Está en la página 1de 1

Estado y desarrollo humano, una sinergia necesaria

El desarrollo humano se fundamenta en un conjunto de ideas y teorías cuyo propósito es enfocar las
metas del proceso de desarrollo en las libertades reales de las personas y en contextos sociales
favorables a esas libertades. Si bien no existe una asociación explícita con teorías o ideologías políticas
específicas, hay una estrecha relación entre el tipo de Estado que rige una organización social dada y
los resultados en desarrollo humano. En este capítulo se discuten las características de esta relación y
se examina la función que el Estado puede cumplir en la promoción del desarrollo humano.

1. El enfoque de desarrollo humano

1.1 Funcionamientos, capacidades y agencia: El enfoque del desarrollo humano difiere de otros
enfoques de desarrollo en que enfatiza la importancia de las libertades, en contraste con las
realizaciones. Otra diferencia importante es el papel de las personas en el alcance de ese desarrollo
deseado. Mientras que otras perspectivas visualizan a las personas en un solo lado de la moneda
(medio o beneficiario), el desarrollo humano plantea a la persona como fin y también como agente del
proceso, mediante acciones tanto individuales como colectivas.

El paradigma surge como propuesta alterna a otros planteamientos que sugerían arreglos sociales
enfocados en maximizar los ingresos, el capital y los bienes mínimos que incrementan la utilidad
agregada. Al priorizar estos elementos, las políticas pueden crear distorsiones involuntarias. El criterio
de utilidad puede obscurecer la capacidad de discernir si la persona se ha basado en preferencias
adaptativas y ha aceptado su calidad de vida como una condición inherente

La vida humana puede considerarse expresada en un conjunto de funcionamientos, es decir, un


conjunto de estados y acciones, todo lo que las personas son y hacen. Se ha propuesto el término
«capacidad» (capability) como el conjunto de funcionamientos posibles dentro de los cuales una
persona es capaz de optar. El conjunto de capacidad refleja la libertad de la persona para llevar un tipo
de vida u otro.

El concepto de desarrollo humano

El concepto de desarrollo humano ha variado con el transcurso de los años y se ha enriquecido con
aportes que han contribuido a precisarlo. En el marco de la elaboración del Informe mundial de
desarrollo humano 2010, Sabina Alkire propone la siguiente definición: «El desarrollo humano tiene
como propósito ampliar las libertades reales de las personas para que sean y hagan lo que valoran y
tienen razón para valorar. En la práctica, también empodera a las personas para que participen
activamente en el desarrollo en un planeta compartido. Se centra en las personas. En todos los niveles
de desarrollo, el desarrollo humano se enfoca en las libertades esenciales: vivir una vida prolongada y
saludable, adquirir conocimientos, disfrutar de un digno estándar de vida y edificar su propio destino.
Estas libertades, valoradas en sí mismas por muchas personas, también constituyen medios para otras
oportunidades.»

Alkire, S. (2010). Traducción propia del inglés. Extracto de: Informe Nacional de desarrollo humano
2009/2010 PNUD