Está en la página 1de 5

MÁSTER EN PSICOLOGÍA

INFANTIL Y FAMILIAR
COMENTARIO 1

IMPORTANCIA DE LOS PARES EN EL


DESARROLLO DE LA ADOLESCENCIA.

La adolescencia es considerada como la fase central del

desarrollo psicológico, durante la cual se producen transformaciones


que pueden llevar a las fases de desarrollo precedente y que

condicionan el futuro adaptativo del individuo.

El adolescente busca su propia identidad, se cuestiona

muchas situaciones en las cuales ya no posee esa ayuda adulta, ahora

es necesario tomar decisiones , satisfacer deseos y disminuir

gradualmente esas relaciones familiares.

Pero ¿Cómo consigue el adolescente hacer frente a las

actividades, obligaciones, deberes y trabajos que día a día se

cruzan en su camino?. La respuesta es:

“Pidiendo ayuda”

El grupo de los pares representa una fuente privilegiada a

la que solicitar diversas formas de ayuda. Convertirse en parte de

un grupo muestra cómo se pone en marcha el mecanismo de

identificación ya que los grupos de pares se organizan,

fundamentalmente en: intereses, inquietudes; formas de ver los

problemas , de entenderlos, de manejarlos…

Lo que buscan son individuos semejantes a ellos con quienes

compartir vivencias, tomar decisiones, desenvolverse con autonomía

y también encontrar apoyo en lo doloroso, aquello que provoca

sufrimiento.
Destaquemos que el grupo esta formado por varios miembros y

el simple hecho de ser uno de ellos da un status autónomo al

adolescente. A día de hoy nos encontramos con una gran cantidad de

adolescentes preocupados por cómo son percibidos por sus compañeros,

muchos serían capaces de hacer cualquier cosa por formar parte del

grupo, y para ellos, ser excluido es sinónimo de estrés, frustración

y tristeza.

Por ello el adolescente tras la búsqueda de sentirse

auténtico y no ser rechazado puede verse impulsado a dirigirse hacia

el riesgo, como por ejemplo: El consumo de alcohol y drogas,

carreras en moto, violación de las reglas comunitarias, relaciones

sexuales no protegidas, vandalismo…

Zuckerman explica la atracción de los jóvenes hacia

comportamientos de riesgo como un tramo de la personalidad que se

distingue por el deseo de vivir situaciones nuevas, fuertes y

excitantes, otros autores llaman a causa fenómenos cognitivos, como

el egocentrismo y un optimismo injustificado.


Los grupos de pares suelen compartir el mismo nivel social

y edad. Pero todo grupo funciona a dos niveles distintos, el nivel

de la tarea y el nivel emocional o afectivo; el primero se centra en

el trabajo , las ideas , la organización formal del grupo, es decir,

el grupo debe tener objetivos y estrategias claras , normas por las

que regirse , interactuar y que todos sus miembros sean participes.

El segundo, el nivel afectivo se refiere al grado de cohesión entre

ellos, es decir, las relaciones que hay entre ellos, satisfacción de

cada miembro , sentimiento de grupo, confianza…

Solo aquello que es importante para el grupo está regulado

por normas que son respetadas por el leader.

Cuando un sujeto no respeta las reglas primero se le llama

al orden, después poco a poco se le margina o se le expulsa.

En conclusión, para los jóvenes que atraviesan la

adolescencia es muy importante tener un grupo para conformar su

personalidad , ya que necesita tener modelos en los cuales pueda

sentirse reflejado e identificado.

El grupo de pares por tanto funciona como un modelo y es una parte

muy importante para el desarrollo psicosocial del adolescente.