Está en la página 1de 3

Centro de Documentación Judicial

Id Cendoj: 08019370152009100172
Órgano: Audiencia Provincial
Sede: Barcelona
Sección: 15
Nº de Recurso: 197/2008
Nº de Resolución:
Procedimiento: CIVIL
Ponente: JORDI LLUIS FORGAS FOLCH
Tipo de Resolución: Sentencia

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA

SECCIÓN DÉCIMO QUINTA

ROLLO núm. 197/2008 Sección 2ª

Procedimiento Ordinario núm. 20/2007

Juzgado Mercantil núm. 5 de Barcelona

SENTENCIA Núm.

Ilustrísimos Señores Magistrados:

D. IGNACIO SANCHO GARGALLO

D. LUIS GARRIDO ESPA

D. JORDI LLUÍS FORGAS i FOLCH

En la Ciudad de Barcelona, a dieciséis de enero de dos mil nueve.

Vistos, en grado de apelación, ante la Sección Quince de esta Audiencia Provincial, los presentes
autos de Procedimiento ordinario número 20/2007, seguidos ante el Juzgado Mercantil Cinco de Barcelona
a demanda de SEGURIDAD EN LA GESTIÓN SL contra COMERCIAL SISTRELL SL y Juan Antonio los
cuales penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por la demandante
Seguridad en la Gestión SL y el demandado Comercial Sistrell S.L. contra la Sentencia de diecinueve de
noviembre de dos mil siete dictada por dicho Juzgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La parte dispositiva de la sentencia apelada es del tenor siguiente: "Con estimación
parcial de la demanda interpuesta por el procurador Sr. Moya Matas, en nombre y representación de
SEGURIDAD EN LA GESTION SL, debo condenar y condeno a COMERCIAL SISTRELL SL al pago de la
suma de 19.371,06 euros a favor de aquella parte actora, más el interés devengado por dicha suma desde
el 24 de octubre de 2004, en cuantía equivalente al interés semestral correspondiente fijado por el BCE para
operaciones de financiación incrementado en 7 puntos porcentuales, hasta el completo pago de aquella
cantidad.

Debo absolver y absuelvo al codemandado Juan Antonio de la pretensión de pago deducida contra él
por aquella parte actora en el presente procedimiento.

Debo imponer e impongo el pago a la parte codemandada COMERCIAL SISTRELL S.L. de las costas
procesales generadas en el presente procedimiento a la parte actora, y el pago a ésta última de las
causadas a Juan Antonio , según tasación de las mismas que se realice en incidente promovido al efecto."

1
Centro de Documentación Judicial

SEGUNDO.- Comparecieron en esta alzada en calidad de partes apelantes la referida parte


demandante representada por el Procurador de los Tribunales D. Jaume Moya Matas y asistida de Letrado y
la parte demandada COMERCIAL SISTRELL S.L., representada por la Procuradora de los Tribunales Dª.
Marta Pradera Rivero y asistida de Letrado. Esta última procuradora compareció asimismo por el apelado
Juan Antonio .

Para la votación y fallo del recurso se señaló la audiencia del tres de diciembre del año en curso.

Es ponente el Ilustrísimo Señor Magistrado D. JORDI LLUÍS FORGAS i FOLCH.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO. La sentencia de primer grado condenó a COMERCIAL SISTRELL, SL al abono de


19.371,06 #, importe Éste reclamado por SEGURIDAD EN LA GESTIÓN SL a la citada sociedad
demandada y a su administrador, Juan Antonio , el cual fue absuelto de las pretensiones contra el mismo
ejercitadas. Este pronunciamiento es objeto de recurso de apelación por la citada sociedad accionante,
recurso en el que pretende la condena del administrador codemandado. Con su recurso, COMERCIAL
SISTRELL SL pretende que se la absuelva de la demanda contra ella ejercitada.

SEGUNDO. Alega la citada sociedad demandada la inexistencia de la deuda reclamada así como la
aplicación correcta de la regla general sobre carga de la prueba. Sobre el primer particular hemos de decir
que la parte actora aportó una serie de facturas (docs. 2 a 16 adjuntados a la demanda) libradas por
HIGAROL, SA, sociedad ésta que cedió su crédito a la actora, y que, asimismo, aportó dos pagarés librados
por EUROGANGAS SL, sociedad relacionada con la demandada. También se ha de decir que la parte
accionante interesó y se admitió como medio de prueba, con base en lo previsto en el art. 327 LEC , la
exhibición por la demandada de documentos fiscales y contables a fin de acreditar la realidad de las
facturas reclamadas. Sobre esto último se ha de recordar que nada aportó la parte demandada ahora
apelante.

Asimismo señalar que se practicó prueba testifical del Sr. Desiderio , anterior administrador de
COMERCIAL SISTRELL, SL, y del Sr. Guillermo , en su calidad de representante de Higarol SL con el
resultado que obra.

La revisión de toda la prueba anteriormente relacionada, efectuada por esta Sala, no lleva a una
conclusión distinta de la sostenida por la sentencia recurrida, esto es, a considerar acreditada la existencia
de la deuda reclamada. La falta de un recuerdo preciso sobre las concretas operaciones, que justifican la
reclamación rectora de las presentes actuaciones, que se desprende de las declaraciones de los Sres.
Desiderio y del codemandado Sr. Juan Antonio (a pesar de que este ultimo sí reconoce haber mantenido
relaciones comerciales con Higarol SL), y de una negativa genérica objetada por la parte demandada frente
a la reclamación de la actora, no deslegitiman el alcance objetivo de la documental obrante en las
actuaciones que, unida a los efectos que la negativa a presentar en juicio determinados documentos
requeridos judicialmente, así como del resto de la prueba testifical practicada, se revela toda ella con una
entidad suficiente como para tener por acreditada la deuda reclamada en su montante y concepto, tal y
como, con acierto, concluyó la sentencia de primera instancia. En este sentido debe desestimarse el recurso
formulado por la parte demandada, COMERCIAL SISTRELL, SL.

TERCERO. El recurso de la parte accionante, SEGURIDAD EN LA GESTIÓN SL, se asienta en


defender la efectiva concurrencia de la responsabilidad del administrador demandado con base en lo
establecido en los arts. 135 LSA y 104.1 c) y e) y 105 de la LSRL. En su escrito de demanda resaltó la parte
actora, como hechos que conformaban la pretensión de condena al administrador demandado sobre la base
de los dos últimos preceptos citados, que COMERCIAL SISTRELL, SL desapareció de su domicilio social y
que del certificado expedido por el registro mercantil que aporta se desprende que en el balance de la
sociedad correspondiente al ejercicio 2005 se han registrado unas pérdidas de ejercicios anteriores que
dejaron reducido el patrimonio a menos de la mitad del capital social, sin que conste acuerdo alguno de
disolución. Por lo que hace referencia a la responsabilidad, ex art. 135 LSA , señaló la actora que esa
desaparición de hecho, antes de proceder a la liquidación social, conformaba una negligencia imputable al
administrador demandado y por la que debía de responder.

La deuda que reclama se generó desde el día 19 de diciembre de 2003 hasta el 12 de febrero de
2004. En el ejercicio social correspondiente al año 2003 la sociedad demandada declaró unos fondos
propios de 28.780,85 #, frente a un capital social de 3005,06#; en el ejercicio 2004 se declararon unos
fondos propios de 8.794,46# y, en el ejercicio 2005, se declararon unos fondos propios negativos.

2
Centro de Documentación Judicial

En este sentido no hay prueba alguna que acredite que concurría la causa de disolución tipificada en
el art. 104. 1 c) por cuanto las mercancías representadas en las facturas fueron realmente entregadas a la
sociedad demandada, la cual, en el momento de generarse el débito ahora reclamado, no consta en modo
alguno que se hallara inactiva. Antes al contrario, después de generada la deuda, la sociedad demandada
renegocia la misma con la actora y se libran (en agosto y octubre de 2004) unos pagarés, ante lo que ha de
concluirse que hasta esa ultima fecha la sociedad se hallaba activa.

En cuanto a la causa de disolución que recoge la letra e) del art. 104.1 de la LSRL , la prueba
aportada por la propia actora, y no contradicha por la demandada, sitúa su concurrencia en el ejercicio
social de 2005, esto es, con mucha posteridad al periodo en que se generó el débito ahora reclamado.

CUARTO. La aplicación del la vigente redacción del artículo 105 de la LSRL a las demandas que se
han presentado con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley 19/2005, de 14 de noviembre , ha sido
mantenida por esta Sala en diversas resoluciones como, recientemente, la de 24 de abril de 2008 (RA
456/2007 ).

En este sentido, no puede entenderse que concurriera, en el momento de generarse la deuda que se
reclama, la causa de disolución prevista en el art. 104.1 c), ni, tampoco, la prevista en la letra e) pues resulta
claro, de las cuentas anuales depositadas en el registro mercantil, que la misma devino con mucha
posteridad a contraerse la deuda reclamada. De ahí que deba rechazarse la pretensión de responsabilidad
basada en aquel precepto.

Por último, tal y como ya razonó adecuadamente la sentencia de primera instancia, no se advierte
que se dé la oportuna relación de causalidad entre los hechos que se imputan al administrador demandado
y que se han referido en esta sentencia con anterioridad, y el daño padecido por la demandante (el impago
de las cantidades reclamadas). Así, ni la desaparición de la sociedad demandada, ni su falta de disolución y
liquidación en tiempo y forma se acreditan como circunstancias que, directamente, hayan causado aquel
daño, por lo que procede también desestimar la acción ejercitada con base en el art. 135 LSA , también
invocada en la demanda.

QUINTO. Las costas de esta instancia serán de cuenta de los apelantes por la desestimación íntegra
de su recurso (arts. 394 y 398 LEC ).

FALLAMOS

DESESTIMAMOS el recurso de apelación interpuesto por SEGURIDAD EN LA GESTIÓN SL y


COMERCIAL SISTRELL SL contra la Sentencia dictada por el Juzgado Mercantil numero Cinco de
Barcelona que se ha referido en el antecedente de hecho primero de esta sentencia, la cual
CONFIRMAMOS con imposición de las costas de esta alzada a cada parte apelante.

Remítanse las actuaciones al Juzgado de su procedencia a los efectos oportunos, quedando en las
actuaciones testimonio suficiente.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos los Magistrados integrantes
del Tribunal.

PUBLICACION.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia en el mismo día de su fecha por el
Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, celebrando audiencia pública. Doy fe.