Está en la página 1de 10

REPRESENTACIONES SOCIALES

(Banchs, Jodelet, Moscovici, Gonzalez)

¿Qué es representar?

¿Qué es una representación social?

Una representación social es una preparación para la acción, no lo es solo en la


medida en que guía el comportamiento, sino sobre todo en la medida en que remodela y
reconstituye los elementos del medio en el que el comportamiento debe tener lugar. Llega a
dar un sentido al comportamiento, a integrarlo en una red de relaciones donde está ligado a
su objeto. Al mismo tiempo proporciona las nociones, las teorías, y el fondo de
observaciones que hacen eficaces estas relaciones. Moscovici p.32

Las representaciones sociales son conjuntos dinámicos, su característica es la


producción de comportamientos y de relaciones con el medio, es una acción que modifica a
ambos y no una reproducción de estos comportamientos o de estas relaciones, ni una
reacción a un estimulo exterior dado. Moscovici p.33

Se trata de un sistema con un lenguaje y una lógica particular, que tiene una
estructura de implicaciones que se refieren tanto a valores como a conceptos, dentro de un
dicurso propio. Las representaciones sociales son teorías de las ciencias colectivas
destinadas a interpretar y construir lo real. Moscovici p.33
Niveles de interpretación

Información: Primer tiempo, que concierne a la organización de los conocimientos


que tiene una persona o grupo sobre un objeto o situación social determinada. La cantidad
de información sobre ciertos objetos o situaciones dependerá del grupo social al que se
pertenezca y las restricciones de este a cierta información.

La información puede construirse a partir del contacto directo con el objeto o a


través de la comunicación.

Campo de representación: Es el segundo nivel de una representación social. En


este nivel se jerarquiza y se selecciona el contenido de la información. En este nivel se
constituyen el conjunto de creencias, actitudes, imágenes y valores presentes en una misma
representación.

Actitud: Es el tercer nivel de interpretación de una representación social. En este


nivel se agregan valoraciones positivas o negativas ante el objeto o suceso y se establece la
actitud del sujeto o grupo social ante este objeto. En este nivel se cumple la función
principal de una representación social: Modelar el comportamiento.

La actitud del grupos social siempre estará presente ante cualquier objeto, así se
tenga poca información acerca del mismo, siempre habrá una actitud positiva o negativa
ante el objeto.

Expresa el aspecto más afectivo de la representación por ser la reacción emocional


ante el objeto.

Las actitudes están contenidas dentro de las representaciones sociales.

En síntesis, para establecer una representación social es importante ver que se sabe
(infomacion) como se interpreta y que se cree acerca de esto (representación) y que se hace
o como se actua ante esto (actitud).

Caracteristicas de las representaciones sociales

 Siempre es la representación de un objeto o suceso


 Tiene carácter de imagen y la posibilidad de poder cambiar lo sensible y la idea, la
percepción y el concepto.
 Posee un carácter simbolico y significante
 Tiene un carácter constructivo
 Tiene un carácter autónomo y creativo

Moscovici
Funciones de las representaciones sociales

Las representaciones sociales completan vacios, suprimir la distancia entre lo que se


conoce y lo que se observa. Moscovici. p.37

Las representaciones hacen que el concepto y la percepción de algún modo sean


intercambiables , porque se engendran recíprocamente. Moscovici p.38

Las funciones de las representaciones sociales han sido expuestas por varios autores
destacando la funcionalidad y utilidad práctica de la teoría en el ámbito social. Jean Claude
Abric (1994) hace una sistematización sobre el tema donde resume, a su modo de ver,
cuatro funciones básicas de las representaciones. Estas funciones han sido desarrolladas en
un trabajo realizado por Maricela Perera (1999), siendo precisamente dichas funciones las
que presentamos a continuación:

Función de conocimiento: Permite comprender y explicar la realidad. Las


representaciones permiten a los actores sociales adquirir nuevos conocimientos e
integrarlos, de modo asimilable y comprensible para ellos, coherente con sus esquemas
cognitivos y valores. Por otro lado, ellas facilitan -y son condición necesaria para- la
comunicación. Definen el cuadro de referencias comunes que permiten el intercambio
social, la transmisión y difusión del conocimiento.

Función identitaria: Las representaciones participan en la definición de la identidad y


permiten salvaguardar la especificidad de los grupos. Sitúan además, a los individuos y los
grupos en el contexto social, permitiendo la elaboración de una identidad social y personal
gratificante, o sea, compatible con el sistema de normas y valores social e históricamente
determinados.

Función de orientación: Las representaciones guían los comportamientos y las prácticas.


Intervienen directamente en la definición de la finalidad de una situación, determinando así
a priori, el tipo de relaciones apropiadas para el sujeto. Permiten producir un sistema de
anticipaciones y expectativas, constituyendo una acción sobre la realidad. Posibilitan la
selección y filtraje de informaciones, la interpretación de la realidad conforme a su
representación. Ella define lo que es lícito y tolerable en un contexto social dado.
Función justificatoria: Las representaciones permiten justificar un comportamiento o
toma de posición, explicar una acción o conducta asumida por los participantes de una
situación.

La funcionalidad de las representaciones sociales puede sintetizarse en evaluativas,


orientadoras, explicativas y clasificatorias. A esta es necesario añadir otras dos funciones
que guardan estrecha interrelación con las mencionadas anteriormente. Dichas funciones
son:

Función sustitutiva: Las representaciones actúan como imágenes que sustituyen la


realidad a la que se refieren, y a su vez participan en la construcción del conocimiento
sobre dicha realidad.

Función icónico-simbólica: Permite hacer presente un fenómeno, objeto o hecho de la


realidad social, a través de las imágenes o símbolos que sustituyen esa realidad. De tal
modo, ellas actúan como una práctica teatral, recreándonos la realidad de modo simbólico.

Sentido común VS Pensamiento científico

Situaciones de emergencia: Necesidad de una representación social

Construcción de una representación Social

Recibimos información en nuestro medio acerca de los objetos, sujetos o fenómenos


que nos rodean. Los medios de comunicación, los especialistas u otros sujetos de nuestro
medio nos brindan la información. Esta información recibida no es necesariamente precisa,
pero nos acerca a la comprensión del fenómeno. Esta información es tomada de la realidad,
a partir de ahí la reconstruimos y la hacemos familiar, cercana a nuestro comprender. Del
testimonio pasamos a la observación del fenómeno, sujeto u objeto, creamos nuestra
hipótesis y transformamos el conocimiento indirecto en directo. Así nos apropiamos del
mundo exterior. Exterior es todo aquello que no nos pertenece y que está fuera de nuestro
campo de acción.

Así interiorizamos el conocimiento y a partir de ahí entra en el mundo de la


conversación. Podemos exteriorizarlo. Se producen intercambios verbales y cada quien
aporta la información que obtuvo, así se conocen las visones dentro del grupo social acerca
del objeto o fenómeno. Con el paso del tiempo y la conversación constante, las expresiones
se precisan, las actitudes se ordenan y los valores se ponen en su lugar. Se estandariza la
imagen colectiva acerca del nuevo elemento en la sociedad y nace una nueva
representación construida en la sociedad.

Objetivación y Anclaje

¿Cómo se forma una representación social?

Para llegar a conformarse la representación es imprescindible que ocurran dos procesos: la


objetivación y el anclaje, fases que se encuentran muy ligadas por el hecho que una
presupone a la otra. Tan solo la representación objetivada, naturalizada y anclada es la que
permite explicar y orientar nuestros comportamientos. Es por ello que diversos autores han
demostrado su alcance.

La objetivación

Podría definirse como aquel proceso a través del cual llevamos a imágenes concretas que
nos permiten comprender mejor lo que se quiere decir, aquellos conceptos que aparecen de
manera abstracta. Consiste en transferir algo que está en la mente en algo que existe en el
mundo físico.

Objetivación: Hacer tangible lo intangible o abstracto. Volverlo un objeto para apropiarse


de él y sus características. Consiste en naturalizar un concepto abstracto. A través de la
objetivación lo invisible se vuelve perceptible.

Darío Páez diría que “... se trata del proceso mediante el cual se concreta, se materializa el
conocimiento en objetos concretos. En esta fase se retienen selectivamente elementos, se
organizan libremente y se estructura un modelo figurativo icónico simple.”(Páez y col.,
1987)

Este mecanismo se encuentra bajo la influencia de la inserción de los sujetos en la sociedad,


de sus condiciones sociales. Se realiza a través de tres fases: la construcción selectiva, la
esquematización estructurante y la naturalización.

La construcción selectiva

Aquel proceso a través del cual los diferentes grupos sociales y los sujetos que los integran
se apropian, de una manera muy particular y específica, de las informaciones y los saberes
sobre un objeto. Esta forma de preparación implica la retención de algunos elementos de la
información y el rechazo de aquellos que no resulten significativos. Los elementos
retenidos se someten a una transformación con el objetivo de que puedan encajar en las
estructuras de pensamiento que ya están constituidas en el sujeto, es decir, estos nuevos
elementos van a adaptarse a las estructuras formadas anteriormente.

La esquematización estructurante

Una vez seleccionada la información y convenientemente adaptada a través del proceso de


apropiación, se organiza internamente para conformar una imagen del objeto representado
de manera coherente y de fácil expresión. Esto da lugar a la formación del núcleo central.

La naturalización

Según Ibáñez es en tanto proceso donde el núcleo central adquiere un status ontológico que
lo sitúa como un componente más de la realidad objetiva. El núcleo central es el resultado
de un proceso de construcción social de una representación mental; sin embargo, se olvida
el carácter artificial y simbólico del núcleo y se le atribuye plena existencia fáctica. El
núcleo pasa a ser la expresión directa de una realidad que se le corresponde perfectamente y
de la cual no parece constituir sino un reflejo fiel. Una vez que ha quedado constituido, el
núcleo tiene toda la fuerza de los objetos naturales que se imponen “por sí mismos” a
nuestra mente.

El mecanismo de la objetivación está notablemente influenciado por una serie de


condiciones sociales, como puede ser la inserción de las personas en la estructura social.

El anclaje

Moscovici refiere que “...es el mecanismo que permite afrontar las innovaciones o la toma
de contacto con los objetos que no son familiares. Utilizamos las categorías que nos son ya
conocidas para interpretar y dar sentido a los nuevos objetos que aparecen en el campo
social.”(Moscovici, 1976, citado por Ibáñez, T., 1998, p. 50).

Para nosotros el proceso de anclaje sería la integración al pensamiento de una nueva


información sobre un objeto, la cual aparece con un significado específico ante nuestros
esquemas antiguos y a la que se le atribuye una funcionalidad y un papel regulador en la
interacción grupal.

Es aquí donde se manifiestan los procesos de asimilación y acomodación, pues las


informaciones recibidas son deformadas por nuestros esquemas ya constituidos, y a su vez,
esta nueva información cambia nuestros propios esquemas para acomodarlos a sus
características. Se puede afirmar entonces que este proceso se refiere al enraizamiento de la
representación social y su objeto.

El proceso de anclaje articula las tres funciones básicas de la representación: función


cognitiva de integración de la novedad, función interpretativa de la realidad y función de
orientación de las conductas y las relaciones sociales. (referido por Rodríguez, O., 2001, p.
20).

Tanto el anclaje como la objetivación hacen familiar lo no familiar; el primero


transfiriéndolo a nuestra esfera particular donde somos capaces de compararlo e
interpretarlo, y el segundo, reproduciendo entre las cosas que podemos tocar y en
consecuencia, controlar.

Representaciones sociales: Símbolos y signos

Las representaciones sociales construyen imágenes mentales acerca de objetos del


mundo real para facilitar su comprensión. Estas imágenes mentales dan un concepto acerca
de ese objeto del mundo real al cual se refieren, el cual viene cargado de un conjunto de
creencias, vivencias y actitudes con respecto a este objeto.

Según Jodelet, esto acerca a las representaciones a un campo de estudio ya


conocido: Los símbolos y signos de la semiología. En este caso, las imágenes mentales son
signos y sustituyen al objeto del mundo real al que representan.

Un signo contiene dentro de sí tres dimensiones necesarias para su comprensión: El


significado, el significante y el referente. Estos son los elementos constitutivos de un signo.

Significante: Es la dimensión perceptible del signo. Esta puede ser percibida a


través de los sentidos y a partir de esta se evoca el significado.

Significado: Es la imagen mental que evoca el significante. En este caso, trae a la


mente el concepto que tengan los individuos o grupos sociales acerca de dicho significante.

Referente: Es el objeto del mundo real al que hace referencia el signo, en este caso,
el objeto a partir del cual se construyó la representación social.

En este caso, según Jodelet, la formula constitutiva de una represtancion social es:

Representación= Figura sobre sentido.

A cada figura (significante) corresponde un sentido o concepto (significado)


ENFOQUES DE LAS REPRESENTACIONES SOCIALES:

Métodos de apropiación de las teorías. Maneras de abordar el estudio de las


representaciones sociales.

Procesual: Se interesa en el contenido de las representaciones sociales en términos de su


sentido y significación. Se centra en los aspectos significantes de la actividad
representativa. Uso referentes teoricos procedentes de la lingüística la filosofía y la
sociología. Se centra en las vinculaciones sociohistorias y culturales del objeto de estudio.
Enfoque Clasico. Jodelet. Símbolos y signos. Objeto instituyente y no instituido.
Cualitativo.

Metodos: Recolección de material discursivo a través de entrevistas, cuestionarios o fuentes


documentales, los cuales se someten a técnicas de análisis de contenido para descubrir que
contiene la representación social.

Estructural: Interesado en los mecanismos de organización de estos contenidos.


Cuantitativo. Este enfoque busca en el estudio de las representaciones sociales
metodologías para identificar su estructura o su nucleo y desarrolla explicaciones acerca de
las funciones de esa estructura.

Claude Abric desarrolla este enfoque y desarrolla una teoría


explicativa de esta estructura:

Las representaciones sociales son conjuntos organizados y


estructurados de creencias, opiniones, informaciones y actitudes en torno a un determinado
objeto social, y por ende toda representación posee una organización interna en la cual se
presenta una jerarquización de los elementos que la componen y de las relaciones que se
establecen entre estos elementos.

A groso modo, hay dos grandes estructuras:

Núcleo central: Se construye a partir de la naturaleza del objeto, la relación que el grupo
social o individuo mantiene con dicho objeto y el sistema ideologico que enmarca la
relación entre el sujeto y el objeto. Es el elemento central de la representación ya que a
partir de el se determina la significación del objeto, así como también la forma de
organización de los elementos dentro de la representación.

Sistema Periférico: Son todos aquellos elementos de contenido en la representación, que


cobran sentido a partir de la existencia del nucleo central. Giran en torno a él y se organizan
y jerarquizan gracias a él
Métodos: Mecanismos de investigación que permitan la identificación de los componentes
de la representación y conocer la organización y jerarquización de los elementos en torno al
núcleo central. Análisis multivariado y ecuaciones estructurales. Cuantitativo.