Está en la página 1de 2

Diferencia entre hábito y costumbre

Cuando el modo de vida de las personas, sus actitudes, acciones y maneras se hace
de modo recurrente y reiterativo pueden convertirse en hábitos o costumbres, los
cuales, a su vez, caracterizan a una persona, a una familia o a una sociedad.

Por tanto, los hábitos y las costumbres son prácticas recurrentes que forman parte
de la naturaleza humana y se manifiestan de diferentes maneras. En este sentido, en
el presente artículo mostraremos las diferencias entre hábitos y costumbres, luego
de definirlos brevemente.

Hábito

Un hábito se puede definir como un modo especial de proceder o conducirse, que se


adquiere mediante la repetición de actos iguales o semejantes. Los hábitos son
prácticas reiterativas de la persona, caracterizándola en función de la ejecución
constante de las mismas y que pasan a formar parte ordinaria de su conducta.

De igual forma, los hábitos son aprendidos, ya que, se originan de tendencias


instintivas, gustos y prácticas reiterativas. Para que una conducta o acción se
convierta en un hábito debe ser practicado de forma permanente o frecuente. Estos
pueden ser transmitidos de padres a hijos, ya que, ciertas prácticas familiares son
aprendidos y adoptados por las nuevas generaciones quienes se apropian de ellos y
continúan ejecutándolos.

Se puede decir que, los hábitos pueden ser alimenticios, de higiene, de


esparcimiento, de descanso, intelectuales, emocionales, físicos, entre otros. Cuando
una persona realiza una acción de manera frecuente, tanto el cuerpo como la mente
se acostumbran a dicha práctica y se vuelve común y natural en la persona. De allí
que, el hábito sea una práctica individual y personal.

Igualmente, algunos hábitos pueden convertirse en vicios, cuando se ejecutan sin


control o conciencia. Por otra parte, los hábitos están influenciados y determinados
por los valores, ideas, sentimientos y experiencias significativas de la persona y su
núcleo familiar. De allí que, una persona educada en valores positivos tendrá en
consecuencia hábitos saludables.

Ejemplo: tomar una taza de café después de comer, leer el periódico en un sillón
determinado, dormir después de comer o leer un libro antes de dormir son algunos
hábitos.
Costumbres

Las costumbres pueden definirse como el conjunto de cualidades, inclinaciones,


creencias, prácticas y usos colectivos que distinguen a una comunidad, pueblo,
ciudad o nación. Se trata pues de hábitos colectivos, admitidos por quienes viven en
una comunidad determinada y adoptada, generalmente, por los nuevos pobladores
de dicha localidad. Las costumbres pueden igual ser llevadas a otras regiones.

En el mismo orden de ideas, cuando una familia o un grupo de personas se mudan


a otro país o región pueden mantener ciertas costumbres propias de su nación aun
cuando éstas tengan variaciones y adaptaciones de espacio, clima, tiempo o incluso
de fechas. Las costumbres se transmiten de generación en generación y están
determinadas por el sistema educativo, la religión, la cultura, el sistema político, el
grupo étnico de origen e incluso, factores como el clima pueden incidir en las
costumbres de un pueblo o nación.

Ejemplo: las celebraciones de carnavales de Cádiz y de Tenerife, la Tomatina, entre


otras, forman parte de las costumbres de los españoles.

Como se puede apreciar, existen diferencias importantes entre hábito y costumbre,


las cuales se pueden resumir en:

 Los hábitos son individuales, por lo que, se refieren a la práctica de acciones


individuales mientras que las costumbres son colectivas y se refieren al
conjunto de hábitos de un pueblo o nación.
 Los hábitos son adquiridos mientras que las costumbres son aceptadas.
 Los hábitos están determinados por los valores, ideas, sentimientos y
experiencias de la persona mientras que las costumbres están determinadas
por la cultura, la ideología, el sistema político, la religión y la educación de
un pueblo o nación.