Está en la página 1de 48

Cartilla 1

Próximo Censo Nacional


de Población y de Vivienda

Elaborada por
Claudia Mosquera Rosero-Labbé
Ruby Esther León Díaz
Margarita María Rodríguez Morales

Objetivos - 3
¿Qué es la Visibilidad Estadística? - 4
contenido

¿Para qué la Visibilidad Estadística? - 4


Tabla de

¿Quiénes promueven la Visibilidad Estadística de hogares


y personas negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras
en el Censo Nacional de Población y de Vivienda? - 8
¿Qué es un Censo de Población? - 10
¿Qué es un Censo de Vivienda? - 11

1
¿Qué características posee ¿Con qué denominaciones se capta
un Censo Nacional de Población el criterio de autorreconocimiento en
y de Vivienda? - 11 las personas de descendencia africana
¿Qué es el empadronamiento en Colombia? - 18
individual? - 11 ¿Quién es una persona negra? - 18
¿Dónde se realiza un Censo Nacional ¿Quién es una persona mulata? - 22
de Población y de Vivienda? - 11
¿Quién es una persona afrocolombiana? - 22
¿El Censo Nacional de Población y de
Vivienda se realiza a todas las personas ¿Quién es una persona raizal
en el mismo momento? - 11 del Archipiélago de San Andrés,
Providencia y Santa Catalina? - 23
¿Con qué periodo de tiempo se debería
realizar un Censo Nacional? - 12 ¿Quién es una persona palenquera
de San Basilio? - 24
¿Cuál es la utilidad de un Censo ¿Quién es una persona
Nacional de Población afrodescendiente? - 25
y de Vivienda? - 12
¿Y quién es una persona morena? - 25
¿Qué recomendaciones se han realizado
¿Cuáles son las críticas que se han
a los Estados y a los Institutos
realizado a los Censos de Población
Nacionales de Estadísticas (INES)
de los años 1993 y 2005? - 26
desde eventos internacionales que se han
realizado en los últimos años? - 12 ¿Qué retos tiene el próximo Censo
Nacional de Población y de Vivienda
¿Desde cuándo se incorpora un módulo
para el Caribe continental colombiano
sobre autorreconocimiento étnico-racial
y a nivel nacional? - 28
en el Censo Nacional
de Población? - 16 Anexo - 32
¿Cómo se define la pertenencia al ¿En Colombia desde cuándo
pueblo negro, afrocolombiano, raizal se cuantifica la pertenencia étnica
y palenquero en el Censo Nacional o racial de la gente que hace parte
de Población y de Vivienda en de la diáspora africana? - 33
Colombia? - 16 Para tener en cuenta - 46
¿Cómo se relaciona el tema de la
identidad colectiva y la búsqueda de
Bibliografía - 47
reconocimiento con los procesos de
autorreconocimiento que se llevan a
cabo en Colombia? - 18

2
Objetivo general
Objetivos Dar a conocer en el Caribe colombiano la realización del próximo
Censo Nacional de Población y de Vivienda que llevará a cabo el De-
partamento Administrativo Nacional de Estadísticas- DANE

Objetivos específicos
• Ofrecer información básica sobre la importancia de un Censo Na-
cional de Población y de Vivienda a personas interesadas en las po-
líticas públicas de inclusión social con enfoque diferencial étnico y
en el tema de la discriminación racial
• Mostrar cómo se define desde el Caribe continental colombiano a
una persona negra, afrocolombiana, raizal y palenquera.

Esta cartilla está dirigida a: miembros de consejos comunitarios; a


líderes, a lideresas de organizaciones étnico-culturales, étnico-terri-
toriales, étnico-raciales; a funcionarias(os) del Estado a nivel local,
distrital o regional; a gestoras(es) culturales, a etnoeducadoras(es);
a encargadas(os) de radios comunitarias con interés por estimular
procesos de autorreconocimiento étnico-racial en la población ne-
gra, afrocolombiana, raizal y palenquera en el Caribe continental
colombiano.

3
¿Qué es la Visibilidad La Visibilidad Estadística requiere que exis-
Estadística? ta un Sistema de Información Estadística que
funcione. El Censo Nacional de Población y
En Colombia una forma eficaz de negar el
de Vivienda es una parte de este Sistema que
peso histórico, la importancia demográfica
en Colombia desafortunadamente no ha podi-
así como de minimizar los costos sociales y
do implementarse por falta de liderazgo de las
políticos de la discriminación racial hacia la
instituciones comprometidas con esta tarea.
población de descendencia africana se ha rea-
Por otra parte la Visibilidad Estadística está
lizado por medio de la Invisibilidad Estadística
articulada con el derecho a la participación
junto a la poderosa ideología del mestizaje
y al involucramiento directo y activo de las
triétnico desde la cual se afirma que es impo-
organizaciones negras con la Entidad Esta-
sible saber quién es una persona negra, pues
dística Oficial en nuestro caso el Departa-
el grado de mestizaje habría sido tan alto que
mento Administrativo Nacional de Estadís-
éste supuestamente habría generado al hom-
ticas- DANE en el diseño y ejecución de los
bre o a la mujer mestiza, sinónimo de la per-
procesos censales incluida la sensibilización,
fecta fusión cultural y biológica de tres razas:
la capacitación de encuestadoras(es), la divul-
la indígena, la negra y la blanca. Algunas(os)
gación de los resultados de manera rápida, la
activistas del Movimiento Social Afrocolom-
difusión oportuna, en el acceso gratuito y sin
biano denominan a este sofisticado andamia-
trabas a la información como una forma de
je discursivo y de invisibilización numérica
apropiación social de este tipo de herramienta
como Genocidio Estadístico.
Unido a lo anterior se ha hecho uso de un ¿Para qué la Visibilidad
Blanqueamiento por Decreto como lo afirma el Estadística?
gran escritor afrocostarricense Quince Dun-
La Visibilidad Estadística de pueblos, hoga-
can; es así como mestizos con rasgos fenotípi-
res y personas negras, afrocolombianas, rai-
cos negros o indígenas en algunos momentos
zales y palenqueras en el Censo Nacional de
de la historia del país fueron declarados blan-
Población y de Vivienda y en todos los Sis-
cos o simplemente mestizos.
temas Estadísticos Nacionales es importante
La Visibilidad Estadística permite caracte-
porque:
rizar a la población por medio de la identifi-
cación de sus necesidades y particularidades. • Facilita el ejercicio de la ciudadanía real
Puede convertirse en una estrategia para ga- pues brinda datos confiables para la formu-
rantizar derechos sociales, políticos, económi- lación de políticas públicas inclusivas que
cos, culturales y ambientales a pueblos y gru- respondan a problemas sociales específicos
pos específicos por medio del suministro de de pueblos y personas negras, afrocolom-
información confiable, oportuna y conectada bianas, raizales y palenqueras
entre sí para la toma de decisiones públicas.

4
• Evidencia las desigualdades sociorraciales, • Muestra al Estado colombiano como garan-
las brechas sociales que afectan a los pue- te del cumplimiento del Derecho a la iden-
blos y personas negras, afrocolombianas, tidad cultural que tienen todos los grupos
raizales y palenqueras sociales y pueblos de una nación diversa
• Mide la extensión, profundidad y naturale-
za de las diversas formas de discriminación
Hacen parte del Sistema
que padecen las personas de descendencia
africana en el país Estadístico Nacional: el
• Suministra información cuantitativa de Censo Nacional de Población
calidad y confiable para el combate a las y de Vivienda, la Encuesta
desigualdades sociorraciales históricamente de Calidad de Vida, la
acumuladas en grupos y pueblos especí-
Encuesta Continua de
ficos sobre las cuales deben actuar los Es-
tados nacionales, así como la cooperación Hogares, las Estadísticas
internacional y la sociedad civil Vitales, la Gran Encuesta
• Muestra el impacto social y económico de Integrada de Hogares
fenómenos como el desplazamiento forza-
do y la acción de los grupos armados lega-
les e ilegales como paramilitares y guerri-
llas que han dañado el proyecto de vida de
personas, hogares, familias y territorios de
Comunidades Negras o territorios de ocupa-
ción ancestral de las(os) descendientes de
africanas(os)
• Pone a disposición datos cuantitativos para
el trabajo de abogacía y de reivindicación
de derechos sociales y étnico-culturales
• Facilita hacerle seguimiento a los compro-
misos internacionales que suscribe el Esta-
do colombiano para alcanzar la igualdad
real y efectiva.

5
Un poco de historia sobre la raza en las estadísticas oficiales

A partir de 1825, los censos nacionales oficia- andinos de la Constitución de 1821) empe-
lizaron el silencio sobre la raza al no mencio- zaron a representar a Colombia como blanca.
narlas entre los datos registrados (excepto de El ejemplo más típico de esta representación
manera parcial y tácita a través del registro de es el Estado de la población aproximada de Co-
los esclavizados hasta la abolición en 1851), lombia, dividida por castas calculado en 1825
práctica que continúa hoy en día. por el antioqueño José Manuel Restrepo, uno
Infortunadamente, el silencio oficial sobre de los principales arquitectos de la primera
la raza de los colombianos creó un vacío en Constitución y ministro del Interior de la
el cual algunos caballeros (para utilizar la ex- Gran Colombia en un texto que se volvió la
presión de Bolívar cuando criticó la falta del versión oficial del procesos de formación de
sentido de la realidad entre los arquitectos la nación colombiana:

La Gran Colombia
Venezuela Nueva Granada Presidencia Ecuador
Blancos 200.000 877.000 157.000 1.234.000
Indígenas 207.000 313.000 393.000 913.000
Pardos libres 433.000 140.000 42.000 615.000
Esclavos 60.000 70.000 8.000 138.000
Total 900.000 1.400.000 600.000 2.900.000

Fuente: elaboración propia con base en Restrepo (1825)

Estos cálculos, que clasificaban el 62,6 por ron el país y la población total se multiplicó
ciento de la población de la Nueva Grana- por menos de dos. El historiador Anthony
da como blanca, contradecían en el censo McFarlane mostró de manera persuasiva que
colonial de 1778, según el cual solo el 25,6 este aumento dramático no se puede atribuir
por ciento de los neogranadinos eran blan- exclusivamente a la fecundidad de los habitan-
cos. Aun en la región andina, donde en 1778 tes blancos sino al matrimonio y el concubi-
residía el 65 por ciento de todos los blancos nato entre blancos pobres y mestizos o mu-
del virreinato, los blancos solo representaba latos, lo que sirvió para aumentar el número
el 36,7 por ciento de los habitantes de di- de los que podían pasar por blancos. Además,
cha región. En cifras absolutas, los cálculos cuando los cálculos para la Nueva Granada se
de Restrepo significarían que el número de consideran en el contexto del cuadro de Res-
blancos se habría cuadruplicado entre 1778 y trepo –entre una Venezuela donde los pardos
1825, cuando muchos españoles abandona- libres eran más numerosos que los blancos y

6
los indígenas sumados y un Ecuador con una También fueron posibles porque desde 1810
absoluta mayoría indígena- no nos queda la elite y las clases populares de la Costa Cari-
duda de que el antioqueño Restrepo quería be mantuvieron silencio sobre el predominio
presentar la Nueva Granada como el centro de la población de ascendencia africana en la
blanco y civilizado de la nueva república. región y su identidad afrocaribeña. Este silen-
Esta intención también aparece claramente cio respecto a la población de origen africano
en la discusión de Restrepo sobre la supuesta sigue en la actualidad, a pesar del hecho de
oposición entre los esclavos negros, los indí- que los afrocolombianos (los de la región Pa-
genas, los mulatos y los pardos, por un lado, cífica incluso) representan aproximadamente
y los blancos criollos y los españoles, por el el 30 por ciento de la población total. Sin
otro, en la que no menciona a los mestizos. embargo, como algunos estudios recientes del
En realidad, él sencillamente asimiló a los Caribe colombiano lo demuestran, el interior
mestizos con los blancos, lo que permitió re- andino sigue discriminando a los costeños, una
tratar a la Nueva Granada andina como blan- palabra en clave que se utiliza para designar a
ca e ignorar los componentes caribeños y de la gente de ascendencia africana mixta de la
origen africano presentes también en la Costa Costa del Caribe. En la misma Costa, la raza
Pacífica. sigue condicionando muchos aspectos de la
Sin embargo, la presentación de la Nueva vida cotidiana. Las categorías raciales colonia-
Granada como blanca y andina y el despre- les de negro, pardo y zambo no han desapare-
cio por las costas negras no deben atribuirse cido y los negros puros siguen perteneciendo a
únicamente a un proyecto de elite andina. la capa más baja de la sociedad.

Tomado de: Helg, A. (2000). Raíces


de la invisibilidad del afrocaribe en la
imagen de la nación colombiana: in-
dependencia y sociedad, 1800-1821
En. Ministerio de Cultura, Museo
Nacional de Colombia, PNUD, IEPRI,
ICANH (Ed.), Museo, Memoria y Na-
ción. Misión de los museos naciona-
les para los ciudadanos del futuro.
Bogotá.

7
¿Quiénes promueven la Visibi- la Universidad del Valle - CIDSE y la Uni-
lidad Estadística de hogares y versidad Nacional de Colombia, Facultad
personas negras, afrocolombia- de Ciencias Humanas, Centro de Estudios
Sociales - CES, Grupo de Investigaciones
nas, raizales y palenqueras en
sobre Igualdad Racial, Diferencia Cultural,
el Censo Nacional de Población Conflictos Ambientales y Racismos en las
y de Vivienda? Américas Negras - IDCARÁN. De manera
muy reciente otras universidades se intere-
• Miembros de la sociedad civil como líderes
san en este tema como la Universidad de
y lideresas comprometidas con las reivindi-
Cartagena y la Universidad de los Andes.
caciones sociorraciales de los pueblos ne-
gros; integrantes de consejos comunitarios, • Las Naciones Unidas, a nivel regional por
algunas organizaciones de Comunidades medio de la CEPAL-CELADE - Centro
Negras han sido particularmente activas, Latinoamericano y Caribeño de Demogra-
serias, comprometidas como el Proceso de fía, División de Población y el Fondo de Po-
Comunidades Negras - PCN, la Conferen- blación de las Naciones Unidas - UNFPA.
cia Nacional Afrocolombiana - CNOA, la Algunas agencias multilaterales como el
Federación de Municipios del Litoral Paci- Banco Interamericano de Desarrollo - BID
fico colombiano - FEDEMPACÍFICO, la y el Banco Mundial - BM han sido actores
Asociación de Municipios con Población clave en el avance de la incorporación de la
Afrocolombiana - AMUNAFRO, la Or- variable étnico-racial en el Censo Nacional
ganización de Comunidades Negras - OR- de Población y de Vivienda en el país.
CONE, la Red Nacional de Jóvenes Afro- • Las instituciones del Estado colombiano
colombianos, la Red Nacional de Mujeres responsables de la recolección de Informa-
Afrocolombianas, la Red para el Avance de ción Estadística como el Departamento
las Comunidades Afrodescendientes - RED Administrativo Nacional de Estadística-
AFRO y el Movimiento Nacional Cima- DANE y el Departamento Nacional de
rrón; así como grupos de investigación de Planeación - DNP.
universidades públicas líderes en el campo
de los estudios afrocolombianos y en el dise-
ño de políticas públicas diferenciales, como

8
Los sistemas de registro e información de algunas
entidades como el Departamento Administrativo
para la Prosperidad Social, algunos programas del
Instituto Colombiano de Bienestar Familiar-ICBF, el
Ministerio de Educación Nacional, el Servicio Nacional
de Aprendizaje-SENA, algunos programas del Ministerio
de Salud y Protección Social, el Ministerio de Cultura
entre otros incluyen en sus sistemas de información
una pregunta sobre autoidentificación étnico-racial
aunque de manera dispar, aún no incorporan de manera
fidedigna el módulo que el DANE diseñó para tal efecto
en el Censo 2005. La captura de la pertenencia étnico-
racial se tramita de forma parcial, en medio de fuertes
cuestionamientos por parte de funcionarias(os) que se
niegan a realizar dicha pregunta a la población que
interesa visibilizar estadísticamente por considerarla un
dato carente de importancia

9
Desde hace algún tiempo ¿Qué es un Censo
en Colombia se realiza de de Población?
manera conjunta el Censo Un Censo de Población es el conjunto de
las operaciones consistentes en recoger, re-
Nacional de Población y
copilar, evaluar, analizar, publicar o divulgar
el de Vivienda. En el año de alguna otra forma datos demográficos,
2005 se identificaron las económicos y sociales relativos a todos los
unidades económicas y las habitantes de un país, o de una parte bien
delimitada del mismo en un momento de-
agropecuarias asociadas a
terminado (Naciones Unidas, Departamento
la vivienda en área rural de Asuntos Económicos y Sociales-División
dispersa de Estadística, 2010).
La población es un factor básico de la pro-
ducción y distribución de la riqueza mate-
rial. No es posible planificar o llevar a cabo
actividades de desarrollo económico y social
ni actividades administrativas o de investiga-
ción científica sin contar con datos precisos
y detallados acerca de la magnitud, la distri-
bución y la composición de la población. El
censo de población es una fuente fundamen-
tal de esas estadísticas básicas de referencia,
que abarcan no solo la población sedentaria,
sino también a las personas sin alojamiento y
los grupos nómadas (Ibíd.).
Los datos de los Censos de Población pue-
den presentarse y analizarse en forma de
estadísticas sobre las personas y los hogares
y para una gran variedad de unidades geo-
gráficas, desde el conjunto del país hasta las
pequeñas localidades y las manzanas de casas
de las ciudades (Ibíd.).

10
¿Qué es un Censo de Vivienda? cas esenciales de los Censos de Población y Vi-
vienda son el empadronamiento individual, la
Un Censo de Vivienda es el conjunto de las
universalidad dentro de un territorio definido,
operaciones consistentes en recoger, recopi-
la simultaneidad y la periodicidad definida.
lar, evaluar, analizar, publicar o divulgar de
alguna otra forma datos estadísticos relati- ¿Qué es el empadronamiento
vos a todos los locales de habitación y a sus individual?
ocupantes en un país, o en una parte bien El Censo debe garantizar empadronar a cada
delimitada de un país, en un momento de- persona y enumerar cada local de habitación
terminado (Ibíd.). por separado, y que sus características se re-
Censo de Vivienda debe proporcionar in- gistren también por separado. El requisito del
formación sobre el número de unidades de empadronamiento individual debe cumplirse
habitación existentes, junto con datos sobre mediante la recopilación de información sobre
las características estructurales y los servicios el terreno y con apoyo cartográfico actualizado
e instalaciones que posibilitan una vida priva-
en territorios de difícil acceso geográfico.
da y sana y unas condiciones de vida familiar
normales. Hay que recoger un volumen de ¿Dónde se realiza un Censo Nacional de
datos demográficos, sociales y económicos Población y de Vivienda?
sobre los ocupantes suficiente para ofrecer El Censo debe abarcar un territorio definido
una descripción de las condiciones de habi- con precisión, por ejemplo, todo el país o una
tación, así como para proporcionar datos bá- parte bien delimitada del mismo, El Censo
sicos que permitan analizar las causas de las de Población debe incluir a todas las personas
deficiencias en materia de vivienda y estudiar que estén presentes y/o residan dentro de la
las posibles medidas para corregir esas defi- zona abarcada, según la clase de recuento de
ciencias. A este respecto, a menudo se usan la población necesario. El Censo de Vivienda
datos obtenidos como parte de los censos de debe incluir todos los locales de habitación,
población, incluidos los correspondientes a con independencia de su tipo.
las personas (Ibíd.).
¿El Censo Nacional de Población y de
¿Qué características posee un Vivienda se realiza a todas las personas
en el mismo momento?
Censo Nacional de Población
y de Vivienda? Todas las personas deben ser empadronadas
y todos los locales de habitación enumera-
Según la Secretaría de las Naciones Unidas,
dos en una fecha lo mas próxima posible a
Departamento de Asuntos Económicos y So-
un mismo momento bien determinado, y los
ciales-División de Estadística, las característi-

11
datos recogidos deben corresponder a un pe- ¿Cuál es la utilidad de un Cen-
riodo de referencia bien definido. so Nacional de Población y de
Sin embargo, no es indispensable que el Vivienda?
periodo de referencia sea idéntico para todos
los tipos de datos obtenidos. Para la mayoría Los Censos son fundamentales para la pla-
de los datos será el día del Censo; en algunos neación estatal de políticas públicas y para
casos puede ser un periodo anterior a la fecha la racionalidad de la inversión pública. Los
de este. Censos son un marco estadístico para la apli-
cación de otras encuestas y para proporcionar
¿Con qué periodo de tiempo se debería datos que permitan la formulación de indi-
realizar un Censo Nacional? cadores sociales, económicos, ambientales
Los Censos deben levantarse a intervalos específicos; crear índices que midan desigual-
regulares, a fin de disponer de información dades raciales etc.
comparable en una secuencia fija. Una serie
de Censos permite evaluar el pasado, descri- ¿Qué recomendaciones se han
bir con exactitud el presente y realizar pro- realizado a los Estados y a los
yecciones para el futuro. Es recomendable Institutos Nacionales de Esta-
que se levante un Censo Nacional por lo me- dísticas (INES) desde eventos
nos cada diez años. Algunos países quizás en- internacionales que se han rea-
cuentran necesario levantar Censos con más lizado en los últimos años?
frecuencia, por la rapidez con que se produ-
cen cambios importantes en su población o Para la inclusión de los pueblos negros e in-
en las condiciones en materia de habitación. dígenas en los Censos se ha recomendado te-
Los datos censales de cualquier país tie- ner en cuenta estos aspectos:
nen una mayor utilidad nacional, regional y • Participación
mundial cuando pueden ser comparados con - Garantizar la participación de los pueblos
los resultados de los Censos de otros países indígenas y afrodescendientes en igual-
levantados aproximadamente en la misma dad de condiciones en todas las etapas de
época, cuando se da esta sincronía con otros recopilación de datos, formulación y apli-
Censos a nivel regional se habla de Rondas cación del cuestionario, sistematización,
Censales. análisis y difusión de la información; ade-
más de establecer mecanismos de partici-
pación mutuamente aceptados, con enfo-
que de género y acordes al principio del
consentimiento libre previo e informado
en todos los niveles.

12
• Institucionalización • Transversalidad
- Crear espacios multidisciplinarios den- - Elaborar y poner en práctica convenios
tro de los Institutos de Estadística que se interinstitucionales sectoriales y con los
encarguen de coordinar el trabajo sobre pueblos indígenas y afrodescendientes
pueblos indígenas y afrodescendientes. para el uso y difusión de los resultados ob-
- Institucionalizar la participación de los tenidos. Considerar los Institutos de Esta-
pueblos indígenas y afrodescendientes, dística. En esos convenios considerar a los
con perspectiva de género e intergenera- Ministerios de Planificación, organismos
cional en todos los procesos estadísticos de asuntos indígenas y de equidad racial,
(Censos, Encuestas, etc.) garantizan- ministerios sectoriales (salud, educación,
do la posibilidad de tomar decisiones desarrollo social, comunicaciones, etc.),
conjuntas. ministerios de economía y finanzas.
- Crear un espacio institucional dentro del - Intercambiar buenas prácticas sobre pro-
CELADE/CEPAL que trabaje sobre pue- cesos de transversalización de la infor-
blos indígenas y afrodescendientes, y de mación en educación, salud, trabajo, in-
manera específica un grupo que aborde gresos, etc. con marcos muestrales de los
temas estadísticos. Censos Nacionales
- Institucionalizar procesos de formación - Coordinar acciones entre Institutos de
y capacitación a largo y corto plazo di- Estadística de los países en los que residen
rigidos a pueblos indígenas y afrodes- pueblos indígenas y afrodescendientes en
cendientes en temáticas vinculadas a la zonas de frontera y que comparten espa-
generación y análisis de información de- cios bi o tri nacionales.
mográfica y socioeconómica. - Sistematizar las lecciones aprendidas de la
- Destinar mayores recursos humanos y Ronda de Censos de 2000 en lo referente
financieros para extender y mejorar los a la pertinencia de los instrumentos de re-
procesos de recolección y desagregación colección de datos, identificando buenas
de datos así como el análisis, difusión y prácticas con relación a la participación
uso de datos sobre pueblos indígenas y de pueblos indígenas y afrodescendientes.
afrodescendientes. • Identificación
- Organizar una reunión anual a nivel re- - Utilizar como criterio principal la auto-
gional, sobre estadísticas de pueblos in- declaración (autoadscripción, autoper-
dígenas y afrodescendientes con la par- tenencia, o autorreconocimiento) para
ticipación del Sistema de las Naciones identificar a los pueblos indígenas y afro-
Unidas, Institutos de Estadística de la descendientes, lo cual es acorde a lo que
región, organizaciones indígenas y afro- se determina en los instrumentos de de-
descendientes y otros actores relevantes. rechos humanos internacionales y tiene el

13
consenso de las organizaciones indígenas cuestas complementarias como parte de
y afrodescendientes. la planificación censal.
- Utilizar otros criterios como la locali- • Procesos de capacitación y sensibilización
zación territorial, la lengua hablada y - Impulsar un proceso de sensibilización
la lengua hablada por los abuelos y pa- y campañas de comunicación dirigidas a
dres, para poder caracterizar los pueblos los pueblos indígenas y afrodescendien-
según diferentes variables y mostrar su tes para fortalecer los procesos de revita-
heterogeneidad. lización étnica, para que de esa manera,
- Analizar la utilización de una variable tanto indígenas como afrodescendientes
étnico-racial para el caso de la población asuman su identidad en el proceso censal
afrodescendiente considerando el contex- sobre todo en ámbitos urbanos. También
to de esclavización y resistencia al cual promover las campañas dirigidas a la so-
estuvo sometida. ciedad en general, para que se reconozca
- Considerar estrategias particulares para y respete la diversidad cultural caracterís-
captar la situación de los pueblos que aun tica de la región, y que impacte positiva-
viven en esclavitud y trabajo forzoso. mente en el operativo censal en todo el
- Revisar en cada país y en conjunto con país. Considerar la utilización de lenguas
las organizaciones indígenas y afrodes- indígenas y criollas para la recolección de
cendientes cuándo sería conveniente se- datos y difusión de campañas sobre la im-
parar en la boleta censal el reconocimien- portancia del Censo y de ser censado.
to de los pueblos indígenas del de los - Implementar procesos de capacitación
afrodescendientes. dirigidos a los(as) funcionarios(as) esta-
- Realizar un trabajo conceptual profundo tales relativos al proceso estadístico en
que incluya un cambio de paradigma en temas étnicos y raciales propiciando el
los sistemas de información sobre la inte- diálogo intercultural y el entendimiento
rrelación entre los derechos individuales de la importancia de la transversalización
y colectivos de los pueblos indígenas y de datos estadísticos con enfoque étnico.
cómo esto puede ser reflejado por medio - Impulsar procesos de formación en cultu-
de datos estadísticos. ra estadística y diversidad étnica en todos
- Revisar si en los esfuerzos que se están los niveles educativos a partir de alianzas
realizando para incorporar la perspectiva entre los Institutos de Estadística y los
de género en los Censos se está conside- ministerios de educación.
rando la situación de las mujeres indíge- - Impulsar procesos de capacitación y difu-
nas y afrodescendientes. sión de los datos censales dirigidos a los
- Considerar la implementación de instru- tomadores de decisión en todos los nive-
mentos como los Censos indígenas y en- les administrativos y políticos que hacen

14
parte del Estado, considerando particu- pueblos indígenas y afrodescendientes,
larmente a las autoridades locales. desde el enfoque de derechos y con énfa-
- Impulsar procesos de capacitación orien- sis en las brechas e inequidades producto
tados a la sociedad civil con el objetivo de la discriminación étnico-racial y de
de mejorar el uso de la información, in- género.
cluyendo la posibilidad de monitorear los - Democratizar la información con instru-
compromisos asumidos por los países e mentos amigables y herramientas tecno-
incidir en las políticas públicas y econó- lógicas adecuadas.
micas que implementan sus gobiernos. - Analizar la información para la elaboración
- Incluir capacitación y divulgación de de indicadores que permitan dar cuenta de
datos censales con énfasis en las dispari- las inequidades y desigualdades sociales y
dades sociales y étnico-raciales existentes raciales, monitorear la implementación de
para pueblos indígenas y afrodescendien- políticas y la puesta en marcha de compro-
tes en los espacios de formación continua misos nacionales/internacionales.
de funcionarias(os) públicas(os) y de elec- - Las Naciones Unidas deben utilizar, pro-
ción popular. ducir y dar mayor visibilidad a la informa-
• Uso de la información ción desagregada según pueblos indígenas
- Se reitera la recomendación Número 92 y afrodescendientes, en su rol de apoyo
del Plan de Acción de Durban donde se con los gobiernos y para su propia progra-
establece que los datos desagregados de- mación, particularmente en procesos in-
ben ser recolectados para definir políticas teragenciales, como el Common Country
públicas con el objetivo de eliminar y Assessment/United Nations Development
combatir la discriminación racial y étnica. Assistance Framework - CCA/UNDAF.
- Generar información desagregada con
base en las necesidades definidas por los

15
- Promover la investigación alusiva a temas redes de radios comunitarias, alto parlan-
poco desarrollados en los estudios censa- te, cartillas, etc.
les, teniendo en cuenta criterios innova-
dores que no estén sesgados con prejui- ¿Desde cuándo se incorpora un
cios raciales. módulo sobre autorreconoci-
- Promover alianzas con las universida- miento étnico-racial en el Cen-
des para la utilización de los datos cen- so Nacional de Población?
sales y el desarrollo de investigaciones
En el Censo de 1993 y en el Censo de 2005.
conjuntas con los pueblos indígenas y
afrodescendientes. ¿Cómo se define la pertenencia
- Promover el intercambio de experien- al pueblo negro, afrocolombia-
cias entre los países que ya tienen polí- no, raizal y palenquero en el
ticas públicas sobre pueblos indígenas y
Censo Nacional de Población y
afrodescendientes.
- Apoyar la creación de un observatorio
de Vivienda en Colombia?
para monitorear la implementación de Según indicaciones de CELADE la identifi-
políticas públicas dirigidas a los pueblos cación de pueblos y personas afrodescendien-
indígenas y afrodescendientes. tes se debe realizar empleando las siguientes
dimensiones:
• Difusión
1. Autorreconocimiento
- Mejorar la legislación referida al derecho
2. Origen común
a la información y a la participación, in-
3. La Cultura
cluyendo el fortalecimiento y la amplia-
4. La Territorialidad
ción del marco legislativo sobre el que se
De este conjunto de dimensiones el auto-
sustenta el censo.
rreconocimiento, también llamado por al-
- Facilitar el acceso público a los mi-
gunos autoidentificación, es el criterio que
crodatos, a los datos procesados y a los
predomina en los procesos de Visibilización
analizados.
Estadística en los Censos de Población ac-
- Implementar estrategias de difusión
tuales. Ello se explica por la influencia del
orientada hacia la población con bajo ni-
Convenio 169 de la OIT que recomienda
vel de escolaridad formal, considerando
permitir a miembros de pueblos indígenas y
las lenguas indígenas y en el caso parti-
tribales decidir sobre su propia adscripción
cular de Colombia, las lenguas criollas de
identitaria indígena o tribal (Artículo 1, Nu-
los pueblos negros.
meral. 2).
- Difundir la información tanto a través de
Existe un consenso internacional sobre la
los medios masivos, como medios alter-
inclusión del enfoque étnico y del autorreco-
nativos de comunicación, incluyendo las

16
nocimiento en las estadísticas debido a que
es un mecanismo que cumple con varios cri-
terios que favorecen la Visibilidad Estadística:
a) El reconocimiento al derecho de las per-
sonas a ser reconocidas como parte de un
pueblo;
b) El respeto a la identidad o a la concien-
cia que las personas tengan de su identidad;
c) El derecho que tienen las personas,
como integrantes de un pueblo, de ser con-
sultados en asuntos que tengan que ver con
dicho pueblo;
d) El propósito de evitar definiciones pro-
venientes de personas ajenas a los pueblos
o que no pertenecen a ellos, que puedan
incurrir en errores por desconocimiento o
conveniencia;
e) Para contribuir al empoderamiento de
los pueblos por medio del reconocimien-
to a la libre declaración de identidad como
miembro de un pueblo y
f ) Porque, concomitantemente con la
adopción de este criterio en los instrumentos
jurídicos internacionales referidos a los pue-
blos indígenas o afrodescendientes es tam-
bién, en muchos casos, un elemento explí-
cito en la definición oficial de los países, por
lo cual las políticas públicas adoptarán este
criterio para la definición de sus poblacio-
nes objetivo y esto ha sido muy reivindicado
en los últimos años en función de diversos
convenios internacionales que lo consideran
como el criterio fundamental para la identifi-
cación de los diferentes pueblos (Del Popolo,
Oyarce, Schokolnik, Velasco, 2009).

17
¿Cómo se relaciona el tema de grupo o pueblo y en sus prácticas culturales
la identidad colectiva y la bús- principalmente, para desde allí justificar las
queda de reconocimiento con desigualdades sociorraciales y regionales. Los
procesos censales muestran en cifras el im-
los procesos de autorreconoci-
pacto en términos sociales de esta situación.
miento que se llevan a cabo en Aunque el autorreconocimiento se dirige a
Colombia? conocer la identidad étnica o racial de una
Los fenómenos de marginalización colecti- persona, se entiende que esta persona hace
va conllevan a las preguntas sobre ¿Quiénes parte de un grupo más amplio.
somos? ¿De dónde venimos? Y ¿Por qué es-
tamos aquí?, es decir a preguntas sobre la
¿Con qué denominaciones se
identidad colectiva del grupo o del pueblo capta el criterio de autorreco-
en cuestión. El reconocimiento es un proceso nocimiento en las personas
cultural, político, ético y estético mediante de descendencia africana en
el cual los grupos y pueblos que no tienen Colombia?
poder reaccionan ante el daño real que pro-
Con las denominaciones: persona negra,
voca un reconocimiento distorsionado que se
afrocolombiana, afrodescendiente, mulata,
hace por medio de estereotipos por parte de
raizal de San Andrés, Providencia y Santa
aquellos(as) que controlan los recursos, los
Catalina y Palenquera de San Basilio.
bienes y privilegios que confiere el ejercicio
de la política, la economía o el control del Es- ¿Quién es una persona negra?
tado; existen momentos en los cuales se hace Desde esta perspectiva se reconoce que los
conciencia de que este reconocimiento dis- rasgos fenotípicos representados en la piel
torsionado está en la base de la justificación negra oscura, los cabellos ensortijados o cres-
de la marginalización de índole política, so- pos, la nariz chata, la boca grande y los labios
cial, económica, cultural y que además daña gruesos son determinantes en la identidad
tanto el sentido de la valía colectiva del grupo individual y en el autorreconocimiento como
o pueblo como el desarrollo del sí mismo de persona negra.
una persona que pertenezca a ese grupo impi- En el Caribe colombiano, en muchos pue-
diéndole tener autoconfianza, el autorrespeto blos, veredas y corregimientos las gentes de
y autoestima. descendencia africana se autorreconocen de
Los que desde afuera evalúan la identidad manera espontánea, es decir sin la mediación
colectiva de los grupos y pueblos subalterni- de un discurso político de reivindicación ét-
zados fijan una mirada descalificadora en la nica como personas negras.
historia, en los rasgos fenotípicos que carac- Para una gran mayoría de personas de ori-
terizan a las personas que hacen parte de ese gen rural que se dedican a labores agrícolas,

18
al cuidado de ganado, al pastoreo, a la cría de
cerdos, aves, a la pesca, a la minería artesanal,
a la partería, esta denominación posee una
connotación positiva, es así como afirman:
soy negro(a) con mucho orgullo, soy negro(a) a
mucho honor.
Encontramos personas cuya identidad
personal y colectiva está estrechamente liga-
da a las culturas negras de matriz africana,
en ocasiones estas personas tienen tonos de
piel claros. Este autorreconomiento se reali-
za desde una postura política reivindicativa
y se apoya en el sentimiento de ser parte de
las culturas y de las historias de la diáspora
africana en Colombia. Las personas que se
autorreconocen como negras desde una pos-
tura cultural o política nunca han sufrido
el racismo cotidiano y no están expuestas a
prácticas de discriminación racial en sus vi-
das, por lo que tampoco serian beneficiarias
de Acciones Afirmativas en caso de que se
implementaran.
Un fenómeno reciente cobra importancia
en las grandes ciudades del Caribe conti-
nental, en donde algunas(os) jóvenes rein-
terpretan la connotación negativa al etnóni-
mo negra(o) y lo convierten en una forma
de reivindicación étnico-racial positiva,
ellas(os) deciden autodenominarse como
negras(os)pues entienden que pese a la po-
derosa ideología racista, ser negra(o) significa
primero que todo ser parte de una larga histo-
ria de luchas por la dignidad humana y la li-
bertad; ser herederas(os) de múltiples formas de
resistencias simbólicas y espirituales de las(os)
ancestras(os), sentirse orgullosas(os) de ser des-

19
cendientes de hombres y mujeres cimarronas que frentearon la esclavitud;
ser portadoras(es) de culturas negras vigorosas de raigambre africana que
se recrearon en lugares inhóspitos de la geografía del país, culturas que
renacieron en medio de la adversidad, del trauma cultural y que restitu-
yeron la humanidad negada de las(os) africanas(os) cautivas(os) y de sus
descendientes.
Por otra parte la Ley 70 de 1993 en el Artículo 2 Numeral 5, define
a las Comunidades Negras, como: el conjunto de familias de ascendencia
afrocolombiana que poseen una cultura propia, comparten una histo-
ria, y tienen sus propias tradiciones y costumbres dentro de la relación
campo poblado, que revelan y conservan conciencia de su identidad que
las distingue de otros grupos étnicos. En la actualidad muchas de estas
Comunidades Negras poseen territorios colectivos titulados por el Es-
tado y que son conocidos como Territorios Colectivos de Comunida-
des Negras - TCCN. En dichas Comunidades habitan personas que
se autodenominan negras, libres o renacientes y tienen un profundo
arraigo con las culturas negras del Pacífico. Como producto de mi-
graciones económicas o debido al desplazamiento hoy en el Caribe
continental viven muchas personas que hacían parte de estas Comu-
nidades Negras.
En la Costa Caribe, no existen Comunidades Negras como las defi-
nió la Ley 70 de 1993, pero sí existen muchos sitios en donde sus ha-
bitantes poseen un fuerte arraigo con las culturas negras de esta parte
de Colombia, las cuales las recrean por medio de un transcendente
sentido de pertenencia a sus territorios con el cual sostienen una re-
lación afectiva, interesantes arreglos familiares, el mantenimiento y
respeto al parentesco por medio de la importancia genealógica de los
apellidos, a los apellidos fundadores de los pueblos, un sofisticado
conocimiento de plantas medicinales, activas prácticas de trueque,
elaboradas éticas de solidaridad entre familiares y vecinos, interesan-
tes maneras de distribución de ganancias monetarias y de excedentes
agrícolas que garantizan seguridad alimentaria. Estas culturas negras
caribeñas poseen sus guardianes representados en sus intelectuales de
base, en cantaoras, decimeros, en sabedores etno-botánicos, en poe-
tas, poetisas y cuenteras(os). Los lugares que ejemplifican el arraigo
con las culturas negras son:

20
En el Magdalena: Araca- En la Guajira: Camaro-
taca, Zona Bananera, El nes, Galán, Tomarrazón,
Retén, Pivijay, Chivolo, El Juan y Medio, Las Palmas,
Banco, Tenerife, Tucurin- Cascajalito, Conejo,
ca, Guacamayal, Sevilla, Chorrera, Distracción,
Algarrobo, Plato, San Puerto Estrella, Barbacoas,
Juan de Palos Prieto, Patilla, Chancleta, Roche,
Pueblo Viejo, Buena Vista, Oreganal, Barrancas, Las
Las Trojas de Cataca y el Casitas.
Morro

En Atlántico: Repelón,
Saco, Luruaco, Campo de
la Cruz, Piojó, Santa Lucía,
Suán, Manatí, Palmar,
Candelaria.

En Cesar: San Bernardo,


Tamalameque, El Paso, La
Jagua de Ibirico, Chiri-
guaná, Pelaya, Copey,
Guacochito, Guacoche,
Badillo, El Jabo, Cham-
En Sucre: San Onofre,
pán, Becerril, El Altillo,
Libertad, Tolú, Brisas del
Curumaní, Los Venados,
Mar, Colosó, Palmitos,
Pailitas, El Perro Costilla,
Nervití, Robles, Vereda La
Guaymaral
Pelona, Vereda Caña Fría,
Vereda Capote, Sabane-
tica, Tolú Viejo, Arroyo
Seco, Coveñas, Pita, Pita y
Medio.
En Bolívar: Islas del Rosario, Ararca,
Barú, Arroyo de Piedra, Manzanillo del
Mar, Santa Ana, Punta Canoa, Bocachi-
ca, Bayunca, Pasacaballos, Punta Arena,
Caño del Oro, Mahates, María la Baja,
San Basilio de Palenque, Palenquito, San
Cristóbal, San Cayetano, El Paraíso, San
Cristóbal, San Martín de Lobas, Altos
En Córdoba: Uré, del Rosario, Atillo de Loba, Barranco de
Moñitos,Puerto Liberta- Loba, San Antonio.
dor, Puerto Escondido, Ca-
nalete, Macaján, Moñitos,
Los Córdobas, San Antero,
San Bernardo del Viento y
San Pelayo

21
¿Quién es una persona mulata?
La persona mulata es aquella que presenta un visible mestizaje bioló-
gico y cultural ocurrido entre personas blancas y negras. Tienen la piel
mucho más clara que las personas negras y sus rasgos físicos son con-
siderados finos. En algunos lugares del Caribe se les llama lavaditos.
En ocasiones encontramos personas mulatas que fueron socializadas
como personas mestizas, y por esta razón niegan cualquier relación
histórica o cultural con los pueblos negros del país. En los territorios
de mayorías negras las personas mulatas se encuentran muy compe-
netradas con la cultura negra del lugar. En el Caribe continental no
es de uso esta denominación como si lo es en ciudades como Cali.

¿Quién es una persona afrocolombiana? gastronómicos, musicales, formas de bailar,


Por afrocolombiana(o) se entiende una per- manera de divertirse y de concebir la vida,
sona que aunque no sea fenotípicamente etc.; estas personas se autorreconocen como
negra, no viva en territorios de mayorías afrocolombianas.
negras, siente como suyos por medio de un Persona afrocolombiana es también aquella
proceso intelectual, afectivo o por transmi- que sin tener rasgos fenotípicamente negros
sión de la memoria familiar los legados his- pero sí ancestros negros, se identifica social
tóricos, simbólicos, espirituales, lingüísticos y culturalmente con las manifestaciones dan-
de la gente de descendencia africana en la zísticas, las tradiciones orales, las culinarias y
región o país. En este sentido mucha gen- con las solidaridades presentes en las relacio-
te de piel clara reconoce con orgullo que nes familiares entre la gente de descendencia
padres, madres, abuelos(as), bisabuelos(as) africana. Estas personas generalmente viven
tatarabuelos(as) eran personas negras y de- en territorios de mayorías negras.
ciden autorreconocerse así. En general las personas afrocolombianas no
En otros lugares de la región Caribe en- sufren la discriminación racial como le ocu-
contramos muchas personas de piel clara, rre a menudo a las personas negras. Existe un
con rasgos fenotípicos negros, estas personas dicho que resume esta realidad: “a uno no lo
han permanecido en un intenso contacto con discriminan por ser afrocolombiano, a uno lo
la cultura negra del lugar, lo cual se expresa discriminan por negro, por ser afro te invitan a
en su corporeidad, maneras de vestir, gustos todas las fiestas para que lleves el sabor”.

22
¿Quién es una persona raizal del Archi-

Fotografía de Angèle Etoundi Essamba


piélago de San Andrés, Providencia y

Ministerio de Cultura
Santa Catalina ?
Una persona raizal es aquella que habita origi-
naria y generacionalmente en el Archipiélago
de San Andrés, Providencia y Santa Catalina
o vive en alguno de los departamentos del
Caribe continental en proveniencia del De-
partamento Archipiélago. Los raizales pue-
den poseer o no un fenotipo negro. Más que
una identificación con el África, hombres y
mujeres raizales reivindican un supuesto ori-
gen británico. Muchos de ellos son hablantes
de una lengua criolla de base inglesa, pero
otros no la hablan aunque la entienden. En
general los raizales hablan de manera fluida
el idioma inglés. Muchos profesan la religión
bautista, aunque encontramos católicos. Las
personas raizales muy rara vez se autodeno-
minan como persona negra, afrocolombiana
o afrodescendiente.

23
¿Quién es una persona palenquera Posee una lengua criolla denominada el Pa-
de San Basilio? lenquero, mezcla del español con las lenguas
Una persona palenquera es aquella que habita africanas. No todas las personas palenqueras
originaria y generacionalmente en Palenque lo hablan, aunque mediante el indiscutible
de San Basilio o proviene de allí. Este sagra- éxito de los programas de etnoeducación que
do lugar de memoria es un espacio espiritual allá se desarrollan, cada día hay más hablan-
emblemático de confluencia actual de todos tes activos de esta lengua sobre todo niñas(os)
los procesos de construcción de las identida- y jóvenes. Debido a sus características histó-
des afrocaribeñas. San Basilio de Palenque ricas, cultura y lengua, el Palenque fue de-
es un pueblo fundado por esclavizadas(os) clarado por la Unesco como Patrimonio Cul-
fugadas(os) principalmente de Cartagena de tural Inmaterial de la Humanidad en el año
Indias durante el siglo XVI y liderados por de 2008. Palenque es considerado el primer
Benkos Biohó. En este pueblo existen tradi- pueblo libre de América. Hombres y mujeres
ciones culturales de matriz africana, presentes palenqueros aunque no hayan nacido en el
en la música, en las prácticas médicas, en la Palenque de San Basilio se autorreconocen
organización social, en los ritos fúnebres, etc. como palenqueras(os).

24
¿Quién es una persona afrodescendiente? de la Conferencia de Durban y ella ubica a
Esta denominación se considera de la autoría todos los descendientes de la trata transatlán-
de la activista negra feminista Sueli Carneiro tica como portadores de todos los derechos
en el Brasil, aunque es retomada en una pla- de las víctimas de un crimen de lesa humani-
taforma de construcción política que se creó dad: derecho a la verdad histórica, a la justicia
en América Latina y el Caribe, para asistir a y a la reparación. Esta denominación amplia-
la Conferencia Internacional de Durban en mente utilizada es muy inestable a la hora
el año 2001. El activista afrouruguayo Rome- de obtener información de indicadores que
ro Rodríguez afirma que a Durban “llegamos informen desigualdades sociorraciales. En
como negros y salimos como afrodescendientes”. ella se suelen autorreconocer tanto personas
Esta denominación se disemina en el marco afrocolombianas como negras.

¿ Y quién es una persona morena? en los cuales las personas morenas no nece-
Otras personas prefieren autorreconocerse sariamente son negras y pueden tener pieles
como morenas. Al parecer esta denominación bastante claras. Lo que en el Departamento
es sinónimo de persona negra pero sin una de Bolívar es una persona morena, en un De-
carga despectiva, durante el trabajo de cam- partamento como la Guajira es una persona
po en el Caribe continental algunas personas mestiza. Por esta razón consideramos poco
entrevistadas recordaron que en las antiguas conveniente que en el próximo Censo Nacio-
cédulas de ciudadanía a las personas de piel nal de Población y de Vivienda se incorpore
oscura se les describía como de color moreno, esta denominación pues a nivel regional ella
razón por la cual muchas personas asumen abarca una variedad ilimitada de colores de
aun esta identificación; pero si bien es cierto piel. Al igual que otros investigadores pensa-
que en el Departamento de Bolívar las per- mos que moreno es un término muy ambiguo
sonas morenas son casi siempre negras, no y general como para ser usado en el análisis
ocurre lo mismo en los otros Departamentos de la desigualdad racial y de color.

25
¿Cuáles son las críticas que se • El Movimiento Social Afrocolombiano no
han realizado a los Censos de fue considerado como un actor importan-
Población de los años 1993 y te durante el proceso censal por parte del
DANE
2005?
• Pero sobre todo esta experiencia mostró al
El Censo de 1993 fue un experimento fallido
Movimiento Social Afrocolombiano y a la
y la formulación de la pregunta para captar
Entidad Estadística Nacional que existían
la pertenencia étnica mediante el autorreco-
dificultades en los procesos de autorrecono-
nocimiento a una Comunidad Negra fue un
cimiento que debían ser estudiados y teni-
estruendoso fracaso expresado en que las per-
dos en cuenta en futuros Censos de Pobla-
sonas de ascendencia africana no entendieron
ción o encuestas.
esta denominación emanada de la Ley 70 de
1993 y por tanto no se reconocieron en ella.
En el Censo del año 2005 se intentó cuan-
Lo que dio como resultado un importante
tificar a la población de descendencia africana
subregistro de la población de descendencia
desde la perspectiva étnica y la racial. Desde
africana considerando que sólo sumaban el
esta concepción se reconoció que dentro de
1.5% de la población total del país.
la población afrodescendiente existen quie-
• En ciudades del Caribe continental e insu- nes reconocen una pertenencia a un pueblo
lar pocas personas se reconocieron como étnico-cultural en términos de afrocolombia-
pertenecientes a una Comunidad Negra no, raizal o palenquero al tiempo que se auto-
pues en esta región existen otras formas de rreconocen bajo categorías fenotípicas como
autoidentificarse. negro(a).
• Hubo una débil capacitación en el tema del En este Censo se aplicó esta concepción
autorreconocimiento étnico en las personas para formular una pregunta de autorrecono-
vinculadas a la aplicación del cuestionario. cimiento, como se muestra a continuación:
Si bien la formulación de esta pregunta
• Las(os) empadronadoras(es) no formularon
contó con la amplia participación e involu-
la pregunta de pertenencia étnica y en oca-
cramiento de líderes y lideresas de organiza-
siones diligenciaron la respuesta con base
ciones del Movimiento Social Afrocolombia-
en sus prejuicios sociorraciales y de color
no también tuvo problemas en su aplicación.
de piel.
Carlos Viáfara (2011)1 encuentra cinco pun-
• No hubo una estrategia de comunicación 1 Si desea encontrar otros aspectos críticos analizados por el au-
amplia para dar a conocer de manera clara tor puede consultar: Viáfara López, Carlos Augusto. “Aprendizajes sobre la

la inclusión del módulo sobre pertenencia incorporación de la etnicidad y la raza en los censos: el caso de la población afroco-
lombiana.” Afrodescendientes en los Censos del Siglo XXI: avances en
étnica por parte del DANE y la importan- el reconocimiento de la realidad Afro. Costa Rica: 2011 (11-19). Texto
cia del mismo. disponible en: http://convergenciacnoa.org/files/7939685.pdf.

26
 

27
¿Qué retos tiene el próximo
Censo Nacional de Población y
tos críticos que actúan en contra de la Visibi- de Vivienda para el Caribe con-
lidad Estadística de la población afrodescen- tinental colombiano y a nivel
diente en el país:
nacional?
• La pregunta de autorreconocimiento étni-
co-racial no se aplicó de manera correcta por • Incluir en el módulo de pertenencia étni-
parte del encuestador(a), quien optó por co-racial las denominaciones blanco y mes-
no formulársela a las(os) encuestadas(os) tizo, pues el Censo Nacional de Población
y de Vivienda pone a los grupos étnicos
• La formulación de variables étnicas y feno-
como los Otros de la nación y deja a los
típicas en una sola pregunta impidió evi-
otros grupos sociales sin la posibilidad de
denciar a la población que optó por una u
reconocerse, de manera adicional es mu-
otra variable
cho más confiable realizar indicadores so-
• Para las(os) investigadoras(es) no fueron fa- bre desigualdad sociorracial si se logra que
cilitadas las informaciones específicas (mi- todas(os) los ciudadanas(os) del país se
crodatos) y ello impidió la exploración de autorreconozcan.
análisis pormenorizados de la información
• La metodología que se utilice para la me-
por parte de centros especializados de in-
dición de la variable de pertenencia étnico-
vestigación. El manejo de la información
racial incide en los resultados que se ob-
por parte del DANE fue poco democrático.
tengan. Por lo que se deberá construir una
• Si bien algunas organizaciones del Mo- buena metodología estadística que permita
vimiento Social Afrocolombiano fueron tener un alto grado de confiabilidad en los
consideradas como actores clave, no se res- resultados de esta variable.
petaron acuerdos logrados en la etapa de
• Garantizar la cobertura de toda la pobla-
concertación lo que generó un ambiente de
ción que vive en la región Caribe para la
desconfianza y frustración en la planeación
aplicación de la pregunta de autorreconoci-
y desarrollo de los procesos censales.
miento y no solamente a aquellas que apa-
recen en una muestra aleatoria como fue el
caso del Censo del año 2005
• Contar con la presencia activa de organiza-
ciones afrocaribeñas representativas dentro
de la región desde el inicio de la planeación
del Censo Nacional de Población y de Vi-
vienda y en las etapas de construcción del

28
29
30
cuestionario, capacitación, sensibilización y discriminación racial y calidad de vida, so-
difusión bre discriminación racial y segmentación
• Desarrollar Consultas Previas amplias si barrial o geográfica, sobre pertenencia
fuera obligatorio, y otros procesos de con- étnico-racial y cárceles, sobre pertenencia
certación y construcción colectiva de las étnico-racial y pobreza, sobre pertenencia
etapas del instrumento censal. étnico-racial y despojo de tierras, caracte-
rizaciones de territorios colectivos, entre
• Visibilizar la situación especial de los con- otros temas de interés
sejos comunitarios que existen en la región
• Asegurar que exista compatibilidad y consis-
• Realizar campañas masivas de sensibiliza- tencia con otras fuentes de información de
ción frente a la importancia del autorreco- entidades publicas nacionales para efectos
nocimiento étnico-racial negro, afrocolom- de poder comparar, contrastar y o proyectar
biano, raizal, y palenquero adaptadas a las indicadores de interés socioeconómico
distintas maneras de habitar el territorio en
el Caribe colombiano • El DANE tiene como responsabilidad ser
el coordinador de los sistemas estadísticos
• Lograr una mayor captación de personas nacionales. La Dirección de Regulación,
que se autorreconozcan como personas ne- Planeación, Estandarización y Normaliza-
gras, afrocolombianas, raizales o palenque- ción - DIRPEN deberá crear el Sistema Es-
ras, sobre todo aquellas que viven en zonas tadístico para la población afrocolombiana
rurales, de difícil acceso y distantes de pro- que ordenó el CONPES 3310.
cesos políticos de reivindicación étnica
• Después del próximo Censo Nacional de
• Asegurar que las(os) encuestadoras(es) es- Población y de Vivienda el DANE deberá
tén lo suficientemente entrenadas(os) en crear sin demoras indicadores específicos
la aplicación del módulo de pertenencia que midan de manera precisa las desigual-
étnico-racial en la región dades étnico-raciales en los ámbitos de
• Proyectar que el Censo permita generar un salud, educación, mercado de trabajo, po-
marco muestral para realizar encuestas in- breza y la calidad de vida, como también
tercensales, estudios específicos sobre dis- un índice de desigualdad sociorracial en
criminación racial y mercado laboral, sobre Colombia.

31
Anexo
Si usted dispone de tiempo y desea conocer un
poco mas la historia acerca de la manera como se
ha captado la presencia de las personas de ascen-
dencia africana en el país, lea por favor este aparte
realizado con base en un informe de pasantía de la
trabajadora social Magnolia Prada Rivas.

32
¿En Colombia desde cuándo se cuantifica la
pertenencia étnica o racial de la gente que hace
parte de la diáspora africana?
Durante la época de la Colonia (1550-1810), el conteo que se ha-
cía de la población, se basaba en un claro interés por la tributación,
los españoles debían rendir cuentas a la Corona pero ocurrió que
“a medida que se agravaban los problemas en las colonias, se hacía nece-
sario (…) el empleo del conteo estadístico para medir los principales de-
rroteros que tomaban los fenómenos sociales y económicos(…)” (DANE,
2006:24); así no sólo se registraban los “bienes materiales explotados
sino de los indígenas a su cargo y los negros que tenían de su propiedad
como esclavos” (Ibíd.,). Con la creación de la Oficina Estadística del
Nuevo Reino de Granada en 1758, se buscó resolver los problemas
de la “obstrucción económica española” por medio del empleo de la
estadística.
El Censo realizado entre 1777 y 1778, el cual tuvo un año de dura-
ción, se le considera como el más completo realizado durante el siglo
XVIII. Capturó la existencia de 828.775 habitantes, de los cuales el
80% estaba conformado por blancos y mestizos, el 15% por indíge-
nas y el 5% restante negros (DANE, 2006:26).
Para el año de 1782, se realiza el tercer Censo de población que dio
como resultado un total de 1.046.641 habitantes, sin ningún tipo de
clasificación étnica o racial. En el año de 1789 la Oficina Estadística
del Nuevo Reino de Granada da a conocer la dificultad para el levan-
tamiento de los Censos de población, por tres motivos: las desigual-
dades de la población y su dispersión en el Reino, la irregularidad de
territorio y la inoperancia de los gobernadores en percibir datos de
acuerdo con los formatos establecidos. A estas se le agrega la ignoran-
cia y malicia de las gentes que “señalan esta operación como dirigida a
nuevos impuestos” (Vidales, 1978: 26). El cuarto Censo de población
realizado 21 años después, es decir, en 1803 dio como resultado un
total de población de 2.000.000 personas aproximadamente, nueva-
mente no se encuentra ningún tipo de clasificación étnica o racial de
la población.
Durante la República tuvo lugar el quinto Censo de población,
este fue realizado en 1810 aunque fue anulado por las convulsiones

33
que se generaron a partir de las guerras de ra, Cartagena, Casanare, Chocó, Mariquita,
las independencias, la información que con- Neiva, Pamplona, Panamá, Pasto, Popayán,
solidó se evaluó como poco confiable, este Riohacha, Santa Marta, Socorro, Tunja y Vera-
presentó una cifra del total de la población gual; arrojó una población total de 1.228.259
significativamente inferior al Censo anterior. habitantes, de los cuales 103.880 eran escla-
En el periodo republicano se llevaron a cabo vos y 203.835 indígenas. En cuanto al registro
seis Censos de población, tres de los cuales y clasificación de la población, las preguntas
contabilizaron a la población indígena y dos aparecen en el decreto impartido por el Gene-
a la población negra, “los primeros Censos que ral Francisco de Paula Santander el 4 de octu-
se desarrollaron en esa época daban un mayor bre de 1825, en el cual se responsabilizaba al
énfasis en la visualización de las poblaciones ét- “alcalde primero de cada parroquia” de llevar a
nicas debido a la necesidad de información por cabo dicho Censo; la pregunta alusiva a la po-
motivos económicos sobre los esclavos y los cima- blación estuvo inscrita en el artículo 1, primer
rrones” (DANE, 2006:27). numeral, así: “cuál es el número de habitantes de
Durante el periodo de la Independencia en la parroquia en sus diferentes partidos, separan-
1825, al conteo de la población se le otorgó el do los hombres, las mujeres i (Sic.) los esclavos”
nombre de Censo y fue aplicado en el “territorio (ibíd,:28).
que formó la Nueva Granada” (DANE, 1825: El formato para registrar la población fue
27), es decir, Antioquía, Bogotá, Buenaventu- el siguiente:

Cuadro modelo para el conteo de la población


Nombre de los Nacidos en
Hombres Mujeres Esclavos Muertos Matrimonios
Cantones un año
Cantón de
Totales
Fuente: (DANE, 1825: 31)

En el periodo de la Nueva Granada (1835- marzo” (ibíd,) y eran los alcaldes o comi-
1851), se realizaron tres Censos. Para el año sionados, quienes a su vez elaborarían “un
de 1834 se decretó por parte del Senado estracto (Sic.) en que se espresara (Sic.) separa-
y Cámara de Representantes de la Nueva damente: los eclesiásticos seculares, los regulares
Granada la “Lei(Sic.) 2 de junio de 1834” i (Sic.) las monjas empadronados; los hombres
(ibíd,:41) en la que se reglamentaba que casados; las mujeres casadas; los jóvenes i(Sic.)
“cada 8 años, comenzando en el de 1835, se párvulos menores de 16 años; los hombres sol-
formaría un Censo de población de la Nueva teros de 16 a 40 años; los que pasen de ésta
Granada, en los meses de enero, febrero i(Sic.) edad; las mujeres solteras de cualquier edad;

34
35
los esclavos i(Sic.) esclavas casados; los esclavos pondría el nombre de la mujer del individuo
solteros de toda edad y las esclavas solteras de cabeza de familia, si fuere casado. En las listas
toda edad” (ibíd,). El Censo de 1835 arrojó siguientes escribiría los nombres i (Sic.) eda-
como resultado un total de 1.686.038 habi- des de los hijos, dependientes, criados i (Sic.)
tantes, de los cuales 38.790 eran esclavos y esclavos; espresando (Sic.) la cualidad de cada
111.130 indígenas. uno i (Sic.) si es casado o soltero. Se procurará
En el Censo de 1843 se contabilizaron un que el nombre, cualidad (de hijo, dependiente,
total de 1.955.264 habitantes de los cuales, criado o esclavo), el estado i (Sic.) la edad de
26.777 eran esclavos y 184.230 indígenas; y cada persona en un solo renglón” (ibíd,: 60),
fue aplicado en Antioquía, Bogotá, Buena- además, en el artículo 5 “para cumplir el artí-
ventura, Cartagena, Casanare, Cauca, Cho- culo 4, de Lei 2 de junio de 1834 los comisio-
có, Mariquita, Mompox, Neiva, Pamplona, nados formarían un cuadro en que se esprese
Panamá, Pasto, Popayán, Riohacha, Santa la población del partido o fracción dividida
Marta, Socorro, Tunja, Vélez y Veraguas. Los en las diez clases siguientes: Los eclesiásticos
responsables de ejecutar dicho Censo eran seculares, los regulares i (Sic.) las monjas em-
dos comisionados por provincia, quienes de- padronados; los hombres casados; las mujeres
bían escoger a los padrones encargados de re- casadas; los jóvenes i(Sic.) párvulos menores de
colectar la información. 16 años; los hombres solteros de 16 a 40 años;
El formato de preguntas se guió por el de- los que pases de ésta edad; las mujeres solteras
creto impartido por Pedro Alcantará Herrán, de cualquier edad; los esclavos i (Sic.) escla-
el 18 de junio de 1842, el cual estipulaba en vas casados; los esclavos solteros de toda edad y
el artículo 4 que “el padrón escribiría prime- las esclavas solteras de toda edad” (ibíd,). Los
ro el nombre de la persona cabeza de familia, cuadros de registro presentados en el Censo
bien secular o eclesiástica; i (Sic.) en seguida de 1843 fueron presentados así:
su edad i (Sic.) estado. En el renglón siguiente
Eclesiásticos

Esclavos/as
Solteros
Número de cantones

Jóvenes y párvulos

Mayores de 50
Providencias

Casados/as
De 16 a 50

Solteros/as
Gran total

Regulares
Seculares

Casados
Total

años

años

Fuente: (DANE, 1825: 60)

36
Es importante subrayar que para la pobla- manumisión de 1821 que estaban en poder de
ción esclava, se creó el decreto del 12 de abril sus amos, ó fuera de él por haber pagado al amo
de 1842, que antecedió al decreto del 18 de sus alimentos”; esta población se dividió entre
junio, en el cual el poder ejecutivo creó un los menores de 7 años, los de 7 a 14 años y
Censo sobre el número de esclavos existentes los de 14 a 18 años. Por otra parte, se debía
en la Nueva Granada, con diferencia de sexos hacer un registro de los esclavos fugitivos o
y divididos en cuatro clases por sus edades; cimarrones, cuya información la proporcio-
“la primera clase comprendió los esclavos me- naron los amos de los esclavos, haciendo dis-
nores de 40 años; la segunda dos de 40 a 50; tinción por sexos y edades; además, debían
la tercera los de 50 a 60 i (Sic.) la cuarta los expresar “el delito cometido por cada cimarrón
mayores de 60 años” (ibíd,: 64). Así mismo, o fugitivo, i(Sic.) su vicio dominante” (ibíd,).
se contabilizó “el número de hijos de mujeres El formato para recolectar esta información
esclavas, nacidos libres a virtud de la Ley de fue el siguiente:

Estado de los esclavos existentes en esta Provincia


Hombres Mujeres
Mayores de 65

Mayores de 65
De 21-35 años

De 35-50 años

De 50-65 años

De 21-35 años

De 35-50 años

De 50-65 años
Cantones
Total

Total
años

años
Individuos útiles
Inútiles
Fuente: (DANE, 1825: 64)

El último Censo del periodo de la Nue- tantes, de los cuales 15.807 eran esclavos –a
va Granada fue el de 1851, aplicado en las pesar de la abolición formal de la esclavitud
provincias de: Antioquia, Azuero, Barbacoas, en ese año.
Bogotá, Buenaventura, Cartagena, Casana- En el período denominado como la Fede-
re, Cauca, Córdoba, Chiriquí, Chocó, Ma- ración ó EE.UU de Colombia, se realizaron
riquita, Medellín, Mompox, Neiva, Ocaña, dos Censos el de 1864 y 1870 con un total de
Pamplona, Panamá, Pasto, Popayán, Rioha- 2.243.730 y 2.694.487 habitantes -respecti-
cha, Santa Marta, Santander, Socorro, Soto, vamente-; los cuales fueron regulados por la
Tundaza, Tunja, Túquerres, Valledupar, Vé- “Lei (Sic.) del 1° de abril de 1858” (Ibíd.,92)
lez, Veraguas, y Territorio del Caquetá; arrojó en la que se decretó que “para la formación
como resultados un total de 2.243.730 habi- del Censo se dividiría cada Estado en seis o más

37
círculos, y cada círculo en distritos entendién- En el año de 1905 se realizó un Censo de
dose por distrito, toda ciudad, villa, municipa- la población colombiana en los departamen-
lidad, distrito parroquial, aldea i (Sic.) cual- tos de “Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá,
quiera otra sección territorial que por las leyes Cauca, Cundinamarca, Galán, Huila, Mag-
del respectivo Estado constituya una entidad dalena, Nariño, Santander, Tolima, Quesada
municipal con administración propia” (Ibíd.); y Tundana; en las intendencias del Chocó y
además, se nombró un “funcionario público la Goajira (Sic.)” (Dane, 1905: 12); en el
con el nombre de Censor, a cuyo cargo estuvo territorio nacional del Meta y en el distrito
la formación del Censo del círculo” (Ibíd.); así capital, con un total de 4.355.477 habitantes
mismo, este funcionario era el encargado de sin realizar distinción entre la población ge-
realizar un listado de la población con las si- neral con la indígena y negra.
guientes categorías: “secso (Sic.), estado, edad, El Censo de 1912, realizado en los depar-
oficio, y profesión u ocupación” (Ibíd.). Vale tamentos de “Norte de Santander, Santan-
resaltar que en estos dos Censos no se reali- der, Boyacá, Valle, Antioquia, Nariño, Huila,
zó un conteo de la población negra ni de la Magdalena, Cundinamarca, Atlántico, Caldas
indígena, o por lo menos no aparecen en los y Cauca; la Intendencia Nacional del Chocó,
cuadros oficiales de resultados; no obstante, la Intendencia Nacional de la Goajira (Sic.) y
la ley en el artículo 21 estipulaba que “si en la Intendencia Nacional del Meta” (DANE,
la formación de la lista omitiere el comisionado 1912:22), se obtuvo un total de 5.072.604
alguna persona que habitara o residiera en la habitantes. En este Censo se contabilizaron
sección, o incluyera nombres de personas que no únicamente a los hombres y aunque se pre-
habitaran ni residieran en ella, incurriría en guntaba por la categoría de raza, en el docu-
una multa de $2.oo a $10.oo por cada persona mento impreso por el DANE, no se consoli-
que incluyere o escluyere (Sic.) indebidamente dó el total de la población indígena y negra.
(…)”(Ibíd.. 95). Además, “a partir de 1851, Sin embargo, en documentos posteriores
tras la liberación de los esclavos, la información aparecen registrados 344.198 indígenas y
sobre los grupos étnicos se redujo al no existir 322.499 negros. Las preguntas estaban en-
intereses económicos por parte de los gobiernos marcadas por las categorías: “edad, número de
para captar esta población” (DANE, 2006:28). personas que saben leer y escribir, concurrencia
A comienzos del siglo XX, durante el Ré- a la escuela, vacunados, estado civil, profesión,
gimen Unitario Central, se realizaron diez ocupación, razas, nacionalidad, religión, tra-
Censos de población, de los cuales solamente bajo y propietarios” (Ibíd.), como lo ilustra el
dos arrojaron información sobre la población siguiente cuadro:
negra y ocho de ellos suministraron datos so-
bre la población indígena.

38
Fuente: (DANE, 1912: 22)
Total

Propietarios Rurales

Urbanos

Incapacitados para trabajar

Total

Trabajo Por cuenta ajena

Por cuenta propia

Otras religiones
Religión
Católicos

Extranjero
nacionalizado

Nacionalidad Extranjero

Colombiano

Total

Mezclados
Razas
Indios

Negros

Blancos

Municipios

39
En 1918, el Censo estuvo a cargo de la

Fuente: (DANE, 1918: 73)


No especificado
Dirección General de Estadística, la Junta Defectos
físicos y Incapaces para trabajar
Municipal (presidente del concejo, alcalde,
mentales
personero y el jefe de estadística en los mu- Capaces para trabajar
nicipios), las juntas seccionales del Censo; No especificado
los cuales, nombraron comisionados quienes
Otras sectas
“(…) distribuyeron personalmente los boletines Religión
en las casas y lugares de sus respectivas secciones, Protestantes
en el tiempo comprendido del 15 al 19 de mayo Católicos
y dieron a las personas que debían llenarlos to-
No especificado
das las instrucciones o explicaciones necesarias”
(DANE, 1918:5). Es importante contex- Extranjeros
Nacionalidad
tualizar el momento histórico del Censo de Extran. nacionalizados
1918 “en la medida en que fue un operativo Colombianos
censal durante el gobierno conservador de José
No especificado
Vicente Concha, cuando era muy fuerte el dis-
curso ideológico de la necesidad de la mezcla ra- No trabajan
Trabajo
cial para mejorar los atributos de la población Por cuenta ajena
colombiana y hacerlos más cercanos al modelo
Por cuenta propia
de las “razas europeas” (Urrea, 2007: 8).
De esta forma, el Censo fue recolectado No especificado

utilizando las siguientes variables: Urbanos y rurales


Propietarios
Rurales

Urbanos

No especificado

Negros
Razas Mezclados

Indios

Blancos

Sexo

Provincias y municipios

Número Orden

40
Este formato fue aplicado en los depar-
tamentos de Antioquia, Atlántico, Boyacá,
Bolívar y Magdalena (no tienen registro del
cuadro de “habitantes por razas, propiedad,
trabajo, nacionalidad, Religión y defectos físicos
y mentales”), Caldas, Valle, Cauca, Cundina-
marca, Huila, Nariño, Santander, Santander
del Norte, Tolima, Chocó, Meta, Arauca,
Caquetá, Comisaría del Putumayo, Comisa-
ría del Vaupés (no tiene registro del cuadro
de “habitantes por razas, propiedad, trabajo,
nacionalidad, religión y defectos físicos y men-
tales”), y la Comisaría del Vichada. Es im-
portante aclarar que aunque existe la catego-
ría de raza en el resumen general del Censo,
se contabilizaron 5.855.077 habitantes, no
obstante, el total de indígenas y negros no
fue posible contarlos debido a que: “en acción
a que varias secciones del país, entre ellas dos
de las más importantes (Bolívar y Magdalena)
no enviaron los cuadros relativos a “habitantes
por razas, propiedad, trabajo, nacionalidad,
religión y defectos físicos y mentales” por este
motivo La Dirección de Estadística se abstuvo
de proceder únicamente con los elementos que
proporcionan los cuadros respectivos, insertos en
este volumen, un resumen general de los habi-
tantes clasificados por tales conceptos, toda vez
que dicho trabajo, por falta de datos de las sec-
ciones mencionadas, carece de objeto o presta
utilidad alguna” (Ibíd., 410). Para este Censo
se utilizó un criterio que siempre ha sido mo-
tivo de debates como es la “percepción del en-
cuestador para conocer la población con rasgos
físicos negros e indígenas” (DANE, 2006: 29).

41
42
El Censo de 1927 arrojó un total de 22.915.229 habitantes de los cuales 383.629
7.851.110 habitantes, no reportó a la pobla- eran indígenas. En lo que respecta al Censo
ción indígena ni negra, se realizó por depar- de 1985, tampoco se encuentra ningún dato
tamentos y se hizo una distinción por sexo, sobre la población negra; los datos cuantitati-
número de viviendas y hombres mayores vos dieron como resultado 30.062.200 habi-
de 21 años, así como la población urbana y tantes, de los cuales 237.759 eran indígenas.
rural; el número de viviendas urbanas y ru- El interés por producir datos de población
rales, el número de familias, familias por vi- teniendo en cuenta la pertenencia étnica
vienda, personas por vivienda y personas por o racial de la gente de descendencia africa-
familia, las tasas de natalidad, mortalidad y na, reaparece después de la Constitución de
crecimiento. 1991, si bien existen dos artículos de interés
El Censo de 1938, arrojó datos sobre la para la gente negra, afrocolombiana, raizal y
“población urbana y rural, la población de palenquera como el Artículo 7 el cual reza que
acuerdo con la división político-adminis- “el Estado reconoce y protege la diversidad
trativa, edad, sexo, estado civil, instrucción étnica y cultural de la nación colombiana” y
-escolaridad-, nacionalidad, ocupación eco- el Artículo 13 en el cual se afirma que “todas
nómica y edificios con los que contaba el las personas recibirán la misma protección y
país” (DANE, 1938: 152), arrojó un total de trato de las autoridades y gozarán de los mis-
8.701.816 habitantes. En este Censo no apa- mos derechos, libertades y oportunidades sin
rece contada la población negra. ninguna discriminación por razones de sexo,
Tampoco la población negra fue contada raza, origen nacional o familiar, lengua, re-
en el Censo de 1964, pero sí la población ligión, opinión política o filosófica”; ambos
indígena. Se registraron 17.484.508 habitan- artículos atinan hacia la búsqueda de la igual-
tes de los cuales 119.180 eran indígenas. El dad de derechos y garantía de ciudadanía a
Censo se llevó a cabo en los departamentos las personas, comunidades o pueblos que re-
de: Antioquia, Atlántico, Bogotá D.E., Cun- presentan las distintas diversidades étnicas y
dinamarca, Chocó, Huila, Magdalena, Meta, culturales en el país. Esta igualdad solo es po-
Nariño, Norte de Santander, Santander, Toli- sible si se conocen las barreras que impiden
ma y Valle del Cauca; en las intendencias de: que dicha igualdad sea real y efectiva.
Arauca, Caquetá, Guajira, San Andrés y Pro- Por otra parte la Ley 70 de 1993, reconoció
videncia; y en las Comisarías de Amazonas, derechos étnico-territoriales a las Comunida-
Guainía, Putumayo y Vichada. des Negras del Pacífico principalmente. Las
Para 1973, el país tuvo un nuevo regis- personas de descendencia africana son un su-
tro censal de la población con un total de jeto de derechos relativamente reciente, por

43
lo tanto la búsqueda de datos e indicadores a nivel nacional que die-
ran cuenta de su realidad sociodemográfica se inició en el momento
de llevar a la práctica lo dispuesto en el Artículo 57 de dicha Ley2.
En el año de 1993 se realizó el Censo Nacional de Población y de
Vivienda que dio como resultado una población total de 33.109.840
habitantes de los cuales 532.233 eran indígenas y 502.343 pertene-
cían a alguna Comunidad Negra. La captación de la gente de descen-
dencia africana por medio de la denominación Comunidad Negra,
hizo que “la visibilización de la población negra se vio limitada por-
que sólo permitió el reconocimiento de una parte de dicha población
–dado que el Censo se realizó en momentos en los que la aplicación
de la Ley 70 de 1993 se encontraba en pleno auge- por lo que sólo se
entendió por Comunidad Negra a aquella que se encontraba dentro
del ámbito de la norma –población del Pacífico-, dejando por fuera
la población ubicada en zonas urbanas o en otras zonas no cobijadas
por esta ley” (DANE, 2006: 31).
En el Censo Nacional de Población, Vivienda y Actividades Eco-
nómicas del año 2005, en cuanto a los grupos étnico-raciales, este
Censo es considerado por muchos como un avance en comparación
con experiencias censales anteriores. Según el DANE, “se logró por
primera vez visualizar grupos étnicos que en censos anteriores no fue-
ron identificados, como es el caso de las poblaciones Rom, Raizal del
Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y Palen-
quera de San Basilio, Bolívar. En este Censo se utilizó como criterio
de captación de la etnicidad el autorreconocimiento de acuerdo con
la cultura y con los rasgos físicos, esta última consideración se incluyó
en aras de permitir que la población afrocolombiana que no se reco-
noce culturalmente pudiera hacerlo por sus características fenotípicas
y así posibilitar su completa visibilización” (DANE, 2007: 31).
El Censo registró un total de población general de 41.468.384 mi-
llones de habitantes, de los cuales el 3.4% eran indígenas; el 0.01%
2 Artículo 57: el Gobierno Nacional creará una comisión de estudios para la for-
mulación de un plan de desarrollo de las comunidades negras. Esta comisión comenzará
a operar una vez sea elegido el Presidente de la República y hasta la aprobación del Plan
Nacional de Desarrollo en el Conpes. Este plan propondrá las políticas de largo plazo
y será el marco de referencia para que las políticas del Plan Nacional de Desarrollo
respeten la diversidad étnica de la nación y promuevan el desarrollo sostenible de esas
comunidades de acuerdo a la visión que ellas tengan del mismo.

44
Rom (gitanos) y el 10.5% se autorreconoció
como negra, afrocolombiana, mulata, raizal
y palenquera.
Pese a los logros y alcances reconocidos,
que se traducen en un aumento significati-
vo de la población identificada como negra,
afrocolombiana, raizal y palenquera que pasó
del 1,5% al 10,6% se encontraron muchas
fallas a lo largo del proceso de preparación y
aplicación del Censo, que se han evidenciado
en el firme desacuerdo de algunas organiza-
ciones del Movimiento Social Afrocolombia-
no con los resultados obtenidos, por lo que
aún se evidencian vacíos en las cifras estadís-
ticas y un persiste una gran incertidumbre
sobre la realidad demográfica de esta pobla-
ción en el país.

45
Para tener en cuenta

La escasez y falta de producción de información estadística desagre-


gada por parte de las instituciones estatales, los centros educativos y
las entidades prestadoras de servicios sociales y de salud, es la prueba
tanto de un desinterés por indagar de manera real los impactos de la
racialización, la falta de voluntad política como de una interpretación
errónea de las obligaciones derivadas del derecho a la igualdad. La
carencia de información que permita conocer de manera precisa las
condiciones de vida de los pueblos y personas afrocolombianas y en
general, sus características sociodemográficas, socioeconómicas, su di-
námicas migratorias, y su peso demográfico en el país impiden la cuan-
tificación y el diagnóstico de su situación y por tanto la elaboración de
políticas públicas diferenciadas.

En este sentido, la recolección y el análisis de información desagregada


por pertenencia étnico-racial es un esfuerzo positivo para superar la
negación de los impactos del racismo en Colombia. Una cuantificación
certera de la población afrocolombiana que supere las inconsistencias
que se han presentado en la información oficial con la que se cuenta
actualmente, permitirá exigir al Estado la creación de medidas públicas
específicas cuyo objetivo sea mejorar la calidad de vida de los pueblos
y personas negras que habitan nuestro territorio. Las políticas públicas
universales han demostrado ser insuficientes para el acceso equitativo
a oportunidades y servicios entre los pueblos afrodescendientes y se
requieren con prontitud respuestas gubernamentales que permitan su-
perar la pobreza, las desigualdades sociorraciales y regionales con las
que duramente conviven estos pueblos.

Tomado de: afrocolombianos en cifras. Oriana Guzmán Reyes. 2011

46
BIBLIOGRAFíA
Tú cuentas, déjate contar. Las caras lindas de mi gente. Censo general 2005. (2005).

DANE. (2007). Colombia una nación multicultural. Su diversidad étnica. Bogotá: Departamento
Administrativo Nacional de Estadística.

Del Popolo, F., Oyarce, A. M., Schkolnik, S., & Velasco, F. (2009). Censos 2010 y la inclusión del
enfoque étnico: hacia una construcción participativa con pueblos indígenas y afrodescendientes.
Santiago de Chile: Organización de Naciones Unidas.

Del Popolo, F. A., Jenkins (Coordinación y supervisión técnica). Elaboración : Del Popolo,
Fabiana;Flavia, Marco; Gladys, Massé; Cecilia Rodríguez Gauna; Susana, Schkolnik; Fernanda ,
Stang. Colaboradoras: Cobos, María Isabel; Denisse de Lima; Eunice, Menesses; Maura, Mosquera
Mosquera; Ana María, Oyarce; Claudia, Paz (2011). Contar con todos. Caja de herramientas para
la inclusión de pueblos indígenas y afrodescendientes en los censos de población y vivienda (Vol. 5).
Santiago de Chile: Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía ( CELADE)-División de Po-
blación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ( CEPAL); Fondo de las Naciones
Unidas para la Infancia ( UNICEF); Programa de Trabajo de la CEPAL; Fondo de Población de Nacio-
nes Unidas ( UNFPA).

División de Asuntos Económicos y Sociales. División de Estadística (2010). Principios y recomenda-


ciones para los censos de población y habitación. Revisión 2 Nueva York.

Guzmán Reyes, O. (2011). Afrocolombianos en cifras. IDCARÁN - CES. Sin publicar.

Helg, A. (2000). Raíces de la invisibilidad del afrocaribe en la imagen de la nación colombiana:


independencia y sociedad, 1800-1821 In M. N. d. C. Ministerio de Cultura, PNUD, IEPRI, ICANH
(Ed.), Museo, Memoria y Nación. Misión de los museos nacionales para los ciudadanos del futuro.
Bogotá.

Marks, C. (1993). Demography and Race. In J. Stanfield II & M. D. Rutledge (Eds.), Race and Ethnici-
ty in Research Methods. Newbury Park, California: Sage.

Mosquera Rosero-Labbé, C. R. E., León Díaz; Margarita María, Rodríguez Morales. (2009). Escena-
rios Post-Durban para pueblos y personas negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras (Vol. 1).
Bogotá: Centro de Estudios Sociales, Universidad Nacional de Colombia.

PCN. (2006). …Y el chocolate espeso. Evaluación del Censo General 2005 y la pregunta de autorre-
conocimiento étnico entre afrocolombianos. Bogotá.

Prada Rivas, M. (2007). Trabajo Social Intercultural : una forma de análisis en el tema de discrimina-
ción racial estructural en Colombia. Universidad Nacional de Colombia. Informe de Pasantía.

47
Stanfield II, J. H. R., M.Dennis (Ed.). (1993). Race and Ethnicity in research methods. Newbury Park,
California: Sage.

Urrea-Giraldo , F. (2009). La Visibilidad Estadística de la población afrodescendiente en Colombia,


1993-2005: entre lo étnico y lo racial. In C. Mosquera Rosero-Labbé, A. Laó-Montes; César Rodrí-
guez (Ed.), Debates sobre ciudadanía y políticas raciales en las Américas Negras. Bogotá: Centro
de Estudios Sociales, Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá; Universidad Nacional de
Colombia, Sede Medellín; Universidad del Valle.

Viáfara , C. A. (2011). Aprendizajes sobre la incorporación de la etnicidad y la raza en los censos: el


caso de la población afrocolombiana. In Afrodescendientes en los Censos del Siglo XXI: avances en
el reconocimiento de la realidad afro. Costa Rica.

Zuberi, T. (2001). Thicker Than Blood: How Racial Statistics Lie. Minneapolis: University of Minneso-
ta Press.

Zuberi, T., & Bonilla-Silva, E. (2008). White Logic, White Methods. Racism and Methodology. Lan-
ham, Maryland: Rowman & Littlefield.

Zuberi, T. E., Bonilla- Silva (2009). La verdadera historia de la cacería. Hacia una sociología con con-
ciencia racial. In C. Mosquera Rosero-Labbé, A. Laó-Montes; César Rodríguez (Ed.), Debates sobre
ciudadanía y políticas raciales en las Américas Negras. Bogotá: Centro de Estudios Sociales, Uni-
versidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá; Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín;
Universidad del Valle.

48

También podría gustarte