Está en la página 1de 3

Términos y títulos de la Deidad

Romanos 1:16-20 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios


para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.
Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito:
Mas el justo por la fe vivirá. la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda
impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo
que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó

I CONFUSIÓN ACERCA DE LA DEIDAD

A. La confusión acerca de la Deidad se deriva de la inhabilidad para diferenciar


entre una MANIFESTACIÓN de Dios y la PERSONA de Dios

1. Dios fue manifestado en carne 1 Timoteo 3: 16

2. Hebreos 1:1-3 Jesucristo en la carne es la imagen misma de su


SUSTANCIA. Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas
maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros
días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y
por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de
su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas
las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la
purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la
diestra de la Majestad en las alturas,

3. Dios habló en diversas maneras en el pasado, pero ha escogido


hablarnos en los últimos días por medio de su Hijo, el resplandor de su
gloria, y la imagen misma de su sustancia Hebreos 1: 1-3

B. El concepto de tres personas distintas en la Deidad es confusa tanto


intelectual como bíblicamente

II TERMINOS REFERENTES A LA DEIDAD

A. Con referencia a Dios esta palabra es usada de dos formas separadas,


fácilmente distinguibles

1. Como PADRE de toda la humanidad y creación, el Creador o Dios es


propiamente llamado nuestro Padre. Cuando oramos y le decimos Padre
nuestro que estás en los cielos…

2. Todos los cristianos están de acuerdo que él (Dios o Espíritu Santo),


es el Padre de Jesucristo; por cuanto el Espíritu Santo se movió sobre
María haciendo que ella concibiera y diera a luz al Hijo de Dios
(Jesucristo), esto establece a Dios, quien es el Espíritu Santo, como el
Padre.
Mateo 1:18-25 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le
apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a

Términos y títulos de la Deidad 11


María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu
Santo es.

B. Los trinitarios tienen el concepto del Padre como la primera persona en la


Deidad enviando a su Hijo, la segunda persona en la Deidad, para salvar a la
humanidad. También tienen el concepto errado que ambos envían a la tercera
persona de la Deidad al Espíritu Santo, para venir a ser nuestro consolador

C. Esta enseñanza es antibíblica porque el HOMBRE Jesucristo no preexistió


como persona antes de Belén. Dios, quien es el Espíritu Santo, no concibió
un hijo en la carne antes de Belén; por tanto, su oficio de Padre (como uno
que engendra) no comienzo hasta el nacimiento de Jesús

D. Jesucristo no era otro Dios viniendo en existencia sino que era el único Dios
verdadero manifestándose en carne. Si la posición de los trinitario fuera
verdad, entonces la tercera persona en la trinidad sería Jesucristo, puesto que
el Espíritu Santo fue el padre de Jesucristo

E. COMO HIJO, EL Señor Jesucristo no es otro Dios, o la segunda persona en


la Deidad. Jesús nunca es llamado DIOS HIJO, ni María es llamada la madre
de Dios. Jesús es Dios y en él habita corporalmente toda la plenitud de la
Deidad Colosenses 1: 19 por cuanto agradó al Padre que en él habitase
toda plenitud; 2: 9

1. CARNE y ESPIRITU existen simultáneamente en la


persona de Jesucristo; distinguir entre estos dos es muy importante para
entender la Deidad Juan 1: 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó
entre nosotros

2. Jesucristo es nuestro salvador, Mateo 1: 18-23.; 1 Timoteo


4: 10. Delante de él toda rodilla se doblará, Filipenses 2: 5-11. Cuando
usted le reconoce a él, usted tiene al Padre, 1 de Juan 2: 23. Jesucristo es
el nombre de Dios, Juan 5: 43; 15; 26; 16: 23-24. El es el que viene por
su iglesia 1 Tesalonicenses 4: 13-18

3. Hay un término desastroso usado con mucha frecuencia por


los trinitarios para definir el papel de HIJO de Jesucristo. Si el Señor
Jesucristo es el Hijo (y lo es), su papel de hijo no puede ser eterno; tuvo
que haber una concepción y un nacimiento para que hubiera un hijo.

4. El Espíritu (Dios o Espíritu Santo) es eterno Hebreos 9: 14


¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se
ofreció a sí mismo sin mancha a Dios…, pero el papel de Hijo de
Jesucristo comenzó en Belén. Aunque la manifestación de Dios en la
carne fue preordenada antes de la fundación del mundo, esto no significa
que el Señor Jesús el HOMBRE (HIJO), existió antes de Belén.

F. EL ESPIRITU SANTO. La Palabra de Dios enseña que el Espíritu Santo es


el Padre de Jesús, Mateo 1: 18-25. Dios es un Espíritu Juan 4: 24. Hay un
solo Espíritu Efesios 4: 4-6 y el Señor es el Espíritu 2 Corintios 3: 17.

Términos y títulos de la Deidad 22


Podemos concluir a partir de estas Escrituras que Dios es el Espíritu Santo y
que hay un sólo Dios o un Espíritu

1. La Biblia no enseña y menos, indica que el Espíritu Santo


fue creado, nacido, llamado a existencia, es una persona o emana de
Dios. El Espíritu Santo siempre ha existido; El Espíritu Santo es Dios y
Dios es el Espíritu Santo. El término Espíritu Santo o Santo Espíritu es
un título descriptivo y una manifestación del único Dios verdadero

2. El utilización de la palabra, término o titulo del Espíritu


Santo llega a un uso destacado en el NT; primero como el Padre de
Jesucristo y segundo como el Consolador dado a los creyentes del NT el
día de Pentecostés. Dios como el Espíritu Santo siempre ha existido, pero
se manifiesta al mundo más significativamente en el NT.

Conclusión:
Aquellos que han usado la formula bautismal de Mateo 28: 19 (la cual es explicada en
Hechos 2: 38), han tratado de desarrollar un Dios trino, consistente de tres separadas
coeternas, coexistentes y coiguales personas. El Señor Jesucristo no está en la Deidad, la
Deidad está en Jesús Colosenses 2:9 Porque en él habita corporalmente toda la
plenitud de la Deidad .

Términos y títulos de la Deidad 33