Está en la página 1de 14

LAS HEREJÍAS DE BENEDICTO XVI

por Hno. Miguel Dimond O.S.B. y Hno. Pedro Dimond O.S.B., traducido por Hno. Edmund Hoyle O.S.B.

Monasterio Santísima Familia 4425 Schneider Rd. Fillmore, NY. 14735


(800) 275-1126 o (585) 567-4433 www.mostholyfamilymonastery.com
copias de más: 10 copias por $3,00; 30 por $5,00; 75 por $10,00; 150 por $15,00; 250 por $20,00
(precios incluyen envío)

La información en este artículo es tomada del libro La Verdad sobre Qué Verdaderamente Pasó a
la Iglesia Católica después de Vaticano II. Por las referencias de notas al fin por la información
en esta hoja y para aprender mucho más sobre este tema, favor de obtener este libro de 658
páginas de nosotros, el cual incluye aproximadamente 200 fotos de color. El costo es $10,00
(precio incluye envío).

1. Las Herejías y Apostasía de Benedicto XVI con el Islam - El Islam es una religión falsa
que rechaza la Trinidad y la Divinidad de Nuestro Señor. La Iglesia Católica enseña
oficialmente que el Islam es una abominación – una falsa religión de la cual personas
necesitan ser convertidas y salvas. Papa Eugenio IV, Concilio de Basle, 1434: “... hay
esperanza que muchos de la abominable secta de Mahoma sean convertidos a la fe
Católica.” Papa Calixto III: “Hago voto de… exaltar la verdadera Fe, y extirpar la diabólica
secta [el Islam] del réprobo e infiel Mahoma en el Oriente.” Benedicto XVI, Audiencia
General, 20 sept. 2006: “… enfaticé… mi respeto profundo por las grandes religiónes, y
especialmente a los Musulmánes, quienes ‘adoran a Dios…’” Nota que él tiene “respeto
profundo” por no solamente la falsa religión del Islam, sino también otras religiónes falsas.
Esto es apostasía. Benedicto XVI, Sal de la Tierra, 1996, p. 244: “… [el Islam] también existe en
muchas clases. Hay un Islam noble…” Está diciendo que una falsa religión es buena. Esto
es apostasía. Benedicto XVI, Verdad y Tolerancia, 2004, p. 204: “Pero aun el Islam, con toda la
grandeza que representa, siempre está en peligro de perder el equilibrio…” Dice que el
Islam, una falsa religión que rechaza la Divinidad de Jesucristo y la entera Fe Católica,
representa “grandeza.” Esto es apostasía. El Islam representa infidelidad, el rechazo de la
Trinidad y tinieblas. Benedicto XVI, Catequesis, 24 agosto 2005: “… además de estima por
las otras grandes tradiciónes religiosas. El Islam ocupa un lugar especial entre ellas.” Nota
que Benedicto XVI no solamente estima a los miembros de religiónes falsas, sino las falsas
religiónes mismas. Esto es apostasía. Benedicto XVI, Discurso, 25 sept. 2006: “Quiero reiterar
hoy toda la estima y el profundo respeto que tengo por creyentes Musulmánes, trayendo a
la memoria las palabras del Segundo Concilio Vaticano que por la Iglesia Católica son la
Carta Magna de diálogo Musulmán-Católico: ‘La Iglesia considera Musulmánes con respeto.
Adoran al único Dios vivo y subsistente… En este tiempo cuando por Musulmánes la viaje
espiritual del mes de Ramadán está empezando, me dirigo a todos ellos mis buenos deseos
cordiales…” Benedicto XVI, Audiencia General, 6 dic. 2006: “Así tuve la oportunidad
favorable de renovar mis sentimientos de estima por los Musulmánes y por las
civilizaciónes Islámicas.” Civilizaciónes Islámicas son entre las cosas más malvadas y anti-
Cristianas en toda historia. Esta declaración de Benedicto XVI, por consiguiente, es apostasía
completa. Benedicto XVI, Discurso, 22 dic. 2006: “Mi visita a Turquía me ofreció la
oportunidad de mostrar también públicamente mi respeto por la Religión Islámica, un
respeto, además, que el Segundo Concilio Vaticano (cf. Declaración Nostra Aetate, n. 3) nos
señaló como una actitud que es no más que justa.” Benedicto XVI, Alocución en Turquía a
personajes Musulmánes, 28 nov. 2006: “En su persona, Señor Presidente, saludo a todos los
Musulmánes en Turquía con estima especial y respeto cariñoso… Este País noble ha visto
también un florecimiento notable de civilización Islámica en los campos más diversos…
Hay también muchos monumentos Cristianos y Musulmánes que atestiguan el glorioso
pasado de Turquía. Con toda la razón están orgullosos de éstos, preservándolos por la
admiración del número siempre aumentando de visitantes que acuden aquí… Como
creyentes, sacamos de nuestra oración la fuerza necesaria para vencer todos rastros del
prejuicio y atestiguar juntos nuestra firme fe en Dios.” Él menciona primeramente que
estima a todos los Musulmánes en Turquía. Estimar a alguien es admirarle. Esto signífica que él
admira a todos los Musulmánes en Turquía. Éso signífica que no sólo admira a millónes que
rechazan a Cristo, sino aun a los criminales entre los Musulmánes en Turquía; porque por
cierto hay algunos. Entonces elogia el “florecimiento notable de civilización Islámica,” que
retiene millónes en tinieblas y infidelidad. Entonces elogia los monumentos Musulmánes del
pasado, y dice que Musulmánes “con toda la razón están orgullosos de éstos.” Por último,
dice que como “creyentes” Musulmánes pueden sacar fuerza de su oración – indicando que
la práctica del Islam es verdadera y auténtica. Benedicto XVI es un apóstata completo y
absoluto. Benedicto XVI, discurso pidiendo perdón por sus comentarios sobre el Islam, sept. 2006:
“… mi opinión personal del Qur’an, por lo cual tengo el respeto debido al libro santo de
una gran religión.” Benedicto XVI respeta el Corán como un libro santo de una gran
religión. El Corán blasfema a la Trinidad, niega la Divinidad de Cristo, y dice que los que la
creen son como excremento. También dice que todos Cristianos son condenados. Esta
declaración por Benedicto XVI es apostasía total. El 30 de nov., 2006, durante su viaje a
Turquía, Benedicto XVI se quitó los zapatos y entró en la Mezquita Azul. Cumplió el orden
del Musulmán de volverse hacia “la Kibla” – la dirección de la Meca. Entonces empezaron
las oraciónes. Benedicto XVI oraba como los Musulmánes hacia la Meca en la mezquita. Aun
cruzó los brazos en el gesto de oración Musulmán llamado “el gesto de tranquilidad.” Este
increible acto de apostasía era divulgado y mostrado por todos los medios de comunicación
convencionales. No es ninguna exageración decir que Benedicto XVI fue iniciado en el Islam.
Benedicto XVI “Aclamado por Orar como Musulmánes Hacia la Meca,” 1 dic. 2006 —
ESTAMBUL (Reuters) – “Papa Benedicto terminó una delicada visita de limar asperezas a
Turquía el viernes entre elogios por visitar la afamada Mezquita Azul de Estambul y orar
allí mirando hacia la Meca ‘como Musulmánes.’… ‘La muy temida visita del Papa fue
concluida con una sorpresa maravillosa,’ escribió el diario Aksam en su primera plana. ‘En
la Mezquita Sultán Ahmet, se vertió hacia la Meca y oraba como musulmánes,’… Ésta es
una de las acciónes más escandalosas en toda historia humana. Santo Tomás de Aquino,
Summa Theologica, Pt. II, P. 12, R. 1, Obj. 2: “… si alguno… adorara a la tumba de Mahoma,
sería juzgado un apóstata.” Santo Tomás dice que uno que adora a la tumba de Mahoma
debe ser juzgado un apóstata; orando en una mezquita, y hacia la Meca como los
Musulmánes, es mucho peor. Esto es porqué ningún papa en toda historia ninguna vez aun
entró en una mezquita; todos sabían que aun ir allí sería señalar la aceptación de la falsa
religión. Con este acto, el debate sobre si Benedicto XVI sea el papa es absolutamente y
completamente acabado por todos familiarizados con estos hechos y en posesión de un
poquito de buena voluntad. Diga a tus amigos y familiares: Benedicto XVI es un hereje, un
apóstata y por consiguiente un antipapa. Benedicto XVI, Audiencia General, 6 dic. 2006: “En el
terreno de diálogo interreligioso, la Providencia divina me concedió, casi al fin de mi Viaje,
una Visita no programada que resultó bastante importante: mi Visita a la afamada
Mezquita Azul de Estambul. Parando por unos minutos de recordación en ese lugar de
oración, me dirigía al uno Señor del Cielo y la Tierra, el Padre Misericordioso de toda la
humanidad.” Benedicto XVI, Discurso, 19 enero 2007: “Durante mi visita memorable, yo
frecuentemente expresaba el respeto de la Iglesia Católica por el Islam y la estima del Papa
y los fieles por creyentes Musulmánes, especialmente durante mi visita a la Mezquita Azul
de Estambul… Diálogo, esencial entre Autoridades religiosas a todos niveles, empieza en la
vida diaria por el respeto mutuo y estima que creyentes de todas religiónes tienen uno a
otro…” ¡Esto es apostasía total!

2. Las Herejías de Benedicto XVI sobre los Judíos – Basado en la Escritura y la Tradición, la
Iglesia Católica enseña infaliblemente que es necesario para la salvación creer en Jesucristo y
la Fe Católica. Juan 8:23-24: “… porque si no creyereis que yo soy, en vuestro pecado
moriréis.” Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1439, ex cathedra: “Todo él que desee
salvarse debe, ante todo, guardar la fe Católica… es necesario para la salvación eterna creer
fielmente en la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo... el Hijo de Dios, es Dios y
hombre...” La Iglesia Católica también enseña infaliblemente que la Alianza Antigua cesó con
la venida de Cristo, y fue cambiado por la Alianza Nueva. El Concilio de Florencia enseñó
que los que practican la Ley Antigua y la religión Judía están pecando mortalmente y son
“alienos a la fe Cristiana y no en lo más minimo dignos de participar en la salvación
eterna, a menos que algún día se recuperen de estos errores.” En 2001, sin embargo, la
Comisión Bíblica Pontifical sacó un libro titulado La Gente Judía y Sus Sagradas Escrituras
en la Biblia Cristiana. Este libro rechaza el dogma que la Alianza Antigua ha cesado.
Enseña que la Alianza Antigua todavía está válida, y que la espera de los Judíos por la
Venida del Mesías (que era parte de la Alianza Antigua) todavía está válida también.
Enseña que no hay que ver a Jesús como el Mesías profetizado; es posible ver a Él, como
hacen los Judíos, como no el Mesías y no el Hijo de Dios. El prefacio de este libro
totalmente heretico fue escrito por nadie más que José Ratzinger, ahora Benedicto XVI.
¡Esto es anticristo! 1 Juan 2:22: “… él que niega que Jesús es el Cristo? Éste es anticristo…”
Benedicto XVI, Dios y el Mundo, 2000, p. 209: “Es posible por supuesto leer el Antiguo
Testamento como no esté dirigido a Cristo; no señala sin todo lugar a dudas a Cristo. Y si
Judíos no pueden ver las promesas como cumplidas en él, esto no es solamente mala
voluntad por su parte, sino verdaderamente por causa de la oscuridad de los textos… Hay
razónes perfectamente buenas, entonces, de negar que el Antiguo Testamento se refiere a
Cristo y de decir, No, no es lo que dijo. Y hay también buenas razónes de aplicarlo a él – de
éso se trata la controversia entre Judíos y Cristianos.” Benedicto XVI dice que hay
perfectamente buenas razónes de no creer que el Antiguo Testamento se refiere a Cristo como
el Mesías profetizado. Dice que el Antiguo Testamento no señala sin lugar a dudas a Nuestro
Señor como el Mesías. Según Benedicto XVI, la interpretación Judía que Nuestro Señor no es
el Mesías, no el Hijo de Dios, y no predicho en el Antiguo Testamento, es posible y válida.
Esto es totalmente heretico, apóstata y anticristo. Benedicto XVI también niega a Jesucristo
en su libro Mi Vida: Memorias. Benedicto XVI, Mi Vida: Memorias, 1998, páginas 53-54:
“Siempre he venido más a la comprensión que Judaísmo... y la fe Cristiana describida en el
Nuevo Testamento son dos maneras de apropiarse de las Escrituras de Israel, dos maneras
que, al final, ambas son determinadas por la posición que se asume con relación a la figura
de Jesús de Nazaret. La Escritura que ya llamamos Antiguo Testamento es en si misma
abierta a ambas maneras...” Benedicto XVI otra vez declara que la Escritura es abierta a
mantener la vista Judía de Jesús, que Jesús no es el Hijo de Dios. Benedicto XVI, Dios y el
Mundo, 2000, páginas 150-151: “...su [los Judíos] No a Cristo trae a los Israelitas en conflicto
con los actos subsiguientes de Dios, pero al mismo tiempo sabemos que están asegurados de
la fidelidad de Dios. No están excluidos de salvación...” Esto un rechazo total de dogma
Católico. Benedicto XVI, Discurso al Gran Rabino de Roma, 16 ene. 2006: “Distinguido Gran
Rabino, a Ud. fue encomendada recientemente la orientación espiritual de la Comunidad
Judía de Roma... A Ud. ofrezco mis sentidos mejores deseos para su misión, y le aseguro
de mi propia estima y amistad y las de mis colaboradores.” Esto es apostasía. ¡Benedicto
XVI alenta al Gran Rabino en su “misión”! También expresa su estima por el rabino y su
apostolado que rechaza a Cristo. Benedicto XVI, Audiencia General, 17 ene. 2007: “Ya por casi
20 años la Conferencia de Obispos Italianos ha dedicado este Día de Judaísmo a fomentar
conocimiento y estima por él y para desarrollar la relación de amistad recíproca entre las
comunidades Cristiana y Judía, una relación que ha desarrollado positivamente desde el
Segundo Concilio Vaticano y la visita memorable del Sirviente de Dios Juan Pablo II a la gran
sinagoga en Roma... Hoy invito a todos que dirigan una ferviente oración al Señor que Judíos
y Cristianos se respeten y estimen uno a otro...” Él habla positivamente de un día dedicado
a Judaísmo. Este día, según Benedicto XVI, es para fomentar estima por Judaísmo (una
religión falsa que rechaza a Cristo). Éste es un completo rechazo de la Fe Católica y a
Jesucristo.

3. El Acto Publico de Apostasía de Benedicto XVI en la Sinagoga Alemana – Todo esto es


porqué el 19 de agosto, 2005 – un viernes a mediodía, el mismo día y hora que Jesús fue
crucificado – Benedicto XVI llegó a la Sinagoga Judía en Colonia, Alemania y tomaba parte
activa en un oficio religioso Judío. Tomar parte activa en culto no Católico es un pecado
contra la ley divina y el Primér Mandamiento, como siempre estaba enseñado antes de
Vaticano II. San Ambrosio, Sermón 37, Los Dos Barcos: “La infidelidad de la Sinagoga es un
insulto al Salvador. Entonces Él escogió el barco de Pedro, y abandonó lo de Moisés; éso es,
rechazó la infiel Sinagoga, y adopta la Iglesia que cree.” Al tomar parte en un oficio
religioso Judío, Benedicto XVI cometió un acto público de apostasía. En la sinagoga,
Benedicto XVI estaba sentado en lugar promiente cerca del frente. La sinagoga estaba
atestada de Judíos que estaban allí para ver a él. Benedicto XVI no era solamente una parte
integral del oficio religioso Judío, era su principal atractivo. Esto es sin duda en absoluto
participación activa en la religión Judía. Muy cerca de Benedicto XVI, el solista del coro oraba
y cantaba a voz en grito. Benedicto hacía gestos, como inclinar la cabeza y aplaudir, para
mostrar su aprobación y participación en el oficio Judío. Se unía a los Judíos en la oración
Kadis, y música Yídish atronaba en el fondo. Cuando Benedicto XVI se surgió para hablar (y
finalmente para orar) en la sinagoga, toda la sinagoga se ponía de pie y aplaudía a él –
aplaudía a él por su aprobación de su religión. Todo mundo que veía este suceso sabe que
tenía un significado: Benedicto XVI no tiene problema con Judíos que rechazan a
Jesucristo, y (según él) no tienen ninguna obligación de aceptar a Jesucristo para ser salvo.
Benedicto XVI enseña que Judíos pueden ser salvos, que la Alianza Antigua es válida, y que
Jesucristo no es necesariamente el Mesías. Él es un hereje atrevido contra el Evangelio y la Fe
Católica. Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Cantate Domino,” 1441, ex cathedra: “La
Santa Romana Iglesia firmemente cree, profesa y predica que todos que están fuera de la
Iglesia Católica, no sólo paganos sino también Judíos o herejes y cismáticos, no pueden
compartir la vida eterna y irán al fuego eterno preparado por el diablo y sus ángeles, a
menos que estén juntados a la Iglesia antes del fin de la vida...”

4. Las Herejías y Apostasía de Benedicto XVI con Otras Religiónes – Benedicto XVI, Sal de
la Tierra, 1996, p. 23: “Y por lo tanto podemos ver que en el cosmos religioso indio
(‘Hinduismo’ es una designación bastante engañosa por una multiplicidad de religiónes)
hay formas muy diferentes: unas muy altas y puras...” Dice que religiónes idólatras son
altas y puras. Esto es herejía y apostasía. 1 Cor. 10:20: “... las cosas que los infieles sacrifican,
sacrifican a diablos, y no a Dios.” Benedicto XVI, Verdad y Tolerancia, 2004, p. 204: “En
Hinduismo (que es en realidad un nombre colectivo por múltiples religiónes) hay algunos
elementos maravillosos...” También es interesante notar que mientras habla de los
“elementos maravillosos” en Hinduismo, Benedicto XVI menciona aspectos negativos como
el sistema de castas, etc. No menciona el hecho que Hinduismo adora a dioses falsas entre
los aspectos negativos. Benedicto XVI, Homilía, 10 sept. 2006: “No omitimos mostrar respeto
por otras religiónes y culturas, no omitimos mostrar respeto profundo por su fe...” Nota que
Benedicto XVI no solamente respeta a los miembros de fes falsas, sino ¡muestra RESPETO
PROFUNDO por las falsas fes mismas! Esto es apostasía. Signífica que él respeta la negación
de Cristo, el rechazo del papado, el aval de contracepción y los abortos, etc. (todos los cuales
son parte de la enseñanza de otros “fes”). Papa León XIII, Custodi di Quella fede (# 15), 8 dic.
1892: “Todos deberían evitar familiaridad o amistad con cualquier sospechado de pertenecer
a masonería o a grupos afiliados. Conocédlos por sus frutos y evitádlos. Toda familiaridad
debería ser evitada, no solamente con esos librepensadores impíos que promoven
abiertamente el carácter de la secta, sino también con los que se esconden bajo la máscara
de tolerancia universal, respeto por todas religiónes...” Benedicto XVI, Discurso, 28 nov.
2006: “... Estoy seguro que libertad religiosa es una expresión fundamental de libertad
humana y que la presencia activa de religiónes en la sociedad es una fuente de progreso y
enriquecimiento para todos.” Esto signífica que ¡las varias religiónes falsas son una fuente
de progreso y enriquecimiento para todos! Esto es apostasía. Benedicto XVI, Discurso, 18
mayo 2006: “Es importante que en todo lugar en el mundo cada persona puede pertenecer a
la religión de su elección y practicarla libremente sin miedo, porque nadie puede basar la
vida en la búsqueda de ser material sólo.” Según Benedicto XVI, es importante que cada
persona pueda pertenecer a la religión que escoge. Esto es más indiferentismo religioso.
Benedicto XVI entonces explica su razón por decir esto: “porque nadie puede basar la vida en
la búsqueda de ser material sólo.” En otras palabras, la vida es más que ser material; hay una
realidad espiritual, ya que es imporante abrazar una religión – ¡cualquier religión de su
elección! Qué apóstata. Benedicto XVI, Verdad y Tolerancia, 2004, p. 207: “El hecho que en
toda edad han sido, y todavía hay, ‘santos paganos’...” Esto es herejía atrevida. Recuerda,
Papa Eugenio IV definió infaliblemente que todos que mueren “paganos” no son salvos.
Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, ex cathedra: “... todos que están fuera de la Iglesia
Católica, no sólo paganos sino también Judíos o herejes y cismáticos, no pueden compartir la
vida eterna...” Benedicto XVI, Sal de la Tierra, 1996, p. 29: “... en todas religiónes hay
hombres de pureza interior que por sus mitos de algún modo tocan el gran misterio y
encuentran la manera correcta de ser humano.” Esto es totalmente heretico.

5. Benedicto XVI enseña que Protestantes y Cismáticos no necesitan ser convertidos.


Herejes y cismáticos, como Protestantes y los Ortodoxos Orientales, están fuera de la Iglesia
Católica y deben ser convertidos a la Fe Católica para unidad y salvación. Es menester que
acepten todos los dogmas y concilios Católicos, incluyendo las definiciónes dogmáticas de
Vaticano I en 1870. Esto es infalible enseñanza Católica. Empero, Benedicto XVI enseña que
Protestantes y Cismáticos Orientales no necesitan ser convertidos, y no necesitan aceptar el
Concilio Vaticano I. Benedicto XVI, Principios de Teología Católica, 1982, pp. 197-198: “Las
exigencias máximas en las cuales la búsqueda de unidad se vaya a pique por cierto son
inmediatamente claras. Por parte del Oeste, la exigencia máxima fuera que el Este
reconozca la primacía del obispo de Roma en todo el alcance de la definición de 1870 y al
hacerlo someterse en práctica, a una primacía como ha sido aceptada por las iglesias Unidas...
Respecto a Protestantismo, la exigencia máxima de la Iglesia Católica fuera que los
pastores eclesiásticos Protestantes sean considerados como totalmente inválidos y que
Protestantes sean convertidos a Catolicismo... ninguna de las soluciónes máximas no
ofrece ninguna verdadera esperanza de unidad.” Nota que Benedicto XVI menciona
especificamente, y entonces rechaza rotundamente, la enseñanza tradicional de la Iglesia
Católica que los Protestantes y Cismáticos Orientales deben ser convertidos a la Fe Católica.
Dice que su conversión y aceptación de Vaticano I y el Papado NO es el camino a unidad.
Esto es un rechazo total de la Fe Católica. Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, ex cathedra: “...
todos los fieles de Cristo deben creer que la Sede Apostólica y el Pontífice Romano tienen
primacía sobre todo el mundo... Ésta es la doctrina de verdad Católica de la cual ninguno
puede desviarse y mantener su fe y salvación.” La Iglesia misma fue fundada por Nuestro
Señor sobre la Primacía Papal, como declara el Evangelio (Mateo 16:18-20) y como define
dogma Católico. Papa Bonifacio VIII, Unam Sanctam, 18 nov. 1302, ex cathedra: “... Además,
declaramos, proclamamos, definimos que es absolutamente necesario para la salvación que
toda criatura humana sea sujeto al Pontífice Romano...” Benedicto XVI rechaza
explícitamente convertir a Protestantes otra vez en su libro Principios de Teología Católica.
Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p. 202: “Signífica que el Católico no
insiste en que sean disolvidas las confesiónes Protestantes y demolidas sus iglesias sino
espera, más bien, que sean fortalecidas en sus confesiónes y en su realidad eclesiástica.”
Nota que Benedicto XVI no quiere que las religiónes Protestantes sean disolvidas y
convertidas a Catolicismo, sino espera, más bien, que sean fortalecidas en su confesión de
Protestantismo. En Vaticano II, Benedicto XVI también negaba que no Católicos necesitan
ser convertidos. Benedicto XVI, Rasgos Salientes Teológicos de Vaticano II, 1966, páginas 61, 68:
“… Entretanto la Iglesia Católica no tiene ningún derecho de absorber otras Iglesias …
Una unidad básica – de Iglesias que permanecen Iglesias, pero se hacen una Iglesia –
debería reemplazar la idea de conversión…” Benedicto XVI, Discurso a Cismático, 30 oct.
2006: “También me complace dirigir mis pensamientos y buenos deseos a Su Beatitud
Cristodoulos, Arzobispo de Atenas y Toda Grecia: Pido al Señor que sostenga su visión de
futuro y prudencia al soportar el servicio exigente que el Señor le ha confiado a su cuidado.
En él quiero saludar con afecto profundo al santo sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Grecia y a
los fieles a quienes sirve cariñosamente y con dedicación apostólica.” Benedicto XVI indica
que los cismáticos son los “fieles” y que el Señor le ha confiado al obispo cismático un
“servicio exigente.” Todo esto es un rechazo total de enseñanza dogmática Católica sobre la
unidad de la Iglesia. También, ¡Benedicto XVI dice que Cristodoulos, el cismático, no
Católico obispo en Grecia, tiene autoridad sobre toda Grecia! También hizo esta
declaración, que el cismático tiene autoridad sobre toda Grecia, en una declaración común
con el mismo cismático el 14 de dic., 2006. Benedicto XVI, Declaración Común con Patriarca
Cismática Cristodoulos, 14 dic. 2006: “Cristodoulos, Arzobispo de Atenas y Toda Grecia…
deseamos vivir siempre más apasionadamente nuestra misión de dar la fe a los cercanos y
lejanos ambos…” Benedicto XVI aquí está fomentando la propagación de cisma. Benedicto
XVI, Declaración Conjunta con Patriarca Cismática Bartolomé, 30 nov. 2006: “Esta obligación
viene de la voluntad del Señor y de nuestra responsabilidad como Pastores en la Iglesia de
Cristo… En cuanto a relaciónes entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Constantinopla, no
podemos omitir reconocer el solemno acto eclesiástico borrando la memoria de los anatemas
antiguos que por siglos tenían consecuencias negativas para nuestras Iglesias.” Declaración
Común de Benedicto XVI con Ortodoxo “H.B.” Crisostomos II, 16 junio 2007: “Nosotros,
Benedicto XVI, Papa y Obispo de Roma, y Crisostomos II, Arzobispo de Nea Justiniana y
Toda Chipre… les aseguramos a nuestros fieles de nuestros fervientes oraciónes como
Pastores en la Iglesia… entre los derechos humanos que deben ser salvaguardados, libertad
de religión debería ser el primero. (L’Osservatore Romano, 4 julio 2007, pp. 6-7.) ¿Entendiste
éso? Él dice: “… nuestra responsabilidad como pastores ¡EN LA IGLESIA DE CRISTO”! ¿Qué
podría ser más heretico que: declarar en una declaración conjunta con el líder de los
cismáticos del mundo que el líder cismático, quien rechaza el Papado y Infalibilidad
Papal, está “en la Iglesia de Cristo”? Papa León XIII, Satis Cognitum (#15), 29 junio 1896:
Obispos Separados de Pedro y sus Sucesores Pierden Toda Jurisdicción: “De esto debe ser
entendido claramente que Obispos están privados del derecho y poder de gobernar, si se
separan deliberadamente de Pedro y sus sucesores; porque, por esta secesión, están
separados de los fundamentos en que todo el edificio debe descansar. Están por consiguiente
fuera del edificio mismo; y por esta misma razón están separados del redil, cuyo líder es el
Pastor Jefe; están desterrados de ese Reino, las llaves del cual fueron dadas por Cristo a Pedro
solo… Nadie, por lo tanto, a menos que esté en comunión con Pedro puede participar de su
autoridad, porque es absurdo imaginarse que él que está fuera podría comandar en la
Iglesia.” Toda esta herejía de Benedicto XVI es también una burla total de los santos y
mártires que sufrían porque rehusaban hacerse “Ortodoxos” Orientales, como está tratado en
la sección de nuestro libro titulado: Católicos que estaban torturados y sufrieron el martirio
porque rehusaban hacerse Cismáticos Orientales. Benedicto XVI, Discurso, 12 nov. 2005:
“En cuanto a esto, les pido a Uds., Hermanos venerables, transmitir mi saludo cordial al
Patriarca Maxim, Primer Jerarco de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria. Favor de expresar a él
mis mejores deseos por su salud y por la feliz reanudación de su ministerio.” Benedicto
XVI alenta al no Católico, cismático patriarca a reanudar su ministerio no Católico y
cismático.

6. Benedicto XVI Elogiando a Otros Herejes – Benedicto XVI, Discurso al Anglicano


“Arzobispo de Cantórbery,” 23 nov. 2006: “Es nuestra esperanza ferviente que la Comunión
Anglicana permanezca fundada en los Evangelios y la Tradición Apostólica los cuales
forman nuestro patrimonio común… El mundo necesita nuestro testimonio… ¡Que el
Señor continue bendiciendo a Ud. y su familia, y que se le fortalezca a Ud. en su ministerio
a la Comunión Anglicana!” La Secta Anglicana es fundada, no en Tradición Apostólica, sino
en la “tradición” del adulterio y ruptura cismática de Enrique VIII de la Iglesia Católica.
Benedicto XVI alenta a la cismática y heretica cabeza de la Secta Anglicana en su
“ministerio,” y se burla a todos los santos y mártires que sufrían y murieron mártires porque
rehusaban hacerse Anglicanos. Benedicto XVI no es ni remotamente Católico. Martín Lutero
era uno de los peores herejes en la historia de la Iglesia. Lutero atacaba la Iglesia Católica y
sus dogmas con ferocidad. Mientras que nunca denuncia a Lutero por hereje, Benedicto XVI
frecuentemente habla positivamente de las opiniónes de Lutero y aun le elogia. En Vaticano
II, Benedicto XVI aun se quejaba de que el documento Gaudium et Spes se basaba demasiado
en Teilhard de Chardin y no suficiente en Martín Lutero. También se le atribuye a Benedicto
XVI haber salvado la Declaración Conjunta con los Luteranos sobre Justificación de 1999, la cual
declaró que la herejía de Lutero de salvación por fe sola (y muchas otras) ya no están
condenadas por el Concilio de Trento. Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p.
263: “Lo que en Lutero haga soportable todo lo demás por causa de la grandeza de su
fervor espiritual...”

7. Benedicto XVI Elogiando otros Monasterios y Iglesias Hereticos – Benedicto XVI,


Discurso a Conferencia de Secretarios de Comuniónes Cristianos del Mundo, 27 oct. 2006: “Por
décadas la Conferencia de Secretarios de Comuniónes Cristianos del Mundo ha proveido un
foro por contactos provechosos entre las varias Comunidades Eclesiásticas. Esto les ha
permitido a sus representantes edificar esa confianza recíproca que se necesita para entrar en
serio en traer la riqueza de diferentes tradiciónes Cristianas a servir la llamada común a ser
discípulo.” El Monasterio ecuménico de Taizé está en Francia. Es un monasterio formado
de más que cien hermanos de varias confesiónes no Católicas, incluyendo Protestantes.
Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p. 304: “...Taizé ha sido, sin duda, el
ejemplo destacado de una inspiración ecuménica... Comunidades similares de fe y de vida
común deberían ser formadas en otros lugares...” Pues, más monasterios ecuménicos no
Católicos deberían ser formados, según Benedicto XVI. Benedicto XVI dió la Comunión a
Hno. Roger, el fundador Protestante de la comunidad Taizé. Y cuando murió Hno. Roger en
agosto, 2005, Benedicto XVI dijo que este hereje Protestante fue inmediatamente al Cielo.
Benedicto XVI, 17 ago. 2005, sobre Hno. Roger: “Hno. Roger Schutz [fundador de una secta
no Católica] está en las manos de bondad eterna, de amor eterno; ha llegado a alegría
eterna...” Tanto para el hecho que Hno. Roger salió de la Iglesia Católica, rechazaba sus
dogmas por décadas y se hizo fundador de su propia secta no Católica. Sin embargo fue al
Cielo, según Benedicto XVI. Esto es herejía manifiesta. Benedicto XVI aun dijo que el hereje
Hno. Roger nos está guiándo de las alturas. Benedicto XVI, Discurso a Protestantes en el Día
Mundial de la Juventud, 19 agosto 2005: “Hno. Roger Schutz... Ya nos está visitando y
hablando de las alturas.” Benedicto XVI también elogió el “testimonio de fe” de Hno. Roger.
Si crees que Benedicto XVI es un papa Católico, menos mal podrías asistir a la iglesia
Protestante. Papa San Gregorio el Grande: “La santa Iglesia universal enseña que no es
posible adorar a Dios verdaderamente excepto en ella y asevera que todos que están fuera
de ella no serán salvos.” Papa Gregorio XVI, Summo Iugiter Studio (# 2), 27 mayo 1832: “Por
último, algunos de estas personas equivocados intentan persuadir a si mismos y a otros y
hombres no son salvos solamente en la religión Católica, sino que aun herejes pueden
alcanzar vida eterna.” Benedicto XVI, El Significado de Cofradía Cristiana, pp. 87-88: “La
conclusión es inevitable, entonces: Protestantismo hoy es algo diferente de herejía en el
sentido tradicional, un fenómeno cuyo verdadero lugar teológico ya no ha sido
determinado.” Protestantismo es el rechazo de muchos dogmas de la Fe Católica.
Protestantismo es no sólo herejía, sino la más conocida colección de herejías con la cual la
Iglesia aun tenía que lidiar. Papa Pío XI, Rerum omnium perturbationem (# 4), 26 ene. 1923: “...
las herejías engendradas por la Reforma [Protestante]. Está en estas herejías que
descubrimos los comienzos de esa apostasía de la humanidad de la Iglesia...” Pero
Benedicto XVI nos dice que Protestantes no son herejes, y que Protestantismo mismo no es
herejía. Esto es prueba innegable que Benedicto XVI no es un Católico, sino un hereje
completo.

8. Las Herejías de Benedicto XVI contra la Iglesia – Benedicto XVI, Principios de Teología
Católica (1982), p. 100: “... la Iglesia ha contribuido a la crisis general de tradición que
aqueja la humanidad.” Esto es un rechazo de una de las dos fuentes de Revelación, la
Tradición Sagrada. Papa Pío IX, Vaticano I, ex cathedra: “... todas esas cosas deben ser creidas
que están contenidas en la palabra escrita de Dios y en tradición...” Benedicto XVI, Principios
de Teología Católica (1982), pp. 247-248: “...[Hablando de las Protestantes contra Católicas ideas
del Sacerdocio] El Concilio de Trento no intentó aquí un tratamiento exhaustivo del
problema en su totalidad. Allí está la debilidad del texto que promulgó, el efecto del cual
era aún más desastroso...” Benedicto XVI, Principios de Teología Católica, 1982, p. 378: “No
todo Concilio válido en la historia de la Iglesia ha sido uno fructífero; en el último
análisis, muchos han sido sólo una pérdida de tiempo.” Benedicto XVI, En el Principio, 1986,
p. 72: “...Teología hace referencia a esta situación con el ciertamente engañoso e impreciso
término ‘pecado original.’” El Concilio de Trento promulgó un infalible “Decreto sobre
Pecado Original” en que usó el término “pecado original” no menos que cuatro veces.
Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p. 377: “...somos testigos hoy de un nuevo
integralismo [tradicionalismo] que puede parecer como sostiene lo totalmente Católico mas
en realidad lo corrompe al núcleo. Produce una cólera de sospechas, la animosidad de la
cual es lejos del espíritu del evangelio. Hay una obsesión con la letra que considera la
liturgia de la Iglesia como inválida y así se pone fuera de la Iglesia. Está olvidado aquí
que la validez de la liturgia depende principalmente, no de palabras específicas, sino de la
comunidad de la Iglesia...” Esto es un rechazo total de la enseñanza Católica sacramental.
Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1439: “Todos estos sacramentos son compuestos de
tres elementos: a saber, cosas como la materia, palabras como la forma, y la persona del
ministro que confiere el sacramento con la intención de hacer lo que la Iglesia hace. Si falta
alguno de estos, el sacramento no está efectuado.” Benedicto XVI es un hereje manifiesto
contra la enseñanza sacramental de la Iglesia. Benedicto XVI enseña que bautismo infantil no
tiene ninguna razón de existir. Benedicto XVI, Principios de Teología Católica, 1982, p. 43:
“Donde está cortado del catecumenado, bautismo pierde su raison d’etre [su razón de ser].”
¡Esta es una increible, asombrosa y gigantesca herejía! Benedicto XVI dice que donde
bautismo está cortado del catecumenado – por ejemplo, en bautismo infantil – pierde su
razón de ser. Bautismo infantil no tiene ningún sentido ni propósito, según Benedicto XVI.
Benedicto XVI, Principios de Teología Católica (1982), p. 229: “La declaración de la
Congregación… propone enfrentar la crisis por una presentación positiva especialmente de
esos puntos de la doctrina de la Iglesia que están discutidos y establecer la identidad del
Catolicismo, no por excluir a los que mantienen opiniónes contrarias…” Esto es
abiertamente heretico. Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1441: “Por consiguiente la Santa
Iglesia Romana condena, reprende, anatematiza y declara que están fuera del Cuerpo de
Cristo, el cual es la Iglesia, a todo él que mantiene opiniónes opuestas o contrarias.” Para
los que no saben, Hans Kung niega Infalibilidad Papal y la Divinidad de Nuestro Señor
Jesucristo, entre otras cosas. Benedicto XVI, Sal de la Tierra, 1996, pp. 95-96: “… él [Hans
Kung] no ha retirado nada de su contestación del oficio papal; en efecto, ha radicalizado
más sus posiciónes. En Cristología y en teología trinitaria se ha distanciado además de la
fe de la Iglesia. Yo respeto su camino, lo cual sigue él según su conciencia…” Benedicto
XVI no meramente dice que respeta a Hans Kung, que sería muy mal; dice que respeta su
camino – ¡éso es, el rechazo de Jesucristo! Esto es apostasía total.

9. Las Herejías de Benedicto XVI contra la Biblia – Benedicto XVI, Una Nueva Canción para el
Señor, 1995, p. 86: “Las cuentas paganas de la creación en las cuales la historia bíblica es en
parte basada…” Si la historia bíblica de la creación en el libro de Génesis sea basada en parte
en relatos paganos de la creación, esto significaría que la historia bíblica no sea ni original ni
inspirada directamente por Dios. Esta declaración de Benedicto XVI es herejía y muestra otra
vez que él es un infiel apóstata. Benedicto XVI enseña que frases en la Biblia no son
verdades. Benedicto XVI, Dios y el Mundo, 2000, p. 153: “Es muy imposible escoger una sola
frase y decir, ¡bueno!, se encuentra esta frase en el gran libro de Dios, pues debería ser
verdad en si misma...” La Resurrección del Cuerpo es un dogma muy importante. Además
de ser parte del Credo de los Apóstoles, este dogma ha sido definido más que casi cualquier
otro dogma de la Fe. Papa Gregorio X, Segundo Concilio de Lyon, 1274, ex cathedra: “La misma
santísima Iglesia Romana firmemente cree y firmemente declara que sin embargo en el día de
juicio todos hombres estarán reunidos con sus cuerpos ante el tribunal de Cristo para
presentar una factura de sus propios hechos.” Papa Inocente III, 1215, ex cathedra: “... todos
cuales subirán con sus cuerpos que tienen ahora...” Papa Benedicto XII, 1336, ex cathedra: “...
todos hombres con sus cuerpos se prepararán para presentar una factura de sus propios
hechos...” Benedicto XVI abiertamente rechaza este dogma y prueba otra vez que es un
hereje manifiesto. Benedicto XVI, Introducción al Cristianismo, 2004, p. 349: “Ya se pone claro
que el verdadero centro de fe en la resurrección no consiste en absoluto en la idea de la
restauración de cuerpos, a que lo hemos reducido en nuestro pensamiento; así es aunque
ésta es la imagen pictórica empleada por toda la Biblia.” Benedicto XVI, Introducción al
Cristianismo, 2004, p. 353: “Las reflexiónes precedentes hayan clarificado en cierta medida en
que consisten las declaraciónes bíblicas sobre la resurrección: su contenido esencial no es
la concepción de una restauración de cuerpos a almas después de un intervalo largo...”
Benedicto XVI, Introducción al Cristianismo, 2004, pp. 357-358: “Para recapitular, Pablo enseña,
no la resurrección de cuerpos físicos, sino la resurrección de personas...” Podemos ver que
Benedicto XVI niega este dogma en su libro Introducción al Cristianismo (como citado arriba)
por enseñar que San Pablo no enseña la resurrección de cuerpos físicos, y que la resurrección
no consiste en la restauración de cuerpos. Esto es herejía asombrosa.

10. La Conclusión sobre Benedicto XVI – Benedicto XVI es un hereje manifiesto. Hemos
probado esto sin duda en absoluto. Él enseña que Nuestro Señor posiblemente no sea el
Mesías; que la Alianza Antigua es válida; que Judíos y otros pueden ser salvos sin creer en
Cristo; que cismáticos y Protestantes no necesitan conversión; que no Católicos no son
obligados a aceptar Vaticano I; que Monasterios Protestantes deberían ser formados; que
Protestantismo no es aun herejía; que la Misa es válida sin palabras de consagración; que
bautismo infantil no sirve para nada; que la falsa religión del Islam es noble; que religiónes
paganas son altas; que se puede alcanzar la salvación fuera de la Iglesia; y que la
Resurrección del Cuerpo no ocurrirá, por mencionar unos pocos. Ya que es un hereje, no
pudiera haber sido un papa elegido con legitimidad. Es un antipapa no Católico. Papa Pablo
IV enseñó solemnemente en su Bula de 15 feb. 1559, Cum ex Apostolatus officio, que es
imposible por un hereje estar elegido papa con legitimidad. Por consiguiente, según la
enseñanza de la Iglesia Católica, Benedicto XVI no es un papa, sino un antipapa no
Católico a quien Católicos deben rechazar completamente. Preside la nueva religión de
Vaticano II, un falso Catolicismo que ha abandonado los tradiciónes y dogmas de la Iglesia
Católica. Una de las características principales de Benedicto XVI es que es engañador.
Mientras que enseña herejías innegables, asombrosas y manifiestas, una de las maneras en
que ha convencido a muchos que es conservador es que, entre estas herejías asombrosas en
sus escritos, hay muchas pasajes conservadores. Pero esto no es nada nuevo. Papa Pío VI
hacía notar que herejes, inspirados por el Diablo, siempre han empleado tales tácticas para
inculcar herejías y engañar a la gente. Papa Pío VI, Bula “Auctorem fidei,” 28 agosto 1794:
“[Los Doctores Antiguos] sabían la capacidad de innovadores en el arte de engaño. Para
no horrorizar las orejas de Católicos, trataban de ocultar las sutilezas... por el uso de
palabras aparentemente inocuas como les permitirían insinuar error en almas en la manera
más suave. Una vez que la verdad había sido comprometido, podrían, por medio de
cambios pequeños o adiciónes de fraseología, distorsionar la confesión de la fe que es
necesaria para nuestra salvación, y conducir los fieles por errores sutiles a su condenación
eterna.” Papa Pío VI hace notar que camuflar las herejías en declaraciónes ambiguas o
aparentemente conservadores o contradictorias era la táctica del hereje Nestorio, y que
Católicos no deberían permitir a herejes hacer éso ni engañarles por él. Deberían tomarles
sus herejías a los herejes, pase lo que pase: Papa Pío VI, “Auctorem fidei”: “... no puede ser
disculpado en la manera que se ve siendo hecho, con el pretexto erróneo de que las
afirmaciónes aparentemente horrorosas en un lugar están desarolladas más por líneas
ortodoxas en otros lugares, y aun en otros lugares corregidas; como si para permitir la
posibilidad de o afirmar o negar la declaración... tal siempre ha sido el fraudulento y
audaz método empleado por innovadores para establecer error. Permite ambas la
posibilidad de fomentar error y de excusarlo. ...Es una técnica muy reprensible de insinuar
errores doctrinales y una condenada hace mucho tiempo por nuestro predecesor Santo
Celestino que la encontraba empleada en los escritos de Nestorio, Obispo de Constantinopla,
y que ponía al descubierto para condenarla con suma severidad. Una vez que se había
examinado estos textos con cuidado, el impostor era desenmascarado y confundido, porque
se expresaba en una plétora de palabras, mezclando cosas verdades con otras que eran
oscuras; mezclando a veces una con la otra en tal manera que también podría confesar esas
cosas que eran negadas mientras que al mismo tiempo poseía una base de negar esas
mismas frases que confesaba.” Herejes siempre han empleado ambigüedad y engaño para
insinuar sus herejías y hacer que parecen menos mal. De hecho, lo más engañoso sea el
hereje usualmente corresponde al éxito que tiene por el Diablo. El hereje Ario eficazmente
difundía su negación de la Divinidad de Cristo porque le causaba buena impresión a la gente
con su aspecto de ascetismo y devoción. Papa Pío XI, Rite expiatis (# 6), 30 abril 1926:
“...gradualmente herejías surgían y crecían en el viñedo del Señor, propagadas o por
herejes abiertos o por engañadores astutos que, porque profesaban tal austeridad de vida y
daban un falso aspecto de virtud y piedad, facilmente llevaban almas débiles y simples por
mal camino.” Papa Pío VI concluye su punto por dar instrucciónes a Católicos sobre como
hacer con tal engaño o ambigüedad en los escritos de herejes: “Para poner al descubierto tales
trampas, algo que se hace necesario con cierta frecuencia en cada siglo, no se requiere ningún
otro método que el siguiente: CADA VEZ QUE SE HACE NECESARIO PONER AL
DESCUBIERTO DECLARACIÓNES QUE OCULTAN TAL ERROR O PELIGRO
SOSPECHADO BAJO EL VELO DE AMBIGÜEDAD, SE DEBERÍA DENUNCIAR EL
SIGNIFICADO PERVERSO BAJO EL CUAL ESTÁ CAMUFLADO EL ERROR OPUESTO
A VERDAD CATÓLICA.” Papa Pío VI nos enseña que si alguien oculte una herejía en
ambigüedad, un Católico debería obligarle al significado heretico y denunciar el significado
heretico que está camuflado en ambigüedad. Pero esto es solamente sentido común: si un
hombre diga que opone los abortos, pero repetidamente vota a favor de ellos, es un
partidario de los abortos y un hereje. El hecho que a veces él afirma mantener la enseñanza
de la Iglesia contra los abortos no signífica nada. Asimismo, el hecho que Benedicto XVI dice
algunas cosas conservadores, ambiguas o contradictorias no cambia el hecho que enseña
herejías asombrosas y no es un Católico. San Roberto Bellarmino, De Romano Pontifice, Libro
II, Cap. 30, sobre juzgar a los que son herejes: “... porque no se obliga a los hombres, ni
pueden leer los corazónes; pero cuando se ve que alguno es un hereje por sus hechos
externos, le juzgan ser un hereje puro y simple, y le condenan por un hereje.” Papa León
XIII, Satis Cognitum (# 9), 29 junio 1896: “La Iglesia, fundada en estos principios y consciente
de su cometido, no ha hecho nada con más celo y empeño que ha mostrado al custodiar la
integridad de la fe. Por consiguiente ella consideraba como rebeldes y los expulsaba de las
filas de sus hijos todos que mantenían creencias sobre cualquier punto de doctrina
diferentes de sus propias. Los arianos, los montanistas, los novatianos, los cuartodecimanos,
los euticianos, por cierto no rechazaban toda doctrina Católica: abandonaban solamente una
cierta parte de ella. Pero ¿quién no sabe que estaban declarados herejes y expulsados del
seno de la Iglesia? De manera similar estaban condenados todos autores de principios
hereticos que les seguían en eras subsiguientes. No puede ser nada más peligroso que los
herejes que confesan casi todo el ciclo de doctrina, y sin embargo por una palabra, como con
una gota de veneno, contaminan la verdadera y simple fe enseñada por nuestro Señor y
transmitida por tradición apostólica.” Todos que rechazan la Fe de la Iglesia Católica están
fuera de y les son ajenos a su comunión; Católicos verdaderos no deberían tener ninguna
comunión con ellos. Papa León XIII, Satis Cognitum (# 9), 29 junio 1896: “La práctica de la
Iglesia siempre ha sido la misma, como mostrado por la enseñanza unánime de los Padres,
quienes solían considerar como fuera de comunión Católica, Y AJENOS A LA IGLESIA,
TODO ÉL QUE SE RETIRARA EN EL GRADO MÁS MINIMO DE CUALQUIER PUNTO DE
DOCTRINA PROPUESTO POR SU MAGISTERIO AUTORITARIO.”

11. Herejes Públicos Automáticamente Pierden Toda Autoridad en la Iglesia y se Ponen a


si Mismos Fuera de la Iglesia – Clerigos, incluyendo obispos y papas, deberían ser resistidos
si se desvian de la Fe; pierden sus oficios automáticamente si se hacen herejes públicos.
Canon 188.4, Código de Derecho Canónico de 1917: “Hay ciertas causas que efectuan la tácita
(silenciosa) renuncia de un oficio, la cual renuncia está aceptada por adelantado por
operación de la ley, y por consiguiente entra en vigor sin toda declaración. Estas causas
son… (4) si se ha desviado públicamente de la fe.” San Roberto Bellarmino, Cardenal y
Doctor de la Iglesia, De Romano Pontífice, II, 30: “Un papa que es un hereje manifiesto
automáticamente (per se) deja de ser papa y cabeza, asimismo que deja automáticamente de
ser Cristiano y miembro de la Iglesia. Por lo cual, puede ser juzgado y castigado por la
Iglesia. Ésta es la enseñanza de todos los Padres antiguos que enseñan que herejes
manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción.” San Roberto Bellarmino, De Romano
Pontífice, II, 30: “Este principio es más cierto. El no Cristiano no puede de ningún modo ser
Papa, como Cajetan mismo reconoce (ib. c. 26). La razón por esto es que no puede ser
cabeza de lo de que no es miembro; pues él que no es Cristiano no es miembro de la Iglesia,
y un hereje manifiesto no es un Cristiano, como es enseñado claramente por San Cipriano
(lib. 4, epist. 2), San Atanasiano (Scr. 2 cont. Arian.), San Agustín (lib. De great. Christ.
Cap. 20), San Hierónimo (contra Lucifer) y otros; por consiguiente el hereje manifiesto no
puede ser Papa.” San Francisco de Sales (17o siglo), Doctor de la Iglesia, La Controversia
Católica, pp. 305-306: “Bueno, cuando él [el Papa] es explícitamente un hereje, se cae ipso
facto de su dignidad y fuera de la Iglesia…” San Antonino (1459): “En el caso en que el
papa se haría un hereje, se encontraría a si mismo, por ese hecho solo y sin cualquier otra
sentencia, separado de la Iglesia. Una cabeza separada de un cuerpo no puede, mientras se
queda separada, ser cabeza del mismo cuerpo de que fue cortada. Un papa que sería
separado de la Iglesia por herejía, empero, por ese mismo hecho dejaría de ser cabeza de la
Iglesia. No podría ser un hereje y quedarse papa, porque, ya que está fuera de la Iglesia, no
puede poseer las llaves de la Iglesia.” La Enciclopedia Católica, “Elecciones Papales,” 1914,
Vol. 11, p. 456: “Por supuesto, la elección de un hereje, cismático, o mujer [como Papa] sería
nula y inválida.”

12. Profecías sobre la Gran Apostasía – La característica principal de los tiempos finales es
una apostasía de la Fe Católica. P. Mario Luigi Ciappi, teólogo papal al Papa Pío XII: “En el
Tercero Secreto [de Fátima] es predicho, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia
empezará en la cima.” En “el santo lugar” mismo estará “la abominación de la desolación”
(Mt. 24:15), y un engaño tan profundo que, si fuera posible, aun los elegidos serían
engañados. Mateo 24:24-25: “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y darán
grandes señales y maravillas, de tal manera que engañarán (si sea posible) aun a los
elegidos. He aquí os lo he dicho antes.” El Nuevo Testamento nos dice que este engaño
ocurrirá en el mismo corazón de las construcciónes físicas de la Iglesia, en “el Templo de
Dios” (2 Tes. 2:4). Se levantará porque las personas no reciben el amor de la verdad (2
Tesalonicenses 2:10). Lucas 18:8: “Empero el Hijo del hombre, cuando vendrá, ¿hallará?
pensais, ¿fe en la tierra?” Nuestro Señor Jesucristo nos informa que en los días finales apenas
se encontrará la verdadera Fe en la tierra. Profecía de San Nicolás de Fluh (1417-1487): “La
Iglesia será castigada porque la mayoría de sus miembros, altos y bajos, se pervertirán
muchisimo. La Iglesia se hundirá más y más profundamente hasta que parezca
extinguirse, y la sucesión de Pedro y los otros apóstoles haber expirado. Pero, después de
esto, ella será exaltada victoriosamente en la vista de todos escépticos.” P. Hernan Kramer
era un sacerdote Católico que le dedicaba 30 años a estudiar y escribir un libro sobre el
Apocalipsis. En su libro, escribió el siguiente sobre la profecía de San Pablo sobre el
Anticristo sentado en el Templo de Dios. “San Pablo dice que Anticristo ‘se sienta en el
templo de Dios’… Esto no es el antiguo Templo de Jerusalén, ni un templo construido como
él por Anticristo, como algunos han pensado, porque entonces sería su propio templo… este
templo es demostrado ser una Iglesia Católica, posiblemente uno de las iglesias en Jerusalén
o la de San Pedro en Roma, la cual es la más grande iglesia en todo mundo y es en toda la
extensión ‘El Templo de Dios.’” Nota que Kramer dice que “el Templo de Dios”
probablemente se refiere a la Basilica de San Pedro en Roma. De hecho, el cuerpo de San
Pedro fue descubrido recientemente en el sótano de la Basilica de San Pedro. El artículo en
La Enciclopedia Católica sobre “Anticristo” indica que San Bernardo creía que el Anticristo
sería un antipapa: “… San Bernardo habla en el pasaje del Antipapa [como la Bestia del
Apocalipsis].” Bd. Joachim (m. 1202): “Hacia el fin del mundo, Anticristo derrocará al papa y
usurpará su sede.” Pero si alguno crea que el Anticristo será un antipapa o no, sin duda ha
sido profetizado que las fuerzas de Anticristo se harán con el poder Roma en los días finales.
El 19 de septiembre, 1846, en su aparición a dos niños en La Salette, Francia, Nuestra Señora
predijo que Roma perdería la Fe y se haría la sede del Anticristo en una apostasía de los
tiempos finales de la una verdadera Fe Católica. Nuestra Señora de La Salette: “Roma
perderá la Fe y se hará la sede del Anti-cristo… la Iglesia estará eclipsada.”

Monasterio Santísima Familia 4425 Schneider Rd. Fillmore, NY. 14735


(800) 275-1126 o (585) 567-4433 www.mostholyfamilymonastery.com

copias de más: 10 copias por $3,00; 30 por $5,00; 75 por $10,00; 150 por $15,00; 250 por $20,00 (precios incluyen envío)