Está en la página 1de 8

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR


PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LA SEGURIDAD

SUPERVISIÓN POLICIAL

Integrantes:
Gustavo Linares C.I 6.295.620
Rafael Rodríguez C.I 10.545.606
Arquímedes Borja C.I 9.045.723
Miguel Aguaje: C. I 9.408.768
Eleno Torrealba 14.178.578
Luís Alvarado 12.447.253

Acarigua; junio 2018


EL SUPERVISOR
El termino supervisor se aplica en todos los niveles de la administración a
quienes dirigen las actividades de otros.
Pero se ha vuelto costumbre
aplicarlo sólo a las personas de los niveles inferiores de la jerarquía
administrativa. El supervisor es un elemento clave dentro de cualquier
organización. De él depende la calidad del trabajo, el rendimiento, la moral y el
desarrollo de buenas actitudes por parte de los trabajadores. El supervisor
dirige y evalúa el trabajo y conoce a todos los trabajadores. El supervisor
moderno ha dejado de ser operador y el líder nato del grupo para convertirse
en un especialista del comportamiento humano, en lo que
concierne a la práctica de la habilidad administrativa y de los aspectos técnicos
de su cargo.

Características del Supervisor

Conocimiento del Trabajo:


Esto implica que debe conocer la tecnología de la función que supervisa, las
características de los materiales, la calidad deseada, los costos esperados, los
procesos necesarios, etc.

Conocimiento de sus Responsabilidades:


Esta característica es de gran importancia, ya que ella implica que el supervisor
debe conocer las políticas, reglamentos y costumbres de la empresa, su grado
de autoridad, sus relaciones con otros departamentos, las normas de
seguridad, producción, calidad, etc.

Habilidad Para Instruir:


El supervisor necesita adiestrar a su personal para poder obtener resultados
óptimos. Las informaciones, al igual que las instrucciones que imparte a sus
colaboradores, deben ser claras y precisas.

Habilidad Para Mejorar Métodos:


El supervisor debe aprovechar de la mejor forma posible los recursos humanos,
materiales, técnicos y todos los que la empresa facilite, siendo crítico en toda
su gestión para que de esta manera se realice de la mejor forma posible, es
decir, mejorando continuamente todos los procesos del trabajo.

Habilidad para Dirigir:


El supervisor debe liderizar a su personal, dirigiéndolo con la confianza y
convicción necesaria para lograr credibilidad y colaboración de sus trabajos.

Funciones del Supervisor

De manera muy general, se puede decir que todo supervisor tiene cuatro
grandes funciones: proyectar, dirigir, controlar y desarrollar.

 Proyectar:
Significa el programa o planificar el trabajo del día y establecer la prioridad y el
orden, tomando en cuenta los recursos y el tiempo para hacerlo, de igual forma
el grado de efectividad de sus colaboradores, así como la forma de desarrollar
dicho trabajo dentro de su departamento, sin olvidar su relación con otras
dependencias y los procedimientos alternos que deberá usar en casos de
emergencia.
 Dirigir:
Esta función comprende la delegación de autoridad y la toma de
decisiones, lo que implica que el supervisor debe empezar las buenas
relaciones humanas, procurando que sus instrucciones sean claras.
 Controlar:
Es el proceso de medición y corrección de las realizaciones de los
subordinados con el fin de asegurar que tanto los objetivos de la
empresa como los planes para alcanzarlos se cumplan económica y
eficazmente.
 Desarrollar:
Se refiriere a la evolución progresiva, que vaya hacia mejores niveles de vida
tanto para la organización como para si mismo.
MÉTODOS Y TÉCNICAS DE SUPERVISIÓN POLICIAL

Los métodos o técnicas de la supervisión, son formas determinadas de hacer


algo, es decir, son instrumentos con los que se logran resultados. Incluyen
planificación, organización, toma de decisiones, evaluación, clasificación de
puestos, sanciones disciplinarias, adiestramiento, seguridad e infinidad de otras
actividades similares. El supervisor debe basarse teniendo en cuenta los
objetivos y principios
que habrán de aplicarse y que deban realizarse mediante el empleo de varias
técnicas, por ejemplo: El supervisor no puede hacer un proyecto sin considerar
todos y cada uno de los factores que tienen relación con los objetivos de la
actividad planeada o que impiden el logro del mismo. Esto debe abarcar una
toma de decisiones, orientación, coordinación,
comprensión de los empleados y otras diversas actividades relacionadas entre
sí. Lo fundamental, entonces, es que el supervisor debe seguir los principios y
aplicar los métodos y técnicas de supervisión de modo que todos
los conocimientos, especializaciones y aptitudes que les son propios se utilicen
para determinar la acción que debe emprender en cada una de las situaciones
a las que se enfrente, esta es la razón que hace de la supervisión un trabajo
difícil y exigente. Nunca será demasiado recalcar su importancia.

INSTRUMENTOS DE LA SUPERVISIÓN

 Manual de Procedimientos.
 Visitas de Supervisión.
 Encuestas Estudios de Documentos.
 Seguimiento de Casos.
 Amonestaciones.
ES TAREA DEL SUPERVISOR: CONOCER

• El plan de vigilancia y patrullaje.


• El sector de supervisión que le corresponde.
• A los funcionarios y funcionarias policiales que constituyen las unidades de
trabajo bajo su responsabilidad, es decir, conocer a su grupo.
• Los principales problemas y dinámicas del sector que le corresponde
supervisar.
El supervisor/a es la figura que debe garantizar el correcto despliegue del
servicio de vigilancia y patrullaje en atención al plan diseñado, considerando,
claro está, la variante operativa, es decir ese margen de flexibilidad en la
prestación del servicio a fin de adecuarlo a las particularidades del contexto
orientado por el objetivo de tornar más eficiente la labor y atender mejor a la
ciudadanía. Esta garantía incluye el monitoreo de las unidades de trabajo
(agrupadas en escuadras) por parte del supervisor/a de primera línea, y de los
grupos de trabajo (conjunto de escuadras) por el supervisor general. Es decir,
la supervisión verifica que cada uno de los funcionarios y funcionarias policiales
que despliegan el servicio se encuentren en los sectores asignados, realizando
las labores correspondientes, y atentos al servicio que prestan las unidades de
trabajo. Es un monitoreo para constatar que se cumple con las funciones
pautadas, orientar los correctivos en campo que sean necesarios y también
para reconocer las necesidades de las unidades de trabajo en la prestación del
servicio y potenciar así su labor. De esta manera, el supervisor/a en sí mismo
es una unidad de trabajo, monitoreo, evaluación y apoyo para las unidades
bajo su responsabilidad.

COORDINADOR.
Es el responsable de dirigir el funcionamiento del Sistema de Patrullaje y su
interrelación con el resto de los servicios policiales, supervisando la formulación
y evaluación de la variante operativa, y el desempeño de las actividades que se
desprenden del plan de trabajo asociado al servicio. Entre sus funciones se
destaca:
• Proponer e implementar planes de vigilancia y patrullaje atendiendo a la
situación operativa y las características poblacionales, geográficas y
socioeconómicas de cada comunidad, con espe - cial atención a las áreas
vulnerables y de mayor incidencia de fenómenos criminógenos.
• Evaluar a partir de criterios e indicadores técnicos los resultados de la
ejecución del plan de vigilancia y patrullaje.
• Monitorear el cumplimiento de las tareas operativas asignadas a cada
supervisor general y de primera línea. • Planificar y coordinar las reuniones de
formulación y evaluación de la variante operativa (una vez al mes) y de
“delegación y evaluación de tareas” (cada 15 días).
• Supervisar las actividades diarias de los patrulleros. • Dar seguimiento al
cumplimiento de las actividades establecidas en el plan de patrullaje.

SUPERVISOR GENERAL.
Establece lineamientos para el cumplimiento efectivo de las diferentes tareas
asignadas a los supervisores de primera línea y patrulleros. Las
responsabilidades de monitoreo y supervisión de las escuadras debe
efectuarse a través del monitoreo planificado, bajo criterios técnicos y con
presencia permanente de los supervisores generales en sus áreas de
despliegue evaluando y mejorando el desempeño de los supervisores de
primera línea y de los patrulleros. Es una responsabilidad que se ejerce en
acom - pañando al equipo de trabajo desde las propias comunidades con
presencia permanente en el patrullaje. Entre sus funciones destacan:
• Planificar y coordinar las reuniones de preparación y entrega de los servicios
de acuerdo a la metodología e indicadores desarrollados en la Practiguía Nº 15
Comunidad de Decisión. CGP. (2010). • Monitorear diariamente el desempeño
opera - tivo de los patrulleros, con presencia permanente y planificada en las
comunidades.
• Evaluar a partir de criterios e indicadores técnicos los resultados de la
ejecución del plan de vigilancia y patrullaje en su área de trabajo. • Monitorear
las actividades de los funcionarios y funcionarias en funciones de patrullaje a
través de controles planificados y sorpresivos. Practiguía Nº 6 Por la Calle del
Pueblo. CGP (2010).
• Verificar permanentemente el resguardo del equipamiento de trabajo,
inventariando y registrando las unidades disponibles, los incon - venientes
técnicos y situaciones irregulares que se presenten.
SUPERVISOR DE PRIMERA LÍNEA.
Debe garantizar el cumplimiento de los objetivos y metas del plan de patrullaje
velando por el óptimo desempeño de las tareas asignadas a cada patrullera o
patrullero. Es responsabilidad de los Supervisores de Primera Línea organizar
el trabajo administrativo y operativo del servicio, además del contacto
permanente y planificado con los funcionarios y funcionarias integrante de la
escuadra bajo su responsabilidad. Entre sus funciones se destaca:
• Participar y colaborar en las reuniones de preparación y entrega de los
servicios. • Atender y analizar las necesidades y demandas los funcionarios y
funcionarias que integran su escuadra, y de ser necesario elevarlas al nivel de
decisión superior.
• Generar reportes técnicos sobre el desempeño agregado de la escuadra
asignada.
• Monitorear y evaluar las metodologías de trabajo con el objetivo de fortalecer
el desempeño en campo de las patrulleras y patrulleros.
• Ejecutar las directrices y actividades emanadas de las instancias superiores
de la institución.
• Supervisar de forma diaria el estado técnico de los medios asignados a la
escuadra para el cumplimiento del servicio (unidades, equipamiento básico y
especializado, uniformes, entre otros).
• Mantener actualizados e informados a los funcionarios sobre aspectos
operativos del plan de patrullaje, variaciones en las metodologías de trabajo,
comportamiento de los delitos y faltas, aspectos administrativos, y cualquier
otro que sea necesaria.
• Elaborar recomendaciones y sugerencias para mejorar le efectividad y
eficiencia del servicio de vigilancia y patrullaje.
• Monitorear las actividades diarias de los patrulleros y patrulleras a través de
controles planificados y sorpresivos con presencia permanente en las
comunidades.
Funciones Comunes
Funciones comunes en todos los niveles (coordinadores, supervisores
generales y supervisores de primera línea) y en todos los servicios.
1. Garantizar el cumplimento de estándares, normas, procedimientos y
políticas, aprobadas por el órgano rector.
2. Velar por el buen funcionamiento y debido cuido de los equipos asignados.
3. Evaluar a los supervisados.
4. Controlar y supervisar el correcto cumplimiento de la preparación del
servicio.
5. Elaborar un plan de trabajo.
6. Revisar y aprobar información que se eleva al superior.
7. Presentación de resultados de actividades.
8. Implementar mecanismos de supervisión.
9. Organizar y dirigir eventos de dirección con los supervisores a su cargo.
10. Responder por la disciplina de sus supervisores y/o oficiales según sea el
caso.
11. Atender quejas y reclamos de la comunidad.
12. Mantener informados a los supervisores y oficiales a su cargo sobre el
comportamiento de la situación operativa.
13. Informar al Centro de Operaciones Policiales sobre la asignación y
distribución de las fuerzas y medios en cada área de servicio.
14. Supervisar el trato de los oficiales hacia la comunidad durante la prestación
del servicio.