Está en la página 1de 2

Amaya José Antonio, Prensa científica.

Ciencia y prensa en Santafé en el siglo xvlll

“Un legado para el pueblo”

Anteriormente, cuando la sociedad adaptaba nuevas formas de vida a su actualidad


social y por medio de estrategias de desarrollo implementaban su calidad de vida,
aparece el periodismo; una nueva forma de conocer los sucesos mas relevantes del
mundo y conectarse con el ser social para abrir puertas a la participación. Este además
de convertirse en una nueva puerta para el paso de la información se hacia mas fuerte
con la implementación de técnicas científicas que permitían su desarrollo para nuevas
estrategias de información y noticia. El periodismo como tal, adquiría mas importancia
dentro del entorno social y se posiciono como un sistema eficaz para el proceso
comunicacional mas completo entre el hombre y su forma de recibir e interpretar
noticia. Sin embargo dicho proceso se limitaba a las clases sociales, es decir, el acceso
a la información y a la noticia en todas sus formas únicamente era permitido paras las
clases altas y lideres sociales, políticos y económicamente poderosos de la época.

Lo anterior, una de las tantas problemáticas sociales que evidencia desigualdad y que
día a día crece a nivel mundial sigue atacando a nuestra querida Colombia. No es un
caso nuevo para los ojos del mundo, es mas bien un legado que el tiempo sigue
construyendo y fortaleciendo a manos de los mas poderoso; los principales líderes
políticos y representantes sociales o en otros términos los nombrados “voces del
pueblo”, se han dedicado durante años y en sus diferentes “reinados” a impedir que la
información en su totalidad llegue a oídos del pueblo, los mayores jueces del país. Los
cuales dentro de su acción en la sociedad se encargan de vigilar, luchar y por medio de
su participación velar por el cumplimiento de los derechos, han sido engañados con el
nivel de información, noticia y conocimiento social que brindan los medios, los
periodistas y entidades encargadas de velar por la calidad de la información que se
dirige al espectador.

Es así como el manejo de la información en un país como Colombia, donde todos los
días acontecen noticias relevantes, no es clara y debidamente informada a los mayores
interesados en conocer la situación actual del país, el pueblo. La corrupción, el
terrorismo y las injusticias sociales siguen siendo los actores de la escena cotidiana de
Colombia y se puede decir que del mundo; El periodismo ha sido manipulado por
fuerzas más poderosas y por ello la información a diario es modificada a conveniencia
de los más “fuertes” económicamente y socialmente hablando. Los periodistas no
tienen la posibilidad de ejercer su profesión con la libertad, naturalidad y seguridad
que en su tiempo llegaron a tener, tener en sus manos cualquier tipo de información
contundente y que de una u otra forma pueda cambiar el circulo de la historia del país
o simplemente el rumbo de algún mandatario, líder o fuerza influyente en el país, se
hace totalmente riesgoso para ellos, ya que sus vidas se ven en la cuerda floja así como
el resto de su profesión, por ello muchos de nuestros colegas venden su credibilidad al
bolsillo de la corrupción que lastimosamente tiene la corona de poder en el mundo
hasta hoy.

Por: ERIKA CORREA ZAMUDIO