Está en la página 1de 2

Caravaggio

Caravaggio fue un reconocido pintor italiano nacido en Milán que destacó en el


período del Barroco por su diferente estilo en sus obras, destacando en ellas la búsqueda de
la representación del realismo, algo que no se encontraba presente en el Renacimiento, y la
técnica del claroscuro. "Es de lo que hablan sus biógrafos, que no permitía que nadie posara
a la luz del día, que tenía luz que brillaba desde arriba. La usaba para capturar formas, crear
espacio y añadir drama a escenas cotidianas". (Treves, 2016, Beyond Caravaggio). Otro de
los aspectos por los cuales destacó fue por pintar a personas de la calle, cosa que no solía
hacerse normalmente, y su interés por plasmar en sus cuadros hasta los más mínimos
detalles, que realzaba aún más su ideal realista.

Además de estar constantemente en el foco público por su innegable talento, no


todo era color de rosas ya que también se le conocía por su constante participación en
peleas que se originaban en la ciudad, en donde en una de ellas le quitó la vida a un
hombre, Ranuccio Tomassoni, por lo que tuvo que huir de Roma y emprender rumbo a
Nápoles. En esta ciudad fue acogido y en ella realizó un par de sus pinturas más icónicas;
las siete obras de la misericordia, que reposa en la iglesia Pio Monte della Misericordia, y la
flagelación, que se halla en el Museo de Capodimonte.

Leyendo un poco más acerca de lo que fue su vida, a lo largo de los años se
evidencia que fue perfeccionando sus habilidades al momento de trabajar en los lienzos,
pero cuando estuvo en el exilio se puede notar cómo esto fue reforzándose y se ve a un
Caravaggio todavía más decidido en los trazos, estando él embargado por la depresión y la
angustia por cargar con la muerte de una persona y tener que huir de la ciudad que por
varios años lo había acogido. “[...] Ahora más que nunca, el entorno desaparece, las luces –
artificiales o sobrenaturales– guían la mirada del espectador. De ese modo, lo grandioso
sigue surgiendo de lo miserable. En este momento de desesperación personal, Caravaggio
se reafirma en su idea de que Dios es Luz, como ha intentado transmitir desde sus primeras
telas de carácter religioso. Y esa luz, estaba seguro, es capaz de brillar sobre las cosas
hermosas y sobre las que no valen nada, como él mismo”. (Juan Narbona, 2010, Nuestro
Tiempo).

No cabe dudas de que Caravaggio dejó tras su muerte un legado que difícilmente se
podrá borrar; marcó el inicio del Barroco en el ámbito artístico de manera drástica y siguió
sus ideales a pesar de contradecir a innumerables personas, y todavía después de más de
400 años de su muerte sigue estando en boca de la gente por su talento innato y
convicciones.
BIBLIOGRAFÍA

Sooke, Alastair. “Por qué el pintor italiano Caravaggio fue tan escandaloso en su
vida como en sus obras”. (2016). Disponible en http://www.bbc.com/mundo/vert-
cul-37753047. (Visitada el 27/06/2018).

Narbona, Juan. “Caravaggio, el pintor amado que se odió a sí mismo”. (2010).


Disponible en http://www.unav.es/nuestrotiempo/temas/caravaggio]. (Visitada el
28/06/2018).