Está en la página 1de 3

Un poco de contexto

El Canal de la Mancha ha sido un símbolo de la separación entre el continente


europeo. 34 kilómetros de agua separan las costas francesas y británicas, lo que
suponía un problema para el comercio europeo. Hay que recordar que el Reino Unido
conformado por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del norte el ser islas fue su ventaja
y a la ves desventaja desde hace siglos porque por ejemplo durante la edad media al
estar separadas del resto de Europa las libró de diferentes invasiones pero al mismo
tiempo se quedaron aislados, aunque en un principio eso no los afecto de manera
significativa por que se comerciaba al interior de la isla, el problema se hizo realmente
evidente ya cuando el mundo se empezó a abrir al comercio ya fuera por ejemplo con
la india por las especias o con algún otro país, entonces al momento de comerciar
siempre lo tuvieron que hacer mediante barcos, que iniciaron impulsados por el viento
gracias a sus velas y con el paso de las siglos gracias a los avances del mundo moderno
convirtiéndose en barcos a vapor. Con este pequeño repaso histórico es evidente la
principal problemática que justifico la ejecución de un proyecto que diera solución a
esa problemática que ha aquejado a Gran Bretaña desde hace siglos. Para comprender
por completo las razones que llevaron a la construcción de esta mega obra de
ingeniería del siglo XX , hay que remontarse a finales del siglo XIX, época en la cual se
empezó a idear alguna manera de unir a la isla de Gran Bretaña con las costas del
continente europeo que no fuera por transporte marino porque como ya existía para
aquella época grandes barcos a vapor principalmente que podían realizar ese viaje,
pero cuyo costo era bastante elevado, lo que complicaba bastante las finanzas de las
compañías que contrataban esos viajes por elevados costos que representaban mover
su mercancía por ese tipo de transporte; el marítimo y por lo tanto repercutía
directamente en la economía del país inglés, frenándola de algún modo, aunque este
impacto en su economía fue cubierto por las explotaciones de sus colonias pero eso ya
es otro tema. Como es mencionado anteriormente un proyecto como el resulto siendo
el eurotúnel había empezado a planearse muchos años antes del inicio de su
construcción, la principal causa por la que no se iniciaron las obras de construcción
hasta finales del siglo XX, más específicamente en el año de 1987, fue porque la
tecnología de la época no permita materializar un proyecto tan ambicioso como lo fue
este y hubo que esperar arios años a que fuera posible llevar a la realidad los estudios
y planos que en el papel habían quedado plasmados. Ya para el años 1987 gracias a un
acuerdo entre el presidente de Francia de turno Francois Mitterland y la primer
ministra británica Margaret Thatcher comenzó la construcción de esta gran obra que
se extendió varios años hasta 1994.

Ventajas que traería la obra

Indudablemente la principal ventaja que traería consigo este proyecto seria la


reducción en el tiempo de desplazamiento entre la costa de Inglaterra y Francia por el
trayecto más cercano entre sus costas porque al usar trenes de alta velocidad con un
promedio de velocidad de 140 kilómetros por hora, superaría ampliamente a los
antiguos recorridos por barco o inclusive por avión. Y es que estos trenes ofrecerían
dos tipos de servicios el Eurostar con la función de transportar pasajeros y también
estaba el Shuttel que estaba diseñado para en el interior de algunos de sus vagones
llevar carros e inclusive camiones con todo tipo de cargas lo que reemplazaría los
viajes en ferry que deban realizar los transportadores con sus mercancías de un país a
otro. Ahora cuando entrara en funcionamiento el eurotúnel, en poco mas de media
hora atravesaría la longitud total del túnel. De esta forma siendo un alivio para todas
aquellas personas que por sus negocios deben transportar sus cargas de un país al
otro, reduciendo considerablemente los costo de ese desplazamiento además de algo
de tiempo también, dinamizando su economía aportando al crecimiento de las
empresas, traducido en mas ingresos tanto para el Reino Unido como para Francia
principalmente, aunque esta obra por supuesto beneficiaria a toda Europa.