Está en la página 1de 3

Lección 28: el principio de caridad en la

interpretación argumentativa

Realizado por Luis A. Malavé Naime. Profesor y fundador de la Academia


de Argumentación y Derecho.

. . .

El principio de caridad en la reconstrucción de argumentos puede


resumirse en la siguiente máxima:

Entre varias interpretaciones razonables del


argumento expresado por un tercero, presume que lo
que quiso expresar coincide con la mejor
interpretación que puedes hacer de su argumento.

Con “mejor interpretación” se quiere decir, en términos generales,


aquella interpretación del argumento que lo hace más difícil de rebatir,
aquella en la que el argumento está mejor fundamentado y con
premisas más aceptables y relevantes.

Pero nota que el principio solo aplica con respecto a interpretaciones


razonables, es decir, debe haber un filtro previo de lo que
plausiblemente quiso decir el argumentante. De lo contrario, si damos
la mejor interpretación posible del argumento sin tomar en cuenta lo
que quiso decir el argumentante, pudiéramos estar construyendo un
argumento totalmente nuevo, un argumento ni siquiera pensado por
aquél.

En algunos casos existe más de una buena interpretación de un


argumento. Cuando haya más de una buena interpretación
razonable, lo recomendable es tomar en consideración todas esas
interpretaciones.

¿Por qué debemos cumplir con el principio


caritativo?
Desde el de vista del analista (que no es una de las
partes de la discusión):
(1) Evita que el analista sea tachado u objetado por llevar a cabo una
interpretación sesgada;

(2) Evita que el argumentante señale que el analista está tergiversando


su argumento.

(3) Se supone que en las discusiones que buscan la verdad, la justicia o


lo preferible el análisis tiene que hacer énfasis en los argumentos de
alta calidad: se presume que las partes intentan conseguir los mejores
argumentos posibles.

Para los argumentantes:


(1) Si se busca la verdad, la justicia, lo preferible, se supone que para
los argumentantes es mejor subir la calidad de argumentos y contra-
argumentos; no centrarse en ganar, sino en resolver la diferencia de
opinión de manera cooperativa.

(2) Centrarse en la mejor interpretación posible de los argumentos


rivales ayuda a mejorar los argumentos propios.

(3) Es más plausible (aunque no siempre es así) que si se puede objetar


la mejor interpretación de un argumento, también se pueda objetar una
peor interpretación del mismo. En cambio, lo contrario no sucede.

. . .

Realizado por Luis A. Malavé Naime. Profesor y fundador de la Academia


de Argumentación y Derecho.

. . .
Enlaces a esta lección en:

Lectura: principio de caridad en la


reconstrucción

Interpreta y analiza en detalle, y de manera


sistemática, la estructura de argumentos en …
argumentacionyderecho.teachable.com

Enlace a otros cursos de la Academia:


https://argumentacionyderecho.teachable.com