Está en la página 1de 69

1

INTRODUCCIÓN

“Cambiando el Clima de Opinión” requiere explicación previa y en eso va a consistir esta


Introducción. Se desarrolla en forma de preguntas y respuestas para guiar al lector, ojalá logre
engancharlo al tema. Un libro es, en lenguaje figurado, un diálogo entre autor y lector. En
esta introducción se comienza con un diálogo de verdad, para que se haga manifiesto el
propósito del autor y la expectativa del lector.

¿De qué se trata?


Se trata de cambiar el clima de opinión (las ideas que por todas partes circulan, que nadie las
cuestiona, que se las da por hecho, como si fueran realidad). Eso que ahora se llama “lo
políticamente correcto”, que es manipulación pura y dura.
¿Para qué se necesita cambiar el clima de opinión?

Para que el Ecuador Político deje la cárcel mental y física en la que actualmente se encuentra,
encerrado entre el SSXXI carnívoro de Correa y vegetariano de Moreno, y amplié su espectro
ideológico.
¿Qué es el espectro ideológico?
Es el campo en el que se debaten las ideas, desde la extrema izquierda hasta la extrema
derecha.
¿Hubo antes un espectro ideológico completo en el Ecuador?
No, siempre estuvo incompleto, llegó hasta la mitad.
¿Cómo es eso?
La influencia ideológica en el Ecuador y en el mundo, durante el siglo XX fue Socialista.
Vino del Comunismo, del Socialismo Fabiano y Marxista, desde el Conservatismo que se
hizo Democracia Cristiana (socialismo comunitario) y Teología de la Liberación. Y vino
también desde el Liberalismo que dejó de ser para hacerse Social Democracia. Todas las
corrientes de pensamiento estatistas, todas favorables al colectivismo, ninguna valorando al
individuo.
¿Entonces se trata de cambiar el clima de opinión (las ideas) para ampliar el espectro
ideológico?
Exacto.
¿Y para qué ampliar el espectro ideológico?
Para agrandar la posibilidad electoral, para que el Ecuador no se juegue la vida en cada
elección.

¿Cómo ampliar el espectro ideológico?


2

Con ideas de libertad y con argumentos que se opongan a las ideas estatistas, de control social
y sometimiento, es decir al Totalitarismo.
¿Y cuáles son las ideas de Libertad?
Vida, Libertad, Propiedad. La Libertad como condición del ser humano. No solamente es un
derecho. Es condición inherente. No puede existir ser humano sin libertad. La propiedad
como derecho, sin condiciones. El Ecuador es pobre porque no respeta el derecho de
propiedad, porque siempre lo ha estado limitando. Las constituciones han dicho que se
respeta la propiedad, en tanto y en cuanto, no interfiera con el bien común, o con la
naturaleza, o con las necesidades sociales, o con la seguridad nacional, o con tal o con cual.
En lugar de derecho del individuo, la propiedad es una concesión del Estado, es decir la
voluntad del gobernante de turno. Y el individuo como siervo esperando recibir favor. O
agradeciendo porque se le respete.
¿Es suficiente con las ideas de Libertad?
No, además se requiere Gobierno Limitado. Gobierno para defender esos derechos del
individuo cuando sean amenazados o resulten atacados. Gobierno de derechos y nada más
que eso.

¿Lo que hay actualmente?


No, esto es totalmente lo contrario de lo actual. Actualmente hay gobierno de necesidades.
Como las necesidades son ilimitadas, el gobierno tampoco tiene límite, se mete en todo. Las
necesidades son ilimitadas, los recursos (que además no son del gobierno) son limitados. Por
eso es que en política todo es conflicto y hay crisis permanente.

¿Es un nuevo partido?


No, ni partido ni agrupación. Por eso no se necesitan grandes recursos, líder, organización,
símbolos, publicidad, propaganda, bases, multitudes, color, votos, simpatías, simpatizantes,
adherentes, etc... No está para competir con los partidos de la tendencia de centro derecha:
PSC, CREO y Liberalismo Clásico (en formación), que disputarán espacios el 2021.
Tampoco está para quitar espacios a agrupaciones que buscan orientar el pensamiento como
Cause Democrático.
¿Entonces, qué es?
Es un grupo de personas que tienen ideas y consideran que es conveniente cambiar el clima
de opinión, para ampliar el espectro ideológico, para que en las elecciones las Ideas de
Libertad se impongan.

¿Pensando, Hablando y Haciendo?


Sí, el grupo que piense, diga y haga, coherentemente, a través de redes sociales, y otros
medios a su alcance.
3
4

ESQUEMA PARA EL LIBRO

“CAMBIANDO EL CLIMA DE OPINIÓN”

Título Preliminar

Hasta aquí hemos llegado

Capítulo Primero

La necesidad

Capítulo Segundo

Un dato de la historia

Capítulo Tercero

Opinión Pública

Capítulo Cuarto

Esencias y Sensibilidades

Capítulo Quinto

Intereses y grupos objetivo

Capítulo Sexto

Indígenas

Capítulo Séptimo

Mujeres

Capítulo Octavo

Jóvenes

Conclusiones
5

DESCRIPCIÓN DE CONTENIDOS

Título Preliminar

Se hará una reseña de la situación política del Ecuador, desde el final de la última dictadura
militar hasta ahora. Desde 1979 hasta 2018 se dividirá en dos partes: partidocracia y SSXXI.

La Necesidad

El Ecuador en cada elección se juega la vida. Cada día es la víspera del fin del mundo. Hoy
se cree que no se puede empeorar y mañana se empeora. ¿Es la Democracia una crisis
permanente? Los partidos políticos no ofrecen solución. Los líderes no imaginan nada. La
política carece de propuestas. Por eso, la solución tiene que venir de fuera: cambio del clima
de opinión.

Un dato de la Historia

Corría el año 1955. En Inglaterra el exitoso empresario Anthony Fisher, después de alcanzar
el éxito económico y de haber logrado reconocimiento social, toma una decisión: incursionar
en política. Esto coincidía con una grave crisis política porque el socialismo hacía avances
permanentes y peligrosos, tanto en legislación como en tareas y burocracia, ahogando a la
empresa privada. Esto ocurría no sólo en el Laborismo sino en el Conservatismo. Fisher
busca a Hayek, profesor universitario y escritor con ideas de libertad, (más tarde premio
Nobel en Economía), le cuenta su proyecto y le pide asesoramiento para su propósito. Hayek
le para en seco y le dice que su idea es descabellada, que su proyecto no llegará a nada,
porque no podrá ganar una elección. Y le da una razón: el clima de opinión es adverso a las
ideas de libertad. Fisher entiende y juntos fundan el Institute of Economic Affairs (IEA) para
promocionar ideas de la libertad.

Opinión Pública

Existe la opinión pública aunque algunos lo nieguen. No es un hecho, es un proceso. Qué es?
Cómo nace? Puede influirse en ella? El aporte de Alberto Benegas Lynch (h) y el estanque
de agua dormida, sirven para explicar: alguien lanza una piedra a un estanque de agua
dormida, esa piedra es una idea. Hará una ola, si es buena idea la ola será grande y llegará a
alguien más. El momento que sean algunos lanzando piedras es que la élite (minoría selecta)
está actuando. Si lanzan muchas piedras habrá muchas olas que llegarán a más y más
personas, que empezarán a lanzar más piedras. Ese es el proceso de formación de opinión
pública.

Esencias y Sensibilidades

Condición para alcanzar el éxito en la formación de opinión pública es identificar la esencia


o las esencias de los sujetos a quienes va dirigido el esfuerzo. Para ganar una guerra hay que
6

conocer al enemigo, si se logra vaciar la confianza que tenga ese enemigo en sí mismo, se
habrá ganado la guerra, aún sin disparar un solo tiro. Si se descubren las esencias de las
personas que influyen y difunden los contenidos para el cambio de clima de opinión, se habrá
dado un paso gigantesco en favor de las ideas de libertad. Identificar la esencia será vital pero
es sólo la premisa, el complemento es identificar las sensibilidades, es decir las teclas que es
necesario topar para que actúen como resorte que mueva su voluntad.

Intereses y Grupos Objetivo

Los intereses (entendidos como necesidades humanas básicas) de la población, casi siempre
son tangibles (vivienda, empleo, costo de vida, etc…); otras veces son intangibles (sentido
de pertenencia, deseo de reconocimiento, dignidad de conglomerado, etc…). Los primeros
son intereses expresos, son demandas que se hacen; los segundos están escondidos, hay que
encontrarlos. Ante una emergencia o ante una amenaza explícita es posible identificar esos
intereses comunes intangibles. Momentos ha habido en los que dichos intereses ocultos
afloraron y políticamente se los aprovechó. Cuando entre Ecuador y Perú, diferencia que
Ecuador la veía con lente de aumento, mientras que Perú, le daba más importancia a su
diferendo histórico con Chile, Durán Ballén el Presidente ecuatoriano, identificó ese
sentimiento y ante las escaramuzas del conflicto dijo la frase mágica: “ni un paso atrás.” Eso
venido de una persona que estaba cerca de los 80 años, convaleciente de una delicada
operación de columna vertebral, logró la adhesión nacional a su alrededor. Se hizo un
paréntesis a las diferencias políticas. Se descubrió un interés común que logró cohesión
social, despertó patriotismo.

A veces es muy difícil descubrir el interés general y se hace necesario segmentar la población
para dirigir los esfuerzos a determinados grupos de la población, por ejemplo: indígenas,
mujeres, jóvenes.

Esos grupos, tienen temas con los que se identifican y vocerías que los convocan. Como todo
grupo humano, tienen élites dirigentes, a veces explícitas, a veces subyacentes. A veces
equivocadas. En ciertos casos los voceros no son tales, se atribuyen vocerías inexistentes. En
parte, la misión será trabajar con esas élites. Si se logra cambiar el clima de opinión de la
élite la tarea será más fácil. En ocasiones las élites están fanatizadas y es el principal
problema. En otros casos las élites se han desentendido de su tarea, la han abandonado,
dejando el espacio para quienes merecen menos, pero aspiran más.

Esos grupos tienen sus esencias particulares que a veces no se expresan y hay que intuirlas;
esas esencias sirven para que el cambio del clima de opinión sea posible, a través de entender
las sensibilidades que a veces no aparecen y hay que apostar por ellas.

Indígenas
7

Es difícil determinar a quienes se trata de identificar con la palabra indígena. La definición


que trae el diccionario de la lengua española es “originario del país de que se trata”. En el
caso ecuatoriano sociólogos, antropólogos, etnólogos, historiadores, buscan marcar la
diferencia entre los unos (originarios) y los que llegaron (invasores). El socialismo ha tomado
a los indígenas como si fueran su materia prima y fuera maleable. Cabe indicar que el
indigenismo aumentó su militancia cuando estaban por cumplirse los 500 años de la llegada
de los españoles, 1992.

Son más de 500 años de historia de mestizaje, aceptado por unos y por otros, encontrar la
diferencia es complicado. Hay un criterio de clasificación mencionado por un sacerdote
misionero italiano: “Indio es el que se siente indio.” Las comunidades indígenas anunciaban
que la población indígena supera el 40%. Se hizo el censo de población y vivienda del 28 de
noviembre del 2010, según Wikipedia, y declaró ser indígena un 7% de la población,
caucásica un 6%, montubia 6.9%, afro descendiente 3%, otros 1% y los demás mestizos.

De otra parte, es complicado llegar a la esencia de los indígenas porque la ocultan.


Seguramente por temor, no la quieren dar a luz. Es como si al sincerarse fueran entregar
armas al enemigo. Entienden su vida como un conflicto con los invasores españoles
devenidos en patrones de la hacienda, actualmente los explotadores, para usar el método
marxista. De otra parte, no distinguen entre su propio yo, el de cada cual, y la naturaleza. Se
consideran parte del paisaje donde todo está dado, es común y para ellos nada es exclusivo.
Si nada es exclusivo no puede haber apropiación personal y sin apropiación es imposible el
sentido de propiedad. Sin sentido de propiedad no puede haber propiedad y sin propiedad no
puede haber libertad.

Mujeres

Del ama de casa, que estaba ocupada en atender la casa y los niños hasta mediados del siglo
XX, las mujeres han tenido cambios gigantescos en su rol social. En efecto:

Cuando los hombres se fueron a la última guerra mundial, en Europa y en los Estados Unidos,
las mujeres tuvieron que hacerse cargo –a más de lo mucho que ya hacían- de ciertas tareas
que dejó de hacer el marido ausente. Trabajaron tanto dentro del hogar como fuera de él.
Mucho les habrá ayudado el paradigma del comic “La mujer maravilla” aparecida por esos
años. Así como mucho ayudó la versión masculina “Superman” para afrontar la gran
depresión. (Este “Superman” era indispensable porque Rusia ya contaba con Stalin, que
significa “hombre de acero”, es el sobrenombre de Joseph Vissarionovich, el dictador
sanguinario, desde 1924 hasta 1953). “Superman” fue una creación que anticipaba la guerra
fría. (No era equitativo que solamente una potencia tuviera “hombre de acero”, por eso los
Estados Unidos se inventaron uno, aunque fuera historieta).

Los felices años desde 1945 hasta 1960 fueron los de la reintegración familiar, volvieron los
maridos y los novios de la guerra, las parejas empezaron a hacer lo necesario para tener niños,
las familias crecieron y con ellas los valores familiares.
8

Poco duró esa luna de miel, llegaron los Roling Stones, Los Beatles, Elvis Presley, el rock
and roll y la droga, el amor libre, los hippies, las píldoras anticonceptivas, la minifalda con
camisetas sin sostén. Era la “liberación femenina”.

De suplir la ausencia del hombre, la mujer pasó –poco a poco- a competir con él. Lo que
antes no podía ni pensarse: que la mujer pudiera trabajar en tareas reservadas al hombre, se
llegó a que lo pudo hacer con igual o mejor desempeño.

El éxito laboral tuvo un obstáculo cultural, porque: era una sociedad hecha por hombres y
para hombres. Había que reinventar la sociedad, hacerla femenina, poco a poco femenina.
De eso se encarga, con singular éxito, el marxismo cultural.

Jóvenes

Alguien hizo la broma que la juventud es una enfermedad que se pasa con el tiempo. Puede
ser que eso haga gracias a algunos, pero no es verdad. No se pasa con el tiempo, persiste.
Ahora hay viejos con facha juvenil y espíritu de aventura, mientras hay jóvenes tristemente
envejecidos. Con el problema que la vejez trae: desilusión, la consecuencia es no trazarse
metas, no tener ambición, desgano total…

Eso que les pasa a los jóvenes se expresa de algunas maneras: viven el día a día, la enseñanza
del “carpe diem”, lamentablemente la tomaron en mal sentido. No salen de la casa de los
padres, cuando están en edad de hacerlo; no se casan, cuando están en edad de hacerlo;
quieren tener hijos, si alguna vez quieren, a deshora, cuando han transcurrido los años en los
cuales la procreación es más fácil, porque es natural. Desde luego esa alma desconsolada y
desanimada, esa no alma, no es fortuita. No quieren comprometerse para no hacerse de
responsabilidades, pero se quedan sin razones por las cuales luchar.

La generación de sus padres se encargó de desprestigiar el matrimonio, de relativizar la


familia, de no dar el ejemplo que la generación de sus abuelos dio.

De otro lado, la generación de los padres no ha sido capaz de identificar por qué a los jóvenes
solamente les llama la atención la selección de fútbol, la tecnología, el confort, o por qué su
máxima aspiración en un empleo que les ofrezca un salario razonable y mejor si es en el
sector público porque el esfuerzo será menor, tendrán más estabilidad... en definitiva,
seguridad. Como en la mayoría de países de Occidente los jóvenes tienen libertad, lo que
buscan es lo que les falta: seguridad. Seguridad a cargo del Estado. Con esa seguridad, poco
a poco, imperceptiblemente pierden la libertad, sin saberlo los jóvenes, sin que los mayores
adviertan.

Por primera vez ocurre en la historia de la humanidad algo sobre lo cual aún no se ha
ponderado lo suficiente: los jóvenes saben más que los adultos y mucho más que los viejos.
Es que el avance tecnológico está presente en todo, es crucial para la vida a esta altura de los
9

tiempos, a los viejos resulta indescifrable la tecnología mientras que para los jóvenes es lo
natural… ya saben, no tienen que aprender. El mensaje bíblico de “aprender de los niños”
tiene en este siglo debido cumplimiento. El ser humano necesita de un teléfono inteligente
más que de sus congéneres para vivir. Puede vivir solo y en un mismo sitio (si quisiera). El
siglo XXI es el siglo del individuo.

Mayúscula dificultad la de desentrañar la esencia de los jóvenes y animarse a señalar algunas


sensibilidades. Pero se trata de vencer dificultades, no de evadirlas. Se expondrán algunas
hipótesis, así comienza la búsqueda de la verdad.

Conclusiones

La herencia más perversa que deja el SSXXI es la fractura social. Unos grupos contra otros,
imposible la cohesión social. No hay ideas que aglutinen, ideales que se compartan, líderes
que convoquen a todos…

Ocuparse de eso, de vencer la fractura social, es el objetivo del libro. Para alcanzarlo,
procurar el cambio del clima de opinión, para que se amplíe el espectro ideológico, para
lograr adhesión a ideales que animen.

Para que el Ecuador sea un país en el que provoque vivir, porque convivir sea agradable, que
se compartan ideales y que la prosperidad sea posible para todos, dentro de principios y
valores.

TÍTULO PRELIMINAR

CRISIS Y RETORNO A LA DEMOCRACIA

Quien haya nacido al uso de la razón en la década de los años 60 del siglo pasado, es decir
quien este momento tenga algo más o algo menos de 60 años, ha vivido toda su vida en crisis.
O, al menos, el país en el que le tocó vivir, el Ecuador, no ha dejado de estar en crisis.

En 1960 se produce una apoteósica elección de Velasco Ibarra, iniciaba su cuarto gobierno.
Tuvo como binomio a un guayaquileño, Carlos Julio Arosemena. Por aquella época el
Vicepresidente de la República era el Presidente nato del Congreso Nacional. De modo que,
a más de ser el primero en el orden para reemplazar al Presidente de la República, era quien
conducía al Primer Poder del Estado, al Legislativo.

El Ecuador vivía la época de estabilidad democrática, con sucesión de gobiernos


constitucionales, más larga de su historia. Desde el año 1946 se habían sucedido gobiernos
de Velasco, Plaza, Velasco, Ponce, y ahora otra vez Velasco. Pero como todo lo bueno
termina, esa alternancia democrática terminó. Ese triunfo apoteósico en el que el ganador
tuvo más votos que los obtenidos por sus tres contendores, quizá fue el germen del problema.
10

En efecto, el binomio ganador pronto se distanció, el Vicepresidente desde el Congreso


conspiraba. El Presidente tomó preso al Vicepresidente, el Congreso destituyó al Presidente,
el Presidente de la Corte Suprema asumió el Poder. Para el almuerzo del día de su posesión
tenía unos pocos invitados. Alguien en la casa presidencial le pidió dinero para sufragar ese
almuerzo. Entonces descubrió que los almuerzos en Carondelet no eran gratis, los pagaba el
Presidente de su bolsillo. Salió de la cárcel el Vicepresidente y se dirigió al Palacio
Presidencial. Empezó la inestabilidad el 7 de noviembre de 1961.

Arosemena gobernó 2 años y sus excesos, licor desenfrenado, simpatías con la revolución
cubana y desplantes al Embajador de Estados Unidos, despertaron el apetito de un gobierno
militar que venía, como todo gobierno militar viene, a poner orden. Y orden puso hasta que
empezaron los desórdenes: una política de crecimiento del Estado hizo que las cámaras de la
producción, tomen la iniciativa y declaren un gran paro de Guayaquil y de Quito. Los
sindicatos hacían su parte y los dirigentes políticos la otra parte. Era tiempo en que se
expatriaba a los enemigos políticos: Panamá, Paraguay, fueron lugares donde fueron a parar
algunos de esos dirigentes, los más activos, los más peligrosos.

La lucha ciudadana en contra de la dictadura trajo consecuencias. La dictadura se desgastó,


un grupo de notables ecuatorianos se juntó y en Clemente Yerovi encontró al Encargado del
Poder que se requería para llevar a cabo el proceso para retornar a la Democracia. Empezaron
a sonar voces de Asamblea Constituyente. Una voz hubo, la de Velasco Ibarra, que clamaba
para que se ponga en vigencia la constitución de 1946 que había dado buenos resultados.
Pero más pudieron la novelería y el interés de muchos dirigentes políticos de ser asambleístas.

Se eligió la Asamblea, antes de redactar la Constitución debía elegir un Presidente Interino


pero Constitucional, que gobierne hasta la siguiente elección general. Esa elección fue muy
reñida y anecdótica. Fueron candidatos Raúl Clemente Huerta por el centro izquierda y Otto
Arosemena por el centro derecha, quien había sido “huertista” en la elección de 1956, en la
que se impuso el “poncismo”. Antes partidario, hoy contendor representando al centro
derecha, no era muy cómoda situación para Otto Arosemena, primo hermano de Carlos Julio.
La Asamblea tenía 79 miembros divididos en dos bloques: el de centro izquierda compuesto
por liberales, socialistas y algún comunista; y el de centro derecha compuesto por
conservadores, socialcristianos y arnistas (ARNE agrupación similar a la falange española
de los años 30).

Además, había un bloque pequeñito de 3 legisladores, el CID (coalición institucionalista


democrática), dirigido por Otto Arosemena. Al centro derecha no le quedó más remedio que
ofrecer a Otto Arosemena el Interinazgo, resignando el interés de Camilo Ponce. El momento
de la elección, Arosemena estaba dispuesto a votar por su contrincante y coideario de antes,
pero si obraba de ese modo perdía la elección por un voto. La alternativa era que Arosemena
vote por sí mismo, lo cual, en tiempos en que había decoro, no estaría bien. Ganaría por un
voto, pero votar por sí mismo, aunque no era ilegal resultaba indecoroso. Alguien convenció
11

a Arosemena que no esté presente en la votación y que su suplente vote por él. Asunto
concluido: ganó Arosemena.

En 1968 se convocaron a elecciones generales. Fueron candidatos Crespo Toral por ARNE,
Camilo Ponce por la derecha, Andrés Córdova por la izquierda, un candidato por el partido
comunista y Velasco Ibarra, quien finalmente se impuso por estrecho margen. Su gobierno
enfrentó una dura oposición, de derechas e izquierdas. Clausuró la Universidad Central. Se
descubrió petróleo en el oriente. Crecía la candidatura presidencial de Asaad Bucaram, como
él se calificaba “el patán de buen corazón”. Parecía inevitable su triunfo. La constitución
exigía que el Presidente debía ser ecuatoriano por nacimiento. Para evitar esa candidatura
alguien aseguraba que había nacido en el Líbano, que su nombre real era “ Kuri Buraye
…….” y que la partida de nacimiento en Ambato que el político exhibía, era falsa.

Mientras la clase política debatía esos intríngulis, los militares con Rodríguez Lara a la
cabeza, fraguaban un golpe de Estado, que efectivamente ocurrió en el carnaval de 1972,
poco tiempo antes de la convocatoria a elecciones. La proclama de un gobierno nacionalista
y revolucionario, sirvió para satisfacer la vanidad de uno y el apetito petrolero de varios. Esa
dictadura empezó a desgastarse por corrupción, derroche de fondos públicos, proyectos
faraónicos, ridiculeces varias, lo que originó oposición en las mismas Fuerzas Armadas y
hubo un conato de revuelta con muchos tiros hechos desde una funeraria al Palacio de
Gobierno, por la facción que dirigía el General González Alvear. Se mantuvo el gobierno por
unos meses más.

En 1976 las Fuerzas Armadas remueven a Rodríguez Lara al tiempo que asumen el marino
…. el terrestre Durán Arcentales y el aviador Leoro Franco, el Poder para imponer un sistema
de regreso al orden constitucional, sin el tradicional arbitrio de la Asamblea Constituyente.
Ahora sería distinto, habría orden, pero al mismo tiempo participación popular. El
mecanismo consistía en que el gobierno conformaba tres comisiones para que preparen
proyectos de: nueva constitución y de reformas a la constitución de 1945 que según las
izquierdas había sido una constitución de avanzada. Y la tercera comisión para que prepare
una ley de partidos políticos. Para escoger entre la nueva constitución o la del 45 con sus
reformas hubo un plebiscito en 1978, ganó la nueva. La dictadura siguió gobernando hasta la
entrega del poder en 1979 al ganador de las elecciones generales. Quedó implantado un
régimen de partidos políticos nocivo, que se basa en mercantilismo puro: requisitos,
autorizaciones, financiamiento del Estado, prebendas… para decirlo en una frase: sistema
mediante el cual son los partidos (cúpulas o gerente propietario) los que escogen a las
personas por quienes la ciudadanía debe votar. El candidato recibe subsidio del Estado. Puede
ser un negocio ser candidato. Partidos están obligados a participar, se estimula la facción en
lugar de la cohesión. El pequeño interés de grupo sobre los generales de la nación.

DEMOCRACIA Y DECADENCIA
12

Con el sistema establecido por los militares la democracia está soportada en partidos
políticos, los partidos políticos no representan ideologías, peor tendencias, solamente
estructuras. Lo que importa es la organización, las directivas, los planes de gobierno (en
papel)… Política teórica, diseñada en libros, sin atender las realidades.

El Ecuador, ilusionado como novia cautivada por los ofrecimientos. Una nueva era, y buena
era, la que le esperaba al Ecuador. Sobraban los Frentes y las candidaturas. Por el centro
derecha un frente de varios partidos y el candidato Sixto Durán Ballén, por el centro izquierda
otro frente con el candidato Raúl Clemente Huerta quien a estas alturas ya se calificaba de
“viejo gallo de pelea”, por Concentración de Fuerzas Populares y candidato que antes no fue,
Asaad Bucaram. El marxismo dividido en “chinos” y “cabezones”, cada cual con su
candidato. Y otros candidatos, total 9. El sistema de partidos, en su primera aplicación
lograba exactamente lo contrario de lo que se había propuesto: en lugar de disminuir el
número de partidos se había multiplicado, en lugar de que un candidato represente una
ideología, era una competencia de egos.

En el camino las Fuerzas Armadas cambiaron uno de sus Reglamentos en el que se establecía
que el Presidente de la República tendría que ser hijo de padre o madre ecuatoriana. Con lo
cual quedaba de manifiesto que las Fuerzas Armadas, es decir la dictadura, habían decidido
excluir de la lid electoral a Asaad Bucaram. El fundamento era burdo porque un Reglamento
no podía contrariar la Constitución, no había Ley que sea Reglamentada por el Reglamento.
Era, sin lugar a dudas, una canallesca acción, de ninguna razón jurídica, pero de un gran
poder político. Porque –desde luego- estos 15 o más partidos a excepción del CFP estaban
encantados que se les libre de ese casi seguro ganador. En reemplazo de Bucaram fue
candidato su sobrino político Jaime Roldós, quien, en binomio con Oswaldo Hurtado de la
Democracia Cristiana, ganó las elecciones.

En la campaña se dijo “Roldós a la Presidencia, Bucaram al Poder”, no demoraron en


producirse los celos y recelos. Bucaram fue a la Cámara de Representantes (antes Congreso)
y desde ahí empezó la oposición a su pupilo. Se juntaron otros políticos históricos y Roldós
los calificó como “los patriarcas de la componenda”. El Ecuador estaba obnubilado pensando
que con la Democracia sus deseos se harían realidad. Bucaram, puso una cáscara de plátano
al plantear un aumento del 100% del salario mínimo vital; otro de los patriarcas planteó la
jornada semanal de 40 horas en lugar de 48. Todo lo cual fue aprobado por Roldós pensando
que si no lo hacía, su popularidad se vería menoscabada. Esas medidas demagógicas y otras
más fueron la causa para lo que vino después.

Se produjo un incidente fronterizo con Perú, en el lugar denominado Paquisha, lo que requirió
gastos adicionales en una economía que venía desgastada. El 24 de mayo de 1981, en la
celebración de la batalla del Pichincha de 1822, Roldós dio su último discurso. De esa
celebración fueron al aeropuerto con su esposa y una pequeña comitiva para viajar a Loja.
13

Se produjo un accidente aviatorio, no hubo sobrevivientes. Se produjo la sucesión y su


Vicepresidente Oswaldo Hurtado gobernó hasta el final del mandato.

En 1984 nueva elección, ocho candidatos de centro izquierda uno de centro derecha. Nadie
dudaba que el candidato León Febres Cordero ganaría la primera vuelta pero en la segunda
se unirían todos los del centro izquierda… Como la política tiene sorpresas, primero quedó
Rodrigo Borja de la Izquierda Democrática e inmediatamente recibió los apoyos de los otros
candidatos. Con el triunfo en el bolsillo tomó el candidato ganador una cortas vacaciones en
una paradisíaca isla cerca de Panamá, en casa de un amigo. Como las sorpresas a veces no
vienen solas, la segunda vuelta ganó León Febres Cordero. Fue un nuevo fracaso del régimen
de partidos. Régimen tan falso que el electorado no hizo caso a las disposiciones de sus
dirigentes. Ese gobierno sufrió un feroz oposición, el Presidente de la Cámara lo advirtió:
“gobernaremos desde el Congreso”. A esto se sumó el aparecimiento de varios grupos
terroristas de extrema izquierda que atentaron contra la propiedad privada, asaltaron bancos,
secuestraron personas.

En 1988 gana Rodrigo Borja la Presidencia (al tercer intento), tiene una cómoda mayoría en
la Cámara de Representantes y captó la Corte Suprema. Todos los poderes a su favor. La
centro izquierda, social democracia, de plácemes.

En 1992 gana Sixto Durán Ballén (al tercer intento) la Presidencia, se había desafiliado del
Partido Social Cristiano para fundar, junto con Alberto Dahik un partido ad-hoc para
presentarse a esas elecciones, Unidad Republicana. Otro chasco para el régimen de partidos.

Escaramuzas con ejército peruano en el Cenepa y la histórica frase de Durán Ballén “ni un
paso atrás”, dicha ante una gran manifestación en la Plaza de San Francisco, logró la cohesión
social necesaria para afrontar problemas de esta naturaleza. El siguiente imponderable fue la
renuncia del Vicepresidente de la República, Alberto Dahik y auto exilio en Costa Rica.

En 1996 Aldalá Bucaram, (al tercer intento), gana la Presidencia de la República, ejercer
pocos meses en medio de escándalos y exageraciones. Sale del País y le reemplaza su
Vicepresidenta Rosalía Arteaga, quien gobierna dos días porque los militares no la respaldan
y el Congreso le designa a Fabián Alarcón como Presidente Interino por dos años (sin que
exista ese cargo en la Constitución). Las Fuerzas Armadas permiten el golpe. Para legitimar
su permanencia, Fabián Alarcón convocó una Consulta electoral para confirmar lo actuado,
el resultado le favoreció.

En 1998 Jamil Mahuat, (al tercer intento), gana la Presidencia luego de sufrir un ataque
cerebral. Hace un gobierno desesperantemente lento. Le tocó afrontar el cierre de los bancos,
la consecuente dolarización y firmó la paz con el Perú. No terminó su período, le reemplazó
su Vicepresidente Gustavo Noboa.

GOLPISTA, APOYOS: INDÍGENA Y EXTREMA IZQUIERDA


14

En el 2002 se presentan varios candidatos, algunos con trayectoria política y otro con
antecedente golpista: Lucio Gutiérrez, un outsider que contaba con el apoyo de indígenas y
un partido de extrema izquierda. Hace un gobierno sorprendentemente moderado, maneja las
finanzas públicas con orden y seriedad, se desmarca de la izquierda y de quien parece que
esperaba ser su tutor Hugo Chávez Frías. En su primera visita a la Casa Blanca se declara el
mejor aliado de los Estados Unidos.

Comete un error por exceso de confianza, se pelea con León Febres Cordero, se acerca a
Abdalá Bucaram y lo trae al Ecuador desde su exilio en Panamá, cambia la Corte Suprema.
Así como subió en popularidad como espuma de cerveza, se evapora su popularidad. Quito
se moviliza como antes lo había hecho para salir de Bucaram y de Mahuat. Las Fuerzas
Armadas le quitan el respaldo y huye en helicóptero.

Es reemplazado por su Vicepresidente, un médico de apellido Palacio, quien designa como


Ministro de Finanzas a Rafael Correa, a quien se le conocía por hacer comentarios en
distintos medios de comunicación a los que era invitado. El Ministro se presenta ante Hugo
Chávez, le visita en su casa en Barinas, se consuma un matrimonio que trajo mucho dolor al
Ecuador.

SOCIALISMO DEL SIGLO 21

DE LA BANANA REPUBLIC A LA NO REPÚBLICA

Ese es el título de un libro escrito por Rafael Correa. Ese título es la síntesis más exacta de
lo que fue el inicio y el final de la llamada “Década Ganada”. Porque Correa recibió una
“Banana República” como son conocidos estos países tropicales que están a medio camino
entre ser hacienda y ser república. Un lugar en el que ocurren cosas entre la anécdota y la
picardía, con dirigentes que se sienten élite cuando simplemente ocupan un lugar que algún
irresponsable dejó vacío. Y después de aprovechar los precios más altos del petróleo de la
historia, no contento con ello multiplicó por 6 o por 7 la deuda, desmanteló los fondos de
ahorro, se tomó fondos de la Seguridad Social, del fondo de ahorro privado de los Maestros,
de las Fuerzas Armadas… La contratación pública como medio para el ejercicio más
vergonzoso de corrupción nunca antes vista. Derroche, obras faraónicas, fiesta continua, aires
imperiales… Al Ecuador le dejó como la No República, sin división de poderes, con
perseguidos políticos, prensa controlada, una satrapía cualquiera.

Con buenas dotes de comunicación, con notable voluntad de poder, con sentido de la política,
formado en la economía keynesiana, contagiado de socialismo, sectario y vanidoso.
Despreciando a unos, burlándose de otros, utilizando a todos.

El Estado, esa gigantesca organización que vive del esfuerzo de otros, de los que producen y
pagan impuestos, cuya existencia tuvo como fundamento y razón de ser el bien común… ¡ha
perdido sentido! Ahora el Estado es el medio que el político utiliza para delinquir sin riesgo.
15

Es la No República a la que el Ecuador viajó durante 10 y medio años, sin darse cuenta
siquiera.

SEGUNDO TERCIO DEL SSXXI

Así como la lidia del toro se divide en tercios (o en partes), el capote, las banderillas, la pica,
la muleta, el castigo… así el SSXXI se divide en tercios. Ahora estamos en el segundo tercio,
el de Lenín. Ganó las elecciones, eso declaró el Consejo Electoral, en una reñida competencia
con Guillermo Lasso, apagón de por medio. Su binomio fue Jorge Glas que fue como novia
rechazada porque Lenín no la quería, pero Rafael Correa le impuso. Ese vicepresidente
apareció comprometido con la corrupción de Odebretch, según fuentes extranjeras. Luego
aparecieron otros casos que le comprometían. Fue enjuiciado, por delito menor (asociación
ilícita) y sentenciado a 6 años, que con rebajas pueden transformarse en 2 y medio.

Lenín Moreno marcó distancia de Correa y la oposición interpretó que esa distancia era
augurio, no solo augurio, seguridad que haría un gobierno como si fuera de la oposición. Esas
interpretaciones llegaron a extremos de necedad sobre el giro que en materia económica daría
el gobierno hacia la libre empresa. Esa necedad llegaba “urbi et orbi”, el imperio también
sentía que Moreno abandonaba al SSXXI para ir hacia el sentido común. Todo esto, a pesar
que Moreno, una y otra vez, con sus palabras y con sus actos, confirmaba su socialismo:
gobernaba con los mismos colaboradores que Correa tuvo, mantenía las mismas políticas
económicas, aumentó el gasto público y la deuda (lo cual parecía imposible), nombraba
vicepresidenta a una rabiosa militante del SSXXI que admira a Cuba y Venezuela, a Castro,
Chávez y Maduro. Hay algunas declaraciones de dos ministros que tienen que ver con
sectores inversionistas, que hablan de apertura, el resto, engolfados en el SSXXI.

Quienes deberían ser élite: dirigentes políticos, gremiales, prensa, universidades, ong´s que
hacen opinión, negándose a juzgar por los hechos, ilusionados por su propia esperanza.
Pensando y creyendo que en política la magia es posible: que lo que se piensa, si se piensa
adecuadamente, puede convertirse en realidad a pesar que la otra parte, que es la que tiene la
decisión piense, quiera y haga, lo opuesto.

El evidente distanciamiento entre Moreno y Correa pensaron que era diferencia ideológica,
cuando es apenas enemistad personal dentro del marco conceptual del SSXXI, que nadie lo
discute, está firme, vivito y coleando. Nadie, desde la oposición, habla del SSXXI, es como
que al ignorarlo fuera a desaparecer… Hasta se inventaron verbos “descorreizar”, se habla
de autoritarismo, de populismo. Del SSXXI, ni media palabra, cumpliendo el legado parecido
al que el Socialismo Soviético hizo cuando cayó el muro de Berlín: que se hable de nazismo,
nunca de nacional socialismo. Ocultar, a como dé lugar la realidad: que el SSXXI acabó al
Ecuador.

Nadie, desde la oposición, entiende que se trata de un problema profundamente ideológico.


Que la ideología aplicada es lo que provoca la represión, la concentración de poderes, el
16

estatismo económico de estos 10 años, la persecución… Y tampoco entienden que un mal


gobierno y un peor sistema no es como el mal clima que “ya pasará”. Al SSXXI si no se le
enfrenta con firmeza y eficacia, permanecerá, pruebas al canto: ciento un años está por
cumplir en la Unión Soviética, entre la fase “heavy” y la “light”; setenta y nueve años en
China; cincuenta y nueve años en Cuba; entre Chávez y Maduro veinte años, a pesar del trato
inhumano que recibe Venezuela, que se manifiesta con el éxodo, con los basureros
convertidos en comedores, con los viejos que se mueren por falta de medicina, los niños que
mueren por falta de alimento y que han vuelto a tener enfermedades erradicadas, con el
hambre de todos… Venezuela ha dejado de ser Estado, es un sistema de malandros que
dominan a los demás, gobernada desde el exterior.

Voces optimistas aseguran que el Ecuador con Moreno será muy distinto porque el discurso
cambió. Pero el presupuesto del Estado aumentó, la deuda pública también, el número de
servidores públicos también… ¿entonces?
17

CAPÍTULO PRIMERO

LA NECESIDAD

El Ecuador, así como cualquier otro país Latinoamericano, en cada elección se juega la vida.
Cada día es la víspera del fin del mundo. Hoy se cree que no se puede empeorar y mañana se
empeora. ¿La Democracia, es una crisis permanente? Los partidos políticos no ofrecen
solución. Los líderes no imaginan nada. La política carece de propuestas. A la hora de la
hora, los políticos hacen tratos por debajo de la mesa. ¡Negocian por intereses, nunca por
principios! Por todo eso, la solución tiene que venir de fuera: cambio del clima de opinión.

Lo descrito en el título preliminar serían hechos curiosos, unas conductas que no deberían
ser, unas actitudes que convendría abandonar, unas omisiones que deben ser subsanadas. En
definitiva, materia para estudio de laboratorio de algún experimento social. Pero el problema
es que se trata de seres humanos cuya vida depende, lo quieran o no, de la política. Porque la
política es la que marca la cancha, la que establece las reglas, la que designa al árbitro, la que
escoge al adversario.

Hay que evitar que Ecuador y los países que no han llegado a los extremos de Cuba y
Venezuela, sigan sus pasos. Cuba, hasta dejó de ser noticia. Fidel Castro parece que
importaba más que los 11 millones de cubanos, aparecía en los periódicos, le tomaban fotos,
decían que decía. El papa Francisco viajó dos veces a Cuba y le visitó en su casa, le llevó
regalos, hizo declaraciones, pero ni una palabra sobre derechos humanos, ni media palabra
sobre presos políticos, a las Damas de Blanco ni les recibió. Pobres cubanos, si escapan en
tubo de llanta o en balsa, a nadie le importa.

Ahora es Venezuela, esa narco-democracia del fraude científico, la que llama la atención.
Los 35.000 venezolanos que diariamente ingresan a Colombia, dan cuenta del drama. Otros
miles que salen por la frontera brasilera. Es que mueren de hambre. Y mueren también por
falta de medicinas y salubridad.

Cuando el Socialismo, con mayúscula, está bien establecido con policía secreta, con medios
de publicidad y propaganda, con órganos de represión, con educación monopólica, con los
controles funcionando, con cárceles de conciencia, ya casi no hace falta fusilar, quizá aplicar
una ley de fuga, de cuando en cuando, para que unos no pierdan la costumbre y los demás no
lleguen al olvido.

Llegado a ese punto el ciudadano ya no es ciudadano, es súbdito, en el mejor de los casos.


La persona humana que comenzó perdiendo su libertad, con tanta dosis de socialismo recibió,
perdió su voluntad. Es un animalito, domesticado, ya no representa un peligro para el Poder,
ya no amenaza al sistema. La diferencia entre una dictadura y el totalitarismo es que la
dictadura ataca a las libertades (pensamiento, opinión, reunión, prensa, trabajo, empresa,
negocio, educación, etc…) mientras que el totalitarismo ataca a la voluntad. Pasado un
18

tiempo de totalitarismo, cuando se ha perdido la esperanza de recuperar la libertad, empieza


a perderse la voluntad. Y perdida la voluntad se ha perdido todo.

Once años vive el Ecuador de SSXXI y no hay razón para que cambie, porque en los
regímenes totalitarios el malestar de las personas no es motivo para mejorar las cosas.
Mientras se mantenga el Poder, mientras unos pocos decidan por todos, mientras unos pocos
aprovechen bienes y bienestar de todos, eso es lo que cuenta. El Poder por el Poder, lo demás
es apenas discurso.

Fue Lord Acton quien dijo que el Poder corrompe y el Poder Absoluto corrompe
absolutamente, una gran verdad, los hechos de la historia lo demuestran una y otra vez, sin
falla ninguna. Pero lo que faltó decir es que el Poder embrutece y el Poder Absoluto
embrutece absolutamente. No de otra manera se explican acciones tan terribles y sanguinarias
que en el siglo XX se dieron. Cien millones de muertos, por acción de los regímenes
socialistas, en épocas de paz. Sin contar con los muertos por motivo de la primera y segunda
guerra mundial. De eso da cuenta el libro negro del socialismo.

Difícil es aprender de experiencia ajena y los políticos generalmente son duros de


entendederas. Mucho más si se trata de algún predestinado que siente el llamado a ocuparse
del bienestar de sus conciudadanos.

Gentes de letras, maestros y profesores, enseñan los horrores del nazismo y del fascismo pero
evaden –deliberadamente- enseñar las brutalidades y las víctimas del socialismo que son
mucho más numerosas, casos más dolorosos.

La vida para los seres humanos, por lo menos desde la expulsión del paraíso terrenal, es una
lucha constante por satisfacer necesidades: comida, sueño, vestimenta, techo, transporte,
educación, cariño de los más cercanos, relaciones con el prójimo, etc… Esa satisfacción de
las necesidades se logra por gestión personal, para adquirir bienes o servicios que satisfagan
las necesidades propias y de los más cercanos (hijos, padres, hermanos).

Pero hay otra forma de satisfacer esas necesidades, de adquirir esos bienes y servicios, y es
quitando a unos lo que les pertenece para dar a otros lo que no les pertenece. Por la fuerza.
Esto es el socialismo. Obviamente, se presenta con el ropaje del bien común, de la justicia
social, de “lo políticamente correcto”, de la equidad o de lo que sea. Se busca un buen motivo.
El fin bueno justifica los medios malos. Esos medios malos, abusivos, inhumanos, se anuncia
que serán temporales. Al final se llegará al paraíso. Nunca llega, pero cada nuevo mandamás
(no mandatario) socialista asegura que esta vez sí será, que lo de antes no fue bien aplicado,
que con él las cosas se darán bien.

Los socialistas no hacen la cuenta que su sistema parte de la violencia y del uso de la fuerza.
Porque para que a alguien le quiten lo suyo y oponga resistencia, se necesita la fuerza del
otro. Pero si la fuerza viene del Estado, entonces está justificada, es buena y conveniente. Por
19

eso, porque el socialismo de este siglo o de cualquier otro, es la fuerza que se impone con la
violencia, es que el sistema es malo y aunque parezca bueno al comienzo, por lo menos a
algunos, al final es malo para todos, excepto para quien administra el sistema.

Por eso es que de los paraísos comunistas las gentes empobrecidas y aturdidas escapan, en
balsa o sorteando muros, arriesgando sus vidas. No se ha conocido un lugar en el mundo
donde el sistema sea voluntario y libre del que la gente quiera irse. Es porque un sistema de
libertad está conforme a la naturaleza humana.

ALGO DEL MARXISMO ECONÓMICO

El socialismo económico, ese del siglo XIX diseñado por Marx y Engels, anunciado como
verdad científica, ese de la lucha de clases, el de los explotadores y los explotados, el de la
dictadura del proletariado y el paraíso comunista, del hombre nuevo, generoso y solidario, se
aplicó en el siglo XX. Su aplicación fue desastrosa: hambruna, desolación, familia divididas,
todo eso provocó. Para evitar el éxodo, se inventó muros para evitar la huida hacia el “infierno
capitalista”. Su fracaso fue evidente.

El socialismo de Marx y Engels fue anunciado al mundo como ciencia y como futuro
insoslayable de la humanidad. Esos autores y sus seguidores estaban seguros que el
socialismo llegará a todo el mundo, porque también estaban firmes en la creencia que el
capitalismo colapsará porque cada vez habrá mayor concentración de riqueza en menos
manos. Los ricos acumuladores serán pocos y cada vez menos, lo cual producirá la revolución
de los proletarios cuya consecuencia será el establecimiento de una dictadura temporal. Que
durará únicamente hasta que la igualdad entre los hombres sea una realidad y se cumpla la
justicia. En ese momento desaparecerá el gobierno porque ya no será necesario. Llegará la
época comunista.

La aplicación de asunto tan maravilloso, tenía que cumplirse en los países industrializados,
y una vez que se cumpliera en uno de ellos, le seguirían los vecinos porque el sistema
formidable haría que todos los países lo quieran imitar. Se produciría una suerte de efecto
dominó en el que cae una ficha y eso provoca que caiga la ficha siguiente y así sucesivamente
hasta que no queda una sola ficha en pie.

El problema comenzó desde el principio: la revolución socialista se dio en un país agrícola,


en una sociedad feudal; no se dio en una sociedad capitalista. Por tanto, la teoría política, que
los socialistas pensaban que era ciencia y por tanto tenía siempre que cumplirse de la misma
forma, debieron cambiar esa teoría e intentar otra, en lugar de ello razonaron: no es que ha
fallado el socialismo, es que no ha sido bien aplicado. Y ese argumento les ha servido, una y
otra vez, para justificar las tragedias e intentar nuevas revoluciones. Esta vez sí, es que antes
no se daban las condiciones objetivas y fueron mal aplicados los manuales.

MARXISMO CULTURAL
20

Tan evidente fue el fracaso del socialismo que Antonio Gramsci, un comunista italiano, desde
la cárcel donde estaba recluido por algún acto terrorista, se aventuró a una explicación: no es
posible que se instaure debidamente el socialismo si es que la cultura es burguesa. Por tanto,
los afanes socialistas ahora tenían que darse para cambiar esa cultura burguesa. Y la cultura
burguesa coincidía con los valores del mundo occidental y cristiano. A esa tradición que
arranca con la creencia en un Dios castigador del antiguo testamento, se suma el pensamiento
de los griegos, se llena de dignidad cuando Jesucristo declara que todos los hombres somos
hijos de Dios, se enriquece con el Derecho que aportan los Romanos, con las artes del
Renacimiento, con las ciencias del Racionalismo… todo eso sumado, restado, multiplicado,
dividido y calculada la prorrata, da como resultado la cultura occidental que se manifiesta
por: la creencia en un Dios personal, en hombres y mujeres diferentes por naturaleza, en la
familia como núcleo inicial de la sociedad, en principios morales, etc…

De modo que, lo que ahora se denomina marxismo cultural, ideado por Gramsci y
desarrollado por la denominada Escuela de Frankfurt, lo que se ha propuesto es vaciar de
contenido a los seres humanos que habitamos entre Europa y América y que nos hemos
nutrido de esta tradición occidental. Hacer una “tabula rasa” del ser humano para imbuirle de
unos contenidos nuevos. En eso están, la ideología de género predicando que las diferencias
entre hombres y mujeres son culturales. Que el sexo no viene naturalmente establecido, sino
que se lo adquiere culturalmente.

En el siglo XXI el socialismo sigue fracasando, pero persiste a pesar de sus fracasos. Quedan
pocos, pero son duros los bastiones: Corea del Norte, Cuba, Marynmar, Venezuela y algún
otro. Es que el mandamás del lugar no quiere resignar su Poder omnímodo que no requiere
justificarlo ante nadie. El socialismo no es que se establece de una sola vez, tiene etapas. La
primera es la toma del poder, en el siglo XX era por medio de la revolución violenta, por las
armas; en el siglo XXI se ha establecido por la vía electoral: lo importante es ganar la primera
elección, lo demás es manejable: Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador…

Si donde el socialismo se ha aplicado la experiencia es desastrosa, ¿Por qué se insiste en él?


¿Quiénes insisten creen en ese sistema? Los que gobiernan esos países, ¿fueron siempre
déspotas, concentradores de poder, violentos y violadores de derechos humanos? La verdad
es que los mandamases de esos países saben que el sistema es pésimo. Lo mantienen no por
tontos sino por vivos.

HIPÓTESIS PARA ENTENDER

Sin perjuicio que pudiera hacerse el análisis caso por caso, lo que corresponde es aventurar
una hipótesis de aplicación general:

1.- El socialismo para los socialistas es creencia (en el sentido de Ortega y Gasset);
21

2.- El socialismo se implantó como creencia porque se vendió como única posibilidad para
el futuro.

3.- Quienes debían combatir con ideas a esa idea (conservadores y liberales) no lo hicieron,
porque habían perdido fe en sus ideas y en sus posibilidades.

Ahora la explicación:

1.- Una idea es lo que la mente crea o interpreta. Es una teoría sobre algo. Es un plan de
acción. Es pensar cómo reaccionar ante una amenaza. Ideaciones, teorías, planes de acción,
imaginar reacciones defensivas, etc… Todo ello es algo que está en la cabeza, y por tanto
algo que en la cabeza se puede cambiar, mejorar, descartar. Son cuestiones subjetivas,
atinentes al sujeto que piensa. Son intangibles, no se las puede apreciar por los sentidos, ni
tocar, ni ver, ni gustar, ni oir…

Creencia es la idea que se la cree realidad. Se piensa que es ajena a la mente, está separada
del ser que piensa. Si se la cree realidad ya no se trabaja con ella, no se la mejora ni se la
descarta, no se pierde el tiempo con ella. Siendo la realidad es ajena al pensamiento. Y es
ineluctable… Pero, a veces ocurre que la realidad niega a la creencia. Se tuvo la creencia que
el sol gira alrededor de la tierra, hasta que se demostró lo contrario y se cayó la creencia.
Quedó como siempre fue: apenas una idea equivocada.

2.- El socialismo, es una creencia para los socialistas. Es un hecho futuro pero cierto. No
tienen la menor duda que ocurrirá. El futuro para cualquier persona es incierto. Hoy se está
y mañana se puede no estar. Para un socialista es futuro es cierto: es socialismo.

3.- Los socialistas se subieron a un pedestal del progreso y del futuro. El socialismo es
progreso, es un estadio más avanzado para la humanidad. Y es, además, inevitable. Siendo
futuro inevitable y deseable, menoscabaron la moral de otras ideologías. Les quitaron a los
dirigentes de otras agrupaciones confianza en sí mismos. Los que se pusieron a la defensiva.
Empezaron a vivir para defenderse del enemigo cuyo triunfo estaba fuera de duda.

El Conservatismo y el Liberalismo, optaron por procurar parecerse al Socialismo, como


estrategia para detener su implantación o participar del nuevo banquete. Aunque lo natural,
por instinto de conservación, habría sido separarse y marcar diferencias. Pero lo que hizo el
Liberalismo fue buscar una vía intermedia entre los principios liberales y los socialistas,
pensando que pudiera encontrarse una tercera vía, dieron nacimiento a la social democracia.
Un híbrido, habían dejado de ser liberales pero no eran socialistas. Eran la nada.

Frederick Bastiat……

Con el conservatismo pasó lo mismo, buscaron la forma de copiar cosas del socialismo, como
el sindicalismo católico, o la doctrina social de la iglesia. Todo se hizo social. El abanico
ideológico quedó durante el siglo XX muy cargado hacia el socialismo. El socialismo llegó
22

de varias fuentes: el comunismo, el socialismo, social democracia, social cristianismo y la


democracia comunitaria. El otro 50% del abanico ideológico vacío. Quedó vacío el siglo XX
y permanece vacío hasta ahora.

De lo que hay que hacer para balancear ese abanico con ideas, de eso trata este libro.
23

CAPÍTULO SEGUNDO

UN DATO DE LA HISTORIA

Corría el año 1955. En Inglaterra el exitoso empresario Anthony Fisher, después de alcanzar
el éxito económico y de haber logrado reconocimiento social, toma una decisión: incursionar
en política. Esto coincidía con una grave crisis política porque el socialismo hacía avances
permanentes y peligrosos, tanto en legislación como en tareas y burocracia, ahogando a la
empresa privada. Esto ocurría no sólo en el Laborismo sino en el Conservatismo. Fisher
busca a Hayek, profesor universitario y escritor con ideas de libertad, (más tarde premio
Nobel en Economía), le cuenta su proyecto y le pide asesoramiento para su propósito. Hayek
le para en seco y le dice que su idea es descabellada, que su proyecto no llegará a nada,
porque no podrá ganar una elección. Y le da una razón: el clima de opinión es adverso a las
ideas de libertad. Fisher entiende y juntos fundan el Institute of Economic Affairs (IEA) para
promocionar ideas de la libertad, luego Fisher se convertirá en el mecenas de varios
importantes Tanques de Pensamiento como Atlas.

IMPORTANCIA DE LAS IDEAS

La política requiere de un ambiente en el que las ideas que nos interesan tengan cabida en las
cabezas de las gentes a las que interesa llegar. A veces ese ambiente no permite que las ideas
sean permeables de una mente a otras mentes. En otras ocasiones, cuando la situación es más
difícil esas ideas se las rechaza de plano, incluso causan repulsión.

Esto, lo del clima o ambiente favorable es necesario para todo tipo de relaciones sociales.
Desde la amistad, el enamoramiento, la vida en familia, el vecindario, el aula de clases, el
deporte en equipo, son posibles siempre y cuando haya un mínimo de coincidencias, un
mínimo de adhesiones o anhelos compartidos. Mientras mejor sea el clima será más favorable
la relación que se pretenda. En el campo de la política si no se cuenta con el ambiente
favorable, hay que crearlo mediante ideas que se hacen permeables, a través de vasos
comunicantes que descubren o se inventan.

IDEAS SE VAN OTRAS VIENEN

Así como las costumbres sociales a las que se llega a través del tiempo, por medio de usos
que se repiten, de usos que se abandonan y se convierten en desusos, de hábitos que se
adquieren, las ideas que son la materia prima de la política, vienen de pensarlas, digerirlas,
comunicarlas, discutirlas, mejorarlas, descartarlas, reformarlas, etc…

Hay épocas en que una idea se la descarta de plano, no se la toma en cuenta, se la descarta
como absurdo, no se la admite “… ni por mal pensamiento...”; y esa misma idea en otras
épocas se la admite no solamente como idea sino como realidad misma. La realidad está
hecha de esa idea. Ya no se la discute, es decir dejó de ser idea, para convertirse en un hecho,
hecho indiscutible.
24

En la época en que Atenas era la luz del mundo, a nadie se le hubiera ocurrido pensar, menos
decir, que era un imperativo la eliminación de la esclavitud; ahora nadie, en su sano juicio,
defiende la esclavitud. Cosa similar ocurre con el voto universal. Antes del siglo XVIII a
nadie se le hubiera ocurrido pensar en que las mujeres tienen derecho a votar y participar en
la vida política. Ahora, esa participación se la acepta como un hecho, se la aplaude como una
conquista.

A partir del Estado Nación, aparecieron los ejércitos profesionales para la defensa de un
territorio ante cualquier ataque enemigo. No podía concebirse un país que no tuviera un
ejército profesional. El momento en que Suiza se declara neutral, situación primeriza, que
llama la atención y es respetada, se convierte en un país invulnerable porque nadie osaría
atacarle, porque si algún desquiciado la atacare de hecho, habría una reacción inmediata de
la comunidad internacional. Esa neutralidad tenía una condición implícita, no tomar partido
en un conflicto bélico y una condición explícita, no tener ejército profesional y permanente,
es decir unos soldados que su vida la dediquen a ser soldados y cobren por ello. En cambio,
Suiza tiene servicio militar obligatorio, los ciudadanos deben prepararse militarmente para
una emergencia porque alguien ataque. Inclusive los ciudadanos tienen fusiles cuya tenencia
está prohibida en casi todo el mundo. Es un país de paz, es ejemplo de muchas cosas buenas,
es uno de los 5 países con ingreso per cápita más alto, que supera los US $ 50.000 anuales.

Esa idea de declararse neutral, novedosa, original, extraña, inaplicable en un momento, le ha


dado grandes resultados a Suiza. A esta altura de los tiempos, a nadie en Suiza se le vendrá
la idea de dejar de ser neutral, de tomar partido en los conflictos, de invertir en divisiones
terrestres, armada y aviación profesionales y permanentes.

“LO POLÍTICAMENTE CORRECTO”

Este vaivén de las ideas, este ir y regresar, según la época y las circunstancias, tiene en la
actualidad un impedimento, lo que se denomina: “lo políticamente correcto”. Esa frase
aparentemente tan inofensiva, neutral y conveniente, encubre una forma de entender el
mundo, de unos pocos para que los demás se sometan a ello. “Lo políticamente correcto” es
una forma de “senso único”, que es la frase que aparece en las calles italianas cuando se
puede circular en una sola vía. Ese “senso único” de lo “políticamente correcto” tiene un
único destino “nuevo orden mundial”, concepto, que se nutre de muchas ideas que se las está
promocionando entre líderes de los países y dirigentes de las colectividades.

La corrección política o lo políticamente correcto es un concepto utilizado para describir


lenguaje, ideas políticas o comportamientos con los que se procura minimizar la posibilidad
de ofensa a grupos de personas pertenecientes a cierta etnia, cultura, nacionalidad, género o
religión.
25

La corrección política o lo políticamente correcto es un concepto utilizado para describir


lenguaje, ideas políticas o comportamientos con los que se procura minimizar la posibilidad
de ofensa a grupos de personas pertenecientes a cierta etnia, cultura, nacionalidad, género o
religión.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL


26

Según Wikipedia…

Nuevo Orden Mundial afirma la existencia de un plan diseñado con el fin de imponer un
gobierno único - colectivista[cita requerida] , burocrático y controlado por
sectores elitistas y plutocráticos - a nivel mundial.
27

CAPÍTULO TERCERO

OPINIÓN PÚBLICA

“Es el conjunto de creencias que la comunidad en su conjunto posee respecto de los


acontecimientos económicos y sociopolíticos que acaecen y les afectan. No se refiere a las
opiniones de cada integrante de la sociedad en particular, sino a la suma de ellas, a la opinión
del pueblo considerado globalmente, lo que le otorga a esta opinión un gran poder en cuanto
a la toma de decisiones. Por ejemplo cuando un crimen conmueve a la opinión pública ya sea
por el nivel de violencia o sadismo, por estar involucrados niños o ancianos, o por el número
o grado de indefensión de las víctimas, los jueces se ven muy presionados a imponer penas
severísimas al delincuente; o cuando se debe tomar una medida de gobierno, como una suba
de impuestos, se sabe que no se contará con una opinión pública favorable, lo que le restará
al gobierno legitimación, etcétera.”

Definición tomada de la página Conceptos.


Al comienzo de la historia no había opinión pública, ¿cómo podría haber opinión pública si
no había opinión privada? ¿para qué habría opinión pública si alguien había que era dueño
de bienes y personas? Bastaba la opinión de ese, del que mandaba, llámese rey, emperador o
señor feudal. Si los demás no eran sujetos, porque eran apenas cosas apropiables, carentes de
valor por sí mismas, por ende, indignas de tener opinión.

Cuando Jesucristo hizo saber que todos somos hijos de Dios, creados a imagen y semejanza
de Él, el ser humano común y corriente empezó a sentirse persona con dignidad y
capacidades. La invención de la imprenta dio posibilidad a que se publiquen libros, por lo
tanto, para que se lean libros, consecuencia de lo cual vino la transmisión de ideas. La Carta
Magna en Inglaterra constituyó la primera limitación a los omnímodos poderes del Rey, la
Revolución Gloriosa estableció nuevos poderes a los Nobles, la Declaración de Derechos en
los Estados Unidos estableció como derechos de todos: vida, libertad, propiedad, búsqueda
de la felicidad; y, la Revolución Francesa, se refirió a: libertad, igualdad y fraternidad. Los
derechos de todos llegaron para quedarse.

Todos con derechos, todos con posibilidad de opinión, prensa como medio de información y
fuente de orientación de enfoque respecto de problemas sociales. Nacía la opinión pública.
La pregunta es, ¿era la opinión del público o era la opinión para el público? Porque si era la
opinión para el público en alguien se originaba esa opinión, en los gobiernos, en los
periodistas, en los políticos, en las universidades, en las iglesias, en los gremios, etc…

Hay quienes niegan que exista la opinión pública, precisamente por esa argumentación.
Sostienen que no es del público, que es del intermediario, del que interpreta y dirige su propia
opinión para que el público la haga suya.

SOCIEDAD DE MASAS
28

Con el advenimiento del siglo XX, llegó la sociedad de las masas y las masas con acceso a
la información, a los lugares de la ciudad donde se reúne gente, en los transportes, bares o
plazas, conversa, cruza opiniones con los demás y de los demás recibe opiniones. Esto de
escuchar opiniones por boca a boca o a través de los medios de difusión, prensa escrita o
radio, luego la televisión, hace que las personas digan cosas, que las digan con convicción,
que sean capaces de defender sus puntos de vista levantando la voz, porque están seguras
esas personas de estar en la verdad. Esto dio lugar a la opinión pública como fenómeno del
público. Pero…

Pero se presentó un problema, que Ortega y Gasset lo describe como la obliteración de las
mentes. Esa obliteración de las mentes es que se cierra la mente a la posibilidad de escuchar
otras opiniones, porque con las propias se tiene suficientes. Porque si algo ya se sabe para
qué tomarse la molestia y perder el tiempo deteniéndose a pensar en lo que ya se sabe. Esta
cerrazón mental, no admitir novedades ni dudar de lo que se conoce, o más precisamente, lo
que se cree conocer, dio lugar a otro fenómeno: el de los lugares comunes.

LA TRAMPA DEL LUGAR COMÚN

Un lugar común es lo que se dice, y ¿por qué se dice? Porque todos lo dicen. Y eso que todos
lo dicen, porque todos lo dicen, es un peligroso lugar común que enajena las mentes de las
personas, es un placebo como el que engaña a la enfermedad, pero aplicable al
desconocimiento. Si la prensa lo dice, los políticos lo dicen, el gobierno igual, los dirigentes
sociales repiten, entonces se asume que es verdad y el sujeto no encuentra sentido a
preguntarse por sí mismo, de someter tal o cual cosa, a la prueba de su propio entendimiento.

Esto de no utilizar la mente como mecanismo de revisión de lo aparente, es una grave


falencia. Es un dejar de ser humano para refugiarse en lo que pensaron los demás y los demás
decidieron que así era. Porque la característica de lo humano es la posibilidad de
ensimismarse, es decir de abrir la mente a otro mundo, el mundo propio, individual, el de
cada cual. Mundo en el que mentalmente se pasa revista a todo. Cuando alguien está
ensimismado es porque está dentro de sí mismo. Capacidad exclusiva de hombres y mujeres,
que animales y cosas no la tienen.

El problema es: que a esos lugares comunes, en lugar de identificarlos como lo que son,
recursos para saltarse el ejercicio del deber de pensar, se los confunde, con mucha frecuencia
con lo que es opinión pública. Es lugar común del público, no es opinión pública porque una
opinión tiene que pasar por la prueba de la razón. A veces incluso la razón no alcanza para
entender las cosas, y para entenderlas hay que someterlas por comprender la emoción y
descubrir la intuición. Fue Sócrates quien precisó que el animal es fundamentalmente
instinto, que el hombre es fundamentalmente razón, pero que el alma del hombre se compone
de instinto, razón y emoción. La aplicación del alma completa es lo que se necesita para que
una opinión sea opinión valedera. Aún no será verdad, pero estará en camino.
29

ANTES Y DESPUÉS DEL TOTALITARISMO

Ortega y Gasset en su juventud, aseguró que no era posible que un alguien gobierne en contra
de la opinión pública. Daba así a la opinión pública una categoría importante: una condición
para gobernar. Pero esto fue antes de los totalitarismos. Seguramente, después de los
regímenes soviético, nazi y fascista, su opinión habría precisado que un gobernante no puede
gobernar bien en contra de la opinión pública. Porque los totalitarismos demostraron y
demuestran que es posible manipular esa opinión del público a través de la propaganda y la
mentira institucionalizada. Y controlar la voluntad de las personas mediante el espionaje y el
terror.

RECURSOS QUE SE UTILIZAN

Las formas de hacer opinión pública varían de acuerdo a las facilidades que la ciencia y la
tecnología, a través de sus avances en los campos de la información y de la comunicación, lo
permite. La conversación, la escritura, la lectura, radio, la televisión, los medios
audiovisuales, hasta llegar al internet. Los líderes políticos utilizan esos recursos para
comunicarse con dirigentes, simpatizantes, adherentes o curiosos, es decir para llegar a sus
audiencias.

ES UN PROCESO

Existe la opinión pública, aunque algunos lo nieguen. No es un hecho, es un proceso. ¿Qué


es? ¿Cómo nace? ¿Puede influirse en ella? El aporte de Alberto Benegas Lynch (h) y el
estanque de agua dormida, sirven para explicar: alguien lanza una piedra a un estanque de
agua dormida, esa piedra es una idea. Hará una ola, si es buena idea la ola será grande y
llegará a alguien más. El momento que sean algunos lanzando piedras es que la élite (minoría
selecta) está actuando. Si lanzan muchas piedras habrá muchas olas que llegarán a más y más
personas, que empezarán a lanzar más piedras. Ese es el proceso de formación de opinión
pública.
30

CAPÍTULO CUARTO

IDENTIFICANDO SUJETOS

Condición para alcanzar el éxito en la formación de opinión pública es identificar la esencia


o las esencias de los sujetos a quienes va dirigido el esfuerzo. Para ganar una guerra hay que
conocer al enemigo, si se logra vaciar la confianza que tenga ese enemigo en sí mismo, se
habrá ganado la guerra. Aún sin disparar un solo tiro. Si se descubren las esencias de las
personas que influyen y difunden los contenidos para el cambio de clima de opinión, se habrá
dado un paso gigantesco en favor de las ideas de libertad. Identificar las esencias será clave,
pero es sólo la premisa, el complemento es identificar las sensibilidades, es decir las teclas
que es necesario topar para que actúen como resorte que mueva su voluntad.

EL PROBLEMA DE LOS SUJETOS

En este capítulo y en los tres siguientes se hará referencia a grupos de seres humanos que
tienen algo en común y por eso fácilmente se les puede mencionar como que forman un
grupo. Pero esas menciones que se hagan –necesario es advertir- se harán desde el plano de
la política, no desde la sociología o la antropología. Además, esas menciones serán hechas
desde el punto de vista que debería tener un dirigente político o élite política, se harán desde
fuera de esos grupos. Se trata de hacer una observación con enfoque distinto, probablemente
obvio, pero que no ha sido utilizado porque no se ha puesto atención a esos grupos por sí
mismos, sino como parte del engranaje o materia prima como votos o adhesión de un
proyecto político.

Una última advertencia para que sea debidamente precisado el alcance de lo que será
analizado. Se trata de encontrar fallas o defectos no en los componentes de esos grupos, sino
precisamente en quienes, siendo ajenos a ellos, procuran encontrar en ellos un sentido que
convenga a su pensamiento, ideología, intereses, etc… Pero ese sentido no es el del grupo,
es del que ha opinado y opina, sugiere o aconseja a esos grupos.

Finalmente, lo que será analizado, probablemente suene a crudo o aparezca como una
exageración, cuando lo único que pretenderá es presentar el problema de esos grupos, el
problema político de esos grupos, para el objetivo de este libro que es cambiar el clima de
opinión, empezando con algo.

Oscuras o extrañas aparecerán las advertencias que se han hecho en los párrafos de este
capítulo, podrán ser motivo de crítica o descrédito, de alguien interesado, que se moleste por
sentirse criticado.

ESENCIAS
31

Cuando se quiere, con sinceridad y sin cálculo, buscar la verdad de algo, debe armarse de
valor para llegar a la esencia de lo que le preocupa o anima. En este caso, se buscará la esencia
del problema político de ciertos grupos y se la presentará a consideración del lector.

Lo primero es averiguar ¿Qué es esencia? ¿Qué es la esencia de algo? ¿Cómo se llega a la


esencia?

Para lo cual se iniciará con una definición gramatical, luego se hará alguna referencia
filosófica y otra jurídica. Así quedará cubierto un amplio espectro de conceptos.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice que esencia es:

1. f. Aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas.

2. f. Lo más importante y característico de una cosa.

Para entender algo a veces es necesario buscar otro camino que lleve al mismo destino. En
este caso, en lugar de esencia, se buscará sustancia. En Wikipedia, aparece el concepto
filosófico:

Sustancia es el término acuñado por Aristóteles para referirse al sustrato básico en donde se
asientan los accidentes, a aquello cuya esencia le compete ser (existir) en tanto que es algo
(cosa). Descartes denominó sustancia a todo aquello que no necesita de ninguna otra cosa
para existir. Muy similares resultan esencia y sustancia, casi lo mismo.
Vale la pena hacer mención a lo que aparece, en el sistema jurídico latinoamericano, que
viene desde Código Napoleónico y se concreta en el Código Civil. Este Código tiene 2.524
artículos, algunos que son un desastre, otros que son luminosos. Tal es el caso del artículo
1.460, en el que se indica que en los contratos hay cosas que son esenciales, otras naturales
y otras accidentales. Sin las esenciales, el contrato deja de ser contrato o pasa a ser otro tipo
de contrato. De modo que las cosas esenciales en un contrato son las que definen y
determinan al contrato. Ejemplo: en el contrato de compraventa lo esencial es la cosa y el
precio. Si no hay cosa no hay contrato, tampoco hay contrato si no hay precio. El texto del
artículo dice lo siguiente:

“Art. 1460.- Se distinguen en cada contrato las cosas que son de su esencia, las que son de
su naturaleza, y las puramente accidentales. Son de la esencia de un contrato aquellas cosas
sin las cuales, o no surte efecto alguno, o degenera en otro contrato diferente; son de
la naturaleza de un contrato las que, no siendo esenciales en él se entienden pertenecerle, sin
necesidad de una cláusula especial; y son accidentales a un contrato aquéllas que ni esencial
ni naturalmente le pertenecen, y que se le agregan por medio de cláusulas especiales.”

El énfasis, el afán, estará por tanto en identificar la esencia o sustancia del problema que cada
uno de esos grupos tiene, desde la perspectiva política, con la finalidad de cambiar el clima
32

de opinión. La identificación de la esencia es importante, pero no es suficiente, si es que no


se descubren las sensibilidades de esos grupos.

SENSIBILIDADES

En el blog de Katherine Giraldo aparece una noción muy importante sobre ser sensible: “Es
anhelar que nuestra vida traiga impacto positivo al mundo y a la vida de otros, genere sonrisas
y felicidad, provea bienestar a la vida de los demás.”

Concepto muy poético y como todo lo poético inspirador. Pero este trabajo no aspira a tanto.
Apenas trata de descubrir lo que le importa al grupo cuya esencia se ha identificado, lo que
a ese grupo le mueve o le conmueve, es decir le importa. O lo que debería importarte según
la intuición del observador, y resulta que al observado ni le va ni le viene.

Supóngase, solo por un momento, que los voceros que dicen representar a grupos humanos,
están equivocados y dicen lo que no es. En ese evento cae de suyo todo el análisis posterior.

Si se llega a identificar la esencia de indígenas, mujeres, jóvenes, se podrá identificar qué es


lo que verdaderamente les importa, no lo que sus voceros dicen que les importa, ni siquiera
lo que –directamente los del grupo sin voceros- dicen que les importa. Puede ser que ocurra
lo que pasa con las encuestas tan utilizadas en los últimos años.

ENCUESTAS

Una encuesta es un cuestionario que se somete a un grupo de personas, previamente


establecido un perfil, para que representen el pensar de toda la población. El encuestador
elabora el cuestionario según lo que su profesión le enseña, según lo que su experiencia le
recomienda. Ese cuestionario es un listado de asuntos que le deben interesar al encuestado.
Supongamos 20 temas, entre los que el encuestado tiene que escoger 5. Los más escogidos
son los que la encuesta calcula que más interesa a los electores, por ejemplo: 30% empleo,
25% seguridad, 22% alto costo de la vida. Resta un 23% para otras preocupaciones. En el
puesto 13 con 7% aparece corrupción.

Esa encuesta ha sido contratada por el gobierno. Si la corrupción estuviera con un 50% el
gobierno estaría caído. Por eso el 7% de preocupación y que haya 12 temas más graves, para
el gobierno son buenas noticias. (El gobierno es el mejor cliente de las encuestadoras porque
contrata más encuestas).

Esa encuesta llega a las manos del político, ni siquiera hace falta que alguien le aconseje,
automáticamente el político descartará hacer la denuncia por corrupción de la que ya tiene
pruebas. El razonamiento será: “luchar contra la corrupción es peligroso, si a la gente no le
importa, para qué asumir riesgos innecesarios.”
33

En ambos casos se garantiza silencio ante la corrupción. Lo más triste es que esa garantía se
da, por una supuesta opinión de la ciudadanía, que es la víctima del hecho.

Si la encuesta fuera encargada por el candidato, la investigación no será muy distinta porque
no pueden presentarse resultados según quien contrate. Como primero contrata el gobierno
(el político solo contrata víspera de elecciones), la del político no puede salir muy distinta.

En las últimas elecciones en el Ecuador el tema “corrupción” como preocupación ciudadana,


ocupaba un puesto secundario, con un bajo porcentaje. De modo que no valía la pena
ocuparse de ello. De pronto, pasan las elecciones, sale Correa, llega Moreno, empiezan las
denuncias y la corrupción es el tema que no abandona a los hogares de los ecuatorianos. La
danza de los millones de millones con los personajes del anterior y del actual gobierno,
vicepresidente enjuiciado, sentenciado y preso… ministros, gerentes de empresas del Estado
presos y enjuiciados… la barahúnda mafiosa no termina, sigue y sigue… parece que el único
problema que al Ecuador le interesa fuera la corrupción… y entonces, ¿Es que fallaron los
encuestadores, los cuestionarios, los encuestados, los digitadores?

Nada de eso, los encuestados respondieron de acuerdo a su saber y entender. Preguntaron


“¿Qué le preocupa?” Y el encuestado respondió.

GRUPOS FOCALES

La encuesta es una pregunta que comienza con “Qué le preocupa?”. La técnica enseña que
ese “¿Qué…? Es incompleto. ¿Qué? para tener conocimiento más certero, confiable y útil, a
más del “¿Qué …? Se debe averiguar el ¿¨Por qué le preocupa eso que le preocupa?”. Esa
pregunta hecha a grupos de 8 ó 10 personas, sí ayudará al candidato (o al gobierno). Esa es
la lógica.

PERO…

Es posible que los encuestados, los participantes de los grupos focales, los encuestadores, los
facilitadores y quienes encarguen el trabajo no se hayan dado cuenta de la necesidad,
sentimiento, anhelo, que una sociedad tiene en un determinado momento. Es uno de los
motivos por los que fallan las encuestas. Pero a veces esa necesidad, sentimiento o anhelo,
no está presente, no es perceptible, pero sin embargo existe, está subyacente.

Una de las tareas del líder, del verdadero líder, es intuir esas necesidades y transmitirlas a
través de su discurso, para conectar con el público.

POR ESO…

A pesar del axioma, tan repetido y manoseado, de “la voz del pueblo es la voz de Dios” y el
otro “el pueblo nunca se equivoca”, las equivocaciones son frecuentes. Y es obvio que así
sea porque el pueblo cree tener opinión, pero lo que tiene son lugares comunes que repite.
34

Por eso son necesarios en las sociedades los líderes y las élites. Los que más saben, cuya
misión es explicar la realidad y advertir los peligros, a los que menos saben.

ÉLITES AUSENTES

Muchas personas dicen que la triste realidad política de los pueblos que un tiempo se
llamaron del tercer mundo, obedece a la falta de educación de la masa. Parece ser que eso es
un lugar común. Porque es la élite la que debe solucionar el problema de falta de educación,
persuadiéndole de su necesidad y facilitando la posibilidad de satisfacer esa falencia. Muchas
veces la élite, que son los mejores entre los mejores, una minoría selecta, se desentiende de
su tarea y responsabilidad que es dar ejemplo en primer lugar.

RESUMEN

Este capítulo ha sido denso. Para que el cambio del clima de opinión sea posible, hay que
identificar a las personas a quienes va dirigido el esfuerzo. Ocuparse del grupo en el sentido
de saber por qué constituye un problema para el logro del propósito del cambio de opinión,
para lo cual es necesario identificar la esencia del grupo. Hecho lo cual es necesario descubrir
las sensibilidades del grupo, es decir los asuntos que le importan al grupo. Las encuestas y
los grupos focales a veces son insuficientes para la comunicación política. En esos casos las
élites y los líderes son indispensables. En ciertas ocasiones el problema está en la ausencia
de élites, que tienen como tareas fundamentales: ser ejemplo para la masa y presentarla los
líderes a consideración del público.

CAPÍTULO CINCO

INTERESES Y GRUPOS OBJETIVO

Los intereses (entendidos como necesidades humanas básicas) de la población, casi siempre
son tangibles (vivienda, empleo, costo de vida, etc…) se pueden apreciar por los sentidos,
pueden tocarse, mirarse, contarse y calcularse; otras veces son intangibles (sentido de
pertenencia, deseo de reconocimiento, dignidad de conglomerado, etc…). Los primeros son
intereses expresos, son demandas que se hacen; los segundos están escondidos, hay que
encontrarlos. Ante una emergencia o ante una amenaza explícita es posible identificar esos
intereses comunes intangibles. Momentos ha habido en los que dichos intereses ocultos
afloraron y políticamente se los aprovechó. Cuando entre Ecuador y Perú, diferencia que
Ecuador la veía con lente de aumento, mientras que Perú, le daba más importancia a su
diferendo histórico con Chile, Durán Ballén el Presidente ecuatoriano, identificó ese
sentimiento y ante las escaramuzas del conflicto dijo la frase mágica: “ni un paso atrás.” Eso
venido de una persona que estaba cerca de los 80 años, convaleciente de una delicada
35

operación de columna vertebral, logró la adhesión nacional a su alrededor. Se hizo un


paréntesis a las diferencias políticas. Se descubrió un interés común que logró cohesión
social, despertó patriotismo.

A veces es muy difícil descubrir el interés general y se hace necesario segmentar la población
para dirigir los esfuerzos a determinados grupos de la población, por ejemplo: indígenas,
mujeres, jóvenes.

Esos grupos, tienen temas con los que se identifican y vocerías que los convocan. Como todo
grupo humano, tienen élites dirigentes, a veces explícitas, a veces subyacentes. A veces
equivocadas. En ciertos casos los voceros no son tales, se atribuyen vocerías inexistentes. En
parte, la misión será trabajar con esas élites. Si se logra cambiar el clima de opinión de la
élite la tarea será más fácil. En ocasiones las élites están fanatizadas y es el principal
problema. En otros casos las élites se han desentendido de su tarea, la han abandonado,
dejando el espacio vacío para que sea ocupado por quienes merecen menos, pero aspiran más.

Esos grupos tienen sus esencias particulares que a veces no se expresan y hay que intuirlas;
esas esencias sirven para que el cambio del clima de opinión sea posible, a través de entender
las sensibilidades que a veces no aparecen y hay que apostar por ellas.

Para el presente trabajo se han escogido tres grupos sociales: indígenas, mujeres y jóvenes.
Sobre ellos mucho se ha hablado y se ha escrito, pero no desde el ángulo del cambio de clima
de opinión. En efecto, de los indígenas por ejemplo se ha escrito sobre su historia, sus
necesidades económicas, la necesidad de reconocimiento social, el empoderamiento para que
tengan un sitio en el quehacer político, la injusticia y discriminación que han sufrido, la
necesidad de reivindicar su rol social, etc…

INDÍGENAS

Los indígenas son un grupo muy importante, que desde 1990 a propósito de la
conmemoración de la llegada de los españoles a América en 1492, tiene vida política propia.
Ocupan un espacio importante dentro de los actores políticos y sociales. Tienen iniciativas y
voz propias. Presentan candidaturas. Cuentan con su propio partido político. Tienen
aspiraciones económicas y sociales. Luchan por sus reivindicaciones, etc…

Son inteligentes y muchos de ellos astutos, quieren mejorar su condición, cualquiera que esta
sea. Son como cualquier otro ser humano. Unos destacan en el comercio, en la música, los
tejidos, en distintas profesiones, en la academia, en política, pero…

Sus dirigentes han mejorado sus condiciones de vida, participan en programas financiados
por el presupuesto del Estado, tienen reconocimiento constitucional como nacionalidades,
cuentan con sistema de educación bilingüe, tienen sus propias leyes y justicia. Son
beneficiarios de lo que aportan quienes pagan los tributos. Lamentablemente, las condiciones
socio económicas de la generalidad de los indígenas, no mejoran.
36

Los indígenas están desde siempre, ocupados en las labores del campo. Pero cada vez son
menos ocupándose de la agricultura porque llegan a las ciudades a desarrollar trabajos por
cuenta propia, sin empleadores y por consiguiente sin seguridad social. Su condición socio
económica es mala, en general muy mala.

La pregunta, cuya respuesta queda para el capítulo siguiente es, todo esto, ¿Por qué?

MUJERES

La historia de la humanidad, comenzó con el matriarcado, siguió con el machismo y desde


mediados del siglo pasado está en proceso de feminización. Lo curioso es que quienes llevan
la voz cantante para inclinar la balanza hacia la feminización, no son muy femeninas que se
diga, hay muchas hombrunas. Tienen en la ideología de género la bandera de su lucha.
Diferencian entre sexo y género. El género no es natural, es cultural. No se nace con un
género determinado, es la cultura la que determina el género. Nos viene dado por esa cultura
machista, que hace el relato e interpreta la realidad según la conveniencia de los hombres
para una sociedad de hombres.

El feminismo tiene causas y banderas de lucha, una de las cuales es la libertad de abortar. El
aborto despierta opiniones extremas: cuenta con fenomenales detractores como PRO VIDA;
y, auspiciantes poderosos, como laboratorios que usan a los bebés que aún no han nacido
como materia prima para cremas de belleza y otras aplicaciones.

Hasta la última cuarta parte del siglo pasado, la relación entre homosexuales hombres, ahora
más conocidos como “gays” y lesbianas, era mala, en realidad pésima. Parece lógico que
haya habido esa rivalidad porque eran polos opuestos entre los que no cabía que se tendiesen
lazos. Sin embargo, se tendieron, encontraron al enemigo común, el heterosexual. Así es
como viene creciendo, en número y en tipo de acción este fenómeno social, que constituye
un movimiento de opinión y de masas, que persuade cuando es posible, o impone en otros
casos. Cuenta con su propia organización, sus símbolos, sus liderazgos, financiamiento,
fechas emblemáticas y más. Actualmente la sigla más conocida es LGBTI para referirse a
lesbianas, “gays”, bisexuales, transgénero e intersexo. Esas cinco posibilidades aumentan
cada vez más, la pedofilia deja de criminalizarse si cuenta con la voluntad del niño/niña. El
sexo con animales se abre como posibilidad y lo que se conoce como “bestialidad”,
considerada una aberración que merece el rechazo, viene edulcorándose en el imaginario
social. Se trata de un trabajo semántico que los LGTBI lo vienen trabajando cuidadosamente.

Sobre el asunto de los “gays” hay un cómico centroamericano que lo dramatiza con gracia,
dice algo como esto: “al comienzo era prohibido, luego fue permitido, ahora es aceptado, me
preocupa que sea obligatorio”.

Lo mencionado bajo este subtítulo de MUJERES es un ejemplo de un mal cambio del clima
de opinión, porque este movimiento de la liberación femenina, llevado a los extremos a los
37

que ha llegado, pone a la gran mayoría de mujeres, que son heterosexuales, al menos
incómodas. Y a los hombres, sobre todo a los jóvenes, a la defensiva cuando no acomplejados
de ser hombres.

JÓVENES

Este es el grupo más complicado, porque la conducta política de los jóvenes es inédita. Jamás
en la historia los jóvenes han sido resignados, jamás se han desentendido de la política. La
apatía, si es que se presentaba, era pasajera. Se superaba pronto.

Ahora los jóvenes están desentendidos de la cosa pública, les interesa únicamente su vida no
el destino común. Se sienten satisfechos si es que cuentan con un empleo que les ofrezca
unos ingresos y seguridad social. A pesar que ningún joven, en Europa y América, deja de
entender que el sistema piramidal de la seguridad social funciona con base muy ancha de
cotizantes -los jóvenes aportantes- y un vértice muy angosto de beneficiarios, los viejos,
enfermos y jubilados. Pero cada vez hay menos jóvenes y cada vez hay más viejos que viven
más tiempo.

Los jóvenes están adquiriendo una costumbre: no salen de la casa de los padres, aunque
tengan edad para hacerlo. Quieren ahorrase los costos de vivir en su propio techo, sin pagar
la incomodidad de seguir las reglas del dueño de casa. Quieren vivir en dos mundos
incompatibles. Tampoco quieren casarse porque consideran que es sometimiento. Por último,
tener hijos les resulta una responsabilidad, limitación e incomodidad insufrible, pudiendo
tener mascotas.

Esta es la gran novedad sociológica que traen los jóvenes, no quieren ser adultos ni
multiplicarse. Pequeñito problema para el hemisferio occidental. Entre esa costumbre de los
jóvenes que va en aumento y los musulmanes que se multiplican muy rápidamente, la suerte
de Europa parece que está echada: ¡desaparecer!

Se cumplirá el pronóstico de esa gran periodista y escritora Oriana Fallaci, quien tuvo como
el amor de su vida un argelino, y advirtió que Europa será Eurabia, en pocos años.

Menuda tarea la que pretende identificar una esencia en estos jóvenes de ahora, y descubrir
sus sensibilidades, parece un exceso de optimismo. ¿Será?
38

CAPÍTULO SEXTO

INDÍGENAS

Este es un tema muy delicado. Ha merecido que de él se ocupen todos, o mejor dicho casi
todos. Porque algo que no se ha dicho de ellos se lo dirá ahora. Lo de los indígenas, tanto
desde el viejo mundo, Europa, como desde el nuevo mundo, América, es visto con los
anteojos del “Buen Salvaje”, con esa muletilla que dejó Rousseau al mundo: que los salvajes
eran buenos, intrínsecamente buenos, y que la cultura los dañó, los hizo egoístas, cuando no
perversos. Olvidarse de ese prejuicio es una condición para hacer una lectura objetiva,
razonada.

Y ese perjuicio porque la realidad lo contradice –desde el comienzo hasta el final- es la


ocurrencia del Buen Salvaje. Fue ocurrencia porque se le ocurrió y a esa ocurrencia ha servido
para elaborar una o más teorías que carecen de sustento, porque han sido negadas por la
realidad, cada vez. La cultura ha desarrollado ciencia. Esa ciencia aplicada es la tecnología
con la que es posible que se produzcan bienes y servicios para la humanidad. Es verdad que
esos bienes y servicios no alcanzan para todos, porque hay pobres que no alcanzan a esos
bienes y servicios, pero el porcentaje de pobres en el mundo es cada vez menor. Los pobres
de ahora disponen de bienes y servicios que los ricos de hace dos siglos no hubieran pensado.
La ciencia, es decir la superación del salvajismo, es la que produce los avances en todos los
órdenes: salud, promedio de vida, educación, bienestar, etc…

Si lo bueno fuera lo del buen salvaje, lo racional sería ir por los taparrabos y ser felices, vivir
en promedio hasta los 30 años, padecer hambre y sed. Aplaudir la ignorancia. Matar –
legítimamente- en forma cotidiana, porque para subsistir se requieren bienes y servicios muy
escasos. Y la disputa fue tanta que muchos murieron en la disputa de lo elemental. Pero de
matar no se trata, se trata de vivir.

Distintos serán los ángulos desde los cuales se enfoque el problema, advirtiendo siempre, que
el problema al que se refiere este libro es la dificultad de lograr un cambio en el clima de
opinión. En este capítulo, la dificultad para lograr el cambio de clima de opinión de los
indígenas.

Los ángulos desde los cuales se mire las dificultades serán: el complejo, fases de las culturas,
el racismo, el mercantilismo, el socialismo y el falso ídolo.

EL COMPLEJO

Aquí se tratará el complejo, no de los indígenas sino del complejo de los otros: europeos,
norteamericanos, criollos. Que los indígenas tengan o no complejo, no es asunto que interesa
en este análisis. En cambio, de lo que se trata es del evidente complejo de superioridad que
los europeos, los americanos del norte o los mestizos tienen sobre los indígenas.
39

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la palabra indígena se refiere a quien sea
propio de un lugar. No tiene que ver con tal o cual raza o cultura. Es el lugar donde habitaron
sus antepasados lo que define al indígena. De modo que puede haber indígenas rubios y de
ojos azules en el norte de Europa, chinos de un determinado tipo en Mongolia, negros en el
África negra, etc… De modo que cuando se dice indígena, este libro se refiere a quienes
habitaban América antes de la llegada de los europeos al nuevo mundo. Por lo tanto, queda
totalmente descartado ese prejuicio de identificar al indígena como alguien inferior. Es igual
a todos en dignidad. Ha tenido menos oportunidad de desarrollo en ciertos sentidos. Algunos
han tenido el atrevimiento de diseñarle un camino de desarrollo, evidentemente equivocado.
Se le debe al indígena el respeto que se debe a otro ser humano y se exige del indígena lo
propio.

Ese complejo de superioridad es tanto más grave porque viene precedido de un complejo de
culpa. De modo que se produce una mezcla entre el complejo de superioridad y un complejo
de inferioridad originado en la culpa. El razonamiento es más o menos así: eran buenos
salvajes y al intervenir nosotros con la cultura les hicimos infelices e inferiores; obligación
moral nuestra será la de ayudar a esos seres inferiores que sean felices. Obviamente, esta
ayuda viene como recursos en dinero. Lo primero que debe hacerse es lograr que mantengan
su naturaleza comunitaria y evitar cualquier cosa que afecten a su medio ambiente. Los
recursos son obtenidos por gobiernos capitalistas del primer mundo a sus ciudadanos, por vía
coactiva, es decir a través de impuestos. No son recursos obtenidos voluntariamente.

A veces los agentes de esa “ayuda” son organizaciones no gubernamentales (ong´s), que
están dispuestas a “compensar” el “daño” que sus antepasados causaron a los indígenas con
la cultura occidental. Esa compensación lo que procura es aligerarles la carga, de ninguna
manera permitirles que descarguen el peso. Lo que se les niega a los indígenas es que
descubran por sus propios medios, la mejor forma de -llegar por sí mismos- a darse mejores
condiciones de vida. Se les niega –sistemáticamente- se les impide a los indígenas que
adopten las formas de vida y de organización social que a los europeos y norteamericanos les
dio resultado. Es decir, se les impone –nuevamente- una visión que no es la indígena, sino la
blanco-mestiza, desde su complejo.

Mantenerlos tal cual, como buenos salvajes no contactados, que ni consumen ni aprovechen
recursos naturales, para que Latinoamérica y sobre todo la región amazónica sigan siendo el
pulmón del mundo, de eso se trata. Es el propósito no confesado.

TÓTEM SIGLO XXI

Para lograr ese propósito no confesado, es necesario presentar la vida indígena como folclore,
las costumbres ancestrales como culto a lo natural, el nativo como ícono del jet set
universitario, porque es en universidades de occidente, entre profesores y estudiantes donde
se desarrolla el culto a lo ancestral, a lo aborigen, a lo natural, al tótem, pero sin renunciar a
40

los avances de la ciencia: sofisticados teléfonos inteligentes, conexión a las redes sociales,
transporte, comunicación, educación, salud y bienestar social. Como que posible fuera la
coexistencia de la antigüedad y la modernidad simultáneamente.

FASES DE LAS CULTURAS

Ortega y Gasset sostiene que en las culturas los seres humanos tienen distintos estados
sicológicos. Uno es el tradicional, otro el racional, otro el supersticioso. Estos estados
sicológicos de la mente en cada cultura no ocurren en un momento cronológico de la historia
sino en distintos momentos de la humanidad. Cuando una cultura es nueva puede decirse que
está en su niñez para hacer analogía con la vida de las personas. En la niñez, de las culturas
predomina lo tradicional; en la juventud de la cultura predomina lo racional; y, en la vejez de
la cultura lo místico.

La mentalidad de infantil corresponde a la edad antigua. En esa edad (igual que los niños
chicos), las personas desconfían de sí mismas y confían en el criterio de los mayores. Cuando
un extraño dice algo a un niño, él regresa a ver a sus padres o sea a su ancestro, a su pasado,
para confirmar o descartar lo que el extraño ha dicho. Es la edad en la que un hecho natural,
por ejemplo, el soplido del viento, se lo explica como la respiración de un feroz gigante que
ya viene a comerse a los niños desobedientes. En esta edad la organización social se da por
lazos de consanguinidad y de cercanía. Se confía en lo más cercano y se desconfía de lo
lejano.

La mentalidad racional responde a la edad media, se empieza a perder la confianza en esos


nexos en los que antes se confiaba, cuando aparece la inquietud por conocer algo afuera,
cuando se piensa que lo extraño puede tener cosas convenientes. El centro de la confianza,
en lugar del pasado y lo familiar, empieza a ser el presente y lo distinto. Es el tiempo del
intercambio, de productos, bienes, servicios y lo más importante: ideas. El racionalismo, esa
etapa en la que las ideas pululan por doquier, donde se pretende proyectar, planificar, dirigir,
organizar la vida, hacer la realidad a partir de la teoría, de la idea. Es la época en la que
abundan las constituciones y las leyes, cuando el hombre sabio está seguro que una sola
inteligencia puede encargarse de organizar la vida de todos.

Este racionalismo se dio, en muy distintas fechas tanto en la sociedad griega, como en la
romana y en la europea, particularmente en Francia. Y procuró que la vida calce en la idea.
Nacen estas épocas llenas de optimismo, donde todo parece darse. Como se puede pensar
cualquier cosa, se piensa lo mejor y se cree que lo mejor será posible en la realidad porque
ha sido pensado y porque alguien quiere llevarlo a cabo, aún en contra de quienes se supone
serán sus beneficiarios. Ese optimismo, esa alegría de que todo lo imaginable es posible,
tarde o temprano termina. La luminosidad de la razón se apaga.

La mentalidad infantil se la superó porque ya no servía para explicar las cosas que tenían que
ser explicadas, para llegar a la verdad. De ahí se pasó a la mentalidad racional, a la razón y a
41

través de ella la búsqueda de la verdad. Se hicieron planes, constituciones, leyes, sistemas y


nada satisfizo. La razón perdió brillo y quedó muerta la esperanza. La teoría no sirvió para la
vida. Ya no había un futuro promisorio, ni siquiera uno posible.

Llegó la vejez que corresponde a la edad moderna (posmoderna se dirá hoy). Cuando el
espíritu está vencido, ya no queda la mentalidad del optimismo presente que fue la
racionalidad. La decadencia invadió todo y el futuro se vuelve incierto. Es la vejez. Incluso
se ha perdido el poder genesíaco. El poder de procreación. Disminuyen las poblaciones. Se
pierde virilidad. El hombre acobardado otra vez tiene temor de los ímpetus de la naturaleza,
todo le asusta. Busca, desesperadamente, alguien que le ofrezca seguridad y a ese le ofrece
su servicio. Es la etapa de ser servil y supersticioso. “El alma supersticiosa es, en efecto, el
can que busca amo.” Es la antesala de cualquier mandamás totalitario.

La tradición no da más, la razón no sirvió, llega la decadencia. Así se han terminado esas
culturas, la griega y la romana; en plena decadencia está la europea.

NEW DEAL

En los años 20 y 30 del siglo pasado, parece que nadie dudaba que las predicciones marxistas
se cumplirían. Que la historia es inexorable, que después del capitalismo y sus excesos vendrá
la toma del poder revolucionaria es decir la etapa socialista, donde el proletariado obrando a
través del partido comunista, hará la dictadura del proletariado como antesala del paraíso
comunista en el que se logrará el hombre nuevo. Uno que sea feliz, trabajador y solidario.

En Rusia se estaban cumpliendo esas predicciones y en otros países se cumplirían. Tan


seguros del futuro socialista estaban, que lo único que se discutía era el tipo del socialismo.
Así es como: Mussolini apuntaba a uno que tenga su eje y razón de ser en la nación, para
revivir las glorias del Imperio Romano; Hitler apuntaba a la raza aria, superior a todas las
demás, como motivo y razón de su tercer Reich para que dure 1.000 años; Franklin Delano
Roosevelt miraba al Estado fuerte, participando y dirigiendo la economía, como la vía al
socialismo. En todos esos casos tuvieron el campo y los campesinos, especial atención, a
pesar que lo que más se veía era desarrollo industrial y de comunicaciones.

Al decir de Andrei Znamenski, en un reciente trabajo publicado en abril del 2013, en esos
países estaba cumpliéndose, en cada uno a su manera, un “New Deal”, que se fundamentaba
en rescatar un sentido de comunidad, lograr unidad orgánica con la tierra y las culturas
populares. Todo esto para mejorar la movilización de las poblaciones y presionar con mayor
eficacia al pueblo.

En Alemania hubo un gran movimiento hacia la tierra y se buscó volver al paganismo


nórdico. En la Unión Soviética, que tenía entre sus características el discurso cosmopolita
“proletarios del mundo uníos”, procuró también adentrarse en la historia, mitología y folclore
del pueblo ruso, para consolidar un bolchevismo nacional. En Italia, uno de los grupos
42

humanos predilectos de Mussolini, en los que se fundamentaba su régimen fascista, eran los
partisanos, es decir los revolucionarios del campo. En los Estados Unidos tratándose del país
más capitalista, más individualista y más exitoso del mundo, la cosa era un poco más difícil
para establecer el “New Deal”. Por eso, Franklin Delano Roosevelt, tuvo que emplearse a
fondo y el aparataje estatal tuvo que destinar recursos y personas a distintos programas con
ese propósito.

Varias fueron las agencias creadas para lograrlo: la National Recovery Administration, la
Tennessee Valley Authority, la Cicilian Conservative Corps, el Federal Art Proyect, el
Federal Writers´ Proyect que empleó a miles de intelectuales para que resalten el folclore, la
etnografía y que promuevan la herencia de las comunidades locales.

Los valores que movían este movimiento eran: Estado, Ciencia y Colectivismo. Con la mano
firme del Estado y los avances científicos, el colectivismo llegaría a ser una feliz realidad.
Era como se pensaba.

ORGANIZACIONES INDÍGENAS EN ESTADOS UNIDOS

En 1928 John Collier, un trabajador social que estuvo a cargo de los indígenas en la
administración de Roosevelt, era un soñador empedernido, un utopista. (Lo único malo de
las utopías es que los utopistas pretenden imponer sus sueños a todos). Su utopía consistía en
construir una “Atlántida Roja”, un paraíso obligatorio para los indígenas de Estados Unidos.
Esto sería posible por la modernización que el Estado aplicaría al colectivismo tribal. Se
organizaron gobiernos tribales con fondos de los contribuyentes norteamericanos, que tenían
el estatus de corporaciones públicas, aspiraba a que se convirtieran en laboratorios sociales
para el resto del mundo. Estos gobiernos tribales, de los nativos, tenían capacidades
legislativas, ejecutivas, judiciales, económicas. Es decir, se creó un Estado dentro de Estados
Unidos para proteger a los nativos norteamericanos de la maldad de los conquistadores que
llegaron de Europa.

Este sistema subsiste, obviamente subsidiado por los contribuyentes norteamericanos. Está
quebrado, pero mientras haya quien subsidie permanecerá. Socialmente tampoco ha dado
buenos resultados. Señala Znamenski, quien es ruso de nacimiento devenido en
norteamericano, que en un viaje que hizo por una de las reservas, lo que vio le trajo recuerdos
de su lugar natal:

“Las mismas carreteras bacheadas y mal mantenidas, chozas raídas, vallas, muebles y
carrocerías de coches deteriorados, la misma mirada de sospecha dirigida a un intruso y
frecuentemente personas borrachas vagando por ahí.”

Todo esto a pesar que los nativos reciben más subsidio Federal que cualquier otra persona,
que incluye subvenciones para vivienda, salud, educación y alimentación. Este sistema de
Collier ocupa un 2% del territorio de Estados Unidos y viven en sus fronteras el 22% de los
43

5 millones de indígenas. En otra parte de su trabajo Znamenski, cuando se refiere a las fuentes
de las que ha bebido este experimento socialista, dice:

“Desde la década de 1960, todo el tema de la América nativa ha sido acaparado por la
investigación marxista y los llamados estudios de identidad, lo que ha dado una percepción
generalizada de que deberías tratar a los norteamericanos nativos, no como individuos, sino
como una serie de grupos culturales, víctimas eternas de la opresión capitalista.”

Estas novelerías peligrosas de Collier, de los universitarios a partir de los años 60, calaron en
los burócratas de Estados Unidos que “administran a los indios” y también en las élites
dirigentes indígenas, quienes descartan el esfuerzo individual y la propiedad privada, lo que
resulta en una cultura de la pobreza, mientras que se glorifica el estilo de vida indio, con sus
sabidurías ancestrales y niveles morales superiores a la cultura occidental. Desde luego
quienes predican la cultura de la pobreza no la sufren. Sufren otros.

DEL COMPLEJO AL DESCARO

En los Estados Unidos, desde el siglo XIX, las tribus indígenas ocupan territorios que les ha
entregado el Gobierno Federal. En esas tierras puede hacer actividades mercantiles. Una de
las cuales, que en el resto del país está muy vigilada y controlada, cuando no prohibida, -
salvo excepciones- es la de los casinos. La ciudad más famosa y permisiva con el tema de
casinos es Las Vegas. Allá acuden millonarios de todo el mundo en busca de emociones y
placeres. Los casinos le ofrecen mucho en eso de vivir al límite. Esa ciudad es el lugar
destinado a ser el casino del mundo. En el 2006 esa actividad generó una utilidad astronómica
US $ 6.000 millones. Hoteles, agencias de turismo, servicios, restaurantes, bares, discotecas,
tiendas y negocios de todo tipo florecen alrededor de esa actividad. Hasta aquí, nada nuevo,
nada sorprendente. Ahora viene.

El complejo de superioridad, el cargo de conciencia, el complejo de inferioridad y la viveza


de unos y otros, ha hecho que a tribus indígenas se les confiera licencia para explotar la
actividad de los casinos desde hace varios años. El año en que Las Vegas tenía US $ 6.000
millones de utilidad, los casinos indígenas habían ganado la bicoca de US $ 25.100 millones.

En la teoría estas licencias tienen como objetivo crear riqueza y fuentes de empleo para evitar
que los indios norteamericanos caigan en la drogadicción y la bebida.

Según una publicación de “elmundo.es”, preparado por Javier González, las estadísticas,
lamentablemente, son pésimas: la población indígena comete más del doble de crímenes
violentos (uno por cada 10 habitantes) de la media nacional. Siendo el alcohol el principal
combustible de la violencia, los detenidos por borrachera es un 3,5% frente al 1,5 del resto
del País.

La tribu de los “seminolas” compró el año ya referido, la cadena de restaurantes y casinos


“Hard Rock” por casi US $ 965 millones. La tribu de los “navajos” pidió en préstamo US $
44

400 millones para iniciar la construcción de sus primeros casinos. Joe Shirley Junior es el
Presidente de la tribu y asegura que los beneficios servirán para atender necesidades de su
pueblo, que carece de acceso a teléfono en un 60% y a alcantarillado en un 32%.

Muchos hombres de negocios se ofrecen a “ayudar” a las tribus como inversionistas, ponen
capital, asistencia jurídica y “lobby” para que los indígenas puedan adquirir tierras fuera de
sus reservas. Pero esto es sólo una fracción del negocio, cuya fuerza principal está en las
mismas reservas.

Para compensar la desgraciada suerte de los indígenas, el Estado les ha dado tierras, leyes,
les permite ejercer actos de soberanía no permitidos en otras partes de su territorio. A pesar
de todas esas ventajas la situación no mejora. Es que el problema no es la falta de ventajas
sino la concepción de la vida comunitaria que se les ha impuesto.

APORTE DE LA CIENCIA

Uno de los descubrimientos científicos más importantes del último tiempo es el ADN. Una
de sus múltiples aplicaciones es para conocer la composición racial de las personas, sus
orígenes.

Nuevo México es una ciudad que se ha considerado representante de la pureza racial. Ahí los
indios son indios y los hispanos son hispanos. Así había sido hasta que llegó la verdad con el
ADN. Según el genealogista Miguel A. Torres, quien es investigador del Laboratorio
Nacional de los Álamos, entre el 30 y 40 por ciento del ADN de los latinos proviene de
indígenas.

Esto ha traído cola. Un latino de apellido Trujillo con abolengo español, ha encontrado entre
sus antepasados a un jenízaro, es decir a un indígena esclavo de los que antes había. Ha dicho:

“Me quedé sorprendido al saber que tenía un esclavizador y esclavos en mi árbol


genealógico.”

En cambio David Atekpatzin Young, Presidente de la Asociación de Naciones Jenízaros


Afiliadas, quien dice haber rastreado sus antepasados hasta los apaches, cuando se le refiere
el ADN dice:

“No nos importa su porcentaje de sangre indígena ni las pruebas de ADN, ya que esos
factores pueden ser parámetros imprecisos de medición… Sabemos quiénes somos y
queremos soberanía y nuestras tierras de regreso.”

A David no le importa el ADN, porque él sabe quién es y qué es lo que quiere: el mismo
tratamiento que los nativos tienen, es decir: soberanía (autoridad y leyes) y territorio. Eso
exige, por ser descendiente de jenízaros, no más.

RIGOBERTA, PREMIO NÓBEL DE LA PAZ


45

Es un caso emblemático: líder indígena y luchadora por los derechos humanos, que ha tenido
que sortear todo género de dificultades, discriminación e injusticia. Nacida en 1959, se ha
hecho acreedora a muy importantes reconocimientos: Embajadora de buena voluntad de la
UNESCO, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992. Año en el que se conmemoró los
500 años de la llegada de los españoles a América, es decir un año especialmente
significativo, que constituyó un impulso para los indígenas hispanoamericanos. También
ganadora del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1998. De modo
que Rigoberta Menchú se distinguió como el aporte más significativo entre los indígenas,
siendo mayor su mérito por ser analfabeta, muy pobre y una gran luchadora por los derechos
humanos.

Participó en política, fue candidata a la presidencia de su País en el 2007 y quedó en quinto


lugar habiendo obtenido el 3.09% de los votos; repitió esa candidatura en el 2011, quedó en
sexto lugar con el 3.27% de los votos. Si los indígenas en Guatemala son el 41% de la
población y contaban con tan laureada candidata, no se explican esos resultados. Así
terminaron sus aspiraciones de ser la primera mujer indígena presidenta de su país y la quinta
en Latinoamérica después de Benito Juárez y Victoriano Huerta en México, Alejandro
Toledo en el Perú y Evo Morales en Bolivia.

Quizá la explicación esté dada porque la historia de Rigoberta Menchú parece que estuvo
mezclada con mitología. Que no fue analfabeta, sino que se educó en un colegio para
señoritas dirigido por monjas, que no hubo lucha por los derechos humanos como se ha
publicitado, que los indígenas nunca se sintieron por ella representados. Todo eso se ha dicho.
Quizá simplemente fue mala candidata. ¿Quién sabe?

IMPOSTORA

La vida de Rigoberta Menchú, ahora se conoce porque la autora de su biografía hizo conocer,
ha sido distinta de lo que cuenta el libro. Si bien los hechos mencionados en la biografía
pueden ser ciertos, pero no es Rigoberta la protagonista de los mismos.

En La Gaceta del 14 de noviembre del 2015 se hace conocer hechos lamentables, de los que
aparece que los premios Nobel de la Paz, al menos en América, son una equivocación. Pérez
Esquivel no parece que hizo méritos suficientes, Obama recibió el premio al inicio de su
mandato, al final seguramente no se lo hubieran dado. A quien se le ocurre dar semejante
premio a un presidente al inicio de su mandato. Juan Manuel Santos, otro premiado, antes de
la firma de la paz. Y le dieron el premio luego del 2 de octubre del 2016, fecha en la que
Colombia dijo No al proceso de paz mediante un plebiscito. Qué absurdo!

El punto es que parece que a Rigoberta le dieron el premio porque era “políticamente
correcto” dárselo a una indígena. No se sabe por qué no lo retiraron cuando se enteraron de
la verdad.
46

La autora de la biografía, Elizabeth Burgos, escribía lo que Rigoberta le contaba. Le contó


que desde muy chica fue explotada por terratenientes, que el caso era tan grave que su
hermano Nicolás murió de hambre. En la realidad los terratenientes han sido sus familiares
y el hermano vive, por lo menos vivía, hasta la publicación de La Gaceta.

La autora descubrió que algunos datos eran falsos y cuando supo que Rigoberta estaba de
candidata al Nobel, rectificó, pero no le tomaron en cuenta. El antropólogo David Stoll, con
testimonios inclusive de familiares paternos y maternos de la premiada, demostró falsedades
de la biografía: que haya sido analfabeta no es verdad. Que haya tenido problemas para
estudiar, falso. Estudió en varios internados y en alguna institución católica privada, en el
colegio Belga, incluso llegó a estudiar en la Universidad San Carlos.

RACISMO

El indigenismo se considera víctima de racismo, siendo los victimarios los capitalistas. El


marxismo, por su parte, contaba con los proletarios como la base social que provocaría la
revolución para llegar al socialismo. Estos proletarios eran asalariados de los capitalistas.
¿Dijo el marxismo algo de los indígenas?

Juan E. Pfluger, historiador y periodista español, escribe en el 2016 un trabajo sobre la Base
Racista del Comunismo y el racismo de los viejos comunistas. Comienza con textos
obtenidos de las cartas que se cruzaron entre Marx y Engels. Ellos tenían como rival para el
liderazgo del movimiento obrero alemán a Ferdinand Lasalle. Engels lo descalifica: “…para
mí está completamente claro ahora, como lo prueban la forma de su cráneo y su pelo, que
desciende de los negros de Egipto, suponiendo que su madre o su abuela no se mezclaran con
la negrada. Esta unión de judaísmo y germanismo sobre una base negra tiene que producir
un producto peculiar. La protuberancia del colega es, asimismo, la propia de la negrada”.

En otra carta el mismo Engels explica por qué apoyó a la conquista de California por los
Estados Unidos en 1848, se pregunta: “¿Es una desgracia que la espléndida California fuera
arrebatada a los vagos mexicanos, que no sabían qué hacer con ella?”. En otros documentos
expresa su racismo contra los vascos a quienes llama “basura racial”, a los eslavos como
“deshechos étnicos” y proponían el exterminio de estos pueblos, así como el de los serbios o
los bretones.

En artículos publicados por Marx en Neue Rheinische Zeitug (Nueva Gaceta Renana),
periódico dirigido por el propio Marx en Colonia en varias etapas durante la década de los
años cuarenta del siglo XIX, dice: “Con la excepción de los polacos, de los rusos y de los
eslavos de Turquía, ninguna nación eslava tiene futuro, puesto que los eslavos no poseen las
bases históricas, geográficas, políticas e industriales que son necesarias a la independencia y
a la capacidad de existir. Los pueblos que no han tenido jamás su propia historia, que apenas
han alcanzado el grado más bajo de la civilización, no son capaces de vivir y no podrán jamás
alcanzar la menor independencia”.
47

Ya en el siglo XX llega a Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como Ché, el ícono
que aparece en camisetas de todos los colores, con su fisonomía romántica y soñadora,
diseñada al más puro estilo de mercadeo capitalista. Ese Ché tuvo frases atroces: “Los negros,
esos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al
poco apego que le tienen al baño…”. A los pueblos indígenas mexicanos les llamó “una
indiada analfabeta”.

Juan Carlos Mariátegui, Fundador del Partido Socialista del Perú que se convirtió en Partido
Comunista Peruano, calificaba a chinos y negros con profundo desprecio: “… el chino parece
haber inoculado en su descendencia, el fatalismo, la apatía, las taras del Oriente decrépito
(…) el aporte del negro, venido como esclavo, casi como mercadería, aparece más nulo y
negativo aún. El negro trajo su sensualidad, su superstición, su primitivismo. No estaba en
condiciones de contribuir a la creación de una cultura sino más bien de estorbarla con el
crudo y viviente influjo de su barbarie”.

Más tarde apareció en el imaginario marxista de Latinoamérica la incorporación del indio. Y


la elaborada teoría que los indígenas son socialistas por naturaleza.

ECUADOR

Necesario ha sido dar una vuelta larguísima para finalmente llegar al Ecuador. Esa vuelta se
justifica porque demuestra que el drama que aquí se vive no es ajeno a dramas de otras partes.
Que las ocurrencias de aquí no son distintas a las ocurrencias de allá. Que las burocracias y
las dirigencias tienen allá como aquí, la arrogancia intelectual para imponer diseños sociales
a los indígenas. En efecto:

En el boletín ICCI ARY-RIMAY, que es una publicación mensual del Instituto de Culturas
Indígenas, en el año 6, Nro. 58 de Enero del 2004, aparece un artículo del Doctor Luis A.
Macas A., que es un dirigente histórico del movimiento indígena, artífice del levantamiento
de 1990 y en la actualidad miembro de la Comisión de Participación Ciudadana, compuesta
por 9 miembros, encargada de examinar y si fuera del caso destituir a muy importantes
autoridades: Fiscal, Procurador, Contralor, Superintendentes, es decir a la plana mayor de
entidades autónomas en el Ecuador.

Ese documento se titula “La Tierra para los Pueblos Indígenas en el Ecuador”. Y dice:

“… la tierra ha sido el eje que ha articulado el proceso de unidad y lucha de los pueblos
indígenas y campesinos del país.

Brevemente podemos mencionar que la tierra o ALLPA MAMA, para los pueblos indígenas
constituye un alto significado espiritual, entre el TAYTA INTI y la PACHA MAMA, son los
generadores de vida, somos parte integrante de una gran colectividad de la madre naturaleza,
en ella encarnan nuestras vidas, las de las plantas, los animales, los lagos, los ríos, y en ellas
las WAKAS. La PACHA MAMA, nos proporciona energía, poder y continuidad…
48

“… es el elemento vital y constitutivo de nuestras comunidades, ella nos permite la


continuidad histórica como pueblos, desde ella se genera la construcción de identidad y la
reproducción cultural de las comunidades, de ella nacen los conocimientos y el saber, de esta
relación se construye los principios y valores intrínsecos al comportamiento y la conducta
social.”

Hasta aquí se citan los fragmentos.

Difícil decir más sobre la tierra, no es solamente un elemento natural es una cosmovisión
telúrica, es lo que permite la vida y la convivencia. Tan importante para los indígenas.
Lastimosamente, la tierra, en el Ecuador no sirve como palanca de producción como
generador de riqueza. Porque la venta de las tierras comunales está prohibida. Se prohíbe su
venta y la utilización como garantía.

¿Cómo no van a ser pobres los indígenas si sus tierras, que es su patrimonio, no sirven para
producir?

LEYES DE BURGOS

Tan temprano como en 1512, quedó abolida la esclavitud de los indígenas en la América
Española. En efecto, el Rey Fernando El Católico, dictó las Leyes de Burgos que
establecieron “la encomienda” que tuvo como propósitos: respetar la condición del indígena
de vasallo del Rey (cualquier situación de esclavitud establecida antes desaparecía en
adelante); evangelizar al indígena responsabilidad del encomendero; y, hacer productivas las
tierras a las que el indígena estaba ligado.

Las encomiendas fueron una institución parecida a la que tuvo el Imperio Romano bajo el
nombre de “clientela”. Wikipedia define a las encomiendas así:

“La encomienda fue una institución socioeconómica mediante la cual un grupo de


individuos debían retribuir a otro en trabajo, especie o por otro medio, para disfrutar de un
bien o una prestación que hubiesen recibido. La institución de la clientela establecida en la
Europa romana desde el bajo Imperio hasta principios de la Edad Moderna. Así, existía una
relación de dependencia por la que el más fuerte daba protección al más débil a cambio de
comprometerse a guardar fidelidad y entregarle determinados servicios.”

Esta legislación para ese tiempo era novedosa. Pudiera decirse que fue precursora del
Derecho Internacional y de los Derechos Humanos. Sin embargo, hubo abusos tremendos de
los colonos, que fueron denunciados al Rey por Fray Bartolomé de las Casas, por Antonio
de Montesinos y otros. El Rey, valiéndose del asesoramiento de jurisconsultos del tiempo,
dictó, a través de la Junta de Burgos, las Nuevas Leyes en 1542. Donde quedan consagrados
los siguientes principios:

• Los indios son hombres libres.


49

• Tienen derecho de propiedad sobre sus tierras y sus frutos.

• Los Reyes Católicos son señores de los indios por su compromiso evangelizador.
• Se podía obligar a los indios a trabajar con tal de que el trabajo fuese tolerable y el
salario justo, aunque se permitía el pago en especie, en lugar de en dinero.
• La Ordenanza XVIII prohíbe el trabajo, a partir del cuarto mes de gravidez, en minas y
labranzas y, en atención a la crianza subsiguiente, se amplía el plazo hasta que el
nacido haya cumplido tres años. La mujer embarazada y posteriormente lactante sólo se
ocuparía en tareas caseras.
• Exime igualmente del trabajo a los menores de catorce años, de ambos sexos,
ocupándose tan sólo en tareas apropiadas a su edad.
• Las indias casadas sólo podían trabajar en la mina por propia voluntad u orden de sus
maridos, aunque habitualmente se ocupaban de las labores domésticas de las haciendas
que habitaban.
• Dedican varios de sus preceptos a los indios caciques y a sus descendientes, ya que su
situación social era respetada, por lo que la Ordenanza XXII les autoriza a tener cierto
número de indios servidores proporcionalmente a la tribu que señoreaban, por lo que el
cacique debía permanecer en la colectividad donde estuviera el mayor número.
• Se justifica la guerra de conquista si los indios se negaban a ser cristianizados o
evangelizados para lo que se creó la institución del Requerimiento.
Varios son los derechos contemplados en estas leyes dictadas dos siglos antes de la
Independencia de los Estados Unidos o de la Revolución Francesa. Pero los derechos de las
constituciones de Estados Unidos o de Francia no tienen tantos derechos como estas Nuevas
Leyes. Baste mencionar: derecho a la vida, libertad, propiedad, trabajo, descanso,
maternidad, etc… Prohíbe la esclavitud y el trabajo de menores.

En lugar de buscar la aplicación de este marco jurídico, tan beneficioso para la época, se ha
buscado a lo largo del tiempo mil y un razones para impedirles a los indígenas el ejercicio de
sus derechos consagrados tan tempranamente.

Obviamente, es que estas Leyes de Burgos, chocan con el diseño socialista para a los
indígenas tratarlos como comunidades, como colectivos en lugar de como individuos.

HACIA LA DIGNIDAD

En este comentario hecho, a saltos y a brincos sobre distintas cuestiones relacionadas


con los indígenas, aparece una constante y es que a los indígenas se les trata en plural,
como comunidad. No se trata al indígena en singular, como persona. Si no hay
singularidad no hay verdaderamente interés por la suerte del indígena. Y el problema
de este tratamiento es que siempre se atiende a generalizaciones y no al caso concreto.
50

Más que eso, hay trato al fenómeno sociológico, al asunto de antropología, no se


atiende a la inmensidad de lo humano.

Y atender a la inmensidad de lo humano es desde luego primordial, más aún, resulta


una condición de seriedad para tratar el tema del indígena en particular, como ser
humano, compuesto de cuerpo y alma. Porque la tribu, la comunidad, lo comunitario,
carecen de alma. Porque las generalidades son desalmadas.

Esa es pues una primera observación: se requiere tratar al indígena como ser humano.
Como ser individual y distinto de los demás, del grupo. Porque las necesidades y
anhelos, las tristezas y los sueños son personales. Así como no se puede hacer una
obra de arte “colectiva” porque la inspiración es de uno solo, así mismo, no se puede
analizar o juzgar conductas o comportamientos por el grupo, si lo que
verdaderamente interesa es la persona humana.

Mucha importancia al “colectivo” y ninguna al “individuo”, cosas del socialismo,


que al socialismo conviene e interesa. A más de esa causa socialista, puede
entenderse la reiteración del fenómeno de negar individualidad, por esas ancestrales
creencias indígenas, que han sido labradas en piedra por blancos y mestizos, para que
los indios no puedan salir de ellas y permanezcan a ellas sometidos.

El indio, como el cholo, el blanco, el mestizo, el negro, el zambo, el cuarterón o


cualquier otro, son valiosos por ser personas, no por su componente racial. Eso es
apenas un accidente, que puede ser lo uno como lo otro, y a la sustancia no le afecta.
La sustancia, lo sustancial del indígena es que se trata de un ser humano. Por eso es
único, insustituible, tiene dignidad. Esa esencia que solamente tiene el humano, por
más esfuerzos que hagan los adoradores de la naturaleza o de la animalidad.

Otro aspecto importante es la realidad jurídica:

Los indios son hombres libres; se podía exigir a los indios que trabajen siempre y
cuando la labor sea tolerable y el salario justo; las mujeres embarazadas pasados los
51

4 meses quedaban exentas de trabajar; podía pagarse en especie en lugar de dinero


(muy poco se usaba el dinero en ese tiempo); si los indios se negaban a ser
cristianizados, se justificaba el derecho de conquista, pero cumpliendo determinados
requisitos, para lo cual se creó la institución del requerimiento. Se regulaba
minuciosamente el régimen de trabajo, jornal, alimentación, vivienda, higiene y
cuidado de los indios con un sentido de cuidado, altamente protector y humanitario.

Expresamente se estableció que el indio tenía la naturaleza jurídica de hombre libre


y sin que quede lugar a dudas establecía el derecho de propiedad del indígena, sin
limitaciones, dejando dicho que no podía ser explotado como súbdito. Se estableció
que los indios no podrían trabajar más de nueve meses al año para los españoles para
que tres meses trabajen en sus propias tierras. De modo que por leyes no han faltado,
es más, la Corona cuidó y protegió al indígena con legislación que se anticipó al
código del trabajo y a los derechos humanos.

Cuando el indígena decida tratarse como ser persona humana, dueño de su propia
individualidad, distinguiéndose de la naturaleza, viviendo gracias a su propio esfuerzo con
aplicación de su inteligencia, entendiendo que el derecho aquí en esta vida se lo adquiere
intercambiando servicio por servicio con otros seres humanos, tendrá un futuro promisorio.
Abandonará la queja que lo acompaña y para él vendrá la alegría que trae la ilusión
alcanzable, la satisfacción del logro que se cumple.
52

CAPÍTULO SÉPTIMO

MUJERES

Derechos Políticos.- Para una primera aproximación al tema de las mujeres y su relación con
el clima de opinión, conviene dar un vistazo al rol que en la sociedad ellas han tenido. Hasta
el siglo XIX, salvo muy pocas excepciones, han sido hijas, esposas, madres, administradoras
de su casa… Han sido compañeras de los hombres, quienes han protagonizado en primer
plano la historia.

Ellas estuvieron conformes con el papel que les “correspondía” desempeñar en el mundo. No
se cuestionaban el papel simplemente lo asumían y lo hacían poniendo su máximo esfuerzo
en desempeñarlo. La asistencia esmerada al esposo, el cuidado sacrificado por los hijos, eran
carta de presentación suficiente para que se sintieran satisfechas y hasta felices. No
disputaban –salvo pocos casos- espacio a los hombres. En política se presentaron tales o
cuales circunstancias, generalmente no buscadas, que les dieron a tales y cuales mujeres un
primer plano. Una reina era la esposa del rey como norma general; que la reina reine y que
el esposo sea su príncipe consorte era muy raro. Y esa reina, con mando, llegaba a serlo
porque no había un hermano primogénito que asegure descendencia.

En las democracias, desde Grecia hasta las repúblicas europeas las mujeres no habían tenido
voto, la educación era para una élite de varones; a las artes y a las ciencias, a la literatura,
casi nunca llegaban. En Europa y América, para la soltería quedaba como opción la vida
religiosa. Los trabajos de las mujeres eran generalmente con las manos; con ideas y
conceptos, casi nunca.

Empiezan los cambios en Europa a finales del siglo XIX cuando el derecho político a votar
se hace universal, en lugar de estar restringido únicamente a los hombres, ahí es que las cosas
empiezan a cambiar. Las mujeres exigiendo votar, es decir afanosas en que se tenga que
contar con ellas para asuntos políticos, y en dar opinión sobre temas de interés general.
Empezando a sentir discriminación por no participar en cuestiones políticas. Ese sentido de
discriminación hizo que se busquen solidaridades entre mujeres y se organicen ligas para
reclamar derechos.

Es pues, el voto universal, el hecho que sirve como motor del cambio del clima de los
derechos políticos de las mujeres. A partir de ahí las cosas no serían como antes.

PARADIGMAS

La palabra paradigma, tiene dos sentidos, que se relacionan al tema que se está tratando. El
primer sentido es el de una creencia firme; el segundo es el del ejemplo. Una creencia es algo
que no se cuestiona, es tan real que se confunde con la realidad misma. El paradigma de
antes fue que la mujer es la compañera del hombre, la costilla de Adán; el nuevo paradigma
es que la mujer es igual en dignidad, derechos y ocupaciones al hombre.
53

Pero este nuevo paradigma en el sentido de realidad, requiere paradigmas en el sentido de


ejemplos a seguir. Y la realidad conceptual de la mujer con igualdad de derechos con el
hombre, tuvo: en la revolución rusa, en la gran crisis económica (depresión del 29) y en la
segunda guerra mundial, situaciones extremas que requirieron del concurso de las mujeres.

Por la revolución rusa, el hombre nuevo, gentil, bueno, trabajador, generoso y solidario, que
se suponía que venía con el socialismo, exigía que la mujer asuma nuevos roles sociales. Si
la educación y la formación de los hijos era ahora del Estado, la mujer quedaba liberada de
esas responsabilidades que antes había tenido. Además, para dar el gran salto desde la
agricultura hasta la industrialización se requerían más brazos para trabajar. La mujer
trabajadora, fuera de su casa, en el taller o en la industria, era el nuevo paradigma.

En Estados Unidos, por la gran crisis económica, provocada por el derroche de los locos años
20 y por el “New Deal” de Franklin Delano Roosevelt, esos sueños de desarrollo y bienestar
desde el Estado que consumía y consumía recursos, era necesario aumentar mano de obra.
Que las mujeres no se queden ociosas en sus casas, que salgan a atender tareas que antes
estuvieron dedicadas solo a los hombres y sus familias. En definitiva, que produzcan para
salir de la crisis.

El “New Deal” en los Estados Unidos, el Socialismo en Rusia, el Fascismo en Italia, el


Nacional Socialismo (nazismo) en Alemania, fueron todos modelos colectivistas. Cuando el
sistema es colectivista, las formas de vida son las que dicta el Poder.

Hay una circunstancia que ocurre casualmente pero que marca definitivamente una
diferencia. La revolución rusa cuenta con Stalin, que no era nombre, que no era apellido, que
era apodo. Pero era un apodo que tenía un significado: “hombre de acero”. Por tanto, si Rusia
la quintaesencia del socialismo tenía un hombre de acero, los Estados Unidos, la
quintaesencia del capitalismo, no podía quedarse atrás. Pero no tenía un hombre de acero,
entonces había que crear uno. Como en la realidad no puede crearse hombres de acero, la
tarea quedó para la ficción. Al menos en las tiras cómicas, en las historietas dibujadas. Es así
como se creó Superman, el hombre de acero estadounidense, el invencible que luchaba con
grandes poderes por la ley y hacia la justicia. Este Superman activaba la imaginación y los
comportamientos de niños y jóvenes varones que en él veían a su ejemplo a seguir.

Superman era muy solo y además era tímido por lo que no alcanzaba a ligar. Había que darle
una compañera y así crearon a la Superwoman. Ella tenía un destino manifiesto más
importante que ser la compañera superpoderosa: ser el ejemplo de la mujer estadounidense.
Y era urgente que la mujer estadounidense gane confianza en sí misma ya que por el
fenómeno de la guerra novios y maridos habían ido al frente y se requería sustituir mano de
obra.

Ocurren cambios muy rápidos:


54

Terminada la guerra volvieron los combatientes, se unificaron las familias en unos casos,
empezaron a formarse nuevas familias en otros casos. Era época de paz, progreso, desarrollo,
optimismo. Las ciudades crecieron y crecieron, hasta incorporarse los suburbios. El
automóvil, las autopistas y los electrodomésticos, tan útiles para aligerar las tareas de la casa,
afloraron.

Los años 60 fueron del rock and roll, las drogas, el amor libre, la píldora anticonceptiva, la
minifalda, fuera sostenes, mi cuerpo mi vida, “derecho a abortar”, etc… La mujer ejerciendo
sus derechos de diversión a plenitud. En los años 70 y 80 se buscaba que la igualdad de
derechos se plasme en leyes. A igual trabajo igual remuneración, que no quede profesión o
actividad exclusiva para los hombres. Mujeres a los deportes, al ejército, a disputar con los
hombres y exigir que la igualdad venga dada coactivamente, por medio de ley.
Recíprocamente, el hombre ocupándose cada vez más como cocinero, peluquero, diseñador
de modas, etc… Movimientos feministas buscando que se establezcan cupos de participación
política.

Hasta ahí nadie discutía que mujeres y hombres eran distintos por naturaleza. Lo que el
feminismo quería era Igualdad de derechos.

IDEOLOGÍA DE GÉNERO

FUNDAMENTOS TEÓRICOS

El origen remoto de este pensamiento puede encontrarse en la denominada Escuela de


Frankfurt, fundada en 1923, para actualizar el pensamiento de Hegel, Marx y Freud. Hegel
que sentó los principios del militarismo alemán y dio al Estado un rol protagónico. Marx tuvo
en la lucha de clases su idea central. Freud identifica culpa a terceros de los problemas
psíquicos. Teoría Crítica es como se denominó ese pensamiento. Entre otros lo
desarrollaron: Walter Benjamin, Theodor Adorno, Herbert Marcuse, Max Horkheimer, Erich
Fromm, Juergen Habermas. Algunos de sus integrantes tuvieron que separarse y aterrizaron
en Estados Unidos, cobijados bajo el ala de la Fundación Rockefeller.

La influencia más directa está en el pensamiento de Simone de Beauvoir, francesa, de origen


burgués, militante comunista, compañera sentimental de Jean Paul Sartre, importante
intelectual marxista que terminó criticando al “stalinismo” de la Unión Soviética. Beauvoir
escribe en 1949 “El segundo sexo” en el que denota una gran animadversión a los hombres
por ser opresores de la mujer y a la familia por ser el medio de esa opresión. No se nace mujer
la mujer, te hacen mujer. Es la síntesis de su pensamiento que constituye la semilla de la
ideología de género. Defiende el aborto como derecho de la mujer. Descalifica a quienes
defienden el derecho a nacer calificando de “humanitarismo intransigente”. Calificó como
“parásito” al hijo por nacer. Negó el origen biológico de las diferencias sexuales. Sostuvo
que toda mujer es homosexual por naturaleza. Firmó un manifiesto pidiendo legalizar la
pederastia. En fin…
55

Influencia también Jacques Derrida, autor francés de origen argelino, quien tiene como tesis
de su pensamiento la “deconstrucción”. Murió en el año 2004. Aporta el método de análisis
para la Ideología de Género. Así como culturalmente se han construido conceptos, así se los
puede desconstruir y “desconceptualizar”. La verdad no existe de manera objetiva, la verdad
es subjetiva. Depende del sujeto y del momento histórico de una sociedad. Para uno algo
puede ser verdad y para otro eso mismo puede no ser verdad, por tanto, es error. Ni las
personas ni la ciencia pueden ir en pos de la verdad. Hay muchas verdades, por eso no hay
ninguna. Todo es relativo.

Otro importante referente es Michel Foucault, también francés, para quien en la base de
cualquier interacción humana subyace el poder. Estudia las relaciones como el factor
determinante en las sociedades. Sostiene que la escuela, el hospital y el panóptico son los
centros icónicos donde se manifiesta el poder. Murió en 1984 con sida.

IDEOLOGÍA DE GÉNERO EN LA PRÁCTICA

En la conferencia de las Naciones Unidas, celebrada en Pekín en 1995, empiezan a dibujarse


rasgos de la ideología de género. Una mesa es femenino por cuestiones gramaticales, pero
no hay como asignarle sexo femenino. Lo de hombres y mujeres son construcciones
culturales, gramaticales, semánticas, por tanto, debe hablarse de ahora en adelante es de
género, no de sexo.

Que los niños sean niños depende de que les traten como niños, les den juguetes de niños,
les hagan practicar deportes de niños, les inculquen los gustos y valores de niños. Pero si a
esos mismos niños se les trata como niñas, serán niñas. En último caso, podrán escoger su
inclinación de género. Mientras los sexos son hombre y mujer. Los géneros son más números,
cuatro para empezar: lesbianas, gays, transgénero, bisexuales e intersexo. Esto para empezar.
Se pueden encontrar muchos más, la imaginación es fértil.

Dentro de esta variedad no se libran ni los animales ni los menores de edad. Además, tiene
una ventaja inconmensurable: alguien (hombre o mujer) puede tener hoy el género masculino
y mañana el femenino, o los dos en el transcurso del día. Es cuestión de escoger, son opciones
dictadas por la voluntad de cada cual…

Las familias también son variables, cuentan las mascotas. Pueden ser de todas y de todos
contra todos. Lo importante es que sean relaciones voluntarias, no forzadas y para probar eso
debe quedar registro. Inclusive los niños pueden dar su consentimiento para una relación
sexual con quien quiera en el rol que quiera.

La familia es un invento, una construcción cultural, que afecta, definitivamente, al bienestar


de las mujeres y es altamente discriminatoria. Por eso hay que acabarla. Luchar contra la
familia es complicado, porque la gran mayoría de las personas la valora. Por eso de lo que se
trata es de desvalorizarla por multiplicación. Así como a la moneda cuando se la falsifica se
56

la desvaloriza, lo mismo con la familia. Si familia se llama a dos o más seres vivos viviendo
bajo el mismo techo, teniendo relaciones sexuales, se pierde el sentido de una familia: padre,
madre, hijos.

¿TIENE SENTIDO TODO ESTO

La somera descripción del fenómeno, para quien no esté familiarizado, puede resultar
absurda; para quien algo conozca del tema, exagerado; para quien haya analizado textos de
los mencionados autores sobre el asunto específico, empezará a materializarse lo etéreo.

Todo esto está dentro de lo que se conoce como “marxismo cultural”. Es Antonio Gramsci,
un italiano, que explica en 1937: el marxismo no es posible antes de que se logre un cambio
cultural. Para lograr ese cambio hay que atacar a las instituciones burguesas: Dios, familia,
propiedad, a través de educación y de los medios de comunicación.

SOCIEDAD FALOCÉNTRICA

La historia del hemisferio occidental ha sido una creación cultural, pensada, hecha y contada
por hombres, para beneficio de los hombres y para discrimen de las mujeres, hay que invertir
el proceso: deconstruir la historia para hacer una nueva historia hacia adelante (un futuro) en
la cual no se permita a los hombres ejercer su naturaleza abusiva en contra de las mujeres.
Es más, se trata de acabar con la cultura blanco heterosexual.

ES IDEOLOGÍA

Lo de la construcción cultural del género, es una ocurrencia, es una elaboración mental, una
ideología, que no se compadece con la naturaleza ni con la ciencia.

ES UN PROCESO

El cambio del clima de opinión que se ha logrado en esta materia, no es casual, es


premeditado y muy bien premeditado. Y no viene dado de golpe y de una vez, se logra por
pasos. Para el tema de los homosexuales, por ejemplo, la primera fase fue hacer visible
socialmente el tema: hablar de ello, señalar el discrimen y la injusticia. La segunda es hacer
que el fenómeno se admita socialmente, para lo cual la prensa, los medios, las universidades
y escuelas son especialmente eficaces. En series televisivas los más simpáticos son
homosexuales, además presentan un rostro humano, difícil que no sean aceptados. La tercera
es imponer por ley ventajas y privilegios, por ejemplo asignar puntos en concursos para
cargos públicos por razones de “género”.

UNOS QUE IDEAN OTROS QUE APLICAN

Este pensamiento se genera en universidades de Estados Unidos y Europa. Tiene en el


discrimen su principal sustento. Pero es un discrimen raro porque no se fundamenta
solamente en hechos objetivos sino en sentimientos subjetivos. Que alguien se sienta
57

discriminado puede ser motivo suficiente para que el “discriminador” sea juzgado por
comités conformados para el propósito. En varias de esas universidades ahora hay comités
para juzgar estas faltas, que comienzan con amonestación y pueden llegar a expulsión de
alumnos o profesores.

En Canadá se ha promulgado la Ley C 16 en la cual se agregan pronombres para referirse a


las personas. Quien no se sienta hombre o mujer, para quien no se sienta cómodo cuando le
llamen como “él” o “ella” puede utilizar el pronombre “ze” o “hir”; lo mismo para cuando
no se quiera referir a ellos o ellas, se le debe llamar con el pronombre “zir”. Sobre este asunto
el Doctor Jordan Peterson, canadiense, que enseñaba en Harvard y ahora enseña en la
Universidad de Toronto, en una entrevista ha dicho que no cumplirá la ley, porque el idioma
no puede ser una creación legal. Sin embargo, si alguien a él le pide que le trate con esos
nuevos pronombres, él no tendrá inconveniente en hacerlo. Explica de esa manera que lo que
está es en contra de la ley, no de la persona que quiere ser tratada de tal o cual manera.

¿Y LOS CROMOSOMAS?

La biología determina que la mujer tiene cromosomas XX y que el hombre tiene cromosomas
XY. Esto se cumple en todos los seres humanos. En cualquier cultura, en cualquier tiempo.
A esto se le llama el sexo biológico. Puede apreciarse también diferencia porque los cerebros
funcionan de distinta manera. Por último, hombre es el que nace con pene y mujer es la que
nace con vagina. No hay duda.

Sexo psicológico, es lo que se forma entre los dos y tres primeros años de vida. Casi siempre
coincide con el sexo biológico, pero pudiera ser que, por influencias de educación difiera del
sexo biológico. El sexo sociológico es el que los demás perciben. Lo que a los demás les
parece. Y finalmente está el sexo civil, que en algunos países está permitido cambiarse el
sexo, el nombre y la identificación en el registro civil.

¿Y EL GENOMA HUMANO?

En importante artículo del autor argentino Agustín Laje, autor junto con Rafael Márquez del
best seller, “El libro negro de la nueva izquierda”, aparece la siguiente información:

En el “Proyecto Genoma Humano”, que identificó y cartografió entre 20.000 y 25.000 genes,
desde un punto de vista físico y funcional, demuestra que 6.500 de esos genes funcionan de
manera distinta en hombres y mujeres (BMC Biology).

MARCO LEGAL

En Suecia hay un proyecto de ley para que los niños hombres orinen sentados. La lógica es
que los niños orinan parados porque sus papás les ha enseñado. En España, dentro del
proyecto de ley de identidad, hay una disposición que prohíbe a los hombres orinar de pie,
otra que prohíbe disfrazarles a las niñas de princesas y a los niños de vaqueros. En Bélgica
58

se tramita una ley para retirar los urinarios de los baños públicos, ya que se considera un
discrimen que varones orinen de pie y mujeres orinen sentadas. En Alemania se ha producido
un fallo judicial declarando el derecho que tienen los hombres a orinar de pie, dentro de una
causa en la que un casero pretendía cobrar una multa al inquilino por orinar de pie. Así están
las cosas.

JUGUETES NEUTRO

El fundamentalismo de la ideología de género sostiene que a los niños varones les gustan
ciertos juguetes y a las niñas mujeres les gustan otros juguetes, obedece a que los padres les
obsequian juguetes de mujeres a ellas y juguetes de varones a ellos. Que por lo tanto hay que
hacer juguetes neutros. Hasta ahora no se sienten muy a gusto las niñas y los niños con estos
neutros.

Se ha experimentado con cachorros de monos para que escojan libremente juguetes y resulta
que los machos escogen juguetes de machos y las hembras de hembras…

PROFESIONES QUE DISCRIMINAN

Otro de los temas en los que se empeña el fundamentalismo de la ideología de género es que
hay discriminación en cuanto a las profesiones que ofrecen las universidades, porque hay
más mujeres en carreras sociales y más hombres en carreras técnicas. El discrimen consiste
en que las carreras que prefieren las mujeres son menos bien pagadas que las que prefieren
los hombres. Y que esta es una razón para el discrimen laboral. La verdad es que: por las
diferencias cerebrales entre hombres y mujeres, los hombres prefieren trabajar con cosas y
las mujeres con personas. Un banquero o un ingeniero que trabajan con cosas generalmente
ganan más que una profesora o que una enfermera que trabajan con personas.

INSTINTOS NATURALES

Hombres y mujeres son distintos, su cuerpo es distinto, su cerebro funciona de manera


diferente. Sus instintos son diferentes. El feminismo extremo y la ideología de género, dentro
de su afán por desaparecer diferencias, han venido esforzándose en eliminar instintos, los
masculinos en los hombres, los femeninos en las mujeres. La simple coquetería de una mujer,
es motivo de juicio grave. No se diga si de lo que se trata es del instinto maternal, el deseo
de ser mamá y esa magia indescriptible que comunica a la madre con su hijo y al hijo con su
madre. El afán de vencer, el gusto por competir y destacarse de los hombres, la dirigencia
LGTBI pretende que desaparezca. La educación es el medio para que esto ocurra. En las
escuelas se cuentan cuentos, se hacen dibujos, se organizan juegos en los que se presentan
amoríos de hombres con hombres y de mujeres con mujeres. Lo de la atracción por el otro
sexo, quieren eliminar no solo como tendencia sino como posibilidad. Lo del sexto sentido
femenino, eso que los hombres no alcanzan a entender, pero saben que hay, eso que a las
59

mujeres les permiten saber cosas sin pasar por el filtro de la razón, esa famosa intuición
pretenden desconocerla.

DIRIGENCIA

Toda sociedad se desenvuelve por interacciones. Seres humanos actuando y actuando porque
se complementan. También pueden actuar compitiendo, es decir disputando. Y esas
interacciones cuando son de grupo, tienen en el grupo quien se ocupa de dirigir y quien sigue.
A veces no sigue. En este último caso la dirigencia no está dirigiendo porque los supuestos
dirigidos no confían o no están conformes con el propósito establecido por la dirigencia.

A veces la falta de interacción entre dirigencia y dirigidos ocurre, no por desconfianza en el


dirigente, sino porque no hay materia sobre la cual interactuar. A veces el tema interesa al
dirigente pero no interesa al dirigido. Condición para ser dirigente de algo es que los dirigidos
le otorguen su confianza.

Las dirigentes LGTB, que sostienen la bandera de la ideología de género, tienen posturas
extremas. Las posturas extremas en sociedades que valoran el promedio o el equilibrio
aristotélico, en lugar de congregar, ahuyentan. Además, esas dirigentes son extremadamente
diferentes de quienes quieren representar, de por quienes dicen luchar: las mujeres.

Esto de ser dirigente sin tener dirigidos, ocurre con frecuencia. El dirigente no tiene
adherentes, pero los medios de comunicación actúan como que los tuviera. Le tratan según
conviene a lo “políticamente correcto”.

CAPÍTULO OCTAVO

LOS JÓVENES

En todas las épocas ha habido jóvenes y la tarea de los jóvenes ha sido prepararse para hacerse
cargo en el futuro. Ese prepararse es aprender. Ese aprendizaje es posible por las distintas
formas como se transmiten los conocimientos, a lo que hay que sumar las experiencias
personales de cada uno y las de la sociedad en su conjunto. Se aprende en la casa de los
padres, en la escuela de los profesores, en la universidad de los maestros y de los autores que
han marcado conocimiento universal.
60

Papá y Mamá son las primeras fuentes de conocimiento. Ellos enseñan a los niños. Ponen de
manifiesto, hacen saber, lo que el niño y el joven aún no conocen. Además de la transmisión
de conocimientos, se transmiten modos de hacer y aplicaciones prácticas de los
conocimientos. Y a todo ello, tan importante, hay que agregar la enseñanza que viene dada
por el ejemplo que los mayores dan a los menores. Porque los menores imitan lo que ven y
repiten lo que oyen.

Los padres cumplen una función importantísima en el desarrollo de los niños. Porque los
niños requieren confirmación de los mayores para todo lo que experimentan por primera vez.
Si alguien les pregunta algo a los niños, antes de responder dirigen la mirada a los padres
para saber si responden o no. Los padres cumplen, en este sentido, una suerte de verificadores
de los hijos. La confianza que les falta por su inexperiencia la suplen con la conformidad que
reciben de los mayores.

Los conocimientos teóricos, las aplicaciones prácticas, el sentido de lo uno y lo otro, la


finalidad, las consecuencias, las causas y los efectos de todo lo que los niños aprenden es un
proceso que viene de menos a más.

Lo que aquí se ha mencionado era así. Ya no es así.

¿Cómo es ahora?

Por primera vez en la historia de la humanidad, los jóvenes saben más que los viejos y los
niños empiezan a saber más que los jóvenes. Los avances de la ciencia y la tecnología,
logrados en los países desarrollados de las economías libres, puestos a disposición de todos
a través de teléfonos inteligentes, son una revolución de alcances gigantescos que aún no se
alcanzan a avizorar. La transmisión de esos conocimientos a través de redes sociales, permite
que los hechos –la historia- y los lugares donde pasan los hechos –la geografía- sean
conocidos en vivo y en directo. Cuando se demoran, son conocidos inmediatamente. Las
fuentes de información a través de google y otros buscadores son eficientes, casi siempre
confiables y están al alcance de todos.

LOS PADRES

Cuando quieren enterarse de algo, saben que tienen que consultar utilizando tecnología. Pero
no saben cómo usarla. Los que saben son los hijos. Los padres de tanto preguntar ya están
avergonzados y los hijos de tanto responder están fastidiados. Los padres, papá y mamá, pero
sobre todo papá, van quedando como inservibles adornos de hogar. Están ahí, ocupan un
espacio.

Ha desaparecido ese respeto debido a los padres por ser tales. Que la función de ser hijos
traía de suyo. Todos aceptaban ese respeto, los que recibían y los que daban. Eran otros
tiempos, ahora, en el mejor de los casos, el respeto deberá pasar por el cedazo del
merecimiento. Es que los padres ya no enseñan, no pueden enseñar porque no saben.
61

La otra función maravillosa que los padres y los abuelos tuvieron, es la de dar ejemplo. Lo
de dar ejemplo era importante porque les exigía, no podían permitirse fallar, porque la falla
propia afectaba a cada uno, pero más importante aún, a la descendencia. Ese ejemplo era
formativo. Por el ejemplo se sabía con precisión el camino del bien y el camino del mal. Era
una sociedad en la que se conocía con precisión que hay absolutos, que lo relativo queda para
cosas menores como los gustos y sabores. Pero el bien y el mal se conocían. Se podía actuar
mal pero se sabía que se estaba actuando mal.

Desde el punto de vista de los hijos seguir el ejemplo de los padres era un imperativo. Se
procuraba ser más que los padres. El bien de los mayores era el bien de los menores y el de
los menores influía en los mayores. Era un círculo virtuoso. Ahora hay círculos cuadrados.

LA EDUCACIÓN

Un papel protagónico jugaba la educación formal con estudiantes que aprendían, profesores
que enseñaban, aulas que los juntaba. Cada vez la educación se hizo más cara, a pesar que se
declaraba a los cuatro vientos que la educación era un derecho. La verdad es que es un
servicio, por los servicios se paga. De las ruedas de molino que el Socialismo ha dado a tragar
a las sociedades, una bien grande es que la educación es un derecho. Si fuera derecho sería
gratis. Y es cara, cada vez más cara. Lo que pasa es que unos pagan por los hijos propios y
por los hijos ajenos. A unos se les quita lo que les pertenece para dar a otros lo que no les
pertenece. A eso llaman justicia social. Expoliación, es lo que es.

Esa educación con salones de clase donde estudiantes y profesor interactúan, este momento
no tienen razón de ser. Los estudiantes aprenderían más si recibieran lecciones de grandes
profesores por medios audiovisuales desde sus casas en el horario que les resulte más
cómodo. Las asignaturas a estudiar serían una gran cantidad y variedad, escogidas según
gusto, conveniencia y necesidad de los estudiantes y sus padres. No impuestos por el Estado.
Cuántos profesores ineptos podría ahorrarse la sociedad. Un solo profesor podría enseñar a
miles o millones de estudiantes por internet. Las pruebas de conocimiento, las calificaciones
de aprovechamiento serían más eficientes. Podría desterrarse el permanente azote de la
educación que es la copia.

Todo eso se puede, pero no se puede. No se puede porque la intermediación educativa lo


impide. Tanto y tanto profesor, muchas veces mediocre, tanto y tanto dueño de
establecimiento, tantas y tantas escuelas y universidades que deberían ser ocupadas para otros
propósitos. La mentira del derecho a la educación tiene como finalidad no confesada, quizá
no pensada por todos, que el Estado controle. La educación como medio de sometimiento en
lugar de ser la vía para la libertad. La intermediación como está hoy concebida, es la que
impide encontrar posibilidades mejores, más eficientes y accesibles.

Se ha llegado a una sociedad de eternos estudiantes. La escuela, el colegio, la universidad


que otorga título profesional, no basta. Aunque el estudiante haya pasado 18 años estudiando,
62

no es suficiente. Se exige más: una maestría, a veces dos o tres, el doctorado. Otros 10 años
de estudio, más algo de práctica. Todo ello antes de aplicar a algún trabajo. Esto es un
absurdo. Es como que lo único que acredita conocimiento fuera el título. Desconociendo lo
demás que para desenvolverse en la vida se requiere: curiosidad, iniciativa, creatividad,
experiencia, amor propio, deseo de superación y un etc… larguísimo.

Esto provoca que los padres gasten su vida para pagar la educación de sus hijos; y, los hijos
sienten que no están todavía aptos para vivir si no obtienen un nuevo diploma. Así se les pasa
la vida, a los unos y a los otros. Cuando finalmente los estudiantes deciden trabajar, muchas
veces encuentran oferta laboral en asuntos que no estudiaron. Otras veces se dan cuenta que
lo que estudiaron en realidad no está conforme a su vocación y aptitudes.

Sería interesante conocer una estadística de personas que han triunfado en sus vidas para
preguntarles los factores que ellos atribuyen a su éxito. Y de esos factores saber el porcentaje
que los estudios formales y los títulos (si tienen alguno) han significado.

CULTURA OCCIDENTAL

La cultura occidental, que comprende básicamente Europa y América, tiene fundamentos que
vienen de muy atrás. El pensamiento de los griegos, el derecho de los romanos, la fe de los
cristianos, el arte del renacimiento, la razón del iluminismo, la ciencia de la época moderna.
Tiene maestros, santos, mártires, héroes, líderes, que sirven de ejemplo. Resultado de todo
eso es un modo de ser que es diferente del de otras culturas. Valores distintos … Libertad,
Tolerancia, Respeto, Ética, Moral, etc… Uno de los pilares de la cultura occidental ha sido
la religión.

Sorprendentemente, según últimas encuestas, la Europa Cristiana se va convirtiendo en atea.


Países más ateos República Checa con 91%, Estonia con 80% y Suecia con 75%. Los menos
ateos Israel con 1%, Polonia con 17% y Lituania con 25%.

Entre los creyentes hay distintas religiones, los países más cristianos son Irlanda, Portugal y
Austria. En España los creyentes entre cristianos y otras confesiones llega al 45%.

Mientras tanto el diario La Gaceta en su edición del 4 diciembre 2017, informa que Europa
será musulmana: “La evolución demográfica es ya incontenible.” En Suecia la población
musulmana será en el 2050 del 30%, iglesias católicas y templos cristianos se cierran o se
transforman en mezquitas.

Otro factor importante es la demografía. La población de los europeos decrece mientras que
los musulmanes se multiplican sostenidamente. Un cabeza de familia no solamente es que
tiene más hijos, sino que pueden tener hasta 4 esposas.

INSTITUCIONES EN DESUSO
63

El matrimonio, antes entidad básica para la conformación de la familia, no les interesa a los
jóvenes. Prefieren relacionarse tipo “casual sex”, encuentros esporádicos. Si mantienen
alguna relación de tipo monógama, puede ser de fin de semana. Si finalmente deciden una
relación monógama permanente, puede ser bajo el mismo techo, pero sin matrimonio.

Es que los jóvenes, aunque no se hayan casado, tienen una mala experiencia del matrimonio.
Esa experiencia no es propia, es ajena, es la de sus padres. Y las de los amigos de sus padres.
Es que el matrimonio ya no ofrece ventajas, o son muy pocas comparadas con las desventajas.
Los hijos eran su finalidad, pero si ya no hay procreación, ya no hay finalidad. Los únicos
que se interesan por el matrimonio ahora son los homosexuales. Así van las cosas.

ECOLOGÍA Y MASCOTAS

La educación, la prensa, las ong´s hace 50 años empezaron a señalar un grave problema en
el mundo: la contaminación. Eso ha dado frutos y ahora a nadie se le ocurre negar que existe
contaminación, que la contaminación es responsabilidad de todos, que somos lo que
comemos y que se debe comer sano, menos grasas, más vegetales, eliminar las carnes,
vegetales crudos, etc… En este tema se llega a extremos de intolerancia, a quien no cumple
con “lo políticamente correcto” se lo discrimina y se lo trata como se les trataba antes a los
malhechores. La buena noticia es que los desechos, es decir la basura, ha empezado a
comercializarse, Suecia compra basura a sus vecinos. Los plásticos ya se reciclan y poco a
poco dejarán de ser la gran amenaza a lo natural.

Lo de las mascotas preocupa. Antes las mascotas generalmente cumplían en los hogares
tareas de guardianía y de entretenimiento para los niños. Ahora las mascotas son damas o
“damos” de compañía de personas solas, de parejas que quieren llenar la ausencia de niños
con mascotas. Y las mascotas ahora tienen peluquero, campamento, entrenador, sicólogo, si
el dueño no puede llevarles de viaje se quedan en un hotel adecuado. Se les viste, se sientan
a la mesa, se conversa con ellas, nunca están solas. Incluso se les hace fiestas. La vida de una
mascota es cada vez más importante. Muchas veces más importante que la de seres humanos.

GPS

Los seres humanos requieren orientación en sus vidas. Conocer los 4 puntos cardinales es
una necesidad para saber en dónde uno se encuentra y a dónde quiere ir. Los puntos cardinales
son útiles porque despejan una gran cantidad de incógnitas. Evitar todas las incógnitas que
tiene la vida es imposible, pero despejar las que puedan ser despejadas es una necesidad.

Si bien los jóvenes saben más de algunas cosas, saben menos de otras, y el problema es que
les resulta duro admitir que no saben de algunas. Y es que no pueden saber todo porque hay
algunos asuntos que se saben solamente a través de la experiencia y eso los jóvenes carecen.
A su vez, con tantos estudios, con tantos títulos, les resulta complicado reconocer que no
saben y más aún tener que recurrir a los mayores que no saben. Por tanto, no preguntan. Son
64

como esos hombres al volante que están perdidos en ciudad nueva pero no se detienen a
preguntar. Siguen dando vueltas y vueltas, siguen perdiendo el tiempo. (Esto casi nunca pasa
con las mujeres). No saber en el caso de los jóvenes y de los choferes es como que les afecta
en el amor propio y sienten herido su orgullo.

Dios, familia, educación, valores, son el GPS para orientar la vida de los jóvenes, para que
se ubiquen dónde están, qué es lo que quieren, a dónde deben dirigirse para llegar al lugar
que quieren, recursos necesarios para alcanzar la finalidad.

ETAPAS

La vida de los seres humanos es un proceso que se cumple por etapas. La primera es la de la
absoluta dependencia, sin la madre no es posible la vida del bebé; la segunda es la de la
relativa dependencia, los niños ya pueden hacer por sí solos algunas cosas, pero no todas; la
tercera es la independencia, donde los jóvenes pueden hacer todo aquello que antes no podían
y les causaba dificultad. La cuarta etapa, es la interdependencia, aquella en la que se hacen
compromisos, se adquieren responsabilidades, se establecen los planes de largo plazo.

El problema con los jóvenes actuales es que llegan a la etapa de la independencia y ahí se
quedan. No quieren avanzar. No quieren comprometerse. El compromiso es el costo de la
felicidad y no están dispuestos a pagar. Prefieren el “carpe diem”, vivir el día y mañana ya
veremos. Equivocadamente creen que se librarán de pagar el costo, no es así. Lo pagarán
después. Es la soledad es el sinsentido.
65

CONCLUSIONES

El estado del tiempo de la meteorología tiene estaciones. En lugares cercanos a los polos
cuatro estaciones, en lugares cercanos a la línea ecuatorial dos estaciones. Cada estación tiene
un clima distinto que afecta a la temperatura, a la humedad, lluvias, vientos, etc… La
naturaleza y el clima juegan, coexisten, interactúan. Épocas para sembrar, otras para
germinar, otras para cosechar, otras para almacenar. Eso que afecta a la naturaleza, también
afecta a los seres humanos, a su conducta, sus vestimentas, sus costumbres, sus precauciones,
sus estados de ánimo, su horario, sus quehaceres, etc…

Así como la meteorología tiene sus momentos, la política, que se hace con ideas, tiene los
suyos. Hay ideas que calzan en un determinado momento, unos exponen y explican las ideas,
otros son atraídos por esas ideas, bien porque coincidan con ellas, bien porque sin
racionalizarlas simpatizan con ellas. En uno u otro caso, las entienden o las aceptan, adhieren
a ellas.

Una idea nueva o distinta no es fácil que sea aceptada. A lo nuevo se lo mira con
desconfianza. En política se prefieren los lugares comunes a la originalidad. Sin embargo,
hay momentos y hay líderes que sintonizan con los electores, hacen “click”, se enganchan.
Esas afortunadas coincidencias a veces no son coincidencias sino consecuencias de una
planificación bien estructurada, de una estrategia ganadora.

Para cambiar el clima de opinión ahora hay un método denominado la ventana de Overton,
cuenta con abundante información en internet. En principio no importa que una idea sea
absurda, lo importante es presentarla y presentarla adecuadamente. Ponerla en un buen
empaque. Deben cumplirse etapas. La primera etapa va de lo impensable a lo radical. La
segunda de lo radical a lo aceptable. La tercera de lo aceptable a lo sensato. La cuarta de lo
sensato a lo popular. La quinta de lo popular a lo político. A lo políticamente correcto, cuando
deja de ser posibilidad y se transforma en dato de la realidad.

Ese camino, esas etapas, han recorrido a veces a lo largo de muchos años, ideas que ahora
están implantadas y que al comienzo fueron impensables.

Obviamente, en cada etapa se deberá contar con fundamentos, vocerías, alianzas adecuadas
y el enemigo que sirva para juntar los sentimientos negativos, para generar solidaridades. El
marxismo cultural ha avanzado siguiendo ese esquema. Tiempo es que las ideas de la
libertad, hagan lo suyo:

Gobierno limitado que defienda derechos de las personas, no para satisfacer necesidades. Las
necesidades deben ser satisfechas por cada uno. Siendo las necesidades ilimitadas, el
gobierno que pretenda ocuparse de ellas tendrá tareas ilimitadas; y, siendo los recursos
limitados, siempre se presentará un conflicto imposible de resolver: gobierno que no cumple
lo que ha ofrecido y lo que la gente espera de él. Se genera descontento y con el descontento
66

se busca la solución en otro sistema, en el socialismo. Aun sabiendo que el socialismo no ha


funcionado en ninguna parte, que lo que ha producido siempre es miseria, éxodo, familias
divididas, hambruna, insalubridad, enfermedades, etc… Es curioso como el socialismo
todavía atrae con semejantes experiencias: más de 100 millones de muertos ha provocado en
tiempos de paz. Mao, Stalin, Pol Pot, muy eficientes para reducir la población de sus países.
Personas que huyen en condiciones de miseria y a riesgo de sus vidas, huyen de países
socialistas. No se ha conocido un caso en que las personas huyan a países libres. Se dirá que
en la Chile de Pinochet hubo 200.000 expatriados, pero eso es apenas la décima parte de los
2’000.000 de cubanos que salieron a causa del gobierno de los Castro.

Los gobiernos están para defender a los ciudadanos de las amenazas o ataques que sufran los
derechos inalienables de las personas: vida, libertad, propiedad. Cuando un gobierno se limite
a eso, podrá ser eficiente; además, resultará extraordinariamente más barato que ahora.
Cuando se mete en todo y quiere hacer de todo, con plata ajena, nada resulta bien, excepto
para los corruptos. La justificación de los gobiernos para meterse en todo es que tienen que
velar por el bien común, para lo cual quitan a unos lo que les corresponde para dar a otros lo
que no les corresponde. El Estado haciendo las veces de un vulgar delincuente y el Gobierno
de la pandilla.

La ley es la que diferencia al Estado de un vulgar delincuente. El delincuente actúa al margen


de la ley, mientras que el gobierno generalmente actúa con la ley. Pero gobierno y delincuente
quitan a uno lo que le pertenece, para apropiarse con el ofrecimiento de dar a otro lo que no
le pertenece. Para cada necesidad hay una ley, una burocracia, una partida presupuestaria,
una publicidad, una revisoría, auditoría, control. La satisfacción de la necesidad se hace muy
costosa. Además, como se ha creado toda una gran organización, aunque por algún milagro
desapareciera la necesidad, no habría cómo eliminar la organización porque se producirían
despidos. Es que –desgraciadamente- la plata para pagar a los empleados del Estado, no cae
del cielo, alguien la produce. Y lo que se destina al Estado es gasto que disminuye el monto
para generar más producción. Por esto, no por ineficiencia o mala fe o corrupción de los
gobernantes socialistas (aunque haya entre ellos avezados delincuentes) es que no funciona
su sistema. Aunque tuvieran las mejores intenciones, fracasarían.

No hay una única receta para crear bienestar, pero sí hay una única condición: que se respete
el derecho de propiedad. Y para que se respete ese derecho hay que hacerlo respetar. Y para
hacerlo respetar las personas deben tener el sentido del derecho de propiedad. Sin propiedad
no es posible salir de la pobreza porque la propiedad es la materia prima con la que arranca
el círculo de la producción: ahorro, inversión, empleo, producción y si hay utilidad, se la
puede gastar o ahorrar. Si se ahorra el ciclo del bienestar puede iniciar otra vez.

No se ha sabido que un ciudadano entregue voluntariamente sus derechos al Estado. Hacerlo


sería dar por hecho que uno es incapaz de ejercer ese derecho y que está convencido que un
tercero, llamado Estado, es decir la burocracia, lo va a ejercer por él. Desde luego, nadie con
67

un ápice de sentido de amor propio y otro ápice de sentido común lo haría. Es que ceder algo
a cambio de nada, no es razonable.

Pero esta regla tiene una excepción. Hay un derecho que sí se cede voluntariamente al Estado
y es el derecho a la legítima defensa de la vida, libertad y propiedad. Esta cesión del derecho
de legítima defensa es conveniente a los más débiles de la sociedad porque caso contrario
imperaría la ley de la selva, la ley del más fuerte. El caos o el orden a patadas. Para evitar
eso, es decir para poder vivir en sociedad, se encarga a un tercero, el Estado, que se ocupe
del derecho a la legítima defensa.

La ley, entendida en el sentido de Frederic Bastiat, es eso: la organización del derecho de


legítima defensa. Cualquier cosa que se salga de ese concepto, no es ley, aunque sea
promulgada por una asamblea y cumpla todos los requisitos habidos y por haber.

Las ideas que aquí se han expuesto, no están de moda, no son “políticamente correctas”, no
es de lo que habla la prensa, no se ocupan los políticos, no se enseña en las escuelas,
precisamente por ello, son las ideas con las que se debe trabajar el cambio del clima de
opinión.

Hay determinados grupos humanos que están siendo más afectados que otros porque no
tienen acceso a las ideas de libertad: indígenas, mujeres, jóvenes. Por eso es que sobre ellos
y para ellos se han hecho ciertas reflexiones. Se ha procurado identificar esencias y
sensibilidades.

Mientras los indígenas no se consideren seres humanos únicos, valiosos, irreemplazables,


independientemente si pertenecen a una comunidad o no; mientras no adquieran el sentido
del derecho de propiedad, no saldrán de su pobreza. Es indispensable que se rebelen a la
condición de cultura infantil a la que dirigentes, gobiernos, burocracia, ideólogos de lo
colectivo, les quieren someter y efectivamente les someten. Que se sientan individuos y
actúen como individuos.

Si las mujeres permiten tener como sus dirigentes políticas a quienes les quieren quitar sus
instintos naturales y sus encantos femeninos, no llegarán a ninguna parte. Las mujeres tienen
que identificar liderazgos políticos, (no de género como dan en llamar, ni como ataque a los
hombres), sino como lo tuvieron Golda Meir en Israel, Indira Gandhi en la India, Margaret
Thatcher en el Reino Unido. Se requieren liderazgos de concordia, no de discordia. De la
lucha de clases el marxismo ha pasado a la lucha de sexos. Es que el marxismo tiene su caldo
de cultivo en incordiar a la sociedad. Poner a unos contra otros, dividir. Buscar diferencias y
si no las hay las crea. Porque el socialismo fructifica por el conflicto. Fabrica veneno y lo
distribuye para mantener alteradas a las gentes.

Los jóvenes tienen que tomar conciencia que la vida es única, que merece ser vivida, que sin
puntos cardinales no es posible que salgan de la mediocridad a la que les ha conducido el
68

“carpe diem”. Que la vida no es para sobrepasarla o sobrevivirla, que es para vivirla. Que la
vida se vive sin laxitud, con tensión. Como el ejemplo que pone Ortega y Gasset: la vida es
como la cuerda de un arco que se tensa antes de disparar la flecha. La felicidad no es la
finalidad de la vida, eso es un imposible, que de tanto repetirlo se cree que es verdad. No es
así. La vida es esfuerzo, planes, responsabilidad, exigencia, anhelos, metas... Es un camino
que se hace con todos los medios lícitos al alcance. La mera sobrevivencia está para animales
y plantas.

El futuro juega a favor de indígenas, marginados, mujeres, jóvenes y hasta de los ahora
odiados varones que “han forjado en su beneficio una sociedad blanco europea,
“heteropatriarcal”, porque el mundo es cada vez más individualista. Una persona con un
celular, no necesita moverse de donde está sentado para hablar con unos, trabajar, investigar,
estudiar, hacer amigos, tener sexo virtual, todo esto y más, sin necesidad de contacto físico
con otra persona. Nunca antes una sola persona fue tan autosuficiente como es ahora. Esto es
un hecho que aparece por la mera observación. No es una idea que a alguien se le ocurrió, no
es una forma de vida que alguien quiere imponer. Es, simplemente, la realidad.

Y esta realidad, puede ser maravillosa si se la utiliza adecuadamente. Puede ser maravillosa
si es que se abandonan costumbres absurdas y creencias falsas.

Condición será que los dirigentes sociales entiendan su tarea. Francisco, el vicario de Cristo
en la tierra, no está entendiendo cuando relativiza todo. Cuando opina de política como
cualquier político. Cuando se desentiende de su tarea ecuménica.

Todos, pero especialmente los jóvenes, deben dejar de adorar ídolos.

Los indígenas tendrán un futuro esplendoroso cuando descubran el sentido del derecho de
propiedad, las mujeres cuando redescubran su verdadera naturaleza, los jóvenes cuando se
lancen valientemente en pos de la vida.

21 Mayo 2018

ott
69