Está en la página 1de 4

El RENACIMIENTO

Renacimiento es el nombre dado a un amplio movimiento cultural que
se produjo en Europa Occidental en los siglos, XV y XVI. Sus principales
exponentes se hallan en el campo de las artes, aunque también se
produjo una renovación en las ciencias, tanto naturales como humanas.
El Renacimiento es fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que
determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.
El nombre «renacimiento» se utilizó porque éste retomaba los
elementos de la cultura clásica. El término simboliza la reactivación del
conocimiento y el progreso tras siglos de predominio de un tipo de
mentalidad dogmática establecida en la Europa de la Edad Media. Esta
nueva etapa planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano,
el interés por las artes, la política y las ciencias, revisando el
teocentrismo medieval y sustituyéndolo por cierto antropocentrismo.
Escultura
Como en las demás manifestaciones artísticas, los ideales de vuelta a la
Antigüedad, inspiración en la naturaleza, humanismo antropocéntrico e
idealismo fueron los que caracterizaron la escultura de este período. Ya
el Gótico había preludiado en cierta manera algunos de estos aspectos,
pero algunos hallazgos arqueológicos (el Laocoonte, hallado en 1506, o
el Torso Belvedere) que se dieron en la época supusieron una auténtica
conmoción para los escultores y sirvieron de modelo e inspiración para
las nuevas realizaciones.
Aunque se seguirán haciendo obras religiosas, en las mismas se advierte
un claro aire profano; se reintroduce el desnudo y el interés por la
anatomía con fuerza, y aparecen nuevas tipologías técnicas y formales,
como el relieve en stiacciato (altorrelieve con muy poco resalte, casi
plano) y el tondo, o composición en forma de disco; también la
iconografía se renueva con temas mitológicos, alegóricos y heroicos.
Aparece un inusitado interés por la perspectiva, derivado de las
investigaciones arquitectónicas coetáneas, y el mismo se plasma en
relieves, retablos, sepulcros y grupos escultóricos. Durante el
Renacimiento decae en cierta manera la tradicional talla en madera
policromada en favor de la escultura en piedra (mármol
preferentemente) y se recupera la escultura monumental en bronce,
caída en desuso durante la Edad Media. Los talleres de Florencia serán
los más reputados de Europa en esta técnica, y surtirán a toda Europa
de estatuas de este material.
Los dos siglos que dura el Renacimiento en Italia darán lugar, igual que
en las demás artes, a dos etapas:
• Quattrocento (siglo XV): El centro escultórico principal será
Florencia, donde la familia Médicis y con posterioridad la República
ejercerán de mecenas de numerosas obras. Lorenzo el Magnífico

Andrea Verrocchio (Monumento al condotiero Colleoni). la utilización heroica del desnudo (David) y la intensa humanización de las figuras. Miguel Ángel continúa con la tradición de monumentos públicos heroicos y profanos que inició . como el célebre Moisés. adelantando un concepto que no volvería al arte hasta el siglo XX. llegando al retrato en ocasiones. utilizándola en decoraciones de edificios. Sin embargo. para los que crea las Tumbas Mediceas. es una de las primeras estatuas ecuestres de bronce desde la Antigüedad). soberbio ejemplo de expresividad. pero sin abandonar nunca una orientación claramente idealista. El más importante de ellos es Donatello (1386-1466). exageradas y nerviosas (músculos en tensión). sin embargo. suelen mostrarse contenidos. el taller de los hermanos Della Robbia. Esta época está marcada por la aparición estelar de uno de los escultores más geniales de todos los tiempos. Hasta tal punto marcó la escultura de todo el siglo. posturas contorsionadas y escorzos muy rebuscados. era aficionado a las esculturas griegas y romanas y había formado una interesante colección de las mismas. denominado por el artista como «la tragedia de la sepultura» por los cambios y demoras que sufrió el proyecto. que introducen la cerámica vidriada y policromada como novedad. Donatello. Miguel Ángel fue. un artista multidisciplinar. Los autores más destacados de la época serán Lorenzo Ghiberti (Puerta del Paraíso del Baptisterio de Florencia). Miguel Ángel Buonarrotti (1475-1564). que muchos de sus continuadores no fueron capaces de recoger todas sus novedades y éstas no se desarrollarán hasta varios siglos después. En sus primeras obras recoge el interés arqueológico surgido en Florencia: así. El pontífice Julio II lo toma bajo su protección y le encomienda la creación de su Mausoleo. Cinquecento (siglo XVI). su Baco ebrio fue realizado con intención de que aparentara ser una escultura clásica. Desiderio da Settignano y Bernardo Rossellino. él se consideraba preferentemente escultor. En las esculturas hechas para este sepulcro. Protegido primero por los Médicis. Suyo es el mérito de rescatar el monumento conmemorativo público (su Condotiero Gattamelata. realizada entre 1498-1499 para la Basílica Vaticana. Los rostros. gran creador que partiendo de los supuestos del Gótico establece un nuevo ideal inspirado en la grandeza clásica. marchará luego a Roma donde colaborará en los trabajos de construcción de la nueva Basílica. como tantos otros en esta época. En sus obras finales el artista desdeña de la belleza formal de las esculturas y las deja inacabadas. Igual espíritu se aprecia en la Piedad. poniendo de moda el gusto clásico. Jacopo della Quercia. aparece lo que se ha venido denominando terribilitá miguelangelesca: una intensa a la vez que contenida emoción que se manifiesta en anatomías sufrientes.

que exagerarán los elementos más superficiales de la obra del maestro. Destaca en esta época también la saga familiar de los Leoni. esculpida por el escultor Diego Pesquera y fundida en bronce en 1577 por Bartolomé Morel . concretamente en el Estanque que lleva su nombre. Bartolomeo Ammannati. En los años finales de la centuria. de estos monarcas. Giambologna y Baccio Bandinelli. broncistas milaneses al servicio de los Habsburgo españoles. auténticos creadores de la imagen áulica. Estatua del Mercurio Estatua de Mercurio situada en los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla. situándose plenamente todos ellos en la corriente manierista. espacio concebido como museo de escultura al aire libre). esculpido para la Piazza della Signoria de Florencia. un tanto estereotipada.Donatello y la lleva a una nueva dimensión con su conocido David. la huella de Miguel Ángel tiene sus réplicas en Benvenuto Cellini (Perseo de la Loggia dei Lanzi de Florencia. extendiendo su influjo hasta la escultura barroca. Su presencia en España llevará allí de primera mano las novedades renacentistas.