Está en la página 1de 9

Continuará

Continuidad: esa palabra amada y odiada a la vez, que despierta todo tipo de sentimientos
entre los fans de comics, películas, series y afines.
Pero alguna vez se pusieron a pensar lo que realmente implica?
Esta nota es un intento de postular algunas definiciones al respecto y revisar el tratamiento
que la editorial DC ha hecho con su propia mitología.

Secrets Origins
La palabra viene del latín “continuitas”, que significa algo así como la “cualidad de no ser
interrumpido”, y que a su vez se compone de tres vocablos:
• El prefijo “con-“ que significa “junto”.
• El verbo “tenere” sinónimo de “retener”
• El sufijo “-uo” empleado para indicar una relación

De forma cotidiana, usamos el término para demostrar permanencia, consistencia o


conexiones, y también se usa en otras campos como las matemáticas, la electricidad, la
geografía y hasta la teoría de juegos.
La acepción tienen una gran implicancia en lo que respecta a ficciones: sin el concepto
básico de continuidad, sería casi imposible lograr una narrativa coherente. La continuidad
da sentido a las personalidades, locaciones, motivaciones y acciones de los personajes de
ficción. Aún en relatos cortos, es imprescindible seguir una mínima noción de continuidad.

Comics Continuados
Pero vamos a la definición que nos interesa: que significa la continuidad en el contexto de
los comics?

Básicamente, se trata de tomar en cuenta los eventos que suceden en un determinado


momento, para considerarlos en las futuras apariciones del personaje (o elemento narrativo)
en cuestión.
Por ejemplo: Batman y Superman se encontraron por primera vez en World's Best Comics
#1. Entonces, si la siguiente vez que aparecen juntos se comportan como si fueran
desconocidos, estamos frente a un error de continuidad.

Dennis O’Neil (uno de los mejores guionistas de Batman, que llegó a ocupar el puesto de
jefe editorial en DC) alguna vez afirmó en una entrevista que “la continuidad [en DC] se
basa en las relaciones de cientos de personajes y eventos de una larguísima cronología,
que a su vez debe respetar el pasado, presente y futuro”.

En su libro “Super Heroes: A Modern Mythology”, Richard Reynolds define a la continuidad


en función de un universo compartido: “la mitología de Marvel y DC se focaliza en episodios
que conectan ferozmente sus maleables universos narrativos, en un proceso continuo de
cambios, provocados por una fuerza colectiva de artistas, guionistas, editores y hasta las
voluntades de los fans”.

En su tesis “Continuity in Comic Books and Comic Book Continuity: Serialized US-American
Comic Books of the 1980s”, la académica (y fan) suiza Stephanie Hoppeler postula que: “la
continuidad es el resultado de mezclar personajes, eventos, argumentos y circunstancias,
contemporáneas e históricas, para formar una compleja entidad. La misma puede
extenderse a otros medios, tendiendo a volverse (in)consistente e (in)coherente al ser
tratada por una multitud de artistas, editores, guionistas, etc en sus respectivas
publicaciones”.

En una charla reciente, Horacio Altuna comentaba que cuando presentaron el proyecto de
“El Loco Chavez”, les preguntaron dónde había nacido el personaje, a lo que Trillo
respondió “en algún lugar de Buenos Aires”. La respuesta fue brutal: el editor exigió no solo
que definan un lugar concreto de nacimiento, sino también quienes fueron sus compañeros
de colegio, el club del que era hincha, los nombres de los padres, etc. etc., es decir les
pedía que establezcan una continuidad para que el lector pueda identificarse!

Y aquí entra un factor fundamental: el lector / fan del personaje se puede llegar a sentir tan
identificado al punto que exige a los artistas que conozcan todas las publicaciones previas y
las integren a las nuevas historias en las que están trabajando. O que -como mínimo- no las
contradigan.
Podemos encontrar una brillante parodia de este fanatismo, en la interpelación que hace el
Profesor Brinco a Lucy Lawless, mencionando inconsistencias de los episodios de Xena, la
Princesa Guerrera, o en cualquier historia de la saga “The Eltingville Club” que reseñamos
en una nota anterior.

En lo personal, sostengo que -como cuestión de fondo- la continuidad se fundamenta y


sostiene en el respeto, en principio al lector, luego a los personajes y por último a los
autores previos que trataron el mismo tema. Cuando algún elemento (lineamiento editorial,
“peso político”, egos inflados, etc.) inclina la balanza para otro lado, es muy probable que la
continuidad no salga favorecida.

Ese es mi colchon!
Habiendo esbozado estas definiciones, vamos al siguiente paso: la continuidad establece al
“canon” o “canonicidad”. Es decir, que historias son válidas y cuáles no, considerando a las
primeras como “oficiales” para el universo narrativo en cuestión. Estas decisiones pueden
traer muchas consecuencias y largos debates, ya que debido a los constantes aportes de
una multitud de guionistas, algunas historias que hoy se consideran vigentes, mañana se
pueden volver obsoletas o quedar fuera de continuidad.

Erase una vez en Tierra 2


Según algunos teóricos, el concepto de continuidad aplicado a los comics fue “inventado” en
lo que hoy conocemos como DC Comics: en su ensayo “Retcon Game: Retroactive
Continuity and the Hyperlinking of America”, el autor Andrew J. Friedenthal postula que el
primer intento de armar algo parecido a una continuidad se dio en la legendaria “All Star
Comics #03”, un comic publicado en diciembre del año 1940, donde se narra el primer
encuentro de la Justice Society Of America. En rigor de verdad, esta reunión fue un ardid
editorial para intentar sacar más rédito comercial a un puñado de personajes que no
vendían lo suficiente para bancar sus propias series, una idea craneada por Sheldon Mayer
y ejecutada por el guionista Gardner Fox. La ecuación cerraba: los lectores de esta nueva
revista serían la sumatoria de los lectores de cada personaje actuando en solitario. Como
consecuencia obligada, en cada una de estas revistas los personajes debían mencionar a la
aventura que tenían en conjunto, invitando al lector a que haga el salto de publicación. Y
así, sin darse cuenta, voalá! Nació el Universo DC, consolidando varias historias en una
sola “continuidad” en una sola línea narrativa coral.

Hay que reconocer que más de una vez, la editorial trató este tema con mucha seriedad:
ante “incertidumbres canónicas”, otorgó al editor en jefe la potestad para determinar que se
considera canon y que no, transformandolo en un verdadero “Continuity Cop”, celoso
custodio y guardián de la continuidad. Estos dilemas parecen fáciles, pero no lo son: llevado
a la práctica, títulos como “Legends Of The Dark Knight” trajeron muchos dolores de cabeza
al -ya mencionado- Denny O’Neil.

DC también generó varias publicaciones con el fin de establecer su continuidad de forma


definitiva, como la serie “Who’s Who: The Definitive Directory of the DC Universe”, “History
Of The DC Universe” y la reciente “The DC Comics Encyclopedia: The Definitive Guide to
the Characters of the DC Universe”. Pero todos estos títulos sufrían de un mismo problema:
no tienen en cuenta que la continuidad no es estática, sino algo que requiere constantes
ajustes, actualizaciones y revisiones inmediatas. En ese sentido, los canales digitales son
mucho más aptos para mantener un directorio actualizado: proyectos como la DC Wikia, la
DC Comics Database o el DC Continuity Project son algunas iniciativas muy interesantes y
completas, aunque algo difíciles de mantener.

Otros autores tomaron el tema para la sorna: Keith Giffen creó a personajes como “Jonni
DC” y “Ambush Bug”, que se burlan de los trastornos generados por problemas de
continuidad. Marvel hizo algo similar, con la publicación del “Marvel No-Prize Book” (1983)
donde se detallan varios errores de continuidad de sus publicaciones.

La única constante es el cambio


Supongamos que soy un editor en DC que ama a la continuidad, la respeto y tengo la
intención de seguirla a rajatabla. El problema viene al considerar que algunos personajes
llevan más de 80 años de publicación ininterrumpida. Entonces, como hago para atraer
nuevos lectores? Los obligo a estudiarse textos enteros para que puedan comprender la
historia previa del personaje? La ignoro y arranco desde cero? Desestimo a los nuevos y
apunto solamente a los lectores de siempre?

Como alguna vez dijo Grant Morrison, en ocasión del lanzamiento del New 52: “es muy
importante adaptar las historias a una nueva generación de lectores, encarar los personajes
desde un nuevo ángulo, atrayendo sangre nueva. Así que aunque se sienta raro que
algunas de mis ideas [para Batman] dejen de estar en continuidad, entiendo que esto debe
suceder, es esencial y necesario para que la industria siga funcionando. [] A diferencia de
los personajes de novelas literarias, los personajes de comics deben durar una eternidad”

En la editorial del primer anual de Hawkworld del año 1990 (título protagonizado por
Hawkman, todo un emblema en lidiar con problemas de continuidad), el editor Mike Gold
arriesgaba un listado de posibles recursos narrativos, en pos de justificar inconsistencias en
las historias de personaje de comics.
Estas fueron sus propuestas y/o estrategias para resolver problemas de continuidad:
1- Implantar hechos en el pasado (algo que conocemos como “retcon”)
2- Ignorar algunas cosas de forma selectiva
3- Olvidar todo y empezar de nuevo
4- Utilizar "artimañas" (por ejemplo: hacer evolucionar a los personajes, cambiando la
identidad, el traje, la motivación, etc.)
5- Ignorar completamente la continuidad
6- Combinar algunas de las técnicas anteriores
Al día de hoy, me sigue pareciendo un listado válido, en el cual podemos encuadrar
cualquier situación que hayamos visto en las últimas ocho décadas.

Crisis en Continuidades Infinitas


Basta de preludios: es la hora de las tortas!

A continuación, haré un repaso (en orden cronológico de publicación) de los eventos que
marcaron de forma significativa la continuidad del Universo DC, siguiendo mi propio criterio,
totalmente arbitrario, discrecional y mezquino, aunque justificado por las consecuencias que
cada uno aportó a la mitología.

1985 Crisis On Infinite Earths


De qué va: los héroes de múltiples Tierras son convocados por el Monitor, para hacer frente
a una amenaza que atenta contra todo el Multiverso.
Recurso utilizado: la “antimateria”, una fuerza capaz de destruir realidades enteras hasta
hacerlas desaparecer.
Los autores: Marv Wolfman, editor estrella de los Titans, se puso al hombro este proyecto
que -ayudado por el grandilocuente arte de George Perez- buscaba darle coherencia en una
sola línea narrativa a todas las historias publicadas desde la década del 30 en adelante.
Para hacerlo, le encargaron al fan Peter Sanderson que leyera todos los comics publicados
por la editorial (!), para hacer un inventario de los personajes que luego serían incorporados
a la saga (con algunas contadas excepciones como Ultraa, la creación de Gerry Conway
para Tierra Prima).
Las consecuencias: tras el final de la Crisis, todas las aventuras se ubican geográficamente
en una misma y única Tierra. El Multiverso ya NO existe. Los héroes son relanzados en
nuevas publicaciones, con nuevos orígenes y equipos creativos, incluyendo a la figura de
coordinador editorial que debe velar por la consistencia y coherencia narrativa (spoiler: no lo
logra!). Como premisa, ninguno de los personajes recuerda los eventos previos a este
evento, es decir que los lectores van descubriendo las nuevas historias a la par de los
mismos.

1990 Animal Man


De qué va: Buddy Baker, el Hombre Animal, sigue el “camino del héroe”, mientras va
descubriendo la naturaleza del universo, a la vez que encuentra otros héroes y sufre
diversas tragedias que lo obligan a cuestionar su propia realidad.
Recurso utilizado: Deus Ex-Machina, es decir cambios introducidos por afuera del universo
donde “vive” el propio personaje.
Los autores: Grant Morrison, sorprende a fans y críticos en su primera obra para DC,
sentando las bases de un trabajo que continúa desarrollando al día de hoy.
Las consecuencias: se revela que algunos personajes recuerdan los hechos de la Crisis y
que los verdaderos culpables de todo lo que sucede son los guionistas, unos malignos
seres provenientes de otro plano de realidad.

1994 Zero Hour


De qué va: una misteriosa fuerza está eliminando el pasado remoto y el futuro distante,
provocando todo tipo de anomalías temporales y cósmicas, que convergen en un punto
central: la Hora Cero.
Recurso utilizado: resabios de la “antimateria” de la Crisis original, explotados por un héroe
convertido en villano, que no estuvo en la Crisis original.
Los autores: Dan Jurgens retoma a sus propias creaciones (Waverider, Extant y los Linear
Men) usandolas para justificar una nueva depuración y estética, de cara a renovar toda la
línea editorial para hacer frente al aluvión de Image.
Las consecuencias: salieron números “Zero” de todos los títulos regulares, se introducen
cambios mínimos en los orígenes de Batman y Superman, se desbanda la Justice Society,
se relanza la Legión de Superhéroes, se renuevan series como la Justice League,
Hawkman y Green Lantern (en versiones que acentuaban la onda grim & gritty) y salen
títulos nuevos como Starman, Fate, Damage y la Primal Force. Además las líneas de tiempo
alternativas (como la de los Team Titans) quedan fuera de continuidad, lo que deja en una
posición rara a personajes como Supergirl-Matrix (que venía de un pocket universe) e
historias como Armageddon 2001! (donde irónicamente había surgido el villano Extant).
Parallax se posiciona como el nuevo peso pesado entre los villanos.

1999 The Kingdom


De qué va: Gog ha decidido acabar con Superman, ¡con mucho éxito! Pero a pesar de que
lo mata una y otra vez, los Linear Men lo siguen detectando vivo en el presente y en el
futuro a la vez… ¿Cuál es la explicación a esta paradoja?
Recurso utilizado: la saga introduce el concepto de “Hypertime”, un río de infinitas
realidades paralelas que se desprenden de la realidad “original”, es decir el DCU principal.
Los autores: Mark Waid (y Grant Morrison) nos hablan a través de Jonathan Kent II,
ofreciendo una sólida explicación de cómo realmente funciona (o debería funcionar) una
continuidad sana.
Las consecuencias: el “Hypertime” sirve para explicar absolutamente todas las apariciones
previas de la totalidad de los personajes de la editorial, justificando cualquier problema de
continuidad. De esta forma, cualquier aparición potencialmente contradictoria puede ser
atribuida a un cruce de realidades alternativas. Waid desarrolla y continúa la idea en su
título de Flash, acompañado tibiamente por otros autores como Karl Kesel en Superboy,
uno de los pocos que -a mi entender- pudo entender cómo capitalizar el potencial de la
propuesta.
2005 Infinite Crisis
De qué va: la comunidad de héroes se enfrenta a múltiples amenazas, provenientes del
plano de la magia, el espacio profundo, la tecnología y un frente unificado de villanos. Se
revela que los causantes del caos son los sobrevivientes de la primera Crisis.
Recurso utilizado: Superboy Prime cambia la realidad a las piñas, desde el Limbo al que fue
confinado. A su vez, Alex Luthor manipula el Hypertime para crear nuevas realidades.
Los autores: Geoff Jonhs pilotea su primer saga cósmica, rindiendo homenaje a la primera
Crisis, a veinte años de su publicación. Phil Jimenez acompaña en los lápices, lo más
parecido a un George Pérez moderno.
Las consecuencias: al final de la saga, todos los títulos regulares realizan un salto temporal
de un año, dando lugar a la serie semanal “52”, que cuenta lo sucedido en ese lapso. Los
“puñetazos de realidad” de Superboy afectan a la Doom Patrol, Donna Troy, Hawkman,
Jason Todd, los Metal Men y varios personajes más. Se revela que el Superman de Tierra 2
estuvo viviendo todo este tiempo con su esposa Lois en otro plano de realidad. Geoff Johns
y Grant Morrison asumen cargos de jefes creativos a nivel editorial. Mark Waid firma un
contrato de exclusividad. El logo de “DC” cambia por primera vez en décadas. Se insinúa el
regreso del Multiverso. Superboy Prime se posiciona como el nuevo peso pesado entre los
villanos.

2006 52
De qué va: la historia cuenta los eventos sucedidos entre el final de Infinite Crisis y la
actualidad de los títulos regulares, durante el año sabático de Batman, Superman y Wonder
Woman. El argumento se abre en varios frentes, que concluyen en un tremendo final
cósmico.
Recurso utilizado: el gusano Mister Mind, clásico enemigo del Captain Marvel, evoluciona a
una gigantesca polilla que se “come” porciones de realidad.
Los autores: el guión estuvo a cargo de un equipo de guionistas, conformado por Geoff
Johns, Grant Morrison, Mark Waid y Greg Rucka, con asistencia de Keith Giffen. La gran
apuesta fue sostener una publicación semanal, sostenida en varias líneas narrativas y
soportada en personajes “menores”, de poca explotación y exploración.
Las consecuencias: se confirma que el Multiverso aún existe, aunque reducido a 52
realidades. Booster Gold se posiciona como una suerte de continuity cop dendeveras.
Y un detalle: como la serie no pudo explicar todos los cambios sucedidos, se lanzó la
miniserie “World War Three”, resumiendo apresuradamente los cabos sueltos.

2011 Flashpoint
De qué va: Flash (Barry Allen) altera el pasado en un intento de salvar a su madre,
generando una línea temporal alternativa. Sin embargo, cuando intenta restablecerla, toda
la realidad cambia drásticamente.
Recurso utilizado: el Efecto Mariposa, es decir: un hecho del pasado genera cambios que
afectan a toda la realidad (como la tostadora de Homero en aquel clásico episodio de Noche
de Brujas, la saga Terminator o el asesinato de Xavier en Age Of Apocalypse).
Los autores: Geoff Johns, que aprovecha una historia pensada para un arco de Flash y la
extiende a todos los títulos (bajo la atenta dirección editorial de DanDidio). La etapa que
sigue a continuación se conoce como “New 52”.
Las consecuencias: todos los personajes son relanzados desde cero, ignorando la
continuidad anterior. En una movida al borde de la herejía, salen nuevos números 1 de
Detective Comics y Action Comics, los títulos más longevos de la editorial. Se presentan
nuevos orígenes para Superman, Wonder Woman y la Liga de la Justicia. Los personajes
de Wildstorm (Wildcats, Stormwatch, etc.) se integran al universo principal. La Justice
Society (y luego la Legión de Superhéroes) se dejan de publicar. Barbara Gordon retoma el
manto de Batgirl. La tercera generación de héroes (los Titanes clásicos) son barridos de la
continuidad. Batman y Green Lantern prácticamente no sufren ningún cambio sustancial.
Toda la cronología histórica se comprime en unos 10 (?) años. Jim Lee agrega cuellos mao
a los trajes clásicos. Se foguea y promueve a Cyborg como un referente para todos los
héroes. Todas las publicaciones se comienzan a lanzar en versiones digitales al mismo
tiempo que las versiones físicas.

2014 Multiversity
De qué va: un grupo de malignas entidades cósmicas conocidas como “The Gentry”
amenaza a todo el Multiverso, usando como vector ataque al comic “Ultra #01”
(protagonizado por uno de los personajes que se quedó afuera de la primera Crisis!). Los
héroes de 52 mundos deberán unirse para evitar un cataclismo cósmico.
Recurso utilizado: al igual que Buddy Baker, Ultraa es consciente de su rol de personaje de
comic y no puede hacer nada para evitar los sucesos de saga. Además, se explora en
detalle el funcionamiento del Multiverso presentado en “52”.
Los autores: Grant Morrison retoma la semilla que plantó en Animal Man y la Doom Patrol,
regó en la JLA y Batman y cuidó en los Seven Soldiers y Final Crisis, para explotar en esta
ambiciosa saga, acompañado de los mejores artistas que puede ofrecer el mercado actual.
Las consecuencias: el Multiverso, ya consolidado, ahora cuenta con un frente sólido de
defensa: Justice Incarnate, un equipo capaz de hacer frente a cualquier amenaza que se
cruce en el camino, conformado por héroes de todas las Tierras.

2015 Convergence
De qué va: Brainiac, la inteligencia artificial enemiga de Superman, ubica a cientos de
ciudades tomadas de todos los rincones del universo en un mismo planetoide, enfrentando
a sus campeones entre sí, en una alocada lucha por sobrevivir, supervisada por su heraldo
Telos. Un grupo de (ignotos) héroes liderará la contraofensiva, reclutando ayuda de otros
tiempos y locaciones.
Recurso utilizado: los héroes regresan en el tiempo para deshacer lo realizado en la primera
Crisis (?) (Y para completarla, lo hacen fuera de cuadro).
Los autores: Jeff King (quién?) intenta surfear este triste pseudo-homenaje, a 30 años de la
Crisis original, con pobrísimos resultados. Los especiales que acompañan a la historia
principal apelan a la nostalgia, con excelentes equipos creativos que hace tiempo no
trabajaban para la editorial. Lo que realmente pasaba es que esta mudaba sus oficinas de la
costa este (New York) a la costa oeste (Burbank), y a algún ejecutivo se le ocurrió que esta
miniserie / evento era la mejor forma de sortear la mudanza.
Las consecuencias: nadie las tiene muy claras, “pasaron cosas” y ya. Ah! los “héroes” de la
Tierra 2 de James Robinson encuentran un triste y solitario final (aunque nadie los
extrañará). Lo realmente importante sucede en las series satélite: se revela que el
Superman de Tierra 1 estuvo viviendo todo este tiempo con su esposa Lois en otro plano de
realidad, Atom vuelve a la vida (de una forma muy, pero muy rara) y Booster Gold
evoluciona en Waverider (consolidando a las dos principales creaciones de Dan Jurgens en
una sola entidad).

2016 Rebirth
De qué va: regresa un personaje que se creía olvidado tras el Flashpoint, con todos los
recuerdos de la(s) continuidad(es) anterior(es). Y está decidido a volver a dejar las cosas
como eran antes. Además, se revelan misteriosos hechos que serán desarrollados en
historias futuras.
Recurso utilizado: se rescata a un personaje caballo-de-troya como representación de los
fans, que pedían que regrese el status quo previo a la última revisión masiva de
continuidad.
Los autores: nuevamente Geoff Johns, decidido a recuperar a los lectores perdidos tras la
debacle del New 52. Si bien esa movida al principio trajo algunos lectores nuevos , la subida
en ventas fue efímera, y rápidamente el margen cayó a niveles aún peores que previo al
Flashpoint: porque ahora ya ni siquiera estaban los lectores clásicos!!
Las consecuencias: poco a poco, los nefastos cambios introducidos por el New 52 se fueron
descartando, con la vuelta del Superman clásico, la formación original de la JLA y un atisbo
de los posibles regresos de la Justice Society y la Legión de Superhéroes. Además, se
revela que existen tres sujetos distintos bajo la identidad del “Joker”.

2018 Dark Nights: Metal


De qué va: un grupo de corruptas versiones de Batman invade la tierra, liderados por el
demonio interdimensional Barbatos. Y provienen de un lugar siniestro: el Multiverso Oscuro!
Recurso utilizado: las tierras múltiples de Multiversity tienen su contrapartida en negativo,
llevando aún más allá el mapa presentado por el guionista escocés.
Los autores: Scott Snyder, uno de los alumnos favoritos de Grant Morrison, le da una vuelta
de rosca al concepto presentado en Multiversity, llevando al doble la cantidad de Tierras
conocidas.
Las consecuencias: se relanza a Hawkman, la Justice League y una nueva generación de
héroes (levemente inspirados por la Maravillosa Competencia).
The Batman Who Laughs y los villanos del Multiverso Oscuro se posicionan como los
nuevos pesos pesados entre los villanos.

2019 Doomsday Clock


De qué va: mientras crece el odio contra la comunidad meta-humana (alimentado por una
conspiración que acusa a los gobiernos de crear superhumanos) un grupo de seres de otra
dimensión visitan a Batman, Superman y otros héroes, en lo que parece ser una jugada
maestra con fines aún no revelados.
Recurso utilizado: meta - Deus Ex-Machina. Al igual que Buddy Baker y Ultraa, el Dr
Manhattan toma consciencia de la naturaleza del universo. Pero a diferencia de sus
antecesores, decide tomar acción con tremendas consecuencias!
Los autores: Geoff Johns, invoca al mago Alan Moore y se juega su carrera al meterse con
uno de las historias más recordadas por los fans, integrando a los personajes de Watchmen
con el universo regular. Gary Frank realiza lo que probablemente sea el mejor trabajo de
toda su carrera.
Las consecuencias: nos enteramos que fue de Ozzymandias, el Comedian, Rorscharch, etc.
tras el final de Watchmen. Se revela que el Dr Manhattan fue el causante de la desaparición
de la Justice Society, la Legión y varios sucesos cósmicos desde el New 52 en adelante. El
resto aún se está por revelar, lo trataremos en una próxima nota.

En el próximo episodio: Up, Up and 5G!


Analizamos diversas publicaciones lanzadas entre el especial “DC Rebirth” hasta
“Doomsday Clock”, que por una serie de eventos desafortunados derivaron en una caótica
continuidad… o tal vez todo sea parte de un plan maestro orquestado desde las sombras?

También podría gustarte