Está en la página 1de 3

Centro de Documentación Judicial

Id Cendoj: 28079370282009100177
Órgano: Audiencia Provincial
Sede: Madrid
Sección: 28
Nº de Recurso: 404/2008
Nº de Resolución: 218/2009
Procedimiento: Recurso de apelación
Ponente: ENRIQUE GARCIA GARCIA
Tipo de Resolución: Sentencia

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 28

MADRID

SENTENCIA: 00218/2009

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Sección 28ª

Rollo de apelación nº 404/2008

Materia: Sociedades. Responsabilidad liquidador social.

Órgano judicial de origen: Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid

Autos de origen: juicio ordinario nº 292/2006

SENTENCIA Nº 218/09

En Madrid, a 18 de septiembre de 2009.

La Sección Vigésima Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en lo mercantil,


integrada por los ilustrísimos señores magistrados Ángel Galgo Peco, D. Enrique García García y D. Alberto
Arribas Hernández, ha visto en grado de apelación, bajo el nº de rollo 404/2008, los autos del procedimiento
nº 292/2006, provenientes del Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid, el cual fue promovido por
SUCESORES DE FELIPE MÉNDEZ SL contra D. Mauricio siendo objeto del mismo el ejercicio de acciones
de responsabilidad contra administrador y liquidador social.

Han actuado en representación y defensa de las partes, en esta segunda instancia, de un lado, el
Procuradora Dª Susana Hernández del Muro y el Letrado D. José Ignacio Hernández Obelart por D.
Mauricio , y del otro, el Procurador D Alejandro Escudero Delgado y el Letrado D. José A. Sanz Grasa por
SUCESORES DE FELIPE MÉNDEZ SL.

ANTECEDENTESDEHECHO

PRIMERO.- Las actuaciones procesales se iniciaron mediante demanda presentada el 6 de junio de


2006 por la representación de SUCESORES DE FELIPE MÉNDEZ SL contra D. Mauricio en la que, tras
exponer los hechos que estimaba de interés y alegar los fundamentos jurídicos que consideraba que
apoyaban su pretensión, suplicaba que se condenase al demandado al pago de 9.966,44 euros, más los
intereses legales y expresa imposición de costas.

SEGUNDO.- Tras seguirse el juicio por sus trámites correspondientes el Juzgado de lo Mercantil nº 3
de Madrid dictó sentencia, con fecha 24 de abril de 2008 cuyo fallo era el siguiente:

"Que debo estimar y estimo la demanda interpuesta por la entidad SUCESORES DE FELIPE

1
Centro de Documentación Judicial

MÉNDEZ SL contra D. Mauricio , condenándole al pago de la cantidad de 9.966,44 euros de principal, sin
expresa imposición de costas a ninguna de las partes."

TERCERO.- Publicada y notificada dicha resolución a las partes litigantes, por la representación de D.
Mauricio se interpuso recurso de apelación que, admitido por el mencionado juzgado y tramitado en legal
forma, con oposición al mismo por parte de SUCESORES DE FELIPE MÉNDEZ SL, ha dado lugar a la
formación del presente rollo ante esta sección de la Audiencia Provincial de Madrid, que se ha seguido con
arreglo a los trámites de los de su clase.

CUARTO.- La deliberación y votación para el fallo del asunto se realizó con fecha 17 de septiembre
de 2009.

Ha actuado como ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Enrique García García, que expresa el parecer
del tribunal.

QUINTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOSDEDERECHO

PRIMERO.- El demandado-apelante, que ha sido condenado en la primera instancia por el


incumplimiento de sus obligaciones legales como liquidador de CELESTE EDICIONES SA, con lo que
habría perjudicado los derechos de la entidad acreedora demandante, articula su recurso sobre un único
motivo. Considera que debería haber sido acogida la excepción de prescripción que articuló frente a la
acción ejercitada de contrario, pues entiende que al tener naturaleza extracontractual resultaría aplicable el
plazo anual previsto en el artículo 1968 del C Civil (por remisión del art. 943 del C de Comercio), al no
referirse expresamente el artículo 949 del C de Comercio a los liquidadores de las sociedades. Alega el
apelante que habiendo sido inscrito su nombramiento como liquidador el 29 de abril de 2005, la
presentación de la demanda más de un año después de tal designación le facultaría para oponer la
excepción de prescripción, pues podría y debería habérsele demandado con anterioridad.

Discrepamos frontalmente del planteamiento del recurrente, como explicaremos a continuación, pues
entendemos que la resolución recurrida atendió con corrección al plazo que resulta de aplicación para la
prescripción de las acciones de responsabilidad contra el liquidador, lo que le permitió excluir su
apreciación.

SEGUNDO.- Aunque la Sala 1ª del Tribunal Supremo mostró vacilaciones en un tiempo pretérito
respecto del plazo de prescripción aplicable a las acciones de responsabilidad que cabe ejercitar contra los
administradores sociales, pues apreció en unos casos el de un año del artículo 1968.2º (sentencias del TS
de 21 de mayo de 1992 y 31 de enero de 2001 ) y en otros el de cuatro años del artículo 949 del Código de
Comercio (sentencias del TS de 22 de junio de 1995 y 29 de abril de 1999 ), lo cierto es que a partir de la
sentencia de 20 de julio de 2001 la jurisprudencia ha mostrado vocación unificadora que se ha consolidado
merced, entre otras, a las ulteriores sentencias de 26 de mayo de 2004 , 22 de marzo de 2005 , 13 de
diciembre de 2005 , 16 de diciembre de 2005, 22 de diciembre de 2005, 2 de febrero de 2006, 6 de marzo
de 2006, 9 de marzo de 2006 , 23 de junio de 2006, 26 de junio de 2006 , 13 de febrero de 2007 , 12 de
marzo de 2007, 14 de junio de 2007 y 29 de julio de 2008 en las que se sostiene que el plazo de
prescripción de las acciones de responsabilidad contra los administradores societarios,
independientemente de su respectiva naturaleza, es el de cuatro años a partir del cese en el cargo, como
establece el artículo 949 del Código de Comercio . El TS aduce, entre otros motivos, para justificar su
decisión, además del propósito de aportar seguridad jurídica en esta materia (ante lo impreciso de la
frontera, en muchas ocasiones, entre la responsabilidad contractual y la extracontractual), que se trata de
una responsabilidad por una actuación orgánica a la que resulta de aplicación la normativa especial del C
de Comercio, lo que excluye acudir a una norma general establecida para acciones menos específicas.

TERCERO.- Ante esa evolución jurisprudencial, que exige revisar planteamientos pretéritos, el mismo
criterio debe entenderse aplicable cuando de lo que se trata es de la responsabilidad exigible a los
liquidadores de la sociedad merced a un régimen especial regulado por las normas mercantiles (lo que hace
innecesario acudir al régimen supletorio del artículo 1968.2 del C Civil , que sólo se justificaría, según el art.
943 del C de Comercio, a falta de tal regulación específica). Se trata de una responsabilidad vinculada al
modo en que los liquidadores hayan desempeñado su actividad como órgano social, es decir, por razón de
su cargo, sin que deba olvidarse que también son, aunque lo sea con una finalidad determinada, gestores y
representantes de la sociedad, como antes lo habían venido siendo los administradores; de manera que,
con independencia de la naturaleza que se le quiera atribuir, el régimen especial de responsabilidad que

2
Centro de Documentación Judicial

para el liquidador de las sociedades anónimas contempla el artículo 279.1 de la LSA también debe
entenderse sujeto a ese unificado plazo cuatrienal de prescripción al que se refiere el artículo 949 del
Código de Comercio cuya vocación es establecer el marco temporal para el ejercicio de las acciones
dirigidas contra cualesquiera gestores orgánicos de las sociedades por el modo en que han ejercido sus
cargos..

Por lo que si no consta, ni tan siquiera, que el demandado-apelante haya cesado en el ejercicio del
cargo de liquidador de CELESTE EDICIONES SA resulta impensable la apreciación de prescripción, pues
no habría empezado a correr el plazo para que ésta pudiera producir sus efectos. De manera que el recurso
de apelación del Sr. Mauricio no puede prosperar.

CUARTO.- Las costas derivadas de la apelación deben serle impuestas a la parte recurrente al
resultar desestimadas sus pretensiones, tal como se prevé en el nº 1 del artículo 398 de la LEC

Vistos los preceptos citados y demás concordantes de general y pertinente aplicación al caso, este
tribunal emite el siguiente.

FALLO

Desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de D. Mauricio contra la


sentencia dictada el 24 de abril de 2008 por el Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid en el juicio ordinario
nº 292/2006 del que este rollo dimana. E imponemos a la mencionada parte recurrente las costas
correspondientes a su apelación.

Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos los ilustrísimos señores
magistrados integrantes de este tribunal.

PUBLICACION.- Dada y pronunciada fué la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la
firman y leída por el/la Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario
certifico.