Está en la página 1de 1

EL VALOR FUNDAMENTAL DEL HOMBRE Y SU CAPACIDAD DE ELEGIR

SU PROPIO DESTINO.

La creencia es el sentimiento de certeza sobre el significado de algo. Es una


afirmación personal que consideramos verdadera. Las creencias, que en
muchos casos son subconscientes, afectan a la percepción que tenemos de
nosotros mismos, de los demás y de las cosas y situaciones que nos rodean.
Muchas personas tienden a pensar que sus creencias son universalmente
ciertas y esperan que los demás las compartan. No se dan cuenta que el sistema
de creencias y valores es algo exclusivamente personal y en muchos casos muy
diferente del de los demás. Nosotros no vivimos la realidad en sí, sino una
elaboración mental de la misma. Lo que hace que la vida sea un constante
manantial de esperanza y ricas alternativas o una inevitable fuente de
sufrimiento. Lo que vivimos tal como lo vivimos, depende más de la
representación y elaboración de nuestro mapa mental, que del territorio "real" en
sí. Por lo tanto el mapa no es el territorio.
Las personas que están realizada tienen unas las cuales son:
Motivación y curiosidad hacia las cosas nuevas o desconocidas.
Flexibilidad y gran sentido de adaptación ante las dificultades o las situaciones
ambiguas o complejas.
Deseo de continuar el crecimiento personal y el aprendizaje hacia lo nuevo, lo
diferente, lo desconocido.
Autonomía e independencia en la toma de decisiones.
Honestidad en cuanto a sus sentimientos.
Capacidad de apreciar la realidad de forma objetiva.

También podría gustarte