Está en la página 1de 8

La administración colonial y autoridades coloniales (organización política)

Luego de la conquista de América fue necesario, para la Corona de Castilla, organizar


políticamente los territorios americanos. El Rey no podía tomar resoluciones directamente ya que
no conocía América por estar lejos. Es por ello que necesitó de otras personas que lo ayudaran
para gobernar sus dominios americanos, algunas estaban en España y otras en América y
gobernaron en su nombre. Con respecto a las primeras, se destacaron el Consejo de Indias, que
se encargaba de aconsejar al Rey sobre las leyes para América y el nombramiento de los
funcionarios. La Casa de Contratación, su trabajo era realizar los contratos comerciales con los
capitanes de barcos, tripulación y sus dueños. También controlaban las mercaderías que salían de
España para América y las riquezas que recibía el Rey. Y con respecto a las segundas, se
destacan el Virrey, autoridad máxima de un virreinato. El Gobernador, autoridad máxima de una
gobernación (los virreinatos se subdividían como un país se subdivide en provincias). El Cabildo,
autoridad máxima de una ciudad formada por varias personas. Cuando había graves problemas a
resolver, se llamaba a un Cabildo Abierto que era una reunión en la cual participaban las
autoridades conjuntamente con los "vecinos" (propietarios, gente de clase alta, sacerdotes,
autoridades militares). Las Audiencias, que eran un grupo de personas que resolvían los
problemas judiciales. Se formaban en las ciudades más importantes. Los Consulados, que se
encargaban de resolver los problemas económicos en las diversas zonas. Los Capitanes
Generales, autoridades máximas en las guarniciones militares de frontera.

Página 1 de 8
Tema n°12:
La economía colonial en América

En sus inicios no fue particularmente fácil la vida económica en las colonias, donde no
existía la moneda como medio de pago, entre aborígenes y conquistadores., usándose
prioritariamente el sistema de trueque. Luego se usaron ciertos productos como monedas. Los
precios no eran iguales en un lugar que en otro. La economía colonial fue, lógicamente,
complementaria de la española, tendiente a satisfacer de aquellos productos que España no tenía,
pero que a la vez pudieran soportar el largo viaje desde América. La principal fuente de riqueza
era la tierra y sobre ella, los conquistadores establecieron un sistema feudal. Primero, la
propiedad de la tierra se obtuvo por donación de la Corona, y luego por compra, pero sólo podían
convertirse en propietarios los conquistadores, los pobladores, los beneméritos de las Indias y sus
descendientes.
La economía se basaba en casi todo el territorio en el trabajo indígena estructurado en el
sistema de encomiendas, y la mita, que originaron abusos. Esto no sucedió en Paraguay, donde
los indios se sometieron en forma voluntaria y gratuita. Por lo tanto no fue necesario el sistema
de encomiendas. La organización económica de las posesiones españoles en américa se basó,

Página 2 de 8
por un lado, en la minería que estaba concentrada en las zonas montañosas (Potosí-Nueva
España) donde descubrían minas de metales preciosos. Al principio, los conquistadores se
apoderaron de ellos por trueque o saqueo. Luego los recolectaron naturalmente, donde lo
encontraban, sobre todo en el cauce de los ríos, utilizando a los aborígenes para la tarea. A partir
de 1560, nuevas técnicas permitieron organizar y mejorar la explotación minera de yacimientos,
contando también para ello con la mano de obra de los pobladores originarios, mediante el
sistema de la mita, copiado del sistema incaico, pero mucho más abusivo. Se les exigía que
extrajeran entre 20 y 25 kg. De plata diarios, en jornadas agobiantes.
También hubo plantaciones que se desarrollaron en zonas tropicales y se especializaban
en producir un producto cada una, ya sea cacao, algodón, frutas tropicales, azúcar, tabaco, café,
etc. Por otro lado, estaban las haciendas que se caracterizaron por su gran extensión y volumen de
producción. En ellas se producían cereales como el trigo y el maíz, además de cultivos de vid,
frutales y caña de azúcar. Los españoles introdujeron instrumentos de trabajo como el arado y
criaron caballos, vacas, ovejas y mulas. Del ganado vacuno obtenían leche, cuero, carne y sebo.
Las mulas, se usaban para el transporte y eran objeto de comercialización importante. Los dueños
de las haciendas vivían en las ciudades y dejaban la producción en manos de capataces. Para
trabajarlas, los hacendados requerían de abundante mano de obra que no siempre se conseguía
fácilmente. En un principio, los indígenas trabajaron en ellas para pagar sus tributos, pero la
disminución de esta población obligó a los hacendados a contratar peones asalariados. Y por
último, estaban las estancias que se especializaban en la producción de ganado, sobre todo
vacuno. A diferencia de las haciendas, no eran siempre de grandes dimensiones y, a menudo,
contaban con algún espacio para desarrollar actividades agrícolas complementarias. La carne
obtenida se vendía en la ciudad, mientras que los cueros comenzaron a exportarse en el siglo
XVIII.
Redes sociales para la explotación económica y la legitimación del poder de los
españoles:
-Tres cosas eran necesarias para colonizar América:
* Poblar con españoles
* Formar y organizar un nuevo gobierno (el "Gobierno de Indias")
* Explotar económicamente los nuevos territorios (llamados desde ahora "colonias")

Página 3 de 8
En la conquista de América los españoles obligarán (de diversas maneras) a trabajar para
ellos a los indígenas americanos y un poco más adelante también a los negros africanos. El
aprovechamiento de los recursos naturales que ofrecía América, y las producciones que traerán
los españoles, se dará entonces a través de la explotación de los indígenas y los negros, obligados
a trabajar para los blancos. Las tres formas de explotación de los indígenas son: la esclavitud, la
encomienda y el trabajo asalariado (el ejemplo de la mita).
La explotación del indígena: la primera de ellas será la simple y llana esclavitud.
Cristóbal Colón ya en su primer viaje llevó algunos indígenas como esclavos en sus barcos para
regalárselos a los reyes. A su vez, los tripulantes que Colón dejó en las islas, y él mismo cuando
se convirtió en gobernador, sometieron a los indígenas a este trato.
Muy pronto los reyes de España van a considerar que la esclavitud del indígena no es lo
mejor. ¿Por qué? Por un lado están convencidos de que su labor es evangelizar (convertir a
alguien en un fiel de la religión católica), siendo un mandato de Dios, por lo cual esas personas
que pronto serán fieles no pueden ser esclavos, no pueden ser cosas, deben ser vasallos del rey,
deben ser personas, y que además como personas paguen impuestos.
Por otro lado ven que una gran cantidad de esclavos permite a los conquistadores en
América generar muchísima riqueza, y por lo tanto mucho poder. Si esos conquistadores logran
mucho poder pueden llegar a rebelarse contra el rey, ya sea para mandarse a sí mismos y no
recibir órdenes, o para no tener que darle a los reyes una parte (un quinto según lo que estaban
obligados) de lo que sacan de América (sobre todo los metales preciosos). Esto sin dudas no le
conviene al rey, por lo tanto tendrá que limitar la fuente de la riqueza y el poder: esta fuente son
los esclavos. ¿Cuál es la solución? La solución es la encomienda, creada por las Leyes de
Burgos en 1512.
Es una nueva forma de explotación del indio. A diferencia de la esclavitud, en esta el
nativo no es una cosa, es ya una persona, pero una persona que debe estar bajo una tutela, como
aquella bajo la que están los niños hasta que se hacen mayores de edad. La encomienda consiste
en un "reparto" de un grupo de indígenas a un encomendero (el español que se beneficia de la
encomienda). La encomienda supone obligaciones y derechos para los encomenderos.
Las obligaciones más importantes son:
-La evangelización, construcción de iglesias, lectura de la Biblia, educación en la religión
a los indios.

Página 4 de 8
-La defensa de los indios ante cualquier ataque o abuso, el cuidado de su vida y de su
integridad física.
-Debe pagar impuestos especiales acordes al beneficio que la corona le concede.
-Debe obedecer a la justicia de las autoridades reales y él no puede juzgar y castigar a sus
indios.
El derecho principal es:
-La posibilidad de aprovechar el trabajo indígena en su beneficio luego de asegurarle su
alimento, vestido y casa, y dándole el descanso y tiempo necesario para que estos indios
recibieran la enseñanza religiosa.
-Hay que aclarar que al encomendero se le repartían indígenas, y no se le daban las tierras
y los bienes de los indígenas, que seguían siendo (teóricamente, no así en la práctica) de ellos,
por lo tanto dicho encomendero sólo podía aprovecharse del trabajo y no de los bienes del indio.
A pesar de estos cambios, por algún tiempo la esclavitud va a seguir existiendo, sin que el
rey pudiera controlarlo, por la corrupción de sus funcionarios o por cuidado de no generar mucho
descontento. Pero aún allí donde la encomienda comenzó a funcionar, a pesar de sus diferencias
(en la ley, en la palabra escrita en la lejana España) con la esclavitud, el resultado era muy
parecido: los indígenas trabajaban durante mucho tiempo, casi sin importar su edad, sin recibir a
cambio más que ese alimento que les permitía trabajar al siguiente día.
Otra forma de explotación indígena fue la mita. La mita fue un sistema de trabajo
obligatorio utilizado en América específicamente en la Región Andina, tanto en la época incaica,
como en la de la posterior conquista española de América. Era un sistema de trabajo a favor del
Estado incaico destinado a las tierras del dios Sol que implicaba la construcción de centros
administrativos, templos, acueductos, etc. Este sistema de trabajo obligatorio (sirviente) continuó
ya dentro del período bajo soberanía española, ayudando a desarrollar internamente una
economía de mercado con productos y servicios para la España europea. Cada grupo de indígenas
aportaba a la corona un número determinado de trabajadores durante varios meses del año. Estos
trabajadores eran movilizados de sus lugares de origen hacia las zonas en las que se les requería
para diversas actividades.
La mita establecía cuotas laborales que debía cumplir la población nativa tributaria según
asignación que hiciese el corregidor, tanto para el servicio del encomendero como del poseedor
de mercedes de tierra o hacendado. Se sorteaba a la población indígena de un determinado lugar

Página 5 de 8
periódicamente para trabajar durante un plazo o tiempo determinado al servicio de la clase
española mediante el pago de un salario controlado por las autoridades. El servicio forzado
ejercía una inmensa presión sobre la población, causando mucho daño y cientos de miles de
víctimas mortales, sobre todo entre los trabajadores en las minas como la de Potosí.

¿Cómo se desarrolló el comercio triangular? ¿Qué continentes y actividades


productivas se vincularon a través de dicho comercio?
El comercio triangular fue una ruta comercial atlántica. El objetivo de esta ruta era
capturar esclavos en África, trasladarlos a América para que trabajen en minas y plantaciones,
exportar las materias primas producidas con la mano de obra esclava en América a Europa,
elaborar productos manufacturados en Europa, e intercambiar esos productos en África por
esclavos repitiendo el ciclo.

Página 6 de 8
¿Qué fue la trata de negros? ¿Qué motivó la llegada de esclavos a América?
La trata de negros fue el comercio de nativos africanos que fueron trasladados a América
para realizar diversas tareas en las plantaciones, las haciendas y las minas, donde recibían
castigos físicos. En las ciudades prestaban servicio doméstico o ejercían oficios, con los que
proveían ingresos adicionales a sus dueños. Por otro lado, lo que motivó la llegada de esclavos a
América fue la crisis demográfica de la población indígena americana producto de la guerra,
enfermedades, malos tratos, hambrunas, etc.
La sociedad colonial en la américa española
¿Cómo se formó la sociedad colonial?
Durante la época colonial, en América se formó una sociedad nueva en la que convivían
personas de diferentes orígenes (indígenas, españoles, africanos). Esa sociedad claramente
marcaba las diferencias entre los grupos (el conquistado y el conquistador), a la vez que se
enriqueció culturalmente con los aportes de cada uno. Al finalizar el período de conquista los

Página 7 de 8
españoles impusieron en América el modelo estamental que regía en Europa. La sociedad fue
dividida en dos grandes grupos según el origen étnico: los blancos (españoles) y los indígenas.
Con el tiempo, la incorporación de otros grupos étnicos (africanos) y la mezcla entre ellos dieron
lugar a un complicado abanico de diferencias étnicas que eran también diferencias estamentales.
Estas diferencias implicaban una rígida estratificación, ya que los derechos y obligaciones de
cada grupo dependían de su origen étnico. Estos estratos estaban organizados según un criterio
jerárquico muy rígido con escasas posibilidades de movilidad social, es decir que era muy
improbable que un individuo cambiara su posición social.
La sociedad colonial estaba formada por poco más de 18 millones de personas, dividida
en tres grupos bien diferenciados:
- Los blancos eran los españoles y sus descendientes criollos.
- Los indígenas eran libres y se los consideraba súbditos de la corona.
- Los negros eran esclavos traídos específicamente desde África para ese fin.
Debido a que los españoles llegaban solos, se produjo la unión entre hombres y mujeres
de distintos grupos, que dieron lugar a la aparición de nuevas razas: mestizos (hijos de blancos e
indígenas), zambos (hijos de negros e indígenas) y mulatos (hijos de blancos y negros). La labor
de todos los habitantes y sus relaciones definieron la sociedad cultural, religiosa y económica de
la colonia.

Página 8 de 8

También podría gustarte