Está en la página 1de 3

1

OM-106-02
Conferencia del Maestro
OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

LA RAZON DE SER
DE CIERTOS SUFRIMIENTOS

Lectura del Pensamiento del Maestro Peter Deunov;


“Por qué nos llegan ciertos sufrimientos? – Para Salvar la
humanidad de los fenómenos negativos, que nos quedaron de un
pasado lejano. Por atavismo, los hombres caen en estados negativos de
los cuales no saben cómo deshacerse de ellos. Hoy día, por mucho que
prediquen las personas, no pueden corregirse y ennoblecerse sin
sufrimientos. Los sufrimientos son las moscas y los abejones de la
humanidad. Mordiendo y picando, atormentándolo, por una parte les
obligan a reflexionar y por otra parte, lo sacan del los estados de
inercia en los que a menudo caen. La pereza es una calidad de la
materia. Incluso el hombre más activo está más inclinado a la pereza,
al reposo, a la pasividad que a la actividad.

A que se debe “la aristocracia”? Es un resto del pasado, cuando


los hombres vivían en buenas condiciones y que con poco esfuerzo y
2

penas, vivían una vida fácil, soportable. Sabiendo esto, agradeced por
los sufrimientos que se os dan. Hoy son como una bendición para el
alma humana.”

*****

Os dije hace unos días porque la naturaleza ha creado las moscas


y los abejorros. El Maestro también lo dice.

Los pequeños inconvenientes de la vida vienen para impedirnos


caer en la inercia, en la pereza y en la holgazanería. Dios nos ha
puesto en nosotros algo que es muy interesante: el hambre. El hambre
es una fuente segura de actividad. No hacéis muchas cosas si no tenéis
hambre. Sin hambre, el hombre no hace nada. El hambre es la causa
de todo. No podemos escaparnos de él. Periódicamente vuelve a
manifestarse. Esto es maravilloso. Hay todavía otras cosas de las
cuales tampoco podemos desembarazarnos. Estos son los aguijones.
Les decimos: “Quiero que te marches.” Nos contestan: “No quiero.”
Es asombroso.

Cuando los Iniciados están concentrados, son muy vulnerables.


Hay muy pocos entre ellos que, en estos momentos, resistan al enfado,
a las molestias. Hay una leyenda hindú que cuenta: un hombre quería
volverse yoghi. Se concentraba a menudo pero estaba siempre
molestado. Cuando finalmente todas las molestias cesaban, llegada un
sapo cerca de él y se ponía a croar (canto de la rana). Entonces, con el
pensamiento, este hombre proyectó una gran fuerza contra él y el sapo
cayó muerto. Apesadumbrado, el yoghi dijo entonces: Señor! Que es
lo que he hecho!” Volvió al pueblo y no encontró a nadie que le diera
de comer. Sonó a la puerta de una pobre mujer, pero nadie le
respondió. Al final una mujer salió y le dijo: “Perdóname, padre mío,
pero no puedo ocuparme de ti pues estoy en la cabecera de un
3

enfermo. Vete a ver el carnicero, el si podrá darte algo de comer.”


Aunque muy asqueado por tener que ir al carnicero del pueblo, el
yoghi finalmente acepto ir. El carnicero, con su delantal cubierto de
sangre, estaba a punto de cortar la carne cruda de una bestia. Continuó
su trabajo y, cuando hubo terminado, se lavo las manos y acompaño al
yoghi en su casa para hablarle. El carnicero era clarividente. Ya había
enseñado muchas cosas al yoghi. Este le dijo: “Todos los caminos del
Señor conducen a Dios. No tenías que haber matado el sapo. Vi como
lo hacías. Yo no tengo tiempo de leer los libros sagrados, pero hago lo
que puedo, intento de cumplir mis deberes y alimentar a las personas.
Y el Señor me ha dado la luz.” El yoghi que todavía estaba muy
enfadado comprendió que cada camino del deber nos lleva también a
Dios.
Sepamos, nosotros también, recordarlo!

Centre
OMRAAM
Institut Solve et Coagula
Reus
www.omraam.es
Primer Centro
De difusión de la obra
Del Maestro OMRAAM
En lengua Española