Está en la página 1de 2526

w w w . c e d o e . m i l .

c o
INICIO CONTENIDO MFRE
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO


MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN
PÚBLICO
Septiembre 2017

IMPRESO POR
Imprenta Ejército

Restricciones de distribución: ninguna. Se autoriza su


distribución pública.

Esta publicación está disponible en el portal del


Centro de Doctrina del Ejército Nacional de Colombia
www.cedoe.mil.co

3
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

FUERZAS MILITARES DE COLOMBIA

EJÉRCITO NACIONAL
RESOLUCIÓN NÚMERO 01883 DE 2017
(28 DE SEPTIEMBRE DEL 2017)

Por la cual se aprueba la generación del


“MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN”

EL COMANDANTE DEL EJÉRCITO NACIONAL


En uso de las atribuciones legales que le confiere el artículo 1, Capítulo VI, nume-
ral 26, literal c del Decreto N° 1605 de 1988 “Por el cual se aprueba el Reglamen-
to de Publicaciones Militares” FF.MM. 3-1 (Público), y

CONSIDERANDO:

Que el Centro de Doctrina del Ejército elaboró el proceso de generación del “MA-
NUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO MFRE 1.0 NUESTRA
PROFESIÓN”, acorde con lo dispuesto en el Capítulo III, numeral 8 del Decreto
No. 1605 de 1988 y el Capítulo II, Sección B del “Reglamento de Doctrina y Publi-
caciones Militares del Ejército EJC 1-01 de 2017”.

Que el Comando de Educación y Doctrina y el Centro de Doctrina del Ejército me-


diante Acta de No. 84398 de fecha 10 de agosto de 2017 recomendaron tramitar
la generación del “MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN”.

RESUELVE

ARTÍCULO 1° Aprobar la generación del “MANUAL FUNDAMENTAL DE REFE-


RENCIA DEL EJÉRCITO MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN”, de
conformidad con lo establecido en el Capítulo III, numeral 6, literal
a del Decreto No. 1605 de 1988 y el Capítulo II, sección B, numeral
3, literal J del Reglamento de Doctrina y Publicaciones Militares
del Ejército EJC 1-01 de 2017”, el cual se identificará así:

MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO


NUESTRA PROFESIÓN
EJC MFRE 1.0
PÚBLICO
SEPTIEMBRE 2017

III

4
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ARTÍCULO 2° La retroalimentación relevante sobre el contenido del manual


y las recomendaciones a que dé lugar la aplicación del mismo
deben ser presentadas al Comando de Educación y Doctrina del
Ejército, a fin de estudiarlas y tenerlas en cuenta para su perfec-
cionamiento conforme lo establece el Decreto No. 1605 de 1988
y el Capítulo II, sección B, numeral 4, literal b, sub numeral 4 del
“Reglamento de Doctrina y Publicaciones Militares del Ejército
EJC 1-01 de 2017”.

ARTÍCULO 3° Disponer la publicación e implementación de la generación del


Manual aprobado en la presente resolución de acuerdo con lo dis-
puesto en el Capítulo II, numeral 3, literal c, sub numeral (9), sub
literal (c) y numeral 4 literal i del Decreto No. 1605 de 1988 y en
el Capítulo II, sección B, numeral 4 del “Reglamento de Doctrina y
Publicaciones Militares del Ejército EJC 1-01 de 2017”.

ARTÍCULO 4° La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

Dada en Bogotá D.C., a los 28 días del mes de septiembre de 2017.

General ALBERTO JOSÉ MEJÍA FERRERO


Comandante del Ejército Nacional

IV

5
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

MFRE 1.0, G

FUERZAS MILITARES DE COLOMBIA


EJÉRCITO NACIONAL

COMANDO DE EDUCACIÓN Y DOCTRINA

Generación
Manual fundamental de referencia del Ejército
N.º 1.0
Público
Septiembre de 2017

NUESTRA PROFESIÓN
1. La presente publicación es generada como nuevo desarrollo por lo cual aún no se re-
gistran cambios.

PÁGINAS MODIFICADAS PÁGINAS NUEVAS

6
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CONTENIDO

PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1 PRINCIPIO FILOSÓFICO DE NUESTRA PROFESIÓN


1.1. EL DEBER MÁS NOBLE DEL SOLDADO ES VELAR POR LA PATRIA

CAPÍTULO 2 SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES


2.1. ¿QUÉ SIGNIFICA SER UN PROFESIONAL?
2.2. EL EJÉRCITO DE COLOMBIA, COMO UNA PROFESIÓN MILITAR
2.3. EL CARÁCTER DUAL DEL EJÉRCITO DE COLOMBIA:
PROFESIÓN E INSTITUCIÓN ESTATAL
2.3.1. Confianza
2.3.2. Experiencia militar
2.3.3. Servicio honorable
2.3.4. Espíritu de cuerpo
2.3.5. Administradores, custodios o guardianes de la profesión

CAPÍTULO 3 LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN


3.1. LA CONFIANZA COMO PRINCIPIO ORGANIZADOR INTERNO
3.2. LA CONFIANZA Y EL LIDERAZGO DEL EJÉRCITO
3.3. CONFIANZA BASADA EN LA FIDELIDAD A LA ÉTICA DEL EJÉRCITO
3.4. NUESTRAS OBLIGACIONES Y EXPECTATIVAS FRENTE AL CUMPLIMIENTO
ÉTICO DEL EJÉRCITO
3.5. POR QUÉ Y CÓMO LUCHA EL EJÉRCITO
3.6. CÓMO INCORPORAMOS VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS
3.7. LA ÉTICA DEL EJÉRCITO Y LA APLICACIÓN DE LA FUERZA
3.8. CÓMO VIVIMOS CON VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS

7
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4 EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN


DEL PODER MILITAR TERRESTRE
4.1. PRIMERA TAREA, EL DESARROLLO CONTINUO DEL CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO
4.2. SEGUNDA TAREA, APLICAR LA EXPERIENCIA DE LOS PROFESIONALES
A LAS UNIDADES DEL EJÉRCITO
4.3. TERCERA TAREA, CERTIFICAR LA EXPERIENCIA DE LOS PROFESIONALES
Y LAS UNIDADES DEL EJÉRCITO
4.4. CERTIFICACIÓN DE LOS PROFESIONALES DEL EJÉRCITO
4.4.1. ¿Quiénes son los profesionales del Ejército?

CAPÍTULO 5 SERVICIO HONORABLE, NUESTRA VOCACIÓN NOBLE


PARA SERVIR A LA NACIÓN
5.1. EL SERVICIO HONORABLE Y LA IDENTIDAD MORAL DE LA PROFESIÓN
5.2. SERVICIO HONORABLE, AUTORIDAD CIVIL Y EL JURAMENTO CONSTITUCIONAL
5.3. ÓRDENES ÉTICAS
5.4. SERVICIO HONORABLE Y RESPONSABILIDADES ILIMITADAS

CAPÍTULO 6 EL ESPÍRITU DE CUERPO, NUESTRO ESPÍRITU GANADOR


6.1. ESPÍRITU GANADOR
6.2. FUNDAMENTADO EN LAS TRADICIONES Y LA HISTORIA
6.3. CIMIENTOS DE LA DISCIPLINA Y EL ORGULLO
6.4. EL ESPÍRITU DE CUERPO EN TODOS LOS NIVELES DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO

CAPÍTULO 7 CUSTODIOS Y ADMINISTRADORES DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO


7.1. NUESTRO OFICIO COMO ADMINISTRADORES RESPONSABLES
7.2. LOS LÍDERES DEL EJÉRCITO COMO ADMINISTRADORES
7.3. RELACIONES CÍVICO-MILITARES
7.4. EL LIDERAZGO Y LAS TRANSICIONES

ANEXOS
ANEXO A LA CULTURA MILITAR Y SU INFLUENCIA EN EL CONTEXTO MILITAR
ANEXO B CÓDIGOS, CREDOS Y NORMAS DE CONDUCTA
GLOSARIO
1. ABREVIATURAS, SIGLAS Y ACRÓNIMOS
2. TÉRMINOS

REFERENCIAS
8
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

PRÓLOGO

Desde 1810 el Ejército ha desempeñado un papel esencial en ga-


rantizar la defensa de la nación y ofrece a Colombia el poder mili-
tar para asegurar y configurar una victoria en el combate terres-
tre. La confianza del pueblo colombiano es el principal incentivo
que permite potenciar al Ejército y lo lleva a combatir las diferen-
tes conflagraciones de la nación en búsqueda de una victoria.

La profesión de las ciencias militares en el Ejército desempeña


un papel importante como gran socia de la comunidad conjunta
y otros servicios gubernamentales que se dedican a atender a la
nación dentro del concepto de la acción unificada.

Es así que el manual fundamental de referencia 1.0, Nuestra pro-


fesión, tiene como propósito ampliar el capítulo 2 del MFE 1.0,
El Ejército, que define lo que es y será la fuerza terrestre de la
nación.

Y en ese mismo sentido, cada integrante de la Fuerza se dedica


a una vocación noble y a prestar un servicio honorable, a seguir
siendo privilegiado cada vez que obra para proveer defensa y se-
guridad al pueblo colombiano, mientras trabaja para evitar con-
flictos, configurar los ambientes operacionales y continuar ven-
ciendo los retos y amenazas de la nación.

Por lo anterior, somos servidores de la nación, moralmente com-


prometidos bajo juramento a proteger nuestra patria y al mismo
tiempo somos ciudadanos cuya competencia, carácter y compro-
miso ejemplifican los ideales adoptados por nuestra ética profe-
sional mientras servimos a la nación voluntariamente.

General ALBERTO JOSÉ MEJÍA FERRERO


Comandante del Ejército Nacional

XI

9
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

INTRODUCCIÓN

En el proceso de revisión, actualización y jerarquización de la doc-


trina del Ejército Nacional de Colombia, enmarcado en el proyecto
Damasco, nombre inspirado en el hecho bíblico de la conversión
de Saulo de Tarso y que representa la evolución de la doctrina, la
nueva visión, el despertar y la transformación doctrinal del Ejér-
cito, el manual fundamental de referencia 1.0, Nuestra profesión,
tiene como propósito profundizar en los principios y valores del
Ejército, el honor militar y su difusión, con el objetivo de que cada
uno de los integrantes de la Fuerza tenga las herramientas ne-
cesarias para interiorizar y aplicar los conceptos inherentes a la
institución.

El público objetivo o audiencia del MFRE 1.0 corresponde a todos


los integrantes de la institución, entendiendo que hacen parte de
ella el personal activo, de la reserva y civil.

Este manual está compuesto por 7 capítulos. El primero de ellos


denominado Principio filosófico de nuestra profesión que define
desde una óptica sociológica, antropológica y filosófica la esencia
de nuestra profesión y en este sentido los subsiguientes capítu-
los definen y describen doctrinalmente la profesión y la ética del
Ejército; amplía la discusión sobre la naturaleza dual como una
institución estatal.

Asimismo; establece sus características esenciales, las cuales


son confianza, experiencia militar, servicio honorable, espíritu de
cuerpo y administración de la profesión; define las competencias,
carácter y compromiso de los integrantes de la Fuerza; consti-
tuye su visión, su cultura, ética; establece el fundamento para
desarrollar la identidad moral de la profesión del Ejército y sus
profesionales y provee el fundamento para el plan de estudios
del sistema de entrenamiento y educación profesional, la ética y
el desarrollo del carácter de los profesionales de la Fuerza.

Los términos definidos se encuentran identificados en el cuer-


po del texto con cursiva y negrilla, si su proponente es esta

XIII

10
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

publicación, y se acompañan por un asterisco (*) en el glosario.


Para las otras definiciones, el término va en cursiva y el núme-
ro de la publicación proponente le sigue a la definición. Todos
estos términos están incluidos en el MFRE 1-02.

El proponente del MFRE 1-0 es el Centro de Doctrina del Ejército


(CEDOE); por lo cual, los comentarios o recomendaciones al mismo
deben hacerse llegar al correo electrónico cedoe@ejercito.mil.co.

XIV

11
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

PROFESIÓN DEL EJÉRCITO


PROFESIONAL DEL EJÉRCITO
Una vocación exclusiva de expertos
certificados en planeación, generación, Un miembro de la profesión del
apoyo y aplicación ética del poder militar Ejército quien cumple los criterios
NUESTRA para la certificación profesional
terrestre, bajo autoridad civil del
Presidente, a quien se le ha encomendado PROFESIÓN (habilidad, carácter y compromiso).
defender la Constitución, los derechos DEL EJÉRCITO
y los intereses de los ciudadanos. DE COLOMBIA

PROFESIÓN DE ARMAS
CUERPO CIVIL DEL EJÉRCITO
Compuesta de miembros uniformados
de la profesión del Ejército. Compuesto de civiles nombrados
por el Ministerio de Defensa.

Experiencia militar CARACTERÍSTICAS ESENCIALES


DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO
Nuestra aplicación
ética del poder militar
terrestre Fundamentos Fundamentos
legales morales

Servicio Legal-Institucional Moral-Institucional


honorable La Constitución y los Tratados Tradiciones militares
de Derechos Humanos y Dere-
Nuestra vocación cho Internacional Humanitario Confiar en las
El Ejército como
noble al servicio ratificados por el Congreso relaciones de
una profesión
y el sacrificio de la República. Así mismo, el la profesión
(Leyes/valores/normas
Derecho Internacional Humani-
relacionadas con el des- tario Consuetudinario y demás
Confianza empeño del profesional) normas aplicables en situacio-
La base de nuestra nes de conflicto armado.
profesión
Moral-Individual
Espíritu de cuerpo Individuos como Normas univer-
profesionales Legal-Individual sales. Derechos
Administración de la Juramento, leyes y básicos. La regla de
profesión (Leyes/valores/normas decretos. Normas de
para desempeñar como oro. Valores, credo
conducta. Reglas de y lemas. Valores
profesionales indivi- enfrentamiento
Nuestro espíritu ganador duales) del Ejército. Código
de honor
Nuestra responsabilidad
a largo plazo

Confianza entre Confianza entre el


Confianza Confianza entre
soldados, sus Ejército y el pueblo
entre soldados soldados y líderes
familias y el Ejército colombiano

PROCESO PARA LA CERTIFICACIÓN PROFESIONAL

Miembro de la Certificación Certificaciones Terminación del


profesión del Ejército inicial progresivas servicio oficial

| Figura 1 | Trasfondo lógico de la profesión del Ejército y la ética del Ejército

XV

12
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 1

PRINCIPIO FILOSÓFICO DE NUESTRA PROFESIÓN

“El verdadero soldado no lucha porque odia lo que hay


delante de él, sino porque ama lo que hay detrás de él.”
Chesterton, G.K

1.1. EL DEBER MÁS NOBLE DEL SOLDADO ES VELAR POR


LA PATRIA

[1-1] El oficio del soldado ha acompañado a la humanidad des-


de sus inicios, la simple tarea de velar por la seguridad de los
suyos ha evolucionado con el paso del tiempo para consolidar
lineamientos basados en el compromiso y el honor; hoy estos
valientes hombres otorgan bienestar, protección y libertad a un
estado nacional libre, republicano y democrático. Tarea llena
de nobleza cuyo sacrificio es el evangelio principal y en pie de
lucha con orgullo y la convicción del deber cumplido, el soldado
lleva a cabo la responsabilidad de mantener el porvenir de la
patria; solo él sabe del valor de la vida entregada por una causa
justa y verdadera. Según Chesterton, G.K (1911) “El verdadero
soldado no lucha porque odia lo que hay delante de él, sino por-
que ama lo que hay detrás de él.” Este acto de compromiso se
hace manifiesto cuando el soldado dicta su juramento ante la
patria, sus familias y un pueblo entero, el cual le otorga la con-
fianza y la fe de una nación; el deber del Ejército, expresado por El oficio del
medio de sus efectivos, constituye una pieza fundamental que soldado ha
cimienta la estructura del Estado equiparable con la Constitu-
acompañado a la
ción, las leyes y la democracia representativa. Charles Moskos,
en sus esfuerzos académicos, demuestra la función sociológi- humanidad desde
ca de las fuerzas militares y sus miembros activos (como se sus inicios.
cita en Jaimes, p.101), haciendo uso del concepto institucio-
nal, el cual se refiere a los valores y normas que legitiman una

1-1

13
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

trascendencia del interés individual encaminado hacia un bien


superior; los miembros de dicha institución logran una motiva-
Un soldado ción particular gracias a una serie de principios basados en el
nace cuando su autosacrificio y la dedicación, que al final son recompensados
labor la realiza con beneficios sociales de carácter grupal, además del benefi-
cio económico otorgado por su ocupación.
por vocación,
compromiso [1-2] Lo expresado por Moskos es tan solo un pequeño reflejo
y amor puro del impacto social, el cual es impulsado por una serie de valo-
por su patria; res institucionales; el Estado es el principal ente institucional
de una nación moderna que descansa sobre la carta magna,
su principal gracias a ella se constituye al implantar una serie de paráme-
recompensa es tros que evitan que caiga en un sistema distópico y anarquis-
llevar con honor ta. Bajo esta premisa, la Constitución Política de Colombia, en
el sacrificio el capítulo 7, artículo 216, establece “La fuerza pública estará
invaluable hacia integrada en forma exclusiva por las Fuerzas Militares y la
Policía Nacional, todos los colombianos están obligados a to-
la nación. mar las armas cuando las necesidades públicas lo exijan para
defender la independencia nacional y las instituciones públi-
cas”. Según este artículo todos los colombianos son soldados
potenciales al servicio de la patria, que velan por la institu-
cionalidad del Estado cuando este lo crea necesario; sin em-
bargo, hay una clara relación entre el poder civil reflejado por
medio de las ramas del poder público y consolidadas por un
acto democrático; en un principio esto podría generar proble-
mas con la autonomía militar, no obstante, este mecanismo
permite que el deber constitucional del soldado sea también
un deber civil, ya que al ser parte del Estado logra no solo ge-
nerar las condiciones ideales para la participación civil, sino
que también configura los deberes constitucionales que los
ciudadanos tienen con la patria, como el deber de servir a la
nación ejerciendo su papel activo para consolidar y mantener
el Estado nación. El Profesor Huntington considera que hay
una tensión de poderes entre los grupos políticos, civiles y
militares (como se cita en Auel, 2009), sujeta a una posibilidad
relativa, el poder militar se potencia por medio del poder ci-
vil, por lo tanto este mecanismo permite la maximización del
profesionalismo militar.

[1-3] No se pretende entrar en un debate conceptual que parta


de la simple afirmación “el soldado nace o se hace”, el punto a

1-2

14
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 1
PRINCIPIO FILOSÓFICO DE NUESTRA PROFESIÓN

AMOR POR SU PUEBLO

ALTRUISMO
EL DEBER MÁS NOBLE
VOCACIÓN DEL SOLDADO
ES VELAR POR
LA PATRIA
Figura 1-1
VIRTUDES

plantear es que un soldado nace cuando su labor la realiza por


vocación, compromiso y amor puro por su patria, su principal
recompensa es llevar con honor el sacrificio invaluable hacia la
nación, como bien lo describe el discurso que leyó el ciudadano
Coronel Francisco José De Caldas (1814) el día en que dio prin-
cipio al curso militar del cuerpo de ingenieros de la república de
Antioquia:

[1-4] No, recompensas más duraderas, recompensas tan


inmortales como la virtud, son las que le están prepara-
das al hombre que, sacrificando todo su ser, ha salvado
a su patria y en ella a sus conciudadanos. El dulce testi-
monio de su conciencia, el dulce sentimiento interior de
haber llenado todos sus deberes a los ojos de Dios. Y de
los hombres, el placer sublime de verse autor de tantos
bienes, ese júbilo puro y sin mezcla, que más parece un
principio de bienaventuranza que un sentimiento huma-
no, la paz, el consuelo, la serenidad del corazón, un cora-
zón anegado en las delicias de la virtud, que solo pueden
conocer y sentir las almas justas, esta es la recompensa
verdadera del héroe, y esta debe ser el objeto perpetuo de
sus deseos y de sus fatigas militares;

[1-5] Por otro lado, el soldado se hace, es necesaria una ade-


cuada instrucción en las artes militares que no solo incluye su
formación en aspectos del combate, sino también adiestra-
miento en la esencia y en la mística que representa el Ejército

1-3

15
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

con su deber constitucional. Como lo afirma el mariscal Karl


von Clausewitz:

[1-6] La institución militar tiene que descansar en los


principios, las reglas, las regulaciones y los métodos
son concepciones indispensables para una teoría de la
conducción de la guerra, en cuanto esa teoría lleve a
una instrucción positiva, porque en esta la verdad solo
puede residir en esas formas de cristalización. Como la
táctica es la parte de la conducción de la guerra donde
la teoría puede llevar con mayor frecuencia a enseñan-
zas positivas, estas concepciones aparecerán también
más frecuentemente en ella (2002, p.15).

[1-7] Dejando de lado todo el planteamiento legal y constitucional


de la arquitectura del Estado, vale recordar que en las grandes
civilizaciones de la historia, el papel desempeñado por el sol-
dado fue vital para la construcción de imperios y magnánimos
reinos, la gloria de Roma sería tan solo una utopía de la civiliza-
ción sin la admirable participación de las legiones que conquis-
taron gran parte de Europa, Medio Oriente y el norte de África; el
sistema político y civil permitió elaborar un sistema efectivo de
reclutamiento y posteriormente de entrenamiento que permitió
la profesionalización del soldado y de las unidades de élite. El
sistema de reclutamiento del Ejército en las legiones romanas,
durante la República, estaba conformado por ciudadanos-solda-
dos (miles), en su gran mayoría pequeños propietarios de fincas
y agricultores, sujetos a un servicio militar que comenzaba des-
de la pubertad (Blanch Nougués, 2011).

[1-8] Por otro lado, como menciona Gutierrez Valdebenito


(1993), el libro escrito por el profesor Janiwitz El soldado pro-
fesional centra su objeto de estudio en la institución militar
estadounidense y sus transformaciones después de la Segun-
da Guerra Mundial; el concepto de profesión militar puede ser
identificado con la idea de control social, ya que permite una
legalidad más amplia de las funciones constitucionales de los
efectivos de las fuerzas militares. Sin embargo, la efectividad
de la profesión militar, como base del control social interno y
objetivo, depende del nivel de desarrollo de la ética profesional
de las fuerzas armadas. Si se toma en consideración que el

1-4

16
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 1
PRINCIPIO FILOSÓFICO DE NUESTRA PROFESIÓN

Ejército es una organización que no está ajena de los contex-


tos humanos, que se alimenta de una forma transdisciplinar
(para dar un ejemplo, Miakinkow (2009) afirma que las ideas El soldado
que dominaron el pensamiento militar durante la Ilustración también se hace;
fueron rudimentarias en lo que respecta de la apreciación de es necesaria
los aspectos políticos de la guerra, en especial, en Prusia bajo una adecuada
el reinado de Federico el Grande ,1712-1786); se inicia la toma
de consciencia del rol que cumplen los factores sicológicos en
instrucción
el combate y la aplicación sin precedentes de principios seu- en las artes
docientíficos para el estudio de la guerra. militares que
no solo incluye
[1-9] Cabe resaltar el valor de nuestros soldados comprome-
tidos con la búsqueda de una paz estable y duradera que lleve
su formación
a la nación colombiana a un mejor porvenir; nuestra patria ha en aspectos
sufrido una serie de impases que han lastimado a los ciuda- del combate,
danos y atentado contra la estabilidad del Estado, situación en sino también
la que nuestros soldados han demostrado un gran sacrificio adiestramiento
en el cumplimiento del deber, lo que permite resaltar la fe en
la causa. El conflicto interno le ha demostrado al pueblo co-
en la esencia
lombiano la valerosa tarea de defender la constitucionalidad y en la mística
del Estado, ya que el Ejército Nacional de Colombia ha pro- que representa
pinado contundentes golpes a los distintos grupos delictivos el Ejército
organizados que han desangrando a la patria. Manuel Ovie- con su deber
do, Secretario de Educación del municipio de Chaparral sirve
como testimonio fiel del oficio de la fuerza pública:
constitucional.

[1-10] Luego de años soportando los resultados de un


conflicto armado, por fin se empiezan a sentir los vien-
tos de paz, no hay miedo de conversar con un soldado,
en darles la mano, saludarlos u ofrecerles un vaso de
agua, esos tiempos de zozobra y miedo han quedado en
el pasado, hoy vemos a un corregimiento como la Mari-
na en continua paz, disfrutando de todo lo que el Ejército
y las demás instituciones nos han traído.

[1-11] El sacrificio de nuestros soldados es incomparable, te-


niendo en cuenta los múltiples conflictos que se han desarro-
llado en nuestro territorio, que han cobrado la vida de cien-
tos de soldados y dejado a otros con marcas y heridas como
reflejo de su valor y su compromiso con la patria. El pueblo
colombiano confía en la noble labor del soldado, pues no solo

1-5

17
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

su deber se refiere a las armas, sino también a actividades de


carácter social en pro de la comunidad.
El pueblo
colombiano [1-12] La base legal no basta para edificar un Estado nacional
moderno, aunque estas mismas leyes permiten construir la
confía en la noble noble labor del Ejército y configurar jurídicamente el queha-
labor del soldado, cer del soldado en beneficio de la patria; la doctrina del Esta-
pues no solo su do colombiano categoriza la nación como un Estado soberano,
deber se refiere democrático y social de derecho que deja como principal res-
a las armas, ponsable de su solidificación al ciudadano; una política para el
mejoramiento de las instituciones castrenses se enfoca en la
sino también a disciplina y la obediencia al poder civil, las cuales tienen que
actividades de ser las bases en que se apoye nuestro Ejército para merecer
carácter social la confianza y el afecto de nuestro pueblo (Atehortúa y Vélez,
en pro de la 1994). Es fundamental crear un imaginario de gloria alrededor
comunidad. del soldado, ya que es él quien vela por la libre expresión del
pueblo, al ser convocado a la celebración democrática permite
que nuestro hijos vayan a la escuela y que nuestras familias
se reúnan; su papel en el campo de batalla habilita el funcio-
namiento de nuestra república y que las instituciones del Es-
tado otorguen no solo orden, sino también bienestar y progre-
so, porque solo el soldado logra una paz estable y duradera.
El desempeño del soldado junto con las Fuerzas Militares son
una extremidad de la política estatal, ya que el Presidente es su
comandante y jefe, teniendo en cuenta que la función del pri-
mer mandatario se puede materializar por las bondades de la
democracia que sustenta toda base legal y jurídica, que se fun-
damenta en una articulación entre la constitución y la voluntad
de las armas manifestadas en la defensa de la patria.

[1-13] Clausewitz sostuvo que la guerra es la política


bajo otra forma, la violenta, observaba seguramente
la política como la política nacional de un Estado. Es el
campo de los conflictos de intereses, siempre planteó
en su obra que la política de Estado es solamente una
de las formas que puede asumir la política real. Tan real
como las proyecciones posteriores de la política revo-
lucionaria: por eso es tan real también la permanencia
de la idea clausewitziana en las guerras de los partidos,
en las luchas guerrilleras del siglo veinte y hasta en la
propia guerra nuclear. (Borrero Mansilla, 2003)

1-6

18
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2

SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

“No es lo mismo vestirse de militar, que serlo”


Manuel Belgrano

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

¿qué significa ser


un profesional?

el ejército de
colombia como una
profesión militar

el carácter dual del


ejército de colombia

Confianza

Experiencia militar

Servicio honorable

Espíritu de cuerpo

Administradores, custodios o
guardianes de la profesión

[2-1] Un profesional del Ejército es un hombre o mujer que


satisface los criterios de competencia, habilidad, carácter
y compromiso que requiere la institución sin importar si es
militar o civil, es un experto certificado en la profesión, que se
identifica culturalmente con sus compañeros por una visión
compartida de sacrificio y servicio desinteresado a la nación
y que se rige por las normas más elevadas de la ética.

2-1

19
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

[2-2] Por otra parte, el profesional militar debe cuestionar-


se sobre su profesión y responder a los siguientes interro-
gantes ¿Cómo se mantiene el Ejército como una profesión?
¿Qué significa para el Ejército ser un profesional militar? ¿Qué
significa para los soldados y civiles que sirven en el Ejército
ser profesionales militares? Todo el que lee esta publicación
probablemente tiene en mente las respuestas a dichas pre-
guntas, pero ellas varían ampliamente; de hecho, no hay un
entendimiento común en todo el Ejército sobre lo que significa
estar en una profesión o ser un profesional. Por consiguiente,
el objetivo de esta publicación es fomentar desde la doctrina
una concepción común del quehacer militar para fomentar el
compromiso constante con la profesión del Ejército y su ética
militar.

2.1. ¿QUÉ SIGNIFICA SER UN PROFESIONAL?

[2-3] La profesión es una actividad especializada de trabajo,


que requiere de competencias, habilidades, experiencia y co-
nocimiento especializado, los cuales se logran durante un pe-
riodo de educación y entrenamiento. La elección de la profe-
sión se relaciona con los intereses, habilidades, motivaciones
y sobre todo con la vocación. Existen cinco aspectos de una
profesión que se pueden derivar de esta definición:

1. Las profesiones ofrecen un servicio especial e im-


portante a la sociedad a la que sirven, que no puede
proveer por sí misma.

profesional del 2. Las profesiones ofrecen este servicio gracias a la


ejército aplicación del conocimiento experto.
Miembro de la profesión
del Ejército que 3. Las profesiones se ganan la confianza de la sociedad
satisface los criterios de debido a la aplicación eficaz y ética de su experiencia.
certificación del Ejército
(habilidad, carácter y 4. Las profesiones se autorregulan; monitorean la
compromiso). práctica de sus miembros para garantizar la eficacia
(MFRE 1.0)
y la ética individual. Esto incluye la responsabilidad
de educar y certificar profesionales en la búsqueda
de un mejoramiento constante.

2-2

20
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2
SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

5. Por consiguiente, a las profesiones se les concede


significativa autonomía y discreción al ejercer la pe-
ricia en beneficio de la sociedad.
[2-4] A continuación se presentan cinco aspectos que aplican
a todas las profesiones, los cuales proveen un lente para exa-
minar la profesión del Ejército:

• Primero, el servicio que ofrecen las profesiones es im-


portante para la sociedad y es establecido por estas
mismas para mantener un orden encaminado al pro-
greso de todos los factores de la sociedad. Además, los
profesionales desarrollan experiencia continuamente
y la utilizan solamente en beneficio de la sociedad; la
profesión militar, en particular, ofrece la seguridad y la
defensa a la nación, actividad que no se puede proveer
una sociedad por sí misma, pero sin la cual no podría
sobrevivir.

• Segundo, a diferencia de lo que las burocracias entendie-


ron en el sentido más puro, las profesiones crean y tra-
bajan con el conocimiento experto que se desarrolla con
pericia humana y se desempeña como un trabajo singu-
larmente especializado. No se trata de un trabajo mera-
mente rutinario o repetitivo, la experiencia profesional
generalmente se aplica en situaciones nuevas, a menudo
inesperadas. Los profesionales requieren años de estu-
dio y práctica antes de dominar el trabajo especializado.
Normalmente comienzan en el nivel básico de su carrera
y desarrollan el arte y la ciencia de su práctica a través
del estudio y la experiencia; por lo general no existe una
entrada lateral en las profesiones. Tradicionalmente, la
medicina, la teología, las leyes y los militares se conside-
ran empleos profesionales. La eficacia, en lugar de una
eficiencia estricta, es la clave para el trabajo de los pro-
fesionales, el enfermo desea una cura, el pecador desea
restauración, el acusado y la víctima desean justicia y el
indefenso desea seguridad. Aunque el profesional siem-
pre debe aspirar tanto por la eficacia como la eficiencia,
la eficacia es la más importante.

2-3

21
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

• Tercero, la profesión gana y mantiene la confianza de sus


clientes a través de una aplicación efectiva, con un sen-
tido ético que permite adquirir experiencia en beneficio
de la sociedad a la cual le sirven. Por eso, la sociedad a
la que se le presta servicio determina si la profesión ha
ganado el estatus de vocación noble y la autonomía que
la apoya. Las profesiones que no pueden satisfacer las
expectativas relacionadas con la eficacia y el desempeño
ético corren el riesgo de perder la confianza de su socie-
dad y su condición de ser reconocida como tal. La ética de
la profesión establece los límites y los estándares como
normas de conducta profesionales, si estos pierden con-
fianza o eficacia, entonces son definidos más como una
burocracia que como una profesión.

• Cuarto, para obtener esta confianza, las profesiones se


autorregulan; por sí solas se controlan y guían las ac-
ciones de sus profesionales y la eficacia de su trabajo
de acuerdo con su ética. La ética profesional se refiere
al conjunto de leyes, valores y creencias en desarrollo,
profundamente arraigados en la cultura de la profesión
que une a los miembros en un objetivo común para hacer
lo correcto por la razón correcta, de la manera correc-
ta. La ética determina las condiciones para establecer y
mantener la cultura meritocrática, provee un conjunto
de estándares que los profesionales vigilan voluntaria-
mente entre ellos mismos para administrar la profesión
y mantener la confianza con su cliente. Es una necesidad
para cualquier oficio el cumplimiento de la ética autorre-
gulada y de especial importancia para la profesión mili-
tar, dada la letalidad inherente de su pericia.

La ética de una profesión también sirve para motivar a los


miembros de la misma. La industria privada recompensa
el desempeño del empleado con beneficios extrínsecos,
principalmente la remuneración monetaria o la capacita-
ción en los diferentes enfoques que la profesión requiera.

Las profesiones tienen un especial énfasis hacia la re-


compensa intrínseca del servicio, tal como el estatus
social y el respeto de los compañeros por encima de

2-4

22
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2
SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

la remuneración económica. Las profesiones dependen


más de los factores inspiradores, motivadores y esen-
ciales para asegurar la devoción de sus profesionales, la
búsqueda a lo largo de la vida del conocimiento experto, profesión del
la certificación que respalda la experticia y honorabilidad, ejército
la camaradería con otros profesionales y el estatus de Vocación exclusiva de
expertos certificados en
afiliación en una ocupación consagrada por el tiempo y la
el diseño, generación,
adquisición de respeto. Los profesionales valoran el ser- apoyo y aplicación
vicio que prestan a la sociedad más que los beneficios ética del poder militar
que la sociedad les provee. Esta es la razón por la cual la terrestre, que sirven bajo
la autoridad civil y que
profesión es una vocación, algo más importante y satis-
se les ha encomendado
factorio para el profesional que un trabajo. defender la Constitución,
la ley y los derechos
• Quinto, debido a la confianza merecida entre la profesión e intereses de los
y la sociedad que sirve, los profesionales reciben autono- ciudadanos colombianos.
mía (un alto grado de discreción) para realizar su trabajo (MFRE 1.0)

especializado de manera efectiva y ética. La labor actual


de los profesionales es la práctica continua de criterios
discrecionales, aplicados en la búsqueda de la eficacia.
Piense en un cirujano llevando a cabo una cirugía en
una sala de operaciones, un líder militar llevando a cabo
operaciones de seguridad en una zona de combate o un
científico civil haciendo investigaciones en un laboratorio
del Ejército. Todos han recibido adiestramiento por años,
están rodeados por tecnología, facultados de autonomía
para ejecutar sus propios criterios facultativos. Cada uno
está trabajando como un profesional, en una profesión.

2.2. EL EJÉRCITO DE COLOMBIA, COMO UNA PROFESIÓN


MILITAR

[2-5] La aplicación de los siguientes seis conceptos a la pro-


fesión del Ejército comienza con dos definiciones de impor-
tancia crítica:

[2-6] La profesión del Ejército es una vocación especial de


expertos certificados en diseño, generación, apoyo y apli-
cación ética del poder militar terrestre, que sirven bajo la
autoridad civil con el fin de defender la Constitución, la ley
y los derechos e intereses de los ciudadanos colombianos.

2-5

23
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

[2-7] El profesional del Ejército es un miembro que cumple


los criterios de certificación profesional de competencias,
El Ejército carácter y compromiso.
provee al pueblo
• Primero: entre las profesiones que podemos encontrar
colombiano en Colombia, la profesión del Ejército tiene característi-
lo que ellos cas especiales debido al uso de la fuerza en algunas de
no se pueden las operaciones militares. El Estado le asigna tareas al
proporcionar Ejército para cumplir muchas misiones, además de ope-
eficaz o raciones de combate, aunque la razón principal por la que
existe es para enfrentar y sobreponerse a las amenazas
eficientemente: y retos de la nación a través de la aplicación de capacida-
la seguridad des militares de manera rápida y sostenida, como parte
y defensa de de la fuerza conjunta. El Ejército debe estar siempre pre-
la República parado para cumplir esta misión mediante la aplicación
a través de de fuerza letal y no letal (remitirse al MFRE 6-27 Derecho
operacional terrestre). Los miembros uniformados acep-
operaciones tan responsabilidades personales ilimitadas, sabien-
terrestres dentro do que podrían perder sus vidas en el cumplimiento de
de la acción su misión. Las implicaciones morales de esto para los
unificada. soldados son grandes y los obliga a ser diligentes en el
entendimiento de lo que significa ser un profesional del
Ejército.

• Segundo: como en otras profesiones, el Ejército provee


al pueblo colombiano lo que ellos no se pueden propor-
cionar eficaz o eficientemente: la seguridad y defensa de
MFRE Manual fundamental de la República a través de operaciones terrestres dentro
referencia del Ejército de la acción unificada. Provee al Estado el poder militar
terrestre para prevenir, configurar y vencer en el ámbito
terrestre.

• Tercero: los colombianos, a través de la autoridad civil,


nos conceden la autonomía para utilizar capacidades
militares en su nombre ya que nos hemos ganado su
confianza. El Ejército no puede simplemente declararse
a sí mismo una profesión, es el pueblo, no la institución
militar, quien determina que la fuerza es una profesión
militar. Ellos continuarán considerando el organismo de
la fuerza como una profesión castrense basado en la
aplicación efectiva y ética del poder militar terrestre y

2-6

24
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2
SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

proveerán la autonomía que necesitamos para realizar


nuestro trabajo efectiva y éticamente.

• Cuarto: el Ejército, como otras profesiones, regula la con-


ducta y la eficacia de los profesionales y las unidades a tra-
vés de su ética. La del Ejército es el conjunto de leyes, valo-
res y creencias en desarrollo, profundamente arraigados en
el centro de la cultura de la profesión y practicado por sus
miembros para motivar y guiar la conducta adecuada de los
miembros individuales unidos en un objetivo moral común.
Los códigos, los reglamentos y las políticas establecen las
normas mínimas de conducta. La eficacia es un resultado
de la ética del Ejército, respetada y practicada por los ad-
ministradores de la profesión. Las partes constituyentes de
nuestra ética están evolucionando con los cambios en la
práctica de la guerra y nuestras normas sociales, pero su
manifestación de no ha cambiado desde 1810. Nuestra ética
puede resumirse de la siguiente manera, el Ejército protege
y defiende la Constitución y la ley contra todas las amena-
zas que la acechen o la ataquen.

• Quinto, el cumplimiento estricto o simple de las leyes y


los reglamentos rara vez generan un entendimiento pro-
fundo del porqué una conducta prescrita es correcta y
buena. La ética del Ejército provee una dimensión moral
adicional que ayuda a entender la razón del comporta-
miento correcto. La ética del Ejército es integral y forma
parte esencial de cada una de las cinco características
esenciales de la profesión del Ejército, confianza, pericia
militar, servicio honorable, espíritu de cuerpo y la guarda
de nuestras tradiciones.

• Sexto, la ética del Ejército provee e inspira el espíritu


motivador indispensable de aquellos que están compro-
metidos, esto lo conocemos como el carácter distintivo
de nuestra ética. Se acordó utilizar en este documento,
el término carácter distintivo para describir dicha moti-
vación intangible del espíritu humano y la palabra ética
como un elemento vital que otorga un enfoque total en
la labor que ejerce el Ejército, el marco que incluye tanto
los componentes legales como morales (Ver figura 2-1).

2-7

25
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

Aunque la naturaleza de un carácter distintivo impide


completamente que se pueda reducir a palabras, nues-
tros juramentos, valores y credos, captan la esencia de la
ética del Ejército.

2.3. EL CARÁCTER DUAL DEL EJÉRCITO DE COLOMBIA:


PROFESIÓN E INSTITUCIÓN ESTATAL

[2-8] El Ejército de Colombia se fundó entre el 21 y el 23 de julio


de 1810, luego de siete constituciones (1832, 1843, 1853, 1856,
1863, Reforma de 1876, 1886 y 1991) ha tenido varias evolucio-
nes marcadas por un ambiente político volátil e inestable en el
que se desarrolló la historia del país y solo a partir de 1907 la
idea de un Ejército Nacional profesional comienza a anidarse. La
institución se ha transformado lentamente en una entidad profe-
sional moderna de la cual somos miembros hoy día.

[2-9] El primer grupo profesionalizado fue el cuerpo de ofi-


ciales, en 1907. Aunque no se puede desconocer que durante
todo el proceso histórico institucional se ha desarrollado un
cuerpo codificado de conocimiento militar experto en forma
de doctrina que ha evolucionado acorde con los requerimien-
tos que en materia de seguridad y defensa ha demandado la
nación; a lo largo del trasegar institucional se han construido
programas formales de educación que fomentan una cultura
militar especialmente arraigada en la ética del ejercicio y del
servicio honorable a la nación. Debido a esto se ha contribuido
a fortalecer los lazos de confianza entre el Ejército y el pueblo.

[2-10] Por muchos años se creyó que solamente los oficiales


eran profesionales, luego de muchas experiencias en los di-
ferentes conflictos que ha afrontado la institución, el estatus
se extendió a través del desarrollo profesional a suboficiales
y civiles del Ejército.

[2-11] El Ejército como institución tiene un carácter dual, es


tanto una ocupación gubernamental organizada como tam-
bién una entidad jerarquizada como una profesión militar.
Estos dos aspectos de la institución - burocracia y profesión
- tienen características, éticas y comportamientos muy dife-

2-8

26
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2
SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

rentes. Ambos aspectos son necesarios dentro de la variedad


de organizaciones y funciones en el Ejército, pero en general,
el desafío es mantener la cultura y el clima predominante en El ambiente
el Ejército como el de una profesión militar. especial de la
profesión militar
[2-12] El profesionalismo individual y colectivo del Ejército no
siempre ha estado a un nivel tan alto como en la actualidad.
desafía a los
Por ejemplo, después de la disolución de la Gran Colombia soldados y civiles
durante el siglo XIX, el Ejército se desempeñó de manera muy del Ejército para
deficiente en el desarrollo de siete Guerras Civiles, ya que se que se conviertan
preparaba sobre la marcha, estaba mal equipado y entrena- en profesionales.
do. Los niveles deficientes de alistamiento y entrenamiento
de las unidades del Ejército de esta época forjaron la recons-
trucción total en la fuerza, materializada en la reforma militar
de 1907. Durante todo el siglo XX y lo corrido del XXI, el Ejérci-
to ha construido una fuerza moderna y altamente profesional
en medio de un conflicto. Esto significa que el profesionalismo
impactó de forma constante la estructura del Ejército, que ha
enfrentado este conflicto con soldados y civiles con gran ex-
periencia y altamente motivados.

[2-13] El ambiente especial de la profesión militar desafía a


los soldados y civiles del Ejército para que se conviertan en
profesionales. El camino a seguir es claro, el Ejército sola-
mente será y se desempeñará como una profesión militar
cuando las cinco características esenciales estén presentes
en su cultura, profesionales, unidades y en sus relaciones ex-
ternas. Estas características esenciales se exhiben en la figu-
ra 2-1 y se describen más adelante.

2.3.1. Confianza

[2-14] Debido a que el pueblo colombiano deposita su con-


fianza en el Ejército como una profesión que considera el ser-
vicio a la nación su prioridad principal, esta se convierte en
la base de la relación del Ejército con los ciudadanos. Nues-
tra responsabilidad profesional es preservar esta confianza.
Nuestra obligación moral no es producto de la confianza so-
cial, es la fuente de dicha confianza, la confianza individual
crea fuertes vínculos entre los profesionales del Ejército que

2-9

27
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

CARACTERÍSTICAS ESENCIALES
DE LA PROFESIÓN
DEL EJÉRCITO
Figura 2-1

Experiencia militar Espíritu de cuerpo


Nuestra aplicación Administración de la
ética del poder militar profesión
terrestre

Servicio
honorable
Nuestra vocación
noble al servicio
y el sacrificio

Nuestro espíritu ganador


Confianza Nuestra responsabilidad
a largo plazo
La base de nuestra
profesión

Confianza entre Confianza entre el


Confianza Confianza entre
soldados, sus Ejército y el pueblo
entre soldados soldados y líderes
familias y el Ejército colombiano

PROCESO PARA LA CERTIFICACIÓN PROFESIONAL

Miembro de la Certificación Certificaciones Terminación del


profesión del Ejército inicial progresivas servicio oficial

| | Las cinco características esenciales de la profesión del Ejército

2 - 10

28
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 2
SER PROFESIONAL EN LAS CIENCIAS MILITARES

sirven como principio organizador importante necesario para


que el Ejército funcione como una profesión efectiva y ética.
La capacidad para cumplir las funciones estratégicas y res-
ponsabilidades con la nación depende de la: experiencia militar
• Confianza en sí mismo y entre los soldados Diseño, generación, apoyo
y aplicación ética del
• Confianza entre los soldados y los comandantes poder militar terrestre,
principalmente en lo que
• Confianza entre los soldados y los civiles del Ejército se refiere a operaciones
terrestres unificadas y
• Confianza entre los soldados, sus familias y el Ejército todas las capacidades de
apoyo esenciales para el
• Confianza entre el Ejército y el pueblo colombiano cumplimiento de la misión
en defensa del pueblo
• Confianza y fe absoluta en Dios colombiano.
(MFRE 1.0)
[2-15] El Ejército logra un importante grado de confianza al
garantizar que mantiene las cinco características esenciales
de la profesión en todo lo que lleva a cabo, todos los días y en
cada ámbito donde presta servicio.

2.3.2. Experiencia militar

[2-16] Como profesión, nuestra experiencia militar es el di-


seño, generación, apoyo y aplicación ética del poder militar
terrestre, principalmente en lo que se refiere a operacio-
nes terrestres unificadas y todas las capacidades de apoyo
esenciales para el cumplimiento de la misión en defensa del
pueblo colombiano. La responsabilidad profesional es mejo-
rar continuamente el conocimiento especializado y las des-
trezas en la aplicación del poder de combate terrestre, a fin
de sostener nuestra experiencia, se requiere del aprendizaje
continuo de todos los profesionales del Ejército.

2.3.3. Servicio honorable

[2-17] El Ejército existe como una profesión por una razón: ser-
vir a la nación para apoyar y defender la Constitución y así, de-
fender los derechos e intereses del pueblo colombiano. Esta es
la base de la ética del Ejército, principio moral básico que defi-
ne lo que significa servir honorablemente. La responsabilidad

2 - 11

29
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

profesional es fortalecer nuestro servicio honorable al poner


diariamente en práctica los valores del Ejército. Estos valores
El Ejército tiene son los componentes básicos de nuestra profesión.
un respeto
profundo por 2.3.4. Espíritu de cuerpo
su historia y
sus tradiciones, [2-18] A fin de prevalecer sobre la adversidad, se requieren profe-
por lo que se sionales enérgicos y dedicados que estén unidos por el propósito
común de servir a la nación. El Ejército tiene un respeto profundo
compromete por su historia y sus tradiciones, por lo que se compromete con
con las normas las normas más elevadas de excelencia individual y colectiva.
más elevadas Está unido por la confianza mutua, el entendimiento compartido
de excelencia y el compromiso ético. Esto es lo que significa el término espíritu
individual y de cuerpo. Nuestra responsabilidad profesional es sostener esta
característica esencial en toda la profesión del Ejército.
colectiva.

2.3.5. Administradores, custodios o guardianes de la profesión

[2-19] Ser guardián de la profesión se refiere a las responsa-


bilidades especiales de los líderes del Ejército hacia la profe-
sión y hacia el pueblo colombiano. La institución tiene la res-
ponsabilidad y la obligación de completar no solamente las
misiones de hoy día con los recursos que tiene disponibles,
sino también brindar asesoramiento imparcial y preciso en lo
que respecta a los rediuquerimientos futuros; debe garantizar
la eficacia de la profesión en el presente y el futuro.

[2-20] Las cinco características esenciales descritas ante-


riormente - confianza, experiencia militar, servicio honorable,
espíritu de cuerpo y ser administradores o guardianes de la
profesión- hacen legítimo nuestro Ejército como una profe-
sión militar; juntas reflejan los valores del pueblo colombiano
y se enfocan en la conducción de nuestra profesión.

[2-21] El Ejército satisface las normas de una profesión mili-


tar cuando sus líderes y todos los que apoyan la profesión si-
guen comprometidos en mantener estas cinco características
esenciales, que establecen una organización como una pro-
fesión militar diferencial. El resto de esta publicación explica
estas características esenciales de manera más detallada.

2 - 12

30
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3

LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA


PROFESIÓN

“Confiad, confiad en el soldado como confiáis en Dios, pues


solo él y el soldado han decidido morir por vosotros.”
Fray Domingo de Soto

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

la confianza como principio por qué y cómo


organizador interno lucha el ejército

la confianza y el cómo incorporamos


liderazgo del ejército valores y principios
éticos
confianza basada en la la ética del ejército
fidelidad a la ética del y la aplicación de la
ejército fuerza

nuestras obligaciones cómo vivimos con valores


y expectativas frente al y principios éticos
cumplimiento ético del ejército

[3-1] La confianza es el fundamento en el que se basa la rela-


ción del Ejército con el pueblo colombiano. La confianza refle-
ja la fe del pueblo colombiano en la institución para que sirva
a la nación de manera efectiva y ética, sin representar una
amenaza. Las acciones de un miembro de la profesión pue-
den impactar positiva o negativamente la relación del Ejército
con el pueblo colombiano. Desde que se convirtió en la pro-
fesión militar que se reconoce hoy día, el Ejército ha tenido
éxito en mantener una alta estima y una confianza sagrada

3-1

31
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

por parte de la nación. Pero esta confianza no se puede dar


por sentada, este gran recurso es frágil y puede verse afecta-
La confianza es do fácilmente si no entendemos lo que somos. A fin de man-
el fundamento tenerla, es esencial llevar a cabo nuestro trabajo cada día de
en el que se manera confiable y efectiva, alineado con las creencias y los
valores proclamados en los documentos constitutivos de la
basa la relación
nación. Debido a esto, se reitera que la profesión del Ejército
del Ejército es una vocación especial de expertos certificados en el di-
con el pueblo seño, generación, apoyo y aplicación ética del poder militar
colombiano. terrestre, que sirve bajo la autoridad civil con el fin de de-
fender la Constitución, la ley y los derechos e intereses del
pueblo colombiano.

3.1. LA CONFIANZA COMO PRINCIPIO ORGANIZADOR


INTERNO

[3-2] En el Ejército, la confianza sirve como un principio unifica-


dor de suma importancia que establece las condiciones necesa-
rias en lo que respecta al ejercicio del mando durante la misión,
de manera efectiva y ética, y representa una profesión que con-
tinúa ganándose a través de este principio a la población. Dicha
confianza se desarrolla y se sostiene entre los profesionales del
Ejército a medida que cumplen sus deberes y responsabilidades;
un profesional del Ejército es un miembro que satisface los cri-
terios de certificación (habilidad, carácter y compromiso). La
certificación evalúa en el profesional del Ejército la:

• Competencia: pericia, aptitud o idoneidad de los profe-


sionales del Ejército para desempeñarse de la manera
requerida por la institución.
profesional del • Habilidad: capacidad demostrada por un profesional del Ejér-
ejército
cito para realizar exitosamente sus deberes y cumplir la mi-
Miembro de la profesión sión con disciplina y conforme a la norma.
del Ejército que
satisface los criterios de
certificación del Ejército
• Carácter: dedicación y fidelidad a los valores del Ejército
(habilidad, carácter y y la ética de la profesión fielmente demostradas en las
compromiso). decisiones y acciones.
(MFRE 1.0)
• Compromiso: determinación de los profesionales del Ejér-
cito para contribuir honorablemente a la nación, realizar

3-2

32
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

LA CERTIFICACIÓN EVALÚA EN EL PROFESIONAL DEL EJÉRCITO

COMPETENCIA HABILIDAD CARÁCTER COMPROMISO

Pericia, aptitud Capacidad Dedicación y Determinación


o idoneidad de mostrada por un fidelidad a los para contribuir
los profesionales profesional del valores del Ejército honorablemente a
del Ejército para Ejército para realizar y la ética de la la nación, realizar
desempeñarse de la exitosamente sus profesión fielmente exitosamente
manera requerida deberes y cumplir la demostradas en sus deberes
por la institución. misión con disciplina las decisiones y con disciplina y
y conforme a la acciones. conforme a la norma
norma. y esforzarse exitosa
y éticamente por
cumplir la misión.

exitosamente sus deberes con disciplina y conforme a la


norma y esforzarse exitosa y éticamente por cumplir la
misión a pesar de la adversidad, los obstáculos y los de-
safíos.

[3-3] Los profesionales del Ejército certificados a través de


estas normas, confían los unos en los otros cooperando como
equipos y unidades. Dentro de dichos vínculos de confianza,
hay menor necesidad de una guía detallada y de supervisión,
por lo que queda más tiempo y recursos para mitigar el ries-
go y la incertidumbre.

[3-4] La confianza del profesional del Ejército se desarrolla


gracias a la habilidad, carácter y compromiso individual; los
subordinados, compañeros y superiores pierden la confianza La confianza
en un miembro de la profesión del Ejército que no satisface del profesional
estos criterios. Se presenta pérdida de confianza en la insti- del Ejército se
tución cuando el liderazgo no toma una acción decisiva para desarrolla gracias
contrarrestar fallas encontradas.
a la habilidad,
carácter y
3.2. LA CONFIANZA Y EL LIDERAZGO DEL EJÉRCITO compromiso
individual.
[3-5] Los líderes del Ejército se revisten de una importancia
crítica para establecer la cultura y el clima de confianza en la

3-3

33
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

institución, esenciales para el ejercicio del mando durante la


misión, que se basa en la confianza mutua y el entendimiento
y propósito compartidos (MFE 6-0). Las operaciones, bajo la
MFE Manual fundamental del
Ejército filosofía del mando tipo misión, requieren que exista la con-
fianza en los escalones superiores e inferiores de la cadena
de mando y a nivel lateral entre las unidades. Los superio-
res confían en los subordinados y los autorizan a cumplir las
misiones para satisfacer la intención del comandante. Los
subordinados confían en los superiores a fin de que puedan
llevar a cabo la intención del comandante.

[3-6] Los líderes fomentan la confianza en su equipo al de-


mostrar sus propias habilidades, carácter y compromiso.
También generan confianza a través de un arduo entrena-
miento y de las experiencias compartidas. Los fuertes vín-
culos de confianza que se generan a través de estas expe-
riencias colectivas permitirán que el equipo conquiste los
desafíos y supere las dificultades al demandar que cada sol-
dado esté preparado para asumir la responsabilidad y así
poder cumplir la misión, mantener la unidad de esfuerzo,
aceptar riesgos prudentes y proceder con habilidad cuando
se trata de la intención del comandante (MFRE 6-0). Al mis-
mo tiempo, los líderes fomentan el acercamiento y promue-
ven el compromiso con la misión asignada mientras per-
sisten las dificultades. El entrenamiento y las experiencias
compartidas también les brindan a los líderes la oportunidad
de ganarse la confianza de los subordinados y a los subordi-
nados ganarse la confianza de sus líderes. Esta relación de
ética del ejército confianza conduce al respeto mutuo.
Conjunto de leyes,
valores y creencias, [3-7] Los líderes del Ejército, como custodios de la profe-
profundamente sión, mantienen la confianza del pueblo colombiano al guiar
arraigadas en la cultura la evolución de la ética del Ejército. Ellos garantizan que to-
de la profesión y que la
dos los profesionales sigan los valores y principios acepta-
practican sus miembros
para motivar y guiar dos para cumplir las misiones asignadas. La ética se define
el comportamiento como un sistema de normas o principios morales relaciona-
adecuado que deben dos que afirman a un grupo específico, área o forma de con-
tener, unidos en un
ducta. La ética del Ejército es el conjunto de leyes, valores
propósito común moral.
y creencias en desarrollo, profundamente integrados en la
(MFRE 1.0)
parte medular de la cultura de la profesión y que practican
sus miembros para motivar y guiar la conducta adecuada

3-4

34
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

de los individuos unidos por un propósito moral común. A


diferencia de la ética, el carácter es el espíritu distintivo ca-
racterístico de una cultura, época o comunidad que se mani-
fiesta en sus actitudes y aspiraciones. El carácter distintivo
del Ejército es el espíritu motivador indispensable de los
profesionales del Ejército comprometidos con la ética del
Ejército. El Ejército sostiene una cultura profesional ejemplar
y un carácter distintivo para informar y motivar la confianza
individual y colectiva.

[3-8] Ya que la ética es la base que construye las relaciones de


confianza, tanto internas como externas, los profesionales del
Ejército deben entender la fuente de su ética (ver figura 3-1) y
cómo guía el comportamiento confiable. Cada profesional del
Ejército necesita entender y aceptar la ética y aplicarla en su
unidad, comando y vida diaria.

3.3. CONFIANZA BASADA EN LA FIDELIDAD A LA ÉTICA DEL


EJÉRCITO

Manual fundamental de
[3-9] Los profesionales del Ejército utilizan en forma discrimi- MFRE
referencia del Ejército
nada la fuerza letal (remitirse al MFRE 6-27 Derecho opera-
cional terrestre) en condiciones de complejidad moral en las
operaciones militares. Esto requiere de un apego incondicio-
nal a la ética profesional a nivel institucional y del desarrollo
de fuerza de carácter en cada soldado para cumplir con dicha
ética, la cual se deriva de muchas fuentes y se establece de
muchas formas. Esto se muestra en una estructura organi-
zativa en la figura 3-1. La ética del Ejército es un conjunto
coherente e integrado; se puede discutir para propósitos de
instrucción, pero debe ser aplicada siempre y en todo lugar
por los integrantes de la fuerza. carácter distintivo
del ejército
Espíritu motivador
indispensable de los
profesionales del Ejército
comprometidos con la
ética del Ejército.
(MFRE 1.0)

3-5

35
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

Fundamentos legales Fundamentos Morales

Legal-Institucional
El Ejército como La Constitución y los Tratados de De- Moral-Institucional
una profesión rechos Humanos y Derecho Interna- Tradiciones militares
cional Humanitario ratificados por el Confiar en las relaciones
(Leyes/valores/normas relacionadas
Congreso de la República. Así mismo, de la profesión.
con el desempeño del profesional)
el Derecho Internacional Humanitario
Consuetudinario y demás normas
aplicables en situaciones de conflicto
armado.

Individuos como Legal-Individual Moral-Individual


profesionales Juramento, leyes y decretos. Normas universales. Derechos básicos.
(Leyes/valores/normas para Normas de conducta. Reglas de La regla de oro. Valores, credo y lemas.
desempeñar como profesionales enfrentamiento. Valores del Ejército. Código de honor.
individuales)

| Figura 3-1 | Estructura de la ética del Ejército

3.4. NUESTRAS OBLIGACIONES Y EXPECTATIVAS FRENTE


AL CUMPLIMIENTO ÉTICO DEL EJÉRCITO

[3-10] Según se muestra en la figura 3-1, la ética del Ejército es


rica y variada en sus fuentes y contenido, pero también toma
como punto de referencia la Constitución y las leyes nacionales
e internacionales. Institucionalmente, las normas sirven para
establecer la misión del Ejército y sus límites, los profesionales
del Ejército llevan a cabo sus deberes individuales de acuerdo
con un marco legal y las directrices doctrinales. Se considera
que el desempeño del deber de un individuo es inaceptable si
no cumple con los mandatos de las normas legales vigentes.
El Código Penal Colombiano (Ley 599 de 2000), el Código Penal
Militar y el Código Disciplinario determinan las sanciones para
los profesionales del Ejército que descuidan sus deberes.

[3-11] Sin embargo, además de las bases legales, el Ejército


también cuenta con unas bases morales sustentadas de al-
guna forma por las tradiciones y las costumbres que tienen
un importante contenido moral y cívico. Técnicamente, estos

3-6

36
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

tipos de tradiciones no sustituyen la ley; sin embargo, a me-


nudo informan, apoyan y forman la base de algunas normas.
El profesional
[3-12] El Ejército entrelaza estas bases morales en toda su del Ejército debe
cultura y las subculturas que contenga. El Ejército cree que respetar todos
estos fundamentos morales son efectivos y los transfiere a
las siguientes generaciones a través del liderazgo, la tutoría,
los mandatos
las costumbres y las tradiciones. legales, tanto
los nacionales
[3-13] El profesional del Ejército debe respetar todos los man- como los
datos legales, tanto los nacionales como los internacionales
aceptados por el Estado. Sin embargo, en situaciones donde
internacionales
la ley no ofrece un curso de acción claro y discernible, los sol- aceptados por el
dados deben basar sus decisiones en los aspectos morales y Estado.
éticos, tales como la protección de los derechos inalienables
de todas las personas y el cumplimiento de valores institu-
cionales. Al hacer esto, los profesionales del Ejército están
manteniendo la base moral del uso de la fuerza letal (remitir-
se al MFRE 6-27 Derecho operacional terrestre) a favor de la
nación y manejando la complejidad e incertidumbre del com-
bate de una manera que honre a la nación. Esta aspiración
motivadora también está asociada con el honor del individuo,
quien obtiene méritos y reconocimientos por parte del Ejérci-
to y sus compañeros, por lo que realmente alcanzan una cul-
tura meritocrática, basada en habilidades y logros. Más aún,
estas aspiraciones ayudan a llevar una vida de virtud que re-
fuerza la confianza interna y externa para la profesión y los
profesionales del Ejército. Las distinciones por valentía y por
observar un espíritu de cuerpo superior son ejemplos de una
conducta virtuosa meritoria. Todas las distinciones que se en-
tregan deben ser otorgadas por acciones que van más allá
del cumplimiento de sus obligaciones, que reflejan la acción
profesional de los soldados bajo tal motivación moral.

[3-14] El Credo del soldado expresa la base para dicha as-


piración. Varios aspectos de la ética se discutirán en el con-
texto de las cinco características esenciales de la profesión.
Por ejemplo, el contenido moral y las obligaciones legales del
juramento que hacen los profesionales del Ejército se discu-
ten más ampliamente en el capítulo 4 dentro del contexto de
servicio honorable (Ver Anexo B).

3-7

37
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

3.5. POR QUÉ Y CÓMO LUCHA EL EJÉRCITO

El Ejército [3-15] Entender por qué y cómo lucha el Ejército es un impe-


defiende la rativo funcional; todos los profesionales del Ejército necesi-
seguridad y la tan entender y aceptar que su servicio es para el Estado, de
integridad de acuerdo con la Constitución y los mandatos legales.
Colombia como [3-16] Los líderes del Ejército deben entender claramente
una nación cómo el cumplimiento ético ofrece la base moral para las ac-
soberana, ciones del Ejército y cómo se convierte en un multiplicador de
protege los fuerza en todas las operaciones. Comunican cada aspecto de
la ética del Ejército a sus soldados y civiles con el fin de incor-
derechos e
porar en ellos el concepto de servicio honorable y el espíritu
intereses de de cuerpo que se requiere de una profesión militar integral.
los ciudadanos
colombianos, [3-17] Los próximos párrafos se enfocan en explicar cómo el
contenido de nuestra ética informa el por qué y cómo lucha
mientras realiza
el Ejército. A nivel de pequeñas unidades la explicación es
operaciones bastante diferente y mucho más familiar y motivada por el
militares. espíritu de cuerpo, los soldados luchan para cumplir la mi-
sión y para salvar vidas. La discusión que se incluye aquí, sin
embargo, comienza con los factores que establecen la base
de las acciones del Ejército.

[3-18] En el capítulo 7 de la Constitución Política de Colombia,


se establece la misión del Ejército, que está asentada en la base
moral más elevada de proteger a los ciudadanos colombianos y
sus derechos inalienables y nos recuerda que somos los garan-
tes del servicio de protección que ofrece el Estado a la nación.

[3-19] El Ejército defiende la seguridad y la integridad de Co-


lombia como una nación soberana, protege los derechos e
intereses de los ciudadanos colombianos, mientras realiza
las operaciones militares según lo ordenan los líderes civiles
gubernamentales elegidos popularmente, de una manera en
la que se respeten de forma integral los derechos básicos de
los demás, según se establece en las leyes que regulan los
conflictos y las guerras.

[3-20] La soberanía política de la nación es un derecho colec-


tivo de los ciudadanos colombianos. Es de importancia crítica

3-8

38
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

para los profesionales del Ejército entender que los derechos


de nuestra nación a la soberanía se basan en la protección de
los derechos inalienables. El Ejército limita sus acciones y lu- Es de importancia
chas con virtud para honrar los derechos básicos de sus con- crítica para los
ciudadanos. Si se quiere mantener la legitimidad como una profesionales del
profesión y administrar la de los Estados, no se puede violar Ejército entender
la ley ni los derechos de los combatientes y no combatientes
cuando se usa la fuerza letal para proteger nuestros propios
que ellos son la
derechos. salvaguarda a
través de quienes
[3-21] Esta explicación tiene un sinnúmero de ideas impor- la Constitución
tantes para todos los profesionales del Ejército:
extiende y protege
• El derecho colectivo que tienen los ciudadanos colombia- los derechos de
nos a la independencia y soberanía es la base moral de cada ciudadano.
las acciones del Ejército.

• Proteger este derecho colectivo a través del servicio que


le ofrece el Ejército a la nación.

• El Ejército no debe violar los derechos de otros en el pro-


ceso o desarrollo misional, ya que estaría faltando a su
propia ética, afectando la confianza y la legitimidad que
se ha ganado.

• La aplicación del poder militar terrestre por parte del


Ejército es para defender la soberanía o defender otros
Estados según lo ordenan nuestros líderes legítimos y
justifica la aplicación ética de la fuerza letal.

• Este propósito del Ejército es necesario y le ofrece a los


profesionales de la fuerza la justificación moral para sus
acciones. Esto los ayuda a darle sentido a sus propias
acciones letales, a entender la aceptación de sus deberes
y reintegrarse exitosamente a la sociedad civil.

[3-22] Es de importancia crítica para los profesionales del


Ejército entender que ellos son la salvaguarda a través de
quienes la Constitución extiende y protege los derechos de
cada ciudadano; por tanto, no podemos darnos el lujo de uti-
lizar erróneamente la potencia letal que nos ha otorgado la
nación. Cuando los profesionales del Ejército no honran los

3-9

39
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

derechos básicos y no cumplen con la ley disminuye la con-


fianza de los ciudadanos y el respeto de la comunidad inter-
Es necesario nacional. Estos son incidentes en los que algunos miembros
para los del Ejército ocasionan gran daño a la legitimidad de nuestra
profesionales profesión y nuestra nación.
del Ejército
entender por qué 3.6. CÓMO INCORPORAMOS VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS
luchamos.
[3-23] La práctica de la guerra ha evolucionado con el tiempo.
Es necesario para los profesionales del Ejército entender por
qué luchamos, pero esto no siempre otorga suficiente moti-
vación para la acción ética. No tiene sentido entender los va-
lores del Ejército y no aplicarlos. Por consiguiente, la ética del
Ejército debe también guiarnos a enfrentar las amenazas que
surjan sin sacrificar los valores legales y morales que guían
nuestro comportamiento y preservan nuestra buena concien-
cia.

[3-24] A fin de combatir las amenazas híbridas, los profe-


sionales del Ejército deben prepararse para que apliquen la
comprensión moral de los medios, fines y formas de guerra y
su relevancia bajo la ética del Ejército. Dicha ética les ofrece a
los líderes una guía adicional para considerar los riesgos y la
fuerza necesaria en un contexto operacional determinado. La
ética del Ejército requiere que se deje a un lado el tener que
recurrir a la fuerza letal siempre que se pueda informar de
los principios que aplicables en cada caso.

3.7. LA ÉTICA DEL EJÉRCITO Y LA APLICACIÓN DE LA


FUERZA

[3-25] De manera táctica y operacional, los líderes del Ejército


aplican los principios legales para determinar la manera en
que sus unidades utilizan la fuerza letal (remitirse al MFRE
6-27 Derecho operacional terrestre). Tanto los principios le-
gales como éticos han sido establecidos por la Convención de
la Haya, la Convención de Ginebra y por el Derecho Interna-
Derecho Internacional de
DICA
los Conflictos armados
cional de los Conflictos Armados (DICA), el cual no solo es un
conjunto de normas, jurídicamente positivas, sino también se

3 - 10

40
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

debe interpretar como un código de conducta ético para los


miembros de las fuerzas armadas.

[3-26] Primero, el principio de la necesidad militar requiere


que las fuerzas de combate participen solamente en aquellas
acciones necesarias para cumplir un objetivo militar legítimo.
Los objetivos militares son aquellos que por su naturaleza,
ubicación, propósito o uso contribuyen efectivamente a la ac-
ción militar y cuya destrucción total o parcial, captura o neu-
tralización, de acuerdo con las circunstancias del momento,
ofrecen una ventaja militar definitiva. Este principio justifica
aquellas medidas que no están prohibidas por la ley interna-
cional y que son indispensables para asegurar la sumisión
total del enemigo tanto como sea posible.

[3-27] Segundo, el principio de distinción significa discriminar


entre los combatientes y los no combatientes legítimos. En el
último se incluyen civiles, propiedades de civiles, prisioneros
de guerra y personal herido incapaz de presentar resistencia.

[3-28] El tercer principio, proporcionalidad, requiere que la


pérdida de vida y los daños a la propiedad anticipados a con-
secuencia de los ataques, no deben ser excesivos en relación
con la ventaja militar concreta y directa que se espera obte-
ner.

[3-29] El cuarto principio incluye el sufrimiento innecesario.


Este es un requerimiento más complicado que los otros tres
principios, ya que tiene implicaciones para el diseño de la
fuerza, la producción de armas y el empleo táctico de cier- PRINCIPIOS LEGALES Y
tos sistemas. Este principio requiere que las fuerzas militares ÉTICOS PARA EL USO DE LA
FUERZA
eviten la violencia excesiva contra el enemigo. Este principio
tiene un impacto significativo en el desarrollo y la puesta en
servicio de los sistemas de armas. Tanto los soldados como Necesidad militar
los civiles profesionales encontrarán este principio en el cur-
so de sus carreras, directa o indirectamente. Tácticamente,
Distinción
este principio impone restricciones en los soldados involucra-
dos en el combate cercano. Por ejemplo, un equipo de fran-
cotiradores no le hará daño físico a un combatiente enemigo Proporcionalidad
a fin de infligir lesiones paralizantes y provocar a otros que
vengan al rescate del blanco. Sufrimiento
innecesario

3 - 11

41
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

[3-30] Estos principios establecen no solamente las limitacio-


nes legales sino también las limitaciones morales en el uso
El DIH no es solo del poder militar terrestre. Ellos son la base para las reglas
un conjunto de de enfrentamiento y conllevan amplios límites legales sobre
normas positivas el uso de la fuerza. Los profesionales del Ejército aplican es-
tos principios a medida que determinan cómo cumplir cada
en tratados
misión, guían los líderes del Ejército en el combate cuando
internacionales; ellos logran un equilibrio legal y moral entre el cumplimiento
también de la misión, la protección de la fuerza y la protección de los
constituye no combatientes en la mayor medida posible.
un código de [3-31] Son las normas mínimas aplicables y las reglas para el
conducta ético. uso de la fuerza, tienen implicaciones de importancia crítica
en lo que respecta al razonamiento moral según se aplica a la
planificación y ejecución de las operaciones para determinar
quién es un blanco legítimo para la fuerza militar, el diseño
operacional correcto y las acciones tácticas organizacionales
e individuales que se deben emplear. Los líderes del Ejército
planifican y ensayan las operaciones para identificar las con-
sideraciones y los juicios antes de hacer contacto directo y de
llevar a cabo las acciones tácticas.

[3-32] Hay muchos otros ejemplos de cómo los profesionales


del Ejército deben aplicar los principios éticos en todo lo que
hacen, desde la administración de recursos económicos y la
administración del personal hasta el comportamiento perso-
nal en horas de servicio y en horas libres. Sin considerar la
situación o las personas afectadas, cada miembro de la profe-
sión debe poder aplicar el razonamiento adecuado y los prin-
cipios éticos correctos que ofrece el Ejército. También ellos
deben aceptar la responsabilidad de vigilar personalmente su
organización y otros profesionales del Ejército. Esto permite
que el Ejército mantenga tanto la eficacia combativa y la con-
fianza de los ciudadanos.

Derecho Internacional [3-33] El DIH no es solo un conjunto de normas positivas en


DIH
Humanitario tratados internacionales; también constituye un código de
conducta ético, esto es, parte esencial de la ética del comba-
tiente, del orden y la disciplina militar.

3 - 12

42
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 3
LA CONFIANZA, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA PROFESIÓN

3.8. CÓMO VIVIMOS CON VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS

[3-34] El proceso de incorporación enfoca sus intereses en los Los profesionales


valores que el aspirante posee desde su núcleo familiar, con del Ejército obran
el fin de seleccionar hombres y mujeres con sólidos valores con dignidad y
y vocación de servicio, cuyo aporte a la sociedad sea incon-
mensurable. Al prestar juramento para servir a la nación y a
respeto, tratando
la institución, se está de acuerdo con vivir y actuar según un a otros como
nuevo código de valores y principios. Los valores del Ejército deberían ser
sustentan los principios, que son las normas y las cualida- tratados ellos
des que se consideran esenciales para los líderes exitosos y mismos.
todos los profesionales del Ejército. Son fundamentales para
ayudar a los soldados y a los civiles de la institución a tomar
la decisión correcta en cualquier situación. Enseñar los valo-
res es una responsabilidad importante del líder porque debe
crear un entendimiento común de estos y de las normas.

[3-35] Los profesionales del Ejército obran con dignidad y res-


peto, tratando a otros como deberían ser tratados ellos mis-
mos. Fomentan la confianza dentro de la profesión y con la
nación a través del servicio honorable. La confianza proviene
de la creencia positiva y la fe en la habilidad, el carácter moral
y el firme compromiso de los compañeros profesionales.

[3-36] Todos los miembros de la profesión son nuestros compa-


ñeros y según se declara en el código de honor, “soy leal con mis
superiores, compañeros y subalternos”. Actos de acoso sexual,
violación y novatadas contra nuestros compañeros no son com-
patibles con los valores del Ejército, son corrosivos para nuestra
cultura y rompen fuertes vínculos de confianza que son esencia-
les para nuestra profesión, pueden generar la pérdida de com-
promiso y disminuir la eficacia general de nuestras formaciones.

[3-37] Los profesionales del Ejército son considerados indivi-


dualmente responsables de desarrollar y mantener el carácter
moral y la habilidad, en horas de trabajo y en horas libres, mien-
tras cumplen con su propio compromiso (el trabajo lo conside-
ran algo más que un empleo) al llamado de servir en la defensa
de la nación. Como administradores de esta profesión honorable,
todos los profesionales del Ejército no solamente deben super-
visarse a sí mismos, sino también a sus compañeros profesio-
nales.

3 - 13

43
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4

EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN DEL


PODER MILITAR TERRESTRE

“No es solo lo que haces, no es solo lo que sabes; sino hacer


lo que haces sabiendo como lo haces, eso es experiencia.”
Anónimo

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

primera tarea, el desarrollo continuo


del conocimiento especializado

segunda tarea, aplicar la experiencia de los


profesionales a las unidades del ejército

tercera tarea, certificar la experiencia de los


profesionales y las unidades del ejército

certificación de los profesionales del ejército

[4-1] Todas las profesiones, incluidas las ciencias militares,


existen para ofrecer un servicio específico que la sociedad
no puede proporcionarse a sí misma. Por consiguiente, las
sociedades, por siglos, han fomentado la profesionalización
de varios campos de conocimiento experto en ley, medici-
na, teología y militar. La experiencia militar es el diseño, la
generación, el apoyo y la aplicación ética del poder militar,
principalmente en lo que se refiere a operaciones terrestres
unificadas y todas las capacidades de apoyo esenciales para
cumplir la misión en defensa del pueblo colombiano. Cada

4-1

44
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

profesional del Ejército debe percibir en esta definición la fun-


ción que él o ella desempeña al aplicar su experticia y dón-
de su contribución se ajusta en la misión más detallada. Por
consiguiente, los profesionales necesitan evaluar sus propias
habilidades y enfrentar sus propias deficiencias.

[4-2] Se requiere estudio y práctica intensos para aplicar el


conocimiento especializado que generan, mantienen y aplican
las profesiones en beneficio de su sociedad. El Ejército tiene
tres tareas críticas con respecto al mantenimiento de su ex-
periencia militar:

• Desarrollar continuamente el conocimiento especializa-


do y la experiencia.

• Aplicar la experiencia del Ejército.

• Certificar el conocimiento y la experiencia de los profe-


sionales del Ejército y las unidades.

4.1. PRIMERA TAREA, EL DESARROLLO CONTINUO DEL


CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO
TAREAS CRÍTICAS
CON RESPECTO AL
MANTENIMIENTO DE LA [4-3] La primera tarea del Ejército es desarrollar continua-
EXPERIENCIA MILITAR
mente el conocimiento especializado derivado de la experien-
Desarrollo continuo
cia militar única. El conocimiento experto del Ejército se divi-
del conocimiento de en cuatro distintos ámbitos:
especializado
• Técnico-militar, que hace referencia a la aplicación del
Aplicar la poder terrestre en la integración y adaptación de la tec-
experiencia de los nología, la organización de las unidades y el planeamien-
profesionales a las
unidades del Ejército to y conducción de las operaciones terrestres.

Certificar la • Ético-moral, que integra la aplicación del poder terrestre


experiencia de los con la normatividad vigente y las expectativas del pue-
profesionales y las blo colombiano. Este ámbito incluye el contenido legal y
unidades del Ejército
moral de las normas éticas y culturales especializadas
del Ejército, que moldean el desarrollo de las acciones
de cada profesional del Ejército y sus unidades durante
tiempo de paz y de guerra.

4-2

45
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4
EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN DEL PODER MILITAR TERRESTRE

• Político-cultural, que permite la aplicación del poder terres- ÁMBITOS DEL


tre dentro y fuera del territorio nacional en el desarrollo del CONOCIMIENTO EXPERTO
concepto de las operaciones terrestres unificadas. Consis-
te en el conocimiento de la personalidad, temperamento,
costumbres, lenguaje, religión, valores, carácter nacional o Técnico-militar
conciencia colectiva, abarcando siempre las dimensiones
subjetivas de los fenómenos sociales y políticos.
Ético-moral
• Formación de líderes, que son los multiplicadores del
conocimiento. Aporta las herramientas conceptuales y Político-cultural
metodológicas para conformar líderes integrales y com-
petitivos, potenciar sus capacidades de liderazgo, solu- Formación de líderes
ción de conflictos, promoción de planes de mejoramiento
continuo, emprendimiento y productividad, orientado a
fortalecer tanto el desarrollo personal como el laboral en
el Ejército, el cual inspira la vocación de servicio y certi-
fica la habilidad, el carácter y el compromiso. La capaci-
tación de los líderes del Ejército es de importancia crítica
en este ámbito.

[4-4] En esta tarea, el Ejército desarrolla en sus profesiona-


les las destrezas, habilidades y atributos asociados con cada
uno de estos cuatro ámbitos de conocimiento. Con este co-
nocimiento y experiencia humana, el Ejército puede tener la
capacidad dentro de sus organizaciones de llevar a cabo sus
misiones asignadas de manera efectiva y ética. Se espera que
todos los profesionales uniformados y civiles del Ejército si-
gan aprendiendo. A menudo los soldados que pertenecen al
componente de la reserva se enfrentan a desafíos mayores,
ya que se espera que mantengan su experiencia. El Ejército
tiene la responsabilidad de encontrar soluciones efectivas a
dichos desafíos.

4.2. SEGUNDA TAREA, APLICAR LA EXPERIENCIA DE LOS


PROFESIONALES A LAS UNIDADES DEL EJÉRCITO

[4-5] La segunda tarea es la aplicación de la experiencia mi-


litar dentro de la autonomía que ha sido otorgada por el pue-
blo colombiano. La doctrina del Ejército enfatiza el ejercicio
del mando durante el cumplimiento de cada misión; todos los

4-3

46
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

soldados deben estar preparados para asumir responsabili-


dades, mantener la unidad de esfuerzo, tomar riesgos pru-
dentes y desempeñarse eficazmente dentro de la intención
del comandante para cumplir la misión.

[4-6] En tal cultura, el arte de la ciencia militar se fundamenta


en los juicios discrecionales que a menudo conllevan impli-
caciones o consecuencias morales. Por ejemplo, el suboficial
que se desempeña como comandante de patrulla en una zona
de combate y el civil del Ejército que asesora un estado mayor
toman juicios discrecionales en conformidad con el ejercicio
de sus funciones durante la misión asignada, basados en la
ley, los reglamentos y la doctrina, dirigidos por su ética; ya
que ambos grupos de decisiones afectarán muchas vidas.

[4-7] Los profesionales del Ejército deben tener un carácter


moral elevado para tomar las decisiones pertinentes. Deben
mantener la eficacia a medida que aplican su amplia experien-
cia. Si los miembros del Ejército no pueden tomar la decisión
correcta, esto afectará negativamente la eficacia de la misión.
Además, bajo el ejercicio del mando tipo misión, necesitamos
considerar los errores honestos que han cometido los subor-
dinados. Se fomenta que traten de emplear diferentes enfo-
ques y tomar decisiones cuando no han recibido directrices
ni órdenes. Se espera tener un margen mínimo de errores. El
único momento en que no se acepta errores es cuando:

1. Van en contra de la intención del comandante.


2. Arriesgan vidas innecesariamente.
certificación
Verificación y validación 3. No aprenden de los errores cometidos.
de la habilidad, carácter
y compromiso del 4. Infringen las leyes o las consideraciones éticas.
profesional del Ejército
para satisfacer las
responsabilidades y 4.3. TERCERA TAREA, CERTIFICAR LA EXPERIENCIA DE LOS
realizar los deberes PROFESIONALES Y LAS UNIDADES DEL EJÉRCITO
asignados con disciplina y
conforme a la norma.
(MFRE 1.0) [4-8] Esta tarea incluye certificar la experiencia de los pro-
fesionales y las unidades del Ejército. La certificación se re-
fiere a la verificación y la validación de la habilidad, carácter

4-4

47
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4
EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN DEL PODER MILITAR TERRESTRE

y compromiso del profesional del Ejército para satisfacer


las responsabilidades y realizar los deberes asignados con
disciplina y conforme a la norma. El Ejército tiene autono-
mía para tomar decisiones debido a su experiencia única y
su obligación moral de servir a los intereses de la nación. Por
ejemplo, el poder legislativo no le dicta al Ejército su doctrina,
confía en que el Ejército la elaborará correctamente. A través
de la certificación, el Ejército mantiene tal confianza, que ga-
rantiza la experiencia de sus profesionales y sus unidades.

[4-9] La función de la certificación en el Ejército está com-


puesta de dos categorías:

1. Para el Ejército, demuestra al pueblo que está califi-


cado para llevar a cabo su trabajo experto efectiva y
éticamente.
2. Para los profesionales del Ejército, la certificación
ofrece motivación. Los ejemplos incluyen la obten-
ción de distintivos, medallas y condecoraciones o los
ascensos, siempre un punto importante del orgullo y
la satisfacción personal.
[4-10] La profesión del Ejército certifica la habilidad, carácter y
compromiso de individuos durante todo su servicio. Cada una
de las tres características de la certificación se enfatiza a tra-
vés de:

1. Los sistemas de promoción y evaluación tanto para


los uniformados como para los civiles del Ejército, se
utilizan evaluaciones de desempeño individual.
2. El entrenamiento y educación profesionales en las
escuelas y batallones de instrucción y entrenamien-
to, incluyen certificación en diferentes áreas y espe-
cialidades, por ejemplo, las certificaciones de piloto y
certificaciones para la tripulación de vuelo, cursos de
combate, especialidades básicas de los soldados, etc.
3. Las selecciones y las asignaciones se realizan por
las posiciones de liderazgo o comando del Ejército
(por ejemplo, comandos de brigada o batallón).

4-5

48
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

[4-11] El Ejército ha establecido un conjunto de criterios am-


plios para usarse en la certificación de sus profesionales que
se aplicarán en forma más detallada basados en el contexto
competencia específico de la misma:
Pericia, aptitud o
idoneidad de los 1. Competencias: Pericia, aptitud o idoneidad de los
profesionales del Ejército profesionales del Ejército para desempeñarse de
para desempeñarse de la la manera requerida por la institución, cuestión que
manera requerida por la
institución. contribuye con el cumplimiento de la misión.
(MFRE 1.0)
2. Habilidad: capacidad demostrada de un profesio-
nal del Ejército para realizar exitosamente sus de-
beres y cumplir la misión con disciplina y conforme
a la norma (experiencia militar). En este criterio se
debe tener en cuenta el dominio de la experiencia,
la aplicación de la experiencia, los riesgos físicos
habilidad que conlleva para el soldado el cumplimiento de la
misión y entender qué riesgos existen de cometer
Capacidad demostrada
de un profesional del un error profesional. Por eso, el Ejército debe certi-
Ejército para realizar ficar la habilidad personal de manera adecuada con
exitosamente sus deberes
el grado del profesional y el nivel de trabajo que se
y cumplir la misión con
disciplina y conforme a realizará.
la norma (experiencia
militar). 3. Carácter: dedicación y fidelidad del profesional a
(MFRE 1.0) los valores del Ejército y la ética de la profesión tan
consistente y fielmente demostradas en las deci-
siones y acciones. Para ser un profesional del Ejér-
cito se requiere tener un carácter moral que conlleva
la responsabilidad especial de usar dicha experien-
cia según se requiera y solamente de acuerdo con
las leyes y en uniformidad con los valores morales. A
carácter
medida que los profesionales de la institución toman
Dedicación y fidelidad del
profesional a los valores
decisiones discrecionales, el carácter elevado es de
del Ejército y la ética de la vital importancia.
profesión tan consistente
y fielmente demostradas 4. El carácter de cada profesional del Ejército es un
en las decisiones y aspecto crucial de las observaciones y evaluacio-
acciones.
nes necesarias para la certificación: verificar que el
(MFRE 1.0)
individuo o líder vive y fomenta voluntariamente la
ética en todas las acciones a fin de que el Ejército

4-6

49
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4
EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN DEL PODER MILITAR TERRESTRE

siga siendo una institución meritocrática y autorre-


guladora.
5. Compromiso: determinación de los profesiona-
compromiso
les del Ejército de contribuir al servicio honorable
Determinación de los
de la nación, realizar exitosamente sus deberes profesionales del Ejército
con disciplina y conforme a la norma y esforzar- de contribuir al servicio
se éticamente por cumplir la misión a pesar de la honorable de la nación,
realizar exitosamente sus
adversidad, los obstáculos y los desafíos. Ser un deberes con disciplina y
profesional del Ejército significa ser llamado a rea- conforme a la norma y
lizar algo más que un simple trabajo. Significa estar esforzarse éticamente por
cumplir la misión a pesar
principalmente motivado por los factores intrínsecos de la adversidad, los
de sacrificio que conllevan el servicio a otros y a la obstáculos y los desafíos.
nación, en lugar de simplemente estar motivado por (MFRE 1.0)
los factores extrínsecos relacionados con el trabajo,
tales como el salario o las vacaciones.

4.4. CERTIFICACIÓN DE LOS PROFESIONALES DEL


EJÉRCITO

[4-12] Cuando los oficiales, suboficiales y soldados hacen el


juramento de bandera consolidan un compromiso con la ins-
titución, esto demanda de ellos una constante preparación y
certificación de sus competencias y habilidades, además de
un incremento significativo de su carácter y compromiso. La
responsabilidad de brindar capacitación y certificación a cada
individuo es mutua, compartida entre el individuo (militar o
civil) y el Ejército, como se muestra en la figura 4-1.

PROCESO PARA LA CERTIFICACIÓN PROFESIONAL

Miembro de la Certificación Certificaciones Terminación del


profesión del Ejército inicial progresivas servicio oficial

| Figura 4-1 | Proceso para la certificación profesional

4-7

50
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

[4-13] Los profesionales del Ejército, en su proyecto de vida la-


boral, se someten a múltiples certificaciones. Cada miembro
de la institución se esfuerza por obtener la certificación una
vez reciben responsabilidades adicionales o adquieren conoci-
miento y destrezas adicionales. Sin embargo, la primera certi-
ficación en la secuencia es la más importante ya que establece
al individuo por primera vez como un profesional practicante
en una de las dos comunidades de la profesión del Ejército, ya
sea en la profesión de las armas o el cuerpo de civiles.

[4-14] El individuo puede salir del Ejército antes de completar


su carrera, pasando a la categoría de veterano del Ejército o
cumplir con todos los grados y metas de la carrera militar y re-
tirarse. En ambas categorías, veterano y retirado, siguen siendo
miembros influyentes de la profesión a medida que se vuelven
a adaptar a la vida civil y viven entre los ciudadanos a quienes
el Ejército sirve. Los veteranos y retirados del Ejército extien-
den su participación y contribuciones a la profesión del Ejército
a través de trabajos voluntarios en organizaciones de apoyo al
veterano, que son medios claves para educar al público sobre
el significado de la profesión del Ejército y el servicio que ofre-
ce a la nación. Ya sea retirado o veterano, todos siguen siendo
soldados de por vida y se deben considerar parte viviente de la
profesión, aplicando su servicio ético al resto de sus vidas.

[4-15] El Ejército no certifica automáticamente un profesional


del Ejército. El servicio en la profesión conlleva una respon-
sabilidad significativa, la aplicación efectiva y ética del poder
militar terrestre en servicio de la nación. Nuestra experiencia
no se debe tomar por sentado, ser miembro de la profesión
del Ejército es por consiguiente, una posición privilegiada que
profesión de las obtienen quienes ingresan a él voluntariamente a través de la
armas certificación inicial y progresiva en la habilidad, el carácter y el
Compuesta por miembros
compromiso.
uniformados de la
profesión del Ejército,
esta categoría incluye el 4.4.1. ¿Quiénes son los profesionales del Ejército?
componente activo y la
reserva
(MFRE 1.0)
[4-16] La profesión de las armas está compuesta por miem-
bros uniformados de la profesión del Ejército, esta categoría
incluye el componente activo y la reserva.

4-8

51
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 4
EXPERIENCIA MILITAR, NUESTRA APLICACIÓN DEL PODER MILITAR TERRESTRE

[4-17] El cuerpo de civiles está compuesto por los civiles del


Ejército, tanto los nombrados como los que establezcan algún
vínculo laboral con la institución.

PROFESIÓN DE ARMAS
Compuesta de miembros uniformados
de la profesión del Ejército.

Veteranos del Ejército


de servicio honorable y
CUERPO CIVIL DEL EJÉRCITO retirados del Ejército.
Compuesto de civiles nombrados
por el Ministerio de Defensa.

| Figura 4-2 | Afiliación a la profesión del Ejército

[4-18] Entre todas las profesiones, los miembros uniformados


del componente activo/reserva del Ejército que componen la
profesión de las armas son únicos, debido a que la mayoría de
veces el desarrollo de sus tareas puede tener un alto índice
de riesgo. En forma complementaria, el cuerpo de civiles del
Ejército incluye profesionales quienes diseñan, generan y apo-
yan la aplicación ética del poder militar terrestre. El cuerpo de
civiles del Ejército continúa su propia profesionalización.

[4-19] Ser un profesional del Ejército comienza al desarrollar y


sostener una identidad profesional, la cual se refiere al concep-
to que se tiene de uno mismo. Las personas poseen muchas
definiciones propias, tales como mujer, fuerte, inteligente o sol-
dado; los profesionales del Ejército deben primero identificarse

4-9

52
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

como miembros de la profesión del Ejército, dicha identidad se


forma y preserva en conformidad con la experiencia militar del
Ser un individuo y la forma en que la usa de acuerdo con los valores y
profesional la ética del Ejército.
del Ejército [4-20] Los contratistas no son miembros de la profesión del
comienza al Ejército, sin embargo, ofrecen apoyo valioso y aumentan las
desarrollar capacidades de la profesión de las armas y el cuerpo de civi-
y sostener les del Ejército, tanto nacional como internacionalmente. Son
una identidad empleados que laboran bajo condiciones contractuales para
tareas específicas que duran un tiempo específico, proporcio-
profesional, la nan destrezas esenciales y desempeñan tareas técnicas y ad-
cual se refiere ministrativas que les permiten a los profesionales del Ejército
al concepto que enfocarse en sus misiones principales. Los contratistas for-
se tiene de uno man parte importante de cualquier esfuerzo actual o futuro
mismo. del Ejército.

[4-21] El cambio progresivo del Ejército es vital para entender


la importancia de convertirse en un profesional de la institu-
ción y renovar constantemente la experiencia y la eficacia en
el desarrollo de las misiones asignadas. Esto se hace difícil
debido al constante cambio y mutación de las amenazas y
retos. Por ende la evolución de la profesión militar se debe
gestionar desde el nivel superior y debe ser una prioridad de
los líderes del Ejército.

4 - 10

53
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 5

SERVICIO HONORABLE, NUESTRA VOCACIÓN NOBLE


PARA SERVIR A LA NACIÓN

“Hoy día la nación necesita individuos [profesionales] que


puedan pensar en términos del servicio, que puedan pres-
tar a su país y no en términos de las deudas que la nación
pueda tener hacia ellos.”
General Omar Bradley

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

el servicio honorable
y la identidad moral
de la profesión
servicio honorable,
autoridad civil y el
juramento constitucional

órdenes éticas

servicio honorable y
responsabilidades ilimitadas

[5-1] A través de la historia cada sociedad militar ha tenido


una ética y carácter distintivo (espíritu motivador indispen-
sable de los profesionales del Ejército comprometidos con
la ética del Ejército) que, en el mejor de los casos, incorpora
los valores y las normas de la sociedad que está siendo pro-
tegida. La ética del Ejército refleja los valores únicos del pue-
blo colombiano que están integrados al enfoque institucional

5-1

54
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

de la conducción de la guerra y que están especialmente re-


flejados en dos características esenciales de nuestra profe-
sión: servicio honorable y espíritu de cuerpo. Juntos abarcan
la esencia moral y los principios motivacionales necesarios
para sostenernos como una profesión digna de la confianza
de nuestros conciudadanos. En este capítulo, el punto central
es el servicio honorable; en el próximo capítulo se considera-
rá el espíritu de cuerpo.

5.1. EL SERVICIO HONORABLE Y LA IDENTIDAD MORAL DE


LA PROFESIÓN

[5-2] El servicio honorable es la devoción al deber en defen-


sa de la nación y en consonancia con la ética del Ejército.
La profesión del Ejército existe para encargarse de la defensa
común de la nación. El Ejército apoya y defiende la Constitu-
ción de una manera que guarda uniformidad con los valores,
los derechos básicos y la ética.

[5-3] El honor es demostrado a través de conductas que im-


primen un entendimiento de lo que es correcto. Ninguna cons-
titución o ley se entiende y obedece de la manera o mentali-
dad correcta sin cultivar la sensibilidad y conciencia moral. La
honestidad, justicia, respeto e integridad entre las creencias y
las acciones definen el honor, este forma parte integral de la
ética del Ejército. Según se establece en los valores del Ejér-
cito, se integran todos en el desarrollo del carácter para cada
profesional; evitan el mal uso de la experiencia militar de ma-
nera que deshonre el Ejército y la nación.

[5-4] Los valores del Ejército son más que meras palabras
que se recitan, tomados en conjunto e integrados a través de
carácter distintivo una comprensión acertada del honor, forman la identidad mo-
Espíritu motivador ral que motiva a los hombres y mujeres del Ejército. Estos
indispensable de los afirman una tradición moral que data de hace mucho tiempo,
profesionales del Ejército un carácter distintivo y cultural. Los valores del Ejército deben
comprometidos con la ser entrelazados a través de todas las facetas de un estilo de
ética del Ejército
vida, ofrecen los elementos estructurales básicos de la ética
(MFRE 1.0)
que sostienen la habilidad, el carácter y el compromiso re-
querido de todos los integrantes del Ejército.

5-2

55
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 5
SERVICIO HONORABLE, NUESTRA VOCACIÓN NOBLE PARA SERVIR A LA NACIÓN

[5-5] Como profesionales del Ejército, nuestro deber es to-


mar decisiones acertadas y adoptar medidas apropiadas,
una decisión correcta sería tanto efectiva como ética. Tomar
la decisión correcta y demostrar valentía en el actuar según
corresponda, requiere entonces de habilidad, carácter y com-
promiso. Por eso, desarrollar carácter en nuestros soldados
es un compromiso que demanda honrar los valores institu-
cionales en todas las decisiones y acciones.

[5-6] Como profesionales del Ejército aceptamos la responsa-


bilidad de desarrollarnos moral y éticamente, de tal manera
que el actuar de cada soldado genere una confianza firme del
pueblo en el Ejército Nacional y en aquellos que a él servimos.
La confianza es esencial para cumplir exitosamente cada mi-
sión y esfuerzo profesional; por eso aspiramos a ser profesio-
nales confiables del Ejército.

[5-7] Lamentablemente, la manera de comportarse de algu-


nos miembros puede causar desprestigio en la institución y a
la profesión en general. El fracaso moral de los profesionales
del Ejército, en las guarniciones o en los teatros de operacio-
nes, destruirá la reputación que tiene el Ejército ante el pueblo
colombiano y la comunidad internacional. A fin de mantener
su confianza debemos ser tanto efectivos como éticos. Esto
es lo que significa para los profesionales del Ejército servir
honorablemente y evitar a toda costa actos que vayan en con-
tra del buen nombre del Ejército.

[5-8] Ser una persona y un líder de carácter es un proceso


que involucra la experiencia diaria, educación, desarrollo pro-
pio, asesoramiento con fines de capacitación, preparación y
tutoría. Mientras los individuos son responsables de su propio
desarrollo, los líderes deben alentar, apoyar y evaluar los es-
fuerzos de su personal. Los líderes con carácter se desarro-
llan a través del estudio continuo, reflexión, introspección, ex- servicio honorable
periencia y retroalimentación. Se mantienen a ellos mismos Devoción al deber en
y a sus subordinados dentro de las normas más elevadas de defensa de la nación y en
consonancia con la ética
la moral y la ética. del Ejército.
(MFRE 1.0)

5-3

56
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

5.2. SERVICIO HONORABLE, AUTORIDAD CIVIL Y EL


JURAMENTO CONSTITUCIONAL
El servicio
honorable a la [5-9] El servicio honorable a la nación demanda verdadera
nación demanda lealtad y apego a la Constitución. El capítulo 5, artículo 95 exi-
verdadera lealtad ge de los ciudadanos colombianos:
y apego a la 1. Respetar los derechos ajenos y no abusar de los
Constitución. propios;
2. Obrar conforme al principio de solidaridad social,
respondiendo con acciones humanitarias ante si-
tuaciones que pongan en peligro la vida o la salud
de las personas;
3. Respetar y apoyar a las autoridades democráticas
legítimamente constituidas para mantener la inde-
pendencia y la integridad nacionales;
4. Defender y difundir los derechos humanos como
fundamento de la convivencia pacífica;
5. Participar en la vida política, cívica y comunitaria
del país;
6. Propender al logro y mantenimiento de la paz;
7. Colaborar para el buen funcionamiento de la admi-
nistración de la justicia;
8. Proteger los recursos culturales y naturales del país
y velar por la conservación de un ambiente sano;
9. Contribuir al financiamiento de los gastos e inver-
siones del Estado dentro de conceptos de justicia y
equidad.
[5-10] También, el artículo 122 de la Constitución en su se-
gundo párrafo establece que ningún servidor público en-
trará a ejercer su cargo sin prestar juramento de cumplir y
defender la Constitución y desempeñar los deberes que le
incumben.

5-4

57
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 5
SERVICIO HONORABLE, NUESTRA VOCACIÓN NOBLE PARA SERVIR A LA NACIÓN

[5-11] La Constitución es una fuente de autoridad que fluye


del pueblo colombiano, basado en los principios democráticos
del Estado. La autoridad militar depende del Presidente de la La Constitución
República quien es elegido democráticamente y simboliza la es una fuente de
unidad nacional y al jurar el cumplimiento de la Constitución autoridad que
y de las leyes, se obliga a garantizar los derechos y libertades fluye del pueblo
de todos los colombianos. De acuerdo con el artículo 189 de
la Constitución Política de Colombia, en su numeral 3, el Pre-
colombiano,
sidente de la República tiene la obligación de dirigir la fuerza basado en
pública y disponer de ella como Comandante Supremo de las los principios
Fuerzas Armadas de la República. democráticos del
[5-12] La conciencia moral del profesional del Ejército y la
Estado.
sensibilidad inherente en su servicio honorable se requieren
para la acción legal y moralmente justificable. El servicio ho-
norable que se entiende de esta manera, se ejerce para resol-
ver los dilemas críticos morales, mientras que las adecuadas
y eficaces relaciones entre el líder político y el estamento mi-
litar, no son de menor trascendencia. Al final, es un tema de
supervivencia de las propias Fuerzas Armadas y por qué no,
del mismo Estado, en cuanto a su capacidad de tener unas
fuerzas de defensa nacional preparadas para apoyar su po-
lítica exterior y para proteger la nación de amenazas exter-
nas. Por fortuna, el pueblo colombiano ha reconocido en todo
momento a sus Fuerzas Militares; así lo afirmó el presidente
Lleras con mayor claridad y belleza literaria al concluir su
memorable discurso de 1958:

[5-13] “Pero mi voz será ahogada por el grito clamoroso de


millones de colombianos saludando con júbilo a sus compa-
triotas armados, que les habrán devuelto a Colombia”.

[5-14] Los soldados en las operaciones de combate hacen un


balance entre la necesidad de obedecer a sus superiores sin
vacilación, la legalidad y moralidad de usar la fuerza en el
servicio de la nación. La ley es explícita, el soldado está legal-
mente obligado a obedecer las órdenes de sus superiores,
pero deben desobedecer la orden ilícita. Además, él o ella
están obligados legalmente a reportar violaciones a la Ley
del Conflicto Armado a su cadena de mando; obviamente, en
combate no hay tiempo ni recursos para el asesoramiento

5-5

58
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

legal, el soldado se comporta de acuerdo con su entrena-


miento, cuyo énfasis está dirigido al respeto del DIH y el DIDH.
El entrenamiento
diferencial [5-15] El entrenamiento diferencial y realista debe exponer a
nuestros soldados a posibles dilemas y sus líderes deben en-
y realista fatizar la primacía del cumplimiento de las normas que rigen
debe exponer las conductas militares. Esto, por sí mismo, no es suficiente
a nuestros preparación para las realidades del combate, cada soldado
soldados a inculca la ética del Ejército por costumbre y el ejemplo dia-
posibles dilemas rio de sus líderes. Esta carga recae principalmente sobre los
profesionales certificados del Ejército, los civiles y soldados
y sus líderes quienes son los administradores de la profesión. Ocurrirán di-
deben enfatizar lemas éticos y la obediencia debida no es una guía de acción;
la primacía del el servicio honorable del soldado lo debe obligar a informar
cumplimiento órdenes o instrucciones impartidas que lo involucren en ac-
de las normas ciones ilícitas o de mala conducta.
que rigen las
conductas 5.3. ÓRDENES ÉTICAS
militares.
[5-16] Tomar la decisión correcta y hacer algo al respecto cuan-
do se enfrenta a una cuestión ética puede ser difícil, a veces sig-
nifica mantenerse firme y estar en desacuerdo con el jefe sobre
el tema de la ética, estas ocasiones ponen a prueba el carácter.
DIH Derecho Internacional
Humanitario [5-17] Bajo circunstancias normales, un líder subalterno eje-
cuta una decisión de un líder de grado superior con entusias-
mo. Las órdenes ilegales son la excepción: un líder tiene el
deber de cuestionar dichas órdenes y rehusarse a obedecer-
las si aún al aclarar la intención de las órdenes no resuelve
DIDH Derecho Internacional de sus objeciones. Si un soldado percibe que una orden es ilegal,
los Derechos Humanos
debe entender a cabalidad los detalles de la orden y su inten-
ción general, antes de proceder, debe buscar una aclaración
inmediata por parte de la persona que le dio la orden.

[5-18] Si la pregunta es más compleja, debe buscar asesora-


miento legal; si requiere una decisión inmediata, como puede
suceder en el ardor del combate, debe tomar el mejor juicio
posible basado en los principios y valores del Ejército, la ex-
periencia personal, el pensamiento crítico, los estudios ante-
riores y la reflexión. Cuando un líder desobedece lo que puede

5-6

59
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 5
SERVICIO HONORABLE, NUESTRA VOCACIÓN NOBLE PARA SERVIR A LA NACIÓN

ser una orden ilícita se corren riesgos, además de que puede


ser la decisión más difícil que haya tomado alguna vez, sin
embargo, es lo que deben hacer los líderes competentes, ho- Un juramento
norables y éticos. se considera
un compromiso
[5-19] Aunque un líder quizás no esté completamente pre-
parado para situaciones complejas, ayudaría si dedica algún
moral que hace
tiempo a reflexionar sobre los principios y valores del Ejército, un individuo
a estudiar y honrar las habilidades del liderazgo, debe hablar públicamente.
con los superiores, especialmente aquellos que han hecho lo
mismo. Corresponde a los líderes tomar decisiones éticas ba-
sadas en los valores para el beneficio la nación, los soldados
a todo nivel deben desarrollar la fuerza de carácter para to-
mar las decisiones correctas.

5.4. SERVICIO HONORABLE Y RESPONSABILIDADES


ILIMITADAS

[5-20] Un juramento se considera un compromiso moral que


hace un individuo públicamente, este une los miembros uni-
formados de la profesión de las armas a una responsabilidad
ya que aceptan riesgos que atentan contra su integridad per-
sonal o hasta pueden causarles la muerte. Esta responsabili-
dad ilimitada distingue la profesión de las armas del Ejército
y las otras fuerzas armadas de otros empleados públicos o de
otras profesiones. Los miembros de la profesión de las armas
del Ejército entregan voluntariamente sus vidas, de ser nece-
sario, para defender la Constitución y el pueblo colombiano.

[5-21] El compromiso con el servicio honorable significa que


los miembros de la profesión del Ejército apoyan desintere-
sadamente la defensa de la nación y los principios y valores
sobre los cuales se fundó la misma. El servicio honorable no
es un concepto abstracto, es la norma que deben cumplir los
miembros de la profesión del Ejército todos los días para de-
sarrollar conocimientos especializados, aplicar el poder mi-
litar terrestre y supervisar el desempeño de la profesión del
Ejército.

5-7

60
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 6

EL ESPÍRITU DE CUERPO, NUESTRO ESPÍRITU


GANADOR

“Tienes que saber que el soldado es el más santo de todos


los humanos, porque es el que más pruebas tiene que
pasar, más que todos.”
John Steinbeck

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

espíritu ganador

fundamentado en las
tradiciones y la historia

cimientos de la disciplina y el orgullo

el espíritu de cuerpo en todos los


niveles de la profesión del ejército

[6-1] A fin de tener éxito en todas nuestras misiones, debemos


contar con profesionales enérgicos y dedicados, comprome-
tidos en observar elevadas normas de excelencia y cohesión
a un grupo profesional de hermandad y camaradería; nuestro
sentido de propósito compartido, los sólidos vínculos de leal-
tad y orgullo, y la resolución de nunca rendirnos nos permite
cumplir aun la misión más difícil.

6-1

61
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

6.1. ESPÍRITU GANADOR

[6-2] El espíritu de cuerpo es un término militar tradicional


que denota el espíritu común que colma a los miembros de
un organismo o asociación, implica simpatía, entusiasmo,
devoción y respetar celosamente el honor del organismo en
general. Para el Ejército, el espíritu de cuerpo es el espíri-
tu ganador dentro de la profesión del Ejército, integrado
en la cultura, sostenido por tradiciones y costumbres, que
fomentan unidades cohesivas y confiadas con el valor de
preservar la institución. Esto tiene un impacto amplio y sig-
nificativo, ya sea al derrotar fuerzas enemigas, establecer la
paz o reconstruir una comunidad que ha sido destruida por
un desastre natural o conflicto. Cumplir todas las misiones
impuestas sin perder los principios de la ética es el único re-
sultado aceptable.

[6-3] A fin de tener éxito, los miembros del Ejército deben


ser competitivos a partir de un entrenamiento diferenciado,
estar bien equipados y listos para cumplir una variedad de
misiones. Sin embargo, estas condiciones por sí solas no son
suficientes. Los desafíos de la guerra, un enemigo temible y pe-
ligroso, un ambiente hostil e incierto, la fatiga física y emocio-
nal, la separación de los seres queridos y las tensiones llevan a
desestabilizar al más experimentado soldado del Ejército. Estas
condiciones requieren resiliencia que se considera uno de los
aspectos fundamentales de la configuración y estructura del
Ejército y se manifiesta ampliamente en el carácter distintivo
de sus unidades; esta es la razón por la cual el espíritu de
cuerpo es esencial para el cumplimiento de la misión.
espíritu de cuerpo [6-4] La operación Nómada lanzada el 12 de octubre de 1951
Espíritu ganador, puede ser un claro ejemplo del espíritu de cuerpo mostrado por
integrador de la cultura, los soldados colombianos en la guerra de Corea, esta operación
tradiciones y costumbres,
inicio con la misión dada a la División 24 de Infantería con los
que fomenta unidades
cohesionadas y confiadas regimientos 5°, 19° y 21° en primera línea, manteniendo como
con el valor de preservar seguridad de sus flancos las divisiones 2° y 6° coreanas y la
la institución. 7° estadounidense de reserva. El Batallón Colombia se había
(MFRE 1.0) incorporado a la División 24 dentro del Regimiento 21. Entre
los días 30 de septiembre y 11 de octubre, el Batallón Colom-
bia ocupó un sector del frente donde realizó varias operaciones

6-2

62
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 6
EL ESPÍRITU DE CUERPO, NUESTRO ESPÍRITU GANADOR

de limpieza y patrullaje ofensivo de reconocimiento sobre los


cerros identificados con las cotas 23, 24 y 25 apodados por los
colombianos como El Chamizo, La Teta y Don Polo, sitio donde A fin de tener
se producen las primeras tres bajas del batallón. “Desde el 11 éxito, los
de octubre se desencadenó sobre todo el frente del IX Cuerpo miembros del
de Ejército un fuego arrasador. Era la preparación de la gran Ejército deben
ofensiva Nómada, destinada a penetrar profundamente hacia
el interior del dispositivo adversario. Los intensos patrullajes
ser competitivos
previos habían establecido con cierta precisión la consistencia a partir de un
variable de las posiciones, lo que permitió señalar las rutas de entrenamiento
aproximación de las diversas unidades del ataque. De nuevo diferenciado,
los tres cerros signados por huellas de sangre colombiana se estar bien
interponían al avance del batallón Colombia, convirtiéndose en
objetivos de forzosa captura para abrir paso a la penetración
equipados y listos
subsiguiente. para cumplir
una variedad de
[6-5] “La maniobra colombiana, admirablemente coordinada misiones.
por el Mayor Luis Etilio Leyva, jefe de la sección de operacio-
nes (S-3), contemplaba las compañías A y C en primera línea,
la B en apoyo hacia el centro del dispositivo de ataque. Los
subtenientes Raúl Martínez Espinosa y Bernardo Lema Henao
a la derecha, Francisco Caicedo Montúa y Rafael Serrano Gó-
mez a la izquierda, cruzaron la línea de partida a las 7:30 del
12 de octubre, bajo el apoyo de fuego de la compañía D. Hacia
las 4:45 de la tarde las tres posiciones habían caído, después
de una lucha cruenta que terminó con el asalto conjunto de
Caicedo y Serrano a El Chamizo, al paso que Don Polo y La
Teta caían en manos de la compañía A por el valeroso empuje
de Lema y Martínez. Fueron asaltos violentos, en los que la
bayoneta jugó un papel principal, en medio de una borras-
ca de fuego de subametralladoras y granadas de mano como
instrumentos materiales y el coraje, la bravura y el arrojo
como impulso moral, comunicado por la capacidad de mando
y el valor personal de los comandantes de las fracciones de
ataque, condecorados ese día con preseas de los Estados Uni-
dos al heroísmo –‘más allá de la línea del deber’-. Los com-
bates del día costaron al Ejército Chino 52 muertos contados,
un número no establecido de heridos, por 8 muertos colom-
bianos y 23 heridos. El grito ¡Viva Colombia! acompañó en vo-
ces enronquecidas, como un rugido, los feroces asaltos que
coronaron el triunfo”. “Muchos fueron los actos individuales

6-3

63
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

que merecen reconocimiento histórico en ese primer día de


ofensiva colombiana. Uno de ellos los personifica a todos. El
soldado Rodrigo Arango Quintero, del pelotón del subteniente
Serrano, mortalmente herido, pidió su fusil ametralladora que
había caído con él. ‘Puedo seguir combatiendo, mi teniente.
Deme mi F.A., yo los puedo apoyar todavía desde aquí, yo pue-
do disparar, mi teniente’. Y lo hizo. Fieramente, con los últimos
alientos de la vida que se le escapaba, hasta fallecer abrazado
a su arma. La Estrella de Plata de los Estados Unidos, máxima
condecoración al valor que ese país otorga a combatientes
extranjeros, le sería otorgada poco después, en póstumo re-
conocimiento al heroísmo proverbial del soldado colombiano”
La operación se lanzó hasta capturar las alturas al sur del
valle de Kumsong el día 22 de octubre, consolidando la segu-
ridad del dispositivo de la línea Polar.

[6-6] Así se llegó al mes de octubre de 1952, con operaciones


de patrullaje menores por parte de los dos bandos. Del 6 al 15
de octubre del 52 se lanzó una operación mayor con la IX Di-
visión surcoreana y el 14 de octubre un ataque contra Triangle
Hill con la VII estadounidense y la II surcoreana que costó 8000
bajas y duró 15 días. Ante estos resultados negativos y frente al
convencimiento de que se estaba negociando en Panmunjom
al margen de las operaciones, se optó por limitar los ataques.
El invierno del 52-53 fue tranquilo para llegar a marzo del 53
en que se recrudecieron las acciones sobre los cerros de Big
Nori, Little Nori, Old Baldy y PorK Chop. Los meses de junio y
julio se distinguieron por continuos ataques en todo el frente
con el objeto de apoderarse de posiciones ventajosas del te-
rreno, con fuerzas hasta de división, hasta llegar el día 27 de
julio de 1953 en que se firma un armisticio en Panmunjon. En
el pacto se acordó que en tres meses a partir de la firma del
documento, se celebraría una conferencia política con el objeto
de resolver la evacuación de todas las fuerzas extranjeras y el
arreglo pacífico de los problemas políticos de las dos Coreas.

[6-7] La victoria de las fuerzas aliadas se define como la re-


cuperación de la integridad territorial de Corea del Sur. Co-
lombia había cumplido con su compromiso internacional y su
Ejército estuvo dignamente representado por un puñado de
hombres que entendió el lema que identificaba su divisa “Ho-

6-4

64
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 6
EL ESPÍRITU DE CUERPO, NUESTRO ESPÍRITU GANADOR

nor al deber cumplido”. El 29 de octubre de 1954 se embarcó


en Pusan el último contingente que participó en la guerra de
un total de 4314 combatientes. De 639 bajas en combate, 163 La cultura de
murieron en acción, mientras 448 fueron heridos, 28 prisione- la profesión del
ros y 2 desaparecidos. Ejército de un
espíritu de cuerpo
6.2. FUNDAMENTADO EN LAS TRADICIONES Y LA HISTORIA vencedor está
arraigada en la
[6-8] La cultura de la profesión del Ejército de un espíritu de historia de sus
cuerpo vencedor está arraigada en la historia de sus batallas. batallas.
Las tradiciones y la historia reflejan el servicio sacrificado y
victorioso de una profesión noble y honorable. La identidad
colectiva para los miembros uniformados y civiles está fun-
damentada en el entendimiento compartido y el respeto por
parte de la profesión del Ejército hacia aquellos que nos han
precedido y han servido con honor.

[6-9] El Ejército preserva esta valorada herencia y promueve


el espíritu de cuerpo a través de las costumbres, las tradicio-
nes y las ceremonias. Las unidades y organizaciones preser-
van la historia de su unidad y las muestran en sus insignias
(por ejemplo, escudos, distintivos y lemas). Las tradiciones y
la historia no son impedimentos para el cambio. Estas prácti-
cas y símbolos imprimen en la memoria emocional a los pro-
fesionales del Ejército la historia rica y honorable del Ejército
relacionada con el servicio a la nación y les brinda un sentido
de quiénes son, la causa noble que sirven y el deseo de per-
severar.

6.3. CIMIENTOS DE LA DISCIPLINA Y EL ORGULLO

[6-10] La disciplina y el orgullo cimentan la moral y el espíritu


de cuerpo individual y colectivo. Como resultado, los profesio-
nales del Ejército mantienen normas elevadas de desempeño
y conducta, que incluyen las manifestaciones rutinarias de
nuestro compromiso compartido.

[6-11] La disciplina refleja el dominio de sí mismo para tomar


la solución difícil en lugar de la solución fácil al enfrentarse a

6-5

65
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

la tentación, los obstáculos y la adversidad. El orgullo refleja


el compromiso para dominar las destrezas y el conocimiento
La disciplina sobre el desarrollo militar-técnico, moral-ético, político-cul-
refleja el dominio tural y líder-humano que definen como expertos a los pro-
de sí mismo para fesionales del Ejército. Los hombres y mujeres que se des-
empeñan bajo condiciones estresantes que incluyen el caos
tomar la solución
y el peligro del combate, requieren el nivel más elevado de
difícil en lugar de disciplina y orgullo.
la solución fácil
al enfrentarse a
6.4. EL ESPÍRITU DE CUERPO EN TODOS LOS NIVELES DE
la tentación, los LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO
obstáculos y la
adversidad. [6-12] El espíritu de cuerpo a menudo se aplica a las orga-
nizaciones. También aplica a todos los niveles de la moral
del profesional, a los equipos y pequeñas unidades, a orga-
nizaciones y unidades más grandes y hasta a la profesión
del Ejército en general. Esto convierte a la institución en una
comunidad moral y una familia –la familia del Ejército– que
siempre cuida de los suyos y nunca abandona a sus compa-
ñeros.

• El espíritu de cuerpo de un profesional del Ejército se refleja


de las siguientes maneras:
- Gran motivación, disciplina y moral.
- Orgullo por su trabajo.
- Sentido de realización por haber hecho un buen tra-
bajo o cuando un subordinado mejora.
- Compartir valores con otros miembros de la profe-
sión.
- Un fuerte sentido de vinculación con la fuerza, refle-
jado en la habilidad, carácter y compromiso.

• El espíritu de cuerpo de una unidad pequeña o de un


equipo se refleja de las siguientes maneras:
- Un sentido común de misión, destreza técnica y tác-
tica y trabajo en equipo. Esto crea “la banda de her-
manos y hermanas”.

6-6

66
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 6
EL ESPÍRITU DE CUERPO, NUESTRO ESPÍRITU GANADOR

- Experiencias de trabajo y adiestramiento juntos, res-


petándose unos a los otros y compartiendo la adver-
sidad y esfuerzo físico que implica el ser un profe- La profesión
sional del Ejército. del Ejército,
componente
• A nivel organizacional y de unidad más grande, el espíritu
de cuerpo se refleja de las siguientes maneras:
activo/reserva y
civiles del Ejército
- Compromiso hacia la organización, su misión y metas, por igual han
sus tradiciones y costumbres y su herencia del servi-
demostrado el
cio honorable. Refleja el orgullo de ser el “Primero”.
espíritu ganador
- Clima de franqueza, confianza y respeto en el co- durante toda su
mando.
historia.
- Equipo de liderazgo que exhibe preocupación por el
bienestar de sus profesionales y establece el ejem-
plo por la experiencia y el servicio honorable.

• A nivel de la profesión del Ejército, el espíritu de cuerpo


se refleja de las siguientes maneras:

- La identidad como Ejército de Colombia, una profe-


sión militar única y una fuerza de acción decisiva.

- Los vínculos comunes de orgullo en reconocimiento


como miembros de una profesión respetada.

- Manteniendo una educación y adiestramiento espe-


cializados, exigentes e intelectualmente estrictos.

- La certificación individual y colectiva basada en la


habilidad, carácter y compromiso.

- El progreso y ascenso basado en el mérito genuino.

[6-13] La profesión del Ejército, componente activo/reserva y


civiles del Ejército por igual han demostrado el espíritu gana-
dor durante toda su historia. Los miembros de la institución
mantienen el espíritu de cuerpo mientras responden al lla-
mado para entrar o apoyar el combate, operaciones de man-
tenimiento de paz o ayuda humanitaria. El desafío estriba en
sostener dicho espíritu mientras el Ejército lleva a cabo las
transiciones necesarias hacia el futuro.

6-7

67
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 7

CUSTODIOS Y ADMINISTRADORES DE LA PROFESIÓN


DEL EJÉRCITO

“Soldados, velad celosamente porque vuestro Ejército


siempre sea amado y respetado por vuestro pueblo.”
Anónimo

ESTRUCTURA DE ESTE CAPÍTULO

espíritu ganador

fundamentado en las
tradiciones y la historia

cimientos de la disciplina y el orgullo

el espíritu de cuerpo en todos los


niveles de la profesión del ejército

[7-1] Las seis características esenciales de la profesión del


Ejército, competencia, confianza, experiencia militar, servicio
honorable, espíritu de cuerpo y administración, establecen el
interés común que nos une como una profesión única. Jun-
tas proporcionan los puntos motivacionales y morales para la
reunión alrededor de los cuales organizamos nuestro cono-
cimiento sobre lo que significa para el Ejército ser una profe-
sión y para los miembros del Ejército ser profesionales.

7-1

68
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

CARACTERÍSTICAS [7-2] Nuestro compromiso es hacia la eficacia de estas carac-


ESENCIALES DE LA terísticas, todos los días y en todo lo que hacemos. Como una
PROFESIÓN DEL EJÉRCITO
profesión, la administración garantiza que sigamos siendo me-
recedores de la confianza que el pueblo colombiano ha deposi-
Competencia tado en nosotros, no solamente ahora, sino también en el futuro.
Esta es la esencia de la administración, nuestra responsabilidad
moral es la administración de la profesión del Ejército a fin de
Confianza
garantizar la eficacia a largo alcance como una profesión.

Experiencia militar
7.1. NUESTRO OFICIO COMO ADMINISTRADORES
RESPONSABLES
Servicio honorable

[7-3] La administración es responsabilidad de los líderes del


Espíritu de cuerpo
Ejército, en todos los niveles del mando, para garantizar que
la profesión mantenga las cinco características esenciales
Administración ahora y en el futuro. A fin de esforzarnos continuamente por
la excelencia en el desempeño del deber y administrar de ma-
nera eficiente, efectiva y ética los recursos, la propiedad, los
sistemas y las instalaciones del Ejército, la administración re-
quiere que los hombres y mujeres de la institución entiendan
que su trabajo es algo más que un empleo, es un oficio, es la
materialización de su vocación y un estilo de vida. El sentido
de oficio se refleja en los juramentos que enviste cada cargo,
así las cosas, todos los funcionarios públicos del Ejército ejer-
FF. MM. Fuerzas Militares cerán el juramento de acuerdo con las normas vigentes. El
juramento para los soldados es el siguiente:
JURAMENTO A LA BANDERA
Quien toma el juramento:
–“Soldados, ¿juráis a Dios y prometéis a la patria, defender esta bandera hasta
perder vuestras vidas, y no abandonar a vuestros superiores, subalternos y
compañeros, en acción de guerra, ni en ninguna otra ocasión?
Responden los soldados:
–“¡Sí, juro!”.
Quien toma el juramento:
–“Si así lo hiciereis, Dios y la patria os lo premien; si no Él y ella os lo
demanden”.
Reglamento de ceremonial militar, FF. MM. 3-10

7-2

69
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 7
CUSTODIOS Y ADMINISTRADORES DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO

[7-4] Este espacio de trabajo especial incluye nuestra subor-


dinación a las responsabilidades morales más amplias de la
profesión, específicamente ser los administradores de una El Ejército ha
confianza sagrada con los colombianos y que se mantiene a existido por más
través de nuestra eficacia militar y la responsabilidad del car- de dos siglos, pero
go trae consigo la rendición de cuentas. En la práctica, nues- se ha convertido
tra responsabilidad pública como una profesión ocurre cuan-
en un organismo
do la nación hace un llamado: el Ejército siempre debe estar
preparado para luchar y ganar, esto se describe como nuestra verdaderamente
“responsabilidad excepcional y continua”. profesional desde
principios del
7.2. LOS LÍDERES DEL EJÉRCITO COMO ADMINISTRADORES siglo XX.

[7-5] Todas las verdaderas profesiones controlan a sus miem-


bros mientras crean su propio desarrollo, conocimiento es-
pecializado, experiencia práctica y ética, las cuales adaptan
continuamente a las necesidades futuras. El Ejército ha exis-
tido por más de dos siglos, pero se ha convertido en un orga-
nismo verdaderamente profesional desde principios del siglo
XX y continuará madurando y progresando el estatus como
una profesión sólida y única con el pueblo si sus líderes se
desempeñan como administradores de todos los recursos, in-
cluso aquellos invaluables.

[7-6] La administración incluye el grupo de estrategias, polí-


ticas, principios y creencias relacionados con la administra-
ción y sostenimiento, con un fin determinado, de los recursos,
experiencias, tradiciones y costumbres consagradas por el
tiempo. Los líderes que se desempeñan como buenos admi-
nistradores se preocupan por los efectos duraderos que pue-
dan tener sus decisiones sobre todos los recursos que utili-
zan y manejan. La administración requiere que se establezcan
prioridades y sacrificio. Todos los líderes tendrán que tomar
decisiones que requieren renunciar a algunas personas con
talento o la capacidad de su unidad para el mayor beneficio
del Ejército. Los profesionales del Ejército tienen la respon-
sabilidad de desarrollar y mejorar la organización a corto y
largo plazo. Los líderes se desempeñan como administrado-
res responsables del futuro de la profesión y la mantienen al:

7-3

70
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

• Supervisar las actividades profesionales de educación y


entrenamiento para el aprendizaje de la organización inclu-
La capacitación yendo la producción de expertos militares relacionada con el
de los diseño, la generación, el apoyo y la aplicación ética del poder
comandantes militar terrestre. Ellos buscan activamente aumentar el con-
junto de conocimientos de la profesión.
a todo nivel
representa un • Utilizar expertos para desarrollar y certificar las unida-
compromiso des y los profesionales individualmente. Esto desarrolla
balanceado con líderes del futuro y garantiza la eficacia de las unidades
y los comandos del Ejército.
la educación, el
entrenamiento y • Garantizar que sus organizaciones cumplen las misio-
la experiencia. nes, realizan sus deberes eficazmente a través del ser-
vicio honorable.

• Reforzar los estándares y las obligaciones morales sin


la regulación externa para mejorar la autonomía de la
profesión.

• Administrar con espíritu de cuerpo a través de su pre-


sencia, ejemplo y acciones.

• Inspirar la excelencia de los soldados y la firmeza de


nunca darse por vencido mientras se logra la cohesión y
se incrementa el orgullo, se mantienen las costumbres y
tradiciones históricas.

[7-7] Los líderes a nivel organizacional son administradores,


ellos cumplen esta función al otorgar mayor importancia a
la inversión en futuros líderes en todos los niveles. La capa-
citación del líder es una inversión necesaria para mantener
el Ejército como una profesión y es una fuente clave para in-
crementar el poder de combate. El líder de la organización
establece las condiciones para un sistema robusto de capa-
citación que apoya los objetivos de seguridad nacional.

[7-8] La capacitación de los comandantes a todo nivel repre-


senta un compromiso balanceado con la educación, el en-
trenamiento y la experiencia. Es responsabilidad del líder
garantizar que los subordinados reciban la educación, el
entrenamiento y las experiencias adecuadas en el momento

7-4

71
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 7
CUSTODIOS Y ADMINISTRADORES DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO

pertinente para la promoción así como también aumentar su


potencial en asignaciones actuales y futuras.

[7-9] Los líderes del Ejército desarrollan estas características


esenciales para garantizar que el Ejército obtiene y mantiene su
confianza externa con el pueblo. Los líderes del Ejército espe-
cialmente los de grado superior tienen una responsabilidad de
administración directa a través de su participación en las rela-
ciones cívico-militares del Ejército.

7.3. RELACIONES CÍVICO-MILITARES

[7-10] Los líderes, como administradores efectivos, necesi-


tan entender la naturaleza triangular de las relaciones que
existen entre el Ejército, los ciudadanos de nuestra nación y
sus funcionarios elegidos y designados. Dichas relaciones se
extienden naturalmente a otras entidades estatales a medida
que enfatizamos la acción unificada. Los profesionales mili-
tares disponen de la experiencia única y su información es
importante para formular y ejecutar la política y estrategia
efectivas. Por eso, los líderes del Ejército tienen el deber de
garantizar que la perspectiva militar sea presentada de ma-
nera imparcial y profesional.

[7-11] El control civil de los militares está integrado en nuestra


Constitución y sirve como la piedra angular de estas relaciones.
Los militares entienden esto y aprecian la función crítica que ha
tenido este concepto durante toda nuestra historia. Igualmente
importante, este concepto requiere que los soldados a todo nivel
entiendan la función que desempeñan nuestros líderes civiles y
nuestra subordinación voluntaria a su autoridad.

[7-12] La condición clave para que las relaciones cívico-mili-


tares sean efectivas es un alto nivel de respeto mutuo y con-
fianza entre los líderes civiles y militares. Los profesionales
del Ejército cumplen su obligación de crear dicho respeto y
confianza al cumplir con el conjunto de normas que han teni-
do éxito en las interacciones cívico-militares del pasado:

• La obligación principal de la profesión del Ejército con-


siste en no perjudicar las instituciones democráticas y

7-5

72
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

los procesos de toma de decisiones de nuestro Gobier-


no. Los líderes militares deben ofrecer su experiencia y
asesoramiento imparcial a todo el liderazgo civil dentro
del Ministerio de Defensa y en forma más amplia con los
socios de acción unificada.

• Los profesionales del Ejército esperan que quienes to-


man decisiones de la comunidad civil busquen, escuchen
y consideren el asesoramiento del militar en acciones
que tengan que ver con la seguridad y defensa del Estado
a todo nivel y desde todas las perspectivas de seguridad.

• Los miembros del Ejército cumplen con ética estricta im-


parcial en la ejecución de sus deberes.

• La eficacia y legitimidad de la profesión del Ejército depen-


de también de sus interacciones saludables con los me-
dios de comunicación. Dentro de las normas de seguridad
operacional, se deben aceptar las oportunidades comuni-
cativas para facilitar la función legítima de los medios de
difusión entre nuestras instituciones democráticas y ciu-
dadanos a los que honorablemente servimos.

7.4. EL LIDERAZGO Y LAS TRANSICIONES

[7-13] El Ejército ha enfrentado múltiples conflictos durante


las últimas décadas. Ahora está entrando en un periodo de
transición con cambios en los requerimientos de la misión y
las habilidades necesarias. Los líderes del Ejército desempe-
ñan una función de importancia crítica como administradores
de la profesión durante las transiciones y la transformación,
como lo han hecho en periodos anteriores. Los profesionales
militares deben cuestionarse a sí mismos cómo cada curso
de acción y juicio profesional afecta las seis características
esenciales. La profesión del Ejército mantiene la eficacia mili-
tar mientras trata de conseguir la eficiencia durante las tran-
siciones.

[7-14] A medida que progresa la transición actual, el Ejército


continuará desarrollando y transfiriendo nueva experiencia

7-6

73
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

CAPÍTULO 7
CUSTODIOS Y ADMINISTRADORES DE LA PROFESIÓN DEL EJÉRCITO

militar a la próxima generación de profesionales del Ejérci-


to. Los líderes fortalecerán las normas y sistemas que han
sido afectados por demandas operacionales en el pasado, ta- A medida que
les como los procesos de certificación profesional. El Ejército progresa la
sostendrá las características de servicio honorable y espíritu transición
de cuerpo; como administradores, los comandantes se con- actual, el Ejército
centrarán en mantener las seis características esenciales de
continuará
la profesión, mientras lideran de manera exitosa a través de
transiciones futuras. desarrollando
y transfiriendo
nueva experiencia
militar a
la próxima
generación de
profesionales del
Ejército.

7-7

74
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXO A

LA CULTURA MILITAR Y SU INFLUENCIA EN EL


CONTEXTO MILITAR

CULTURA Y CLIMA ORGANIZACIONAL

[A-1] La mayoría de los Ejércitos del mundo después de las


experiencias de guerra por lo general suscitan cambios es-
tructurales en las instituciones y en las pautas de la profesión
militar; estos cambios no son ajenos al Ejército Nacional como
una respuesta evolutiva, de crecimiento y desarrollo integral.

[A-2] Para garantizar el éxito de los procesos de evolución, el


Ejército de Colombia está llamado a ejecutar un proceso de
ajuste de su cultura institucional que guarde correspondencia
con las exigencias del contexto operacional y los cambios ge-
nerados en la Fuerza del futuro. Este proceso está orientado
a incidir en los procesos de sostenimiento, fortalecimiento,
adaptación y formación militar, mediante el análisis y desa-
rrollo de estrategias que limiten los efectos negativos que ge-
nera el cambio y potencien las oportunidades que propician
las transformaciones deseadas.

[A-3] La profesión militar como trabajo cuyo desempeño in-


volucra el peligro, requiere un fuerte sentido de solidaridad y
entrega por los valores e ideales de la Fuerza.

[A-4] Es preciso señalar que contemporáneamente se privile-


gia la existencia de un Ejército profesional como mecanismo
de fortalecimiento de capacidades autónomas e incremento
de la efectividad militar. Esto, como respuesta a múltiples
amenazas, de cuya contención depende la supervivencia del
Estado y el bienestar del pueblo, sus intereses nacionales, los

A-1

75
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

derechos humanos y en general el conjunto de garantías que


asegura y defiende la institución militar.

[A-5] La cultura permite destacar la importancia fundamental


de la doctrina como parte de la profesionalización, atendiendo
a que refleja la lógica del comportamiento profesional y su
código operativo 360°. Además, la doctrina compendia las di-
rectrices que permiten estimar si determinadas políticas son
adecuadas para alcanzar los objetivos deseados dentro del
marco de un protocolo disciplinar.

[A-6] Cabe destacar, no obstante, que mientras el principal


papel de la cultura es la construcción de sentido e identidad;
la doctrina es aprehendida como un código operativo que es-
tablece protocolos y procedimientos con un fin normativo y
orientador. A pesar de esta diferenciación, la rigidez de la doc-
trina no impide que se produzcan cambios en la cultura y, a
su vez, los cambios en esta pueden llegar a ser constitutivos
de la doctrina.

[A-7] Finalmente, vale apuntar que la evolución de la cultura


militar se refleja mediante cambios en los procesos adminis-
trativos, bien sea en la gestión humana, logística y del mane-
jo de recursos, propia del Ejército Generador de Fuerza, así
como en la forma en que el Ejército conduce las operaciones
militares como Ejército de combate. Empero, en este último
los cambios son menos comunes, ya que se dan a través de
actualizaciones o cambios en la doctrina.

FORTALECIMIENTO DE LA CULTURA MILITAR DEL EJÉRCITO

[A-8] A continuación se plantean una serie de criterios, direc-


trices y líneas de esfuerzo que debe emprender el Ejército en
pro de reducir la resistencia al cambio y sostener, adaptar,
modificar y/o adquirir una cultura militar proactiva adecuada
para el Ejército del futuro y su contexto:

• El Ejército debe preocuparse por atraer y retener el me-


jor talento de la sociedad civil, el cual será formado de
acuerdo con los niveles de profesionalización requeridos

A-2

76
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXOS

(oficiales, suboficiales, soldados) definidos en el modelo


de gestión humana por competencias de la institución.

• La doctrina debe convertirse en un código operativo que


defina con claridad protocolos, procedimientos, tácticas
y técnicas. Se precisa del desarrollo de un sistema in-
tegrado por estructuras y procesos, que garanticen que
esta evolucione al ritmo que se acopian experiencias, se
formulan ideas nuevas y se implementan cambios ope-
racionales.

• El Ejército debe propender por fortalecer la interioriza-


ción de los principios y valores, a medida que determina
los estándares que definirán la identidad y el carácter fu-
turo de la Fuerza y sus miembros.

• El Ejército debe fortalecer el modelo de liderazgo orien-


tado a la persuasión, la iniciativa y el consenso, ya que
este resultará fundamental para el desarrollo de opera-
ciones militares en el futuro.

[A-9] El cumplimiento de estas directrices y líneas de esfuer-


zo permitirá que el Ejército desarrolle una nueva cultura ins-
titucional, que puede expresarse en los siguientes términos:

[A-10] El Ejército continuará siendo la fuerza de acción deci-


siva de la nación; los soldados serán reconocidos, respetados
y admirados por su labor en la construcción de la seguridad
y progreso del pueblo colombiano, garantes de estabilidad y
sustentados en los pilares de la democracia, como parte de la
institución más prestigiosa del país.

[A-11] La disciplina y el liderazgo se obtendrán a través de un


modelo de autoridad orientado a la persuasión, la iniciativa,
la moral, la motivación y el bienestar de los hombres, bajo un
mando firme y exigente que reclamará sujeción y apego a las
disposiciones constitucionales. Se privilegiará la existencia
de un Ejército profesional, capaz, autónomo, altamente efecti-
vo frente a múltiples amenazas; su ética estará soportada en
los principios y valores institucionales; sus tradiciones, mar-
cialidad y los símbolos seguirán siendo la base sobre la cual
se construya su sentido e identidad.

A-3

77
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

LA CULTURA DEL EJÉRCITO, ELEMENTOS, CREENCIAS,


VALORES Y SUPOSICIONES FUNDAMENTALES

[A-12] En el nivel superficial de la cultura del Ejército, los ob-


jetos incluyen todos los fenómenos tangibles que los profe-
sionales del Ejército pueden ver, oír y sentir cuando ejercen
sus actividades en una unidad del Ejército:

• Su lenguaje, tecnología y equipo.

• Símbolos según se incorporan en los uniformes, bande-


ras y ceremonias.

• Mitos e historias sobre la unidad.

• Su lista publicada de valores.

[A-13] Las fotos de la cadena de mando en las dependencias,


por ejemplo, son objetos o elementos que le recuerdan a los
espectadores la jerarquía de autoridad y responsabilidad que
existe en el Ejército. Además, son representaciones de la uni-
dad de mando comprometida en operaciones militares.

[A-14] En el nivel intermedio de nuestra cultura, las creencias y


valores adoptadas por el Ejército se incluyen en doctrinas, re-
glamentos publicados y en otras declaraciones de políticas. Las
creencias y los valores en este nivel predicen gran parte del
comportamiento y el material tangible que el Ejército observa.
Por ejemplo, los principios y valores del Ejército representan el
centro de la Ética del Ejército que se manifiesta a nivel super-
ficial en las tarjetas y las placas de identificación especiales.

[A-15] Los líderes deben ser coherentes entre la palabra y los


hechos, si no practican lo que predican en consonancia con
las creencias y valores adoptados, se pueden crear brechas
entre los valores adoptados y los valores en uso. Esto crea
confusión y conduce a un comportamiento disfuncional y des-
moralizador. Por ejemplo, si el Ejército promueve la educa-
ción y la capacitación profesional del líder pero no invierte en
ello de manera adecuada o utiliza prácticas de selección que
convierten a los líderes que aspiran expandir las experiencias
de formación profesional menos competitivos para progresar,

A-4

78
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXOS

el Ejército parecería hipócrita. Sin embargo, si las creencias


y los valores adoptados están de acuerdo con las acciones
del Ejército, entonces la articulación de dichos valores en una
filosofía de operaciones puede ser una fuente poderosa para
ayudar a crear cohesión, unidad de esfuerzo e identidad. Es
importante que los líderes sean un ejemplo de estos valores.

[A-16] En el nivel más profundo de la cultura militar, las su-


posiciones básicas fundamentales están estrechamente re-
lacionadas con el contenido de la ética del Ejército. Cuando
la solución a un problema funciona continuamente para el
Ejército, se da por sentado. Una hipótesis se convierte gra-
dualmente en realidad. Las suposiciones tales como “Los pro-
fesionales del Ejército y sus familiares se deben considerar
como personas profundamente valoradas” son tan aceptadas
que rara vez se discuten, en este caso, para determinar cómo
el Ejército los puede hacer sentir más valorados.

[A-17] Entender la cultura del Ejército tiene utilidad funcional.


Las tres principales dimensiones culturales pueden ayudar a
ilustrar en lo que se deben enfocar los líderes mientras guían
el proceso de transición del Ejército.

• La identidad profesional guía la conducta individual en


todos los niveles. Esta identidad se caracteriza por un ca-
rácter distintivo que trata de esforzarse por la excelencia
personal en la experiencia funcional (por ejemplo, infan-
tería, logística, aviación, etc.).

• Se solidifican como profesionales del Ejército que más


adelante se identifica con las metas e ideales institucio-
nales y por el carácter distintivo de servicio de un indivi-
duo antes que uno mismo.

• La cultura del Ejército refuerza un sentido de misión com-


partida, crean un propósito y propone un componente de
sacrificio desinteresado. Este fuerte concepto de cama-
radería es un carácter distintivo que amplía la identidad
del individuo al cambiar la palabra ‘yo’ a ‘nosotros.’ Esta
cooperación, la lealtad y el servicio de 360 grados son la
base para que las unidades establezcan rápidamente la
confianza.

A-5

79
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

Los profesionales del Ejército colocan los intereses ins-


titucionales primero que sus propios intereses como re-
sultado del entendimiento del deber militar frente a sus
conciudadanos. Los soldados descubren un valor intrín-
seco en su servicio desinteresado.

• La jerarquía conduce la cultura del Ejército, proporcio-


nando a los profesionales marcos de referencia moral y
contextual. Una jerarquía efectiva es acerca de cómo el
trabajo del individuo encaja en la misión general para re-
forzar aún más la identidad y la motivación profesional.

[A-18] El esfuerzo principal es alinear las tres dimensiones de


la cultura del Ejército, identidad, comunidad y jerarquía profe-
sional, dado que es difícil. Los líderes del Ejército deben mane-
jar los tres dentro de la tensión dinámica. Se debe considerar
cuidadosamente su cultura profesional durante las transicio-
nes para garantizar que se puede adaptar adecuadamente en
cada uno de los tres niveles de la cultura, elementos, valores
y creencias y suposiciones básicas fundamentales.

A-6

80
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXOS

ANEXO B

CÓDIGOS, CREDOS Y NORMAS DE CONDUCTA

CÓDIGO DE HONOR DEL SOLDADO COLOMBIANO

1. Soy un soldado del Ejército de Colombia.


2. Dios siempre guía mis actuaciones.
3. Sirvo con honor y disciplina al pueblo
colombiano.
4. Defiendo la Constitución y la ley.
5. Entreno y combato para vencer.
6. Cumplo rigurosamente mi deber.
7. Soy leal con mis superiores, compañeros y
subalternos.
8. Muestro humanidad y compasión con el
enemigo vencido.
9. Mi interés más grande es la gloria de mi
patria.
10. Soy fiel a mi institución, a mi familia y a mis
principios.
11. La ética es mi única regla para tomar
decisiones.
12. Tengo absoluta fe en Dios y fe en la causa.

B-1

81
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

CREDO DEL SOLDADO

Creo en Colombia mi patria querida,


Creo en su gente razón de mi lucha
Creo en mi Ejército forjador de la libertad
Y de la democracia.
Creo en la fortaleza de mi unidad
Y en mi capacidad para vencer.
Creo que con el esfuerzo de todos
Y el trabajo en equipo alcanzaremos
La victoria que nos lleva
A lograr la paz del país.
Creo en mi capacidad para vencer
En mi honor y disciplina.
Creo en el uso adecuado y legitimo
de las armas que me han entregado,
Creo que yo construiré un futuro mejor
para mi familia y mis compatriotas,
Creo que mi compromiso integral
es con el pueblo de Colombia.
“Con la ayuda de Dios, nada ni nadie me hará fallarle, ni a
Colombia ni a mi Ejército”.

B-2

82
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXOS

CÓDIGO DE HONOR DEL CADETE COLOMBIANO

Al recibir mi investidura como cadete de la Escuela Militar de


Cadetes General José María Córdova del Ejército de Colombia,
consciente del compromiso que se deriva de la herencia recibi-
da, prometo solemnemente ante Dios y ante mi patria cumplir
fielmente el siguiente Código de Honor:

1. Hacer del lema de mi Escuela, Patria, Honor y Lealtad, la ra-


zón de mi vida
2. Portar mi daga, símbolo de las insignias y armas de la Repú-
blica, con orgullo y dignidad
3. Ser veraz en todos los actos de mi vida
4. Ser modelo de ciudadano, hijo ejemplar y cumplido caballero
5. Ser leal y respetuoso con mis superiores y mis compañeros
6. Usar mi uniforme con pundonor y pulcritud
7. Observar las virtudes militares y cumplir mis deberes aca-
démicos con dedicación y honradez
8. Buscar en la disciplina del cuerpo la superación del espíritu
9. Velar por el mantenimiento y la conservación de los elemen-
tos puestos bajo mi responsabilidad
10. Ejercer el mando, respetar la dignidad humana y ordenar
siempre lo útil, lo justificado y lo posible.

B-3

83
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

CÓDIGO DE HONOR DEL SUBOFICIAL

1. Soy un Suboficial, nadie es más profesional que yo. Perte-


nezco a un cuerpo honorable conocido como la columna ver-
tebral del Ejército Nacional.
2. Me siento orgulloso y en todo momento, mis actos deben
enaltecer mi institución armada, pilar y sostén de nuestra
nacionalidad colombiana; mi grado o posición, no lo usaré
para provecho solamente personal, por encima está mi Ejér-
cito.
3. Seré un embajador de las buenas costumbres y modales,
practicaré las virtudes militares.
4. Observaré mis dos responsabilidades básicas: el cumpli-
miento de la misión y el bienestar de mis hombres.
5. La comunicación la mantendré para conocer sus problemas,
seré justo e imparcial para resaltar lo positivo y lo negativo,
para premiar o para castigar.
6. No permitiré que otros realicen mis tareas, ganaré el respeto
y admiración de mis superiores y subalternos, mantendré la
iniciativa en mis acciones, en ausencia de las órdenes.
7. Siempre hablaré del orgullo de ser Suboficial, profesional de
las armas y de ser un líder en mi Ejército.

LA REGLA DE ORO

Tratar a los demás como quiere que lo traten; o no hacer a los


demás lo que no quiera que le hagan a usted.

B-4

84
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

ANEXOS

ORACIÓN DE GUERRA

Oh, Dios, Señor de los que dominan, Guía Suprema que tienes en las
manos las riendas de la vida y de la muerte, escucha mi Oración de
Guerra.

Haz, Señor, que mi alma no vacile en el combate y mi corazón no


sienta el temblor del miedo; haz que el silbido agudo de los proyec-
tiles alegre mi corazón; haz que la sed y el hambre, el cansancio y
la fatiga, no los sienta en mi espíritu, aunque lo sientan mi carne y
mis huesos.

Que mi alma, Señor, esté siempre tensa, pronta al sacrificio y al do-


lor; que no rehúya, ni la imaginación siquiera, el primer puesto en el
combate, la guardia más dura en la trinchera, la misión más difícil
en el avance.

Pon destreza en mi mano para que mi tiro sea certero; pon caridad
en mi corazón para que mi tiro sea sin odio; haz, por mi Fe, que yo
sea capaz de cumplir lo imposible.

Que desee vivir y morir a un tiempo; morir como tus santos apósto-
les, como tus viejos profetas, para llegar a ti; vivir como tus abnega-
dos misioneros, como tus antiguos cruzados, para luchar por ti; te
pido, Señor, que mi cuerpo sepa sufrir con la sonrisa en los labios;
como sufrían tus mártires, Señor.

Concédeme, oh rey de las victorias, el perdón por mi soberbia; quise


ser el soldado más valiente de mi Ejército, el más amante de mi
patria; perdona mi orgullo, Señor.

Te lo ruego por mis horas en vela, el fusil y el oído atentos a los rui-
dos de la noche; te lo pido por mi guardia constante en el amanecer
de cada día; por mis jornadas de sed y de hambre, de fatigas y de
dolor.

Si lo alcanzo, ya mi sangre puede correr con júbilo por los campos


de mi Patria y mi alma puede subir tranquila a gozarte en el tiempo
sin tiempo de tu eternidad.

B-5

85
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

GLOSARIO

1. ABREVIATURAS, SIGLAS Y ACRÓNIMOS

ACRÓNIMO EN
ABREVIATURA, SIGLA
SIGNIFICADO INGLÉS SIGNIFICADO
Y/O ACRÓNIMO
(OTAN*)

Comando de Educación y
CEDOC --- ---
Doctrina
Centro de Doctrina del
CEDOE --- ---
Ejército
Comando General de las
CGFM --- ---
Fuerzas Militares
Manual fundamental del
MFE --- ---
Ejército
Manual fundamental de
MFRE --- ---
referencia del Ejército
Manual de Campaña del
MCE --- ---
Ejército

* AAP-15(2013) “NATO GLOSSARY OF ABBREVIATIONS USED IN NATO DOCUMENTS AND PUBLICATIONS”. En aras de la
interoperabilidad, muchas siglas se mantienen en el idioma inglés.

2. TÉRMINOS1

*Administrador de la profesión del Ejército: garantizar que la profesión mantiene las seis
características esenciales ahora y en el futuro; a fin de esforzarse continuamente por la
excelencia en el desempeño del deber; y administrar de manera eficiente, efectiva y ética
los recursos, la propiedad, los sistemas y las instalaciones del Ejército.

*Carácter: dedicación y fidelidad del profesional a los valores del Ejército y la ética de la
profesión tan consistente y fielmente demostradas en las decisiones y acciones.

1
Los términos que esta publicación propone están señalados con un asterisco y los tomados de otros manuales están
acompañados de su correspondiente referencia en paréntesis.

GLOSARIO - 1

86
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

NUESTRA PROFESIÓN
MFRE 1.0

*Carácter distintivo del Ejército: espíritu motivador indispensable de los profesionales del
Ejército comprometidos con la ética del Ejército.

*Certificación (de profesionales del Ejército): verificación y validación de la habilidad, ca-


rácter y compromiso del profesional del Ejército para satisfacer las responsabilidades y
realizar los deberes asignados con disciplina y conforme a la norma.

*Civil profesional del Ejército: miembro del cuerpo de civiles del Ejército certificado en
habilidad, carácter y compromiso para realizar los deberes asignados con disciplina y con-
forme a la norma.

*Competencia: pericia, aptitud o idoneidad de los profesionales del Ejército para desempe-
ñarse de la manera requerida por la institución.
*Compromiso: determinación de los profesionales del Ejército para contribuir al servicio
honorable de la nación, realizar exitosamente sus deberes con disciplina y conforme a la
norma y esforzarse éticamente por cumplir la misión a pesar de la adversidad, los obs-
táculos y los desafíos. Uno de los tres criterios de certificación para los profesionales del
Ejército.

*Cuerpo de civiles del Ejército: compuesto de miembros civiles no uniformados de la pro-


fesión del Ejército

*Ética del Ejército: conjunto de leyes, valores y creencias, profundamente arraigadas en la


cultura de la profesión y que la practican sus miembros para motivar y guiar el comporta-
miento adecuado que deben tener, unidos en un propósito común moral.

*Espíritu de Cuerpo: espíritu ganador dentro de la profesión del Ejército, integrado en la


cultura, sostenido por tradiciones y costumbres, que fomenta unidades cohesivas y confia-
das con el valor de preservar la institución.

*Experiencia Militar (Ejército): diseño, generación, apoyo y aplicación ética del poder mi-
litar terrestre, principalmente en lo que se refiere a operaciones terrestres unificadas y
todas las capacidades de apoyo esenciales para el cumplimiento de la misión en defensa
del pueblo colombiano.

*Habilidad: capacidad demostrada de un profesional del Ejército para realizar exitosa-


mente sus deberes y cumplir la misión con disciplina y conforme a la norma (Experiencia
militar). Uno de los tres criterios de certificación para los profesionales del Ejército.

*Profesión del Ejército: vocación exclusiva de expertos certificados en el diseño, genera-


ción, apoyo y aplicación ética del poder militar terrestre, que sirven bajo la autoridad civil
y que se les ha encomendado defender la Constitución, la ley y los derechos e intereses de
los ciudadanos colombianos.

2 - GLOSARIO

87
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

GLOSARIO

*Profesional del Ejército: miembro de la profesión del Ejército que satisface los criterios
de certificación del Ejército (habilidad, carácter y compromiso).

*Profesión de las armas: compuesto de miembros uniformados de la profesión del Ejér-


cito.

*Servicio Honorable: devoción al deber en defensa de la nación y en consonancia con la


ética del Ejército.

*Soldado Profesional: experto certificado en la profesión de las armas, unido a los camaradas
en una identidad común y una cultura de sacrificio y servicio hacia la nación y la Constitución,
quien cumple con las normas éticas más elevadas y es un administrador del futuro de la pro-
fesión.

GLOSARIO - 3

88
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 1.0 NUESTRA PROFESIÓN

REFERENCIAS

Atehortúa, Adolfo y Vélez, Humberto. (1994). Estado y Fuerzas Armadas en Colombia, (1886-1953).
Editorial Tercer Mundo, Santafé de Bogotá, p. 143.

Grl. Br. (R) Auel, Heriberto J.; Relaciones Civiles-Militares, Reconstrucción del Estado y de la De-
fensa Nacional y Regional-Continental, Octubre de 2009, Instituto De Estudios Estratégicos De
Buenos Aires.

Blanch Nougués, José María; Una visión histórica y jurídica sobre el ejército romano Anuario Jurí-
dico y Económico Escurialense, XLIV (2011) 29-48 / ISSN: 1133-3677, p.38.

Borrero Mansilla, Armando. La Actualidad del Pensamiento de Carl Von Clausewitz. Revista de Es-
tudios Sociales, no. 16, octubre del 2003, pp. 23-28.

Caldas, Francisco José de. (1966). Discurso preliminar que leyó el ciudadano Coronel Francisco
José de Caldas el día en que dio principio al curso militar del cuerpo de ingenieros de la Repúbli-
ca de Antioquia. En Obras completas de Francisco José de Caldas: publicadas por la Universidad
Nacional de Colombia como homenaje con motivo del sesquicentenario de su muerte 1816 – Oc-
tubre 29 -1966. Imprenta Nacional, Bogotá, pp.55-78. Recuperado de: http://www.bdigital.unal.
edu.co/cgi/search/archive/simple?screen=Search&dataset=archie&order=&q=francisco+jose+-
de+caldas+discurso+preliminar&_action_search=Buscar#sthash.Q35818Z2.dpuf

Clausewitz, Karl von. (2002). De la Guerra. Recuperado de: librodot.com, http://lahaine.org/amauta/


b2-img/Clausewitz%20Karl%20von%20-%20De%20la%20guerra.pdf

Colombia. (1991). Constitución política de Colombia 1991. Recuperado de http://www.corteconstitu-


cional.gov.co/inicio/Constitucion%20politica%20de%20Colombia%20-%202015.pdf

Gutierrez Valdebenito, Omar. (1993). El soldado profesional versus el soldado ocupacional. Air &
Space Power Journal. Recuperado de: www.au.af.mil/au/afri/aspj/ apjinternational/apj-s.

Jaimes Pinillos, Hernando. Eclosión de la sociología militar. Revista Educación y Desarrollo Social,
Vol. 1, No. 1, p. 101.

Miakinkow, Eugene.(2009) A Russian Way of War? Westernization of Russian Military Thought, 1757-
1800. MA thesis, Waterloo, Ontario, p. 29.

El sacrificio de nuestros soldados, se ve reflejado en la paz y tranquilidad. (11 de agosto de 2016) El nuevo
día, el periódico de los Tolimenses. Recuperado de: http://www.elnuevodia.com.co/nuevodia/actuali-
dad/judicial/292174-el-sacrificio-de-nuestros-soldados-se-ve-reflejado-en-la-paz-y-tranquilid

REFERENCIAS - 1

89
INICIO CONTENIDO MFRE
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO


MFRE 3-0 OPERACIONES
PÚBLICO
Septiembre 2017

IMPRESO POR
Imprenta Ejército

Restricciones de distribución: ninguna. Se autoriza su distribución pública.

Esta publicación está disponible en el portal del


Centro de Doctrina del Ejército Nacional de Colombia
www.cedoe.mil.co

91
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

FUERZAS MILITARES DE COLOMBIA

EJÉRCITO NACIONAL

RESOLUCIÓN NÚMERO 01887 DE 2017


(28 DE SEPTIEMBRE DEL 2017)

Por la cual se aprueba la generación del


“MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO
MFRE 3-0 OPERACIONES”

EL COMANDANTE DEL EJÉRCITO NACIONAL


En uso de las atribuciones legales que le confiere el artículo 1, Capítulo VI, nume-
ral 26, literal c del Decreto N° 1605 de 1988 “Por el cual se aprueba el Reglamen-
to de Publicaciones Militares” FF.MM. 3-1 (Público), y

CONSIDERANDO:

Que el Centro de Doctrina del Ejército elaboró el proceso de generación del “MA-
NUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO MFRE 3-0 OPERACIO-
NES”, acorde con lo dispuesto en el Capítulo III, numeral 8 del Decreto No. 1605
de 1988 y el Capítulo II, Sección B del “Reglamento de Doctrina y Publicaciones
Militares del Ejército EJC 1-01 de 2017”.

Que el Comando de Educación y Doctrina y el Centro de Doctrina del Ejército me-


diante Acta de No. 84397 de fecha 17 de agosto de 2017 recomendaron tramitar
la generación del “MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO
MFRE 3-0 OPERACIONES”.

RESUELVE

ARTÍCULO 1° Aprobar la generación del “MANUAL FUNDAMENTAL DE REFE-


RENCIA DEL EJÉRCITO MFRE 3-0 OPERACIONES”, de conformi-
dad con lo establecido en el Capítulo III, numeral 6, literal a del
Decreto No. 1605 de 1988 y el Capítulo II, sección B, numeral 3,
literal J del Reglamento de Doctrina y Publicaciones Militares del
Ejército EJC 1-01 de 2017”, el cual se identificará así:

MANUAL FUNDAMENTAL DE REFERENCIA DEL EJÉRCITO


OPERACIONES
EJC MFRE 3-0
PÚBLICO
SEPTIEMBRE 2017

III

92
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

ARTÍCULO 2° La retroalimentación relevante sobre el contenido del manual


y las recomendaciones a que dé lugar la aplicación del mismo
deben ser presentadas al Comando de Educación y Doctrina del
Ejército, a fin de estudiarlas y tenerlas en cuenta para su perfec-
cionamiento conforme lo establece el Decreto No. 1605 de 1988
y el Capítulo II, sección B, numeral 4, literal b, sub numeral 4 del
“Reglamento de Doctrina y Publicaciones Militares del Ejército
EJC 1-01 de 2017”.

ARTÍCULO 3° Disponer la publicación e implementación de la generación del


Manual aprobado en la presente resolución de acuerdo con lo dis-
puesto en el Capítulo II, numeral 3, literal c, sub numeral (9), sub
literal (c) y numeral 4 literal i del Decreto No. 1605 de 1988 y en
el Capítulo II, sección B, numeral 4 del “Reglamento de Doctrina y
Publicaciones Militares del Ejército EJC 1-01 de 2017”.

ARTÍCULO 4° La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

Dada en Bogotá D.C., a los 28 días del mes de septiembre de 2017.

General ALBERTO JOSÉ MEJÍA FERRERO


Comandante del Ejército Nacional

IV

93
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

MFRE 3-0, G

FUERZAS MILITARES DE COLOMBIA


EJÉRCITO NACIONAL

COMANDO DE EDUCACIÓN Y DOCTRINA

Generación
Manual fundamental de referencia del Ejército
N.º 3-0
Público
Septiembre de 2017

OPERACIONES
1. La presente publicación es generada como nuevo desarrollo por lo cual aún no se re-
gistran cambios.

PÁGINAS MODIFICADAS PÁGINAS NUE VAS

94
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CONTENIDO

PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1 OPERACIONES MILITARES


1.1. AMBIENTE OPERACIONAL
1.1.1. Variables operacionales y de la misión
1.1.2. Amenazas y peligros
1.2. LA GUERRA COMO UN ESFUERZO HUMANO
1.3. ACCIÓN UNIFICADA
1.3.1. Cooperación con las organizaciones civiles
1.3.2. Operaciones multinacionales
1.3.3. Operaciones conjuntas
1.4. OPERACIONES TERRESTRES
1.4.1. Características de las operaciones terrestres
1.4.2. Unidades del Ejército, capacidad expedicionaria y calidad de la campaña
1.4.3. Combate cercano
1.5. ALISTAMIENTO A TRAVÉS DEL ENTRENAMIENTO

CAPÍTULO 2 GUERRA IRREGULAR


2.1. DEFINICIÓN Y CONTEXTO DE LA GUERRA IRREGULAR
2.2. DIFERENCIAS DE LA GUERRA IRREGULAR
2.3. EL ENFOQUE DEL EJÉRCITO

CAPÍTULO 3 ARTE OPERACIONAL


3.1. RELACIÓN ENTRE EL ARTE OPERACIONAL, DISEÑO OPERACIONAL,
Y METODOLOGÍA DE DISEÑO DEL EJÉRCITO
3.2. APLICACIÓN DEL ARTE OPERACIONAL
3.2.1. Mecanismos de derrota y estabilidad
3.3. ELEMENTOS DEL ARTE OPERACIONAL
3.3.1. Estado final y condiciones

95
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

3.3.2. Centro de gravedad


3.3.3. Puntos decisivos
3.3.4. Lineas de operaciones y lineas de esfuerzo
3.3.5. Base de operaciones
3.3.6. Tempo
3.3.7. Fases y transiciones
3.3.8. Culminación
3.3.9. Alcance operacional
3.3.10. Riesgo
3.4. ELEMENTOS DEL DISEÑO OPERACIONAL
3.4.1. Terminación
3.4.2. Estado final militar
3.4.3. Objetivos
3.4.4. Efectos
3.4.5. Centro de gravedad
3.4.6. Puntos decisivos
3.4.7. Líneas de operaciones y líneas de esfuerzo
3.4.8. Aproximación directa e indirecta
3.4.9. Anticipación
3.4.10. Alcance operacional
3.4.11. Culminación
3.4.12. Distribución de las operaciones

CAPÍTULO 4 CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO


4.1. OBJETIVO DE LAS OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS
4.2. FUNDAMENTOS DE LAS OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS
4.3. COMPETENCIAS DISTINTIVAS DEL EJÉRCITO
4.3.1. Maniobra de Armas Combinadas
4.3.2. Seguridad de área extensa
4.3.3. Operaciones especiales
4.4. ACCIÓN DECISIVA
4.4.1. Propósito de la simultaneidad
4.4.2. Tareas de la Acción Decisiva
4.4.3. Defensa nacional y acción decisiva

96
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

4.4.4. Recolección de información en acción decisiva


4.4.5. Transición en acción decisiva
4.5. CAPTURAR, RETENER Y EXPLOTAR LA INICIATIVA
4.6. CONSOLIDAR GANANCIAS
4.7. PRINCIPIOS DE LAS OPERACIONES DE TERRESTRES UNIFICADAS
4.7.1. Mando tipo misión
4.7.2. Desarrollar la situación a través de la acción
4.7.3. Armas combinadas
4.7.4. Adhesión al Derecho de guerra
4.7.5. Establecer y mantener la seguridad
4.7.6. Crear múltiples dilemas para el enemigo
4.8. PILARES DE LAS OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS
4.8.1. Simultaneidad
4.8.2. Profundidad
4.8.3. Sincronización
4.8.4. Flexibilidad
4.9. ÉXITO A TRAVÉS DE LAS OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS

CAPÍTULO 5 ESTRUCTURA DE LAS OPERACIONES


5.1. CONSTRUCCIÓN DE LA ESTRUCTURA DE LAS OPERACIONES
5.2. PROCESO DE OPERACIONES
5.2.1. Metodología de diseño del Ejército
5.2.2. Proceso militar para la toma de decisiones
5.2.3. Procedimiento de comando
5.3. LAS FUNCIONES DE CONDUCCIÓN DE LA GUERRA
5.4. MARCO OPERACIONAL
5.4.1. Área de operaciones
5.4.2. Profunda-cercana-apoyo
5.4.3. Decisiva-configuración-sostenimiento
5.4.4. Esfuerzo principal y esfuerzo de apoyo

97
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 6 PODER DE COMBATE


6.1. ELEMENTOS DEL PODER DE COMBATE
6.1.1. Las seis funciones de conducción la guerra
6.2. ORGANIZACIÓN DEL PODER DE COMBATE
6.2.1. Adaptación de la Fuerza
6.2.2. Organización por tareas
6.2.3. Apoyo mutuo

GLOSARIO

1. ABREVIATURAS, SIGLAS Y ACRÓNIMOS
2. TÉRMINOS

REFERENCIAS

98
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

PRÓLOGO

El manual fundamental de referencia del Ejército (MFRE)


3-0 amplía la doctrina de operaciones terrestres esta-
blecida en el manual fundamental del Ejército (MFE)
3-0, Operaciones, al describir en mayor detalle la guía
general sobre operaciones terrestres unificadas (OTU).
De esta manera, explica la naturaleza incierta y siempre
cambiante de las operaciones militares y reconoce que
estas son ante todo una empresa humana.

Así mismo, este MFRE 3-0 constituye la visión del Ejér-


cito de cómo conducir operaciones rápidas y sostenidas
en tierra, a la vez que establece las bases para desarro-
llar otros principios, tácticas, técnicas y procedimientos
detallados en publicaciones de doctrina subordinadas.
Junto con el MFE 3-0, la doctrina en el MFRE 3-0 propor-
ciona al Ejército el fundamento para el concepto opera-
cional de operaciones terrestres unificadas y sienta las
bases para la formación y los planes de estudios del sis-
tema de educación del Ejército sobre dichas OTU.

Por primera vez, el Ejército de Colombia alinea toda su


doctrina operacional bajo un concepto único. Anterior-
mente, los manuales se actualizaban de forma indepen-
diente y, por esto, no eran consistentes. La mayoría de
dichos manuales fueron actualizados bajo el concepto
de “batalla aeroterrestre” (1986) y algunos más recien-
tes con el de “operaciones del espectro total” (2001). Hoy,
con Damasco, toda la doctrina se encuentra bajo el con-
cepto operacional del Ejército “operaciones terrestres
unificadas” (junto con sus principios, pilares y estructura
operacional) que sirve como marco básico para todas las
operaciones en todo el rango de operaciones militares.
Es el núcleo de la doctrina del Ejército que guía cómo
las unidades contribuyen a la acción unificada. El MFRE
3-0 configura toda la doctrina del Ejército e influye en

XIII

99
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

la organización, entrenamiento, material, liderazgo, educación


y preocupaciones de los soldados (figura introductoria para el
gráfico lógico MFRE 3-0).

Mayor General RICARDO JIMÉNEZ MEJÍA


Jefe de Estado Mayor de Operaciones

XIV

100
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

INTRODUCCIÓN

Una operación es una secuencia de acciones tácticas con un pro-


pósito común o un tema único (guerra convencional, contrainsur-
gencia o contraterrorismo). El MFRE 3-0 describe las operaciones
ampliando los fundamentos, los principios y la doctrina de opera-
ciones terrestres unificadas contenidas en el MFE 3-0. Combina-
do con el MFE 1.0, El Ejército, y el MFRE 1-0, Nuestra profesión, el
MFRE 3-0 proporciona una perspectiva en cuanto a la naturaleza
de la guerra y da una referencia común para resolver problemas
militares describiendo cómo el Ejército conduce operaciones
como parte de un equipo conjunto que trabaja con asociados de
la acción unificada. Este manual lo explica estableciendo el con-
cepto operacional del Ejército, un enunciado fundamental que en-
marca cómo las fuerzas del Ejército, que operan como parte de
una fuerza conjunta, conducen operaciones (MFE 1-01).

La audiencia principal del MFRE 3-0 son todos los miembros


de la profesión militar. Los comandantes y Estados Mayores del
Ejército y quienes se desempeñen en unidades conjuntas o mul-
tinacionales también deben referirse a la doctrina conjunta o
multinacional aplicable en relación con el rango de las opera-
ciones militares (ROM) y fuerzas conjuntas o multinacionales.
Los docentes e instructores de todo el Ejército también utiliza-
rán esta publicación. Los comandantes, los Estados Mayores y
los subordinados se aseguran de que sus decisiones y acciones
cumplan con las leyes y reglamentos aplicables en Colombia;
con las internacionales y, en algunos casos, con las de la nación
anfitriona. Los comandantes de todos los niveles se aseguran
de que sus soldados operen de acuerdo con el Derecho de la
Guerra, las reglas para el uso de la fuerza y las reglas de enfren-
tamiento (MFRE 6-27).

Este MFRE 3-0 actualiza su contenido en relación con los temas


clave, terminología y conceptos. Tales temas incluyen el am-
biente operacional y las variables operacionales y de la misión,
así como las descripciones de la acción unificada, el derecho de
la guerra, reglas de uso de la fuerza, reglas de enfrentamiento y

XV

101
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

el poder de combate. Por otra parte, el mando tipo misión (MTM)


sigue siendo una filosofía de mando y una función de conducción
de la guerra, comprendidas dentro del ejercicio del mando tipo
misión. Este manual mantiene el concepto de armas combina-
das como multiplicador de la efectividad en todas las operacio-
nes. Además, amplía el concepto para incluir medios conjuntos
y multinacionales como parte integrante del equipo de armas
combinadas y discute cómo el Ejército lleva a cabo estas ope-
raciones en múltiples dominios. El presente MFRE 3-0 contiene
cinco capítulos:

El capítulo 1 describe las operaciones militares. Enuncia las va-


riables que modelan la naturaleza de un ambiente operacional y
afectan los resultados. Luego, trata sobre la acción unificada, las
operaciones conjuntas, y las operaciones terrestres. Finalmente,
resalta la importancia del entrenamiento para ganar habilidades
en la guerra terrestre.

El capítulo 2 explica el alcance de la definición del concepto


“guerra irregular” en razón del rol que cumple en los diferentes
niveles de la guerra y de los distintos métodos empleados para
abordarlo. No obstante, el capítulo propone una definición desde
la perspectiva del Ejército, útil, además, para distinguir la guerra
irregular entre otras categorías como guerra tradicional, guerra
convencional y guerra no convencional.

El capítulo 3 presenta la relación entre el arte operacional y el


diseño operacional. Luego describe cómo los comandantes de-
ben considerar los mecanismos de derrota y estabilidad al de-
sarrollar un enfoque operacional. Define los elementos del arte
operacional para las unidades del Ejército y finaliza con la des-
cripción de los elementos del diseño operacional.

El capítulo 4 analiza el concepto operacional del Ejército “ope-


raciones terrestres unificadas”. Discute cómo los comandantes
aplican el poder terrestre como parte de la acción unificada para
derrotar al enemigo en tierra y establecer condiciones que al-
cancen el estado final del comandante de la fuerza conjunta.
Esto lo logra mediante una descripción de los fundamentos de
las OTU. También describe los principios de las OTU y concluye
con una discusión de los nuevos pilares de dichas OTU.

XVI

102
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

El Capítulo 5 enuncia el marco operacional que los comandan-


tes usan para disponer las fuerzas y conducir operaciones. Así
mismo, analiza la estructura operacional utilizada en la conduc-
ción de operaciones terrestres unificadas.

El capítulo 6 profundiza en el poder de combate. Abre con un


análisis de los elementos del poder de combate y a continua-
ción, estudia las seis (6) funciones de conducción de la guerra
utilizadas para generar poder de combate y acceder a capacida-
des conjuntas y multinacionales. Por último, describe cómo las
unidades del Ejército organizan el poder de combate mediante
la adaptación de la Fuerza, la organización por tareas y el apoyo
mutuo.

Los términos definidos se encuentran identificados en el cuerpo


del texto con cursiva y negrilla, si su proponente es esta publi-
cación, y se acompañan por un asterisco (*) en el glosario. Para
las otras definiciones, el término va en cursiva y el número de
la publicación proponente le sigue a la definición. Todos estos
términos están incluidos en el MFRE 1-02.

El proponente del MFE 3-0 es el Centro de Doctrina del Ejérci-


to (CEDOE); por lo cual, los comentarios o recomendaciones al
mismo deben hacerse llegar al correo cedoe@ejercito.mil.co

XVII

103
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

ACCIÓN UNIFICADA
La sincronización, coordinación y/o integración de actividades de entidades gubernamentales y no
gubernamentales con las operaciones militares para lograr la unidad de esfuerzo.

AMBIENTE La contribución del Ejército a las operaciones conjuntas...


OPERACIONAL
Contexto humano OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS
Operaciones terrestres
(El concepto operacional del Ejército)
PEMSITIM
METT-TC Tareas ofensivas, defensivas, de estabilidad o ADAC ejecutadas, simultáneamente para capturar,
retener y explotar la iniciativa y consolidar ganancias para prevenir el conflicto, configurar el ambiente
operacional y vencer en la guerra como parte de la acción unificada.

ACCIÓN DECISIVA
Para enfrentarse Ejecutada a través de...
Ofensivas Defensivas Estabilidad ADAC
con el ambiente
operacional, el Guiadas por... MANDO TIPO MISIÓN (filosofía)
Ejército conduce

Para enfrentarse con el ambiente operacional

Desarrollar operaciones Enlace cognitivo Organizar el esfuerzo dentro de construcciones


caracterizadas por: entre las comúnmente entendidas
operaciones
tácticas y Estructura de las operaciones
los objetivos
estratégicos Proporciona Proporciona Proporciona
un proceso opciones básicas organización
amplio para la para visualizar intelectual para
conducción de y describir las tareas críticas
operaciones operaciones comunes

ELEMENTOS
ARTE PROCESO DE MARCO
PILARES PRINCIPIOS DEL PODER DE
OPERACIONAL OPERACIONES OPERACIONAL
COMBATE

Simultaneidad Mando tipo misión Estado final y Planear Área de Funciones de


condiciones operaciones conducción de
Profundidad Desarrollar la • Metodología la guerra
situación a través Centro de gravedad de diseño del • Profunda-
Sincronización de la acción • Mando tipo misión
Puntos decisivos Ejército cercana-apoyo
Flexibilidad Armas • PMTD • Movimiento y
combinadas Líneas de • Decisiva- maniobra
operaciones y • Procedimiento configuración-
de comando • Inteligencia
Adhesión a la ley líneas de esfuerzo sostenimiento
de la guerra Preparar • Fuegos
Alcance operacional • Esfuerzo • Sostenimiento
Establecer Ejecutar y principal y
y mantener Base de • Protección
operaciones de apoyo
seguridad Evaluar Información
Crear múltiples Tempo
Liderazgo
dilemas para Fases y transiciones
el enemigo ADAC Apoyo de la defensa a la autoridad civil
Riesgo
METT-TC Misión, enemigo, terreno y clima, tropas y apoyo
Mecanismos de disponible, tiempo disponible, consideraciones civiles
estabilidad y derrota PEMSITIM Político, económico, militar, social, información,
tiempo, infraestructura, medio ambiente físico
DISEÑO
OPERACIONAL PMTD Proceso militar de toma de decisiones

| Figura 1 | Introducción diagrama lógico de las OTU

XVIII

104
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1

OPERACIONES MILITARES

Cooperación con
Amenazas y peligros Ocurre entre organizaciones
la población civiles
• Amenaza
• Adversario
• Enemigo
• Amenaza híbrida
• Neutral
• Peligro
Variables • Caótica
operacionales Variables de • Letal Operaciones
(PEMSITIM) la misión • Humana Choque de multinacionales Operaciones
(METT-TC) voluntades conjuntas

Ambiente La guerra como un Acción unificada


operacional esfuerzo humano

OPERACIONES TERRESTRES
Características
Alcance en todo Se ejecutan en el
el rango de las Repetitivas Requieren capturar Presencia
medio más denso:
operaciones y continuas o asegurar terreno civil
militares Ambiente terrestre

Capacidad expedicionaria y calidad de la campaña

Despliegue de unidades
Sostener las operaciones
en cualquier área de
y concluirlas con éxito
operaciones

Combate cercano

Combate en tierra · Fuegos directos


mediante fuego directo Apoyado por · Fuegos indirectos
· Otros medios

ALISTAMIENTO A TRAVÉS DEL ENTRENAMIENTO


Alistamiento a través del entrenamiento
Piedra angular del éxito operacional

1-1

105
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Puedes volar sobre el terreno por siempre; puedes bombardearlo, atomizarlo, pulverizarlo
y mantenerlo limpio de vida, pero si deseas defenderlo, protegerlo y mantenerlo para la
civilización, debes hacerlo en el suelo, como hicieron las legiones romanas, poniendo a sus
jóvenes en el barro.
Theodore Reed “T. R.” Fehrenbach, Jr.

Este capítulo trata de las operaciones militares y sus interac-


ciones con los ambientes operacionales; de las amenazas que
existen dentro de ellos; de la acción unificada y las operacio-
ambiente nes conjuntas; de las operaciones terrestres y de las armas
operacional combinadas.
Composición
de condiciones,
circunstancias e 1.1. AMBIENTE OPERACIONAL
influencias que afectan
el empleo de las
capacidades y que pesan [1-1] Ambiente operacional es una composición de condicio-
en las decisiones del nes, circunstancias e influencias que afectan el empleo de las
comandante. capacidades y que pesan en las decisiones del comandante
(MFE 1-01) (MFE 1-01). Los comandantes de todos los niveles tienen sus
propios ambientes operacionales para sus operaciones par-
ticulares. Un ambiente operacional para cualquier operación
no es solo la suma de las condiciones aisladas de las varia-
bles que existen e interactúan dentro de un área de operacio-
nes específica. También implica influencias interconectadas
desde la perspectiva global o regional (por ejemplo, política y
economía) que influyen en las condiciones y operaciones allí.
Por lo tanto, el ambiente operacional de cada comandante es
parte del ambiente operacional de un comandante superior.
INSTRUMENTOS DEL Del mismo modo, los ambientes operacionales de los coman-
PODER NACIONAL dantes de todos los niveles forman parte del ambiente es-
tratégico global; este abarca las condiciones generales, las
circunstancias y las influencias en todo el mundo que pueden
Diplomático
afectar a todas las operaciones.

Informativo [1-2] Los ambientes operacionales incluyen consideraciones


en los niveles estratégico, operacional y táctico de la guerra.
En el plano estratégico, los líderes desarrollan una idea o con-
Militar
junto de ideas para emplear los instrumentos del poder na-
cional (diplomático, informativo, militar y económico) de ma-
Económico nera sincronizada e integrada para lograr objetivos del teatro,

1-2

106
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

ME
AMBIENTE OPERACIONAL TT
-T

M ET
• Condiciones

T-TC
PEMSITTIM
• Circunstancias

ME
TT
• Influencias

-T
C

| Figura 1-1 | Ambiente operacional

nacionales y multinacionales, entendiendo como teatro el


área geográfica a la que se ha asignado la responsabilidad
al comandante de un comando conjunto y teatro de la guerra
el área de aire, tierra y agua definida desde el escalón es-
tratégico por el Presidente de la República, el Comandante
General de las Fuerzas Militares o el comandante de un Co-
mando Conjunto que es, o puede llegar a ser, directamente
comprometida en la conducción de operaciones mayores y
campañas. El nivel operacional vincula el empleo táctico de
las fuerzas con los objetivos estratégicos nacionales y milita-
res, centrándose en el diseño, el planeamiento y la ejecución
de las operaciones y empleando el arte operacional (véase
el capítulo 3 para una descripción del arte operacional). Por
último, el nivel táctico de la guerra implica el empleo y dispo- teatro
sición de las fuerzas y su relación entre ellas. Los niveles de Área geográfica a la
la guerra ayudan a los comandantes a visualizar una distri- que se ha asignado
la responsabilidad al
bución lógica de las unidades y a asignar recursos y tareas comandante de un
basados en condiciones dentro de su ambiente operacional. comando conjunto.
(MFRE 3-0)
[1-3] Tendencias importantes como la globalización mundial,
concentración de los conflictos en los centros poblados y los

1-3

107
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Estados fallidos o en vía de fallidos pueden afectar las ope-


raciones terrestres. Estas tendencias pueden conducir a la
inestabilidad de un ambiente operacional, así como un estado
teatro de la guerra continuo de conflicto persistente. El conflicto persistente es la
Área de aire, tierra y confrontación prolongada entre actores estatales, no estata-
agua definida desde les e individuales que están cada vez más dispuestos a usar
el escalón estratégico la violencia para lograr sus fines políticos e ideológicos. En
por el Presidente de la un ambiente operacional de este tipo, los comandantes deben
República, el Comandante
General de las Fuerzas buscar oportunidades para explotar el éxito. Estas pueden in-
Militares o el comandante cluir una mayor cooperación entre la población local de una
de un Comando Conjunto ciudad, o tal vez la capacidad de las tropas de avanzar a lo
que es, o puede llegar largo de una ruta anteriormente insegura. Para explotar con
a ser, directamente
comprometida en éxito las oportunidades, los comandantes deben entender y
la conducción de apreciar completamente la naturaleza cambiante de un am-
operaciones mayores y biente operacional. En la comprensión de un ambiente opera-
campañas. cional en evolución, los comandantes deben identificar cómo
(MFRE 3-0)
la experiencia anterior en este o en otro similar ha cambiado
o ya no es aplicable y puede realmente impedir el éxito de la
misión.

[1-4] El enemigo está desarrollando la capacidad de concen-


trar efectos desde múltiples dominios a una velocidad que
afectará las operaciones en curso. Las operaciones del ene-
migo en el ambiente de la información y el ciberespacio in-
tentarán influir en quienes toman las decisiones en el país
e interrumpir cualquier actividad de despliegue del Ejército.
Las amenazas terrestres intentarán impedir la libertad de
movimiento de la Fuerza y la acción en todos los dominios,
interrumpir el espectro electromagnético, obstaculizar el
ambiente de la información y desafiar las percepciones hu-
manas. Así como el enemigo tratará de presentar múltiples
dilemas de otros dominios a las fuerzas terrestres, los co-
ambiente de la mandantes en el Ejército deben aprovechar oportunidades en
información múltiples dominios a fin de permitir sus propias operaciones
Conjunto de individuos, terrestres, igual que las operaciones de nuestros asociados
organizaciones y sistemas de la acción unificada.
que recolectan, procesan,
difunden o actúan sobre
[1-5] Las tecnologías modernas de la información hacen que
la información.
el ciberespacio y el espectro electromagnético sean indis-
(MFRE 3-0)
pensables para la interacción humana, incluidas las opera-
ciones militares y la competencia política. El Ambiente de la

1-4

108
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

AMBIENTE DE LA INFORMACIÓN

Individuos Organización Sistema

• Recolectan
• Procesan
• Difunden
• Actúan

INFORMACIÓN

| Figura 1-2 | Ambiente de la información

información es el conjunto de individuos, organizaciones y


sistemas que recolectan, procesan, difunden o actúan so-
bre la información. Este impacta desde adentro el ambiente
operacional y se congestionará y disputará simultáneamente
durante las operaciones. Todos los actores (amigos, adversa-
rios, enemigos o neutrales) siguen siendo vulnerables a ata-
ques por medios físicos, psicológicos, en el ciberespacio o en
Un ambiente
el espectro electromagnético, o una combinación de los mis- operacional se
mos. Además, las acciones en y por medio del ciberespacio y compone de
el espectro electromagnético pueden afectar a otros actores. muchas variables
[1-6] Un ambiente operacional se compone de muchas va- y subvariables
riables y subvariables interconectadas, así como de las re- interconectadas,
laciones e interacciones entre estas. Es difícil discernir cómo así como de
muchas entidades y condiciones se comportan e interactúan las relaciones
dentro de un ambiente operacional, pues siempre resulta en
e interacciones
circunstancias disímiles. Diferentes actores o audiencias no
interpretan un mensaje de la misma manera. Por lo tanto, no entre estas.
hay dos ambientes operacionales iguales.

1-5

109
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[1-7] Además, un ambiente operacional evoluciona continua-


mente. Tal evolución se debe a que los seres humanos interac-
túan dentro de este y a que tienen la capacidad para aprender
y adaptarse. En la medida que las personas actúan dentro de
un ambiente operacional, estas cambian el ambiente. Otras
variables también pueden modificar un ambiente operacio-
nal. Algunos cambios se pueden prever, pero otros no. Unos
son inmediatos y aparentes, mientras que otros evolucionan
con el tiempo o son extremadamente difíciles de detectar. Por
ejemplo, una fuerza enemiga que ajusta su posición geográfi-
ca puede ser fácil de detectar, mientras que los cambios en la
demografía de una población o las opiniones políticas pueden
ser más sutiles y pueden tomar más tiempo para ser enten-
didas.

[1-8] La naturaleza compleja y dinámica de un ambiente ope-


racional puede dificultar la determinación de la relación entre
causa y efecto y puede contribuir a la incertidumbre de las
operaciones militares. Los comandantes deben evaluar y re-
evaluar continuamente sus ambientes operacionales; buscar
una mayor comprensión de cómo la naturaleza cambiante de
las amenazas y otras variables afectan no solo a sus fuerzas,
sino también a otros actores, y, con su Estado Mayor, utilizar
la metodología de diseño del Ejército, las variables operacio-
nales y las variables de la misión para analizar el ambiente
operacional en apoyo del proceso de operaciones.

1.1.1. Variables operacionales y de la misión

[1-9] Un ambiente operacional para cada operación difiere y


evoluciona a medida que avanza la operación. Los líderes del
Ejército usan variables operacionales para analizar y enten-
variables der un ambiente operacional específico en el cual están lle-
operacionales
vando a cabo operaciones. Utilizan variables de la misión para
Conjunto amplio de centrarse en elementos específicos de un ambiente operacio-
categorías de información
utilizadas para describir nal durante el análisis de la misión.
un ambiente operacional.
(MFE 1-01)

1-6

110
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

1.1.1.1. Variables operacionales

[1-10] Los planificadores del Ejército describen las condi-


ciones de un ambiente operacional en términos de variables
operacionales. Estas son los aspectos de un ambiente opera-
cional, tanto militar como no militar, que pueden diferir de un
área operacional a otra y afectar las operaciones. Las varia-
bles operacionales describen no solo los aspectos militares
de un ambiente operacional, sino también la influencia de la
población sobre el mismo. Los planificadores del Ejército ana-
lizan un ambiente operacional en términos de ocho variables
operacionales interrelacionadas: política, económica, militar,
social, información, tiempo, infraestructura y medio ambiente
físico (PEMSITIM). Tan pronto como el comandante y su Esta-
do Mayor tienen un indicio de dónde su unidad probablemente
se desplegará, comienzan a analizar las variables operacio-
nales asociadas con esa ubicación y siguen perfeccionando y
actualizando ese análisis, incluso después de recibir una mi-
sión específica y durante el transcurso de la operación sub-
siguiente.

MEDIO AMBIENTE FÍSICO


POLÍTICA

ECONÓMICA
INFRAESTRUCTURA

VARIABLES
OPERACIONALES
PEMSITIM
Figura 1-3
MILITAR
TIEMPO

INFORMACIÓN SOCIAL

1-7

111
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

1.1.1.2. Variables de la misión

[1-11] Al recibir una anteorden (WARNORD) o una misión, los


variables de la líderes del Ejército refinan la información relevante clasifica-
misión da por las variables operacionales en las categorías de las
Categorías de información variables de misión utilizadas durante el análisis de la misión.
específica necesaria para Utilizan las variables de misión para depurar su comprensión
ejecutar las operaciones. de la situación. Las variables de la misión consisten en misión,
(MFE 1-01)
enemigo, terreno y clima, tropas y apoyo disponibles, tiempo
disponible y consideraciones civiles (METT-TC). Incorporar el
análisis de las variables operacionales con METT-TC asegura
que los líderes del Ejército consideren la mejor información
relevante disponible sobre las condiciones que pertenecen a
la misión.

MISIÓN
CONSIDERACIONES
CIVILES

ENEMIGO

VARIABLES DE LA

MISIÓN
METT-TC
Figura 1-4
TIEMPO
DISPONIBLE

TERRENO Y
CLIMA
TROPAS Y APOYO
DISPONIBLES

1-8

112
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

1.1.2. Amenazas y peligros

[[1-12] Las amenazas son una parte fundamental del ambien-


te operacional general para cualquier operación, pero aquí se amenaza
describen por separado simplemente para enfatizar en ellas. Cualquier combinación
Amenaza es cualquier combinación de actores, entidades de actores, entidades
o fuerzas que tienen la
o fuerzas que tienen la capacidad y la intención de afectar capacidad y la intención de
las fuerzas amigas, los intereses nacionales o la nación. Las afectar las fuerzas amigas,
amenazas pueden incluir individuos, grupos de individuos (or- los intereses nacionales o
ganizados o no organizados), fuerzas paramilitares o milita- la nación.
res, Estados-nación o alianzas nacionales. El término incor- (MFRE 3-0)

pora aquellos actores que puedan atentar contra la población,


la cual defendemos por principio constitucional. Cuando las
amenazas ejecutan su capacidad de hacer daño a Colombia,
se convierten en enemigos.

[1-13] En general, los diversos actores en cualquier área de


operaciones se pueden clasificar como una amenaza, un ene-
migo, un adversario, un neutral o un amigo. Enemigo es una
parte identificada como hostil contra la cual se autoriza el
uso de la fuerza. Un enemigo también es llamado combatien-
te y es tratado como tal bajo el derecho de la guerra. Adver-
sario es una parte reconocida como potencialmente hostil
a una parte amistosa y contra la cual se puede considerar
el uso de la fuerza. Neutral es una parte identificada por no
apoyar ni oponerse a las fuerzas amigas o enemigas. Las
operaciones terrestres a menudo resultan complejas porque
una amenaza, un enemigo, un adversario, un neutral o un
amigo se mezclan, a menudo sin medios fáciles de distinguir
uno del otro.

[1-14] El término amenaza híbrida ha evolucionado para cap-


tar la aparentemente mayor complejidad de las operaciones,
la multiplicidad de actores involucrados y la confusión entre enemigo
los elementos tradicionales del conflicto. Amenaza híbrida
Parte identificada como
es la combinación diversa y dinámica de fuerzas regulares, hostil contra la que se
fuerzas irregulares, fuerzas terroristas y/o elementos cri- autoriza el uso de la
minales unificados para lograr efectos mutuamente benefi- fuerza.
ciosos. Las amenazas híbridas combinan fuerzas regulares (MFRE 3-0)
regidas por el Derecho Internacional, la tradición militar y la
costumbre con fuerzas que actúan fuera del marco de estas

1-9

113
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

regulaciones, sin restricciones en el uso de la violencia o la


selección de sus objetivos. Estos pueden involucrar a actores
del Estado-nación que emplean formas de guerra prolongada,
amenaza híbrida posiblemente usando fuerzas externas para coaccionar e inti-
Combinación diversa y midar, o actores no estatales empleando conceptos operacio-
dinámica de las fuerzas nales y capacidades de alto nivel tradicionalmente asociadas
regulares, fuerzas
con los Estados. Estas fuerzas y capacidades diversas permi-
irregulares, fuerzas
terroristas y/o elementos ten que las amenazas híbridas aprovechen las vulnerabilida-
criminales unificados des detectadas, haciéndolas particularmente eficaces.
para lograr efectos
mutuamente beneficiosos. [1-15] El enemigo puede emplear armas sofisticadas contra
(MFRE 3-0) objetivos específicos para atacar las debilidades nacionales
identificadas. También amenazará con emplear terrorismo,
ataques indiscriminados e incluso armas químicas, biológi-
cas, radiológicas o nucleares, dirigidas a concentraciones de
unidades, centros poblados o infraestructura crítica. Al pro-
yectar poder en una región, los líderes del Ejército pueden
encontrarse sin una o más de las ventajas que normalmente
tienen. Las unidades del Ejército que se enfrentan a capaci-
dades enemigas nuevas e imprevistas tienen que adaptarse
rápidamente mientras ejecutan las operaciones. Del mismo
modo, el enemigo se organizará para operaciones altamente
descentralizadas durante un periodo prolongado; trabajará
para asegurar el apoyo activo de otros poderes regionales y
simpatizantes y buscará crear efectos disruptivos orientados
contra las actividades nacionales a través de ataques en el
ciberespacio y terrorismo.

[1-16] El enemigo suele optar por luchar entre la población,


intentando cada vez más utilizar a las personas y los ambien-
tes urbanos para su beneficio. Busca poblaciones para refu-
giarse, obtener apoyo y protegerse contra el ataque y la de-
tección por parte de las Fuerzas Militares de Colombia. Esto
adversario
afecta la manera en que los soldados emplean la fuerza para
Parte reconocida como lograr el éxito en un conflicto.
potencialmente hostil
a una parte amistosa y
contra la cual se puede
[1-17] Aunque no es estrictamente visto como amenaza, pe-
considerar el uso de la ligro es una condición con el potencial de causar lesión, en-
fuerza. fermedad o muerte del personal; daño o pérdida de equipo
(MFRE 3-0) o propiedad; o la degradación de la misión. Las condiciones
peligrosas o los fenómenos naturales pueden dañar o des-

1 - 10

114
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

AMENAZA

Entidades · Fuerzas amigas


Capacidad e Afectar · Intereses nacionales
intención
Fuerzas Actores · La nación

PELIGRO
· Lesión
Persona · Enfermedad
· Muerte

· Daño
Condición potencial Material
· Pérdida

Misión · Degradación

AMENAZA HÍBRIDA

· Fuerzas regulares
Unificados para
Combinación · Fuerzas irregulares lograr efectos
diversa y dinámica · Fuerzas terroristas mutuamente
· Elementos criminales
beneficiosos

ADVERSARIO

Parte
reconocida como Contra la que se
puede considerar el
potencialmente uso de la fuerza
hostil

| Figura 1-5 | Amenazas y peligros

1 - 11

115
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

truir la vida, los recursos vitales y las instituciones o impe-


dir el cumplimiento de la misión. Comprender los peligros y
sus efectos en las operaciones permite al comandante en-
tender mejor el terreno, el clima y otros factores que apoyan
la misión. La comprensión de los peligros también lo ayuda a
visualizar los impactos potenciales en las operaciones. Una
interpretación exitosa del medio ambiente ayuda a contra-
rrestar acertadamente las acciones de la amenaza dentro de
una región geográfica dada. Los peligros incluyen enferme-
dades, fenómenos meteorológicos extremos, radiación solar
y áreas contaminadas por materiales tóxicos.

[1-18] Los actores estatales hostiles pueden intentar abru-


mar los sistemas de defensa e imponer un alto costo a la na-
ción para intervenir en una contingencia o crisis. Los actores
estatales y no estatales intentan aplicar la tecnología para
interrumpir las ventajas de las fuerzas del país. Las acciones
enemigas buscan reducir la habilidad para lograr el dominio
terrestre, aéreo, marítimo y ciberespacio. Las unidades del
Ejército no siempre pueden depender de una ventaja en la
tecnología, las comunicaciones y la recolección de informa-
ción. Deben dar cuenta de lo que los adversarios y enemigos
saben acerca de las capacidades amigas y de cómo funcionan
las unidades del Ejército. Estas deben prever cómo el enemi-
go adaptará sus operaciones y utilizará sus capacidades para
luchar por la superioridad en importantes porciones de los
dominios terrestre, marítimo, aéreo, espacial y ciberespacial.
Además, para lograr objetivos políticos, las organizaciones
enemigas pueden expandir sus operaciones dentro o fuera
del territorio nacional. Los enemigos y adversarios pueden
operar más allá de los campos de batalla físicos. A menudo
subvierten los esfuerzos amigos infiltrando las propias tropas
o los asociados de la acción unificada (actuando como ame-
neutral
nazas internas) y utilizando los ataques en el ciberespacio,
Parte identificada como
mientras emplean la propaganda y la desinformación a través
aquella que ni apoya ni
se opone a las fuerzas de las redes sociales para afectar la percepción pública.
amigas o enemigas.
(MFRE 3-0)
[1-19] Los enemigos y adversarios pueden imponer las ca-
pacidades antiacceso y de negación de área. Tales esfuerzos
hacen que la proyección de poder propio sea cada vez más
arriesgada y permiten a los competidores cercanos y po-

1 - 12

116
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

tencias regionales extender su fuerza coercitiva mucho más


allá de sus fronteras. En los escenarios más desafiantes, se
puede ser incapaz de emplear fuerzas de la manera en que
se ha hecho en el pasado. Por ejemplo, la capacidad para
aumentar el poder de combate en un área, realizar ensa-
yos detallados y actividades de integración y luego conducir
operaciones cuando y donde se desee pueden convertirse en
un desafío mayor. Además, el enemigo puede emplear capa-
cidades de ciberataque (como malware disruptivo y destruc-
tivo) para interferir en el campo de combate interrumpiendo
las comunicaciones; el posicionamiento, la navegación y sin-
cronización; la cadencia, y la libertad de maniobra. Finalmen-
te, pueden intentar atacar instalaciones para interrumpir o
retrasar el despliegue de fuerzas. Estos tipos de amenazas
no son específicos de un solo teatro de operaciones y crean
consecuencias problemáticas para la seguridad internacio-
nal. Tal ambiente puede inducir inestabilidad o erosionar la
credibilidad de la disuasión y puede debilitar las alianzas
internacionales, incluyendo los acuerdos comerciales, eco-
nómicos y diplomáticos asociados.

[1-20] Junto con los desafíos estatales, las organizaciones


extremistas violentas trabajan para socavar la seguridad
transregional. Dichos grupos se dedican a la radicalización de
las poblaciones, la propagación de la violencia y el apalan-
camiento del terror para imponer sus visiones de la organi-
zación social. Son más fuertes donde los gobiernos son más
débiles. En muchos lugares, las organizaciones extremistas
violentas coexisten con organizaciones criminales transna-
cionales, y ambas organizaciones conducen el comercio ilícito
y propagan la corrupción, socavando aún más la seguridad y
la estabilidad. Además, las acciones de piratería informática
y grupos extremistas políticos crean catástrofes, socavan la peligro
seguridad y aumentan los desafíos a la estabilidad. Condición con el potencial
de causar lesión,
[1-21] El cambio climático y los desastres naturales o provo- enfermedad o muerte del
cados por el hombre agravarán las condiciones ya complejas personal; daño o pérdida
en los países en desarrollo. Provocarán crisis humanitarias, lo de equipo o propiedad; o la
degradación de la misión.
que desestabilizará las migraciones regionales y aumentará
(MFRE 3-0)
el potencial de enfermedades epidémicas. Millones de perso-
nas mueren cada año por enfermedades contagiosas; estos

1 - 13

117
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

números pueden crecer exponencialmente a medida que au-


El cambio mentan las densidades urbanas. El aumento del consumo de
climático y recursos, especialmente en zonas densamente pobladas, au-
mentará la contaminación en el aire, el agua, la tierra y poten-
los desastres cialmente la espacial. El agotamiento de los recursos también
naturales o agravará este problema. El agotamiento reduce las fuentes
provocados naturales de reposición, así como intensifica los efectos de
por el hombre los desastres naturales, teniendo cada vez mayores impactos
agravarán las en las zonas más densamente pobladas.
condiciones ya [1-22] Para las unidades del Ejército, las relaciones versátiles
complejas en entre las fuerzas amigas, las fuerzas enemigas y las variables
los países en de un ambiente operacional hacen que las operaciones te-
desarrollo. rrestres sean dinámicas y complicadas. Independientemente
de la ubicación o la amenaza, las unidades deben sincronizar
las acciones para lograr la unidad de esfuerzo que garantiza
la conducción de la misión; lo hacen como un asociado vital
en la acción unificada. Los comandantes y el Estado Mayor
deben estar preparados para adaptarse y prosperar en am-
bientes donde los problemas integran a los actores en lugar
de las autoridades formales.

1.2. LA GUERRA COMO UN ESFUERZO HUMANO

[1-23] Como lo reconoció Clausewitz siglos atrás, la guerra


es un esfuerzo humano, fundamentalmente un choque de
voluntades a menudo disputado entre la población. No es un
proceso mecánico que puede ser controlado con precisión,
ni siquiera por máquinas, estadísticas o leyes que cubren las
operaciones en ambientes cuidadosamente controlados y
predecibles. Esencialmente, toda guerra consiste en cambiar
el comportamiento humano. Es a la vez un concurso de volun-
tades y un concurso de intelecto entre dos o más partes en un
conflicto, con cada uno tratando de alterar el comportamiento
del otro lado. El éxito en las operaciones a menudo se deter-
mina por la capacidad de un líder en cuanto a pensar mejor
que un oponente para ganar y mantener la iniciativa. El lado
que pronostica mejor, aprende y se adapta más rápidamente,
piensa con más claridad, decide y actúa más rápidamente y
se siente cómodo con la incertidumbre tiene la mayor posi-

1 - 14

118
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

bilidad de capturar, retener y explotar la iniciativa para tener


éxito sobre un oponente. La guerra es
[1-24] La guerra es caótica, letal e inherentemente huma-
caótica, letal e
na. La capacidad de prevalecer en el combate terrestre se inherentemente
convierte en un factor decisivo para romper la voluntad del humana.
enemigo. Esto requiere que tanto los comandantes como los
soldados comprendan el contexto humano que refuerza la vo-
luntad del enemigo (por ejemplo, las normas sociales, la his-
toria y la religión). Los comandantes no deben presumir que
la letalidad superior equivalga necesariamente a causar los
efectos deseados sobre el enemigo. Los comandantes deben
evaluar continuamente a través de los diversos medios a su
disposición, si sus operaciones están influyendo en los ene-
migos, así como en las poblaciones, de la manera que ellos
pretenden; esta misma evaluación debe ocurrir también para
la aplicación no letal de la fuerza.

[1-25] A lo largo de la historia, las personas han estado liga-


das a la tierra en la que viven. Esta realidad coloca al Ejército,
como parte de la fuerza conjunta, en una posición única para
influenciar mejor en la población de acuerdo con los objetivos
nacionales. Los insurgentes a menudo participan en la guerra
mezclándose con la población local, obligando a que los co-
mandantes comprendan el contexto humano de la insurgen-
cia y la población local a fin de asegurar la efectividad de las
operaciones. Cuando las operaciones terrestres unificadas
ocurren entre grupos civiles, las acciones de estos influencian
y son influenciadas por operaciones militares. Los resultados
de estas interacciones son a menudo impredecibles y quizás
incontrolables. Los comandantes deben buscar el apoyo de la
población local y cuando sea necesario, poder influir en sus
comportamientos.

[1-26] Los efectos de la guerra llegan a los escalones más ba-


jos y a los soldados que operan en estos. Para el comandante
de una brigada, la cantidad de soldados puede superar los
mil. Los soldados reciben órdenes a través de los diferentes
niveles de su cadena mando y cada uno debe entender los
límites dentro de los cuales ejercer la iniciativa disciplinada.
Además, los comandantes subordinados deben comprender

1 - 15

119
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

la intención del comandante del nivel superior, las capacida-


des y limitaciones de su unidad y los efectos de las acciones
de sus subordinados sobre las operaciones de toda la Fuer-
acción unificada za. Para ser efectivos, los comandantes deben comunicarse y
Sincronización,
recibir información de forma clara, hacia y desde los niveles
coordinación y/o más bajos para asegurar el entendimiento compartido.
integración de actividades
de las entidades [1-27] Las unidades buscan alcanzar las metas y los objeti-
gubernamentales y no vos que se les han asignado desde el nivel estratégico (por
gubernamentales con las
el Presidente como comandante supremo de las fuerzas ar-
operaciones militares para
lograr unidad de esfuerzo. madas de la República). Normalmente, esto requiere estable-
(MFE 3-0) cer o restablecer condiciones favorables a los intereses de la
nación. Establecer estas condiciones es el papel de la acción
unificada y el Ejército es un asociado vital de esta.

1.3. ACCIÓN UNIFICADA

[1-28] Acción unificada es la sincronización, coordinación y/o


integración de actividades de las entidades gubernamentales
y no gubernamentales con las operaciones militares para lo-
grar unidad de esfuerzo (MFE 3-0). Unidad de esfuerzo es la
coordinación y cooperación hacia objetivos comunes, inclu-
so cuando los participantes no pertenecen necesariamente
al mismo comando u organización, siendo este el producto
de la acción unificada exitosa. A medida que las fuerzas mi-
litares sincronizan las acciones, logran la unidad de esfuer-
zo. La acción unificada incluye acciones de fuerzas militares
sincronizadas con actividades de otros organismos guberna-
mentales, organizaciones no gubernamentales e interguber-
unidad de esfuerzo
namentales y el sector privado. A través del encuentro militar,
Coordinación y
cooperación hacia
las fuerzas militares juegan un papel clave en la acción uni-
objetivos comunes, incluso ficada antes, durante y después de las operaciones median-
cuando los participantes te el comprometimiento. El encuentro militar es el contacto
no pertenecen e interacción rutinaria entre individuos o elementos de las
necesariamente al mismo
comando u organización,
fuerzas militares, con fuerzas armadas de otra nación, au-
siendo este el producto de toridades civiles o agencias nacionales o internacionales
la acción unificada exitosa. para construir confianza, compartir información, coordinar
(MFRE 3-0) actividades mutuas y mantener influencia. La contribución
del Ejército a la acción unificada son las operaciones terres-
tres unificadas (véase el capítulo 4). Las unidades del Ejército

1 - 16

120
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

ACCIÓN UNIFICADA

• Sincronización
Operación militar • Coordinación Actividades de
las entidades
• Integración
• Gubernamentales
• No gubernamentales

Unidad de esfuerzo

| Figura 1-6 | Acción unificada

están especialmente capacitadas para configurar ambientes


operacionales a través de su presencia directa y encuentros
militares sostenidos con asociados de la acción unificada y
población civil local.

[1-29] Las unidades del Ejército siguen siendo la principal fuer-


za de combate en el dominio terrestre. Sin embargo, depen-
encuentro militar
den y apoyan fuerzas conjuntas a través de múltiples dominios
(tierra, aire, espacio marítimo, ciberespacio). Esta integración Contacto e interacción
rutinaria entre individuos
a través de múltiples dominios, así como las contribuciones o elementos de las fuerzas
que el Ejército proporciona y los beneficios que se derivan de militares, con fuerzas
operar en múltiples dominios, es la batalla multidominio (véa- armadas de otra nación,
se el capítulo 4). El Ejército depende de las otras fuerzas para autoridades civiles o
agencias nacionales o
la movilidad estratégica y operacional, los fuegos conjuntos y internacionales para
otras capacidades facilitadoras clave. El Ejército apoya a otras construir confianza,
fuerzas, comandos conjuntos y asociados de la acción unifica- compartir información,
da con capacidades fundamentales tales como fuegos indirec- coordinar actividades
mutuas y mantener
tos en tierra y defensa antiaérea y de misiles, operaciones ci- influencia.
bernéticas defensivas, protección electrónica, comunicaciones, (MFRE 3-0)
inteligencia, aeronaves de ala rotatoria, logística e ingenieros.
Asociados de la acción unificada son aquellas fuerzas milita-

1 - 17

121
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

res, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales


y elementos del sector privado con quienes las unidades del
Ejército planean, coordinan, sincronizan e integran durante la
asociados de la conducción de las operaciones. Incluyen fuerzas y componen-
acción unificada
tes conjuntos, fuerzas multinacionales y agencias o dependen-
Fuerzas militares, cias del Gobierno con quienes las unidades del Ejército deben
organizaciones
gubernamentales y no
coordinar las operaciones.
gubernamentales y
elementos del sector [1-30] Un teatro de operaciones es el área operacional de-
privado con quienes las finida por el comandante de un comando conjunto para la
unidades del Ejército conducción o apoyo de operaciones militares específicas. La
planean, coordinan,
capacidad del Ejército para establecer y sostener el teatro de
sincronizan e integran
durante la conducción de operaciones es esencial para permitir que la fuerza conjunta
las operaciones. capture la iniciativa mientras restringe las opciones del enemi-
(MFRE 3-0) go. El Ejército posee capacidades para establecer, mantener y
defender infraestructura vital. También proporciona al coman-
dante de la fuerza conjunta capacidades únicas, tales como
apertura de aeródromos; logística; defensa química; recepción,
organización y movimiento hacia el frente, e integración.

teatro de [1-31] La coordinación entre las diferentes agencias del Esta-


operaciones do es inherente a la acción unificada. Coordinación interagen-
Área operacional definida cial es la coordinación que ocurre entre los elementos del
por el comandante de un Ministerio de Defensa Nacional (MDN) con los organismos
comando conjunto para
la conducción o apoyo y departamentos del Gobierno nacional comprometidos con
de operaciones militares el propósito de lograr un objetivo común. Las unidades del
específicas. Ejército conducen y participan en esta empleando los enla-
(MFRE 3-0) ces establecidos, el encuentro de líder y soldado y el proceso
de operaciones. El encuentro líder-soldado es la interacción
interpersonal entre soldados y líderes con audiencias en un
área de operaciones.

[1-32] Los comandantes en los niveles más altos desempeñan


encuentro líder- un papel fundamental en la acción unificada. Sin embargo, los
soldado comandantes subordinados también integran y sincronizan
Interacción interpersonal sus operaciones directamente con las actividades y operacio-
entre soldados y líderes nes de otras fuerzas militares y organizaciones no militares
con audiencias en un área en sus áreas de operaciones. Además, deben considerarse las
de operaciones.
actividades de la nación anfitriona y la población local. Para
(MFRE 3-0)
el Ejército, estas son las operaciones terrestres unificadas; a
fin de construir las capacidades de los asociados de la acción

1 - 18

122
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

unificada, se puede requerir de la coordinación interorgani-


zacional. La nación anfitriona es la nación que, por acuerdo,
recibe fuerzas o material de una organización multinacional
(como la ONU o la OTAN) o de otras naciones que operan coordinación
dentro o desde su territorio o que transitan por él, permite interagencial
que se ubiquen en su territorio materiales u organizaciones Coordinación que ocurre
extranjeras y/o proporciona apoyo para dichos propósitos. entre los elementos
del Ministerio de
Defensa Nacional
[1-33] Coordinación interorganizacional es la interacción con los organismos
que ocurre entre los elementos Ministerio de Defensa Na- y departamentos del
cional; organismos contratados por el gobierno; agencias Gobierno nacional
estatales, territoriales, locales y tribales; fuerzas militares comprometidos con el
propósito de lograr un
extranjeras y agencias gubernamentales; organizaciones objetivo común.
intergubernamentales; organizaciones no gubernamenta- (MFRE 3-0)
les, y el sector privado. Esta interacción ayuda a asegurar la
población, proteger la infraestructura y fortalecer las institu-
ciones como un medio de preservar los intereses de seguri-
dad comunes. Lo anterior es el resultado de las actividades,
programas y compromisos interorganizacionales que aumen-
tan la capacidad de los asociados para establecer seguridad,
gobernabilidad, desarrollo económico, servicios esenciales,
Estado de derecho y otras funciones críticas de gobierno. El
Ejército integra las capacidades de las unidades del ejército
de combate y el ejército generador de fuerza para apoyar los
esfuerzos interorganizacionales de fortalecimiento de la ca-
pacidad, principalmente a través de las interacciones de coo-
peración de seguridad. nación anfitriona
Nación que, por acuerdo,
[1-34] Cooperación en seguridad toda interacción entre el recibe fuerzas o material
de una organización
Ministerio de Defensa Nacional y los organismos de defensa
multinacional (como
extranjeros, que tiene como objetivo crear relaciones que la ONU o la OTAN) o
promueven intereses específicos en materia de defensa y de otras naciones que
seguridad, con el fin de desarrollar capacidades militares operan dentro o desde
su territorio o que
aliadas para las operaciones de defensa mutua y multina-
transitan por él, permite
cional. La cooperación en materia de seguridad proporciona que se ubiquen en su
los medios para construir la capacidad de los asociados. Las territorio materiales u
interacciones de cooperación en materia de seguridad fo- organizaciones extranjeras
y/o proporciona apoyo
mentan y permiten a los asociados internacionales trabajar
para dichos propósitos.
con Colombia para alcanzar objetivos estratégicos. Estos ob-
(MFRE 3-0)
jetivos incluyen:

1 - 19

123
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• Establecer relaciones defensivas y de seguridad que pro-


muevan intereses de seguridad específicos de Colombia,
incluyendo todas las actividades internacionales de coo-
coordinación peración en armamento y asistencia de seguridad.
interorganizacional
• Desarrollar capacidades militares de aliados y amigos
Interacción que ocurre
entre los elementos
para operaciones de defensa propia y multinacional.
Ministerio de Defensa
Nacional; organismos • Proporcionar a las unidades militares acceso al área en
contratados por el tiempo de paz y contingencia a las naciones anfitrionas.
gobierno; agencias
estatales, territoriales, [1-35] Respaldado por políticas apropiadas, marcos legales y
locales y tribales; autoridades, el Ejército apoya los objetivos del plan de cam-
fuerzas militares
extranjeras y agencias paña del comandante del teatro. El plan favorece los objetivos
gubernamentales; al liderar las interacciones de cooperación de seguridad, es-
organizaciones pecíficamente aquellas que involucran la asistencia a fuer-
intergubernamentales; zas de seguridad y Defensa interna en el extranjero para las
organizaciones no
gubernamentales, y el unidades, instituciones y funciones del sector de seguridad.
sector privado. Asistencia a fuerzas de seguridad son las actividades que
(MFRE 3-0) contribuyen a la acción unificada desde el Gobierno nacional
para apoyar el desarrollo de capacidades de las fuerzas de
seguridad extranjeras y sus instituciones de apoyo. Defensa
interna en el extranjero es la participación de las agencias
civiles y militares de un gobierno en cualquiera de los pro-
gramas de acción adoptados por otro gobierno u otra orga-
nización designada, para liberar y proteger a su sociedad de
defensa interna en la subversión, la anarquía, la insurgencia, el terrorismo y
el extranjero otras amenazas a su seguridad.
Participación de
las agencias civiles [1-36] Las unidades del ejército de combate y del generador
y militares de un de fuerza contribuyen con los programas del sector de la se-
gobierno, en cualquiera guridad. Estos programas profesionalizan y desarrollan la
de los programas de
acción adoptados por
capacidad de un asociado seguro para permitir operaciones
otro gobierno u otra sincronizadas y sostenidas. Las interacciones de cooperación
organización designada, de seguridad del Ejército permiten otros esfuerzos interor-
para liberar y proteger su ganizacionales para desarrollar la capacidad de los asocia-
sociedad de la subversión,
la anarquía, la insurgencia,
dos. Las unidades de combate del Ejército -incluyendo las de
el terrorismo y de otras operaciones especiales- asesoran, capacitan, asisten y equi-
amenazas a su seguridad. pan a las unidades asociadas para desarrollar habilidades
(MFRE 3-0) colectivas e individuales en operaciones de seguridad. Este
tipo de misiones del MDN se conoce como defensa interna en

1 - 20

124
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

el extranjero. Las unidades del ejército generador de fuerza


asesoran y capacitan a las actividades de sus homólogos para
crear capacidad institucional para la educación profesional, la
generación de fuerza y el sostenimiento de fuerzas. cooperación en
seguridad
Toda interacción entre
1.3.1. Cooperación con las organizaciones civiles el Ministerio de Defensa
Nacional y los organismos
de defensa extranjeros,
[1-37] Los comandantes entienden los roles y capacidades que tiene como objetivo
respectivas de las organizaciones civiles y contratistas en una crear relaciones que
acción unificada. Otras agencias del gobierno trabajan con los promueven intereses
específicos en materia
militares y son parte de la línea de mando nacional bajo el de defensa y seguridad,
Presidente de la República de Colombia. con el fin de desarrollar
capacidades militares
[1-38] Las organizaciones civiles (como otros organismos aliadas para las
gubernamentales, organizaciones intergubernamentales y operaciones de defensa
mutua y multinacional.
organizaciones no gubernamentales) aportan recursos y ca-
(MFRE 3-0)
pacidades que pueden ayudar a establecer la autoridad y las
capacidades civiles de la nación anfitriona. La mayoría de las
organizaciones civiles no está bajo control militar ni tampo-
co el cuerpo diplomático o los funcionarios de las Naciones
Unidas. Las organizaciones civiles tienen diferentes culturas
y normas organizacionales. Algunas pueden estar dispues-
tas a trabajar con las unidades del Ejército, otras no. Además,
las organizaciones civiles pueden llegar después de que las
operaciones militares hayan comenzado. Por lo tanto, el con-
tacto personal y la construcción de la relación son esenciales.
El énfasis de los comandantes en el establecimiento de una
coordinación inmediata y continua fomenta una cooperación
efectiva. Del mismo modo, deben establecer el enlace con
las organizaciones civiles para integrar sus esfuerzos tanto
como sea posible con el Ejército y las operaciones conjun-
tas. Las unidades de asuntos civiles normalmente establecen
este enlace.

[1-39] Cuando se autorice, las unidades del Ejército brindan


apoyo y seguridad a organizaciones civiles, ya que muchas de
estas carecen de estas capacidades. Un ejemplo de organiza-
ción civil es “otro organismo gubernamental” (en el contexto
de la coordinación interinstitucional, otra agencia guberna-
mental es aquella que no pertenece al Ministerio de Defensa

1 - 21

125
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Nacional). Otras agencias gubernamentales incluyen, pero no


se limitan a, Ministerio del Interior, Justicia, Transporte y Agri-
cultura, entre otros.
asistencia a fuerzas [1-40] Un segundo ejemplo de organización civil es una or-
de seguridad
ganización intergubernamental. Organización interguberna-
Actividades que
contribuyen a la acción
mental es aquella creada por un acuerdo formal entre dos o
unificada desde el más gobiernos sobre una base global, regional o funcional
Gobierno nacional para para proteger y promover los intereses nacionales compar-
apoyar el desarrollo de tidos por los Estados miembros. Las organizaciones intergu-
capacidades de las fuerzas
de seguridad extranjeras
bernamentales pueden establecerse sobre una base mundial,
y sus instituciones de regional o funcional con fines de amplio alcance o de defini-
apoyo. Defensa interna ción limitada. Algunos ejemplos son las Naciones Unidas y la
en el extranjero es Unión Europea.
la participación de
las agencias civiles
[1-41] Por último, Organización no gubernamental es una
y militares de un
gobierno en cualquiera organización privada, sin fines de lucro, dedicada a aliviar
de los programas de el sufrimiento humano; y/o promover la educación, la aten-
acción adoptados por ción de salud, el desarrollo económico, la protección del
otro gobierno u otra
medio ambiente, los Derechos Humanos y la resolución de
organización designada
para liberar y proteger conflictos; y/o alentar el establecimiento de instituciones
a su sociedad de la democráticas y la sociedad civil. Estas son independientes,
subversión, la anarquía, la diversas y flexibles centradas en los niveles básicos de la or-
insurgencia, el terrorismo
ganización, que van desde el alivio primario y la provisión de
y otras amenazas a su
seguridad. desarrollo hasta las organizaciones de Derechos Humanos,
(MFRE 3-0) la sociedad civil y de resolución de conflictos. Su misión es a
menudo de naturaleza humanitaria y no de cooperación con
los militares para cumplir sus objetivos. Entre los ejemplos
se incluyen Cooperative for Assistance and Relief Everywhere
(CARE) y Médicos Sin Fronteras dos de las diez más conocidas
a nivel internacional.

[1-42] Un contratista es una persona o empresa que opera


bajo un acuerdo legal que provee productos o servicios paga-
dos. Un contratista proporciona suministros y servicios o rea-
liza trabajos a un determinado precio o tasa sobre la base de
los términos del contrato. El apoyo contratado incluye el apo-
yo a los bienes y servicios tradicionales, pero también puede
incluir comunicaciones de intérprete, infraestructura y otros
apoyos relacionados. Los empleados del contratista incluyen
contratistas autorizados para acompañar a la Fuerza como

1 - 22

126
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

parte formal de esta y empleados nacionales locales que nor-


malmente no tienen un estatus legal especial.

1.3.2. Operaciones multinacionales

Operaciones
Alianza Coalición
multinacionales

Por fuerzas Acuerdo entre Acuerdo entre


de dos o dos o más dos o más
más naciones naciones para naciones para
objetivos una acción
amplios y de común
largo plazo

| Figura 1-7 | Operaciones multinacionales

[1-43] Operaciones multinacionales son las acciones mili-


tares llevadas a cabo por fuerzas de dos o más naciones,
generalmente emprendidas dentro de la estructura de una
coalición o alianza. Si bien cada nación tiene sus propios in-
tereses y, a menudo, participa dentro de las limitaciones de
las advertencias nacionales, todas aportan valor a la opera-
ción. Las unidades de cada nación tienen capacidades únicas
y cada una contribuye a la legitimidad de la operación en tér-
minos de aceptabilidad internacional o local.

[1-44] Alianza es la relación que resulta de un acuerdo for- operaciones


mal entre dos o más naciones para objetivos amplios y de multinacionales
largo plazo que fomenten los intereses comunes de los Acciones militares
miembros. Alianzas militares, como la Organización del Tra- llevadas a cabo por
tado del Atlántico Norte (OTAN), permiten a los asociados es- fuerzas de dos o más
tablecer acuerdos formales y estándares. naciones, generalmente
emprendidas dentro de la
estructura de una coalición
[1-45] Coalición es un acuerdo entre dos o más naciones o alianza.
para una acción común. Las naciones forman generalmente (MFRE 3-0)
coaliciones para propósitos enfocados en el corto plazo. Una
acción de coalición es una acción fuera de los límites de las

1 - 23

127
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

alianzas establecidas, usualmente para ocasiones únicas o


cooperación más larga en un estrecho sector de interés co-
mún. Las unidades del Ejército pueden conducir acciones de
alianza coalición bajo la autoridad de una resolución de las Naciones
Relación que resulta de Unidas.
un acuerdo formal entre
dos o más naciones para [1-46] Un oficial del Ejército asignado a una fuerza multinacio-
objetivos amplios y de nal enfrenta muchos desafíos. Esto incluye tratar temas cul-
largo plazo que fomenten turales, lenguajes diferentes, los retos de la interoperabilidad,
los intereses comunes de
los miembros condiciones específicas de cada nación sobre el uso de las res-
(MFRE 3-0)
pectivas fuerzas y métodos y sistemas de comando y control
específicos y particulares. Los comandantes analizan los re-
querimientos distintivos de la misión para explotar las ventajas
de la fuerza multinacional y compensar sus limitaciones.

[1-47] El sostenimiento multinacional requiere un planea-


miento y coordinación detallada. Normalmente, cada nación
proporciona un elemento de apoyo propio para sostener sus
unidades desplegadas. Sin embargo, el mantenimiento multi-
nacional integrado puede mejorar la eficiencia y la eficacia. Si
se aprueba previamente, un comando de sostenimiento de un
teatro multinacional puede proporcionar logística y otro apo-
yo a las unidades que hacen parte de esa fuerza. Teniendo en
cuenta que la integración de las necesidades de apoyo de las
fuerzas de varias naciones, que normalmente están disemi-
nadas a distancias considerables e incluso a través de fron-
teras internacionales, es un desafío, los comandantes deben
considerar las capacidades de las fuerzas multinacionales,
que pueden exceder las capacidades del Ejército de Colombia.

[1-48] La acción unificada requiere que los líderes del Ejército


puedan entender, influir y cooperar con los líderes de todos
los asociados de la acción unificada. El Ejército depende de
sus asociados conjuntos para las capacidades que no residen
dentro de la institución; las unidades del Ejército no pueden
coalición funcionar eficazmente sin el apoyo de los asociados conjun-
Acuerdo entre dos o más tos. Del mismo modo, las agencias gubernamentales fuera
naciones para una acción del MDN poseen conocimientos, habilidades y capacidades
común.
necesarias para el éxito. La cooperación activa de los aso-
(MFRE 3-0)
ciados a menudo permite a los líderes del Ejército capitalizar
los puntos fuertes de la organización y compensar las debi-

1 - 24

128
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

lidades. Solo mediante la creación de un entendimiento y un


propósito compartidos mediante la colaboración y el diálogo
con todos los elementos de las fuerzas amigas (un elemento
clave del mando tipo misión) los líderes del Ejército pueden operaciones
integrar sus acciones dentro de una acción unificada y sincro- conjuntas
nizar sus propios esfuerzos y operaciones (véase la doctrina Acciones militares
del Ejército sobre el mando tipo misión para una descripción conducidas por fuerzas
detallada de esta). conjuntas o por unidades
de una fuerza apoyada
por elementos de otra
fuerza, bajo relaciones de
1.3.3. Operaciones conjuntas mando específicas entre
ellas, que por sí mismas,
no conforman una fuerza
[1-49] Las fuerzas pueden cumplir tareas y misiones en apo- conjunta.
yo de los objetivos impuestos del MDN. Sin embargo, el MDN (MFRE 3-0)
emplea principalmente el Comando General de las Fuerzas
Militares (CGFM), a través de operaciones conjuntas. Opera-
ciones conjuntas son las acciones militares conducidas por
fuerzas conjuntas o por unidades de una fuerza apoyada
por elementos de otra fuerza, bajo relaciones de mando es- Ministerio de Defensa
MDN
pecíficas entre ellas, que por sí mismas, no conforman una Nacional
fuerza conjunta. Fuerza conjunta es aquella compuesta por
elementos significativos, asignados o agregados, de dos o
más fuerzas militares que operan bajo un solo comandante
conjunto. Las operaciones conjuntas explotan las ventajas de
las capacidades interdependientes de cada fuerza mediante
la acción unificada. El planeamiento conjunto integra el po-
der militar con otros instrumentos de poder nacional (diplo-
mático, informativo y económico) para lograr un estado final
militar deseado. El Estado final es el conjunto de condicio-
nes requeridas que define el logro de los objetivos del co-
mandante. El planeamiento conjunto conecta el estado final
fuerza conjunta
estratégico con el diseño de la campaña operacional del co-
mandante de la fuerza conjunta y, en última instancia, con las Es aquella compuesta por
elementos significativos,
misiones tácticas. asignados o agregados,
de dos o más fuerzas
[1-50] Los comandantes de la fuerza conjunta usan campa- militares que operan
ñas y operaciones mayores para traducir sus acciones ope- bajo un solo comandante
racionales en resultados estratégicos. Campaña es una serie conjunto.
de operaciones mayores relacionadas con el logro de ob- (MFRE 3-0)

jetivos estratégicos y operacionales dentro de un tiempo y


espacio determinados. Operación mayor es una serie de ac-

1 - 25

129
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

ciones tácticas (batallas, combates, golpes) realizadas por


unidades de combate de una o varias fuerzas, coordinadas
en tiempo y lugar, para alcanzar objetivos estratégicos u
estado final operacionales en un área de operaciones. El planeamiento
Conjunto de condiciones de una campaña es apropiado cuando las operaciones milita-
requeridas que define el res contempladas exceden el alcance de una sola operación
logro de los objetivos del mayor. Las campañas son siempre operaciones conjuntas.
comandante. Las unidades del Ejército no conducen campañas a menos
(MFRE 3-0)
que sean designadas como una fuerza de tarea conjunta. Sin
embargo, contribuyen a las campañas a través de la conduc-
ción de operaciones terrestres.

1.4. OPERACIONES TERRESTRES

[1-51] Para el Ejército, una operación es una secuencia de


acciones tácticas con un propósito común o un tema unifi-
cador (MFE 3-0). Por ejemplo, guerra convencional, contra-
insurgencia o contraterrorismo. En términos más generales
(conjuntos o multinacionales), una operación es la ejecución
de una misión militar estratégica, operacional, táctica, de
Fuerza, entrenamiento o administrativa (MFE 1-01). La mi-
sión principal del Ejército es organizar, entrenar y equipar
fuerzas para conducir operaciones rápidas y sostenidas de
combate terrestre y desempeñar otras funciones asignadas
por el Presidente de la República. El Ejército lo hace a través
de su concepto operacional “operaciones terrestres unifica-
das” (véase el capítulo 4). La doctrina del Ejército se alinea
con la doctrina conjunta tomando en cuenta la naturaleza de
las operaciones terrestres. El mando y control de las ope-
raciones en tierra difiere sustancialmente de otros tipos de
campaña operaciones militares.
Serie de operaciones
mayores relacionadas [1-52] Las unidades del Ejército, con asociados de la acción
con el logro de unificada, conducen operaciones en el dominio terrestre para
objetivos estratégicos
proteger la patria y se involucran regionalmente para preve-
y operacionales dentro
de un tiempo y espacio nir conflictos, configurar ambientes de seguridad y crear múl-
determinados. tiples opciones para responder y resolver crisis. Las unidades
(MFRE 3-0) del Ejército derrotan a las organizaciones enemigas, contro-
lan el terreno, aseguran poblaciones, consolidan ganancias y
preservan la libertad de movimiento de la fuerza conjunta ac-

1 - 26

130
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

tuando a través de combates en múltiples dominios (terres-


tres, marítimos, aéreos y ciberespaciales).

[1-53] Las relaciones dinámicas entre las fuerzas amigas, las operación mayor
fuerzas enemigas, los adversarios y el medio ambiente hacen
Serie de acciones tácticas
que las operaciones terrestres sean extremadamente com- (batallas, combates,
plejas. Entender cada uno de estos elementos por separado golpes) realizadas por
es necesario, pero no suficiente, para entender las relaciones unidades de combate
entre ellos. Las fuerzas amigas compiten con las enemigas de una o varias fuerzas,
coordinadas en tiempo
para obtener ventajas operacionales dentro de un ambien- y lugar, para alcanzar
te operacional. Estas ventajas facilitan que las unidades del objetivos estratégicos u
Ejército se aproximen y destruyan al enemigo con pérdidas operacionales en un área
mínimas. La destrucción se limita a objetivos que por su na- de operaciones.
turaleza, ubicación, propósito o uso hacen una contribución (MFRE 3-0)

efectiva al éxito de la acción militar y cuya destrucción total


o parcial o captura o neutralización, en las circunstancias del
momento, ofrecen una ventaja militar definitiva. Estas venta-
jas permiten que las unidades del Ejército derroten decisiva-
mente a las fuerzas enemigas.

[1-54] La doctrina conjunta describe la guerra convencional


como una confrontación entre Estados-nación o coaliciones
de Estados-nación. Esta confrontación suele implicar opera-
ciones militares de pequeña escala a gran escala, en las que
los enemigos utilizan diversas capacidades militares conven-
cionales entre sí. El poder terrestre normalmente concreta
el resultado, incluso cuando no es el instrumento definitivo.
Poder terrestre es la habilidad de ganar, sostener y explo-
tar el control sobre territorio, recursos y personas mediante
amenaza, fuerza u ocupación. Este se encuentra en el cora-
zón mismo de las operaciones terrestres unificadas. El poder
terrestre incluye la capacidad de:

• Proteger y defender los medios y recursos nacionales. poder terrestre


Habilidad de ganar,
• Imponer las aspiraciones de la nación sobre un enemigo, sostener y explotar el
control sobre territorio,
por la fuerza si es necesario.
recursos y personas
mediante amenaza, fuerza
• Sostener operaciones de alto tempo. u ocupación.
(MFRE 3-0)
• Comprometerse en un ambiente operacional para influir,
configurar, prevenir y disuadir en este.

1 - 27

131
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• Derrotar organizaciones enemigas y controlar terreno.

• Asegurar la población y consolidar ganancias.


combate cercano • Establecer y mantener un ambiente estable que instaure
Lucha llevada a cabo en las condiciones para el desarrollo político y económico.
tierra en un combate de
fuego directo, apoyada
• Reconocer las consecuencias de eventos catastróficos
por fuegos directos e
indirectos y otros medios. (tanto naturales como provocados por el hombre) para
(MFRE 3-0)
restaurar la infraestructura y restablecer los servicios
civiles básicos.

1.4.1. Características de las operaciones terrestres

[1-55] Las operaciones terrestres pueden implicar la destruc-


ción o desarticulación de las fuerzas enemigas en tierra o la
captura o seguridad de objetivos clave que reduzcan la capa-
cidad de estas para realizar operaciones. Cinco característi-
cas distinguen las operaciones terrestres: alcance, duración,
terreno, permanencia y presencia civil.

[1-56] Las características de las operaciones terrestres au-


mentan la incertidumbre del ambiente en el que las unidades
del Ejército conducen operaciones. Los comandantes organi-
zan, entrenan y equipan sus unidades para perseverar a pe-
sar de las bajas y contratiempos. La ejecución descentrali-
zada, basada en el entendimiento compartido de la intención
del comandante, las órdenes de misión y el intercambio de
información disponible, permite a los comandantes de nivel
inferior hacer frente a la incertidumbre mediante el ejercicio
de la iniciativa disciplinada.

1.4.1.1. Alcance

[1-57] Las operaciones terrestres pueden ocurrir en toda


la extensión del dominio terrestre y en todo el rango de las
operaciones militares. Combate cercano es la lucha llevada
a cabo en tierra en un combate de fuego directo, apoyada
por fuegos directos e indirectos y otros medios. Las unida-
des que participan en este utilizan armas de fuego directo,

1 - 28

132
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

CARACTERÍSTICAS DE LAS
OPERACIONES
TERRESTRES
Figura 1-8
ALCANCE DURACIÓN

TERRENO

PERMANENCIA

PRESENCIA CIVIL

apoyadas por fuego indirecto, fuego entregado por aire y me-


dios no letales. Las unidades en combate cercano derrotan o
destruyen fuerzas enemigas o capturan y retienen terreno.
El combate cercano en los escalones subalternos se presen-
ta con muchas más interacciones entre las fuerzas amigas y
enemigas que cualquier otra forma de combate.

1.4.1.2. Duración

[1-58] Las operaciones terrestres son repetitivas y continuas.


Con contadas excepciones (como emboscadas o incursio-
nes), las unidades del Ejército no ejecutan una operación y
regresan a una base, permanecen en contacto con las fuer-
zas enemigas casi continuamente. Esto les permite destruir
al enemigo o hacerlo incapaz o renuente de conducir acciones
adicionales. La duración de las operaciones de combate te-
rrestre contribuye al gran número de interacciones entre las
fuerzas amigas y enemigas, así como con la población civil.

1 - 29

133
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

1.4.1.3. Terreno
Las operaciones
terrestres afectan [1-59] Las operaciones terrestres se llevan a cabo en el me-
a los civiles al dio más denso de todos los medios, el ambiente terrestre. La
compleja variedad de características naturales y artificiales
interrumpir los del ambiente terrestre contrasta significativamente con la
patrones de vida relativa transparencia de los ambientes aéreo, marítimo, es-
rutinarios y los pacial y ciberespacial. Además de considerar los límites de
expone a un visibilidad que resultan del desorden y de otras característi-
peligro potencial. cas del terreno, los planes eficaces para el combate en tierra
también explican los efectos del tiempo y del clima.

1.4.1.4. Permanencia

[1-60] Las operaciones terrestres frecuentemente requieren


capturar o asegurar el terreno. Con el control del terreno vie-
ne el control de la población local y sus capacidades. Así, las
unidades del Ejército en operaciones terrestres hacen perma-
nentes los efectos a menudo temporales de otras operaciones.

1.4.1.5. Presencia civil

[1-61] Las operaciones terrestres afectan a los civiles al in-


terrumpir los patrones de vida rutinarios y los expone a un
peligro potencial. Además, en algunos casos es posible que
el combate terrestre pueda afectar el acceso de los civiles
a los artículos necesarios, como alimentos, agua y suminis-
tros médicos. Las unidades del Ejército deben planear tareas
mínimas esenciales de estabilidad (proporcionar seguridad,
comida, agua, refugio y tratamiento médico; asistencia huma-
nitaria) como parte integral del combate terrestre.

1.4.2. Unidades del Ejército, capacidad expedicionaria y


calidad de la campaña

[1-62] Los conflictos futuros otorgarán una gran ventaja a


quienes logren un despliegue rápido del poder terrestre y
una adaptación constante a las circunstancias únicas de cada

1 - 30

134
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

campaña en la medida que ocurran y cambien. Pero las cam-


pañas rápidas, aunque deseables, son la excepción. Cuando
los objetivos impliquen el control de centros poblados o terre-
no dominante, el éxito de la campaña suele requerir el empleo capacidad
del poder terrestre durante periodos prolongados. Por lo tan- expedicionaria
to, el Ejército combina la capacidad expedicionaria y la calidad Capacidad que permite
de la campaña para contribuir con poder terrestre sostenido desplegar unidades del
y decisivo a la acción unificada. Las unidades del Ejército pro- Ejército como parte de
una fuerza multinacional
porcionan al comandante de la fuerza conjunta la capacidad
o coalición, regional o
de conducir operaciones de combate terrestre rápidas y sos- globalmente y ejecutar
tenidas. operaciones a su llegada
en cualquier área de
[1-63] Capacidad expedicionaria es la capacidad que per- operaciones.
mite desplegar unidades del Ejército como parte de una (MFRE 3-0)

fuerza multinacional o coalición, regional o globalmente


y ejecutar operaciones a su llegada en cualquier área de
operaciones. Las operaciones expedicionarias requieren la
capacidad de desplegarse rápidamente (con apoyo aéreo o
marítimo), en un tiempo corto de preparación y contribuir
rápidamente en la configuración de las condiciones en el AO
y operar desde la llegada explotando el éxito y consolidando
las ganancias mientras se sostiene el alcance operacional.
Adecuar este último es una necesidad para llevar a cabo
la acción decisiva. Extender el alcance operacional es una
preocupación primordial de los comandantes. Para lograr
el estado final deseado, las unidades deben poseer el al-
cance operacional necesario a fin de establecer y mantener
las condiciones que definen el éxito. Los comandantes y los
Estados Mayores lo aumentan a través de un planeamiento
deliberado y enfocado, con la suficiente anticipación a las
operaciones, si es posible, y el sostenimiento adecuado para
facilitar la resistencia.

[1-64] Las capacidades expedicionarias son más que atribu-


tos físicos, comienzan con una mentalidad que invade a todos
los integrantes de la unidad. Estas les confirman a las fuerzas
amigas, asociados multinacionales, enemigos y adversarios
que la nación es capaz y está dispuesta a desplegar una com-
binación correcta de unidades del Ejército en el lugar preciso
en el momento adecuado. Las unidades, capacidades y pro-
yección de la Fuerza desplegadas en el frente (en cualquier

1 - 31

135
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

parte del mundo) contribuyen a las capacidades expedicio-


narias del Ejército. Para proporcionar capacidades expedicio-
narias a los comandantes de fuerzas conjuntas (o multina-
cionales) se requiere de unidades organizadas y equipadas
para ser modulares, versátiles y rápidamente desplegables,
así como capaces de realizar operaciones con instituciones
capaces de apoyarlas.

[1-65] Calidad de la campaña es la capacidad de sostener


las operaciones durante el tiempo que sea necesario y con-
cluirlas con éxito. Las unidades del Ejército están organi-
zadas, entrenadas y equipadas para la resistencia y son el
fundamento esencial para la conducción de las campañas de
la fuerza conjunta. La calidad de la campaña del Ejército ex-
tiende su capacidad expedicionaria mucho más allá del des-
pliegue de unidades que son efectivas a su llegada. Esta es
la habilidad para conducir operaciones sostenidas durante el
tiempo que sea necesario, adaptándose a cambios impredeci-
bles y en algunas oportunidades sustanciales en un ambiente
operacional a medida que se desarrolla la campaña. Las ac-
tividades de encuentro militar del Ejército amplían la capaci-
dad expedicionaria y la calidad de la campaña a los periodos
de campaña de precombate y poscombate.

1.4.3. Combate cercano

[1-66] El combate cercano es indispensable y exclusivo de


las operaciones terrestres. Solo en tierra los combatientes
se enfrentan cara a cara y en gran número con una marcada
frecuencia. Cuando otros medios no logran desplazar a las
fuerzas enemigas de sus posiciones, las unidades del Ejército
se aproximan y las destruyen o capturan. El resultado de las
calidad de la
campaña batallas y los combates depende de la capacidad de las uni-
dades del Ejército de prevalecer en combate cercano.
Capacidad de sostener las
operaciones durante el
tiempo que sea necesario
[1-67] La complejidad del terreno urbano y la densidad de
y concluirlas con éxito. no combatientes reducen la efectividad de las armas de lar-
(MFRE 3-0) go alcance y la entrega de armas desde el aire. Por lo tanto,
un enemigo más débil a menudo intenta negar las ventajas
del Ejército al involucrar unidades del Ejército en ambientes

1 - 32

136
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

urbanos. Las operaciones en áreas grandes y densamente


pobladas requieren consideraciones especiales. Desde una
perspectiva de planeamiento, los comandantes ven las ciuda-
des como características topográficas, así como un sistema
dinámico de diversas entidades operacionales que contienen
fuerzas hostiles, población civil e infraestructura.

[1-68] Independientemente de la importancia de las capaci-


dades tecnológicas, el éxito de las competencias distintivas
del Ejército depende de que los soldados cumplan su misión.
El ambiente operacional de hoy requiere soldados cuyo carác-
ter y competencia representen el fundamento de un Ejército
sustentado en valores, entrenado y listo. Los soldados en la
actualidad son adaptables y aprenden mientras se entrenan
para realizar tareas solos o en grupo. Los soldados y los lí-
deres desarrollan la capacidad de ejercer el buen juicio y la
iniciativa bajo estrés. El Ejército requiere líderes adaptativos
capaces de ejecutar las competencias distintivas del Ejérci-
to en una era de conflicto persistente (véase la doctrina del
Ejército sobre el liderazgo, MFE 6-22). Los líderes del ejército
deben permanecer:

• Sirvien al público desinteresadamente.

• Son profesionales, competentes y comprometidos.

• Están dedicados a vivir y defender la ética del Ejército.

• Son capaces de articular órdenes de misión para operar


dentro de la intención de su comandante.

• Están comprometidos con el desarrollo de sus subordi-


nados y la construcción de un entendimiento compartido,
líder
al tiempo que crean confianza y cohesión mutuas.
Cualquier individuo que,
• Son lo suficientemente audaces como para aceptar ries- en virtud del rol asumido
o la responsabilidad
gos prudentes y ejercer la iniciativa disciplinada mien-
asignada, inspira e influye
tras buscan explotar oportunidades en un ambiente ope- en las demás personas
racional dinámico y complejo. para lograr las metas
institucionales.
• Están entrenados para operar a través del rango de las (MFE 6-22)
operaciones militares.

1 - 33

137
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• Son capaces de operar en equipos de armas combinadas


dentro de la acción unificada e incrementar otras capaci-
dades para lograr sus objetivos.

• Son capaces de aplicar la comprensión cultural para to-


mar las decisiones y ejecutar las acciones correctas.

• Están atentos a las oportunidades, con mentalidad ofen-


siva.

CARACTERÍSTICAS DE LOS LÍDERES DEL EJÉRCITO

Sirven al público desinteresadamente

Son profesionales, competentes y comprometidos

Están dedicados a vivir y defender la ética del Ejército

Son capaces de articular órdenes de misión para operar


dentro de la intención de su comandante

Comprometidos con el desarrollo de sus subordinados y la construcción de un


entendimiento compartido, al tiempo que crean confianza y cohesión mutuas

Son lo suficientemente audaces como para aceptar riesgos


prudentes y ejercer la iniciativa disciplinada mientras buscan explotar
oportunidades en un ambiente operacional dinámico y complejo

Están entrenados para operar a través del rango de las operaciones militares

Son capaces de operar en equipos de armas combinadas dentro de la acción


unificada e incrementar otras capacidades para lograr sus objetivos

Son capaces de aplicar la comprensión cultural para tomar


las decisiones y ejecutar las acciones correctas

Están atentos a las oportunidades, con mentalidad ofensiva

| Figura 1-9 | Características de los líderes del Ejército

1 - 34

138
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

[1-69] El combate cercano eficaz se basa en la letalidad con


un alto grado de comprensión situacional. La capacidad de
destrucción física es el fundamento de todas las demás capa-
cidades militares y es el elemento básico de las operaciones
militares. Los líderes del Ejército organizan, equipan, entre-
nan y emplean sus formaciones para una letalidad sin igual
en una amplia gama de condiciones. La letalidad es un requi-
sito persistente para las organizaciones del Ejército, incluso
en condiciones en las que solo la amenaza implícita de la vio-
lencia es suficiente para cumplir la misión mediante compro-
misos y actividades no letales.

[1-70] Existe una relación natural y complementaria entre el


uso de la fuerza letal y la aplicación de capacidades milita-
res para fines no letales. Aunque cada situación requiere una
mezcla diferente de violencia y restricción, las acciones leta-
les y no letales usadas juntas se complementan y crean múl-
tiples dilemas para los oponentes. Las acciones letales son
fundamentales para llevar a cabo tareas ofensivas y defensi-
vas. Sin embargo, las acciones no letales son también impor-
tantes contribuyentes a las operaciones de armas combina-
das, independientemente de qué elemento de acción decisiva Apoyo de la defensa a
ADAC
(ofensivas, defensivas, estabilidad o ADAC) domine. Encontrar la autoridad civil
maneras de lograr la misión con una mezcla apropiada de
acciones letales y no letales sigue siendo una consideración
importante para cada comandante.

1.5. ALISTAMIENTO A TRAVÉS DEL ENTRENAMIENTO Alistamiento


OR
operacional

[1-71] El alistamiento es la habilidad de una fuerza militar


para combatir y satisfacer las demandas de las misiones
asignadas. El entrenamiento efectivo es la piedra angular del
éxito operacional. El alistamiento operacional (OR) es la ca-
pacidad de una unidad, embarcación, sistema de armas o alistamiento
equipo de realizar las misiones o funciones para las cua- Habilidad de una fuerza
les está organizada o diseñada. A través del entrenamiento militar para combatir y
y el desarrollo de líderes, los soldados, los comandantes y las satisfacer las demandas
de las misiones asignadas.
unidades logran la competencia táctica y técnica que cons-
(MFE 6-22)
truye confianza y les permite ejecutar operaciones exitosas
a través del continuo del conflicto. El entrenamiento indivi-

1 - 35

139
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

dual y colectivo prepara a soldados, líderes y unidades para


desplegarse, luchar y vencer. También prepara a los soldados
para crear ambientes estables. La adquisición de esta com-
petencia requiere una capacitación específica y dedicada a las
tareas ofensivas, defensivas de estabilidad y de apoyo de la
defensa a la autoridad civil. El entrenamiento continúa duran-
te el despliegue para mantener las habilidades y adaptarse a
los cambios en un ambiente operacional (véase el MFRE 7-0
para la doctrina de entrenamiento).

[1-72] El entrenamiento del Ejército incluye varias técnicas y


estándares que permiten a los soldados y las unidades de-
terminar, adquirir y practicar las habilidades necesarias. Las
evaluaciones sinceras, las revistas después de la acción y las
lecciones aprendidas aplicadas y las buenas prácticas pro-
ducen soldados de calidad y unidades versátiles, ambos lis-
tos para todos los aspectos de una situación. El sistema de
entrenamiento del Ejército prepara a soldados y líderes para
emplear las capacidades del Ejército de manera adaptativa y
efectiva en las variadas y desafiantes condiciones actuales.
Mediante el entrenamiento y el aprendizaje, el Ejército prepa-
ra a los soldados para vencer en el combate terrestre, forta-
lece el trabajo en equipo y la cohesión dentro de las unidades,
reconoce que los soldados en última instancia luchan unos
por otros y por sus unidades e infunde disciplina. Igualmente,
condiciona a los soldados a operar dentro del Derecho de la
guerra, las reglas de uso de la fuerza y las reglas de enfrenta-
miento y prepara a los líderes de la unidad para la dura reali-
dad del combate terrestre enfatizando las condiciones fluidas
y desordenadas inherentes a las operaciones en este domi-
alistamiento nio. Durante el entrenamiento, los comandantes acentúan el
operacional mando tipo misión. Para ejercerlo y aplicar con éxito el poder
Es la capacidad de una de combate durante las operaciones, los comandantes deben
unidad, embarcación, entender, fomentar y practicar con frecuencia principios de
sistema de armas o equipo
de realizar las misiones mando durante el entrenamiento. La capacitación debe incluir
o funciones para las procedimientos para la ciberseguridad y la defensa de las
cuales está organizada o plataformas de esta que apoyen las funciones de conducción
diseñada. de la guerra.
(MFE 6-22)
[1-73] El entrenamiento del Ejército produce unidades que
combaten y vencen con un poder de combate abrumador

1 - 36

140
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 1
OPERACIONES MILITARES

contra cualquier enemigo. Sin embargo, la complejidad de in-


tegrar todos los requerimientos de los asociados de la acción El Ejército,
unificada exige que las unidades del Ejército mantengan un como un todo,
alto grado de preparación en todo momento, ya que es difícil
alcanzar la competencia rápidamente. Solo mediante el en-
debe ser lo
trenamiento integrado, para todo el Ejército, en un ambiente suficientemente
de entrenamiento replicado contra una amenaza realista, se flexible para
generarán niveles de preparación apropiados para satisfa- operar con
cer los requerimientos actuales y construir resistencia para éxito en todo
operaciones prolongadas. Las unidades también entrenan
en condiciones desfavorables enfatizando la degradación de
el rango de las
capacidades propias, reduciendo el tiempo para la prepara- operaciones
ción y el despliegue. Los comandantes aseguran que todos militares.
los soldados sean entrenados y certificados antes de permitir
que asuman posiciones de liderazgo, incluyendo cargos en el
Estado Mayor.

[1-74] El Ejército, como un todo, debe ser lo suficientemente


flexible para operar con éxito en todo el rango de las ope-
raciones militares. Las unidades deben ser tan ágiles como
para adaptarse rápidamente y ser capaces de cambiar, con
poco esfuerzo, de un enfoque sobre una porción del continuo
del conflicto a un enfoque sobre otra porción. El cambio y la
adaptación que una vez requerían años de implementación,
ahora deben ser reconocidos, comunicados e implementados
rápidamente. La tecnología, habiendo jugado un papel cada
vez más importante en el aumento de la letalidad del campo
de combate de la era industrial, asume más importancia y
requiere una innovación más amplia y rápida en los conflictos
del mañana. Las respuestas a los enfoques asimétricos hos-
tiles ya no pueden medirse en meses. Las soluciones deben
ser anticipadas y rápidamente aplicadas a través de la Fuerza
y luego ser adaptadas con frecuencia e innovación a medida
que el enemigo se ajusta para contrarrestar las nuevas ven-
tajas.

[1-75] El entrenamiento del Ejército desarrolla líderes y uni-


dades confiables, competentes y ágiles. Los comandantes en-
focan su tiempo de entrenamiento y otros recursos en tareas
relacionadas con su misión. Debido a que las unidades del
Ejército se enfrentan a diversas amenazas y requerimientos

1 - 37

141
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

de misión, los comandantes ajustan sus prioridades de en-


trenamiento basándose en un ambiente operacional proba-
ble. Por lo anterior, los comandantes deben orientar su alis-
tamiento con respecto a este. El tiempo de alistamiento es
aquel dentro del cual una unidad puede estar lista para rea-
lizar las tareas para las cuales ha sido organizada, equipada
y entrenada; este tiempo se amplifica o se mide mediante
indicadores del estado actual de personal, material y entre-
namiento de la unidad sin incluir el tiempo de trayectos. A
medida que las unidades se preparan para el despliegue, los
comandantes adaptan las prioridades de este a las tareas re-
queridas por las operaciones reales o anticipadas.

tiempo de
alistamiento
Es aquel dentro del cual
una unidad puede estar
lista para realizar las
tareas para las cuales ha
sido organizada, equipada
y entrenada; este tiempo
se amplifica o se mide
mediante indicadores del
estado actual de personal,
material y entrenamiento
de la unidad sin incluir el
tiempo de trayectos.
(MFE 6-22)

1 - 38

142
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2

GUERRA IRREGULAR

Estratégico
Actores · Control e influencia
UES en la población
DEFINICIÓN

Operacional
Amenaza
ENFOQ

Formas · Aproximación indirecta


irregular para operaciones y
campañas
Propósito Táctico
· Aplicación asimétrica
de TTP

GUERRA IRREGULAR

Lucha violenta entre


actores estatales y no
GUERRA TRADICIONAL estatales por su
legitimidad e influencia
Entre Estados-nación o sobre una población
coaliciones. relevante.
DIFERENCIAS

GUERRA CONVENCIONAL GUERRA NO CONVENCIONAL

Conducida por fuerzas


No se emplean armas
militares y otras fuerzas
químicas, biológicas,
radiológicas o nucleares. de seguridad apoyadas
en diversos grados por
una fuente externa.
ENFOQUE DEL EJÉRCITO

Prevenir
· Contraterrorismo
Disuadir · Guerra no convencional
· Defensa interna en el extranjero
Desarticular
· Contrainsurgencia

Derrotar · Tareas de estabilidad

2-1

143
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Muchas guerras no son ni puramente tradicionales ni puramente irregulares... Las fuerzas


irregulares no ganan si no pueden traducir sus ganancias irregulares en el tipo de ventaja que
les da un efecto militar, estratégico y, en última instancia, político, contra su enemigo habitual.

Colin S. Gray

2.1. DEFINICIÓN Y CONTEXTO DE LA GUERRA IRREGULAR

[2-1] Las diversas amenazas que desde mediados del siglo XX


atentan contra la soberanía, la independencia, la integridad
territorial y el orden constitucional de la nación, han reque-
rido que el Ejército, como parte de las Fuerzas Militares, se
constituya en un baluarte para los colombianos, garantizando
la institucionalidad y la democracia a través de la defensa de
la población y sus recursos. Estas décadas de conflicto, le han
proporcionado una gran experiencia, siendo reconocido inter-
nacionalmente como uno de los mejores en el enfrentamiento
de amenazas asimétricas en cualquier ambiente operacional
(selva, montaña, urbano entre otros). Las capacidades que
ha desarrollado en un proceso de mejoramiento continuo, lo
han convertido en un referente regional en áreas como inteli-
gencia, aviación, operaciones especiales, acción integral, des-
minado y atención de desastres entre otros. En el panorama
nacional y global, se vislumbra que estas amenazas seguirán
Las amenazas mutando y amenazando a la población, y por esto nuestra ins-
irregulares titución, seguirá comprometida en el afianzamiento de estas
con un alcance fortalezas que hoy se constituyen en el ADN del Ejército Na-
y poder cada cional de los colombianos.
vez mayores, [2-2] Las amenazas irregulares con un alcance y poder cada
continúan vez mayores, continúan atacando y atentando contra la pobla-
atacando y ción, sus recursos y sus bienes (públicos y privados). Por esto,
atentando contra el Ejército Nacional, en su proceso de mejoramiento continuo,
proporciona a sus unidades a través de la doctrina, una ma-
la población, sus
yor cantidad de herramientas que describen cómo ejecutar
recursos y sus actividades y operaciones para prevenir, disuadir, desarticular
bienes. y derrotar actores no estatales que se presenten como ame-
nazas irregulares o asimétricas. Esta misma doctrina, es apli-
cable contra actores estatales (organizaciones que dependan
de un estado adversario) que utilicen este tipo de guerra. Las

2-2

144
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2
GUERRA IRREGULAR

amenazas irregulares incluyen actores que emplean méto-


dos como la guerra de guerrillas, el terrorismo, el sabotaje, la
subversión, las actividades criminales y la insurgencia.

[2-3] El desarrollo de una definición precisa de guerra irregu-


lar (GI) se dificulta por dos factores principales. Por una parte
el rol que cumple en los diferentes niveles de la guerra y por
otro los diferentes métodos que se emplean para definirla.
En cada nivel de la guerra, esta toma diferentes significados
porque:

• En el Nivel Estratégico, es probable que el enfoque de la


definición se centre en el control e influencia sobre una
población relevante.

• En el Nivel Operacional, el enfoque puede ser en la apro-


ximación indirecta para el planeamiento y ejecución de
operaciones y campañas.

NIVEL ENFOQUE

Control e influencia
Estratégico sobre una población relevante

Aproximación indirecta para


Operacional planeamiento y ejecución de
operaciones y campañas

Aplicación asimétrica de TTP


Táctico que se aplican de manera diferente
en una operación convencional

| Figura 2-1 | Niveles y enfoque de la guerra irregular

2-3

145
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• En el Nivel Táctico, el enfoque está probablemente en


aplicaciones asimétricas de tácticas, técnicas y procedi-
mientos que podrían aplicarse de manera diferente en
una operación de GI que en una operación convencional.

[2-4] Los cambios entre estos enfoques no se producen debido


a una definición incompleta o inadecuada, sino porque la GI es
contextualmente disímil en cada nivel y como tal se aplica de
manera diferente por quienes operan desde el estratégico, el
operacional y el táctico.

[2-5] En cuanto a los métodos para la definición de guerra


irregular, unos se centran en establecer quién la conduce (ac-
tores), cómo la ejecutan (formas) o para qué la llevan a cabo
(propósito estratégico). Lo que hace que la GI sea diferente
es el enfoque de sus actividades una población relevante, y
su propósito estratégico (para ganar o mantener el control o
la influencia y el apoyo de esta población). En otras palabras,
la atención se centra en la legitimidad de una autoridad polí-
tica para controlar o influir en una población relevante. Esto
incluye la capacidad que tiene un gobierno para mantener un
ambiente seguro mediante la aplicación del principio de lega-
lidad.

[2-6] La definición de guerra irregular debe incluir:

• Exponer lo que es “diferente” o “irregular” en esta.

• Subrayar que la población relevante es el foco principal


de la GI.

• Reconocer el papel de los actores no estatales. Los ac-


guerra irregular tores no estatales son organizaciones y personas que no
Lucha violenta entre están afiliadas al gobierno, ni están bajo su dirección, ni
actores estatales y son financiadas por él, incluyendo empresas, institucio-
no estatales por su nes financieras privadas y ONG, así como grupos parami-
legitimidad e influencia
sobre la población
litares y de resistencia armada.
relevante.
(MFRE 3-0)
• Diferenciar la GI en la doctrina existente sin llegar al nivel
de las tácticas, las técnicas y los procedimientos

2-4

146
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2
GUERRA IRREGULAR

Estado
ACTORES · Nación/actores no estatales
· Grupos/transnacionales

· Indirectos
MÉTODOS · Medios no tradicionales

PROPÓSITO · Credibilidad y legitimidad


ESTRATÉGICO · Apoyo popular

| Figura 2-2 | La amenaza irregular

• Reconocer la experiencia obtenida a lo largo de las déca-


das de conflicto.

[2-7] El Ejército, con base en su propia experiencia y en la de


otras fuerzas en el orden internacional, ha profundizado en
el entendimiento de las distintas amenazas que se presentan
como guerra irregular, conflictos de baja intensidad, insur-
gencia, entre otras. La guerra irregular es la lucha violenta
entre actores estatales y no estatales por su legitimidad e
influencia sobre la población relevante. Esta definición re-
conoce su complejidad y carácter heterogéneo, dado que a
pesar de ser un concepto aplicado desde hace varios siglos,
debe adaptarse al contexto actual, donde el auge de las nue-
vas tecnologías, las comunicaciones, las armas de destruc-
ción masiva y las relaciones transnacionales de diferentes
organizaciones criminales e incluso estatales, hacen que el
ambiente operacional sea cada día más complicado. Estas

2-5

147
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

amenazas también evolucionan en el desarrollo de nuevas


capacidades y tácticas.

[2-8] La guerra irregular (GI) favorece los enfoques indirectos


y asimétricos, aunque puede emplear todo el rango de capa-
cidades militares y de otra índole para erosionar el poder, la
influencia y la voluntad del adversario. En lugar de buscar im-
poner un cambio social por medios pacíficos, busca la derrota
decisiva de las fuerzas militares y fuerzas de seguridad de la
nación. Los actores irregulares buscan alcanzar sus objetivos,
deslegitimando las instituciones del Estado y eventualmente
ganar el apoyo, o por lo menos la aceptación, de la población
hacia su causa. En este empeño emplean lo que denominan la
combinación de todas las formas de lucha (medios legales e
ilegales, pacíficos y violentos, abiertos y clandestinos)

[2-9] El propósito de la GI, como cualquier otra forma de gue-


rra, es vencer (lograr el propósito estratégico de la guerra).
Ganar guerras y campañas implica el control de fuerzas, po-
blaciones y territorio. En última instancia, la GI es una lucha
política con componentes violentos y no violentos que busca
el control o la influencia sobre, y el apoyo de, una población
relevante. La base para la GI se centra en las poblaciones re-
levantes a la naturaleza del conflicto. Las partes en conflicto,
ya sean estados o grupos armados, tratan de socavar la le-
gitimidad y credibilidad de sus adversarios y de aislarlos de
las poblaciones pertinentes y sus partidarios externos, física-
mente y psicológicamente. Al mismo tiempo, también buscan
reforzar su propia legitimidad y credibilidad para ejercer au-
toridad sobre esa misma población.

2.2. DIFERENCIAS DE LA GUERRA IRREGULAR

[2-10] El rol que desempeña el Ejército al enfrentar la guerra


guerra tradicional
irregular es fundamental y requiere (al igual que con las ope-
Confrontación entre raciones tradicionales) un estudio cuidadoso del ambiente y
Estados-nación o
coaliciones.
las características únicas del conflicto. Las siguientes defi-
(MFRE 3-0)
niciones destacan algunas diferencias claves entre la GI y la
guerra tradicional, y la guerra convencional y no convencio-
nal. La comprensión de estas diferencias permite que los co-

2-6

148
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2
GUERRA IRREGULAR

GUERRA GUERRA GUERRA NO


TRADICIONAL CONVENCIONAL CONVENCIONAL

Confrontación Amplio espectro de Amplio espectro de operaciones


entre Estados- operaciones militares militares y de otras fuerzas de
nación o realizadas contra un seguridad no militares, normalmente
coaliciones adversario por fuerzas de larga duración, conducidas
militares tradicionales u predominantemente por o a través
otras fuerzas de seguridad de fuerzas locales o sustitutivas,
gubernamentales que no que son organizadas, entrenadas,
incluyen armas químicas, equipadas, apoyadas y dirigidas en
biológicas, radiológicas o diversos grados por una fuente de
nucleares fuerza externa

| Figura 2-3 | Guerra tradicional, convencional e irregular

mandantes tengan un marco común de referencia al discutir


estos tipos de guerra:

[2-11] La guerra tradicional es una confrontación entre Es-


tados-nación o coaliciones. Esta confrontación normalmente
involucra operaciones militares de fuerza sobre fuerza en las
que los adversarios emplean una variedad de capacidades
militares convencionales entre sí en los dominios aéreo, te-
rrestre, marítimo, espacial y ciberespacial. El objetivo puede
ser convencer o coaccionar a los principales responsables
militares o políticos, derrotar a las fuerzas armadas del ad-
versario, destruir la capacidad de guerra de un adversario o
capturar o retener territorio para forzar un cambio en el go- guerra convencional
bierno o las políticas de un adversario. Amplio espectro de
operaciones militares
[2-12] La guerra convencional es un amplio espectro de ope- realizadas contra un
adversario por fuerzas
raciones militares realizadas contra un adversario por fuer-
militares tradicionales u
zas militares tradicionales u otras fuerzas de seguridad gu- otras fuerzas de seguridad
bernamentales que no incluyen armas químicas, biológicas, gubernamentales que no
radiológicas o nucleares. La guerra no convencional es un incluyen armas químicas,
biológicas, radiológicas o
amplio espectro de operaciones militares y de otras fuerzas
nucleares.
de seguridad no militares, normalmente de larga duración,
(MFRE 3-0)
conducidas predominantemente por, o a través de fuerzas
locales o sustitutivas, que son organizadas, entrenadas,

2-7

149
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

GOBIERNO

ENFOQUE ENFOQUE

MILITARES POBLACIÓN

Influenciar el Influenciar el
EFECTOS DESEADOS

EFECTOS DESEADOS
gobierno gobierno

Ganar o erosionar el
Derrota militar
apoyo

Mejorar o hacer
Aislar del conflicto
irrelevante

GUERRA CONVENCIONAL GUERRA IRREGULAR

| Figura 2-4 | Contraste del enfoque entre la guerra convencional y la irregular

equipadas, apoyadas y dirigidas en diversos grados por una


fuente de fuerza externa. Incluye, pero no se limita a, guerra
de guerrillas, subversión, sabotaje, actividades de inteligencia
y recuperación asistida no convencional.

[2-13] El riesgo de que actúen actores estatales y no estata-


les que intentan alcanzar sus metas mediante la desestabili-
zación persiste. Esto implica en el ambiente operacional ac-
tual, que los límites entre los actores estatales y no estatales
(como insurgentes, terroristas y criminales) con las propias
tropas y los asociados de la acción unificada sean cada vez

2-8

150
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2
GUERRA IRREGULAR

más difusos, teniendo que enfrentar adversarios que usan


tanto la guerra convencional como la no convencional. En
este panorama, las confrontaciones militares raramente son
simétricas. Los adversarios normalmente difieren en cier-
to sentido, ya veces de manera significativa. Esta asimetría
puede reflejar diferencias de intención, doctrina, composición
de fuerzas, cultura, tecnología y tamaño. Esto se materializa
como una amenaza asimétrica. Cualquier confrontación mili-
tar posterior podría ser un compuesto de actores coinciden-
tes o no coordinados, o como una amenaza híbrida cuando es
utilizada por un adversario de manera simultánea y coordina-
da junto con medidas no militares.

[2-14] La guerra tradicional busca un cambio en las políticas


y prácticas, si no en la existencia absoluta, de un gobierno al
coaccionar a los líderes clave del gobierno o derrotarlos mili-
tarmente. La GI, por el contrario, busca socavar un grupo, go-
bierno o ideología influyendo en la población, que a menudo
es el centro de gravedad. El enfoque de GI no se basa princi-
palmente en la capacidad militar o destructiva de un adversa-
rio (estatal o no estatal). Los términos convencional y no con-
vencional, por otro lado, se refieren a las armas y fuerzas que
realizan las operaciones. Por lo tanto, la GI puede llevarse a
cabo por fuerzas convencionales o no convencionales o ambas
dependiendo de las circunstancias y del ambiente operacional.
guerra no
[2-15] La GI no es una forma subordinada de la guerra tradi- convencional
cional. Más bien, abarca un espectro de guerra donde la natu- Amplio espectro de
raleza y las características son significativamente diferentes operaciones militares
y de otras fuerzas de
de la guerra tradicional. La guerra tradicional y la GI no son seguridad no militares,
mutuamente excluyentes; Ambas formas de guerra pueden normalmente de larga
estar presentes en un conflicto dado. Los comandantes deben duración, conducidas
entender que la naturaleza de la guerra a menudo cambiará predominantemente por o
a través de fuerzas locales
en el curso de un conflicto. Esto es especialmente cierto en o sustitutivas, que son
la GI donde el conflicto es a menudo prolongado. La guerra organizadas, entrenadas,
tradicional puede evolucionar rápidamente hacia una gue- equipadas, apoyadas
rra irregular y viceversa, requiriendo que la fuerza militar se y dirigidas en diversos
grados por una fuente de
adapte de una forma a otra. fuerza externa.
(MFRE 3-0)
[2-16] Hay varias maneras de describir la GI adicionalmente.
Una descripción puede basarse únicamente en los actores o

2-9

151
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

en los métodos utilizados. En esta descripción, los actores no


estatales involucrados en acciones violentas podrían consi-
Las unidades del
derarse conduciendo una guerra irregular. Los métodos utili-
Ejército orientan zados también pueden describir un conflicto como tal. En últi-
su esfuerzo ma instancia, el conflicto debe ser descrito primero en base a
operacional en su propósito estratégico y su efecto sobre la población perti-
guerra irregular nente. Sin embargo, el análisis de los actores y métodos tam-
bién puede tener un mayor impacto en el desarrollo de una
en prevenir,
estrategia general que en el pasado. La GI abarca múltiples
disuadir, actividades que abarcan un amplio rango, pero en su núcleo
desarticular se encuentra la insurgencia y COIN. Una insurgencia busca
y derrotar las cambiar o reducir la influencia del cuerpo existente que tiene
amenazas control político, mientras que COIN intenta mantener el sis-
tema actual contra una amenaza interna. La aplicación ade-
irregulares,
cuada del poder militar ha sido y seguirá siendo un desafío
trabajando en central para los responsables de la formulación de políticas
conjunto con las que buscan definir una estrategia de COIN eficaz. El poder mi-
otras Fuerzas. litar por sí solo no puede traer una victoria decisiva en COIN.
Sin embargo, la historia ha demostrado que el instrumento
militar de poder es vital en la mayoría de las operaciones de
contrainsurgencia y debe utilizarse para reforzar la seguridad
interna, así como programas políticos e informativos.

2.3. EL ENFOQUE DEL EJÉRCITO

[2-17] Las unidades del Ejército orientan su esfuerzo opera-


cional en guerra irregular en prevenir, disuadir, desarticular
y derrotar las amenazas irregulares, trabajando en conjunto
con las otras Fuerzas, organismos gubernamentales para en-
tender la situación en profundidad, planear y actuar de forma
concertada, y evaluar y adaptar continuamente su enfoque en
respuesta a la naturaleza dinámica y compleja del problema.
En operaciones en el exterior, este trabajo mancomunado in-
cluirá a los asociados multinacionales y el país anfitrión. Esto
se logrará mediante un enfoque sostenido y equilibrado que
incluye tanto a las amenazas como a la población y las causas
y condiciones que dan lugar a estas. El objetivo es aumentar
la legitimidad y la influencia sobre una población, abordando
las causas de los conflictos y fortaleciendo la capacidad para

2 - 10

152
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 2
GUERRA IRREGULAR

proporcionar seguridad, buen gobierno y desarrollo económico


dentro del principio de legalidad. La prevención es
[2-18] La prevención es el foco primario del esfuerzo, ya que
el foco primario
es preferible tratar las amenazas incipientes y las condicio- del esfuerzo,
nes que dan lugar a ellas. Una vez que se manifieste una ame- ya que es
naza, el Ejército, como parte de la fuerza conjunta tratará de preferible tratar
disuadirla, desarticularla o derrotarla. Existen principalmente las amenazas
cinco actividades u operaciones que se llevan a cabo en se-
cuencia, en paralelo o en forma combinada en una campaña
incipientes y las
coherente para hacer frente a amenazas irregulares. condiciones que
dan lugar a ellas.
• Contraterrorismo.

• Guerra no convencional.

• Defensa interna en el extranjero (para operaciones en el


exterior).

• Contrainsurgencia.

• Tareas de estabilidad.

[2-19] Además de estas cinco actividades básicas, hay una


serie de actividades clave relacionadas, como comunicacio-
nes estratégicas, operaciones de información, acción integral,
actividades de cooperación civil-militar, inteligencia y contra-
inteligencia en las que las unidades pueden comprometerse
para contrarrestar amenazas irregulares.

[2-20] El MCE 3-24.0 Guerra Irregular amplía los conceptos


tratados anteriormente, y sirve como guía para la integración
de la información y conceptos contenidos en los diferentes
manuales de la jerarquía doctrinal. La información detalla-
da de las cinco actividades principales y las actividades clave
enunciadas en el párrafo anterior, se explica entre otros en el
MCE 3-24 Insurgencia y contrainsurgencia, el MCE 3-24.2 Tác-
ticas de contrainsurgencia, el MCE 3-07 Estabilidad, el MCE
3-22 Apoyo del Ejército a la cooperación en seguridad, el MCE
3-53.0 Acción integral, el MCE 3-61 Asuntos públicos, el MCE
3-26 Contraterrorismo, el MCE 2-0 Actividades de Inteligencia
y el MCE 2-22.1 Contrainteligencia.

2 - 11

153
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[2-21] A través de la restructuración de la doctrina, el Ejército


consolida los conocimientos adquiridos en más de sesenta
años de conflicto, presentando el concepto de guerra irregu-
lar de una forma más amplia y completa. De la misma forma,
la estructura de la doctrina incrementa cualitativa y cuanti-
tativamente las herramientas que pueden emplear soldados
y comandantes de acuerdo con la situación específica de su
nivel de planeamiento, ambiente operacional y misión. De la
misma forma, estandariza una sola doctrina para ser em-
pleada en cualquier tipo de operación. Esto incrementa expo-
nencialmente la efectividad en el entrenamiento de técnicas,
procedimientos y tácticas, afectando de manera directa el
desempeño en el campo de combate. Igualmente importante,
facilita la interoperabilidad en cualquier tipo de misión con
unidades de Ejércitos amigos en misiones de cualquier índole
fuera del territorio nacional.

doctrina del
ejército de colombia
Principios fundamentales
con sus correspondientes
tácticas, técnicas,
procedimientos y términos
y símbolos empleados
para la conducción
de las operaciones y
mediante los cuales el
Ejército de combate y los
elementos del Ejército
generador de fuerza, que
apoyan directamente las
operaciones, guían sus
acciones en cumplimiento
de los objetivos
nacionales. Es autoritativa,
pero requiere juicio en su
aplicación.
(MFE 1-01)

2 - 12

154
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3

ARTE OPERACIONAL

ARTE OPERACIONAL
Metodología de diseño Diseño operacional
del Ejército
Búsqueda de objetivos estratégicos en
Permite a los comandantes su totalidad o parcialmente mediante Proporciona a los comandantes
y estados mayores de las la disposición de acciones tácticas en y estados mayores de unidades
unidades del Ejército enmarcar tiempo, espacio y propósito. conjuntas herramientas y una
un problema empleando los metodología para la aplicación
elementos del arte operacional, del arte operacional en la
para concebir y construir un construcción de enfoques viables
enfoque operacional para operaciones y campañas

Mecanismos de Mecanismos de
derrota estabilidad

- Destruir - Obligar
- Dislocar - Controlar
- Desintegrar - Influir
- Aislar - Apoyar

Elementos del Elementos de diseño


arte operacional operacional
- Terminación
- Riesgo - Estado final y condiciones
- Estado final y condiciones - Objetivos
- Base de operaciones - Efectos
- Fases y transiciones - Aproximación directa e indirecta
- Tempo - Anticipación
- Distribución de las operaciones
- Fuerzas y funciones

Elementos COMUNES del arte y


del diseño operacional

- Centro de gravedad
- Puntos decisivos
- Líneas de operación y líneas
de esfuerzo
- Alcance operacional
- Culminación

3-1

155
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

En el campo de la teoría militar, el nivel operacional de la guerra representa el nivel de mando


que conecta los detalles de la táctica con los objetivos de la estrategia.

Brigadier Richard Evelyn Simpkin MC

Este capítulo describe la aplicación del arte y define los ele-


mentos que los constituyen, centrándose en el rol del coman-
dante y destacando la participación del estado mayor en am-
bos.

3.1. RELACIÓN ENTRE EL ARTE OPERACIONAL, DISEÑO


OPERACIONAL, Y METODOLOGÍA DE DISEÑO DEL EJÉRCITO

[3-1] Los comandantes y estados mayores desarrollan pla-


nes y órdenes a través de la aplicación del arte y el diseño
operacional, la metodología de diseño del Ejército, el proceso
militar para la toma de decisiones y el procedimiento de co-
mando. Combinan arte y ciencia para desarrollar productos
Metodología de diseño
MDE que describen cómo (formas) emplearán sus capacidades
del Ejército
(medios) para lograr el estado final militar (fines).

PMTD
Proceso militar para la [3-2] En complemento, Diseño operacional es un proceso re-
toma de decisiones petitivo para entender y enmarcar un problema, que ayuda
a los comandantes y estados mayores en la aplicación del
arte operacional con herramientas y una metodología para
concebir y construir enfoques viables para operaciones y
campañas. Esta metodología de planeamiento se emplea en
diseño operacional unidades conjuntas. El diseño operacional da como resultado
Proceso repetitivo para
el enfoque operacional del comandante conjunto, que des-
entender y enmarcar un cribe en términos generales las medidas que la Fuerza debe
problema, que ayuda a los adoptar para lograr el estado final.
comandantes y estados
mayores en la aplicación [3-3] Para los comandantes en la Fuerza, la metodología de
del arte operacional
diseño del Ejército (MDE) permite entender y enmarcar un
con herramientas y una
metodología para concebir problema utilizando elementos del arte operacional para con-
y construir enfoques cebir y construir un enfoque operacional. Los comandantes y
viables para operaciones y sus estados mayores utilizan la MDE para ayudarse en los as-
campañas.
pectos conceptuales del planeamiento. Finalmente el coman-
(MFRE 3-0)
dante y su estado mayor a través del proceso militar para la
toma de decisiones (PMTD) convierten el enfoque operacional

3-2

156
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

general en planes y órdenes detallados mediante un proceso


analítico y ordenado.

[3-4] Equipo rojo es un elemento organizacional compues-


to por miembros capacitados y educados que proporcionan
una capacidad independiente para explorar completamente
alternativas en planes y operaciones en el contexto del am-
biente operacional y desde la perspectiva de los adversa-
rios y otros. La recolección y análisis de la información, junto
con la distinción de percepciones de adversarios, asociados
y otros, son elementos necesarios para estructurar correcta-
mente el problema y así facilitar el planeamiento de las ope-
raciones. Un equipo rojo puede ayudar a un comandante y al
estado mayor a razonar analítica y creativamente; a ver las
cosas desde diferentes perspectivas; a cuestionar su pensa-
miento, y a evitar paradigmas, inclinaciones o pensamientos
grupales falsos o analogías inexactas para estructurar el pro-
blema.

[3-5] Los comandantes utilizan equipos rojos para que les


proporcionen perspectivas y alternativas durante el diseño,
planeamiento, ejecución y evaluación, como ayuda para ellos
y sus Estados Mayores. Estos deben:

• Ampliar la comprensión del ambiente operacional.

• Ayudar al comandante y al estado mayor a enmarcar los


problemas y definir las condiciones del estado final.
equipo rojo
• Objetar las suposiciones.
Elemento organizacional
compuesto por miembros
• Considerar las perspectivas del adversario y otros según capacitados y educados
sea apropiado. que proporcionan
una capacidad
• Ayudar a identificar vulnerabilidades y oportunidades independiente para
amigas y enemigas. explorar completamente
alternativas en planes y
operaciones en el contexto
• Ayudar a identificar áreas de evaluación, así como las del ambiente operacional y
métricas de evaluación. desde la perspectiva de los
adversarios y otros.
• Anticipar las percepciones culturales de asociados, ad- (MFRE 3-0)
versarios y otros.

3-3

157
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• Conducir revisiones y análisis críticos independientes de


los planes para identificar las debilidades y vulnerabili-
dades potenciales.

• En esencia, los equipos rojos son una herramienta que


les proporciona al comandante y al estado mayor una
capacidad independiente para cuestionar el pensamiento
de la organización.

3.2. APLICACIÓN DEL ARTE OPERACIONAL

[3-6] Antes de conducir operaciones terrestres, los coman-


dantes analizan a fondo el ambiente operacional y determi-
nan los métodos más eficaces y eficientes para aplicar accio-
nes decisivas en varios lugares a través de múltiples niveles
y múltiples dominios. Utilizan el arte operacional y los prin-
cipios de la guerra para prever cómo establecer condiciones
que cumplan sus misiones y alcancen los objetivos asigna-
dos. Las acciones e interacciones a través de los niveles de la
guerra influyen en estas condiciones.

[3-7] En el ámbito estratégico, multinacional y conjunto, el


arte operacional es el enfoque cognitivo de los comandantes
y estados mayores apoyados en su habilidad, conocimiento,
experiencia, creatividad, criterio y juicio en el desarrollo de
estrategias, campañas y operaciones para organizar y em-
plear fuerzas militares integrando fines, formas y medios
(MFE 1-01). Para las unidades del Ejército, el arte operacional
es la búsqueda de objetivos estratégicos, en su totalidad o
parcialmente, mediante la disposición de acciones tácticas
arte operacional en tiempo, espacio y propósito. Este enfoque permite a los
comandantes y Estados Mayores utilizar la habilidad, el cono-
Búsqueda de objetivos
estratégicos, en su cimiento, la experiencia y el juicio para superar la ambigüe-
totalidad o parcialmente, dad y las complejidades de un ambiente operacional comple-
mediante la disposición jo, cambiante e incierto. El arte operacional se aplica a todos
de acciones tácticas los aspectos de las operaciones e integra los fines, las formas
en tiempo, espacio y
propósito. y los medios, teniendo en cuenta el riesgo. El arte operacio-
(MFRE 3-0)
nal se aplica a todos los niveles de la guerra, estratégicos,
operacionales y tácticos. Los comandantes se centran en el
planeamiento y ejecución de operaciones y actividades para

3-4

158
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

lograr objetivos militares en apoyo del plan del comandante


del escalón superior.

[3-8] Los doce principios de la guerra presentan factores im-


portantes que afectan la conducción de las operaciones a tra-
vés de los niveles de la guerra (tabla 3-1). En lugar de una lis-
ta de verificación, los principios son consideraciones. Aunque
los comandantes los consideran en todas las operaciones, no
se aplican de la misma manera a cada situación. Tampoco
todos se aplican a todas las situaciones. Más bien, resumen
las características de las operaciones exitosas. Su mayor va-
lor radica en educar a los profesionales militares. Aplicados
al estudio de las operaciones pasadas, estos principios son
herramientas poderosas que pueden ayudar a los comandan-
tes a analizar las operaciones pendientes. Al considerar los
principios de la guerra, los comandantes sincronizan los es-
fuerzos y determinan si desviarse de los principios, o en qué
momento hacerlo, basados en la situación actual.

| Tabla 3-1 | Principios de la guerra

Toda operación militar va dirigida hacia un objetivo


Objetivo claramente definido, decisivo y alcanzable.

Ofensiva Capturar, retener y explotar la iniciativa.

Concentrar los efectos del poder de combate en el lugar y momento


Masa más ventajosos para lograr resultados decisivos.

Colocar al enemigo en una posición de desventaja a través


Maniobra de la aplicación flexible del poder de combate.

Economía Emplear el mínimo de poder de combate esencial en los esfuerzos


de fuerza secundarios para asignar el máximo posible al esfuerzo principal.

Unidad
Garantizar la unidad de esfuerzo bajo un solo comandante responsable para cada objetivo.
de mando

Seguridad Evitar que el enemigo adquiera ventaja inesperada.

3-5

159
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Sorpresa Golpear en un momento, lugar o forma para la cual el enemigo no esté preparado.

Aumentar la probabilidad de que los planes y operaciones se ejecuten según


Sencillez lo previsto formulando planes y órdenes claros, sencillos y concisos.

Restricción Limitar los daños colaterales y evitar el uso innecesario de la fuerza.

Perseverancia Asegurar el compromiso necesario para alcanzar el estado final estratégico nacional.

Legitimidad Mantener la autoridad legal y moral en la conducción de las operaciones.

[3-9] Al aplicar el arte operacional, los comandantes y el esta-


do mayor deben crear un entendimiento compartido del pro-
pósito. Esto comienza con la colaboración abierta y continua
y el diálogo entre los comandantes en varios niveles de man-
do. Dicha colaboración y diálogo permite a los comandantes
compartir una comprensión de los problemas y las condicio-
concepto de la nes de un ambiente operacional. La colaboración eficaz facili-
operación ta la evaluación, fomenta el análisis crítico y anticipa oportu-
Enunciado verbal o nidades y riesgos.
gráfico que expresa clara
y concisamente lo que [3-10] El arte operacional abarca un continuo, desde la direc-
el comandante pretende ción estratégica integral hasta las acciones tácticas. Unir este
lograr y cómo lo hará
usando los recursos continuo requiere una visión creativa, junto con una amplia
disponibles. experiencia y conocimiento. A través del arte operacional, los
(MFRE 3-0) comandantes traducen su enfoque operacional en un concep-
to de la operación y finalmente en tareas tácticas. Concepto
de la operación es un enunciado verbal o gráfico que expre-
sa clara y concisamente lo que el comandante pretende lo-
grar y cómo lo hará usando los recursos disponibles. Los
comandantes entonces disponen sus unidades y maniobran
para lograr el estado final deseado.

Manual de técnicas del [3-11] La metodología de diseño del Ejército ayuda a los co-
MTE
Ejército mandantes a desarrollar su enfoque operacional (el MTE
5-0.1 describirá en mayor detalle la metodología de diseño

3-6

160
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

del Ejército). Aplicar el arte operacional requiere un entendi-


miento compartido de un ambiente operacional con el pro-
blema analizado a través de la metodología de diseño del
Ejército. Este entendimiento permite a los comandantes de- enfoque operacional
sarrollar un enfoque operacional para guiar a la Fuerza en el Descripción de las
establecimiento de esas condiciones a fin de ganar y cumplir acciones generales que
la misión. Enfoque operacional es una descripción de las ac- la Fuerza debe efectuar
ciones generales que la Fuerza debe efectuar para transfor- para transformar las
condiciones actuales en
mar las condiciones actuales en las deseadas en el estado las deseadas en el estado
final (MFE 5-0). Los comandantes usan un lenguaje doctrinal final.
común para visualizar y describir su enfoque operacional. El (MFE 5-0)
enfoque operacional proporciona un marco que relaciona las
tareas tácticas con el estado final deseado, unificando enfo-
que y propósito para todas las operaciones (figura 3-1).

ENFOQUE
OPERACIONAL

La metodología de diseño De su entendimiento Los comandantes


del Ejército y el análisis de la situación actual, visualizan el estado
de la misión ayudan al misión, y estado final, final de la operación en
comandante y al estado los comandantes términos de condiciones
mayor a desarrollar conceptualizan un futuras deseadas.
el entendimiento enfoque operacional para
de la situación. alcanzar el estado final.

SITUACIÓN ESTADO FINAL


ACTUAL Descrito por las
Descrita por las condiciones futuras
condiciones actuales deseadas

| Figura 3-1 | Enfoque operacional

3-7

161
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

3.2.1. Mecanismos de derrota y estabilidad


MECANISMOS DE DERROTA
[3-12] Al desarrollar un enfoque operacional, los comandan-
tes consideran cómo emplear una combinación de mecanis-
Destruir mos de derrota y de estabilidad. Los mecanismos de derrota
están dominados por tareas ofensivas y defensivas, mientras
Dislocar que los de estabilidad lo son en las tareas de estabilidad que
instauran y mantienen la seguridad y facilitan consolidar ga-
nancias en un área de operaciones.
Desintegrar
[3-13] Mecanismo de derrota es un método a través del cual
Aislar las fuerzas amigas cumplen su misión contra la oposición
enemiga. Las unidades del Ejército en todos los niveles utili-
zan combinaciones de cuatro mecanismos de derrota: destruir,
dislocar, desintegrar y aislar. La aplicación de combinaciones
focalizadas produce efectos complementarios y de refuerzo no
alcanzables con un solo mecanismo. Utilizado individualmente,
un mecanismo de derrota logra resultados proporcionales al
esfuerzo invertido. Usados en combinación, los efectos proba-
blemente sean tanto sinérgicos como duraderos.

[3-14] Cuando los comandantes destruyen, aplican un poder


letal de combate sobre una capacidad enemiga para que ya no
pueda realizar ninguna función. Destruir es una tarea táctica
de la misión que físicamente hace que una fuerza enemiga
sea ineficaz hasta que se reconstituya. Adicionalmente, des-
truir un sistema de combate es dañarlo tanto que no puede
realizar ninguna función o ser restaurado a una condición
utilizable sin ser reconstruido por completo. Una fuerza
enemiga destruida no puede ser restaurada a una condición
útil sin que sea reconstruida completamente.

[3-15] Dislocar es obligar al enemigo a exponer fuerzas re-


mecanismo de accionando a una acción específica. Requiere que los coman-
derrota dantes enemigos acepten la neutralización de parte de su
Método a través del fuerza o arriesguen su destrucción mientras se reposicionan.
cual las fuerzas amigas Los comandantes a menudo logran la dislocación ubicando
cumplen su misión contra fuerzas en lugares donde el enemigo no las espera.
la oposición enemiga.
(MFRE 3-0) [3-16] Desintegrar es interrumpir el sistema de mando y
control del enemigo, degradando su capacidad para realizar

3-8

162
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

operaciones mientras conduce a un rápido colapso de sus


MECANISMOS DE
capacidades o voluntad de lucha. Los comandantes suelen ESTABILIDAD
lograr la desintegración atacando específicamente la estruc-
tura de mando del enemigo y los sistemas de comunicacio-
nes. Obligar

[3-17] Aislar es una tarea táctica de la misión que requiere


Controlar
una unidad para cercar, tanto física como sicológicamente,
a un enemigo de fuentes de apoyo, negarle la libertad de
movimiento y evitar que tenga contacto con otras fuerzas Influir
enemigas. Cuando los comandantes aíslan, niegan a un ene-
migo o adversario el acceso a capacidades que le permitan Apoyar
maniobrar en tiempo y espacio a voluntad.

[3-18] Los comandantes describen un mecanismo de derro-


ta como los efectos físicos, psicológicos o temporales que
produce. El arte operacional formula la forma más efectiva y
eficiente de derrotar las intenciones enemigas. Derrotar físi-
camente priva a las fuerzas enemigas de la capacidad de al-
canzar esas intenciones. La derrota temporal anticipa las re-
acciones del enemigo y las contrarresta antes de que puedan
llegar a ser efectivas. La derrota psicológica priva al enemigo
de la voluntad de continuar el conflicto.

[3-19] Además de derrotar a un enemigo, las unidades del


Ejército a menudo buscan estabilizar un área de operaciones
conduciendo tareas de estabilidad. Un Mecanismo de esta-
bilidad es el principal método a través del cual las fuerzas
amigas apoyan a los civiles para lograr condiciones que
contribuyen al establecimiento de una paz estable y durade-
ra. Al igual que con los mecanismos de derrota, las combina- mecanismo de
ciones de mecanismos de estabilidad producen efectos com- estabilidad
plementarios y de refuerzo que cumplen la misión de manera Principal método a
más eficaz y eficiente que empleándolos por separado. Los través del cual las
fuerzas amigas apoyan
cuatro mecanismos de estabilidad son obligar, controlar, in-
a los civiles para
fluir y apoyar: lograr condiciones
que contribuyen al
• Obligar es usar o amenazar con el uso de la fuerza letal establecimiento de una
para establecer el control y el dominio, efectuar cam- paz estable y duradera.
bios de comportamiento o hacer cumplir los mandatos, (MFRE 3-0)

acuerdos o la autoridad civil.

3-9

163
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

• Controlar, como mecanismo de estabilidad, es imponer


el orden civil.
No todos los
elementos del • Influir es alterar las opiniones, actitudes y en última
arte operacional instancia, el comportamiento de blancos audiencia
(amigos, neutrales, adversarios y enemigos) a través de
se aplican en
mensajes, presencia y acciones.
todos los niveles
de la guerra. • Apoyar es establecer, reforzar o crear las condiciones
necesarias para que los instrumentos del poder nacio-
nal funcionen eficazmente.

3.3. ELEMENTOS DEL ARTE OPERACIONAL

[3-20] Al aplicar el arte operacional, los comandantes y su es-


tado mayor utilizan herramientas intelectuales para ayudarse
a entender un ambiente operacional, así como para visualizar
y describir su enfoque a fin de ejecutar una operación. Colec-
tivamente, este conjunto de herramientas se conoce como los
elementos del arte operacional. Estas herramientas ayudan a
los comandantes a comprender, visualizar y describir la inte-
gración y sincronización de los elementos del poder de com-
bate, así como la intención y orientación de su comandante.
Los comandantes utilizan selectivamente estas herramientas
en cualquier operación. Sin embargo, la aplicación más am-
plia de estas se aplica a operaciones a largo plazo.

[3-21] No todos los elementos del arte operacional se aplican


en todos los niveles de la guerra. Por ejemplo, un comandante
de la compañía puede estar preocupado por el ritmo de una
próxima operación, pero probablemente no se ocupe del cen-
tro de gravedad enemigo. Por otra parte, en una fuerza con-
junta, el comandante del componente Ejército puede conside-
rar todos los elementos del arte operacional en el desarrollo
de un plan en apoyo de su escalón superior. Como tales, los
elementos del arte operacional son lo suficientemente flexi-
bles como para ser aplicables cuando sea pertinente.

[3-22] Como algunos elementos del diseño operacional se


aplican solo a los comandantes de las fuerzas conjuntas, el

3 - 10

164
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

Ejército modifica los elementos del diseño operacional en ele-


mentos de arte operacional, agregando elementos específi-
cos del Ejército. Durante el planeamiento y ejecución de las
operaciones del Ejército, los comandantes y el estado mayor
del Ejército consideran los elementos del arte operacional al
evaluar la situación. Ajustan las operaciones y planes actua-
les y futuros a medida que la operación se desarrolla, y re-
plantearlos según sea necesario (tabla 3-2)

| Tabla 3-2 | Elementos del arte operacional

ELEMENTOS DEL ARTE OPERACIONAL

Estado final y condiciones Tempo


Centro de gravedad* Fases y transiciones
Puntos decisivos* Alcance operacional*
Líneas de operación y líneas de esfuerzo* Culminación*
Base de operaciones Riesgo
*Comunes a los elementos del diseño operacional (MFE 3-0)

3.3.1. Estado final y condiciones

[3-23] El estado final describe el conjunto de condiciones fu-


turas deseadas que el comandante quiere que existan cuando
una operación termina. Los comandantes incluyen el estado
final en su guía de planeamiento. Un estado final claramen-
te definido promueve la unidad de esfuerzo; facilita la inte-
gración, la sincronización, la iniciativa disciplinada y ayuda a unidad de esfuerzo
mitigar el riesgo. La unidad de esfuerzo es la coordinación Coordinación y
y cooperación hacia objetivos comunes incluso cuando los cooperación hacia
objetivos comunes incluso
participantes no pertenecen necesariamente al mismo co- cuando los participantes
mando u organización, siendo esta el producto de la acción no pertenecen
unificada. necesariamente al mismo
comando u organización,
[3-24] Las operaciones del Ejército generalmente se enfocan siendo esta el producto de
la acción unificada.
en lograr el estado final militar que puede incluir contribucio-
(MFRE 3-0)
nes para establecer condiciones no militares. Los comandan-
tes describen explícitamente el estado final y sus condiciones

3 - 11

165
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

para cada operación. De lo contrario, las misiones se vuelven


vagas y las operaciones pierden el enfoque. Los comandantes
exitosos dirigen cada operación hacia un estado final clara-
mente definido, concluyente y alcanzable (el objetivo).

[3-25] El estado final puede evolucionar a medida que avan-


za la operación. Los comandantes monitorean continuamente
las operaciones y evalúan su progreso empleando métodos
formales e informales de evaluación para determinar su pro-
greso en el logro del estado final y determinar si necesitan
replantearse. El estado final debe anticipar las operaciones
futuras y establecer las condiciones para las transiciones y
también ayudar a los comandantes a considerar detallada-
mente la conducción de las operaciones en aras de facilitar
las transiciones.

3.3.2. Centro de gravedad

[3-26] Centro de gravedad es una fuente de poder que pro-


porciona fuerza moral o física, libertad de acción o voluntad
de actuar. La pérdida de un centro de gravedad puede resul-
tar en la derrota. El centro de gravedad es una herramienta
analítica vital para el planeamiento de las operaciones. Pro-
porciona un punto focal e identifica fuentes de fortaleza y de-
bilidad. Sin embargo, el concepto de centro de gravedad solo
es significativo cuando se considera en relación con los obje-
tivos de la misión. Los centros de gravedad son un elemento
CG Centro de gravedad común del arte y el diseño operacional (en el numeral 3.3.5
se describen los CG en el ámbito de los elementos del diseño
operacional).

[3-27] Los centros de gravedad no se limitan a las fuerzas


centro de gravedad militares y pueden ser físicos o morales. Son parte de una
perspectiva dinámica de un ambiente operacional. Los cen-
Fuente de poder que
proporciona fuerza moral
tros de gravedad físicos, como una ciudad capital o una fuerza
o física, libertad de acción militar, son tangibles y típicamente más fáciles de identificar,
o voluntad de actuar. evaluar y encarar que los centros morales de gravedad. Los
(MFRE 3-0) centros de gravedad físicos a menudo pueden ser influencia-
dos únicamente por medios militares, en cambio, los centros
morales de gravedad son intangibles y más difíciles de influir.

3 - 12

166
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

Pueden incluir un líder carismático, una poderosa élite gober-


nante, o una población fuertemente querida. Los medios mi-
litares por sí solos generalmente resultan ineficaces cuando
se dirigen a centros morales de gravedad. Afectarlos requiere
esfuerzos colectivos e integrados de todos los instrumentos
del poder nacional.

[3-28] Un centro de gravedad a menudo tiene subcomponen-


tes, como comando y control o logística que pueden ser reco-
lectados mediante la recolección de información. Esta orien-
tación puede conducir a la identificación de vulnerabilidades
críticas, como las comunicaciones o la moral del enemigo, en
las que los comandantes pueden aplicar capacidades letales
o no letales.

[3-29] Los comandantes analizan minuciosamente y en deta-


lle un centro de gravedad. Las conclusiones erróneas extraí-
das de análisis precipitados o abreviados pueden afectar ne-
gativamente las operaciones, desperdiciar recursos críticos e
incurrir en riesgos indebidos. La comprensión completa de un
ambiente operacional ayuda a los comandantes a identificar
y dirigir los centros de gravedad enemigos. Esta comprensión
abarca cómo los enemigos se organizan, luchan y toman de-
cisiones. También incluye sus fortalezas y debilidades físicas
y morales. Además, los comandantes deben entender cómo
las fuerzas militares interactúan con otras organizaciones
gubernamentales y civiles. Esta comprensión ayuda a los
responsables del planeamiento a identificar los centros de
gravedad, sus puntos decisivos asociados y el mejor enfoque
para lograr el estado final deseado. punto decisivo
Lugar geográfico, evento
clave específico, factor
3.3.3. Puntos decisivos crítico o función que,
cuando se actúa sobre
ellos, permite a los
[3-30] Punto decisivo es un lugar geográfico, evento clave comandantes obtener una
específico, factor crítico o función que, cuando se actúa so- ventaja marcada sobre
bre ellos, permite a los comandantes obtener una ventaja un adversario/enemigo o
contribuir materialmente
marcada sobre un adversario/enemigo o contribuir mate- al éxito.
rialmente al éxito. Los puntos decisivos ayudan a los coman- (MFRE 3-0)
dantes a seleccionar objetivos claros, concluyentes y alcan-
zables que contribuyan directamente al logro del estado final.

3 - 13

167
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Los puntos decisivos geográficos pueden incluir instalaciones


portuarias, redes de distribución y nodos, y bases de opera-
ción. Eventos y elementos específicos de una fuerza enemi-
ga también pueden ser puntos decisivos. Ejemplos de estos
eventos incluyen el comprometimiento de la reserva opera-
cional enemiga y la reapertura de una refinería de petróleo
importante. Los puntos decisivos son un elemento común del
arte y el diseño operacional (en el numeral 3.3.6 se describen
en el ámbito de los elementos del diseño operacional).

[3-31] Una característica común de los puntos decisivos es su


importancia para un centro de gravedad. La importancia de
un punto decisivo requiere que el enemigo consiga recursos
significativos para defenderlo. La pérdida de un punto decisivo
debilita un centro de gravedad y puede exponer puntos más
decisivos, eventualmente conduciendo a un ataque al centro
de gravedad mismo. Los puntos decisivos no son centros de
gravedad; son la clave para atacar o proteger los centros de
gravedad. Los comandantes identifican los puntos decisivos
que ofrecen la mayor ventaja física, temporal o psicológica
contra los centros de gravedad.

[3-32] Los puntos decisivos se aplican tanto a los niveles ope-


racionales como tácticos al configurar el concepto de ope-
raciones. Los puntos decisivos permiten a los comandantes
capturar, retener o explotar la iniciativa. El control de ellos es
esencial para el cumplimiento de la misión. El control enemi-
go de un punto decisivo puede detener el moméntum amigo,
forzar la culminación temprana o permitir el contraataque.

3.3.4. Líneas de operaciones y líneas de esfuerzo


línea de operaciones
Secuencia que define la [3-33] Líneas de operaciones (LOO por sus siglas en inglés)
orientación direccional de y líneas de esfuerzo (LOE por sus siglas en inglés) vinculan
una unidad en el tiempo y
el espacio en relación con
los objetivos al estado final. Los comandantes pueden descri-
el enemigo y la vincula con bir una operación a lo largo de líneas de operaciones, líneas
su base de operaciones y de esfuerzo o una combinación de ambas. La combinación
objetivos. de ellas puede cambiar en función de las condiciones den-
(MFRE 3-0) tro de un área de operaciones. Los comandantes sincronizan
y secuencian las acciones, creando deliberadamente efectos

3 - 14

168
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

complementarios y de refuerzo. Las líneas convergen enton-


ces en el estado final (bien definido y comprendido) descrito
en la intención del comandante. Líneas de operaciones y lí-
neas de esfuerzo son un elemento común del arte y el diseño líneas interiores
operacional (n el numeral 3.3.7 se describen en el ámbito de Secuencias sobre las que
los elementos del diseño operacional). opera una fuerza cuando
sus operaciones divergen
[3-34] Los comandantes de todos los niveles pueden utilizar de un punto central.
líneas de operaciones y líneas de esfuerzo para desarrollar (MFRE 3-0)
tareas y asignar recursos. También pueden designar una lí-
nea como la operación decisiva y otras como operaciones de
configuración. Del mismo modo, sincronizan y secuencian ac-
ciones relacionadas a lo largo de múltiples líneas. Ver estas
relaciones les ayuda a evaluar el progreso hacia el logro del
estado final cuando las fuerzas conducen tareas y cumplen
misiones.

3.3.4.1. Líneas de operaciones

[3-35] Línea de operaciones es la secuencia que define la


orientación direccional de una unidad en el tiempo y el es-
pacio en relación con el enemigo y la vincula con su base
de operaciones y objetivos. Conectan una serie de puntos
decisivos que conducen al control de un objetivo geográfico
u orientado a la fuerza. Las operaciones diseñadas usando
líneas de operaciones generalmente consisten en una serie
de acciones ejecutadas de acuerdo con una secuencia bien
definida (figura 3-9). Una fuerza opera en líneas interiores y
exteriores. Líneas interiores son las secuencias sobre las
que opera una fuerza cuando sus operaciones divergen de
un punto central. Estas permiten a los comandantes moverse
rápidamente contra las fuerzas enemigas a lo largo de líneas
de operación más cortas. Líneas exteriores son secuencias
sobre las que actúa una fuerza cuando sus operaciones líneas exteriores
convergen en el enemigo. Estas permiten a los comandantes Secuencias sobre las
que actúa una fuerza
concentrar las fuerzas contra múltiples posiciones en tierra, cuando sus operaciones
presentando así múltiples dilemas al enemigo. Las líneas de convergen en el enemigo.
operaciones atan las tareas ofensivas y defensivas a referen- (MFRE 3-0)
cias geográficas y posicionales en el área de operaciones.

3 - 15

169
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

3.3.4.2. Línea de esfuerzo

[3-36] Línea de esfuerzo es la secuencia que enlaza múl-


línea de esfuerzo tiples tareas usando la lógica del propósito en lugar de la
Secuencia que enlaza referencia geográfica para enfocar los esfuerzos hacia el
múltiples tareas usando establecimiento de un estado final deseado. Las líneas de
la lógica del propósito esfuerzo son esenciales para el planeamiento a largo plazo
en lugar de la referencia cuando las referencias posicionales a un enemigo o adversa-
geográfica para enfocar
los esfuerzos hacia el rio tienen poca relevancia. En las operaciones que implican
establecimiento de un muchos factores no militares, las líneas de esfuerzo pueden
estado final deseado. ser la única manera de vincular las tareas con el estado final.
(MFRE 3-0) Las líneas de esfuerzo son a menudo esenciales para ayudar
a los comandantes a visualizar cómo las capacidades milita-
res pueden apoyar a los otros instrumentos del poder nacio-
nal.

[3-37] Los comandantes utilizan líneas de esfuerzo para des-


cribir cómo imaginan sus operaciones creando las condi-
ciones intangibles del estado final. Estas líneas de esfuerzo
muestran cómo las acciones individuales se relacionan entre
sí para lograr el estado final. Los comandantes a menudo uti-
lizan las tareas de estabilidad y de apoyo de la defensa a la
autoridad civil a lo largo de las líneas de esfuerzo. Estas tareas
vinculan las acciones militares con el esfuerzo interagencial
o interorganizacional más amplio a través de los niveles de la
guerra. A medida que avanza la operación, los comandantes
pueden modificar las líneas de esfuerzo después de evaluar
las condiciones. Los comandantes usan medidas de desem-
peño y medidas de efectividad al evaluar continuamente las
operaciones. Medida de desempeño es un criterio utilizado
para evaluar las acciones propias que está vinculado a la
medición de la conducción de tareas. Medida de eficacia es
un criterio utilizado para evaluar los cambios en el compor-
medida de desempeño
tamiento de un sistema, la capacidad o el ambiente opera-
Criterio utilizado para
cional que está vinculado a medir el logro de un estado final,
evaluar las acciones
propias que está vinculado de un objetivo o la creación de un efecto.
a la medición de la
conducción de tareas.
(MFRE 3-0)

3 - 16

170
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

3.3.4.3. Combinación de líneas de operaciones y líneas de


esfuerzo

[3-38] Los comandantes utilizan líneas de operaciones y lí- medida de eficacia


neas de esfuerzo para conectar objetivos con un propósito Criterio utilizado para
central y unificador. La diferencia entre las líneas de operacio- evaluar los cambios en
nes y las líneas de esfuerzo es que las líneas de operaciones el comportamiento de un
sistema, la capacidad o el
están orientadas a los enlaces físicos, mientras que las líneas ambiente operacional que
de esfuerzo están orientadas a los enlaces lógicos. La combi- está vinculado a medir el
nación de líneas de operaciones y líneas de esfuerzo permite logro de un estado final, de
a un comandante incluir las tareas de estabilidad o de apoyo un objetivo o la creación
de un efecto.
de la defensa a la autoridad civil en el plan a largo plazo. Esta
(MFRE 3-0)
combinación ayuda a los comandantes a comenzar a consoli-
dar ganancias, estableciendo las condiciones del estado final
para las transiciones en la operación (véase el capítulo 4 para
una discusión sobre la consolidación de ganancias).

3.3.5. Base de operaciones


base
[3-39] Las bases del Ejército se dividen en dos categorías ge- Lugar a partir del cual
se proyectan o apoyan
nerales: permanentes (bases o instalaciones) y no permanen- operaciones.
tes (campamentos de base). Base es un lugar a partir del cual (MFRE 3-0)
se proyectan o apoyan operaciones. Estas incluyen tanto las
que se emplean en operaciones dentro del territorio, como las
que se ubican en países anfitriones donde se participe como
parte de una fuerza multinacional. Campamento base es una
instalación militar en evolución que apoya las operaciones
militares de una unidad desplegada y proporciona el apoyo
y los servicios necesarios para operaciones sostenidas. Por
diseño estos no son permanentes, pero cuando la intención
campamento base
cambia, pueden designarse como una base. Las bases o cam-
Instalación militar en
pamentos de base pueden tener un propósito único (servir
evolución que apoya las
como una base de estadio intermedia, una base logística o operaciones militares de
un campamento base) o ser multifuncionales. Cuanto más una unidad desplegada y
tiempo exista un campamento base, más características de proporciona el apoyo y los
servicios necesarios para
las bases tendrá en términos de apoyo y servicios prestados
operaciones sostenidas.
y tipos de instalaciones desarrolladas. Ambos tienen un pe-
(MFRE 3-0)
rímetro definido, controles de acceso establecidos y aprove-
chan las características naturales y artificiales.

3 - 17

171
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[3-40] Una base puede ser de una sola fuerza, conjunta o in-
cluso multinacional. También puede prestar apoyo a los aso-
ciados interinstitucionales que operan en cualquier punto del
rango de las operaciones militares. Los comandantes a me-
nudo designan un área específica como base o campamento
base y asignan la responsabilidad a un solo comandante para
la protección y administración del terreno dentro de esta. Las
unidades allí ubicadas están bajo el control táctico del coman-
dante de la base o del campamento base para la seguridad y
defensa de la misma.

[3-41] Cuando un campamento base se amplía para incluir


elementos de sostenimiento, puesto de mando y otras uni-
dades de apoyo, los comandantes pueden designar un área
de apoyo. Los comandantes en cada escalón designan áreas
de apoyo. Estas áreas de operaciones específicas facilitan
el posicionamiento, empleo y protección de los recursos ne-
cesarios para sostener, facilitar y controlar las operaciones
tácticas. Las unidades del Ejército normalmente emplean una
mezcla de bases y campamentos base para servir como ba-
ses de transición intermedia, cabeza de desembarco (poste-
riormente desarrolladas en campamentos de base o bases
potenciales) y bases de operaciones adelantadas. Estas ex-
tienden y emplean el poder terrestre simultáneamente en la
profundidad del área de operaciones mientras establecen y
mantienen un alcance estratégico para desplegar fuerzas y
asegurar un alcance operacional suficiente para extender las
operaciones en el tiempo y el espacio (véase el párrafo 4-28
para la definición de áreas de apoyo).

[3-42] Base de transición intermedia es una ubicación tem-


poral y adaptable, utilizada para sostenimiento y/o extrac-
base de transición ción dentro y fuera de un área de operaciones. En esta, las
intermedia unidades desembarcan, se reorganizan e integran con su
Ubicación temporal y equipamiento y después se mueven al área de operaciones.
adaptable, utilizada El comandante del componente Ejército del teatro propor-
para sostenimiento y/o ciona un amplio apoyo a las unidades que transitan por esta.
extracción dentro y fuera
de un área de operaciones.
Las bases de transición intermedia (BTI) se establecen cerca,
(MFRE 3-0)
pero normalmente no en, el área de operaciones conjunta. A
menudo se encuentran en el área de responsabilidad del co-
mandante apoyado. Para las fuerzas terrestres, las BTI pue-

3 - 18

172
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

den estar situadas en el área de operaciones. Sin embargo, si


es posible, se establecen fuera del alcance de los sistemas de
fuego directo e indirecto y más allá de la esfera de influencia
base de operaciones
política del enemigo. adelantada
[3-43] Un campamento base que se expande para incluir un Aeródromo utilizado
para apoyar operaciones
campo de aviación puede convertirse en una base de opera-
tácticas sin establecer
ciones adelantada. Base de operaciones adelantada es un instalaciones completas
aeródromo utilizado para apoyar operaciones tácticas sin de apoyo.
establecer instalaciones completas de apoyo. Estas se pue- (MFRE 3-0)
den utilizar durante un tiempo extenso y son a menudo críticas
para la seguridad. Durante operaciones prolongadas, pueden
ser ampliadas y mejoradas para establecer una presencia
más permanente. Sin embargo, la escala y la complejidad de
una base de operaciones adelantada se relacionan directa-
mente con el tamaño de la fuerza requerida para mantenerlo.
Si es grande y con amplias instalaciones requiere una fuerza
de seguridad mucho mayor que una más pequeña y austera.
Los comandantes aprecian si expandir y mejorar una base de
operaciones adelantada en función del tipo y número de uni-
dades disponibles para asegurarla, la longitud esperada del
despliegue hacia adelante, los requisitos de mantenimiento
de la fuerza y la amenaza enemiga. CD Cabeza de desembarco

[3-44] Cabeza de desembarco es un área designada en un


área de operaciones hostil o potencialmente hostil que,
cuando es capturada y retenida, permite el aterrizaje conti-
nuo de tropas y material y proporciona espacio de maniobra
para las operaciones subsiguientes. La identificación y pre- cabeza de
paración inicial influye significativamente en la conducción de desembarco
una operación. Las cabezas de desembarco (CD) deben am- Área designada en un
pliarse para permitir un fácil acceso al transporte marítimo y área de operaciones hostil
aéreo estratégico, ofrecer un espacio adecuado para el alma- o potencialmente hostil
cenamiento, facilitar el transbordo de suministros y equipos que, cuando es capturada
y retenida, permite
y ser accesibles a múltiples líneas de comunicaciones. Nor- el aterrizaje continuo
malmente, las fuerzas de despliegue establecen CD cerca de de tropas y material y
puntos clave de entrada en el área operacional que ofrecen proporciona espacio
acceso central a los centros de transporte aéreo, terrestre y de maniobra para las
operaciones subsiguientes.
marítimo.
(MFRE 3-0)

3 - 19

173
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

3.3.6. Tempo

[3-45] Tempo es la velocidad relativa y el ritmo de las ope-


raciones militares sobre el tiempo con respecto al enemigo.
Refleja la celeridad de la acción militar. El control del tempo
ayuda a los comandantes a mantener la iniciativa durante las
operaciones de combate o establecer rápidamente un sentido
de normalidad durante las crisis humanitarias. En el curso de
ciertas operaciones, los comandantes normalmente tratan de
mantenerlo en un nivel más alto que el enemigo. Un tempo
rápido puede abrumar la capacidad del enemigo para contra-
rrestar las acciones amigas. Durante otras operaciones, los
comandantes actúan rápidamente para controlar los eventos
y negar posiciones de ventaja al enemigo. Al actuar más rápi-
do que el deterioro de la situación, los comandantes pueden
cambiar la dinámica de una crisis y restablecer la estabilidad.

[3-46] Los comandantes controlan el tempo durante la con-


ducción de las operaciones. En primer lugar, formulan ope-
raciones que destacan los efectos complementarios y de
refuerzo de las operaciones simultáneas y secuenciales. Sin-
cronizan esas operaciones en tiempo y espacio para degradar
las capacidades enemigas en toda el área de operaciones. Se-
gundo, los comandantes evitan encuentros innecesarios. Esta
práctica incluye a veces sobrepasar la resistencia y evitar lu-
gares que los comandantes no consideran decisivos. Tercero,
a través del mando tipo misión, los comandantes permiten a
los subordinados ejercer la iniciativa y actuar independiente-
mente. El control del tempo requiere audacia y paciencia. La
audacia inicia las acciones necesarias para desarrollar una
situación; la paciencia permite que una situación se desarro-
lle hasta que la fuerza pueda golpear en el momento y lugar
más crucial. En última instancia, el objetivo es mantener un
tempo apropiado para retener y explotar la iniciativa y cum-
tempo
plir el estado final.
Velocidad relativa y el
ritmo de las operaciones [3-47] Las unidades del Ejército gastan más energía y recur-
militares sobre el tiempo
con respecto al enemigo.
sos cuando operan a un tempo alto. Los comandantes eva-
lúan la capacidad de su unidad para operar a un tempo más
(MFRE 3-0)
alto basado en su desempeño y los recursos disponibles. Un
diseño operacional eficaz varía el tempo durante una opera-

3 - 20

174
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

ción para aumentar la resistencia, manteniendo la velocidad


y el moméntum apropiados. Hay más en cuanto a tempo que
a velocidad. Aunque la velocidad puede ser importante, los
comandantes la mitigan para lograr resistencia y optimizar el
alcance operacional.

3.3.7. Fases y transiciones

[3-48] Fase es una herramienta de planeamiento y ejecución


utilizada para dividir una operación en duración o actividad.
Un cambio de fase suele implicar un cambio de misión, orga-
nización de tareas o reglas de enfrentamiento. Ayuda en el
planeamiento y el control y puede ser indicada por el tiempo,
la distancia, el terreno o un evento. La capacidad de las uni-
dades del Ejército para ampliar las operaciones en el tiempo
y el espacio, junto con el deseo de dictar el tempo, a menudo
presenta a los comandantes más objetivos y puntos decisivos
de los que la unidad puede enfrentar simultáneamente. Esto
puede requerir que los comandantes y el estado mayor consi-
deren secuenciar las operaciones.

[3-49] La fase es fundamental para organizar todas las tareas


de una operación que no se pueden realizar simultáneamen-
te. Describe cómo el comandante prevé la operación general
que se desarrolla. Es la expresión lógica de la visualización
del comandante en el tiempo. Dentro de una fase, una gran
parte de la Fuerza ejecuta actividades similares o de apoyo
mutuo. Alcanzar una condición especificada o un conjunto de
condiciones típicamente marca el final de una fase.

[3-50] La simultaneidad, la profundidad y el tempo son vita-


les para todas las operaciones. Sin embargo, no siempre se
pueden alcanzar en el grado deseado. En tales casos, los co- fase
mandantes limitan el número de objetivos y puntos decisivos Herramienta de
que se conducen simultáneamente. Ellos secuencian delibe- planeamiento y ejecución
radamente ciertas acciones para mantener el ritmo mientras utilizada para dividir una
operación en duración o
enfocan el poder de combate en un punto decisivo en el tiem- actividad.
po y el espacio. Los comandantes combinan las tareas simul- (MFRE 3-0)
táneas y secuenciales de una operación para establecer las
condiciones de estado final.

3 - 21

175
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[3-51] La fase puede extender el alcance operacional. Solo


cuando la Fuerza carece de la capacidad de cumplir la misión
Las transiciones en una sola acción, los comandantes dividen la operación en
marcan un fases. Cada fase debe esforzarse por:
cambio de
• Enfocar en el esfuerzo.
enfoque entre
fases o entre • Concentrar el poder de combate en tiempo y espacio en
la operación un punto decisivo.
en curso y la
• Cumplir sus objetivos deliberada y lógicamente.
ejecución de una
contingencia o [3-52] Las transiciones marcan un cambio de enfoque en-
secuela. tre fases o entre la operación en curso y la ejecución de una
contingencia o secuela. Las prioridades cambiantes entre las
tareas ofensivas, defensivas, de estabilidad y de apoyo de la
defensa a la autoridad civil también implican una transición.
Estas requieren planeamiento y preparación mucho antes de
su ejecución, por lo que la Fuerza puede mantener el momén-
tum y el tempo de las operaciones. La Fuerza es vulnerable
durante las transiciones y los comandantes establecen condi-
ciones claras para su ejecución.

[3-53] Una transición se produce por varias razones. Las tran-


siciones se producen en la prestación de servicios esenciales,
la retención de la infraestructura necesaria para la recons-
trucción, o al consolidar ganancias. Un cambio inesperado en
las condiciones puede requerir que los comandantes dirijan
una transición abrupta entre las fases. En tales casos, la com-
posición general de la fuerza permanece sin cambios a pesar
de variaciones repentinas en la misión, la organización para
el combate y las reglas de enfrentamiento. Normalmente, la
organización para el combate evoluciona para satisfacer las
condiciones cambiantes; sin embargo, el planeamiento de la
transición también debe tener en cuenta los cambios en la
misión. Los comandantes evalúan continuamente la situación
y organizan y coordinan sus fuerzas para retener la iniciativa.
Los comandantes se esfuerzan por lograr cambios en el én-
fasis sin incurrir en una pausa operacional.

[3-54] Los comandantes identifican transiciones potenciales


durante el planeamiento y las tienen en cuenta durante la eje-

3 - 22

176
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

cución. Las consideraciones para identificar posibles transi-


ciones deben incluir:

• Pronóstico, con suficiente antelación, de cuándo y cómo


hacer la transición.

• Organización para el combate para facilitar las transicio-


nes.

• Creación de una organización para el combate que anti-


cipe las transiciones.

• Ensayo de ciertas transiciones (p. ej., desde la defensa


hasta el contraataque o desde la ofensiva hasta la conso-
lidación de ganancias).

• Asegurarse de que la Fuerza entiende diferentes reglas


de enfrentamiento durante las transiciones.

[3-55] Los comandantes deben apreciar el tiempo requerido


para planear y ejecutar transiciones. La evaluación asegura
que los comandantes midan el progreso hacia tales transi-
ciones y tomen las acciones apropiadas para prepararse y
ejecutarlas.

3.3.8. Culminación

[3-56] Culminación es el punto en el tiempo o en el espacio


en el cual la operación ya no puede mantener el ímpetu. Re-
presenta un cambio crucial en el poder relativo de combate.
Es relevante tanto para los atacantes como para los defenso-
res en cada nivel de la guerra. Una culminación puede ser un
evento planeado. En tal caso, el concepto operacional predice
qué parte de la Fuerza culminará y la organización por tareas
incluye fuerzas adicionales para asumir la misión después de culminación
la culminación. Típicamente, la culminación es causada por Punto en el tiempo o en
acciones directas del combate o decisiones de recursos del el espacio en el cual la
operación ya no puede
escalón superior. La culminación se refiere a la capacidad de mantener el ímpetu.
la Fuerza para generar y aplicar el poder de combate y no (MFRE 3-0)
es una condición duradera. Para continuar las operaciones
después de culminar, los comandantes pueden reforzar o re-

3 - 23

177
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

constituir unidades tácticas. La culminación es más difícil de


identificar cuando las unidades del Ejército conducen tareas
de estabilidad. Dos condiciones pueden dar lugar a la culmi-
punto culminante nación. Las unidades están demasiado dispersas para lograr
seguridad y las unidades carecen de los recursos necesarios
Momento en el cual una
fuerza ya no tiene la para alcanzar el estado final. Mientras se conducen tareas de
capacidad de continuar apoyo de la defensa a la autoridad civil, la culminación pue-
su forma de operaciones, de ocurrir si las fuerzas deben responder a eventos más ca-
ofensiva o defensiva. tastróficos de los que pueden manejar simultáneamente. Esa
(MFRE 3-0)
situación se traduce en culminación debido al agotamiento.
La culminación es un elemento común del arte y el diseño
operacional (en el numeral 3.3.11 se describe en el ámbito de
los elementos del diseño operacional).

[3-57] Punto culminante es el momento en el cual una fuer-


za ya no tiene la capacidad de continuar su forma de ope-
raciones, ofensiva o defensiva. Al conducir tareas ofensivas,
ocurre cuando la fuerza no puede continuar el ataque y debe
asumir una postura defensiva o ejecutar una pausa operacio-
nal. Al conducir tareas defensivas, ocurre cuando la fuerza
ya no puede defenderse y debe retirarse o arriesgarse a la
destrucción.

3.3.9. Alcance operacional

[3-58] Alcance operacional es la distancia y duración a tra-


vés de la cual una fuerza puede emplear con éxito las capa-
cidades militares. Aplicable a las unidades del Ejército como
parte de una fuerza conjunta, el alcance operacional refleja la
capacidad de lograr el éxito mediante un enfoque operacional
bien concebido. El alcance operacional es un grillete; es una
función de inteligencia, protección, sostenimiento, resistencia
alcance operacional y poder relativo de combate. El límite del alcance operacional
Distancia y duración a de una unidad es su punto culminante. Se equilibra la tensión
través de la cual una natural entre la resistencia, el moméntum y la protección. El
fuerza puede emplear
con éxito las capacidades
alcance operacional es un elemento común del arte y el dise-
militares. ño operacional (en el numeral 3.3.10 se describe en el ámbito
(MFRE 3-0) de los elementos del diseño operacional).

3 - 24

178
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

[3-59] Resistencia es la capacidad de emplear el poder de


combate en cualquier lugar durante periodos prolongados.
Se deriva de la capacidad de crear, proteger y sostener una
fuerza, independientemente de la distancia desde su base y el resistencia
rigor del ambiente. La resistencia implica prever los requeri- Capacidad de emplear
mientos y hacer el uso más eficaz y eficiente de los recursos el poder de combate en
disponibles. Su resistencia da a las unidades del Ejército su cualquier lugar durante
calidad de campaña. La resistencia contribuye a la capacidad periodos prolongados.
de las unidades del Ejército para hacer permanentes los efec- (MFRE 3-0)

tos transitorios de otras capacidades.

[3-60] Moméntum es el ímpetu y poder de combate ganados


en el desarrollo de una campaña, operación, tarea o activi-
dad. Proviene de retener la iniciativa y ejecutar operaciones
de alto tempo que abruman la resistencia enemiga. Los co-
mandantes controlan el moméntum manteniendo el enfoque
y la presión. Establecen un tempo que previene el agotamien-
to y mantiene el sostenimiento. Un tempo sostenible extien-
de el alcance operacional. Los comandantes mantienen el
moméntum anticipando y haciendo transiciones rápidamente
entre cualquier combinación de tareas ofensivas, defensivas,
de estabilidad o de apoyo de la defensa a la autoridad civil. A
veces los comandantes impulsan la Fuerza hasta su punto
culminante para aprovechar al máximo una oportunidad. Por
ejemplo, la explotación y la persecución a menudo implican
empujar todas las fuerzas disponibles hasta el límite de su
resistencia para capitalizar el moméntum y retener la inicia-
tiva.

[3-61] La protección es un factor importante en el alcance


operacional. Los comandantes anticipan cómo las acciones
del enemigo y los factores ambientales pueden interrumpir
las operaciones y luego determinan las capacidades de pro-
tección necesarias para mantener un alcance suficiente. La moméntum
protección se relaciona estrechamente con la resistencia y el Ímpetu y poder de
moméntum. También contribuye a la capacidad del coman- combate ganados en
dante para extender las operaciones en tiempo y espacio. La el desarrollo de una
campaña, operación, tarea
función de conducción de la guerra Protección ayuda a los
o actividad.
comandantes a mantener la integridad de la Fuerza y el poder
(MFRE 3-0)
de combate.

3 - 25

179
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[3-62] Los comandantes y el estado mayor consideran el al-


cance operacional para asegurar que las unidades del Ejército
cumplan sus misiones antes de culminar. Los comandantes
se esfuerzan continuamente por ampliarlo. Evalúan el esta-
do de las fuerzas amigas y enemigas y las consideraciones
civiles, anticipan la culminación, consolidan las ganancias y
planean pausas operacionales si es necesario. Los coman-
dantes han estudiado y reflexionado sobre el reto de condu-
cir y sostener operaciones a largas distancias y tiempos. La
historia contiene muchos ejemplos de operaciones obstaculi-
zadas por un alcance operacional inadecuado. Lograr el esta-
do final deseado requiere fuerzas con el alcance operacional
para establecer y mantener la seguridad, a fin de que puedan
transitar con éxito a las condiciones del estado final.

3.3.10. Riesgo

[3-63] Riesgo es la probabilidad de pérdida o daño relacio-


nado con uno o varios peligros. El riesgo, la incertidumbre
y el azar son inherentes a todas las operaciones militares.
Cuando los comandantes aceptan el riesgo, crean oportuni-
dades para capturar, retener y explotar la iniciativa y lograr
resultados decisivos. La voluntad de incurrir en riesgo es a
menudo la clave para exponer las debilidades del enemigo
que este considera más allá del alcance amigo. El nivel de
riesgo se expresa en términos de la probabilidad y la grave-
dad del peligro. Comprender el riesgo requiere evaluaciones
acompañadas de audacia e imaginación. Los comandantes
exitosos evalúan y mitigan continuamente el riesgo durante
todo el proceso de operaciones.

[3-64] Un planeamiento y preparación inadecuados arries-


gan las fuerzas. Es igualmente imprudente retrasar la acción
riesgo mientras se espera la inteligencia y sincronización perfecta.
Estimar y aceptar intencionalmente el riesgo es razonable y
Probabilidad de pérdida o
daño relacionado con uno fundamental para conducir las operaciones y esencial para el
o varios peligros. mando tipo misión. Los comandantes experimentados equili-
(MFRE 3-0) bran la audacia y la imaginación con el riesgo y la incertidum-
bre para atacar en un momento, lugar y forma totalmente
inesperada para las fuerzas enemigas. Esta es la esencia de

3 - 26

180
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

la sorpresa. Es el resultado de considerar y aceptar cuidado-


samente el riesgo.

[3-65] Los comandantes aceptan los riesgos y buscan opor-


tunidades para crear y mantener las condiciones necesarias
con el fin de capturar, retener y explotar la iniciativa y lograr
resultados decisivos. Durante la ejecución, las oportunidades
son fugaces. El medio más seguro para crear oportunidades
es aceptar el riesgo y minimizar los peligros para las fuerzas
amigas. Un buen enfoque operacional considera el riesgo y la
incertidumbre por igual con la fricción y el azar. Los planes y
órdenes finales proporcionan entonces la flexibilidad que los
comandantes necesitan para facilitar la iniciativa subordina-
da y aprovechar las oportunidades en un ambiente altamente
competitivo y dinámico a lo largo de la conducción de opera-
ciones terrestres unificadas.

3.4. ELEMENTOS DEL DISEÑO OPERACIONAL

| Tabla 3-3 | Elementos del diseño operacional

ELEMENTOS DEL DISEÑO OPERACIONAL

Terminación Aproximación directa e indirecta


Estado final militar Anticipación
Objetivos Alcance operacional*
Efectos Culminación*
Centro de gravedad* Distribución de las operaciones
Puntos decisivos* Fuerzas y funciones
Líneas de operación y líneas de esfuerzo*
*Comunes a los elementos del arte operacional

[3-66] Teniendo en cuenta que el diseño operacional es una


herramienta propia de las unidades conjuntas, los coman-
dantes y estados mayores de las unidades del Ejército deben
conocer los elementos que se emplean en este para desarro-

3 - 27

181
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

llar y refinar el enfoque operacional del comandante conjun-


to (tabla 3-3). Estas herramientas conceptuales ayudan a los
comandantes y sus Estados Mayores de unidades conjuntas
a analizar detalladamente los retos de entender el ambiente
operacional, definir el problema y desarrollar este enfoque, lo
cual guía el planeamiento y forma el concepto de la operación
conjunta (figura 3-2).

ESTADO FINAL, OBJETIVOS, EFECTOS Y TAREAS

Describen las
condiciones
Describe el relacionadas con Describen las
ESTADO FINAL

conjunto de los objetivos


OBJETIVOS

acciones amigas
EFECTOS

TAREAS
condiciones Describe la tarea

MISIÓN
Dictan las ** Los efectos para crear los
por cumplir deseados describen y propósito de
metas propias las condiciones para efectos deseados
con el criterio la organización
cumplir los objetivos o prevenir los
de terminación
** Los efectos no no deseados
del conflicto deseados describen las
condiciones que impiden
cumplir los objetivos

NIVEL GUÍA

Estado final estratégico


ESTRATEGIA NACIONAL
Objetivos
Estado final militar

ESTRATEGIA DEL TEATRO Objetivos


DE OPERACIONES Efectos
Tareas
Estado final militar
Objetivos
OPERACIONAL
Efectos
Tareas
Misión
TÁCTICO Objetivos
Tareas

| Figura 3-2 | Estado final, objetivo, efectos y tareas

3 - 28

182
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

3.4.1. Terminación

[3-67] El planeamiento efectivo no puede ocurrir sin una com- estado final militar
prensión clara del estado final y las condiciones que deben
Conjunto de condiciones
existir para finalizar las operaciones militares. El conoci- necesarias que definen
miento de cuándo terminar las operaciones militares y cómo el logro de todos los
conservar las ventajas alcanzadas es clave para el logro del objetivos militares.
estado final estratégico nacional. A fin de planear efectiva- (MFRE 3-0)
mente la terminación, los comandantes en el más alto nivel
deben tener conocimiento de cómo el Presidente de la Repú-
blica pretende concluir la operación y asegurarse de que sus
resultados perduren.

3.4.2. Estado final militar

[3-68] Estado final militar es el conjunto de condiciones


necesarias que definen el logro de todos los objetivos mi-
litares. Normalmente representa un punto en el tiempo o
circunstancias en las que el Presidente no requiere el ins-
trumento militar del poder nacional como el medio principal
para lograr los objetivos nacionales restantes. Mientras que
puede reflejar muchas de las condiciones del estado final es-
tratégico nacional, el estado final militar será más específico
y contendrá otras condiciones de apoyo.

3.4.3. Objetivos

[3-69] Objetivo es una meta claramente definida, decisiva y


alcanzable hacia la cual debe estar dirigida toda operación
militar. Una vez que se comprende el estado final militar y se
establecen los criterios de conclusión, el diseño operacional
continúa con el desarrollo estratégico y los objetivos militares objetivo
operacionales. El planeamiento de la operación integra accio- Meta claramente definida,
nes y capacidades militares con aquellas de otros instrumen- decisiva y alcanzable hacia
tos de poder nacional, en tiempo, espacio y propósito en una la cual debe estar dirigida
toda operación militar.
acción unificada para lograr los objetivos del comandante.
(MFRE 3-0)
Los objetivos y sus efectos de apoyo constituyen la base para
identificar las tareas por realizar.

3 - 29

183
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[3-70] El logro de los objetivos operacionales relaciona la eje-


cución de las tareas tácticas con el estado final militar. Exis-
ten cuatro consideraciones principales para un objetivo:

• Un objetivo establece un solo resultado deseado (una


meta).

• Un objetivo debe estar enlazado directa o indirectamente


enlazado con objetivos de nivel superior o al estado final.

• El objetivo es prescriptivo, específico e inequívoco.

• Un objetivo no infiere las formas o los medios; no se re-


dacta como una tarea.

3.4.4. Efectos

[3-71] Efecto es un estado físico y de comportamiento de un


sistema que resulta de una acción, un conjunto de acciones
u otro efecto. Un efecto deseado también se puede considerar
como una condición que puede apoyar el logro de un objetivo
asociado, mientras que un efecto no deseado es una condición
que puede inhibir el progreso hacia un objetivo. Por ejemplo,
para aplicar la acción unificada en operaciones multinaciona-
les, un comandante sincroniza con el poder diplomático, de in-
formación, militar y económico del gobierno colombiano, para
afectar las variables operacionales (PEMSITIM) de un adversa-
rio. (En esta publicación, cuando se emplea el término “efec-
tos”, se pretende cubrir el significado tanto de efectos deseados
como no deseados a no ser que se especifique lo contrario).

[3-72] Existen cuatro aspectos que deben considerarse al re-


dactar un enunciado de efecto deseado:
efecto
Estado físico y de • Cada efecto deseado debe estar enlazado directamente
comportamiento de un con uno o más objetivos.
sistema que resulta de
una acción, un conjunto de
acciones u otro efecto. • Los efectos deben ser medibles.
(MFRE 3-0)
• El enunciado no debe especificar las formas y los medios
utilizados para alcanzar el logro.

3 - 30

184
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

• El efecto se debe poder distinguir del objetivo que apoya


como una condición para el éxito, no como otro objetivo
o una tarea.

3.4.5. Centro de gravedad

CARACTERÍSTICAS DE LOS CENTROS DE GRAVEDAD

Existe en todos
los niveles de
En el nivel En los niveles
la guerra
estratégico táctico y
contiene muchos operacional
elementos normalmente
intangibles es físico

A menudo
depende de los Es una fuente
factores tiempo de influencia
y espacio

Permite o
Puede cambiar CENTRO DE
mejora la
con el tiempo o GRAVEDAD libertad de
entre las fases (CDG) acción

Se puede
Depende de la encontrar donde
relación adversa la fuerza enemiga
esté densamente
concentrada

Puede poner
Vinculado a
en peligro los
los objetivos
COG propios
Puede ser
transitorios por
naturaleza

| Figura 3-3 | Características de un centro de gravedad

3 - 31

185
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

[3-73] Los centros de gravedad (CG por su sigla en inglés) son


un elemento común al arte operacional. Una de las tareas más
importantes que enfrenta el estado mayor del comandante
capacidad crítica durante el planeamiento es identificar y analizar los CG ami-
Medio considerado como gos y adversarios. Un objetivo siempre está relacionado con
un facilitador crucial un CG. Puede haber diferentes CG en diferentes niveles, pero
para que un centro de se deben entrelazar. En el nivel estratégico, un CG puede ser
gravedad funcione como una fuerza militar, una alianza, líderes políticos o militares,
tal y es esencial para el
cumplimiento de objetivos un conjunto de funciones o capacidades críticas o voluntad
impuestos o deducidos. nacional. En el nivel operacional, un CG suele asociarse con
(MFRE 3-0) las aptitudes militares del adversario, como un elemento po-
deroso de fuerzas armadas, pero también puede incluir otras
aptitudes del ambiente operacional. Para identificar los CG es
importante recordar que la guerra irregular se enfoca en la
legitimidad y la influencia sobre una población, a diferencia de
la guerra tradicional que emplea confrontación militar directa
para derrotar las fuerzas armadas de un enemigo, destruir
su capacidad de toma de decisiones o apoderarse o retener
territorio para forzar un cambio en su gobierno o sus políti-
cas. Por lo tanto, en un ambiente de guerra irregular, el CG
amigo y enemigo probablemente será la misma población. La
figura 3-3 muestra un número de características que pueden
asociarse con un CG.

CG Centro de gravedad [3-74] Comprender la relación entre los CG no solo permite


sino también impone mayor precisión en el pensamiento y ex-
presión en el diseño operacional. Los Estados Mayores deben
analizar los CG dentro del marco de tres factores críticos: ca-
pacidades, requerimientos y vulnerabilidades, que ayudarán
con esta comprensión.

[3-75] Capacidad crítica es un medio considerado como un


requerimientos facilitador crucial para que un centro de gravedad funcione
críticos como tal y es esencial para el cumplimiento de objetivos im-
Condiciones, los recursos
puestos o deducidos.
y los medios que permiten
que una capacidad crítica [3-76] Requerimientos críticos son las condiciones, los re-
sea completamente cursos y los medios que permiten que una capacidad crítica
funcional. sea completamente funcional.
(MFRE 3-0)

3 - 32

186
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

[3-77] Vulnerabilidades críticas son los aspectos o compo-


nentes de los requerimientos críticos deficientes o vulne-
rables al ataque directo o indirecto de forma que permite
resultados decisivos o significativos. En general, un coman- vulnerabilidades
dante debe poseer suficiente alcance operacional y poder de críticas
combate u otras capacidades relevantes para aprovechar las Aspectos o componentes
vulnerabilidades críticas del enemigo mientras protege las de los requerimientos
capacidades críticas amigas dentro del alcance operacional críticos deficientes o
vulnerables al ataque
de aquel. directo o indirecto de
forma que permite
resultados decisivos o
3.4.6. Puntos decisivos significativos.
(MFRE 3-0)

[3-78] Los puntos decisivos pueden influenciar mucho el re-


sultado de una acción. Estos pueden ser físicos por natura-
leza, como un paso obligado, una colina, un pueblo, depósito
de armas o instalaciones de materiales, o una base aérea;
pero pueden incluir otros elementos como puestos de man-
do, límites críticos, espacio aéreo o nódulos de inteligencia y
comunicaciones. En algunos casos, los eventos clave específi-
cos también pueden ser puntos decisivos, como el logro de la
superioridad aérea o marítima, el compromiso de la reserva
del adversario o la abertura de una ruta de abastecimiento
durante las operaciones humanitarias o ganar la confianza de
un líder clave. En otros casos, los puntos decisivos pueden te-
ner un impacto sistemático más grande. Puestos en práctica,
pueden afectar de manera considerable los sistemas de in-
formación, financieros, económicos o sociales del adversario.
Cuando se trata con una amenaza irregular, los comandantes
y sus Estados Mayores deben considerar cómo afectarán las
acciones en contra de los puntos decisivos no solo al enemi-
go, sino también a la población relevante, su comportamiento
y relaciones con las fuerzas enemigas y amigas y el impacto
resultante en la estabilización del área o región de interés.

3.4.7. Líneas de operaciones y líneas de esfuerzo

[3-79] Las líneas de operaciones (LOO por sus siglas en in-


glés) describen y conectan una serie de acciones decisivas

3 - 33

187
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

que conducen a controlar un objetivo geográfico u orientado


a la Fuerza (figura 3-7). Las operaciones designadas que utili-
LOO Línea de operaciones zan LOO por lo general constan de una serie de acciones que
se ejecutan de acuerdo con una secuencia bien definida, aun-
que pueden existir varias LOO al mismo tiempo (operaciones
paralelas). Las operaciones mayores de combate son típica-
mente designadas utilizando LOO. Estas líneas relacionan ta-
reas ofensivas, defensivas y de estabilidad con las referencias
geográficas y de posición del AO. Los comandantes sincroni-
zan las actividades con las LOO complementarias para lograr
el estado final.

EJEMPLO DE LÍNEA DE OPERACIONES (LOO)

Asegurar Asegurar
Establecer Asegurar y operar Capturar las rutas ASEGURAR
y operar los puntos los puntos terreno hacia la LA CIUDAD
bases de ingreso aéreos y clave ciudad CAPITAL
intermedias marítimos capital

Acciones en los puntos decisivos o nódulos Objetivo

| Figura 3-4 | Muestra de la línea de operación

[3-80] Las líneas de esfuerzo son esenciales para el diseño


operacional cuando las referencias posicionales hacia un
enemigo o adversario tienen poca relevancia, como en ope-
raciones de contrainsurgencia o estabilidad. En operaciones
que involucran muchos factores no militares, las LOE pueden
aproximación
ser la única forma de enlazar tareas, efectos, condiciones y el
Manera en que un estado final. Las líneas de esfuerzo a menudo son esenciales
comandante enfrenta un
centro de gravedad.
para ayudar a los comandantes a visualizar cómo las capaci-
(MFRE 3-0)
dades militares pueden apoyar a los otros instrumentos del
poder nacional. Son una herramienta particularmente valiosa
cuando se utilizan para lograr la unidad de esfuerzo en ope-

3 - 34

188
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

raciones que involucran fuerzas multinacionales y organiza-


ciones civiles, en las cuales la unidad de mando es difícil de
alcanzar, o es poco práctica.
aproximación directa
Aproximación que ataca
3.4.8. Aproximación directa e indirecta el centro de gravedad del
enemigo o su principal
fortaleza al aplicar
[3-81] Aproximación es la manera en que un comandante
el poder de combate
enfrenta un centro de gravedad. Aproximación directa es la directamente contra el
aproximación que ataca el centro de gravedad del enemigo mismo.
o su principal fortaleza al aplicar el poder de combate di- (MFRE 3-0)
rectamente contra el mismo. Sin embargo, los CG están por
lo general bien protegidos y no son vulnerables a una apro-
ximación directa. Por lo tanto, los comandantes usualmente
eligen la aproximación indirecta. Aproximación indirecta es CG Centro de gravedad
la aproximación que ataca el centro de gravedad del enemi-
go al aplicar el poder de combate contra una serie de puntos
decisivos que llevan a la derrota de este mientras evita la
fortaleza del enemigo.

3.4.9. Anticipación

[3-82] Anticipación es la acción y el efecto de hacer que algo


tenga lugar antes del tiempo previsto o previsible, o antes
de que lo haga el adversario/enemigo. Es la clave para el
planeamiento efectivo. Los comandantes deben considerar
qué podría pasar y observar las señales que pueden ocasio-
nar que ocurra el evento. Durante la ejecución, los comandan- aproximación
tes deben permanecer alerta a las oportunidades y a lo ines- indirecta
perado para aprovechar la situación. Continuamente reúnen Aproximación que ataca
información al observar personalmente y al comunicarse con el centro de gravedad
los comandos superiores, subordinados, asociados y otras del enemigo al aplicar el
poder de combate contra
organizaciones en el AO. Los comandantes pueden evitar sor- una serie de puntos
presas al ganar y mantener la iniciativa en todos los niveles decisivos que llevan a la
de mando y por toda el AO. De esta manera se evita que sea derrota de este mientras
el adversario el que inicie las acciones y se le obliga a reac- evita la fortaleza del
enemigo.
cionar permanentemente. Mediante un juego de guerra conti-
(MFRE 3-0)
nuo y completo se pueden identificar las posibles reacciones
del adversario hacia las acciones de la fuerza conjunta. Los

3 - 35

189
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

comandantes también deben comprender los efectos de las


operaciones y las consecuencias asociadas con los adversa-
rios, asociados interagenciales y multinacionales y a civiles, y
prepararse para sus resultados.

3.4.10. Alcance operacional

[3-83] Alcance operacional es la distancia y duración a tra-


vés de la cual una fuerza puede emplear con éxito las capa-
cidades militares. A pesar de que el alcance puede estar res-
tringido o limitado por la geografía en y alrededor del AO, es
posible que se extienda mediante la ubicación de capacidades
y recursos en el frente incrementando el alcance y efectividad
de los sistemas de armas, incrementando el efecto del apoyo
local o de la nación anfitriona y maximización de la eficiencia
de la producción total de la arquitectura de distribución.

3.4.11. Culminación

[3-84] En la ofensiva, culminación es el punto en el que conti-


nuar efectivamente el ataque ya no es posible y la fuerza debe
considerar regresar a una postura defensiva o intentar una
pausa operacional. Aquí el agresor arriesga en gran medida
el contraataque y la derrota y continúa el ataque solo con gran
riesgo. El éxito del ataque en todos los niveles es asegurar
el objetivo antes de lograr la culminación. Para el defensor
se alcanza la culminación cuando la fuerza defensora ya no
tiene la capacidad de continuar con la contraofensiva o de
defenderse exitosamente. El éxito en la defensa es llevar al
agresor a la culminación de la ofensiva, después realizar una
anticipación contra-ofensiva para facilitar la culminación de la defensiva
Acción y efecto de hacer del adversario. Durante las operaciones de estabilidad, la cul-
que algo tenga lugar minación puede resultar de la erosión de la voluntad nacional,
antes del tiempo previsto
o previsible, o antes de deterioro del apoyo popular, cuestionamientos relacionados
que lo haga el adversario/ con la legitimidad o restricción o fallas en la protección con-
enemigo. lleven bajas excesivas.
(MFRE 3-0)

3 - 36

190
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

3.4.12. Distribución de las operaciones

[3-85] Los comandantes deben determinar el mejor orden de


las operaciones para conducir las tareas asignadas y la mi- área de operaciones
sión. Este orden con frecuencia será una combinación de ope- Área definida por el
raciones simultáneas y secuenciales para lograr las condicio- comandante de la
nes del estado final con el menor costo en personal y otros fuerza conjunta para
las fuerzas terrestres y
recursos. Los comandantes consideran una variedad de fac- marítimas que debe ser
tores al determinar este orden incluyendo la geografía del AO, lo suficientemente grande
el transporte aéreo estratégico disponible, los cambios en la para ejecutar sus misiones
estructura del mando, la protección de la fuerza, distribución y proteger sus fuerzas.
y sostenimiento de las capacidades, probabilidad de refuerzo (MFE 1-01)

del adversario y opinión pública. Pensar en el mejor orden


ayuda a determinar el ritmo de las actividades en tiempo, es-
pacio y propósito. Al asignar un orden para las operaciones,
los responsables del planeamiento deben considerar factores
como simultaneidad, profundidad, programación y tempo.

[3-86] La simultaneidad se refiere a la aplicación del poder


militar y no militar al mismo tiempo contra las fuentes de for-
taleza y capacidades clave del enemigo. En las operaciones,
esta contribuye directamente con el colapso de un enemigo
colocando más requerimientos en las fuerzas y funciones de
este de las que puede manejar

[3-87] Existen variadas herramientas que permiten a los en-


cargados del planeamiento ayudar a ordenar las operaciones.
Las fases, las operaciones de contingencia y las secuelas y
las pausas operacionales mejoran la capacidad de ordenar,
administrar y ejecutar operaciones complejas.

3.4.12.1. Fases

[3-88] La división en fases es una forma de visualizar y ejecu-


tar una operación compleja en partes manejables. El propósi-
to principal de la división en fases es integrar y sincronizar las
actividades relacionadas mejorando de esta manera la flexi-
bilidad y unidad de esfuerzo durante la ejecución.

3 - 37

191
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

3.4.12.2. Operaciones de contingencia y secuelas

[3-89] Muchos planes de contingencia necesitan un ajuste


más allá de las etapas iniciales de la operación. Por lo tanto,
los comandantes construyen flexibilidad dentro de sus planes
al desarrollar operaciones de contingencia y secuelas para
conservar la libertad de acción en condiciones que cambian
rápidamente. Los planes de contingencia proporcionan un
rango de opciones frecuentemente construidas dentro del
plan básico. Estos agregan flexibilidad a los planes al anti-
cipar situaciones que pueden alterar el plan básico. Dichas
situaciones pueden ser el resultado de una acción del adver-
sario, la disponibilidad de recursos o capacidades amigas o
AO Área de operaciones incluso un cambio en el clima o estación dentro del AO. Las
secuelas anticipan y planean las operaciones posteriores ba-
sadas en los posibles resultados de la operación actual: victo-
ria, derrota o estancamiento. Por cada acción u operación ma-
yor que no logre un objetivo estratégico u operacional, tiene
que haber una secuela para cada posible resultado, como ga-
nar, perder, retirarse o vencer definitivamente. Una vez que el
comandante y el estado mayor han determinado las posibles
operaciones de contingencia y secuelas con tanta anticipa-
ción como sea posible, deben determinar qué o dónde deben
estar los puntos de decisión (no se deben confundir con los
puntos decisivos).

3.4.12.3. Pausa operacional

[3-90] El comandante debe conducir operaciones de manera


agresiva para capturar y retener la iniciativa. Sin embargo,
El comandante es posible que existan algunas circunstancias donde esto no
debe conducir sea posible debido a limitaciones logísticas o restricciones
operaciones de en las fuerzas. Por lo tanto, las pausas operacionales pueden
manera agresiva ser necesarias cuando una operación mayor alcanza tempo-
para capturar ralmente el final de su sostenibilidad. Así pues, las pausas
operacionales pueden proporcionar una válvula de seguridad
y retener la para evitar la culminación potencial, mientras que el coman-
iniciativa. dante retiene la iniciativa en otras líneas.

3 - 38

192
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 3
ARTE OPERACIONAL

3.4.13. Fuerzas y funciones

[3-91] Los comandantes y Estados Mayores pueden diseñar


campañas y operaciones que se enfoquen en la derrota de
las fuerzas y funciones del adversario o una combinación
de ambas. Generalmente, estructuran las operaciones para
atacarlas al mismo tiempo (combinación) y crear la mayor
fricción posible entre las fuerzas y las capacidades propias
y adversarias. Estos tipos de operaciones son especialmente
adecuados cuando se cuenta con superioridad tecnológica y
numérica sobre un oponente.

3 - 39

193
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 4

CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO

OPERACIONES TERRESTRES UNIFICADAS


Son las tareas ofensivas, defensivas, de estabilidad o ADAC ejecutadas simultáneamente para capturar,
retener y explotar la iniciativa y consolidar ganancias para prevenir el conflicto, configurar el ambiente
operacional y vencer en la guerra, como parte de la acción unificada.

OBJETIVO FUNDAMENTOS OTU PRINCIPIOS OTU PILARES OTU


Los cimientos básicos sobre Lo que no es negociable
Propósito Atributos de toda operación
los que construimos las en el cumplimiento de
de las OTU
operaciones nuestro propósito

Aplicar el poder Competencias • Desarrollar la Simultaneidad


terrestre para de- distintas situación a través
rrotar al enemigo de la acción • Tareas relacionadas en
y establecer las • Maniobra de armas
múltiples ubicaciones y
condiciones del combinadas
• Armas combinadas dominios que se ejecutan
estado final desea- • Seguridad de área
al mismo tiempo
do del comandante extensa
• Adhesión al derecho
conjunto • Operaciones Profundidad
de la guerra
mediante la especiales
Acción decisiva • Establecer y • Extensión de las
como parte de la Acción decisiva mantener seguridad operaciones en tiempo,
Acción unificada espacio y propósito para
• Tareas ofensivas • Crear múltiples
lograr un resultados
dilemas al enemigo
• Tareas defensivas definitivos
Defensa nacional • Tareas de estabilidad
• Mando tipo misión Sincronización
• Tareas de ADAC
Seguridad nacional • Disposición de las acciones
Iniciativa militares en tiempo, espacio y
Seguridad pública propósito para producir el máximo
• Capturar poder relativo de combate en el
• Retener lugar y momento decisivo
• Explotar
Flexibilidad
Mando tipo misión
• Empleo de una mezcla versátil de
• Arte del mando capacidades, formaciones y equipo
• Ciencia del control para conducir operaciones. Es la
esencia del Ejército multimisión

4-1

194
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

Por primera vez, el Ejército de Colombia alinea toda su doctrina operacional bajo un concepto
único, constituyendose en el núcleo de su doctrina que guía cómo las unidades contribuyen a la
acción unificada.

Mayor General Ricardo Jiménez Mejía

El presente capítulo describe detalladamente el concepto


operacional del Ejército. Analiza, el concepto de operaciones
Operaciones terrestres terrestres unificadas, expone sus fundamentos y explica los
OTU
unificadas pilares de dichas OTU.

4.1. OBJETIVO DE LAS OPERACIONES TERRESTRES


UNIFICADAS

[4-1] Las operaciones terrestres unificadas son el concepto


operacional del Ejército y describe su contribución a la acción
unificada. Operaciones terrestres unificadas son las tareas
ofensivas, defensivas, de estabilidad o apoyo de la defensa
a la autoridad civil ejecutadas simultáneamente para cap-
turar, retener y explotar la iniciativa y consolidar ganancias
para prevenir el conflicto, configurar el ambiente operacio-
nal y vencer en la guerra como parte de la acción unificada.
operaciones El objetivo de las operaciones terrestres unificadas es apli-
terrestres car el poder terrestre como parte de la acción unificada para
unificadas derrotar al enemigo en tierra y establecer condiciones que
Tareas ofensivas, logren el estado final del comandante de la fuerza conjunta.
defensivas, de estabilidad Operaciones terrestres unificadas (OTU) es la forma en que el
o apoyo de la defensa a la Ejército aplica el poder de combate a través de 1) tareas ofen-
autoridad civil ejecutadas
simultáneamente para sivas, defensivas y estabilidad o apoyo de la defensa a la auto-
capturar, retener y ridad civil, 2) para capturar, retener y explotar la iniciativa y 3)
explotar la iniciativa y consolidar ganancias. Siempre que sea posible, las unidades
consolidar ganancias militares que trabajan con asociados de la acción unificada
para prevenir el conflicto,
configurar el ambiente buscan prevenir o disuadir las amenazas. Sin embargo, si es
operacional y vencer en la necesario cuentan con la capacidad en OTU para prevalecer
guerra como parte de la sobre la agresión.
acción unificada.
(MFRE 3-0)

4-2

195
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 4
CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO

4.2. FUNDAMENTOS DE LAS OPERACIONES TERRESTRES


UNIFICADAS

[4-2] A través del presente capítulo, se desarrollan los funda-


mentos de las OTU mostrando como se integran con las ope-
raciones. Los cuatro fundamentos son las competencias dis-
tintivas, la acción decisiva, la iniciativa y el mando tipo misión.

[4-3] Las tres competencias distintivas del Ejército —manio-


bra de armas combinadas (MAC), seguridad de área extensa
(SAE) y operaciones especiales (OO. EE.)— proporcionan el
medio para aplicar de manera balanceada las funciones de
conducción de la guerra (FCG) dentro de acciones y tareas
tácticas de la acción decisiva. La aplicación integrada de estas
tres competencias les permite a las unidades del Ejército des-
truir un enemigo, capturar u ocupar terreno clave y proteger
o asegurar la población y los activos críticos para evitar que
el enemigo gane una posición de ventaja (este fundamento se
describe en el numeral 4.3.).

[4-4] A través de la acción decisiva, el Ejército Nacional con-


duce operaciones terrestres tridimensionales decisivas y
sostenidas mediante la combinación simultánea de las tareas
ofensivas, defensivas, de estabilidad y de apoyo de la defensa
a la autoridad civil, de acuerdo con la misión y el ambien-
te operacional específico. Es decir, las unidades conducen el
combate regular e irregular ante amenazas de origen militar
convencional, no convencional o híbrido (la acción decisiva y función de
cada una de sus tareas se explican a partir del numeral 4.4) conducción de la
guerra
[4-5] Las unidades del Ejército capturan, retienen y explotan la Conjunto de tareas y
sistemas (personas,
iniciativa forzando al enemigo a responder a la acción amiga.
organizaciones,
Al presentar al enemigo múltiples dilemas, los comandantes información y
lo obligan a reaccionar continuamente hasta que finalmen- procesos) unidos por
te es llevado a posiciones insostenibles. Capturar la iniciati- un propósito común
que los comandantes
va presiona a los comandantes enemigos para que abando-
utilizan para cumplir
nen sus opciones preferidas y cometan errores costosos. A misiones y objetivos de
medida que ocurren errores enemigos, las unidades amigas entrenamiento.
capturan las oportunidades y crean nuevas avenidas para la (MFE 3-0)
explotación. A lo largo de las operaciones, los comandantes
enfocan el poder de combate para proteger a la población, las

4-3

196
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

fuerzas amigas y la infraestructura; para negar al enemigo


las posiciones de ventaja; y consolidar ganancias para rete-
ner la iniciativa (El numeral 4.5. explica en mayor detalle lo
relacionado con el fundamento de la iniciativa)

[4-6] La filosofía del mando tipo misión guía a los líderes en


la ejecución de las OTU. Estas operaciones inician y terminan
con el ejercicio individual y colectivo de la iniciativa para ga-
nar una posición de ventaja sobre la amenaza y derrotar al
enemigo a través de la profundidad de su organización. El
fundamento de las OTU se construye sobre la iniciativa, la ac-
ción decisiva y el mando tipo misión (vinculado y anidado por
medio de la ejecución deliberada y simultánea de las compe-
tencias distintivas) para cumplir la intención del comandante
y lograr el estado final deseado (ver el MFRE 6-0).

4.3. COMPETENCIAS DISTINTIVAS DEL EJÉRCITO

[4-7] Las unidades del Ejército emplean sus competencias


distintivas de maniobra de armas combinadas, seguridad de
área extensa y operaciones especiales al combinar las ta-
ADAC
Apoyo de la defensa a reas ofensivas, defensivas, de estabilidad o de ADAC simultá-
la autoridad civil
neamente. Como parte de una fuerza de armas combinadas
dentro de operaciones terrestres unificadas, las unidades del
Ejército aceptan el riesgo prudente para crear oportunida-
des y lograr resultados decisivos. Además, emplean la acción
sincronizada de efectos letales y no letales, proporcional a
la misión e informados por la comprensión de un ambiente
operacional. El mando tipo misión que transmite la intención
del comandante guía el uso adaptativo de las unidades del
Ejército.
COMPETENCIAS
DISTINTIVAS DEL EJÉRCITO [4-8] Aunque son distintas por definición, la maniobra de ar-
mas combinadas y la seguridad de área extensa son inse-
Maniobra de armas parables y simultáneas. Ambas proporcionan al Ejército un
combinadas enfoque para la acción decisiva, así como una construcción
Seguridad de
a fin de entender cómo las unidades del Ejército utilizan las
área extensa armas combinadas para alcanzar éxito en este choque de vo-
luntades. Como competencias distintivas, la maniobra de ar-
Operaciones mas combinadas y la seguridad de área extensa definen de
especiales

4-4

197
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 4
CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO

manera única lo que el Ejército proporciona al comandante


de la fuerza conjunta. Además, el Ejército está organizado y
equipado para apoyar al comandante de la fuerza conjunta
a través de armas combinadas para cubrir grandes distan-
cias por periodos prolongados. De la misma forma, el Ejérci-
to proporciona a la fuerza conjunta operaciones especiales,
conducidas por unidades organizadas, entrenadas, equipadas
y certificadas; con alta movilidad y flexibilidad, en espacios
hostiles, negados y políticamente sensibles, para alcanzar
objetivos militares de repercusiones estratégicas. El Ejército
trabaja para integrar todos los instrumentos disponibles a los
asociados de la acción unificada en aras de lograr el resultado
deseado.

[4-9] La maniobra de armas combinadas, la seguridad de área


extensa y las operaciones especiales no son tareas sino com-
petencias. Proporcionan un contexto operacional para ayudar
al comandante y al estado mayor a determinar un enfoque
operacional y a combinar tareas de la acción decisiva en una
operación coherente que asigna misiones a sus subordina-
dos. Las unidades ejecutan estas misiones para derrotar o
destruir las fuerzas enemigas y para apoderarse o controlar
las áreas vitales para el cumplimiento de sus misiones mien-
tras protegen a los civiles, la infraestructura y a sí mismos. Si
bien todas las operaciones consisten en maniobras de armas
combinadas simultáneas y de seguridad de área extensa en
varias proporciones, la mayoría de las tareas tácticas se ca- maniobra de armas
racterizarán predominantemente por una u otra. La compe- combinadas
tencia principal preponderante determina la elección de los Aplicación de los
mecanismos de derrota o estabilidad para describir cómo las elementos del poder
fuerzas amigas cumplen la misión asignada. Generalmente, de combate en acción
los mecanismos de derrota son apropiados para la manio- unificada para derrotar
a las fuerzas terrestres
bra de armas combinadas, mientras que los mecanismos de enemigas; capturar,
estabilidad son más adecuados para la seguridad de área ex- ocupar y defender terreno,
tensa. y lograr ventajas físicas,
temporales y sicológicas
sobre el enemigo para
capturar y explotar la
4.3.1. Maniobra de Armas Combinadas iniciativa.
(MFE 3-0)
[4-10] Maniobra de armas combinadas es la aplicación de los
elementos del poder de combate en acción unificada para de-

4-5

198
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

rrotar a las fuerzas terrestres enemigas; capturar, ocupar y


defender terreno, y lograr ventajas físicas, temporales y si-
cológicas sobre el enemigo para capturar y explotar la inicia-
tiva (MFE 3-0). Las ventajas físicas pueden incluir el control
de terreno clave, centros de población o recursos críticos y
facilitadores. Las ventajas temporales permiten a las unida-
des establecer el tempo y el moméntum de las operaciones
y decidir cuándo combatir para que el enemigo pierda la ca-
pacidad de responder con eficacia. Las ventajas psicológicas
imponen miedo, incertidumbre y duda al enemigo, lo que sirve
para disuadir o interrumpir su planeamiento y acción.

[4-11] La maniobra de armas combinadas (MAC) expone al


enemigo al poder de combate de las propias tropas desde di-
recciones inesperadas y le niega la capacidad de responder
con eficacia. La MAC saca de balance al enemigo, continuando
rápidamente para prevenir su recuperación mientras destruye
Maniobra de armas su voluntad de lucha. Además, las unidades que conducen una
MAC
combinadas MAC amenazan indirectamente al enemigo, provocando que re-
velen sus intenciones y expongan vulnerabilidades ocultas. La
MAC utiliza principalmente mecanismos de derrota contra el
enemigo y es dominada por las tareas ofensivas y defensivas.

[4-12] Las unidades del Ejército en todos los niveles utilizan


combinaciones de cuatro mecanismos de derrota: destruir,
dislocar, desintegrar y aislar. La aplicación de combinaciones
focalizadas produce efectos complementarios y de refuerzo
que no se pueden alcanzar con un solo mecanismo. Utilizado
individualmente, un mecanismo de derrota logra resultados
proporcionales al esfuerzo gastado. Empleados en combina-
ción, los efectos probablemente sean sinérgicos y duraderos.
Cuando los comandantes destruyen, aplican un poder letal de
combate sobre una capacidad enemiga para que ya no pue-
entrada forzosa da realizar ninguna función. El enemigo no puede restaurarla
a una condición útil sin ser reconstituida enteramente. Los
Capturar y mantener una
posición militar frente a comandantes desarticulan empleando unidades para obtener
una oposición armada. una posición de ventaja significativa, haciendo que la dispo-
(MFRE 3-0) sición del enemigo sea menos valiosa e incluso irrelevan-
te. Desintegrar significa interrumpir el sistema de mando y
control del enemigo, degradando su capacidad para realizar
operaciones. Esta acción conduce a un rápido colapso de las

4-6

199
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 4
CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO

capacidades del enemigo o de su voluntad de lucha. Cuando


los comandantes aíslan, niegan al enemigo o a un adversario
el acceso a las capacidades que le permitan ejercer coerción,
influencia, ventaja potencial y libertad de acción.

[4-13] Los comandantes describen un mecanismo de derrota


como los efectos físicos, temporales o psicológicos que pro-
duce. Los mecanismos de derrota no son misiones tácticas,
estos describen amplios efectos operacionales y tácticos. Los
comandantes traducen estos efectos en tareas tácticas. El
arte operacional formula la manera más efectiva y eficien-
te de derrotar los objetivos enemigos; derrotarlo físicamente
priva a sus fuerzas de la capacidad de alcanzarlos. La derrota
temporal del enemigo anticipa sus reacciones y las contra-
rresta antes de que puedan llegar a ser efectivas. Psicológi-
camente derrotar al enemigo significa privarle de su voluntad
de seguir combatiendo.

[4-14] La maniobra de armas combinadas hace que el enemi-


go enfrente peligros más rápidamente de lo que puede res-
ponder a ellos. Por ejemplo, en las operaciones de entrada
forzosa (capturar y mantener una posición militar frente a
una oposición armada), una MAC efectiva derrota los esfuer-
zos de contención y de negación de área, desarticulando al
enemigo y permitiendo que la fuerza terrestre ejecute una rá-
pida transición a las tareas de estabilidad. En operaciones do-
minadas por tareas de estabilidad, los comandantes emplean
la MAC para interponer fuerzas amigas entre la población y seguridad de área
las amenazas a la seguridad. Este posicionamiento niega es- extensa
pacios que les proporcionen refugio al enemigo, conocidos Aplicación de los
como santuarios y fomenta la estabilidad de la población. Las elementos del poder
unidades del Ejército siguen rápidamente para evitar la recu- de combate, en acción
peración y la reconstitución del enemigo, mientras continúan unificada, para proteger
a la población, nuestras
las operaciones para destruir su voluntad de lucha. fuerzas, los activos críticos
y actividades en aras
de negar una posición
4.3.2. Seguridad de área extensa ventajosa al enemigo y
consolidar los éxitos con el
fin de retener la iniciativa.
[4-15] Seguridad de área extensa es la aplicación de los ele- (MFE 3-0)
mentos del poder de combate, en acción unificada, para pro-
teger a la población, nuestras fuerzas, los activos críticos y

4-7

200
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

OPERACIONES
MFRE 3-0

actividades en aras de negar una posición ventajosa al ene-


migo y consolidar los éxitos con el fin de retener la iniciativa
La seguridad (MFE 3-0). Las unidades del Ejército conducen tareas de segu-
de área extensa ridad para proporcionar al comandante de la fuerza conjun-
incluye las ta tiempo de reacción y espacio de maniobra. Además, estas
tareas mínimas unidades fijan o derrotan al enemigo antes de que este pueda
atacar, permitiendo así al comandante retener la iniciativa.
esenciales de
estabilidad como [4-16] Como parte de las operaciones terrestres unificadas,
parte de la acción las unidades del Ejército pueden ayudar al desarrollo de las
decisiva. fuerzas de seguridad de una nación anfitriona, una economía
de mercado viable, el Estado de derecho y un gobierno efec-
tivo estableciendo y manteniendo la seguridad en un área de
operaciones. El propósito es alcanzar una situación civil es-
table, hasta que sea sostenible sin necesidad de emplear los
medios y recursos del Ejército. La seguridad, la salud de la
economía local y la capacidad de autogobierno están relacio-
nadas. Sin seguridad, la economía local vacila, la población se
siente insegura y las fuerzas enemigas obtienen una ventaja.
Una economía en funcionamiento proporciona empleo y re-
duce la dependencia de la población de los militares para su-
plir sus necesidades. La seguridad y la estabilidad económica
preceden a un gobierno efectivo y estable.

[4-17] La seguridad de área extensa incluye las tareas míni-


mas esenciales de estabilidad como parte de la acción decisi-
va. Las unidades del Ejército conducen seis tareas primarias
de estabilidad dentro o fuera del territorio nacional:

• Establecer la seguridad civil.

• Apoyar la cooperación en seguridad

• Establecer el control civil.

• Restablecer los servicios esenciales.

• Apoyar al gobierno.

• Apoyar el desarrollo económico y de infraestructura.

[4-18] La combinación de las tareas de estabilidad durante


las operaciones depende de la situación. En algunas opera-

4-8

201
INICIO CONTENIDO MFRE PARTE I: PIEDRA ANGULAR
MFRE 3-0 OPERACIONES

CAPÍTULO 4
CONCEPTO OPERACIONAL DEL EJÉRCITO

ciones en el exterior, la nación anfitriona puede satisfacer TAREAS PRIMARIAS DE


la mayoría o todas las necesidades de la población. En esos ESTABILIDAD
casos, las unidades del Ejército trabajan con y por conducto
de las autoridades de la nación anfitriona. Los comandantes Establecer la
usan las operaciones de asuntos civiles para mitigar cómo seguridad civil
la presencia militar afecta a la población y viceversa. Por el
Apoyar la cooperación
contrario, las unidades del Ejército que operan en un Estado en seguridad
fallido pueden necesitar apoyar el bienestar de la población
local. Esa situación requiere que estas trabajen con organi- Establecer el
zaciones civiles para restaurar las capacidades básicas. Una control civil
vez más, las operaciones de asuntos civiles resultan esencia- Restablecer los
les a fin de establecer la confianza necesaria entre las tropas servicios esenciales
y las organizaciones civiles para establecer relaciones de tra-
bajo eficaces. Del mismo modo, cuando se opera dentro del Apoyar al gobierno
territorio nacional, la situación determinará los casos en que
las unidades del Ejército requieran satisfacer las necesidades Apoyar el desarrollo
básicas de la población. En el capítulo 3 se describe la combi- económico y de
infraestructura
nación de los mecanismos de derrota y de estabilidad.

[4-19] La aplicación del poder de combate depende de la


combinación de las armas para lograr su potencial destruc-
tivo, desarticulador, informativo y constructivo. Las armas
combinadas integran el liderazgo, la información y cada una
de las funciones de conducción de la guerra y sus sistemas
de apoyo. Empleadas destructivamente, integran las dife-
rentes capacidades para que el enemigo, contrarrestando
una, se haga más vulnerable a otra. Al contrario, usándolas
de manera constructiva, las armas combinadas multiplican
la eficacia y eficiencia de las capacidades del Ejército em-
pleadas en la estabilidad o en el apoyo de la defensa a las
autoridades civiles.

[4-20] Las armas combinadas integran las capacidades de


cada función de conducción de la guerra (FCG) y la información
en complemento y refuerzo. Las capacidades complementa-
rias protegen las debilidades de un sistema u organización
con las de una función de conducción de la guerra diferen-
Función de conducción
te. Por ejemplo, los comandantes utilizan la artillería (FCG FCG
de la guerra
Fuegos) para suprimir un complejo de fortificaciones enemi-
gas que fija con una unidad de infantería (FCG Movimiento
y maniobra). La unidad de infantería se aproxima y destruye