Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NÙCLEO DE MONAGAS
COORDINACIÓN POSTGRADO EN CIENCIAS ADMINISTRATIVAS
MENCIÓN FINANZAS

ETICA Y RESPONSALIDAD SOCIAL


EMPRESARIAL

Facilitadora: Participantes C. I. Nº V
Bernalis Estanga
Profesora. Marvelys Gallardo. Eida Rodríguez 8.925.465

Unidad Curricular: Ética y Responsabilidad Social


Finanzas – TUCUPITA
Haz lo que quiera

La ética es una disciplina filosófica que estudia el bien y el mal y sus relaciones
con la moral y el comportamiento humano. El libro titulado “Ética para Amador”, el
cual fue escrito por Fernando Savater, quien dirige el libro a su hijo. Desde el
comienzo el autor comenta que el libro no es un manual de ética, y que ha sido
pensado y escrito para adolescentes con el objetivo de estimular el desarrollo de
librepensadores. A lo largo del libro se redactan bases y algunos aspectos de la
ética y también de la moral. Más que nada, lo que trata el autor con este libro es
que su hijo piense y sepa cómo actuar ante diferentes situaciones, que lo haga
con libertad pero a la vez de una manera consciente, y que de esta manera
aprenda a vivir tomando buenas decisiones. Que viva una vida moral y ética.

Inicia explicando toda la información que conlleve a la ética, haciendo entender


que todo se puede aprender para quien se lo proponga. Nadie tiene la capacidad
de saber completamente todo, solo se debe aceptar bajo la humildad todo lo que
se ignora. Aquí se entenderá sobre lo que es conveniente para las personas y la
vida que se tiene y lo que no es bueno.

Pero el ser humano normalmente aunque sabe que existen cosas que no son
convenientes, las sigue haciendo. En si, se explica que ya cuando la persona tiene
uso de razón sabe perfectamente diferenciar entre lo bueno y lo malo. Aunque
existen cosas que se consideran que son buenas pero terminan siendo totalmente
lo contrario, perjudicando hasta no poder más.

En la lectura de cada capítulo se encuentran ejemplos a base de su opinión y


definición, mostrando por medio de metáforas como las hormigas blancas, por
medio de esta enseña sobre el criterio del hombre. No es el mismo que todo el
mundo puede tener, cada quien tiene un razonamiento diferente, un punto de vista
distinto, no todos piensan igual, no todos ven las cosas igual.
Se recuerda que los seres humanos tienen el uso de la razón a favor, son
personas libres para construir la vida que se quiera, teniendo la opción de elegir,
opinar, decidir, y también equivocarse pues no son seres humanos perfectos. En
cambio los animales tienen su vida programada a base del ciclo de la naturaleza,
solo deben encargarse de cumplir la vida que les toco.

Ética para Amador se tiene que considerar que la situación en la que se encuentra
cada ser humano también influye a base del modo de vida que se elige vivir.
Siempre se debe estar atentos ante cualquier situación que se presente, teniendo
en cuenta que se debe saber cómo reaccionar a pesar de que esto influya del
como sientan, eso es lo único que no se puede controlar.

En la vida normalmente existen circunstancias donde se debe decidir entre dos


opciones que aún no se han elegido, a pesar de que se termine eligiendo cosas
que no se querían elegir para el momento. Muchas personas durante su vida dan
mucho tiempo debatiéndose entre lo que le conviene y lo que no le conviene
hacer, pero normalmente terminan actuando sin necesidad de pensarlo bien.

Aunque en ese punto se termina actuando por la intuición, se observa que más
tiempo se pierde es pensando en el siguiente paso que se va a dar. Sin
remordimiento de cuestionarse porqué se actúa de esa forma, se debe aprender
aceptar las decisiones que se toman cuando no se piensan. En ese instante se
aprende que lo que realmente paraliza es fallar, mas no decidir.

Se Diferencian las costumbres de los motivos, poniendo ejemplos para


comprender que las costumbres es lo que normalmente se hacen sin pensar, en
cambio la motivación tiene tres puntos de diferencias, esta es cuando se nos
mandamos hacer algo, cuando se es caprichosos y nos dedicamos a obtener ese
algo y el funcional en el que se actúa de buena manera logrando estar bien.
Luego de entender que estos tres puntos de motivación dan definición al ritmo de
vida que se lleva, se entra en el razonamiento terminando por reconocer que tan
buena puede ser el tipo de motivación que se está empleando. No todo el mundo
puede estar de acuerdo con el modo de emplear decisiones de una vida en
particular, sin embargo esto hace que se dude de propia libertad.

Por qué las personas se cohíben por lo que dirán otras personas, olvidándose por
completo de la libertad y felicidad misma, esto logra ciertamente cuando se entra
en el campo de complacer a los demás y no a nosotros mismo que es lo que
realmente importa. No se debe permitir este tipo de represión emocional, porque
esto influye en las decisiones y acciones que se van tomando para nuestra vida.

Todo lo que se hace con libertad debe ser medido por la prudencia, viendo lo
beneficioso y lo malo en el actuar de cada persona, en el capítulo se menciona
que los caprichos se deben abordar con precaución, pues son manejados por la
impulsividad de cada uno, lo que da pauta para hacer lo que se quiere en un
momento dado, sin embargo, en algunas oportunidades es mejor pensar las
cosas, analizar los puntos para poder tomar la decisión correcta, creyendo que
todo se va aprendiendo con el tiempo, el saber con qué enfrentar de la mejor
manera las dificultades si con costumbres u órdenes.

Lo malo, habla más que nada de las cosas que se pueden hacer, pero sin abusar
de las restricciones que otorga la sociedad. Ahora, ¿realmente es bueno o malo
cuestionarse todo lo que se hace?

Nunca una acción es buena solo por ser una orden, una costumbre o un capricho;
siempre se necesita del raciocinio para determinar si algo es conveniente o no.
Todo esto forma parte de inventar nuestra propia vida y no de vivir de acuerdo a lo
que otros inventan por nosotros.
Tal vez haya órdenes, costumbres y caprichos que sean motivos adecuados para
obrar, si bien es cierto en otros casos no tiene por qué ser así, por lo que nunca
una acción es buena sólo por ser una orden, una costumbre o un capricho.

La libertad, elemento del que se preocupa la ética, no se trata solo de decidir,


además incluso, se trata de darse cuenta de lo que se está decidiendo. Por tal
motivo, el autor la cree como válida cuando ha sido pensada por un mínimo de
dos veces, donde la primera vez se piensa en el motivo de la acción, llegando a la
interrogante ¿por qué hago esto? Claro, porque me mandan. Pero la segunda vez,
la interrogante varía, ya que ahora la pregunta sería ¿por qué obedezco lo que me
mandan? ¿Me castigarán?, si obedezco, ¿tendré algún premio?, entre otros.

Si bien, ética y moral, son nombradas como equivalentes desde un punto de vista
técnico, la moral es el conjunto de comportamientos y normas que se suelen
aceptar como válidas; en cambio, la ética es la reflexión del porque estos
comportamientos son considerados como válidos. La ética y la moral son el arte
de vivir.

No se puede juzgar a las personas como buenas o como malas, ya que no se


tiene un patrón para guiarse; en cambio, una persona que es consciente del
bienestar de la sociedad sabe distinguir entre estos dos conceptos.

En teoría cuando se usa la palabra “bueno” en un sentido, por así decir, absoluto,
es decir, sin añadir un “para” o “en determinado sentido”. Este significado cobra
actualidad siempre que se da conflicto de intereses o de puntos de vista. En
cualquier caso, decimos que la reflexión sobre este tema es de carácter filosófico.