Está en la página 1de 22

MANUFACTURA – MENTEFACTURA: Evaluar el cambio de modelo

productivo en las organizaciones como factor de crecimiento.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS

RESUMEN

El crecimiento de un país es la clave para mejorar su competitividad. La


sociedad del siglo XXI, considerado como el siglo de las “economías del
conocimiento”, ha demostrado que el campo creativo e innovador del individuo y
donde se ha de dar la transformación hacia nuevos modelos de producción, es la
llave al éxito de las empresas. La era post-industrial basada en la manufactura ha
sido sustituida en la era informacional por la Mentefactura.
Este es el objetivo de este ensayo, analizar la Mentefactura como un modelo
productivo para el desarrollo de las organizaciones. Pretende, por una parte
demostrar la importancia del conocimiento como proceso continuo de
construcción, creación y participación de las economías;basadoen el “Saber
hacer” y el “Saber cómo”; que dio origen a la Mentefactura, y por otro lado,
enfatizar que para que una economía se base en el conocimiento como valor
agregado, es necesario que la misma invierta en el capital humano y el capital
social. La inversión en dichos factores fomenta la capacidad de crear e innovar,
dando lugar a nuevas ideas que en el futuro se convertirán en productos, servicios
y modelos de negocio; por lo cual se hace entonces necesario evaluar el cambio
de modelo productivo en las organizaciones como factor de crecimiento creando
un enlace entre la Manufactura y la Mentefactura, valor agregado que toda
sociedad productiva requiere para ser competitiva.

Palabras Claves: Conocimiento, Economía del conocimiento, Sociedad del


Conocimiento, Manufactura, Mentefactura, Innovación, Globalización, Talento
Humano.

ABSTRACT
The growth of a country is the key to improving its competitiveness. The society
of the 21st century, considered as the century of the “knowledge economies”, has
shown that the creative and innovative field of the individual and where the
transformation towards new production models is to be given, is the key to the
success of companies . The post-industrial era based on manufacturing has been
replaced in the informational era by the Mindfacturing.

This is the objective of this essay, to analyze the Mindfacturing as a productive


model for the development of organizations. It aims, on the one hand, to
demonstrate the importance of knowledge as a continuous process of construction,
creation and participation of economies; based on the "Know to do" and the "Know
How"; that gave rise to the Mindfacturing, and on the other hand, emphasize that
for an economy to be based on knowledge as an added value, it is necessary that
it invests in human capital and social capital. Investment in these factors fosters
the ability to create and innovate, giving rise to new ideas that in the future will
become products, services and business models; Therefore, it is necessary to
evaluate the change in the production model in organizations as a growth factor by
creating a link between Manufacturing and Mindfacturing, an added value that
every productive society requires to be competitive.

Keywords:Knowledge, Knowledgeeconomy, KnowledgeSociety, Manufacturing,


Mentoring, Innovation, Globalization, Human Talent.

INTRODUCCIÓN

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


La sociedad está en continuo cambio. El hombre no sólo ha tenido que adaptarse
a su entorno físico, al clima, al paisaje, entre otros, sino también a los cambios
sociales, políticos y económicos que afectan todos los ámbitos de la vida, entre
ellos, el organizacional o empresarial, ya que es justamente en ellas donde reside
mayoritariamente, el campo creativo e innovador del individuo, y donde se ha de
producir la transformación hacia nuevos modelos de relación personal con el
trabajo y sus resultados, permitiendo con esto, el crecimiento de un país o de una
región como clave para mejorar su competitividad.

Este es el tema que motiva este ensayo cuyo objetivo es analizar la Mentefactura
como un modelo productivo para el desarrollo de las organizacionesy con el cual
se busca por una parte demostrar la importancia del conocimiento como proceso
continuo de construcción, creación y participación de las economías; basado en el
“Saber hacer” y el “Saber cómo”; padres de la Mentefactura, y por otro lado,
enfatizar que para que una economía se base en el conocimiento como valor
agregado, es necesario que la misma invierta en el capital humano y el capital
social. La inversión en dichos factores fomenta la capacidad de crear e innovar,
dando lugar a nuevas ideas que en el futuro se convertirán en productos, servicios
y modelos de negocio; por lo cual se hace entonces necesario evaluar el cambio
de modelo productivo en las organizaciones como factor de crecimiento creando
un enlace entre la Manufactura y la Mentefactura, valor agregado que toda
sociedad productiva requiere para ser competitiva y que ha sido definido por Juan
José Goñi Zabala, como “…una forma de entender el trabajo relacionado con los
valores, la capacidad de idear y la de interactuar”(…) “Es pensar en conocimiento y
servicio, no en producto”. (Goñi Zabala, JJ., 2006).

En otras palabras, se trata de la transición de una economía basada en el trabajo


manual a una economía basada en el trabajo mental intelectual, dando como
resultado una nueva expresión llamada Mentefactura, con lo cualse puededescribir
un futuro apoyado en el conocimiento y en los intangibles, innovando desde dentro
de la empresa para generar beneficios tanto económicos como sociales.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


La era post-industrial, basada en la manufactura, ha sido sustituida en la era
informacional como el valor agregado que toda sociedad productiva requiere para
ser competitiva. Ésta ha roto con los antiguos modelos organizacionales, basados
en el paradigma tradicional que está vinculado a modelos jerárquicos,
especialización en funciones, repetición y dependencia; llevando los nuevos
modelos a un nivel donde se trate de trabajar con la capacidad de resolver
problemas, la interacción y también la parte emocional. Está demostrado que en
un ambiente de tensión no se puede ser creativo, y los nuevos tiempos demandan
creatividad e innovación para crecer y triunfar. Estos elementos únicos de la mente
humana han de dirigir, a su vez, los elementos intangibles de las relaciones
personales, cambiando las relaciones de poder para construir la cooperación
organizacional para de esta manera entender que ya las empresas no pueden
enfocarse en la Manufactura como sistema de producción sino que ahora entra en
juego la Mentefactura como factor básico para la innovación.

“Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia”


Sócrates

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


EVOLUCIÓN DEL MODELO PRODUCTIVO EN LAS ORGANIZACIONES

1.- La tercera Revolución Industrial

El desarrollo y transformación del conocimiento y las tecnologías, ha ocurrido de


una manera tan vertiginosa, que se hacen obsoletos en el tiempo casi de manera
imperceptible. Con la llegada de los nuevos medios de comunicación y las nuevas
tecnologías, destacando entre ellas el Internet y la aparición del I+D, se ha dado
paso a la tercera Revolución Industrial, también conocida como Revolución de la
Inteligencia. Un concepto y una visión dada por Jeremy Rifkin, sociólogo y
economista estadounidense; y avalada por el Parlamento Europeo en una
declaración formal aprobada en junio de 2006.

La Tercera Revolución Industrial se asienta sobre nuevas tecnologías de la


información y la comunicación, así como en las innovaciones que permiten el
desarrollo de energías renovables; yviene caracterizada, básicamente, por 5
pilares:

1. El cambio a energías renovables.


2. La conversión de edificios en plantas de energía.
3. El hidrógeno, las baterías recargables y otras tecnologías de
almacenamiento de energía.
4. Tecnología Smart grid o de Red de distribución de energía eléctrica
«inteligente».
5. Transporte basado en vehículos todo-eléctricos, híbridos enchufables,
híbridos eléctricos regulares y de pilas de combustible, utilizando como
energía de propulsión la electricidad renovable.
Este proceso tiene como líderes a países desarrollados, entre ellos; los Estados
Unidos, la Unión Europea y Japón; con lo cual se deja ver que el principal
problema de esta revolución es sin lugar a dudas que no ha sido igual para
todos, ya que no todos los países pueden costearse las investigaciones

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


necesarias, y por lo tanto encontramos grandes desigualdades entre los países
más poderosos y los más débiles económicamente,

2.- Conocimiento y Economía del Conocimiento

El conocimiento es el motor de cambio, innovación y evolución en la economía; es


inherente al ser humano y se crea a partir de la observación del comportamiento y
la innovación. Es lo que en el campo de la economíase describe como “Saber
hacer” y el “Saber cómo”,y se refiere a las capacidades, habilidades y
conocimientos especiales que ha adquirido una persona o empresa para hacer o
desarrollar una determinada tarea.No es simple información, implica un proceso
continuo de construcción, creación y participación que habla no sólo de productos
o servicios, sino de experiencia, calidad, satisfacción de cliente e innovación
constante, que produce ese valor agregado que desde un principio plantea la
Economía del Conocimiento.

Las Economías del Conocimiento se definen como aquellas economías nacionales


o sectores productivos que muestran dinamismo y crecimiento originado por la
producción y el uso intensivo de la información. Utiliza el conocimiento para
generar valor y riqueza por medio de su transformación a información. Abarca
rubros como la educación, investigación y desarrollo, alta tecnología, informática,
telecomunicaciones, robótica, nanotecnología e industria aeroespacial. De aquí
que con la aparición de este concepto, el mundo ha entendido que ya no es sólo el
trabajo lo que crea valor, sino también el Conocimiento.

Aunque el concepto de Economía del Conocimientoaparece a finales de los años


sesenta, relacionando a las nuevas tendencias en economía y a los
nuevos datos estadísticos, no es sino hasta los años noventa cuando el concepto
cobra fuerza, principalmente en Europa debido a los esfuerzos de la
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD)

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


Antiguamente, los elementos como experiencia, calidad, satisfacción de cliente e
innovación, no eran considerados determinantes del crecimiento económico, sin
embargo, hoy en día, la gran mayoría coincide enque son los motores de esta
economía; siendo la innovación y el talento humano los factores que permiten a
las empresas adaptarse y mantenerse competitivas en un mercado global que
está en constante evolución. Dicho en forma sencilla: el conocimiento y la
información son los principales insumos de la producción.

La clave de la economía del conocimiento está en crear un valor agregado a lo


que ofrece, que en su mayoría se trata de servicios. Es decir, no se inventa un
nuevo aparato, sino que el mismo ofrece un servicio especial para el usuario al
que le facilita la vida.

Según los expertos, la economía del conocimiento define un concepto que en la


mayoría de los casos reflejan una transformación en el modo de funcionar de la
propia economía. Es el desplazamiento de la fabricación de objetos a la toma de
decisiones, y la transición a un mundo en el cual el factor de producción
primordial, son los conocimientos, aspecto que se evidencia desde finales del siglo
XX, al observar que la inversión en capital intangible ha crecido en mayor medida
que el capital tangible.

Incorporar el conocimiento como factor productivo no es una tarea fácil, porque, en


comparación con el factor capital (físico) y el factor trabajo, el conocimiento no es
un factor escaso (OECD, 1996, p. 11). Además es difícil medir la cantidad de
conocimiento que se usa en el proceso productivo, ya que el conocimiento con
frecuencia es intangible. Sin embargo, incorporando conocimiento a la función de
producción, es decir, con más información o conocimiento (insumo) se aumenta la
producción (salida).

2.- La Sociedad de la Información y la Sociedad del Conocimiento

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


La noción de "Sociedad de la Información" surge a finales de los años sesenta. Su
autoría se atribuye al japonés Yoneji Masuda como divulgador del término en una
obra publicada en 1968; tiempos en los cuales se comienza a notar que la
Sociedad Industrial iniciabasu evolución hacia un tipo de Sociedad distinta,en
donde el control y la optimización de los procesos industriales empezaban a
sersustituidos por el control y el manejo de la información.

Más tarde Manuel Castell, sociólogo y economista español, al examinar los


caracteres del nuevo paradigma usa el término “Era Informacional”, tomando
al Internet como fundamento principal para este nuevo modo de organización
social.Establece una diferencia desde el punto de vista analítico entre nociones de
“sociedad de la información” y “sociedad informacional”, con implicaciones
similares para la economía de la información y la economía informacional.

La noción de sociedad de la información ha sido inspirada por los programas de


desarrollo de los países industrializados, y el término ha tenido una connotación
más bien política que teórica, pues a menudo se presenta como una aspiración
estratégica que permitiría superar el estancamiento social. Introduce un elemento
de gran importancia basado no sólo en la información que cada persona u
organización almacena, sino que también tiene una capacidad casi ilimitada de
acceso a la información que otros generan. Esto constituye el factor
desencadenante para una serie de transformaciones sociales de profundo alcance
que tienen a su vez influencia en el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Partiendo de esto se deduce un modelo que considera cuatro grandes elementos


que la configuran:

• Usuarios: Personas u organizaciones que acceden a los contenidos a


través de las infraestructuras.
• Infraestructuras: Elementos que permiten el acceso a distancia a los
contenidos.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


• Contenidos. Es la información, referida a productos o servicios a los que
se puede acceder sin necesidad de desplazarse a un lugar determinado.
• Entorno: Factores o agentes de tipo social y económico, que inciden en
cualquier fenómeno que tenga lugar en la sociedad, afectando la
orientación y ritmo de implantación de la Sociedad de la Información.

En las últimas décadas el término Sociedad de la Información ha comenzado a


ser sustituido por el término: “Sociedad del Conocimiento”,lo que ha despertado la
duda acerca de si son términos iguales o no. Sin embargo, para algunos
investigadores del campo económico, la sociedad de la información es la piedra
angular de las sociedades del conocimiento y establecen la diferencia al decir que
el concepto está relacionado con la idea de la “innovación tecnológica”, mientras
que el concepto de “Sociedades del conocimiento” incluye una dimensión de
transformación social, cultural, económica, política e institucional, así como una
perspectiva más pluralista y desarrolladora. Es por esto que algunos prefieren el
concepto de “Sociedades del conocimiento” al de la “Sociedad de la información”,
alegando que la primera expresa mejor la complejidad y el dinamismo de los
cambios que la sociedad moderna experimenta.

En el año 2006, estando la Asamblea General de la OEA reunida en Santo


Domingo, hizo la siguiente declaración:

“Una sociedad del conocimiento se refiere al tipo de sociedad que se


necesita para competir y tener éxito frente a los cambios económicos y
políticos del mundo moderno. Asimismo, se refiere a la sociedad que
está bien educada, y que se basa en el conocimiento de sus ciudadanos
para impulsar la innovación, el espíritu empresarial y el dinamismo de su
economía”

La sociedad del conocimiento surge pues como consecuencia de los cambios


producidos en la sociedad por las innovaciones tecnológicas desarrolladas en la

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


informática, las telecomunicaciones, el Internet, y los medios de comunicación, y
un elemento novedoso que es el campo de la genética.

ENLACE DE UN SISTEMA MANUFACTURA - MENTEFACTURA

Los cambios vertiginosos en el mundo económico impulsado por el auge de


nuevas tecnologías y conocimiento, han propiciado la transición de una economía
basada en el trabajo manual a una economía basada en el trabajo mental
intelectual. “De gente que se gana la vida con inteligencia”.

Surge aquí un novedoso término, la Mentefactura, una expresión relativamente


nuevo pero muy en boga en el campo empresarial vanguardista.Juan José Goñi,
autor del libro Mentefactura, el cambio del modelo productivo, expresa:

«Mentefactura representa la capacidad de idear, pensar e interactuar»

Goñi plantea, que la sociedad del siglo XXI está viviendo una época de grandes
transformaciones y, entre ellas, el trabajo y su naturaleza; y que todo parece
apuntar a que las fórmulas que funcionaron en el pasado, ya no sirven.

“El trabajo hoy reside mayoritariamente en las empresas y es en éstas donde


se ha de producir la transformación hacia nuevos modelos de relación personal
con el trabajo y sus resultados”

Demuestra una forma novedosa de entender el trabajo, relacionando los valores


vinculados con la capacidad de idear y la de interactuar entre los individuos de una
organización refiriéndose a la Innovación, de la cual dice:

…”la Innovación pasa por orientar la empresa al valor, a la generación del mismo
más allá de lo contractual. La necesidad de compartir ideas, proyectos, recursos,
conocimientos y riesgos es creciente a nivel social (redes sociales, crowdfunding,
clusters,…)”

En otras palabras, con la Mentefactura se puede describir un futuro apoyado en el


conocimiento y en los intangibles, innovando desde dentro de la empresa para

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


generar beneficios tanto económicos como sociales; y esta capacidad de generar
nuevas ideas, innovar, inventar y modificar lo existente con base en el saber, ha
sido siempre un elemento que impulsa hacia la mejora del bienestar social.

Por otro lado, el arquetipo de la manufactura es el trabajo manual y todo lo que


ello todavía representa como un estilo y modelo empresarial. El cambio de verdad
vendrá tanto de la innovación de las cosas como de las nuevas convicciones
acerca del valor del conocimiento y de la forma de ponerlo al servicio de las
personas y de la calidad de vida de la sociedad.

Es un mundo en el cual la ventaja competitiva sólo se consigue mediante la


inversión de conocimientos nuevos y su generación a partir de activos intangibles
como la investigación, el desarrollo de habilidades, la formación continua y un
creciente dominio de las tecnologías de la información.

Un elemento importante y que se viene implantando cada vez más en las


organizaciones empresariales, es la gestión del capital intelectual o gestión del
talento humano, permitiendo ver, cómo la Gestión del conocimiento se está
convirtiendo en el paradigma dinamizador de la estructura de la empresa.

Antiguamente, los empleos en el sector servicios eran considerados puestos de


trabajo poco cualificados y mal remunerados, pero en la actualidad esto ha
cambiado, ahora se exigen cualificaciones basadas en el conocimiento continuo, y
esto supone en muchos casos, una equivalencia superior a la que se exigía en la
industria de la transformación.

Otro factor importante es que las empresas están descubriendo nuevas formas de
comercializar los productos y servicios, especialmente a través de los mercados
electrónicos, con lo cual no solo crean nuevos mercados como el Internet, banda
ancha, TV interactiva, sino que los mercados tradicionales se están orientando
más hacia los servicios. De aquí que la aparición de mercados virtuales de
negocios para casi cualquier tipo de productos y servicios está generando una

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


expansión del empleo en los servicios, por lo que se avizora un panorama de
transformación de la industria manufacturera.

Las empresas están experimentando el síndrome de la diversificación y están


ofreciendo servicios de consultoría, formación, proyectos, integración de
soluciones, desarrollos llave en mano, y muchas otras cosas más, ligado a la
fabricación o distribución de sus productos. Están creando y desarrollando
servicios como un buen soporte técnico con el fin de mantener la fidelidad de sus
clientes.

Todos estos ejemplos demuestran que en definitiva, la Mentefactura es el valor


agregado que toda sociedad productiva requiere para ser competitiva: alto nivel de
alfabetismo, promedio de titulación elevado, sistemas educativos actualizados y
flexibles, entre otros, con lo cual se equipan las empresas haciéndolas capaces
para prestar los servicios que los nuevos tiempos demandan.

Hoy, como nunca antes, se verifica en el mundo la consistencia de la unidad entre


desarrollo del conocimiento y progreso material, asumiendo por supuesto, desde
una perspectiva crítica, este concepto de progreso como algo relativo, de acuerdo
al contexto en que se dé. No obstante, el desarrollo vertiginoso de nuevas
tecnologías, el frenetismo actual (post-industrial) para el desarrollo y el
abaratamiento del costo en los nuevos productos, a una escala mayor que la de la
producción Fordista o en cadena, y la “unión permanente” entre ciencia y
producción industrial, hacen que adquiera poca importancia la excesiva
precaución acerca de las causas, consecuencias y contenidos de estos
conocimientos acumulados y organizados sistemáticamente.

Y no hay duda en que estos conocimientos se desarrollan en un marco creciente y


vertiginoso de acumulación por parte de agencias cada vez másespecializadas en
determinadas disciplinas y tecnologías. Así pues, la sociedad del conocimiento y
su expediente de base, el conocimiento, son vitales para esta nueva economía,

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


para la mundialización del comercio y del intercambio de bienes y la consecuente
globalización.

Si bien es cierto que el proceso de globalización no es algo nuevo. La cual se


presente en tres (3) fases: tal como la “internacionalización” va desde el siglo XIX
hasta antes de la primera guerra mundial, que se caracterizó porque los Estados
Nación poseían el estatus de estados soberanos. “Mundialización” que va desde la
segunda guerra mundial hasta finales de los años 70 y se caracterizó porque las
empresas multinacionales empezaron operaciones de base mundial. La
“Globalización” es, pues, la tercera fase y es la que se evidencia actualmente”, sí
se puede evidenciar el grado de aceleración que ha sufrido en los últimos 10 o 15
años, donde básicamente se ha caracterizado por la transformación hacia
mercados más abiertos; este libre intercambio ha obligado a las empresas, los
países y las regiones a idear nuevas estrategias para competir. Su nacimiento
puede situarse a inicios de los 90 y hace posible por vez primera que los
empresarios transnacionales desempeñen un papel clave, no solo en el manejo de
la economía, sino de la sociedad en su conjunto. Este proceso tiende a socavar no
solo los cimientos de las economías nacionales, sino también el de los estados
nacionales entendidos en un sentido tradicional.

Desde otra perspectiva, esta realidad y el nuevo esquema de competencia,


plantea la necesidad de analizar los conceptos de supervivencia, crecimiento,
rentabilidad, productividad, competitividad y desarrollo; aspectos que están
íntimamente ligados a los factores de éxito como lo son los cambios tecnológicos,
productivos y organizacionales. Estos conceptos pueden convertirse en medios
importantes de justa distribución de la riqueza, de relaciones laborales estables y
de participación democrática de los trabajadores, con lo que se lograría balancear
los objetivos económicos, sociales, tecnológicos y ambientales.

Después de esta aclaración e ilustración necesarias, se puede afirmar que el


orden económico mundial impuesto por dicha globalización, unido al nuevo
paradigma productivo denominado por algunos como “Mentefactura”, en

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


contraposición al de Manufactura que se vivió hasta la década de los 80 y cuyas
principales características se pueden observar en la figura 1; conduce a una
noción de “capital humano” representado en los trabajadores especializados o
superespecializados, polivalentes o integradores; operarios o analistas simbólicos
y constituidos en el activo más valioso de las organizaciones, de acuerdo al
concepto de los especialistas más sobresalientes de la economía posmoderna.

Figura 1.Evolución en los sistemas de producción: de manufactura a


mentefactura.

Fuente: (MEJÍA, A.; CASTILLO, M; SERRANO, A., 2013, ISSN 1815-5936, p. 2-11)

Los sistemas de manufactura siempre han estado apoyados en la combinación de


2 grandes factores de la producción: el capital y el trabajo, dado un nivel de
tecnología. Existe un sistema de producción masiva y estandarizada, donde el
resultado son economías de escala con el objetivo de alcanzar la máxima
producción de bienes estandarizados y homogéneos; esto es, máxima producción
a mínimo costo como clave de la competitividad. En cambio, en un sistema de
mentefactura está apoyada ahora, en el nuevo trabajador del conocimiento, no en
el trabajador robótico; en el sistema de la manufactura el ideal es el robot, un
trabajador eficiente, mecánico y repetitivo, que maneja tiempos y movimientos con

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


precisión, eficiente para trabajar en ritmos y procesos estandarizados. Un
trabajador en la era del conocimiento, es un trabajador tipo TACA (trabaja,
aprende, crea y aplica). El trabajador ideal es el que arma un motor en una hora,
realiza todos los tiempos y movimientos de manera precisa, haciéndolo mejor que
todos los demás en exactitud y velocidad, por lo tanto, es un trabajador eficiente y
alcanza el objetivo de producir con el mínimo costo. Este trabajador puede ser, en
la era de la manufactura, un robot donde sus tiempos y movimientos son rápidos y
precisos; nunca falla.

Contra esta visión simplificadora del esfuerzo humano, de sus complejidades y


agregados, tanto culturales como espirituales, productivos como lúdicos; es
necesario plantear una visión más humanista que centre estas actividades en el
quehacer ontológico de las personas, aún de las numerosas que tanto en el
mundo desarrollado como en el que aspira a serlo, no tienen trabajo ni ocupación
productiva, pues de lo contrario; ¿cómo serían consideradas ellas: un pasivo
acaso?

El anterior planteamiento remite a aspectos como la educabilidad, es decir, al


desarrollo potencial que mediante la educación, todos pudieran alcanzar, más que
a un simple asunto de tipo meramente organizacional. Por esta razón, se acomoda
más a la humanidad de los procesos, el concepto de talento, pues en él se
despliegan las oportunidades y especificidades de la persona humana, como
concreción, en cada uno de nosotros. Como se analiza más adelante, este
planteamiento no va en contra de la productividad y la competitividad en las
organizaciones, por el contrario, se constituye en un factor estratégico para el
desarrollo sostenible de las mismas, sobre todo cuando se encuentra enlazado y
alineado en forma adecuada con los procesos de formación del talento humano y
de innovación.

Es evidente que el crecimiento obtenido enlazando la Manufactura y la


Mentefactura genera un nuevo paradigma tecnológico de una naturaleza tal como
no lo ha habido antes y de su correlativo de base: el conocimiento. Siendo que el

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


cambio tecnológico explica hoy más de la mitad del crecimiento económico en
todo tipo de economías, es sobre esa base y sus procesos internos de
acumulación que se gestiona tal crecimiento y es comprendiendo cómo se
producen esos procesos, la manera como pueden formularse alternativas de
desarrollo del sector y de las sociedades que las requieren.

Esto no significa otra cosa que la relación directa con los procesos de generación,
distribución, transacción ytransformación del conocimiento. Por otra parte, se
puede añadir que nuestra época se ha bautizado como la “Era del Talento,” es
decir, el tiempo en que el capital y la tecnología ya no son suficientes para que una
organización se mantenga vigente y sobreviva en el entorno globalizado, sino que
ahora es indispensable contar con capacidad de innovación y talento humano. Al
respecto se puede plantear que el mundo de la producción y el trabajo asociado a
la educación siempre existió, y que se han presentado cambios en la división del
trabajo, en los aspectos tecnológicos y en el desarrollo científico. De todas formas,
cabe agregar y/o concluir hasta aquí, que un sistema de mentefactura es uno de
los factores más importante para el crecimiento de una organización

Son muchos los elementos que podrían nombrarse como factores de crecimiento,
para que una organización alcance un nivel de desarrollo óptimo, pero el más
importante es la integración holística de los empleados con los recursos o las
herramientas de trabajo que necesitan (tecnologías, sistemas de información,
entre otros). Es decir, un sistema integrado llamado “Mentefactura”, donde la
calidad del servicio de una empresa radica en la posibilidad se sostener el
potencial humano.

En términos generales se puede considerar algunos factores que influyen en la


consolidación del talento humano:

 La organización del trabajo se caracteriza por el funcionamiento de grupos


autónomos, donde predomina la rotación de labores, la polivalencia.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


 No existe la separación jerárquica de responsabilidades. La organización
del trabajo pasa de ser piramidal, a ser un conjunto de redes.

Esta mayor interconectividad requiere de una organización de los “recursos


humanos” basada en la colaboración y la confianza y las buenas relaciones
laborales.

En otras palabras, este sistema “mentefactura” no puede desarrollarse de manera


espontánea, se necesita de un complejo estructural que permita potenciar al
trabajador respaldando su talento humano e innovando en nuevos desarrollos,
independientemente del lugar que ocupe dentro de la jerarquía laboral. De esta
forma, el objetivo principal de una organización empresarial debe ser potenciar el
desempeño del trabajador, tratando de que su acción tenga efectos en toda la
cadena productiva.

Es en el contexto del proceso de capacitación y desarrollo, en el que se necesitará


tomar decisiones vinculadas con el proceso de formación. Estas decisiones deben
responder a las necesidades que tenga la organización empresarial: ¿Cuáles son
aquellas necesidades que se requiere suplir de manera óptima, según condiciones
de calidad y eficiencia productiva? Éstas pueden estar conectadas con tareas que
necesitan perfeccionamiento o entrenamiento, aunque no se deben descartar las
necesidades que implican el desarrollo de nuevas estrategias de acción. El
desarrollo de nuevas tareas es finalmente el elemento que permite la apertura a
nuevas condiciones y expectativas de expansión en una organización.

Talento Humano

El talento individual es la suma de las capacidades, el compromiso y la acción.


Éstos son los 3 elementos claves en el desarrollo individual; no obstante, se debe
aclarar que la finalidad de la optimización del talento humano es potenciar el
funcionamiento de una organización empresarial, esto quiere decir que el talento

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


humano es colectivo y comunitario. Esto es una realidad, pero no se debe olvidar
la regla básica de la lógica que dice que el todo es la suma de las partes de ese
todo. Es decir, la potenciación del talento individual es la base para dicho talento
tenga resonancia a nivel organizacional o estructural en la empresa. Pero la base
está en la interacción que pueda tener el trabajador con sus capacidades y la
organización empresarial como tal; es ésta la que debe garantizar la capacitación
y las condiciones apropiadas de acción, de este modo, el compromiso o la
motivación estarán asegurados.

Figura 2.Estructura del talento humano.


Fuente: (MEJÍA, A.; CASTILLO, M; SERRANO, A., 2013, ISSN 1815-5936, p. 2-11)

El talento humano por competencias

Existe una relación entre el talento humano y las competencias, si se define el


término “competencia” como un conjunto de habilidades, saberes, técnicas, formas
de pensamiento; que le permiten al empleado desarrollar un desempeño, éste
sería el nivel de perfeccionamiento en el cual se encuentra la competencia. Se

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


entiende entonces por competencia lo siguiente: La Capacitación significa la
preparación de la persona en el cargo.

El desarrollo de las competencias tiene como objetivo desplegar los requisitos


apropiados que necesita el trabajador para desempeñarse de manera óptima en
sus funciones. Se puede entonces considerar que las competencias delimitan los
objetivos a conseguir en una tarea específica dentro de la organización
empresarial.A pesar de todas las ventajas mencionadas anteriormente que tiene el
perfeccionamiento de las competencias en los trabajadores, y por ende, en la
organización empresarial misma, es importante tener en cuenta que antes de
embarcarse en un plan de formación para los empleados, el mejor camino es
desarrollar primero un diagnóstico de conocimientos existentes. Se debe hacer un
inventario del capital humano mediante la identificación de perfiles y puestos, para
de este modo identificar necesidades de capacitación de cada uno.

Ponerse de acuerdo sobre las necesidades de capacitación también puede ser un


punto de fricción entre los empleados de la organización. Entre las decididas por la
cúpula directiva de la organización, las necesidades de lugares remotos, y las
demandas de los empleados, es difícil de mantener la coherencia. Los fracasos de
muchas organizaciones se explican con base en la incoherencia de sus políticas
respecto de las necesidades reales de las funciones que desarrollan los
trabajadores. Tradicionalmente, es la cúpula directiva aquella responsable de la
gestión del talento humano, y realiza un trabajo fundamentalmente administrativo
para cumplir con las necesidades que deben ser suplidas.

El talento humano como modelo de desarrollo económico

Se reconoce hoy que es rentable para las empresas y en general, para el


desarrollo económico de una sociedad, invertir en la capacitación y en la
educación de los empleados. El nivel de educación asociado a la potenciación del
talento humano es el fundamento del despliegue económico de países como

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


Japón, Corea del Sur y China. Estos países basaron su transformación en el
modelo económico del crecimiento basado en las exportaciones, aplicado en
primer lugar por Japón y luego por los demás. Las estrategias utilizadas fueron las
siguientes:

 Los gobiernos de estos países asiáticos incentivaron políticas económicas


que primero afianzarán el mercado interno, para en una fase posterior, competir
en el escenario internacional.
 Los gobiernos proporcionaron créditos que estaban destinados al desarrollo
del tipo de industria específico que necesitaba el país. Por ejemplo, en ciertas
épocas los japoneses y los coreanos financiaron a las industrias nacionales
automotriz, naval y química.
 Los gobiernos se propusieron establecer metas de exportación de
productos específicos.
 Aumento de una fuerza laboral especializada, tomando en consideración el
reto de que históricamente Japón, Corea del Sur y China han sido sociedades
“feudalizadas”, dado que sus economías eran básicamente agrarias. Para
transformar esta realidad económica, se hicieron avances en los niveles
educativos mediante la universalidad de la educación primaria y un amplio
acceso a la educación secundaria. Con respecto a la educación universitaria, se
focalizó la financiación de los programas que brindaban formación científica y
tecnológica. Igualmente, importaron profesores del exterior o becaron a sus
alumnos para que se perfeccionaran en el extranjero.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


CONCLUSIÓN

Las sociedades basadas en el conocimiento generan una mayor concientización


sobre la importancia de la ciencia y la tecnología como elemento clave para
valorar y optimizar el uso de los bienes, productos y servicios que posee un país
generando así ciudadanos con mayores competencias para enfrentar los cambios
actuales y ser más conscientes en sus decisiones que promuevan bienestar
social, respeto por el otro e igualdad. El fenómeno de la globalización
definitivamente conduce a un sistema de “Mentefactura”, la cual se representa en
los trabajadores que han asimilado el conocimiento, como el activo más valioso de
las organizaciones.

El crecimiento de las Organización va enfocado más a la humanidad de los


procesos “era del conocimiento”, el concepto de Manufactura a Mentefactura, pues
en él se despliegan las oportunidades y especificidades de la persona, como
concreción, en cada uno. Este planteamiento no va en contra de la productividad y
la competitividad organizacional; por el contrario, se constituye en factor
estratégico para su desarrollo sostenible, sobre todo cuando se encuentra
enlazado y alineado adecuadamente con los procesos de formación del talento
humano y de la innovación.

Estos serían algunos de los factores esenciales para que una empresa alcance un
nivel de desarrollo óptimo, pero el más importante es la integración holística de los
empleados con los recursos o herramientas de trabajo que necesitan (tecnologías,
sistemas de información, entre otros). El talento humano no puede desarrollarse
de manera espontánea, se necesita de un complejo estructural que permita
potenciar al trabajador respaldando su talento, independientemente del lugar que
ocupe dentro de la jerarquía laboral. De esta forma, el objetivo principal de una
organización empresarial debe ser potenciar el desempeño del trabajador,
tratando de que su acción tenga efectos en toda la cadena productiva.

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS


REFERENCIAS

1. CAÑIBANO, C., El capital humano: factor de competitividad, innovación y


crecimiento [en línea], Editor, 2009 [consulta: 2012-11-20]. Disponible en:
<http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/D696EFD2-6AAA-4EF1-
B414E3A27109EA67/79785/14carolinacaibano.pdf >

2. MEJÍA, A.; MONTOYA, A., Capacitación integral del talento humano por
competencias, orientada hacia la innovación tecnológica y el mejoramiento
productivo, Cali (Colombia), Universidad San Buenaventura, 2010, ISBN
9588436532, p. 21.

3. MEJÍA, A.; CASTILLO, M; SERRANO, A., factor del talento humano en las
organizaciones, Cali (Colombia), Universidad San Buenaventura, 2013, ISSN
1815-5936, p. 2-11.

4. GOÑI ZABALA, JUAN JOSE., Mentefactura: El cambio del modelo


productivo. Innovar sobre lo intangibles del trabajo y de la empresa, Diaz de
Santos. Madrid, 2002, ISBN 9788499690797,

5. CASTELLS, MANUEL, “Hacia una Economía del Conocimiento” Editorial:


Alianza Editorial, 1998

6. BROOKING, ANNIE, “El Capital Intelectual” Editorial: Paidós Ibérica (Paidós


Empresa), 1997

RODRIGUEZ, ANA TERESA – MARCHAN, LUIS