Está en la página 1de 4

Rev Alberto

Sanid MilitAmor-Villalpando y col.88-91


Mex 2004; 58(2) Mar.-Abr:

Artículo de revisión

Concepto de persona
Tte. Cor. M.C. Ret. Alberto Amor-Villalpando,* Dr. Porfirio Sánchez-Granados**

Escuela Médico Militar-Universidad Anáhuac. Asociación Mexicana de Bioética, A.C.

RESUMEN The concept of person


Los autores revisan sumariamente la evolución histórica de la
noción de persona, desde los filósofos griegos a la actualidad. SUMMARY
Sustentan la definición más aceptada de BOECIO como “una sus- Authors revise in a summarian way the historical evolution of
tancia individual de naturaleza racional”. the notion of person, since the greek phylosophers to our days.
También se define la persona a una condición de misterio, They sostein the most accepted definition of BOECIO like “an
existiendo muchas definiciones, pero todas ellas son reduccio- individual substance of rational nature”.
nistas. La persona es el valor fundamental de la BIOÉTICA y The person is also defined as a condition of mystery, existing
tiene axiológicamente principios y valores, siendo el núcleo cen- many definitions, but all of them are reductionists.
tral de identidad y unidad de conciencia. The person is the central value of BIOETHICS and has axiolo-
gicaly principles and values, being the central nucleous of identity
and unity of conscience.

Palabras clave: dignidad, centro de identidad sustancial, uni- Key words: Dignity, center of sustancial identity, unity of cons-
dad de conciencia, libertad con responsabilidad, justicia, autono- cience, liberty with responsibility, justice, autonomy and human
mías y derechos humanos. rights.

La dignidad del hombre surge del hecho –maravilloso y de acciones éticas, racionales, responsable y miembro de la
extraño– de ser persona. Hombre y persona se identifican, sociedad. Pero no llegaron a entender al hombre con carac-
de modo que el hombre es persona y la persona es hombre. terísticas personales. Para los griegos lo importante, lo que
Y si tenemos en cuenta que el punto de partida y de llegada de tiene valor, es lo universal, lo abstracto. Por lo que el indivi-
la filosofía es el hombre, fácilmente aceptaremos que la per- duo no es más que una fenomenalización de lo universal –la
sona humana, por ser el encuentro del espíritu y de la natura- especie–, o cuando mucho un momento del ciclo eterno de
leza, de la libertad, de lo eterno y de lo transitorio, del valor y sucesos que se repiten. La respuesta de los griegos a la pre-
del antivalor, del yo y de no-yo, se presenta como el punto de gunta universal fue la physis, naturalista; ésta ocupó el lugar
partida de toda la filosofía. No sólo a título de sujeto de la de la mentalidad mítica primitiva. El elemento para el análi-
filosofía de otro modo no habría problemas si tomamos a sis de la realidad fue el logos que sustituyó al mythos de la
la persona como objeto. época prelógica. El hombre es simplemente un ALGO entre
Como es sabido, el pensamiento griego careció de la las cosas, un algo impersonal, no un alguien. El mundo se
noción de persona como se le entendió después. No es que explica como un proceso necesario en el devenir cósmico.
los griegos no se hayan preocupado por el hombre. Se pre- El ser no puede provenir a partir del no ser. De ahí que el
ocuparon y experimentaron que el hombre es una sustancia proceso –generación y corrupción– se entiende a la manera
–compuesta de cuerpo y alma o de materia y forma–, sujeto biológica.

* Decano de la Pediatría Nacional Organizada. Presidente Honorario Vitalicio de la Asociación Mexicana de Profesores de Pediatría, A. C. Miembro
de la Academia Mexicana de Pediatría (Comisión de Bioética). Presidente de la Asociación Mexicana de Bioética, A.C. Presidente Honorario de la
Asociación de Profesores de Ética y Bioética, A. C. Miembro de la Academia Nacional Mexicana de Bioética, A. C. Profesor Titular de Bioética y
Derechos Humanos en la Escuela Médico Militar, Odontología y Militar de Enfermeras. Maestro en Bioética, Universidad Anáhuac. ** Médico
Cirujano U.N.A.M. Tesorero de la Asociación Mexicana de Bioética, A.C. Maestro en Bioética, Universidad Anáhuac. Profesor Asociado de
Bioética y Derechos Humanos en la Escuela Médico Militar, Odontología y Militar de Enfermeras.

Correspondencia:
Tte. Cor. M.C. Alberto Amor Villalpando
Indianápolis No. 10, Col. Nápoles, C.P. 03810, México, D.F.

Recibido: Noviembre 27, 2003.


Aceptado: Enero 29, 2004.

REV SANID MILIT MEX 2004; 58(2): 88-91 88


Concepto de persona

Es el cristianismo que creó una nueva noción del hombre: deja definir por entero! Definir es, en cierto modo, poner fin
la de la persona humana. Tal noción era extraña al raciona- a lo vago, a la duda, a la sorpresa, a lo todavía por descubrir,
lismo clásico que los filósofos griegos no eran capaces de equivale a encasillar algo dentro de un concepto bien perfi-
encontrar en su filosofía las categorías y las palabras para lado y se estima que da perfectamente cuenta de lo que di-
expresar esta realidad. El pensamiento helénico no estaba en cho objeto es. Una persona, en cambio, no se deja definir de
grado de concebir que el infinito y el universal pudieran ex- esa manera.
presarse en una persona. Todo el mundo conoce por experiencia que no hay nada
tan penoso como quedar definido de una vez por todas por
Los estoicos prepararon otro. Entonces se siente uno encerrado dentro de los lími-
el camino para la filosofía de la persona tes de una etiqueta. La razón de ello es que la persona no
puede ser definida por completo si bien hace posible aproxi-
El nombre que usaron fue PROSOPON que significa marse a ella, gracias al respeto que uno manifiesta y que,
máscara, que los actores usaban en el teatro; posteriormente poco a poco, la van dando a conocer. En una aproximación
significó personaje y por último se empleó para designar al así, llena de consideraciones, pronto percibiremos que nos
hombre mismo. La palabra PROSOPON fue traducida al la- hallamos ante un misterio; es decir, ante una realidad sobre
tín por el de persona. Pero, la raíz de la palabra persona es la que podemos enunciar, sin lugar a dudas, cierta cantidad
oscura, en la Edad Media fue común señalar su etimología de palabras, pero seguirá permaneciendo siempre desco-
con la fórmula PER SE UNA; otros dicen que persona se nocida en parte, siempre en evolución, siempre en vías de
formó del verbo personare (resonar). llegar a ser descubierta.
Con el cristianismo la persona adquirió un sentido nuevo De ahí que las ciencias no son inútiles en orden a decidir
porque el hombre se vio en una nueva dimensión: es objeto lo que es una persona. Por ejemplo, la biología dirá que tal
de amor por parte de Dios y está hecho a imagen suya. Así persona tiene determinado tipo de cromosomas, la psicolo-
persona vino a significar el modo como existe el viviente gía que tiene tal tipo de personalidad, la sociología que está
que es totalmente en sí y para sí. Y aunque persona se aplicó marcada por tal cultura... pero siguen siendo parciales redu-
ante todo a Dios (persona Divina), también se le aplicó al cidos. Sí compromiso ético con él. Por lo tanto, quien ejerci-
hombre por IMAGO DEI. Con el tiempo se fue afinando el ta el discernimiento moral no puede, en ningún caso, dejar
concepto de persona, desde luego el concepto de persona es que el saber decida por él: él tiene que comprometerse me-
originalmente teológica. En efecto, las doctrinas teológicas diante una decisión ética, de cara al ser que tiene delante.
–trinitaria y Cristológica– dieron origen a un estudio más Más que buscar el mínimo denominador común a todos
profundo acerca de ser persona. El Seráfico Doctor de Hi- los seres que podemos llamar personas (cigoto, embrión,
pona, San Agustín, fue el primero que estudió la noción y la adulto, paciente en coma, discapacitado, etc.) es preferible
realidad de persona. intentar describir, en una primera fase, cuáles son los datos
Posteriormente, Boecio (480-524), continuando la línea esenciales de la persona cuando es adulta y goza de cabal
Aristotélica define a la persona “SUSTANCIA INDIVI- salud. De este modo, sabremos qué decir de los seres huma-
DUAL DE NATURALEZA RACIONAL”. Esta definición nos, a los que parece faltarles alguno de estos datos, al co-
considera a la persona (individuo) como sustancia primera mienzo o al final de la vida.
(primigenia). Individuo se podía entender o bien la última Comencemos esta descripción desde un ángulo filosófico.
esencia simple no dividido entre sí y de la cual participa lo La persona es un ser que tiene un cuerpo bioquímico
diviso, lo múltiple. molecular, hereditario correspondiente a la especie, erró-
¿Qué pensar de la definición boeciana de persona? neos los razonamientos que sostienen que un embrión hu-
¿Es tan perfecta como se proclama? mano de unas cuantas células, puede ser tratado igual que
La contestación es sí y lo es para la filosofía de las esen- si fuera un material de laboratorio, por los mínimos moti-
cias –emplea la palabra sustancia y naturaleza–. La naturale- vos que un embrión de cobaya.
za es el género; la persona es un inferior a la naturaleza; la La persona viene marcada por una sexualidad. De una par-
diferencia específica es lo “racional”. te, en el ámbito biológico desde la misma fecundación, y de
Boecio buscaba una definición de persona. Y la encon- otra, en el plano psíquico, gracias al mecanismo relacional
tró. Pero no encontró decirnos qué es, el orden real, la per- que está en juego entre dicha persona y sus educadores. Por lo
sona. Y esto es importante. La época en que vivió no le pue- tanto, manipular la orientación sexual de alguien equivale a
de permitir tener en cuenta lo existencial. Boecio se mueve manipular su ser ontológico en una de sus dimensiones más
preferentemente en el orden lógico. Como buen dialéctico íntimas en su esencia y existencia.
busca la claridad en los conceptos. Quiere encontrar una La persona es una realidad indivisible: es un individuo.
definición clara y rotunda que sea aceptada por todos, ello Eso significa que, en un determinado número de casos, es
fue su mérito. posible amputar tal o cual parte de su cuerpo, sin que por
Cuando la filosofía intenta definir a la persona, llega pronto ello se le provoque la muerte; pero no cabe dividirla en dos
a una paradoja que consiste en afirmar que la persona, a di- partes de suerte que se obtengan dos personas (sabemos que
ferencia de cualquier objeto, por ejemplo, un reloj, ¡no se un embrión de menos de 14 días puede dividirse en dos o

REV SANID MILIT MEX 2004; 58(2): 88-91 89


Alberto Amor-Villalpando y col.

más por la facultad que tienen totipotencialidad de sus blas- dría investigar en el padre biológico su actitud posterior, y
tómeros sin ser destruido; en la naturaleza existen los geme- en los niños o jóvenes su desarrollo psicomotriz, edad cro-
los monocigóticos). nológica, coeficiente intelectual, etc., para contar con datos
La persona es un ser que habla y que ocupa un puesto y poder discernir bioéticamente si son correctas las procrea-
activo en un mundo colmado de significaciones diferen- ciones asistidas.
tes. Lo específico de la persona humana adulta, en rela- La persona humana adulta y que goza de cabal salud es
ción con el animal, no estriba en comunicarse: un perro se un ser capaz de decir yo. Posee una conciencia reflexiva. A
comunica con su amo, mediante ciertos signos corporales medida que es el diálogo se le va imponiendo gracias a su
y vocales. Estriba en manejar un lenguaje mediante el cual entorno, el hombre en potencia irá haciéndose consecutiva-
es capaz no sólo de designar cosas, sino también de de- mente de su yo. Se orienta dentro del ámbito social, correrá
signarse a sí mismo, de expresar sus deseos y lo que es el riesgo de asumir la palabra, se diferenciará de los otros
aún más, de valerse de metáforas, es decir, de desligar aquellos que tiene frente a sí, de las reglas sociales que le
una palabra de su sentido primitivo para otorgarle otro apremian y le guían; cada vez se va haciendo más consciente
distinto (por ejemplo, arder en deseos, fulano es un águi- de sí mismo, con su pasado, su presente y de su devenir an-
la, etc.). ticipado.
Una persona en plena posesión de sus medios es capaz de La persona es libre. No hay que concebir dicha libertad
comprender el sentido de lo que se dice y de conferir sentido como una especie de autarquía, es decir, podemos hacer
a su entorno. Esta afirmación filosófica tiene gran importan- cualquier cosa. En efecto, la persona está condicionada
cia a las cuestiones bioéticas. siempre por el cuerpo, el psiquismo y la sociedad. La liber-
Expliquémosla un poco más. Toda la educación de un tad es el poder que tiene el hombre, bien de alinearse (en
ser de la especie humana consiste en permitirse pasar del cuyo caso la persona se degrada a sí misma), o de asumir
estado de no hablante al de persona hablante capaz de nom- una historia a fin de hacerse más hombre. En eso radica la
brar a su entorno; de nombrarse a sí misma; de expresar sus persona ... algo que no hay que demostrar, sino que se pone
deseos y reconocer los de los demás; de defenderse; de de manifiesto a través de los hechos y exigencias de con-
hallar placer en comunicarse; de dejar su huella en el mun- ciencia moral. La verdadera libertad se acompaña con la
do mediante el trabajo; capaz, en fin, de la suprema forma verdadera responsabilidad y eso es precisamente lo que
de comunicación que es el amor. Ahora bien, tan dispares constituye la dignidad de la persona: ésta es responsable y
cualidades se van adquiriendo porque el niño se encuentra libre conforme se va desplegando en el mismo tiempo de
situado en un mundo donde se habla y donde él mismo una forma lenta.
aprende a hablar. Todo cuanto dice entre él y su entorno. La persona es singular, es decir, única en el mundo, y esta
El dicho de las palabras, pero también el dicho de los ges- singularidad es por su cuerpo, por ser singular su potencia
tos le va a permitir, poco a poco, decir y decirse a su vez. genética, y lo mismo cabe decir de su cerebro (en razón de
En efecto, el cigoto de la especie humana que llega a ser los circuitos peculiares entre las neuronas que van estable-
fecundado viene precedido de todo un universo de comuni- ciendo a medida que se producen los encuentros con las co-
cación. Sus progenitores se han comunicado (con amor o sin sas y las otras personas).
amor) a través del acto sexual que ha conducido a su con- Por su psiquismo, la trama de los deseos de cada persona
cepción. Desde el momento en que conocieron la existencia con su entorno, jamás es exactamente la misma que la de las
del embrión, eso cobró sentido, primero para ellos y luego demás personas.
para el entorno. Se ha hablado a propósito de ese ser que Por el ejercicio de su libertad y de su autonomía que le
comienza. Así, desde sus inicios, el fruto de la fecundación dan sentido a la vida; es decir, que en cada persona tiene
queda prendido en la red de la comunicación humana com- algo de increíble, de misterio, unidimensional, sagrada e in-
puesta, por supuesto, de relaciones biológicas, pero también violable.
de gestos y de palabras que expresan amor, miedo, repul- Con esta concepción del hombre y su naturaleza, es de-
sión, placer, alegría, esperanza, etc. Gestos y palabras que cir, de una antropología y una ontología, se facilitará el ha-
se esbozan y pronuncian en función de la cultura ambiental. blar de principios y de valores en general especificando el
Todo este diálogo en sus distintos componentes (biológicos, concepto de persona, que se entiende como el bien de la per-
gesticulares, afectivos, idiomáticos y culturales, etc.), hará sona y los derechos inherentes a ella. Por lo tanto, funda-
que el cigoto de la especie humana llegue a ser una persona mentaremos el comportamiento como médicos a priori, el
adulta, que puede ocupar plenamente un puesto en la socie- valor central de la persona como criterio para discernir entre
dad. lo que es técnicamente posible y lo que es moralmente lícito,
Con estos datos se puede elaborar una hipótesis sobre las reconociendo la sustancia del ser de la persona (ontológica-
procreaciones médicamente asistidas: en una inseminación mente) y la ley natural como un orden de la realidad con
artificial con donante, se disocia por completo, en el donan- base en los principios de: valor fundamental de la vida, de
te de esperma, la paternidad biológica de la paternidad cul- totalidad o principio terapéutico, de libertad con responsa-
tural. Por lo mismo podrá, al menos, originar en él y en el bilidad, de subsidariedad, sociabilidad, beneficencia, auto-
producto alguna alteración. Con este presupuesto, conven- nomía, justicia y otros.

REV SANID MILIT MEX 2004; 58(2): 88-91 90


Concepto de persona

Referencias 4. Spaemann R. ¿Todos los hombres son personas? Bioética. Madrid:


Ed. Riap; 1990, p. 67-75.
1. Sanabria JR. Filosofía del hombre (Antropología Filosófica). Méxi- 5. Gaspar P. Individualización genética y gemelación, la objeción
co: Ed. Porrúa, S.A.; 1987, p. 235-319. de los gemelos monocigóticos. Rev Medicina y Ética 1994; 5(4): 427-
2. Thévenot X. La Bioética. España: Ed. Mensajero; 1990, p. 63-74. 40.
3. Gevaert J. El Problema del hombre. Salamanca: Ed. Sígueme; 1993, 6. Jolivet R. Tratado de Filosofía. Tomo IV, Moral. Buenos Aires: Ed.
p. 153-86. Carlos Lohlé; 1959, p. 189-95.

REV SANID MILIT MEX 2004; 58(2): 88-91 91