetivo. Lamb (1993), citado por Hartman (1962, pág. 43) comenta que
Sócrates creó una ciencia nueva, tomándola de una teoría reconocida de 'ideas' o
'formas', surgidas de la reflexión acerca de la cualidad predicada cuando decimos 'este
hombre es bueno' y que da como postulado alguna realidad segura tras los objetos
fugitivos de lo sensible”.
En la filosofía de Platón encontramos como principal eje de valores a “el bien”, en el que
Demos (1946) citado por Hartman (1962, pág. 44) nos dice que Platón sostiene que los
valores son distintos de las cosa; el Bien es un principio de crítica para el reino de todo
Ser, existencial y esencial.
Nietzsche (2014) sostiene que el valorar en si mismo es crear, es tesoro y joya de todas
las cosas valoradas, ademas de afirmar que no se será un humano propio cuando se
deje llevar hacia lo que más le satisface o lo que menos esfuerzo cuesta. Valora la
interiorización de la personal.
Así también, “Nietzsche (2014) afirma que el hombre que crea valores y confiere un
sentido humano a cuanto él considera y valora, tiene que descubrir asimismo lo que es
bueno y lo que es malo” (Jiménez Moreno,1995, pág. 7). Entonces lo que podríamos
percibir como bueno o malo según este pensamiento sería únicamente una ilusión.
Por otra parte, Fullat (2003) sostiene que los tres valores que sostienen al individuo como
tal son la dignidad del ser humano, el conocer orientado a la verdad y la eficiencia y
eficacia en el logro de lo decidido. De tal manera que cabe ahondar en las bases de éstos
como método de comprensión ya que estos tres valores engloban un cúmulo de virtudes
a analizar.
De manera general, Sánchez (2019) menciona que la esencia del fenómeno educativo
desde su finalidad son los valores universales y a estos los delimita en seis: la vida, la
verdad, la justicia, el amor, la paz y la unidad. Estos valores tienen la finalidad de lograr
la trascendencia del ser humano y se pueden considerar como absolutos, es decir, son
atemporales y en cualquier contexto del ámbito global deberían de aplicarse para todos
los seres humanos.
Con esto podemos denotar que los valores mismos son la brújula constante del individuo
hacia la plenitud física, espiritual y ética-moral.
La axiología en la educación

2
La axiología y su importancia en la educación
Filosofía de la Educación

Entonces, “si la axiología es la ciencia que estudia los valores, la axiología educativa es
la ciencia que estudia los valores en la educación” (Gervilla, 1988, pág. 5).
En palabras de Fullat (2013) el ser humano es un animal educando, esto quiere decir que
es una bestia que requiere ser educada. Si dijésemos “educable” entraríamos en una falla
etimológica, ya que educable es cualquier animal que puede aprender a comportarse o a
realizar diversas actividades. Mas si a un ser humano se le priva del derecho de la
educación no sería más que un animal (irracional).
Entonces podemos decir que más que un derecho, la educación es una necesidad del
ser humano. Por ello es imprescindible el reflexionar acerca del “por qué, para qué, qué,
a quién, de quién y con quién, cuánto, cómo, cuándo y dónde educar” (UTEL, s.f., pág.
1), con lo cual podremos tener como apoyo la axiología en la educación. También
encontramos que “para Platón el maestro es mediador axiológico en el proceso de
enseñanza” (Penalva, 2005, pág. 202).
Es pertinente entender que los valores no solamente se necesitan como un discurso en
el ámbito educativo, es decir, no basta con admirarlos, sino que debe existir un verdadero
compromiso hacia los mismos. Por eso “para Marín (1981) es preciso pues conciliar la
dignidad de los valores elegidos, con la estimación por los alumnos” (Ruiz, 1996, pág.
167).
No podríamos proseguir sin mencionar la necesidad de una interculturalidad global, tema
del cual nos encontramos rezagados como sociedad planetaria. Arendt (1994), citado por
Bonilla (2015, pág. 53) argumenta que llegamos a ser conscientes de un derecho a tener
derechos y de un derecho a pertenecer a algún tipo de comunidad organizada, sólo
cuando emergieron millones de personas que habían perdido y que no podían recobrar
estos derechos por obra de la nueva situación política global.
Es necesario pues, la ideación de una educación participativa por parte de todos los
integrantes que ella implica, de manera que “el enfrentamiento, mediante el dialogo y el
intercambio de argumentos, será unos de los instrumentos necesarios de la educación
del siglo XXI.” (Delors, 1996, pág. 97). Incluso podemos decir que “comprender lo
humano, es comprender su unidad en la diversidad, su diversidad en la unidad” (Morin,
2001, pág. 22).
Conclusión
Tomando como base lo mencionado podemos comprender que la axiología está
íntimamente ligada con la vida integral del ser humano y, por ende, con la educación.
Entonces “cabe preguntarse: vamos a ver, ¿y por qué tengo que ser moral? Esta
interrogante no obstante es, ella, inmoral” (Fullat, 2003, pág. 30)
A todos los docentes nos compete aportar en la educación aprovechando los beneficios
que nos proporciona la axiología, guiando y siendo un ejemplo para los jóvenes que son
el futuro de nuestro planeta, el cual se encuentra ávido de una unidad global que aún no
se logra obtener. La tarea si bien no es individual, puede nacer como tal, de manera que,
una persona puede cambiar el mundo de muchas otras y éstas, a su vez, cambiar el
3
La axiología y su importancia en la educación
Filosofía de la Educación

mundo de otras más, logrando conseguir un alcance inestimable en lo tocante a la ética


y moral del individuo. Buscando un horizonte hacia el futuro si bien incierto, pero colmado
de extensas posibilidades infinitamente positivas hacia la trascendencia y plenitud del ser
humano y todo lo que en él implica. Podemos concluir reflexionando que "si queremos
salvarnos, no queda más remedio que buscar valores" (Fullat, O., 2013).

Referencias
Bonilla, A. B. (2015). Voces de la filosofía de la educación. (H. I. Ramírez, Ed.) México: Ediciones del lirio.
Obtenido de
http://biblioteca.clacso.edu.ar/clacso/se/20171013112316/Voces_filosofia_educacion.pdf

Delors, J. (1996). "Los cuatro pilares de la educación" en La educación encierra un tesoro. Informe a la
UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI. Madrid, España:
Santillana/UNESCO. Obtenido de http://uom.uib.es/digitalAssets/221/221918_9.pdf

Fullat, O. (2003). Axiología educativa para Occidente. Educación, 12(23), 25-65. Obtenido de
http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/educacion/article/view/10554/11025

Gervilla, E. (1988). Axiología educativa. TAT.

Hartman, R. S. (1962). El conocimiento del bien en Platón. Diánola, 8(8), 42-62.

IBERO Puebla. (19 de Agosto de 2013). Pensamiento Libre S5E6 - Educación, una mirada filosófica
[archivo de video]. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=nEeqGMC9MZI&t=117s

Jiménez Moreno, L. (1995). La axiología nietzscheana: valorar es crear. Revista de Filosofía, 13, 165-180.

Martínez, G. J. (marzo de 2010). En torno a la axiología y los valores. Contribuciones a las Ciencias
Sociales, 7, 1. Obtenido de
https://mimateriaenlinea.unid.edu.mx/dts_cursos_mdl/lic/ED/FE/AM/05/Entorno_a_la_axiologi
a.pdf

Morin, E. (2001). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Barcenola: Paidos Studio.
Obtenido de https://apps.utel.edu.mx/recursos/files/r161r/w24116w/sietesaberesS5.pdf

Nietzsche, F. (2014). Así habló zaratustra. e-artnow sro.

Penalva, B. J. (2005). El maestro como mediadior axiológico en el pensamiento de platón. Educación XX1,
8, 201-214. Obtenido de http://revistas.uned.es/index.php/educacionXX1/article/view/349

Ruiz, J. M. (1996). La axiología y su relación con la educación. Revista de Ciencias de la Educación, 12,
152-168. Obtenido de https://revistascientificas.us.es/index.php/Cuestiones-
Pedagogicas/article/download/10235/9033

Sánchez, S. J. (20 de Noviembre de 2019). Teleología de la educación, Filosofía de la Educación [Archivo


de video]. Obtenido de UTEL:

4
La axiología y su importancia en la educación
Filosofía de la Educación

https://api.zoom.us/recording/play/Je7pfIlikeRGzuRbahpFBbSKwDOShuQ5JPrAXeRrybgE-
OCzm9DhWrqb9vGLWShj

UTEL. (s.f.). Caso de estudio 4: “El gran desafío del siglo XXI: la educación”. México.