Está en la página 1de 6

¿Cómo usar el aceite Abundancia

para la ABUNDANCIA?
En 15 días te sorprenderás de los resultados,
no hay una persona que no lo recomiende
después de usarlo.

Protocolo para la Abundancia:

Siempre es una gota y SIEMPRE va seguido por


inhalación.

Abundancia funciona mejor si lo usas junto


con Valor antes de ir a trabajar:
•15 DÍAS: Valor en pulso -parte interior de las
muñecas y Abundancia en plantas de los pies.
•15 DÍAS: Valor en plantas de los pies
y Abundancia en OMBLIGO.
•15 DÍAS: Valor en plantas de los pies
y Abundancia en CORAZÓN.
•15 DÍAS: Valor en plantas de los pies
y Abundancia en FRENTE Y CORONILLA.

Abundancia es recibir todo lo que


necesitas, es fluir en el amor infinito
sin limitarte por el miedo. Esto aplica a
todos los aspectos de tu vida, ¡que tu
vida se llene de abundancia!
HONRA AL UNIVERSO SIRVIENDO

Servir es la habilidad de dar de ti (por ejemplo tiempo, conocimiento, recursos) sin


generar apego de esperar recompensa o reconocimiento. Trabajando con la conciencia
de amor (servicio desinteresado).
Rara vez nos enseñan a servir en la vida. Nos enseñan a trabajar. Trabajar, como nos lo
han enseñado, es el acto de hacer lo que se necesita hacer para adquirir las cosas que
necesitamos. Trabajar, creemos, es necesario para sobrevivir en la vida. Trabajo, como
es en esta sociedad, es la mejor medida de nuestro valor en la vida. Entre mas ganamos
como resultado del trabajo que hacemos, mas alto será el valor que ponemos en
nosotros. No trabajamos por placer, trabajamos por la recompensa y el
reconocimiento. Aunque hay muchas maneras de dar servicio a otros y al mundo,
nuestra atención esta enfocada en lo que tenemos y en el resultado de lo que
hacemos. Esto no es servir.

Servir el acto de hacer lo que amas, lo que más te gusta en la vida, por el sólo beneficio
de hacerlo. Éste es el trabajo de más alto nivel que puedes hacer en el mundo. Servicio
es el Divino Multiplicador. Cuando tú realizas un acto de servicio genuino, dando tu
tiempo, energía y recursos como un acto de amor, el Universo multiplicará lo que haces
con mayores resultados de los que imaginas. Chispas de amor encienden el fuego de
pasión. Pasión lleva a la espontaneidad y creatividad. Creatividad espontánea es el acto
supremo de la confianza. Cuando tú confías en ti mismo y en el Universo lo suficiente
para darte, para vaciarte apasionadamente haciendo lo que amas, estás sirviendo a la
humanidad y al Universo Divino.
Haz lo que amas y el dinero te
seguirá.

Necesitamos una misión personal para


mantener enfocados nuestro tiempo y
energía. Cuando estás en tu misión,
generas pasión, hay un fuego interno que
te mantiene vivo. Servir te mantiene vivo
y bien. Necesitamos un sentido de
conexión que nos haga sentir nuestra
valía. Sirviendo desarrollas tu intuición y
la razón para cuidar de ti.

Cuando tú das de ti por la salud del amor, las impersonales, inmutables, Leyes del
Universo demandarán que seas recompensado ¡10 veces más! ¡Deja de preocuparte
por tu supervivencia! ¡HAS SOBREVIVIDO! ¡SOBREVIVIRÁS! Entiende que, cuando
sirves, cuando le das al multiplicador universal, serás recompensado. Se cuidará de
ti. No midas tu valor por estándares externos, no compares ni a ti, ni a lo que amas
hacer con lo que nadie más está haciendo. Eres un ser divino. Hay muchísimo valor
en tu divinidad. Debes amar tu divinidad lo suficiente para saber que todo lo que
haces debe ser un acto de amor. Dar de tu divinidad como un acto de amor es el
más alto honor que puedes pagar a los que te rodean.

RECUERDA: SERVIR ES UN ACTO DE AMOR

MI SERVICIO ES UN REGALO DIVINO PARA EL MUNDO

•CUANDO HAGO LO QUE AMO, SOY RECOMPENSADA EN


ABUNDANCIA
•SERVICIO Y POBREZA NO COEXISTEN
•PASIÓN + ENFOQUE + PROPÓSITO = SERVICIO
LEYES DE LA ABUNDANCIA

La magia del dinero inicia con el conocimiento y práctica de las leyes de


abundancia. Que este conocimiento sirva de inicio al despertar de tu conciencia
de prosperidad y al despliegue de tu potencial.

LEY DEL FLUJO INAGOTABLE:


Pide para poder dar y recibe para entregar.
Es conveniente cultivar la generosidad
jubilosa para desterrar la avaricia fomentada
por la civilización moderna, que nos lleva a
buscar la acumulación de la riqueza. De esta
manera, nos convertimos en un conducto
por el que fluye la abundancia.

LEY DEL BUEN USO:


El dinero debe invertirse en obras que
redunden en la espiritualización del
planeta; la espiritualidad descansa sobre
los bienes económicos.
El dinero puede ser un medio de
liberación, debe ponerse al servicio de
nuestro desarrollo personal y no usarse
para degradar nuestra condición
humana. Debemos aprender a
discriminar entre ser y tener.
LEY DE LA GENERACIÓN:
La generación existe por doquier, todo tiene
sus principios masculino y femenino; la
generación se manifiesta en todos los
planos.
Esta Ley Hermética (de Hermes) establece
que el fundamento de la generación en
cualquier plano es el concurso de los
principios masculino y femenino.
Encontramos que el principio femenino es la
idea y el principio masculino es la acción;
por tanto la riqueza surge cuando somos
capaces de unir la idea a la acción.
Muchas personas se creen limitados en cuanto a la generación de ideas
productivas; sin embargo, se puede aplicar nuevamente la ley de generación, y
reconocer que en nuestra mente también existe un aspecto masculino, relacionado
con mente consciente u objetiva; mientras que el aspecto femenino se refiere a la
mente subjetiva, la que es capaz de relacionarse con el Ser. El trabajo entonces
sería conjugar ambos potenciales para despertar la mente creativa: poner la
inteligencia al servicio del Ser.

LEY DE MULTIPLICACION DE
LA ABUNDANCIA:
El que más da, más recibe.

La generosidad tiene un efecto multiplicador, por lo


cual, siempre recibimos más de lo que entregamos.
Esta ley nos enseña la importancia de compartir
nuestra riqueza, no sólo a nivel material sino
especialmente nuestros conocimientos y bagaje
espiritual. Se atiende así la enseñanza espiritual
que aconseja: “Más que dar un pescado se debe
enseñar a pescar”. Las joyas del conocimiento y la
sabiduría nunca se agotan, al contrario, cuanto más
se comparten, más se multiplican.
LEY DE LA ATRACCIÓN DE LA
ABUNDANCIA:

Sólo se consigue atraer lo que ya se tiene; al que más tiene, más se le da.

Dinero llama a dinero, advierte la sabiduría


popular para explicar como la abundancia
atrae más abundancia. Nuestra mente abre
las puertas a la abundancia o las mantiene
cerradas, ligándonos a la escasez. La
abundancia está fundamentada
internamente en una conciencia de
prosperidad; es decir, nuestra programación
mental debe reconocer que nuestra esencia
es fuente inagotable de riqueza.