Está en la página 1de 43

1.

LOS DONES ESPIRITUALES Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN

Los creyentes que ignoran sus dones espirituales son los que están ausentes de

ayudar a que se cumpla la misión de la iglesia, desconocen completamente el

propósito que Dios tiene con ellos, desconocen su personalidad espiritual. Pues

sus dones y la combinación de los mismos determinan en gran medida las

características de su personalidad espiritual. De acuerdo a los dones que hayan

recibido, así también es la dirección que tomarán sus pensamientos, intereses,

motivaciones y actividades.

La ignorancia no es ninguna bendición. El apóstol Pablo cuando escribió a los

corintios dijo: “No quiero hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales

“ (1 Co. 12:1).La ignorancia de los dones espirituales puede ser la causa principal

de retraso en el crecimiento de la iglesia hoy. Puede estar también a la raíz de

buena parte del desánimo, inseguridad, contrariedad, y sentimiento de culpa que

afecta a muchos cristianos y limita su total eficiencia para Dios.1

Dicho de otra forma, la misión que la iglesia debe realizar está incompleta, muchas

áreas de acción están siendo descuidadas y debido a lo mismo se observa un

lento desarrollo y crecimiento de éstas.

1
Peter Wagner. Sus dones espirituales pueden ayudar a crecer su iglesia. Clie. Barcelona. 1980. pg. 28.

1
La misión de la iglesia que es el servicio de la misma, no puede ser realizada de

otra forma, mayormente cuando se comprende esta misión como una misión

integral. Y la misión integral es la preocupación hacia todo lo personal, todo lo

comunitario, todo lo social, todo lo ecológico; es ver y accionar hacia las

realidades y necesidades que están presentes en el ser humano y en su entorno.

Los dones espirituales y la misión de la iglesia están íntimamente relacionados, los

dones son las capacidades que el Espíritu Santo ha dado a cada miembro del

Cuerpo para realizar la misión. Los dones espirituales pueden hacer posible a los

creyentes el participar de un modo más efectivo en la ejecución de la “Gran

Comisión. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en

el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden

todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los

días, hasta el fin del mundo “ (Mt. 28:19-20).

2
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Uno de los problemas existentes en la mayoría de las congregaciones de

nuestro país, y es muy posible que además sea un problema general de la iglesia

Latinoamericana, está relacionado con la gran cantidad de creyentes que en sus

comunidades de fe son simples espectadores, sin cumplir una función específica

dentro del Cuerpo de Cristo, por cuanto no se está aplicando correctamente o no

se está haciendo uso de los dones espirituales que Dios ha dotado a la iglesia, y lo

que de una manera directa entorpece la misión de la iglesia..

Por un lado el desmedro se aprecia en que en las congregaciones mencionadas

es muy bajo el porcentaje de creyentes que han descubierto sus dones

espirituales. No están realizando una labor específica y productiva dentro de su

comunidad de fe.

3
JUSTIFICACION

En la actualidad muchos líderes y más aun miembros de una iglesia, desconocen

que los dones son la provisión de Dios para cada iglesia local.

El porcentaje oscila en el mejor de los casos entre el veinte y veinticinco por

ciento; es decir, que el 30 % a 40% de creyentes se encuentra realizando el

trabajo del ciento por ciento de los creyentes. Creyentes que por su inercia están

retrasando la obra de Dios.

Por un lado el desmedro se aprecia en que en las congregaciones mencionadas

es muy bajo el porcentaje de creyentes que han descubierto sus dones

espirituales. No están realizando una labor específica y productiva dentro de su

comunidad de fe.

Se ha minimizado la figura del Cuerpo que Dios usa para referirse a la iglesia; y

que los principios de: ubicación, función, dependencia, sujeción, diversidad,

unidad, nutrición, crecimiento y edificación deben aplicarse en sus congregaciones

para que el cuerpo no esté deforme o enfermo, y pueda crecer, desarrollarse y

realizar la misión armoniosamente. De allí la imperiosa necesidad de redescubrir

los dones espirituales

El correcto uso y aplicación de los dones espirituales determinan en gran medida

un verdadero crecimiento de la iglesia, lo que haría que la misión de la iglesia sea

más efectiva y eficaz

Que mejor sería para cada congregación tener un avivamiento del Espíritu

producido por la manifestación de cada uno de los dones que Dios ha provisto

para cada uno de sus hijos


4
VIABILIDAD

El presente estudio es viable ya que el mismo se realizara con la guía y ayuda de

Dios, se realizara en las congregaciones cristianas evangélica del sector sur de

Guayaquil. Además cuenta con el apoyo de los pastores y líderes cristianos de las

congregaciones del sector sur de Guayaquil.

PERTINENCIA

Es muy oportuno en este tiempo de aflicción, que el creyente y no creyente

deposite su confianza en el Señor

PREGUNTAS DE INVESTIGACION

1. ¿Son los dones espirituales aun para este tiempo?

2. ¿La misión de la iglesia se ha entorpecido por no aplicar o usar los dones

espirituales?

3. ¿Se puede ubicar a cada creyente dentro del Cuerpo de Cristo para que

cumpla funciones específicas?

4. ¿Se podrá contar en las distintas congregaciones del país con líderes

eficientes y productivos con el uso correcto de los dones espirituales?

5
OBJETIVO GENERAL

1. Demostrar que cada creyente está equipado por el Espíritu Santo con algún

Don, para desempeñar funciones específicas dentro del Cuerpo de Cristo lo

que mejora la misión de la iglesia.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1. Conocer la relación dones espirituales y misión de la iglesia.

2. Determinar que los creyentes conocerán el propósito que Dios tiene para

cada uno de ellos mediante los dones espirituales.

3. Demostrar que la iglesia puede realizar una misión integral por medio de los

dones espirituales.

4. Definir que la misión de la iglesia es más eficiente y eficaz con el uso

correcto de los dones espirituales

6
VARIABLES.

VARIABLES INDEPENDIENTES:

1. DONES ESPIRITUALES

2. MISIÓN DE LA IGLESIA

VARIABLES DEPENDIENTES:

1. CRECIMIENTO ESPIRITUAL

2. CRECIMIENTO DE LA IGLESIA

3. USO DE LOS DONES

HIPOTESIS

El verdadero crecimiento espiritual de una iglesia, que es parte

fundamental de la misión de la iglesia, se da por el uso completo y

aplicación correcta de los dones del Espíritu Santo.

7
METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

1. BIBLIOGRÁFICA: Hacer uso de todo tipo de literatura disponible en

librerías, biblioteca personal, biblioteca del Seminario Silver y asociación

de pastores evangélicos del Ecuador.

2. USO DE INTERNET de diferentes trabajos con pertinencia del tema

3. ENTREVISTAS: A Líderes con trayectoria dentro de nuestras iglesia y

a los pastores locales

ENCUESTAS A distintos miembros de las congregaciones evangélicas del

sur. Se realizará una investigación de Campo, y con los resultados de las

encuestas, se irán integrando los datos para la elaboración del Marco

Teórico.

METODOS: Histórico, Inductivo, Deductivo, Analítico, Investigativo.

8
MARCO TEORICO

Durante los últimos decenios del siglo XX, la Iglesia no puede permitirse

el lujo de menospreciar los medios que Dios pone a su disposición y que

están destinados a aumentar su poder y su valentía, no puede tampoco

tomar aquellos compromisos que no hacen más que debilitar sus

fuerzas.

Por el bautismo del Espíritu Santo, es decir por el nuevo nacimiento, he

pasado a ser miembro del Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:13), o sea, de la

iglesia universal que incluye a todos los redimidos. Normalmente según

el plan que Dios nos ha revelado en su Palabra, también debería

integrarme a una iglesia local. Dios ya ha previsto un lugar y una función

para mí. Me ha dado dones con la finalidad de que lleve a cabo un

ministerio. Si no ocupo mi lugar y no cumplo con mi función, la iglesia se

verá privada de la contribución de un órgano necesario para su

edificación; y yo me veré privado de las bendiciones que Dios tenia

reservadas para mí a través de los ministerios que ha otorgado a los

demás miembros del Cuerpo.

1. El hombre antes de la caída

El primer libro de la Biblia, Génesis, nos revela al Creador como

principal artífice en todo el proceso de la creación incluyendo en esta, al

ser humano, quien fue creado a la imagen y semejanza de Dios.

9
"Entonces dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme

a nuestra semejanza... Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de

Dios lo creó; varón y hembra los creó" (Gn.1:26-27)

Esto devela que el hombre en su composición física, y pneumatológica

(Esto no significa que el hombre sea una dualidad, sino, una unidad que

se compone de dos elementos: Cuerpo y Alma-espíritu) es el único entre

toda la creación, que tuvo un valioso privilegio y una estrecha relación y

comunicación con Dios.

"Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la

trajo al hombre..." (Gn.2:22)

La perfección del hombre fue tal, que Dios le asigno la responsabilidad

de administrar su creación. Solo un ser perfecto, en este caso el

hombre, podía administrar de acuerdo a la voluntad de Dios una

creación perfecta.

"Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra,

y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos,

y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra..." (Gn.1:28)

Esta perfección significa, que no era necesario, luego de ser creado el

hombre, que este recibiera algún tipo de don a modo del Nuevo

Testamento para ser edificado, perfeccionado, guiado o guiar, ayudar o

poner en ejercicio alguna gracia o carisma otorgada por Dios. No era

necesario algún tipo de don divino por que el hombre era perfecto.

Al hacer mención que el hombre era perfecto, lo era en cuanto a

creación, más no en igualdad, atributo o naturaleza de Dios. La


10
perfección del hombre significa que él fue poseído (no por sí mismo)

desde su creación, desde su formación en la matriz, por la voluntad

creadora de Dios de tales dones, pero en ese contexto de modo

particular. Lo que hoy a la luz de las Escrituras llamamos dones era algo

congénito tanto espiritual como físicamente inherente en el hombre

antes de su caída en el pecado.

2. El hombre su caída y sus consecuencias

El capitulo tres de Génesis pone de manifiesto una horrenda tragedia.

El hombre desde y a partir de su propia voluntad, fue gestor de una

ruptura Psicobiologica ante Dios; la criatura se ha rebelado contra su

creador, tal rebeldía ha traído como resultado el ingreso del pecado al

mundo y a la vida integral del hombre, le ha hecho conocer al hombre

que es solo un ser mortal y pecador a la vez. La secuela del pecado

deprava la totalidad de la vida del hombre y de ahora en adelante, los

que estábamos en los genes espirituales de Adán, nos uníamos a un

nuevo pero terrible estado, el del pecado. No podíamos huir de esta

terrible realidad:

"por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Ro

3.23)

Por lo tanto, la calidad perfecta y primigenia Psicobiologica del hombre

se ve afectada tanto dones naturales como las innatas cualidades

espirituales otorgadas por Dios. La permanencia y la duración de esta

perfección estaban condicionadas por la obediencia del hombre a Dios.


11
"Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto

podrás comer; 17mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no

comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás..."

(Gn.2:16-17)

Las cualidades espirituales le son quitadas al hombre, solo queda en él

aquellos dones naturales que solo le sirvieron para reconocer a Dios a

través de la creación: ""Porque las cosas invisibles de él, su eterno

poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del

mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que

no tienen excusa" (Rm.1:20). Este Tipo de revelación, por su carácter y

limitado alcance espiritual no son suficientes para ver la perfecta y

completa manifestación de Dios por medio de Jesucristo (Hb.1:1-3).

Desde entonces el estado ha entrado a su total depravación esto

significa que: (1) La corrupción se extiende a cada parte de la naturaleza

humana, incluyendo todas las facultades de su ser y (2) que no existe en

el hombre ninguna cosa que pueda recomendarle delante de Dios

Justo:

"Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros

delitos y pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo

la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire,

el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3entre los

cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de

nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y

éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás" (Ef.2:1-3)
12
3. La Provisión de Dios para el hombre caído

La provisión para la salvación del hombre caído es Cristo, quien a

través de su obra vicaria en la cruz del calvario redimió a los cautivos del

diablo. La Salvación obrada por Cristo, determina, por las promesas de

Dios, la presencia viva de su Santo Espíritu en nosotros, pero tal

presencia trae consigo dones espirituales que empiezan a repartirse y a

operar según la voluntad de Dios en cada creyente, tales evidencias y

operatividad de dones ya estaban proféticamente anunciadas:

"Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y

profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán

sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 29Y también sobre los

siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días" (Joel

2:26-27)

Los dones entonces se constituyen (aparte de ser una promesa de Dios)

en las capacidades que Dios nos otorga para uso y provecho de

nosotros mismos (En cuanto a perfeccionamiento y crecimiento

espiritual) y para la iglesia militante; la importancia es tal, que Dios por

medio de la Salvación en Cristo busca restaurar aquella perfección

original en el hombre caído (Pero con el hombre arrepentido), esto, sin

embargo no inhibe que aunque seamos nuevas criaturas, la vieja

naturaleza, la caída, todavía permanezca en nosotros, pero esto no

significa que esta esté operativa potencialmente en los renacidos de

nuevo. Por lo tanto debe ser vencida por la docilidad del creyente al

Espíritu Santo y por aquellas donaciones recibidas de parte de Dios, es


13
allí donde radica la pertinencia de conocer de ellas, es decir de los

dones, tanto en su uso, así como su servicio a favor del creyente y de

toda la iglesia de Jesucristo.

DONES MINISTERIALES

Principalmente el presente estudio abordara los dones[1] ministeriales

otorgados por Dios a algunos miembros de la iglesia del Señor, la cual

también es su Cuerpo, dones que están revelados en varias epístolas

del Nuevo Testamento sobre todo en la Epístola escrita por el Apóstol

Pablo a la iglesia de Efeso "...Y el mismo constituyó a unos apóstoles; a

otros profetas; a otros, evangelistas; a otros pastores y maestros..."

(Ef.4:11). Tales dones son otorgados por la gracia de Dios, y deben de

contribuir a la armoniosa unidad del Cuerpo de Cristo (Ef.4:3), hasta que

esta alcance su meta final (Ef.4:13).

Los dones ministeriales antes mencionados no son la totalidad de los

dones concedidos por Dios, sino que estos son algunos de los dones de

gracia que Él ha dado a la iglesia (Mas adelante se verá un estudio con

los dones espirituales, esto es en cuanto a cualidad, su uso y práctica).

El apóstol Pablo al referirse a los dones ministeriales no se refiere a

ellos como dones espirituales, sino como dones de la gracia (Ef.4:7), la

importancia no radica en que uno sea apóstol, profeta, evangelista,

pastor o maestro, sino que cada uno de los hombres que poseen por

gracia divina alguno de los dones en mención, ha de ser considerado

como parte de la gracia de Dios concedida a la iglesia.


14
Todo cristiano con alguno de estos dones ha de ser considerado como

un don de la gracia de Dios para la iglesia. Tales dones son especiales,

puesto que su función práctica en la iglesia es permanente. Los donados

ministerialmente son aquellos dirigentes espirituales talentosos llenos de

la gracia de Dios.

I. DONES MINISTERIALES

1.1 Don Ministerial de Apóstol (1Cor.12:28;Ef.4:11)

1.1.1 Apóstol: Es la transliteración del término griego αποστολως

palabra que se deriva de αποστωλλειν, enviar, delegar, es el enviado,

emisario, delegado oficial encargado de una misión. Es enviar a alguien

en una misión especial como mensajero y representante personal del

que lo envía.

1.1.2 El Ministerio de apóstol se caracteriza esencialmente por que en

este ministerio fluyen los demás dones ministeriales, (Profeta,

evangelista, Pastor, Maestro) Los demás ministerios juntos con el de

apóstol conforman el Ministerio de apóstol.

1.1.3 El Apóstol es un profeta que trae la voz de Dios a los impíos, es

aquel que señala al pecado y le comunica la salida que Dios le da.

(Hch.2; 15:7;)

1.1.4 El apóstol es un evangelista, que disuade con la palabra de Dios

y la potencia del Espíritu Santo a los perdidos (Hch.16:14-15)

1.1.5 El apóstol es un pastor que se encarga de pastorear las

primeras ovejas que entran al rebaño de Cristo (Hch.4:32-37)


15
1.1.6 El apóstol es un maestro que da la leche espiritual a los nuevos

creyentes y doctrina a la nueva iglesia (Hch.20:25-27)

1.1.7 Podemos finalmente concluir diciendo que, el apóstol es el

hombre de Dios que bajo la gracia divina funda, establece, y edifica

iglesias. Cuando las iglesias fundadas desarrollan al cabo de un tiempo,

estas son dejadas bajo la responsabilidad de pastores y maestros

(1Cor.15:9).

1.1.8 Cabe hacer algunas precisiones:

a. El ministerio de los doce apóstoles de Cristo es único (Ef.2:20;

Gal.3:5).

b. Aunque se menciona en otros pasajes de otros apóstoles

(Gal.1:19;1Cor.15:5-8; Hch.14:4,14; Hch.9:27; Gal.2:9; Rom.16:7;

1Ts.2:6; 1Cor.9:5,15:7) estos tienen probablemente un sentido

restrictivo, esto es, como aquel enviado de la iglesia de Antioquia, a la

cual están obligado a informar cuando su misión era cumplida

(Hch.14:27)

c. No hay base bíblica para hacer del término apóstol un equivalente

al de misionero. Esto no implica que un misionero por la gracia de Dios

sea un apóstol.

1.2 Don Ministerial de Profeta

1.2.1 Profeta viene del término griego προφετες (πηεμι = "Decir" y πρω

"delante de", en vez de, de antemano, en pϊblico)

1.2.2 El inicio del don ministerial de profeta en el contexto del Nuevo

Testamento tiene como punto de partida la ascensión de Jesús a los


16
cielos (Ef.4:7,10), y así elimina a los profetas del Antiguo Testamento,

pero no deja de tener ciertas características de estos últimos puesto que

se precisa de la base de los profetas del Antiguo Pacto para comprender

el ministerio profético en la iglesia primitiva.

1.2.3 Este rol profético tiene que ver con aquellos que dieron las

revelaciones recibidas por los apóstoles y de este modo beneficiaron a

cada uno que las oyó.

1.2.4 Los profetas son los que proclaman la Palabra de Dios (Biblia).

1.2.5 Los profetas hablan bajo el impulso directo del Espíritu Santo

(1Cor.14:30ss. Ap.21:6)

1.2.6 Los profetas no tienen un cargo eclesiástico de la palabra sino una

cierta posición de prestigio en el seno de la iglesia.

1.2.7 Algunos ejemplos de profetas en el Nuevo Testamento. Hch.15:30-

32; 21:10-11)

1.3 Don Ministerial de Evangelista (Ef.4:11)

1.3.1 El término Evangelista deriva del griego ευαγγελλιστες, significando

un portador del evangelio, es decir, uno que anuncia las buenas nuevas.

Esta es la misma raíz de ευαγγελλιον, que significa evangelio y

17
ευγγελιζομαι, que significa proclamar las buenas nuevas, estas aparecen

tres veces en el Nuevo Testamento:

a. Para referirse a Felipe el evangelista (Hch.21.8)

b. Evangelistas como dones a la iglesia (Ef.4:11)

c. Timoteo el pastor que fue llamado a hacer la obra de evangelista

(2Ttim.4:5)

1.3.2 El evangelista es uno que lleva las buenas nuevas a nuevos

lugares y predica a los inconversos. Un ejemplo de tal ministerio lo

personifica Felipe, quien empezó a evangelizar por la región de

Samaria, luego en el desierto de Gaza y luego de tres décadas lo

hayamos como evangelista en Cesarea (Hch.8;21:8).

1.4 Don Ministerial de Pastor Ef.4:11

El pastor (ποιμεν) es el hombre capacitado por la gracia de Divina, que

tiene el encargo de Dios de velar por la iglesia, ir en busca de la oveja

perdida, proteger al rebaño contra los lobos, guía, protege con amor y

dedicación la "Iglesia del Señor" (1Pe.5:1-4 comparar Hch.20:17,28;

Jn.21:15-16)

Entre las tareas primordiales del pastor destacan:

1.4.1 Proclamar la sana doctrina y refutar todo tipo de herejías

(Tito1:9-10)

18
1.4.2 Enseñar la Palabra de Dios y ejercer el liderazgo en la iglesia local

(1Ts.5:12; 1Tim.3:1-5).

1.4.3 Ser ejemplo de pureza y sana doctrina (Tito 2:7,8)

1.4.4 Velar que todos los creyentes permanezcan en la gracia divina

(Hb.12:15;13:17;1Pe.5:2)

1.5 Don Ministerial de Maestro

La labor ministerial del maestro es consagrarse a la enseñanza de la

Palabra de Dios, con la intención de lograr un eficiente discipulado y

perfeccionamiento de la iglesia, hasta que sus miembros lleguen a " La

medida y la estatura de la plenitud de Cristo" (Ef.4:13) otros ejemplos:

Hch.13:1-4.

II. Propósitos de los Dones Ministeriales

2.1 Capacitar al Pueblo de Dios para la obra del ministerio

El propósito de los dones en el verso 11 es equipar a todos para este

ministerio, esto implica que todos los obreros no pueden hacer esta

tarea por sí mismos, sino que han de ser preparados y enlistados en el

Cuerpo de Cristo. Tal equipamiento consiste en que los santos, los

apóstoles hasta los maestros sean capaces de predicar o administrar la

Palabra de Dios, estos han de predicar y predicarse a ellos mismos,

19
tanto a los posibles convertidos y por tanto, prepararse ellos mismos, y

preparar a otros más y más.

El fin es ser capacitado para la obra del ministerio, y todos debemos de

estar involucrado en una obra del ministerio, en este caso (Así lo indica

el texto original) no es el ministerio cristiano, como algunos han

pensado. Es una tarea de servir a otros, porque ministrar significa "un

servicio prestado en beneficio de otro". Esta es una labor ineludible de

todos los santos, así es que necesitamos ser preparados por aquellos

donados ministerialmente.

2.2 Edificar el Cuerpo de Cristo

Esta edificación tiene como propósito de proveer la preparación

necesaria para que todos trabajen en la bendita tarea de servirse unos a

otros, y así construir o edificar el Cuerpo de Cristo que es la iglesia. Este

edificar tiene que ver con el desarrollo de nuestra vida espiritual.

DONES ESPIRITUALES

A. Nombre y naturaleza

La expresión "dones espirituales" (tw`n pneumatikw`n)[2] es la

interpretación común en castellano del sustantivo neutro plural gr.

jarismata, que se forma del vocablo jarizesthai (mostrar favor, dar

libremente), que está relacionado con el sustantivo jaris (gracia); son la

expresión concreta de jaris, el efecto visible de la gracia en palabras o

en hechos.

20
"La forma plural se utiliza principalmente en sentido técnico para

describir los dones extraordinarios del Espíritu Santo concedidos a los

cristianos para un servicio especial, y en unos cuantos casos la forma

singular se utiliza igualmente en sentido distributivo o semicolectivo (1

Ti. 4.14; 2 Ti. 1.6; 1 P. 4.10).

Una difusión general de los dones del Espíritu Santo, que caracterizaría

a la nueva dispensación, fue predicha por el profeta Joel (2.28), y

confirmada por las promesas de Cristo a sus discípulos (Mr. 13.11; Lc.

12.11s; Jn. 14.12; Hch. 1.8; cf. Mt. 10.1, 8 y pasajes paralelos; Mr.

16.17s). Estas profecías y promesas se cumplieron el día de

Pentecostés (Hch. 2.1–21, 33). Más tarde, Lucas menciona

frecuentemente numerosos dones espirituales (Hch. 3.6ss; 5.12–16;

8.13, 18; 9.33–41; 10.45s, etc.), como también Pedro (1 P. 4.10) y Pablo

(Ro. 12.6–8; 1 Co. 12–14), quien también los describe como "cosas

espirituales" (gr. pneumatika, 1 Co. 12.1; 14.1), y "espíritus", vale decir,

distintas manifestaciones del Espíritu (gr. pneumata, 1 Co. 14.12). Los

dones son distribuidos por el Espíritu Santo de acuerdo a su voluntad

soberana (1 Co. 12.11) y el creyente puede recibir uno o más dones (1

Co. 12.8s; 14.5, 13)" [3].

B. PROPÓSITO Y DURACIÓN

El propósito de estos dones carismáticos es, en primer término:

1. La edificación de toda la iglesia (1 Co. 12.4–7; 14.12)

2. En segundo término, el convencimiento y la conversión de los

incrédulos (1 Co. 14.21–25; cf. Ro. 15.18s)


21
3. No existe pasaje bíblico alguno que limite la vigencia de los

dones o mencione su fenecimiento del uso y la práctica de estos en la

iglesia, por lo tanto son vigentes, estos acompañan al pueblo de Dios

hasta el día de hoy.

DONES ESPIRITUALES.

I. LOS DONES DE REVELACIÓN

Definición: Son aquellos que imparten poder para SABER en forma

sobrenatural; que nosotros veamos como Dios ve las cosas y verdades

Los tres (03) Dones 1. Palabra de Sabiduría

2. Palabra de Ciencia

3. Discernimiento de espíritus

A. Palabra de Sabiduría[4]: (1Cor.12:8) Este don comunica la habilidad de

poder recibir y explicar las cosas profundas de Dios (Rm.11:33)

1. Lo que no es:

No es la sabiduría de este mundo:

"...pues está escrito: «Destruiré la sabiduría de los sabios y frustraré la

inteligencia de los inteligentes». 20¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el

escriba? ¿Dónde está el que discute asuntos de este mundo? ¿Acaso no

ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21Puesto que el mundo,

mediante su sabiduría, no reconoció a Dios a través de las obras que

manifiestan su sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura

de la predicación" (1Cor.1:19-21 comparar 1Cor. 2:6-16; 1Cor.3:19-23)

22
No es sabiduría humana:

"Nuestro motivo de orgullo es este: el testimonio de nuestra conciencia, de

que con sencillez y sinceridad de Dios (no con sabiduría humana, sino con

la gracia de Dios), nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con

vosotros" (2Cor.2:12)

2. Lo que es: La palabra de Sabiduría es una revelación y manifestación

espiritual que solo está a disposición del verdadero cristiano, la misma que

opera cuando se presenta una necesidad especial y concreta.

Es la palabra que fluye en el momento determinado y especifico dando

acertadamente consejo, dirección, motivación, consolación u exhortación de

Dios.

Esta es una revelación sobrenatural del Trino Dios en cuanto lo que

debemos de hacer o no hacer en determinadas situaciones de nuestra vida.

La Palabra de Sabiduría es la habilidad de aplicar la ciencia recibida de

Dios a situaciones específicas que demandan de una palabra sabia.

"Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las

autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué

habréis de decir; 12porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora

lo que debáis decir..." (Lc.12:11-12 comp. Mt.10:19-20; Mr.13:11)

“Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura(5), después

pacífica[6], amable, benigna[7], llena de misericordia y de buenos frutos, sin

incertidumbre[8]e ni hipocresía[9]..." (Stg.3:13)

3. Comparación del Don de Sabiduría y de la Promesa de "Sabiduría"


23
Existe en las Escrituras una promesa de Sabiduría para todos:

"Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a

todos abundantemente y sin reproche, y le será dada" (Sant.1:5)

"...porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni

contradecir todos los que se opongan..." (Luc.21:15)

Como promesa, la sabiduría que viene de Dios está disponible para todos

los creyentes a fin de llevar una vida normal, santa y equilibrada.

En Primer verso nos revela la sabiduría como capacidad espiritual para

tener presente y evaluar la vida y la conducta desde el punto de vista de

Dios.

Comprende el tomar decisiones correctas y hacer lo debido de acuerdo a la

voluntad de Dios revelada en la Biblia con la guía del Espíritu Santo.

Mientras que el contexto del segundo versículo nos revela el "que decir en

momentos de apremio y persecución, para que nuestra defensa no sea

nuestra sino la defensa de Dios a favor de nosotros".

La Palabra de Sabiduría es dada a uno para edificar a todos. Es para el

Cuerpo de Jesucristo y para los miembros que conforman su Cuerpo. La

Sabiduría de Dios es Jesucristo.

Ejemplo: Son las oportunas y acertadas palabras dadas por Jacobo en el

primer concilio cristiano en Jerusalén, palabras sabias que pusieron fin a las

dificultades sucedidas entre los judíos y los creyentes gentiles:

"Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a

Dios, 20sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de

los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre"(Hch.15:19:20)


24
4. El uso de la palabra "Sabiduría en el NT."

4.1Interpretar sueños y dar consejos sabios (Hch.7:10)

4.2Declarar el significado de una visión (Ap.13:18; 17:9)

4.3Gobierno de la Iglesia (Hch.6.3)

4.4Impartiendo la verdad divina (Col.1:28) etc.

B. Palabra de Ciencia: (1Cor.12:8)

1. Lo que no es: No es la ciencia que se adquiere a través de largos y

tediosos años de estudios. No es una ciencia más del currículo de la ciencia

humana.

2. Lo que es: De acuerdo al contexto y al tema en estudio, es un Don

sobrenatural, que revela parte de la Ciencia de Dios. Dios que es

Omnisciente (Sabe todas las cosas), nos revela algo de su Ciencia. Este

fragmento es parte del total.

Es la habilidad de recibir algo de Dios por medio de revelación sobrenatural,

verdades que por otros medios serían imposibles de saber.

Esta capacidad lleva a algunos creyentes a conocer a personas,

circunstancias o verdades bíblicas

Algunos Ejemplos Bíblicos:

a. José, podía conocer adecuadamente los sueños del Faraón (Gen.41)

b. Daniel podía saber los sueños del rey Nabucodonosor (Dn.2:4-5,23)

c. El conocimiento que tenia Pedro del engaño tramado por los esposos

Ananias y Safira (Hch.5:1-11)

3. El uso y el ejercicio de La Palabra de Ciencia son para edificar a la

iglesia, su fin también es restaurativo.


25
4. La diferencia entre la Palabra de Ciencia y la Palabra de Sabiduría.

Tomemos como ejemplo la vida de Daniel

a. Por la Palabra de Ciencia Daniel conoció los sueños de

Nabucodonosor. Notemos que es una revelación sobrenatural de lo que era

imposible humanamente conocer.

b. Por la Palabra de Sabiduría, Daniel podía decir (Saber) cual era el

significado o interpretación de estos sueños. Daniel podía aplicar la ciencia

de Dios que había recibido. Todo esto en forma sobrenatural.

La palabra de conocimiento también tiene que ver con la enseñanza de la

escritura, la exhortación y la amonestación (Rm.15:14), por lo expuesto

debe de estar vinculada a las labores del pastor.

c. Discernimiento de espíritus: (1Cor.12:10)

1. Lo que no es: No es el pensamiento prejuicioso de una persona, no es un

espíritu de crítica, no es un don dado con el propósito de saber lo que hay

dentro de la persona, como su carácter, motivos etc.

2. Lo que es: Es la capacidad que reciben algunos creyentes para discernir

conocer y diferenciar el comportamiento de ciertos poderes que afirman ser

divinos. Es para hacer justicia a la individualidad de cada cual.

Suele suceder, que algunos pueden proceder de Dios así como no, es decir

de procedencia satánica. Este mismo don es útil para ver si una doctrina

proviene de Dios o no. Es un recurso divino para ayudarnos a cumplir el

mandato de 1Jn. 4:1 «Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los

espíritus si son de Dios»

26
3. Su importancia radica en que nos sirve de protección a fin de no ser

engañados y nos capacita para discernir en el corazón del hombre aquello

que esta oculto a los ojos naturales.

4. Propósito del don de Discernimiento de espíritus:

4.1Poner al descubierto a los siervos del mismo diablo (Hch.13:6-12)

4.2Identificar los planes del diablo y la verdadera identidad del espíritu

(Hch.16:16-18; Hch.8:23)

4.3Exponer espíritus malignos en personas 1Jn.4:3; Rm.8:15; 2Tim.2:1.7;

Rm.11:8; 1Re.22:22; Nm.5:14; Os.4:12)

4.4Exponiendo un espíritu en una persona debe de ser para liberación.

5. Actividades de Satanás que son impedidas por el pueblo de Dios:

1.1 Opresión: La presión que el diablo ejerce sobre una persona es cuando

este le acusa de pecados del pasado o fracasos personales. Por esta causa

existen creyentes deprimidos.

1.2 Obsesión: Es cuando el diablo intenta constantemente abusar de la

mente de uno. Recordemos que la obsesión son las ideas persistentes de

lo que uno no puede deshacerse.

1.3 Posesión: Es cuando el diablo habita el cuerpo de una persona,

ejerciendo muchas veces el control total de esta persona.

6. Otras pruebas de espíritus malignos:

6.1Por las Escrituras (1Jn.4:1-4; 1Cor.12:1-3)

6.2Por el fruto (Mt.7:15-20)

6.3Por el Don del Discernimiento

27
Ejemplo: El apóstol Pablo discernió que un espíritu inmundo de adivinación

usaba a una muchacha (Hch.16:16-18).

7. Desde esta perspectiva tenemos que tener presente que existe una

notable diferencia entre la obra de la carne y la obra de los espíritus

malignos. Uno es para ser crucificado mientras que el otro para echar fuera.

II LOS DONES DE PODER

Definición: Son aquellos que imparten poder para ACTUAR de forma

sobrenatural. Para que hagamos (por gracia de Dios) la obra como Dios

personalmente lo hiciera.

Los tres (03) Dones

1. El don de Fe

2. Dones de Sanidades

3. Operación de Milagros

A. El Don de Fe: (1Cor.12:9) Es la confianza ferviente en Dios, es la fe que

"Traslada Montañas" y da valor para emprender y vencer cosas difíciles que

exceden las fuerzas humanas. No es la fe que salva, sino una medida

mayor de fe por medio de la cual se realizan hazañas especiales y

maravillosas (Mt. 18.19s; 1 Co. 13.2; He. 11.33–40)

1. Lo que no es: No es el poder de pensar o confesar positivamente; No

es visualizar algo o a alguien. No es una habilidad humana.

2. Lo que es: Es un Don peculiar por lo tanto no puede referirse a la fe

salvífica. Es la fe necesaria para operar milagros. Es una fe superior a la fe

que es ejercida por otros creyentes. Es una capacidad sobrenatural, dada

por Dios, para poder creer lo imposible y para provocar fe en otros.


28
3. Enseñanza en la Biblia sobre la fe:

1. La fe necesaria para agradar a Dios. Hb.11:6 (Fe que salva)

2. Fe como fruto (Gal.5:22-23) (Fe que crece), este tipo de fe se aumenta

y crece. Crece en la medida que confiamos en El cada día de nuestra vida.

La fe es por el oír (Rm.10:17)

3. Cada creyente tiene una medida de fe (Rm.12.3), esta misma fe puede

llegar a madurar (1Ts.3:10)

4. EL DON DE FE (1Cor.12:9) es un don especial

- Este don es espontáneo e inmediato.

- Es don de fe es dado para ministerio en especial

- Es una operación sobrenatural que sostiene una confianza en Dios en

situaciones imposibles en cuanto a lo natural. Para protección y provisión

personal y para la iglesia.

5. ¿Cuál es la diferencia entre Don de fe y el Fruto de la fe?

Una se madura y el otro es dado, a veces aun cuando hay fracasos

personales como en la vida de Sansón.

6. Algunos ejemplos del Don de fe: 1Re.18:33-35; Hch.3:4; 6:8; 8:40

7. La Fe del que hace mención hebreos 11, es general e incluye todos los

aspectos de la fe salvadora y el don de fe.

A. Dones de Sanidades: (1Cor.12:9) Don que permite actuar en el nombre y

el poder de Dios para la curación de enfermedades. Es un don para el

29
bienestar del pueblo de Dios y la proclamación del evangelio. Se dan para

llevar a cabo milagros de restauración de la salud.

1. Lo que no es: No es una experiencia emocional; no es solo la

desaparición de algún tipo de molestia o dolor.

2. Lo que es: Las sanidades divinas se dan para llevar a cabo milagros,

enfáticamente para la restauración de la salud.

3. El termino dones significa que este don tiene varias operaciones.

4. Ejemplos bíblicos de este don:

4.1El ministerio de Jesucristo: Hch.2:22; Jn.14:10-12; Mt.8:16-17. Comparar

Hch.10:38

4.2El ministerio de los apóstoles: Hb.2:24; Hch.4:29-30; Hch.5:16; 19:11-12

5. Otros métodos de Sanidad divina

5.1Creyentes: Imposición de manos: Mr.16:10; 16:17-18

5.2Unción con aceite efectuados por los ancianos de la iglesia Stg.5:14-15

5.3La Santa Cena 1Cor.11:30-31

5.4 Orando por si mismo

6. Existen varios grados de sanidades:

6.1 Hay sanidades progresivas: Cuando la sanidad ocurre progresivamente:

Mr.16:18; Lc.4:40; Jn.4:52

6.2 Hay sanidades completas: Ej. Hch.3:18,16

La imposición de manos por los creyentes en los creyentes, el ungimiento

con aceite son dos formas en las que operan los dones de sanidades. Los

dones actúan única y exclusivamente por imperativo divino.

30
A. Las Operaciones de Milagros: (Cor.12:10) Poder sobrenatural para

efectuar acciones milagrosas. A través de este don las leyes naturales son

alteradas, suspendidas o controladas de modo milagroso.

1. Lo que no es: No es una acción que se limita a lo Psicosomático. No es

la simple desaparición de molestias o pequeños dolores en cualquier área

del cuerpo.

2. Lo que es: Son grande sobras de poder que tiene un doble significado:

(1) Para darle la gloria a Dios. (2) Para convencer a los incrédulos (Jn.2:11)

3. Algunos milagros en la Biblia:

3.1La vara de Moisés (Ex.14:16,21) al cruzar el mar rojo

3.2Los milagros ejecutados por Josué (Josué cap. 6 y 10) en los muros de

Jericó y la detención del Sol.

3.3Bernabé y Pablo (ch,15:12)

3.4Jesucristo resucita a Lázaro (Jn.11)

4. Los Milagros se manifiestan de muchas veces de la siguiente manera:

4.1Protección del peligro

4.2Sostenimiento en situaciones críticas.

4.3Castigo de los enemigos

4.4Victoria para el pueblo de Dios en un conflicto.

4.5Levanta a los muertos.

4.6Expulsión de demonios.

5. Los milagros confirman la Palabra de Dios y el poder de Dios:

5.1Para librar enfermos y destruir la obra del diablo en cuerpos humanos

(Mt.8:3,7; Hch.10:38)
31
5.2Para probar que Jesús es el Cristo, el Mesías (Jn.10:36-38)

5.3Para confirmar el evangelio (Hch.4:29-30; Hch.5:12; Mr.16:16-20)

5.4Probar la verdad de la resurrección de Cristo (Hch.3:15,18)

5.5Para atraer a la gente al evangelio (Jn.6:2)

5.6Para volver la gente a Dios (Hch.9:5,42; Hch.28:1-6)

5.7Para dar gloria a Dios (Mr.2:2; Lc.13:17)

5.8Para la obediencia de los gentiles (Rm.15:18-19)

6. Los milagros son evidentes ante los demás:

6.1El Ciego de Nacimiento (Jn.9:8-11)

6.2La resurrección de Lázaro (Jn.11:44-45)

6.3El paralítico en el templo la hermosa (Hch.3:6-10)

III. LOS DONES DE INSPIRACION

Son aquellos Dones entregados por el Espíritu Santo que imparten poder

para hablar en forma sobrenatural, como Dios mismo hablaría.

Los tres dones:

1. El don de Profecía

2. El don de Lenguas

3. El don de interpretación de Lenguas

A. El Don de Profecía (1Cor.12:10). Es el don del Espíritu Santo por el cual

se imparte poder de Hablar. Este hablar es de forma sobrenatural según la

abundancia del corazón de Dios.

32
1. Lo que no es: No es exclusivamente un simple sermón o tener la

habilidad de predicarlo, no es el arte de adivinar. No es una mera intuición

interna. No es una disertación basada en las experiencias

2. Lo que es: Es la capacidad dada por Dios para recibir y comunicar un

mensaje inmediato de Dios. La profecía puede ser dada también a través

de Lenguas desconocida para lo que se hace imperioso el don de

Interpretación de Lenguas. Su desempeño es de edificar, exhortar y

consolar.

3. Enseñanza bíblica acerca de la profecía

3.1 La profecía debe de ser juzgada por otros profetas (1Cor.14.29). Esta

está sometida a la Palabra de Dios. La profecía no tiene la contundencia y

autoridad que las Escrituras.

3.2 Los elementos de la profecía son tres (3).

3.2.1 Edificación (1Cor.14:5) oijkodom denota: (a) el acto de construir

(oikos, hogar, y demo, construir) Expresa el efecto fortalecedor de la

enseñanza.

El amor es una cualidad inherente a la edificación, se edifica con amor

(1Cor.8:1). La profecía edifica con amor.

3.2.2 Exhortación (1Cor.14:3). Amonestar, exhortar, apremiar a alguien

para que siga un curso de conducta; siempre en anticipación, mirando al

futuro. (1Cor.14:24-25;Rm.12:8; 1Cor.14:31)

3.2.3 Consolación, es la cualidad donada por Dios a algunos creyentes

con el propósito de persuadir, o de despertar y estimular, o de calmar y

33
consolar (Jn.14:16,26 1Ts.4:16-18). La consolación se hace presente luego

de las pruebas ya experimentas

3.3 Diferencia entre la profecía de las Escrituras y el Don de Profecía.

3.3.1 La Profecía de las Escrituras es infalible (Lc.18:31)

3.3.2 El don de Profecía se somete a prueba para connotar si realmente

viene de Dios o no viene de Dios (1Cor.14:29)

B. El Don de Diversos Géneros de Lenguas (1Cor.12:10). Es el poder de

Dios impartiendo a algunos creyentes el poder hablar en forma

sobrenatural.

1. Lo que no es: No es un idioma terrenal aprendido. No es una

gesticulación de palabras de modo o manera incoherente, no es la imitación

de otro género de lenguas habladas por otro creyente, no es la imitación de

algún idioma.

2. Lo que es: Es el poder de hablar en forma sobrenatural en un idioma

jamás aprendido por el que habla.

3. Siete razones de las lenguas:

3.1Hablamos a Dios (1Cor.14:2)

3.2Hablamos misterios en el Espíritu (1Cor.14:2)

3.3Se edifica a sí mismo (1Cor.14:4)

3.4Nuestro espíritu ora (1Cor.14:14 con Rom.8:26)

3.5Cuando es interpretado edifica a toda la iglesia (1Cor.14:5)

3.6 Si no hay intérprete presente en la iglesia, no debe de hablar en lengua

públicamente (1Cor.14:28). "...Si habla alguno en lengua extraña, sea esto

por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete..." (1Cor.14:27)


34
A. El Don de Interpretación de Lenguas (1Cor.12:10). Es el poder de

Dios impartido a algunos creyentes para entender (juzgar) y explicar el

significante de los diversos géneros de Lenguas, todo esto se da en forma

sobrenatural.

1. Lo que no es: No es una traducción, parecer o intuición.

2. Lo que es: Un mensaje sobrenatural para la iglesia y exhortación para

el pecador.

3. Enseñanza en la Biblia acerca de la interpretación de diversos

géneros de Lenguas:

3.1Es un don que uno puede recibirlo pidiéndolo en oración (1Cor.14:13)

3.2Es un don visible y evidente a los demás y Ud. también

3.3Este don solo es útil al lado del don de Lenguas.

LOS DONES DE SERVICIO

Se les llama así porque a través de ellos, el creyente o los creyentes

prestan servicio a la humanidad, ayudando a suplir una diversidad de

necesidades. Estos son: Servicio, exhortación, administración, generosidad,

misericordia, y ayuda.

1. Servicio o administración (διακονια)

Es la aptitud espiritual útil para servir, con el fin de ayudar a satisfacer las

necesidades de la iglesia, y por intermedio de ella, proyectarse a la

sociedad en general, Ejemplo: Gayo sirviendo a los hermanos en la fe

(3Jn.5-8) Los corintios prestaron servicio para los santos de Jerusalén; la

35
costurera Dorcas sirviendo a las viudas de Jope

(Rm.12:7;2Cor.8:4;9:1;Hch.9:36-41).

Ahora bien, este servicio no debe de limitarse únicamente a los cuidados

materiales y financieros de una iglesia, pues la voz o término (en el idioma

original) se aplica a diversos ministerios en el texto del Nuevo Testamento.

Sin duda abarca el servicio material, pero puede incluir también los más

elevados ejercicios del ministerio espiritual.[10]

2. Exhortación: (Rm.12:8).

El que exhorta, es aquel hombre de Dios que excita a la práctica las

virtudes cristianas. Quien tenga el don de la exhortación, que exhorte, que

sus palabras traigan al ánimo, el consejo y el aliento

Es la capacidad espiritual de confortar al abatido, influir espiritualmente y

moralmente en la vida de la persona para que esta haga o deje hacer algo.

Este mismo don al aplicarse a los creyentes, sirve para alentarlos a vivir en

comunión con Dios, y comprometidos con su obra. Para esto es necesario

que el que exhorta aplique los principios de la palabra de Dios a las

necesidades de los creyentes en las circunstancias que les toca vivir en el

presente.

El que exhorta debe de conocer las profundas necesidades espirituales que

en efecto existen y que han de remediarse con la medicina de la Palabra de

Dios. Este don requiere simpatía, firmeza, corazón y claridad de expresión.

Ejemplos: Pablo exhortando a los creyentes a permanecer fieles a Dios

(Hch.14:22); Pablo exhortando a los tesalonicenses a ganar su propio pan


36
(2Ts.3:12), el mismo apóstol, exhortando a Timoteo y a los creyentes de

Efeso a orar y rogar por la salvación de todos los hombres (1Tim.2:1).

3. Administración o "del que preside": ó προσταιμενος Literalmente "estar

de pie delante de", "cualquiera que tenga el carisma de guía" (Rm.12:8;

1Cor.12:28).

Este tipo de don tiene que ver con el ejercicio de la autoridad en la iglesia,

autoridad que debe de estar llena de gracia y humildad.

Esta Administración debe de realizarse con solicitud (εν σπουδε, esto es

con mucha sinceridad o con mucho entusiasmo) no en forma perezosa ni a

medias.

Este don permite dirigir a la grey en la obra de Dios. Ejemplo: Los dirigentes

de la iglesia o ancianos, autorizados de velar para que la misma logre sus

objetivos ganando seguidores y protegiendo a la grey; ante los cuales la

iglesia debe de sujetarse (Hb.13:17)

4. Generosidad: (Rm.12:8).

Es la capacidad espiritual que reciben algunos creyentes, de aportar con

recursos materiales para el avance de la obra de Dios. Este don capacita

para invertir dinero, tiempo, fuerzas y talentos para la causa del evangelio.

Tenemos varios ejemplos: La actitud del Señor Jesús de empobrecerse a sí

mismo para enriquecer a muchos (2Cor.8:9); los macedonios se dieron al

Señor y luego a los santos (2Cor.8:5); la sunamita asistiendo al profeta

Eliseo (2Re.4:8-10).

5. Hacer misericordia (Rm.12:8).

37
Es la capacidad que otorga el Espíritu Santo para socorrer a las personas

personalmente, a los pobres, a los enfermos etc. Esta ayuda o socorro ha

de hacerse con alegría (ξιλαροτετι, es decir "en alegrνa")

6. El don de ayuda (1Cor.12:28).

ó μεταδιδους, es aquel que da de lo suyo, tanto en el orden espiritual como

en el material. La donación puede distribuirse en caso de ser material

personalmente o por medio de otros.

Este don es la capacidad de ayudar, cooperar para el avance de la obra de

Dios. Consiste en cierta disponibilidad para colaborar al avance de algunos

de los ministerios.

Ejemplos: Cuando el apóstol Pablo exhorta a los ancianos de Efeso a

trabajar y ayudar a los necesitados (o: "débiles"), y nos recuerda

constantemente que "más bienaventurado es dar que recibir". Aristarco y

Marcos, fueron ayudantes del apóstol pablo (Col.4:10-12; 2Tim.4:11).

Evodia y Síntique fueron colaboradoras del mismo apóstol (Fil.4:3)

El que ayuda bajo el contexto de este don debe de dar

desinteresadamente, sin buscar el aprecio o la notoriedad; que no busque

figurar en una lista de generosos.

EL FRUTO DEL ESPÍRITU

El Fruto del Espíritu se produce en los hijos de Dios, en la medida que

permitan que el Espíritu Santo dirija y ejerza tal influencia en su vida que

destruyan el poder del pecado, sobre todo las obras de la naturaleza

38
pecaminosa. Estos frutos vienen y camina junto a aquellos que están en

plena comunión con Dios.

Un creyente lleno del Espíritu Santo, puede ser llamado "espiritual", esto a

diferencia de otro creyente que no es lleno del Espíritu Santo y la Biblia

hace referencia de ellos como "cristiano carnal". El carnal es dominado aun

por sus bajas pasiones o deseos de la Vieja Naturaleza, mientras que el

"espiritual" es influenciado completamente por el Espíritu, su vida será

conocida por los frutos y los dones del Espíritu.

El Fruto es palpable a través del carácter y personalidad del creyente,

mientras que los dones se manifiestan en el servicio activo como miembro

del "Cuerpo de Cristo".

El Fruto es descrito en Gálatas 5:22-23, y en completa oposición a la obra

de la carne, la misma que se describe en el mismo capítulo.

1. Naturaleza del Fruto.

La naturaleza del fruto es espiritual, ningún ser humano natural, aunque

posea una moral irreprensible, podrá proyectar a través de su vida el Fruto

del Espíritu. Por tanto, la naturaleza del Fruto del Espíritu tiene origen

Divino, la misma que es proyectada a través de los hombres y mujeres

regenerados por el Poder de Dios. (Ef.5:8-14 comp.Mt.7:15-20).

Cabe decir que no existe un fruto intermedio, nuestras vidas producen el

"Fruto Malo" o bien el "Fruto Bueno" (Gal.5:16-24). A continuación veamos

la lista y significante de los frutos del Espíritu Santo.

1.1 Amor (αγαπε)

39
Es el interés y búsqueda del mayor bien de otra persona sin móviles de

ganancia personal (Rom.5:5; 1Cor.13:4-8; Ef.5:2; Col.3:14). Este amor no

es impuro ni se contamina con el pecado. Halla su satisfacción en amar a

su prójimo (Jn.15:12). Este amor se manifiesta hacia Dios y hacia el prójimo

(Mr.12:30-31).

1.2 Gozo (ξαρα)

2Cor. 6:4-10, nos revela una notable combinación del amor con el gozo. El

gozo es lo opuesto al pesimismo, el gozo es la sensación de alegría con el

amor (Sal.119:16;2Cor.6:10; Fil.1:4; 1Pe.1:8)

1.3 Paz (ειρενε)

Es la tranquilidad segura del alma, la paz es lo opuesto al miedo y al terror.

Los que caminan en paz sin remordimientos, son los que conocen de que

no tiene nada de que avergonzarse.

Esta paz no debe ser espantada por nada ni por nadie. Es la paz que el

mundo no ofrece, es la paz que ofrece el Señor (Jn.14:27: Is.53:5)

1.4 Paciencia (μακροτυμια. μακρο: Largo o grande; τυμια: Temperamento,

disposición)

Es la constancia, conformidad; es ser lento para el enojo o la

desesperación. Es la capacidad de resistir ante la prueba sin enojarse,

resentirse o desalentarse (Lc.7:37-50 comp. Col.1:9-11)

1.5 Benignidad (κρεστοτες)

Este término significa ternura, compasión, dulzura (Total no parcial). Es no

querer ni buscar ofender a nadie ni causarle dolor (Ef.4.31-32)

1.6 Bondad: (αγατοσυνε)


40
Este término significa hacer lo bueno, también en la corrección. Es la

benignidad en obras (Rm.15:14; Ef.5:9).

Tanto la bondad con la benignidad son características parecidas del

carácter de una persona, en la forma de tratar y actuar con los demás.

1.7 Fe (πιστις)

Es la fe que brota y crece en el corazón, no aparentando confianza en Dios,

por lo contrario demostrando entera confianza en Dios. Es la fe que va

creciendo

1.8 Mansedumbre (πραοτες)

El significado de este termino es apacible, sumiso. Es un fruto nacido en el

corazón y esto no significa cobardía. Esto también implica que cuando se

nos haga daño o se abusa de nosotros, no debemos guardar ni mostrar

resentimiento o amenazar vengarnos.

1.9 Templanza (κρατος)

Cuyo significado es fuerza, poder y domino de sí mismo, Es la auto

negación ante el ofrecimiento de los placeres y pasiones de la carne. En los

casos donde aparece este termino es para indicar el dominio propio frente a

las inclinaciones pecaminosas de la naturaleza caída.

Pedro el apóstol incluye este fruto como una importante virtud para el

perfeccionamiento del cristiano (2Pe.1:5-7). El domino propio como fruto del

Espíritu es la dependencia del Espíritu Santo.

41
BIBLIOGRAFIA

LIBROS

1. Sagradas escrituras (Diferentes versiones ) Reyna Valera, NVI, Peshita,

Amen Amen,

2.- Comentario Bíblico Henry, Mathew (Traducido y adaptado al castellano,

por Lacueva, Francisco Editorial Clie

3. Ps. Arturo Benito C., Dones del Espíritu Santo

INTERNET

1. http://www.monografias.com/trabajos15/dones-espirit/dones-

2.- www.CARM.ORG/ESPAÑOL/INDEX.HTM

3. - www.Christian.AnsweT.Net/Spanish

4. - Christian.Answer.Net/Spanish/Jesús/gospel//SpanI.html

42
5.- Morris, Henry y Clark, Martin, extrados de "The Bible has the Answer",

Publicado por Master Books, 1987, usado con permiso.

6- http// www.Crosscurrents.Org/tabernacle.jpg.

7.- espirit.shtml#ixzz2fXr6VeKd

43